INTRODUCCIÓN Los reportes estadísticos en relación a la violencia contra la mujer son verdaderamente alarmantes.

Según el último informe de la Secretaria de Salud, mas de 25 millones mexicanas han sufrido por lo menos una vez en su vida algún tipo de violencia. Cada 35 minutos se reporta una mujer golpeada. En el 47 % de los hogares mexicanos se vive violencia familiar. Sin embargo, no basta con alarmarse y mostrarse pasivos ante dicha situación, es por tanto, que surgen cada vez más instituciones de apoyo a victimas de violencia, así como diversas investigaciones al respecto, con el propósito de contribuir, tal vez no a la solución, pero si a la reducción del problema. Un ejemplo de esto, es la investigación que a continuación se presenta, la cual tiene como propósito, conocer las competencias que las mujeres que han sufrido violencia conyugal, desarrollan y utilizan para mejorar o salir de dicha situación violenta, en sus diferentes manifestaciones, ya sea física, psicológica, sexual o económica. Las competencias, entendidas como conocimientos, habilidades y actitudes, identificadas en las mujeres antes mencionadas, tienen la finalidad de servir como ejemplo para otras mujeres inmersas en una situación similar y que aún no toman la decisión de vivir de una manera no violenta. La violencia es un fenómeno implicado en distintas esferas de la dimensión humana, aparece como una constante en toda relación social e interpersonal, utilizada como un procedimiento para resolver conflictos, o como un instrumento para mantener el poder y por lo tanto el control de uno sobre otro. Sin embargo abordar la violencia desde todos estos aspectos donde está implícita, comprendería un trabajo muy extenso y de mucho trabajo, que necesariamente involucraría a diferentes disciplinas. Es por tanto, que esta en investigación la violencia sólo se abordara desde un sector, es decir, desde el ámbito conyugal. Para fines de estudio se deslinda de los otros sectores, sin embargo, está claro que todos los factores están entretejidos entre sí.

1

La investigación se llevó a cabo en el grupo de mujeres de ayuda mutua y reflexión, llamado “metamorfosis”, el cual tiene como objetivo apoyar a las mujeres que viven o han vivido algún tipo violencia a lo largo e su vida. El grupo es organizado por la organización civil Salud y Género, en coordinación con el Centro de Integración Juvenil. De dicho grupo se seleccionaron mujeres que han logrado modificar su forma de vivir sin violencia conyugal, esto debido a que utilizaron sus competencias para lograrlo. La recolección de datos se llevo a cabo a través de entrevistas semiestructuradas. A continuación se describe los elementos de la investigación, como la justificación, donde se explica la importancia de realizar una investigación como esta. Así como el planteamiento del problema, el cual contiene los objetivos, la metodología requerida para llevar a cabo dicha investigación, la descripción de la población y la muestra. Para darle un claro contexto a la investigación se describen las dimensiones tanto cronológicas como espaciales de la misma. También se encontrarán los antecedentes teóricos, es decir, un marco referencial donde esta basada la investigación.

2

JUSTIFICACIÓN La violencia es un problema social que va incrementado sus formas de manifestarse, lo cual también aumenta la preocupación de muchas disciplinas para realizar diversas investigaciones al respecto, entre éstas la psicología. En los últimos años se han ido diversificando las formas de violencia, a veces es difícil reconocer las diferentes formas en que la violencia puede aparecer, debido a que actos violentos ocurren todos los días, se hacen costumbre y se consideran como algo “natural” en la convivencia diaria de la familia, lo que va a depender del objetivo o de los actores de la violencia. Entre los cuales destacan; la violencia contra menores de edad, contra el adulto mayor, violencia en las escuelas, la violencia contra la mujer y más específicamente violencia conyugal. Esta última manera de violencia ha ido extendiendo sus cifras en las estadísticas actuales, esto no significa que en tiempos anteriores no se presentara esta situación de violencia, sino, como bien lo menciona Marta Torres (2001) la violencia es vista como un tumor maligno en el cual no se quiere pensar, lo que la sociedad no quiere ver, cerramos los ojos o desviamos la mirada frente a un pómulo morado, una mandíbula inflamada por un puñetazo o un semblante de tristeza y tampoco se habla de ello…, si bien ésta es una lamentable realidad, también es cierto que ahora son más las mujeres que se atreven a denunciarla y es así como se obtienen los datos de reconocimiento de violencia conyugal. Dicho aumento de denuncias coincide con la expedición de leyes específicas, con las campañas de difusión de las organizaciones de mujeres o con la apertura de centros especializados de atención a victimas. Lo anterior me lleva a pensar que las mujeres que en la actualidad sufren violencia conyugal, ya no son las mujeres pasivas, como se les ha considerado, sino qué ya son capaces de defender su derecho a la denuncia. Sin embargo, se considera que no es la única capacidad con la que dichas mujeres cuentan, es decir, para poder defenderse de la situación de violencia en la que están inmersas, las mujeres desarrollan una serie de competencias, entendidas como un conjunto de habilidades, actitudes 3

y conocimientos. A pesar de esto a algunas mujeres les cuesta trabajo reconocer que cuentan con dichas competencias. Bajo éste supuesto, esta investigación esta enfocada a averiguar en primera instancia, sí las mujeres que han sufrido una situación de violencia conyugal utilizan competencias, que les ayuden a salir de dicha situación. Como segunda etapa indagar cuales son éstas competencias que llevan a cabo. Dichos recursos pueden ayudar al empoderamiento de las mujeres, su valor como mujer y su autoconcepto. Así mismo, la importancia del hecho que una mujer salga por sí misma del ambiente de violencia en el que vive, servirá como ejemplo para que otras mujeres que aún sufren violencia conyugal logren defenderse y/o salir de la violencia en la que están sumergidas. La investigación pretende estudiar la violencia conyugal, debido a que ésta involucra a la pareja, es decir, se da en el marco de una relación de dos personas en convivencia, y no incluye al resto de la familia. ya que, sí

reconocen que cuentan con capacidades para defenderse del agresor, pueden llegar a reafirmar

4

CAPITULO I MARCO TEORICO Violencia La violencia es un tema que ha sido abordado desde diversas disciplinas lo cual hace compleja su definición y sobre todo, llegar a un acuerdo para hablar de ésta. Entre las disciplinas que se han interesado por tratar el fenómeno de la violencia se encuentran la sociología, la educación, la psicología y por supuesto las leyes, cada una desarrolla un concepto de violencia desde su perspectiva disciplinaria. Por tanto, resulta difícil que las diferentes posturas converjan para determinar la definición de violencia; sin embargo, se debe buscar un punto de acuerdo en cuanto a lo que la palabra significa. Inicialmente se tiene que hacer una distinción de lo que significa violencia y lo que se quiere decir cuando se habla de agresión, ya que en muchas ocasiones, la violencia aparece íntimamente ligada a la agresión, lo que contribuye para considerarla como un fenómeno de carácter biológico, y tienden a utilizarse los términos de forma errónea. Para manifestar lo anterior, se muestran las diferencias entre los conceptos que algunos autores describen. Corsi (2003) nos dice, que en la vida diaria se suelen usar como sinónimos los términos de agresividad y violencia, sin embargo, para analizar de modo más cabal el fenómeno de la violencia resulta importante distinguir la diferencia entre ambos. El ser humano es agresivo por naturaleza, pero es pacifico o violento según su propia historia individual y la cultura a la que pertenece. De este modo, la agresividad es una potencialidad de todos los seres vivos, mientras que la violencia es un producto esencialmente humano. Por se parte Fromm (1983) afirma que existen dos tipos de agresión, la agresión maligna, la cual describe como específicamente humana y no derivada de los instintos animales, es decir, este tipo de agresión es aprendida o adquirida a través del tiempo, no se nace con ésta. No sirve para la supervivencia fisiológica del hombre y sin embargo es una parte importante de su funcionamiento mental.

5

Según este autor dicha agresión nace de la acción recíproca de diversas condiciones sociales y necesidades existenciales del hombre. Si comparamos lo anterior con lo que dice Corsi (2003), sobre la violencia y su carácter social, se puede decir que, a lo que Fromm llama agresión maligna, Corsi la describe como violencia. Y la agresión benigna, a la que él llama como biológicamente adaptativa, es una respuesta a las amenazas de los intereses vitales, está programada filogenéticamente, sólo es característica del hombre, es biológicamente dañina y es placentera sin necesitar más finalidad. Su objetivo fundamental es quitar la amenaza a los intereses vitales. El mismo Fromm (1983) afirma que la agresión maligna es exclusivamente del hombre, debido a que a los animales no les gusta infligir dolor y sufrimiento a otros animales, ni matan gratuitamente. Sólo el hombre parece sentir gusto en aniquilar a un ser vivo sin más razón, ni objeto que destruirlo. Coincido con estos dos autores debido a que considero que la violencia alcanza un grado de análisis, ya que lleva una intención de dañar al otro, esta intención puede estar basada o no en el sentimiento de amenaza, es decir, la violencia no se utiliza como un mecanismo para la conservación de la vida como la agresión, esta ultima se presenta sin la necesidad de un proceso de razonamiento. Me parece que la agresión tiene que ver con el impulso por hacer las cosas y la violencia en el cómo hacer dichas cosas. Con lo anterior se puede concluir que la violencia esta definida en función de su intencionalidad, es decir, todo acto que lleve consigo una intención para causar daño. La intención antes mencionada, de la cual parte la violencia está relacionada con uno de los principales motores del ser humano que es “El poder”. Esta búsqueda constante de mantener el control y por lo tanto el poder, lleva a que el accionar de la agresión esté manejada por la violencia. La violencia y el poder Según Corsi (1995) la violencia implica una búsqueda de eliminar los obstáculos que se oponen al propio ejercicio del poder mediante el control de la relación obtenido a través del 6

uso de fuerza. Para que la conducta violenta sea posible tiene que darse una condición, la existencia de un cierto desequilibrio del poder. Así mismo, Arent (1970) afirma que violencia y poder son términos contradictorios, donde uno domina por completo, el otro está ausente, la violencia aparece donde el poder se encuentra en peligro, pero desencadenada la violencia conduce a la desaparición del poder, es decir, cuando se ejerce poder no existe la violencia debido a que la acción de uno es controlada por el otro. La violencia implica una búsqueda para eliminar los obstáculos que se oponen al propio ejercicio del poder, mediante el control de la relación obtenido a través del uso de la fuerza. Ambos autores convergen en que la violencia aparece como un instrumento para recuperar el poder. Cuando el poder se ve amenazado se activan diferentes mecanismos para suprimir dicha amenaza, entre ellos la violencia. Por su parte Foucault (1982), afirma que no se puede hablar de poder simplemente, sino de relaciones de poder, y el análisis de éstas implica referirse a sus estrategias, que son el conjunto de medios establecidos para hacer funcionar o para mantener un dispositivo de poder. Siendo la violencia una de estas estrategias. Nuevamente la violencia es reconocida como un medio para conservar el poder. El desequilibrio del poder del que Corsi (1995) indica que la relación de poder no se esta presentando de una manera equitativa, es decir hay una inclinación hacia una de las partes implicadas, por que se manifiesta un relación de abuso. De a cuerdo con lo anterior Foucault (1982) enfatiza que no pueden existir relaciones de poder sino en la medida en que los sujetos son libres, es decir, si uno de los dos estuviera a disposición del otro y se convirtiera en cosa suya, en un objeto sobre el que se puede ejercer una violencia infinita e ilimitada, no existirían relaciones de poder sino relaciones de dominación. Por lo tanto, un aspecto necesario de las relaciones de poder es la posibilidad de resistencia, lo cual manifiesta un grado de libertad en el sujeto.

