You are on page 1of 7

CUENTOS

LOS DOS AMIGOS Y EL DUENDECILLO DEL BOSQUE
Clara y Raúl eran dos amigos y compañeros del cole. Un día fue toda su clase de
excursión al bosque. Allí vieron muchos animales (caballos, conejos, pajarillos, ciervos,
patos…)
Pero Clara y Raúl, se entretuvieron siguiendo a un saltamontes y se perdieron en el
bosque. Cuando empezó a ser de noche, se asustaron mucho con el ruido de los búhos.
Mientras tanto, todos los niños y profesores se fueron a dormir a una tienda de campaña
muy grande y no se dieron cuenta de que Clara y Raúl no estaban con ellos.
Los niños perdidos tenían mucho miedo y empezaron a llorar.
Un duende que vivía por allí cerca, al oír los llantos, se acercó hasta Clara y Raúl; era
un duende de color rojo que saltaba mucho y estaba muy triste.
Clara y Raúl se creyeron que era un duende malo, pero él les dijo que no se asustaran; y
como los niños tenían mucho frío, el duende los llevó a su cueva, que era muy oscura y
profunda, y allí se calentaron y comieron.
Cuando estaban tan tranquilos jugando con el duende, éste los encerró en la cueva,
porque como él no había tenido nunca a ningunos amigos para jugar, no quería que
Clara y Raúl se fueran.
Pero los niños lloraron mucho y al duende le dio mucha pena y les dijo que al día
siguiente, por la mañana, los soltaría, siempre que les prometiera, que todos los
domingos regresarían al bosque a jugar con él; porque siempre estaba muy solo y no
tenía con quien jugar. Por eso, el duende les dijo a Clara y Raúl, que si decían la palabra
mágica “Salakabula”, desaparecerían de sus casas y aparecerían en el bosque para jugar
con él un ratito, y así estaría siempre contento y no triste como hasta ahora.
Al día siguiente, el duende llevó a Clara y Raúl donde estaban los profesores y
compañeros y de una forma mágica desapareció.
Y desde ese día, todos los domingos Clara y Raúl juegan con su amigo el duende
cuando dicen la palabra mágica “Salakabula”.




LA FLOR SIN COLOR
Había una vez una flor muy pequeña, que estaba plantada en un jardín grandísimo.
Esta flor estaba muy triste, porque era la que menos colores tenía de todo el jardín. Y
por eso siempre estaba llorando.
Un día una mariposa muy bonita que volaba por el jardín, se posó sobre la flor y le dijo:
¿Qué te pasa?, ¿Por qué lloras?.
La flor le dijo que estaba triste porque tenía muy pocos colores, y también se le estaban
cayendo los pétalos.
La mariposa le animó mucho y le dijo que ella tenía unos colores tan bonitos en sus
alas, porque siempre estaba muy alegre.
Al día siguiente, la flor quiso ser como la mariposa y dejó de llorar y quiso ser bonita.
El suelo donde estaba plantada estaba muy mojado porque había llorado tantos días, que
empezó a crecer y crecer; y con el sol se hizo grande y bella.
Desde aquel día era una de las flores más preciosas del jardín.
Todas sus compañeras se sorprendieron de lo hermosa que estaba, y los colores que
tenía.
Cuando llegó el invierno, todo el jardín se quedó blanco por la nieve que había caído.
Las demás flores se murieron, pero ella con su alegría aguantó el frío y la nieve y vivió
un año más.
En primavera volvió a ver a su amiga la mariposa y fueron muy felices.








LASSIE Y SUS CACHORROS
Lassie era una perrita que iba a tener cachorros; vivía en una linda casa con una
ancianita.
Un día Lassie salió a pasear como todos los días y entre los coches se perdió, llegando
hasta el bosque. Como no sabía volver, estuvo muchos días perdida.
En ese bosque había unos leñadores, que cuando la encontraron le dieron de comer y
beber. Uno de los leñadores se llamaba Pedro, era el más viejo de todos y quería tener
una perrita como Lassie. Así que la ató a un árbol.
Por la noche Lassie mordió la cuerda y se soltó. Estuvo escondida en el bosque y en
esos días, nacieron sus dos cachorrillos; “eran muy lindos”.
A uno le puso de nombre “Luna”, porque tenía una mancha blanca en la frente, y al otro
“Ton – Ton”, porque de gordo que estaba, parecía un tambor.
Violeta buscaba comida para ella y sus cachorrillos donde estaban los leñadores, y
siempre encontraba pan, carne y otras cosas. Por la noche cuidaba de sus cachorros,
para que ningún animal les hiciera daño.
Un día Lassie cogió a sus cachorrillos con la boca y los subió a un camión lleno de
madera que iba a la ciudad. Los escondió entre la madera, y cuando llegaron a la ciudad,
los bajó.
Después de andar mucho rato con los cachorrillos, llegó por fin a la casa de su dueña.
Ladró mucho tiempo y cuando la viejecita abrió la puerta, se encontró a Lassie, con
Luna y Ton-Ton; se puso muy contenta al verlos y los metió en la casa, y siempre los
cuidó mucho.








