You are on page 1of 13

Violencia sexual y poder

El caso de Tamar en 2 Samuel 13,1-22
Elaine Neuenfeldt
Resumen
A partir de los estudios sobre la comida preparada y la ropa que Tamar usa, se
levanta la hipótesis de que ella ejerce una función en un ritual de curación, o de
restablecimiento de la salud. La violencia sexual que sufre Tamar se da en el
mbito de la casa, en un ambiente de conflictividad y lucha por el poder. El
ejecutor de la violencia es un familiar, o un hermano y otros hombres de la familia
son cómplices y silencian la violencia. !ero la v"ctima no se queda pasiva frente a
la violencia, por el contrario, protesta, #rita y hace p$blica la violación. !ero su vo%
es aplastada y silenciada. La propuesta de anlisis quiere poner en evidencia las
dinmicas de poderes envueltas en esa trama de violencia y pretende poner en
evidencia el papel activo de Tamar en la lucha por su di#nidad.
Abstract
&tartin# from the study of the meal prepared and the clothes 'hich Tamar uses,
emer#es the hypothesis that she performs some function in a ritual of curin#, or in
restorin# health. The sexual violence 'hich Tamar suffers ta(es place in the
surroundin#s of the house, in an atmosphere of conflict and stru##le for po'er.
The perpetrator of the violence is a relative or a brother and other members of the
family are accomplices and silence the violence. )ut the victim does not remain
passive in the face of the violence* on the contrary, she protests, screams and
publicly denounces the rape. )ut her voice is put do'n and silenced. The
proposal for analysis 'ishes to ma(e it clear about the dynamics of po'er 'hich
are involved in this episode of violence and tries to ma(e clear the active role of
Tamar in the fi#ht for her di#nity.

1. La casa, los personajes y sus relaciones
La historia de Tamar en + &amuel ,- hace parte de un contexto donde la violencia
contra las mujeres, y especialmente la violencia sexual, es un instrumento para
demostrar la superioridad y el poder. El caso de Tamar envuelve el incesto y la
violación en el mbito de la casa real. &on hombres que se ven envueltos en el
plano de la conspiración para que el momento adecuado de efectuar la acción sea
posible, y son hombres, que despu.s de lo sucedido, ordenan el silencio y la no
denuncia. La vo% y la protesta de Tamar se relatan en el texto, pero su poder de
denunciar y actuar se interrumpen abruptamente. La v"ctima, la mujer, no se calla,
pero los hombres, los perpetradores o los que son cómplices con la violencia
exi#en el silencio. /avid, el padre y rey, al fin no llora la violencia en su casa. 0l y
los hombres a su alrededor lamentan la muerte de Amnón, que se da en el
conflicto por el poder 1+ &m ,-,+-2-34.
El escenario es la casa. La casa del padre, de los hermanos y del primo. La casa
es patriarcal, donde los hombres son los personajes que hablan, deciden y act$an.
Los personajes se presentan en el primer vers"culo5 Absalón y Amnón son hijos de
/avid. Amnón es el primo#.nito, hijo de Ajinoam, la jesraelita 1+ &m -,+4. El otro
hombre de la historia es 6onadad, hijo de de &imeia, hermano de /avid, primo y
ami#o de Amnón. /e este se nos habla de su sa#acidad y sabidur"a. &abidur"a
que va a delinear el plano que posibilitar que Amnón quede solo con Tamar.
Extra7a sabidur"a que posibilita que la violencia sea efectiva.
Tamar, la $nica mujer nombrada de casa, es hermana de Absalón. No se
menciona que /avid tambi.n es su padre y ni el nombre de su madre, 8aaca, hija
del rey de 9esur 1+ &m -,-4. La información que el texto da de ella es su
hermosura.
El texto trae un escenario bastante casero y familiar. A todos se los presenta como
parientes y próximos. Las escenas y los dilo#os estn marcados fuertemente por
el espacio y las relaciones familiares. La casa es el lu#ar donde las personas
deber"an sentirse se#uras y aco#idas. !ero para muchas mujeres, es el lu#ar
donde corren los ries#os mayores, donde el clima de intimidad esconde la
violencia f"sica, psicoló#ica y sexual.
Amnón estaba enamorado, obsesivamente apasionado de Tamar, su hermana.
!asión que se manifiesta en el cuerpo. El primo ve que .l est adel#a%ando y est
deprimido 1v.:4. El t.rmino dal, adems de traducirse como ;pobre, mendi#o e
indi#ente< puede si#nificar estar de ;cara amar#ada< . El t.rmino ciertamente, no
se refiere a indi#encia social o económica del heredero del trono real, sino a su
condición de miserabilidad psicoló#ica, de depresión y apariencia de#radante. El
primo astuto percibe la condición de Amnón, y arquitecta una situación que
posibilitar"a un encuentro con Tamar, con el conocimiento y consentimiento del
padre, el rey /avid. Aqu" no queda claro si el plan ya est articulado para facilitar
el abuso sexual, o si es solamente una oportunidad de estar a solas con la mujer
que desea el hijo del rey. El plan es acostarse en la cama y fin#irse enfermo, para
que ella ven#a y le d. comida. El cuarto y la cama son el espacio donde se
desarrolla la escena.
