You are on page 1of 4

MÁSCARAS DE SUBRED DE TAMAÑO

VARIABLE

Las máscaras de subred de tamaño variable (variable length subnet mask, VLSM)
representan otra de las tantas soluciones que se implementaron para el agotamiento de
direcciones IP (1987) y otras como la división en subredes (1985), el enrutamiento de
interdominio CIDR (1993), NAT y las direcciones ip privadas. Otra de las funciones de
VLSM es descentralizar las redes y de esta forma conseguir redes más seguras y
jerárquicas.

Ejemplo de desperdicio de direcciones
Si se utiliza una máscara de subred de tamaño fijo (la misma máscara de subred en todas
las subredes), todas las subredes van a tener el mismo tamaño. Por ejemplo, si la subred
más grande necesita 200 hosts, todas las subredes van a tener el mismo tamaño de 256
direcciones IP (nota: se ha redondeado hacia arriba, hacia la siguiente potencia, de 2). Si
una subred que necesita 10 equipos, se asigna la misma subred de 256 direcciones,
aunque las restantes 246 direcciones no se utilicen. Incluso los enlaces seriales (WAN),
que sólo necesitan dos direcciones IP, requieren una subred de 256 direcciones.

Alternativas
Una alternativa, para ahorrar las escasas direcciones públicas, es utilizar direcciones
privadas (RFC 1918), en combinación con traducción NAT, especialmente en las
direcciones que no necesitan ser accedidos desde fuera de la red interna.
También es posible, en algunos casos, que un enlace serial se "preste" la dirección IP de
otro enlace conectado al mismo router; sin embargo, esto implica la desventaja de que ya
no se puede acceder directamente a ese enlace, por ejemplo, mediante un ping.
La alternativas de VLSM son más propias para el tipo de enrutamiento, en cuestiones de
IPv6 es sumamente importante tener en cuenta las solicitudes dadas por el servidor para
así poder crear el pool de direcciones dadas por el router inalámbrico.
Los equipos antiguos operaban en half duplex (uno transmite y el otro recibe), los equipos
actuales son full duplex, ambos transmiten y reciben simultáneamente.

Classless Inter-Domain Routing

Classless I nter-Domain Routing o CIDR (en español «enrutamiento entre dominios sin
clases») se introdujo en 1993 por IETF y representa la última mejora en el modo de
interpretar las direcciones IP. Su introducción permitió una mayor flexibilidad al dividir
rangos de direcciones IP en redes separadas. De esta manera permitió:
 Un uso más eficiente de las cada vez más escasas direcciones IPv4.
 Un mayor uso de la jerarquía de direcciones (agregación de prefijos de red),
disminuyendo la sobrecarga de los enrutadores principales de Internet para realizar
el encaminamiento.
Antecedentes históricos
Originalmente, direcciones IP se separaban en dos partes: la dirección de red (que
identificaba una red o subred), y la dirección de host (que identificaba la conexión o
interfaz de una máquina específica a la red). Esta división se usaba para controlar la forma
en que se encaminaba el tráfico entre redes IP.
Históricamente, el espacio de direcciones IP se dividía en cinco clases principales de redes
(A, B, C, D y E), donde cada clase tenía asignado un tamaño fijo de dirección de red. La
clase, y por extensión la longitud de la dirección de red y el número de host, se podían
determinar comprobando los bits más significativos (a la izquierda) de la dirección IP:
 0 para las redes de Clase A
 10 para las redes de Clase B
 110 para las redes de Clase C
 1110 para las redes de Clase D (usadas para transmisiones multicast)
 11110 para las redes de Clase E (usadas para investigación y experimentación)
Sin una forma de especificar la longitud de prefijo, o la máscara de red, los algoritmos de
encaminamiento en los enrutadores tenían que usar forzosamente la clase de la dirección IP
para determinar el tamaño de los prefijos que se usarían en las tablas de ruta. Esto no
representaba un gran problema en la Internet original, donde sólo había unas
decenas/cientos de ordenadores, y los routers podían almacenar en memoria todas las rutas
necesarias para alcanzarlos.
A medida que la red TCP/IP experimental se expandió en los años 80 para formar Internet,
el número de ordenadores con dirección IP pública creció exponencialmente, forzando a los
enrutadores a incrementar la memoria necesaria para almacenar las tablas de rutas, y los
recursos necesarios para mantener y actualizar esas tablas. La necesidad de un esquema de
direcciones más flexible se hacía cada vez más patente.
Esta situación condujo al desarrollo sucesivo de las subredes y CIDR. Dado que se ignora
la antigua distinción entre clases de direcciones, el nuevo sistema se denominó
encaminamiento sin clases (classless routing). Esta denominación conllevó que el sistema
original fuera denominado encaminamiento con clases (classful routing).
VLSM parte del mismo concepto que CIDR. El término VLSM se usa generalmente
cuando se habla de redes privadas, mientras que CIDR se usa cuando se habla de Internet
(red pública).
Bloques CIDR

CIDR es un estándar de red para la interpretación de direcciones IP. CIDR facilita el
encaminamiento al permitir agrupar bloques de direcciones en una sola entrada de tabla de
rutas. Estos grupos, llamados comúnmente Bloques CIDR, comparten una misma
secuencia inicial de bits en la representación binaria de sus direcciones IP.
Los bloques CIDR IPv4 se identifican usando una sintaxis similar a la de las direcciones
IPv4: cuatro números decimales separados por puntos, seguidos de una barra de división y
un número de 0 a 32; A.B.C.D/N.
Los primeros cuatro números decimales se interpretan como una dirección IPv4, y el
número tras la barra es la longitud de prefijo, contando desde la izquierda, y representa el
número de bits comunes a todas las direcciones incluidas en el bloque CIDR.
Decimos que una dirección IP está incluida en un bloque CIDR, y que encaja con el prefijo
CIDR, si los N bits iniciales de la dirección y el prefijo son iguales. Por tanto, para entender
CIDR es necesario visualizar la dirección IP en binario. Dado que la longitud de una
dirección IPv4 es fija, de 32 bits, un prefijo CIDR de N-bits deja bits sin encajar,
y hay combinaciones posibles con los bits restantes. Esto quiere decir que
direcciones IPv4 encajan en un prefijo CIDR de N-bits.
Nótese que los prefijos CIDR cortos (números cercanos a 0) permiten encajar un mayor
número de direcciones IP, mientras que prefijos CIDR largos (números cercanos a 32)
permiten encajar menos direcciones IP.
Una dirección IP puede encajar en varios prefijos CIDR de longitudes diferentes.
CIDR también se usa con direcciones IPv6, en las que la longitud del prefijo varia desde 0 a
128, debido a la mayor longitud de bit en las direcciones, con respecto a IPv4. En el caso de
IPv6 se usa una sintaxis similar a la comentada: el prefijo se escribe como una dirección
IPv6, seguida de una barra y el número de bits significativos.