You are on page 1of 31

INSTITUTO SARA CH.

DE ECCLESTON
Guía N° 2b
Don Quijote de La Mancha
Materia: Literatura
Profesor: Mariano Duna
Alumno/a:
4° AÑO 2014
Índice
Sir Thomas Malory, “La muerte de Arturo”...................1
“La parodia del héroe: el Quijote”..................................6
Grabado de Gustave oré.............................................!"
#. L. $or%es, “&ierre Me'ard, autor del Quijote”.........!1
a'iel Giribaldi, “Milo'%a de o' (ui)ote”...............!6
#ua' Sasturai', “Lio'el Messi, autor del Quijote.........!*
Gu+a de le,tura..............................................................!-
Lectura obligatoria: Don Quijote de La Mancha
.,ap+tulos 1,!,/,0,1,*,2,-,!!,1! 3&rimera &arte4 y
1,/,1",01,60,*/ y *0 3Se%u'da &arte45
Grabado de Gustave Doré, artista francés (1832- 1883), para una edición de Don
Quijote de 1863.
Pierre Menard, autor del Quijote
1

Jorge Luis Borges
2
A Silvina Ocampo
La obra visible que ha dejado este novelista es de fácil y breve enumeración. on, !or
lo tanto, im!erdonables las omisiones y adiciones !er!etradas !or madame "enri #achelier en
un catálo$o fala% que cierto diario cuya tendencia protestante no es un secreto ha tenido la
desconsideración de inferir a sus de!lorables lectores &si bien estos son !ocos y calvinistas,
cuando no masones y circuncisos. Los ami$os aut'nticos de Menard han visto con alarma ese
catálo$o y aun con cierta triste%a. (ir)ase que ayer nos reunimos ante el mármol final y entre
los ci!reses infaustos y ya el *rror trata de em!a+ar su Memoria... (ecididamente, una breve
rectificación es inevitable.
Me consta que es muy fácil recusar mi !obre autoridad. *s!ero, sin embar$o, que no
me !rohibirán mencionar dos altos testimonios. La baronesa de #acourt ,en
cuyos vendredis inolvidables tuve el honor de conocer al llorado !oeta- ha tenido a bien
a!robar las l)neas que si$uen. La condesa de #a$nore$io, uno de los es!)ritus más finos del
!rinci!ado de Mónaco ,y ahora de Pittsbur$h, Pennsylvania, des!u's de su reciente boda con
el filántro!o internacional imón .aut%sch, tan calumniado, /ay0, !or las v)ctimas de sus
desinteresadas maniobras- ha sacrificado 1a la veracidad y a la muerte2 ,tales son sus
!alabras- la se+oril reserva que la distin$ue y en una carta abierta !ublicada en la
revista Luxe me concede asimismo su bene!lácito. *sas ejecutorias, creo, no son insuficientes.
"e dicho que la obra visible de Menard es fácilmente enumerable. *3aminado con
esmero su archivo !articular, he verificado que consta de las !ie%as que si$uen4
a- 5n soneto simbolista que a!areció dos veces ,con variaciones- en la revista La
Conque ,n6meros de mar%o y octubre de 1788-.
b- 5na mono$raf)a sobre la !osibilidad de construir un vocabulario !o'tico de
conce!tos que no fueran sinónimos o !er)frasis de los que informan el len$uaje com6n, 1sino
objetos ideales creados !or una convención y esencialmente destinados a las necesidades
!o'ticas2 ,9:mes, 18;1-.
c- 5na mono$raf)a sobre 1ciertas cone3iones o afinidades2 del !ensamiento de
(escartes, de Leibni% y de <ohn =il>ins ,9:mes, 18;?-.
d- 5na mono$raf)a sobre la Characteristica Universalis de Leibni% ,9:mes, 18;@-.
e- 5n art)culo t'cnico sobre la !osibilidad de enriquecer el ajedre% eliminando uno de
los !eones de torre. Menard !ro!one, recomienda, discute y acaba !or recha%ar esa
innovación.
f- 5na mono$raf)a sobre el Ars Magna Generalis de Aamón Llull ,9:mes, 18;B-.
g- 5na traducción con !rólo$o y notas del Libro de la invención liberal arte del !uego
del axedre" de Auy Ló!e% de e$ura ,Par)s, 18;C-.
h- Los borradores de una mono$raf)a sobre la ló$ica simbólica de Deor$e #oole.
i- 5n e3amen de las leyes m'tricas esenciales de la !rosa francesa, ilustrado con
ejem!los de aintimon ,#evue des Langues #omanes, Mont!ellier, octubre de 18;8-.
