Ubica nuestros locales en Sugoi Virtual www.sugoi.com.

pe

“A partir de este momento, dentro de tres años, 12 de mayo, aproximadamente a las 10:00 am, al suroeste del continente sur, en un área de unos 9 km en una isla, aparecerán dos temibles seres con un poder que este mundo nunca ha conocido”. Con estas ominosas palabras, el joven Trunks, llegado del futuro, advirtió a Goku y sus amigos acerca de la llegada de los últimos androides de la aparentemente extinta Red Ribbon. En su futuro, Trunks queda como la única esperanza para el mañana y por solicitud de Bulma (su madre), ha regresado al pasado con el fin de ayudar a sus amigos en la lucha por venir.
Rafael Antezana

Revista Sugoi, 48 paginas a todo color con lo ultimo del manga y el anime

L

os amigos de Goku no saben lo que sucede. Sólo ven a los dos hablar y de vez en cuando a Goku saltar de un sitio a otro en tremendo susto. Todos están confundidos, salvo Pikkoro, quien con su fino oído ha captado todo el parlamento. Ignorante de esto, Goku sigue su conversación con Trunks, comentando que esperaba que fuera Yamcha quien se casara con Bulma. Trunks le advierte a Goku que no vaya a comentar nada de esta situación a sus futuros padres, pues podría cambiar las condiciones de su nacimiento. Goku promete guardar el secreto, al igual que procurar salvar el futuro. Trunks no puede quedarse más tiempo y no sabe si podrá regresar, pues los requerimientos de energía de la máquina del tiempo son tan fabulosos (la primera vez requirió unos ocho meses para cargarse) que llegar al momento de la aparición de los androides no es seguro. Finalmente, Trunks toma el vuelo de regreso a su máquina. Mientras regresa junto a sus amigos, Goku está preocupado. Las noticias de por sí son alarmantes, pero no sabe cómo decirle a sus amigos que la mayoría de ellos morirá en el plazo de unos tres años. Obviamente, tampoco puede ni mencionar el secreto de Trunks. Sin embargo, se ve repentinamente relevado de esa responsabilidad cuando Pikkoro cuenta a los demás su oscuro futuro, aunque comprende que no puede mencionar el nacimiento de Trunks. Pikkoro sugiere que empiecen a entrenarse si es que no quieren morir, aunque los demás están demasiado impresionados como para creer todo lo que les dice. De pronto, aparece Trunks en su máquina, les saluda y abruptamente desaparece en el aire. Eso decide a los guerreros a tomar en serio su futuro entrenamiento. Pasada la primera impresión, Vejita hace la pregunta que todos tenían en mente: ¿cómo se salvó Goku de la destrucción de Namek? Goku les cuenta que trató de llegar a la nave de Freezer, pero ésta estaba dañada y no podía volar, por lo que creyó que moriría en ese lugar. Sin embargo, pudo encontrar una de las cápsulas de alta velocidad de los saiyas y entrar con las justas (Vejita dijo que seguro era una de las cápsulas del escuadrón lácteo). Esa nave tenía ya unas coordenadas fijas, lo que llevó a Goku al planeta Yadratt (posiblemente el siguiente en la lista de conquistas de Freezer), en donde fue acogido por la población local y curado (también de allí son las extrañas ropas que viste). Vejita confirmó todo eso y comentó además acerca de los extraños poderes que esa raza posee. Goku entonces les dice a todos que aprendió de ellos una nueva técnica, la de la teletransportación instantánea, por la cual puede dirigirse a cualquier sitio que desee, pero en donde haya una persona que él pueda “sentir” (o, lo que es lo mismo, a su ki). Para demostrarlo, se concentra y piensa en el viejo Mutenroshi y desaparece de la vista de todos. Vejita no está impresionado, pues sólo lo considera ultravelocidad, pero de pronto Goku reaparece con los famosos anteojos de sol puestos (para mayor amargura de Vejita, pues la casa del viejo maestro está a más de 10.000 km) y le encarga a Krilin que se los devuelva a su dueño. Tenshin Han quiere partir de inmediato para su entrenamiento y pregunta a Goku a dónde se reunirán en el tiempo fijado. Con tanta emoción, el torpe Goku había olvidado por completo la fecha y el lugar del encuentro, pero por suerte para todos, Pikkoro sí lo recordaba. Bulma, menos inclinada a la idea de la pelea, sugiere buscar al Dr. Guero y destruir los androides antes del encuentro, posiblemente pidiendo un deseo a Shenron para ubicarlos. Sin embargo, para su sorpresa, todos deciden esperar el momento fijado y luchar para probar su fuerza. Bulma no está segura de eso, pero no puede hacer nada para convencerlos de lo contrario. Vejita se dirige a su entrenamiento, no sin antes advertirle a Goku que lo vencerá algún día y probará ser el más fuerte del universo. Tenshin Han también se retira junto con Chaozu. Goku invita a Pikkoro para que se entrene junto con él y Gohan, pero Yamcha y Krilin deciden ir cada uno por su lado. Como despedida, Goku le desea a Bulma que tenga un bebé sano y fuerte, lo que deja a todos pasmados (Bulma no sabe a qué se refiere y Yamcha lo toma como una insinuación para que se declare a Bulma para casarse). Krilin vuelve con Mutenroshi (quien no salía del susto de ver al “fantasma” de Goku, quien le había arrebatado sus anteojos) y Vejita se va directo a Capsule Corp. y le solicita

al padre de Bulma que le construya una cámara de gravedad parecida a la que tuvo Goku en su nave espacial. Sólo que ahora no la quería para 100 gravedades, sino para 300, cosa que el viejo diseñador consideraba sumamente peligroso, pues los 60 kilos de Vejita pesarían 18 toneladas en esas condiciones. En casa, Goku se enfrenta a la necedad de Chi Chi, quien no está dispuesta a dejar que su hijito se enfrente a cualquier peligro. No le importa que el futuro esté en peligro y que se requiera del esfuerzo de todos para evitar que ello ocurra. Chi Chi no se deja convencer y sigue con su cantaleta de que el niño debe dedicarse a los estudios y olvidarse de toda lucha. Goku es la paciencia personificada y procura convencer a Chi Chi, pero ella asegura que no importa que todo el futuro se derrumbe, con tal de que su hijo siga su educación. Goku le da un pequeño golpecito en la espalda (“¡estás bromeando, ¿no es así?!”) y envía a su esposa por los aires, a través de la pared y a través de un árbol, hasta finalmente empotrarla contra unas rocas a varios metros de distancia (bueno, se lo buscó, ¿no?). Chi Chi finalmente accede (supongo que los huesos rotos tuvieron algún efecto), pero, eso sí,

luego de esos famosos tres años y algo, Gohan volverá definitivamente a los estudios. A partir de ese momento, Goku, Gohan y Pikkoro se entrenan con el fin de elevar su nivel. Lo mismo hace Vejita, obsesionado con llegar a ser también un súper saiya. Finalmente, los tres años y tantos días se completan y todos se dirigen rápidamente al lugar de su cita con el futuro. En el vuelo que los llevará a la isla del encuentro, Pikkoro le pregunta a Goku si podrán con este nuevo enemigo, a lo que él simplemente responde que lo sabrá cuando los encuentre.

La llegada de los androides
En el camino se encuentran con Krilin y pronto ubican la isla en cuestión. También se dan cuenta de la existencia de una ciudad de regulares proporciones, por lo que deciden ubicarse en algún lugar alejado y así poder atraer la lucha lejos de la población civil. En una montaña cercana encuentran a Yamcha y Tenshin Han, y cuando aterrizan se dan con la sorpresa de encontrar a Bulma con un pequeño en sus brazos. Goku está sorprendido por la irresponsabilidad de Bulma de venir al lugar que decidirá el destino del futuro con un bebé en brazos, pero Bulma responde que se irá tan pronto como pueda ver a los androides. Gohan asume, como todos los demás, que el bebé es hijo de Yamcha, pero éste, con una cara larguísima, les dice que no es suyo. Goku se acerca y le dice al bebé “así que tu papá es Vejita, ¿no, Trunks?”. Bulma está asombrada, pero Goku comenta que le vio el parecido. Debido a que Bulma insiste en saber cómo supo el nombre, Goku responde apresuradamente que de seguro tiene algún poder telepático en él. Pero a Pikkoro no le importa en absoluto esa charla intrascendente, y pregunta más bien por Vejita. Bulma no sabe dónde se encuentra, pero Goku está seguro de que se aparecerá en algún momento. Por su lado, Tenshin Han ha dejado a Chaozu, quien no está al nivel de la batalla que les espera. Son las 9:30 am y sólo faltan 30 minutos para el encuentro.

No te pierdas el especial de Love Hina en la Sugoi 19

Los androides del Dr. Guero
Akira Toriyama introduce en las primeras sagas de su historia un concepto que no fue desarrollado hasta mucho después. Nos referimos a los famosos “ginzo ningen”, cuya traducción literal es “hombre artificial”. Aunque normalmente este concepto se puede centrar en los robots, la definición de Toriyama abarca tanto a aquellos cuya base es completamente máquina (robots) como a humanos expandidos (cyborgs), e incluso al uso de biotecnología. Por ello, para simplificar usaremos el término “androide”, el cual es la definición de algo artificial con figura humana o humanoide. #1-7. Modelos fallados o experimentos previos, tipo robot. #8. Tipo robot. Para desagrado de su creador, resultó una criatura amable y bondadosa que terminó haciéndose amigo de Son Goku, por lo que se considera otra falla. Fue bautizado como “Hacchan” y se quedó a vivir en la villa de la pequeña Suno. #9-15. Otras fallas, también con base de máquina, estuvieron muy cerca de ser terminados. En la séptima película de Dragonball Z, “Kyokugen Battle! Sandai Super Saiyajin”, se aprovechan estos números, con la activación automática de los números 13 al 15, quienes proceden de inmediato a cumplir con su imperativo de destruir a Son Goku. Sin embargo, el uso de estos tres androides en la mencionada película guarda cierta inconsistencia con el manga original, en el cual el propio Dr. Guero afirma haberlos destruido. #16. Base máquina. El Dr. Guero lo considera una falla más, especialmente por su tendencia a la no violencia y su amor por la naturaleza. Su apariencia es como la de un “punk” pelirrojo. #17. Base humana (cyborg). Resultó ser demasiado fuerte y por ello no hacía caso al Dr. Guero, a quien finalmente destruyó. #18. Base humana, aunque no tan fuerte como el número 17. Tampoco siguió las directivas del Dr. Guero. Ella y el número 17 también eran considerados fallas por el Dr. Guero, quien los despertó sólo como último recurso, sin asegurarse de que la computadora hubiera corregido el defecto de la desobediencia. #19. El primer éxito completo, tipo máquina. Acompañó al mismo Dr. Guero en su ataque final, pero terminó destruido por Vejita. #20. Es el mismo Dr. Guero, transformado en un cyborg. Cell. El primer androide basado en biotecnología. Como el Dr. Guero no pudo desarrollarlo, él mismo encargó el proceso a su computadora, que lo terminó en el futuro. Compuesto de material genético de todos los guerreros conocidos e incluso de Freezer y el padre de Freezer, aparece como un reptil humanoide. Requería absorber al número 17 y a la número 18 para alcanzar su forma “perfecta”.

Mientras esperan, comentan acerca de Trunks y su ausencia de cola (seguro se la cortaron, deduce Krilin). De pronto llega Yajirobe en su auto volador, le entrega a Goku una bolsa con algunas senzu y luego se retira (“no soy tan idiota como para quedarme, con lo que les espera”). En eso, Yamcha les hace notar que ya son las 10:17 am, pero antes que empiecen a preguntarse acerca de la veracidad de las profecía de Trunks, el auto de Yajirobe estalla en el aire al chocar con dos objetos que llegan rápidamente hacia la ciudad. Logran ver a los androides aterrizar en la ciudad, pero no pueden detectarlos por su ki (algo normal, pues son seres artificiales). La confiada ciudad no sabe que los extraños seres que pasean por sus calles ahora pueden cambiar el destino de toda la humanidad. Como no pueden detectar a los androides por su ki, Goku dispersa a sus amigos para ubicarlos visualmente. Gohan se dirige al mar para recoger a Yajirobe, quien logró sobrevivir al impacto, y los demás buscan denodadamente a sus enemigos. En la ciudad, la extraña pareja, un tipo con apariencia de estatua china y un viejo, ambos con emblemas de Red Ribbon, comienza una seguidilla de asesinatos sin sentido. Una mujer

grita y eso atrae a Yamcha, quien hace el macabro hallazgo. Lamentablemente, cae en una emboscada y el viejo lo atrapa por la cabeza, para luego absorber su energía y atravesar su cuerpo con la otra mano. Aunque los androides no pueden ser detectados por su ki, la lucha y posterior debilitamiento del ki de Yamcha alerta a los demás, quienes llegan justo antes que éste

muera. Krilin lleva a Yamcha a la montaña, en donde lo esperaban con una senzu, mientras los demás se enfrentan a sus enemigos. Se sorprenden mutuamente al conocer todos de la presencia y los nombres de sus contrincantes. Pero los androides nada saben acerca de la advertencia de Trunks, y Goku no conoce los datos que los androides puedan tener. Goku prefiere llevar la pelea a un lugar deshabitado, pero los androides comienzan a destruir todo. Finalmente, el reto de Goku logra que los androides lo sigan y todos vuelan a un lugar más apropiado. Mientras tanto, Yamcha se ha recuperado gracias a las senzu, pero debe apresurarse para llegar con los demás, pues debe advertirles que sus enemigos tienen la capacidad de absorber la energía de sus oponentes.

