You are on page 1of 66

Calor.

Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
1
MANUALES DE FISIOTERAPIA
CALOR
Termoterapia
Jaime Barrientos Tejada
Colegio Santa Paula
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE CENTRO AMERICA
San José, 1999
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
2
A Jaime Bernardo y Alejandro Javier, mis hijos
Jaime Barrientos Tejada
Fisioterapeuta - Kinesiólogo.
Asesor y docente de la Carrera de Terapia Física del Colegio
Santa Paula, Universidad Autónoma de Centro América, San
José, Costa Rica.
Coordinador, Curso de formación académica complementaria
para optar la Licenciatura en Fisioterapia y Kinesiología. Docente
Universidad Central, Cochabamba, Bolivia..
Docente de Fisioterapia I, II y III. Coordinador de la Carrera de
Fisioterapia Kinesiología, Universidad Iberoamericana - La Paz,
Bolivia.
Editado por el Colegio Santa Paula, U.A.C.A.
San José, Costa Rica, Enero de 1999.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
3
INDICE
Introducción 1
Conceptos generales 2
Teoría cinética de la energía térmica 4
Temperatura 7
Calor y estados de la materia 11
Efectos generales del calor 14
Difusión del calor 15
Calor latente de fusión 19
Transferencia de calor en el cuerpo 20
Hipertermia e Hipotermia 23
Efectos biológicos y fisiológicos del calor 25
Balance calórico orgánico 27
Termoregulación 28
- Control nervioso 29
- Reacciones del aparato cardiocirculatorio 31
- Reacciones del aparato glandular cutáneo 32
- Reacciones musculares 33
- Reacciones renales 34
- Modificaciones físico químicas de la sangre 35
- Modificaciones en el aparato respiratorio 35
- Reacciones metabólicas 35
Termoterapìa 36
- Aclaraciones previas 36
Conceptos generales 37
Mecanismos de acción de la termoterapia 37
Indicaciones generales de la termoterapia 39
Métodos y medios 42
Clasificación según el estado físico y
naturaleza del medio 42
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
4
Técnicas de aplicación 44
Arena caliente 44
Envolturas calientes 45
Termóforos 46
Parafina 47
Compresas húmedas calientes 53
Fangos o peloides 54
Medios gaseosos 55
Aplicaciones especiales 60
Bibliografía 62
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
1
INTRODUCCION
En el presente trabajo, que integra la serie MANUALES DE
FISIOTERAPIA, se tratan los aspectos relacionados con el calor,
en su forma de aplicación terapéutica: la Termoterapia.
Los objetivos que se persiguen en este trabajo pueden
resumirse en:
- Que el Fisioterapeuta Kinesiólogo o el estudiante de la
carrera encuentre los fundamentos científicos en los
aspectos físico, biológico y fisiológico, en que se basa la
aplicación de la energía térmica, orientado por y hacia el
modelo neuro-reflejo.
- Que los profesionales y estudiantes sean capaces de
explicar, relacionar y aplicar estos conocimientos en la
prevención, tratamiento de alteraciones patológicas y para
mejorar el rendimiento funcional.
- Estimular la realización de trabajos de investigación práctica
que convaliden las afirmaciones que se hacen.
- Dar orientaciones prácticas para una aplicación racional de
los recursos o medios que tenemos a nuestra disposición,
incluso para uso doméstico o en comunidades en las cuales
carecen de recursos tecnológicos.
Este trabajo tiene como propósito servir de referencia y guía
para quienes a diario empleamos el calor como recurso
terapéutico, y orientación a los estudiantes de Fisioterapia
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
2
Kinesiología. Está escrito, principalmente, en base a la
revisión bibliográfica disponible, tan escasa en nuestro idioma y
más aún en nuestro medio y la experiencia acumulada en treinta
años de trabajo en la profesión.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
3
CONCEPTOS GENERALES
La verdadera naturaleza del calor ha requerido de largo
tiempo para ser explicada y es recién en el siglo XIX, cuando se
conocen las bases de la teoría atómica, que se comprende que el
calor es una energía proveniente de movimientos atómicos.
Hasta aquel entonces se pensaba que el calor era una
substancia extraña que fluía de un objeto a otro.
Nuestras sensaciones tampoco ayudaron a rectificar esa
falsa creencia, ya que la sensación que tenemos cuando tocamos
un objeto caliente, no es tan diferente de la sensación producida
por una reacción puramente química, como por ejemplo cuando
se coloca en la lengua pimienta o ají picante.
Interpretando a Gutman1, se puede afirmar que el empleo de
calor es seguramente la forma más remota de aplicación
terapéutica, que al igual que otros tipos antiguos de aplicación,
estas técnicas son las que más tardan en modernizarse, ya que
están en manos de curanderos y charlatanes, de modo que su
desarrollo queda al margen de la evolución científica.
Para dar la validez científica necesaria para la aplicación
terapéutica del calor, es indispensable fijar sus bases físicas,
biológicas y fisiológicas, y son éstas las que a continuación se
estudian.
1 Gutman, Zauner. FISIOTERAPIA ACTUAL. 19 Ed. Jims. Barcelona, España.pp
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
4
TEORIA CINETICA DE LA ENERGIA
TERMICA
El calor, resumiendo algunas definiciones, es un
desplazamiento constante de las moléculas de una materia.
De acuerdo a la teoría cinética, es una de las formas de
energía de la que están dotados todos los cuerpos, que se
origina por el incesante movimiento de las moléculas que
constituyen a toda materia.
La energía térmica se caracteriza porque la materia puede
adquirir o ceder calor.
El calor se manifiesta porque modifica la temperatura de los
cuerpos, por hacerlos variar de volumen o cambiarlos de estado.
En el organismo se interpreta, basicamente como una
sensación térmica.
Al transmitir calor a un cuerpo la energía cinética de sus
moléculas aumenta, así como también su temperatura y volumen.
Cuando se calienta un objeto sus moléculas absorben energía
térmica, con lo cual aumentan sus movimientos -que en el caso
de los sólidos son vibratorios-. Estos movimientos se hacen más
intensos a medida que el calor incrementa hasta que las
moléculas se separan y empiezan a moverse libremente -aunque
con cierta atracción, lo que impide que se produzca una gran
variación de volumen-.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
5
Bajo estas condiciones los sólidos pasan al estado líquido.
Si continúa la transmisión de calor a los líquidos, la energía
cinética aumenta hasta superar ese nivel de atracción, con lo cual
pasa del estado líquido al estado gaseoso. Como podemos
apreciar la energía térmica provoca en los líquidos y gases
movimientos más veloces. La aceleración de los movimientos en
los gases induce al aumento de presión cuando el volumen es
constante, o a un aumento de volumen cuando la presión
permanece fija.
Según la teoría cinética la materia puede presentarse bajo
tres aspectos: sólido, líquido y gaseoso, de acuerdo a la
velocidad e intensidad con que se mueven sus moléculas.
En los sólidos, las moléculas presentan movimientos
vibratorios y oscilatorios. En los líquidos, solo se dan
movimientos oscilatorios. En los gases los movimientos son
traslatorios. Es decir, que aumentando la temperatura el grado de
cohesión disminuye.
La transmisión de calor, por energía térmica, puede
producirse entre dos cuerpos aunque no estén en contacto, pero
que se encuentran a temperaturas diferentes. Esto se debe a que
la energía térmica puede irradiarse por el espacio y producir
efectos de resonancia con átomos para que vibren con
frecuencias similares a la suya.
La generación de energía en forma de calor se produce por
la transformación de otros tipos de energía.
Basicamente, el calor no difiere mucho de otras formas de
energía. Su característica principal, al tener moléculas con
movimientos libres, es su desorganización, o entropía. Otras
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
6
formas de energía pueden ser o no organizadas, como la
mecánica, eléctrica o química. Estas formas de energía pueden
transformarse en calor. También el calor puede generar otras
formas de energía, aunque no en un 100%, debido a la entropía,
ya que modificar el desorden en orden es difícil.
A manera de ejemplo podemos ver que el roce o choque
entre dos superficies (como se produce entre las partes de una
máquina) genera calor por fricción o rozamiento, es decir la de
energía mecánica es transformada en energía térmica. El paso
de una corriente o energía eléctrica a través de un conductor
incandescente hace que éste produzca calor. La combustión,
hace que la energía química de los combustibles se convierta en
calor. Opuestamente, el calor puede transformarse en otras
formas energía, así por ejemplo, la incandescencia o la
combustión se convierten en luz, o como en las máquinas de
vapor el calor se torna en energía mecánica.
La unidad para medir el calor es: la caloría. La caloría (cal.),
también llamada caloría gramo, expresa la cantidad de calor
necesaria para elevar la temperatura de un gramo de agua de
14.5ºC a 15.5ºC. Son sus múltiplos: la kilocaloría que equivale a
mil calorías y la termia a un millón.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
7
TEMPERATURA
Por definición es el grado mayor o menor de calor de los
cuerpos.
En consecuencia, para determinar cuán frío o caliente se
encuentra un cuerpo se habla de temperatura.
La temperatura de un objeto está relacionada con la energía
térmica.
Calor y temperatura no deben interpretarse como
sinónimos.
La temperatura también puede ser definida como un
indicador del porcentaje de energía que da el movimiento
atómico.
Una de las principales características de la temperatura es
que define la dirección en la que se desplaza el calor, cuando se
ponen en contacto dos cuerpos u objetos. El calor pasa siempre
hacia el cuerpo u objeto que tiene la temperatura más baja. Este
proceso continua hasta que ambas temperaturas quedan
igualadas. Cuando dos cuerpos tienen la misma temperatura, no
fluye energía térmica entre éllos.
