You are on page 1of 5

CULTIVO IN VITRO

Introducción:
En el siglo XIX la única manera de conseguir una orquídea, era extrayéndola de su hábitat
natural.

Pero el hombre a lo largo de la historia y en su afán de conocer temas inexplorados, ha realizado
valiosos aportes científico-culturales, y las orquídeas no han estado exentas de la curiosidad
humana. Y lo prueba la idea de lograrlas, en condiciones artificiales por medio de la técnica del
cultivo in vitro.
El cultivo in vitro, término que literalmente significa en vidrio, incluye técnicas de cultivo, por las
cuales es posible obtener plantas libres de microbios, en un medio nutritivo aséptico (estéril), en
condiciones ambientales controladas.
Las primeras experiencias relacionadas al cultivo in vitro, de tejidos vegetales, se remontan a
1902, pero recién en 1922 se logró el primer experimento exitoso: germinación in vitro de
semillas de orquídeas.
La multiplicación in vitro no solo sirve para fines comerciales, sino también para preservar las
especies, ya que debido a la depredación de los bosques, se encuentran en peligro de extinción.
Cultivo in Vitro en el ámbito doméstico:
El cultivo “in Vitro” también podemos realizarlo en casa. Se hace en frascos cerrados y en
condiciones “controladas” y “estériles”. El sustrato de cultivo, conocido normalmente como
medio de cultivo, ha de contener los elementos necesarios para que las plantas puedan crecer lo
suficiente, para después ser trasplantadas al sustrato definitivo.
Materiales nos hacen falta para llevar a cabo el cultivo in Vitro domestico:
 mechero
 alcohol al 70 %
 embudo
 rollo de film de 5 cm
 pinzas metálicas
 cajas de petri
 jeringas
 frascos con tala plástica
 olla a presión
 guantes azules
Cámara de esterilidad: Construcción
En cultivo in Vitro hablamos de esterilidad cuando no hay bacterias ni otros microorganismos:
sólo está vivo el material vegetal que queremos hacer crecer.
Se hace una caja de vidrio o cartón forrado en papel metalizado, para toda la estructura menos
la parte de adelante, de unos 40 cm de altura por 60 de ancho y 40 de profundidad, sin fondo,
que será la superficie de la mesa.
En la parte frontal se hacen unos orificios adecuados para introducir las manos a los que se les
acoplan unos guantes largos. Por este sistema podremos trabajar sin tocar los materiales que
estarán estériles.