3

Visítanos en: Librería Sugoi, C.C. Arenales, 5º nivel, tda 13.
Krilin, Gohan y Bulma se horrorizan al saber del dispositivo inventado por el Dr. Guero y Gohan parte de inmediato para advertirles. Yamcha está intimidado por su último encuentro, y luego de mucho vacilar, sigue a Krilin y Gohan. Por su parte, los androides deciden que ya está bien de volar y escogen un sitio para su batalla. Antes de empezar, Goku exige a los androides que expliquen por qué saben tanto de ellos, y estos hablan de un súper robot espía enviado por Red Ribbon después de que Goku destruyese a la organización. Lo siguió por todo el mundo y analizó sus luchas en el Tenkaichi, contra el viejo Pikkoro e incluso contra Vejita. Pikkoro les preguntó si se habían cuidado de analizar sus datos durante sus luchas en Namek, pero el androide viejo responde que eso no es necesario, pues han extrapolado sus datos con su crecimiento y edad, así que saben de su nivel de energía actual. Por supuesto, Pikkoro y Goku ahora están seguros de poder vencer, pues sus enemigos no saben nada de los súper saiya. El androide viejo, el cual se denomina a sí mismo como número 20, indica que aunque su nivel haya subido, ni siquiera son rival para el número 19 solo. Goku decide empezar a luchar él primero, pues es el blanco primario del odio de estos seres. Pikkoro comenta que el número 20 habla como si él mismo fuera el Dr. Guero, a lo que éste responde que el Dr. Guero murió hace mucho tiempo, y que él es sólo un androide. Goku inicia la lucha, pero Tenshin Han se preocupa porque ha visto a Goku falto de aire y el mismo proceso de llegar a súper saiya parece estar al límite de sus capacidades. El ataque de Goku parece confirmar su confianza. Su velocidad y fuerza exceden en mucho a los cálculos del número 20, y éste comienza a preocuparse porque después de todo el número 19 puede consumir toda su energía antes de poder vencer a Goku y ser destruido. La fuerza de Goku también impresiona a sus amigos, especialmente a Tenshin Han, quien ahora comprende la enorme diferencia de energía que hay entre él y los demás. En eso llegan Gohan, Krilin y Yamcha. Al parecer, la pelea va bien, así que Yamcha supone que su pérdida de energía no fue debido a algún poder de los androides. Pikkoro oye su comentario y pide más detalles. Mientras tanto, la pelea empieza a alargarse, pues el nivel de energía de Goku empieza a bajar consistentemente. Éste decide terminar con el número 19 con un kamehameha, pero cuando lo hace, el número 19 lo absorbe con facilidad a través de unos dispositivos en sus palmas. Pikkoro advierte a Goku que no debe lanzarle ondas de energía, pues es capaz de absorberlas, así como tampoco debe dejarse tocar. Goku se debilita y el número 19, ahora con su energía recargada, se lanza al ataque y demuestra su nuevo nivel de energía y velocidad. Esquiva con facilidad a Goku y le conecta una serie de dolorosos golpes. Sus amigos están asombrados de cómo ha bajado su nivel con sólo una absorción de energía y tratan de ayudarlo con una senzu, pero ésta no tiene mayor efecto. Gohan se da cuenta de que es la enfermedad al corazón de la que le hablase el joven del futuro. Krilin no cree que sea eso, pues para eso tuvo la medicina y debería estar curado. Lamentablemente, Gohan le dice que como nunca presentó síntomas y siempre estaba tan saludable, nunca tomó el remedio. Pronto, Goku no puede mantener su nivel de súper saiya y revierte a su estado normal, cosa que aprovecha el número 19 para empezar a absorber toda su energía. Sus amigos tratan de ayudarlos, pero son interceptados por el número 20, quien hiere a Pikkoro con un rayo que sale de sus ojos. Todo parece perdido para Goku, pero de pronto aparece Vejita, quien de una patada aleja al número 19. Después de todo, “sólo él tiene el derecho de vencer a Kakarotto”. Pikkoro se levanta al oír el nombre de Vejita, pues sólo había fingido ser herido para tomar al número 20 por sorpresa. Vejita se burla de Goku, pues llevó su nivel al súper saiya aun cuando su cuerpo estaba dañado. Patea a Goku hacia sus compañeros para que se lo lleven y le den su medicina. Yamcha se ofrece a llevarlo, pues es poco lo que él puede hacer en la batalla en sí (le advierten que tome la misma medicina, pues el virus podría ser contagioso). Vejita se dirige hacia los androides, quienes están muy confiados en su victoria. Deciden dejar a Goku para el final y el número 19 se prepara. Sin embargo, se dan con la enorme sorpresa de que Vejita también puede llegar a súper saiya, especialmente con todo el entrenamiento que ha seguido. Consciente de los dispositivos en las palmas de sus enemigos, demuestra el verdadero poder de un súper saiya al barrer el piso con su enemigo, para finalmente hacer un gigantesco cráter con él. Se dirige confiado hacia él, pero de pronto el número 19 se levanta y toda a Vejita de sus brazos. Vejita aprovecha esta situación para colocar sus pies sobre el pecho del número 19 y aplicar toda su fuerza. A pesar de la cantidad de energía que le ha robado, pronto los brazos del número 19 ceden y pierde su capacidad de

robar energía. Asustado, trata de huir, pero el “big bang attack” de Vejita lo reduce a pedazos. Vejita está muy debilitado por el robo de energía del número 19, pero aún así hace un “bluff” con el número 20 y éste decide escapar a las montañas. Vejita aprovecha para exigir una senzu y recargarse. Luego se dirige para derrotar al número 20 (“los demás vayan a tomar su lechecita a casa”). Los demás deciden seguirlo, aunque Pikkoro les advierte que si detectan al androide, deberán avisarle a él o a Vejita. Mientras tanto, Vejita tiene problemas para encontrar al número 20 por lo accidentado del terreno, así que decide reventar el sitio. Mala idea, pues el número 20 intercepta el rayo de Vejita y se recarga. Pero aún así se da cuenta de que no podrá con Vejita en ese nivel, y decide escapar hacia su laboratorio, aunque no parece muy convencido de ir. De pronto, detecta a los demás y decide robarles su energía. Elige a Pikkoro, pues es el más fuerte después de Vejita, y lo atrapa a traición. Le absorbe su energía casi por completo, pero Pikkoro logra llamar telepáticamente a Gohan en su ayuda, y su debilitado ki le da la posición a sus amigos, quienes lo liberan justo a tiempo. Una senzu devuelve sus energías a Pikkoro y los demás rodean al número 20. Pikkoro pide a Vejita que lo deje enfrentarse al androide. Como le ha robado su energía, el número 20 está seguro de que podrá vencerlo, pero pronto descubre que algo anda mal. Al final, Pikkoro le arranca uno de sus brazos y lo estrella contra el suelo. Por la vía más dura, el número 20 ha conocido el control del ki, el cual permite elevar el nivel de energía durante el momento de la batalla en sí, por lo que la energía que le robó antes era de un nivel muy inferior. Mientras tanto, Trunks ha llegado al lugar del encuentro, donde descubre que sus cálculos no fueron exactos y que ha llegado tarde. Duda entre buscar a los demás o ir más atrás en el tiempo, pero la energía de su máquina del tiempo sólo durará para regresar a su época, así que decide ir en dirección de los poderosos ki de nuestros amigos. En el camino se cruza con Bulma, quien al fin ha logrado convencer a Yajirobe de que la lleve al lugar del encuentro. Mezcla de cobardía y lógica, Yajirobe trata de convencerla de volver, pues debe pensar en la seguridad de su bebé, pero Bulma neciamente quiere seguir adelante. Trunks llega al lugar del primer encuentro, donde encuentra los restos del número 19 y se da cuenta de que no los reconoce. Entonces, ¿contra quiénes pelean los guerreros?

4

¡Exprésate! Participa del Foro Sugoi www.sugoi.com.pe
El despertar de los cyborgs
Pikkoro y los demás están seguros de que han cambiado el futuro, o de que tal vez Trunks al volver para advertirles había cambiado las condiciones. La casi absoluta derrota del número 20 parece confirmar esto. Pero antes de que procedan a rematar al número 20, se aparece Trunks y les dice que esos no son los androides a los que se refería. Trunks resulta una doble sorpresa: para el enemigo, pues nada sabía de él, y eso hacía más peligrosa su situación; y para Vejita, pues se da cuenta de que tiene el mismo nombre que su hijo y deduce que viene del futuro. En ese momento aparece Bulma, quien cree que ha terminado toda la lucha, lo que aprovecha el número 20 para disparar contra ella y distraer a los demás para poder escapar, mientras les grita que no tienen oportunidad, pues ahora despertará al número 17 y a la número 18 para que los destruyan a todos. Trunks salva a su madre y a sí mismo mientras el número 20 escapa por los acantilados. Cuando el polvo se asienta, Bulma está a salvo e identifica al número 20 como el mismísimo Dr. Guero, y asume que se convirtió en un cyborg para alargar su vida. Vejita se dirige en su persecución, pero Trunks lo intercepta y le recrimina por no haber ayudado a su esposa e hijo, a lo cual Vejita responde que esos dos no le interesan en lo absoluto y pretende continuar su persecución. Los demás le reclaman a Trunks que su historia no era exacta e incluso que uno de los androides era el Dr. Guero en persona, comentario que trae de vuelta a Vejita. Trunks no sabe la razón de la diferencia y asume que su viaje al pasado ha cambiado en alguna manera los acontecimientos. Para asegurarse, les describe a los androides que asolan su futuro y que posiblemente sean los números 17 y 18 que mencionó el Dr. Guero con anterioridad. Les dice que el número 17 es como de su edad en apariencia, con cabello largo y negro, y vestido muy informalmente, con jeans y una pañoleta, mientras el número 18 es mujer, rubia, vestida en estilo similar. Además, les advierte que contienen energía infinita, así que no requieren los dispositivos para absorberla. Como Bulma conoce al Dr. Guero (aunque no sabía que pertenecía a Red Ribbon), sabe más o menos la posición de su laboratorio, así que Vejita se dirige allí para saldar cuentas. Trunks lo sigue, diciendo que aunque no le gusta el tipo, no quiere que su padre muera de nuevo. Esta declaración confunde a Bulma, así que le cuentan la verdad de Trunks y de su viaje en el tiempo. Bulma queda muy contenta al saber que su hijo será muy guapo en el futuro, pero Pikkoro la envía con Gohan de vuelta a casa (de paso cargan a Yajirobe, del cual todos parecen haberse olvidado) y se dirigen al laboratorio, no

