CONFERENCIA DE ANGELA MARULANDA Antes de empezar con el tema de esta noche quiero hacer algunas advertencias: · Los invito

a que reflexionen para que piensen no con la cabeza sino con el corazón. A cuestionarnos lo que estamos haciendo nosotros, porque a los únicos que podemos cambiarnos es a nosotros mismos. · Yo generalizo, y hablo de lo que hacemos los papás, pero no me refiero a todos los papás. · A veces hablo más de lo negativo que de lo positivo aunque estoy convencida de que los padres de hoy en día son extraordinarios pues aunque fueron papás sin "papá" están muy comprometidos y deseosos de hacer lo mejor como padres. · Desgraciadamente la popularización de la Psicología ha hecho que nos llenemos de culpa; no se trata de esto sino de meditar, cambiar, rectificar. Ojo: no tratemos de compensar con cosas, con placeres y con gustos lo que hacemos mal. Esto me lleva a que piensen en que no pidan que les cambien a sus hijos. Los que tenemos la llave del corazón de los hijos somos nosotros. Un psicólogo puede ayudar a aclarar qué pasa con nuestro hijo pero los únicos que podemos arreglarlo somos nosotros. ¡Ni qué decir del colegio o del alcalde. Que son los que los mandan a peluquiar o a acostar. Los papás hemos delegado la autoridad, porque estamos pretendiendo que otros nos arreglen el fruto de nuestra vida. Los hijos son los frutos , nosotros somos el árbol. Yo no he visto el primer cultivador que se dedique a limpiar y a cuidar las frutas todos los días y a fertilizarlas, cuida el árbol, lo fertiliza, le echa agua. Si el árbol está bien los frutos estarán bien. Si nosotros estamos bien como papás, si nos revisamos como personas, nuestros hijos serán unas excelentes personas. Por eso insisto en que las charlas, las conferencias, el trabajo debe ser con los papás. Otro punto que quería aclarar es que la mayoría de los padres viene a estas charlas esperando la formula secreta, la receta mágica. ¡No hay recetas señores! Todo toma su tiempo, todos son procesos y generalmente procesos largos. Lo que hemos construido durante 10, 12, años en la vida de un niño no lo podemos cambiar en una semana. Esto es lo que pasa cuando lo llevan donde el psicólogo del colegio y va dos veces y "mira no le ha servido para nada", luego donde otro y tampoco, y hasta recurren a la carta astral. Estos son procesos largos y lo que necesitamos es ir nosotros a ver qué está pasando y a escuchar con el corazón, y a eso los invito esta noche. No escuchen con la cabeza, escuchen con el corazón para que realmente asimilen este tema. QUE SE ENTIENDE POR RESILIENCIA? La historia empieza en los 80 con la necesidad de fortalecer a los niños cuando los especialistas se dieron cuenta de los grandes cambios en la niñez. · Porque si bien hoy en día no todos los niños tienen déficit de atención, sí la mayoría de los niños no se puede concentrar. · Porque si hoy en día no todos los niños están deprimidos, sí hay una gran mayoría que le tienen miedo a vivir.

· No todos los niños son insoportables pero sí la gran mayoría son terriblemente impulsivos y no pueden esperar ni un segundo. · No todos los niños son violentos pero si la mayoría son bastante más agresivos de lo que fuimos nosotros. ¿Por qué la resiliencia? Los especialistas analizaron una serie de casos de todas esas personas cuya vida había tenido una serie de tragedias y con todo y eso habían salido adelante mejor que nadie, muchas veces. En Colombia tenemos un caso que todos recordamos desde el colegio, que es el caso de un excelente ex presidente que fue hijo natural de una lavandera: Marco Fidel Suárez. Y en una época donde estaba más estratificada la sociedad, este niño estudió a punta de vender periódicos; aprendió a leer solo; su madre era analfabeta y salió positivamente enriquecido lo que no le pasa a muchos otros en esas circunstancias. Otro caso es el de la señora del ex presidente de E. U. Eleanor Roosevelt; ella fue una mujer maravillosa, admirable, la primera dama de los E. U. más importante por lo que logró; y fue una niña que teniendo 5 años se le murió la mamá y quedó en manos de su papá alcohólico, y le tocaba ir a arrastrar a su padre borracho hasta la casa hasta que tuvo 17 años cuando se escapó
de la casa. Fue una niña que no tuvo guía, protección ni afecto y fue una persona que capitalizó ese sufrimiento para recuperarse y llegar a ser un ser humano muy especial. Eso es la resiliencia, esa capacidad humana para hacer frente a las adversidades e incluso salir enriquecido.

