You are on page 1of 6

Alesandri página 34

Roma, en cuyos primeros tiempo; era notoria la diferencia entre ciudadanos y peregrinos. Según el
Derecho Romano, sólo podía contraer obligación civil el ciudadano. Después, para templar este
rigor, se concedió obligación natural al peregrino. Igual aconteció en los casos de personas afectas
a la capitis deminutio, que no podían en un principio contraer obligaciones civiles.
La obligación natural es un elemento moralizador dentro de las relaciones jurídicas y este es su
fundamento actual
Guillermo borda tratado de derecho
En la época clásica se admitió la idea de que una persona podía no estar obligada por el derecho
civil, pero sí por el derecho de gentes o el derecho natural. De ahí el nombre de obligaciones
naturales. 251.
Adhiere a la primer teoría de la naturaleza de las obligaciones naturales
En cambio, la distinción entre obligación natural y simples deberes de conciencia resulta simple si
se adopta nuestro punto de partida; que la obligación natural no es esencialmente diferente de la
civil. Es decir, necesitará de todos los elementos de ésta: una causa lícita, un objeto posible lícito y
determinado, una declaración de voluntad; es decir, será una obligación que por su fundamento,
su naturaleza, su determinación, es virtualmente coercible (según la expresión de GANGI) (ver
nota 7) y a la cual, sin embargo, la ley priva de acción por razones diversas
Nosotros concebimos al derecho natural como aquel que está fundado en la naturaleza misma del
hombre y que no puede ser desconocido ni negado por el derecho positivo. Si las obligaciones
naturales estuvieran fundadas en él, deberían ser enérgicamente tuteladas por la ley. Por el
contrario, la ley protege a quien no quiere cumplirlas, negándole acción al acreedor. Pensamos
que la coincidencia del nombre ha contribuido a oscurecer conceptos que deberían ser claros. 253
Dice SAVATIER que todo deber moral existente respecto de un acreedor cierto es en principio
civilmente exigible; por eso, la obligación natural no es un deber moral al cual la ley, sin darle
carácter obligatorio, le reconoce cierto favor; es por el contrario, el deber moral al que la ley, por
un acto expreso, le niega la sanción de derecho civil (Des effets et de la sanction du devoir moral,
p. 268). En apoyo de su concepción del problema, cita la opinión concordante de POTHIER, Traité
des obligations, núms. 191 y s
Ramos
Luis Claro Solar postula que el precepto citado es taxativo, por las siguientes razones: 1.- La
expresión “Tales son” que utiliza el artículo denota la taxatividad, ya que significaría “estas son o a
saber”. 2.- La opinión de Andrés Bello es clara en determinar cuales son las obligaciones naturales.
3.- El Art. 2296 C.C. hace referencia a las obligaciones naturales, como aquellas contenidas en el
Art. 1470 C.C., demostrando que no hay otras que las ahí señaladas.
Por su parte, Antonio Vodanovic, Fernando Fueyo y Hugo Tapia postulan que el Art. 1470 C.C. no
es taxativo, sino “numerus apertus”, para ello se fundan: 1.- Por que el sentido de la expresión
“tales son” es ejemplificativa. 2.- Además, si el código ha dado un concepto, cada situación que se
adapte a él, nos permitiría hablar de que estamos en presencia de una obligación natural. En lo
que estos autores no están de acuerdo es, en que otros casos además de los señalados por el
precepto antes referido existiría una obligación natural, entre ellos se encuentran:
i.- La multa en los esponsales (Promesa de matrimonio mutuamente aceptada). El Art. 99 C.C.
señala que si se ha celebrado el contrato de esponsales y se ha estipulado multa para el caso en
que uno de los esposos no cumpla, no podrá exigirse el pago, pero una vez pagado no podrá
pedirse su devolución. Según el Art. 98 C.C. es un deber entregado al honor y conciencia de las
partes, que no engendra obligación alguna ante la ley civil, por ello la mayoría de la doctrina
adhiere a que no existen este caso obligación natural. Fernando Fueyo opina lo contrario. ii.- Lo
que se ha dado o pagado por un objeto o causa ilícita a sabiendas (Art. 1468 C.C.). Constituye una
de las excepciones al efecto propio de la nulidad judicialmente declarada (Art. 1687 C.C.). La
mayoría de la doctrina concuerda en que más que de una obligación natural, se trata de una
verdadera sanción para un acto ilícito, fundado en el antiguo principio romano “nemo auditur
turpitudinem allegans”, es decir, nadie puede aprovecharse de su propio dolo torpeza o mala fe.


iii.- Situación del deudor que paga más allá de lo que debe por gozar de beneficio de inventario
(Art. 1247 C.C.) o del beneficio de competencia (Art. 1625 C.C.). En ambos casos el deudor tiene
limitada su responsabilidad. El primero de estos beneficios consiste en no hacer a los herederos
responsables de las obligaciones hereditarias o testamentarias, sino hasta la concurrencia del valor
total de los bienes que han heredado. El segundo por su parte es el que se concede a ciertos
deudores para no ser obligados a pagar más allá de lo que buenamente puedan, dejándole lo
indispensable para una modesta subsistencia, según su clase y circunstancias, y con cargo de
devolución cuando mejoren de fortuna. Sin perjuicio del beneficio, si pagan más allá de él, no
tienen derechos a obtener la devolución, pues la doctrina en general concuerda en que aquí no
existe una obligación natural, sino una renuncia al respectivo beneficio por el Art. 12 C.C.
iv.- Pago de intereses no estipulados (Art. 2208 C.C. y Art. 15 de la ley 18.010, sobre Operaciones
de crédito de dinero). En este caso tampoco hay obligación natural, pues el Art. 12 de la misma ley
señala que la gratuidad no se presuma, por lo que si no se ha convenido interés y estos se pagan,
se está pagando una obligación civil. Pues el préstamo (a contrario sensu de lo anterior) se
presume oneroso y el acreedor, si el deudor no los pagare, podría demandarlos, con fuente en la
ley.
v.- Pago de una deuda de juego o apuesta en que predomina la inteligencia. En caso que se gane
una apuesta de un juego en que predomine la destreza intelectual, no da derecho al ganador de
exigir el cumplimiento, pero da excepción, por lo cual una vez pagado se puede retener. La
mayoría de la doctrina concuerda con que estamos en presencia de una obligación natural. Cabe
puntualizar respecto de los contratos onerosos aleatorios, es decir, aquellos en los que existe
contingencia incierta de ganancia o pérdida (Art. 1441 y 2258 y ss C.C.):
v.1- Juegos y apuestas de azar, en ellos hay según los Arts. 2259 y 1466 C.C. objeto ilícito, salvo
que una ley los autorice, pues en tal caso existe una derogación tácita que los valida.
v.2- Juegos y apuestas en que predomina la destreza física, en estos casos se generan obligaciones
civiles, pues otorgan acción para perseguir el cumplimiento compulsivo (Art. 2263 C.C.).
v.3- Juegos y apuestas en que predomina la inteligencia, aquí existe una verdadera obligación
natural (Art. 2260 C.C.), pues no da acción pero si excepción.
a.- El principal efecto se desprende del propio concepto de ellas (Art. 1470 Inc. 3º C.C.), según el
cual dan excepción para retener lo que se ha dado o pagado en virtud de ellas. Pero requiere de la
concurrencia de los siguientes requisitos:


1º Que cumpla con las exigencias generales de todo pago.
2º Que sea hecho voluntariamente por el deudor, es decir, de manera espontánea, sin coacción.
3º Que quién paga tenga la libre administración de sus bienes (Disposición).
b.- Pueden ser novadas, ello en virtud del Art. 1630 C.C., según el cual para que valga la novación,
es necesario que tanto la obligación primitiva como la nueva, sean al menos válida naturalmente.
c.- Pueden ser caucionadas por terceros (Art. 1472 C.C.). La razón de que sólo se admita que
puedan ser caucionadas por terceros es que al ser natural la obligación principal, el acreedor no
tiene acción para demandar su cumplimiento, tampoco podría demandar el cumplimiento de la
caución, por el principio de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal.
d.- No producen excepción de cosa juzgada. Pues el Art. 1471 C.C. dice “La sentencia que rechaza
la acción contra el naturalmente obligado no extingue la obligación natural”.
e.- Tampoco pueden compensarse, pues no son actualmente exigibles (Art. 1656 Nº 3 C.C.).
Aubry y rau
La expresión obligatio naturalis se refiere a lo que nos ocupa
Y las expresiones natura debere, naturaliter denere, debitum naturale tenían una significación
mas extensa y se referia a los deberes morales propiamente tales

Beudant
Las obligaciones naturales fueron una forma de ampliar el cuadro estreche de las normas del
derecho civil, de corregir, en nombre de la equidad los excesos del legalismo formalista.
Pothier, las obligaciones son civiles y naturales al mismo tiempo, pero admite que sus elementos
pueden desdoblarse en algunos casos
Niega el derecho de fianza, compensación, servir de oposición a una obligación civil. Indica que si
los romanos admitieron esto se debe única y exclusivamente a que las obligaciones naturales eran
verdaderas obligaciones civiles, únicamente desprovistas de acción.
Ver 192 y siguientes, por que los romanos le negaron acción a esta clase de obligaciones
Abelliuk,
Naturaleza jurídica de la obligación natural.
Variadas discusiones se han suscitado en tomo al problema de determinar si la obligación natural
es jurídica o no. Sin ánimo de terciar en el debate parece evidente el carácter jurídico de la
obligación natural, desde e momento que merece la tutela de la ley, no tan perfecta como en la
civil, pero suficiente para permitirle producir importantes efectos civiles.
En la doctrina alemana sobre la obligación, que distingue entre deuda y coacción, la obligación
natural se caracteriza porque en ella sólo existe la primera, pero no hay coacción contra el deudor
n responsabilidad alguna por el incumplimiento.
Finalmente, para algunos autores la obligación natural es única mente una causa de justificación
del pago
Ver en razón de la naturalza jurídica
http://books.google.cl/books?id=U4eAJ3EcGNoC&pg=PA45&dq=naturaleza+juridica+de+las+oblig
aciones+naturales&hl=es-
419&sa=X&ei=zBCQUqnJCrPHsATj84DABw&ved=0CDoQ6AEwAg#v=onepage&q=naturaleza%20jur
idica%20de%20las%20obligaciones%20naturales&f=false
diego espin casanova
Además de las verdaderas obligaciones naturales del Derecho romanos, los romanistas denominan
obligaciones naturales impropias, otras obligaciones basadas en consideraciones éticas, religiosas
o He simple res- peto a las buenas costumbres, dirigidas a una prestación patrimonial (5), carentes
por tanto de naturaleza jurídica, pero a las que también se atribuía, si bien como único efecto, la
soluti retentio, en caso de cumplimiento voluntario por el obligado. Ejemplo de estas obligaciones
natura- les impropias sería el deber de prestar alimentos a aquellos parientes a quienes no alcanza
el deber legal de prestarlos (6).
Alesandri 2
Puesto que la obligación natural es una verdadera obligaciOn en Ia cual eXisten determinados el
acreedor, el deudor y la cosa debida, y puesto que Ia obligacien natural constituye una excepciOn
al Derecho comun, segOn lo cual, la regla general es que toda obligacion este dotada de una
accion, tenemos que llegar a Ia conclusiOn, de que las obligaciones naturales constltuyen una
excepcion en el Derecho, y como excepcien que son, no pueden aplicarse por analogia y no
pueden existir, sino en virtud de un texto expreso de Is ley. 38
"los jueces interpretando una obligacien no podren darle at carecter de natural a la que la ley no le
ha dado el carecter de dicha obligación 38
Cayetano, catecismo de las obligaciones
Ver pothier desde pagina 118 en adelante

Rodrigo furnier revista de cs jurídicas y sociales
Obligaciones como sinónimo de deberes morales, o obligaciones civiles impropias o aobligaciones
con características propias. P 4
Ver p 98 ver arias ramos
Claro solar
http://books.google.es/books?id=conBSkMQ5EAC&q=obligaci%C3%B3n+natural&dq=Luis+Claro+S
olar&as_brr=3&as_pt=BOOKS&hl=es&source=gbs_word_cloud_r&cad=5#v=snippet&q=obligaci%C
3%B3n%20natural&f=false
carlos vilarroel
http://books.google.cl/books?id=U4eAJ3EcGNoC&printsec=frontcover&dq=obligaci%C3%B3n+nat
ural&hl=es-
419&sa=X&ei=EIGVUob8NYyxsATdlYGYCw&ved=0CC8Q6AEwAA#v=onepage&q=obligaci%C3%B3n
%20natural&f=false
sentencia
http://jurisconsultor.blogspot.com/2007/05/040804-rol-n-458-03.html
Colombia
http://html.rincondelvago.com/analisis-jurisprudencial_1.html

leer
http://www.anales.uchile.cl/index.php/ANUC/article/viewFile/25405/26720