BIOLOGÍA CELULAR Y MOLECULAR SEMINARIO

CÉLULAS MADRE
Profesora: Aura Guevara Integrantes: Álvaro Érica Luis alberto Gonzáles Luis Diego Gómez Wong Alex Milagros

PRIMER AÑO II-SEMESTRE LIMA – PERÚ 2008

I. INTRODUCCIÓN La mayoría de las células de un individuo adulto (hombre y mamíferos superiores) no suelen multiplicarse, salvo para mantenimiento de algunos tejidos como la sangre y la piel. Las células del músculo y de la grasa en condiciones normales no se dividen. Si engordamos, no es que tengamos más células, en realidad tenemos la misma cantidad de células, pero éstas han aumentado de tamaño. Si una lagartija pierde la cola, le vuelve a crecer. En los mamíferos no ocurre así. Si un individuo pierde un miembro, no lo vuelve a desarrollar. Su capacidad de regeneración está limitada a la cicatrización. Sin embargo, en prácticamente todos los tejidos hay unas células que, aunque habitualmente no se dividen, en condiciones particulares pueden proliferar y regenerar ese tejido. Artificialmente se ha visto que estas células tienen capacidad de reproducirse y generar otros tejidos distintos, y reciben el nombre de células madre. II. DEFINICIÓN “Tipo de células indiferenciadas que se dividen indefinidamente sin perder sus propiedades y llegar a producir células especializadas.” Se define como célula progenitora que tiene la capacidad de autorrenovarse mediante divisiones mitóticas o bien continuar la vía de diferenciación para la que está programada y, por lo tanto, producir uno o más tejidos maduros, funcionales y plenamente diferenciados en función de su grado de multipotencialidad. La mayoría de tejidos de un individuo adulto poseen una población específica propia de las células madre que permiten su renovación periódica o su regeneración cuando se produce algún daño tisular. Algunas células madre mesenquimales y las células madre hematopoyéticas, mientras que otras se cree que son precursoras directas de las células del tejido en el que se encuentran, como las células madre de la piel o las células madre gonadales (células madre germinales). Es común que en documentos especializados se las denomine stem cells o células troncales. III. CLASIFICACIÓN

3.1.

Célula madre totipotente: Pueden originar cualquiera de los 200 tipos de células que conforman un organismo y, por tanto, cualquier tejido. Solo se pueden obtener en las primeras fases del desarrollo de un embrión. Por lo tanto puede crecer y formar un organismo completo, tanto los componentes embrionarios (como por ejemplo las 3 capas embrionarias, el linaje germinal y los tejidos que darán lugar al saco vitelino), como los extraembrionarios (como la placenta). Cualquier célula totipotente colocada en el útero de una mujer tiene capacidad de originar un feto y un nuevo individuo. El zigoto, la fusión del óvulo y el espermatozoide sería un ejemplo de célula totipotente. 3.2. Célula madre pluripotente: Pueden generar casi cualquier tipo celular pero no pueden generar un organismo completo. Es decir pueden generar cualquier tejido del organismo lo que le confiere un enorme potencial terapéutico pero no formar un organismo completo, puede formar cualquier otro tipo de célula proveniente de los tres linajes embrionarios (endodermo, ectodermo y mesodermo), así como el germinal y el saco vitelino. Aunque pueden producir cualquier tipo de célula del organismo, no pueden generar un embrión. 3.3. Célula madre multipotente: tienen un cierto grado de diferenciación, es decir tienen determinados rasgos de un tejido concreto. Pueden generar células de su propia capa o linaje embrionario de origen. se encuentran en los individuos adultos. Pueden generar células especializadas concretas, pero se ha demostrado que pueden producir

