You are on page 1of 9

Secretario

:

Expediente:

Cuaderno : Principal

Escrito: 01

Sumilla: Demanda de nulidad de acto
jurídico de compraventa con fecha 30 de
junio del 2002

SEÑOR JUEZ DEL PRIMER JUZGADO MIXTO DE PUNO.
JUANA FRANCISCA PASTORELLI CHAUCA,
identificada con DNI Nro 01222222, con domicilio
real en el Jirón Lima Nro 123 de la provincia y
Departamento de Puno, señalando domicilio
procesal en el Jirón Cajamarca Nro 500, a Ud.
con atención digo:

I. NOMBRE Y DOMICILIO DE LOS DEMANDADOS
1. Carlos Atilio Requena Raffo, con domicilio real en el Jirón Lima Nro 123
del Distrito y Provincia de Puno
2. Silvia Adelaida Rojas Cepeda , con domicilio real en el Jr. Lambayeque
No.444 del Distrito y Provincia de Puno.
II. PETITORIO:
PRETENSIÓN PRINCIPAL: Nulidad de Acto Jurídico de Compraventa
con fecha 30 de junio del 2002 del inmueble ubicado en la Av Simon
Bolivar Nro 123 , del Barrio Bellavista de esta ciudad de Puno ,otorgado
por Carlos Aquilio Requena Raffo a favor de Silvia Adelaida Rojas
Cepeda de fecha 15 de junio del 2002, por la causal de :
a) Falta de manifestación de voluntad
b) Objeto jurídicamente imposible
c) Fin ilícito e
d) inciso 8 del artículo 219 del C.C.
PRETENSIÓN ACCESORIA: Nulidad de la Escritura Pública Nro 0234 y
del documento que la contiene, en fecha 02 julio del 2002.

III. FUNDAMENTOS DE HECHO:
PRIMERO.- La recurrente Juana Francisca Pastorelli Chauca contrajo
matrimonio con Carlos Atilio Requena Raffo en fecha 14 de febrero del 1962
ante la Municipalidad Provincial de Puno.
SEGUNDO.- Durante la vigencia del matrimonio adquirieron una serie de
bienes inmuebles entre los cuales se encuentra el bien ubicado en la Av Simon
Bolivar Nro 123, del Barrio Bellavista, de esta ciudad de Puno; como aparece
en la Escritura Pública Nro 066 de fecha 05 de mayo de 1970, ante Notario
Alonso Zavala Flores; actualmente ubicado en el Jr. Cajamarca Nro 333; por la
cual María Trinidad Barriga Vda. de Zevallos vende a Carlos Atilio Requena
Raffo y esposa Juana Francisca Pastorelli Chauca.
TERCERO.- Que, habiéndose adquirido el inmueble ubicado en la Av Simon
Bolivar Nro 123 durante el matrimonio, constituye un bien parte de la sociedad
de gananciales por lo que para su disposición necesariamente debe intervenir
el marido y la mujer; pero, el señor Carlos Aquilio Requena Raffo transfiere el
inmueble perteneciente a la sociedad de gananciales a Silvia Adelaida Rojas
Cepeda, tal como consta en la Escritura Pública Nro 0234 con fecha 02 julio
del 2002 ante Notario Doña Eva Marina Centeno Zavala.
CUARTO.- En el texto de la Escritura Pública Nro 0234 de fecha 02 de julio del
2002, no aparece impresa o estampada mi firma corriente y la que uso en
todos los actos públicos y privados en que intervengo, pues si bien se
consignan los datos de la suscrita, tanto en la minuta, como en la
Introducción de la Escritura pública. No figuro en tales documentos en calidad
de vendedora pues solamente aparece la firma de Carlos Aquilio Requena
Raffo en calidad de vendedor a favor de Silvia Adelaida Rojas Cepeda en
calidad de comprador, así como la firma del Notario.
QUINTO.- El acto jurídico compraventa celebrado en fecha 30 de junio del
2002 era absolutamente desconocido para Juana Francisca Pastorelli Chauca,
recién se llega a saber del mismo en el mes de setiembre del 2002, cuando
desea Hipotecar el bien y recurre ante el Registro Público.
SEXTO.- Por tanto el recurso prescriptorio no corre desde la fecha en que
celebran el acto jurídico de compraventa de los dos demandados, sino desde
el momento en que tomo conocimiento del acto jurídico y de la Escritura
Pública que lo contiene, esto quiere decir, desde el momento en que la
recurrente puede presentar la pretensión de nulidad del acto jurídico.

