You are on page 1of 15

r

¡up,,.1,0¡,..„,..,r,M,M,ijUÁJT,
. .
XIII
EL DELITO DE "CUELLO BLANCO"'
ES DELITO ORGANIZADO
Las descripciones anteriores de los   han
mostrado ci ne éstas han cometido delitos contra una o más de. ja,51141Icilgs
clases ele víctimas: consumidores ,competidores. accionistas  otros inver-
sionistas, inventores ti empleadas, nsi corno contra el Estado ea, la formz
(, - e_f_Laudeaimpue,slws sol y, • •• • • • -  • • -s Estos delitos
 
dkrliflUS al desapercibidas de reglamentos técnicos.
Son deliberados y tienen una relativa unidad consistente. Están de acuerdo
con la caracterización general de Veblen:
id hombre adinerado ideal es como el  delincuente ideal en su CCJIIVer•
SiÓI1 ilICSCRIpUlOS:1 de bienes n• personas para sus propios fines y en su
insensibilidad hacia los sentimientos y deseos de 1 05 demás y de los efectos
remotos de sus acciones pero no es corno él en i posesión de un sentido
11E15 agudo del status y en trabajar COn mayor visión para un fin remoto),
Id "delincuente ideal" del que escribe VeNcn está mejor ret p...-cs.c.1-
,/•</.2.
 Lado por el ladrón profesional. • [.a...-c21211(jta. del "Ilotikal"
ejemplifico la cultura es4,1121 11.111Jmindo,_ de negscinÇ 0,1•11
lincocnIc    .11.11_14.11;
,' c(icaciones principales  al m paracii'm con
el robo profesional se detallan más abajo, con ciertos puntos de semejanza
y ciertos puntos de diferencia.
)1)rimen la delincuencia de las conoraciones al igual que la de los
QT) 
ladron  • .e • una gran proporción de los clÇlin- •
cuentes son_wincidentes. Entré las setenta mayores corporaciones industria-,
les y comerciales de los Estados Unidos, el  97,1 por ciento eran reinci-
dentes, en el sentido de tener dos o más decisiones adversas. Ninguno
. Thn • stein Veblen, Theory a/ the Leisure C1iss (Ntieva York. 1912), p. 237.
167
"4115~.111$1.1..1.1.1.y..W...n Imular117."--
• -• • 14151' 4.-1751, qir,‘,4141. 4s1
"rii 7177
:51i:51413931-111,:P;14'1. :,rkl n '
1.
o,.
3.
de 
los procedimientos oficiales usados en los hombres de negocios por
violaciones a la 
ley ha sido muy efectivo en rehabilitarlos O en prevenir
que otros. bolnbreS de negocios adopten una conducta similar.
c. `et nodo la 
n
l las acusaciones y denuncias.
Se ha dicho ^dile Samuel Eisull manifestó
durante su juicio que a
no podría entender por (pié lo cSI acusando,
ya que lo t'
in ien Tie había hecho era lo cine hacían todos los delliáS 110111-
breS de n
egocios. 1\41.1CI 10S tilos de violación de la ley son generales de
la industria ., en 
él Sentid() de chic todas las firmas en la industria
 la
violan, Esto 
ha sido demostrado por muchas investigaciones del
 Comisio-
nado cic Compañías, la Comisión Federal de Comercio y varios comités
del 
Camgreso. Lowell 13. Mason, un miembro de la Comisión Federal
de 
Comercio, indicó recienleinclitte en un artículo de revista que
Casi la 
Unica rusa que evita que un bu:mitre de negoeins esu:: en el lado
equivocado de un !troce:So federal o de
 una queja de una agencia
ral ¡Ya. 
es el hecho de qi:e en los nu'indos de acusación, la ley no
 la
Invado colocarlo del lado, de una dem:inda.'
Aceptando la conclusión de que las violaciones de la ley son gene-
rales en la industria ,
el Presidente Truman anunció en su mensaje al
Congreso en 1947 dele a partir de ese momento la Comisión Federal de
comercio ; t incaría las. '
violaciones; de la ley a través de conferencias sobre
colnerein, ron el 
objeto de modificar las prskticas
. de la: industria genes -

poli' ica de la ende rencia sobre comercio también fue usada
sd final de • la década de los arios veinte
 y se basaba en las creencias de
que 
en la industria' las violaCidoes .de la ley esisin generalizadas.
el hnnlhrr de netio 'o oriol:, Int leyes
rlirtarlas para re-
codar oo; negocios jouiJ
ralnlynto' no pierdé sn status entre sus asnciadcus.
Aunque unos 
pocos miembros de Id industria lo consideren infericl
1,..2j r
In admiran. 
Leonor F. Lomee, presidente de la (unta del Ferrocarril del
de Kansas City, nombró, de IICIIC1• (10 con las ' instrucciones de la junta,
un reunir(: ri, • 1924 para comprar succiones del Ferrocarril ale .Moisscittri,
Klailsas y "l }as. A I
1 Ver. de esto, de acuerdo con los informes de las
quejas r ifi • i•leS. y 
con el coneicimiento del plan de su corpo
• ación, com-
pró I %I, 000 acciones de Missouri. Kansas y Teys '
as para su cuenta propia
y las vend 
larde Con una ganancia de $ 1 1 .1 . 707. De acuerdo) con
esta 
queja, entonces obtuvo una ganancia
 
a costa de la coToración que
él mismo dirigía.. Luep,o de pedírsele una
 
csoplicación por su actuación y
rtinn t lo Se le 
iba a entablar Una denla fida, invirtió SUS ganancias
 privadas
CII In co
rpnrsl¿'ióni Luego) de que toda esta transaccii'm recibió una con.
sidcrable atención 
publica, fue elegido presidente de 1;:. Guiara de Co.
Los 
ejecutivos iinporlantes de tres de las setenta grandes corre).
raciones, de 
acuerdo con las decisiones del tribunal, se apropiaron
N al 1. ',1/. Pll.t;flers, vo l. 35, N' 1, p: 313, enero 19,17.
i. Nrru Republir, 56:33. 29 :twist:). 192:t
gaimente ole fondos de las corporaciones para su Uso persona .' v roca;.:
ron sus actividades sin perder
corporaciones
en la corporación o en la industria:
se luz informado que uno kle los ejecutivos logró su reputación oe ni.,
niptilador astuto por esta 1ransacc ión ilegal. Ejemplos colmo e:,Ins
rnt:C110.,. .1:jegan al : :rincitio general de (pie una violación del códige;
nn es neCCSa flan-len te tina vióla.ción del  de „negocios, El
Se_ Acede por violación del código k le negocios pero no por vio-.'aclun dei
coalnio legal, salvo cuando éste
hembres de negocios oYencralmente sienten y CX'11•,.,11
tleSPrecio lacia a eV; c1 r_l,:icrrió v.  e[ Personal del vol-tierno Fu -le
'sentido, tstml)ién sc asemejan a os ladrones profesionales, quienes 'sill;:;41,
ZRES :recio -uor la le I t Inc 1 iseales
de ilegoeloS generalmente consideran ni personalr In como
líticos j: 77:Icratw;, j, a fas )crsonas autorizarlas para investi g ar ias
(l eas de los negOeinti C01110 -eS1.)1•15". LOS 110111bre5 ( le negocios curio •
raCteríStiCalnente que cuanto menns V110 haya mejor sera, al Hiel , •-•
hasta ell/e necesitan Un faVOI . de (•: •; te, ronc h as  • consideran ;,1 pro.
intilfu oción • de una ley como un ticlilc, en vez de serlo la victiacil.'ir,
la ley. HI eles :recio del liontlire de negocios por la ley, al i otial • ci
del inolrón prof esiona;II
conducta.
 
loocis delitos de "cuelln blanco" un son_ sólo eiberados, tambui t'. 11 s“:1
organizados. La or p anización tara r..1 deiito . 1liede
d
se
l
r forinal o Mino-nal.
 
.../.1,as organizaciones •. corma es l iar ri l el It r, de ' so s t-n e,r1r3(1,-.11rÇ 1"1
c11enl . ran Mas generalmente en lo res:Hit-C1611 del comercio C se nana ,
co on muchas de las prácticas ele isis asociaciones ole comercio.
acuerdos u,
patentes y carteles. Tia organización i- oritioti se encuentra también en
o:o:Ir-cuenca:os de los representantes de ciirporaciones sobre planes
relaciones; de trabajo. Los llooll , res oe:Ticios estero tain1).1en
formalmente para el control de fa 1,e:s .:ación, la selección de los admilic..
tradores y la restricción de las onroHacinnes 'tara la
IcyeS que puco. an a coral los. Ntientras aigunas asociaciones lar, desanch.s.lo
cré eFica de negocios y ;michos de los •
representnnue5 loan oo:do
SinCeros en la formulación de e s os códigos, el efecto actual de los ini ••
!nos no es difercnrc de lo que habría sidn Si los códigos hubiesen Sidn,
CSCriioS por hombres se burlan de todo.
Aun cuando no se ha (1c•sarro:liado una organización formal, los lions•
tires i'.7:7-tesZET ) os tienen consenso. Mi o-n; ras le clan rienda suelta con co. l
senso a la libre competeikla y a la empresa, también con coas_;“,.,
practican la restriccinn del crimen No estan dispuestos a soportar
carga de la competencia o a permitir yte sistema económico se roedlo;
a sí mismo de acuerdo con las loes de oferta y demanda. Al contrario,
ac1212i iw_ el método de planificación industrial  y manipulación, •Ntienhas
las corporaciones rara vez insisten en que SUS •agencins publicitarias
nctl reí) de la falsa represenlacii'm,  premian a las agencias que aumentan
C111110
los i
I 69
las ventas sin tomar en cuenta la honestidad de los métodos empleados.
I Tienen un alto grado de consenso sobre las leyes de' patente, cuino res-
t • icciones que tienen que ser i ,gnoradas o evadidas. 1.11 ejecutivo máximo
de una componía manifestó confidencialmente:
Si un iMentor ha obtenido una patente en un proceso en nuestro campo
y su invención tiene mérito, le compramos la patente, si está dispuesto a
 
venderla, por una Suma razonable. Pero Si trata de retenernos, nos negarnos
; o comprarla y entonces "inventamos alrededor" de Su patente, lo cual p0-
,1/1005 hacer fácilmente luego de examinar los planos que nos ha sometido
para la venta.
Los puntos de semejanza cutre cl delito de "cuello blanco" y el robo
profesional, c ue se lían clend lo antes no son una ex Posición com :dela
c e a re acion entre estos dos tipos de delito. Estos ti p os de delito tienen
d i ferencias igual que semejanzas. El punto mas significativo cc c.I erencia
reside en los conceptos que tienen dc misinos los delincuentes en
conce )to c ue rciie e  publico so )re ellos. El ladrón pro esionase ve
insufle) Como uti ce inctiénte . y así lo Ve el público en general. Como
no desea tener una reputación pública faylarable, se enorgullece de su
eputacion corno celinctiente. El hombr cl ne gocios, p or el contrario,
e ve á sí mismo como un ciudadano respetable v, por lo genera , así
1(77c onste cica e pú1  uando -el tribunal federal dictaba sentencias a
los7ilemnp ros de la Pul p a -de I-1: O. Stonc y Compañía, en Chicago, en
9
 
 
/51
mar transacciones fraudulentas en bienes raíces, dijo a los acusados:

Ustedes son hombres de negocios, de experiencia, de refinamiento,  de
 
cultura y de una reputación excelente y posición en el Inundo de los ne-
gocios y de Sociedad.
I1sa caracterizaeic'í de estos delincuentes de "cuello blanco", se Podría
 
