You are on page 1of 31

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

MINISTERIODEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION
SUPERIOR
INSTITUTO UNIRVERSITARIO DE TECNOLOGIA DE CABIMAS
DEPARTAMENTO DE HIDROCARBUROS
SECCION: 02
INTEGRANTES:
CEPEDA, GRECIA. 20.622.392
FLOREZ, GERSON. 19.686.107
GUTIERREZ, GRECIA. 20.085.376
JIMENEZ, JESUS. 19.881.922
MARIN, ODALIS. 20.329.787
SANCHEZ, CARLOS. 19.310.117
ASIG.: TECNICAS DE ESTUDIO E INVESTIGACION
CABIMAS. 25 DE JULIO DE 2.008.
Esquema.
1.- Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 03
2.- Capitulo I: Cuenca Barinas-Apure. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . 04
2.1.- Ubicación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
04
2.2.- Eventos Importantes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. .05
3.- Capitulo II. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 08
3.1.- Evolución de la cuenca Barinas-Apure. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. .08
3.2.- Estructura de la Cuenca de Barinas-Apure. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . 10
3.3.- Rasgos Estructurales Mayores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. .11
4.- Capitulo III: Estratigrafía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . .14
4.1.- Historia Geológica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
14
4.2.- Características Petrofísicas de los Intervalos Productores. . . . . . . .
. . . 17
5.- Capitulo IV: Características Geoquímicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . 19
5.1.- Rocas Madres. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.20
5.2.- Génesis. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.21
5.3.- Emigración de Hidrocarburos. . . . . [***]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . .23
6.- Capitulo V: Características de Acumulación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . .24
6.1.- Entrampamiento de Hidrocarburos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . .24
6.2.- Áreas y Campos Productores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.26
6.3.- Área Mayor de San Silvestre. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 27
6.4.- Depresión Estructural de Guarumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . 28
6.5.- Exploración Futura. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 30
6.6.- Intervalos Productores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 30
6.7.- Principales Campos de La Cuenca. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 33
6.8.- Campo de Apure. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.33
6.9.- Campo Guafita. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 33
6.10.- Campo La Victoria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 34
7.- Conclusión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 35
8.- Bibliografía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 36
INTRODUCCIÓN
El aprovechamiento del petróleo en nuestro país se remonta al año
1535, según una referencia de Gonzalo Fernández de Oviedo, pero es
solo a partir de 1917 que comienza a tener participación importante en
la economía y en 1925 la exportación petrolera genera más divisas que
las tradicionales exportaciones de café y cacao.
El petróleo constituye en Venezuela la principal fuente de ingresos,
hasta el punto que no se establecen otras fuentes de riqueza, por lo que
se puede decir que la economía y el presupuesto nacional está sujeto en
cada ejercicio fiscal a las fluctuaciones de los precios internacionales
del petróleo.
La Cuenca Petrolífera Barinas Apure esta situada al suroeste de la
republica. Limita al noreste con la Cordillera de Mérida; al sureste del
Escudo Guayanés; al este con el Arco del Baúl y al suroeste con los
llanos orientales de Colombia, los cuales constituyen una prolongación
de la cuenca.
Esta cuenca aun permanece en gran parte como una cuenca cuyo
potencial petrolífero esta por determinarse, aunque se han hecho
descubrimientos de gran importancia al comprobarse la existencia de
petróleo en cantidades comerciales.
Los campos petrolíferos que constituyen esta cuenca son: Hato Viejo,
Maporal, Silvan, Páez, Sinco y Silvestre. En esta cuenca se distingue la
subcuenca de Barinas.
Cuenta con 350 pozos activos y una capacidad de producción de 166
millones de barriles diarios. Su producción en el año 2000 fue de
40.563 millones de barriles, 3,52% del total nacional.
CAPITULO I
CUENCAS BARINAS-APURE
Ubicación
La cuenca Barinas-Apure esta ubicada en la parte sur-occidental del
país, al norte de la frontera con Colombia y pertenece al sistema de
cuencas subandinas, las cuales constituyen un área de sedimentación
pericrotonica que quedo estructuralmente aislada entre el escudo
suramericano y la cordillera de los andes, a raíz del levantamiento de
esta ultima.
Los limites noroccidental y suroccidental de la cuenca están
naturalmente definidas por los andes de Mérida y el escudo Guayanés,
respectivamente. Al sur continua en la cuenca Colombia de los llanos.
Al noroeste termina contra el arco del Brasil, mas allá del cual empieza
la cuenca oriental de Venezuela. Definida de esta manera general, la
cuenca Barinas-Apures tiene una superficie de aproximadamente
100.000Km2 y se extiende sobre los estados Apure, Barinas y parte de
Portuguesa.
Las cuencas de Barinas-Apure, la tercera de Venezuela, por su volumen
de recursos petrolíferos, es una depresión estructural situada en la
región Suroccidental del País. En lo que a recursos petrolíferos se
conoce esta limitada hacia el noroeste por los contrafuertes de la
cadena de los Andes Venezolanos. Al norte por la prolongación
Occidental de la Serranía del Interior Central y al este y noroeste por el
levantamiento del Baúl; al sur esta separada de la cuenca de los llanos
Venezolanos, por un al gravimetrico situado entre los ríos Apure y
Arauca, según Hosper y Van Wijnen (1989) en estas delimitaciones de
cuencas petrolíferas los limites fijados por su supuesta importancia
económica siempre son arbitrarios y no se ajustan a occidente
fisiográficos ni a consideraciones puramente biológicas.
Esta depresión tiene aproximadamente 430Km según su eje mayor
entre los contrafuertes Andinos al oeste de las selvas de San Camilo y
los cerros del Baúl y 200 Km en dirección transversal NNO entre
Barinas y el curso del río Arauca. Martínez (1976) calcula una superpie
de 95.000Km2 y un volumen de sedimento de 167.000Km3 y en los
estados Barinas y Apure, parte de Portuguesa y Táchira Meridional en
su estado actual la cual es pronunciadamente Asimétrica, con un flanco
Meridional suavemente inclinado hacia el noroeste siguiendo la
pendiente de loas rocas ígneo-Metamórficas, Pre-cretácicas del
Ecuador de Guayana y del Arco del Baúl, y un flanco septentrional
marcado por afloramientos de rocas pre-cretácicas y cretácicas muy
deformadas que forman parte del flanco Sur-este de los Andes
Venezolanos.
Eventos Importantes
Dentro de esta cuenca se han descubierto 12 campos petroleros de los
cuales 10 están concentrados en una superficie relativamente pequeña
de 1.200Km2, ubicado a unos 30Km al sureste de Barinas y
denominada área mayor de San Silvestre o zona productora de Barinas,
los dos campos restantes Guafita y la Victoria constituyen
descubrimientos recientes en la zona de Apure, en el borde sur de la
cuenca, cerca de la frontera Colombo-Venezolana.
En la cuenca Barinas-Apure se han perforado 333 pozos de los cuales
127 estaban activos para septiembre de 1985. Las reservas descubiertas
se estimas en 17MMm3 para finales de marzo de 1986 la producción
acumulada era de 86MMm3 con unas reservas de 85MMm3.
Actualmente la producción diaria es de 5.080m3 de petróleo de
gravedad promedio 240 API, La actividad exploratoria se inicio en
1930 con la perforación del pozo Uzcategui-1, que resulto seco.
El primer descubrimiento comercial fue de la compañía Sercany
Vacuum Oil en 1947, con el pozo San Silvestre-2, en la zona productora.