7

Lo que define una relación de poder es que es un modo de acción que no actúa de manera indirecta o inmediata sobre otros, sino que actúa sobre sus acciones: una acción sobre alción, sobre acciones eventuales o actuales, presentes o futuras. Una relación de poder se articula sobre dos elementos: uno de ellos es que el otro (aquel sobre el cuan ésta se ejerce sea totalmente reconocido y que se le mantenga hasta el final como un sujeto de acción). Un segundo elemento importante es que se abra frente a la relación de poder, todo un campo de respuestas, reacciones, efectos y posibles invenciones. Como ya se señaló, en el ámbito de las relaciones interpersonales, la conducta violenta es sinónimo de abuso de poder, el poder es utilizado para causar daño a otra persona, es por eso que un vinculo caracterizado por el ejercicio de la violencia de una persona hacia otra se denomina relación de abuso. El poder ha pasado a conceptualizarse como un fenómeno inserto en las mismas raíces del tejido social, un proceso activo en su función regular los aspectos más íntimos y privados de nuestra vida. Así mismo Corsi (1997) considera la violencia como una situación en la que una persona con más poder abusa de otra con menos poder, la violencia tiende a prevalecer en el marco de relaciones en las que existe la mayor diferencia de poder.

2.3 Tipos de Violencia La Secretaría de Salud1 (2007) clasifica la violencia en: 2.3.1 Violencia física
1

Secretaría de Salud. Informe Nacional sobre Violencia y Salud. México, DF: SSA; 2006. Secretaría de Salud. Y Manual para la detección de violencia. México, D.F.: SSA; 2001

8

La violencia física es la forma más evidente de este padecimiento. Se refiere a cualquier conducta que implique un abuso físico por parte del agresor. Es toda acción que implique el uso de la fuerza contra otra persona, puede consistir en golpes, patadas, pellizcos, lanzamiento de objetos, empujones, cachetadas, rasguños y cualquier otra conducta que atente contra la integridad física, ya sea que produzca marcas en el cuerpo o no. 2.3.2 Violencia Psicológica Es el abuso emocional, verbal, maltrato y menoscabo de la estima hacia una persona mediante críticas, amenazas, insultos, comentarios despectivos y manipulación por parte del agresor. Manifestaciones de la violencia psicológica; a) Abuso verbal: Rebajar, insultar, ridiculizar, humillar, utilizar juegos mentales e ironías para confundir, etc. b) Intimidación: Asustar con miradas, gestos o gritos. Arrojar objetos o destrozar la propiedad. c) Amenazas: De herir, matar, suicidarse, llevarse a los niños. d) Abuso económico: Control abusivo de finanzas, recompensas o castigos monetarios, impedirle trabajar aunque sea necesario para el sostén de la familia, etc. f) Aislamiento: Control abusivo de la vida del otro, mediante vigilancia de sus actos y movimientos, escucha de sus conversaciones, impedimento de cultivar amistades, etc. g) Desprecio: Tratar al otro como inferior, tomar las decisiones importantes sin consultar al otro. Este tipo de violencia es difícil de percibir por los otros, sin embargo, para la víctima es muy evidente pues quien recibe los malestares y sensaciones, tales como confusiones,

9

miedo, incertidumbre, soledad, burla, ofensa, humillación y duda sobre sus propias capacidades.

2.3.4 Violencia económica La violencia económica es la disposición efectiva y el manejo de los recursos materiales, como lo son; el dinero, los bienes y valores, sean propios o ajenos de tal forma que los derechos de otras personas sean transgredidos. De manera operacional se refiere al control del dinero, no dejarla trabajar o impedir que mantenga su empleo. Obligarla a que pida dinero, no dar el gasto, no informarle acerca de los ingresos familiares o no permitirle dispones de ellos.

2.3.3 Violencia Sexual Obligar a la persona a la realización de conductas sexuales no deseadas. La violación marital es un acto de violencia que ocurre en el contexto de los vínculos íntimos y estables. El hombre presiona a su compañera para tener relaciones sexuales en contra de su voluntad, mediante amenazas y/o maltrato físico y/o presión psicológica, imponiéndose mediante la fuerza, el dominio y la autoridad. Violencia de Género “La violencia contra la mujer es cualquier acción o conducta basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado” (Belém Do Pará, 1994). Algunos autores, como lo muestra la definición anterior, interpretan a la violencia de género, como la violencia ejercida sólo contra la mujer, sin embargo, resaltando la definición propiamente de género, dicha violencia también puede ser practicada hacía un hombre. 10

Es por tanto que es importante considerar una definición incluyente; “violencia de género es el ejercicio abusivo del poder por parte de un género sobre otro y surge por las grandes desigualdades que existen entre hombres y mujeres” (Velázquez 2001: p. 27) La construcción del género tiene que ver con la vida de cada persona: su cultura, la etnia a la que pertenece, la clase social, la edad, religión y la historia familiar. Se refiere a las cosas que tenemos que hacer y a las situaciones que tenemos que vivir de manera diferente las mujeres y los hombres. Se trata de la manera en cómo nos ven los demás y en cómo se espera que pensemos y actuemos, dependiendo de si somos hombres o mujeres. (Lamas 1992) Por su parte Bleichimar (1966) menciona que Género es un concepto que pertenece al dominio de la subjetividad y del orden simbólico, más que a un marco biológico. Violencia contra la mujer La violencia en contra de las mujeres ha sido durante muchos años un problema ignorado, a pesar de estar presente como ingrediente cotidiano en la realidad de muchas mujeres. En el mejor de los casos, se trata como un asunto personal y privado; en el peor de los casos, como un hecho natural al que las mujeres se deben acostumbrar. Sin embargo, la gravedad y persistencia del problema han llevado a muchas mujeres a cuestionar su normalidad, a estudiar sus causas y a buscar diversas formas de resolverlo. Las investigaciones realizadas revelan2 que la violencia contra la mujer no es un asunto personal, sino el reflejo de una organización social desventajosa para la mujer, cuyo eje principal es el poder. La desigualdad de poder entre los géneros es un hecho que se pone de manifiesto en todos los niveles de relación hombre-mujer.
2

Una de estas investigaciones es la llevada a cabo por, Herrera, L. (2005) “violencia masculina contra las mujeres dentro del

matrimonio en una comunidad popoluca”. Universidad Veracruzana.

11

La subordinación de la mujer al hombre no es una característica exclusiva de las relaciones de pareja o familiares; y el abuso de poder del género masculino sobre el femenino es una realidad que trasciende la intimidad del hogar. En una sociedad que considera a la mujer como un ser inferior en relación al hombre, la mujer es maltratada básicamente porque no tiene el suficiente poder como para defenderse. Por otra parte, la violencia doméstica es un delito que generalmente queda impune, lo cual demuestra que goza de cierta aprobación social. Ante esto, es evidente que el problema debe plantearse fuera de la esfera de lo individual y colocarse en el nivel social. Esto significa que el maltrato no es un asunto de cada mujer o de cada familia, sino una responsabilidad de toda la sociedad. Del mismo modo, Susana Velázquez (1996) conceptualiza la violencia contra las mujeres como las diversas formas como se les discrimina, ignora, somete y subordina en los diferentes aspectos de su existencia, y se expresa mediante todo ataque material o simbólico que incide en la libertad, la dignidad y la seguridad que afecte la integridad psíquica, moral, y/o física. La mujer maltratada Mujer maltratada se considera a toda persona del sexo femenino que padece maltrato físico, emocional y/o abuso sexual, por la acción u omisión de parte de la pareja con quien mantiene un vínculo de intimidad, o de cualquier otra persona. (Lorente, 2001) Por su lado Leonore Walter (1979) denominó la indefensión aprendida a la socialización para la pasividad de las mujeres. La mujer no sabe que puede defenderse, ni tampoco cómo hacerlo. Incluso cree que está mal querer defenderse ya que su deber como mujer es aguantar lo que le toca. Otros factores como la religión o los medios de comunicación le confirman que no hay más salida que la resignación; y de este modo, la mujer queda atrapada en una telaraña, tejida por la sociedad.

12

Durante mucho tiempo se ha presentado a la mujer agredida, como la víctima sin recursos, sin fuerza, sin poder, sin palabra frente al agresor; sin embargo, resulta difícil pensar cómo una mujer con estas características ha logrado sobrevivir todos los actos de violencia con los que ha vivido. Para Velázquez (2004), la pasividad femenina es un estereotipo construido culturalmente que sitúa a la mujer en posición de víctimas por el solo hecho de ser mujeres. La pasividad está feminizada porque el imaginario atribuye a las mujeres, en el momento de la violencia, las características agresor. Este estereotipo aumenta la imagen de vulnerabilidad e indefensión y, al mismo tiempo, las condiciones de posibilidad para ejercer violencia. Las mujeres han sido adiestradas en la pasividad, la sumisión y la dependencia. Es así como se trasforman en víctimas, por el hecho de ser mujeres y por ser atacadas. Son estas creencias, fuertemente arraigadas en el imaginario, las que van acondicionar las formas de pensar, los comportamientos de hombres y mujeres, y las condiciones materiales y subjetivas para ejercer violencia. Sin embargo, las mujeres no son sólo víctimas pasivas de la violencia, sino que despliegan muchas veces de forma conscientes o inconscientes, una serie de acciones antes o durante al ataque que les permiten enfrentarse al acto violento. Todo esto con dos finalidades, reducir la tensión y modificar el lugar que ocupan en relación con el agresor. “Se trata de recursos que las mujeres (en cada caso en particular) no suelen utilizar habitualmente, pero que aquí les funciona para lograr alguna modificación en las formas de enfrentar la inmediatez de la violencia”, (Velázquez, 2004) de sumisión, obediencia, propensión a ser la fuerza y el poder del atacadas, poca capacidad de defensa y miedos concretos frente a

13

Por su parte Mullenden (2000) asegura que las mujeres sacan valor de donde pueden y utilizan las estrategias de adaptación que poseen para sobrevivir al día a día de una atmósfera de terror, que es la situación violenta. Sin embargo, también aclara que esto no es lo mismo que aprender a tolerar los abusos, porque éstos nunca dejan de resultarles espantosos. Violencia Conyugal Hay múltiples obstáculos para acceder ala información de lo que realmente ocurre entre las cuatro paredes de una casa, entre éstos, el mito de que todo lo que ocurre dentro de la familia es cuestión privada y debe ser protegido de las miradas externas. Este es un mito que ha proporcionado impunidad a todos aquellos que ejercen diversos grados de violencia dentro del hogar en una escala que puede llegar al homicidio. Este mito de la privacidad es sostenido por una serie de instituciones sociales, políticas y religiosas. Lo cual hace más difícil su revisión. En términos generales, Corsi (1992) denomina violencia conyugal a toda conducta abusiva que se da en el marco de una relación de pareja adulta, que habitualmente incluye la convivencia (aunque no en todos los casos). Describe conducta abusiva como todo lo que por acción o por omisión, provoque daño físico y/o psicológico a la otra persona. También nos dice que una relación abusiva puede darse en el marco de un noviazgo, de un matrimonio o de una unión de hecho. Puede adoptar diversas formas y tener distintos grados de gravedad. Generalmente son formas de demostrar control y dominación sobre el otro, se repiten cíclicamente y se van agravando en intensidad y frecuencia. Así mismo, Torres Falcón (2001) considera que la violencia conyugal cómo una de las formas de la violencia de género, por tanto los objetivos son los mismos; ejercer control y dominio sobre uno de los géneros y que regularmente es sobre la mujer, por ser ésta un integrante vulnerable, para aumentar o conservar el poder del varón en la relación. La diferencia entre la violencia conyugal y la violencia familiar es principalmente que la primera está dirigida hacía uno de los integrantes de la familia, que como ya se mencionaba anteriormente generalmente es hacía la mujer; en cambio la violencia familiar, en palabras de 14

