You are on page 1of 11

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA
ALDEA: LICEO ALBERTO ALVERLO TORREALBA
BARINAS. EDO. BARINAS
BACHILLERES:
Eglis Karina Mos!"#a C. I.: V$%&.'().*('
+a,-"lin Lag!na C. I.: V$%..*/'/0%
1!l"i2a Oro3,o C. I.: V$%*./'*.(*0
L"s4ia 5ar,6a C. I.: V$%..('(.%*&
B"a7ri3 Or7"gano C. I.: V$%).'8%.'*(
S",,i9n N$%
Barinas: +!lio #" '))*
;NDICE
P<5
INTRODUCCI=N>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>. &
LO LOCAL EN EL MARCO DE DESARROLLO
NACIONAL>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
/
LO LOCAL DEL MODELO DE DESARROLLO
ENDO5ENO>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>..
8
CONCLUSI=N>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>.. %%
BIBLIO5RA?IA>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>.. %'
INTRODUCCI=N
Se ha discutido mucho sobre la replicabilidad de los modelos de desarrollo,
sobre todo de aquellos que parten de iniciativas a nivel local prevaleciendo la opinión
de que un área no puede imitar al detalle modelos desarrollados en otra. Sin embargo,
2
existe un principio básico que unifica esta problemática y es el que los actores locales
tienen el conocimiento de las características del área, representan la dinámica social,
institucional y económica y pueden determinar las prioridades y las acciones más
oportunas; por lo tanto, tienen que ser involucrados en primera instancia, de manera
que puedan concertar y conducir la promoción de su propio desarrollo.
e otra parte, los procesos del desarrollo económico, a nivel local, difícilmente
pueden de!arse a mecanismos espontáneos de crecimiento, más bien tienen que ser
sustentados en algunos elementos claves, como son"
a# $rientación hacia producciones que valori%an las potencialidades locales;
b# &reación de condiciones de acceso a las oportunidades de financiamiento.
c# 'e!oramiento de la calificación del mercado del traba!o
d# (eneración de un sistema infraestructural de soporte.
)odo esto necesita un esfuer%o organi%ado y coordinado, para que el
conocimiento de la realidad y de las necesidades locales se transforme en
valori%ación económica, en capacidad t*cnica para promover empresas y
oportunidades de ingreso y empleo y en la constitución de mecanismos de desarrollo
que se basen sobre el consenso democrático y que sean la respuesta sin exclusiones a
las necesidades de la población.
LO LOCAL EN EL MARCO DE DESARROLLO NACIONAL DE LA
CONSTITUCI=N BOLIVARIANA DE VENEZUELA
Si visuali%amos al desarrollo como un proceso histórico, de carácter continuo
e integral, dentro del cual la sociedad busca ordenar e incrementar el
aprovechamiento de sus recursos para me!orar sus condiciones de vida, en un
+
ambiente de igualdad de oportunidades y !usticia que permita una plena valori%ación
de la dignidad humana, podemos observar que este proceso se manifiesta en forma no
homog*nea, generando un desequilibrio de oportunidades entre distintos sectores de
la sociedad, el cual puede ser explicado en función a"
, la dotación de recursos existentes,
, el nivel de su reconocimiento,
, las posibilidades de su incorporación al proceso,
, el grado de control e!ercido sobre ellos, y
, la forma como las distintas fuer%as sociales se organi%an para su explotación
y el aprovechamiento de sus beneficios.
-l ideal social debe buscar armoni%ar el proceso, permitiendo que sectores
mayoritarios de la población tengan iguales oportunidades de acceso a los beneficios
que se obtienen del aprovechamiento de recursos.
-sto supone la necesidad de perfilar una estrategia de desarrollo que permita
dinami%ar la participación, en este proceso, de aquellos sectores de la sociedad que
manifiestan menores niveles de desarrollo relativos, buscando paralelamente el
estrechamiento de las desigualdades existentes, para legitimar la continuidad del
proceso y permitir la dinami%ación del mismo.
-sta exigencia de abrir oportunidades al desarrollo entre los distintos actores
sociales, implica revisar los criterios tradicionales de su ordenamiento espacial,
buscando superar las tendencias centrali%adoras y excluyentes que han predominado
en los enfoques tradicionales del .esarrollo /acional. y su r*plica a!ustada del
.esarrollo 0egional..