Una cuestión de tiempo
Los científicos han propuesto numerosas teorías acerca de la naturaleza del tiempo, algunas fácilmente asimilables y otras llenas de una complejidad matemática inimaginable. Sin embargo, para la ciencia ficción, el tiempo, y más específicamente el viaje en el tiempo, siempre han sido un tema fascinante y lleno de interesantes posibilidades. Desde que el término ciencia ficción empezó a definir aquella literatura que utilizaba teorías o hechos científicos como base para una historia ficticia, el viaje en el tiempo ha tenido su nicho bien establecido. Sin embargo, al ser la naturaleza del tiempo algo tan nebuloso y todavía sin posibilidad de ser comprobado en la práctica, ha sido necesario que los escritores inventen sus propias posibilidades o teorías. Los aficionados a la literatura de ciencia ficción encontrarán algunas de esas posibilidades leyendo a escritores de la talla de Asimov o Heinlein, e incluso en algunas conocidas series de televisión como la mundialmente conocida Star Trek. Cuando en el universo de Dragonball llegamos a la saga de Trunks y los androides, nos encontramos con el más elaborado escenario que Toriyama nos haya regalado, aunque con algunas complejidades temporales que dejan a muchos lectores tanto fascinados como confundidos. Por ello, procederemos a describir algunas de las formas como los autores de ciencia ficción entienden el tiempo, y procuraremos determinar en cuál situación hallamos a Trunks y sus amigos. Debemos tener en cuenta que todas estas posibilidades siempre toman como sentado que el viaje en el tiempo es posible. 1. La línea temporal es única y el viaje en el tiempo sólo es posible hacia el futuro. El pasado es pasado y no puede ser cambiado. El tiempo es como un río, tan poderoso que sólo nos permite ir hacia adelante, pero es posible “saltarse” algunos tramos y llegar hacia más adelante, aunque después no será posible regresar. Por lo tanto, es posible modificar el futuro. Esta vertiente fue utilizada en diversos relatos durante la época de oro de la ciencia ficción (de la segunda mitad de los 40 hasta la primera mitad de los 50), pero fue abandonada por sus limitadas posibilidades. 2. La línea temporal es única e inalterable. El viaje en el tiempo es posible en cualquier dirección, pero cualquier cambio que se pretenda introducir es en realidad parte de lo que ya fue, es, o será. El tiempo es tomado como un camino y el viajero temporal puede salirse de dicho camino y volver a ingresar en él en cualquier punto que desee. Sin embargo, dicha salida y posterior ingreso es parte inexorable de dicho camino que conocemos como el tiempo. Un ejemplo de esta posición está en el corto experimental “La Jetée” (Chris Marker, 1962), tomado como base para el guión de la película “Twelve Monkeys” (“Doce monos”, Terry Gilliam, 1995). 3. La línea temporal es única y alterable. Un viajero puede alterar su futuro o el de toda la humanidad sólo con realizar ciertos cambios en el punto en donde ingrese al flujo temporal. Concepto ampliamente usado en la saga de películas “Back to the Future” (“Volver al futuro”, Robert Zemeckis, 1985-8990). 4. Existen múltiples líneas temporales, o varios “tiempos” si se desea. Cada punto en la historia de uno o de un grupo que exige una decisión determina la presencia de dos líneas de tiempo concurrentes. Una persona puede morir o salvarse en un accidente, pero si muere se crea una guerra que no ocurre en el otro caso, lo cual crea dos líneas temporales (una con guerra y otra sin ella). El viaje en el tiempo que pretenda corregir este hecho sólo garantizará la aparición de la línea de tiempo alterna. Sin embargo, la línea de tiempo de la cual el viajero proviene seguirá inalterable. El viaje en el tiempo en esta situación tiene dos consecuencias: que uno altere la línea temporal creando una más (como es el caso de Trunks y su viaje), que el viajero se traslade entre realidades alternativas (como en la serie de televisión “Sliders” o “Deslizadores”) o que por accidente se “rompa” la barrera entre las realidades (como ocurrió en el excelente episodio 163 de la serie televisiva “Star Trek Next Generation”, titulado “Parallels”). 5. La paradoja temporal en una línea temporal única. Un cambio en la historia es producido por alguien que proviene del futuro modificado por dicho cambio. Es más, eliminando dicho cambio artificial, se puede volver al tiempo “como debió ser”. Un ejemplo magistral es “El fin de la eternidad”, de Isaac Asimov. Sobre estas premisas básicas, con ligeras variaciones, encontraremos la mayoría de las historias que involucran viajes temporales. Debemos agradecer a Akira Toriyama la introducción de un nivel de ciencia ficción tal que ha mantenido a los aficionados interesados hasta el momento.

5

Revista Sugoi, 48 paginas a todo color con lo ultimo del manga y el anime
con el fin de seguir la lucha, sino de destruirlo y evitar el despertar de los otros androides. Pronto, el Dr. Guero se da cuenta de que lo persiguen y que pretenden llegar a su laboratorio (está seguro de que es por culpa de Bulma) para destruir su trabajo. Sin embargo, sabe que llegará antes, pues nadie sabía su posición con exactitud, salvo él. Mientras, Vejita fuerza su vuelo para comprobar el poder de su hijo y ve con orgullo que puede mantenerse a la par. Pikkoro, Krilin y Tenshin Han llegan al Continente Norte, en donde se supone encontrarán el laboratorio del Dr. Guero, pero no saben su posición exacta. Deciden separarse y si alguno lo encuentra elevará rápidamente su ki para advertir a los demás. Krilin es el primero en ubicar al Dr. Guero, pero es demasiado tarde, pues éste puede ingresar a su laboratorio y sellarlo. En su interior descansan varias cápsulas a modo de sarcófagos y en dos de ellas encontramos sendas figuras humanas. Mientras activa a la primera, el Dr. Guero espera que los problemas con ellos hayan sido corregidos, aunque para estar seguro tiene un control que los desactivará. Todo parece ir bien al principio, cuando el número 17 y posteriormente la número 18 saludan cortésmente a su creador. Éste ahora se siente confiado de vencer a Goku y sus amigos, pero de pronto el número 17 le arrebata el control de desactivación y lo destruye. Mientras tanto, al otro lado de la puerta están Pikkoro y Tenshin Han, alertados por la elevación del ki de Krilin y pronto se les unen Vejita y Trunks. Vejita se opone a que destruyan el lugar y con él a los androides antes que él tenga oportunidad de luchar contra ellos, pero antes de decidirse oyen los desesperados gritos del Dr. Guero. Vejita no espera más y destruye la puerta, con lo cual expone a los tres ocupantes. El Dr. Guero insiste al número 17 para que ataque a nuestros amigos, pero éste tiene más interés en saber qué pasó con los demás modelos de androides y decide no atacar hasta que tenga deseos de hacerlo. Mientras, la número 18 descubre al inactivo número 16 y pretende activarlo, pero el Dr. Guero se opone por completo, pues lo considera una falla que falta corregir. El número 17 le echa en cara que haya usado un sistema de absorción de energía para el número 19 y para él mismo, a pesar de tener disponible el sistema de energía eterna usado desde el número 16. Deduce que demasiado poder los haría difícil de controlar y por eso mismo él teme a sus propias creaciones. La número 18 insiste en activar al número 16 y el Dr. Guero los amenaza con reconstruir el mecanismo de control. En eso, ante la sorprendida mirada de nuestros amigos, el número 17 ataca al Dr. Guero, lo decapita y finalmente destruye la cabeza de su creador. Vejita no está sorprendido (“no hay nada más natural que matar a alguien que te cae mal. Los saiya somos así, son ustedes los humanos los extraños”), pero los demás están horrorizados. Trunks no está dispuesto a permitir el despertar de otro androide más, así que dispara dentro del laboratorio y lo destruye por completo. Nuestros amigos escapan con las justas, pero por desgracia también lo hacen el número 17 y la número 18 con la cápsula del número 16, el cual se apresuran a activar ahora que sus conexiones han sido cortadas. Un alto y extraño humanoide se levanta ante la mirada de Vejita y los demás. Sin embargo, su actitud es bastante peculiar, pues no se porta agresivamente. Esto extraña al número 17 y a la número 18, quienes simplemente comprueban el imperativo básico programado en todos ellos: matar a Son Goku. Así que todos toman vuelo hacia el hogar de Goku. Vejita está furioso, pues los androides no lo consideran su enemigo y lo ignoran, así que sale en su persecución, a pesar de los intentos de Trunks de detenerlo. Más adelante, los androides deciden tomarse su tiempo y aterrizan en busca de un auto que los lleve a su destino. Allí se enteran de que el número 16, aunque también del tipo de energía eterna, no es un cyborg como ellos, sino un robot, lo que hace al número 17 pensar en por qué el Dr. Guero volvió al tipo humano con ellos. De pronto se les presenta Vejita, quien está completamente seguro de destruirlos a todos sin necesidad de ayuda. El número 17 le pide al número 16 que ataque para así comprobar su energía, pero para sorpresa general se niega. Vejita cree que es porque sabe que perderá, pero la número 18 sale al frente. Los primeros choques demuestran la tremenda fuerza de Vejita, mientras el número 17 toma debida cuenta de lo que ve. Sin embargo, luego de este “calentamiento” ambos deciden pelear en serio y Vejita descubre de verdad cuán fuertes son estos androides. Termina empotrado contra la montaña justo en el momento en que los demás llegan a la escena del combate. El número 17 no está impresionado y, es más, asegura que sólo participará si alguno de ellos interfiere en la pelea entre la número 18 y Vejita. El número 16 aún se rehusa a pelear, aunque asegura que su imperativo básico es eliminar a Son Goku. Mientras, la batalla aumenta de temperatura y la número 18 recibe una serie de golpes y rayos que dejan su ropa hecha una miseria, aunque aparentemente ella sigue incólume. Le pregunta a Vejita si Son Goku es más fuerte que él, y éste asegura que antes lo fue, pero ahora, bajo las mismas condiciones de súper saiya, él es más fuerte por ser el príncipe de los saiyas. Entonces, la número 18 le dice que entonces Goku no es fuerte, si Vejita es tan poca cosa. Su siguiente ataque confirma su alarde: Vejita es vapuleado con relativa facilidad, lo cual confirma el hecho de la energía inagotable de los androides, mientras la de Vejita disminuye conforme se agota físicamente. Finalmente, queda a merced de la número 18 y Trunks no puede aguantar más. Espada en mano se lanza contra la número 18, pero es echado a un lado y dejado inconsciente. Esto es como un fulminante y todos los demás se incorporan a la batalla. Aunque el número 16 sigue sin participar, pronto los otros androides dejan a sus contrincantes inhabilitados, mientras desprecian a Krilin. El número 17 nota cómo el cabello dorado de Vejita y Trunks ha revertido a su color normal (no tenía información de eso en su base de datos). Le indica a Krilin que les dé las senzu a sus amigos para que se recuperen, pues ellos estarán felices de enfrentárseles cuando quieran. Siguen su camino para encontrar a Goku, sin siquiera preocuparse por interrogar a sus amigos, pues han decidido hacerlo de la forma más entretenida. Mientras, el número 16 está preocupado porque tanto barullo ha espantado a una serie de pajarillos. Krilin no puede detenerse. Corre hacia los androides y les exige saber sus intenciones. Estos le contestan que fueron creados con el único propósito de matar a Son Goku, y aunque el Dr. Guero ya no exista, ese imperativo continúa. Luego, ya verán. Después de todo, esto es sólo un juego para ellos. La número 18 se despide de Krilin con un besito en la mejilla y luego todos vuelan de allí. Krilin se recupera de la impresión para darles las senzu a sus amigos. Estos están sorprendidos tanto porque todavía están vivos como por el hecho de que los androides supieran del poder de las senzu. También se dan cuenta de que estos son increíblemente poderosos: incluso Trunks no los recuerda tan poderosos, pues él mismo podía contenerlos un poco, mientras ahora sólo bastó un golpe. Así que Vejita parte, con su orgullo hecho pedazos, para hacerse más fuerte. Por su parte, Pikkoro parte en dirección de la shinden, la casa de Kamisama. Krilin está seguro de que es para convencer a Kamisama de fusionarse con él y formar a un súper nameksiano (el equivalente de súper saiya) guerrero. Por supuesto, eso los dejaría sin las esferas del dragón al no haber el Kamisama (hay que recordar que Kamisama es el lado bueno de un nameksiano, única posibilidad para ser el Kamisama). Mientras tanto, deciden que deben ocultar a Goku, al menos por diez días, mientras la medicina actúe. Se dirigen entonces hacia la casa de éste, en donde recién se la ha administrado la medicina, la cual parece surtir efecto. Pikkoro llega donde Kamisama, quien está al tanto de sus intenciones. Sabe que los últimos acontecimientos demuestran la necesidad de unirse con el hijo de su otra parte, pero todavía duda y solicita tiempo para verificar la absoluta necesidad de una decisión tan drástica. Pikkoro lo desprecia, pero acepta esta última petición. Mientras tanto, los androides se han hecho de un auto y siguen su camino con toda calma, aunque la número 18 insiste en buscar nueva ropa, la cual quedó hecha jirones en su pelea contra Vejita. Por su lado, Tenshin Han se dirige para reunirse nuevamente con Chaozu, mientras Trunks vuela

