CENTRO DE CIENCIAS BIOMÉDICAS DEPARTAMENTO DE OPTOMETRÍA PEDIATRÍA Y GERIATRÍA OPTOMÉTRICA

VEJEZ” “CAMBIOS OCULARES EN LA VEJEZ”

PROFESOR: MCB MCB HÉCTOR ESPARZA LEAL

ALUMNO: DÍAZ ABUNDIO ANTONIO CONTRERAS DÍAZ

NOVENO SEMESTRE LICENCIATURA EN OPTOMETRÍA. 23 DE NOVIEMBRE DE 2009.

Introducción
La Geriatría estudia los tratamientos e incapacidades de las patologías que se pueden presentar en el envejecimiento, promoviendo la salud y su prevención. La Gerontología estudia la vejez los cambios propios que se presentan en esta de forma natural y no patológica. Tiene por objetivo la prolongación y la mejora de la calidad de vida en las personas mayores. La visión es procesada cuando la luz entra al ojo y esta es interpretada por el cerebro a través de impulsos nerviosos. La luz atraviesa los medios refringentes hasta llegar a la retina. La luz es regulada en su cantidad de entrada a través de la pupila la cual efectúa la miosis o midriasis para de esta forma determinar la cantidad de luz que entra al ojo. La luz después de haber atravesado todos los medios refringentes llega a la retina y esta es procesada en forma de impulsos nerviosos hacia la porción occipital del cerebro donde es procesada y de esta forma se da la visión. Existen cambios oculares relacionados con la edad los cuales pueden comenzar desde los 30 años de edad.

Desarrollo
Los ojos en pacientes ancianos producen menos lágrimas y debido a esto existe resequedad la cual puede volverse muy incómoda, motivo por el cual algunos pacientes encuentran alivio usando algunas soluciones de gotas oftálmicas. Las estructuras del ojo en su mayoría cambian con la edad. La córnea se vuelve menos sensible razón por la cual las lesiones cornéales pueden pasar inadvertidas, ocasionando la complicación del cuadro clínico o la patología que presenta el paciente. Aproximadamente a los 60 años de edad las pupilas diminuyen en un tercio del tamaño en comparación del tamaño que se tenía a los 20 años de edad. La pupila se vuelve mas lenta ante la respuesta a la oscuridad o la luz de día, El cristalino cambia su color y este se torna amarillento, menos flexible y ligeramente opaco. La grasa presente en los párpados se reduce ocasionando el hundimiento de los ojos hacia la órbita. Los músculos extraoculares se vuelven menos capaces de mover en tu totalidad al ojo. Conforme la persona se vuelve más anciana, la nitidez de la visión puede disminuir y volverse de menor calidad. Conforme el paciente va necesitando mejorar su visión se le puede ayudar a través de lentes oftálmicas y bifocales. Cuando las personas se vuelven más ancianas estas se vuelven menos tolerantes al resplandor y notan que tienen mayor dificultad para adaptarse a la oscuridad o a la luz brillante. Estas personas se dan cuenta que aunque la visión puede ser buena en algunas actividades como conducir durante el día,

cuando es de noche se vuelve más difícil debido a que el resplandor, la luz brillante y la oscuridad se los impide. Estos síntomas pueden ser los primeros síntomas de catarata. Otra incapacidad que presentan los ancianos es el resplandor que se puede presentar en el piso que les impide el desplazamiento y la realización de otras actividades. Para un anciano es mas difícil diferenciar azules y verdes entre si que diferenciar rojos y amarillos, los cuales se vuelven más pronunciados conforme el paciente se vuelve más anciano. Esta incapacidad puede ser ayudada al enseñar al paciente a trabajar con colores cálidos los cuales les facilite las actividades de la vida diaria. Con el envejecimiento en el vítreo pueden presentarse pequeñas partículas que pueden crear las llamadas moscas volantes en su campo visual, las cuales pueden incomodar al paciente; estas no son indicadores en su totalidad de una afección peligrosa y generalmente no disminuyen la visión del paciente. Por otra parte es importante el reportar estos síntomas y evaluar que solo se trate de partículas en el vítreo ya que estos síntomas pueden ser un indicativo de alguna patología. Otro aspecto que se modifica con la edad y por ende por el envejecimiento es la reducción del campo visual, impidiendo la realización de algunas actividades en forma optima. Los trastornos oculares más comunes que se presentan con la vejez y que no son acontecimientos normales y que pueden ocasionar la ceguera son: retinopatía diabética, cataratas, glaucoma y la degeneración macular relacionada con la edad.

Retinopatía Diabética La retinopatía diabética es una de las primeras causas de ceguera prevenible en población económicamente activa. Esta puede alcanzar estadios graves sin presentar síntomas. Se ha demostrado que la fotocoagulación disminuye el riesgo de perdida de visión en un 50%, cuando la retinopatía diabética se diagnostica y trata en forma oportuna. La fotocoagulación con láser puede estabilizar la AV pero pocas veces la mejora y por eso es mejor realizar dicho tratamiento antes de que disminuya la visión. Las dos principales causas de perdida de visión en diabéticos son el edema macular y la retinopatía diabética que son asintomáticos al principio. Clasificación Retinopatía Diabética No Proliferativa. • RDNP Leve • RDNP Moderada • RDNP Grave • RDNP Muy Grave Retinopatía Diabética Proliferativa. • RDP sin características de alto riesgo. • RDP con características de alto riesgo.