!- 5na r'!lica a Luc (urtain ,que hab)a ne$ado la e3istencia de tales leyes- ilustrada
con ejem!los de Luc (urtain ,#evue des Langues #omanes, Mont!ellier, diciembre de 18;8-.
1
*3tra)do de $icciones, #uenos Eires, (ebolsillo, 2;11.
2
*scritor ar$entino ,1788F 187B-.
%- 5na traducción manuscrita de la Agu!a de navegar cultos de Quevedo, intitulada La
&oussole des pr'cieux.
l- 5n !refacio al catálo$o de la e3!osición de lito$raf)as de Garolus "ourcade ,9:mes,
181@-.
m- La obra Les (robl)mes d*un probl)me ,Par)s, 181C- que discute en orden
cronoló$ico las soluciones del ilustre !roblema de Equiles y la tortu$a. (os ediciones de este
libro han a!arecido hasta ahoraH la se$unda trae como e!)$rafe el consejo de Leibni% +e
craigne" point, monsieur, la tortue, y renueva los ca!)tulos dedicados a Aussell y a (escartes.
n- 5n obstinado análisis de las 1costumbres sintácticas2 de Ioulet ,9.A.J., mar%o de
1821-. Menard recuerdo declaraba que censurar y alabar son o!eraciones sentimentales que
nada tienen que ver con la cr)tica.
o- 5na trans!osición en alejandrinos del Cimeti)re marin, de Paul Kal'ry ,9.A.J.,
enero de 1827-.
p- 5na invectiva contra Paul Kal'ry, en las -o!as para la supresión de la realidad de
<acques Aeboul. ,*sa invectiva, dicho sea entre !ar'ntesis, es el reverso e3acto de su
verdadera o!inión sobre Kal'ry. Lste as) lo entendió y la amistad anti$ua de los dos no corrió
!eli$ro.-
q- 5na 1definición2 de la condesa de #a$nore$io, en el 1victorioso volumen2 la
locución es de otro colaborador, Dabriele dMEnnun%io que anualmente !ublica esta dama !ara
rectificar los inevitables falseos del !eriodismo y !resentar 1al mundo y a Ntalia2 una aut'ntica
efi$ie de su !ersona, tan e3!uesta ,en ra%ón misma de su belle%a y de su actuación- a
inter!retaciones erróneas o a!resuradas.
r- 5n ciclo de admirables sonetos !ara la baronesa de #acourt ,18?@-.
s- 5na lista manuscrita de versos que deben su eficacia a la !untuación
?
.
"asta aqu) ,sin otra omisión que unos va$os sonetos circunstanciales !ara el
hos!italario, o ávido, álbum de madame "enri #achelier- la obra visible de Menard, en su
orden cronoló$ico. Paso ahora a la otra4 la subterránea, la interminablemente heroica, la
im!ar. Iambi'n, /ay de las !osibilidades del hombre0, la inconclusa. *sa obra, tal ve% la más
si$nificativa de nuestro tiem!o, consta de los ca!)tulos noveno y tri$'simo octavo de la
!rimera !arte del .on /ui!ote y de un fra$mento del ca!)tulo veintidós. Oo s' que tal
afirmación !arece un dislateH justificar ese 1dislate2 es el objeto !rimordial de esta nota
@
.
(os te3tos de valor desi$ual ins!iraron la em!resa. 5no es aquel fra$mento filoló$ico
de 9ovalis &el que lleva el n6mero 2;;P en la edición de (resden& que esbo%a el tema de
la total identificación con un autor determinado. Qtro es uno de esos libros !arasitarios que
sit6an a Gristo en un bulevar, a "amlet en la Gannebi're o a don Quijote en =all treet.
Gomo todo hombre de buen $usto, Menard abominaba de esos carnavales in6tiles, sólo a!tos F
dec)a !ara ocasionar el !lebeyo !lacer del anacronismo o ,lo que es !eor- !ara embelesarnos
con la idea !rimaria de que todas las '!ocas son i$uales o de que son distintas. Más
interesante, aunque de ejecución contradictoria y su!erficial, le !arec)a el famoso !ro!ósito de
(audet4 conju$ar en una fi$ura, que es Iartar)n, al Nn$enioso "idal$o y a su escudero...