Corsi (2006) son todas las formas de abuso de poder que se desarrollan en el contexto de las relaciones familiares, donde de igual manera los afectados son los miembros mas vulnerables; niños, mujeres, adultos mayores, etc. Dentro del marco de la violencia conyugal se manifiesta la violencia física, la violencia psicológica, y la violencia sexual. Las cuales son descritas por la Secretaria de Salud (2007) El ciclo de la violencia Una de las pioneras en la concepción del círculo de la violencia es Leonore Walter (1979), quien nos dice que la violencia puede llevarse acabo en forma cíclica. En un estudio realizado por la misma Walter (1979), con mujeres golpeadas, se dio cuenta de la existencia de un patrón que prevalece en la mayoría de las relaciones abusivas, y que se manifiesta en forma cíclica, por lo cual lo designo con el nombre del “ciclo de la violencia”. Este ciclo consta de tres fases cuya intensidad, frecuencia y duración varían según el caso. La primera fase se caracteriza por la acumulación de tensión. En esta etapa, ocurren varios incidentes menores que aumentan la tensión en la pareja. Esta se va incrementando hasta precipitar el acto violento, el cual corresponde a la segunda fase del ciclo. La tercera etapa se denomina la “luna de miel” y se reconoce por la aparente calma que reina en la pareja que se encuentra rodeada de una sensación de que el amor lo puede todo. Ambos se dan cuenta de que la violencia ha llegado demasiado lejos y quieren repara el daño causad. Para Corsi (1997) la primera etapa de la violencia es sutil, toma la forma de agresión psicológica. Puede denominarse como atentados contra la autoestima de la mujer, también aparece la violencia verbal; el agresor insulta y denigra a la víctima. En la segunda etapa aparece la violencia física, donde se produce daño a través de golpes, u otros actos. No obstante y pese a las promesas, las buenas intenciones (y en ocasiones la intervención de familiares o amigos) para intentar olvidar lo sucedido y comenzar de nuevo, por lo general el ciclo vuelve a repetirse.

15

En cada pareja éste adquiere características diferentes, pero la base del ciclo y el aumento paulatino de la violencia violencia. COMPETENCIAS Las definiciones son tan variadas y acertadas que es difícil acotarse a una, sin embargo hay elementos comunes que permiten distinguir ciertas características comunes. En una concepción plural de competencia Rodríguez y Feliú (1996) las definen como "Conjuntos de conocimientos, habilidades, disposiciones y conductas que posee una persona, que le permiten la realización exitosa de una actividad".Las competencias definidas de esta manera, son las características que diferencian un desempeño superior de uno promedio. De una manera menos integral Spencer y Spencer (1993) consideran que es: "una característica subyacente de un individuo, que está causalmente relacionada con un rendimiento efectivo o superior en una situación o trabajo, definido en términos de un criterio" La competencia de las personas es resultado de una serie de atributos que integran valores, conocimientos, habilidades y actitudes. Ante diversas tareas ocupacionales, éstos se combinan para producir un desempeño óptimo. Las competencias tienen componentes observables dentro de comportamientos en diferentes contextos: se identifican habilidades (el hacer), conocimientos (el saber) y actitudes (el saber ser) de una persona. Su parte más profunda se refiere a las actitudes, a los rasgos de la personalidad, sus motivaciones externas, creencias, valores e imagen propia (poder hacer y querer hacer). Estos últimos elementos de una competencia no son fácilmente modificables en personas adultas y en contextos laborales. Empoderamiento El hecho que las mujeres desarrollen y utilicen las competencias descritas anteriormente, las puede ayudar a “dotarlas de poder”, como puede traducirse el neologismo empowerment, aunque, no existe una traducción literal al castellano de dicho término. 16 son denominadores comunes a casi todas las relaciones con

Rappaport, (en Montero, 2003: 69-70), es uno de los pioneros en usar el término y lo define como “el proceso mediante el cual personas, organizaciones y comunidades adquieren o potencian la capacidad de controlar o dominar sus propias vidas, o el manejo de asuntos y temas de su interés, para lo cual es necesario crear las condiciones que faciliten fortalecimiento”. Con esta definición Rappaport muestra la capacidad de autosuficiencia en el manejo de las decisiones de las personas, dicha capacidad les servirá para actuar de acuerdo a sus intereses, dejando un tanto de lado la influencia del otro. De éste modo las mujeres que viven o han vivido sometidas a su pareja, por medio de la violencia, cuentan con la capacidad para modificar su situación, al tomar el control sobre su vida y transformarla. Debido al problema de las traducciones Maritza Montero (2003) prefiere llamarle fortalecimiento, el cual se define como, el desarrollo de un fuerte sentido de sí mismo en relación con el mundo, es decir, la convicción de que la acción personal puede tener algún efecto sobre el entorno. Es producido por cada una de las persona, o por la comunidad, no es recibido de una persona a otra, sino que es propiamente desarrollado. Con ésta definición Rappaport muestra la capacidad de autosuficiencia en el manejo de las decisiones de las personas o comunidades, para así actuar de acuerdo a sus intereses, dejando un tanto de lado la influencia del otro. De éste modo las mujeres que viven o han vivido sometidas a su pareja, por medio de la violencia, cuentan con la capacidad para modificar su situación, al tomar el control sobre su vida libre de violencia. ese

17

CAPITULO II METODOLOGIA OBJETIVOS Objetivo General  Identificar las formas de resistencia que las mujeres desarrollan para defenderse de la situación de violencia conyugal, a través de competencias basadas en conocimientos, habilidades y actitudes. Objetivos Específicos  Conocer y describir los conocimientos que poseen las mujeres que han sufrido violencia conyugal.  Conocer y describir las habilidades con las que cuentan las mujeres que han sufrido violencia conyugal.  Conocer y describir las actitudes que mantienen las mujeres que han sufrido violencia conyugal. Preguntas de investigación  ¿Las mujeres que han sufrido violencia conyugal desarrollan competencias -que comprenden conocimientos, actitudes y habilidades- que las ayuden a defenderse de la situación de violencia en el que estuvieron inmersas?  ¿Cuáles son los conocimientos que poseen las mujeres que han sufrido violencia conyugal?  ¿Cuales son las habilidades con las que cuentan las mujeres que sufrieron violencia conyugal?  ¿Cuáles son las actitudes que mantienen las mujeres que sufrieron violencia conyugal?

18

HIPÓTESIS En nuestra sociedad la idea que las mujeres que sufren violencia conyugal siempre se muestran pasivas frente a esta situación, y que desafortunadamente aprenden a vivir con violencia, viéndola de manera natural, sin embargo, esta investigación parte de la idea que las en los últimos años son más las mujeres que se atreven a denunciar a su pareja por violencia conyugal, es por tanto que se pretende indagar de qué forma las mujeres juegan un papel activo en el proceso de llegar a tener una vida libre de violencia. Se parte de la idea de que nadie es pasivo frente a una situación de violencia. Diseño de la investigación Es una investigación de corte cualitativo ya que este tipo de análisis se proyecta sobre cualquier forma de expresividad humana y tiene como objetivo científico el comprender los fenómenos que estudia (Colas Bravo, 1998). Taylor Y Bogdan (1990) definen algunas características de la investigación cualitativa, es inductiva, los sujetos investigados son considerados como un todo, pretende comprender a las personas dentro de su mismo marco de referencia, y considera valiosas todas las perspectivas, personas y escenarios. Colas Bravo (1998) describe además otras características propias de la investigación cualitativa, por las cuales esta investigación se basa en este enfoque; se centra sobre el sujeto en interacción; el lenguaje y la comunicación son fuentes claves para captar los hechos personales y sociales; los datos que se buscan y recogen se refieren a creencias, percepciones, opiniones y preferencias de los sujetos; tiene un interés por rasgos específicos mas que por aspectos normativos; dan una explicación de la realidad con un sentido multidimensional y complejo, de ahí que tengan especial significado y sentido las técnicas abiertas e interactivas y la triangulación de datos, informantes, observadores y métodos. De a cuerdo con lo anterior, la investigación se llevó a cabo a través de entrevistas semi-estructuradas, en donde se utilizó el lenguaje como instrumento esencial para poder

19

indagar aspectos particulares en cada una de las entrevistadas, como son, sus diferentes formas de vivir y actuar frente a la violencia conyugal. Al indagar situaciones muy singulares en cada persona entrevistada se pretende dar una explicación al fenómeno de las competencias desde su propia perspectiva y así proporcionar una comprensión un tanto mas apegada a la realidad, lo cual será de mayor relevancia para otras mujeres que sufren una situación de violencia conyugal. No así un número más para las estadísticas de las que ya se consideran parte, sino qué posibilidades existen para ya no formar parte de éstas. Tipo de investigación Esta investigación es de carácter exploratorio, debido a que las categorías son poco conocidas y estudiadas, así mismo existe un escaso desarrollo teórico alternativo. La Investigación es de tipo descriptiva, la cual comprende la descripción de procesos relaciones, contextos y situaciones, sistemas y personas, así como la identificación de elementos y sus conexiones. (Guerson, 2000). Se intenta describir las competencias desarrollas y utilizadas por las mujeres violentadas. Contexto La investigación se llevó a cabo en el grupo de mujeres con situación de violencia, el cual lleva por nombre “Metamorfosis”, aludiendo a la analogía del proceso de transformación que las mujeres experimentan al formar parte de dicho grupo. Está conformado por 20 mujeres, aproximadamente, y es coordinado por la Psicóloga Patricia Herrera, quien es representante del Centro de Integración Juvenil A.C., y la psicóloga Olivia Dorantes, integrante del equipo de Salud y Género, A.C. debido a que el proyecto de “Metamorfosis” es un proyecto de ambas asociaciones en coordinación. El grupo surge en marzo del año 2003 con el propósito de construir alternativas y fortalecer sus recursos para el establecimiento de relaciones libres de violencia de género, es decir encausar procesos de empoderamiento.

20

Los objetivos del grupo son; o Que las mujeres reconozcan que la violencia no es natural o Que identifiquen las diferentes dimensiones de la violencia de género o Fortalecer sus recursos y habilidades que les permitan apropiarse de su vida y bienestar o Reflexionen cómo la construcción del ser mujer (el deber ser) favorece las relaciones inequitativas entre hombres y mujeres. o Conformar una red de apoyo entre las mujeres que asisten al grupo. La metodología del grupo; El grupo trabaja con una metodología participativa, diseñada de tal manera que lo vivencial, lo práctico y lo teórico se entretejan y armonicen. Se trabaja a partir de la propia experiencia, integrando la mirada, el pensar y sentir de las mujeres, además se trabaja desde el espacio personal de cada una, tres espacios interrelacionados. • • Interior: explorando la historia y situación personal de cada mujer que participa en el grupo. Hacia adentro de una misma. Interpersonal: revisión y reflexión de la forma en la que se relacionan con otras personas (mujeres y hombres) y si estas relaciones ayudan o detienen el proceso de empoderamiento. • Colectivo: resaltar la importancia de la construcción de redes de apoyo en diferentes ámbitos (salud, educación, trabajo, tiempo libre) para la incidencia en el mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres. Estructura de las sesiones, cada sesión conforma los siguientes momentos; • • Bienvenida, en donde se realiza un recuento y se comenta la sesión anterior. Ejercicio vivencial, en esta parte se propone un ejercicio que puede ser de relación, de integración o reflexión de una temática especifica.