1 a'alicar arácticamente a todos los, brinabre- 2s2Lacipj-JeLcuc_nin
1
51 , 1 ,, des ritos como violadores - 1 • -y...&1,,Le„„wituliL,,£!21221215L10
1
se ven a si mismos corno no delincuentes, 
-,L'
Este problema del concepto de sí mismo como delincuente :es un 
 ' %. 1
problema importante en Criminología. Algunos  criminólogos han insistido
en que el delinCuente de "Cuello blanco" no es 17erdadernmentc" un \ --r o
delincuente, ya que no se ve a si mismo corno la . Lste punto c e vista está 19
bas - iado co do.; falacias de 1t 'orne,': tomar la Ente ce2r ..»_ 11 , tomar11'
la palabra por sir - est:net:1. 7M j-i • Cal)lemo general' de la criminología es l'a ,,,,, , I 1
..
ex ,..2lica jri22ln conduela  de :coya • A I glinaS 13CtSOMIS que participan en ,...,,...1-,
la conducta delictiva se eón.Sideran a sí mismas como delincuentes r otraS1.- z-.
no ei iorgen y desarrollo del concepto ce si mismos como de incuentes
„, ,
.....:••
es un problema importante; pero no es el problema total en criminología,
Los criminólogos que limitan sti atelción a este problema y sacan con-
clusiones sobre toda la conducta delictiva están tornando la parte como
un todo.
El concepto de sí Mismo Mino delincuente está basado en una ca-
racterización general y en un tipo ideal. 'Muchas personas que bao sido
acusadas de tia delito y han sido enviadas a Una prisión dicen: -Pero
yo no soy realmente un delincuente- . Pitas personas no se identifican a
si mismas como el tipo ideal. Dos de los faciores p rinci ?ales en fa
tificación de sí mismos con el” abo ideal son el tratamiento oficial corno.,-
elincuente y a asociacion aerson intima ntima ac muchos que se const-
Iderair a sí mismos Coino delincuentes. 1.LLbsis:. - - ilente de . 'encolo blanco"!
.
p z no se considera a si MISMO como ¿JIM:tiente, 'porque con él no se CM-
§ 1,17(777 ....___L)S mis.a125. r1711.7.75 77:111 e ......_£22...1221-Los entes,
J
 y poi Tic, debido o a su slat,vs de clase, no tiene asociaciones personales; -•
11:/ z íntimas con aquellos que s-e7FeTinen a sí mismos como delincuentes.
Es más. se encuentran muchas variacionescal la autoidentificación
con los demás, aun entre aquellos Cine se consideran a sí mismos como par-
. ticipeS del tipo ideal de delincuente. La p alabra "delincuente" p uede apli-
carse a lodos ellos pero la esencia varía. Los reclusos genera. mer___ :ecoos-
lituyen una jerar alía, con hombres de confianza de alta clase en la cima
1_.9 hoy en e in, y con "violadores de ca as fuertes" en la cima en generaciones
pas17757—Cr na ce estas clases de .reclusos se identifica a sí misma con
las otras, y los de la clase delincuente alta miran con desprecio a la clase
delincuente baja. COIOCan en la clase de delincuente baja el zequeño
número_ de hombres de negocios que han sido encausado s sentenciados a
prisit'in por delitos como el desfalco. fracaso del delincuente de "cuello
blanco- en identificarse a sí mismo con otros delincuentes es. en parte,
un ejemplo del proceso general de estratificación 'y segregación entre
delincuentes.
e. /enera mente sus conciencias no les molestan,
ya que •tienen el apoyo de sus asociados en la violación de la ley. El 1
sentimiento de vergüenza en sus practicas de negocios probablemente Se 1n11
I
encuentra inOs frecuentemente entre los hombres dé negocios jóvenes que ' 2 3 1
no han asimilado totalmente la cultura y las justificaciones de los riego- 1 4.1
citas. U11 locutor de radio manifestó su disgusto por las prácticas en que (.1
participaba, de la manera siguiente:
Para poder mantener ini trabajo estoy obi igadO a decir las cosas más
extravagantes sobre los cigarrillos, pasta dental, papel toilet, y otros pro-
ductos que están en el programa. Tengo que .considerár las diversas cuñas
y utilizar la que produzca mayores ventas. Luego de decirla, siento a veces
deseos de salir fuera y vomitar o emborracharme, {,Dique inc disgustan las
frases que tengo que decir.
Mien1ras que 105, _11 'fin- lentes de "cuello blanco- no se consideran
a sí mismos como pertenecientes al estereoli ao de "delincuente' se ve i 1
generalmente a sí mismos como "vio ac ores de la ley". Este cs otro as- 1
í p eci o de una palabra distinta para lo inishaa esencia. En sus relaciones
cont idenciales, los17777--- -es c e negocios firdp lan con or amo de SUS vr0-
lacones de la ley y consic eran e cueto r e a le lu m 1 la vi
lacion como censura?
ar
17 1.
IQ' =4 .4  1
ri_?1,1alnier Hin) no ?ienS11 hombre de nepoeios sea
jun delincuente; es r c' • • hombre de neg ocios no encaja en el esteno-
its 'wo dc: "delincúente, Esta concepción pública se ama a veces .rtaitt.r.
Aunque el concepto de .matas
no está totalmente claro, parece estar 1771 1c o
en el poder. Los estudios de comiunidades locales por lo menos muestran
que una persona. puede tener un ,r1,iffis alto aunque se le reconozca como
un disoluto. ,
igualmente, el hombre de negocios generalmente tiene
 un
índice bajo en lo que se refiere a honestidad,
alto cuarteto Lengli un ,mates
social alto. Los sindicatos, los campesinos, y los consumidores organizados
no están convencidos en realidad de que los hombres de negocios tengan
standards altos de honestidad o que sean meticulosos en
 cumpli • la ley.
Para que los hombres de negocios mantengan un itaiitsy el concepto
de sí mismos como 00 delincuentes, es necesaria la adhesión pública
 a
la ley. La política de las corporaciones es la adhesión Ijública. a la ley
en general y el abandono secreto de la ley. En este sentido; el hombre
de r)se.bastr
diferente del ladrón profet-iional. En el robo pro- 1
fesional, el . hcchodelito es un asunto de 0117; c • 'n lirecta el I
orprortante: para el ladrón es esconder
,s4 identidad Tara )ocler
 
pero no pror a mantener su .c/a/tf,i en cl ico eh Yencral.
• ,lema thi portante
para el denneuente es ocu( 1777 el hecho del delito, va que la identac ad
elea irrr .-7-1r-rrnr------ .) a la k: ,. lernerite conocida
El secreto del hecho del delito de - cuello blanco" sé facilita por lo
complicado de las actividades y por la amplia dispersión ,
, de los efectos
en^ el tiempo .y el espacio: Los consumidores que están insatisfechos con
el precio de un producto pueden no darse cuenta por arios de que
 el,
precio esa siendo manipulado por acuerdos entre los  productores. Los
clientes cine Icen las virtudes en un anuncio pueden
 no darse cuenta
l
de que son fraudülentoS hasta que no se efectúan pruebas cicnliíicas.
Los hombres de negocios desarrollan justificaciones que eSchnclen
 el
hecho del delito, El fraude en la publicidad es justificado diciendo que
cada uno ,' . inflar sus velas —. Los hombres de negocios pelean Siempre que
se usan palabras que tienden a destruir estas justificaciones. Un productor
de alimentos a quien se le había ordenado desistir de la falsa ' represen-
t'ación en su publicidad, empleó un químico como consultor en la pu.-
blicidacl propuesta. Este qiihnicei describió Su experiencia  con " la firina
como sigue:
Durante mis primeras asociaciones con la firma me referí por palabra
o por escrito a planteamientos propuestos como "deshonestos" o "fraudu-
lentos'. El gerente de mi departamento objetó uní empleo de esas palabras
y rae ordenó expresar mis objeciones con otras palabras  como "no sería
una política aconsejable ofrecer estas - o "esta ventaja no está de acuerdo
con los resul tados específiCoS-.
Con el mismo objeto de proteger su reputación, las organizaciones de
negocios han trabajado para obtener una diferente implementación de la
172
ley que se aplica a ellos. No quieren ser arrestados por policías, presen-
tados ante un tribunal penal o condenados por delitos,
policías,
han encon-
trado sustitutos a estos Procedimientos en órdenes para comparecer ante
una audiencia; en decisiones por comisiones administrativas y en órdenes
de desistir. ;la semejanza esencial entre . los delitos de cuello blanco y otros
delitos. ha , sido parcialm¿:níeóe'illtadi. por_ esta variacii:in efe proced77.7o.
El secreto sobre Los violadores de la le •  se obtiene también inter-
cambiando )ersonalidades de la corporacten y nompres ce marea. •sta
e po,, c ,u,lj0.1.17 1e
 
i .11,1;li t. e . a c. ):idsli:Jis ciiz1. )a i,..h.cuancsi conmcalci lll /
 
i 1 :. e/.r dei la s,',ilu 
por 
cc, lril") .l i •
menos
nou• soicesi.Oti e
 
.r i c al„ rrslatc,leercaisr,
 
4, primero, un subsidiaria de una corporacitn oculta su eonexiún con ella.
5
Una planta cooperativa que fue comprada por una gran corporacion de
envasadores de carne continuó representándose a si misma como una co-
operativa. Una fábrica de maquinaria agrícola independiente fue comprada
por una corporación . casi monopolista, pero continuó apareciendo corno
- independiente" y como - combatidora de monopolios". Un sistema de
servicio"
público empleó como evaluadora de su propiedad una  firma que
aparecía como independiente, pero en la (pie el gerente del sistema era
uno de los socios: Muchas grandes corporaciones han organizado en se-
creto simulacros de corporaciones con uno o mis , obj di vos : para ocultar
transacciones que requerirían pago de altos impuestos, pata aumentar el
número de firmas que pueden obtener ganancias exitosamente y para elu-
dir la ley que prohibe que una corporación sea dueña de más del por-
centaje especificado de las acciones de una corporación de servicio público.
ZSegunda, las tia oraciones c ue son conocidas
corno subsidiarias se 7ire-
Se...,..,>,,,.....,,, n [1 n cogió persoiTa ItClaí. 7..1'S 127-latmen te Wstii[a. i. ir este cisca e
7 pro-ad-Cu con us ion so )re la res ons
•,.. ........*
a -- i K ad . U OS sustentas Uno ( e 
o 1.'74, v o
as de
servicio público rE1717"71. 5 su5Sirliarias, a con las mismas oficinas
 
c ada un
y
funcionarios qtie la casa matriz; cada una de lasubsidiarias tenía, a
su vez, otras sucursales regionales con control sobre las que funcionaban
 