Otro es el caso de Tony Meléndez. Un muchacho puertorriqueño de clase media baja, guitarrista, que toca y compone música religiosa y es quien le
toca al Papa cada que él viene a América. Es un hombre de 34 años, casado, maneja carro, como cualquiera con un único detalle: Tony nació sin los dos brazos desde el codo. Cuando él estaba en su cuna comenzó a jugar con lo que tenía alrededor con sus pies. Y su mamá tan sabia, comenzó a estimularle todo lo que él podía hacer con los pies. Es impresionante ver la habilidad que él tiene para coger las llaves del carro con los dedos de los pies. Él adoptó dos niños en circunstancias parecidas a las de él. Vive más feliz que los que tenemos los dos brazos. Este es un ejemplo de resiliencia, de cómo salir adelante en la adversidad. Es la fortaleza interior que sí tienen algunos y que es lo que los hace reaccionar ante la adversidad.

Como las pelotas de golf que entre más duro le den más lejos saltan. No como las de ping pong que al darles con algo pesado se aplastan y destruyen. Hay gente como las pelotas de ping pong. Y hay otros que son como las de golf, que les puede caer lo que sea, quedan con una cicatriz pero nunca se revientan. ¿ Cuál es la diferencia entre una pelota de golf y una de ping pong, distinto del uso?, que la una está rellena y la otra está hueca. Entonces la resiliencia no es otra que capacidad. Que estemos sólidos por dentro. Con el sufrimiento, con las penas uno puede hacer tres cosas: 1° Dedicarse a llorar el resto de la vida y ser el pobrecito, la víctima a la que le pasó una tragedia y ahí quedó. 2° Escapar de ellas por medio del trago, la droga, el trabajo de mañana, tarde y noche o de cualquier tipo de adicción para olvidarlas.

3° Crecer a partir de ellas; para eso necesitamos vivirlas, superarlas, elaborar el duelo y con seguridad saldremos enriquecidos de ellas. Ante la situación tan difícil de nuestro país es mucho más difícil ser papás, pero estén seguros de que es mucho más gratificante. ¿ CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA FALTA DE FORTALEZA EN EL MUNDO DE HOY? El famoso paso de la modernidad a la post modernidad ha sido un cambio rápido
que nos llevó a cosas insólitas. Por ej. uno jamás se imaginó que los papás se fueran a separar, hoy en día eso es lo más común. Antes había utopías como salir del subdesarrollo, que hubiera igualdad de clases. Hoy en día ya no son. Qué nos mueve hoy : que no nos maten, que despejen el país. Antes se sabía qué estaba bien y qué estaba mal. No recuerdo que al pedirle un permiso a mi mamá ella dudara. Hoy en día los papás están llenos de dudas, no sabemos qué está bien y qué está mal, es la diversidad ética, es el pensamiento light y estamos totalmente perdidos, el hombre light sin profundidad y sin esencia. ¿ Cuál es la norma que rige hoy en día?