6

Ubica nuestros locales en Sugoi Virtual www.sugoi.com.pe
junto con Krilin a la casa de Goku para moverlo a la Kame House lo antes posible. Sin embargo, todos están inquietos. Aunque los datos generales siguen igual, el nuevo y terrible poder de los androides los perturba, así como el hecho del androide adicional. La historia ha sido cambiada y no saben la razón por la cual eso ha sido posible. Llegan a la casa de Goku y recogen a todos para evitar que los androides los encuentren antes que Goku se recupere. Toman un avión y en el camino evalúan las posibles soluciones. La idea de volver en el tiempo al laboratorio del Dr. Guero (ahora saben su posición con exactitud) y destruir a los androides antes que se despierten es pronto desechada: no sólo Trunks no tendría energía para volver a su tiempo, sino que simplemente crearía una línea de tiempo más, en donde los androides no existirían, pero la actual (en donde existen) y la otra, con todos muertos (futuro de Trunks), no desaparecerían. Todo esto se les antoja muy complicado a nuestros amigos, aunque no a Chi Chi, quien está muy agradecida a Trunks de que haya salvado a Goku. Se comunican con Bulma para ponerla al tanto y reciben una perturbadora noticia: la máquina del tiempo de Trunks ha sido hallada abandonada en una zona boscosa, totalmente cubierta de musgo y con señales de haber estado allí varios años. Una foto por fax confirma esto y Trunks no sabe qué puede haber pasado, pues él tiene su propia máquina en su bolsillo (reducida a cápsula) y su mamá (en el futuro) no construyó una segunda por falta de recursos. Gohan y Trunks deciden dejar el avión y se dirigen al lugar donde se encuentra dicha máquina del tiempo. Bulma, por su parte, decide reunirse con ellos y deja a Trunks bebé a cargo de su abuela. Cuando llegan al punto exacto, descubren que en efecto es la misma máquina, incluso con las mismas marcas personales que hizo Trunks. Sin embargo, la cabina aparece con un agujero producto de una enorme temperatura, hecho desde el interior. Es más, dentro encuentran una extraña cáscara que parece ser un huevo, aunque de ningún ser que conozcan. Una revisión a los controles confirman la casi falta de energía y su fecha de partida y llegada: viene del futuro, tres años después del primer viaje de Trunks, y su llegada es un año antes del momento del regreso de Son Goku de Namek. Ahora están seguros de que lo que haya venido en la máquina ha causado tantos cambios en la línea temporal. Este hecho confirma a Kamisama sus peores temores. No sabe qué es lo que ha venido, pero sabe que debe dejar de ser un dios y pasar a ser un guerrero. Cuando la fusión se completa y el nameksiano es de nuevo un solo ser, Mr. Popo se despide rogándole que no muera. Por su lado, Pikkoro le responde que ahora no es ni Pikkoro ni Kamisama, sólo un nameksiano que no recuerda su propio nombre. De vuelta en la Kame House, Trunks decide ir a la escena del ataque, aunque el deseo de Gohan de hacer lo mismo es totalmente prohibido por su protectora madre. El primero en llegar al pueblo es Pikkoro, quien no tarda en detectar la presencia del monstruo. Cuando se voltea, ve a un extraño ser humanoide y reptil con características insectoides. Es quien ha consumido a todos los humanos con quienes se cruza, y lo demuestra ante el nuevo Pikkoro, usando su extraña cola para literalmente succionar al infortunado individuo hasta hacerlo desaparecer. Aunque no lo puede creer, Pikkoro siente el ki de Freezer, el padre de Freezer, Goku, Vejita e incluso, aunque no lo quiere aceptar, el suyo propio, emanando del extraño ser, quien luego de identificar a Pikkoro (“¡tú sigues, Pikkoro Daimaoh!”) le dice que, después de todo, son hermanos. En la Kame House, la repentina elevación del ki del monstruo no pasa desapercibida para nuestros amigos, quienes confundidos también detectan esa mezcla de ki. En el pueblo, el monstruo se dispone a atacar a Pikkoro, pero éste, demostrando su nuevo nivel de energía, le dice que se ha equivocado de persona, pues él ya no es Pikkoro Daimaoh, lo que sorprende al ser. Cuando Pikkoro ataca, la elevación de su ki es detectada por Trunks y Krilin. Krilin confirma entonces su suposición de que Pikkoro se ha unido con Kamisama. Trunks está asombrado por el tremendo poder, el cual también es detectado por el número 16, el cual tenía incorporado un detector de energía. El número 16 calcula que hay un nuevo poder (no conoce la posibilidad de la unión de Pikkoro con Kamisama), equivalente al del número 17. Mientras tanto, la lucha continúa impresionando al ser. Éste asegura a Pikkoro que no sería rival alguno si él lograra alcanzar su “forma perfecta”, y que para suplirse de energía absorbe a los humanos para convertir su esencia en energía. Pikkoro le exige saber cómo usó la máquina del tiempo para volver a este tiempo y quién lo envió. Su enemigo le contesta que se envió el mismo, pero que fue necesario revertir a huevo para poder entrar en la pequeña cabina. Luego, para sorpresa de Pikkoro, procede a lanzar un kamehameha que para todos los efectos es el verdadero. Pikkoro evade el ataque por poco, pero queda a merced de su enemigo, quien lo inmoviliza y le clava su aguijón en el brazo, absorbiéndoselo antes que Pikkoro pueda zafarse. Sintiéndose victorioso, el monstruo acepta contestar las interrogantes de Pikkoro. Su nombre es Cell y es un androide creado por la computadora del Dr. Guero usando material genético de Goku, Pikkoro, Nappa, Vejita, Freezer y el padre de Freezer (cuando estuvieron en la Tierra), aunque no tuvo oportunidad de conseguir muestras de Trunks. Dichas muestras fueron obtenidas por el mismo robot espía que había analizado las técnicas de combate de Goku y sus amigos, y con ellas, en una habitación debajo del laboratorio principal, la computadora del Dr. Guero continuó con el desarrollo del ser que sería luego Cell. Incluso Cell se da el lujo de mostrarle el robot espía a Pikkoro, quien furioso lo destruye. Le cuenta que demoró tres años en volver de la forma huevo a la actual, por lo que no se manifestó antes. Además, para llegar a su forma perfecta no sólo requiere esencia de vida, sino asimilar dos importantes cuerpos, que resultan ser el número 17 y la número 18. Respecto del tiempo elegido para volver, sólo usó los tiempos ya prefijados en la máquina del tiempo, la cual robó a Trunks luego de matarlo. Se vio forzado a volver en el tiempo, pues en el suyo ya no existían los androides y suponía que Trunks de alguna manera los destruyó. Debido al imperativo de su creación, así como a la presencia de células saiya, ahora su único deseo es convertirse en el ser más poderoso de la galaxia. Con todas sus respuestas contestadas a satisfacción, Pikkoro simplemente regenera su brazo y se prepara para enfrentarse a Cell, a quien ahora no puede permitir que llegue a su forma perfecta. En eso llegan a la escena Trunks y Krilin. Cell se ve superado, por lo que decide retirarse, así que emite un poderoso taiyoken que ciega temporalmente a sus contrincantes. Pikkoro está furioso y la elevación de su

Un huevo de problemas
Junto a la vieja máquina del tiempo, ahora reducida a cápsula, Gohan hace un extraño descubrimiento. La piel desechada de un fantástico insecto gigante les confirma que, efectivamente, algo salió del huevo transportado en la máquina del tiempo. Todo es tan escalofriante que deciden abandonar el sitio lo antes posible. Al mismo tiempo, Kamisama presiente a un “monstruo” que amenazará la vida de todo el planeta. En su camino de regreso, la radio emite la noticia de un pueblo de la capital occidental llamado Ginger Town, en el cual todos los habitantes han desaparecido. Está demasiado cerca del punto en donde encontraron el huevo y la piel, por lo que todos tienen un mal presentimiento. En la Kame House, Krilin recibe un llamado urgente de Bulma para que vea la televisión, el cual está justo con las novedades del pueblo en cuestión. Ven horrorizados cómo la población ha desaparecido y dejado únicamente sus ropas, como si se hubiesen derretido. Poco tiempo después del inicio del reportaje, el escuadrón de emergencia es eliminado y pronto lo sigue el mismo reportero. Todos creen que son los androides que han iniciado su ataque, pero Trunks y Gohan, que acaban de llegar, están seguros de que es el ser salido del misterioso huevo. Lo mismo piensa Kamisama, quien finalmente accede y se fusiona con Pikkoro. Al ser Pikkoro el más joven y poderoso, servirá de base, con la sabiduría de Kamisama como apoyo. Además, Kamisama está seguro de que el corazón malvado de Pikkoro Daimaoh ya no existe, así que ahora defenderá a este mundo más eficientemente.

7

No te pierdas el especial de Love Hina en la Sugoi 19
ki es detectada por Vejita, quien no da crédito al nuevo nivel de energía. Pronto se reúne con los demás y Tenshin Han, que también llega. Pikkoro les explica la situación y que deben actuar rápido antes que Cell alcance su forma perfecta, ya sea matándolo o destruyendo al número 17 y a la número 18. Vejita, sin embargo, está más amargado por el hecho de que ahora el súper nameksiano es más poderoso que el legendario súper saiya. Mientras, Cell se dirige a una ciudad dispuesto a absorber más humanos y elevar su nivel, para que el número 17 no lo pueda resistir y así poder asimilarlo. Nuestros amigos se reúnen para evaluar la situación. Vejita no quiere saber nada más y decide entrenarse para superar incluso al mismo súper nameksiano. Está seguro de que Goku hará lo mismo eventualmente. Aunque no solucionaría nada en esa línea del tiempo, Krilin y Trunks se dirigen al laboratorio secundario del Dr. Guero para destruir al Cell que él contiene. No destruirán al que tienen como enemigo, pero al menos el futuro de esta línea del tiempo estará libre de él. Sin embargo, la expedición rinde un fruto inesperado, pues encuentran los planos de la número 18, los cuales entregan a Bulma para que los analice y encuentre alguna debilidad. Antes de irse, destruyen a Cell y a la infame computadora. Mientras vuelan hacia Capsule Corp., Trunks toma la decisión de irse a entrenar con Vejita. Si bien no le cuadra mucho como padre, sabe que será el mejor compañero de entrenamiento que podrá conseguir si quiere elevar su nivel de poder apreciablemente. Entonces Krilin le lleva los complicados planos a Bulma y su padre, con el fin de que comiencen a estudiarlos. Por su lado, Pikkoro y Tenshin Han no han tenido mayor suerte, pues el astuto Cell continúa absorbiendo humanos y ocultando su ki, lo que hace muy difícil seguirlo. Pasan unos tres días hasta que las noticias en la televisión les dan una pista de la localización de Cell, por lo que esta vez intentan llegar a él por avión para evitar que su ki los traicione. Cuando Chi Chi va a ver a Goku, lo encuentra de pie y recuperado. Éste la tranquiliza, pues no es tan tonto como para enfrentarse a Cell con su nivel de energía. Quiere superar al súper saiya y para ello entrenará por un año antes de rendirse. Mutenroshi no comprende eso del año, pero Goku le explica que conoce de un lugar en donde se puede pasar todo un año en un día. Le pide permiso a Chi Chi para llevarse a Gohan con él, y aunque ella no está muy entusiasmada con el asunto, sabe que Goku tiene la decisión tomada. Acepta, pero le asegura que cuando venzan a los androides, Gohan volverá al estudio y Goku deberá conseguir un trabajo. Goku le agradece y se teletransporta con sus amigos en el avión. Les comunica su plan y Pikkoro se da cuenta de que desea usar el “cuarto del espíritu y del tiempo”, pero les advierte que la mayoría de personas no puede durar dentro más de un mes por vez. Sin embargo, es la mejor idea que se le ocurre a Goku y desea que Vejita y Trunks lo acompañen. Se teletransporta llevándose a Gohan y encuentra a Vejita. A éste le interesa el asunto, aunque le echa en cara a Goku que se arrepentirá eventualmente de darle esa oportunidad de entrenarse para superar al súper saiya. Goku le dice que si no lo hacen, no podrán con los androides. Con su habitual cortesía, Vejita exige entrar primero con Trunks. Como sólo dos personas pueden estar en dicha habitación por vez, Goku está más que dispuesto a permitirlo. Trunks, por su parte, no sabe si es bueno o malo el poder pasar todo un año entrenando con su padre. Casi todo ese día (en el tiempo real) ha pasado cuando las noticias hablan del masivo genocidio que Cell lleva a cabo. Aún esconde su ki tan eficientemente que no pueden encontrarlo. De pronto, Pikkoro y los demás reciben en la Kame House la más desagradable de las sorpresas al hallarse frente a frente con los androides, quienes han llegado ahí luego de buscar inútilmente en la casa de Goku. Pikkoro aprovecha la situación para retar nuevamente al número 17 en una isla desierta cercana. Si tiene suerte y destruye al número 17, evitará que Cell llegue a su forma perfecta. Pero una llamada de Bulma a la Kame House les da una buena noticia en medio de tanto desastre. Pudo analizar los planos de la número 18 y sabe que tiene un mecanismo de desactivación que la dejaría inmóvil y vulnerable, fácil de destruir, aunque el control debe ser usado a corta distancia. Se dirige entonces en avión a la Kame House para entregar el vital aparato. En la otra isla, el número 17 se enfrenta solo a Pikkoro, pero se da con la sorpresa del nuevo poder de la fusión de Pikkoro y Kamisama (el número 16 asegura que no es Pikkoro). El ataque de Pikkoro incluso llega a destruir la isla, pero el número 17 tenía la posibilidad de levantar una barrera. Mientras, Goku y Gohan esperan impacientes a que Vejita y Trunks salgan del cuarto del espíritu y del tiempo. La pelea tiene también la desventaja de anunciar a Cell el lugar en donde podrá encontrar a los androides, así que se dirige hacia allá rápidamente. Como debe volar para llegar rápidamente, su ki es detectado por nuestros amigos. Goku también lo detecta y se impacienta por la salida de Vejita y Trunks, aunque está seguro de que Vejita debe ya haber superado al nivel de Súper Saiya. Aunque la batalla continúa entre Pikkoro y el número 17, pronto comienza a verse la ventaja de tener energía inagotable, pues Pikkoro comienza a cansarse. De pronto, ante ellos aparece Cell.