21

Exposición teórica, se aborda un tema relacionado con la violencia de género ligándolo con le ejercicio vivencial, con el propósito de facilitar la reflexión en torno a la situación que están viviendo.

Frase de la semana, se propone en cada sesión una frase de autoafirmación que se tiene presente durante la semana y que contribuya al mejoramiento del autoconcepto de las mujeres.

Cierre, para terminar la sesión se da un momento para evaluar la sesión donde se habla de lo aprendido y de cómo se siente.

Simultáneamente se cuenta con una sesión informativa, en la que las mujeres que asisten por primera vez al grupo, tienen la oportunidad de conocer los objetivos, metodología y acuerdos para la participación. Características de las mujeres que asisten al grupo; • • • • • La edad fluctúa entre los 19 y 55 años. La mayoría de ellas tienen pareja, es decir, son casadas o en unión libre. La mayor parte de ellas tiene hijos/as En cuanto a la escolaridad, el 25% reporta tener licenciatura y 25% secundaria El 30% de las mujeres reportan como ocupación principal el hogar y el 20% que sólo trabajan (con lo cual se refieren a que reciben un pago monetario) Los temas considerados fundamentales para el trabajo con dichas mujeres son; violencia de género, el ciclo de la violencia, consecuencias de la violencia en la salud de las mujeres; relaciones afectivas, pareja, significados del amor, codependencia; género, el ser mujer; salud mental, autoestima, comunicación, expresión de sentimientos y establecimiento de límites, reproducción, el placer; autonomía, toma de decisiones, derechos y relaciones de poder. Acuerdos grupales; • Confidencialidad, lo que se comparte en el grupo no se puede comentar afuera

22

• • • • • • •

No interpretar lo que la otra compañera comparte, la única que tiene el conocimiento de lo que está viviendo es la propia persona. No juzgar, no poner adjetivos, ni calificar las experiencias de las demás. Expresar y compartir lo se crea necesario, y no empujar o presionar a otras a que expresen aquello que no quieran compartir. Hablar en primera persona, responsabilizándose de lo que se expresa Escuchar con atención y respeto. Puntualidad para asistir a las sesiones. Pedir ayuda cuando se necesite.

Todo esto se lleva a cabo a través de reuniones semanales, donde se reflexionan los temas antes mencionados y que están enfocados a la recuperación o a la transformación de las mujeres, las cuales asisten al grupo, ya sea por su propia iniciativa o canalizadas por una institución, que habitualmente, es el DIF. “Metamorfosis” tiene como punto de reunión las instalaciones del Centro de Integración Juvenil, los días jueves de 18:00 a 20:00 hrs. Población Grupo de mujeres violentadas “Metamorfosis”, el cual realiza sesión los días jueves a las 18:00 hrs. en el Centro de Integración Juvenil, ubicado en avenida Acueducto esquina Ruiz Cortines. Las mujeres que asisten a dicho grupo sólo cuentan con una característica en común, es decir todas son o han sido victimas de violencia en cualquiera de sus diferentes formas (física, psicológica, económica o sexual) Muestra Se trata de una muestra no probabilística, con una clasificación de sujetos tipo, la cual según Hernández Sampieri (2000) se utiliza frecuentemente en estudios de corte cualitativo,

23

donde el objetivo es la riqueza, profundidad y calidad de la información, no así la cantidad, ni mucho menos la estandarización.

El estudio considera que las experiencias narradas por las mujeres entrevistadas, muestran de manera precisa la situación de violencia, mas que un número mas en las estadísticas, se trata de comprender la manera en cómo las mujeres viven dicha situación, de manera activa, dejando atrás la figura pasiva de la mujer maltratada. Después de exponer el propósito de la investigación en el grupo de mujeres “Metamorfosis” se conformó la muestra, la cual se trata de cinco mujeres que decidieron participar de manera voluntaria en la investigación, dichas mujeres cuentan con la característica primordial de haber vivido una situación de violencia conyugal y han logrado salir de ésta o que aún están en proceso para lograrlo, además de contar con un año o más de asistir al grupo. Esto debido a que con más de un año en proceso de recuperación de la situación de violencia, el grado de reflexión es mayor y el desarrollo de las competencias esta mas arraigado en ellas. Las 5 mujeres decidieron participar de manera voluntaria, con la convicción de que sus experiencias son dignas de ser escuchadas por otras mujeres con una problemática en común, sus edades oscilan entre los 45 y 50 años, tres de ellas cuentan con una carrera universitaria, las otras dos sólo terminaron la secundaria, sin embargo el nivel de estudios no fue tomado en cuenta para formar parte de este estudio. Instrumento de recolección de datos Para la recolección de datos se utilizaron entrevistas semiestructuradas, con pautas de categorías a seguir, con la flexibilidad para adaptarse a cada caso en particular, esto con respecto a la secuencia y forma de las preguntas, de acuerdo con la situación de las entrevistadas. Se contó con el apoyo de una grabadora de tipo reportera con la finalidad de que las transcripciones se llevaran a cabo de forma textual, sin embargo, siempre se solicitó la autorización por parte de las mujeres entrevistadas para grabar la entrevista. Fueron

24

autorizadas las grabaciones de cuatro entrevistas, ya que una de las mujeres entrevistadas dijo no sentirse cómoda con esto, y por supuesto se respetó dicha decisión por el bienestar de la mujer entrevistada. Antes de realizar las entrevistas se diseñó una guía de preguntas en relación con el tema de investigación, basadas en las competencias. Colas Bravo (1998) menciona que a través de preguntas dirigidas al actor o actores sociales, la entrevista semiestructurada, busca encontrar lo que es importante y significativo para los informantes y descubrir acontecimientos y dimensiones subjetivas de las personas tales como creencias, pensamientos, valores, etc. Esta información resultó fundamental para comprender su propia visión del mundo. Categorías de Análisis en la Entrevista Conocimientos Los conocimientos con los que las mujeres cuentan, en relación a sus derechos, como personas y como mujeres. Identificar si tienen información acerca de las instituciones encargadas de la protección a víctimas de violencia. El saber a dónde acudir en caso en caso de emergencia, cuando sufre o pueden sufrir un ataque de violencia (física, psicológica, económica, etc.); así como también, los conocimientos con los que las mujeres cuentan, acerca de ¿qué es violencia? y ¿cuándo se presenta la violencia?

Habilidades La habilidad para reconocer que están viviendo una situación de violencia, la habilidad para solucionar conflictos de forma negociada, la habilidad para tomar la decisión de dejar de vivir con violencia; así como la habilidad para buscar ayuda en grupos e instituciones de apoyo a víctimas de violencia, para llevar a la práctica sus conocimientos.

Actitudes

Confianza para creer que pueden salir adelante y tener una vida diferente, libre de violencia conyugal, considerar otra manera de solucionar conflictos, aceptar su integridad

25

como personas y como mujeres. Las actitudes son consideradas variables intercurrentes, al no ser observables, pero directamente sujetas a inferencias observables

Guía de la entrevista semi estructurada. 1- Hábleme un poco sobre usted…. 2- Hábleme de su vida (infancia, adolescencia) 3- Hábleme de su vida en pareja 4- Experiencia de violencia 5- ¿Qué factores, que le hizo comenzar a pensar, que estaba viviendo una experiencia de violencia? 6- ¿Qué le hace pedir ayuda y a dónde la solicita? 7- ¿Como llega usted al C.I.J.? (la mayoría de las mujeres llega canalizada por la institución, debido a su situación de violencia, otras llegan invitadas por algunas de las integrantes del grupo.) 8- Donde esta ahora, donde siente que esta en este momento de la vida y como vislumbra su futuro 9- En base a su experiencia qué podría usted decirle a otras mujeres que aún sufren una situación de violencia y que no han logrado salir de ella… * Es solo una guía, que está sujeta a las particularidades de cada caso… Para Fontana y Frey (en Colas Bravo 1998: 277-279), el éxito de una buena entrevista está condicionado por; el acceso a la situación, la comprensión del lenguaje, la forma de presentarse, la localización del informante, conseguir sinceridad en la información, la elaboración del informe y la recogida de materiales empíricos. Algunos de los aspectos que mencionan dichos actores estarán facilitadas debido, al primer acercamiento que se tuvo con las mujeres antes de ser entrevistadas, llevado a cabo en la primera fase de la investigación.

26

Sin embargo, cabe mencionar que la mayoría de dichos elementos son parte de la capacitación y recursos del entrevistador, sobre todo en el aspecto donde éste debe entablar una buena relación para que las entrevistadas se sientan cómodas y hablen libremente.

Procedimiento Primera fase, estructuración del proyecto de investigación, fase en la cual se definió el problema de investigación, se realizó una búsqueda de material teórico, la metodología, la definición del instrumento de recolección de datos y finalmente se decidió la población donde se llevaría a cabo la investigación. Segunda fase, en ésta se realizó el contacto con la población y se describió el propósito de la investigación, para seleccionar quienes participarían en la investigación, es decir, se decidió la muestra. En esta etapa del proceso de la investigación surge el primer contacto con la población. Al acudir al centro de integración juvenil para indagar a cerca de las reuniones del grupo, fui invitada para asistir a las sesiones de “Metamorfosis”, con la finalidad de conocer más a fondo la dinámica del grupo y de implicarme aún mas con tema de la violencia, pero ahora desde la perspectiva del grupo “Metamorfosis”. Fue así como empecé a asistir periódicamente a las reuniones, los días jueves a las 18:00 hrs., durante los primeros tres meses acudí al grupo como una espectadora, sólo participaba en las reflexiones de los diferentes temas tratados. Después de este tiempo de asistencia continua a la sesiones, expuse la investigación y deje abierta la invitación para quienes decidieran participar, y fue así como se define la muestra. Este acercamiento propició un ambiente de empatía entre las mujeres que decidieron participar en la muestra de la investigación y una servidora, dicho acercamiento fue muy importante en el momento de llevar acabo las entrevistas, esto debido a que esto facilitó el establecimiento de Raport.

27

Tercera fase, la aplicación de las entrevistas, se efectuaron las 5 entrevistas semiestructuradas de 90 minutos cada una, cuatro de las entrevistas fueron grabadas con una maquina reportera. Cuarta fase, aquí se llevo a cabo la trascripción de las entrevistas, así como la identificación de las categorías de entrevista dentro de las mismas. Quinta fase, se realizo el análisis de los resultados obtenidos en las entrevistas y finalmente las conclusiones.

28

CAPITULO III RESULTADOS ANALISIS DE LAS ENTREVISTAS Bajo el supuesto de que nadie es pasivo frente a la violencia, Foucault (1982) señala que en toda interacción de personas hay relaciones de poder, como la relación de pareja, cuando en ésta se presenta un desequilibrio de poder la violencia aparece como una estrategia para recuperarlo, así mismo también afirma que esta dinámica del poder implica un grado de libertad entre los sujetos involucrados, dicha libertad es manifestada en diferentes formas de resistencia, las cuales también actúan como un medio para que el ejercicio del poder funcione. Estas diferentes formas de resistencia permiten que las mujeres entrevistadas desarrollen competencias para poder buscar otras maneras de vivir libres de violencia conyugal, es decir, se concretizan en acciones competentes. Las entrevistas fueron analizadas de a cuerdo a las categorías basadas en las competencias con las mujeres desarrollan como manifestaciones estratégicas de resistencia frente a la violencia como estrategia en el intento de conservar el poder. Tales competencias son identificadas a través de conocimientos, habilidades y actitudes, en cada una de las mujeres entrevistadas.