BANE, DORITA Y MIKI LAS TRES ARDILLITAS DEL BOSQUE
Bane, Dorita y Miki eran unas ardillitas que vivían muy felices en un bosque.
Las tres eran hermanas y tenían su casa en un viejo árbol, donde guardaban las bellotas
y frutas que cogían en primavera. Cuando llegó el invierno, decidieron celebrar el
cumpleaños de Miki que era la menor de las ardillas.
Todas estaban muy contentas. Invitaron a todos sus amigos del bosque (conejos,
mapaches, pájaros, mariposas, etc…).
Para el cumpleaños de Miki, prepararon un enorme tarta de bellota con nueces y nata.
Era grandísima porque tenían que comer todos sus amigos. También prepararon
“chuches” y refrescos.
Todos estuvieron comiendo durante muchas horas, y jugando a cosas muy divertidas.
Cuando se estaba acabando la fiesta, empezó una gran tormenta. Los rayos y
relámpagos asustaron a todos los animalitos, y ninguno quería irse a su casa, porque les
daba mucho miedo; pero cuando estaban más tranquilos, un rayó cayó sobre el viejo
árbol donde estaban y empezó a arder.
Todos salieron corriendo y se refugiaron en otro árbol que estaba cerca; era un pino
muy grande que tenía un agujero, por donde entraron todos los animales. Desde él
vieron como ardía el árbol viejo, y pensaron que habían tenido mucha suerte al salir
todos.
Bane, Dorita y Miki, empezaron a llorar porque se habían dado cuenta, que ya no tenían
ni casa, ni comida para todo el invierno; ya que estaba ardiendo y no podían hacer nada
para recuperarlas.
Sus amigos, cuando las vieron tan tristes, le dijeron que como eran buenos amigos, les
ayudarían a hacerle dentro del pino, unas habitaciones para que vivieran en él. Y
también entre todos, le llevaron comida, para que no pasaran hambre en el invierno.
Y fueron muy felices y siempre ayudaron a sus amigos.







ADIVINANZAS
Soy una caja adornada
con dos palos para sonar,
y en la banda de la escuela,
me puedes encontrar.
¿Qué soy?
El tambor

Parecen siempre quietas,
pero dan vueltas y vueltas,
duermen todo el dia,
y de noche despiertan.
Las estrellas

Entre mis hojas se esconden
hadas, princesas y duendes.
Cuando me lees de noche,
sin darte cuenta te duermes.
El libro

Detrás de mi corre el perro,
voy detrás de los ratones,
me gusta comer pescado
y acostarme en los sillones.
¿Quién soy?
El gato
ACROSTICOS
N ació el niño Cristo,
A ngeles y humanos cantemos Aleluya, que
V ibren nuestras voces con mucha emoción, se
I nicia un nuevo día de esperanza.
D ios ha enviado a su hijo con su gran
A mor. Bendice a tu prójimo y
D eja el egoísmo, y escucha al corazón.
F elicidad en tu corazón, el amor
E leva.
L a unión fortalece y abriga. La
I lusión despierta al corazón y la acción.
Z afan las tristezas si hay oración.

N uevos retos y esperanzas sanas
A vivan deseos y sueños guardados.
V ivan las hermanas, los nietos, las mamas que
I maginan bellos momentos de amor. El
D ar engrandece si es con sentimiento porque
A mor del bueno siempre es bueno dar. Los
Dados dan vueltas, la vida es completa.
Perú querido,
Eres mi amada patria y te
Recuerdo siempre, donde vaya,
Única eres, irrepetible, bella, añorada.

Queridas son tus tierras,
Ungidas de riquezas y regada de
Esperanzas. Tus
Ríos profundos llenos de vida, de
Infinitas especies que alimentan y
Despiertan alegría en la gente. Mis
Obras buenas también son por tu gente.

P atría bendita, país de amor, paraíso

E terno. Mi voz elevo al entonar tu himno vivo y

R uge mi corazón cuando tu honor defiendo pues

Ú nese sangre, verbo y pasión, cuando te nombro.


POESIAS
POESÍA NAVIDEÑA
PRONTO SERÁ NAVIDAD
LLEGARÁN LAS VACACIONES,
CANTAREMOS VILLANCICOS
Y COMEREMOS TURRONES.
NOS PORTAREMOS BIEN,
AYUDANDO A LOS PAPÁS
PARA QUE LOS REYES SEPAN
QUE NOS PUEDEN VISITAR.
Y TODOS JUNTO AL PORTAL
SEREMOS NIÑOS MUY BUENOS,
PARA QUE TRAIGAN REGALOS
LOS REYES EN SUS CAMELLOS.
Y CUANDO LA ESTRELLA ANUNCIE
QUE HA NACIDO EL NIÑO DIOS
LE DIRÉ TODO CONTENTO
QUE LE DOY MI CORAZÓN.

CAMINO A BELÉN
Va un burrito caminando
paso a paso hacia Belén
florecillas lo saludan
y Él no sabe bien por qué
En su lomo va María
y a su lado va José
al pasar algunos días
un niñito ha de nacer
¡Arre ¡ ¡arre¡ borriquito
¡Arre ¡ ¡arre¡ y llegarás.
Lleva pronto a los viajeros,
ya después descansarás.



Poema a mi madre
Madre, eres la flor
que ha nacido en mi jardín
mas hermosa que un jazmín
por tu maravilloso color.
Te recuerdo con amor
porque para mí has sido,
del mundo lo más querido
de mi vida, la más hermosa,
La más bella de las rosas
de mi jardín florecido.
Mi mama adorada
Mi madre adorada
madre te quise desde niño
eres la más linda,
hermosa madre adorada
hoy quiero decirte
cuanto te quiero
y gracias por educarme
y hacerme una persona de bien
eres mi cielo y mi estrella madre
eres grandiosa toda una diosa
el refugio de todas mis pena
TE QUIERO MADRE ADORADA

Related Interests