Cell y su forma perfecta
Pikkoro se maldice a sí mismo por no haberse fijado en sus alrededores, pues el ki de Cell era bastante notable. Cell, por su parte, se siente victorioso, pues ahora con toda la energía que ha absorbido tiene un nivel superior al del número 17. No conoce al número 16, pero no lo considera enemigo, pues debe ser un modelo antiguo. Levanta su ki espectacularmente para demostrar su nuevo nivel y se dirige confiado hacia el número 17. Pikkoro le pregunta cuántos humanos debieron ser sacrificados para que él llegue a ese nivel, pero Cell considera eso no como un sacrificio, sino como un honor: ser parte del ser más poderoso del universo. El número 17 no está impresionado, pero Pikkoro le cuenta los planes de Cell, los cuales confirma el número 16 al analizar el poder del monstruo. Sin embargo, el número 17 no acepta retirarse y se lanza al ataque. Lejos de allí, en la Kame House, un Krilin cansado de esperar a Bulma vuela a su encuentro, mientras Tenshin Han va para unirse a la batalla y deja solo a Mutenroshi. De vuelta en el combate, el número 17 pronto descubre lo que significa que el nivel sea superior al suyo. Excesivamente confiado en su poder, queda a merced de Cell y sólo la intervención de Pikkoro evita que lo absorba. A pesar de ello, el número 16 sabe que ni el poder combinado de ambos podrá con Cell y ordena a la número 18 que huya para que Cell no logre su forma perfecta. De pronto, cansado de la batalla con Pikkoro, Cell lo domina a golpes y finalmente le rompe el cuello. Goku grita desesperado a Vejita para que se apresure, pero nada puede hacer por su amigo. En ese momento, el número 16 decide luchar contra Cell y destruirlo. Ni el número 17 ni la número 18 consideran que el número 16 tenga alguna oportunidad, pero él declara que sus niveles de energía son casi idénticos, por lo que buscará ganar tiempo para que ellos escapen. Cell ya tiene a su merced al número 17 y abre su aguijón como un enorme y horrible embudo para tragárselo, pero de pronto un poderoso puñetazo del número 16 lo lanza por los aires. La lucha es pareja y por momentos Cell se ve en problemas, hasta que logra clavarle su aguijón en el cuello, sólo para comprobar que al ser de tipo robot no puede absorberlo. Aprovechando la situación, el número 16 arranca su cola a Cell, pero éste puede regenerarla con relativa rapidez al tener material genético nameksiano. Sin embargo, el número 16 es capaz de tomar a Cell y empotrarlo contra el suelo. Entonces se quita los brazos y con sus antebrazos a modo de cañón portátil lanza su poderoso “hell´s flash” (destello del infierno). Los demás creen que Cell ha sido derrotado, pero el número 16 dice que sólo lo ha dañado un poco, así que deben huir. El número 17 se niega tercamente y quiere rematar a Cell por su cuenta, pero de pronto éste aparece por detrás, y esta vez tiene éxito en absorberlo. Luego del proceso de asimilación, Cell pasa a su segunda forma, mucho más humanoide y de apariencia más robusta.

8

El número 16 ordena a la número 18 que huya, cosa que ésta hace. También se preocupa de avisarle a Tenshin Han para que haga lo mismo. En su nueva forma, Cell es tan veloz que fácilmente alcanza al número 16 y a la número 18, y de un solo golpe retira al número 16, que no es capaz de enfrentarse a ese tremendo poder. Lo intenta una vez más, sólo para recibir un impacto directo que le vuela medio rostro. Tenshin Han está de testigo, sin poder hacer algo. La número 18 amenaza con destruirse si Cell se acerca más, pero Cell quiere engañarla usando la voz del número 17. Cuando nada de eso funciona, decide absorber a la número 18 por la fuerza, pero en eso Tenshin Han le lanza su poderoso shinkikouhou, una serie de disparos de energía que son su último recurso. Pretende conseguir algo de tiempo para los androides, aunque eso le cueste la vida. Goku le ruega que no lo use más, pero Tenshin Han sigue y sigue con los disparos, mientras el dañado número 16 y la número 18 vuelan fuera del lugar. Tenshin Han usa todo el poder que puede, hasta que no puede más y cae indefenso. Cell trata de rematarlo, pero en eso aparece ante él Goku, quien le asegura que en un día más será capaz de vencerlo. Eso a Cell le parece muy divertido, pero de pronto todos detectan el débil ki de Pikkoro, así que Goku se transporta con Tenshin Han hacia él. Cell no comprende cómo Goku pudo moverse tan rápido, pero no va a permitir que escape con los dos heridos. Sin embargo, como no conoce del poder de teletransportación de Goku, golpea inútilmente al vacío. Decide que debe reiniciar la búsqueda de la número 18 y como está con el número 16 dañado, no puede andar lejos. En ese momento, Krilin se cruza con Bulma, quien le entrega el control de desactivación de la número 18 (debe usarse a menos de 10 metros) y un juego completo de trajes de combate saiya modificados, a pedido de Vejita. Krilin le pide a Bulma que lleve los trajes a Goku en el shinden y él se dirige para buscar a la número 18. En el shinden, Goku está con los recuperados Tenshin Han y Pikkoro, comentando del espectacular nivel de Cell, cuando de pronto Vejita y Trunks salen del cuarto del espíritu y del tiempo. Aunque Vejita no muestra cambio aparente, Trunks sale con su cabello sumamente largo, producto de un año de duro entrenamiento y pocos cuidados personales. Al parecer, han superado las limitaciones del nivel súper saiya, pero Vejita no quiere dar muchos detalles y asegura que es inútil que Goku y Gohan ingresen a entrenar, pues él sólo destruirá a Cell. Justo en ese momento llega Bulma, quien les entrega los trajes modificados, los cuales sólo son aceptados por los saiyas. Sin mayor trámite, Vejita se dirige a enfrentarse a Cell. Goku le entrega dos senzu a Trunks y le pide que se cuiden. Luego, es el turno de Goku y Gohan de entrenarse. Durante todo ese tiempo, Cell ha buscado a la número 18, pero no le ha sido posible detectarla, pues al ser artificial no emite ki. Decide amenazarla y lanza un tremendo grito que llega a todos los confines del lugar, amenazando con destruir todas las islas una por una. Según él, no le importa destruirla, pues como está ahora es más que rival para cualquiera en el planeta. El número 16 le asegura a la número 18 que no planea destruirla, pues Cell quiere más que nada llegar a su forma perfecta. Sin embargo, Cell comienza cumpliendo su amenaza destruyendo una isla con toda su población incluida. Conforme destruye islas, el número 16 se da cuenta de que la fuerza de los disparos no es suficiente para dañar a la número 18 (aunque él sí sería destruido), sino para obligarla a salir y poder absorberla. Cuando está por llegar a la isla en donde se refugian los androides, Vejita se aparece ante Cell y le ordena aterrizar. Le asegura que lo vencerá y lo hará tantos pedacitos que nadie podrá reconocerlo. Cell, por supuesto, no se lo cree y la número 18 considera a Vejita un idiota, pues si no pudo con ella, menos podrá con Cell. Sin embargo, cuando Vejita comienza a elevar su ki espectacularmente, entienden que no sólo alardeaba. Al terminar el “power-up”, un Vejita más musculoso y po-

La historia de Trunks
EL ÚLTIMO GUERRERO
Nos encontramos unos años en el futuro. Un joven Trunks, ahora de 14 años, se entrena junto con Son Gohan, único sobreviviente de los magníficos guerreros que protegieron a la Tierra más de una década atrás. Gohan ha entrenado a Trunks con el fin de apoyarlo en la lucha contra los malvados androides que devastan al mundo. Estos androides, el número 17 y su pareja, la número 18, fueron creados por el último científico de Red Ribbon y cumplieron el fin de esta retorcida organización. En el momento en que comienza esta historia, Trunks ya ha alcanzado los primeros niveles que lo llevarán a ser un súper saiya completo, y Gohan está satisfecho con su desarrollo. Ambos descansan mientras comentan los eventos por los que han pasado, especialmente el escape de Gohan de hace un año, en donde a duras penas salió con vida, aunque perdió el brazo izquierdo. Ahora, recuperado y con un nuevo traje igual al de su padre, cortesía de Bulma, se siente preparado para devolverle el favor a la peligrosa pareja. De pronto, una enorme explosión remece la ciudad y se dan cuenta de que sus enemigos han vuelto por esta parte del mundo. Gohan se prepara para enfrentarlos y ordena a Trunks que espere ahí, pero éste está ansioso de luchar y le asegura que ahora es mucho más fuerte. Gohan distrae a Trunks y lo deja inconsciente de un golpe, tanto como para protegerlo como para tener un guerrero vivo que proteja al mundo en caso algo salga mal. Luego, vuela hacia la ciudad.

9

No te pierdas el especial de Love Hina en la Sugoi 19
deroso se prepara para atacar y Cell nada puede hacer para bloquear los tremendos golpes del nuevo rival. Cell no puede creer que en un día haya cambiado tanto (no sabe del cuarto del espíritu y del tiempo). Krilin también ha sido atraído por el espectacular ki y no puede creer que haya un ki más alto del ya increíblemente alto ki de Cell. Éste decide tomar las cosas en serio y eleva su ki para atacar a Vejita, pero su nuevo nivel no parece hacer efecto en éste, quien absorbe el golpe fácilmente y declara que ahora Cell no es rival para él, el súper Vejita. Mientras tanto, Goku y Gohan han empezado su entrenamiento en la misteriosa habitación. Fuera de ella hay la misma área que la Tierra, pero con una densidad atmosférica de un cuarto de la normal, una gravedad 10 veces mayor y con temperaturas que van desde los 50 hasta los -40 grados centígrados. Lo primero es lograr que Gohan llegue al nivel de súper saiya para que así colabore en el entrenamiento de su padre, cuyo plan es lograr que Gohan lo supere incluso a él mismo. Gohan no está muy seguro, pero está dispuesto al sacrificio. Cell pretende luchar, pero realmente Vejita es demasiado para él. Krilin está seguro de que Cell está en su forma perfecta, pero de pronto nota a los androides y deduce que sólo debe haber absorbido al número 17, pues todavía ve a la número 18. Decide entonces llevar a cabo el plan de Bulma. Mientras tanto, Vejita desprecia olímpicamente a Cell y considera que ni siquiera es digno de morir. Le asegura que Trunks no es tan fuerte como él, pero cerca. Cell maldice, gritando que si estuviese en su forma perfecta no sería vencido por alguien como él, lo que atrae la atención de Vejita. Al ser de la raza guerrera de los saiya, encuentra mucho placer en el combate, así que permite que Cell siga su búsqueda de la número 18 para que obtenga su forma perfecta y así probarse así mismo. Trunks no está de acuerdo. Ya ha tenido suficiente con futuros de pesadilla y decide evitarlo, aunque eso signifique pelear con su padre. Krilin en ese momento se acerca sigilosamente a los androides. Si puede desactivar a la número 18, podrá destruirla y evitar que sea absorbida (el número 16 casi no puede moverse, así que no debe ser problema). Sin embargo, desde el pequeño beso de la número 18 Krilin se ha preguntado si de verdad son tan malvados como Trunks les decía, y finalmente no se puede atrever a destruirla. Destruye el control y le dice a la número 18 que huya. Lamentablemente, en ese momento son hallados por Cell, quien se dirige rápidamente hacia ella. Trunks trata de evitarlo, pero Vejita interfiere. Un taiyoken de Cell ciega a todos y aprovecha para absorber a la número 18. Finalmente, logra alcanzar su forma perfecta. cido mientras oye lamentarse a Cell, pero de pronto éste le dice “¡mentira!” y se regenera. Luego, una fulgurante ataque y poderosos golpes demuestran a Vejita que no es rival. Para su suerte, queda inconsciente y entonces es el momento para que Trunks entre en acción. Eleva su ki y asume su verdadero nivel de energía, lo que no sólo sorprende a Krilin, sino también a Cell, quien estaba a punto de acabar con Vejita. Trunks entrega su última senzu a Krilin y asegura que terminará con Cell. Aun con su nueva fuerza, Cell parece ser mucho y termina lanzando a Trunks violentamente contra el suelo. Krilin está pasmado, pero nota que Trunks no ha recibido daño alguno y más bien se lo indica a Vejita. Krilin se da cuenta de que se contiene para alejar la batalla de su padre. Krilin está molesto con Vejita por su estúpido orgullo, pero hace como se le ordena. Cell entonces le dice a Trunks que puede dejar de fingir y pelear en serio, pues Vejita ya está a salvo. Aunque lo supo todo el tiempo, ahora no tiene interés en Vejita, sino en probarse con alguien más fuerte, así que Trunks lo complace y eleva aún más su poder, lo que hace considerar a Krilin si es que un súper saiya tiene algún límite, después de todo. La explosiva crecida de Trunks también es detectada por Pikkoro y Tenshin Han en el shinden, para gran orgullo de Bulma. Sin embargo, el nuevo poder de Trunks no parece intimidar a Cell, quien a pesar de aceptar que su poder es mayor que él, aún así no podrá vencerlo. Ello parece confirmarse cuando Trunks comienza su ataque y es fácilmente evadido. Cell insiste en que a pesar de ser más poderoso que su padre, es más tonto, pues no se ha dado cuenta. Trunks no entiende y su frustración aumenta. Finalmente, Cell le dice que el poder bruto no es suficiente, y para demostrarlo eleva su ki y su masa muscular también exageradamente, cosa que sorprende a Trunks. Mientras, en el cuarto del espíritu y del tiempo Goku medita por varios días mientras Gohan sigue su entrenamiento intensivo, ahora ya capaz de llegar al nivel súper saiya. De pronto, Goku se levanta y eleva su ki y masa muscular a un nivel tremendo, para admiración de Gohan , quien ahora está seguro de que esa forma sí derrotará a Cell. Sin embargo, Goku le explica que el problema con esa forma es que la velocidad se reduce considerablemente y hace completamente inefectivos los ataques. Entonces le explica a Gohan que el nivel súper saiya es el mejor equilibrado y que a partir de ese momento deberá estar así en todo momento, menos cuando duerma. En la Tierra, Trunks finalmente se da cuenta y deja la forma súper saiya. Resignado, espera la muerte, pero Cell no está interesado en matarlo. Más bien le pregunta cómo elevó su nivel en un solo día. Cuando Trunks no responde, le pregunta qué hace Goku, a lo que Trunks contesta que se entrena para ser más fuerte que Cell y poder destruirlo. Luego le pregunta si se haría más fuerte si tuviera más tiempo, cosa que Trunks responde afirmativamente. Ello a Cell le parece muy bien y le comunica a Trunks que hará un Tenkaichi para probar esa afirmación. Trunks está muy sorprendido y le pregunta a Cell cuáles son sus intenciones, a lo que Cell responde que su programación inicial de matar a Son Goku ya no es relevante, y que ahora sólo quiere demostrar su enorme poder. Tampoco le interesa la dominación mundial y sólo quiere probarse con los seres más poderosos del universo. Fija la fecha para dentro de diez días, tras lo cual se retira. Cuando Vejita y Krilin se reúnen con Trunks, se enteran de las intenciones de Cell. Vejita sabe que deberá superarse aún más para derrotar a Cell, pero está seguro de que será él quién lo haga. De pronto, el dañado número 16 dice que también quiere participar. Todos están en contra, pero Krilin decide llevarlo con Bulma para que lo reparen, pues el número 16 es diferente. Cell encuentra un lugar apropiado y lamina el lugar con un tiro (no le importa que haya algunas casas en el sitio) y luego corta una montaña cercana en bloques para hacer el ring de su Tenkaichi. Luego se dirige a una televisora e interrumpe un programa. Anuncia a todo el mundo que ha instaurado el Cell Game, el cual decidirá el destino del mundo. Todos los que tengan confianza en sí mismos deberán presentarse en 10 días en su ring. Perder el juego significará el fin de la Tierra, y para demostrarlo destruye un globo terráqueo y con él toda la pared del estudio. Luego se despide deseándole a todos que lo disfruten. Vejita decide que deberá volver al cuarto del espíritu y del tiempo, aunque esta vez irá solo. Trunks hará lo mismo, al igual que Pikkoro. El resto del día ha pasado y Pikkoro, Vejita y Trunks (con su pelo recortado a insistencia de su madre) esperan la salida de Goku. De pronto, todos se sorprenden al sentir el ki de Goku y Gohan, quienes aparecen en su forma súper saiya. Gohan ha crecido bastante. Al verlos, Vejita nota que Goku ha deducido que la mejor forma de combate es la forma súper saiya, y que sobre ella debe superarse la energía,