29

En todos los casos siempre que se presenta la violencia como estrategia para mantener el poder, aparece una estrategia de resistencia para equilibrar el estado de poder en la relación.

Conocimientos Los conocimientos con los que las mujeres cuentan, en relación a sus derechos, como personas y como mujeres. Identificar si tienen información acerca de las instituciones encargadas de la protección a víctimas de violencia. El saber a dónde acudir en caso en caso de emergencia, cuando sufren o pueden sufrir un ataque de violencia (física, psicológica, económica, sexual, etc.); así como también, los conocimientos con los que las mujeres cuentan, acerca de ¿qué es violencia? y ¿cuándo se presenta la violencia?

Identificación de la violencia; el momento en el cual las mujeres reconocer que están viviendo una situación violencia conyugal, dicho momento será el punto de partida para tomar decisiones. Al identificar la violencia las mujeres entrevistadas exteriorizan su desacuerdo frente a dicha situación, una expresión clara de resistencia, se presenta la competencia al reconocer su derecho a no querer padecer la violencia.

ZUGANA3; bueno he sido violentada por mi esposo, como te digo no de manera física, pero si cuando recién nos casamos él era muy celoso, recuerdo que en nuestro aniversario fuimos a comer a un restaurante en México, porque
3

En todas las entrevistas los nombres han sido modificados por seudónimos.

30

vivíamos en México, y al entrar me encontré con un viejo compañero de la escuela y me llevaba bien con el, y lo salude y platicamos un momentito, él me dijo que disculpara porque no había podido ir a mi boda… y ya nos despedimos y nos sentamos en otra mesa mi esposo y yo, y de repente llega el mesero y nos llevaba una botella de vino que me la manada mi compañero, hay pues que se enoja mi esposo y que me empieza a decir que porque me mandaba esa botella que si teníamos algo o que… …porque como yo ya ganaba, pues pagaba todos los gastos de la casa y mi marido se hacia el desentendido y dejaba pasar las quincenas y no me daba nada, estaba bien que yo ya trabajaba pero no mantenía ni a sus hijos, y luego fue la época donde teníamos que pagar la colegiatura de la preparatoria de mi hijo, porque ya no lo aceptaban en una publica, y yo tenia que pagar la colegiatura y todos los gastos, hasta que me di cuenta que no era justo que el tenia qué por lo menos mantener a sus hijos. … Soy una mujer que siempre, desde chiquita, ha defendido sus derechos aunque no sabia cuales eran pero yo creía y siempre he creído que tenemos derechos. Vengo de una familia descentralizada, mi mamá nos crió sola porque mi papá se fue de la casa, éramos 6, mis 5 hermanos y yo. Mi mamá siempre trabajo, y se iba muy temprano y nos dejaba solos y prácticamente yo me hacia cargo de la guardería de mis hermanos, porque era la segunda hija y mi hermana la mas grande nunca estaba, entonces yo quedaba como la mayor, aunque solo tenia 6 años. Mi madre es de esas mujeres que piensa que, por ser mujeres hay que servirle al hombre, en la casa éramos 5 hermanas y un solo hermano, entonces había que servirle todo, lavarle el uniforme, tenerle todo listo, pero yo no me dejaba, yo soy y siempre he sido una mujer de carácter muy fuerte, aunque no sabia, yo le decía tienes que hacerlo, cuando estaba mi mamá si le hacíamos todo, pero cuando estábamos solos, yo le decía lava tu uniforme, ayuda a lavar los trastes, trapea, todo lo tenia que hacer él, era malvada con él… también he sido una mujer violentada por mi pareja, ahora me doy cuenta, no de manera física, ni verbal yo creo, pero si he sido violentada, ahora se que hay muchas maneras de sufrir violencia. JANAIS; prácticamente desde la luna de miel empezaron mis problemas con el papá de mis hijos. Porque el tuvo problemas para la relación sexual, como a los quince días de casados me cacheteó porque yo no quería tener relaciones con él, pienso que de ahí se derivaron todos mis problemas, a él le gustaba mucho jalonearme los cabellos… A raíz de que me case, a él no le gustaba que yo cantara, me quito mis vestidos de tirantes, me enseño pura manga que hasta la fecha uso, que ya no visitara a papá, que ya no visitará a mamá, me encerró en el hogar, yo no tenía amigas, porque me encerró…Nos van haciendo que nos van quitando todo, todo nos lo hacen aun lado, camina por aquí, baja por aquí, esta vestido no te lo pongas, este vestido no te queda, no te cortes el cabello, yo era de cabello largo, pero todo a él todo lo mío le parecía mal… siempre me ha gustado arreglarme, aún con él, era yo un poco media rebelde también con él, pero si él me daba un jalo de cabellos ya me dominaba. 31

Me pellizcaba las piernas cuando yo no quería tener relación sexual con él, me agarraba a pellizcones, yo me quería dormir y él no me dejaba, me dormía yo hasta que él se dormía. … porque así me hacía, me decía “te espero allá a las once, en la recamara”, y si yo estaba viendo una película pues la dejaba de ver por irme con él, cuando llegamos aquí a Xalapa, me decía te espero allá a las nueve, y a mi eso me molestaba, yo decía, si una relación es cuando se de, que nazca, sino que ya era como una rutina. ...me decía malas palabras. Pero yo soy de las Choapas y en mi pueblo pues se acostumbra en muchos hogares eso, pero al venir aquí ya vi que no, que todo era diferente. CISSIA; Cuando me fui a vivir con mi esposo, a menos de un mes empezó el maltrato, a los quince días, yo nunca lo vi tomado, cuando salíamos con los niños él no iba tomado, a los quince días él me empezó a maltratar, a pegarme a celarme, maltrato tanto físico como psicológico, fue una etapa bastante difícil, yo decía entre mi “otro fracaso mas”, estaban de por medio sus hijos, yo a los tres meses me embaracé. Incluso me pegaba estando embarazada, mi segundo embarazo perdí a mi bebé, pero no fue por golpes, porque tenía una enfermedad que era muy difícil que viviera. Las humillaciones mas grandes eran cuando se iba a tomar dos o tres días y ya cuando ya se iba a trabajar me dejaba en la puerta así botado cincuenta o cien pesos, y yo decía porque si no soy limosnera, el dinero no era para mi, era para su hija, pero él no lo veía de esa manera, cuando yo tome la decisión de ponerme ya a trabajar era porque siempre me reprochaba lo que me daba, que yo tenía que hacer todo lo que decía porque él me mantenía, porque él decía que yo sólo espera a que fuera fin de semana para extender la mano y recibir el dinero, esas eran sus ofensas. Para mi era muy tenso porque yo le tenía prácticamente como algo de miedo, él no podía llegar sin que yo estuviera en casa, entonces yo siempre andaba acelerada y con miedo y rogándole a Dios que él se atrasara tantito para que no me ganara, gracias Dios siempre por una puerta entraba yo y por la otra entraba él, entonces pues ya no había problema. …a mi me preocupaba la violencia, pero mi mas preocupación era que para este entonces yo ya estaba siendo violenta en el aspecto que yo no tenía nada de paciencia con mis hijos. Yo ya no les tenía paciencia, sí les gritaba ya cosas que no… sí les pegaba, les decía groserías, yo sentía que no estaba bien pero que sin embargo cuando estaba ahí pues no podía controlarlo ¿no? MELANIS; …su manera de ser sí era muy diferente a la mía, entonces ese choque de opiniones, al principio yo decía que esta bien que cada uno tenía sus ideas, pero poco a poco esa diferencias se iban haciendo mas graves y como que sí iban interviniendo en la relación y el hecho de no… tanto yo, como él, de no hablarlo, entonces habían muchas cosas que pues no, pues no

32

se hablaban, pero sin embargo ahí estaban, entonces, este, pues es difícil, pues si habían muchos pleitos, luego que él empezó a tomar mas pleitos todavía. …había empujones, de los dos partes no solo de parte de él, pero la mayoría de las veces eran palabras, y él es muy dado, es muy explosivo, si está enojado avienta lo que tenga en la mano, si fue una relación muy difícil, una situación mal llevada, porque no hubo ni de mi parte, ni la de él, como te diré, que supiéramos sentarnos a hablar, a decir lo que sentíamos, lo que nos estaba molestando, pues no, no sabíamos hablar… los dos explotábamos, siempre que estaba tomado era un pleito.

RUMINA; De pronto llega mi esposo muy enojado, pero muy enojado, y ¡me grita y me levanta la mano con ganas de romperme la cara¡ y me dice, “y dice fulana que te agradece su divorcio, porque se va a divorciar de tu amigo, porque tu le dijiste a él que no era mujer para él”. … Eso nos causo mucho problema, al grado de que dejo de darme dinero, yo no estaba trabajando, entonces yo retome mi pan, (vende bocadillos, volovanes, Pay, etc.) Porque fueron como tres meses que yo me sentí maltratada, humillada…

En esta categoría las mujeres muestran su capacidad para detectar que su pareja esta llevando acabo acciones que van en contra de su voluntad, lo cual es una característica de la violencia, por lo tanto que están padeciendo una situación de violencia conyugal. Son capaces de identificar los diferentes tipos de violencia; la violencia física, sexual, económica y hasta la más difícil de percibir que es la violencia psicológica, esta ultima está siempre ligada a las anteriores. Esta identificación va a ayudar a las mujeres a tomar la decisión de realizar acciones de resistencia para sobrevivir o evitar la violencia.

Búsqueda de ayuda; la capacidad para identificar las instituciones de apoyo a las mujeres que sufren violencia.

