You are on page 1of 8

Integrantes: Elsa Belmar

Camila Pizarro
Asignatura: Ética Profesional
Profesor: Marcelo Sandoval
Fecha: 04 de Junio de 2014


Análisis de Caso
Clínico


Introducción
Lamentablemente muy pocas veces somos conscientes de las reales consecuencias de
nuestras reacciones. En la mayoría de las circunstancias decidimos en relación de nuestra
experiencia y olvidamos que siempre las situaciones tienen más de un punto de vista, más
de un implicado. Por eso, es de suma importancia reflexionar y tener en cuenta cuales son
los valores que definen nuestras decisiones.
El objetivo de este taller será analizar el caso clínico simulado, donde se analizará una
problemática que nace de la labor del fonoaudiólogo, en relación a lo que, según nosotros
es correcto. Pero luego analiza más allá, Para eso, es necesario plantear los diversos puntos
de vista que se puedan observar, y sus fundamentos en base a los conocimientos adquiridos
en el proceso y fuentes consultadas con respecto al tema.
Se mostrarán elementos que serán esenciales al momento de reflexionar sobre la mejor
decisión a tomar. Los cuales servirán para tomar conciencia de la circunstancia que refleja
el caso clínico.
Luego de expuesta la problemática, donde están incluidos todos los aspectos necesarios a
saber, se dará lugar al análisis propiamente tal, donde se presentará la simulación de caso
clínico y se le dará una valoración ética. Aquí se expondrán los conocimientos aprendidos
previamente, para llegar a la finalidad de este taller y luego concluir con las reflexiones de
quienes hablan.







Marco teórico
Se debe considerar la siguiente información, para luego desarrollar el análisis:
a.- Programas y estrategias propuestos por el Ministerio de Salud y Educación para
parálisis cerebral en Chile: Está vigente la organización CEDAUH, que se encarga de la
educación personalizada de los niños en aulas hospitalarias. Otras, son de prevención de
partos prematuros, y programas especiales para niños que padezcan este trastorno, dadas
por planes de MINSAL y MINEDUC.
b.- Parálisis cerebral se define como: Deterioro, de carácter permanente, del movimiento
y postura, que será debido a una perturbación en el desarrollo del cerebro, registrándose
durante el embarazo, el parto, el periodo neonatal, y en los primeros años de vida, siendo
como máximo a los 3 años, o hasta los 5 años de edad. También puede causarse por
factores hereditarios. (Unesco, 1990)
c.- Etiología de Parálisis cerebral: Puede ser producida por malformaciones congénitas,
por falta de oxígeno (asfixia), partos prolongados, infecciones como la meningitis, la
encefalitis, la ictericia y la rubéola y los traumatismos craneanos (M. García-Navarro,
2000).
d.- Factores de riesgo: Se pueden dar por infecciones o exposición a sustancias tóxicas
durante el embarazo, nacimiento prematuro, incompatibilidad sanguínea, partos
complicados y convulsiones y nacimientos múltiples.
e.- Signos y síntomas: Se van a manifestar principalmente una rigidez muy acentuada de
los movimientos, sin tener la capacidad de relajar los músculos, asociándose
complicaciones perceptivas, como lo son problemas visuales y auditivos, además de verse
alterado el habla y el lenguaje. Más específicamente, a edad prematura del niño se
observará la incapacidad de gatear, sonreír o darse vuelta.
f.- Intervención o tratamiento: Existen terapias para lograr un mejor manejo motor y de
conducta, que se va a centrar en técnicas de estimulación motora y sensorial. El trabajo se
realiza con un equipo interdisciplinario, donde estarán participando kinesiólogos, terapeutas
ocupacionales, fonoaudiólogos, psicólogos, etc.
Análisis de caso clínico
Presentación del Caso:
En un pueblo del sur de Chile un Fonoaudiólogo dedicado al tratamiento de los
trastornos específicos del lenguaje en el hospital del pueblo. Cierto día, recibe a Pedro de
3 años con diagnóstico de parálisis cerebral, derivado del neurólogo que pide realizar
terapia de alimentación y lenguaje. El fonoaudiólogo explica a los padres que él se
dedica a cierta área de trabajo que no incluye la parálisis cerebral y que no la podía
ayudar. En tanto el niño tuvo que esperar hasta el próximo año cuando pudo viajar a la
ciudad más próxima al centro de rehabilitación infantil (Teletón).
Valoración Ética de la Situación:
Con respecto al caso que se nos ha asignado analizar, se pueden visualizar más de un
enfoque. Lo único claro es que el niño, requiere de un tratamiento inmediato, constante y
especializado en su dificultad para así mejorar sus condiciones de vida e independencia.
Según el caso, Pedro está en sus primeros años de vida. Periodo crítico donde es más
efectiva la intervención debido a su facilidad de aprendizaje. Sin embargo, se encuentra en
una situación en que ninguna persona o institución se hace cargo inmediatamente de su
tratamiento.
En primera instancia, la actitud del Fonoaudiólogo va en contra del Art. 6° del Código de
ética del Colegio de Fonoaudiólogos, ya que el profesional se niega a atender al niño, pese
a ser el único profesional relacionado con lenguaje y deglución.
Se rescata su honestidad al asumir que no es su área de dominio y por ende no puede
realizar un tratamiento especializado. No obstante, se debe considerar el hecho de que el
chico se encuentra viviendo en una zona donde no abundan expertos en el área
fonoaudiológica. Además, se desconoce la situación económica de los padres por lo que
puede ser que ellos no puedan movilizarse a otra zona en donde pueda recibir una atención
acorde a su enfermedad.
En consecuencia, el Logopeda tendría que hacerse cargo del bienestar del niño, ya que es
parte de su rol profesional el ayudar y cuidar, aspectos que son constantemente reforzados
en su perfil académico. Quizás no para realizar el tratamiento directo que requiere el niño,
pero si para mejorar parte de su condición con los conocimientos que aprendió el
profesional en su formación académica.
También se consideró otro aspecto relevante, que no sale en evidencia fácilmente y que
tiene relación con lo establecido en la Conferencia de los Derechos del niño. Según esta
conferencia, el Estado tiene el deber de informar a la familia sobre la situación del niño,
planteándole las posibilidades de tratamiento pertinentes que puedan llevar a una mejora,
en todos los aspectos, no sólo en la alimentación y lenguaje del niño. Por ende, es el Estado
el primer responsable de garantizar el acceso al tratamiento.
Pese a esto, la realidad en nuestro país es muy diferente a lo acordado. Se sabe que muchas
veces, la situación económica o vivir en una zona aislada dificulta el acceso a la salud, por
lo que los niños no tienen igualdad de condiciones el acceso a la mejor tecnología existente.
Por más que exista el Instituto Teletón, la cual es la fundación con mayor presupuesto en
relación a necesidades especiales existente en Chile, aún hay familias que no pueden recibir
la posibilidad de tratamiento porque no tienen la posibilidad de cambiar de domicilio o el
transporte frecuente hacia donde se encuentra el centro.
Ya que es muy probable que Pedro tenga retraso en el desarrollo psicomotor, el
fonoaudiólogo, pese a no ser especialista, pudo haber hecho terapias para lograr un mejor
manejo en este aspecto, que se va a centrar en técnicas de estimulación motora y sensorial,
específicamente en el sector de las mejillas, mandíbula y lengua de manera de iniciar la
mejora que necesita específicamente en su deglución. Además puede realizar estimulación
a través de imágenes que fortalezcan el lenguaje.
También, el profesional debe dar un importante apoyo emocional, no sólo al niño que está
en sus primeros años de vida, sino que además a sus padres que pueden evidenciar un nivel
de angustia importante debido a la falta de terapia de su hijo. Debe ser comprensivo con la
situación y esforzarse para mejorar la calidad de vida de Pedro, por lo menos buscando a
alguien que si pueda realizar un trabajo adecuado o buscando la forma de acercar
inmediatamente a la familia al Instituto Teletón y que no deban esperar al año siguiente, ya
que sabemos que mientras más luego se realice la intervención mejores serán los avances
del niño.



