Cosa de juego
El nuevo Cell es mucho más humanoide que antes. Está encantado con su nuevo cuerpo y se admira mientras un furioso Krilin lo ataca con todas sus fuerzas por lo que le hizo a la número 18. Sin embargo, Cell ni siquiera siente dicho ataque y luego de terminar de verse envía a Krilin casi muerto a varios metros de distancia de una certera patada. Trunks vuela hacia él para darle una senzu y lo hace justo a tiempo. Vejita se prepara para luchar contra esta nueva forma, la cual no le impresiona en lo absoluto. Sin embargo, lo que Cell llama “un pequeño calentamiento” resulta mucho para Vejita. Mientras tanto, Krilin se recupera y le dice a Trunks que Cell en realidad esconde un tremendo poder que Vejita no ha detectado. Es más, también sabe que Trunks es en realidad más poderoso que su padre y le pregunta por qué no lo ha ayudado. Trunks responde que el orgullo de su padre no le permitiría recibir ayuda de nadie, por lo que deberá esperar a que Vejita quede inconsciente. Sólo espera que lo haga antes de morir. Vejita está furioso y exige que Cell se porte con seriedad. “Sólo un poquito”, responde Cell, y le demuestra lo que velocidad perfecta, reflejos perfectos, fuerza perfecta, cerebro perfecto, etc., etc., significan en realidad. Al límite de su paciencia, Vejita lo reta a que aguante a pie firme su ataque y aprovecha para lanzar su poderoso “final flash”, el cual arranca un lado completo a Cell. Vejita está seguro de haber ven-

10

no en la base muscular solamente. Los ponen al tanto de toda la situación mientras cambian sus raídas ropas. Goku vuelve a su traje habitual, pero Gohan le pide a Pikkoro tener una vestimenta como la de él. Halagado, Pikkoro le crea a Gohan un traje exactamente igual al suyo. Luego, Goku se teletransporta a donde está Cell. Hacen un careo y Goku se admira de lo que significa la forma perfecta de Cell. Éste le confirma que sólo faltan nueve días y de pronto Goku se teletransporta de vuelta. Sus amigos oyen con asombro decir a Goku que no sabe si podrá vencer a Cell. Todos entonces deciden entrar de nuevo en el cuarto del espíritu y del tiempo. Sin embargo, Goku los sorprende asegurando que aunque no sabe si podrá contra Cell, no volverá a la habitación, ni tampoco Gohan. Más bien, podrán entrenar durante el combate en sí. Todos creen que es muy relajado de su parte, pero Goku contesta que con sólo nueve días no hay más que hacer y lo mejor es descansar antes del combate. Vejita le increpa que seguro se cree muy superior a él, a lo que Goku contesta tranquilamente que sí lo es y por mucho, lo que llena de amargura a Vejita. Luego, Goku vuela con Gohan hacia su casa, pero en el camino va con Karinsama para pedir su evaluación de los poderes comparativos entre él y Cell. Para medirlo, eleva su poder a la mitad de su verdadera capacidad, lo que amenaza con enviar a todos por los aires y la vibración resultante es sentida a kilómetros de distancia. Vejita no puede creer el nivel que ha alcanzado Goku y le grita a Pikkoro que se apure para entrar en el cuarto, pues después le toca a él. Donde Karinsama, el dictamen no es muy alentador, pues usando ese nivel de energía de referencia parece que Cell es todavía demasiado para Goku. Éste, quien no parece preocupado, se despide de Karinsama y Yajirobe, y junto con Gohan vuelve a casa, para gran susto de Chi Chi, quien no puede aceptar que su “hijito” sea un “delincuente” con el cabello todo amarillo. Los días siguientes pasan relajados para Goku y familia, entrenando unos días y descansando otros. En medio de un picnic oyen por radio que la milicia tratará de vencer a Cell. Por supuesto, dicho intento termina con todo un ejército exterminado de un solo golpe. Ante esto, Goku se teletransporta a la shinden y se encuentra con Pikkoro y Trunks (Vejita está en la habitación). Confirma que Pikkoro ha elevado su nivel, aunque todavía no está a la altura de Cell. Entonces, Goku les comunica su intención de traer un nameksiano para que sea el nuevo Kamisama, cosa que alegra sobremanera a Mr. Popo. Procura teletransportarse al nuevo mundo de Namek, pero no los puede sentir, así que decide ir a donde Kaiosama para direcciones. Mientras Kaiosama trata de ubicar el planeta, Goku lo pone al tanto de la situación. Por supuesto, habla demasiado y distrae a Kaiosama constantemente. Como sea, al fin pueden ubicar el planeta y Goku se teletransporta a “un mundo lleno de Pikkoros”, según frase del propio Goku. Luego de una calurosa bienvenida, Goku les explica la razón de su visita y el nuevo Anciano Mayor llama a Dende. Goku no está muy seguro de que Dende esté a la altura de la responsabilidad de ser Kamisama, pero el Anciano Mayor le asegura que tiene la capacidad, con lo que Goku queda tranquilizado. Además, Dende tiene muchas ganas de encontrarse nuevamente con Krilin y Gohan. Entonces, Goku se teletransporta junto con Dende al shinden, para gran sorpresa de Pikkoro. Mientras tanto, Krilin y Yamcha ven un programa de televisión que promociona al Sr. Satán como la máxima figura de las artes marciales, quien salvará a la Tierra de la amenaza de Cell (“¡vaya tonto!”, piensan todos). Goku se aparece para llevar a Krilin y a Gohan al shinden, donde se reúnen con Dende. Trunks le pregunta a Goku si usarán al dragón para ubicar alguna debilidad en Cell, pero Goku le asegura que Cell no tiene debilidades. Más bien, planea usar las esferas para revivir a todos después de vencer a Cell. Dende les asegura que no tendrá problemas en hacer a Shenron, pero demorará unos 100 días. Es demasiado tiempo, pero por suerte Mr. Popo tenía un modelo de Shenron, el cual Dende utiliza para reactivar las esferas, ahora como piedras normales desperdigadas por todo el mundo. El proceso es un éxito y la energía surge del modelo, que activa las esferas en su lugar de descanso. Luego, Goku dedica el resto de días a recuperarlas, mientras le sugiere a Gohan que se relaje y descanse. Finalmente, el día del Cell Game ha llegado.

En la urbe, los androides causan destrucción a diestra y siniestra, aburridos porque no hay con qué divertirse. De pronto, el número 17 sale disparado por un repentino ataque de Gohan y se empotra contra unos escombros, de los cuales sale todo sucio y con la ropa desgarrada. Ello divierte sobremanera a la número 18, aunque Gohan no le ve nada de gracia, especialmente porque no parece haberle afectado nada al número 17. Pero aún así se prepara para la lucha, con la cual espera terminar la destrucción que los androides traen a toda la Tierra. Para su sorpresa, el número 17 no se inmuta y le comunica que la última vez él escapó porque no tenían deseos de perseguirlo, y que además usaban únicamente la mitad de su poder. Esta vez es diferente y pretenden terminarlo. Gohan se impresiona y los androides inician su ataque.

Un poco más tarde, Trunks despierta y horrorizado se da cuenta de que no puede detectar el ki de Gohan. Desesperado, vuela a la ciudad y pronto encuentra el cuerpo sin vida de su amigo. Pasan otros tres años y Trunks ha seguido en el desarrollo de sus poderes. Para ese entonces, Bulma ha terminado su máquina del tiempo, pero es incapaz de ponerla a prueba, por lo que debe asumir que todo saldrá como estaba planeado. Trunks está impaciente por enfrentarse a los androides, pero Bulma está en contra. En ese momento, un desesperado anuncio radial los interrumpe, con la alerta sobre el regreso de los androides.

¡Exprésate! Participa del Foro Sugoi www.sugoi.com.pe
Game over
Goku se reúne con sus amigos en el shinden, en donde Vejita ya partió. Todos están un poco preocupados, pues a pesar de que el dragón de Dende puede otorgar dos deseos, sigue con las limitaciones de no poder revivir a aquellos que han muerto previamente. Goku les dice que no se preocupen, pues si ninguno de ellos muere en la lucha, no habrá problema. Mientras, en el sitio del Cell Game un espantado equipo de noticias filma los preparativos para la batalla. De pronto, haciendo mucho barullo, aparece el mencionado Mr. Satán, quien como showman que es, hace gala de alarde y palabrería (Cell no sabe qué pensar del imbécil). Completamente seguro de sí mismo, asegura a Cell que ha calculado incorrectamente al no considerar a alguien tan poderoso como él al hacer su estúpido reto. Llama a los reporteros para que se acerquen y sigue con su show. De pronto, el reportero nota un punto que se aproxima volando rápidamente, y no puede creer cuando se aparece Vejita (“será un truco”, dice Mr. Satán). No sabe quién es este extraño hombre y es toscamente rechazado cuando pretende hacerle una entrevista. De pronto, también del cielo se aparece el número 16, completamente reparado gracias a los esfuerzos de Bulma y su padre. De nuevo, el reportero no sabe de quién se trata (“el mismo truco”, dice Mr. Satán). De pronto, todos notan varios puntos luminosos en el cielo y son testigos de la espectacular llegada de Goku y sus amigos (“ese truco se está haciendo muy popular”, dice Mr. Satán). Krilin nota al número 16 y se le acerca. El número 16 saluda cortésmente a Krilin y le agradece los esfuerzos que permitieron que sea reparado. Sin embargo, cuando Goku se le acerca para saludarlo (todavía no se ha encontrado con él), le dice que se cuide, pues después de todo su programa indica que debe destruirlo. Entusiasta, Goku decide ir primero a la lucha, a lo que Vejita no tiene objeciones, pues después de todo, él será quien remate a Cell. Mr. Satán está furioso, pues nadie les ha dado el derecho de determinar el orden del combate y exige pasar primero. Los demás lo miran sorprendidos, pues se dan cuenta de que el hablador no sabe el nivel contra el que se enfrenta. Mr. Satán pretende impresionarlos con sus medallas y cinturón de campeón, así como con la destrucción de una serie de tejas (como en los espectáculos de artes marciales), y finalmente se lanza contra Cell, quien como espantando a un mosquito lo lanza hasta una montaña cercana. Todos los televidentes quedan pasmados, aunque algunos de ellos reconocen tanto a Goku como a Pikkoro. El reportero, aterrado, está seguro de que ya nada puede salvar al mundo. Vejita, por su lado, no puede creer que semejante imbécil sea considerado el campeón mundial. Con el camino despejado, Goku ingresa al ring en donde Cell lo espera con ansias. Mr. Satán se acerca todo golpeado, pero vivo, y el anunciador le pregunta cómo sobrevivió, a lo que Mr. Satán responde que fue gracias a su gran condición física. Asegura que vencerá a Cell luego de que Goku sea arrojado también del ring (“le doy unos cinco segundos, no más”). Sin embargo, nadie está preparado para la siguiente batalla. Probándose mutuamente, ambos se conectan una serie de golpes, tanto en el ring como en pleno vuelo. Goku prueba con un kamehameha a nivel medio, el cual es desviado por Cell con relativa facilidad. Luego siguen los golpes, hasta que Goku es lanzado contra el ring. Luego, los dos rivales se quedan mirándose uno al otro. El anunciador y Mr. Satán no dan crédito a sus ojos. Esta vez, Goku está listo y se coloca a todo poder, y la reacción que provoca casi envía a todos por los aires. Vejita no puede creer que un súper saiya pueda llegar a ese tremendo nivel de energía. Cell está contento con que al fin Goku llegue a ese nivel, y procede a elevar su ki de la misma forma. Los atónitos Mr. Satán y el anunciador están sin palabras. Mr. Satán comenta que ese truco comienza a hacerse viejo (aunque no muy convencido). Cell reta a Goku a golpearlo, a lo cual él accede rápidamente. Tan rápidamente, que la cámara de televisión en modo cámara lenta no puede discernir los detalles. Cell se detiene en el aire y le dice a Goku que está complacido. Más en serio, prepara un kamehameha. Goku le grita que no use dicha técnica con tantos inocentes alrededor, pero a Cell no le importa. Goku levanta vuelo para atraer el disparo, que era precisamente lo que quería Cell, quien lanza su disparo de inmediato. Sin embargo, Goku aprovecha su técnica de teletransportación para esquivar el tiro en el último momento y colocarse frente a Cell, al cual golpea certeramente. Cell no entiende lo que ha pasado y Goku le habla de su técnica, mencionando que seguro Cell puede hacerla también. Cell responde que como es tan rápido no requiere de eso, y para demostrarlo ataca a Goku a gran velocidad, golpeándolo de un lado a otro del ring, mientras Goku también conecta sus buenos golpes. Sin embargo, casi nadie puede apreciar la épica batalla, pues la cámara no puede seguir los rápidos movimientos, y el anunciador cree incluso que no están en el ring. Finalmente, Cell se aburre de pretender que es una competencia y desde el aire destruye el ring. Goku con la justas avisa a sus amigos para que escapen, y el número 16 logra salvar al anunciador y a Mr. Satán. El número 16 les dice que mejor huyan, pues la cosa se pondrá peor, pero el anunciador en su necedad insiste que después es el turno de Mr. Satán, a lo cual éste responde riéndose locamente. Sin el ring, ahora la única forma de perder es morir. Goku se decide por una movida desesperada y prepara un kamehameha. Cell está seguro de que es un truco para obligarlo a volar o esquivar, pues un kamehameha al nivel en que se encuentran ahora podría destruir incluso a la Tierra misma. Sin embargo, Goku sigue con la carga de su disparo, lo que sorprende tanto a amigos como a Cell. De pronto, el plan de Goku es bien obvio, pues en el último momento se teletransporta frente a Cell y descarga su tiro a boca de jarro, y le arranca todo el torso. A pesar de ello, Goku todavía siente el ki de su enemigo y Krilin le advierte que posiblemente se regenere, pues tiene dicha capacidad por los genes de Pikkoro. En efecto, la mutilada figura se pone de pie y el resto de Cell emerge nuevamente. Rápidamente vuelven al combate y Goku recibe demasiado castigo. Se aleja y empieza una serie de tiros rápidos, como misiles de energía. Cell se incomoda y levanta una poderosa barrera. Los televidentes finalmente se dan cuenta del nivel de energía que tienen estos guerreros, y que no se trata de una película de ciencia ficción. Goku está cada vez más cansado y Cell comenta que mejor consuma una senzu para continuar con la pelea. A Trunks le parece una buena idea, pero Krilin tiene dudas. Vejita le dice a su hijo que como saiya que es, Goku no puede aceptar esa salida tan fácil. De pronto, para sorpresa general, Goku baja su nivel de energía y tranquilamente se rinde. Todos están boquiabiertos, y Cell furioso. Le dice que perder es condenar al mundo. Goku entonces le responde que simplemente ha comprobado que él no es capaz de vencerlo, pero ahora está seguro de que otra persona, mucho más poderosa que él mismo, sí será capaz de hacerlo. El anunciador, inocentemente, piensa que eso significa que Mr. Satán tendrá otra oportunidad. Para evitar el “honor”, Mr. Satán finge un horrible dolor de estómago (aunque está ansioso de luchar, no puede en ese momento). Goku se dirige hacia sus amigos y anuncia que ahora es el turno de Gohan. Pikkoro no puede creer lo que Goku pretende. Le increpa que manda a su propio hijo a la muerte, pero Goku le responde que Gohan superó su propia fuerza bastante tiempo atrás. Le recuerda a Gohan que luego, con un mundo más pacífico, podrá volver a sus estudios. Por su lado, Vejita está enmudecido. El camarógrafo le dice al anunciador que el nombre del joven es Gohan (traducido literalmente, “almuerzo”), y éste no puede creer que alguien quiera tener su refrigerio (en japonés, “bentou”) en ese momento. Le corrigen que ése es el nombre del muchacho, y a partir de ese momento, equivocadamente, nombrarán a Gohan como Bentou. Todavía temeroso, Gohan sale al frente contra Cell. Para sorpresa general, Goku le envía una senzu a Cell para que recupere su energía perdida y así todo sea una pelea justa. Todos están furiosos con Goku cuando de pronto Gohan levanta su ki y todos quedan asombrados por la enorme energía desplegada. Cell comenta que Goku sólo ha enviado a su hijo a morir, así que lo hará con todo gusto. Al principio, los torpes aunque rápidos ataques de Gohan parecen indicar ese fin, especialmente luego de que Cell lo usa para atravesar varias colinas (al ver esto por televisión, Chi Chi se desmaya). Cell le grita a Goku que coma su senzu y vuelva a la batalla. Goku le responde que mejor vea hacia atrás, en donde Gohan está incólume. Sin embargo, Gohan le pide a Cell que deje la lucha. Él no disfruta luchar como los saiyas, como su padre. Pikkoro le sigue gritando a Goku acerca de lo fútil del intento de Gohan, y Goku le responde que aunque el nivel de Gohan es muy alto, todavía no ha realizado el cambio y alcanzado su verdadero nivel. Por su parte, a Cell no le interesa la conversación de Gohan. Se da cuenta de su potencial y decide obligarlo a elevar su poder a puro golpe. Incluso utiliza los famosos “rayos de dedo” usados por Freezer, con lo cual desbalancea a Gohan y logra sujetarlo en un aplastante abrazo de oso.

12

Pikkoro quiere intervenir, pero Goku le dice que deben esperar sólo un poco más, pues basta que Gohan tome la pelea en serio para que su poder elevado sea suficiente para vencer de una buena vez por todas a Cell. Pikkoro trata de convencer a Goku de que salven a Gohan, pues al ser medio saiya no ha sido criado para disfrutar de la batalla, y no llegará a traspasar ese umbral necesario para realizar el gran cambio. Cell se da cuenta de que no va a lograr nada y suelta a Gohan, justo cuando Goku se ha convencido de intervenir. Decide que atacará a los amigos de Gohan para hacerlo enfurecer. Como primera medida le arrebata las senzu a Krilin. Gohan quiere saber qué pretende y Cell le responde que a él nada, sin embargo, a sus amigos... Gohan, desesperado, trata de recuperar las senzu, pero sin su poder completo es echado a un lado con facilidad. De pronto se aparece el número 16, indetectable por Cell al ser un robot. Decide terminar todo activando su mecanismo de autodestrucción. Al tener una fuente de energía eterna, la explosión resultante es suficiente para desintegrar a Cell. Para sorpresa del número 16, la bomba no se activa y Krilin le grita que lo más probable es que Bulma se la haya desactivado o retirado mientras lo reparaba. Riéndose, Cell destruye al número 16, pateando su cabeza hacia el sorprendido equipo de reporteros. Cell entonces continúa con su idea. Rápidamente cuenta a nuestros amigos y produce por su cola siete pequeñas copias de sí mismo, casi como Pikkoro Daimaoh producía a sus secuaces. Les ordena que vapuleen a Goku y sus amigos, pero que no los maten. Los pequeñajos atacan con pasmosa eficiencia, y ni siquiera Vejita y Trunks, que están en un nivel ultra súper saiya, pueden con ellos. Pronto, los menos poderosos quedan mal parados y el mismo Goku es tumbado. Gohan trata de encontrar la llave para elevar su nivel de energía, pero es incapaz de lograrlo. Para ello, es necesario que se enoje a tal nivel que pueda traspasar el umbral, pero a la vez está temeroso de que sólo la muerte de su padre o uno de sus amigos sea la única forma. Todo este drama es presenciado por el anunciador y Mr. Satán. De pronto, una pequeña voz les llega y para su espanto, la cabeza del número 16 se dirige a Mr. Satán. Le suplica que lo lleve cerca del muchacho para ayudarlo a alcanzar su pleno potencial. Mr. Satán no está muy entusiasta de acercarse tanto a ese monstruo que es Cell y el anunciador le grita a la cabeza que aunque Mr. Satán es el campeón mundial, las otras cosas son monstruos. Sin embargo, el número 16 le suplica al campeón mundial y eso despierta el valor que Mr. Satán tiene. Toma la cabeza y le grita al anunciador que este guerrero del cual ni siquiera sabe el nombre, ha luchado contra Cell y ahora debe cumplir su deseo, pues se lo ha ganado. Luego, entre valiente y asustado, corre como extraño jugador de fútbol americano. Se acerca lo más que puede y lanza la cabeza hacia Gohan, pero queda demasiado cerca de Cell. El número 16 le habla a Gohan y le dice que ser pacífico es bueno y que resolver los problemas sin necesidad de luchar es lo correcto. Le confiesa que ama a la naturaleza y a los animales, y le ruega que los proteja en su nombre. De inmediato es destruido por Cell, quien pisa la indefensa cabeza frente a los ojos de Gohan. La furia que surge en el corazón de Gohan es suficiente. El umbral es traspasado y Cell logra su objetivo de obligarlo a llegar a su poder completo. Una aura espectacular con chisporroteos por el exceso de energía ahora rodea a un decidido Gohan, quien mira agresivamente a su contrincante. Pero antes de enfrentársele, con un rápido movimiento le arrebata las senzu a Cell y luego se dirige hacia sus compinches. Elimina a uno al instante y repele fácilmente el ataque combinado de los demás, dejando sólo a uno vivo quien espantado trata de huir. Gohan no está dispuesto a dejarlo, lo alcanza fácilmente y lo despedaza en el aire. Pikkoro no puede creer que ése sea el Gohan que conoce. Goku le dice a Cell que ya no tiene nada que hacer.

Sin oír a su madre, Trunks vuela al encuentro de ellos, sólo para ser objeto de una espectacular paliza. Cinco días después, Trunks despierta en un pequeño hospital que ha escapado a la destrucción. Trunks decide que debe seguir los deseos de su madre de viajar al pasado cuando Son Goku todavía vivía. Bulma le habla del tremendo poder de Son Goku, quien había muerto de una terrible enfermedad justo antes de la llegada de los androides. Trunks también está deseoso de encontrarse con su padre, aunque Bulma no está muy entusiasta, sobre todo teniendo en cuenta el especial carácter de su volátil pareja. Unos pocos días después, todos los preparativos están listos y Trunks recibe de su madre la medicina que salvará a Son Goku. Luego, se despide. Su espectacular viaje ha comenzado. Tal es el argumento de la historia complementaria incluida al final del volumen 33 de la recopilación del manga original. Con algunas variaciones, esta historia fue llevada a la televisión en un especial de 49 minutos titulado “Zetsubon e no Hankou!! Kono Sareta Chousenshi (Gohan to Trunks)” (“Gohan y Trunks”, 1993).

