You are on page 1of 8

Documento anexo con el detalle de las propuestas de reforma del

manifiesto “Socialismo es libertad”
Empleo y mercado de trabajo
El nivel de desempleo en nuestro país hace tiempo que dejó de ser dramático. Las cifras
ya son catastróficas. Por eso la prioridad absoluta del PSOE ha de ser reducir de forma
inmediata la cantidad de personas sin empleo. e este modo no sólo ayudaremos a los
ciudadanos a vivir di!namente" sino que aumentaremos los in!resos fiscales del Estado y
además podremos reorientar las prioridades del !asto social a otro tipo de partidas que
han sufrido injustos recortes en los #ltimos a$os.
ebemos abanderar reformas valientes% cambios en la le!islación laboral para acabar con
la dualidad laboral entre contratos indefinidos y temporales que afecta sobre todo a los
más jóvenes" aumentar nuestra productividad" !anar en se!uridad jurídica y avan&ar en la
protección del desempleo. Para ello" el PSOE debería proponer el contrato #nico.
Sabemos que una reforma del mercado laboral por sí misma no hará que el empleo en
Espa$a vuelva a crecer en el corto pla&o" al menos hasta que haya pasado la recesión
económica en la que a#n estamos. Pero una propuesta de contrato #nico que ofrece la
misma protección media contra el despido que el sistema actual pero que miti!ue la
dualidad" combinado con otras reformas" deberá sentar la bases para que la economía y el
empleo vuelvan a crecer en el medio pla&o y dejemos de considerar normales tasas de
paro que oscilan entre el '() y el (*). El sistema de contrato #nico con indemni&ación
por despido creciente es un modelo más justo" que defiende la i!ualdad de oportunidades
y que no discrimina a los más vulnerables" particularmente a los jóvenes" en sus
condiciones laborales.
En un futuro al!o más lejano" con una economía del sector privado y del sector p#blico
más saneada" la fle+ise!uridad ,alto se!uro de desempleo combinada con más y mejor
formación del trabajador desempleado-" si!uiendo el modelo de inamarca" debe ser la
solución al problema del paro estructural en nuestro país.
ebemos mejorar la formación de los trabajadores" tanto de los que están en activo como
de los desempleados. .avorecer la vuelta al sistema educativo de las personas
desempleadas que sólo tienen el /raduado" orientándolos a la formación profesional
básica o el bachillerato es imprescindible. 0ay que estimular especialmente que los
desempleados que no tienen el /raduado en ense$an&as básicas lo obten!an cuanto
antes.
Esta concepción nos debe hacer virar el objetivo de !asto presupuestario contra el
desempleo" haciendo que las políticas activas de empleo ten!an cada ve& mayor peso. Es
mucho más efectivo a medio y lar!o pla&o invertir recursos p#blicos e incentivar la
inversión de las empresas en la formación continua efica& y en políticas activas de
recolocación de nuestros desempleados para lo!rar una rápida reincorporación al mercado
de trabajo que el actual modelo de prestación por desempleo que en poco ayudan a la
motivación para la reinserción laboral. ebemos plantear este cambio de modelo que
acompa$ado al contrato #nico y al concepto de fle+ise!uridad" doten a la economía de la
eficiencia en el mercado de trabajo que tanto necesitamos.
Es conveniente una reformulación de los modelos de ne!ociación laboral en Espa$a"
donde los convenios en el ámbito de empresa" fuera del ámbito de las P12ES" ten!an
preferencia sobre los sectoriales" que sólo deberían e+istir a nivel estatal.
3reemos firmemente que la e+periencia positiva de la co!estión o 42itbestimmun!5 en
6lemania es perfectamente aplicable en nuestro país. 6llí los trabajadores de las empresas
con más de 7** empleados poseen un tercio de los asientos en el 3onsejo de Supervisión"
el equivalente al 3onsejo de 6dministración8 en las empresas con más de dos mil
trabajadores la representación en dicho consejo es paritaria. icha ley fue aprobada en
'9:;" como ampliación de una anterior" bajo el !obierno del socialdemócrata 0elmut
Schmidt que se encontraba en una coalición con el .P.
