You are on page 1of 2

Materiales y metodología

Materiales:
 1 matraz de fondo redondo, de 1000 mL
 1 cabeza de destilación
 1 refrigerante de Liebig
 1 matraz de 200 mL de fondo plano
 1 termómetro
 1 probeta 100 mL
 1 soporte
 Pinzas de matraz, nueces u otras fijaciones
 1 manta calefactora para balones de 1000 mL, o mechero bunsen.
 1 balanza
 1 vidrio reloj

Procedimiento:
Deberá construir el aparato para poder destilar el vino, pero antes de iniciar este
trabajo, atienda a las indicaciones que se le harán para ello. La figura muestra
cómo van a quedar ensamblados el matraz esférico y las demás piezas.
Cerciórese de que lo ha entendido completamente y después proceda al montaje.
1. Ponga en el matraz unas pocas piedras de ebullición (plato poroso) que servirán
para crear burbujas de aire en el seno del líquido a destilar y así se producirá una
ebullición sin sobresaltos; esto es, no habrá sobrecalentamiento del líquido
(temperatura del líquido por encima de su punto de ebullición).
2. El termómetro debe situarse de tal manera que el bulbo quede ligeramente por
debajo de la salida hacia el refrigerante; así los vapores que abandonan la cabeza
de destilación, envuelven al bulbo del termómetro y se puede medir bien su
temperatura.
3. Por la camisa del refrigerante debe circular agua, que ha de entrar por la
entrada inferior y salir por la superior (así el agua fría y el condensado circularán
en contracorriente); se debe conectar el refrigerante a la red de agua (llave) y al
desagüe, mediante mangueras de goma.
Tras efectuar ambas conexiones, abra la llave suavemente; bastará con un
pequeño caudal de agua.
IMPORTANTE: NO USE EL APARATO ANTES DE OBTENER EL VISTO BUENO
DEL PROFESOR
1. Ponga alrededor del balón-receptor de 200 mL hielo, y sitúela bajo la
alargadera. La finalidad de poner hielo es evitar que el primer destilado, que será
rico en etanol, se evapore en el balón receptor.
2. Ajuste la manta calefactora al matraz y empiece la calefacción. Así que empiece
la ebullición, reduzca inmediatamente el aporte de calor.
3. La destilación debe ocurrir lentamente y sin interrupciones y, una vez que ha
empezado, siempre debe pender una gota de condensado del bulbo del
termómetro. Tome nota de la temperatura a la que pasan las primeras gotas de
destilado. Cuando la temperatura ascienda a
80°C, detenga la calefacción.
4. Añada agua destilada en la probeta hasta completar los 400 mL, que es el
volumen de vino que ha empleado. Sacuda suavemente la probeta para
homogeneizar.
5. Mida la temperatura de la mezcla hidro-alcohólica. Antes de medir el grado
alcohólico asegúrese de que la temperatura es o está muy próxima a 20°C.
6. Introduzca suavemente el alcohómetro en la probeta y, antes de soltarlo,
imprímale (con cuidado) un movimiento de rotación para que no se adhiera a las
paredes. Lea el grado alcohólico y anótelo en el cuaderno.
En caso de no contar con un alcoholímetro se puede determinar la concentración
de etanol en base a la medición directa de su densidad
7. Una vez finalizada la práctica vierta el contenido de la probeta en el desagüe. 8.
Para desmontar el aparato de destilación, empiece por separar el termómetro.
9. El contenido que queda en el matraz de destilación, quite las piedras de
ebullición. EL residuo del vino puede verterlo por el desagüe y lave el matraz.