Conclusión
Camila Pizarro: Tras concluir el análisis notamos la importancia de este tipo de instancias.
Al elegir esta carrera sabemos que debemos poseer cualidades que van más allá del aspecto
técnico, pero muy pocas veces nos enfrentamos a dilemas que hacen reflexionar nuestra
actitud frente a los otros. Es probable que la mayoría presente una opinión similar a la
planteada en el análisis, por no debe ser simplemente una opinión, sino que sea una actitud
constante en el que realmente se valorice a quien vamos a tratar.
Debemos recordar que vamos a relacionarnos con personas, las cuales confían en que
nosotros ayudaremos a superar la enfermedad que lo acompaña. Por ende, debemos dar
todo lo que esté a nuestro alcance y en caso de que no poder hacer algo directamente, al
menos gestionar la ayuda con una institución o persona que si pueda. Además, siempre
podemos brindar apoyo en el ámbito emocional, independiente de nuestro grado de
capacitación. Debemos ser comprensivos, saber escuchar, ser alguien que no sólo considere
las dificultades del cliente, sino sus fortalezas. Estar pendiente de sus desafíos y ver cómo
ayudar en el aprendizaje y superación de ellos, logrando en conjunto la autonomía de la
persona con quien trabajamos.
Elsa Belmar:
Por medio del análisis reflexionamos que dentro del transcurso de la carrera de
fonoaudiología, se tendrá que pasar por estos casos clínicos, donde se deba aplicar el
Código ética, viéndolo como una norma por la que se deba regir el profesional de forma
interiorizada. Es necesaria esta internalización para evitar aplicarlas como algo mecánico y
frío, sino que como seres humanos, quienes que nos distinguimos por la capacidad de
razonar, podamos llevarlas dentro de todo contexto. Todos estos principios serán útiles para
que como terapeutas podamos entregar confianza, y los usuarios puedan acceder sin temor
al tratamiento que se les tenga que presentar. En el caso, nos dimos cuenta que entraban en
conflicto varios aspectos, de por qué no aplicó lo que se sabía, o por qué no se ayudó a
buscar a otro especialista. En fin, como responsables de ayudar, se debe ser comprensivo y
empático, ya que es nuestra tarea la de cuidar que el individuo que llegue a nuestra
atención, logre ser rehabilitado. Siendo el caso de no poseer tal conocimiento para el
tratamiento, buscar que sea el especialista indicado quien lleve su caso. Y así cumplir con
nuestro objetivo como profesional fonoaudiólogo.
Bibliografía
Rye H, Donath M. Guía para la educación de los niños afectados de parálisis cerebral
grave. Cuaderno de Educación Especial. Paris:UNESCO; 1990.
Colegio de Fonoaudiólogos de Chile G.A. 1983. Código de Ética.
Convención sobre los derechos del Niño. Unicef Comité Español (2006) Nuevo.
M. García-Navarro, Et al. Influencia de la estimulación temprana en la parálisis cerebral,
REV NEUROL 2000; 31 (8): 716-719 Siglo: Madrid.
Rye H, Donath M. Guía para la educación de los niños afectados de parálisis cerebral
grave. Cuaderno de Educación Especial. Paris:UNESCO; 1990.