Revista Sugoi, 48 paginas a todo color con lo ultimo del manga y el anime
Gohan le arroja las senzu a Trunks y le ordena que se las entregue a los demás. Trunks sólo puede balbucear una respuesta. Luego, Gohan se coloca al frente de Cell. Vejita no puede creer el nivel de energía que Gohan ha alcanzado. Krilin se despierta y queda pasmado por el poder que emana de Gohan. Cell está admirado del poder de Gohan, pero le dice que aún así no podrá con él. Para demostrarlo, eleva espectacularmente su ki y amenaza con volar a nuestros amigos. Gohan no está impresionado, y le pregunta “¿y qué con eso?”. Cell se sorprende, pero sólo un instante y entonces lanza un furioso golpe al rostro de Gohan, pero no termina tan sonriente al comprobar que su golpe de pleno poder no ha afectado mayormente al muchacho. Luego es el turno de Gohan, quien luego de una serie de esquives y ataques conecta dos espectaculares golpes a Cell, que no puede creer el nivel de daño que ha recibido. Se eleva y lanza un kamehameha contra Gohan, sin preocuparse del destino de la Tierra. Gohan espera impávido la tremenda onda de energía mientras se le viene encima. Pikkoro y los demás creen que ya es el fin del mundo. A último momento, Gohan musita “kamehameha” y su disparo no sólo detiene al de Cell, sino que lo sobrepasa y da de lleno en su contrincante, quien queda feamente mutilado. Goku le grita a Gohan que remate a Cell ahora que puede, pues al ser como Pikkoro, podrá regenerarse rápidamente. Gohan no es de la misma idea. Está de lleno en el placer del combate y no quiere terminarlo tan pronto. Espera a que Cell se regenere para poder seguir adelante. Cell está furioso y eleva su poder y masa muscular a la de un gigante. Sin embargo, como antes lo comprobara Trunks, dicha forma tiene la enorme desventaja de ser mucho más lenta, y Gohan lo desbalancea con facilidad para conectarle un par de tremendas patadas, las cuales unidas a su daño anterior obligan a Cell a, literalmente, escupir a la número 18. Sin ella en su interior, revierte a su segunda etapa. Gohan considera esto muy aburrido, pues ahora no es rival para nadie. Ahora, Cell se da cuenta de que no podrá vencer y demostrar que es el más poderoso. Decide entonces autodestruirse y con él a todo el mundo. Se infla como un deforme globo, que cuando estalle destruirá a la Tierra. Le advierte a Gohan que si lo ataca, simplemente acelerará el proceso, el cual de todas maneras ocurrirá en 30 segundos. Gohan se lamenta de no haber terminado con Cell cuando pudo y golpea el suelo con desesperación. Goku se da cuenta de que todo depende de él. Se despide de todos, se teletransporta frente a Cell y lo toca. Le dice a Gohan que cuide a su madre y se teletransporta junto con Cell lejos de la Tierra. Con sólo unos pocos segundos para pensar, sólo atina a llevárselo al mundo de Kaiosama, el cual no recibe la sorpresa muy alegremente. Cell estalla y con él el mundo de Kaiosama. En la Tierra, nuestros amigos detectan la desaparición del ki de Goku, y comprenden que ha muerto. Krilin grita el nombre de su amigo muerto, y Gohan está fuera de sí. Sin embargo, ya todo parece haber terminado. Recogen el cuerpo de la número 18 y empiezan la retirada. El anunciador no sabe a ciencia cierta qué diablos ha pasado. En el otro mundo, volando encima del camino del dragón, Goku trata de disculparse con Kaiosama por la destrucción de su pequeño planeta. De pronto notan que el espíritu de Cell no se ha reunido con ellos y, por más imposible que parezca, Cell todavía debe estar vivo. Mientras, en la Tierra, Krilin defiende a la número 18 diciendo que como no ha matado a ser viviente alguno, no puede ser totalmente mala. No están muy de acuerdo con él, pero de pronto un poderoso rayo sale de la nada y mata a Trunks. Del medio de una nube de polvo sale Cell en su forma perfecta, quien les dice que como una pequeñísima parte de su cerebro quedó entera, fue capaz de regenerarse, y como tiene sangre saiya, salió más poderoso que antes, lo que significaba que saltaba de frente a su forma perfecta. De allí, simplemente usando la técnica de Goku, se teletransportó de vuelta. Gohan, furioso por la muerte de su padre, eleva nuevamente su poder hasta el máximo y se prepara para destruir a Cell, pero Vejita se le adelanta, medio loco por la muerte de su hijo. Lo ataca repetidamente con sus famosos misiles de energía, pero cuando el polvo se despeja, Cell está intacto y fácilmente reduce a Vejita a la impotencia. Desmayado en el suelo, queda a merced de un disparo de Cell, el cual es interceptado por Gohan, dañando su brazo en el proceso. Krilin está furioso por la necedad de Vejita, pues Trunks podría ser revivido por las esferas del dragón. Cell les grita que los destruirá a todos y a la Tierra con ellos. Pikkoro comprueba que ya no quedan senzu, por lo que el herido Gohan no podrá recuperarse a tiempo. Gohan pide perdón a su padre por no poder salvar a la Tierra, mientras los demás gritan su impotencia. Incluso, Vejita se disculpa con Gohan por ser una carga. Gohan está a punto de darse por vencido. Sin embargo, oye las palabras de su padre, comunicándose a través de Kaiosama. Le pide que no se rinda, que viva más y que se divierta. Si bien está muerto, lo pasará bien en el otro mundo con Kaiosama, y le promete ayuda. Gohan eleva su energía y prepara su kamehameha para enfrentar al de Cell. Cuando las dos ondas chocan en el medio, están por un momento equiparadas, pero pronto la de Cell comienza a superar a la de Gohan. Gohan lucha con todas sus fuerzas, con el espíritu de su padre a su lado, dándole ánimos. Pikkoro se da cuenta de que falta poco para que el debilitado Gohan pierda, pero de pronto un disparo al cuello de Cell por parte de Vejita lo distrae lo suficiente para que la onda de Gohan lo sobrepase. Esta vez, Cell es desintegrado por completo y no tiene la capacidad de regenerarse. Gohan se deja caer, rendido. La Tierra está a salvo.

El inicio de un nuevo futuro
Todos se congratulan y recogen a Gohan para llevarlo a donde Kamisama. Pikkoro se queda atrás para agradecer la ayuda a Vejita. Éste le responde que no lo hizo por la Tierra, y Pikkoro entiende. Vejita se dice a sí mismo que lo hizo por su hijo. Luego maldice que Goku se haya dejado matar, pues ahora no tendrá ese placer él mismo. Se va rumiando que ya no tiene a nadie a quien enfrentarse. Mientras tanto, Mr. Satán es el único que se queda en el sitio. El anunciador, recuperado, asume que él ha vencido a Cell, cosa que Mr. Satán no se molesta en corregir. Todo el mundo corea el nombre de su salvador. En el shinden, Dende acaba de curar a la número 18 y Krilin es advertido de que mejor se aleje, pues si no podría resultar herido. Krilin no cree que eso pase y se apresura para tranquilizar a la número 18, quien se ha levantado de un salto. Rápidamente la ponen al tanto y Pikkoro le comunica a la número 18 que le debe algo a Krilin, pues él protegió su cuerpo cuando Cell la escupió. Krilin dice que no es nada y la número 18 no sabe qué responder. De pronto, Gohan se da cuenta de cuánto le gusta la número 18 a Krilin al avergonzarlo frente a los demás, quienes entonces se dan cuenta de la situación. La número 18 se va insultando a todos y dice que nada le debe al enanito calvo. Entonces vuela lejos de ahí, mientras Pikkoro les dice que mejor se apresuren en llamar a Shenron para revivir a Trunks.

14

Ubica nuestros locales en Sugoi Virtual www.sugoi.com.pe
Nuestros amigos llaman a Shenron y solicitan que revivan todos aquellos muertos por Cell, lo que revive de inmediato a Trunks. Sin embargo, no detectan el regreso del ki de Goku y el dragón les confirma que Goku no puede ser devuelto a la vida, pues ya se hizo con anterioridad. No saben cuál otro deseo pedir (este nuevo dragón puede realizar dos deseos) y como nadie se decidía, Krilin pide que el número 17 vuelva a la vida (preocupado por la número 18). Pero Shenron no puede hacerlo, debido a que el nivel de energía que éste tenía lo hacía más poderoso que el propio dragón. Finalmente, Krilin pide que la bomba que es parte de todos los androides sea removida del cuerpo de la número 18. Ésta había vuelto al notar el repentino anochecer, y nota sorprendida el cambio en su cuerpo. Los demás le preguntan a Krilin el por qué del deseo y contesta que es una pena tener una bomba dentro del cuerpo de uno. Cuando le preguntan por qué deseaba que el número 17 volviese a la vida, contestó que seguro él y la número 18 eran amantes, y se sentiría sola. Pikkoro no comprende sus motivaciones ni eso del amor. De pronto, la número 18 salta de detrás del pilar en donde estaba escondida y luego de una serie de insultos les grita que ella y el número 17 no eran amantes, sino hermanos. Les grita que no le debe nada a nadie, pero al momento de irse mira tranquilamente a Krilin y dice “hasta luego”. Los demás reconfortan a Krilin al notar en eso una esperanza para su amigo. Pikkoro sigue sin entender nada de eso del amor. Finalmente, todos nuestros amigos se separan. Tenshin Han vuelve con Chaozu y les anuncia que posiblemente nunca más se reúnan. Pikkoro se quedará en el shinden con Dende. Gohan tiene la triste labor de comunicarle las noticias a su madre. Trunks, antes de irse, pregunta acerca de su padre y Yamcha le cuenta acerca de su comportamiento. Trunks se alegra al notar el cambio en la actitud de Vejita. Unos días después, Trunks se prepara para volver al futuro y Vejita le hace una pequeña señal de aprobación. En la ciudad, los androides están destruyendo todo a su gusto cuando de pronto se les aparece Trunks. La número 18 quiere acabar con la molestia de una buena vez y el número 17, aunque no considera a Trunks un rival, le dice que haga lo que le venga en gana. La número 18 arroja un poderoso rayo contra Trunks, quien para su sorpresa lo esquiva con facilidad, se coloca frente a ella y antes que pueda reaccionar, la destruye de un solo disparo. El número 17 no puede creer cómo se ha hecho tan fuerte, pero Trunks no está para dar respuestas. Simplemente lo va a matar para vengar la muerte de todos y de Gohan. El número 17 pronto descubre que este alarde no es en vano y luego de un par de movimientos, es destruido por completo. Trunks piensa que todo ha terminado, pero se corrige. Todavía queda un cabo suelto. Han pasado tres años más y la Tierra se recupera lentamente. Las ciudades se reconstruyen y se acerca el momento en que Cell pretenderá robar la máquina del tiempo. Esta vez, Trunks está preparado. Cuando siente a Cell, le habla que sabe de todos sus planes, que se convertirá en huevo y que pretenderá volver al pasado para poder absorber a los androides del pasado para llegar a su forma perfecta. Cell, sorprendido, quiere saber cómo es que su víctima sabe todo eso. Trunks no le da mucho tiempo para hablar. Con una onda de energía lo arroja al aire, lejos de la zona poblada. Cell pretender acabar a quien considera un rival insignificante, pero sin mayor trabajo Trunks lo toma de la cola y lo lanza al aire. Allí, Cell quiere impresionarlo con un kamehameha, pero se espanta ante la elevación de poder de Trunks, quien de un solo tiro acaba con Cell y su amenaza. El futuro, su futuro, ahora vislumbra una paz duradera. Entonces, regresa junto a su madre para empezar a construirlo.

Epílogo
Trunks llega a su tiempo y Bulma lo recibe alegremente. Trunks debe explicarle a su madre acerca del cuarto del espíritu y del tiempo, lo que ha hecho que envejezca un año en un día. Le habla acerca de Son Goku y todos su amigos. Para sorpresa de Bulma, habla muy bien de su padre y lo excelente que es. En medio del reencuentro, la radio anuncia otro ataque de los androides. Rápidamente se prepara para enfrentarlos, y Bulma no sabe si estará bien. Trunks le asegura que ahora es mucho más poderoso y que pronto regresará.

Los números perdidos
#14 #13

#15

Como ya se mencionó, en la séptima película de DBZ, “Kyokugen Battle!! Sandai Super Saiyajin” (¡Batalla sin límites! Los tres grandes Super Saiya) hacen su aparición los androides del 13 al 15. Ubicada temporalmente en el breve período de paz que tienen nuestros héroes antes que Cell obtenga su forma perfecta, narra la batalla contra unos androides creados por la computadora del Dr. Guero, la cual ha sido programada con el profundo odio de su creador hacia nuestro héroe. El rubio 13 es el líder y sus compañeros, el lacónico y musculoso 14 y el pequeñajo, pero poderoso 15. Sin muchos preámbulos ubican a Son Goku y se apresuran a cumplir su imperativo.

Goku, preocupado por los civiles, lleva la batalla al ártico, en donde junto con Trunks y Vejita dan cuenta del 14 y del 15. Por supuesto, luego de grandiosas y espectaculares escenas de combate, en donde incluso vemos a Trunks demostrar su habilidad con la espada. Goku tendrá su cuota de problemas, pero Vejita vendrá en su ayuda (después de todo, nadie tiene el derecho de vencer a Son Goku, excepto él mismo). Sin embargo, el jefe prueba ser mucho más difícil, pues integra en su sistema las fuentes de energía de sus compañeros destruidos, y alcanza una forma tan poderosa que sólo la inmensamente superior Genki Dama es capaz de acabar con esa amenaza. Como las demás

películas, no se puede colocar adecuadamente en la cronología debido a incongruencias (la computadora en cuestión fue destruida casi inmediatamente luego del despertar de los demás an#13 en su forma droicombinada des).

15

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful