You are on page 1of 28

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL

FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS

INTRODUCCION AL DERECHO LABORAL

INTEGRANTES:
 ALVARADO TOMALA ANDREA ESTEFANIA
 ANCHUNDIA CHILAN MARIUXI ISABEL
 BAQUE PÉREZ JENIFFER ALEXANDRA
 CHAFLA QUISHPE CARMEN ROCIO
 SANDOVAL MURILLO NATHALI JARITZA
 TAPIA BACULIMA ROCIO ANDREA
 TUBAY GUTIERREZ ALEX ANDRES

ASIGNATURA: Derecho laboral II
PROFESOR: Abg. Jorge Cedeño León

CURSO: 2-33

CARRERA: CONTADOR PÚBLICO AUTORIZADO

EL DERECHO LABORAL
EL TRABAJO HUMANO Y SU EVOLUCION
En la época greco-romana se contraponen dos puntos de vista del trabajo artesanal o
manual.
En una primera etapa, tanto en Grecia como en Roma, honran y elogian el trabajo
artesanal realizado por los hombres. Numerosos autores de aquella época escriben
elogiando esta actividad. A medida que Grecia y Roma expanden su imperio e introducen
la esclavitud, empieza a cambiar el pensamiento de los autores y dan lugar al rechazo por
parte de las clases pudientes del trabajo manual. Por el contrario el ocio se revaloriza y se
toma como elemento significativo de una vida moral, digna…
Así pues se radicalizan dos clases, los libres y esclavos o patriarcas y plebeyos.

El trabajo forzoso. Esclavos y Libertos.
La esclavitud, es permanente en toda la época antigua y juega un papel importante pues
con ella se inician las primeras concepciones de dominante y dominado. El dominus
pertenecerá a las clases pudientes, sometiendo al esclavo a realizar cualquier trabajo sin
ser recompensado y obteniendo el dominus todo el beneficio de este. El dominus era
dueño del esclavo y de su desempeño, tratando al esclavo como un mero objeto. Este
dominio llega incluso a que el propio esclavo fuera “arrendado” a otros sujetos, por medio
de una contraprestación económica, recaudada por el dominus. Existían los libertos, los
cuales a pesar de no ser esclavos puros, ya que obtenían la “libertad”, realizaban una serie
de deberes al patrono en muestra de gratitud por la libertad concebida. De igual forma el
patrono podía prestar al liberto y su deuda personal a otro sujeto a cambio de una
contraprestación.

El trabajo de los hombres libres en Roma. Marco jurídico.
En la edad antigua la unidad de trabajo era la familia, donde los hijos trabajaban bajo las
órdenes del padre sin compensación alguna, por lo que no existía ningún tipo de relación
laboral al no haber ajenidad, remuneración… Con el surgimiento de los esclavos libres y el
aumento de la población, la familia como núcleo de trabajo queda insuficiente para la
demanda de trabajo, sobre todo por parte de libertos, y así buscaron otras alternativas
laborales regidas por otro tipo de relación contractual; principalmente por medio de
contrato de arrendamiento de servicios. El trabajador se obligaba a realizar una prestación
de servicios por cuenta de un patrono a cambio de una remuneración. Esta labor no
estaba fijada con antelación por lo que este podía realizar multitud de labores. Aquí
podemos señalar que aunque existe similitud con el actual contrato de trabajo, no
engloba todos los criterios de este. También existían otras situaciones contractuales, en
las cuales una persona contrataba la realización de una obra o el resultado de un trabajo
realizado por un tercero, a cambio de una remuneración. Este tipo de contrato de trabajo
tenía dos características:
- La obra se realiza con los materiales suministrados por el contratista.
Lo contratado era la operación terminada, no el desarrollo de la misma. Normalmente en
este tipo de relaciones contractuales era el empleo frecuente de mercenarios, es decir, de
asalariados. En el caso de arrendamiento de servicios se encontraba la figura del mandato;
Una persona se comprometía a realizar un encargo a favor de otra.
Otra figura importante en aquella época eran los llamados “collegio officium”, en donde
trabajadores, libertos y pequeños empresarios se reunían por perfiles y especialidades
profesionales con fines asistenciales. Se dividen en tres grandes grupos:
Colegios de artesanos.
Colegios de artistas.
Colegios de comerciantes.
Más tarde estas asociaciones colectivas se desvían de la finalidad primaria y desarrollan
una actividad política, así como un desarrollo reglamentario para su activad laboral.

El Derecho Laboral ha tenido variadas derivaciones, muchas de estas con estudios
circunstancialmente profundos emparentados estrechamente a su lugar de origen. Lo
cierto es que no puede ser de otra manera, considerando la multiplicidad de
interpretaciones sobre las relaciones empleado-empleador y sus consecuencias para el
derecho, como sobre el nacimiento y la existencia de los sindicatos y de todos estos
actores relacionados con el Estado. De manera que la circunstancia original, y punto
comúnmente uniforme en las principales legislaciones laborales es el momento que
separa al trabajo –como circunstancia- con las peculiaridades de otras actividades
distintas.
Entonces debemos empezar por decir que la palabra trabajo proviene del latín trabis, que
significa traba, dificultad, impedimento corporal que merece esfuerzo para alcanzar la
realización de un propósito. Luego esta actividad identificada con claridad se accede en
mérito del esfuerzo invertido, como decíamos, y por esto ésta tiene una valoración real en
dinero o en bienes con la que se compensa. De manera tal que de esta definición, muy
genérica ciertamente, nace la hecho original que primitivamente se identifica con la
necesidad real de subsistencia individual, y luego familiar expresada a través de la
obtención de un salario.
Es así como actualmente, y bajo las regulaciones de la sociedad políticamente organizada
a través del Estado, se conoce a este derecho, en términos de MARTÍNEZ VIVOT-POZZO,
como “(…) un conjunto de principios y normas que rigen las relaciones de trabajo
subordinado y retribuido entre empleadores y empleados, sean estas relaciones de
carácter individual o colectivo”.

EL TRABAJO EN LA EDAD MEDIA
En esta etapa se rompen los esquemas de la edad antigua y aparecen nuevas formas
laborales.
El trabajo forzoso. La servidumbre. Aunque en este periodo desaparece la esclavitud,
aparece otra figura similar a la ya conocida, y es la servidumbre. Sigue teniendo los rasgos
de dependencia, sublimación del patrono etc.
El trabajo libre. La organización gremial
Las organizaciones gremiales son el contrapunto del trabajo-forzoso existente en la Edad
Media. Los gremios eran asociaciones de artesanos pertenecientes a un mismo oficio,
cuya finalidad era reglamentar sus actividades en régimen de monopolio para hacer frente
a terceros. El gremio tenía varias ocupaciones reglamentarias, desde desarrollar y
reglamentar aquellos aspectos técnicos (técnicas de fabricación) como jurídicos (salarios,
jornadas).
El gremio se estructuraba en tres categorías profesionales: Aprendiz, oficial y maestro.
El aprendiz era el escalón más bajo de la cúspide y el cual iba adquiriendo prestigio con el
paso de los años. En la cúspide se encontraba el maestro, el cual supervisaba todo el
trabajo realizado por las demás subcategorías. La categoría de maestro solo se accedía por
medio de un examen teórico-práctico, el cual cada año iba siendo más complejo, y poco
democrático. Estos y otros acontecimientos, como la falta de adaptación a los cambios,
hicieron que las organizaciones gremiales fueran desapareciendo paulatinamente.

EL TRABAJO EN LA EDAD MODERNA
En esta etapa el acontecimiento principal es que desaparece el trabajo forzoso en Europa,
pero con la colonización americana, este exceso aparece escondido bajo otras
denominaciones como resguardo, mita, que no hacían otra cosa que subordinar a los
indígenas como años atrás lo habían sufrido los europeos.

LA REVOLUCION INDUSTRIAL Y LA APARICION DEL DERECHO DEL TRABAJO
Con la llegada de la revolución industrial, nace un nuevo concepto de relación laboral.
Factores dominantes y desencadenantes.
Se da una concentración de todos los trabajadores en un mismo lugar, las fábricas, donde
se empieza a manifestar el control por parte del empresario. Debido al surgimiento de la
fábrica, aparece un proceso de división y especialización del trabajo. Esta división del
trabajo se ve apoyada por las filosofías organizativas de Taylor y H.Ford.
Se ve un éxodo rural, artesanos y campesinos huyen hacia la ciudad buscando una nueva
salida ocupacional. Debido a esto, hay un desequilibrio entre oferta y demanda en la cual
solo el empresario es el beneficiario, pues aprovecha esta situación para ofrecer
degradantes condiciones laborales a los que venían suplicando un puesto de trabajo.
Este nuevo acontecimiento, de proletarización, dio lugar al derecho del trabajo.
Otro factor también decisivo y de índole ideológica es el surgimiento del liberalismo,
donde el Estado se establece como órgano de garantía para la igualdad de los ciudadanos
ante la ley. El mercado se rige por la oferta y la demanda, en donde el Estado no debe
intervenir. Los contratos son establecidos en virtud de las propias partes, trabajador y
empresario, estableciendo las condiciones del trabajo, conforme a su propia igualdad y
libertad.
Cuestión social, Movimiento obrero y surgimiento de la Legislación Laboral.
La revolución industrial no fue, como se cree, una época de opresión y de explotación
inmisericorde de los pobres, fue su salvación de la hambruna, la miseria y el atraso. De
qué otra forma puede explicarse la masiva migración que hubo del campo a las zonas
industriales, las colas para la obtención de empleos en las fábricas. Esas conductas, esas
preferencias reveladas, nos indican que quienes supuestamente fueron las víctimas de la
revolución industrial, fueron en realidad sus beneficiarios. Nadie forzó a los campesinos a
migrar a las zonas industriales, nadie los forzó a trabajar en las fábricas, lo hicieron porque
consideraron que sus condiciones de vida en los campos eran peores que en las fábricas.
La industria generaba beneficios, pero estos no eran usados para mejorar el bienestar de
los trabajadores. Las condiciones eran cada vez más paupérrimas y las clases sociales no
quedaron paradas ante esta situación y dieron lugar a las primeras reacciones contra las
maquinas, consideradas como las culpables de su situación.
Se plantea en estos acontecimientos “la cuestión social” que paso de un plano individual a
uno colectivo. Ahora las reacciones y manifestaciones van en contra de los privilegios
ostentados por los patronos, son los llamados movimiento obrero y movimiento sindical,
que nace para defender los intereses colectivos de los trabajadores. Puntos clave del móv.
Sindical son las huelgas y la negociación como medios de solución del conflicto.
Un papel no menos importante lo realiza el Estado, que aunque en sus inicios es reacio
antes estos movimientos acaba introduciendo normas destinadas a limitar el abuso de los
empresarios sobre las condiciones laborales, sobre todo el abuso de mujeres y niños.
Más tarde el campo de las leyes de contenido social se expande e introducen las bases de
todas aquellos aspectos que abarca las relaciones laborales, tales como Seguridad Social,
Tribunales sociales etc.

Surgimiento del principio tuitivo del Estado
Durante el siglo XIX fueron naciendo diversas corrientes que desde ángulos distintos
exigieron la intervención del Estado en defensa de los trabajadores, como las escuelas
intervencionistas y las escuelas socialistas.
Las escuelas intervencionistas quieren que el Estado proteja, por medio de una política
adecuada, a las clases sociales y culturales perjudicadas con la libre distribución de la
riqueza.
El socialismo, particularmente en su desarrollo formulado por Karl Marx, procuraba
sustituir la estructura capitalista por un régimen en que no existiera la propiedad privada
de los medios de producción ni la explotación por unos seres humanos de la fuerza de
trabajo de otros. El objeto del socialismo es la emancipación de los proletarios por obra
revolucionaria de los mismos proletarios.
La Iglesia católica adoptó inicialmente, durante mucho tiempo, una actitud de condena
sistemática de todas las tendencias que pretendían imponer límites a la libre explotación
del trabajo ajeno. Su evolución solo comenzó a fines del siglo XIX. Lo que hoy se conoce
como "doctrina social de la Iglesia" tuvo sus principales jalones son las Encíclicas Rerum
Novarum (1891), Quadragesimo Anno (1931), Mater et Magistra (1961) y Laborem
exercens (1981). La Rerum Novarum abogó por la reglamentación de las horas de trabajo,
del trabajo femenino y de menores. Asimismo condenó la fijación de un salario
insuficiente, declarando un deber de estricta justicia del patrón pagar al asalariado una
remuneración que le permita vivir en condiciones humanas. Las otras encíclicas
complementaron y ampliaron la primera.

El sistema jurídico del Trabajo
El trabajador que presta sus servicios subordinadamente ha pasado de ser un esclavo en la
Edad antigua, un siervo de la Edad Media (conocido también como el siervo de la gleba), a
un sujeto con derechos y libertades en la actualidad. El Derecho ha venido a regular
condiciones mínimas necesarias para una estabilidad social.
El surgimiento de las primeras leyes laborales data desde la segunda mitad del siglo XIX, y
más tardíamente en unos países que en otros. En 1919, con el Tratado de Versalles que
puso fin a la primera guerra mundial, el derecho del trabajo adquiere respaldo
internacional plasmado en la creación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Hay definiciones filosóficas, económicas y físicas del trabajo. No obstante, para el Derecho
laboral lo que importa es que rige el trabajo subordinado. La actividad del médico
independiente o del artista, u otros profesionales independientes, están fuera del interés
del Derecho laboral. Donde cese la subordinación, cesa la aplicación del derecho laboral.
Actualmente se han excluido de su empleo en el léxico jurídico-laboral términos
anacrónicos referidos a "obreros" o "patrones", que marcan líneas ideológicas. Por otro
lado, no resulta del todo adecuado denominar empresario al empleador. Se reserva esta
última expresión a quienes han montado una empresa, y que puede tener o no
trabajadores en relación de dependencia, por lo que resulta equívoca para hacerla un
elemento determinante de la relación de trabajo.

ANTECEDENTES EN EL ECUADOR
El territorio del ecuador al convertirse en colonia del reino español fue sujeto a un sin
número de abusos de su población puesto que los conquistadores en su afán de lucro no
respetaron los bienes de los habitantes ni su integridad al someterlo al trabajo forzoso y
no renumerado.
Las jornadas de trabajo no estaban reguladas por un ente que salvaguarde los interés de la
aun no existente case obrera. Para tratar de solucionar esta situación la Corona Española
estableció Cedula Reales y Ordenanzas tendientes a favorecer las condiciones de trabajo
de los indígenas de campesinos. Estas leyes se denominaron como “Leyes De India”.
Estas leyes contenían disposiciones protectoras del trabajo de los indígenas como:
 Duración de las jornadas en 8 horas diarias.
 Salario justos y suficiente para cubrir necesidades del obrero
 Cuidado y buen trato a los indígenas
 Dar alimentación y vivienda a los mitayos
 Pago cada séptimo día de la semana
 Regulación de las jornadas de trabajo en las minas
 Normas en el trabajo para la construcción

Revolución liberal, la industrialización del país, la presencia de capitales extranjeros, la
multiplicación de los bancos, el origen de las usinas, las migraciones laborales a las
ciudades, la evolución de las actividades agroindustriales, etc. fueron algunos factores
característicos en el ecuador de finales de siglos XIX . Todo este proceso acompañado de
la baja en las exportaciones del cacao y el dominio de la plutocracia provoco profundas y
múltiples crisis que afectaron a la clase laboral.
La primera ley obrera fue establecida el 11 de septiembre de 1916 a cargo del Presidente
Alfredo Baquerizo Moreno. Esta ley consistía en regular la jornada máxima de trabajo en
ocho horas diarias y seis días a la semana excepto los días domingos y los días de fiesta
legales expresando que ninguna convención contractual podrá alegada por el patrón.
También establecida la bonificación por horas excedentes del trabajo diurno y nocturno y
el servicio por turno, y que el desahucio del contrato de trabajo deberá ser notificado con
treinta días de anticipación.
La segunda ley obrera fue sancionada por el Presidente Tamayo el 22 de septiembre de
1921 y su reglamento se expide el 29 de abril de 1922. Esta ley contenía normas sobre
“indemnización pecuniaria al obrero o jornalero por accidente de trabajo. Además define
lo que debe entenderse como orero o jornalero y patrón incluyendo al Estados y a las
entidades del sector público. Establece la equivalencia entre accidente de trabajo y
enfermedad profesional, regulación de las indemnizaciones en los casos de incapacidad
total o parcial o de muerte del trabajador. Califica el caso fortuito o la fuerza mayor y la
negligencia del trabajador (como excepciones a favor del trabajador): fija el tiempo de
prescripción de las acciones provenientes del trabajo y señala el procedimiento y la
competencia en las contravenciones laborales.
Esta ley fue expedida en respuesta a los reclamos de los sindicatos de Quito y
principalmente de Guayaquil que enfrentaba la dura crisis económica de 1922. La caída de
la producción y de los precios del cacao produjo malestar económico. En ese mismo año el
sucre se devaluó de 2,2 5 dólares a 4,27 dólares y el costo de la canasta familiar se
incrementó provocando de esta manera que la situación e tornase violenta.
La carestía de la vida llevo a protestas populares especialmente en Guayaquil, puesto que
en octubre de 1922 algunos trabajadores y un grupo de agitadores anarquistas se
declararon en huelga. De igual forma en noviembre la gran asamblea de trabajadores de
Luz y Fuerza Eléctrica y Carros Urbanos presentó un pliego de peticiones. La Sociedad de
Tipógrafos se declaró también en huelga general. Guayaquil se quedó sin luz ni mercados
durante una semana y el 14 de noviembre brutalmente una manifestación popular
poniendo fin a la huelga.
Otra represión contra trabajadores ocurrió el 13 de septiembre de 1023. En esta ocasión
los campesinos de la hacienda “Leyto” se sublevaron reclamando aumento de jornal y
horas de trabajo legales. El jornal que recibían los campesinos “no eran superior a un real
(moneda fraccionaria del sucre) diario por 10 o 12 horas de trabajo continuo. El patrón de
la hacienda amenazo a los campesinos para que desocupen las chozas y pequeñas
parcelas.
Las influencias de la banca dentro el manejo del país era evidentes y por demás dirigidas
al cumplimiento de sus intereses. Las elecciones en el país solo se realizaban por mera
formalidad puesto que eran los banqueros quienes designaban las autoridades. Este
hecho se debía a que el gobierno se encontraba sujeto a una serie de préstamos
provenientes de la banca nacional. La libertad cambiaria y financiera era total. Tanto los
banqueros como los agroexportadores alimentaban la política económica a favor de sus
intereses y trasladaban las perdidas hacia las mayorías populares. Pero estas condiciones
cambiaron cuando un grupo de militares se levantaron contra el gobierno, obligando a
renunciar. Todo este acto se denominó como la “Revolución Juliana” del 9 de julio de
1925.
Como consecuencia de todo este proceso de reformas, se crea el moderno derecho
laboral.
Cuando el Dr. Isidro ayora asume la presidencia realiza varios cambios estructurales del
Estado Ecuatoriano. Se creó el Ministerio de Previsión Social y de Trabajo y la Inspección
de Trabajo. Además, en cumplimiento con los postulados de la revolución de 1925 se
expiden varios decretos y documentos tendientes a favorecer las condiciones de los
trabajadores en el Ecuador. Estos decretos son:
 Se organiza la Junta Consultora de Trabajo el 15 de julio de 1926 mediante decreto
No. 25. Su función principal era el estudiar la problemática del trabajo en el país con el
propósito de buscar soluciones a los problemas del proletario. Esta junta era adscrita al
Ministerio de Previsión Social y Trabajo.
 El 4 de marzo de 1927 se emite la Ley de Prevención de Accidentes de Trabajo.
Aquí se estipula la obligación de os patronos de salvaguardar la integridad física de sus
trabajadores, así como el asegurar condiciones adecuadas de limpieza, ventilación,
iluminación, higiene y comodidad. Se protege a la mujer embarazada garantizándole
estabilidad laboral y licencia remunerada hasta con el 50% del salario (cuatro semanas
antes y seis meses del parto). Se prohíbe el emplear a mujeres menores de 18 años en
trabajos peligrosos. Además, se obliga a los empleadores a instruir a sus trabajadores en
caso de trabajos peligrosos.
 Un momento muy importante de la historia del Derecho Laboral Ecuatoriano
ocurre el 6 de octubre de 1928 cuando se expide la Ley de Contrato Individual del Trabajo.
Esta ley define lo que debe entenderse por patrón, puntualizando lo referente al contrato
de trabajo para fines legales, señalando su clasificación en relación a su contenido y forma
d, la autoridad ante la cual deben celebrarse, sus requisitos indispensables., su duración
máxima, el tiempo que debe pagarse el salario por el servicio o el precio por la obra.
También en que debe pagarse el salario por el salario o el precio por la obra. También se
enumera las causas y condiciones para la terminación y suspensión del contrato del
trabajo y limita la inembargabilidad de relaciones laborales. Finalmente se especifica el
tiempo para la prescripción de las acciones preconvenientes del trabajo.

CONCEPTO DE DERECHO LABORAL EN EL ECUADOR
Es el conjunto de normas obligatorias que rigen las actividades de una sociedad, que están
sancionadas por la fuerza del Estado". Esto es en el aspecto objetivo.
Subjetivamente se habla de los derechos o facultades concedidas o reconocidas a las
personas y de los cuales son estas sus titulares. En caso de dudas sobre el alcance de las
disposiciones legales reglamentarias o contractuales en materia laboral, los funcionarios
judiciales y administrativos las aplicarán en el sentido más favorable a los trabajadores.
Los conceptos, las normas relativas al trabajo contenidas en el Código de Trabajo en el
Ecuador, en leyes especiales o convenios internacionales ratificadas por el Congreso
Nacional y la Presidencia de la República, serán aplicadas en los casos a que ellos se
refieran. El Código de Trabajo del Ecuador no es una recopilación o simple codificación de
leyes, como se pudiera afirmar, lo que falla en esta materia es que no tiene un Código
Adjetivo Laboral.
Se trata de una de una nueva concepción legislativa que acoge las experiencias nacionales
y las grandes corrientes del derecho laboral imperantes en otros países, la integración
social y política de la nación, concluye en la adaptación del derecho del trabajo como una
norma de carácter social.

ALGUNOS CONCEPTOS DE DERECHO LABORAL
DERECHO LABORAL EN ESTADOS UNIDOS
El derecho laboral en Estados Unidos es una colección heterogénea de leyes federales y
estatales. La ley federal no sólo fija las bases que determinan los derechos de los
trabajadores a sindicalizarse en el sector privado, pero también invalidan la mayor parte
de las leyes locales y estatales que quieran regular esta área. La ley federal también
provee de derechos más limitados a empleados del gobierno federal. Estas leyes
federales, no obstante, no aplican a empleados de gobiernos estatales y municipales,
agricultores o empleados domésticos; cualquier protección legal que tengan estos
trabajadores proviene de la ley estatal.

EL DERECHO LABORAL EN AMÉRICA
Para el principio de los años 1900 la legislación americana se dibuja con mayor avance con
respecto a la europea, en cuanto se refiere al trabajo y a los empleados. Las leyes
europeas estaban dirigidas hasta entonces a la protección del trabajo manual,
predominante en las grandes industrias de la época. Puede decirse, que la legislación
tutelar del trabajo en América se adelanta a los países de Europa cuando extiende sus
reglas a los empleados de las empresas particulares. Pueden citarse en tal sentido: Bolivia,
que por ley de 21/11/1924 reglamenta el trabajo de los empleados de comercio y otras
industrias; Brasil y Chile (leyes de 24/12/25 y 17/10/25, respectivamente). Lo mis puede
decirse de los Códigos de Trabajo de algunos Estados de México (Chihuahua, Puebla,
Michoacán, Veracruz). Panamá, con su ley de 1914, y Perú, con la ley de 7/2/24, también
reglamentan el Contrato de Trabajo de los empleados de Comercio.

DERECHO LABORAL EN COLOMBIA
El derecho laboral colombiano es el conjunto de principios, acciones y normas que regulan
directa e indirectamente las relaciones entre empleadores y trabajadores, y de estos con
el Estado con el objeto de garantizar los derechos fundamentales de los trabajadores y la
protección del trabajo. Todo lo anterior tiene el único fin de lograr la paz social, siendo
esta la finalidad del Código Laboral Colombiano.

EL DERECHO LABORAL EN VENEZUELA
Según Rafael Alfonso Guzmán, es el conjunto de preceptos de orden público regulador de
las relaciones jurídicas que tienen por causa el trabajo por cuenta y bajo la dependencia
ajena con objeto de garantizar a quien lo ejecuta su pleno desarrollo como persona
humana y a la comunidad la efectiva integración del individuo en el cuerpo social y la
regulación de los conflictos entre los sujetos de esas relaciones.
Rafael Caldera lo resume como el conjunto de normas jurídicas que regulan al trabajo
como hecho social.

EL DERECHO LABORAL EN CHINA
El Derecho del Trabajo en la República Popular China se ha convertido en un tema muy
candente con el número creciente de las fábricas y el rápido ritmo de la urbanización. Las
leyes laborales básicas son la Ley del Trabajo de la República Popular de China
(promulgada el 5 de julio de 1994) y la Ley de la República Popular de China sobre
contratos de trabajo (aprobada en la 28ª reunión del Comité Permanente de la 10ª
Asamblea Popular Nacional en junio 29 de 2007, en vigor a partir del 1 enero de 2008). Las
regulaciones administrativas adoptadas por el Consejo de Estado, las normas ministeriales
y las interpretaciones judiciales del Tribunal Supremo Popular estipulan normas detalladas
relativas a los diversos aspectos de la relación laboral. La sindicalización en China está
controlada por el gobierno a través de la Federación de Sindicatos de China, que es
también el único sindicato legal en China continental. La huelga es formalmente legal,
pero en la práctica no es recomendada.

EL DERECHO LABORAL EN FRANCIA
En Francia, la primera ley laboral fue la de Waldeck Rousseau, aprobada en 1884. Entre
1936 y 1938 el Frente Popular promulgó una ley que ordenaba a 12 días (2 semanas)
anuales de vacaciones pagadas para los trabajadores, y una ley que limitaba la jornada
laboral semanal a 40 horas, excluyendo las horas extraordinarias. Los acuerdos de
Grenelle negociados el 25 y 26 de mayo en medio de la Crisis de mayo de 1968, redujo la
jornada laboral semanal a 44 horas. El salario mínimo también se incrementó en un 25%.
En 2000, en el gobierno de Lionel Jospin se promulgó la jornada laboral semanal de 35
horas. Cinco años más tarde, el primer ministro conservador Dominique de Villepin
promulgó el Contrato de Nuevo Empleo (CNE). Atendiendo las demandas de los
empleadores que pedían más flexibilidad en la legislación laboral francesa, la CNE provocó
críticas por parte de los sindicatos y opositores alegando que favorecía el trabajo
eventual.

DERECHO LABORAL EN LEYES DE INDIAS
Suele afirmarse que las leyes indias son un precedente histórico de la moderna legislación
laboral. Denominase así la recopilación de Cédulas, cartas, provisiones y leyes ordenadas
por Carlos II DE España el 18 de Mayo de 1680 , con el propósito de unificar y divulgar las
disposiciones dictadas hasta entonces en materia de gobierno, justicia guerra , hacienda y
las penas aplicables a los transgresores. En las leyes de Indias España creo el monumento
legislativo más humano de los tiempos modernos, son un resultado de una pugna y
representan en cierta medida una victoria de los segundos. En las páginas de la
recopilación la presencia de numerosas disposiciones, que bien podrían quedar incluidas
en una legislación contemporánea del trabajo, en especial las que procuraron asegurar a
los indios la percepción efectiva del salario. Las Leyes de Indias llevan el sello del
conquistador orgulloso: de acuerdo con el pensamiento de fray Bartolomé de las Casas, se
reconoció a los indios su categoría de seres humanos, pero en la vida social, económica y
política, no eran los iguales de los vencedores. En la Nueva España, las actividades
estuvieron regidas por las Ordenanzas de Gremios, éstas y la organización gremial fueron
un acto de poder de un gobierno absolutista para controlar mejor la actividad de los
hombres.
EL DERECHO LABORAL EN MÉXICO
La legislación laboral actual refleja la interrelación histórica entre el Estado y la
Confederación de Trabajadores de México, la confederación laboral alineada oficialmente
con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México con diversos
nombres durante más de setenta años. Si bien la ley, a primera vista, promete a los
trabajadores el derecho de huelga y de organización, en la práctica se hace difícil o
imposible para los sindicatos independientes organizarse mientras condonan las prácticas
corruptas de muchos sindicatos existentes y de los empleadores con los cuales hacen
acuerdos.

EL DERECHO LABORAL EN SUECIA
Legislación laboral sueca es desde una perspectiva internacional comparativa "ligera".
Esto se debe a que muchos de los temas y áreas que en otros países se rigen por la ley
estatal o federal, por ejemplo, las horas de trabajo, salario mínimo y el derecho a la
compensación por horas extras, en Suecia, en cambio están regulados a través de
acuerdos colectivos entre sindicatos y representantes de los empleadores.

Capítulo IV
DE LAS OBLIGACIONES DEL EMPLEADOR Y DEL TRABAJADOR
Art. 42.-Obligaciones del empleador.- Son obligaciones del empleador:
1. Pagar las cantidades que correspondan al trabajador, en los términos del contrato y de
acuerdo con las disposiciones de este Código;
2. (Sustituido por el Art. 1, numeral. 1 de la Ley 2006-28, R.O. 198, 30-I-2006) Instalar las
fábricas, talleres, oficinas y demás lugares de trabajo, sujetándose a las medidas de
prevención, seguridad e higiene del trabajo y demás disposiciones legales y
reglamentarias, tomando en consideración, además, las normas que precautelan el
adecuado desplazamiento de las personas con discapacidad;
3. Indemnizar a los trabajadores por los accidentes que sufrieren en el trabajo y por las
enfermedades profesionales, con la salvedad prevista en el Art. 38 de este Código;
4. Establecer comedores para los trabajadores cuando éstos laboren en número de
cincuenta o más en la fábrica o empresa, y los locales de trabajo estuvieren situados a más
de dos kilómetros de la población más cercana;
5. Establecer escuelas elementales en beneficio de los hijos de los trabajadores, cuando se
trate de centros permanentes de trabajo ubicados a más de dos kilómetros de distancia
de las poblaciones y siempre que la población escolar sea por lo menos de veinte niños,
sin perjuicio de las obligaciones empresariales con relación a los trabajadores analfabetos;
6. Si se trata de fábricas u otras empresas que tuvieren diez o más trabajadores,
establecer almacenes de artículos de primera necesidad para suministrarlos a precios de
costo a ellos y a sus familias, en la cantidad necesaria para su subsistencia. Las empresas
cumplirán esta obligación directamente mediante el establecimiento de su propio
comisariato o mediante la contratación de este servicio conjuntamente con otras
empresas o con terceros.
El valor de dichos artículos le será descontado al trabajador al tiempo de pagársele su
remuneración.
Los empresarios que no dieren cumplimiento a esta obligación serán sancionados con
multa de 4 a 20 dólares de los Estados Unidos de América diarios, tomando en
consideración la capacidad económica de la empresa y el número de trabajadores
afectados, sanción que subsistirá hasta que se cumpla la obligación;
7. Llevar un registro de trabajadores en el que conste el nombre, edad, procedencia,
estado civil, clase de trabajo, remuneraciones, fecha de ingreso y de salida; el mismo que
se lo actualizará con los cambios que se produzcan;
8. Proporcionar oportunamente a los trabajadores los útiles, instrumentos y materiales
necesarios para la ejecución del trabajo, en condiciones adecuadas para que éste sea
realizado;
9. Conceder a los trabajadores el tiempo necesario para el ejercicio del sufragio en las
elecciones populares establecidas por la ley, siempre que dicho tiempo no exceda de
cuatro horas, así como el necesario para ser atendidos por los facultativos de la Dirección
del Seguro General de Salud Individual y Familiar del Instituto Ecuatoriano de Seguridad
Social, o para satisfacer requerimientos o notificaciones judiciales. Tales permisos se
concederán sin reducción de las remuneraciones;
10. Respetar las asociaciones de trabajadores;
11. Permitir a los trabajadores faltar o ausentarse del trabajo para desempeñar
comisiones de la asociación a que pertenezcan, siempre que ésta dé aviso al empleador
con la oportunidad debida.
Los trabajadores comisionados gozarán de licencia por el tiempo necesario y volverán al
puesto que ocupaban conservando todos los derechos derivados de sus respectivos
contratos; pero no ganarán la remuneración correspondiente al tiempo perdido;
12. Sujetarse al reglamento interno legalmente aprobado;
13. Tratar a los trabajadores con la debida consideración, no infiriéndoles maltratos de
palabra o de obra;
14. Conferir gratuitamente al trabajador, cuantas veces lo solicite, certificados relativos a
su trabajo.
Cuando el trabajador se separare definitivamente, el empleador estará obligado a
conferirle un certificado que acredite:
a) El tiempo de servicio;
b) La clase o clases de trabajo; y,
c) Los salarios o sueldos percibidos;
15. Atender las reclamaciones de los trabajadores;
16. Proporcionar lugar seguro para guardar los instrumentos y útiles de trabajo
pertenecientes al trabajador, sin que le sea lícito retener esos útiles e instrumentos a
título de indemnización, garantía o cualquier otro motivo;
17. Facilitar la inspección y vigilancia que las autoridades practiquen en los locales de
trabajo, para cerciorarse del cumplimiento de las disposiciones de este Código y darles los
informes que para ese efecto sean indispensables.
Los empleadores podrán exigir que presenten credenciales;
18. Pagar al trabajador la remuneración correspondiente al tiempo perdido cuando se vea
imposibilitado de trabajar por culpa del empleador;
19. Pagar al trabajador, cuando no tenga derecho a la prestación por parte del Instituto
Ecuatoriano de Seguridad Social, el cincuenta por ciento de su remuneración en caso de
enfermedad no profesional, hasta por dos meses en cada año, previo certificado médico
que acredite la imposibilidad para el trabajo o la necesidad de descanso;
20. Proporcionar a las asociaciones de trabajadores, si lo solicitaren, un local para que
instalen sus oficinas en los centros de trabajo situados fuera de las poblaciones. Si no
existiere uno adecuado, la asociación podrá emplear para este fin cualquiera de los locales
asignados para alojamiento de los trabajadores;
21. Descontar de las remuneraciones las cuotas que, según los estatutos de la asociación,
tengan que abonar los trabajadores, siempre que la asociación lo solicite;
22. Pagar al trabajador los gastos de ida y vuelta, alojamiento y alimentación cuando, por
razones del servicio, tenga que trasladarse a un lugar distinto del de su residencia;
23. Entregar a la asociación a la cual pertenezca el trabajador multado, el cincuenta por
ciento de las multas, que le imponga por incumplimiento del contrato de trabajo;
24. La empresa que cuente con cien o más trabajadores está obligada a contratar los
servicios de un trabajador social titulado. Las que tuvieren trescientos o más, contratarán
otro trabajador social por cada trescientos de excedente. Las atribuciones y deberes de
tales trabajadores sociales serán los inherentes a su función y a los que se determinen en
el título pertinente a la "Organización, Competencia y Procedimiento";
25. Pagar al trabajador remplazante una remuneración no inferior a la básica que
corresponda al remplazado;
26. Acordar con los trabajadores o con los representantes de la asociación mayoritaria de
ellos, el procedimiento de quejas y la constitución del comité obrero patronal;
27. Conceder permiso o declarar en comisión de servicio hasta por un año y con derecho a
remuneración hasta por seis meses al trabajador que, teniendo más de cinco años de
actividad laboral y no menos de dos años de trabajo en la misma empresa, obtuviere beca
para estudios en el extranjero, en materia relacionada con la actividad laboral que
ejercita, o para especializarse en establecimientos oficiales del país, siempre que la
empresa cuente con quince o más trabajadores y el número de becarios no exceda del dos
por ciento del total de ellos.
El becario, al regresar al país, deberá prestar sus servicios por lo menos durante dos años
en la misma empresa;
28. Facilitar, sin menoscabo de las labores de la empresa, la propaganda interna en pro de
la asociación en los sitios de trabajo, la misma que será de estricto carácter sindicalista;
29. Suministrar cada año, en forma completamente gratuita, por lo menos un vestido
adecuado para el trabajo a quienes presten sus servicios;
30. Conceder tres días de licencia con remuneración completa al trabajador, en caso de
fallecimiento de su cónyuge o de su conviviente en unión de hecho o de sus parientes
dentro del segundo grado de consanguinidad o afinidad;
31. Inscribir a los trabajadores en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, desde el
primer día de labores, dando aviso de entrada dentro de los primeros quince días, y dar
avisos de salida, de las modificaciones de sueldos y salarios, de los accidentes de trabajo y
de las enfermedades profesionales, y cumplir con las demás obligaciones previstas en las
leyes sobre seguridad social;
32. Las empresas empleadoras registradas en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social
están obligadas a exhibir, en lugar visible y al alcance de todos sus trabajadores, las
planillas mensuales de remisión de aportes individuales y patronales y de descuentos, y
las correspondientes al pago de fondo de reserva, debidamente selladas por el respectivo
Departamento del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.
Los inspectores del trabajo y los inspectores del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social
tienen la obligación de controlar el cumplimiento de esta obligación; se concede, además,
acción popular para denunciar el incumplimiento.
Las empresas empleadoras que no cumplieren con la obligación que establece este
numeral serán sancionadas por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social con la multa
de un salario mínimo vital, cada vez, concediéndoles el plazo máximo de diez días para
este pago, vencido el cual procederá al cobro por la coactiva;
33. (Sustituido por el Art. 1, numeral 2 de la Ley 2006-28, R.O. 198, 30-I-2006) El
empleador público o privado, que cuente con un número mínimo de veinticinco
trabajadores, está obligado a contratar, al menos, a una persona con discapacidad, en
labores permanentes que se consideren apropiadas en relación con sus conocimientos,
condición física y aptitudes individuales, observándose los principios de equidad de
género y diversidad de discapacidad, en el primer año de vigencia de esta Ley, contado
desde la fecha de su publicación en el Registro Oficial. En el segundo año, la contratación
será del 1% del total de los trabajadores, en el tercer año el 2%, en el cuarto año el 3%
hasta llegar al quinto año en donde la contratación será del 4% del total de los
trabajadores, siendo ese el porcentaje fijo que se aplicará en los sucesivos años.
Esta obligación se hace extensiva a las empresas legalmente autorizadas para la
tercerización de servicios o intermediación laboral.
El contrato laboral deberá ser escrito e inscrito en la Inspección del Trabajo
correspondiente, que mantendrá un registro específico para el caso. La persona con
discapacidad impedida para suscribir un contrato de trabajo, lo realizará por medio de su
representante legal o tutor. Tal condición se demostrará con el carné expedido por el
Consejo Nacional de Discapacidades (CONADIS).
El empleador que incumpla con lo dispuesto en este numeral, será sancionado con una
multa mensual equivalente a diez remuneraciones básicas mínimas unificadas del
trabajador en general; y, en el caso de las empresas y entidades del Estado, la respectiva
autoridad nominadora, será sancionada administrativa y pecuniariamente con un sueldo
básico; multa y sanción que serán impuestas por el Director General del Trabajo, hasta
que cumpla la obligación, la misma que ingresará en un cincuenta por ciento a las cuentas
del Ministerio de Trabajo y Empleo y será destinado a fortalecer los sistemas de
supervisión y control de dicho portafolio a través de su Unidad de Discapacidades; y, el
otro cincuenta por ciento al Consejo Nacional de Discapacidades (CONADIS) para dar
cumplimiento a los fines específicos previstos en la Ley de Discapacidades;
34. Contratar un porcentaje mínimo de trabajadoras, porcentaje que será establecido por
las Comisiones Sectoriales del Ministerio de Trabajo y Empleo, establecidas en el artículo
122 de este Código; y,
35. (Agregado por el Art. 1, numeral 3 de la Ley 2006-28, R.O. 198, 30-I-2006) Las
empresas e instituciones, públicas o privadas, para facilitar la inclusión de las personas con
discapacidad al empleo, harán las adaptaciones a los puestos de trabajo de conformidad
con las disposiciones de la Ley de Discapacidades, normas INEN sobre accesibilidad al
medio físico y los convenios, acuerdos, declaraciones internacionales legalmente suscritos
por el país.
La fe de erratas publicada en el Registro Oficial 223, 7-III-2006 corrige el error deslizado en
la publicación de la Ley 2006-28 (R.O. 198, 30-I-2006) que mandó a sustituir este numeral
cuando en realidad lo estaba agregando.
Art.43.- Derechos de los trabajadores llamados al servicio militar obligatorio.- Cuando los
trabajadores ecuatorianos fueren llamados al servicio en filas, por las causales
determinadas en la Ley de Servicio Militar Obligatorio en las Fuerzas Armadas Nacionales,
las personas jurídicas de derecho público, las de derecho privado con finalidad social o
pública y los empleadores en general, están obligados:
1. A conservar los cargos orgánicos y puestos de trabajo en favor de sus trabajadores que
fueren llamados al servicio;
2. A recibir al trabajador en el mismo cargo u ocupación que tenía al momento de ser
llamado al servicio, siempre que se presentare dentro de los treinta días siguientes al de
su licenciamiento;
3. A pagarle el sueldo o salario, en la siguiente proporción:
Durante el primer mes de ausencia al trabajo, el ciento por ciento.
Durante el segundo mes de ausencia al trabajo, el cincuenta por ciento.
Durante el tercer mes de ausencia al trabajo, el veinticinco por ciento.
Quienes les remplazaren interinamente no tendrán derecho a reclamar indemnizaciones
por despido intempestivo.
Iguales derechos tendrán los ciudadanos que, en situación de "licencia temporal", fueren
llamados al servicio en filas por causas determinadas en las letras a) y b) del artículo 57 de
la Ley de Servicio Militar Obligatorio en las Fuerzas Armadas Nacionales.
Los empleadores que no dieren cumplimiento a lo prescrito en este artículo, serán
sancionados con prisión de treinta a noventa días o multa que se impondrá de
conformidad con lo previsto en la Ley de Servicio Militar Obligatorio, sin perjuicio de los
derechos de los perjudicados a reclamar las indemnizaciones que por la ley les
corresponda.
Art. 44.-Prohibiciones al empleador.- Prohíbase al empleador:
a) Imponer multas que no se hallaren previstas en el respectivo reglamento interno,
legalmente aprobado;
b) Retener más del diez por ciento (10%) de la remuneración por concepto de multas;
c) Exigir al trabajador que compre sus artículos de consumo en tiendas o lugares
determinados;
d) Exigir o aceptar del trabajador dinero o especies como gratificación para que se le
admita en el trabajo, o por cualquier otro motivo;
e) Cobrar al trabajador interés, sea cual fuere, por las cantidades que le anticipe por
cuenta de remuneración;
f) Obligar al trabajador, por cualquier medio, a retirarse de la asociación a que pertenezca
o a que vote por determinada candidatura;
g) Imponer colectas o suscripciones entre los trabajadores;
h) Hacer propaganda política o religiosa entre los trabajadores;
i) Sancionar al trabajador con la suspensión del trabajo;
j) Inferir o conculcar el derecho al libre desenvolvimiento de las actividades estrictamente
sindicales de la respectiva organización de trabajadores;
k) Obstaculizar, por cualquier medio, las visitas o inspecciones de las autoridades del
trabajo a los establecimientos o centros de trabajo, y la revisión de la documentación
referente a los trabajadores que dichas autoridades practicaren; y,
l) Recibir en trabajos o empleos a ciudadanos remisos que no hayan arreglado su situación
militar. El empleador que violare esta prohibición, será sancionado con multa que se
impondrá de conformidad con lo previsto en la Ley de Servicio Militar Obligatorio, en cada
caso.
En caso de reincidencia, se duplicarán dichas multas.
Art. 45.-Obligaciones del trabajador.- Son obligaciones del trabajador:
a) Ejecutar el trabajo en los términos del contrato, con la intensidad, cuidado y esmero
apropiados, en la forma, tiempo y lugar convenidos;
b) Restituir al empleador los materiales no usados y conservar en buen estado los
instrumentos y útiles de trabajo, no siendo responsable por el deterioro que origine el uso
normal de esos objetos, ni del ocasionado por caso fortuito o fuerza mayor, ni del
proveniente de mala calidad o defectuosa construcción;
c) Trabajar, en casos de peligro o siniestro inminentes, por un tiempo mayor que el
señalado para la jornada máxima y aún en los días de descanso, cuando peligren los
intereses de sus compañeros o del empleador. En estos casos tendrá derecho al aumento
de remuneración de acuerdo con la ley;
d) Observar buena conducta durante el trabajo;
e) Cumplir las disposiciones del reglamento interno expedido en forma legal;
f) Dar aviso al empleador cuando por causa justa faltare al trabajo;
g) Comunicar al empleador o a su representante los peligros de daños materiales que
amenacen la vida o los intereses de empleadores o trabajadores;
h) Guardar escrupulosamente los secretos técnicos, comerciales o de fabricación de los
productos a cuya elaboración concurra, directa o indirectamente, o de los que él tenga
conocimiento por razón del trabajo que ejecuta;
i) Sujetarse a las medidas preventivas e higiénicas que impongan las autoridades; y,
j) Las demás establecidas en este Código.
Art. 46.- Prohibiciones al trabajador.- Es prohibido al trabajador:
a) Poner en peligro su propia seguridad, la de sus compañeros de trabajo o la de otras
personas, así como de la de los establecimientos, talleres y lugares de trabajo;
b) Tomar de la fábrica, taller, empresa o establecimiento, sin permiso del empleador,
útiles de trabajo, materia prima o artículos elaborados;
c) Presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la acción de estupefacientes;
d) Portar armas durante las horas de trabajo, a no ser con permiso de la autoridad
respectiva;
e) Hacer colectas en el lugar de trabajo durante las horas de labor, salvo permiso del
empleador;
f) Usar los útiles y herramientas suministrados por el empleador en objetos distintos del
trabajo a que están destinados;
g) Hacer competencia al empleador en la elaboración o fabricación de los artículos de la
empresa;
h) Suspender el trabajo, salvo el caso de huelga; e,
i) Abandonar el trabajo sin causa legal.

LEY DEL IESS
Art. 94.- RESPONSABILIDAD PATRONAL.- Si por culpa de un patrono el IESS no pudiere
conceder a un trabajador o a sus deudos las prestaciones en dinero que fueran
reclamadas y a las que habrían podido tener derecho, o si resultaren disminuidas dichas
prestaciones por falta de cumplimiento de las obligaciones del empleador, este será
responsable de los perjuicios causados al asegurado o a sus deudos, responsabilidad que
el Instituto hará efectiva mediante la coactiva.
El IESS concederá tales prestaciones, en la parte debida a la omisión o culpa del
empleador, solamente cuando se haga efectiva la responsabilidad de éste, a menos que el
patrono rinda garantía satisfactoria para el pago de lo que debiere por aquel concepto.

PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO LABORAL
Los principios generales del Derecho laboral tienen, por lo general, dos funciones
fundamentales:
Fuente supletoria: cuando la ley deja vacíos o lagunas, y no existe jurisprudencia, uso o
costumbre aplicable, los principios de derecho del trabajo entran como suplemento.
Fuente interpretadora: sirven también para interpretar la normativa vigente, cuando esta
sea confusa o haya diversas interpretaciones posibles.
A continuación se señalan algunos principios básicos del Derecho laboral:

PRINCIPIO DE NO DISCRIMINACIÓN
Significa que no caben tratos desiguales de los trabajadores, en idénticas situaciones y
circunstancias. La base de este principio es la igualdad ante la ley.

PRINCIPIO PROTECTOR
El principio protector es el principio más importante del Derecho laboral. Es el que lo
diferencia del Derecho civil. Parte de una desigualdad, por lo que el Derecho laboral trata
de proteger a una de las partes del contrato de trabajo para equipararla con la otra, a
diferencia del principio de igualdad jurídica del Derecho privado.
El principio protector contiene tres reglas:
Regla más favorable: cuando existe concurrencia de normas, debe aplicarse aquella
que es más favorable para el trabajador.
Regla de la condición más beneficiosa: una nueva norma no puede desmejorar las
condiciones que ya tiene un trabajador.
Regla in dubio pro operario: entre interpretaciones que puede tener una norma, se
debe seleccionar la que más favorezca al trabajador.
PRINCIPIO DE IRRENUNCIABILIDAD DE DERECHOS
El trabajador está imposibilitado de privarse, voluntariamente, de los derechos y garantías
que le otorga la legislación laboral, aunque sea por beneficio propio. Lo que sea
renunciado está viciado de nulidad absoluta. La autonomía de la voluntad no tiene ámbito
de acción para los derechos irrenunciables. Esto evidencia que el principio de la
autonomía de la voluntad de Derecho privado se ve severamente limitado en el Derecho
laboral.
Así, un trabajador no puede renunciar a su salario, o aceptar uno que sea menor al
mínimo establecido por el ordenamiento; si la jornada de trabajo diaria máxima es de 12
horas, un trabajador no puede pedirle a su empleador que le deje trabajar durante 18
horas.

PRINCIPIO DE CONTINUIDAD LABORAL
Le da la más larga duración posible al contrato de trabajo, por el hecho de ser esta la
principal (o única) fuente de ingresos del trabajador.

PRINCIPIO DE PRIMACÍA DE LA REALIDAD
No importa la autonomía de la voluntad, sino la demostración de la realidad que reina
sobre la relación entre trabajador y empleador. Así, ambos pueden contratar una cosa,
pero si la realidad es otra, es esta última la que tiene efecto jurídico.

PRINCIPIO DE RAZONABILIDAD
Tanto el trabajador como el empleador deben ejercer sus derechos y obligaciones de
acuerdo a razonamientos lógicos de sentido común, sin incurrir en conductas abusivas del
derecho de cada uno.

PRINCIPIO DE BUENA FE
El principio de la buena fe es una presunción: se presume que las relaciones y conductas
entre trabajadores y empleadores se efectúan de buena fe. Por el contrario, aquel que
invoque la mala fe, debe demostrarla.
PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO LABORAL CONSAGRADOS EN LA
CONSTITUCIÓN DEL ECUADOR
SECCIÓN SEGUNDA
DEL TRABAJO
Art. 35.- El trabajo es un derecho y un deber social. Gozará de la protección del Estado, el
que asegurará al trabajador el respeto a su dignidad, una existencia decorosa y una
remuneración justa que cubra sus necesidades y las de su familia. Se regirá por las
siguientes normas fundamentales:
1. La legislación del trabajo y su aplicación se sujetarán a los principios del derecho social.
2. El Estado propenderá a eliminar la desocupación y la subocupación.
3. El Estado garantizará la intangibilidad de los derechos reconocidos a los trabajadores, y
adoptará las medidas para su ampliación y mejoramiento.
4. Los derechos del trabajador son irrenunciables. Será nula toda estipulación que
implique su renuncia, disminución o alteración. Las acciones para reclamarlos prescribirán
en el tiempo señalado por la ley, contado desde la terminación de la relación laboral.
5. Será válida la transacción en materia laboral, siempre que no implique renuncia de
derechos y se celebre ante autoridad administrativa o juez competente.
6. En caso de duda sobre el alcance de las disposiciones legales, reglamentarias o
contractuales en materia laboral, se aplicarán en el sentido más favorable a los
trabajadores.
7. La remuneración del trabajo será inembargable, salvo para el pago de pensiones
alimenticias. Todo lo que deba el empleador por razón del trabajo, constituirá crédito
privilegiado de primera clase, con preferencia aun respecto de los hipotecarios.
8. Los trabajadores participarán en las utilidades líquidas de las empresas, de conformidad
con la ley.
9. Se garantizará el derecho de organización de trabajadores y empleadores y su libre
desenvolvimiento, sin autorización previa y conforme a la ley. Para todos los efectos de las
relaciones laborales en las instituciones del Estado, el sector laboral estará representado
por una sola organización.
Las relaciones de las instituciones comprendidas en los numerales 1, 2, 3 y 4, del Art. 118 y
de las personas jurídicas creadas por ley para el ejercicio de la potestad estatal, con sus
servidores, se sujetarán a las leyes que regulan la administración pública, salvo las de los
obreros, que se regirán por el derecho del trabajo.
Cuando las instituciones del Estado ejerzan actividades que no puedan delegar al sector
privado, ni éste pueda asumir libremente, las relaciones con sus servidores, se regularán
por el derecho administrativo, con excepción de las relacionadas con los obreros, que
estarán amparadas por el derecho del trabajo.
Para las actividades ejercidas por las instituciones del Estado y que pueden ser asumidas
por delegación total o parcial por el sector privado, las relaciones con los trabajadores se
regularán por el derecho del trabajo, con excepción de las funciones de dirección,
gerencia, representación, asesoría, jefatura departamental o equivalente, las cuales
estarán sujetas al derecho administrativo.
10. Se reconoce y garantiza el derecho de los trabajadores a la huelga y el de los
empleadores al paro, de conformidad con la ley.
Se prohíbe la paralización, a cualquier título, de los servicios públicos, en especial los de
salud, educación, justicia y seguridad social; energía eléctrica, agua potable y
alcantarillado; procesamiento, transporte y distribución de combustibles; transportación
pública, telecomunicaciones. La ley establecerá las sanciones pertinentes.
11. Sin perjuicio de la responsabilidad principal del obligado directo y dejando a salvo el
derecho de repetición, la persona en cuyo provecho se realice la obra o se preste el
servicio será responsable solidaria del cumplimiento de las obligaciones laborales, aunque
el contrato de trabajo se efectúe por intermediario.
12. Se garantizará especialmente la contratación colectiva; en consecuencia, el pacto
colectivo legalmente celebrado no podrá ser modificado, desconocido o menoscabado en
forma unilateral.
13. Los conflictos colectivos de trabajo serán sometidos a tribunales de conciliación y
arbitraje, integrados por los empleadores y trabajadores, presididos por un funcionario
del trabajo. Estos tribunales serán los únicos competentes para la calificación, tramitación
y resolución de los conflictos.
14. Para el pago de las indemnizaciones a que tiene derecho el trabajador, se entenderá
como remuneración todo lo que éste perciba en dinero, en servicios o en especies,
inclusive lo que reciba por los trabajos extraordinarios y suplementarios, a destajo,
comisiones, participación en beneficios o cualquier otra retribución que tenga carácter
normal en la industria o servicio.
Se exceptuarán el porcentaje legal de utilidades, los viáticos o subsidios ocasionales, la
decimotercera, decimocuarta, decimoquinta y decimosexta remuneraciones; la
compensación salarial, la bonificación complementaria y el beneficio que representen los
servicios de orden social.
Art. 36.- El Estado propiciará la incorporación de las mujeres al trabajo remunerado, en
igualdad de derechos y oportunidades, garantizándole idéntica remuneración por trabajo
de igual valor.
Velará especialmente por el respeto a los derechos laborales y reproductivos para el
mejoramiento de sus condiciones de trabajo y el acceso a los sistemas de seguridad social,
especialmente en el caso de la madre gestante y en período de lactancia, de la mujer
trabajadora, la del sector informal, la del sector artesanal, la jefa de hogar y la que se
encuentre en estado de viudez. Se prohíbe todo tipo de discriminación laboral contra la
mujer.
El trabajo del cónyuge o conviviente en el hogar, será tomado en consideración para
compensarle equitativamente, en situaciones especiales en que aquél se encuentre en
desventaja económica. Se reconocerá como labor productiva, el trabajo doméstico no
remunerado.

CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO LABORAL
Se trata de un Derecho nuevo, de formación reciente y en continua expansión y
formación. Tiene un significado protector, es de gran fuerza expansiva, porque nació
protegiendo a los obreros y luego a los empleados. Es eminentemente clasista.
Es autónomo: Porque a pesar de que forma parte del Derecho Positivo tiene sus propias
normas, es independiente.
Es dinámico: Porque regula las relaciones jurídicas laborales, establecidas entre los dos
polos de la sociedad capitalista.
Es imperativo: Como normas del Derecho Público es imperativo y por lo tanto no puede
renunciarse ni relajarse por convenios particulares.
Es concreto y actual: Si bien es cierto que en la Ley del Trabajo existen normas de
carácter abstracto, la normativa está adaptada a las necesidades del país, teniendo en
cuenta la diversidad de sexos, los regímenes especiales del trabajo como por ejemplo del
trabajo de menores, aprendices, mujeres, trabajadores domésticos, conserjes,
trabajadores a domicilio, deportistas y trabajadores rurales.
Es un Derecho obligatorio, no obstante, al margen de la ley los representantes de los
trabajadores y empresarios se reúnen para negociar las condiciones laborales.
Por último, tiene un significado profesional notorio, es decir, que solamente regula a un el
sector de la población dedicado a la relación laboral.
Los sujetos de la relación laboral son los trabajadores, considerados individual o
colectivamente, y el empleador. Actualmente se han excluido de su empleo en el léxico
jurídico-laboral los términos referidos a "obreros" o "patrones”, ya que marcan líneas
ideológicas. Por otro lado, no resulta del todo adecuado denominar empresario al
empleador. Se reserva esta última expresión a quienes han montado una empresa, y que
puede o no tener trabajadores en relación de dependencia, por lo que resulta equívoca
para hacerla un elemento determinante de la relación de trabajo.