La temperatura se mide o expresa mediante escalas de
temperatura o escalas temométricas.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
8
En el mundo se utilizan diversas escalas. A nivel
internacional la escala más difundida es la Celsius, también
llamada centígrada. Los países anglo-sajones utilizan la escala
Farenheit. En física se emplea la escala Kelvin.
En la escala Celsius (C) el cero (0º), corresponde al punto
en que el agua pura toma el estado sólido, los 100º es el punto
en que el agua ebulle, a la presión atmosférica del nivel del mar.
La escala está divida en 100 puntos o grados, que marcan los
intervalos entre un punto y otro.
La escala Kelvin o absoluta, ha sido fijada con base en dos
valores concretos de temperatura, en los cuales se encuentran
dos efectos característicos. El punto menor o inferior es llamado
el cero absoluto, que es la temperatura en la cual las moléculas
no presentan ningún movimiento. El punto mayor o superior,
corresponde al valor triple en que el agua puede coexistir entre
los estados sólido (hielo), líquido y gaseoso (vapor de agua). A
este punto se ha asignado el valor 273.16. Esta escala está
dividida en intervalos que reciben el nombre de Kelvin (K) o
grados Kelvin (ºK), el cero absoluto corresponde a 0K o 0ºK, y el
valor superior a 273.16ºK o 273.16K.
A pesar del uso común y difusión de la escala centígrada,
ésta presenta desventajas, la más importante es que el grado 0
(cero) no corresponde a la carencia total de movimientos
atómicos, por tanto el 0ºC no es la temperatura más baja que se
puede alcanzar.
En la vida cotidiana podemos observar que en muchos
lugares del mundo baja mucho más de 0ºC y la vida se desarrolla
con normalidad. Por otra parte, vemos que con temperaturas muy
inferiores a 0ºC los movimientos atómicos siguen presentes. Este
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
9
hecho ocasionaría problemas para calcular los movimientos
atómicos, o determinar reacciones químicas, o la expansión de
gases con la temperatura.
Por estas razones, entre otras, el Sistema Internacional de
medidas utiliza la escala Kelvin, ya que el 0K es la temperatura
más baja posible de alcanzar. (El cero absoluto hasta el presente
no se puede alcanzar. En la práctica, la temperatura más baja
que se puede obtener es de 0.001K, el grado 1K se alcanza en
muchos laboratorios). La temperatura 0ºK equivale a -273ºC.
Para convertir la escala Celsius a la Kelvin se suma 273, para
convertir la escala Kelvin a la Celsius solo se resta 273. La
fórmula correspondiente se expresa de la siguiente manera:
K = C + 273 y C = K -273
Así, por ejemplo, la temperatura corporal normal de 37.0ºC
corresponde a 310K.
La piel del cuerpo humano es muy sensible a los cambios de
temperatura. Es así que el labio inferior pueden detectar cambios
de décimas de grado. Sin embargo, cuando los cambios de
temperatura son lentos y progresivos pueden pasar
desapercibidos. También podemos observar que la piel puede
interpretar erroneamente las temperaturas extremas, como por
ejemplo el aire líquido o el cloruro de etilo (que producen frío
intenso) dan sensación de quemadura, lo mismo sucede con el
agua muy fría o muy caliente.
Por todo lo expuesto podemos colegir que los términos frío y
calor, no tienen significación física. Los vocablos frío y caliente
toman como referencia la temperatura del organismo y la
sensación que en él producen. Las temperaturas elevadas se
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
10
expresan como calor y las temperaturas bajas como frío.
Los termómetros sirven para medir la temperatura. Su
construcción depende de la escala de temperatura que se quiere
medir y de la precisión con la que se pretende hacerlo.
En su manufactura se aprovechan las propiedades
termométricas de los materiales, es decir su capacidad para
cambiar de volumen o longitud. Los más empleados en el campo
de la salud son los de mercurio, y para cuantificar la temperatura
ambiente los de alcohol. Actualmente podemos disponer de
termómetros digitalizados que registran con mayor precisión
pequeñas modificaciones de las temperaturas.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
11
La influencia del calor en la conducta del agua, frente
a los cambios de temperatura, tanto por las
características singulares con que se manifiestan los
efectos
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
12
CALOR Y ESTADOS DE LA MATERIA
La influencia del calor en el comportamiento del agua, frente
alos cambios de temperatura, tanto por las características
singulares con los que se manifiestan los efectos físicos del calor,
como por sus aplicaciones en el campo de la Fisioterapia,
resultan de vital importancia, por lo cual constituye un excelente
parámetro de estudio.
La diferencia esencial radica en la temperatura a la cual los
diferentes materiales se funden o ebullen. A temperatura muy
baja, próxima al cero absoluto, las moléculas del agua asumen
un orden determinado y casi sin ningún movimiento. Al
incrementar la energía térmica éstas empiezan a vibrar
ligeramente, aunque no llegan a tener movimiento, debido a
potentes fuerzas intramoleculares. A medida que el calor
aumenta y sube la temperatura, la vibraciones son mayores y hay
más espacio entre las moléculas. De esta manera una pieza de
hielo empieza a expandirse a medida que la temperatura sube.
Con muy raras excepciones todas las sustancias se expanden
con el calor.
La estructura molecular del agua sigue modificándose con el
aumento de temperatura y los movimientos se hacen más
intensos. En estas condiciones el hielo sólido se convierte en
líquido a 273K (0ºC). Para provocar esta situación, convertir el
hielo de 0ºC en agua líquida a 0ºC, se requiere de mucha energía
aunque no signifique un cambio de temperatura. Por esta razón
se utiliza con ventaja el hielo, frente al agua a 0ºC, para fines
terapéuticos. La energía requerida para fundir el hielo, sin
cambiar la temperatura, es de 335.000 J/kg, equivalente a 80
cal/kg.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
13
A esta situación se denomina calor latente de fusión del
agua.
La mayor parte de las sustancias se expanden cuando se
funden. El agua es una de las raras excepciones, pues sus
moléculas pueden compactarse en mayor número en el
desorden, debido a ello el hielo es menos denso que el agua.
Esta condición también afecta al agua en estado líquido, pues
cuando la temperatura del agua asciende de 0ºC a 4ºC, el agua
en estado líquido se "encoge", y cuando la temperatura supera
los 4ºC, el agua se expande, como lo hace la mayoría de los
líquidos.
Cuando el agua en estado líquido adquiere mayor energía
térmica, sus movimientos moleculares se hacen más rápidos y
desordenados, hasta que se hacen tan violentos que no pueden
mantenerse unidas y salen "disparadas". De esta manera el agua
líquida pasa al estado gaseoso. Esta situación se produce al
alcanzar los 100ºC de temperatura (a la presión atmosférica del
nivel del mar). A este gas se denomina vapor. El término vapor es
empleado también como niebla de gotitas de agua, situación en
que el gas puede volver al estado líquido. El vapor no tiene color,
ni olor, como el aire.
Cuando el agua se encuentra en estado gaseoso, las
moléculas vuelan libremente porque los lazos intermoleculares
han sido rotos. Esta ruptura demanda gran cantidad de energía,
habiéndose calculado que se requieren 2.260.000 J/kg (540
cal/kg).
A esta condición se llama calor latente de vaporización del
agua.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
14
El enfriamiento del cuerpo por evaporación o transpiración
resulta muy eficiente debido a la gran cantidad de energía que se
elimina. Así cada vez que se elimina por evaporación una
molécula de agua a través de la piel, se produce enfriamiento. En
condiciones normales se elimina por el sudor cerca de medio litro
de agua al día, lo que significa aproximadamente una fuerza de 1
megajoule de gasto diario. En un día de calor hay mayor
eliminación de líquidos, al igual que con la actividad física intensa
pueden perderse varios litros de agua. Cuando el aire es
húmedo, el enfriamiento por evaporación es menos efectivo, por
lo cual el calor se hace menos tolerable.
Los gases se expanden de una sola forma. Cuando la
presión permanece constante el volumen gaseoso es
proporcional a la temperatura Kelvin. Por el contrario, cuando el
contenedor es sellado para mantener el volumen constante, la
presión es proporcional a la temperatura Kelvin, lo que se
denomina la ley ideal del gas.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
15
EFECTOS GENERALES DEL CALOR
De acuerdo a lo expuesto anteriormente, podemos
determinar cuáles son los efectos del calor.
La energía térmica en un cuerpo determina cambios en su
estado. Así cuando aumenta la cantidad de calor en un cuerpo
sólido, éste se llega a fundir. Por el contrario, en el estado líquido
cuando la temperatura disminuye se solidifica al alcanzar la
congelación.
Cuando aumenta la temperatura las moléculas del cuerpo se
agitan y separan produciendo su dilatación. Al enfriarse produce
un efecto contrario que es la contracción.
La dilatación puede ser lineal cuando afecta a una sola
dimensión de la materia, superficial cuando afecta a dos,
volúmica cuando afecta a tres. Estos efectos deben tomarse en
consideración para diversas actividades que van desde las
orgánicas hasta las de ingeniería y arquitectura.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
16
DIFUSION DEL CALOR
La difusión o propagación del calor puede realizarse por tres
diferentes procesos2:
a) Por conducción, en este caso las moléculas con más
energía cinética, por tanto térmica, ceden parte de su energía a
las moléculas frías adyacentes. Es decir la transferencia de
energía se produce simplemente por el choque de un átomo con
otro. De esta manera la difusión de la energía térmica se realiza
de molécula a molécula, sin que sea necesario alterar sus
posiciones.
Así, cuando calentamos una varilla metálica, exponiéndola
al fuego en uno de sus extremos, existe una elevación de la
energía de los átomos, haciendo que vibren más rapidamente.
Estos átomos colisionan con sus vecinos provocando vibraciones
en éllos, de esta manera se va transfiriendo la energía térmica a
lo largo de toda la varilla, provocando una gradiente de
temperatura.
El proceso de conducción se verifica principalmente en
elementos sólidos.
La gradiente de temperatura depende de la conductividad
térmica de la sustancia o material de que está hecho el objeto.
Los materiales varían ampliamente en su capacidad para
conducir el calor. Los metales, por lo general, son buenos
conductores del calor, merced a los electrones libres que tienen
en su estructura atómica. La plata y el cobre son lo mejores. Los
2 Gustafson, Physics for Heath Sciences, 198 , Ed. pp
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
17
no-metales son malos conductores, y estos no-metales se
encuentran en todos los materiales de los que está hecho el
cuerpo humano.
Cuanto mayor es la conductividad térmica tanto menor es el
gradiente térmico para que el calor fluya desde un extremo al
otro.
Por ejemplo: Si colocamos tres cucharillas en un recipiente
con agua caliente, una de plata, otra de acero y una de plástico,
veremos al cabo de unos minutos que el mango de la cucharilla
de plata está muy caliente, en tanto de la cucharilla de acero
estará tibia y finalmente que de la cucharilla de plástico casi no
habrá variado su temperatura.
b) Por convección, consiste en la transferencia de calor
gracias a las corrientes originadas en el interior de los materiales,
haciendo que las moléculas calientes asciendan y las frías
desciendan. Con este proceso el calor se difunde de manera
óptima, aunque los elementos conducen mal el calor.
El proceso de convección se verifica fundamentalmente en
los líquidos y gases siendo muy raros los sólidos.
En el cuerpo la sangre transporta calor desde su interior
hacia la piel, a fin de compensar la pérdida de calor.
La gravedad juega un rol importante en la difusión del calor
por convección. Muchos fluidos al calentarse se expanden (a
excepción del agua por debajo de los 4ºC) y tienen una densidad
más baja que los fluidos fríos de su alrededor, de acuerdo al
principio de Arquímides, los cuales flotarán en la parte superior y
las moléculas frías al tener mayor densidad se sumergirán hacia
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
18
el fondo.
El ejemplo típico sucede en una olla puesta a calentar. Así,
el agua fría al ser calentada asciende desde la base hasta su
borde, haciendo que el agua fría descienda, de donde resulta una
corriente convectiva. En cambio, si colocamos un calentador
eléctrico en la parte superior de una olla con agua, no se produce
esta corriente convectiva, de tal manera que solamente la parte
superior del agua estará caliente, mientras que la base apenas se
entibiará.
La forma en que se puede evitar la difusión del calor por
convección es eliminando la circulación entre un fluido y un no-
fluido. Las botellas "termo" emplean este principio, ya que al estar
compuestas de dos recipientes, uno dentro del otro, existe un
espacio del cual se extrae el aire, de donde resulta un vacío que
evita la convección y la conducción del calor, de dentro a fuera y
viceversa.
c) Por radiación, cuando los átomos de un objeto
calentado vibran, estos liberan energía electromagnética (luz,
rayos infrarrojos, micro-ondas, etc.), energía que se irradia. Esta
irradiación transporta energía, así que ella puede transmitir calor,
incluso en el vacío, que pueden atravesar sustancias que son
transparentes a ella. La energía térmica radiante experimenta
reflexión en superficies blancas y absorción por superficies
negras. De esta manera, la radiación puede transmitir energía
entre un objeto y otro distante.
La cantidad de energía que irradia un cuerpo depende de su
temperatura.
Cuando la radiación alcanza altas temperaturas se hace
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
19
visible, puede ir desde el color rojo al blanco. Con temperaturas
un poco más bajas, al no existir mucha radiación, ya no emiten
luz. A esta radiación se llama radiación infrarroja, la cual no es
visible. Un objeto calentado a 600ºC empieza a emitir luz, de
color rojo y además radiación infrarroja. Cuando se alcanza una
temperatura de 3000ºC, se irradia grandes cantidades de luz
blanca e infrarrojos.
La Tierra es calentada por radiación del Sol, que da
inmensas cantidades de energía radiante, logrando entibiar la
tierra, evaporar el agua de los océanos y una pequeña parte se
convierte en energía química por acción de las plantas.
El color de la superficie de los objetos es un factor
importante para poder determinar la cantidad de radiación que
puede liberar. Los colores oscuros son los que emiten más
radiación, por ello los objetos negros dan más calor que los
blancos, y los brillantes menos que todos. El color también es
importante para saber cuánta irradiación absorberán. Los oscuros
lo hacen en mayor cantidad que los claros.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
20
CALOR LATENTE DE FUSION
Las sustancias puras tienen valores muy concretos para las
temperaturas que determinan su paso de un estado a otro, en
cambio las aleaciones y mezclas tienen valores aleatorios. Todas
las sustancias necesitan absorber calor para cambiar de estado,
a lo cual se llama calor latente de fusión. Sucede lo inverso
cuando pierden calor. La energía térmica se determina, en
condiciones normales de presión atmosférica (de 760 mm de Hg),
en julio/kilogramo.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
21
TRANSFERENCIA DE CALOR EN EL
CUERPO
La temperatura del organismo humano es constante y
equilibrada. Oscila entre los 36ºC y 37ºC. Sus variaciones tienen
significación clínica precisa. El cuerpo tiene sistemas de control
que garantizan esa temperatura, entre los que se destaca la
función del hipotálamo. El factor de control más importante es el
equilibrio entre la producción y desgaste calórico.
La producción de calor se verifica esencialmente por la
combustión metabólica, a través de la oxigenación celular, que a
su vez depende de la circulación sanguínea, la misma que está
relacionada con la actividad cardíaca que la bombea.
Otra forma de producción de calor está supeditada a la
actividad muscular, la cual puede modificar signicativamente la
temperatura corporal, a través de contracciones tónicas muy
aceleradas, llamadas escalofríos.
Para la eliminación o pérdida de calor, el organismo recurre
a tres procesos:
1) Radiación. El cuerpo emite calor por la piel al medio
ambiente. Es tipo de eliminación significa el 60% de la pérdida
calórica total, que en caso necesario puede ser superior, para lo
cual incrementa la temperatura de la piel.
2) Evaporación. Por medio de la transpiración el cuerpo
llega a eliminar el 25% del total. Esta condición depende,
además, del grado de sudoración y humedad del medio
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
22
ambiente. Este aspecto es importante para calcular el gasto
energético, pues cada gramo de agua evaporado significa un
desgaste de 0.580 calorías.
3) Conducción y convección. Significa el 15% restante
de la pérdida calórica total.
Todos los tipos de difusión o transferencia de calor son
importantes en el cuerpo.
Las grandes cantidades de calor que se producen en el
interior del cuerpo y llegan a la piel, se dan por conducción y
convección de la sangre.
La convección de la sangre se produce al ser bombeada por
el corazón. Este proceso de convección es más eficiente que el
de conducción, debido a que las partes del cuerpo son malos
conductores del calor.
De no producirse difusión del calor por convección, el
interior del cuerpo alcanzaría una temperatura tan alta que no
podría trabajar adecuadamente. El cuerpo regula su temperatura,
principalmente, controlando el flujo de sangre en la piel. Cuando
existe temperatura elevada, los vasos sanguíneos de la piel se
expanden aumentando el flujo de sangre y el flujo de calor hacia
la piel. En cambio, cuando el cuerpo se enfría, los vasos se
contraen, reduce el flujo de sangre y de calor en la piel.
En la piel el calor se elimina por conducción, convección o
radiación, además por evaporación refrigerante.
El calor se difunde por conducción a cualquier lugar que
tocamos. El aire que está alrededor de nuestros cuerpos al elevar
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
23
su temperatura produce corrientes de convección que eliminan
calor. La partes descubiertas irradian calor.
Nuestro sudor produce evaporación. El enfriamiento por
evaporación no es muy eficiente ni controlable, ya que el cuerpo
puede llegar a sudar hasta un litro por hora o casi a no sudar.
Algunas personas emplean vestimentas especiales, de goma o
plástico, para "eliminar con el sudor algo de grasa". Se perderá alguna
cantidad de agua, para enfriar el cuerpo, pero no se produce pérdida de
grasa. La disminución pasajera de peso será por eliminación de líquidos.
Este método es peligroso, ya que el incremento de la temperatura
corporal, causada por aislamiento extra, es riesgoso pues la exagerada
eliminación de líquido puede provocar deshidratación que puede llegar a
ser nociva o fatal, al causar un sobrecalentamiento corporal. Se debe
tener en cuenta que los mecanismos de regulación de la temperatura
corporal son diferentes, según se trate de una modificación general o
local.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
24
HIPERTERMIA E HIPOTERMIA
La hipertermia, o aumento de la temeratura corporal, es una
modificación funcional al excesivo suministro de calor, que induce
al organismo, a que el mecanismo termoregulador resulte
insuficiente.
La hipertermia o hiperpirexia puede producirse debido a un
proceso infeccioso o tóxico, a fenómenos químicos
(medicamentos que producen fiebre artificial o piretoterpia) o a
fenómenos físicos (exposición generalizada a las ondas cortas o
fiebre diatérmica o a la energía radiente del sol por periodos
prolongados).
La hipertermia produce intensa diaforésis, evaporación y
polipnea, con la consecuente pérdida de líquidos y de peso, y
reducción del líquido intersticial. En la sangre se observa
aumento del pH, disminución parcial del CO2, leucocitos y
granulocitosis. Los síntomas clínicos de la hiperpirexia son
cianósis y confusión mental, atribuibles a la disminución de
oxígeno de la sangre.
La hipotermia, es el descenso de la temperatura corporal.
Constituye uno de los principales peligros cuando se realizan
actividades al aire libre con un tiempo frío. La caída en agua fría
resulta especialmente peligrosa, ya que el agua y las ropas
mojadas absorben rapidamente el calor del cuerpo, por tanto,
cualquiera que se encuentra en este riesgo debe ser sacado del
agua lo más rápido posible para sobrevivir. Cuando el agua está
a los 10ºC el tiempo de sobrevivencia es de solo 1 a 2 horas.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
25
Cuando el cuerpo pierde demasiado calor, la primera
reacción a la pérdida de calor es la reducción del flujo de sangre
a la piel, luego el cuerpo trata de aumentar la producción de calor
provocando escalofríos, estos escalofríos se mantienen hasta
que se agotan las reservas de carbohidratos, luego de lo cual la
temperatura cae y en consecuencia la presión sanguínea y el
flujo disminuyen. En tal estado la víctima se encuentra distraída y
confusa, para pasar luego a la irritabilidad. En estas
circunstancias la temperatura puede deslizarse hasta los 33ºC,
en que ya no es posible generar más calor para restaurar las
funciones corporales. Ahora se hace indispensable aplicar calor a
la persona para poder revivirla.
Se debe advertir que la apatía y confusión de la hipotermia
temprana se confunden facilmente con los síntomas de la fatiga.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
26
EFECTOS BIOLOGICOS Y
FISIOLOGICOS DEL CALOR
Para comprender las innumerables y complejas reacciones
orgánicas inducidas por el suministro de energía térmica y poder
interpretar su significación terapéutica, se hizo un resumen del
tema de la obra de Farnetti3, en la cual los estudiosos
encontrarán aspectos más detallados.
La vida es una sucesión de reacciones biológicas que son,
en su mayor parte, esotérmicas, o sea dependientes de la
producción de calor. Es decir, proviene de la transformación de la
energía química en calor. Por otra parte el medio ambiente, con
sus eventuales diferencias de temperatura, puede sustraer o
aumentar calor, influyendo en la temperatura corporal. Así, se
plantea un permanente conflicto entre la producción y dispersión
de calor.
La termoregulación corporal es el fruto de complejos y
altamente diferenciados mecanismos que realiza el sistema
nervioso (central, periférico y autónomo), con ellos se asegura la
homeotermia corpórea.
La termoregulación determina la rapidez de las reacciones
químicas y de los procesos físicos que no dependen de factores
externos. Esta regulación no es absoluta y varía según los
órganos y diferentes partes del cuerpo y la actividad bioquímica
del momento, lo que hace aun más complejo este proceso.
3 Farnetti, Pietro. Terapia Fisica e Reabilitaziones. Tomo I. 1974. Ed Wassermann. Milano, pp.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
27
Así, por ejemplo, se ha determinado que en el hombre la
temperatura promedio a las 4 de la mañana es de 36.5ºC y a las
4 de la tarde llega a los 37.5ºC. En el primer año de vida la
temperatura alcanza los 37.6ºC. La actividad física, que acelera
las reacciones bioquímicas, provocan un aumento de la
temperatura corpórea de 0.5 a 1ºC, según la intensidad. La
temperatura ambiental tiende a modificar nuestra temperatura,
substrayendo calor cuando ésta es inferior a los 37ºC o cediendo
calor cuando es mayor.
A estas variaciones se dan respuestas neurovegetativas, tan
importantes en el "modelo neuro-reflejo", actualmente empleado
en fisioterapia.
La siguiente tabla esquematiza los medios que emplea el
organismo para regular su propia temperatura:
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
28
BALANCE CALORICO ORGANICO
MEDIOS DE PRODUCCION
1. Actividad muscular
a) Escalofríos
b) Hipertonía, tremor
c) Contracciones voluntarias
2. Aumento del metabolismo celular
a) por causa endógena (hormonal)
b) por causa exógena (medicamentos, toxinas)
MEDIOS DE DISPERSION
1. Diaforésis
2. Vasodilatación cutánea
3. Ventilación pulmonar
La respuesta orgánica a la administración de calor sigue, en
sentido genérico, un esquema temporal concebido de la siguiente
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
29
manera: la fuente térmica estimula la piel y las terminaciones
sensitivas termoceptoras, este impulso aferente llega al centro
termoregulador del sistema nervioso central, del cual parten
impulsos eferentes directos, según la necesidad, al sistema basal
(vasodilatación o vasoconstricción arterial y capilar), a las
glándulas sudoríparas y al músculo.
Estos conceptos se esquematizan en la siguiente tabla:
TERMOREGULACION
Por exceso de calor
a) Control nervioso
b) Vasodilatación cutánea
c) Diaforésis
d) Hiperventilación
Por pérdida de calor
a) Control nervioso
b) Escalofríos, tremor
c) Aumento del metabolismo
d) Vasoconstricción cutánea
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
30
REACCIONES DEL SISTEMA NERVIOSO
Un estímulo térmico, adecuado, aplicado a la piel excitará
las terminaciones sensitivas especializadas, desencadenando
reacciones a nivel segmentario medular e inclusive
suprasegmentarias, provocando respuestas neurovegetativas, lo
que en esencia constituye el denóminado modelo "neuro-reflejo"
en que la Fisioterapia moderna encuentra fundamentos.
Uno de los ejemplos más demostrativos de la importancia de
la actividad refleja neurovegetativa a las variaciones térmicas,
está representado por el siguiente fenómeno: la aplicación local
de calor a una cierta intensidad y duración, a determinada zona,
produce en el organismo un fenómeno vasomotor "consensual"
por el cual se encuentran variaciones vasomotoras en una zona
corporal no expuesta a la acción térmica.
Así, la exposición por 5 minutos del pie derecho a rayos
infrarrojos, produce un aumento de la temperatura cutánea local
de 6ºC, paralelamente se produce un aumento de la temperatura,
por vasodilatación cutánea, de 5ºC en el pie izquierdo (Fischer,
1992. Barrientos y col. 1995, repiten la prueba controlando la
temperatura con el aparato MYOMED 432 de Enraf Nonius, en
las pantorrillas, obteniendo similares resultados).
Trabajos experimentales han demostrado que la aplicación
de calor por diatermia al tórax y abdómen, o de una compresa
caliente sobre la raíz de la arteria, induce al aumento del flujo
hemático a la extremidad distal del miembro. Estas
modificaciones permanecen por más de una hora después de la
aplicación térmica, con reducción progresiva.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
31
La distribución de los termoceptores periféricos no es
homogénea. Los corpúsculos de Krause, receptores del frío, son
ocho veces más numerosos que los de Ruffini que registran el
calor. Estos termoceptores nos permiten percibir las variaciones
(discriminativas) de temperatura, que se hacen conscientes en
los centros superiores.
El centro nervioso que regula la circulación periférica y la
sudoración está situada en el hipotálamo, el cual está conectado
con todos los otros centros importantes de la vida vegetativa.
Varios estudios aseguran que existe una actividad refleja de
tipo axónico que es sensible a los estímulos térmicos (y de
alguna manera dolorosos), que están topograficamente limitadas
a la influencia segmentaria de una sola fibra nerviosa.
El aumento del flujo hemático corresponde al incremento de
la temperatura no solo de la piel, si no del tejido subcutáneo, con
elevación del metabolismo celular y del consumo de oxígeno por
parte del tejido. El efecto diaforético que se produce por
sudoración de la zona tratada, puede considerarse como una de
las formas de participación del sistema termoregulador. Esto
demuestra indirectamente que existe excitabilidad de los
termoreceptores periféricos los cuales dan inicio a reacciones
neurovegetativas reflejas de tipo consensual, que interesa a la
vía efectora vasomotriz, la vía efectora glandular sudorípara, etc.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
32
REACCIONES DEL APARATO
CARDIOCIRCULATORIO
Las modificaciones funcionales reflejas, que participan en el
sistema de termoregulación, tienen repercusión primaria en la
vasodinámica, la que está en directa relación con la extensión de
la superficie corporal sometida a la acción térmica, por aumento o
disminución, pues sus variaciones determinan la respuesta
neurovegetativa. Por estas razones podemos diferenciar entre
reacciones al calor localizado y al calor generalizado.
a) Reacciones al calor localizado. La aplicación de calor (no
urente) a una parte del cuerpo provoca dilatación de las arteriolas
cutáneas con el consiguiente aumento de la presión hemática
intracapilar. El mayor flujo hemático local provoca calentamiento
de mayor cantidad de sangre que, abandonando por el sistema
venoso, dispersa por el cuerpo el calor adquirido. Por esta razón
la temperatura cutánea es menor que si se impidiese el flujo
hemático.
b) Reacciones al calor generalizado. Si la aplicación de
calor se realiza sobre un área extensa, la difusa vasodilatación
cutánea causa disminución de la resistencia circulatoria
periférica, así el trabajo cardíaco aumenta proporcionalmente,
para mantener la presión suficientemente alta.
El flujo del sistema basal linfático no es influenciado por el
calor. Las investigaciones demuestran que la energía térmica, en
sus diferentes fuentes no provoca modificaciones en la
producción de linfa, como se puede conseguir con el ejercicio
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
33
pasivo y activo o el masaje.
REACCIONES DEL APARATO GLANDULAR
CUTANEO
Si la aplicación de calor tiene suficiente intensidad y se
realiza en una zona extensa, el proceso de termoregulación
provoca la participación del aparato glandular cutáneo
sudoríparo. De hecho la sudoración es un mecanismo de
regulación muy eficaz, pero está condicionado por el grado de
humedad del ambiente.