33

ZUGANA; pues cuando mi hijo y mi esposo se van, te digo yo caigo en el ISSTE, y al ver los médicos que tenía recaídas muy frecuentes de la depresión me mandaron con el psicólogo, pero nunca fui, luego él iba a verme ahí en el hospital, como ahí me la vivía, y él me dijo que si no quería ir con el que buscara ayuda por otro lado pero que la buscara, y como martín el del C. I. J. ya me había presentado a Paty (coordinadora del grupo Metamorfosis y representante del centro de integración juvenil), pues decidí ir con ella, y ella me ayudo mucho, ella me ayudado mucho, y cuando deciden formar el grupo (Metamorfosis), Paty me llama. JANAIS; Yo a Paty la conozco desde que mis hijos tenían trece años, tendrá que conozco a Paty como veinte años o más, porque ahí llegué por primera vez. Entonces yo ahora que me separé volví a verla a ella, volví a platicar con ella, de que yo me sentía culpable de haberme separado, entonces me dijo ella que había un grupo de mujeres, me dijo por qué no te vienes, entonces llegue, la primera vez que fui, dije yo no voy aprender nada aquí y dije no, esto no es para mi. Pero luego en la casa recapacité y dije, me voy a dar la oportunidad, si me sirvió de mucho, me sirvió de mucho… …pedí patrulla para que vinieran a apoyarme, al ir al M. P. la licenciada me dijo que yo me esperara que pusiera su demanda, si la puso, y la licenciada me dijo mañana venga y ponga su demanda de usted. Y que yo dijera todo lo que yo viví con él, hasta tengo la hoja donde firmo todo lo que yo viví con él. Voy a ver al jefe de manzana a decirle que él había abandonado el hogar, en otra ocasión él vino y el refri me lo pico, y volví a ir con el jefe de manzana, entonces me dijo porque no va usted a CAVVIF. Ahí hay abogados, hay psicólogos, ahí hay hasta para que si usted tiene que salir huyendo, ahí le dan alojo, vaya usted, y así fue como llegue, por medio del jefe de manzana. …estuve dos años en el CAVIF, estuve dos años en neuróticos anónimos, también ingrese ahí. Yo he buscado ayuda, es lo principal. CISSIA; Llegue al grupo por la señora donde trabajo, que ella también ha vivido violencia pero no golpes sino violencia psicológica, ella conoce a la persona que da las platicas de hombres es el papá de una novia de sus hijos y él fue quien la invitó, y ya me dice vamos, porque ella no quería llegar sola, entonces la primera sesión fuimos las dos juntas pero ya la segunda ya no regreso ella y yo seguí y hasta la fecha, porque a mi me preocupaba la violencia… MELANIS; se junto todo porque falleció mi papá y como a los dos años falleció mi mamá, todavía no salíamos de una cuando ya estábamos en otra… fue cuando yo me di cuenta que yo solita no podía, que yo necesitaba buscar algo o algún lugar adonde ir, y yo decía a donde, tengo que encontrar un lugar, y mas que nada, quizás por orgullosa, porque yo decía si yo me llego a separar yo no quiero que vea que me siento mal, osea, me va a doler, pero yo no quiero que se de cuenta que me duele, yo quiero estar preparada por si llega ese momento, ahí fue donde yo dije, yo tengo que encontrar un lugar adonde ir. Pero como si no es una cosa es otra que te absorbe, el trabajo, y de ahí 34

fallece mi mamá y yo sentí que se me caía el mundo por todo lo que se vino encima. Entonces este, curiosamente un día platicando con unos primos, que uno de ellos iba al centro de integración por un problema que tenía me dijo que había mejorado desde que iba a éste lugar donde lo atendían psicólogos doctores… y bueno ese día también estaba una de sus hermanas que también asistía a las reuniones cuando citaban a la familia del paciente, entonces a ella le recomendaron que fuera al grupo de mujeres, y me dijo que ella fue en varias ocasiones y que estaba bien bonito, que eran puras mujeres, y ya me empezó a platicar de lo que se trataba, pero a ella cuando empezó a ir al grupo la cambiaron de turno, entonces ya no volvió a ir, y ya me quede con el gusanito porque yo ya andaba pensando, yo no sabía si ir a un grupo de neuróticos, o no se, pero yo sabía que algún lugar yo tenía que ir, y pues empecé a ir, yo llegue casi seis meses después de que abrieron el grupo, entonces tengo ya casi cinco años ahí y pues realmente a mi me ha servido de mucho. RUMINA; Entonces, en ese tiempo pues tenía mis ahorritos, pero no tenía trabajo, entonces, yo puse una demanda en el DIF. Me sentí muy mal, empecé a engordar como loca, no me arreglaba, vaya me deje, me tire a la perdición, no me arreglaba, andaba día y noche con un mallón y una blusa larga, no me maquillaba, toda la vida trasteaba, les gritoneaba a mis hijas, bueno, todo sucedió. Pero puse una demanda, tan taruga no andaba porque puse una demanda en el DIF. … empecé a andar de psicólogo en psicólogo, hasta el del DIF. Ya después, como dos años después, un día caminando por algún lugar de Xalapa, un día vi un folleto de Metamorfosis, y dije, bueno voy a ir a ver que hay allí. …probé con adictos a las relaciones destructivas, probé con comedores compulsivos, porque mi pecado es la gula, yo puedo comer y comer, no vomito, nunca me duele el estomago, me inflo, me desabrocho el pantalón. Yo si algo me gusta en la boca puedo seguírmelo comiendo indefinidamente. Fui a neuróticos anónimos, y en ningún lado me sentía cómoda, porque generalmente de eso que te vas en el camión con alguien, y entonces, ese alguien te empieza a contar la historia de otro, eso me parecía muy grosero y me molestaba mucho, y yo ya no me sentía con la confianza de hablar, y simplemente dejaba de asistir al grupo. Aquí estuve viendo a un psicólogo del DIF por un episodio muy fuerte que tuvimos mi esposo y yo, y que ni siquiera fue por nosotros, si estábamos atravesando una crisis. Después de identificar que están viviendo una situación de violencia conyugal, las entrevistadas consideran que es necesario buscar ayuda. Y en esta parte se manifiesta a través de acciones, que las mujeres cuentan con conocimientos acerca de las instituciones que pueden ayudarlas para reducir la violencia que viven, como el DIF, el Ministerio Público, el Centro de

35

Atención a Victimas de Violencia, Neuróticos Anónimos, y por supuesto el grupo de mujeres que sufren violencia “Metamorfosis”.

Habilidades La habilidad para reconocer que están viviendo una situación de violencia, la habilidad para solucionar conflictos de forma negociada, la habilidad para tomar la decisión de dejar de vivir con violencia; así como la habilidad para buscar ayuda en grupos e instituciones de apoyo a víctimas de violencia, para llevar a la práctica sus conocimientos. La toma de decisión dejar de vivir violencia; el momento en el que las mujeres entrevistadas deciden buscar alternativas de vida libre de violencia, esto debido a que ya no están dispuestas a seguir tolerando la violencia, esto les permite mostrar sus habilidades para mantener la relación de poder, sin llegar al estado de dominación. . JANAIS; pero no tenía yo el valor de dejarlo, y me anime a dejarlo, porque mis hijos tuvieron muchos problemas, entonces de una manera indirecta, él los apoyaba, si ellos tenían algún problema, él los apoyaba, entonces eso me amarraba a él, por que yo lo quería dejar desde hace veinte años. Pero los problemas de mis hijos, como él los resolvía, eso me amarraba a él, hasta que yo me tracé una meta, dije, cuando ya mis hijos no lo necesiten me voy a separar. Hasta que una noche me decidí, porque él le quiso pegar a una de mis hijas y al muchachito sordo, entonces yo me metí a defenderlo y él me aventó y caí sobre un espejo, y el espejo se partió en pedazos en mi espalda. Entonces tome la decisión y dije si no es ahorita, no es nunca, ahorita que tengo coraje y que me di cuenta que ya lo deje de amar. …me decidí, y dije pues que sea lo que quiera, pero ni un día más, porque para la próxima va a matar a uno de mis hijos. Tome la decisión y me salí de la recama de él, y al otro día le pedí el divorcio. Y no me arrepiento, me siento feliz, me siento a gusto, es que el amor se va acabando, cuando yo me di cuenta, bueno ya se acabo el amor, ya se acabo el respeto, ya no hay porque aguantar. CISSIA; Como a los dos años de vivir así yo lo deje, me fui pero me busco y que iba a cambiar y pues volví a regresar, y pues desafortunadamente, 36

prácticamente fue… no diría yo que lo mismo, porque para ese entonces yo ya puse mis reglas, aunque hasta cierto punto valían. Pero sí yo empecé a poner mis límites, mis reglas, pero él era tan machista que lógicamente no eran tan valiosas mis reglas… pero sí aprendí a defenderme. En una ocasión en una violencia muy fuerte llame a la patrulla, como que yo empecé a defenderme. …no se en que momento de mi vida tomo la decisión de ya no, será cuando empecé a trabajar, porque yo sabía que tenía mi dinero y que no me importaba si no me daba, pero yo ni le pedía, porque yo ya tenía para mi y para mi hija. No se en que momento una parte de mi vida tomo la decisión y llegue a decir “no me importas”, llegue a un limite, llegue a decir “esa es tu vida y así quieres vivir, pues así vívela”, pero yo no quiero vivir así pero tampoco me fui. Yo empecé a trabajar, no me importa, si quieres llegar llega, sino no llegues, no me importa si vienes o no vienes, y sentí que deje de sufrir, claro que durante ese trayecto… el no me importa no se lo dije a él, simplemente empecé a actuar, decía “no te voy a dar dinero, no voy a ir” y yo decía como quieras. RUMINA; en ese tiempo pues tenía mis ahorritos, pero no tenía trabajo, entonces, yo puse una demanda en el DIF. Porque fueron como tres meses que yo me sentí maltratada, humillada… bueno todo eso que yo había sentido en mi adolescencia, lo volví a sentir y no había lagrima que me alcanzara, yo me quería morir, me quería azotar. Como que el haber no tenido una familia tan normal, y de repente ver todo lo que has ido construyendo con tanto trabajo, y con todos sus pros y sus contras, pero que allí iba… por una estupidez que ni es tu culpa, se viene para abajo. MELANIS; Hasta que llego un momento en el que digo que ya era mucho lo que peleábamos y él también como que se da cuenta. …para empezar, yo peleaba por todo pero yo nunca contemple el hecho de que nos fuéramos a separar, en el momento en el que yo digo, “pues si esto no sirve, pues ya…” entonces cuando ya no piensas de una forma tan cerrada de que esto se puede acabar, es entonces cuando empiezas a ver las cosas de diferente manera, o al menos yo lo empecé a ver de diferente manera, entonces yo como que dije, “ya, si se quiere ahogar de borracho pues que se ahogue y punto”, porque yo era muy dada a decirle yo te apoyo para que hagas esto o lo otro… yo como que empecé a como que no estar tan aprensiva a la relación, a decir pues si esto no va a servir, pues algún día nos tenemos que separar, y antes no me imaginaba que nos pudiéramos separar, y en el momento en el que yo digo si vamos a estar vamos a estar y la vamos a tratar de llevar bien, pero si no pues no, pero yo ya no voy a estar así tan amarrada. ZUGANA; …pues cuando mi hijo y mi esposo se van, te digo yo caigo en el ISSTE, y al ver los médicos que tenía recaídas muy frecuentes de la depresión me mandaron con el psicólogo, pero nunca fui, luego él iba a verme ahí en el hospital, como ahí me la vivía, y él me dijo que si no quería ir con el que buscara ayuda por otro lado pero que la buscara, y como martín el del C. I. J. 37

ya me había presentado a Paty, pues decidí ir con ella, y ella me ayudo mucho, ella me ayudado mucho, y cuando deciden formar el grupo, Paty me llama, me va a buscar a mi casa para que yo asistiera al grupo, ellas empezaron en marzo creo y yo empecé a ir en mayo, al principio yo no quería contar mis cosas, y veía que las demás sí iban y contaban sus historias, pero poco a poco empecé a cortar y me sentí muy bien, y le digo a Paty que yo ahí me siento como en ningún otro lado, vaya no es que he andado de grupo en grupo, pero ahí me siento muy bien, luego al escuchar todas las historias, uno aprende mucho, yo he aprendido mucho, a veces tu sientes que te mueres cuando apenas te empieza lloviznar, y vas y escuchas otras tantas historias donde le verdad les esta lloviendo a cantaros, entonces tu dices es que a mi no me va tan mal y si ellas pueden salir yo también, todas somos capaces. Las mujeres entrevistadas poseen la habilidad para suponer que existen alternativas de vida sin violencia, por lo que toman la decisión de ya no tolerar la situación de violencia por la que están pasando, y de buscar dichas alternativas en diferentes opciones de apoyo, donde encuentran posibilidades de acción en relación a la violencia. Acciones de resistencia frente a las diferentes formas de violencia; Violencia física; JANAIS;…a él le gustaba mucho jalonearme los cabellos, yo me queje con mi papá, pero él me dijo que, qué me hacía falta, y si es cierto, nunca me hizo falta nada. Hasta que una noche me decidí, porque él le quiso pegar a una de mis hijas y al muchachito sordo, entonces yo me metí a defenderlo y él me aventó y caí sobre un espejo, y el espejo se partió en pedazos en mi espalda. Entonces tome la decisión y dije si no es ahorita, no es nunca, ahorita que tengo coraje y que me di cuenta que ya lo deje de amar. … yo me he atracado con él, dos veces me he atracado con él, hemos andado en el M. P. dos veces, porque me quiso pegar y no me dejé. CISSIA; …me golpeo me descuide y si me alcanzo a dar una cachetada, entonces yo le dije que jamás y nunca me pusiera una mano encima, que yo ya sabía como defenderme, que ya no mas, a partir de esa fecha él nunca más me ha vuelto a violentar. En una ocasión en una violencia muy fuerte llame a la patrulla, como que yo empecé a defenderme.