Fiscalidad
6unque reconocemos que la mejor forma de redistribuir renta es mediante !asto social"
no debemos olvidarnos de la necesidad de obtener in!resos para financiarlo. 6sí" cuando
a#n estamos en crisis económica" se hace necesaria una reforma profunda del sistema
tributario espa$ol que nos ayude en el ahora y nos prepare para una mejor y más rápida
recuperación económica.
Es necesaria una reducción de tipos impositivos en la imposición directa ,tanto para
personas físicas como jurídicas" completado con una subida de los mínimos e+entos de
tributación" una rebaja de la fiscalidad del ahorro y con una eliminación casi total de las
des!ravaciones fiscales. En definitiva" una !estión más sencilla de estos impuestos que
además acercará el tipo le!al al efectivo incrementando la recaudación. <odo ello
completado con la eliminación del =mpuesto del Patrimonio" altamente injusto e
ineficiente. 6demás planteamos que es necesario !ravar especialmente aquellas
actividades que !eneran e+ternalidades ne!ativas" como la contaminación" consumo de
sustancias nocivas para la salud etc.
6ctualmente hasta el '">) de la tributación personal anual de cada contribuyente se
dedica a financiar subvenciones a entidades que hacen una importantísima labor social y
para aportaciones a sólo una confesión reli!iosa. Para !anar en transparencia" las
subvenciones deben ser siempre a pro!ramas concretos y con el control p#blico preciso.
6demás pretendemos recuperar en el PSOE la idea de impuesto eclesiástico" que es el
modelo vi!ente en 6lemania y en los países escandinavos" en el que cada contribuyente
miembro de una confesión reli!iosa" suma la aportación anual a su i!lesia al monto total
de pa!o por =?P." no se detrae un porcentaje del mismo" como en el modelo actual.
Para mejorar la redistribución de la rique&a proponemos la implantación en Espa$a de un
@impuesto ne!ativoA sobre las rentas del trabajo. Esta medida fiscal posibilita que todo
ciudadano" por el mero hecho de estar trabajando" ten!a derecho a la transferencia de
una determinada cantidad de dinero p#blico" que se reduciría pro!resivamente cuanto
mayor sea su sueldo. Es un primer paso para crear una renta básica de ciudadanía" pero
incentivando la participación en el mercado laboral. e esta forma estimulamos tambiBn el
trabajo le!al y luchamos contra la economía sumer!ida.
1 es que debemos como país reali&ar una lucha sin cuartel contra el fraude fiscal y en
materia de se!uridad social" mediante la mejora de la normativa" el aumento de medios
humanos y materiales para la inspección" la eliminación de rincones oscuros de fiscalidad
como la tributación por módulos ,que además !enera ventajas fiscales injustas respecto a
la tributación directa- y una rebaja sustancial de la economía sumer!ida.
6nali&ando la crisis espa$ola observamos que una de las causas ha sido el e+cesivo
endeudamiento privado y el ries!o asumido por los bancos en ello. Para dificultar que esto
vuelva a ocurrir proponemos la creación de un impuesto sobre la deuda bancaria que
penalice más a los bancos que act#en de manera irresponsable" penali&ando dicho
comportamiento y desincentivando el endeudamiento e+cesivo que deriva en crisis de
deuda como en la que estamos actualmente.
Estas reformas que proponemos se asientan en una idea básica% debemos tener una
política fiscal estable. Los pro!ramas de bienestar social deben sostenerse en el lar!o
pla&o y deberían verse poco afectados por los cambios políticos y las situaciones
económicas coyunturales. Para ello sería importante constituir un 3onsejo de Política .iscal
de carácter independiente entre cuyos cometidos se encuentre el evaluar las previsiones
económicas del /obierno que como se ha demostrado históricamente" suelen ser más
optimistas de lo que demuestran los hechos.
Pero no debemos quedarnos sólo en el tema de la fiscalidad a nivel estatal. eberíamos
dar un verdadero avance en el camino a un federalismo fiscal para toda Espa$a y a una
autBntica autonomía fiscal municipal. Sin perder la solidaridad" las 3omunidades
6utónomas y las corporaciones locales deben de ser responsables de recaudar por ellas
mismas la mayoría del !asto p#blico que !eneran. Esto debe completarse con una
clarificación competencial para evitar duplicidades entre 6dministraciones que son
ineficientes y perjudican a los ciudadanos. El 3onsejo de Política .iscal al que nos
referimos anteriormente" aplicando principios de eficacia y eficiencia" podría sentar las
bases de una reordenación competencial que debe ser previa a la reforma de la fiscalidad
autonómica y local.
Economía
El principal problema que amena&a el futuro económico de nuestro sector p#blico y"
consecuentemente" a todo nuestro país" es el e+cesivo peso de nuestra euda P#blica
sobre el conjunto del P=C. Decesitamos estimular el crecimiento económico para que esa
ratio tan peli!rosa se rebaje. En este estímulo" el Estado tiene mucho que decir" sobre
todo en momentos de crisis como el actual.
Pero tambiBn en cualquier parte del ciclo con políticas p#blicas que fomenten nuestra
competitividad como con una red de transportes p#blica más amplia y más eficiente
,donde el desarrollo p#blico de una mejor red de transporte ferroviario por mercancías"
una racionali&ación de la red de alta velocidad y una adaptación !eneral al ancho E=3
deben ser los objetivos prioritarios-" incluyendo la liberali&ación en el acceso a la red por
parte de operadores privados.
En el ámbito del transporte urbano" las subvenciones para apoyar la renovación de la flota
privada de vehículos conviven con una pro!resiva reducción de los subsidios al transporte
p#blico. El Estado está fomentando el uso de vehículo privado" con la saturación de tráfico
consi!uiente" mientras aumenta los precios del transporte p#blico. 2adrid es el
paradi!ma de este fracasado modelo de movilidad. esde el Estado se debería invertir
esta tendencia actual fomentando modelos con más participación del transporte p#blico"
planteándose crear tasas de con!estión para las &onas con mayor tráfico rodado.
Ena de las medidas más positivas para un mayor crecimiento del P=C sería una amplia
liberali&ación del sector del comercio ,horarios comerciales etc.-" eliminación de mercados
cautivos donde la competencia no e+iste o está muy restrin!ida" simplificación de trámites
burocráticos ,en especial los requeridos para constituir una empresa- y otras reformas
paralelas para aumentar el nivel de competencia y apertura económica.
ebemos ser capaces de anali&ar nuestras potencialidades y los !randes recursos
humanos !enerados estos a$os atrás por las políticas de educación aplicadas
anteriormente por /obiernos Socialistas y ser capaces de fomentar y retener el talento. La
investi!ación y el desarrollo son pilares del crecimiento a lar!o pla&o de nuestro país. Ena
=FFi tanto en ciencias teóricas como en aplicadas" que pueden repercutir en el estado
de la tecnolo!ía de nuestras empresas a un menor pla&o. Esto sólo se conse!uirá con el
fomento p#blico de la =FFi y su capacidad de estímulo de la colaboración de los
institutos de investi!ación de todos los ámbitos con las empresas y las fuentes de
inversión.
3onviene recordar que una economía de libre mercado no funciona donde a#n act#an
sectores oli!opolistas" donde su poder de fijación de precios es ineficiente para los
consumidores. La re!ulación de la competencia debe ser un eje fundamental del Estado"
precisamente para corre!ir estas ineficiencias. Esto implica no sólo la creación de a!encias
estatales" sino la vertebración de unas medidas políticas de corte transversal que impidan
que los monopolios y oli!opolios si!an causando da$os a la economía en su conjunto.
Eno de los sectores donde la libre concurrencia es bastante mejorable es el de la ener!ía.