!arece ser que el cuarto y la cama son lu#ares especiales donde pueden suceder
muchas cosas importantes. En =sa"as +3,+> se recomienda al pueblo que se retire
a sus camas para estar en oración. El episodio de 8ical con los terafins, en , &m
,?, sucede en el cuarto y en la cama. =#ualmente, es de la cama de donde se
levanta /avid y lue#o divisa a )etsab., comen%ando una relación de adulterio,
en#a7os y muerte.
2. La comida – el sabor y la orma de los poderes
@Au. tipo de comida es esa que Amnón quiere ver preparar, y despu.s comer de
la manoB @Es comida conocida, espec"fica para situaciones de enfermedad, de
adel#a%amiento y abatimientoB La idea de la comida viene del ami#o y primo.
6onadad su#iere que el hijo di#a al padre, /avid, que la hermana Tamar prepare
1Csh4 comida 1habbiryâ4 v.D. Amnón a su ve%, al hablar con el padre, pide que la
hermana prepare 1telabbeb4 dos pasteles 1lebibôt4, en su presencia, en su casa,
v.3. /avid manda a Tamar a preparar la comida 1habbiryâ4 para el hermano. Ella
preparó 1telabbeb4 y amasó la masa, y cocinó los pasteles frente a .l, v.E. @!or
qu. se usan palabras distintas para hacer la comida, en las diferentes órdenesB &i
Amnón pide pasteles 1lebibôt4 a /avid, @por qu. .ste ordena a Tamar que prepare
comida 1habbiryâ4B /avid tampoco dice a Tamar al#o sobre la supuesta
enfermedad de Amnón, a pesar de ello, ella prepara frente a .l los pasteles
1lebibôt4. Estas pre#untas hacen parte de la sospecha, que la comida preparada
por Tamar no es simplemente una desi#nación para un tipo de alimento, sino que
es una preparación de un ritual de curación. &iendo un ritual de curación, Tamar,
la hija vir#en del rey, podr"a estar ejercitando funciones reli#iosas. Lo cual hace
que la violación perpetrada por Amnón tome otras connotaciones de violencia
sexual.
Esa sospecha est refor%ada por el uso del verbo Csh, traducido como ;preparar< o
;hacer<, pero tiene un amplio campo semntico, entre los cuales el culinario, como
;preparar<, ;cocinar<, ;calentar<. !ero com$nmente se usa en la )iblia en
descripciones de un ritual, si#nificando ;inmolar<, ;ofrecer<, ;presentar<, ;cumplir
una oferta<.
El t.rmino habbiryâ, como sustantivo, si#nifica comida o alimento, y la ra"% hbr,
tiene un si#nificado unido al de ;dar de comer<, ;hacer comer<, ;servir<. 8ientras
tanto, si buscamos un si#nificado ms amplio para esta comida, y nos
pre#untamos por el sentido en este texto, se percibe que la comida tiene que ver
con su forma, o sea, con su dise7o o fi#ura. El texto su#iere un si#nificado anlo#o
entre la comida y los pasteles, entre habbiryâ y lebibôt. Este $ltimo tiene en su ra"%
la palabra ;cora%ón< F lb. El verbo, telabbeb, puede si#nificar ;fre"r< o ;#uisar<. Es
interesante el notar que tambi.n puede si#nificar ;enamorarse<, como en Gt :,?,
donde el sentido sexual est expl"cito y asociado con la idea de acto sexual. El
sustantivo lebibôt en el texto de + &m ,-,3.E.,? su#iere un ;pastel o rosca 1@en
forma de cora%ónB4< .
La cuestión de la comida y de su forma, requerida por Amnón en su estado de
aparente convalescencia levanta la sospecha que no es cualquier comida la que .l
quiere, sino que es un determinado tipo y que tiene determinadas funciones para
el restablecimiento. La investi#ación su#iere una aproximación interesante. Los
pasteles o #alletas en forma de cora%ón estn hechos de masa y cocinados, no
fritos, como su#iere la olla mencionada en el v.E. El verbo tiene el si#nificado de
hervir, cocinar o asar, en los textos de /t ,3,H y + Gr -D,,-. La comida hervida o
asada est recomendada en los casos de enfermedad, por ser de ms fcil
di#estión. Iay evidencias en 8esopotamia y entre los hititas donde la comida
asada, y los recipientes para hervir se usan en rituales de curación.
La comida, el hecho de comer o dejar de comer, en al#unos textos b"blicos est
muy cercano a las curaciones de enfermedades o a la muerte, y que, normalmente
son momentos donde se dan los rituales. En + &m ,+,,H, cuando el hijo de
)etsab. est enfermo, /avid no quiere comer. !ero cuando se le anuncia la
muerte del ni7o, el padre, para espanto de los empleados, hace todo un ritual de
paso5 se levanta, cambia de ropa, se un#e y pide pan y come. En otro momento,
con la muerte de Abner, una ve% ms /avid se reh$sa a comer, + &m -,-D.
La relación del t.rmino ;comer< con la adivinan%a de sue7os y rituales de curación
est testimoniada en textos acdicos. All" los rituales los hacen normalmente las
mujeres. Tambi.n en 8esopotamia, adems de sacerdotes adivinos, hay
evidencias de que son buscadas las mujeres espec"ficamente en caso de
enfermedad. La ma#ia y la medicina caminan lado a lado en el Anti#uo Jriente
!róximo, y muchas veces se relacionan las causas de enfermedades con
posesiones demon"acas o influencias de esp"ritus mali#nos.
Kna su#erencia, al menos intri#ante, se levanta con la comparación de rituales
hititas, que se refieren a la curación de la impotencia sexual masculina. Esos
rituales juntan a los mismos personajes que aparecen en el texto en cuestión, o
sea, hombre en necesidad, en condición de impotencia, una mujer, muchas veces
una vir#en que prepara la comida, los pasteles, partes de la ropa del implicado. En
un determinado momento, el espacio para desarrollar el ritual es el interior de la
casa, ms espec"ficamente, el cuarto y la cama. Entonces, en un ritual conocido
como incubación, el hombre despu.s de comer los pasteles de la mano de la
vir#en, duerme y, durante tres d"as debe contar los sue7os a la mujer que har
interpretaciones y adivinaciones. Iay otros rituales de curación donde la
adivinan%a est relacionada con la purificación. Esta asume funciones de purificar
y remover el encantamiento o embrujo, restableciendo as" el vi#or y la potencia
sexual.
Esa analo#"a de las acciones perpetradas por Amnón y Tamar en + &m ,-, con
rituales de curación en las culturas vecinas a =srael, puede su#erir que la comida
preparada es ms que un simple alimento, sino que al tener que ver con una
oferta y una actuación de Tamar son performancias de un ritual de curación. La
connotación erótica de los pasteles est su#erida por la relación con el texto del
Gantar de los Gantares :,? y la referencia a ;levantar o revi#orar el cora%ón<. Lo
qu. comer, cundo y cómo comer tiene varios si#nificados y su#iere v"nculos con
la performancia ritual y sexual.
Esa hipótesis levantada desde la actuación de Tamar todav"a no implica un uso o
situación que #enera violencia. /avid, al enviar a Tamar a preparar la comida para
su hermano puede estar $nicamente su#iriendo que ella use sus poderes y
conocimientos para el restablecimiento de la salud de su primo#.nito y heredero
del trono. La violencia se instaura con la interrupción del ritual de la comida
desempe7ado por Tamar, con el uso de la fuer%a, el abuso y la violación por parte
de Amnón.
3. La ropa – posici!n y unci!n social
Amnón abusa sexualmente de Tamar, su hermana, la hija vir#en del rey, que le
estaba preparando comida en su cuarto. El v.,E informa sobre la vestimenta de
Tamar, una t$nica talar de man#as estrechas, que la caracteri%aba como hija
doncella del rey. !arece que explicar la ropa que visten las mujeres era 1y
contin$a siendo4 un factor de extrema importancia para comprobar su estatus y
condición social, pero tambi.n, como v"ctima de abuso y violencia sexual.
Aqu" interesa investi#ar lo que era esa ropa y qu. valor social representaba ella,
como cul es el si#nificado simbólico de ras#ar esa ropa, despu.s de sufrir la
violencia.
La palabra que se usa para referirse a la vestimenta es ketonet passim. Aparece
+? veces en la )iblia hebrea y de estas, +> veces indica la t$nica protectora y
sa#rada vestida por los sacerdotes. Es la misma ropa que usa 6os. en 9n -H,,+2
+E, cuando su padre 6acob lo env"a para saber de sus hermanos, que estn en el
campo. /espu.s, cuando sus hermanos lo tiran en la cisterna le quitan su t$nica
talar de man#as lar#as 19n -H,+-4. Tanto 6os. como Tamar son enviados por sus
padres para estar con sus hermanos y ambos sufren violencia de estos hermanos.
La semejan%a de las situaciones de Tamar y 6os. llama la atención. /e 6os.
sabemos que despu.s va a ser el interpretador de los sue7os del faraón. Este
tambi.n sufre asedio sexual de la mujer del faraón. Esta usa las mismas palabras
que Amnón dice a Tamar5 ;Acu.state conmi#o< 19n -?,H L + &m ,-,,,4 .
Ketonet hace parte de la ropa sa#rada cuando el sacerdote entra en el santo de
los santos, para quemar incienso delante del arca 1Ex +E,:4. En Lv ,>,D4 Nadabe y
Abiu, los hijos de Aarón lo visten cuando queman incienso no ordenado delante
del &e7or. !or eso, son consumidos por el fue#o y ketonet es la t$nica que ellos
visten al ser sacados fuera del campamento. En =s ++,+, la palabra se usa en
referencia a la ropa que vestir al#uien de poder y que lue#o ser depuesto. 6ob
es otro que, antes de su des#racia aparece vestido con una t$nica sacerdotal 16ob
,,+>4, pero despu.s, .l viste ketonet 1->,,E4. La $nica mujer que aparece en
referencia a la t$nica est en Gantar de los Gantares D,-, donde ella viste la ropa.
El t.rmino passim aqu" si#nifica ;man#as< 1viene de pas F extremidades o bordes4.
En los textos b"blicos, para la mayor"a de las personas que usan la t$nica, esta
si#nificaba un elemento de peli#ro. Gon la mención de estar vistiendo la t$nica,
hay la indicación de que est en un estatus aristocrtico, pero que lo pierden
ense#uida. !arece que al referirse a la ropa, hay la indicación simbólica de una
inminente p.rdida del poder y del status.
Adems de la t$nica talar de man#as, hay la referencia a la vestimenta de las hijas
v"r#enes del rey, en el v,,E. El t.rmino usado da ms informaciones sobre qu.
ropa era esa5 me‘ilim, que si#nifica manto o capa. Adems de Tamar, en los
dems textos b"blicos donde aparece esta palabra, solamente los hombres usan
esa ropa, y bsicamente, los sacerdotes. Ejemplos5 &amuel, que recibe una ropa
de estas cocida por su madre, ya antes de nacer cuando es dedicado para servir
al &e7or 1, &m +,,?4* lue#o, &amuel viste la ropa en sus funciones sacerdotales 1,
&m ,D,+H4* ms tarde cuando &a$l consulta a la medium de En2/or, &amuel
aparece envuelto en la misma capa. Tambi.n en relación con el Arca de la
Alian%a, el rey /avid, los levitas y cantores hacen la procesión vistiendo la capa F
me‘ilim.
La alusión del vestido de la hija vir#en del rey usando la terminolo#"a que indica
trajes sa#rados y reales su#iere que la función que ocupa ella puede estar en
conexión con prcticas rituales. En relación a la comida preparada por Tamar ya
se levantó la sospecha de que no se trataba de simples alimentos, sino de una
comida espec"fica usada en rituales de curación, o restablecimiento de la
enfermedad. 6unto con esa sospecha, la cuestión del vestido que es mencionado
de forma expl"cita para advertir el status de Tamar, parece querer indicar que ella
ocupa funciones peculiares en la preparación de rituales en la casa real.
+ &m E,,D2,E trae informaciones de las funciones ejercidas en la casa real.
Espec"ficamente el v.,E informa que los hijos de /avid acumulaban funciones
sacerdotales, probablemente como asistencia o en la substitución de su padre.
Aunque se pueda ar#umentar que las mujeres no estn incluidas en esa función
sacerdotal, se puede sospechar que si la familia real est encar#ada de tareas
relacionadas con la or#ani%ación pol"tica y reli#iosa, la hija vir#en puede ejercer
una función ritual espec"fica, como est testimoniado y es conocido en las culturas
vecinas.
Esta hipótesis est refor%ada con la comparación de las informaciones en las
culturas circunvecinas, sobre las ;hijas v"r#enes del rey<. En 8esopotamia se
encontraron evidencias de ,3 hijas v"r#enes de reyes que ejerc"an funciones como
sacerdotisas. Al#unas aparecen desarrollando un ritual y vistiendo t$nicas con
man#as lar#as. Adems de que se han encontrado evidencias de divinidades
menores, tambi.n llamadas intercesoras, por establecer una conexión entre la
persona que asiste al culto y la divinidad mayor, y aparecen vestidas con ropas
sueltasMlivianas. Al#unas de estas reali%an rituales unidos a la purificación e
interpretación de sue7os.
A partir de las evidencias respecto a las hijas v"r#enes de reyes instituidas como
sacerdotisas, que usan la vestimenta espec"fica, que en otros textos b"blicos
aparecen conectadas con personas en funciones sacerdotales, Adrien 6. )ledstein
levanta la hipótesis de que Tamar fue enviada por su padre, como sacerdotisa
para reali%ar un ritual de purificación, o de restitución de la salud del hijo heredero
del rey.
La ropa tiene función social. Lo que viste y cómo se viste indica el estatus y el
poder social. El desvestir puede advertirnos por la p.rdida de esta posición, o la
lamentación. Nestirse o desnudarse p$blicamente tiene todav"a una función
simbólica de expresar o proclamar una determinada situación o hecho. !uede
si#nificar lamento, expresión de dolor o de luto O9n -H,+?* + &m ,,,,2,+, -,-,* o
de p.rdida de status y de poder F Nm +>,+3. El texto anali%ado reafirma esa
simbolo#"a de las vestimentas. La ropa de Tamar Ola t$nica de man#as lar#asO
se menciona frente al siervo que recibe órdenes expl"citas de Amnón para
ahuyentarla. !arece que se pretende demarcar bien lo que est por suceder.
Tamar est en una situación social y posee poder en esta posición, pero que est
presta a perder ese poder. El siervo, a$n as" la expulsó y trancó la puerta despu.s
de que ella salió.
Tamar no est se#ura en la casa y en compa7"a de su hermano. Ella corre peli#ro
frente al poder que su hermano representa para ella. El tiene ms fuer%a f"sica que
ella, pero adems, es el hijo heredero del rey. Es el hijo que est en la lista para
heredar el trono, el mando y el poder. Es el hijo que /avid quiere prote#er, y lo
quiere ver restablecido de su estado de ;cara amar#a<, de p.rdida del vi#or.
Adems de eso, @cul es el poder de TamarB @Gul es la posición que puede
contraponerse al hermanoB
". Las con#ersaciones – la ley, el conocimien$o, la ar%umen$aci!n y el
silencio
El texto es rico en dilo#os. La conversación y el hablar van construyendo la
situación. &on los hombres que hablan, que articulan y van arquitectando la
escena. /avid no habla directamente con Tamar. 0l manda a decir. En el
momento en que Amnón y Tamar estn solos en el cuarto, solo es Amnón el que
habla. Ella toma la ca%uela, amasa la masa, envuelve los pasteles, cocina delante
de .l. Lo que habla es el cuerpo de ella. &us manos son las que act$an. El texto
detalla esos movimientos. La escena me trae a la memoria pel"culas como
;Ghocolate<, ;Gomo a#ua para chocolate<, ;El sabor de la pasión<, donde el hacer
comida, la comida y el comer estn en jue#o erótico junto a los cuerpos. Las
palabras ya no son necesarias en el jue#o de la seducción. !ues el tocar, el mirar
y los #estos son los que van construyendo el clima.
!ero aqu" no hay jue#o erótico, no hay complicidad. Amnón habla y ordena. 0l no
quiere ju#ar, .l no sabe, o no puede, o no necesita. /e forma torpe, .l no para de
hablar, dando a entender que el poder es de .l y .l controla la situación. Lue#o,
despu.s de tanto hablar, .l usa la fuer%a y a#arra a Tamar por la mano. La mano
que le preparaba y ofrec"a la comida siente ahora la fuer%a y la violencia.
La primera ve% que habla Tamar es para decir5 ;PNo, hermano m"oQ< 1v.,+R4. La
primera palabra de Tamar es NJ. Ella no quiere acostarse con .l. S aqu", es claro
y obvio el ;no<. En la cultura patriarcal y sexista, donde los hombres establecen las
normas y los patrones de comportamiento, existe una insinuación de que las
mujeres cuando dicen no a la investida sexual, en verdad estar"an queriendo decir
s". Esto ser"a para hacer el jue#o ms dif"cil y aumentar as" la sensación de
victoria del ;ca%ador<, que conquista a su presa frente a una mayor dificultad y
adversidad. Esa suposición llevó a muchas mujeres a sufrir de violencia sexual.
Acto se#uido, las palabras de Tamar hacen presente la relación de parentesco
que existe entre ambos. Es como si estuviera diciendo5 somos hermanos, tenemos
el mismo padre. A pesar de todo, las palabras de Tamar no encuentran resonancia
en la situación que enfrenta.
8s tarde, ella ampl"a la ar#umentación hacia las implicaciones pol"tico2reli#iosas5
;no me violes. !orque esto no se hace en =srael* no ha#as tal locura< 1v. ,+b4. @/e
qu. locura Tamar est hablando espec"ficamenteB @=ncesto o estuproB Iay, en
=srael, leyes que proh"ben la relación sexual entre personas que son hermanas, o
mejor personas que tienen el mismo padre5 Lv ,E,?.,,* +>,,H* /t +H,++. !ero
tambi.n hay leyes que determinan que el violador se case con la v"ctima5 Ex ++,,3
y /t ++,+-2+?. A pesar de ello, estas leyes, antes de prohibir el estupro, lo
institucionali%an, dando poder al hombre para tomar una mujer como esposa. A
partir de la relación asim.trica de los #.neros, estas leyes ;prote#en< a la mujer,
pero preservan y confirman el poder patriarcal.
La $ltima ar#umentación de Tamar es5 ;Te pido, que hables con el rey y .l no me
ne#ar para ti< 1v.,-b4. Talve% porque, aunque estaba prohibido, hay precedentes
1ver el caso de &ara y Abraham, en 9n +>,,+4, o talve% para #anar tiempo, y
librarse de esta situación. En medio de todo eso, todav"a ale#a otras
consecuencias del acto que Amnón quiere reali%ar5 Apela a su propia ver#Ten%a.
En una sociedad patriarcal, donde los derechos de las mujeres estn limitados, se
valori%a mucho la vir#inidad, y siendo ella la hija del rey, despu.s de tener
relaciones sexuales ya no tendr nin#una di#nidad y no se casar con un hombre.
/espu.s, se7ala la consecuencia para Amnón5 se le considerar loco e insensato.
La capacidad ar#umentativa de Tamar no consi#ue disuadir a Amnón de su
propósito y de su deseo. La memoria de las leyes, de las consecuencias, apelando
a la contextuali%ación, no respalda al hijo heredero del rey. Iay la posibilidad de
que estas leyes no sean conocidas en esta .poca, o que la casa real no las
respete. La casa del rey tiene sus propias leyes. !ero nada de eso disuade al
hombre para que vaya adelante con su acción. 0l tiene mayor fuer%a f"sica y la
ejerce para la violación.
/espu.s viene el odio, la repulsa y la aversión. El odio era mayor que el amor. ;S
Amnón odió con un odio muy #rande, pues el odio con que la odió era mayor que
el amor con que la amó< 1v.,D4 @AmorB @/e qu. amor se est hablandoB &e
repite, al menos, cuatro veces la referencia al odio o a la repulsa. La aversión de
Amnón parece responder a lo que vemos en individuos que usan la dominación
sobre otras personas, como los sdicos o los violadores. Luchan contra lo que
creen y perciben como su propia debilidad y como fuer%a de la v"ctima.
8ientras tanto, Amnón dice al siervo, y aqu", sin indicios de violencia, sino, ordena
#entilmente5 8ndela afuera y cierre la puerta. Kn hombre que abusa sexualmente
de una mujer, no necesita necesariamente ser violento siempre y con todas las
personas. Tambi.n, el descr.dito siempre es mayor si la v"ctima es la $nica que
;sintió< la violencia. La bondad y la delicade%a pueden ser parte de las estrate#ias
de conquista y un refu#io para el que ejercita la violencia. Gomo $ltima tentativa,
Tamar se pone en contra una ve% ms y ar#umenta en su favor. &e debate para
salir de la situación con un m"nimo de di#nidad. !ero Amnón no quiere o"r su vo%.
Tampoco, nunca quiso o"r sus palabras.
Iacer el caso p$blico y denunciar no es lo habitual en los casos de violencia
sexual. El silencio no se da a causa de un acuerdo, sino por causa de que
muchas veces las consecuencias sern ms violencia, desde los ór#anos
competentes que reciben la denuncia. =nterro#aciones de este tipo5 ;con qu. ropa
andaba, qu. estaba haciendo a esa hora, en ese lu#ar, por qu. andabas sola, qu.
hiciste para provocar el deseo en el hombre< hacen que la v"ctima sea culpable y
la causante de la violencia.
Teniendo en cuenta esa realidad de silencio alrededor de la violencia sexual, la
actitud de Tamar es valiente e ilumina nuestra realidad actual. Al contrario de lo
que normalmente sucede con las victimas de abuso sexual, Tamar hace p$blico
su ultraje. Uas#a su t$nica, coloca las manos sobre la cabe%a y sale andando y
#ritando. !rotesta y #rita. 8uestra en su cuerpo su indi#nación y repulsa.
Entonces, se encuentra con otro hermano. Absalón no quiere saber lo que
sucedió. &u pre#unta es directa5 ;@Estuvo tu hermano conti#oB< &u pre#unta
anticipa la respuesta. &e anticipa la premonición al hecho. @Lo que ve Absalón
necesita palabras y explicacionesB @J acaso no las quiereB S el consejo, la orden
del otro hombre, del hermano ser5 ;Gllate* es tu hermano. No te an#ustie tu
cora%ón por eso<. El silencio. Esa es la norma para las mujeres que sufren
violencia sexual, o cualquier otra violencia. El silencio es el aliado del violador, as"
como la falta de solidaridad.
&. Violencia sexual y poder
El texto comien%a informando sobre las relaciones familiares de las personas que
estn implicadas. /espu.s de la salida califica est.ticamente a Tamar. Ella es
bonita. Es la hermana famosa de Absalón, que Amnón, el otro hermano, 1un medio
hermano4 la desea.
El deseo. !arece ser .ste uno de los vers"culos que mueven esta historia. El
diccionario define ;desear<5 ;aspirar a lo que no se posee. Auerer 1a al#uien o
al#o4 para determinado fin. Tener deseo o voluntad de5 querer, apetecer,
ambicionar<. /eseo de poder, deseo de tener, deseo de comerV estos son los
movimientos y las dinmicas del texto.
Ians 6. L. 6ensen anali%a la ;Narrativa de sucesión< F + &m ?2+> y , Us ,2+, a
partir de la teor"a de Uen. 9irard, del deseo, de la rivalidad y de la violencia
colectiva. 0l ar#umenta que el deseo es el asunto #lobal de la narrativa de
sucesión. S este deseo se manifiesta en esta situación siempre de forma
trian#ular, incluyendo tres elementos. As" es en la historia de /avid, )etseb y
Krias, como con Tamar 1el objeto del deseo4, Amnón 1el sujeto del deseo4 y
Absalón 1el obstculo, al tomar ven#an%a4. Aqu", el deseo en jue#o es
expl"citamente sexual. !ero es interesante apuntar que esta propuesta se ampl"a y
se abre a otra posibilidad de entender el conflicto. Lo que est en cuestión es al#o
ms que el deseo sexual reprimido y contenido. Entre los hermanos est tambi.n
el jue#o de poder con aspiraciones al trono y al poder. Absalón es el rival de
Amnón, no porque ten#a intereses sexuales con Tamar, sino porque representa al
adversario en la conquista de la herencia del reinado. As" se encaminar la
historia ms adelante, en los cap"tulos ,: y ,D. Tamar es un mero objeto de la
demostración del poder. La sexualidad es el jue#o de poderes entre los hombres.
La violencia sexual sucede en el ambiente de la casa, entre personas con la%os
familiares. El que perpetra el acto de violencia no es un desconocido, que se
esconde en lu#ares oscuros y aislados, y ataca a las mujeres que salen solas.
&ino, conforme a los datos en todo el mundo y en diferentes culturas, la mayor"a
de las veces, el violador es al#uien que conoce a la v"ctima y sus pasos, que la
observa y la desea, o la envidia. Es interesante un anlisis sobre el asedio moral,
o la violencia perversa en lo cotidiano.
;Vlas v"ctimas nunca son personas d.biles. 8uy al contrario, no es el d.ficit del
otro lo que atrae a los perversos, sino lo elevado, las cualidades, el .xito, la
belle%a, la fuer%a, la vitalidad, en fin, lo que tiene valor positivo en la sociedad. La
v"ctima es al#uien que puede ser blanco de envidia, que tiene al#o que el
;depredador< no posee, ya que toda construcción de sentimiento que lleva a la
envidia se asienta sobre un delirio< .
La violencia sexual es una relación de poder. S como tal, no es que solo el hombre
detente el poder sobre la v"ctima. El poder, en cuanto relación, es dinmico y est
en movimiento. La condición de v"ctima de la mujer se da en cuanto que es ella
que sufre la violencia. A pesar de todo, en el abordaje de la situación y del
contexto de violencia se busca un acercamiento que ha#a a la mujer v"ctima, que
la tome como objeto, evitando su condición de sujeto. Kna aproximación que
$nicamente ve a la mujer como v"ctima hace de ella un ser pasivo, incapa% de
decidir y dar un rumbo a su vida y de establecer resistencias. !ero, si trasladamos
la discusión hacia el mbito del contexto y de los poderes en ejercicio en las
relaciones violentas, podemos colocar en las manos de las propias mujeres la
capacidad de tomar decisiones que la lleven a salir de esa situación de violencia.
Tamar no es una v"ctima indefensa, que baja la cabe%a y a#uanta las amena%as y
la violencia efectiva. Ella se defiende y ar#umenta para salvar su di#nidad. Ella
ejerce el poder. @qu. tipo de poderB @Ueli#ioso, de conocimientos de curación, de
curación que Amnón necesitaB @Au. es lo que ella necesita restablecerB @&u
fuer%a sexualB J ella es demasiado incómoda por su presencia deslumbrante,
hermosa y .l es el heredero del rey que puede todoV incluso comer de la mano
de la hija vir#en del rey.
La casa real, con sus luchas de acceso al poder se encuentra en un contexto
enmara7ado de violencia sexual contra las mujeres. &e usa la violación como
instrumento para consolidar el poder y los presti#ios masculinos. Tamar est
envuelta en una familia donde la lucha por el poder real es constante, y la
violencia contra las mujeres hace parte de esas escenas. Abner viola a Uispa, la
concubina de &a$l 1+ &m -4. /avid usa artima7as y su conducta sexual lo
envuelve en el adulterio, el deseo por la mujer prohibida 1+ &m ,,4. Absalón
posteriormente violaMabusa de las concubinas de /avid para mostrar su rebelión y
lucha en la conquista del trono 1+ &m ,3,+>2+-4.
!arece ser que la violencia contra las mujeres, o contra lo femenino sirve para
consolidar el poder y afirmar la identidad masculina de los hombres. La
masculinidad si#nifica la capacidad de ejercer la violencia. Niolencia contra las
mujeres, violencia dom.stica o sexista, violencia f"sica, psicoló#ica y sexual, poder
pol"tico y económico van con las manos entrela%adas desde hace mucho tiempoV
Lo que se propone es despla%ar el enfoque de la discusión sobre violencia sexual,
no considerando a la mujer como v"ctima que la incapacita para acciones de
resistencia y de decisiones en su vida. /e esa manera se establece una sentencia
$nica de condenación exclusiva al violador. No hay posibilidades de recuperación
o de arrepentimiento y nueva conducta para los hombres. Ni de construir nuevas
masculinidades que se basen en autoestimas equilibradas. Gon la polari%ación de
la discusión no se permite ver los mecanismos de poderes que fabrican las
personas violentas, y los de otras que se someten o ;a#uantan< la violencia.
Kn enfoque ms amplio, que rescata los poderes de las mujeres puede ayudar a
redimensionar las formas de discutir los papeles masculinos y femeninos
construidos cultural y socialmente y que permiten el uso de cualquier tipo de
violencia, sea sexual, f"sica o psicoló#ica.
Elaine 'eueneld$
Avenida )enjamin Gonstant E->
TorresMU&
?DD3?2>>>, )rasil
Luis ALJN&J &GIJEWEL, Dicionário bíblico, &Xo !aulo5 !aulus, ,??H. p.,DD.
W. von der TJJUN. The Nature of the iblical Teraphim in the !i"ht of the
#uneiform $%idence, apud Adrien 6anis )LE/&TE=N, &as 'abbiryâ a healin"
ritual performed by a (oman in Kin" Da%id)s 'ouse*, p.->.
Adrien 6anis )LE/&TE=N, &as habbiryâ a 'ealin" +itual ,erformed by a &oman
in Kin" Da%id)s 'ouse*, em -ociety of iblical +esearch, Ghica#o5 Govenant
!ress, -HM?+, p.,D.
Adrien 6anis )LE/&TE=N, &as habbiryâ a 'ealin" +itual, p.-,.
Luis ALJN&J &GIJEWEL, Dicionário bíblico, p.D,?2D++.
Adrien 6anis )LE/&TE=N, &as habbiryâ a 'ealin" +itual, p.,3. Luis ALJN&J
&GIJEWEL, Dicionário bíblico, p.D+,.
Luis ALJN&J &GIJWEL, Dicionário bíblico, p.,,H2,,E.
Luis Alonso &GIJWEL, Dicionário bíblico, p.--H.
Adrien 6anis )LE/&TE=N, &as habbiryâ a 'ealin" +itual, p.,E.
Adrien 6anis )LE/&TE=N, &as habbiryâ a 'ealin" +itual, p.+>2+,.
Adrien 6anis )LE/&TE=N, &as habbiryâ a 'ealin" +itual, p.++2+3. En
8esopotamia los rituales terap.uticos que tratan de restaurar la fuer%a y la
potencia sexual, los reali%an las mujeres y se los llama sa.i"a 2 que literalmente
si#nifica ;levantar el cora%ón<.
Toda la reflexión sobre ketonet passim est basada en Adrien 6anis )LE/&TE=N,
;Tamar and the YGoat of 8any GolorsY<, em )UENNEU, Athalya 1editora4. /
0eminist #ompanion to the ible. &heffield5 &heffiel Academic !ress, +>>>. p.3D2
E-.
Uobert ALTEU The Da%id -tory 1 / Translation (ith #ommentary of 2 and 3
-amuel. Ne' Sor(MLondon5 Z. Z. Norton [ Gompany, ,???. p.+3H.
Adrien 6anis )LE/&TE=N, ;Tamar and the YGoat of 8any Golors\<, p.HE.
Iarold ZA&I=N9TJN, ;Niolence and the Gonstruction of 9ender in the Iebre'
)ible F A Ne' Iistoricist Approach<, iblical 4nterpretation, Leiden5 )rill, ,??H,
p.-+:2-3+.
6o Ann IAGWETT. ;, and + &amuel<, en Garol NEZ&J8 and &haron U=N9E
1editoras4. The &omen)s ible #ommentary. Louisville5 ZesterminsterM6ohn Wnox
!ress, p.?:.
6o Ann IAGWETT. ;, and + &amuel<, p.?:.
Gonfere Ians 6. L. 6EN&EN, ;/esire, Uivalry and Gollective Niolence in the
C&uccession Narrative]<, em 5-6T DD, 1,??+4. p.-?2DD. No nos interesa entrar en
todo el anlisis propesto por 6ansen, a pesar de todo, quiero destacar esa v"a de
aproximación que parece ofrecer al#unos instrumentos interesantes y posibles en
el abordaje del texto y de sus diversos aspectos en cuanto a las cuestiones de
poder y violencia. Espec"ficamente a partir de los temas de 9irar5 deseo, rivalidad
y conflicto, y la solución del conflicto si#nificando la expulsión.
Anlia &JU=A. ;Novas< viol^ncias assolam o cotidiano, em $studos feministas
G_IMGGEMK_&G, vol.?, n.,M+>>,. p.->:. Uese7a del libro5 8arie2_rance
I=U=9JSEN, /ss7dio moral 8 / %iol9ncia per%ersa no cotidiano. Uio de 6aneiro5
)ertrand )rasil, +>>>.
Iarold ZA&I=N9TJN, Niolence and the Gonstruction of 9ender in the Iebre'
)ible F A Ne' Iistoricist Approach, iblical 4nterpretation, Leiden5 )rill, ,??H,
p.-->2--,. Este art"culo hace un interesante anlisis sobre el len#uaje, y sobre las
conexiones discursivas entre violencia y #.nero.