En esta misma zona productora los descubrimientos se sucedieron
durante un lapso de 27 años hasta 1974, involucrando varias compañías
consecionarias y la comparación venezolana del petróleo.
Las cuencas de Barinas-Apure incluye en realidad dos subcuencas
menores, las cuales ocupan las mayores extensiones en los estados
Barina y Apure y Uribante sobre parte de Apure Occidental, separadas
entre si, por el arca de Santa Bárbara que en cuenca sustituye una
extensión de macizo decolorado.
Dentro de la cuenca hasta la fecha se han descubierto hasta la fecha 12
campos de petróleo casi todos de pequeñas extensiones y de recursos
con excepción de los campos de Silvestre (San Silvestre) y Sinco. Para
fines de 1977 la producción total acumulada alcanzo la cifra de 444
millones de barriles (70x106m3) y las reservas recuperables
remanentes se acumulan en 133millones de barriles (21x106m3) el
numero total de pozos perforados llego a 273.
Hitos importantes en el desarrollo de la cuenca Barinas y Apure fueron:
| | | | |
|Año |Pozo |Campo |Características en cuanto a descubrimiento |
| | | |-Primer pozo para petróleo Perforado en esta cuenca. |
|1930 |Uzcategui |Barinitas | |
| | | | |
|1948 |San Silvestre |Silvestre |-Primer descubridor de Petróleo
Comercial. |
| | | | |
|1946 |Silvan-1 |Silvan |-Acumulación menor |
| | | |-Segundo hallazgo de importancia en la cuenca. |
|1953 |Sinco-1 |Sinco | |
| | | | |
|1957 |Palmita-1 | |-Acumulación menor |
| | | | |
|1958 | |Maporal |-Acumulación menor |
| | | | |
|1959 |Estereo-1 |Estereo |-Acumulación menor |
| | | | |
|1962 |Hato-1 |Hato |-Acumulación menor |
| | | | |
|1965 |Páez-4 |Páez |-Acumulación menor |
| | | |-Acumulación más al sur de la cuenca de Barinas. |
|1967 |Mingo-1 |Mingo | |
| | | |-Acumulación más al norte de la cuenca de Barinas. |
|1967 |Caipe.1 |Caipe | |
Todos estos campos se encuentran alrededor del primer
descubrimiento-Silvestre-dentro de un radio que no excede 20Km.
CAPITULO II: TECTONICA
Evolución de la cuenca Barinas-Apure.
El desarrollo Geológico-Petrolífero de la cuenca Barinas-Apure
comienza con la transgresión del Apítense-Albiense durante la cual el
área de Barinas ocupaba una posición marginal entre lo que hoy
constituye la cuenca del Lago de Maracaibo al norte y el borde
septentrional del Craton de Guayana de esta forma el área actual de
Barinas y Apure vino a constituir parte de la provincia nerítica y costera
de los mares cretácicos desde el albiense hasta el Maestrichtiense.
La región genera hacia el norte de los mares cretácicos a fines de este
periodo es similar a la ocurrida en la cuenca de Venezuela Oriental,
aunque los ambientes de las provincias Paralíticas desarrolladas en las
cuencas de Maracaibo al comienzo del terciario no se extiende a la
cuenca Barinas y Apure, la cual sufre los efectos de una intensa y
extensa erosión durante este periodo.
Durante el EOCENO Medio los mares transgreden nuevamente de
norte a sur sobre el área de Barinas-Apure, que queda otra vez en
posición marginal y recibe sedimentación de ambientes playeros del
taicos. La sedimentación del EOCENO Medio se acuña al sur de los
campos productores.
La pulsación orogénica del EOCENO Superior se identifica en Barinas
por una región general de los mares y el levantamiento general de la
cuenca, que no vuelve hacer invadida en épocas posteriores.
Siguiendo la norma para el estadio de otras Cuencas Petrolífera
Venezuela se ofrece, a continuación un resumen esquematizado de los
eventos geológicos más importantes ocurridos en relación con los
procesos de génesis y almacenamiento de petróleo.
Resumen esquematizado del proceso evolutivo de la cuenca petrolífera
de Barinas-Apure.
100m.a. Albiense.
Invasión de la cuenca por mares procedentes de norte que rebasaron
las elevaciones resultantes de la orogenesis del Permo-triasico.
Sedimentación hacia el norte de las formaciones Aguardiente y Macara
de ambiente nerítico, probablemente representadas en la cuenca por la
base de la formación fortuna, arenas ¨T¨ y ¨S¨ de ambientes costeros-
deltaicos.
90a.m Cenomanience-Maestrichtiense.
Avance del a invasión marina con sedimentación de las formaciones
Escandalosa, Molina, Quevedo, y Burguita en las facies norteñas
representadas en las cuencas por las formaciones Fortuna y Esperanza,
de ambientes mas cercanos a las costas. El intervalo ¨P¨ de la
formación fortuna es el producto de petróleo más importante de la
zona y el intervalo ¨O¨ se considera equivalente del Miembro Guayacán
de la formación Capacho en la nomenclatura andina.
65a.m Orogenesis del final de cretácico.
Retirada general de los mares cretácicos hacia el norte. Movimientos
epirogeneticos durante el Paleoceno y probablemente el Eoceno
inferior con levantamiento del área central productora de petróleo,
formación de anticlinales fallados en la zona de Silvestre-Sinco.
Emergencia casi total de la cuenca.Erosion localizada en la zona
petrolífera sobre la prolongación meridional del arco de Mérida que
localmente hace desaparecer totalmente la sedimentación de la
formación Esperanza.
55a.m. Eoceno Medio.
Transgresión generalizada sobre toda la cuenca en un episodio
aproximadamente equivalente a la formación Misoa.
Estructura de la Cuenca de Barinas-Apure.
La expresión estructural que caracteriza la Cuenca de Barinas-Apure se
extiende desde la antefosa Andina al noreste, hasta las planicies
situadas entre los ríos Apure y Arauca del sureste donde le restan
importancia comercial por una parte, el poco espesor de la columna
sedimentaria (5.000¨) cerca de las zonas de fallas de Mantecal y por
otra, el poco espesor de las formaciones cretácicas y la erosión
prácticamente total de la sedimentación eosena.
La prolongación del Macizo de Colorado en dirección sureste en el
subsuelo, un importante elemento tectonico de la Cadena Andina,
subdivide la cuenca mayor en las dos subcuencas o depresiones ya
mencionadas: la del Uribante al oeste y la de Barinas s.s. al noroeste.
Entre ambas la más importante, por su extensión y recursos
petrolíferos, es la subcuenca de Barinas. Esta formación tiene forma de
media luna con la flecha del arco dirigida hacia el oeste-noroeste desde
la depresión de Ciudad Bolivia, en la cual la profundidad del basameno
se ha estimado en 15.000¨ (4.572m), y la nariz de nutrias, donde el
basamento se encuentra a 6.500¨ (1.981m). La media luna esta cortada
al noroeste por el sistema de las fallas marginales del flanco sur-
andino, y más hacia el norte y noreste por los corrimientos frontales del
Sistema Montañoso del Caribe.
En el flanco sur de la cuenca, único hasta la fecha que produce petróleo,
las curvas estructurales a diversos niveles conservan cierto paralelismo
ajustado a la forma de la depresión. En la parte central del área se
reconoce un alto del basamento identificado como reflejo del Arco de
Mérida por varios autores .Este alto todavía se observa en el tope del
cretácico y mas atenuado, en forma de declive suave hacia el norte-
noroeste, sobre curvas estructurales en el tope del Eoceno indica que su
interpretación morfotectonica en fotos aéreas convencionales e
imágenes de satélite se proyecta muy tenue y localmente, a lo largo de
su traza sobre la superficie de la cuenca. Fuera de este arco no se han
descubierto acumulaciones comerciales de petróleo hasta la fecha. El
flanco sur sufrió deformaciones muy suaves a lo largo de su historia a
partir del Cretácico y no muestra mayormente efectos comprensivos;
sus estructuras son principalmente fallas normales de rumbos este-
oeste, norte y noreste, que ocasionan levantamientos menores y
bloques ligeramente arqueados entre ellas muestran el suave
arqueamiento del campo de Silvestre entre las fallas de dirección
noreste y este-oeste respectivamente.
Se considera que en este flanco de la cuenca ocurriendo levantamientos
recurrentes durante el Paleoceno-Eoceno inferior, en el Eoceno
superior, post-Paguey, y durante el levantamiento principal de los
andes, post.Rio Yuca.
El flanco norte de la cuenca, mucho mas inclinado, se desarrolla
principalmente en el piedemento suroriental de la Cordillera de Los
Andes. En el se conocen pliegues mejor conformados, como son el
anticlinal de Barinitas, que muestra sedimentos eocenos en su cresta y
presenta declive hacia el noreste, y el anticlinal de Quebrada Seca,
donde fue perforado el pozo Uzcategui N01, en el cual afloran rocas del
Terciario con declive al suroeste que desaparece por debajo deL
Cuartenario. Su extremo noreste esta cortado por la falla de La
Soledad.
Ninguna estructura del piedemonte ha producido petróleo comercial
hasta la fecha.
Rasgos Estructurales Mayores
A lo largo de una sección noroeste-sureste desde los Andes hacia el
escudo Guayanés, se evidencian los rasgos estructurales de rumbo
noroeste-suroeste que las Cuencas Barinas Apures comparte con la
mayoría de las cuencas subandinas, aparece una depresión estructural
asimétrica con formaciones que se engrosan y buzan suavemente desde
el escudo hacia los Andes. Al pie de la cadena andina se alcanzan
máximos espesores hasta los 9.000metros.inmediatamente al oeste, los
buzamientos se invierten dando lugar a una faja de pliegues con fallas
inversas y sobrecorrimientos hacia el este, en el frente piemontino.
Esta configuración esta relacionada con el levantamiento andino y el
desarrollo contemporáneo de una antefosa en proceso de formación al
pie de la cadena. En sentido noroeste-suroeste se evidencian rasgos
geológicos mas antiguos, ortogonales a la dirección de los Andes y de la
fosa subandina.
Arco de Arauca: se desarrolla en sentido noroeste-sureste cerca de la
frontera colombo-venezolana. Las evidencias de su presencia son más
bien de tipo estratigráfico y sedimentológico que sísmicos, dada la falta
de información geofísica que proporcionaría una cobertura regional
adecuada.
Arco de Mérida: Este rasgo geológico es un paleoalto, paralelo al Arco
de Arauca, ubicado al sur de la ciudad de Barinas. La zona productora
se localiza en un flanco septentrional. A lo largo de su eje las
formaciones cretácicas están erosionadas por debajo de la cobertura
terciaria.
Arco de el Baúl: Se encuentra en el extremo noroeste de la Cuenca de
Barinas-Apure y es subparalelo a los dos arcos previamente
mencionados. Su relieve estructural es mayor, dado que a lo largo de su
eje llegan aflorar rocas metamórficas del substrato paleozoico.
Recientes estudios geofísicos han demostrado que este arco no tiene
continuidad hacia el noroeste, donde es sustituido por las antes citada
Depresión Estructural de Guarumen.
Alto de Brujas: En el sector noroccidental de Apure, el frente de
montañas de los Andes se creía tener una inflexión hacia el oeste y la
Cuenca de Barinas-Apure parecía extenderse en esta dirección. Sin
embargo, los datos geofísicos han demostrado que no es así. El frente
andino continua ininterrumpido hacia el suroeste, pero oculto en el
subsuelo debajo de un moderado espesor de sedimentos molasicos y es
lo que se denomina Alto de Brujas, representado por un imponente
levantamiento de rocas jurasicas y paleozoicas. El área al norte de este
rasgo geológico se interpreta mejor como una depresión intramontaña
o infrandina. Es en esta zona, con estructuras de dirección andina bien
definidas, donde se inicio la perforación exploratoria de Apure, con los
pozos La Ceiba, El Jordán y Milagro Sur. Los resultados fueron
infructuosos debido a condiciones geoquímicas adversas.
CAPITULO III: ESTRATIGRAFIA
Historia Geológica
Las unidades de recolección regional usadas en este trabajo son ciclos
sedimentarios, representado cada uno por secuencias de tendencias
transgresivas y regresivas, separadas por un intervalo representante de
la máxima invasión marina. Estos intervalos centrales están
frecuentemente constituidos por lutitas marinas con faunas
planctónicas identificables y correlacionables. La descripción
estratigrafía se iniciara con los ciclos cretácicos, con los cuales
comienza la sedimentación de interés petrolífero en Barinas-Apure.
Sobre toda la extensión de la cuenca se han identificado en total ocho
ciclos, los cuales, sin embargo, nunca se encuentran presentes en su
totalidad en un área determinada debido a la influencia que tuvieron
los arcos antes mencionados sobre la sedimentación, causando en el
curso de su evolución, emersiones, discordantes y acuñamientos en sus
flancos.
Ciclo 1-Albiense: El primer ciclo sedimentario comienza con la
sedimentación arenoso-conglomeratica de la Formación Río Negro
sobre el pleniplano pre-Cretácico. La transgresión alcanza el máximo
durante el Albiense con la sedimentación de un horizonte lititico
marino llamado miembro ´´S´´ de la Formación Escandalosa. La fase
regresiva deposita areniscas de llanura deltaica, llamadas miembros
´´P´´ de la antes mencionada formación.
Ciclo 2-Conaciense: El comienzo de un nuevo ciclo es marcado por la
sedimentación de facies marina de frente deltaico, representadas por
las calizas, areniscas y lutitas del miembro ´´O´´ de la Formación
Escandalosa, por encima de la llanura deltaica del cierre del ciclo
precente. Durante la maxima invasión marina se sedimentan las lutitas
de la Formación la La Morita. En la fase regresiva, primero se
depositan las areniscas constituyentes en las barras de frente deltaico
intercaladas con lutitas de la Formación Quevedo, para cerrar con las
areniscas de llanura deltaica de a parte basal de la Formación Burguita.
Ciclo 3-Maestrichtiense: Los sedimentos de este tercer ciclo se
encuentran profundamente erosionados debajo de la discordancia en la
base del Terciario. La parte transgresiva va denominada, en la zona
productora, miembro ´´E´´ de la Formación Burguita, y esta
localmente preservada en los ejes sinclinales pre-terciarios que rodean
el Arco de Mérida. Localmente también esta preservada la parte
regresiva, miembro ´´D´´, Formación Burguita, constituida por
areniscas ´´sintectonicas´´ producto de la orogénesis del final del
Cretácico.
Ciclo 4.Paleoceno-Eoceno Inferior: Este ciclo esta muy difundido en
vastas arenas de Colombia y de la Cuenca de Maracaibo, pero en
Barinas-Apure solo se ha identificado en la Cuenca infrandina al norte
del Alto de Brujas. Este ciclo representa la evolución de un gran
sistemas deltaico con el cual comienza la sedimentación terciaria en el
área. La Formación Barco en la parte baja del ciclo, compuesto por
areniscas de barras litorales y playas, presenta influencia marina. Con
la Formación Los Cuervos, constituida por areniscas y lutitas de
ambiente paludal, comienza la fase regresiva que culmina en el Eoceno
inferior con la sedimentación de una secuencia de la areniscas masivas
que constituyen canales entrelazados de ambiente fluvial y de llanura
deltaica alta. Estas areniscas masivas se conocen con el nombre de
Formación Mirador.
Ciclo 5-Eoceno medio: Este ciclo esta restringido al norte del Arco de
Arauca. Su base esta marcada por areniscas que representan una
clásica transgresión marina con sedimentos de playas identificados en
la zona productora como Formación Gobernador. La invasión marina
sedimento las lutitas con foraminofiros planctónicos de la Formación
Paguey, del Eoceno. La regresión marina dejo sedimentos arenosos que
constituyen un miembro en la parte alta de la citada formación,
llamado localmente ´´Areniscas de Guaranito´´. Un nuevo miembro
lutitico en el tramo de la Formación Paguey, como se vera mas
adelante, constituye el comienzo de un nuevo ciclo sedimentario.
La influencia del Arco de Arauca en este periodo es evidente en el
cambio progresivo de facies que ocurre dentro del ciclo 5 en el flanco
septentrional del arco y finalmente en su desaparición. El desarrollo de
una secuencia de areniscas masivas, constituidas por un apilamiento de
canales distributarios de llanura deltaica, llamadas informalmente
´´Formación Cobre´´, ya no permite la diferenciación entre
Gobernador y Paguey. Finalmente este ciclo desaparece hacia el
suroeste y posiblemente no se encuentra en el flanco sur del Alto de
Arauca.
Ciclo 6-Eoceno superior: Encima de la ´´Formación Cobre´´, en el
flanco septentrional del Arco de Arauca, se ha identificado un intervalo
de lutitas marinas, de probable edad Eoceno superior que hacia la zona
productora constituyen claramente la parte alta de la formación
Paguey. Este intervalo marino representa un vestigio de un nuevo ciclo
sedimentario profundamente erosionado por debajo de la base de la
´´Molasa´´. Sus equivalentes no han sido encontrados en el flanco
meridional del Arco de Arauca.
Ciclo 7-Oligoceno-Mioceno medio: Este ciclo ha sido identificado en el
flanco sur del Arco de Arauca en la zona de los campos de Guafita y La
Victoria. En esta zona, la sedimentación terciaria sobre el tope
erosionado del Cretácico empieza con un paquete de areniscas que
representan un ambiente de llanura deltaica con canales distributarios,
abanicos de rotura y sedimentos de bahía con débiles y esporádicas
influencias marinas atribuidas a al Formación Carbonera de edad
oligocena. Hacia arriba, las influencias marinas se hacen mas
frecuentes y finalmente la máxima transgresión del ciclo deposita las
lutitas de la Formación León. La secuencia regresiva se desconoce
debido a la profunda erosión de este ciclo debajo de la base de la
´´Molosa´´.
Ciclo 8-Mioceno superior-Pleistoceno: Este último ciclo representa el
relleno de la cuenca ocurrido durante el levantamiento de la cadena
andina. Sus máximos espesores se encuentran en la fosa subandina en
las depresiones entre los arcos. Se trata de sedimentos arenoso-lutiticos
de ambiente fluvio-deltaico conocidos como formaciones Parangula y
Río Yuca.
Características Petrofísicas de los Intervalos Productores
Las porosidades son generalmente altas, variando entre 20% a pesar de
los residuos limo-arcillosos presentes. La permeabilidad horizontal
también es alta y localmente muy alta, fluctuando entre 200 y 2.000
m.d.; la permeabilidad vertical no es bien conocida, pero se sospecha
que los intervalos pequeños de arcilla entre las arenas dificultan la
comunicación entre las diversas lentes.
El espesor inicial de las columnas petrolíferas fluctuó alrededor de 150-
200¨ (46-61 m) de arena petrolífera en el intervalo ¨P¨ ; unos 20¨ (6
m) en el intervalo ¨O¨ en el campo de Silvan y 100-120¨ (30-37 m) en
la arena ¨B-4¨ de gobernador, reducidos actualmente por la invasión
de agua que estudiaremos mas adelante.
La gravedad específica del petróleo promedia 250 API en los
recipientes cretácicos y 220 API en el Eoceno.
Todos los campos exhiben empuje hidrodinámico regional cuyo valor
no ha sido cuantificado, pero las presiones en los recipientes son bajas.
Las aguas son prácticamente dulces, con salinidades que varían entre
500 y 2.000 p.p.m de sólidos totales, tanto en los recipientes cretácicos
como en los eocenos. Ello ocasiona las conocidas dificultades para
identificar el contenido de fluidos en los perfiles eléctricos. Algunos
autores mencionan una posibilidad de captación de aguas meteoricas
en los contrafuertes andinos y circulación hidrodinámica en la cuenca.
El empuje de agua ocasionó la aparición temprana de cortes de agua de
significación en los crudos. A causa de la estatificación vertical de la
permeabilidad, dichos cortes de agua aparecen a veces en arenas
situadas entre horizontes petrolíferos, sin relación con un contacto
definido agua-petróleo.
La producción actual de agua es extremadamente variable; en el Campo
Sinco fluctúa entre 0 y 90%. Sin embargo, este empuje parece ser
fundamental para lograr las altas recuperaciones de petróleo que ya se
observan en algunos campos. El mismo empuje de agua parece ser la
causa de algunas ocurrencias de petróleo residual.
La relación gas-petróleo es extraordinariamente baja, del orden de 10-
60 pies3/bl.000000
CAPITULO IV: CARACTERISTICAS GEOQUIMICAS.
Rocas recipientes y sellos. Las rocas recipiente de la Cuenca Barinas-
Apure se encuentran en las secuencias cretácica y eocena para la zona
productora y en las secuencias cretácica y oligocena para los campo de
Apure. Sus características están claramente asociadas a la evolución
sementologica de la cuenca. Las rocas recipientes cretácicas coinciden
con el desarrollo de la fase regresiva del primer ciclo sedimentario
representado por el miembro ´´P´´ de la Formación Escandalosa.
Recientes estudios de subsuelo y trabajos de extensiones realizados en
la zona productora revelan la creciente importancia, como productor,
del intervalo transgresivo basal del segundo ciclo SEDIMENTARIO, EL
MIEMBRO ´´O´´ de la Formación Escandalosa, especialmente sus
barras arenosas de frente deltaico. En este miembro arenoso conocido
en el pasado como un modesto productor, se han encontrado
importantes acumulaciones petrolíferas que han aumentado las
reservas de la zona productora. Las areniscas de los miembros ´´P´´ y
´´O´´ muestran buenas características petrolíferas a lo largo de una
franja estrecha que pasa en dirección ENEOSO por la zona productora
y se extiende hacia el campo La Victoria en la región de Apure.
Hacia el norte de esta franja se manifiesta un progresivo deterioro de la
porosidad, relacionado con un aumento de arcillosidad al pararse hacia
las facies marinas de prodelta. Hacia el sur se verifica un deterioro
progresivo de los sellos debido al desarrollo de cuerpos de areniscas
masivas al acercarse a la fuente de sedimentos en el Escudo de
Guayana.