Lo que hagan los demás. Veamos : -¿"Por qué dejó ir a su hijo a ese lugar tan peligroso" ? - "Porque a todos los demás los dejaron ir y pobrecito cómo iba a ser el único en no ir." Antes el deber era sagrado. Eso regía la vida de todos. Hoy estamos regidos por sensaciones: se ve mucho en los adolescentes cuando se les pide que hagan algo y su respuesta es "NO, PORQUE NO ME NACE". ¿Y el ejemplo de dónde viene ? De los papás. Cuántos matrimonios no se deshacen porque "es que me nace irme con otra, con otro". "Porque es que ella no me hacía feliz". La sensación, la emoción es más importante que los hijos, que el compromiso. "Yo tengo derecho a ser feliz". Menudo problema, menuda equivocación, la felicidad no es un derecho es un resultado de las buenas obras que cultivemos y de las satisfacciones que cosechemos. No hay tal derecho. Otros se separan porque "necesito mi espacio". Es que cuando uno se casa ya no tiene espacio, todo tiene un precio en la vida. Y el espacio se busca dentro de uno; O porque necesitan encontrarse a sí mismos . Como si "mi
mismo" estuviera en la casa de al lado con otra.

Antes la familia nuclear era el eje. Hoy en día hay múltiples formas de familia: mamá sola con el hijo; papás juntados; de dos hombres; de dos mujeres, o de novios y cada uno coge para su casa. Antes la autoridad estaba centrada en los padres, hoy los niños son los que mandan. El bien común tenía prelación. El bien individual es el más importante. Hoy en día se dice:"yo no le hago mal a nadie, que nadie se meta en mi vida, a mí me gusta, a mí me va bien, es mi cuerpo, es mi vida, es mi espacio". El
"nosotros" de antes se acabó.

La paz es comodidad. Todo es fácil. Es tanto la comodidad que muchas de las cosas que hacemos o dejamos de hacer con nuestros hijos las hacemos por comodidad, porque el mensaje de que usted tiene derecho a estar cómodo y que la paz se compra con el colchón X, y se consigue comprando no se qué carro. Un ejemplo patético de la comodidad es la lipoescultura, mucho más fácil es que me saquen la grasa que me sobra a hacer gimnasia, dieta que es más sano entre otras.

Y nos preocupamos más por tener a nuestros hijos divertidos que sanos y más en entretenerlos que en formarlos, por eso tienen todos los juegos de video y cada vez están más solos porque no se comunican con seres humanos sino con aparatos. La contaminación visual hace que los niños no se puedan concentrar. Es tan grave lo de la TV que hace ocho meses la asociación americana de pediatría sacó un comunicado oficial, recomendando que: 1° Los niños antes de los tres años de edad no miraran ni un minuto de TV. 2° Que los niños antes de los ocho años no vean más de dos horas semanales de televisión. 3° Que nunca en la vida se les ocurra tener un televisor en el cuarto. Las cosas tienen que estar muy graves para que en E. U. la asociación americana de pediatría la más reconocida en el mundo, lo haya recomendado. ¿Y por qué le ponemos T.V. en el cuarto a los niños? Por comodidad, porque ¿quién los entretiene, para que no peleen? Además de la contaminación visual está la auditiva: los niños no pueden vivir sin esa música estridente que les daña los oídos. También hay una mala alimentación y una vida más sedentaria. Ahora los niños se enteran de todo porque todo se habla delante de ellos, en estos espacios tan pequeños no hay manera de tener intimidad. Es preocupante, como efecto de la post modernidad, el aumento de los divorcios. Para el corazón de los niños nunca los papás estarán separados. Si el otro no me hace feliz, revisémonos internamente porque realmente nadie lo hace feliz a uno, a duras penas nos divertimos juntos, el problema de la infelicidad es interno. El gran drama de los niños actuales es la soledad, paradoja en un mundo sobrepoblado; se conectan más fácilmente con el amigo del chat que vive en Australia que con el vecino. Además hay una pérdida del sentido de pertenencia. Viven en un país, luego en otro, viven en una familia, después en otra, tienen un medio hermano, después un hermanastro, el medio hermano de la media hermana. No saben a qué pertenecen y eso les causa mucha angustia y los lesiona emocionalmente. La perdida de la inocencia infantil: ven sexo y violencia toda la que quieren. Ven cosas impresionantes desde muy chiquitos y lo grave es que están perdiendo la sensibilidad. Para ellos matar o morir es algo tan trivial como tomarnos una coca cola con hielo o sin hielo. No tienen ningún problema. Los comerciales alientan al consumismo permanente. Toda la publicidad de los carros está dirigida a los niños. "Cómprame algo," porque están ávidos de cosas. No se conmueven con nada. Todas las relaciones de pareja las aprenden en las telenovelas. La crisis de valores es otro de los dramas actuales, ya pasó la época en que se decía pobre pero honrado. Ahora todo es relativo, "mira, todo depende del
cristal con que se mire" y eso ha hecho que se cambie de filosofía de vida cada 24 horas. Antes éramos o conservadores o liberales, hoy somos un poco de todo y nada de nada. Fíjense en la inestabilidad que eso produce.

Es urgente fortalecer los niños interiormente para que puedan resistir las dificultades de este mundo tan difícil.

Los problemas anteriormente en los colegios ERAN: hablar en clase, no hacer la fila, comer chicle, olvidar las tareas, copiar en los exámenes y correr por los pasillos HOY EN DÍA SON: · Consumo de drogas, aún dentro del colegio; la promiscuidad sexual, la violencia y el vandalismo, el robo, la trampa, el embarazo precoz y el suicidio juvenil, eso es lo que les toca lidiar a los rectores. LA FORTALEZA PARA LAS ADVERSIDADES SE ADQUIERE: · Con buena auto - estima, no ego - estima, buena auto - imagen de sí mismo. · Con conocimiento de sus fortalezas y sus debilidades · Cultivando sus aficiones · Incentivando la expresión de sus sentimientos y sus necesidades · Tomando los errores como lecciones y no como fallas o fracasos · Siendo creativos, flexibles, proactivos · Teniendo buenas relaciones emocionales · Enseñando a saber pedir ayuda cuando se necesita. · Reflexionando antes de actuar, teniendo buen auto control · Viendo la vida con optimismo, tener buen sentido del humor · Sintiendo gratitud con la vida · Estando comprometidos a aportar de sí mismos al mundo que los rodea. · Teniendo fe en sí mismos y en los demás, con esperanza en una vida mejor y amor a la vida ¿QUÉ HACER PARA QUE LOS NIÑOS TENGAN SOLIDEZ? En la dimensión corporal: Cuidar el cuerpo sin la obsesión de hoy en día. Tener en cuenta los rasgos de temperamento; hoy en día es imperativo que conozcamos las diferencias de nuestros hijos para que construyamos sobre lo que es fuerte en ellos y los ayudemos a sentirse mejores. En la dimensión intelectual En este sentido hay muchas cosas que podemos hacer. Hay mucho afán para que todos sepan que su hijo es inteligente. En todos los colegios hay mejores programas, y los niños son cada vez más capaces de hacer razonamientos que uno se queda verde. A veces hay mucha presión de parte de los papás para que sean competitivos. Ojo con la presión para que sean competitivos en vez de que sean solidarios; se ha cambiado el espíritu de compañerismo por la competencia. Si nosotros no leemos, cómo crear un ambiente intelectual en la familia. Hablemos de cosas más interesantes con ellos, como sobre las personas interesantes que hay en nuestro medio. Hay que encontrar los talentos de los niños, aquello para lo cual sí sirven, porque llevamos mucho tiempo queriendo que todos los niños aprendan al

mismo tiempo, con la misma rapidez, en la misma forma. La mamá de Tony Meléndez lo que hizo fue reforzarle las piernas. ¿Quién de ustedes le pone interés para lo que no tiene habilidad? Promovamos aquello para lo cual tienen talento y pasión. Démosles la oportunidad de tener éxito en algunas áreas. Ojo con las expectativas demasiado altas. Otra situación que es importante desarrollar es la capacidad de reflexionar. Estamos tan interesados en arreglarles la vida que no los dejamos reflexionar. Les decimos lo que deben decir, hacer, pensar, todo. Ellos ya no piensan, además de eso están tan entretenidos en las cosas externas que ellos lo único que tienen que hacer es mirar y no piensan, estamos creando el pensamiento ligth. Lo que debemos hacer es hacerlos reflexionar, pensar ante las situaciones difíciles. Qué le trae una mala actuación, que consecuencias le tocará enfrentar. Tenemos que mirar a los hijos como seres inteligentes, dejemos que ellos arreglen sus problemas. El problema en los colegios son los papás llevando las cosas que se les quedan a los niños. Ahora todo se lo solucionamos. La única manera de que desarrollen la responsabilidad es dejándolos que ellos asuman las consecuencias de sus actos. La creatividad se cultiva dejándolos que se aburran. Porque ahora los padres creen que tienen que tenerlos entretenidos. En los momentos de aburrimiento uno se imagina, crea, sueña. Estos niños no han tenido oportunidad de conocerse a sí mismos porque no tienen oportunidad de estar con ellos mismos. La receta mágica para que se desaburran es ponerlos a limpiar algo. Inmediatamente se desaburren. A Tomás Edison le decían que si no se aburría de tantos fracasos inventando la bombilla y él contestaba, no, ya descubrí mil formas de no hacerlo. El fracaso es fracaso cuando es la última vez que lo intentamos. La creatividad se promueve con pocas cosas. Hoy los niños tienen exceso de juguetes. Juguetes que no les permiten imaginarse nada. Otra forma de matarles la creatividad es el Internet. Cómo no va a tener si todos tienen. Ténganlo en un lugar visible de la casa, porque es mucha la basura que les llega por ahí. En la dimensión psicoafectiva. No invalidemos los sentimientos. Las heridas del corazón son como las heridas del cuerpo, hay que dejarlas sangrar para que cicatricen. Los niños necesitan empatía. El dolor se expresa con rabia cuando uno no puede llorar. Como el dolor ante la separación de los papás. Deben hacerle el duelo a la separación. El amor no se reemplaza con cosas. Se necesita presencia afectiva, escuchar a los hijos, no para solucionar, ni resolver, sino para comprenderlos y meternos en los zapatos de ellos, eso se llama empatía, para entender su problema, apoyarlos en lo que sea necesario. Cuando escuchamos los ayudamos a establecer muy buenas relaciones interpersonales y a desarrollar la compasión con los demás, la capacidad de ayudar a los demás gracias a nuestros sentimientos. Hay que darles sugerencias más que soluciones. Escucharlos más con el corazón. Uno necesita calentamiento para poder contar los problemas. Hay que darles un espacio para hablar todos juntos.

Hay una frase que me gusta para ilustrar estas situaciones: "Juzgamos a los demás por sus actos y a nosotros por los sentimientos y motivos". Los niños van a ver el mundo dependiendo del lente con el que los miremos. En la dimensión espiritual. Si esta parte no está llena la posibilidad de que se rompa la bola es mayor. Si está rellena es fuerte. La religión es un mecanismo para fortalecer la espiritualidad, pero hay gente religiosa que no es espiritual. ¿Cómo es un niño de 5 años? Agradecido con la vida, ama la naturaleza, se emociona con cualquier cosa, es absolutamente justo, no discrimina, le encanta ayudar. Esa es la espiritualidad, mirar la vida con ojos puros, químicamente buenos. Una persona espiritual tiene un carácter sólido. El carácter es aquello dentro
de nosotros que regula nuestro proceder moral. Y para ello es necesario algo que se acabó, la fuerza de voluntad.

¿Cómo se desarrolla? A base de frustraciones, sacrificios y esfuerzos. Si se tiene fuerza de voluntad, se auto controla a base de reprimirse, para que sean dueños de sí mismos, puedan gobernar su vida y no que se la gobiernen sus instintos y reacciones. La culpabilidad que nos lleva a arreglarles todo, darles todo es lo que les está impidiendo que desarrollen esa fuerza de voluntad. Se construye a base de sacrificios. Nuestros niños pueden tener todos los valores del mundo pero si no tienen fuerza de voluntad, no sirve de nada. -----------------------------------------Versión grabada por la Psicóloga Martha Lucía López, revisada por la Profesora Patricia Paz y editada por Myriam de Molina (Especialista en Infantes). Colaboración de Alejandro Guzmán alejog@colnet.com.co