IV. FUNDAMENTOS JURIDICOS:
PRIMERO.- En el presente caso la recurrente Juana Francisca Pastorelli
Chauca de Requena no emitió manifestación de voluntad
1
en la formación del

1
Según FERNANDO VIDAL RAMIREZ, en su texto El Acto Jurídico, Gaceta Jurídica, Edición
Séptima 2007, páginas 93 y 94: “la manifestación de voluntad viene a ser la esencia misma del
acto jurídico,…consiste en dar a conocer, por cualquier medio que la exteriorice, la voluntad
interna,…se trata de un comportamiento que recurre a la expresión verbal o escrita, y aun a
cualquier otro medio expresivo”. Concepto que coincide con el de ANÍBAL TORRES VÁSQUEZ
que dice: “para la celebración de un acto jurídico es indispensable la manifestación de la
voluntad de uno o de las partes caso contrario no podría realizarse un acto jurídico valido”.

acto jurídico de compraventa; por lo que estamos frente a la nulidad del acto
jurídico por causa estructural, es decir por la ausencia elemento manifestación
o declaración de voluntad
2
del agente capaz, toda vez que la suscrita no ha
participado del negocio jurídico tampoco otorgo poder suficiente al marido
para que celebre el acto de disposición, por lo que ese acto contraviene el
ordenamiento jurídico y consiguientemente no genera derechos, acarreando
su nulidad de dicho acto jurídico, conforme al Art. 219 inc. 1 del C.C.
SEGUNDO.- El acto celebrado por los dos demandados va en contra de una
norma imperativa, establecida en el Art. 315 del C.C
3
., que textualmente dice:
“Para disponer delos bienes sociales o gravarlos, se requiere la
intervención del marido y la mujer…”
En el caso de que uno de los cónyuges disponga de un bien social sin la
participación del otro, nos encontramos ante un caso de nulidad virtual, es
decir ante un acto jurídico que se opone a una norma imperativa como la
trascrita.

2
Según la Casación Nro. 2792-00-Lambayeque, “El Acto Jurídico está determinado por la
manifestación de Voluntad destinada a producir efectos jurídicos, si falta esto el acto será nulo.”

3
Según la Casación Nro. 2117-2001-Lima el artículo 315 del Código Civil establece en su
primer párrafo que para la disposición de bienes sociales se requiere la intervención de los
cónyuges y que cualquiera de ellos puede ejercitar tal facultad si cuenta con poder especial del
otro, en ese sentido, las regulaciones que se han previsto a través del derecho de familia
presentan una especial fisonomía, en contraste con el derecho patrimonial o derecho de la
contratación, cumpliendo una función tuitiva en beneficio de ella, que trasciende los intereses
estrictamente individuales; ello se expresa a través de normas imperativas (aunque el derecho
de familia también contiene algunas normas preceptivas) que impiden o limitan el ejercicio de la
autonomía privada, en ese sentido, se puede establecer que el art. 315 del Código Civil
contiene una norma imperativa, en la que el ejercicio de la autonomía privada se ve
ciertamente limitado, por ello, de no cumplirse con la norma imperativa contenida en el art. 315
materia de análisis, se estaría contraviniendo una norma de orden público, por lo que resulta
aplicable el artículo V del Título Preliminar del Código Civil.

CUARTO.- Debe señalarse que la autonomía privada de las partes no puede
prevalecer frente a la naturaleza de las normas imperativas en otras palabras
en el presente caso el hecho de que el demandado Carlos Atilio Requena haya
celebrado una venta a favor de Silvia Adelaida Rojas Cepeda, que es el
segundo demandado, no convalida o no puede modificar, anular o extinguir el
mandato imperativo.
QUINTO.- El objeto de un acto jurídico para ser posible
4
, debe estar previsto
en el supuesto de hecho contenido en el Código Civil y leyes especiales. En el
presente caso cuando el esposo vende un bien social sin la participación y
conocimiento dé la cónyuge; entonces resulta que se ha producido un
contenido u objeto jurídicamente imposible, por lo que debe ser declarado
nulo el acto contraventor, aplicando lo dispuesto por el Art. 219 inc. 3 del
C.C.
SEXTO.- Con la celebración de este acto jurídico de compraventa se ha
producido una casusa fin ilícita, dispuesto en el Art. 219 inc. 4 del C.C
5
.;

4
Según FERNANDO VIDAL RAMIREZ, en su texto El Acto Jurídico, Gaceta Jurídica, Edición
Séptima 2007, pagina 122: “La posibilidad jurídica está referida a la conformidad con el
ordenamiento jurídico de los derechos y deberes u obligaciones integrados a la relación
jurídica generada por el acto jurídico. A esta característica se le puede confundir con la licitud,
pero se trata de conceptos vinculados pero diferentes: la licitud es lo que guarda conformidad
con el ordenamiento legal y la posibilidad jurídica está referida al ordenamiento jurídico, que es
un concepto más amplio y que da cabida a la licitud. La licitud comprende el ordenamiento
legal mientras que el ordenamiento jurídico comprende, además, los principios generales que
inspiran el orden público y que se integra con la costumbre, jurisprudencia y doctrina”.

5
Según la Casación Nro. 384-01-Apurimac “…el acto jurídico compra-venta del inmueble que
carezca del requisito de validez previsto en el inc. 3 del art. 140 del C.C., y de acuerdo a lo que
prescribe el art. 219, inc. 4 del C.C. el acto jurídico será nulo…;al respecto, diferenciado el fin
licito del fin ilícito, el tratadista nacional Fernando Vidal Ramírez, (en su "Teoría General del
Acto Jurídico"; Cultural Cuzco Sociedad Anónima, Editores, 1985, paginas 124, 126 y 523)
señala: el "Fin licito" como el requisito de validez que consiste en la orientación que se le da a
la manifestación de voluntad, esto es, que esta se dirija, directa y reflexivamente, a la
producción de efectos jurídicos, vale decir a crear, regular, modificar o extinguir relaciones
jurídicas los cuales obviamente deben ser amparados por el derecho objetivo; pero si la
manifestación de voluntad no se dirige a la producción de efectos jurídicos que puedan recibir
porque el propósito del vendedor y del comprador evidentemente era el de
perjudicar el derecho de la suscrita a los bienes gananciales y al derecho a la
herencia, si es que se producía el fallecimiento del cónyuge; porque la
recurrente no intervine directa ni indirectamente en la celebración de la referida
compraventa.
SEPTIMO.- El acto jurídico contenido en la Escritura Pública de fecha 02 de
julio del 2002, sufre de nulidad virtual
6
, de acurdo con el Art. 219 inc. 8 del
C.C., en la cual se establece que todo acto jurídico es nulo cuando
contraviene las normas imperativas. En el presente caso se produce una
nulidad virtual, que es aquella producida por un determinado acto jurídico que
contraviene una noma imperativa de orden público.
OCTAVO.- El acto jurídico y la Escritura Pública son dos hechos diferentes, el
primero es principal y el segundo es accesorio, y siendo nulo el principal igual
suerte corre el accesorio, según lo dispuesto por el art. 225 del C.C.