Las rocas recipientes del Eoceno están constituidas por las areniscas de
las lomas playeras de la Formación Gobernador en la zona productora,
con espesores de arena netapetrolifera que llegan hasta 30 metros. El
sello esta constituido por las lutitas de la Formación Paguey. Estas
características se mantienen a lo largo de una franja estrecha que se
desarrolla pasando por la zona productora, en dirección noroeste-
sureste. Al norte de esta franja se evidencia un deterioro de la
porosidad debido al incremento de cemento calcáreo a lo largo del
cambio de facies de las lomas playeras hacia ambientes más marinos.
Hacia el suroeste se deteriora el sello, en coincidencia con el desarrollo
de las areniscas masivas de la ´´Formación Cobre´´. Hacia el este y
sureste, el ciclo al cual pertenecen las areniscas productoras desaparece
por erosión. En el extremo sur de la cuenca, en la región del Apure, las
más importantes rocas productoras del campo Guafita son de edad
Oligoceno. Se trata de las areniscas que constituyen el paquete
transgresivo basal del Terciario sobre el tope erosionado del Cretácico.
Constituyen canales distributarios activos y abandonados, así como
arenas de abanicos de rotura, que configuran un ambiente de llanura
deltaica con limitadas influencias marinas. El sello regional esta
constituido por la creciente arcillosidad que se desarrolla en la sección
en sentido vertical, pero existen sellos locales proporcionados por
lutitas de bahía intercaladas dentro del paquete arenoso.
Rocas Madres
Los análisis goequimicos de crudos, rocas y estractos, en combinación
con detallados estudios sedimentologicos, han permitido la
identificación de las rocas generadoras de hidrocarburos en la Cuenca
Barinas-Apure. La reconstrucción paleogeografica del Cenomaniense-
Turoniense muestran facies próximo-costeras hacia el Escudo,
caracterizadas por materia orgánica escasa y de tipo terrestre. Las
facies contemporáneas de ambientes mas marinos de frente de delta y
prodelta, que se desarrollan mas cerca de los Andes de Mérida,
contienen materia orgánica mas abundante, entre 1-6% de carbono
orgánico total, y son mas ricas en hidrogeno. Estos intervalos que se
encuentran a diferentes niveles en las formaciones Quevedo, La Morita
y, en menor grado, Escandalosa, se consideran las rocas madres
generadoras de los crudos cretácicos y eocenos y los estratos de estas
rocas.
Es interesante notar que los parámetros geoquímicas y
sedimentologicos no se distribuyen uniformemente, sino que existen
inflexiones en correspondencia de los arcos de Arauca y Mérida, que
contienen keroseno terrestre en los niveles del Cenomaniense-
Turoniense. Esto se puede interpretar como una temprana
manifestación de actividad en estos arcos, constituyendo áreas menos
subsidentes que nos permitieron la sedimentación de facies marinas
ricas en hidrogeno. Así, la influencia de los arcos, tan evidente en la
distribución y naturaleza de los ciclos sedimentarios, también se
manifiesta en las características geoquímicas de la cuenca.
Génesis
Los problemas de génesis en la Cuenca de Barinas-Apure, como en
otras cuencas petrolíferas, adolecen de falta de análisis del contenido
de material orgánico de las rocas, grado de metamorfismo orgánico y
otros parámetros geoquímicos. Consecuentemente, la génesis de los
petróleos en Barinas se ha buscado siempre por vías más o menos
tortuosas.
SALVADOR y Hotz (1963) analizan las posibles causas de la ausencia
de petróleo en áreas aparentemente favorables fuera de Sinco-Silvestre
y terminan con el siguiente párrafo textual;¨…A falta de otra
explicaciones razonables, debe considerarse que el petróleo
almacenado en el Cretácico de los campos de Barinas pudo haber sido
generado en capas distintas del cretácico. La posibilidad alternativa
mas destacada del origen de este petróleo es la sección del Eoceno¨.
Estos autores basan su hipótesis sobre dos hechos distintos: 10, la
distribución de las acumulaciones de petróleo comercial corresponden
a las áreas donde el Eoceno esta representado por una secuencia espesa
de lutitas marinas----Formación Paguey----que constituye una
probable roca madre; 20, donde el Eoceno grada a sedimentos menos
marinos de granos mas gruesos, desaparecer el petróleo en los
recipientes cretácicos. Esta relación parece demasiado estrecha para
ser fortuita.
Los autores mencionados no descartan otras posibilidades, tales como
las condiciones estructurales pasadas o presentes como posibles
responsables de localización del petróleo en el área de Silvestre-Sinco.
Postulan como rocas madres en la Cuenca de Barinas a las formaciones
La Luna (cretácico) y Paguey (Eoceno). Consideran poco probable una
generación notable de petróleo durante el Cretácico por deficiencia en
la columna de soterramiento y consiguientemente en la temperatura y
sugieren una época de génesis al final de la generación de la Formación
Paguey.
Se basa en el alto contenido de vanadio, níquel y porfinidas y en una
relación constante vanadio/niquel¨ para postular la Formación La
Luna y que sus equivalentes aparentemente son las únicas unidades
sedimentarias ricas en los mencionados constituyentes y
probablemente representa la fuente común de petróleo de la Cuenca
Barinas-Apure¨.
Los suscritos remiten al lector a lo expuesto en el capitulo VI sobre
ambientes sedimentarios de la Formación Paguey. En síntesis, en la
sección del rió Masparro Ferrer encontró faunas de aguas profundas
con Globigerina sp. Piritizadas, licativas de ambientes euxinicos en la
Formación Paguey, mientras que según MUNOZ los afloramientos de
la Carretera al norte de Barinas son indicados de ambientes fluvio-
deltaicos. De comprobarse la presencia de ambientes euxinicos en
Paguey se haría operativo investigar las rocas de esta formación para
determinar su calidad de rocas madres; al mismo tiempo se debería
estudiar en detalle su extinción superficial y sus relaciones con las
áreas ocupadas por la Formación Gobernador.
Siguiendo una línea de investigación diferente, encontramos que el
gradiente geotérmico de la cuenca varia entre 1,50 F y 1,70 F por cada
100¨ (30 m).Aceptando un temperatura optima de génesis de 700 F se
requerirá una columna de soterramiento de unos 10.000¨ (3.000 m)
que evidentemente no fue alcanzada al final de la sedimentación
cretácica.
En Barinas, particularmente en la parte central de la cuenca en la cual
existen pocas perforaciones, se hace difícil calcular adecuadamente la
columna de soterramiento, interrumpida por los dos periodos de
erosión ocurridos entre el final del Cretácico y el Eoceno medio y entre
el eoceno medio y la sedimentación de la Formación Parangular, de
edad probablemente Oligo-Mioceno, que afectaron a las formaciones
La Morita, Quevedo y Burguita (Formación Esperanza) y la parte
superior de Paguey.
Aceptando para las columnas de soterramiento los espesores máximos
medidos en los pozos perforados en la parte más profunda de la
cuenca, debemos concluir que el petróleo procedente de la Formación
La Luna y sus equivalentes no pudo ser madurado durante la
sedimentación de la Formación Paguey, mientras que un petróleo
posiblemente generado en el intervalo inferior lutitico de Paguey debió
esperar hasta el final de la sedimentación de la Formación Parangular,
para alcanzar las condiciones de soterramiento y temperatura
actualmente consideradas como necesarias para que se genere y
madure el petróleo.
Emigración de Hidrocarburos
Desarrollaron la hipótesis de un sistema emigratorio desde la parte
profunda de la cuenca hacia el sureste hasta los campos de la
plataforma, como consecuencia de la subsidencia del Eoceno y post-
Eoceno, cuando se desarrollaron gradientes favorables y suficientes
para esta emigración.
Como conductores de la emigración primaria de los crudos cretácicos
postulan a las arenas sedimentarias en los ambientes epineriticos
desarrollados sobre la plataforma durante la sedimentación d la
Formación Fortuna, y a las areniscas de Gobernador para la emigración
primaria de los crudos eocenos, sin analizar las épocas en que pudo
producirse dicha emigración, que según lo postulado sobre génesis,
podrían corresponder a los periodos de mayor subsidencia durante la
sedimentación de Parangula y de Río Yuca.
Al considerar la emigración secundaria, o redistribución del petróleo,
sugieren un trasvase de crudos cretácicos a las columnas eocenas,
especialmente en las zonas Silvestre y Sinco, debido a la escasa
protección remanente sobre los recipientes cretácicos como
consecuencia de la erosión post-cretácica, y mantienen la idea de un
posible suministro de petróleo eoceno a las areniscas de Gobernador en
los campos del norte, particularmente en el área de Caipe. Analiza la
posibilidad de trasvase de crudos en la forma siguiente: ¨En los campos
Sinco-15 Norte y Hato, ubicados sobre un alto estructural al norte de la
falla Hato, la producción deriva de yacimientos cretácicos y eocenos,
respectivamente, en la formación Escandalosa y Gobernador, mientras
que en los campos Sinco-15 suroeste, Mingo y Páez situados al sur de la
falla se obtiene producción únicamente el la Formación Gobernador.
CAPITULO V: CARACTERISTICAS DE ACUMULACION
Entrampamiento de Hidrocarburos
La integración de los estudios realizados ha permitido identificar con
claridad las áreas donde los hidrocarburos se han generado e iniciado
sus migraciones hacia las zonas de entrampamiento. Además, se ha
incorporado a los estudios geoquímicas sobre la maduración de las
rocas madres, el uso de modelos matemáticos que simulan el proceso
de generación de hidrocarburos.
El área donde se generaron los crudos de la zona productora se ha
identificado al norte y noreste de los campos petroleros existentes y
coincide con la zona caracterizada no solo por la presencia de las facies
marinas del Cenomaniense-Turoniense, sino también por la presencia
de espesores mas potentes de la ¨Molasa¨ en la fosa subandina.
La generación de petróleo tuvo lugar al pie de los Andes, durante la
subsidencia del Mio-Plioceno, cuando las rocas madres cretácicas
fueron suficientemente enterradas como para alcanzar la maduración.
El petróleo migro por corta distancia hacia el Arco de Mérida,
acumulándose en su flanco septentrional que, por la coincidencia
defallamiento, facies sedimentologicas favorables y presencia de sellos,
ofrecía la presencia de trampas petrolíferas; hacia el sur, los
hidrocarburos no pudieron superar la barrera constituida por el eje del
arco.
En la región de Apure se evidencia una situación muy similar, pero
invertida. Esta vez el área generadora de hidrocarburos se encuentra al
sur del arco receptor, en este caso el Arco de Arauca, y las migraciones
petrolíferas no han podido sobrepasar el eje del arco y continuar hacia
el norte. La cocina alimentadora de los campos de Apure no ha podido
ser físicamente estudiada geoquímicamente, debido a la falta de
información de datos del subsuelo en el lado venezolano, pero ha sido
estimada con casi igual certeza a través de estudios sedimentologicos,
estructurales y modelos matemáticos. Se encuentra ubicada en la fosa
subandina al suroeste del Arco de Arauca, sector suroccidental de
Apure, de allí su desarrollo principal se extiende hacia el sur en
territorio colombiano, al pie de los Andes. Algunos estudios
geoquímicos realizados en Colombia confirman estas interpretaciones.
Tampoco se puede descartar la posibilidad de que parte del petróleo
presente en la cuenca, tanto en Venezuela como en Colombia, se haya
formado al oeste de la fosa subandina en áreas ocupadas actualmente
por los Andes, migrando al este antes del levantamiento de la cadena.
Los estudios teóricos localizan el comienzo de la ventana petrolera
donde las rocas del cretácico se encuentran bajo una columna de
sedimentos de por lo menos 4.878 metros. Esto ocurre al oeste del
Campo La Victoria e implica una distancia de migración mínima de 30
Km. para este campo y de 70Km para el campo Guafita. La gravedad de
los crudos, 360 API en La Victoria y 290 API en Guafita, esta en
acuerdo con estas reconstrucciones. Como es el caso de la zona
productora, la formación del petróleo es reciente, atribuyéndose a la
etapa final de la subsidencia plio-pleistocena de la fosa subandina.
Se puede llegar así a un esquema simple para la Cuenca Barinas-Apure:
dos cocinas generadoras cuyas rocas madres cretácicas han generado
petróleo al final de la subsidencia subandina; dos actos receptores de
las migraciones de hidrocarburos, al mismo tiempo barreras para las
mismas y un área entre los dos arcos que constituye la Depresión de
Capitanejo, aislada de migraciones importantes y por consiguiente de
pobre expectativa petrolífera.
Áreas y Campos Productores
Como se ha indicado anteriormente, la producción de petróleo en
Barinas se concentra en una sola área de menos de 314 Km, que incluye
los campos de Caipe, Estero, Hato, Maporal, Palmita y Silvan con sus
extinciones hacia el suroeste, Mingo y Paez, Silvestre y Sinc.
La estructura de estos campos consiste en anticlinales y homoclinales
generalmente limitados por fallas normales. Las principales de estas
fallas han sido denominadas falla Páez, que limita por el sur la
producción de las áreas de Páez y Mingo; falla Paguey que limita al sur
la producción de Sinco; falla Silvestre, etc., etc. Se considera que el
levantamiento anticlinal es fundamental para la acumulación de
petróleo.
Área Mayor de San Silvestre
La zona productora esta ubicada en un área donde se da la coincidencia
de los siguientes factores:
➢ Localizada en el borde de una de las dos cocinas generadoras de
petróleo identificadas en la cuenca.
➢ Se encuentra en el flanco norte y cerca del eje de un alto regional
pre-terciario, el cual a constituido un drenaje natural del petróleo
generado y tiene mejor estructuración que las áreas estructurantes.
➢ Esta dentro de una franja donde las frecuencias cretacicas y eocena
ofrecen una favorable combinación de rocas recipientes y sellantes.
Al alejarse de la zona productora se deterioran uno o mas de estos
factores; es así como hacia el norte y noroeste se pierde de la calidad de
roca recipiente por aumento de arcillosidad y cemento calcáreo. Hacia
el sur y suroeste se deteriora el sello mientras que al oeste se deteriora
la cocina generadora. Hacia el este y sureste se deteriora el sello,
aumenta la distancia desde la cocina generadora y disminuye el
pronunciamiento de la estructura. Así se explica el carácter peculiar de
un área muy vasta donde los campos petroleros están todos
concentrados en una superficie reducida. Hay que ir hacia los extremos
sur y norte de la Cuenca Barinas –Apure, para volver a encontrar
características favorables a la presencia de acumulaciones comerciales
de hidrocarburos.
La evidencia sísmica, aun después de las mas recientes
interpretaciones, es sumamente tenue para la mayoría de los campos
petroleros de la zona productora. Las anomalías están realmente al
límite de resolución de la sísmica de que se dispone. Sin embargo,
sobre todo en base a datos de subsuelo, se puede afirmar que el factor
de entrampamiento principal es la estructural, proporcionado por la
combinación del suave buzamiento de las capas hacia el norte y el
efecto de fallas normales que cubren el monoclinal en dirección
prevaleciente este-oeste. Algunas excepciones las proporciona el campo
Sinco, un domo independiente de callamiento y el campo Silvestre, una
estructura de tipo anticlinal combinada con callamiento.
Depresión Estructural de Guarumen
En el extremo noreste de la Cuenca Barinas-Apure permaneció
inexplorada una basta región ubicada en una zona geológicamente
estratégica de gran interés teórico. En la región, los relieves
montañosos que se extienden en dirección este-oeste y conforman la
cordillera de la Costa del norte de Venezuela, se desvían abruptamente
hacia el suroeste para dar paso a la Cordillera de los Andes.
La zona donde ocurre esta desviación, llamada transversal de
Barquisimeto, había atraído la atención de algunos geólogos y la parte
de Lara fue objeto de los clásicos estudios que demostraron las
relaciones entre las dos cadenas de diferentes rumbos tectónicos,
siendo, en efecto, la Cordillera de la Costa aloctona sobre el autóctono
andino.
Estos estudios de gran interés teórico habían llamado la atención sobre
los llanos que se extienden al pie de la desviación de las cadenas. En
1984 se realizo un levantamiento sísmico de 690Km sobre los llanos
contiguos a la ciudad de Acarigua, con la finalidad de obtener
información sobre el subsuelo de esta región. La interpretación de esta
sísmica revelo la presencia de un área potencialmente petrolífera, así
como la constatación de que el eje del Arco de El Baúl esta cortado por
una serie de grandes fallas de tensión y de rumbo NE-SO perdiendo su
identidad noroeste. Las fallas de tensión delimitan una depresión
estructural en el extremo norte de la Cuenca Barinas-Apure,
caracterizada por un apilamiento de rocas que, en los alrededores de la
ciudad de Acarigua, puede llegar a ser mas de 3.180 metros.
Napas aloctonas: En el subsuelo de esta depresión y ocultas bajo una
cobertura delgadas de sedimentos molasicos, se interpreta la presencia
de una serie de escamas sobrecorridas y apiladas provenientes del
norte. Estas estructuras se relacionaron inmediatamente con las napas
aloctonas en Lara y que tan extensamente afloran en la Cordillera de la
Costa. El espesor de esta cobertura aloctona varía de pocos cientos de
metros hasta unos 2.400 metros, aumentando palautivamente en
dirección de frente de montaña. Esta cobertura debería estar
constituida por formaciones paleocenas y eocenas de carácter
turbiditico y por sedimentos cretácicos ligeramente metamorficados.
Por debajo de las napas se manifestó la presencia de estructuras de
grandes dimensiones que afectan una secuencia autóctona de edad
posiblemente cretácico-eocena hasta miocena. La interpretación del
autóctono se llevo a cabo a través de la definición de facies sísmicas y
su comparación y correlación con áreas cercanas de geología conocida.
Así se interpreto la presencia de una secuencia cretácica sobre el
basamento, cubierta con grandes espesores de lutitas eocenas y de
probables sedimentos oligo-miocenos. Si esta interpretación es
correcta, la secuencia cretácica puede ofrecer tanto la roca recipiente
como la roca madre, mientras que las lutitas proporcionarían un
excelente sello. Por otra parte, la presencia de zonas de subsidencia
adyacentes a estructuras de tipo anticlinal propician condiciones
favorables a la migración y entrampamiento de hidrocarburos.
Exploración Futura
La región de apure, en el sur, se encuentran todavía en una fase
incipiente de exploración, quedando aun por explorar estructuras
profundas en el sector sur-occidental del distrito Páez y toda la franja
que sube estructuralmente desde esta área profunda hacia el Alto de
Brujas, llamada área de El Nula. Más hacia el este queda por explorar el
sector comprendido entre los ampos de Guafita y La Victoria y la
extensión norte del alineamiento estructural de este ultimo campo.
Falta, además, averiguar si cocinas locales han permitido
acumulaciones en el flanco norte del Arco de Arauca, así como
delimitar exactamente el eje de este ultimo, asunto este de gran
importancia, dado el papel de barrera que desempeña dicho elemento
geológico. En el extremo norte de la cuenca la vasta área inexplorada de
Guarumen tiene indudablemente grandes meritos a raíz de los
primeros resultados ofrecidos por los levantamientos sísmicos
realizados.
Intervalos Productores
La nomenclatura formacional en la Cuenca de Barinas, al igual que
otros casos de nomenclatura del subsuelo en las cuencas petrolíferas,
mantiene sus discrepancias a pesar del esfuerzo realizado por lograr su
unificación. Se ha empleado la nomenclatura formal valida para toda la
región andina, incluyendo el flanco sureste de Los Andes que
constituye el flanco noroeste de la Cuenca de Barinas-Apure.
Como se hizo al tratar sobre las formaciones eocenas de la Cuenca del
Lago de Maracaibo, hemos preferido aquí emplear nombres informales
mejor conocidos y mas empleados por los operadores del petróleo,
porque aunque el cambio de nomenclatura deseable recomendado por
FEO CODECIDO se efectuase a corto plazo, siempre quedaría el
problema de las unidades de menor rango: miembros, intervalos,
arenas, que también son discrepantes y automáticamente informales
por su designación mediante letras. Para mayor facilidad del lector la
equivalencia entre unidades formales e informales esta ilustrada y en
forma más esquemática y restringida al Cretácico.
Los intervalos productores le la Cuenca de Barinas correspondes a las
formaciones Fortuna, de edad Cretácico Medio-Superior y Gobernador,
del eoceno medio. La formación Fortuna ha sido subdividida en cuatro
intervalos, denominados en nomenclatura informal ¨O¨, ¨P¨, ¨R¨ y ¨S¨
en orden descendente. El miembro ¨O¨ comprende en su tope una
caliza dolomítica que grada a caliza gris, groseramente cristalina, con
pelotillas de glaucomita y fragmentos de megafósiles, la cual pasa a su
vez a arenisca calcárea glauconitica, que hacia la base pierde su
carácter calcáreo y aumenta en contenido de glaucomita. Este intervalo
generalmente no es productor de petróleo, pero en ciertas áreas como
el Campo Sinco, se desarrollan lentes de arena calcárea que a
proporcionado producción esporádica, con espesores netos de arena
petrolífera de más o menos 20´ (6m). el intervalo es importante en las
correlaciones sismográficas entre áreas. Estatigraficamente se
correlaciona hacia el norte con la caliza de Miembro Guayacán de la
Formación Capacho y hacia el este con la caliza del Miembro Infante de
la Formación Tigre en la Cuenca de Venezuela Oriental. La caliza fue
posteriormente erosionada en toda la extinción de la cresta del Arco de
El Baúl.
El miembro infrayacente ´´P´´ es el principal productor de la cuenca y
generalmente esta representado por dos intervalos de arena separados
por un intervalo lutitico delgado delgado. La arena superior presenta
en su tope arenas de alta porosidad y permeabilidad; en conjunto la
arena no es calcárea, presenta grano medio a grueso, estratificación
cruzada, abundantes restos de plantas lignificados y algunos intervalos
de limonitas compactas. La arena inferior es bastante similar a la
superior y grada a las areniscas sucias y calcáreas del intervalo ´´R´´.
Sobre gran parte del área productora del intervalo lutitico mencionado
constituye el elemento de separación entre dos arenas denominadas P1
y P2, pero en algunos lugares la capa lutitica lenticular desaparece y no
es posible diferenciar P1 de P2. el espesor del intervalo P tiene un
promedio de 125´ (38m).
El intervalo ´´R´´ suele presentar tres arenas distintas,
esporádicamente productoras. Las arenas superior e inferior son
distantemente calcáreas, la intermedia es cuarzosa; estas arenas son
bastante delgadas, se intercalan con limonitas también delgadas y hacia
abajo pasan al marcador lutitico que caracteriza al intervalo ´´S´´,
base de la secuencia productora. El espesor del intervalo ´´R´´
muestra un promedio de 30´ (9,5 m) en el área de Silvestre-Sinco.
Las Formación Esperanza es mucho mas lutitica que Fortuna,
infrayacente. Sin embargo, presenta algunas arenas que en general no
son productoras, aunque en el Campo de Caipe se encontraron indicios
de petróleo en la arena ´´F´´ q al se probada no produjo. Esta área esta
afectada por la erosión post-cretácica y esta ausente o mal representada
en el área del Campo Sinco.
Toda el área productora muestra el efecto de truncamiento sobre el
Cretácico, ya se ha indicado anteriormente que en el declive de
guanarito la erosión expone a la Formación Gobernador sobre las rocas
ígneo-metamórficas del Complejo de El Baúl con erosión total de las
formaciones cretácicas.
El siguiente intervalo productor en orden estratigráfico es la Formación
Gobernador, caracterizada por un considerable desarrollo de areniscas
que representan los clásticos basales de la transgresión del Eoceno
medio en la Cuenca de Barinas-Apure. Las areniscas son
predominantemente cuarzosas, a veces fiabres y otras endurecidas, que
se presentan en capas de espesor variable separadas por intervalos de
lutitas y limonitas y capas delgadas de lignito. Es el segundo horizonte
productor en orden de importancia de la cuenca y comprende el
intervalo ´´B-4´´ como mejor productor.
En el área de Silvestre-Sinco el espesor de la Formación Gobernador
oscila alrededor de 125´ (38m). Proporciona prácticamente toda la
producción al sur de la falla de Páez--- área de Páez, Mingo y suroeste
de Sinco---y también en el Campo de Caipe y conjuntamente con las
arenas de la Formación Fortuna produce al norte de dicha falla en
Sinco y el Campo de Silvestre.
Principales Campos de La Cuenca
En los campos situados mas al sur, como Sinco 16 y Mingo, los cuales
se ubican mas cerca del eje del Arco de Mérida, la erosión pre-terciaria
mas intensa a causado la remisión total o parcial del sello cretácico La
Morita.
Campo de Apure
Todavía no han encontrado en la etapa de producción los recientes
descubrimientos cerca de la frontera con Colombia, dado que se están
construyendo las facilidades para ello. Estos descubrimientos están
ubicados en el flanco sur y cerca del eje del Arco de Arauca. El paleoalto
a constituido un drenaje natural para los hidrocarburos generados en
una cocina que se extiende desde el sector colombiano de la fosa
subandina hasta el sector venezolano de la misma, ubicado al sur de
Altos de Brujas, en la parte sub-occidental del Distrito Páez del estado
Apure.
Campo Guafita
Este campo esta ubicado sobre un alto estructural de rumbo suroeste-
noroeste, dividido dos sectores por una falla del mismo rumbo, de
carácter probablemente transcurrente. El sector septentrional es su
anticlinal suave, mientras que el sector meridional es un cierre contra
una falla. El pozo descubridor Guafita-1x fue perforado en el sector
norte, hasta una profundidad final de 1.222 metros, dentro de rocas
pre-cretacicas atribuidas a la Formación La Quinta.
El pozo probó petróleo en tres intervalos pertenecientes a un paquete
de arenisca que marca la trasgresión del Oligoceno sobre el tope
erosionado del cretácico. Posteriormente, la perforación de siete pozos
adicionales, de los cuales cinco resultaron productores, permitió
delimitar la acumulación petrolífera. Estos pozos evidenciaron,
además, que las arenas basales oligocenas están divididas en dos
paquetes por un intervalo de lutitas, de los cuales solamente el interior
resulto petrolífero.
En el sector sur de la falla transcurrente, el pozo descubridor Guafita-
5x demostró que allí también el paquete superior es petrolífero. La
perforación de tres pozos adicionales, de los cuales dos resultaron
productores, delimito esta acumulación. Algunos de los pozos
perforados en este campo probaron acumulaciones menores también
en arenisca cretácicas.
Campo La Victoria:
Este campo es un anticlinal de rumbo norte-sur limitado hacia el este
por una falla inversa. El pozo descubridor La Victoria-1x probó petróleo
de 300 API en las areniscas basales del Oligoceno, equivalentes de los
horizontes productores en Guafita. Interpretaciones sísmicas
posteriores a la perforación del primer pozo indicaron que este había
caído en el flanco sur de la estructura.
El la acumulación estructural se perforo el pozo La Victoria-2x que
probo petróleo de 360 API, en intervalos cretácicos equivalentes a los
productores de la Cuenca Barinas, demostrando que en esta estructura
las capas de esa edad son el objetivo principal.
CONCLUSIÓN
La Cuenca Barina-Apure es una de las mas importantes Cuencas
petrolíferas en Venezuela aunque no ha sido explorada completamente
y su potencial petrolífero está por determinarse, cuenta con una
producción de petróleo que equivale al 3.52% del total nacional además
de estar en un área geográfica muy variada y rica en recursos naturales.
La producción de petróleo en Barinas se concentra en una sola área de
menos de 314 Km, que incluye los campos de Caipe, Estero, Hato,
Maporal, Palmita y Silvan con sus extinciones hacia el suroeste, Mingo
y Paez, Silvestre y Sinc.
Todos los campos de esta Cuenca exhiben empuje hidrodinámico
regional cuyo valor no ha sido cuantificado, pero las presiones en los
recipientes son bajas. Las aguas son prácticamente dulces, con
salinidades que varían entre 500 y 2.000 p.p.m de sólidos totales, tanto
en los recipientes cretácicos como en los eocenos. Ello ocasiona las
conocidas dificultades para identificar el contenido de fluidos en los
perfiles eléctricos. Algunos autores mencionan una posibilidad de
captación de aguas meteoricas en los contrafuertes andinos y
circulación hidrodinámica en la cuenca.
La industria petrolera en Venezuela es importante porque utiliza el
petróleo y el gas natural como materia prima para procesarla y
convertirla en producto intermedios y elaborados tales como plástico,
fibra sintéticas, fertilizantes, caucho sintético, explosivos, detergentes,
medicina y una inmensa cantidad de productos industriales, los cuales
están destinados al consumo y la creación de insumos para otras ramas
de la producción.
La vida sin el petróleo no podría ser como la conocemos. Del crudo
obtenemos gasolina y diesel para nuestros autos y autobuses,
combustible para barcos y aviones. Lo usamos para generar
electricidad, obtener energía calorífica para fábricas, hospitales y
oficinas y diversos lubricantes para maquinaria y vehículos.
BIBLIOGRAFÍA
Geología de Venezuela y de sus Cuencas Petrolíferas
AUTOR: Clemente Gonzáles de Juana
EDICION Funinves, TOMO II.
La Industria Venezolana, TOMO 1, Pág n0 107
http://www.rimisp.org/boletines/foro/publico_index.php?accion=pre
guntas&idpregunta=12&id_boletin_comen=29
http://www.monografias.com/trabajos10/petro/petro.shtml
http://www.wrm.org.uy/publicaciones/petroleo2.html
http://html.rincondelvago.com/cuencas-petroliferas.html
http://www.mipunto.com/venezuelavirtual/mapas/mapa_hidrocarbur
os.html