Las glándulas sudoríparas, que se encuentran en el estrato
cutáneo, están particularmente difundidas en ciertas zonas
corporales, como: cabeza, axila, palmas de la mano, los pies y la
zona inguinal, que por estimulación de las vías efectoras
neurovegetativas eliminan sudor a través de los poros de la
superficie cutánea, produciéndose así la evaporación que se
manifiesta por una sensación de refrescamiento.
El sudor es una solución acuosa de sal con pH ligeramente
ácido, que oscila entre 6 y 7, su composición media es la
siguiente: Agua 995.7%, cloruro de sodio 2,22%, úrea 0.05%,
cloruro de potasio 0.05%, entre los principales.
La diaforésis no solamente se limita a la zona cutánea
expuesta al calor, es siempre más extensa y se instaura con
cierto retardo. El efecto diaforético ocurre con temperatura
ambiente superior a los 29ºC, en condiciones de reposo físico. En
un día normal de trabajo el cuerpo elimina de 1.200 a 1.500 cc.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
34
REACCIONES MUSCULARES
Es un hecho conocido que el calor provoca una disminución
del tono basal de la musculatura estriada. La relajación, que es
una situación neuro-muscular particular, se debe a la notable
reducción del estado excitatorio de la unidad motora. La acción
miorrelajante del calor se percibe mejor si existe una estado
previo de hipertonía.
Aún no se conoce del todo el mecanismo por el cual el calor
tiene acción miorrelajante. Una hipótesis señala la siguiente
probabilidad: que en casi todos los casos de hipertonía muscular
se verifica un aumento propioceptivo sensitivo y se supone que el
calor actúa por vía refleja en el control central de la actividad
propioceptiva, o directamente sobre el aparato receptor
propioceptivo periférico (huso muscular u órgano tendinoso).
Es un hecho conocido que la excitabilidad de los
propioceptores periféricos al estiramiento está regulada por el
sistema gamma, el cual a su vez es mantenido en actividad por
impulsos provenientes de la corteza cerebral, del mesencéfalo y
cerebelo. Por otra parte, la aplicación de calor a la región
hipotalámica o a la piel del cuello, induce a la disminución de la
actividad de las fibras gamma y por tanto reduce la actividad de
los husos musculares.
Por el contrario, la disminución de la temperatura corpórea y
especialmente el enfriamiento de la piel del cuello, provocan
aumento de la actividad de las fibras gamma y en consecuencia
la hiperactividad de los husos musculares y por tanto aumentan
el tono.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
35
La frecuencia de descarga de los impulsos que emergen de
los husos musculares provocados por el estiramiento pasivo
(reflejo de estiramiento), puede ser modificado por variaciones de
la temperatura (por efecto de la frecuencia de descarga a causa
del calor).
Las variaciones térmicas que se registran en la musculatura
profunda son más lentas y menos evidentes que en la piel.
Cuando la superficie cutánea es calentada el mayor aflujo
hemático consecuente, provoca un aumento de la temperatura de
la sangre circulante, la misma que cede calor a los tejidos
circundantes. Cuando se emplea calor endógeno (diatermia) el
gradiente térmico en los tejidos profundos (músculo) es mayor.
REACCIONES RENALES
El flujo hemático a nivel renal y la composición físico-
química de la sangre revisten especial importancia en la
regulación de la función renal. El suministro suficiente de calor a
los tejidos provoca aumento del flujo sanguíneo cutáneo y, para
establecer el equilibrio circulatorio, induce a cierta
vasoconstricción del lecho vascular de los órganos profundos,
mientras que el frío provoca reacciones opuestas.
Un estudio realizado por Farnetti4 señala que, al exponer
todo el tronco a una fuente exógena de calor, ha puesto en
evidencia un aumento de la diurésis acuosa y molar (úrea y
cloruros), además con mayor diaforésis y disminución mínima de
la presión arterial.
4 Farnetti, P. Op.cit
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
36
MODIFICACIONES FISICO QUIMICAS DE LA
SANGRE
El calor, al estimular la diurésis y diaforésis, provoca
hemoconcentración con la consiguiente modificación del plasma
globular. La sangre muestra modificaciones morfológicas y
numéricas. Leucocitosis. Aumento porcentual de los granulocitos,
disminución de los linfocitos y monocitos.
MODIFICACIONES EN EL APARATO
RESPIRATORIO
El aumento del calor corporal mueve a otro sistema de la
termoregulación, que es la hiperventilación pulmonar. De hecho,
aumentando la cantidad de aire ventilado se pierde una
significativa cantidad de calor.
REACCIONES METABOLICAS
La aplicación de calor al provocar aumento de la
temperatura corporal, incrementa la reacción oxireductiva celular.
Como consecuencia de la actividad bioquímica se estimula el
metabolismo celular y orgánico. El incremento del metabolismo
celular es uno de los principales objetivos de la aplicación
terapéutica del calor. Así, cuando se exalta el metabolismo, todos
los procesos enzimático, biológico y celular, son acelerados, con
lo cual se benefician aumentando el sistema defensivo y los
mecanismos de reparación
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
37
TERMOTERAPIA
La termoterapia es la aplicación de calor sobre el organismo
con fines terapéuticos. Es una parte de la Fisioterapia.
ACLARACIONES PREVIAS
Como venimos mencionando en la exposición previa, el
calor como energía que se genera a partir de otras formas de
energía y a su vez puede generarlas, amplía su concepto
incomensurablemente. Así, gran parte del espectro
electromagnético puede generar calor en el organismo, de esta
manera la mayor parte de los agentes físicos pueden
considerarse termoterapéuticos, en consecuencia su estudio
resultaría bastante confuso y complejo.
Por lo mencionado, en este Manual se estudiarán, bajo el
término termoterapia, las formas de aplicación terapéutica del
calor por conducción, así como los efectos fisiológicos, que esta
forma de aplicación producen en el organismo.
Con base en las reacciones fisiológicas que produce la
aplicación de frío -cuya catalogación es termométrica y sensorial-
su estudio se hará en un Manual de Fisioterapia dedicado a
Crioterapia.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
38
CONCEPTOS GENERALES
De acuerdo a lo mencionado tenemos muchos medios a
nuestra disposición y, desde un punto de vista teórico, las
reacciones biológicas son muy similares. Cuándo usar uno u otro
medio termoterapéutico, a decir verdad, será determinado por el
fisioterapeuta basándose en su experiencia o por empirismo.
También consideraremos el recurso que mejor se adapte a las
condiciones generales o locales de la persona, a las posibilidades
del medio y el ambiente, sin descartar los aspectos económicos y
de organización del servicio.
Como se dijo, en este fascículo se estudian los agentes
térmicos de aplicación superficial (cutánea) o exógena
(conductiva), para provocar por vía refleja reacciones sensitivas,
vasomotoras y metabólicas, tanto locales como segmentarias y
generales.
MECANISMOS DE ACCION DE LA
TERMOTERAPIA
La aplicación de energía térmica se sujeta a la ley de los
peldaños o de Ricker, citado por Gutman5. Esta norma establece
que: los estímulos térmicos mínimos actúan sobre los
vasodilatadores, los estímulos medianos sobre los
vasoconstrictores, los estímulos intensos sobre los
vasoconstrictores primero y posteriormente sobre todos.
5 Ob.cit
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
39
De estas afirmaciones se puede establecer que:
a) Con estímulos mínimos se consigue una hiperemia
controlada, con aumento considerable del flujo sanguíneo pero
con la posibilidad de controlarlo por los vasoconstrictores aún no
alterados.
b) Los estímulos de intensidad media causan vasoconstricción
y provocan isquemia por disminución de la luz arteriocapilar,
hasta casi imposibilitar la circulación. Sin embargo, los
vasodilatadores, aún no estimulados, están listos para actuar.
c) Los estímulos intensos también producen vasodilatación
debido a parálisis de los vasoconstrictores, lo cual
consiguientemente permite abrir la luz de las arterias y aumentar
la velocidad del flujo sanguíneo. En estas condiciones se corre el
riesgo de ocasionar éstasis sanguíneo, que puede llevar a la
vasoconstricción de los grandes vasos vecinos al corazón. En el
periodo de post-éstasis se pueden presentar trastornos
circulatorios, con repercusiones neurovasculares, que
nuevamente pueden llevar al éstasis sanguíneo.
Por lo expuesto, podemos establecer la importancia de esta
ley para dosificar la intensidad del estímulo térmico y su duración.
Al controlar la hiperemia obtenemos mejor oxigenación de
los tejidos, eliminación de metabolitos y detritus, aumento del
drenaje linfático, mayor cantidad de elementos defensa
(leucocitos, fagocitos, anticuerpos, etc.), todo ello ayuda a
bloquear procesos infecciosos locales, facilitar o controlar
procesos inflamatorios y/o disminuir el dolor.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
40
INDICACIONES GENERALES DE LA
TERMOTERAPIA
Para dar una orientación terapéutica adecuada para la
aplicación de la energía térmica, debemos asociar una serie de
factores, como:
- las reacciones que provoca en los diferentes aparatos y
sistemas,
- cuál de estas reacciones deseamos estimular,
- mecanismos de acción,
- en qué patología se debe y se puede aplicar,
- el estado en que se encuentra el proceso,
- la condición del sistema somatoestésico y,
- fundamentalmente la actitud y características de la persona,
es decir su selectividad.
Las indicaciones generales de la termoterapia establecen su
empleo para aquellas condiciones en que se quiere estimular el
flujo sanguíneo, incrementar el metabolismo tisular, estimular el
sistema histioumoral orgánico, inducir la relajación muscular y al
alivio del dolor.
La aplicación de calor se puede practicar cuando las
condiciones cardiocirculatorias pueden soportar más trabajo y
cuando los tejidos pueden responder con una tasa metabólica
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
41
adecuada y no están muy dañados.
Se recurre nuevamente a Farnetti, quien agrupa las
principales situaciones morbosas según sus características
anatomopatológicas y las indicaciones generales aconsejables.
ESTADOS INFLAMATORIOS AGUDOS E
HIPERAGUDOS
Las alteraciones orgánicas y funcionales del tejido ligados a un
proceso inflamatorio agudo o hiperagudo no permiten, por lo
general, una termoterapia muy violenta, ya que provocaría una
ulterior sobrecarga metabólica y circulatoria con peligro de causar
alteraciones incompatibles con la vitalidad del tejido (necrosis).
En estos casos el tipo de termoterapia debe ser de intensidad
moderada.
ESTADOS DISTROFICOS
Se debe estimular al máximo el metabolismo y el aporte de
sustancias energéticas (oxígeno, sustancias plásticas). Una
terapia un poco más enérgica está indicada para que estimule la
circulación hemática y el metabolismo. Si la zona corporal está
situada a profundidad se preferirá el calor endógeno al exógeno.
ALTERACIONES CIRCULATORIAS HEMOLINFATICAS
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
42
La termoterapia exógena es más aconsejable por su acción
refleja, y debe estar asociada con otras formas de fisioterapia,
como la vacío-compresión, la kinesioterapia y los masajes.
ESTADOS DOLOROSOS NO DIRECTAMENTE
RELACIONADOS A UN PROCESO INFLAMATORIO
En estas condiciones es preferible emplear la termoterapia
exógena de baja intensidad y larga duración, por su acción
analgésica superficial, ya sea en aplicaciones locales un tanto
extensas, o generales.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
43
METODOS Y MEDIOS
De conformidad a la aclaración previa que se hizo, en este
manual se estudiarán solamente los métodos de aplicación
superficial y por conducción del calor, o aplicación exógena. Los
medios de convección e irradiación se tratarán en otros
manuales.
Dentro de los métodos de calor conductivo se revisarán por
separado las aplicaciones generales y las localizadas.
Los medios de que disponemos pueden clasificarse de
varias maneras. La clasificación más comunmente aceptada es
según el estado físico de la materia y naturaleza del agente
calorífico.
CLASIFICACION SEGUN EL ESTADO FISICO Y
NATURALEZA DEL AGENTE FISICO
MEDIOS SOLIDOS
« arena caliente
« envolturas calientes secas
« almohadillas y mantas calientes
« termóforos
- bolsas de agua caliente
- ladrillos calientes
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
44
MEDIOS LIQUIDOS O SEMILIQUIDOS
« parafina
« compresas húmedas calientes
« fangos o peloides (psammatoterapia)
- orgánicos: vegetal o animal
- minerales: de sedimentación o de corrosión
MEDIOS GASEOSOS
« aire seco
« vapor de agua
Como se podrá apreciar, con estos medios se pueden
realizar aplicaciones generales y superficiales, o en ambos tipos
de terapia. Al detallar las técnicas de aplicación de estos recursos
se mencionarán tales posibilidades.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
45
TECNICAS DE APLICACION
ARENA CALIENTE
Pueden efectuarse aplicaciones locales o bien generales.
Basicamente se emplea en el hogar y la comunidad. Tiene costo
relativamente bajo y su calentamiento puede hacerse con
diferentes recursos domésticos, tanto en los recipientes, como en
los combustibles.
Su acción es esencialmente térmica. Algunos personas
aluden beneficios de los minerales que constituyen este material.
La arena una vez limpia y tamizada debe ser calentada
hasta alcanzar los 40 a 50ºC de temperatura (homogénea). Para
este control se requiere de un termómetro adecuado.
De acuerdo a la aplicación, local o general, se buscará el
recipiente adecuado y con dimensiones apropiadas, al que se
vierte la arena calentada. Se sumerge el segmento corporal
deseado o bien se cubre todo el cuerpo, dejando la cabeza libre.
Obviamente la superficie a tratar debe estar desnuda y limpia, y
en contacto directo con la arena caliente.
El tiempo de aplicación para los baños generales será de
media hora. Las aplicaciones locales deben tener duración de
por lo menos una hora para conseguir resultados terapéuticos.
A la conclusión del tratamiento se debe evitar el enfriamiento
brusco. Pueden o deben realizarse otras formas de terapia, como
por ejemplo la kinesioterapia.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
46
ENVOLTURAS CALIENTES
Las aplicaciones pueden ser locales o generales. Son más
aconsejables para uso doméstico y cuando no se dispone de
recursos técnicos y económicos.
Su acción térmica es limitada, ya que no acumulan mucho
calor y éste se disipa rapidamente, su calentamiento es un tanto
dificultoso, la aplicación no es homogénea o pareja a las
superficies corporales. Para evitar la disipación del calor, o para
que tenga mejor contacto, se suelen colocar un número mayor de
envolturas, cuyo peso puede incomodar a la persona.
Para el calentamiento se pueden emplear sábanas o
frazadas delgadas, las cuales son calentadas con plancha o
colocadas en horno artesanal. No se puede medir la temperatura.
Con las previsiones necesarias se envuelve la zona a tratar.
Cuando disminuye la temperatura debe procederse al cambio por
otras recién calentadas.
La duración de la aplicación general debe ser por media
hora, y la local de por lo menos una hora.
Existen en el mercado almohadillas o cojines y frazadas
eléctricas. En éstas el calor se produce por efecto de la corriente
eléctrica sobre una resistencia adecuada, ubicada en el interior
de la pieza. Tiene un termostato o reóstato, que permite acceder
a diversos grados de temperatura.
Todas estas formas de calor son de poca eficacia
terapéutica, por lo cual no son empleadas por profesionales, y
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
47
son más bien de uso doméstico o cuando no existen otros
recursos.
TERMOFOROS
Las fuentes de generación de calor más comunmente
empleadas por todas las personas son las bolsas de agua
caliente y los ladrillos calentados. Sin embargo, es necesario
mencionar y describir algunos aspectos, especialmente para
evitar quemaduras o abusos que provienen de la impericia o de
creencias populares.
Para utilizar la bolsa de agua caliente, generalmente
confeccionada de goma, el agua debe encontrarse alrededor de
los 75ºC, a fin de no deteriorar la goma. La bolsa debe llenarse
hasta ocupar las 2/3 partes de su capacidad, no más. Antes de
cerrarla se debe extraer el aire restante, para evitar la formación
de vapor. Observar que el tapón sea adecuado para que impida
la salida de agua caliente.
La bolsa debe ser envuelta con algún tejido de lana o
algodón para evitar tanto quemaduras por contacto directo con la
goma, así como para disminuir la disipación rápida del calor. El
agua se entibiará entre los 20 a 30 minutos de aplicación, por lo
cual será necesario, cambiar su contenido por agua caliente. La
aplicación debe ser por una hora a una hora y media.
En algunas ocasiones y por la selectividad de las personas,
se prefiere el calor húmedo. Para conseguir este efecto, la bolsa
con agua caliente, debe envolverse en una toalla previamente
humedecida y bien exprimida. La renovación del agua se debe
hacer en menos tiempo.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
48
Para el empleo de ladrillos, estos deben calentarse al fuego
vivo o en horno hasta que empiecen a cambiar de color. Al
retirarlos del calor, se los coloca en hojas de periódicos, 4 a 5
hojas, y se los envuelve en éllos y por encima se los cubre con
lana o bien con una toalla húmeda, para luego colocarlos en la
superficie del cuerpo a tratar.
Con estos procedimientos y todas las formas de calor, es
indispensable tomar todas las medidas para evitar quemaduras.
De ninguna manera se deben utilizar en niños, ancianos o
personas con alteraciones de la sensibilidad o con trastornos de
la conciencia. Constantemente se debe preguntar sobre las
sensaciones, y éstas en ningún momento deben producir
incomodidad o ser desagradables.
PARAFINA (BAÑOS)
La parafina es una sustancia blanca, de aspecto untuoso, en
forma de cera, que se obtiene de la destilación del petróleo, por
tanto es un hidrocarburo. Por sus características físicas:
maleabilidad, conductibilidad térmica y punto de fusión, es
ampliamente usada como un medio de generación de calor por
conducción.
La parafina tiene un punto de fusión, a nivel del mar, de
53ºC, temperatura a la cual se la emplea con fines terapéuticos.
En este punto de temperatura la parafina, originalmente sólida, se
vuelve líquida y tiene acción térmica al ceder calor por
conducción.
Para que la parafina sea empleada en termoterapia, debe
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
49
ser calentada hasta alcanzar el punto de fusión. Para ello existen
aparatos de uso profesional, pero también se puede recurrir a
elementos domésticos.
La parafina al ser un hidrocarburo, y por tanto una materia
combustible, jamás debe ser puesta en contacto directo con el
fuego o cualquier fuente de energía térmica.
Los aparatos de calentamiento de parafina, para uso
profesional, son construidos en recipientes de doble fondo. Fuera
del recipiente interior se ubica la resistencia eléctrica para
generar calor. Estos equipos están munidos de termostatos para
controlar la temperatura, generalmente ajustados al grado de
fusión. En el recipiente interior se coloca la parafina, que
generalmente viene en bloques de 5 o 10 kg, en la cantidad
adecuada al tamaño y capacidad del recipiente. Se agrega una
parte de aceite mineral (vaselina o glicerina) por cada diez de
parafina; por ejemplo, 1 litro de glicerina para 10 kg de parafina.
El agregado de aceite mineral permite una mayor maleabilidad de
la parafina y acelerar su calentamiento.
Para el uso doméstico, la parafina se coloca en "baño
maría". De esta forma se la hace calentar hasta que empieza a
diluirse. Si no se tiene termómetro para ver cuándo alcanza los
53ºC, se debe observar el momento en el cual se forma, en la
superficie de la parafina, una película o especie de "nata", este es
el momento de retirar del calor y proceder a la aplicación.
Técnica de aplicación
Una pequeña cantidad de parafina líquida, al ser expuesta al
aire se solidifica de inmediato, pero conserva por algún tiempo el
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
50
calor (calor de fusión), y a la vez se vuelve una especie de
aislante. Esta propiedad es la que se emplea para su aplicación
terapéutica.
Son varios los procedimientos de aplicación. El más
empleado, siempre que la forma de la zona corporal a tratar lo
permita (por ejemplo pies o manos), es la inmersión.
Método de inmersión, el segmento se sumerge en parafina
caliente por 1 ó 2 segundos y se saca. De manera inmediata la
parafina empieza a solidificarse, formando un película delgada.
Esta película protege y aísla de la acción térmica de otras
inmersiones. Luego de unos pocos segundos, se vuelve a
introducir el segmento en la parafina líquida por 2 o 3 segundos y
se retira. El proceso se repite por 8 ó 10 veces, hasta que se
forme una capa gruesa de varios estratos. De inmediato se cubre
con una bolsa de plástico y encima se envuelve en toallas para
evitar la pérdida de calor.
Al cabo de unos 15 a 20 minutos la parafina ya no puede
ceder energía térmica, y es el momento que termina el
tratamiento. Se retiran las envolturas, y el guante o bota de
parafina se puede quitar y ser devuelto al recipiente con el resto
de la parafina, para ser reutilizado en muchas otras ocasiones
más.
Embrocaciones, para esta forma de aplicación se emplea
una brocha (de pintura). En este caso, la brocha es sumergida en
la parafina liquida y luego se la pasa por la zona a tratar, se
aguardan algunos segundos para que se solidifique.
Posteriormente se vuelven a pasar varias capas de parafina, las
mismas que serán cubiertas con plástico y luego toallas o
prendas de lana. Esta aplicación se recomienda por ejemplo para
tratar rodillas, hombros, espalda, etc.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
51
Compresas, también suelen emplearse compresas
quirúrgicas (de tela gruesa y porosa) o de gasa, las cuales se
introducen en parafina líquida y después son aplicadas al cuerpo
en número de 4 ó 5. Si bien esta forma es sencilla de aplicar, es
difícil reponer la parafina. Para ello, una vez concluida la
aplicación, la compresa es sumergida de nuevo en la parafina
hasta que adquiere nuevamente el estado líquido, en este
momento se saca la compresa y se la exprime, quedando un
remanente en la gasa.
Batido, es una forma alternativa de aplicación, es "batir" con
un cucharón la parafina cuando está líquida. Al hacerlo se va
formando una especie de espuma (si está muy caliente demorará
más en formar espuma). Cuando ya se tiene una cantidad
apropiada, esta espuma se lleva, con la mano, a la zona a tratar y
se la aplica hasta formar un gruesa capa, finalmente se cubre el
área de la forma descrita anteriormente. Generalmente se usa
cuando se desea cubrir toda la extensión de los miembros o la
espalda.
Efectos.-
Existe la creencia que el petróleo o el keroseno, tienen
efectos particularmente beneficiosos para las enfermedades
reumáticas y que la parafina al ser un hidrocarburo derivado,
tendría similares propiedades. No se pudo encontrar ningún
trabajo científico que avale esta creencia.
Los efectos fisiológicos de la parafinoterapia son los mismos
que los de otras formas de calor exógeno o superficial. Inducen a
una vasodilatación cutánea profusa e intensa sudoración, estas
reacciones tienen acción antiedematizante, por su influencia en la
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
52
circulación hemolinfática y, además, las varias capas de parafina
llegan a ejercer una presión constrictiva, similar a la de un
vendaje. Por los mismos efectos se emplea en el tratamiento de
alteraciones vasculares periféricas, especialmente las post-
traumáticas.
Indicaciones, contraindicaciones y precauciones.-
De manera específica la parafinoterapia está indicada, como
se dijo, en edemas y alteraciones vasculares, especialmente de
origen post-traumático. En artritis, en estado quiescente. Artrosis.
Otras enfermedades articulares y periarticulares, acompañadas
de inflamación localizada y dolor.
Su aplicación está contraindicada en presencia de
alteraciones varicosas, flebitis, ante el riesgo de desprender
émbolos o trombos. Cuando el estado cardiodinámico no es
apropiado, no deben realizarse aplicaciones extensas o
generales. No se utiliza cuando existen alteraciones de la
sensibilidad, pérdida de la conciencia, etc.
Cuando existe solución de continuidad en la piel, la herida,
escara, etc., debe ser cubierta con un buen número de
compresas o gasas, ya que el umbral sensitivo y de tolerancia
estará notablemente bajo, y también a fin de no contaminar el
tejido y/o la parafina.
Rara vez se presentan reacciones alérgicas a la parafina, de
hacerlo el tratamiento debe ser descontinuado.
Frente a una reacción de calor excesivo o de desagrado, el
tratamiento debe ser suspendido, evaluar la situación del
momento, para ver si se debe a un error técnico, a la selectividad,
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
53
o a un daño.
Higiene y Limpieza de la parafina.-
Si bien la parafina es repelente al sudor, no lo es a muchas
otras sustancias que están en la piel, especialmente si las
personas observan poca higiene. Por ello al cabo de un tiempo
de uso, la parafina se torna turbia y en el fondo del recipiente se
observa sedimentos.
A fin de evitar contaminaciones y por razones básicas de
higiene, es indispensable que la zona a tratar sea previamente
lavada con agua y jabón. Si se observa patología dermatológica
no se podrá hacer el tratamiento. Si es indispensable, la parafina
usada debe ser descartada y solamente se harán aplicaciones
por compresas o espuma.
Para limpiar la parafina, los calentadores, llevan un grifo. Se
apaga el equipo. Se dispone de recipientes (baldes) para recibir
la parafina, y de un buen número de compresas. Se coloca un
balde debajo del grifo y a la salida de éste se pone una compresa
doblada, se abre el grifo y la parafina al escurrirse por la
compresa, que sirve de filtro, va dejando sedimento y
suciedades, los cuales deben ser eliminados. Una vez que el
tanque receptor se vació completamente, se lo limpia y se vierte
nuevamente la parafina. Si se observa que aún está sucia, se
repite el procedimiento hasta que adquiera transparencia y se
note su limpieza. Es necesario agregar nuevamente vaselina o
glicerina.
Con estos cuidados se gana la confianza del paciente, se
evitan hiatrogenias, y se ahorra material (pues la parafina puede
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
54
durar muchos meses en uso).
COMPRESAS HUMEDAS CALIENTES
Desde la época en que la poliomielitis hiciera estragos, en
Estados Unidos se utilizaron profusamente las compresas
húmedas calientes. Una empresa norteamericana confeccionó
las primeras compresas con base en silicatos que una vez
sumergidas en agua hirviendo, tienen la propiedad de almacenar
calor por 20 a 30 minutos. En la actualidad también se fabrican
compresas con base en geles (que pueden ser también
calentados en hornos de micro-ondas). En general, las ventajas
que presentan, a parte del almacenaje de calor, es que por su
humedad desprenden buena cantidad de vapor, por lo cual no
existe sensación urente, y en la práctica las personas manifiestan
sentir mayor relajación.
Para su aplicación profesional existen calentadores del tipo
baño maría, con control termostático, en el cual se introducen las
compresas (que existen en diferentes tamaños y tipos) hasta que
adquieren la temperatura del agua, es decir, ligeramente por
debajo del punto de ebullición. Al retirar del agua, se coloca en un
bolsa de plástico (de buen grosor) y se envuelve en toalla,
teniendo por lo menos 4 pliegos de aislamiento.
Las compresas, hechas de silicatos, una vez que han sido
humedecidas no deben secarse, porque pierden su capacidad de
volver a hidratarse.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
55
FANGOS O PELOIDES
El uso terapéutico de fango y de algas es un método
empleado desde épocas remotas. Su desarrollo y uso científico
es mucho mayor en Europa. En nuestro país se cuentan en buen
número fuentes de agua termal que tienen fangos, que pueden
ser empleados con este propósito. En la actualidad, en el
mercado especializado, se pueden adquirir bloques de fango
mezclados con parafina (parafango), así como también algas de
diverso origen, demás los calentadores y agitadores de estos
compuestos.
Los fangos, lodos o peloides (del griego pelos = barro),
tienen componentes sólidos: arcillas, sílices, minerales (sulfatos,
sulfuros, ioduros, etc.), y materiales orgánicos (vegetales o
animales), mezclados con agua, generalmente mineromedicinal.
Por ello sus efectos son físico-químicos, es decir, a parte de su
alto calor específico, se agrega el efecto medicamentoso. Las
aguas termales también tienen similares efectos, los cuales serán
tratados en otro manual dedicado a Hidroterapia.
La aplicación de fangos puede hacerse "in situ", pero es
preferible que estos lodos sean previamente tratados, es decir se
eliminen suciedad y tóxicos.