1a revisión propuesta, nos lleva a reivindicar el ámbito de lo local, como un
espacio más concreto de participación social en el proceso, como una unidad de
2
análisis, planificación y acción, capa% de relevar y activar un con!unto de
potencialidades no apreciadas por el planificador tradicional y de atender un igual
n3mero de demandas insatisfechas a trav*s de mecanismos apropiados al contexto y
escala de las mismas, aportando de esta manera dentro un esfuer%o sin*rgico al
desarrollo de la región y el país.
1a satisfacción de estas necesidades básicas, principalmente de poblaciones de
menores recursos, y la proyección de sus condiciones de vida hacia estándares de
vida cualitativamente superiores, se puede, por un lado, apoyar estrat*gicamente, en
un esfuer%o que promueva progresivamente actividades económicas, capaces de
alcan%ar condiciones apropiadas para generar directamente los ingresos suficientes
que permitan atender los niveles de gasto social que *stos le requieren y los niveles de
gasto productivo que lo faculten a reproducir adecuadamente estas mismas
condiciones de generación de ingresos.
0estricciones de recursos financieros, falta de regulación del mercado, política
monetaria restrictiva, tienen como efecto el debilitamiento de la ya frágil estructura
productiva, concentrando el capital en manos de pocos, creando barreras para el
ingreso en el circuito productivo de la gran mayoría de la población, y generando un
irreversible desequilibrio social y económico.
-l reto que esto implica es abrir el con!unto de oportunidades para promover
el desarrollo económico a las grandes mayorías, tarea que sólo puede ser emprendida
a nivel local, por el con!unto de los actores, los cuales, sobre la b3squeda del
consenso para la definición de sus prioridades comunes, deberán potenciar su acción
dentro de un esfuer%o coordinado, que les permita asumir con coherencia y
efectividad la conducción de este proceso.
-n base a lo anteriormente expuesto nuestra constitución en su )itulo 4 5rt. 6,
establece el gobierno 7articipativo 8con protagonismo vinculante de las poblaciones
9
organi%adas#. : una de sus instituciones más simbolicas y emblematicas, la
;0evocalidad< de todos los cargos por elección popular, mediante plebiscito a partir
de la mitad del período en e!ercicio.
LO LOCAL DEL MODELO DE DESARROLLO END=5ENO
=>u* es el esarrollo? 1a respuesta pareciera ser obvia, sin embargo, aunque
la noción más íntimamente arraigada en nuestro acervo cultural, nos remite a una idea
de crecimiento material intrínsecamente atada a la de desarrollo, desde hace no poco
tiempo, se sabe que este significado resulta, cuando menos, insuficiente. -n parte, el
marco conceptual que tradicionalmente ha definido al desarrollo introduce, en primer
t*rmino, el crecimiento como un concepto ineludible, reducido a lo meramente
económico y sinónimo de aquello que se conoce como prosperidad económica.
.
5dicionalmente, el t*rmino desarrollo se enmarca tambi*n en la b3squeda de
un estadio futuro deseado, asociado a *ste. 5hora bien, la definición o construcción
del escenario futuro deseado en el marco de los valores de una colectividad, debe ser
un traba!o con!unto que, como se verá un poco más adelante, depende, en mucho de
los patrones culturales de *sta. -sta 3ltima condición es particularmente importante
si, como muestran autores como @oisier 82AA2# y Buenmayor 82AAA#, se asume que la
definición del desarrollo en las sociedades latinoamericanas, es un proceso que se
inicia con la adopción e imitación de un discurso importado de la política económica
de los llamados países desarrollados. e esta suerte, desarrollo, prosperidad
económica son t*rminos interrelacionados cuya separación del ideario del individuo
de finales del siglo CC y comien%os del CC4 resulta, aunque vital, profundamente
laboriosos.
Sin embargo, recientemente, se ha introducido en el discurso del pensamiento
sociopolítico iberoamericano, la necesidad de referir el desarrollo a un proceso de
activación de fuer%as sociales en aras de canali%arlas hacia el incentivo del
6
surgimiento de vínculos sociales que permitan actividades económicas armónicas con
esos vínculos sociales. -n este contexto, el t*rmino endógeno acompaDa una revisión
de la idea de desarrollo, que busca andar un poco en ese camino, para transportar el
concepto de desarrollo desde el reduccionismo economicista hacia un marco más
amplio, a !uicio de @oisier 82AA2a# más constructivista, y orientado hacia la
posibilidad de alcance de un momento en que sea posible el desarrollo del ser
humano de forma integral; y a !uicio de Buenmayor 82AA2#, más vinculada al marco
de una concepción diversificante de la humanidad, que permite el reconocimiento de
las sociedades desde un lugar en el que la diversidad cultural no sólo permita ser
reconocida, sino tambi*n observada e incorporada a la constitución autopoi*tica de
aquellas. e esta suerte, esta re,visita al t*rmino desarrollo, se hace desde la
necesidad de que las colectividades construyan un significado que permita dar cuenta
de la comple!idad intrínseca de los procesos que encierra. -s así como, primero de
manera un tanto sutil, y luego ya de un modo más firme, acudimos a un llamado a
repensar lo local en el marco del tra%o de las comunidades que, en busca de potenciar
el desarrollo del ser humano, han emprendido el camino de la construcción de eso que
se ha esbo%ado antes y que tiene que ver con el desarrollo del ser humano de forma
trascendente al de la economía.
1o endógeno, es aquello cuyos orígenes se encuentran en causas internas a lo
que permite y posibilita su emergencia. Se contrapone a lo exógeno, siendo esto
3ltimo aquello que, en cierta forma, afecta a algo sin estar en sus orígenes y
características. -n t*rminos sociopolíticos y antropológicos, lo endógeno es aquello
que es inherente a una comunidad determinada, que aflora como expresión de las
características propias de ese colectivo de personas y en tanto que están en un
territorio determinado con el que interact3an. -n esta visión, lo endógeno está
íntimamente relacionado con el acervo y tradiciones de las comunidades. 5sí, lo
endógeno tiene un referente local claro, que lo remite a una unidad territorial
determinada aunque no siempre *sta va a la par de la definición geográfica del
territorio. e esta suerte, la unidad territorial puede ser desde una man%ana o
E
parroquia, hasta un con!unto de varios municipios o estados circunvecinos, o una
entelequia compuesta por espacios geográficos cuales quiera, no contiguos. -s
frecuente la referencia a, esarrollo 1ocal y esarrollo Sustentable como sinónimos
que se cree definen por igual un mismo fenómeno" el esarrollo -ndógeno en
localidades específicas. &omo si estos t*rminos y su uso no fueran suficientemente
imprecisos, en ocasiones tambi*n se les considera sinónimos de otros como
esarrollo 0egional y esarrollo )erritorial. e todos ellos, Desarrollo Local resulta
ser el más impreciso y, al mismo tiempo, el más difundido en su uso asociado con la
denominación de la generación de dinamismo económico en pequeDas unidades
territoriales o agrupamientos humanos, aunque hay autores que tambi*n lo ubican
como una reacción a la construcción de escenarios globali%adosF. 7or su parte, el
esarrollo Sustentable tiene que ver con condiciones económicas, políticas y
sociales, de carácter estructural que soportan al desarrollo, y que lo harán tal
8sustentable# en tanto que tales condiciones le permitan cubrir los desafíos planteados
por el entorno en el momento actual, sin disminuir la posibilidad de seguir haci*ndolo
en el futuro, lo cual lo hace tambi*n sostenible 8'as, 2AA9#. -l esarrollo 0egional
tiene que ver con un proceso de cambio estructural en el ámbito de una región que
puede ser referido al progreso de esa región, del colectivo que la habita o de cada
individuo. :, finalmente, la idea de esarrollo )erritorial la cual enfati%a en la escala
geográfica del mismo. -s en este contexto en el que la propuesta de esarrollo
-ndógeno, plantea inicialmente el e!ercicio de repensar la raí% misma de la noción de
desarrollo desde lo que las comunidades se plantean como interrogantes a la lu% de
las comunidades mismas, posibilitando que su andadura hacia el desarrollo, se inicie
con el proceso de construcción de significados, y el e!ercicio de un diálogo entre esas
comunidades y las instituciones p3blicas. e esta forma, visto el desarrollo a la lu% de
la endogeneidad, todo este proceso se inicia y desarrolla transversalmente en t*rminos
de los valores y componentes culturales de la localidad en la que acaece. -sta
afirmación se enmarca en lo que Buenmayor 82AAA# muestra al hablar del desarrollo
en el marco de una concepción diversificante, construida sobre la base de las
capacidades autogenerativas de la cultura, vinculadas, a su ve%, con un proceso
G
comple!o que revela la posibilidad de una cultura cualquiera de generar sus propias
manifestaciones, más allá de la imitación o adaptación de otras que le son a!enas. -n
la revisión de la idea de desarrollo a la lu% de su necesaria endogeneidad, es
importante destacar el papel de los gobiernos locales, y del necesario acercamiento de
la gestión p3blica hasta el ciudadano, lo cual, si bien es una propuesta que, con
diversos matices, se observa en cada una de las nociones de esarrollo mostradas
arriba, prevalece en la de esarrollo -ndógeno de un modo particular, pues tal
acercamiento en ese contexto marca una concepción necesaria de procesos de
aprendi%a!e bidireccionales entre unos y otros en el e!ercicio de construir la
gobernan%a local en el mismo proceso de ir construyendo el e!ercicio ciudadano. -sto
equivale a decir, que el proceso que origina el camino hacia el esarrollo -ndógeno,
define de forma positiva en la generación de prácticas transparentes de gestión
p3blica, y en el surgimiento de prácticas de ciudadanía responsable con la
constitución del bien p3blico y de su entorno inmediato, en el que se define, además
una nueva forma de ciudadanía.
CONCLUSI=N
-l desarrollo local surge como nuevo enfoque regional; se asume como el
aprovechamiento de los recursos y potencialidades endógenas, entendidas siempre
como punto de partida y nunca de llegada para un nuevo tipo de desarrollo centrado
en lo local. Se resalta la fuer%a del concepto de esarrollo -ndógeno 1ocal y el
H
aprovechamiento del potencial endógeno en el territorio, que contempla la acción
global de movili%ación de los actores locales, con el fin de valori%ar los recursos
humanos y materiales de un territorio dado, manteniendo una negociación o diálogo
con los centros de decisión económicos, sociales y políticos en donde se integran y de
los que depende. Su consecución requiere de la aplicación de instrumentos o
mecanismos innovadores de organi%ación y participación. &omo una estrategia
territorial de carácter pluri,dimensional e integrado, el desarrollo local supone la
implantación de un proceso sistemático y sostenible, a largo pla%o, de dinami%ación
del territorio y de la sociedad local, mediante la participación de los principales
actores socioeconómicos y políticos locales. &omo ob!etivo superior el desarrollo
local busca generar dinámicas tendentes a fortalecer a las ciudades como centros de
prácticas productivas, políticas, culturales y sociales. 1os gobiernos locales se
convierten en gestores y promotores de este nuevo enfoque y se plantea la necesidad
de diseDar nuevas estrategias y la instrumentación de mecanismos de gestión acordes
a las exigencias y a las realidades locales. -l desarrollo local se fundamenta en una
nueva gobernabilidad basada en relaciones hori%ontales, en el fortalecimiento del
capital social y de redes de productividad para la generación de empleos.
)odo desarrollo local es endógeno; es decir, tiene la capacidad para
transformar el sistema socio,económico, la habilidad para reaccionar ante los nuevos
desafíos externos, el aprendi%a!e social, la habilidad para la organi%ación y el control
social y la habilidad para innovar a nivel local. 5demás, todo desarrollo local es
descentrali%ado porque busca la configuración del territorio como un su!eto colectivo
con capacidad para construir su propio futuro.
-n conclusión, el desarrollo local se plantea como ob!etivos fundamentales" la
consolidación de una sociedad democrática y participativa, la cohesión económica y
social del territorio, la creación de un territorio competitivo y la conservación de los
recursos naturales. 7ara lograr estos ob!etivos se recurre a tres factores estrat*gicos de
competitividad" organi%ación institucional, conformación de redes sociales orientadas
FA
a me!orar la productividad y con ello el empleo, y el aprovechamiento del comple!o
entorno territorial.
BIBLIO5RA?;A
• III.google.com
• III.monografias.com
• &onstitución de la 0ep3blica @olivariana de Jene%uela,
FHHH.
FF