Quienes han insinuado que Menard dedicó su vida a escribir un Quijote contem!oráneo,
calumnian su clara memoria.
?
Madame "enri #achelier enumera asimismo una versión literal de la versión literal que hi%o Quevedo de
la 0ntroduction 1 la vie d'vote de san Jrancisco de ales. *n la biblioteca de Pierre Menard no hay rastros de tal
obra. (ebe tratarse de una broma de nuestro ami$o, mal escuchada.
@
Iuve tambi'n el !ro!ósito secundario de bosquejar la ima$en de Pierre Menard. Pero Rcómo atreverme a
com!etir con las !á$inas áureas que me dicen !re!ara la baronesa de #acourt o con el lá!i% delicado y !untual
de Garolus "ourcadeS
9o quer)a com!oner otro Quijote &lo cual es fácil& sino el /ui!ote. Nn6til a$re$ar
que no encaró nunca una transcri!ción mecánica del ori$inalH no se !ro!on)a co!iarlo. u
admirable ambición era !roducir unas !á$inas que coincidieran !alabra !or !alabra y l)nea
!or l)nea con las de Mi$uel de Gervantes.
1Mi !ro!ósito es meramente asombroso2, me escribió el ?; de se!tiembre de 18?@
desde #ayonne. 1*l t'rmino final de una demostración teoló$ica o metaf)sica &el mundo
e3terno, (ios, la causalidad, las formas universales& no es menos anterior y com6n que mi
divul$ada novela. La sola diferencia es que los filósofos !ublican en a$radables vol6menes
las eta!as intermediarias de su labor y que yo he resuelto !erderlas.2 *n efecto, no queda un
solo borrador que atesti$Te ese trabajo de a+os.
*l m'todo inicial que ima$inó era relativamente sencillo. Gonocer bien el es!a+ol,
recu!erar la fe católica, $uerrear contra los moros o contra el turco, olvidar la historia de
*uro!a entre los a+os de 1B;2 y de 1817, ser Mi$uel de Gervantes. Pierre Menard estudió ese
!rocedimiento ,s' que lo$ró un manejo bastante fiel del es!a+ol del si$lo diecisiete- !ero lo
descartó !or fácil. /Más bien !or im!osible0 dirá el lector. (e acuerdo, !ero la em!resa era de
antemano im!osible y de todos los medios im!osibles !ara llevarla a t'rmino, 'ste era el
menos interesante. er en el si$lo veinte un novelista !o!ular del si$lo diecisiete le !areció
una disminución. er, de al$una manera, Gervantes y lle$ar al Quijote le !areció menos arduo
!or &consi$uiente, menos interesante& que se$uir siendo Pierre Menard y lle$ar al Quijote,
a trav's de las e3!eriencias de Pierre Menard. ,*sa convicción, dicho sea de !aso, le hi%o
e3cluir el !rólo$o autobio$ráfico de la se$unda !arte del (on Quijote. Nncluir ese !rólo$o
hubiera sido crear otro !ersonaje &Gervantes& !ero tambi'n hubiera si$nificado !resentar el
Quijote en función de ese !ersonaje y no de Menard. Lste, naturalmente, se ne$ó a esa
facilidad.- 1Mi em!resa no es dif)cil, esencialmente2 leo en otro lu$ar de la carta. 1Me
bastar)a ser inmortal !ara llevarla a cabo.2 RGonfesar' que suelo ima$inar que la terminó y
que leo el Quijote &todo el Quijote& como si lo hubiera !ensado MenardS 9oches !asadas,
al hojear el ca!)tulo UUKN &no ensayado nunca !or 'l& reconoc) el estilo de nuestro ami$o y
como su vo% en esta frase e3ce!cional4 las ninfas de los r2os, la dolorosa h3mida 4co. *sa
conjunción efica% de un adjetivo moral y otro f)sico me trajo a la memoria un verso de
ha>es!eare, que discutimos una tarde4
5here a malignant and a turbaned 6ur%777
RPor qu' !recisamente el QuijoteS dirá nuestro lector. *sa !referencia, en un es!a+ol,
no hubiera sido ine3!licableH !ero sin duda lo es en un simbolista de 9:mes, devoto
esencialmente de Poe, que en$endró a #audelaire, que en$endró a Mallarm', que en$endró a
Kal'ry, que en$endró a *dmond Ieste. La carta !recitada ilumina el !unto. 1*l Quijote2,
aclara Menard, 1me interesa !rofundamente, !ero no me !arece Rcómo lo dir'S inevitable. 9o
!uedo ima$inar el universo sin la interjección de *d$ar Ellan Poe4
Ah, bear in mind this garden 8as enchanted9
o sin el &ateau ivre o el Ancient Mariner, !ero me s' ca!a% de ima$inarlo sin el Quijote.
,"ablo, naturalmente, de mi ca!acidad !ersonal, no de la resonancia histórica de las obras.- *l
Quijote es un libro contin$ente, el Quijote es innecesario. Puedo !remeditar su escritura,
!uedo escribirlo, sin incurrir en una tautolo$)a. E los doce o trece a+os lo le), tal ve%
)nte$ramente. (es!u's, he rele)do con atención al$unos ca!)tulos, aquellos que no intentar'
!or ahora. "e cursado asimismo los entremeses, las comedias, la Galatea, las +ovelas
e!emplares, los trabajos sin duda laboriosos de (ersiles Segismunda y el:ia!e del (arnaso...
Mi recuerdo $eneral del Quijote, sim!lificado !or el olvido y la indiferencia, !uede muy bien
equivaler a la im!recisa ima$en anterior de un libro no escrito. Postulada esa ima$en ,que
nadie en buena ley me !uede ne$ar- es indiscutible que mi !roblema es harto más dif)cil que
el de Gervantes. Mi com!laciente !recursor no rehusó la colaboración del a%ar4 iba
com!oniendo la obra inmortal un !oco 1 la diable, llevado !or inercias del len$uaje y de la
invención. Oo he contra)do el misterioso deber de reconstruir literalmente su obra es!ontánea.
Mi solitario jue$o está $obernado !or dos leyes !olares. La !rimera me !ermite ensayar
variantes de ti!o formal o !sicoló$icoH la se$unda me obli$a a sacrificarlas al te3to Vori$inalW
y a ra%onar de un modo irrefutable esa aniquilación... E esas trabas artificiales hay que sumar
otra, con$'nita. Gom!oner el Quijote a !rinci!ios del si$lo diecisiete era una em!resa
ra%onable, necesaria, acaso fatalH a !rinci!ios del veinte, es casi im!osible. 9o en vano han
transcurrido trescientos a+os, car$ados de com!lej)simos hechos. *ntre ellos, !ara mencionar
uno solo4 el mismo Quijote.2
E !esar de esos tres obstáculos, el fra$mentario Quijote de Menard es más sutil que el
de Gervantes. Lste, de un modo burdo, o!one a las ficciones caballerescas la !obre realidad
!rovinciana de su !a)sH Menard eli$e como 1realidad2 la tierra de Garmen durante el si$lo de
Le!anto y de Lo!e. /Qu' es!a+oladas no habr)a aconsejado esa elección a Maurice #arrXs o al
doctor Aodr)$ue% Larreta0 Menard, con toda naturalidad, las elude. *n su obra no hay
$itaner)as ni conquistadores ni m)sticos ni Jeli!e NN ni autos de fe. (esatiende o !roscribe el
color local. *se desd'n indica un sentido nuevo de la novela histórica. *se desd'n condena
a Salammb;, ina!elablemente.
9o menos asombroso es considerar ca!)tulos aislados. Por ejem!lo, e3aminemos
el UUUKNNN de la !rimera !arte, 1que trata del curioso discurso que hi%o don Qui3ote de las
armas y las letras2. *s sabido que don Quijote ,como Quevedo en el !asaje análo$o, y
!osterior, de La hora de todos- falla el !leito contra las letras y en favor de las armas.