V. MONTO DEL PETITORIO
La nulidad del acto jurídico y de la Escritura Pública son inapreciables en
dinero.

tal amparo, por cuanto la intención del o de los celebrantes que le da contenido tiene una
finalidad ilícita, es así que se produce la nulidad absoluta de tal acto, lo que ocurriría, por
ejemplo, si dos o más personas se vinculan por un acto jurídico con la finalidad de traficar
estupefacientes, es decir cuando hay colisión con normas de orden público, éstas prevalecen
sea para hacer nulo el acto o para asignarle los efectos que la ley tiene previstos”.

6
Según VIDAL RAMIREZ "la contravención a las normas de orden público genera la nulidad
absoluta del acto jurídico y, por eso, el Código la considera, además, entre las causales que lo
hacen nulo que, en este caso, es una sanción a la inobservancia de una norma de derecho
cogente. Esta nulidad es la denominada nulidad virtual en cuanto deriva de la violación del
orden público y no de una causal específica o textual. Y, precisamente, por ser una nulidad que
se fundamenta en el orden público puede ser alegada por quienes tengan interés o por el
Ministerio Público, puede ser declarada de oficio por el juez cuando resulte manifiesta y no
puede subsanarse por la confirmación".

VI. VIA PROCEDIMENTAL
Por la naturaleza de las pretensiones, debe tramitarse en la vía del proceso de
conocimiento.
VII. MEDIOS PROBATORIOS

1. Escritura Pública Nro. 066 de fecha 05 de mayo de 1970 por el Notario
Alonso Zavala, por la cual María Trinidad Barriga Vda. de Zevallos
vende a Carlos Atilio Requena Raffo y esposa Juana Francisca
Pastorelli Chauca el inmueble ubicado en la Av Simon Bolivar Nro 123,
del Barrio Bellavista, de esta ciudad de Puno, con el cual acredito la
calidad de bien ganancial que tiene el predio sub litis.
2. La Escritura Publica Nro. 0234, en fecha 02 julio del 2002, ante Notario
de Puno Eva María Centeno Zabala, donde está contenido el acto
juridico nulo.
3. La constancia de Registros Públicos donde aparece el inmueble no se
encuentra inscrito a favor de Carlos Atilio Requena Raffo.
4. Inspección judicial que debe hacerse en los archivos del Notario Eva
María Centeno Zabala para constatar que en la Escritura Publica Nro.
0234 no aparece estampada la firma con lo que se acredita la falta de
manifestación de voluntad de la demandante.

VIII. ANEXOS
1.A. Copia de mi D.N.I.
1.B. Tasa judicial por ofrecimiento de pruebas.
1.C. Copia legalizada de la Escritura Pública Nro. 066 de fecha 05 de mayo de
1970 por el Notario Alonso Zavala, por la cual María Trinidad Barriga Vda. de
Zevallos vende a Carlos Atilio Requena Raffo y esposa Juana Francisca
Pastorelli Chauca el inmueble ubicado en la Av Simon Bolivar Nro 123, del
Barrio Bellavista, de esta ciudad de Puno
1.D. Copia legalizada de la La Escritura Publica Nro. 0234, en fecha 02 julio
del 2002, ante Notario de Puno Eva María Centeno Zabala, donde está
contenido el acto jurídico nulo.
1.E. Copia legalizada de la constancia de Registros Públicos donde aparece
el inmueble no se encuentra inscrito a favor de Carlos Atilio Requena Raffo.



POR LO EXPUESTO
Pido a su despacho se sirva calificar positivamente esta demanda, tramitarla
con arreglo a ley y en su oportunidad declararla fundada con expresa condena
de costos y costas.



PRIMER OTROSÍ.- Que otorgo al Abogada Sonia Roxana Condori Ancachi,
quien asume mi defensa, las facultades de representación a que hace mención
el Art. 74 del C.P.C., inclusive para ejecución de Sentencia y el cobro de
costas y costos al letrado que autoriza la presente demanda y de conformidad
con lo dispuesto por el Art. 80 del citado Código adjetivo, declaro estar
enterado de los alcances de dicha representación.



Puno, 23 de octubre del 2013.





_______________________ ________________________