Es necesario de una ve& por todas ajustar" una ve& reali&ada una necesaria auditoría
independiente" el coste de la ener!ía elBctrica a su valor real ,con el sistema actual de
dBficit de tarifa estamos subvencionando p#blicamente a !randes consumidores privados
con rentas altas" creando incentivos al sobreconsumo elBctrico-" acompa$ado de un bono
social para prote!er a los ciudadanos con menos recursos. efendemos un apoyo p#blico
a la G!eneración distribuida@ de ener!ía renovable mediante la eliminación de barreras a la
competencia.
Administración pública
Es precisa una reforma profunda de la 6dministración P#blica y las normas que la ri!en.
ebemos e+tender a todos los niveles la profesionali&ación de la actividad de las
administraciones" con la eliminación de car!os de desi!nación política por debajo del
se!undo nivel ,irectores /enerales-. 0ay que mejorar la !estión con criterios de
eficiencia" reformando en profundidad los mBtodos de selección de personal del sector
p#blico para !aranti&ar de forma real los principios de mBrito y capacidad en el acceso al
empleo p#blico. La transparencia en Bste ámbito se antoja fundamental.
ebemos superar tambiBn el concepto actual de funcionario. En aquellos puestos que no
justifican una sobreprotección especial para ejercer su función con independencia del
poder político" el empleado p#blico debe tener un contrato laboral asimilable al de la
empresa privada. La protección del funcionariado tiene sentido para los puestos que sirven
de contrapoder a los car!os electos8 los políticos" a su ve&" no deben tener ni poder ni
capacidad de influencia en la contratación" despido" promoción o recolocación de
empleados p#blicos. 6sí" proponemos la aplicación de lo que en ?eino Enido llaman
4public service bar!ain5% los políticos deben perder la capacidad de despedir y recolocar
funcionarios y los funcionarios de medioHalto nivel renunciar a tener una carrera política.
Este sistema dificulta el uso partidista de las instituciones por parte del partido en el
/obierno y favorece la eficiencia de las administraciones" pues para ascender en la carrera
funcionarial se han de se!uir criterios #nicamente relacionados con el mBrito y la
capacidad.
0ay que introducir mejoras en la !estión de los servicios p#blicos para que puedan se!uir
siendo !ratuitos" universales y financiados de forma equitativa por el sistema tributario. El
Estado sólo debe prestarlos en rB!imen de monopolio si es la forma más eficiente de
hacerlo.
Políticas de iualdad de oportunidades!
ebemos reali&ar en Espa$a un avance decisivo en i!ualdad de oportunidades. Esta debe
ser una de las se$as de identidad del PSOE" al!o que nos diferencia de otras fuer&as
políticas. Para ello es necesario tomar una serie de medidas en ámbitos como la educación
o la conciliación de la vida familiar y laboral.
La educación es una palanca fundamental en la i!ualdad de oportunidades que
defendemos. =nvertir dinero p#blico en educación infantil" primaria y secundaria ,en
centros p#blicos ya que el modelo de conciertos carece hoy del sentido económico con el
que nacieron- sirve para aumentar la movilidad social y reducir las desi!ualdades.
Pero ahondando en la i!ualdad de oportunidades" se hace necesaria más educación
re!lada para los ni$os" en especial en educación infantil y primaria. Es decir" más horas en
la escuela ,no sólo para educación re!lada" sino tambiBn para hacer tareas y practicar
deporteIjue!o- y durante más semanas al a$o. Las tardes libres y las vacaciones lar!as de
verano son re!resivas" perjudicando" por lo !eneral" a los escolares de familia con renta
más baja.
Es necesaria tambiBn una apuesta decida por mejorar la calidad del profesorado" con
incentivos para los mejores maestros" formación continua y pro!ramas de evaluación.
Para ello es necesario aumentar la autonomía e independencia de los centros en la
selección de profesores.
Pensando en el futuro" es imprescindible !enerali&ar la ense$an&a bilin!Je castellanoH
in!lBs ,trilin!Je en las 3366 con len!ua propia oficial- para todos los ni$os a medio pla&o"
desde el comien&o de la educación re!lada. La ense$an&a del se!undo idioma e+tranjero
no debería demorar el inicio de su estudio más allá del comien&o de la educación primaria8
un idioma adicional ,una len!ua autonómica u otro idioma e+tranjero- desde la
secundaria.
Pensamos tambiBn que es necesaria una reforma inte!ral de la universidad p#blica" en
especial de su financiación. El sistema actual de precios p#blicos subvencionados que
apenas suponen una cuarta parte del coste real de las pla&as" complementado con un
sistema de becas para las rentas más bajas no es ni eficiente ni justo. Por ello
proponemos instaurar un modelo de pa!o diferido de los estudios superiores% el
estudiante no pa!a la matrícula en el momento de cursar sus estudios" sino como un
porcentaje fijo de su salario" una ve& !raduado" durante '*H'7 a$os.
0ay que fomentar las políticas p#blicas que !aranti&an compatibili&ar la maternidad con el
desarrollo de una carrera profesional para la mujer. Pero no sólo durante los meses
inmediatos al parto sino durante todo el periodo de la infancia donde las madres sacrifican
la carrera o la maternidad y que que producen bajas tasas de natalidad y de i!ualdad de
la mujer. Estamos hablando" por ejemplo" de pla&as p#blicas de !uardería y ense$an&a de
* a K a$os como derecho universal. Estas políticas de ayuda a la conciliación laboral no
sólo van en beneficio de la i!ualdad de oportunidades" en este caso entre hombres y
mujeres" sino que ayudan a incrementar el índice de natalidad y por tanto al
sostenimiento futuro de nuestro sistema p#blico de pensiones.
Estado del "ienestar
<ambiBn como un pro!rama básico en beneficio de una mayor i!ualdad de oportunidades"
es necesario invertir más dinero p#blico en la lucha contra la pobre&a y la mar!inación.
esde el ámbito p#blico deberíamos ser capaces de ayudar a mejorar la vida de los que
más lo necesitan en sus necesidades más básicas. La importante labor que hoy reali&an
muchas OD/s en este ámbito no debiera ser un impedimento para que el Estado act#e
directamente.
Para afrontar el reto que supone el cambio demo!ráfico en nuestro país sería necesaria
continuar el camino reformista del sistema p#blico de pensiones" iniciado en la #ltima
le!islatura del /obierno de ?odrí!ue& Lapatero. e esta forma !aranti&aremos la
supervivencia del sistema de reparto que funciona en Espa$a. La reforma reali&ada en
Suecia hace un par de dBcadas ,donde i!ualaron contribuciones y prestaciones"
ase!urando en lo posible el equilibrio financiero del modelo de reparto- es un sistema que
podríamos adaptar" con nuestras peculiaridades" a Espa$a.
Memos con preocupación como la atención sanitaria !ratuita ha dejado de ser universal en
Espa$a. Ena Sanidad p#blica en nuestro país" que es una de las más efectivas de nuestro
entorno y con un !asto p#blico sobre el P=C bastante modesto" no puede dejar a una
parte de la población sin atención con la e+cusa de reali&ar recortes presupuestarios en un
conte+to de crisis. 6sí que volver a una Sanidad de acceso universal debe ser la medida
más ur!ente a implementar en este campo. Pero esto no si!nifica una posición
acomodaticia" ya que pensamos que e+iste un !ran mar!en para mejorar la !estión
p#blica de nuestro sistema" sobre todo en relación a su coste" las cuales siempre serán en
beneficio del paciente.
6demás" el cuarto pilar del Estado del Cienestar del que nos dotamos la #ltima ve& que
asumimos el /obierno de Espa$a" las ayudas a la dependencia" debe volver a cobrar la
importancia con la que se implementó. Es una política de !asto p#blico de redistribución
real de renta y que además retorna a la sociedad como una fuente importante de puestos
de trabajo.