Gervantes era un viejo militar4 su fallo se e3!lica. /Pero que el don Quijote de Pierre Menard
&hombre contem!oráneo de La trahison des clercs y de #ertrand Aussell& reincida en esas
nebulosas sofister)as0 Madame #achelier ha visto en ellas una admirable y t)!ica
subordinación del autor a la !sicolo$)a del h'roeH otros ,nada !ers!ica%mente-
una transcripción del QuijoteH la baronesa de #acourt, la influencia de 9iet%sche. E esa
tercera inter!retación ,que ju%$o irrefutable- no s' si me atrever' a a+adir una cuarta, que
condice muy bien con la casi divina modestia de Pierre Menard4 su hábito resi$nado o irónico
de !ro!a$ar ideas que eran el estricto reverso de las !referidas !or 'l. ,Aememoremos otra ve%
su diatriba contra Paul Kal'ry en la ef)mera hoja su!errealista de <acques Aeboul.- *l te3to de
Gervantes y el de Menard son verbalmente id'nticos, !ero el se$undo es casi infinitamente
más rico. ,Más ambi$uo, dirán sus detractoresH !ero la ambi$Tedad es una rique%a.-
*s una revelación cotejar el .on /ui!ote de Menard con el de Gervantes. Lste, !or
ejem!lo, escribió ,(on Quijote, !rimera !arte, ca!)tulo NU-4
777la verdad, cua madre es la historia, 'mula del tiempo, depósito de las acciones,
testigo de lo pasado, e!emplo aviso de lo presente, advertencia de lo por venir7
Aedactada en el si$lo diecisiete, redactada !or el 1in$enio le$o2 Gervantes, esa
enumeración es un mero elo$io retórico de la historia. Menard, en cambio, escribe4
777la verdad, cua madre es la historia, 'mula del tiempo, depósito de las acciones,
testigo de lo pasado, e!emplo aviso de lo presente, advertencia de lo por venir7
La historia, madre de la verdadH la idea es asombrosa. Menard, contem!oráneo de
=illiam <ames, no define la historia como una inda$ación de la realidad sino como su ori$en.
La verdad histórica, !ara 'l, no es lo que sucedióH es lo que ju%$amos que sucedió. Las
cláusulas finales &e!emplo aviso de lo presente, advertencia de lo por venir& son
descaradamente !ra$máticas. Iambi'n es v)vido el contraste de los estilos. *l estilo arcai%ante
de Menard &e3tranjero al fin& adolece de al$una afectación. 9o as) el del !recursor, que
maneja con desenfado el es!a+ol corriente de su '!oca.
9o hay ejercicio intelectual que no sea finalmente in6til. 5na doctrina es al !rinci!io
una descri!ción veros)mil del universoH $iran los a+os y es un mero ca!)tulo &cuando no un
!árrafo o un nombre& de la historia de la filosof)a. *n la literatura, esa caducidad es a6n más
notoria. 1*l /ui!ote2 &me dijo Menard& 1fue ante todo un libro a$radableH ahora es una
ocasión de brindis !atriótico, de soberbia $ramatical, de obscenas ediciones de lujo. La $loria
es una incom!rensión y qui%á la !eor2.
9ada tienen de nuevo esas com!robaciones nihilistasH lo sin$ular es la decisión que de
ellas derivó Pierre Menard. Aesolvió adelantarse a la vanidad que a$uarda todas las fati$as del
hombreH acometió una em!resa com!lej)sima y de antemano f6til. (edicó sus escr6!ulos y
vi$ilias a re!etir en un idioma ajeno un libro !ree3istente. Multi!licó los borradoresH corri$ió
tena%mente y des$arró miles de !á$inas manuscritas
P
. 9o !ermitió que fueran e3aminadas !or
nadie y cuidó que no le sobrevivieran. *n vano he !rocurado reconstruirlas.
"e refle3ionado que es l)cito ver en el Quijote 1final2 una es!ecie de !alim!sesto, en
el que deben traslucirse los rastros &Ienues !ero no indescifrables& de la 1!revia2 escritura
de nuestro ami$o. (es$raciadamente, sólo un se$undo Pierre Menard, invirtiendo el trabajo
del anterior, !odr)a e3humar y resucitar esas Iroyas...
1Pensar, anali%ar, inventar ,me escribió tambi'n- no son actos anómalos, son la normal
res!iración de la inteli$encia. Dlorificar el ocasional cum!limiento de esa función, atesorar
anti$uos y ajenos !ensamientos, recordar con incr'dulo estu!or que el doctor
universalis !ensó, es confesar nuestra lan$uide% o nuestra barbarie. Iodo hombre debe ser
ca!a% de todas las ideas y entiendo que en el !orvenir lo será.2
Menard ,acaso sin quererlo- ha enriquecido mediante una t'cnica nueva el arte
detenido y rudimentario de la lectura4 la t'cnica del anacronismo deliberado y de las
atribuciones erróneas. *sa t'cnica de a!licación infinita nos insta a recorrer la Odisea como si
fuera !osterior a la 4neida y el libro Le !ardin du Centaure de madame "enri #achelier como
si fuera de madame "enri #achelier. *sa t'cnica !uebla de aventura los libros más calmosos.
Etribuir a Louis Jerdinand G'line o a <ames <oyce la 0mitación de Cristo Rno es una
suficiente renovación de esos tenues avisos es!iritualesS
+<mes, =>?>
P
Aecuerdo sus cuadernos cuadriculados, sus ne$ras tachaduras, sus !eculiares s)mbolos ti!o$ráficos y su letra de
insecto. *n los atardeceres le $ustaba salir a caminar !or los arrabales de 9:mesH sol)a llevar consi$o un
cuaderno y hacer una ale$re fo$ata.
Milonga de Don Quijote
1

Daniel Giribaldi
2
En un lugar de La Mancha,
de cuyo nombre no quiero acordarme,
un caballero, flaco, lungo y singular,
a fuerza de morfetear libros de caballería,
lleg a re!irarse un día
y ya colifa, el cafa"a,
sali a imitar las haza"as
de los broli que leía#
$ %uesto %a&l entre!ero
cargaba facn y lanza'
un gordinfln (ancho )anza
le ser!ía de escudero#
*enía %or %arejero
un tungo bichoco y rante'
sentido, %ero de aguante,
%uro huesos y montura+
el de la triste figura
lo bautiz ,ocinante#
Muy %achorriento el baturro
(ancho )anza la !i!ía#
)ara -l, que andaba en la !ía,
el Quijote era un buen curro#
.l tranquito de su burro,
sigui de!oto el destino
aconsejando con tino
al joc/ey de ,ocinante
cuando en lugar de un gigante
el otro chuce un molino#
El cofra sali mormoso
del lance con el molino,
%ero firme en su destino
lleg con (ancho al *oboso#
*ras morfar se le hizo el oso
a la mina con la idea
de que esa cantina rea
era un castillo, y la "ata
era m0s que una azafata+
la bacana Dulcinea#
.sí fue ese !agabundo,
rayao %ero sin malicia'
la cinch %or !er justicia
y amor de nue!o en el mundo#
Quiso la %az, fue %rofundo
el fruto de su sesera'
con su !erdad que a cualquiera
le da de %re%o la salsa
cuando descha!a 12qu- falsa,
la realidad, si es fulera34#
5ansao de tanta a!entura
6jinete del desenga"o6
lleg el Quijote a su ca"o
y se muri de amargura#
De su lanza y su armadura,
de su flete y de su es%ada,
hoy %or hoy no queda nada,
como no sea este %oco+
la cordura de aquel loco
nos ali!i la cinchada#
Música: Marcos Manfre
Interpretación: Edmundo Rivero
3
1
Extraído de Bien debute y a la gurda, Buenos Aires, Torres Agüero Editor, 1985.
2
Periodista y poeta argentino (193! 198"#.
3
Extraído de Viejo baldío, Buenos Aires, Po$ygra%, 199".
Lionel Messi, autor del Quijote
1

Juan Sasturain
2
Cuando Jorge Luis Borges en 1944 publicó Ficciones, acaso el mejor libro de cuentos
de la lengua castellana, incluyó un teto barroco, irónico y sin duda etraordinario !ue le
"ab#a dedicado a $il%ina &campo cinco a'os antes( )ierre Menard, autor del Quijote* )ocos
relatos borgeanos "an sido objeto de e+gesis m,s -inas y ninguno plantea con mayor sutile.a
una cuestión tan insólita como deslumbrante* /l narrador, !ue es un pedant#simo con-idente
epistolar del desaparecido Menard 0simbolista tard#o, amigo de 1al+ry, autor de una obra
bre%e y -ragmentaria y de un intento desmesurado0, "ace el relato y la detallada descripción
de la inconcebible empresa !ue se lle%ó los m,imos es-uer.os y los parciales logros del
malogrado poeta de 2imes( escribir /l Quijote*
)or!ue el propósito del oscuro -ranc+s )ierre Menard no era traducir ni copiar ni
transcribir ni memori.ar la obra cl,sica espa'ola3 es decir, no !uer#a escribir otro Quijote 04lo
!ue ser#a -,cil5, dice Borges por boca del narrador0, sino escribir el Quijote, el mismo teto(
4)roducir unas p,ginas !ue coincidieran 0palabra por palabra y l#nea por l#nea0 con las de
Miguel de Cer%antes5* 6n propósito 4meramente asombroso5 en sus propias palabras, para
cuyo cumplimiento se impuso en principio un m+todo !ue, dentro de lo imposible, era
relati%amente sencillo( ser Cer%antes*
)ara eso 0y a"# deslumbra Borges en la enumeración0, Menard llegó a conocer
relati%amente bien el espa'ol del siglo 7188, recuperó la -e católica, guerreó de memoria
contra turcos y moros y consiguió ol%idar la "istoria europea entre 19:2 y 1912, entre otras
"a.a'as* $in embargo, ese camino le pareció ecesi%amente -,cil y lo desec"ó* ;s# eligió
-inalmente la tarea m,s ardua y la <nica %erdadera( llegar a escribir /l Quijote sin tratar de ser
en el siglo 77 un no%elista del 7188, siendo apenas lo 0y el0 !ue era, el oscuro )ierre
Menard* 4Mi empresa no es di-#cil esencialmente 0le con-iesa al narrador en una de sus cartas
con lógica perturbadora0, me bastar#a ser inmortal para lle%arla a cabo*5
=e toda esa prodigiosa tarea sólo !uedan testimonios parciales, ejemplos de lo !ue
pudo "aber sido( los cap#tulos no%eno y trig+simo octa%o de la primera parte y un -ragmento
del %eintidós* > eso es todo*
?asta a"#, Menard* ?asta 0o desde0 a"#, la soberbia especulación borgeana sobre la
propiedad de las ideas y los relatos, la temporalidad re%ersible, el e!u#%oco sentido !ue se
ilumina "acia atr,s y "acia adelante* 4Menard @acaso sin !uererloA "a enri!uecido mediante
1
)ublicado en ),gina B12 el 24 de abril de 2::C*
2
)eriodista y escritor argentino @194DE A*
una t+cnica nue%a el arte detenido y rudimentario de la lectura( la t+cnica del anacronismo
deliberado y de las atribuciones erróneas5, concluye la indudable %o. de Borges con pa%orosa
iron#a*
Fecurrir a estos esplendores de la -icción y la inteligencia para re-erirse a un a%atar
-utbolero puede parecer ecesi%o o al menos descaminado* Creo poder demostrar !ue no lo
es*
Cuando 0ya -amosamente0 el jo%en Lionel Messi reali.ó en el Camp 2ou del
Barcelona GC, durante el crep<sculo boreal del mi+rcoles 1H de abril, para dis-rute y consumo
urbi et orbe, la maniobra prolongada en tiempo y espacio !ue culminó en el segundo gol de su
e!uipo contra el Ieta-e, "ubo consenso un,nime e inmediato de !ue se trataba de un "ec"o
prodigioso y, paradójicamente, comparable( el pibe "ab#a "ec"o un gol igual al de Maradona
contra los ingleses en el Mundial JH9*
/n estos tiempos de -<tbol mecani.ado y jugadas preconcebidas con ejecutores
obedientes, no es demasiado raro !ue se %ean goles iguales a otros 0"ay in-inidad de casos en
!ue se repiten calcados circunstancias y desempe'os03 lo etraordinario del caso es !ue,
precisamente, lo !ue se %e#a m,gicamente repetido era lo 0por de-inición0 irrepetible, lo
ecepcional( el mejor gol de la "istoria* /l de Messi no era ni mejor ni peor( era, de un modo
in!uietante, igual* 2o "i.o otro gol parecido ni lo copió ni lo imitó ni lo tradujo( simple,
incre#blemente, lo "i.o otra %e.*
=igo !ue, como )ierre Menard !uiso y pudo parcialmente escribir /l Quijote, Messi
intentó y pudo "acer el gol de =iego* 8ncluso se puede llegar a suponer o 0me atre%o a
decirlo0 a reconstruir un propósito similar en el preco., "omólogo petiso* /s innegable !ue,
como )ierre Menard, Messi 0o el esp#ritu consciente o no !ue a tra%+s de +l se mani-iesta0
alguna %e. concibió la idea de "acer el mismo gol del =iego* > es e%idente !ue eligió como
primera opción, al igual !ue )ierre Menard, el camino de 0en la medida de lo posible0 ser
Maradona para despu+s "acerlo 4desde el =iego5* )or eso es @se "i.oA argentino, por eso se
mue%e all# donde se mue%e, por eso "a ido a jugar a /uropa en el Barcelona, por eso "a sido
campeón mundial ju%enil, por eso "a tenido un primer Mundial -rustrante*
Lo etraordinario es !ue en alg<n momento, y tambi+n como )ierre Menard, Messi
decidió el camino m,s di-#cil, y decidió "acer el gol del =iego sin @esperarA ser =iego( aceleró
@literalmenteA el tr,mite, se apuró, no llegó ni a cumplir los a'os ni a jugar el segundo
Mundial ni a en-rentar a 8nglaterra y, en una noc"e cual!uiera, "i.o el gol del =iego con la
certe.a y sabidur#a desinteresada con !ue da en el blanco un ar!uero .en*
Guía de lectura de Don Quijote de La Mancha
Primera Parte
- ¿Quién es el autor de la historia de Don Quijote? ¿Y el narrador?