38

RUMINA; De pronto llega mi esposo muy enojado, pero muy enojado, y ¡me grita y me levanta la mano con ganas de romperme la cara¡ entonces, yo puse una demanda en el DIF. Porque fueron como tres meses que yo me sentí maltratada, humillada… MELANIS; Pues si había empujones, de los dos partes no solo de parte de él, pero la mayoría de las veces eran palabras, y él es muy dado, es muy explosivo, si está enojado avienta lo que tenga en la mano, si fue una relación muy difícil, una situación mal llevada, porque no hubo ni de mi parte, ni la de él, como te diré, que supiéramos sentarnos a hablar, a decir lo que sentíamos, lo que nos estaba molestando, pues no, no sabíamos hablar. Hasta que llego un momento en el que digo que ya era mucho lo que peleábamos y él también como que se da cuenta. Violencia Psicológica; JANAIS; Entonces al llegar al centro empecé a platicar con Paty de cómo me trataba él, como me mentaba la madre, me decía malas palabras. Pero yo soy de las Choapas y en mi pueblo pues se acostumbra en muchos hogares eso, pero al venir aquí ya vi que no, que todo era diferente, entonces empecé a poner en práctica lo que Paty me decía, no dejes que te sobaje, no dejes que te trate así, porque todo eso no es normal en una pareja… Entonces yo empecé a decirle “no me digas pinche vieja, no me digas esto, si tu me dices yo te voy a contestar”, y entonces como que ya dejo de decirme. ZUGANA; cuando recién nos casamos él era muy celoso …y como yo soy de las que no se deja, que le digo, que yo no le iba a tolerar nada de eso, y ahí en un lugar publico que agarro mi bolsa y mi botella que me la habían enviado a mi y que me voy, ahí lo deje solo, luego llego al departamento, porque vivíamos en un departamento en el tercer piso, entonces, cuando escucho que llega él, que me subo a la azotea y que me escondo entre los tinacos, pues subió a buscarme pero como me escondí, no me encontró, pues se fue a buscarme a casa de mi mamá, de mis hermanas, de mis conocidos, al otro día hablamos y que le digo que yo me iba, que no me importaba que habíamos comprado las cosas entre los dos, que se los podía quedar, entonces, me dijo que lo perdonara que no volvería a ocurrir, que lo prometía, y pues no lo deje, pero no volvió a comportarse así, si me celaba mucho pero ya se detenía para hacerme una escena de celos. Sí me duele que mi esposo esté lejos, pero hasta eso quiero superar, por eso ya le puse un ultimátum a mi marido, por que a veces creo que ya no va a regresar, pero como todavía no se cumple la fecha limite, aún conservo la esperanza de que regrese…también creo que el abandono es una forma de violencia, pero con esta decisión creo que me voy a dar cuenta que si él todavía quiere estar conmigo va a regresar, y si no pues me va a doler pero

39

voy a dejar de sufrir su abandono, ya no quiero estar sola, sin él y mas por los problemas que ahora estoy viviendo con mis hijos… RUMINA; Y yo desde la primera vez que uno de ellos trato de llegar a mi casa con otra mujer, yo no lo permití, porque simplemente, por respeto, porque yo he comido con fulana, porque yo he estado en cumpleaños de sus hijos, porque la conozco, no es mi mejor amiga, pero he estado sentada a su mesa y me parece una grosería, si a mi me dijeran que fulano está divorciado y viene con la novia, es otra cosa, pero no está divorciado. Y a mi no me gustaría que tu llegues a casa de nadie con otra fulana y que todo el mundo finja demencia, incluyendo a las esposas, después vi que si, todas eran capaces de aceptar a personas con otras mujeres y no decían nada, aunque, después se quejaban y juraban y juraban, es que todos lo hacen menos el mío, entonces eso de vivir como con una venda en los ojos… MELANIS; Bueno pues yo para empezar, yo peleaba por todo pero yo nunca contemple el hecho de que nos fuéramos a separar, en el momento en el que yo digo, “pues si esto no sirve, pues ya…” entonces cuando ya no piensas de una forma tan cerrada de que esto se puede acabar, es entonces cuando empiezas a ver las cosas de diferente manera, o al menos yo lo empecé a ver de diferente manera, entonces yo como que dije, “ya, si se quiere ahogar de borracho pues que se ahogue y punto”, porque yo era muy dada a decirle yo te apoyo para que hagas esto o lo otro, pero él también por su lado cuando yo empecé a cambiar de actitud, pues él también cambió. CISSIA;…siempre me reprochaba lo que me daba, que yo tenía que hacer todo lo que decía porque él me mantenía, porque él decía que yo sólo espera a que fuera fin de semana para extender la mano y recibir el dinero, esas eran sus ofensas. … No se en que momento una parte de mi vida tomo la decisión y llegue a decir “no me importas”, llegue a un limite, llegue a decir “esa es tu vida y así quieres vivir, pues así vívela”, no me importa, si quieres llegar llega, sino no llegues, no me importa si vienes o no vienes, y sentí que deje de sufrir, claro que durante ese trayecto… el no me importa no se lo dije a él, simplemente empecé a actuar. Porque, cuando él busca de diferentes formas de humillarme, al principio era darme dinero pero después yo ya trabajaba, y a si trataba de buscar una respuesta para no sentirme tan dañada, él me decía, esta es mi casa y yo le decía pues sí es tu casa y cuando te mueras te la llevas, siempre buscaba cosas que contestarle, llego el momento de ignorarlo, él entraba por una puerta, nosotros por otro, cuando él llegaba de trabajar el viernes en la noche llegaba en juicio pero el sábado ya era tomado, y el domingo era su béisbol y tomar, prácticamente nosotros no convivíamos con él. …cuando yo ya tome la decisión de que él ya sabia que yo trabajaba, para mi era muy tenso porque yo le tenía prácticamente como algo de miedo, él no podía llegar sin que yo estuviera en casa, entonces yo siempre andaba acelerada y con miedo y rogándole a Dios que él se atrasara tantito para que no me ganara, gracias Dios siempre por una puerta entraba yo y por la otra 40

entraba él, entonces pues ya no había problema. Cuando él ya sabe que yo trabajo y sabe donde trabajo, tanto es valioso su trabajo como es valioso el mío, entonces si se me hizo tarde pues ni modo, pues ahorita en ese proceso estoy. Violencia sexual; JANAIS; Me pellizcaba las piernas cuando yo no quería tener relación sexual con él, me agarraba a pellizcones, yo me quería dormir y él no me dejaba, me dormía yo hasta que él se dormía, ¡yo viví una vida… Ya la relación ya no era cuando él quería, sino que yo estuviera dispuesta atenerla …teníamos que estar los dos , no sólo él, ni en el momento que él quisiera, porque así me hacía, me decía “te espero allá a las once, en la recamara”, y si yo estaba viendo una película pues la dejaba de ver por irme con él, cuando llegamos aquí a Xalapa, me decía te espero allá a las nueve, y a mi eso me molestaba, yo decía, si una relación es cuando se de, que nazca, sino que ya era como una rutina. Entonces ya de ahí empecé a recapacitar, yo decía no voy y cuando llegaba me empezaba a regañar y yo le decía “si me sigues regañando me salgo”, se quedaba callado. Entonces yo ahí siento que empecé a salir, que empecé a ser yo, pero me costo trabajo, me costo mucha ayuda, yo estuve a punto de trastornarme, pienso yo. Siempre busque ayuda, siempre busque ayuda, para mis hijos también. Violencia económica; ZUGANA; …en ese tiempo que yo volví a trabajar, volví a caer en la violencia, porque como yo ya ganaba, pues pagaba todos los gastos de la casa y mi marido se hacia el desentendido y dejaba pasar las quincenas y no me daba nada, estaba bien que yo ya trabajaba pero no mantenía ni a sus hijos, y luego fue la época donde teníamos que pagar la colegiatura de la preparatoria de mi hijo, porque ya no lo aceptaban en una publica, y yo tenia que pagar la colegiatura y todos los gastos, hasta que me di cuenta que no era justo que el tenia qué por lo menos mantener a sus hijos y fue así como el me empezó a dar dinero, y ahora no me importa que no me de a mi, por que yo gano mi dinero, pero eso si a sus hijos les tiene que dar de comer. CISSIA;Las humillaciones mas grades eran cuando se iba a tomar dos o tres días y ya cuando ya se iba a trabajar me dejaba en la puerta así botado cincuenta o cien pesos, y yo decía porque si no soy limosnera, el dinero no era para mi, era para su hija, pero él no lo veía de esa manera, cuando yo tome la decisión de ponerme ya a trabajar era porque siempre me reprochaba lo que me daba, que yo tenía que hacer todo lo que decía porque él me mantenía, porque él decía que yo sólo espera a que fuera fin de semana para extender la mano y recibir el dinero, esas eran sus ofensas.

41

…cuando empecé a trabajar, porque yo sabía que tenía mi dinero y que no me importaba si no me daba, pero yo ni le pedía, porque yo ya tenía para mi y para mi hija. RUMINA; Eso nos causo mucho problema, al grado de que dejo de darme dinero, yo no estaba trabajando, entonces yo retome mi pan, (vende bocadillos, volovanes, pay, etc.) y bueno yo estudié sociología, yo estaba trabajando en México, pero renuncie a mi trabajo para venirme para acá a acompañarlo, a comenzar una nueva vida, que yo pensé que iba a ser como de más paz dentro de esto MELANIS; Realmente yo siempre he trabajado, sí yo tenía mi trabajo, sin embargo, yo no me sentía capaz de hacer las cosas sola, de sacar a mis hijos adelante, pero ahorita ya no, ya digo que si puedo salir…y soy capaz de llevar una casa, de apoyar a mis hijos, como que ya no le tengo tanto miedo a la vida… Actitudes Confianza para creer que pueden salir adelante y tener una vida diferente, libre de violencia conyugal, considerar otra manera de solucionar conflictos, aceptar su integridad como personas y como mujeres. Las actitudes son consideradas variables intercurrentes, al no ser observables, pero directamente sujetas a inferencias observables. De acuerdo con la intensidad estratégica de la violencia, la estrategia de resistencia es mayor, por lo que las mujeres entrevistadas se dan a la tarea de la búsqueda de soporte que las fortalezca y las ayude a salir JANAIS; Antes todo eso me hacía llorar, lloraba yo, pero bastante. Y a raíz de que entre a “metamorfosis”, agarré más valor, yo siento que ahí me empoderé, me empoderé tanto que ya no le tengo miedo… ahí me empoderé yo, empecé a poner mis limites, mis reglas, con respecto a él, aunque estamos separados, pero él no pasa de aquí, ni yo de allá, no mas no. Ya no le tengo miedo, yo le tenía un miedo, pero un miedo, que nada mas que él hablara yo ya temblaba. … tomamos una decisión, y decimos, ni un día más. Y no me arrepiento, me siento feliz, me siento a gusto, es que el amor se va acabando, cuando yo me di cuenta, bueno ya se acabo el amor, ya se acabo el respeto, ya no hay porque aguantar. Todos mis hijos volaron, ya formaron sus nidos, porque así les digo, ya todos mis bebés formaron sus nidos, pues entonces que me queda a mí, más que volar yo también. Nunca mas voy a volver con él, no porque ya no lo amo, en estos tres años pura felicidad, tenía yo la inquietud de aprender a bailar danzón y aprendí, 42