La temperatura de aplicación oscila, según el tipo, entre los
30 y 45ºC. La aplicación puede ser local o general. La duración
de una aplicación general debe ser progresiva, comenzando con
10 a 15 minutos, de acuerdo a la reacción de la persona, y de
observar buena tolerancia se llega hasta los 30 minutos. La
aplicación localizada es generalmente más prolongada.
De acuerdo a las reacciones observadas, la frecuencia de
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
56
las sesiones es por lo general interdiaria, o bien diaria. Esta
forma de terapia, especialmente en las aplicaciones generales,
requiere valoración clínica previa para determinar el estado
cardiocirculatorio, y durante la sesión se deben controlar las
reacciones cardiodinámicas y la hidratación del paciente.
MEDIOS GASEOSOS
Se debe hacer una discriminación entre el uso de aire
caliente seco y húmedo o de vapor. Esta distinción es necesaria
ya que el aire seco es mejor tolerado por permitir la evaporación
del sudor, con lo cual el sistema de termoregulación orgánica
puede actuar eficazmente, lo que no sucede con el aire húmedo y
ello puede provocar reacciones inesperadas en los órganos
internos.
Aire seco.-
Comunmente el aire seco, calentado por diversos sistemas,
circula en un ambiente cerrado, por lo tanto su aplicación es
general, se conocen también con el nombre de baño romano (que
originalmente estaba compuesto por el tepidarium -a 40-50ºC-, el
calidarium -a 65ºC- y el frigidarium -a 30-35ºC-).
La(s) persona(s) realizan un ciclo por lo diferentes
ambientes, inician su calentamiento en el tepidarium con una
permanencia de 20 a 30 minutos, luego pasan al calidarium
donde permanecen aproximadamente por una hora, y luego al
frigidarium, donde queda en relajación o puede recibir masajes,
esta sala está generalmente provista de ducha tibia y piscina
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
57
temperada, donde permanece por espacio de otra hora.
Este baño tiene un singular efecto diaforético, ya que en una
sesión se puede eliminar de 1000 a 1550 cc. de líquido, por el
sudor. Si se desea aumentar la diaforésis, se le indica a la
persona que durante la hora que permanece en la temperatura
más elevada beba aguas oligominerales.
Las principales indicaciones del baño romano son: los
estados uricémicos, las formas reumáticas poliarticulares
crónicas, las alteraciones en el recambio de las grasas ya sea de
causa metabólica o endócrina.
Debido a la intensa actividad diaforética, los cambios
metabólicos y al efecto cardiocirculatorio, las personas que
presentan alteraciones a estos sistemas no pueden ser tratados
con este medio.
Existen en el mercado cabinas personales que generan aire
seco caliente, cuya efectividad terapéutica no ha sido del todo
convalidada.
Las aplicaciones locales de calor por aire seco, como
aquella que empleaba los hornos de Bier, hoy en dia han sido
practicamente descartados del uso profesional.
Aire húmedo.-
Desde épocas pretéritas se han utilizado los baños de vapor
(turcos, rusos, finlandeses, etc), tanto con fines higiénicos,
rituales o terapéuticos. El más difundido en la actualidad es el
sauna de tipo finlandés.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
58
Consta de una habitación cubierta con madera, a fin de
absorber la humedad del ambiente, la que es calentada a
temperaturas muy elevadas, superiores a los 60ºC. De tiempo en
tiempo se vierte agua para que emita vapor, con lo que la
temperatura del medio asciende en unos 10ºC, fomentando la
diaforésis. Pasados 20 a 30 minutos la persona hace un baño de
inmersión en agua fría, en la que permanece según a su
tolerancia. Luego vuelve al ambiente caliente y así
sucesivamente repite los pasos por tres o cuatro veces.
Es indispensable que al terminar el último ciclo, la persona
permanezca relajada debido a que se produce un estado de
astenia e inercia psíquica. Luego recibe un masaje general.
Se aducen muchos efectos biológicos, pero comprobados
cientificamente son los siguientes:
- Aumento de la temperatura corporal durante el sauna, que
puede alcanzar a los 38.5 a 39ºC.
- Aumento de la diaforésis y cambios en el peso.
- Después de los 10 primeros minutos se incrementa la
sudoración y en toda la sesión se pueden eliminar entre 600
a 1500 cc., con la consiguiente pérdida de peso, la cual es
transitoria ya que los líquidos se restituyen paulatinamente.
Sin embargo, se tiene comprobado que existe una
considerable eliminación de cloruro de sodio y de úrea.
- Efecto en la función renal, se presenta una notable
concentración de orina consecuente a la diaforésis, con
reducción de la cantidad de orina a eliminar.
- Efectos a nivel respiratorio, son los que se observan con
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
59
otras formas de calor, pero durante la inmersión en agua fría
se producen cambios en la mecánica.
- Efectos sobre el metabolismo, la tasa metabólica puede
observar un incremento del 24% al 77%, con un aumento de
consumo de oxígeno a nivel de los tejidos.
- Efectos en el aparato cardiocirculatorio, en los minutos
iniciales el pulso llega a una frecuencia de 100-110, que en
los minutos posteriores se estabiliza, durante la inmersión
fría puede descender a las 50 pulsaciones. No se advierten
cambios significativos en la presión arterial, y de presentarse
son transitorios y se atribuyen más a la sugestión. El mayor
efecto se manifiesta por vasodilatación periférica. Estudios
electrocardiográficos, realizados antes y después del sauna,
evidencian mayor excitabilidad de la fibra muscular cardiaca
y mayor conductibilidad a los estímulos.
- Efectos en la sangre, existe un aumento transitorio de
eritrocitos y la velocidad de sedimentación, los leucocitos
inicialmente disminuyen y posteriormente aumentan.
- Efectos en la kinestesia y el psiquísmo, son quizás los más
importantes, ya que producen una notoria relajación y
sensación de bienestar.
Por tales efectos encuentra su indicación, más allá de la
higiene, en alteraciones vasculares periféricas, enfermedades
cuatáneas crónicas (psoriasis, furuncolosis, acné, etc.),
alteraciones en el recambio metabólico, como la gota y otros
dismetabolismos, en los estados de tensión emocional.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
60
Al igual que otras formas de termoterapia el sauna está
contraindicado en cardiopatías descompensadas, hipertensión
arterial grave, infecciones agudas, tuberculosis, insuficiencia
renal, enfermedades mentales.
Las sesiones se repiten con una frecuencia de una vez por
semana y máximo por dos veces a la semana.
APLICACIONES ESPECIALES
El tratamiento por medio de calor superficial por conducción,
tiene innumerables aplicaciones específicas. A fin de despertar el
entusiasmo de los estudiantes de fisioterapia y kinesiología o
colegas interesados, se presenta como ejemplo una
condensación del estudio de investigación realizado por Lentell et
al6: The Use of Thermal Agents to Influence the Effectiveness of a
Low-Load Prolonged Stretch.
Este estudio documenta la efectividad de la aplicación
superficial de frío y calor en conjunción con elongación
prolongada de baja carga (movilización pasiva forzada), para
aumentar la flexibilidad del hombro. Este estudio se realizó con
92 sujetos varones sanos, que fueron asignados al azar en uno
de los siguientes cinco grupos: 1) solo movilización, 2) calor
aplicado antes de la movilización, 3) frío aplicado al terminar la
movilización, 4) aplicación combinada de calor antes de la
movilización y frío después, y 5) no se movilizó. Los sujetos
recibieron tres sesiones de 40 minutos de tratamiento en el
transcurso de cinco días.
Se hizo un seguimiento a los tres días después. Los
6 Lentell et al.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
61
resultados han demostrado que la movilización asociada con el
uso de calor, hielo, o la combinación de ambos, facilitó
grandemente el aumento de la flexibilidad a largo plazo, en
comparación con el grupo control. Sin embargo, solo los sujetos
que recibieron calor en las fases iniciales de la movilización
mostraron un significativo incremento en comparación con
aquellos que solamente recibieron elongación.
La conclusión a la que llegan es que: la aplicación de calor
en conjunción con elongación prolongada de baja carga en
hombros no-patológicos es un método clinicamente superior para
aumentar la flexibilidad comparado con solo la elongación.
Calor. Termoterapia Jaime Barrientos Tejada
62
BIBLIOGRAFIA
1. ZAUNER-GUTMAN, A. Fisioterapia Actual. Ed Salvat. Madrid.
1986.
2. GUSTAFSON, D.R. Physics: Health and the Human Body,
Wadsworth Publishing Co. Belmont, California. 1980.
3. FARNETI, P. Terapia Fisica e Riabilitazione. A.Wasserman s.p.a.
Milano, 1972
4. MONTALVO, J. Fisioterapia, Concepto, Historia y Elementos
Físicos. Universidad Central de Cochabamba, Cochabamba, 1992.
5. LENTELL,C, et al. The Use of the Thermal Agents to Influence
the Effectivines of a Low-Load Prolonged Strecth. Jornal of
Orthopaedic and Sports Physical Therapy, Vol 16, Nr.5, Novemeber
1992.
6. COTTA, et al. Tratado de Rehabilitación, tomo 2. Editorial Labor
S.A. Barcelona, 1974.
7. ENCICLOPEDIA TEMATICA PEV, Tomo I, Ed. Thema, Barcelona
1993.
8. McCORMICK, J. Enciclopedia Científica, Atomos, energía y
máquinas Ed. John W. Clute, México D.F. 1987
9. NETTER, F. Sistema Nervioso, Tomo I, Anatomía y Fisiología, Ed.
Salvat, Buenos Aires, 1992.
10. MOOLENAR, H. Heat Radiation. Refreshment Courses,
Physiotherapy Academie, Utrech, 1989.