P: ¿Cuál es el tema del próloo?
!: ¿Por "ué Don Quijote se #uel#e ca$allero? ¿Cómo hace esa trans%ormación?
!!: ¿&n "ué consiste la locura de Don Quijote?
!!!: ¿Cómo reacciona el #entero ante la locura de Don Quijote?
'!!!: ¿Qué di%erentes características presentan -( representan- Don Quijote ( )ancho?
!*: ¿Por "ué se interrumpe el relato del en%rentamiento con el #i+caíno? ¿Cómo se retoma?
*'!: ¿Qué malentendido se produce en la #enta de ,aritornes?
*'!!: ¿Qué e-plicaciones se dan Don Quijote ( )ancho so$re lo ocurrido en la #enta?
**!: ¿Cómo o$tiene Don Quijote el %amoso .(elmo de ,am$rino/?
**!!: ¿Quién es Ginés de Pasamonte?
*0!': ¿Cómo llama )ancho al supuesto .(elmo de ,am$rino/?
*0': ¿Qué nue#o en%rentamiento se produce en la #enta de ,aritornes? ¿Cómo se resuel#e?
*0'!: ¿Qué idea lle#a a ca$o el cura para tratar la locura de Don Quijote?
0!!: ¿Cómo llea Don Quijote a su aldea?
- ¿Qué pedido hace el narrador al %inal de la primera parte?
)eunda Parte
P: ¿Cuáles son las principales moti#aciones del autor para escri$ir la seunda parte del
Quijote?
!!!: ¿Quién es )ansón Carrasco? ¿Con "ué no#edad llea a Don Quijote?
¿)o$re "ué tema de$aten? ¿Cuáles son las di%erencias entre la poesía ( la historia?
!': ¿Qué actitud tiene )ancho ante la posi$ilidad de un nue#a salida de Don Quijote?
*: Compará el episodio de los molinos de #iento de la Primera Parte con la #isita de Don
Quijote ( )ancho Pan+a a Dulcinea1 ¿Qué di%erencia %undamental podés encontrar?
**!!: ¿Qué piensa Don Quijote so$re el ena2o de 3asilio para casarse con Quiteria?
**'!: ¿Cómo reacciona Don Quijote ante la representación de ,aese Pedro?
***': ¿De "ué %orma descu$re Don Quijote la manera de desencantar a Dulcinea?
***'!!!: ¿De "ué %orma utili+a el lenuaje )ancho Pan+a en este capítulo?
*0!!: )eleccioná alunos de los consejos "ue Don Quijote le reali+a a )ancho ( %ormulá con
tus pala$ras un .Decáloo del $uen o$ernante/1
0!!!: &-plicá con tus pala$ras la re%le-ión "ue Cide 4amete 3eneneli reali+a a partir del
o$ierno de )ancho Pan+a en la ínsula de 3arataria1
0'!!!: ¿Cuál es la opinión de Don Quijote so$re los pastores "ue %inen #i#ir en 5rcadia?
0!*: ¿Por "ué Don Quijote suspende su #iaje a 6arao+a?
0*!': ¿Por "ué moti#o el Ca$allero de la 3lanca 0una reta a duelo a Don Quijote?
0**!!: ¿Quién es 7l#aro 8ar%e? ¿Qué le pide Don Quijote "ue haa?
0**!': ¿De "ué %orma reaccionan los di%erentes personajes ante la cordura de Don Quijote?

Related Interests