Tratamiento Fotocoagulación panretiniana y control de la diabetes o hipertensión.

Catarata La catarata se presenta cuando la transparencia del cristalino es perdida ocasionando una disminución en la visión. Existen muchos tipos de cataratas pero la más común es la relacionada con la edad. Al paso de los años, las proteínas presentes en el cristalino se desorganizan y es cuando estas se opacan, produciendo una catarata, esta puede aumentar de tamaño u opacar una parte mayor del cristalino produciendo una disminución importante en la visión. Tratamiento Facoemulsificación siendo esta la técnica más segura.

Glaucoma Es una neuropatía óptica que se caracteriza por la pérdida de fibras ganglionares que ocasiona perdida del campo visual es progresiva y crónica. La neuropatía óptica glaucomatosa se caracteriza por alteraciones estructurales en la cabeza del nervio óptico en el anillo neural, esta adelgazado y la excavación aumenta de tamaño, suele haber una perdida del campo visual y aumento de la presión intraocular. Clasificación • Glaucoma primario de ángulo abierto. • Glaucoma primario de ángulo cerrado. Tratamiento Medicación tópica, trabeculoplastia con laser, trabeculectomia, implante o válvula y ciclodestrucción. Para el glaucoma primario de ángulo cerrado el tratamiento definitivo es la iridectomía periférica con laser.

Degeneración Macular relacionada a la edad Es la principal causa de perdida de visión central en pacientes mayores de 60 años. Es la causa líder de ceguera en Estados Unidos afectando más pacientes que la catarata y el glaucoma combinados. Es una enfermedad progresiva, degenerativa del epitelio pigmentado retiniano, membrana de Bruch y la coriocapilar. Clasificación DMRE Seca o Atrófica Es la forma temprana, más común aconteciendo el 80 – 90 % de todos los casos. Es causado por degeneración de las células visuales que llevan a

depósitos blanco amarillentos en las capas de la retina (drusas) o pueden formar áreas de atrofia en la macula. Con el tiempo pueden evolucionar al tipo húmedo. DMRE Húmeda o Neovascular Es una complicación de la DMRE seca en la cual los vasos sanguíneos de la coriocapilar irrumpen a través de la membrana de Bruch y se expanden bajo el EPR, la retina o ambos. Los vasos de la membrana neovasculares pueden filtrar o sangrar, desprendiendo la retina del EPR. Tratamiento Fotocoagulación con láser: aplicación de calor para cerrar la neovascularización de la coroides. Terapia Fotodinámica: Se usa un tinte fotosensible que se administra IV, después la macula se irradia con un láser que es absorbido selectivamente por el tinte en el tejido neovascular de la coroides. El tinte se activa con la longitud de onda láser y libera radicales libres, los cuales dañan el tejido neovascular, sin lesionar el EPR y los fotorreceptores.

Conclusión
Ante la situación donde el mundo cada vez se vuelve más viejo es muy importante que todos los profesionistas de la salud estén muy bien capacitados sobre los cambios anatómicos y fisiológicos que ocurren en la vejez en todo el organismo. En nuestro caso es muy importante el que tengamos la suficiente capacidad para reconocer todos los cambios que ocurren a nivel ocular identificando los procesos normales y sobre todo los cambios patológicos más frecuentes que se hacen presentes en esta etapa de la vida; para que de esta forma logremos diagnosticar lo mejor posible y dar el mejor tratamiento en forma oportuna y eficaz. En este artículo se identifican los procesos o cambios oculares normales que ocurren a lo largo de la vejez y a la vez describe los cuatro procesos patológicos que se presentan con mayor frecuencia en el anciano. Todo esto con el fin de reconocer que procesos oculares no dañan la integridad del globo ocular y que procesos pueden dañarlo y causar ceguera. Solo queda resaltar la importancia de esta etapa de la vida donde los procesos fisiológicos declinan y la calidad de vida de los ancianos cada vez es menor; para de esta forma darle la importancia que tienen este tipo de pacientes para que así logremos mejor en medida de lo posible la calidad de vida del paciente anciano.

Bibliografía
Apuntes de patología ocular III, Dr. Arnulfo Leiva Solares, Octavo semestre de Optometría, Universidad Autónoma de Aguascalientes, Enero – Junio 2009. Apuntes de retinopatía diabética, Dr. Arnulfo Leiva Solares, Séptimo semestre de Optometría, Universidad Autónoma de Aguascalientes, Enero – Junio 2009. Oftalmología texto y atlas en color, Gerhard K. Lang, segunda edición. Editorial La Maason Elsewer. http://www.binasss.sa.cr/poblacion/cataratas.htm http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/04013.htm