You are on page 1of 2

1

CAUSA ROL 2275-2008

Juicio civil en donde hubo una acción de filiación que fue rechazada y los demandados de esa
acción aparentemente sufrieron perjuicios. En consecuencia interponen acción de
indemnización de perjuicios por la fallida acción de filiación.

Esta acción de filiación fue rechazada.

El hecho ilícito que alegan los demandantes constituye en primer lugar que la acción ha
prescrito hace 35 años, en consecuencia carecían de legitimación activa, aparte de la
prescripción. Es un juicio inútil, temerario e infundado.

Alegan también fraude procesal (abuso del derecho). Los perjuicios que alegan son los costos
del juicio (que son 3 millones de pesos), y los daños morales, consistentes en 100 millones de
pesos para cada uno.

Los demandados alegan que nadie puede aprovecharse de su propio dolo, ya que la madre
tampoco es madre biológica de su hijo. Fundamentan también su demanda en que la verdad
no puede constituir causa de perjuicios. No existen daños sociales tampoco.

La sentencia establece que el tenor literal en cuanto al art. 197 referido a que pesará
obligación sobre quien ejerza de mala fe una acción de filiación de indemnizar perjuicios. Por
lo tanto, el tenor literal de esta norma no contiene limitación alguna en cuanto al tipo de
acción sin hacer referencia a una filiación particular como sería la de reclamación de filiación,
ello porque los demandados fundamentaron que este artículo 197 sólo es aplicable a las
acciones de reclamación y no a las de impugnación como sería la demanda que origina el
perjuicio.

*Está antes de la clasificación de los tipos de acción de filiación que existe, por ende se
entiende que se aplican las reglas generales con respecto al tema.

A juicio de primera instancia hay mala fe porque la acción ya estaba prescrita hace 35 años
porque carecía de legitimación activa y porque se basaba en normas derogadas en lo que
respecta a los órdenes sucesorios. Sin embargo, concuerda que la verdad no puede dar origen
a perjuicios, tampoco se han fundamentado los daños morales y sólo los patrimoniales. No
cabría tampoco indemnización en contra de la cónyuge puesto que ella ocultó la verdadera
filiación biológica a su hijo y al resto de la familia. En consecuencia, se acoge la demanda y sólo
se condena al pago de 3 millones de pesos, que son los costos del juicio.

APELACIÓN

CA de Rancagua está de acuerdo con la temeridad de la acción de filiación, pero reconoce que
si existen trastornos psicológicos por parte del hijo, avaluando esos daños en 15 millones de
pesos. Por lo tanto se modifica el fallo sólo en ese sentido.

CASACIÓN EN EL FONDO EN LA CS

Se denuncia infracción del art. 19 del CC porque se debió estar para la interpretación de la
norma al espíritu o intención claramente manifestada, o en la historia fidedigna de la ley.
Analizando la ley en el período de discusión se plantea como hipótesis su sola aplicación a las
acciones de reclamación. En consecuencia, el art. 197 no alcanza a las acciones de
impugnación.
2


La CS analiza una serie de autores y concluye que el sentido de la ley es claro: Cuando el
alcance de la disposición se entiende por su sola lectura, por lo tanto la norma en cuestión no
admite otra interpretación que es que se aplique a ambas acciones también por la ubicación
que tiene en el CC, o sea dentro de las reglas generales.

La CS observa que objetivamente los demandados se basaron en normas derogadas, o sea en
derechos hereditarios inexistentes, lo que constituye error de derecho, o sea presunción de
mala fe.

Por lo tanto se rechaza el recurso de casación y se confirma la sentencia.