otro tipo diferente de tejidos. Un ejemplo son las células madre hematopoyéticas que están en la médula ósea y que se transforman en todas las células sanguíneas tanto glóbulos rojos, como glóbulos blanco y plaquetas. 3.4. Célula madre unipotente: pueden formar únicamente un tipo de célula particular. IV. TIPOS 4.1. Células madre embrionarias: Son aquellas que forman parte de la masa celular interna de un embrión de 4-5 días de edad y que tienen la capacidad de formar todos los tipos celulares de un organismo adulto. Las células madre embrionarias derivan de la masa celular interna del embrión en estadío de blastocisto (7-14 días). En este estadío el embrión es una masa de 150 células con forma de esfera. Algunas de estas células forman la cubierta de la esfera que en su interior está llena de líquido. Dentro de la esfera se localiza la masa celular interna, un conjunto de células donde se localizan las células madre. Estas células son pluripotenciales. Una característica fundamental de las células madre embrionarias es que pueden mantenerse (en el cuerpo o en una placa de cultivo) de forma indefinida. Puesto que al dividirse siempre forman una célula idéntica a ellas mismas, siempre se mantiene una población estable de células madre. 4.2. Células madre adulto: También se llaman órgano específicas o pluricelulares. Se originan por la división de las células madre embrionarias. Se encuentran repartidas por gran cantidad de tejidos del organismo como cerebro, médula ósea, músculo, piel, intestino, hígado, páncreas y retina. En la célula madre adulto se conocen hasta ahora alrededor de 20 tipos distintos de células madre. Su principal función es reemplazar o regenerar las células que mueren (sangre y piel) o se dañan (hígado) dentro de un órgano o tejido. Su actividad varía mucho de unos órganos a otros: las que están en la médula ósea, que forma las células de la sangre, y la piel que son muy activas y se dividen continuamente mientras que las que están, por ejemplo, en el intestino delgado son más inactivas. En otros tejidos se han encontrados también células madre especializadas capaces de reproducirse y de generar tejidos especializados y sólo esos tejidos. Estas células madre especializadas son muy escasas y difíciles de aislar. En un principio se pensó que las células madre especializadas sólo podían generar células especializadas del mismo tipo. Sin embargo se ha observado que estas células pueden llegar a generar células con una especialización diferente de la original. Así células madre neuronales de la médula espinal han producido diferentes tipos de células sanguíneas. Estudios en ratas han obtenido células hepáticas partiendo de células madre de médula espinal. Cada día salen a la luz nuevos ejemplos de células madre especializadas que producen células especializadas diferentes de las esperadas. Esto demuestra que las células madre presentes en el individuo adulto son mucho más flexibles de lo que se pensaba.

De aquí se derivan grandes expectativas de terapias innovadoras. Parece que las células madre adultas tienen un gran potencial y quizá más facilidades que las células madre embrionarias puesto que se puede partir de células del propio individuo y con la misma carga genética. Esto solventa los serios problemas éticos de manipular y destruir embriones. Existe una gran controversia sobre si estas células son multipotenciales (sólo originan células del órgano en el que se encuentran) o pluripotentes. Hoy en día parece que estas células tienen también, al igual que las embrionarias, la capacidad de originar cualquier célula de cualquier tejido y por tanto son pluripotenciales 4.3. Células madre fetales Se obtienen a partir de la sangre del cordón umbilical y tienen características similares a las adultas. - Veamos el desarrollo embrionario para entender mejor qué son las células madre. Desarrollo embrionario: El cigoto formado tras la fecundación de un óvulo por un espermatozoide es una célula capaz de generar un nuevo individuo completo. Se trata de una célula totipotente (capaz de producir in espécimen completo con todos sus tejidos). Entre los días 1-4 del desarrollo embrionario, la célula original va dividiéndose en varias células más. Cada una de estas células, si es separada del resto, es capaz de producir un individuo completo. Son también células totipotentes. A partir del día 4 del desarrollo embrionario humano se forma el blastocisto. Éste está formado por 2 tipos de células y una gran cavidad interior: • • El trofoblasto o capa externa: forma la placenta y las envolturas embrionarias. Embrioblasto o masa celular: formará todos los tejidos del cuerpo humano.

Las células de un blastocisto ya no son totipotentes, puesto que una sola de estas células ya no es capaz de generar un individuo completo. Las células de la masa celular interna del blastocisto son células pluripotentes. Estas células pluripotentes del interior del

blastocisto son las células madre embrionarias, y tienen la capacidad de originar cualquier tipo de tejido.