quería yo aprender a pintar y aprendí, muchas cosas, todas las inquietudes que él no me dejaba, las he hecho, he hecho más en tres años, que en los 44 que estuve a su lado. ZUGANA;…al escuchar todas las historias, uno aprende mucho, yo he aprendido mucho, a veces tu sientes que te mueres cuando apenas te empieza lloviznar, y vas y escuchas otras tantas historias donde le verdad les esta lloviendo a cantaros, entonces tu dices es que a mi no me va tan mal y si ellas pueden salir yo también, todas somos capaces. CISSIA; trataba de buscar una respuesta para no sentirme tan dañada, él me decía, esta es mi casa y yo le decía pues sí es tu casa y cuando te mueras te la llevas, siempre buscaba cosas que contestarle, llego el momento de ignorarlo, él entraba por una puerta, nosotros por otro… He superado la verdad muchísimas cosas desde que voy al grupo, tengo mas confianza en mi misma, yo deje de sentirme mal cuando voy a fiestas, que deje de ir, empiezo a hacer mas cosas sin sentirme tan mal he encontrado muchos porqués que no encontraba. MELANIS; realmente a mi me ha servido de mucho, estoy aprendiendo a quererme, aunque todavía me falta mucho, pero tengo un carácter muy feo porque me enojo muy rápido y muy fuerte, pero a la vez soy muy querendona, muy apapachadora, entonces como que he aprendido a equilibrar un poco eso… y bueno yo siento que sí era lo que necesitaba, porque yo a veces veo que algunas llegan una sola vez y ya no vuelven a regresar, tal vez no era su lugar, ni su momento, pero a mi al menos si me ha servido bastante, y bueno pues a veces voy y auque se vean temas que ya vinos, o que no me gustan mucho, pero el hecho de ir y convivir con personas que te platican realmente lo que es su vida, y que son historias pues muy parecidas a la tuya. RUMINA; Yo dije, claro que voy a ir, porque me va a ayudar y no falte a una sola cita. Aunque nunca me resolvieron nada, nunca me dijeron nada, después, poco a poco hemos ido solucionando muchas cosas. … yo he sentido mucho apoyo de las compañeras, de todas, me siento muy cómoda, se que trabajo día con día para entender y perdonar a toda la gente, que yo culpaba de mi desgracia en mi adolescencia, que bueno, si tuvieron su parte, pero es que yo también no supe manejar muchas cosas.

En esta parte las entrevistadas adoptan una actitud de confianza en si mismas, de valor para poder resistirse a la violencia sin miedos, enfatizando su amor propio. Una actitud de autonomía, donde pueden realizar las cosas que desean hacer, no las impuestas por terceros, así como de tomar sus propias decisiones.

43

La reflexión como forma de resistencia; las acciones manifestadas tienen su fundamento en el análisis de las experiencias, a su posición, aunque no siempre de manera consciente, en la relación de poder. CISSIA; …les digo que primero están ellas, lo que ellas piensan, lo que ellas sienten, yo estoy en eso de que primero debo de estar yo y luego los demás, es muy difícil dar el primer paso, la verdad es muy difícil… digo quizás no ha sido la mejor manera pero poco a poco si se puede y yo tengo la confianza de que si voy a poder. JANAIS;…que nos estudiemos bien y que nosotras nos veamos, que al fina de cuentas, no es por nuestros hijos, sino, que amamos demasiado comodidades, una parte es amar a la pareja, y otra es amara las comodidades, y confundimos. A pesar de que tengo 66 años, no creo que fue tarde para dejarlo, ahora me siento muy bien, gracias a Dios no me siento sola. … que busquen ayuda psicológica, si se puede ser feliz, sí uno quiere, principalmente sí uno quiere. Uno tiene que saber que quiero a futuro, por que si voy a seguir en las mismas ahí me voy a secar, yo me puse a pensar que quiero, y dije “yo me quiero ver grande pero feliz, que no viva yo con miedos”. ZUGANA; Si se puede, todas somos muy capaces, y que si unas pueden todas podemos. En esta vida hay que hacerlo uno mismo, ya si los demás te hacen daño serán ellos, tu debes de estar en armonía contigo misma, yo ya aprendí a no guardar rencor… MELANIS; pues que todo tiene su momento, desgraciadamente el valor, tarde o temprano llega pero no de un momento a otro, ese valor de hacer las cosas. Y bueno para empezar no hay que tener miedo de ser criticada, porque a toda la gente le pasan cosas, hasta cierto punto todos pasamos por problemas. Más que nada que trabajen en su autoestima, porque muchas veces es porque es uno débil de carácter, o porque tiene uno miedo…sí cuesta trabajo, pero bueno tarde o temprano uno puede salir adelante. Y saber pedir ayuda, porque no nos atrevemos a abrir la boca con nadie por vergüenza, por el qué dirán, no se, pero sobre todo yo pienso que buscando algunos grupos de ayuda para fortalecerse uno, para saber tomar decisiones, para aprender a ver que sí puedes, no es fácil pero si se puede poco a poco, porque yo no voy a decir que voy a componer una relación de 20 años en un día, sí me tarde 20 años en desbaratar tantas cosas, pues a lo mejor voy a tardar los mismos años en tratar de repararlas. Y eso pues si uno tiene ganas, porque nadie lo va a hacer por ti, de uno depende si quiere salir a delante o seguir en las mismas, llega el momento en que te chocas de una relación en la que no recibes nada, y nada entre comillas porque no puedo decir que toda la vida han sido cosas 44

malas, por eso será que nos acordamos de que hay cosas bonitas y por eso seguimos así. Hay que tener el valor de cambiar las cosas que nos hacen daño. RUMINA; A veces, cuando la familia dice, “eres tonta, eres necia, eres lo otro…” y uno se lo cree, entonces, sentarte y verte con toda tu dimensión, tu lado bueno y tu lado malo. A mi me sirvió mucho en una época, ir con un psicólogo y escribirlo y así pude visualizar que tenia cosas malas, como todos, pero que tenía infinidad de cosas buenas. La verdad yo nunca tuve como que la intención del suicidio, pero para las que si la han tenido, la vida es hermosa. No hace falta ir a la escuela, las mujeres somos grandes, si te das una vuelta por este mercado (mercado de artesanías, “manos veracruzanas”), te darás cuenta que la mayoría de las compañeras son mujeres. … tomar su propia vida en sus manos. DISCUSION DE RESULTADOS La investigación muestra que todas las mujeres entrevistadas presentan una característica en común, todas han padecido una situación de violencia conyugal, así mismos en todas se identificaron acciones para defenderse o para evitar dicha violencia, es decir, ninguna es pasiva frente a su situación. Las acciones desarrolladas frente a la violencia, manifiestan formas de resistencia en el marco de una relación de poder como Foucault menciona, que no pueden existir relaciones de poder sino en la medida en que los sujetos son libres, es decir, si uno de los dos estuviera a disposición del otro y se convirtiera en cosa suya, en un objeto sobre el que se puede ejercer una violencia infinita e ilimitada, no existirían relaciones de poder sino relaciones de dominación. No solo expresan su intolerancia a la violencia a través del discurso sino que desarrolla competencias basadas en conocimientos, habilidades y actitudes distintas para actuar frente a la violencia.

45

Estas competencias conformadas en el desarrollo de toda su vida, con la particularidad de cada experiencia, constituyen una puesta en práctica de formas de resistencia frente a la violencia, demostrando con esto la libertad para establecer un papel activo en la relación de poder, que Foucault señala. En cada una de las mujeres entrevistas se identificaron diferentes maneras de expresión de competencias.

En algunas se encontraron formas concretas de acción como; • • • • • Denuncias Llamar a la policía. Acudir a instituciones de apoyo. La separación. Independizarse económicamente.

Otras maneras de acción son las simbólicas como; • • • • • Amenazas Ignorar a la pareja en las diferentes actividades familiares. Cambio de actitudes. La confrontación. Autonomía.

46

A través de estas diferentes acciones las entrevistadas logran reducir o hasta evitar que la violencia aparezca como una estrategia para mantener el equilibrio del poder. Cabe señalar que dichas acciones se identificaron de manera particular en cada una de las entrevistadas, es decir, todas las mujeres cuentan con historias muy singulares de acuerdo con su subjetividad. Todas las mujeres que formaron parte de esta investigación reflejan historias trágicas en su infancia, es decir, refieren haber vivido en una familia disfuncional, descentralizada, con mucha violencia, sobre protección, falta de cuidados o desatenciones. Considero que todas estas experiencias traumatizantes, pudieron contribuir de manera significativa en la

constitución de las competencias con las que ellas cuentan. Otro aspecto muy importante de resaltar es que para llevar a cabo acciones de resistencia a través de competencias, el nivel de estudios no es determinante, es decir, solo tres de las entrevistadas cuentan con una carrera universitaria, de las cuales solo una ejerce como tal. Ellas mismas recalcan este aspecto, al decir que las mujeres cuentas con diferentes habilidades que las pueden ayudar a alcanzar la autonomía.

47

CONCLUSIONES Los resultados encontrados han puesto de manifiesto que las mujeres entrevistadas llevan acabo acciones de resistencia frente a la violencia. Dichas acciones son concretizadas a través de competencias basadas en conocimientos, habilidades y actitudes. Las mujeres que formaron la muestra de la investigación, cuentan con las capacidades para identificar su derecho de vivir una vida libre de violencia conyugal, para detectar la violencia en dicha relación, para buscar ayuda en diferentes instituciones de apoyo, para tomar decisiones frente a la situación, para reconocer sus capacidades y así confiar en si mismas, para buscar la autonomía, es decir para que su pareja ya no decida por ella. Todas estas capacidades llevadas a cabo, demuestran que ninguna de las mujeres entrevistadas juega un papel pasivo frente a la violencia, es decir, todas demuestran su inconformidad hacia la violencia a través de acciones, que las colocan en un extremo de la

48

línea de la relación de poder, con las mismas posibilidades que el otro extremo para regular el equilibrio del poder. Ahora son mujeres muy conscientes de sus logros y reflexionan acerca de la violencia que han experimentado, así como de los actos que han llevado a cabo para salir de esta. Sin embargo, reconocen que están en un proceso de recuperación, que requiere de tiempo y espacio para ella misma. Es importante señalar que en cada una de las entrevistas se respeto la subjetividad de las mujeres entrevistadas, se intentaron establecer pautas de análisis en todas las narraciones, sin embargo, el fin último de la investigación es la generalización de los datos.

Los resultados que se encontraron en todos los relatos de las entrevistas muestran experiencias de logro, de posibilidades para buscar alternativas de vida libre de violencia. Por tanto considero que tales experiencias pueden servir como modelo para otras mujeres que aún no han logrado reconocer sus propias competencias para encontrar una vida libre de violencia. Un modelo que pueda servir como punto de referencia, no adaptación total de dicho modelo.

49

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful