You are on page 1of 5

TRANSMISIÓN ANALÓGICA Y DIGITAL

Mientras las señales digitales caigan dentro de la gama del sistema no existirá dificultad para
transmitir información digital por canales analógicos.
En cambio las señales analógicas no se pueden enviar o recibir con equipos de comunicación
digital a menos que sean previamente muestreadas, cuantificadas (o cuantizadas) y codificadas.
CONVERSIÓN DE UNA SEÑAL ANALÓGICA A DIGITAL
El pasar una señal analógica a una señal digital, además de la simplicidad del diseño de circuitos
digitales, tenemos la capacidad de codificar las señales digitales para minimizar los efectos de
ruido e interferencia.
Hay diferentes etapas a seguir para convertir una señal analógica a una señal digital. Primero
en el transmisor la señal de información se muestrea, después se cuantifica y por último se
codifica, posteriormente la señal pasa a un modulador para pasar al canal del transmisor.
PRIMER PASO –TEOREMA DE MUESTREO o TEOREMA DE NYQUIST
Una operación que es básica para diseñar todos los sistemas de modulación de pulsos es el
proceso de muestreo, donde una señal analógica se convierte en una secuencia de números que
normalmente están uniformemente espaciados en el tiempo
El teorema de muestro establece la frecuencia mínima de muestreo, fs Se puede enunciar el
teorema de muestreo o teorema de Nyquist para señales limitadas en banda de energía finita de
la siguiente forma:
Una señal limitada en banda de energía, se puede recuperar de forma exacta a partir de sus
muestras tomadas a una tasa de fs=2fmax muestras por segundo. Donde fs, es la frecuencia de
muestreo y fmax es la frecuencia máxima de la señal de información.
La tasa de muestreo fsmax= 2fmax definida para una señal con ancho de banda W, se denomina
tasa de Nyquist. El teorema de muestreo es la base de la equivalencia entre señales analógicas y
digitales.
Cuando la tasa de muestreo fs excede a la de Nyquist 2fmax, no existe ningún problema a la hora de
recuperar la señal original a partir de la señal muestreada con el procedimiento descrito.

Cuando la tasa de muestreo fs es menor que 2W, se puede ver que al construir la señal, las replicas de
aparecen solapadas. Este fenómeno se denomina aliasing. Si la tasa de muestreo fs es menor que la
de Nyquist 2W, la señal original g(t) no se puede recuperar de forma exacta a partir de las muestras y,
por lo tanto, se pierde información en el proceso de muestreo.
Para el proceso de reconstrucción de la señal, es necesario un filtro pasa bajos
El muestreo solo, no es una técnica digital. El resultado inmediato del muestreo es una señal de
modulación por pulsos.

Se puede presentar dos casos de muestreo cuando la señal portadora es un tren de pulsos, muestreo
de duración finita y también se muestrea de forma instantánea.
 Muestreo de duración finita:
La señal muestreada no tiene amplitud homogénea en los pulsos, sin embargo no es problema realizar
los cálculos correspondientes para este tipo de señal, a este muestreo se le conoce como
Muestreo Natural, en este tipo de muestreo, el espectro de frecuencia de la salida muestreada es
distinto al de una muestra ideal.

 Muestreo de forma instantánea:
Se muestrea de forma instantánea a una tasa fs = 1/Ts y cada muestra se mantiene o alarga una
duración T
Este tipo de muestreo se denomina Muestreo Flat-Top.(o de cresta-plana).

Una razón para incrementar intencionalmente la longitud de las muestras es para evitar el uso de
un ancho de banda de transmisión excesivo, ya que el ancho de banda es inversamente proporcional a
la duración de los pulsos.

SEGUNDO PASO - CUANTIFICACIÓN
Después que la señal analógica es muestreada en un sistema PAM, se transmite el nivel más próximo a
la amplitud verdadera. En el extremo receptor se reconstruye la señal a este nivel. Este procedimiento
de representación de la señal admitiendo sólo ciertas amplitudes discretas se llama cuantificación.
La cuantificación introduce un error inicial en la amplitud de las muestras, dando lugar al ruido de
cuantificación o distorsión de cuantificación.
El único ruido presente en la señal reconstruida en el extremo receptor será el ruido de cuantificación.
En consecuencia, en los sistemas de transmisión de señales cuantificadas, el ruido máximo se
selecciona intencionalmente, mientras que en los sistemas analógicos el ruido máximo depende de las
características del trayecto de transmisión.

(Nota: Si la transformación de señal analógica a digital se efectúa más de una vez, es decir, si se usan
varios enlaces PCM en tándem, el ruido de cuantificación se acumula).

Los siguientes puntos son los pasos a seguir para cuantificar la señal PAM:
1. Asumimos que la señal analógica original tiene amplitudes instantáneas ente Vmin y Vmax.
2. Dividimos el intervalo en L zonas, cada una con altura Δ.
dónde:
L=2
n

Δ=

3. Asignamos valores de cuantificación de 0 a L-1 a los puntos medios de cada zona.
4. Aproximamos el valor de la amplitud de las muestras a cada valor de cuantificación.

La cuantificación consiste en redondear las amplitudes de la señal PAM en un número discreto
de niveles preestablecidos.






Ruido ó Error de Cuantificación
Es la diferencia entre la señal de entrada y la señal de salida.
Al cuantificar una señal, si L es muy bajo aumenta el error de cuantificación, y si L aumenta, disminuye
el error de cuantificación. El valor de error de cualquier muestra es Δ/2. En otras palabras:

.

CUANTIFICACIÓN UNIFORME O LINEAL
Tiene una implementación simple, es robusta a cambios pequeños en las estadísticas en la entrada,
algunas características de un cuantificador uniforme son:
 Todos los intervalos tienen un mismo tamaño (tamaño de escalón), excepto quizá los
intervalos extremos. Salvo la primera y la última región si las muestras no son finitas.
 Todos los niveles de reconstrucción están uniformemente espaciados, y en los intervalos
internos son los puntos medios de los intervalos
Se aplica en el procesamiento de las señales, aplicaciones gráficas, aplicaciones en el control de
procesos.
Hay dos tipos de cuantificadores uniformes:
 Midrise :
El cero no es un nivel de reconstrucción
Número de niveles par

 Midtread :
El cero es un nivel de reconstrucción
Es útil, por ejemplo, en control y audio, para poder producir salida nula. Número de niveles impar



CUANTIFICACIÓN NO UNIFORME
El problema de la cuantificación uniforme es que conforme aumenta la amplitud de la señal, también
aumenta el error. Este problema lo resuelve el cuantificador logarítmico de forma parcial. Sin embargo,
si conocemos la función de la distribución de probabilidad, podemos ajustar los niveles de
reconstrucción a la distribución de forma que se minimice el error cuadrático medio. Esto significa que la
mayoría de los niveles de reconstrucción se den en la vecindad de las entradas más frecuentes y,
consecuentemente, se minimice el error (ruido).
Los cuantificadores no lineales se usan para la voz.

Cuantificación logarítmica
Dentro de la cuantificación no uniforme tenemos la cuantificación logarítmica.
En la cuantificación lineal se desperdician niveles de reconstrucción y, consecuentemente, ancho de
banda. Esto se puede mejorar incrementando la distancia entre los niveles de reconstrucción conforme
aumenta la amplitud de la señal.
Un método sencillo para conseguir esto es haciendo pasar la señal por un compresor logarítmico antes
de la cuantificación.
Esta señal comprimida puede ser cuantificada uniformemente. A la salida del sistema, la señal pasa por
un expansor, que realiza la función inversa al compresor. A esta técnica se le llama compresión.

Para llevar a cabo la compresión existen dos funciones muy utilizadas:
Ley-A (utilizada principalmente en Europa) y ley-μ(Ley Mu, utilizada en Estados Unidos)


Ley A
La ley A (A-Law) es un sistema de cuantificación logarítmica de señales de audio, usado habitualmente
con fines de compresión en aplicaciones de voz humana. Está estandarizada por la ITU-Ten G.711 y es
similar a la ley μ (ley Mu).
Este algoritmo se utiliza principalmente para la codificación de voz humana.
El algoritmo Ley A explota el factor de que los altos niveles de amplitud no necesitan tanta resolución
como los bajos. Por lo tanto, si damos más niveles de cuantificación a las bajas amplitudes y menos a
las altas conseguiremos más resolución, un error de cuantificación inferior y por lo tanto una relación
SNR (Relación señal a ruido)0 superior que si efectuáramos directamente una cuantificación uniforme
para todos los niveles de la señal.

El algoritmo Ley A basa su funcionamiento en un proceso de compresión y expansión llamado
Companding. Se aplica una compresión/expansión de las amplitudes y posteriormente una
cuantificación uniforme. Las amplitudes de la señal de audio pequeñas son expandidas y las amplitudes
más elevadas son comprimidas. Esto se puede entender de la siguiente forma; cuando una señal pasa a
través de un compander, el intervalo de las amplitudes pequeñas de entrada es representado en un
intervalo más largo en la salida, y el intervalo de las amplitudes más elevadas pasa a ser representado
en un intervalo más pequeño en la salida.
 Compander, es un sistema de cuantificación formado por:
Compresor: Amplifica el nivel de las muestras que caen en regiones de alta probabilidad y reduce el
nivel de las que caen en zonas de baja probabilidad
 Cuantificador uniforme
 Descompresor (expander): Implementa la función inversa del compresor
 Usa un cuantificador uniforme, pero el efecto global es el de un cuantificador no-uniforme
Digitalmente, todo este esquema es equivalente a aplicar una cuantificación no uniforme (logarítmica) a
la señal original, donde tendremos pequeños pasos de cuantificación para los valores pequeños de
amplitud y pasos de cuantificación grandes para los valores grandes de amplitud. Para recuperar la
señal en el destino tendremos que aplicar la función inversa.

Ley Mu (Ley μ)
La ley μ, donde μ indica el factor de compresión usado que comúnmente es μ = 255. Si μ = 0 la
entrada es igual a la salida.
En la ley μ la cuantificación logarítmica emplea funciones logarítmicas para comprimir la señal.
() ()

()

TERCER PASO – CODIFICACIÓN
Una vez que la señal analógica ha sido discretizada en tiempo (muestreo) y discretizada en
amplitud (cuantificación), se dispone de una señal de M símbolos.
La codificación es el último proceso que tiene lugar durante la conversión analógica-digital.
Consiste en la traducción de los valores de tensión eléctrica analógicos que ya han sido
cuantificados al sistema binario mediante códigos preestablecidos.
La señal analógica va a quedar transformada en un tren de impulsos digital (sucesiones de ceros y
unos).
Si se quiere una transmisión binaria, faltaría convertir los símbolos a bits. los unos y ceros
resultantes deben ser representados con formas de onda específicas que influirán en: Potencia de
transmisión, ancho de banda reducido, facilidad de recuperación del reloj en el receptor
(sincronismo), detección y corrección de errores, etc. A la asignación de formas de ondas
arbitrarias para los unos y ceros se le llama Codificación de línea.
Existen dos categorías principales: con retorno a cero RZ, sin retorno a cero NRZ
Si se usan pasos más pequeños, el error de cuantificación será menor. Sin embargo no conviene
usar más pasos que los necesarios ya que amplía el ancho de banda.
El ruido de cuantificación depende de la magnitud del paso, y no de la amplitud de la señal.


Codificación con cuantificación no lineal
Se utilizan dos sistemas de codificación separados: el de ley A y el de ley μ. La figura 31 muestra la
característica de compresión de ley A empleada en la amplitud de señal positiva adoptada por el UIT
-T para los sistemas PCM de 30 canales.
Como la parte negativa es idéntica, de ello resulta que la característica completa consiste en ocho
segmentos positivos y ocho negativos. Cada segmento se compone de 16 pasos de cuantificación
iguales, con lo que se obtiene un total de 256 escalones o niveles de cuantificación (0 a +127 y 0 a -
127), pero a medida que la pendiente de los segmentos contiguos (excepto 0 y 1) cambia en la relación
de 2:1
Codificación digital
Digitalmente se aplica una cuantificación no uniforme (logarítmica) a la señal original, donde tendremos
pequeños pasos de cuantificación para los valores pequeños de amplitud y pasos de cuantificación
grandes para los valores grandes de amplitud.
El algoritmo A - law digital es un sistema de compresión con pérdidas en comparación con la
codificación lineal normal. Esto significa que al recuperar la señal, ésta no será exactamente igual a la
original.
En la mayoría de los sistemas telefónicos, A se fija a 87.56 y μ a 255.
En los sistemas PCM reales, los sistemas compresores no son una réplica exacta de las características
de la ley Mu o de la ley A, sino que son una aproximación por intervalos lineales a la curva deseada.
Utilizando un número elevado de segmentos lineales, la aproximación llega a ser bastante buena.