You are on page 1of 3

Adaptación de la Contabilidad de Gestión a las características de la organización y

,
en particular, a su cultura, a las personas que forman parte de ella y a su entorno.

La contabilidad de Gestión debe adaptarse a las características de la organización, y, en
particular a su cultura, a las personas que forman parte de ella y a su entorno. El hecho
de que en una misma empresa coexistan distintas culturas, estilos y entornos condiciona
el que la Contabilidad de Gestión deba adecuarse a cada uno de ellos según las
características específicas de cada centro.

Esto es especialmente importante en el momento de la implantación de una Contabilidad
de Gestión, pues supone la realización de un cambio importante en el funcionamiento de
una empresa. Sin embargo, este cambio puede no ser suficiente para garantizar la
eficacia empresarial si la implantación no se hace de acuerdo con la cultura organizativa,
de las personas y del entorno. Hay que destacar que la realización del cambio será más
fácil cuando se percibe la necesidad y urgencia de la realización del mismo y se reconoce
la legitimidad de la dirección para promoverlo. Ha de tenerse en cuenta que, en el
momento de la implantación, una empresa tiene una determinada cultura que se ha
desarrolla como resultado de la historia de la empresa y de la influencia de sus líderes y
de las personas que pertenecen a ella. Es, en función de ello, por lo que la cultura de la
empresa será más o menos favorable a la realización del cambio. La cultura puede influir
en que los miembros de la organización acepten el cambio más fácilmente cuando el
nuevo sistema que se pretende implantar o mejorar es congruente con ella. Hay que
considerar también que todo tiene siempre un costo personal, y por ello requiere
mecanismos de compensación que estimulen a aceptar e involucrarse en el nuevo
sistema. La implantación de una Contabilidad de Gestión puede significar la sustitución
del personal por otro mas profesionalizado, puede reducirse la autonomía tanto por el
aumento del control que puede adquirir la dirección como por la mayor formalización
organizativa que la Contabilidad de Gestión requiere. También puede significar una
perdida de influencia al modificar la distribución de poder, puede suponer un cambio en
las habilidades técnicas, la formación y cualificación del personal que se necesita del
personal que se necesita, etc. Todo ello presupone que pueden haber reticencias y miedo
a la realización de cambios en el sistema de control y que no todos los componentes de la
organización puedan estar interesados en la realización del cambio. Esto obliga a
considerar aquellos aspectos que faciliten su gradual aceptación. Entre estos pueden
señalares la participación e influencia en el proceso de decisión e implantación del nuevo
sistema de las personas implicadas en los cambios, al atención en el nuevo sistema a las
necesidades de los diferentes responsables, la clarificación de las características de los
cambios, la formación en los nuevos sistemas, etc
. Igualmente, cada día más personas tienen relación con la Contabilidad de Gestión. Ello
implica que deben tener unos conocimientos básicos del sistema utilizado y de su
funcionamiento. En la realización de los cambios es importante el comportamiento de la
dirección y del responsable de la realización del control financiero durante la implantación
de un nuevo sistema de control, y, en particular, de una nueva Contabilidad de Gestión.
La razón de ello es que pueden surgir dificultades si los objetivos no son explicados y
asimilados adecuadamente por las personas que deben aportar su esfuerzo en la medida
en que intuyan que únicamente se prenden establecer un mayor control.

El comportamiento de la dirección tiene una importancia notable en el resultado de la
implantación de la Contabilidad de Gestión. Hay varios aspectos en los que la actuación
de la dirección puede facilitar el desarrollo de la implantación. La dirección ha de
comprometerse e identificarse con el proceso reconociendo explícitamente la necesidad
de los cambios en el sistema de control, facilitando que se comprendan los objetivos y las
características organizativas y técnicas de los cambios, participando en el proceso de
llevarlos a cabo y legitimando a la persona o departamento responsable de la
Contabilidad de Gestión.