Medio de cultivo: componentes y preparación:
 8 gr. de agar agar
 0,05 mlg. complejo vitamínico B 1
 1/2 banana mixeada
 2 cucharadas de agua de coco (es importante que cuando compren el coco lo agiten y
oigan el sonido del liquido dentro)
 1 litro de agua destilada
 10 gr. de sacarosa o azúcar orgánica
 2 gr. carbón activado
 2 gotas de agua oxigenada
 1 gr. cineb (fungicida)
¿Cómo mezclamos todo esto?
Simplemente se disuelve todo en una parte del agua excepto el agar agar. La banana debe
hacerse papilla muy fina con una fracción de agua y después mezclarlo todo. Finalmente añadir
el agar agar.
Esto se lleva al microondas y como el agar tarda en disolverse, serán necesarios varios golpes
de calor hasta que se disuelva. Entre golpe y golpe se saca del microondas y se agita con una
espátula o una cuchara.
Una vez disuelto el agar agar se espera a que enfríe un poco sin que llegue a volverse sólido y
se vierte en los frascos de cultivo la cantidad necesaria. Finalmente se meten en la olla a presión
para ser esterilizados.
Esperar tres días para verificar que el medio de cultivo no se contamina, momento que está apto
para la siembra.
Capsulas - Esterilización
De capsulas verdes :
 capsulas verdes (cerradas)
 alcohol
 mechero
 pinza de metal
Las semillas de orquídeas pueden germinar en medios de cultivo, aun cuando no han madurado
totalmente (capsula verde o cerrada). Las semillas que se encuentran dentro de las capsulas
cerradas se mantienen estériles, por lo tanto solo es necesario realizar la desinfección superficial
externa de la capsula y luego abrir.
Dentro de la cámara de esterilidad , mojar la capsula en alcohol y pasarla por el mechero. Al
apagarse se abre con un bisturí esterilizado previamente y se vuelcan las semillas en la caja de
petri con alcohol al 70%. Con ayuda del bisturí estéril se corta la capsula y se retiran las
semillas.
De capsulas maduras:
Con una jeringa se absorbe el contenido y se agita durante un minuto, realizando esta operación
tres veces. Otra opción en lugar del alcohol es: agua dos cm., una gota de detergente y una de
lavandina. Para eliminar el liquido de la jeringa se expulsa sobre un filtro para café de papel. El
ultimo enjuague será solo de agua destilada y no lo desecharemos . En estas operaciones
perderemos una buena cantidad de semillas. Sembrar.
Sembrado de semillas :
Recordemos que las semillas de las orquídeas son muy pequeñas, teniendo millones y millones
de ellas en cada capsula de la planta.
Dentro del flujo laminar o cámara de esterilidad, previamente esterilizado con un pulverizador
con alcohol al 70 %, procederemos al sembrado de las semillas.
Tomamos la jeringa que contiene las semillas, destapamos el frasco e insertamos una pequeña
porción en cada uno, se cierra y se sella con el film. No olvidemos usar en todo momento
guantes .
Repicado:
Normalmente se realiza el repicado si vemos que el medio de cultivo de los frascos sembrados
se degrado y se ha consumido casi todo el nutriente , o porque vemos que algún hongo se está
desarrollando.
Cuando tienen aproximadamente medio cm, se cambian al mismo medio fresco también en
esterilidad, dejando aproximadamente 10 a 30 plantitas por frasco. Sacar ya a la luz, no sol
directo, puede ser cerca de una ventana o en el invernadero.
Rusificación: Plantado en sustrato
Como norma general, cuando las plantas tienen unos 3-4 cm de alto o sea que están
suficientemente desarrolladas, ya se pueden adaptar al sustrato. Para estas latitudes se prefiere
esperar un poco mas de desarrollo de las plántulas y de ser posible en los meses mas cálidos.
Se sacan las plántulas del frasco, si las raíces están muy pegadas se agrega un poco de agua y
con un palito se trata de aflojarlas.
Lavar bien, con agua destilada cada platita hasta que no tenga más medio de cultivo. Con
mucho cuidado, y sin romper las raíces que son importantísimas.
Preparar un fungicida sistémico y se remojar durante 20 minutos. Sacarlas y dejarlas secar
sobre papel de cocina.
Cuando estén bien secas, envolverlas en musgo sphagnum remojado en agua destilada, con un
fertilizante al 20 % de su concentración y antishock (Fertifox), bien exprimido. La dosificación
del antishock, es 1 gota en 4 litros de agua.
En una macetita nueva, o una botellita cortada al medio, en el fondo colocar pedacitos de arcilla
expandida o tergopor, y sobre esto comenzar a sembrar las plántulas, cuidando siempre las
raíces.
Durante 15 días solo nebulizar (hay que mantenerlas en humedad con ventilación). Luego
comenzar a fertilizarlas en cada riego profundo (regar primero y luego fertilizar)
Colocar la macetita en un lugar iluminado sin sol directo y con temperatura entre 20/25 grados.
Polinización:
La reproducción de las orquídeas se realiza:
1. a través de diversos polinizadores: polinización natural
2. con la ayuda del hombre: polinización artificial
La reproducción natural es realizada por insectos, ya que el polen no es dispersado por el
viento, se necesita de alguien qué lo transporte hacia otra orquídea.
La reproducción artificial es realizada por el ser humano, se utiliza para mejoramiento o para
crear nuevos híbridos.
Se utiliza el polen que se encuentra en los polineos de las antenas, fáciles de reconocer por su
color amarillo. El polen debe ser transferido, con ayuda de algún elemento estéril como una
pinza o un palillo, al ovario que se encentra en el estigma de la flor, asegurándose que el polen
quede en el ovario.