.1"yn
su zona..--yercera, las corporaciones barajan los nombres de marca se-
gun lo requiere la ocasión. Durante la Segunda Guerra Mundial. cuando
se impusieron precios lujos en las marcas viejas, muchas corporaciones.
por medio de subsidiarias no conocidas como conectadas con la casa matriz,
fabricaron i'----.. :antiguos productos con un nuevo nombre de marca y pi-
dieren por ellos precios mas altos que los que se pedían por
 las marcas
zjEL,12.
 Las corporaciones emplean expertos en derecho relaciones públicas
y puhT717171 con el objetivo de mantener su ,rt(iw.r y el concepto. Ge si
mismos como no' delincuentes. Estas agencias  con el equivalente del "por-
tavoz" del ladrón
profesional. Estos "portavoces' tienen como función
principal defender su cliente contra carros específicos. 'La función del
- portavoz - del delincuente de - cuello . blanco- es- más amplia. Tiene la
función de influir en el decreto y administración de la ley según
 se aplica
a sus
clientes, de aconsejarlos de antemano sobre los métodos que pueden
173
51110.11
usarse con una impunidad relativa, así cuino de defender al cliente ante
los tribunales y ante el público cuando se le hacen acusaciones específicas.
Quizás lo más importante sea el esfuerzo de las asociaciones de hombres
de negocios por construir y mantener su .talas ante el público. Sc ha
informado que una firma comercial que adquirió milla reputación por
un
episodio escandaloso en el que participó un ejecutivo máximo, pagó a
una firma de relaciones públicas más de un millón de dólares por una
campaña que restaurase su buena reputación. Cohen hace la generaliza-
ción siguiente que se aplica a esas actividades:
ii
La eficiencia con que la clase dominante puede obtener el reconocimiento
 
r -
público de sus 
alq:atos depende de los estereotipos populares de esa clase.
Si ser miembro de la ciase dominante sugiere mérito y habilidad que le
otorgan posiciones de confianza pública y
autoridad, este reconocimiento será
otorgado. La clase dominante promoverá. de acuerdo
una idenloffi a T' e in-
.
1
corpora ese estereotipo y luirá cierta presión en sus miembros para que cuto-
validez del estereotipo y, lior lo !Inflo, ameruizoní la posición de todos los
un caballero", esa conducta se reflejará no sólo en el culpnl
y le sino en la
 
1 que comparten 
su status y Mandan en virtud de la. aceptación de ese es-
; plan ese es
tereotipo, por lo menOs en público. Si los individuos se apartan
 
de ese camino 
públicamente, comportándose con maneras
- no correctas en
) tereotipo.4
Las setiVidades de Insull i
Hop.son y otros que cometieron graves vio-
laciones •
cle la ley, no eran tan ofensivas a los sentimientos de otros hom-
bres de negocios como lo eran las amenazas a los estereotipos generali-
zados y simplificados en basé a los cuales el público evalúa a los hom-
bres de negocios como grupo. La política de condenar a los violadores t
-r.le la ley, cuyos cielitos son cómic:Id-os :I
fiblicarnente. permite que las cor- 1
p i rrraM717—
po una actitud general t. c adhesión pública a la I
le ,, mien " s . realidad están mrtici 1tlitr o p rivar : 1----u177m (. ,nes as
vio aciones de la ley.
Las características del delito LlzLcuert 11
,egún se han des-
crito arriba, de p
enden hasta cierto -imito de la forma de
la °wat, ización
( 1----- negocios. Generalmente, se
plantea que las grandes firmas son más
levales y más honestas c tic las firmas per nenas. No hay investigación, .-,-
organizada
que t einuestre a Ven: ad o falsedad de esta afirmación
. La
in vest igación s(-;1577 -los precios fijos durarme la Scgiiiii.m
17717al,
indicó, pero no probó concluyentemente, que no había diferencias de sig-
nificación entre las (indias grandeS
y pequeñas." De todos modos ,
la formen t
conorativa de organización t. tic ,
eneralrnente se usa en los grandes ne- 1
I
Bocios tiene dos ventajas sobre otras formas de
organ i7:7771777. el 1
 
1. \ 1C Coh en,  ; ;  
'
1...)ert 
,m,,,emen,a ion O I ',le Criminal lid; 1..dfil,
Indiana, 19 , 12, pp. 36.37. •
 
5. George Katona, !'rice Control and 13nsinefs, Principia l'ress, Monog, N' 9,
1915.
17'l
punto_ de vista de la violación cíe la ley: el anonimato de las personas
para T.R2 no se pueda ubicar la responsalpilidad de las mismas y una jus-
1:irle:len:in creciente de su conducta.
La política de los negocios que tienen forma de corporación,- adoptan
la forma de acción de una unidad
corporativa. La responsabilidad se di-
vide entre los ejecutivos, directores, subordinados y accionistas. Un di-
rector pierde su identidad personal en esta conducta corporativa y en
este aspecto, aunc¡ue 110 en otros, la conducta corporativa es como la
conducta de la: masa: 'Las personas no actúan en estas situaciones COMO
lo harían si estuviesen separadas unas de otras. Esto es cierto hasta tanto
la corporación sea esencialmente una dictadura bajo el control ele tina
persona. ..La dificultad de übicar la responsabilidad y la seguridad resul-
tante para los individuos, se ejemplifica en la decisión contra las cor-
poraciones de automóviles en el seis por ciento de 10S casos ; en que las
corporaciones fueron condenadas, pero lodos los directores y ejecutivos
absueltos: la corporación era culpable de un delito pero ninguna persona
de la directiva era culpable.
La forma corporativa de la organizaCión de negocios también tiene
la ventaja de aumentar la justificación. La corporación probablemente se
. , acerca Más al "hombre económico . ' y a la - razón. pura - que cualquier
otra persona u organización. Los ejecutivos y directivos no sólo tienen
objetivos explícitos y consistentes de ganancia máxima, sino también tienen
departamentos de investigación y contabilidad mediante los cuales se fa-
cilita la determinación precisa de los resultados
y se tienen discusiones
sobre la política a seguir por directores con habilidades e intereses diversos,
a fin de que loS sentimientos de una persona sean eliminados por los
de otra. Esta ventaja general no niega las desventajas de la org,anizaeii::n
corporativa. Dos desVentajas principales han sido indicadas. Primera. los
directores no tienen necesariamente su :mención centrada en el balance
de la corporación, pero frecuentemente participan en favores especiales
para su ventaja personal, como sucede en la política. Segunda, la cor-
poración como un gobierno, tiende. a burocratizarse, con todas las limi-
taciones de la organización burocrática.
En un comienzo la corporación buscaba la eficiencia tecnológca; 1
posteriormente, y aun mas que ante, buscaba la manTpulaciiin de las '''C l. 1
serrar;4)Or
medio de 1;1 publicidad, las ventas, la propaganda y el cabildeo. l
Con esta reciente transforinacitM, la corporación ha Ji.7s-at7 -0117757.7717:-
logia y política verdaderamente maquiavélicas,
1 - 1,a Llegado
a ha condus,„,,,
de que prácticamente todo es posible si se usan recursos, ingenio y es- , I.
fuerzos enérgicos. Se ha apropiado alelas ciencias hateas y 11 )tológicas y
las lin aplicado . a sus objetivos de eficiencia tecnológica, y en el proceso,
ha hecho contribuciones significativas a esas ciencias. Igualmente, se ha,
apropiado de las ciencias sociales y psicológicas y las ha aplicado al ob-
jetivo de manipular a. las personas.
1.75

J:S  Pueden mencionarse tres aspectos de la justificación de la corpora-

ción C11 relación a la conducta ilegal. Ti:linero la corporación selecciona
del177s que corran un ries , r) minium de ser descubiertos e identificados,
V 111 'as victimas  r 'bala :bar. Los delitos
COI 1 01:110011CS S011 serie antes en este as )eclo a los robos arolesionales
ara oos son se eccionac os cuidadosamente y a.m -íos e iszen una víctima que
sea un antagonista. -débil, _La ventaja de seleccionar las víctimas débiles) : U
fue explícitamente ex aresada por Daniel .D • ew en la década de los- años
ochenta:
se le sentenció. No hubo una acusación penal contra los bancos que eran
accesorios a este delito y que fueron descubiertos en el curso de la in-
ve ligación. Sus delitos incluían: préstamos a una corporación, que ex-
cedían el límite- establecido por la ley; un .grupo formado por funciona-
rios del banco para negociar las acciones del banco violando la ley, ocul-
tación del desfalco por parte de los funcionarios del banco y de la casa
matriz y negación de muchos bancos a cubrir las pérdidas del banco 1-1a-
rriman, cosa que habían prometido hacer con la condición de que el
desfalco fuese mantenido en secreto. •
Comencé a ver que era una mala política para los gtrandes hombre de Wall
Street el pelearse entre sí. Cuando estoy peleando con un rey del dinero,
hasta mis victorias son peligrosas. Miren la situación presente. [labia ob-
 
tenido una buena ganancia del asunto Eric y en su mayoría era dinero al
contado. Pero —y ahí estaba el problema— todo habla sal ido de no solo
hombre —Vanderhilt. Naturalinente que •lo había dejado muy molesto. Y
 
siendo tan poderoso, podía desquitarse. Como se ha visto, sc desquitó. Me
había creado a mí y a mis asociarlas una serie de inconvenientes, Eso siem-
pre sucede cuando tomas dinero de un hombre tic I u mismo nivel. Si, por
el contrario hubiese obtenido las ganancias de los de fuera, hubiera con-
seguido lo mismo 'a la larga, pero los perdedores hubieran estado espar-
cidos por todo el país y 00 hubieron pedido reunirse para desquitarse. Pla-
ciendo mi dinero de gente de afuera, uno de adentro como yo podría ganar
lo mismo a la larga y no crearse un encimo r  tan pod ei OSO <pe te Ocasione
a uno incomodidades»;
 Las vicfirnas de delitos corporativo• rara vez están en_posición de F.:-
poder desc citar se de la cor 1 0 1'11CIÓ11. 11S consuirJdores están es aarcidos, j
(1-CsOr 81117,11C 05, Sin miormación_objetiya
,Sobre . as cua !caí. es i. e os i4ro- Lo 9
j
c uetos ' nin,gun consumir( or su re una pm. u: a an granee
C01110 'ara -a J"
us i leal: e tomar mei ic as mc t vit. tia CS. ,os accionistas rara vez conocen
 
- los complejos proceiimwn . (1 ---7.hl—i:er-nrrporación de la cual son propieta- 4
riel, 110 pueden atender las reuniones anuales y reciben poca información 2 ,,,
..4
sobre la política y la situación financierá de la corporación. Aun cuando 2 /. ..
los accionistas sospechan conducta ilegal, están esparcidos,  .1")
 
desorganizados --1
- g,,,y
y frecuentemente no pueden ni conseguir los nombres de los otros accio--- 0
 
pistas. En sus conflictos con los trabajadores, las corporaciones tienen la -7
 ventaja de contar con una prensa amiga y de periodistas cuyos sueldos
son pagados por las corporaciones, de modo que sus ridiCaS laborales
injustas sólo se conocen consultando los informes ofíciales.
El caso corriente del desfalco es un delito, cometido por
1111 indi-
viduo en una posición subordinalla, contra una • corporación fuerte. ]gis,
por lo tanto, uno de
los más estúpidos cielitos de "cuello blanco". La
debilidad del estafador en comparación con la corporación, se ilustra con
el caso de J. W. Ha rrituan. Se le acusó de desfalco en 1933 y luego
6. Bond( Vi l) i te, The Book o/ ID,miel D • ew (Nueva York, 1910) , pp. 270.271.
176
-1.1:2...ssizi252 aazps_U. de la „justificación, de las corporaciones en re-
.,
laCi0- F1   delito, es , la selección de cielitos en que la prueba sea
-criTícil. En este sentido_ también es Simdar -el -detito- de "cuello blanco"
val robo _profesional. La selección de cielitos en este sentido es ilustrada
por la publicidad: como cierta exageración se considera iustificada,
prueba de una exa ;e'ración irracional es difícil. Además, una corporación
organiza su sindicato bajo su dominio porque así es difícil probar que
hay pico icas a ora es injustas.
'rerecro la co )oración ado ata una iolítica de "acomodar" casos,-
En esto es semi: ante a la( ron )ro:esiona , el enal-hilintiéne que si tiene
c mero y está en buenos términos con el "acomodador , roce c acutüod_ar
cualquier caso en cualquier lugar, ya que siempre es post ale encontrar
un punto débil en -Ta carlota carlotade personas necesarias ,ara una. - condena.
Un ex funcionario de la Administración Federal de Alimentos y DrOgas
ha descrito las presiones en esa organización para prevenir la ejecución
de la ley en ciertos delincuentes.' Estas presiones incluyen amenazas de
senadores y diputados de que se reducirá cl presupuesto a menos que
se retiren los cargos contra un individuo dado. Cuando la Comisión fe-
deral de Comercio, luego de la Segunda Guerra Mundial, estaba activa
para que se cumpliese la ley, representantes de grandes corporaciones
fueron a ver al Presidente de los Estados Unidos, quien reemplazó a
algunos de los comisionados por otros que simpatizasen más con las
prácticas de los negocios; esto ocasionó la suspensión de muchas quejas
que .habían sido hechas contra las corporaciones. Cuando los accionistas
menores demandan a la: directiva de las corporaciones, un procedimiento
acostumbrado es llegar a un acuerdo con el líder del grupo. Esto es se-
mejante al reembolso que hace el ladrón profesional a la víctima del
roto para detener el proceso penal.
El
"acomodo'' ele delitos de "cuello blanco". sin embargo, es mucho
191sal7io cae el "acomodo" de los robos profesionales. La corporación
no sólo trata de "acomodar" acusaciones particulares contra ella, sino de
desarrollar
opiniones favorables generales antes de c ttd se la acuse, y
'l'asta prevenir que la ley se aplique. Un e j emp o ce esta po itica amplia
7 Véase pag. 93.
77
lo dan las compañías de seguros contra incendios de Missouri, que ha-
bían acordado pagar a Pendergast un soborno de 750.000 dólares para
intervenir en un caso de tarifa. Cuatro de estas compañías que pagaban
acciones de este soborno, inmediatamente nombraron vicepresidente a una
persona que tenía gran influencia en el capital nacional. Mientras Pen-
dergast fue rápidamente condenado y sentenciado a prisión, pasaron' casi
diez años antes de que las compañías de seguros contra incendios fuesen
• condenadas, y sus sentencias se limitaron a multas.
El análisis anterior justifica la conclusión de que las violaciones de
la ley por parte 'de las corporaciones son deliberadas
y delito organizado.
Esto no significa que aquéllas nunca violen la ley sin darse cuenta de
una manera desorganizada, .Significa que una parte importante de sus
violaciones es deliberada -y organizada.
UNA TEORÍA DEL '.DELITO DE
"CUELLO BLANCO"
XIV
No se puede derivar una 'explicación completa del delito de "cuello
blanco" de los datos disponibles. Los_d: tosciteesi:_.a.....man0...-su.'iqtzi1
c n , el delito de "cuello blanco tiene.. Jusénesis en el mismo proceso
enera c lie 01 r1 con, oda c e ti iva„r sa .er, i tisociticioiT:717ta
hipolesis c e asociacion r 1 erencia p antea que a cono tic a c e ic iva se
aprende en ai¿ciacion con aquellos que definen esa conducta lavorable
niFiTte y en Mamiento de aquellos que a el finen Les 'avora )iemente
y que una persona en una situación apropiada participa de esa concilia;
delictiva cuando, y solo cuando, el peso crE. –las definiciones favorables
es superior al de las definiciones desfavorables. Esta hipótesis no ca cier-
~ue runa exp cación completa o universal del delito de "cuello blanco''
o de otro delito, pero quizas concuerde con los datos de ambos tipo
de delito, mejor que cualquier otra hipótesis  general.
Esta hipótesis y otras pueden aprobarse adecuadamente sólo por es-
tudios de investigación organizados ope
. ,:ificamente para este objetivo y
por contacto directo con las carreras de los hombres de negocios. A falta
de estos estudios, es necesario por el momento depender de los datos
ahora disponibles. Los datos a mano surpinisli:tm dos,,,, tipos_ de„('wit,1.110Citi
d .Q. cut nentada,, , a._.5 7deSZEiTi ts;S f,"01,!,1";171915 , O _.i111101.1i011,1:dios--dei-lixs
carreras de los hombres de negocios_ y descripciones  , la di ftk,t; ; I sm, de
[7' r rcritIZ-11-elictims—dt–TI n'II"' 'SI fli'lia'iCa.„. arlEstOs dios tipos de evidencia
serán ilustrados ensiguientes. pafágrafos,
44/
DOCUMENTOS PERSONALES
Un joven hombre de negocios —negocio de carros usados— en Chica-
go, describió el proceso por el cual fue' inducido a la conducta ilegal:
Cuando me gradué en la universidad tenía muchos• ideales de
honestidad, trato justo y cooperación que' había adquirido en mi
179
v
hogar, la escuela y las lecturas. Mi primer trabajo al graduarme fue
vender máquinas de escribir. El primer día aprendí que estas má-
quinas no eran vendidas a precio uniforme, sino que en una per-
sona que titubease y esperase podía obtener una máquina por la
mitad del precio de lista. Sentí que esto era injusto para el cliente
que pagase el precio de lista. Los otros vendedores se reían de mí
y no podían comprender mi actitud tan tonta. Me dijeron que
me olvidase de las cosas que había. aprendido en la escuela, y que
no se podía ganar un montón de dinero siendo estrictamente ho-
nesto. Cuando contesté que el dinero no era todo, se burlaron de
mí: "¡Ah! ¿No? Pero ayuda", Yo tenía ideales y renuncié al puesto.
Mi trabajo siguiente fue vender máquinas de coser. Se Inc in-
forinó que una máquina que le cuesta
 18 dólares a la compañía
tenía que venderse por -40 dólares y otra máquina que le cuesta
19 • dólares tenía que venderse por 70 dólares y que tenía que
's,
ender el modelo cíe lujo siempre que pudiese en lugar del modelo
más barato, y me dieron una lista de razones por las que
. era una
compra mejor. Cuando le dije al gerente de ventas que el negocio
era deshonesto y que renunciaba inmediatamente, me miró corno
si pensara que • yo estaba loco y (lijo enojadamente: "No hay' un
negocio más limpio en' todo el.„ país". '
Pasó bastante tiempo hasta poder encontrar otro trabajo. Du-
rante este tiempo ocasionalmente me encontré con algunos de .mis
compañeros de clase y me contaron experiencias similares a las mías
Decían que se morirían de hambre si fuesen estrictamente honestos.
Todos tenían .chicas y esperaban casarse y obtener un modo de vida
confortable y decían que no veían cómo podían hacerlo siendo es
trictainenté honestos. Mis propios sentimientos se volvie t bn mena
determinados de lo que habían sido cuando dejé mi primer trabajo
Luego conseguí Una oportunidad en el negocio de carros usa-
dos; aprendí cine este negocio] tenía más trucos para engañar a los
clientes que los dos, negocios en que había trabajado anteriormente.
Carros con cilindros partidos y con otras muchas fallas, eran ven-
didos como "garantizados"; Cuando el cliente volvía• y ijedía su
garantía, tenía que demandar Ora obtenerla
y muy pocos -se to-
maron esa Mólestia tan costosa: el jefe dijo que se podía depender
cíe la naturaleza humana, Cuando aprendí estas cosas no renuncié
como lo había hechó antes. A veces me
 sentía asqueado y quería
renunciar, pero argumentaba que no tenía mucha oportunidad de
encontrar una firma legítima. Sabía que
 el juego era sucio pero
tenía que ser jugado. Sabía que eta deshonesto
y hasta, ese punto
me sentía in
áS 'honesto que mis compañeros. La cosa. que me parecía
\
extraña era que todas esas personas estaban orgullosas de su habi-
lidad para engañar a los clientes. Se vanagloriaban de su
• deshones-
180
tidad y eran admirados por sus amigos y enemigos en proporción
a su habilidad de salirse con la suya: se llamaba astucia. Otra
 cosa
era que estas personas eran unánimes en su denuncia de gangsters.
ladrones y rateros. Nunca sc consideraban a sí mismos de la misma
clase y se indignaban amargamente si se les acusaba de deshones-
tidad: sólo era buen negocio.
De vez en cuando, a medida que han pasado los años he pen-
sado en mí mismo: cómo era en la universidad —idealista, honesto
y considerado con los demás— y Me he avergonzadó momentánea-
mente de mí mismo, Al poco tiempo esos recuerdos se volvían
[llenos y menos frecuentes y se hacía difícil distinguirme de mis
compañeros. Si se me hubiese acusado de deshonestidad hubiera
negado esa acusación pero con algo menos de vehemencia que mis
compañeros de negocios, pues a pesar de todo había aprendido
un código de conducta diferente.
Un estudiante graduarlo de una universidad urbana, para
 poder
completar sus ingresos, tomó un trabajo como vendedor suplente en una
zapatería los sábados y otros días de gran venta. No había tenido ex-
periencias anteriores como vendedor de zapatos • ni en otro negocio re-
gular. Describió su experiencia en la tienda como sigue:
Un. día estaba parado en la parte delanter
' a de la tienda, es-
perando al próximo cliente. Un hombre entró y preguntó
 si te-
níamos zapatos beige ;ibotonados y altos. Le dije que no teníamos
zapatos de ese estilo. Me dio las gracias y se fue. El jefe de ventas
se me acercó y me preguntó qué quería ese hombre. Le dije lo
que quería y lo que le ,contesté. El jefe me dijo enfadado:
 ¡Mal-
ditaa sea! Nosotros no estamos aquí para vender lo que ellos quieren.
Estamos aquí para vender lo que tenemos". Entonces me dio instruc-
ciones de que cuando •un cliente entrase en la tienda, lo primero que
tenía que hacer es decirle que se sentase y quitarle su zapato para
que no se pudiera ir de la tienda. "Si no tenemos lo que quiere —rne
dijo—, tráele algún otro modelo y trata de interesarlo en ese modelo.
Si todavía no le interesa, informa al jefe de ventas y enviará un ven-
dedor regular, y si esto no sirve, se le enviará un tercer vendedor.
Nuestra política es que ningún cliente sale cíe la tienda sin una com-
pra antes cae que tres vendedores hayan tratado de Convencerlo. Para
entonces se sentirá como un anormal
y generalmente comprará algo,
así lo quiera o no".
Aprendí de otros empleados que si un cliente necesitaba un za-
pato 7-13 y no teníamos ese número en el modelo que deseaba, debe-
ría tratar de venderle un 8-A o 7-C o algún otro número. Los nú-
meros eran marcados en código para que el cliente no supiese qué
número era y podía ser necesario tener que mentirle .al respecto; tam-
181
éia n 14./
tl.s4a,t;' - •
 que lograban arreglos a cifras bajas y sin
 llevar los casos al tribu-
nal; los arreglos eran generalmente hechos por colusión con los abo-
gados y doctores para los demandantes. La mayoría de los abogados
de los demandantes eran
cazadores de ambulancia y estaban dispuestos
a hacer arreglos porque obtenían sus honorarios sin trabajar. El agente
de reclamos de la compañía de seguros obtenía una comisión secreta
 
del arreglo. Cuando aprendí que esta era
 la manera de avanzar en
el negocio de los seguros, decidí hacerlo cíe verdad. Accidentalmente
dejé algunos papeles en mi oficina por lo que se descubrió que estaba
obteniendo comisiones de los arreglos. La compañía de seguros me
 
acusó de tomar dinero que le pertenecía,
 pero 
en realidad estaba
tomando dinero que pertenecía a los demandantes.
El siguiente planteamiento fue hecho por un joven graduado en una
escuela comercial reconocida, donde había obtenido el título de contable
público y había sido emplearlo varios años en
una firma de contables
públicos de una gran ciudad.
'Mientras era estudiante en la escuela comercial aprendí los principios
de la contabilidad. Una firma de contabilidad obtiene su trabajo de
 
las firmas comerciales, y, dentro de ciertos
 
limites, debe hacer los
in formes que esas -firmas desean. La firma cíe
 contabilidad para la
cual trabajo es respetada y no hay ninguna mejor en la ciudad. En
mi primera asignación descubrí algunas irregularidades en los libros
 
de la firma, que conduciría a cualquiera a
 
poner en duda la política
financiera de la misma. Cuando le enseñé mi
1 informe al gerente de
nuestra firma, me dijo que eso no era de mi cometido y, por lo tan-
 
to, lo debía dejar fuera.
Aunque sabía que la firma comercial era
deshonesta, tenía que ocultar esta información.
 Una y otra vez he
 
sido obligado a hacer lo mismo en otros
 
casos. Me disgustan tanto
estas cosas que desearía poder dejar la profesión. Pero supongo que
debo continuar, ya que es la única ocupación en que estoy preparado.
Estos documentos fueron escritos- por personas provenientes de "bue-
nos hogares", "buenos vecindarios" y que no tenían
 antecedentes oficiales
como delincuentes juveniles. Los delincuentes cíe "cuello blanco", al igual
que los ladrones profesionales, rara vez son reclutados de las filas de los
 
delincuentes juveniles. Como parte del proceso
 de aprender el negocio en
la práctica, un joven con idealismo y consideración
 por los demás es in-
ducido al delito de "cuello blanco". En muchos casos el gerente le ordena.
hacer cosas que él considera antiélica
s o ilegales, mientras que en otros
casos
aprende cómo triunfar de aquellos que
 tienen el mismo rango que
él. Aprende técnicas específicas de violar la ley 'junto con definiciones de
situaciones en las que se usan estas
técnicas,„También,.
desarrolla una_
ideolo p ía general. Esta ideolo
g ía se
Itlimerta_..en parte, -er17517"---
nFmn
esj.e.11.9.11.2.11.-..,11,11:.ZIWori
a de
.,las generalizaciones de experien-
cias
concretas pero en parte es
transmitida co1119 . una generaTízación
. - • •
183
bién su pie podía ser lesionado por no usar el número correcto. Pero
la regla era venderle un par de zapatos
; preferiblemente un par que
le quedase bien y si no otro par cualquiera.
Aprendí también que los empleados recibían una comisión
extra
Si
vendían zapatos fuera de moda que hubiesen quedado de otras es-
taciones. El vendedor regular acostumbraba a vender estos modelos a
cualquiera que
pareciese ingenuo y ,generalmente tenía que pretender
que este era el último estilo y que volvía esta estación, o si no que era
un estilo antiguo pero de mucha mejor calidad que los actuales. El
empleado tenía (pie evaluar al cliente para determinar cuál de estas
mentiras tendría mayor probabilidad de convertirse en una venta.
Algunos años después conocí un individuo que trabajaba durante
varios años como vendedor regular de zapaterías de Scattle. Cuando le
describí los métodos que habla aprendido en la zapatería donde tra-
bajé, me dijo: "Cada zapatería dé Scattle, salvo una, hace exactamente
lo mismo, y aprendí a ser vendedor de zapatos de la misma
.manera
como tú lo aprendiste".
Otro joven, que tenía su primera posición como vendedor de zapatos
en una pequeña ciudad, escribió un recuento autobiográfico que incluía
las siguientes instrucciones que le había dado el gerente de la zapatería:
Mi trabajo es hacer circular los zapatos y yo lo empleé para que
me ayude en esto. Estoy encantado de darle a una persona un par de
zapatos que le queden bien pero también le doy un par que no le
quede si es necesario para venderle un par de zapatos. Espero que
usted haga lo mismo. Si no le gusta esto, otra persona puede ocupar
su lugar. Mientras esté trabajando conmigo espero que no tenga es-
crúpulos acerca de cómo vende sus zapatos.
Un hombre que había sido maiistro de escuela y nunca había par-
ticipado oficialmente en delincuencias, obtuvo una posición como agente
de una compañia editora de libros y se le asignó
Un
trabajo sobre las
escuelas públicas. .Pronto aprendió que la compañía editora sobornaba a
los miembros del comité de librOS de texto para. obtener el derecho de los
libros, Con considerable vergüenza comenzó a usar este método de so-
borno, porque sentía que era necesario para poder tener un buen récord.
En parte porque le disgustaba. este procedimiento, pero principalmente
porque su trabajo.
lo mantenía alejado. de su hogar la mayor parte del
tiempo, decidió que se haría abrigado. Se anudó a una gran ciudad, se
inscribió en cursos nocturnos en la escuela de derecho y obtuvo un trabajo
diurno como agente de reclamos en una compañía de seguros. Dos años
más tarde fue condenado per desfalco en la compañía. Una parte de su
autobiografía decribe el• proceso por el cual se complicó en esta dificultad.
Casi .inmediatamente después de entrar en este negocio aprendí dos
cosas: primero, los agentes que avanzaban en la compañia eran los
182
/4. n •`.,
frases como "no estamos en los ne ,ocios aor nuestra- salud" "el nelYocio es
el ne r, o' "ninefini ne2ncio se construyo en as p ea r uc CS atas verle,
izaciones de experiencias  concretas, ya scan transmitidas como tales o
(71- 1 I • orina abstracta, aqidan ,a1 novato en los negocios a aceptar las ¡ante-
(leasega es y suministrarle justificaciones.
Los documentos anteriores provinieron todos de jóvenes en
 posicio-
nes subordinadas y no son de ninguna manera muestras al azar  de per-
sonas en esas 
posiciones. Aun si vinieran de una muestra al azar, no
demostrarían la génesis de las prácticas ilegales de los gerentes de las
grandes industrias. Desgraciadamente, no existen documentos semejantes,
aun dispersos, 
sobre gerentes de industrias. Nunca se ha informado sobre
una investigación directa desde este punto de vista. Gustaius
 Meyer en
su Ilidory of American Porlune.r, y Ferdinand Luridberg en su America's
•Sixty 
Flan deMostrado que muchas de las fortunas norteamerica-
nas se originaron en prácticas ilegales. Sin embargo, estos libros le prestan
muy poca atención al proceso Mediante
 el cual se desarrolla la conducta
ilegal en la persona. Alguna información puede percibirse en las biogra,
fías de hombres como Armour, Du Pont, Eastman, .Firestone, Ford, Gary,
Guggenbeiin, Havemeyer, McCormick, Marshall I lela, Mcllon,
 Morgan,
nockefeller, Seiberling, Swift, 'Woolworth y otros. Muchas de las biogra-
fías son los libros de Suscripción escritos por orden de los cbmerciantes
Mara propósitos publicitarios; rara vez se admite la conducta delictiva y
nunca es explicada. 'Una descripción directa de una persona es
The l3ook
of Daniel Drene,
por Bouck White, pero está clasificada en el
Dictionary
of Aniei. ican Biography
como, semificción.
DITUSION DE PRACTICAS 1LEG.ALL'S
difusión de náutica c—*ales es el Seguhdo ti io de e cocha Je
que e 1e ito de -"cuello blínco' e 
a asociación dife 'al. Las
firmas comerciales tienen como ob e.tivo las g anancias máximas. Cuando crin
firma divisa un meto( o ce aumentar las ganancias, otras firmas
 se clan
cuenta del método y lo adoptan, quizás con mayor prontitud
y algo más
generalmente si las firmas son competidoras en el mismo mercado que
si no lo son. La difusión de prácticas .ilegales
 que aumentan las ganancias,
es facilitada por la tendencia hacia la centralización del control de la
industria por bancos inversionistas y por las conferencias' de comerciantes
en las asociaciones de comercio. El proceso de difusión será considerado
primero en relación a la com )eteneia 
lúe o en elerencia a otras rela-
ciones.
La difusión de prácticas ilegales entre competidores se ilustra con el
siguiente incidente ocurrido en 
una firma productora de alimentos. Un
químico que había sido empleado para aconsejar a esta firma respecto a la
base científica para los anuncios publicitarios, hizo la siguiente exposición
de sus experiencias:
Cuando hablaba confidencialmente con los. miembros de la firma
o decían que era necesario anunciar de esta manera para
u n
aparte, deploraban francamente la falsa representación publicitaria Al
mismo tiempo
poder atraer. la atención de los clientés y vender, sus productos. Como
otras firmas están haciendo promociones extravagantes sobre sus pro-
duetos, tenemos que hacer promociones extravagantes con los nues-
tros. Un simple planteamiento directo sobre nuestros productos no
impresionaría a los clientes al lado de los anuncios de otras firmas.
Una de las corporaciones más importantes de automóviles comenzó
a anunciar el porcentaje de intereses en el balance no pagado de las.com-
pras a crédito como del seis por ciento, cuando en realidad el porcentaje
era más del once por ciento. Al cabo de unas pocas semanas las otras
corporaciones comenzaron a anunciar sus porcentajes de intereses como del
seis por ciento, aunque sus verdaderos porcentajes también eran más del
once por ciento.
De nuevo, cuando una corporación de automóviles publicaba un anun-
cio del precio y otras especificaciones de un cierto automóvil, junto con
una foto de un modelo más caro, representando así falsamente sus auto-
móviles, las otras corporaciones en la industria generalmente publicaban
anuncios semejantes con' iguales falsas representaciones. Al cabo de unos
meses, después de que los distribuidores de cauchos habían adoptado so-
lemnemente un código de ética en publicidad, incluyendo una promesa de
no usar falsas representaciones, una fábrica d.e cauchos anunció un precio
especial para cauchos para el 4 de julio, en el Cual. JOS ahorros eran Muy
falsamente representados; varias otras fabricas de cauchos en seguida hi-
cieron similares anuncios de ventas especiales con falsas representaciones.
I
Así, la competencia en la . publicidad lleva a los participantes al extremo,/
y cuando una corporación viola la ley en este sentido, las otras corporal
ciones hacen lo mismo. La conducta ilegal de las otras corporaciones all
m
enos surge de asociación diferencial.
Las prácticas en la restricción del comercio son igualmente extensas.
Una fábrica de cauchos hizo un precio discriminatorio en cauchos a una
casa de pedidos por correo; en cuanto las otras fábricas de cauchos su-
pieron de este arreglo, hicieron acuerdos similares 'a precios discrimina-
torios, que fueron declarados corno restricción del comercio. A . veces se
usa la
coerción
definida para obligar a los competidores a llegar a acuerdos
ilegales en la restricción del comercio. Esto ha ocurrido especialmente bajo
la forma de amenazas de demandas por infracciones de patentes.
Las prácticas ilegales son extensas también cuando la competencia no
participa directamente. Esto se ilustrará por la difusión de la falsa re-
presentación respecto a la calidad del gas. vendido por las corporaciones
de servicio público. El valor de calor del gas es generalmente medido en
términos de Unidades Termales Británicas o l3TU. Un BTU es la can-
tidad de calor que elevará la temperatura de una libra de agua un grado
 /
181 185
en condiciones standardizadas. Hasta 1921, la Corporación de Servicio Pú-
blico de Colorado, una subsidiaria del Cities Service, suminist.raba gas en
Denvcr. con 600 13'.EU. En ese año esta corporneión redujo secretamente el
valor de calor del 'Zas, sin reducir su precio, hasta que llegó a tener sólo
.100 BTU. La corporación hizo un planteamiento a la Comisión del Estado
-de Colorado en el sentido de que . el, experimente/ demostraba que las
farbilias no consumían más gas CM l a reducción de la DIU, y pidió au-
torización para adoptar esos valores de calor ya que encontraron que eran
más económicos y eficientes. Esta j)dición fue concedida sin una inspec-
ción de la evidencia detallada y sin consultar con otras autoridades. Esta
práctica de reducción de las BTU con el argumento acompañante, se di-
fundió entonces entre las otras corporaciones de gas.
En junio de 1924, cl comité ejecutivo de la Asociación Americana
de Gas adoptó una resolución en el sentido de que, como el experimento
de Denver no mostró disminución en la eficiencia con la reducción de
los BTU, la comisión de servicio del estado debería autorizar generalmente
la reducción de las BTI_T: hasta .300 sin cambiar las tarifas. En 1.925, la
compañía de Gas y Combustible Spokane solicitó autorización para redu-
cir su gas a 450 BTU, ', dando. como evidencia de apoyo el testimonio de
la corporación de Servicio Público de Colorado de que el consumo de gas
no había aumentado al reducir loS .BTU y con la explicación adicional
de que Alabama había adoptado este standard e Illinois le) estaba collsi-
dehindo La comisión estatal de . noshington, sin evidencia conflictiva dis-
ponible, concedió el permiso. En mayo de 1926, el Comité de Servicio
Público, publicó un folleto para ser usado en las escuelas públicas, que
contenía el planteamiento siguiénte: ''La. investigación del Gobierno ha
demostrado el ite la Unidad Termal Británica mas baja produce los mismos
resultados en la prctica y pi.lede ser fabricada más económicamente. Mien-
tras tanto, el I3ureau de Standards del gobierno federal había estado reco-
lectando evidencias sobre este 'problema. En 1925, escribió un informe al
efecto de que la eficiencia del gas para propósitos de calefacción era di-
rectamente proporcional a , las isTu y que una. reducción de éstas era
equivalente a un aumento de precio. Este informe del gobierno fue dis-
cutido en 1924, antes de ser publicado, con los miembros ,de la Asociación
Americana de•Gas. El presidente de esta Asociación escribió al director del
Bureau de Standards: - Muchos miembros de la Asociación 'de Gas no
desearían enviar un informe que indicase que el precio del gas tendría
que ser inversamente proporcional á su valor calorífico''. A. Gordon King,
un ingeniero de servicio de la Asociación de Gas, planteó: ''Cuanto más
estudio este documento (gubernamental) menor valor o utilidad para na-
die veo en él, y si fuera posible creo que debería ser suspendido".
En 1.926, el Bureau de Standards pidió permiso para examinar los
datos en que basó sus conclusiones la Compañía de Servicio Público de
Colorado, pero la petición fue rechazada. Un informe sobre este tema fue
escrito por un ingeniero de gas para el Bureau de StandardS, que trataba
i 86
específicamente la situación de Denver. Este informe fue sometido a la
Corporación de Servicio Público de Colorarlo para su crítica. Los funcio-
narios de esta Corporación escribieron a los funcionarios de la Asociación
Nacional de Luz :Eléctrica, quienes escribieron tina carta personal a Paul
S. Clapp, asistente del .secretario Plerbert Hoover, del Departamento de
Comercio, suplicando que el Secretario prohibiese la publicación del
forme. Atincl ne el autor dio el consentimiento de publicar- este informe,
tanto la Gas Age :Record corno el American Gas Journal, que le habían
cedido espacio a los reclamos de - DCF1VC17 1 se negarón a publicar este infor-
me. No se publicó en ninguna parle hasta que se puso en evidencia en
1935 por la Comisión Federal de Comercio. Este, informe planteaba que
la Corporación de Servicio Público de Colorado se • había negado a sumi-
nistrar los datos en los que se basaban los reclamos de que la reducción
de las DTU no aumentaba el consumo de gas, que la evidencia del Bureau
de Standards demostró lo opuesto a esto, y que Si la politica usada en
Denver se extendiese a todos los Estados Unidos, los consumidores ten-
drían que pagar 490.000.000 cíe dólares por año .mas por su gas. En 1927
los directores de la Asociación Americana de Gas informaron al Bureau
de Standards que no aprobara una rcinvestioCión del problema. En julio
de 192R, la Asociación emitió un comunicado en el sentido de que In Co-
misión de Comercio de Illinois había conducido una investigación que
sostenía la conclusión de rDenver.
El Bureau de Standards evaluó este estudió de Illinois, que fue hecho
bajo condiciones muy favorables a las corporaciones de gas, como ''una
hermosa demostración de una proporción casi exactamente inversa entre
el valor del calor y el volumen riel gas que pedían los consumidores do-
mésticos-. La difusión de estos reclamos, que el Bureau de Standards sos-
tenía que eran falsas representaciones, fue detenida por la tendencia hacia
el gas natural; de hecho, con los nuevos desarrollos, las corporaciones de
gas han tendido a invertir la posición que habían tomado durante la dé-
cada. de los años veinte. La falsa representación cesó en cuanto cesó de
tener valor económico para las corporaciones. de gas.'
Otros ejemplos de la extensión de prácticas delictivas se encuentran
en las campañas de propiedad. riel cliente de las. corporaciones de servicio
l n  y, en el sistema de ventas por cuotas de muchas corporaciones
productoras. Estas campañas no son delictivas en si, pero han incluido mé-
todos fraudulentos en tantos casos que su significado es priícticamente com-
parable al dc la ganzúa del ladrón. No es necesario describir los detalles
de la difusión de estas prádicas.2
Las actitudes generales o esquemas mentales, así como las prácticas
especificas son difundidas. Esto se ilustra en el siguiente planteamiento de
Daniel Drew:
I. Federal Track Commission, Utility Corpo•ation, vol. 81a, paizs, 237-244.
2.  Commission• Corpordtion. — cuslomerownership" en el
índice vol. 84.
187
1:7", ‘ft:nr11.1
68 I.
sop.rosuoor-.) t'e saiCar sil
o( eq unranoosJact ap sone sotrantu .10c1 usalauJocboo -ulso Jolomcf l  opep
-nie Jurel! uuipod onb sareltroweulocin`f SCH] n101)1111 .1 sol unneaoloo elso
31)113 53u0!x3003 Su) 31) S130411.1 01C11.135311 10113111d SOW V •11u1l.193Lu1:D1.1011
es_nsnptn er UD upi.unDo u9isni Jo,ut.tr er c),Cmuistloo r soitrahillstroa sol.led
sns ap si:ganar ap ugroutriquwa 1:¡ opiSurp ricieu anh op  soncisop ue`ow.
'd • Jod 0061 U3
 11puzitnjho `uoljulocl.roj pos soms pawin vl
.ouxamoS' rop oped
a ocl 51131. 1 n 13 souorartniap u.111103 53:piel:IDIAD:O 501 11 tiogalo.uf `Jipad 3p san
-Opupi 511 ,C SeLtinti n s3leilosJad souo pern] ser Ilumino peprotraWottroq rera
-! 11 ! 'I I ‘ ! 5 n)" ' 9D l in30.1311/0) SDI nu I JOckul
Op setuns sopu1.19 op souorancryitroo
'ap traptrodop soonnocl. soprlJed salsa seta:clarea suf uo oirxy ns e., u! S
soo!)! roe] soprped sor e openoiouro.r Dluaul1!tpD.11s3 -9.1so ounrcro9 rap etireia'
-oid 1-4 (1.7 • ou.rorqo'3.¡Dp reuosJoc! ro Ope5.3.1 01 u! E)53 DA ua sareinotuutnaq 15,
-4 0. 5u11.1'30.1d. 501 .13,k0L00.1c1 O Jetrup uoponc! eueauaturalion pupoposl_IN-
er 03 sosoiopocj Ánur UOS solat.dou so-r. (.j . nn).roluoa etu.nj Cun 03 i'.1111311
5110513(1 ti onb ap . S9ndsop Ironfq n s • r.Doclo uso uo eprlinhpe r0.:3111! 11013
i ,
-1111.103u! 11[ 01.10) !SE ` 50130930 501 LID srp1331(111153 SD001311131 51:1 • 50111',1 z.,, V
-urd so:3o9oti ua 1.1.13.1.1uo -uun el..ru11 ()sed un so 31 (1311.111313009 le:rottruti.raq11,.„ l'Ç)
  cm
113 o(l:qua] 11:. ¡ • 1 9nbe troo oí equ.r.) lis tre.(npuo.) °plumo 501113.100100 seul.ui R --
ila 03 1 60t0 Jatra)cio truncIsa o1u31ci4 pp stalos.13,-.1 setionpl (a • sarup.1311.1 e
 
1 -0) 53001x3110D 5115 031131)0E1u 00.13 p.109 pp sellos:n(1 Setpilul 'D1I3ull111:13LISO O b"
' • twatd :.)p sodtuall u-4 • so9Jea 50.110 113 O '53.1013311p '50105351; ` 50A1)fiDarD '4
(
I OttiC» ` 5311:13131.1103 setuni 110) 5131)1:y.)3110D 31 031.0.10i.131012 uequIsa ou.ioic0-5
i 1 ( ol iptos or 1. 1150,0511 a ctli a septly, 11 11.11, \al. ciLiii)1 .L0„1. 1 10.1 s3: 3qoi ',--r> u í yo, ti ro u 3s01(ti !."1, L! s701_)500;3! a t. L.1 e IL s 05[0. (13 1,3111( o 510 1 rilill,12111
i 50:HILL1u 50143111.0 30311 ounicio7:? top oItnriJoclun tuos.iocl upo] nao . ouJoN 1°.
\ •09 ¡Op sontua p: rtu p 531.105.13dr 5051111v 00 s' R4 5030 Op 51;u0S.IDLI 5u1.13
.11w (3 • 50130.900 sor 113 so.icrtuortu 50130 tra(iorl onl) surptuei 11 tr000llo):1acl 7
o11.lo!qo5i ¡ap seuosiocI setraniv (q • Pueo!ntire pepDp05 111 ap aor.rocIns 01
-e.1153 re 11030031nd sochug soquie S seau$lottrou o)troturein:nna ruJou.-3 T2,,,.,
1105 50p09311 so 3p set ,f ounicio9 ¡al) suuosJoel sel- (u -:^g5U-1)75I"."- reA
op bpelins0.1 ¡a 5a ` Jo!la jur 0311U900330005 flilPif un op setrosaod sur eroutr
onb saniep:roluoa sor erouil ea11113 scitrour `oulargaR 1Dp pnlrpe 11-1.
'511d
0:11. 131) ¿ni
-srtti 13p sopusnau oyearpurs op soicitualtu sol 1;113(1 5311103(1 soluarmpoDoid Á
013.101UO3 pp 0913».1150.1 ap 50p11511311 5D1t1L113.13LUO3 elecl peprnba op sosaaa.id
(.15110230105 ` 0.11.13Lui11.1000D • S310e13.131.LIO3 90! 1103 .111111,11 111 503111i3 souatu
soluartuwaawd 501 011001330139 53.10p1:3 isuin.upu 501 ` Sylir Sa •splue,),Dwoá
50 f e urpor os onb 'so.kar su! Dp 0.‘151113X3 .101Duj Un ` 31113L1ift:.)01 00 15
` 151:3 SO 111931153 ti9rDelua0ialclun 111 54 • 50.s:31 5e15) uoseroi.1 anb solutnantu
-03 50! 11 01(.13'1111:pu° asearide 3¡ 35 011 0)Hip !DI) ELLIR!1S3 13 31113 11111(1 '534
-1101119!scinS so.or 551(30111 op .0 1101111.1ty trettuatis 1.3"-1 111 ap ¡upacIsa 119p11.1
-030131(11111 9.1.15101L0119 osa_19110D 1 H 'sore) uotuuunqn`ii sat101315oc! tro seuos
-.13cl Jod stua.,as suorl¡n op upn qw u] 500'310:1cl ligs0 13411111 3131103 501
89 I
"IP PM, I
(0161 ')
1 10,1 unanN) ma.icr mupci  
Jo zooíi
  5p nem •
"S97451rut seso tr soiquionejsop uos onb
op omlerar o103ltutisn. (ID ua 1.1 th-rf"`STIntr"..51517) ---1;:)!Liiittl0).
-31.0 501 :MCI St1.10A35 511)111.1) 311 SO11115770 tiy)5D 9J111U5171,17.15SCMSV
 
1191:11:)(I35,I1L ;11 1111:j `0!5:1-51-1-15Y-711
L7  aJ (13 ',1)11D1111u3Dk. •;.) ootrelq 1 00 p sairiap uo
Jod op sesetu ap u9roualtintuo.) op so n pour sol so 'aluouritniw •souopu.lochwa
suptiantriala ) 3 ) 0 1:13113i r  .11"11 54 Di) 50)r(II) trosan .1 1,5
oso.n UI 1)s • ap alqu.roprstioD 314e5 tun .13 u.,C 11 I na pptia) `90001'130 311
53L101)11.10(1403 511140 Jp puppw- 111(1 ti op lec IatnJ s3a. Ln ns tremiap se!.)
1, ,trorte selsa • satiopeiodioD 51.3.110 111:,11S11111.1.1151: 31111  5111nr,>:U1 511 311b p111P
SOWS111t SOf (1)11311 tru4sin n tupe set 5111pnp 1105 onb 5110°5136 SSf
1
, sanopu.roci l oD 53 pneJ 9 s5(1o)111)5 01. op sur« seinanad 3p souolDuJocboa
leí 'so-pie:1101u! so3!p91.r3ii 50 .4 • urotroJapp 1! )S' Jod 53110211.1 se1.111,1 :151101013
1-u3tti uopand • „oatierq oriarD., 

0igap ¡ap SD:111 SW101)101 JDI) 1130111¡
OU'IL)!1p) 2111111 1:,131flati 11111) ap 
utra( !)18!)(13¡3p stn.rulnp...) .souotou)oiA
tiou!Jap oltioulenuw.roD 311b Sesera 31) u913u31untt1o3 op sorpatu
osad oaod Ánur
 
531101)11,1! jap 5115 Á ,»nSHI1JOS 0 suis!unwo)  sopean:11 3.111311111,113111
(lOS 'SDr1130u a saigiDsp po! ptuop 50Po9Du Dp 5i:31. 131»(.1 51.>,[ . 1.13LIUDp anb
svuos.rall se-f • sopofiou sor 501)0r9tu so l 110) elpjicIxo 110Du13J 1130d /11111
11511131 SD111901i 50)50 31) 5e .4013u3503 511 0.130 111.10 011:0) uppwar)
pupclsonutl anb tra so.lutor tia sovur.raT uoion `anrottra wel `er.lo,(etu
SO
i}r.cIs (-337
0.1,NEI INV`191 V
g • 0.13111 p
35) 1103 oun onb o' 01115 wourp ro ap ta! os 01119) 50 011 eltrono
anb (..;T • • • soonerq SO Ionlf 13110(1 uopand se49311 seurire'd stri •orDns
)10'...1 t'Yeti otro anb wouu) ro onb .11331) 3131116 00 053 0136 50111101  Set
asm!onstia 011 Duo!) 011 9333A. y '013:031) Un UD 03UVICI 11135 op lquerap
un 11 3111,11116) upuDirop riauarouoo run . soroo`33u sor . op opunur uo
traqua otr 111311013003 1103 5011NAWLIT • 5‘11.1311101 .1011 solueqvcfn3o3.n.1 sol!
°N. • S. USOD 'Süttalclys3.120.1C1 3n13, sonprm pu! soluela • solfa ap
oun 1113 01C • 50130',V3u so¡ ap opuntu ro ua sytu .01.1 Á oanr-sd
aiso JocT sopi.u.req uo4onj -syurarY sol uo Justrod op opcipur 10- sol
-1131 SOp10311011 sopol9tu uoa sopolbu sor', ner3s.up anb salqurot¡ s<ri-
aJclwa!s LJCCI OlusplieJ11350 ID 911!111!ia . 11;103pp30 13g p03A., 0100)
1, 130U0.3 35 001 1111d '5013p1.111UU 50111)113 901 113 1.101311(1)1s unntr 111111
4191115 1111 0pLia!tlp.050 .(0)53 onb ua 031(11)1 ap 01211 0)53 04
131111C1 011303
D'SanOp!UgDp 1103 01J111110:1 -0D1.1:19.1- 1-91,
ts-a-u-sorq-entlúll'artios on u 11 a013U
(.13 n.. 11 pi)
r-
1 )1,10104&1!(
rap "solzpTTz),vg-
.1 1111p:fatua) 90-1
1:1 L103 50
awarnI1.?1*1410103,,,
Philandcr C. Knox, anterior asesor de la Carnegie Steel Company y
amigo .
cercano del director Henry Clay Erick de la U. S., era Procu-
rador General de los Estados Unidos cuando se formó la corpora-
ción. La U.S. Steel estaba bien representada en las altas esferas a lo
largo .de la administración de Theodore Roosevelt y
 W EJ. 'FA:.
Elihú Root,' anterior apoderado de la Carnegic Steel Company era Se-
cretario de Estado bajo Roosevelt y fue sustituido por Knox, mien-
tras que Knox fue reemplazado de su cargo de Procurador General
por George F. Wickersham, anterior apoderado de la U. S. Steel Cor-
poration. Truman Newberry, presidente de una subsidiaria de la U.
S. Steel, fue Secretario de Marina, un cargo importante en la política
del acero. Hubert Sal:redes, yerno de J. P. Morgan,  fue Secretario
Asistente de Marina, Robert; Bacon, socio de J. I'. Morgan
y director
de U. S. Steel, fue durante uür tiempo Secretario de Estado.''
Aunque la A
lumMum Company uf America tenía el monopolio mas
completo de corporación alguna en los Estados Unidos
y por muchos años
impidió toda competencia, laS numerosas denuncias no acarrearon deman-
das efectivas contra esta corporación durante varias décadas. El poder prin-
cipal en esta corporación era Andrew \V. Mellon, quien era un miembro
muy importante del partido republicano y Secretario de Hacienda; se ha
dicho que tres presidentes sirvieron bajo su mando. Cuando los demócra-
tas llegaron al poder en 1932, esta corporación no carecía de influencia
en el gobierno federal. Oscar Ewing, que había sido asesor de la Alumi-
num Company durante muchos arios,
había sido tesorero del partido de-
mócrata y
era entonces uno de los vicepresidentes de este partido. Se asu-
mía antes de la muerte del Presidente hrinklin D. Roosevelt que Ewing iba
a ser, nombrado Procurador. General de los Estados Unidos.
Ese plan no
se materializó, quizás porque Harry S. Truman, como miembro de un
Comité Senatorial, había criticado mucho los contratos obtenidos por la
Aluminum Company para la producción de materiales de
 guerra. Otras
personas importantes estaban listas para ayudar a esta corporación a man-
tener su posición monopolista, a pesar riel hecho de que había sido con-
denada por participar en carteles que eran una grave limitación para la
eficiencia de los Estados Unidos en sus preparativos para la Segunda Gue-
rra Mundial. La Reynolds Metal Company había surgido en esta emer-
gencia para ayudar en la producción de aluminio, pero se hicieron mayores
presiones en la administración para restringir la venta de fuerza hidráulica
pública a la A luminuin Company of America, hl Secretario
 Harold pelees
atestiguó que \V. Averell Idarriman, Robert R. Patkjson, William S. Knud.-
sen y otros apelaron á él para no vender fuerza hidráulica
 Bonneville a
la ,Reytiolds Metal Company (que dejaría a la A urninum Company, of
America como la receptora de esa fuerza), aunque la Ley liontieville pro-
4. Araos Pinelmt. "Walter Lippmanh - , Nalion, 137: 9
julio, ;933,
1 90
hibía la venta de esta fuerza bajo condiciones que tendiesen a crear un
monopolio.'
Harold Judson fue nombrado Procurador General Asistente de los
Estados Unidos y en su capacidad tenia el deber, entre otros, de represen-
tar al gobierno en las demandas sobre los yacimientos (le petróleo de Ca-
lifornia. Judson había sido apoderado de las compañías petroleras de Ca-
lifornia y aparecía en los archivos como habiendo contribuido con 380.000
dólares en la campaña de California de 1939. Cuando se hizo una inves-
tigación sobre está, él atestiguó que no había contribuido con esa cantidad
en su interés, sino también en el de las compañías petroleras de California,
Aunque, la ley requiere que los nombres de las personas que hacen con-
tribuciones directa o indirectamente se nombren, el nombre de Judson era
el único que aparecía. A pesar de esta evidencia, mantuvo su cargo.'1
Otro comerciante que ha tenido extensas conexiones con el gobierno
ha sido Víctor Emanuel. El es, o ha sido, el poder controlador de la Stan-
dard Gas and Electric, American Axtintion, Consolidated Vultee, Station
WLW en Cincinnati, Repubiic Steel y otras grandes corporaciones. Ha
estado afiliado también con una firma bancaria que ha sido señalada por
haber tenido conexiones con 1. G. hachen bajo el régimen nazi. Después
de Pearl hlarbor, la General Aniline and Film, principal subsidiaria ame-
ricana de 1. G. Earben, fue acusada por un cartel en materiales de guerra.
Las patentes de propiedad alemana de la corporación fueron confiscadas
por el Custodiad« de Propiedad Extranjera, como lo fueron otras paten-
tes de propiedad alemana. El Custodindor de Propiedad Extranjera era
en esa época .Leo Crowley, quien también era presidente de la Standard
Gas and Electric. En una conferencia de departamentos federales, se hizo
la recomendación de 'que todas las patentes de propiedad alemana fuesen
puestas a la disposición de la industria norteamericana. Esta recomenda-
ción fue 1.1.11':111 in-len-lente aprobada por todos los participantes en la confe-
rencia salvo 'lames E. Markhane quien era entonces Custodiador de Pro-
piedad Extranjera y quien era director de la. Standard. Gas and Electric , en
la que 1.:,manuel era una poderosa influencia. .Markham apeló a George
Altere una persona influyente en 'Washington, para oponer la recomen-
dación de este comité interdepartamental, y Alter' también era director de
varias de las corporaciones de alarme'.
En algunos casos se han postulado personas para posiciones impor-
tantes en el gobierno pero no han sido nombradas cuando se han conocido
sus conexiones comerciales. Charles Beecher Warren fue postulado para
la posición de Procurador General de los Estados Unidos en 1925, en cuyo
cargo controlaría los juicios bajo la ley antitrust: Se supo en las sesiones
del Congreso que Warren había sido acusado (pero no condenado) en
191.0 junto con la American Sugar Refining Company, que fue señalada
5. 
Associnted Press, atril 13, 1945.
P71, febrero 19, 1915, 3.
191
r .1,44449.1,
; •
4
en varias ocasiones por violaciones a la ley antitrust, y que Warren ha-
bía actuado como agente de 'esa • corporación entre 1906 y 1925 en la.
compra de acciones de corporaciones de azúcar en competencia. Su nom-
bramiento nb fue ratificado, 'Tainbién, Edwin Pauley fue postulado en
1.946 para el cargo de .Subsecretario de Marina, que tenía jurisdicción so;
bre las reservas de petróleo. Paule), había participado en la industria pe-
trolera de California y
había trabajado tenazmente en oposición a los Es-
tados Unidos en los juicios sobre yacimientos petroleros. Era tesorero del
partido demócrata. El Secretario Ickes atestiguó que I Pauley había prome-
tido que los petroleros de ,California contribuirían a la campaba con 300.000
dólares si el gobierno olvidaba el juicio sobre los yacimientos petroleros.
Debido a esta publicidad, el hombre de Paule)' fue retirado.
Aunque se saerifiCan algunos individuos, aquellos de Mayor poder
son protegidos. Richard. 'Whitney, presidente de la .Ncw York Stock Ex-
change, fue acusado el 1.2 de Marzo de 1.938 por robar títulos de los
fondos del Exchangc y fue condenado, a prisión el 1.2 de abril de 1938.
Se informó que 
las investigaciones Subsip,uientes revelaron que este delito
era conocido tres meses antes de la acusación a otros
 funcionarios de la
Exchange y
a dos de los socios de J. 1?. Morgan. En esa época Whitney
restituyó los 'fondos, pidiendo prestado más de un millón de dólares a su
hermano, quien era un socio
J. P. Morgan; y su hermano a su vez, ,pidió
prestada la mayoé parte de esta cantidad de otro socio, sabiendo .ambos
que este préstamb era para restituir los títulos a los
 fondos que habían
s i do robados. Lbs estatutos de
Nueva York definen como una felonía el
ocultar este 
conocimiento. Los fiscales, en el caso,  sabían que se había
restituido lo robado pero no indagaron la fuente de los fondos usados en
la
restitución, o sobre otros poderes financieros que podían haber tomado
parle en este ano. .lis más, el N e w York Stock rycliangc, ,p•esomiblemrintc
1%;WatIrrif conftS,uza pitiotic,a, nombró a Robert M.
Hutchins, presidente de la Universidad de Chicago,
 como representante
público en la junta Directiva del Exchange. Al poco tiempo, Hutchins
renunció de esta junta con la explicación pública de que lo hacia porque
la Junta Directiva se negaba a ayudad() en la búsqueda . de Otras personas
que estuviesen implicadas en el delito de Whitney.'
DES() RGAN IZACION SOCIAL
 .  L.
La_asociación..„,.diferencial es una explicación hipotética del delito,
desde el punto de vista del proceso por c cual una 12.12121111 es ínfazhi:
en el tle14 desorpanización social es una ex ilicación Id -motética del
Mito desde el ntnto_cle vista de la. socia ad. Estas dos
 
plemcntariml , la...contra.2attida..,de,„
 
ciabas se aplican al
ae ito común, _así como a Jos_clelitoS _de -cuello blanco".
7 .- E. F. Slone - Questions on the Whitney Case - , Nation, 1'l, 8: 55 - 58, enero
14,
1939, ''Dewey as
pro,„„t„....; N
eni nolliilic, t.: 389-390, setiembre
23, 1944,
La c e q or g ankra social ruede ser cic dos tbos;,,Ammia,„5, _es,, decir,
la faifa de standards 
ucta ce los ;mem aras e una
sobre(co general: o 
2ecífi cal_ »e conducta es decir,
fa organizauídeuna sociedad de
,C1.1 )05 cae
. espccrfrrss,
D ithólamf,e_yenleiateLla jeSol:gap izacion so-
cial—pue .c, aparecer Elio a 'orina
e a a e s amc o coe reto, cié
Standards. I
 
Dos condiciones son favorables a Ja desorg,anización de nuestra so-
ciedad- en el 
control de la conducta comercial: primero, el hecho de que
la 
conducta es compleja, técnica, y no es inmediatamente. observable por
parte de ciudadanos Muy )estos • se 'nado el hecho de c ue la sociedad
está cambiando rápidamente sus wicticas comerciales, En eualcu
íer
de ca nido ?ido los standards ante 'nos tienden a ruin roerse se necesita
un perro(o de tiempo para e c esarrollo de stan • ar s nuevos.
La forma de anomía de la desorganización social está relacionada
con el cambio del anterior sistema de libre competencia y libre empresa,
al sistema en desarrollo del colectivismo privado y regulación guberna-
mental de los negocios. La tradición ha sido- que un gobierno no debería
interven ir en la regulación de los negocios, sino que la libre competencia
y el abastecimiento y la demanda deberían regular los procesos econó-
micos. El pueblo de los Estados Unidos mantenía generalmente esta tra-
dición en el período primero. Aunque la tradición ha sido bastante aban-
donada en la práctica, retiene gran fuerza como una ideología, que ha
sido designada como "el folklore del capitalismo". En la práctica los
comerciantes están más dechJi.iro-s que cualquier otra parte de la sociedad
actual, a la politica de la planificación social. Esta es planificación social
pira los intereses de los comerciantes. La planiricaeión social tpallo.
 
ItILlinyein e es Crii U:Ud:1 1:, 0 ; iv5 (;13i111:!reiatItti CUI110 ..relii irien -
tación- ,  "burocracia", "visionaria- y - comunista". En esta transición de
un sistema social hacia otro sistema social diferente, la (manija ha exis-
tido de (los formas. Primero, los comerciantes pasaron por un período
de incertidumbre. Estaban insatisfechos con el sistema de libre compe-
tencia y libre compresa y no encontraban sustituto en el cual ponerse de
acuerdo. Este 
período no puede delimitarse claramente, pero está ubicado
entre tres y seis décadas después de la Guerra Civil. Segundo, el público
general ha rasado o está pasando la misma
incertidumbre, comenzando
en un período posterior al de los comerciantes y continuando después
de que éstos llegasen a un nuevo consenso.
l'A conflicto dc_standards-- -es- la- Se , linCill .forma -e desor ,anización
Ir, social, 
Está es semejante a la asociaciún diferencial, porque comprende
Cl  una orot4orción entre•r›Pganización—fa
vopable .a..1a-irviCitaeldn de la ley ` y
mganización desfavorable a la violación de la ley. Por esta razón, se puede
 
Esta palabra fue introducida en la literatura sociológica norteamericana to-
0
913 macla de las obras del sociólogo francés Durkbeini.
otests son
1)
193
192
n 4',°•,(>
llamar con mayór precisión„  
ción_socia ladiferencial -ea vez de des-
organizadon_social. Los negocios tienen
- una orjiTización bastante severa
lacra las 
violaciones de las regulaciones comerciales,
 mientras que la so-
ciedad política no cstii similarmente organizada contra las
 violaciones
de las regulaciones comerciales. ,
En 
los capítulos anteriores se han presentado evidencias
 de que los
delitos del comercio son delitos ornan iza dos. Esta evidencia
 se refiere
no sólo . a los acuerdos colle ca)alleros-
, intereses Mancomunados, asocia-
eiTi-
iéT de comercio, acuerdos sobre patentes,
 
carteles, ~Ictericias y otros
entencririTientos formareT —e- informales, sino táll1H6F1 á los 1:011.á0110S
pr —
ectan los negocios hacía el gobierno
y el público para 
el control de
esas porciones de la sociedad. La 
definición de actos es "ecíficos como
i egit es es un prerrec u isvc77k / i
e 11:0 t C cuco aneo , y en este
sentic o, a socid ac p() 11101. es a. 11 CCCSarfat11C111C
organizada con ta este
trpo de detit9. Sin „embargo, los estatutos
 Vienen poca 1 i poc(arrcraen -
control de la conducta comercial, a
 menos que estén apoyados por una
administración que tiene las intenciones de
 detener 
la conducta ilegal.
a
administración política, a su vez, tiene
 escasa fuerza para detener
esta coa neta, a menos C tic esa"oyat,1 17---- 
cric ten 7a la
intendon 
de ue a ey se ctitn " a. .;sin llama 
a una tajante oposición"
entre el público y el gobierno, por una parte,
y
el comerciante que viola
la ley, por la otra, Esta tajante o 'osición no existe
 y su ausencia es
evidencia de la .falta de organización contra
 
el cielito de "cuello blanco".
Lb que'en Leona es una guerra, pierde mucho
 de su co ifiTc-tó7157,7
t  
la
frTiTernización entre las dos fuerZas.
 Los delitos de "-cuello blanco con-
ti
nuan déblao a esta 17Tt  
mrte del "tibIrc67—
La ex )licición del delito en general en
 base a la desor mnización
social, ha 
sido tema centra c e 11111C les
crunino (nos, por lo ITICTIO.S en
una generación. Esto no ha probatio ser una hinCiiesis muy
 útil hasta
el moinento actual Una definici(in precisa
 de desorganización social ha
estado faltando, y el tonta "(o Ira incluido
 I r ecucntcmentc itn
ica5 c uc han interferido su titiliday ron-  ronce ito Tiluibin 1
esta hipótesis no puede ser medida para 
comprobar su valicleZ. Final-
mente, no explica el contenido de la
 conducta delictivan las razones
 '
los conflictos de stans; 11 11
7,---Zei* 7771escribe los conflictos
des7Tridards "ero no sumir ex a í't 
sati Tactoria de la gé- •
c os conflictos,
1.94
XV
VARIACIONES DE LOS DELITOS
DE LAS CORPORACIONES
a variada
falta de
te 1 'elnli1-.....v-una.„terecra,,,lasperturbaciones-emocionaies.
 odas estas esette-
itts cm 7,, can ,, la_mistull,_45?ica se diferencian SQ 0,„...,en las caracterias
ue seña an e01110...1m 7ortantes
en la etio ogía de a couducta.„abctiva.
1T C Ida que
ha continuado la investigacion de es os ¡pos c e casete.
rísticas, la diferencia entre delincuentes
y no delincuentes, respecto O CSas
característica, ha resultado ser insignificante e inconsistente. La tendencia
actual es subrayar la inestabilidad emocional como el ras ,o que explica
la conducta delictiva ordinaria y 
esta explicadon la sic O proclamada es-
:iecialinentc p or psiquiatras y " sicólo , !os. Acto estos especialistas, sin em-
"argo, sugerían só o-en un sentido jocoso que los delitos de la Ford Mo-
tor Company se deben al Complejo de Edipo, o que los de la Aluminum
Company of .America se deben a un complejo de inferioridad o que los
de la U. S. Steel Corporation son resultado de la frustración y agresión,
o que los de la l)u Pont son 
debidos a una experiencia traumatica,
O
TIC los de la Montgomery Ward son debidos a una regresión a la in-
fancia.
Si los rasgos personales desempeñan una parte importante en la
etioloida de los cielitos de n
cueíTo blanco, deberían a 'atecer es 'eciaimente
en as variaciones entre las setenta grandes Corporaciones en a trecuencia
de su violación de laslc.yes.-
EStas setenta corporaciones varian ampliamente
en el número de las decisiones contra ellas y presentan un margen de 1.
a 50 en decisiones adversas. También, algunas de estas corporaciones han
violado una ley y ninguna de las otras leyes, mientras que otras corpo-
raciones han violado todas las leyes que han sitio consideradas. Estas va-
riaciones en el número de decisiones parece deberse a cuatro tipos de
195
fleSIS
Frecuentemente se sugiere que el delito debe ser explícito por bis
características "sicoló ricas de los delincuentes. Las ex "licaci •
por las características
escuela hasubra
"stcolo ncas tiene
ncs
u a lar o
e Do otra
a
u-
7W111-7 -'