Igualmente, la actuación del responsable del control de gestión es importante en el
resultado de la implantación y utilización de la Contabilidad de Gestión. Hay varios
aspectos en los que su actuación puede favorecer el éxito de la implantación: por un lado,
al tratar de adaptar la Contabilidad de Gestión tanto a la estrategia empresarial como a las
necesidades de los miembros de la organización, por el otro, al otorgar el suficiente
énfasis a las relaciones personales y a los aspectos humanos para lograr que los
componentes de la organización se sientan involucradas en el proceso de control y
tengan confianza en la información suministrada por la Contabilidad de Gestión.

Influencia de la Contabilidad de Gestión en el comportamiento humano y en la
cultura organizativa

La Contabilidad de Gestión es un instrumento que se puede utilizar para distintos fines:
motivar hacia unos determinados objetivos, guiar la asignación de recursos, evaluar los
resultados obtenidos por cada centro de responsabilidad, premiar la actuación individual,
facilitar el proceso de aprendizaje, etc. Como consecuencia de ello, según cuales sean las
características de la Contabilidad de Gestión, esta puede influir y modificar en mayor o
menor medida la actuación personal y la cultura organizativa orientándolas hacia los
objetivos de la dirección.

La Contabilidad de Gestión puede promover la motivación individual y la integración con la
empresa cuando en ella privan una serie de características como:
- La flexibilidad en su utilización como instrumento de evaluación del cumplimiento de los
objetivos.
- La participación en el proceso de planificación
- La autonomía para elegir las prioridades de cada departamento.
- La presión para el logro y la eficacia.
- La satisfacción de las necesidades de información de cada centro adecuándose a sus
variables y sin provocar una sobrecarga de información.
- La objetividad de los criterios utilizados en la evaluación, o Cuando no se tienen en
cuenta estos aspectos, la Contabilidad de Gestión puede promover los efectos contrarios,
y frenar y disminuir la motivación.

Por otra parte, la introducción o mejora del sistema de Contabilidad de Gestión contribuye
la cultura organizativa existente. Así, puede potenciar valores ligados a una mayor
profesionalización y formalización de la organización, a un mayor énfasis en los
resultados y en la eficacia, al trabajo en equipo, a la orientación al futuro, etc. La
contabilidad de Gestión establece un lenguaje común y permite compartir los mismos
patrones de referencia.
Dado que las acciones y decisiones de la dirección contribuyen a crear y modificar
continuar la cultura de una empresa, la contabilidad de Gestión puede contribuir e
impulsar los valores que sean más adecuadas para la dirección.






CONCLUSIONES
1. Los objetivos de las personas que forman parte de una empresa y los objetivos de la
dirección son diferentes, porque mediante la formulación de los objetivos se señala cual
es el comportamiento hacia el que deben orientarse los miembros de la organización y se
motiva para su logro.
2. La Contabilidad de Gestión es el sistema de control formalizado por excelencia, porque
la Contabilidad de Gestión es un instrumento que puede ser utilizado en la empresa para
conocer cuál es el resultado y como lo obtiene cada uno de los centros y permitir, por
consiguiente, la toma de aquellas decisiones que permitan mejorarlo y permite facilitar el
proceso de control a través de la elaboración y confección del presupuesto (proceso de
planificación), y del cálculo y análisis de las desviaciones (proceso de evaluación).
3. La Contabilidad de Gestión es utilizada como un sistema de información económica
relevante para la gestión de la dirección. Debido a que la información que suministra la
Contabilidad de Gestión acerca de resultado de la empresa y de cada uno de los centros
es fundamental para determinar las políticas más adecuadas para mejorar dicho resultado
(aumento de precios de venta, reducción de costos, realización de inversiones, etc.).
4. Las empresas al usar la Contabilidad de Gestión para tener un sistema de control
formalizado, les permite contribuir notablemente a facilitar y mejorar las decisiones
empresariales, ya que es necesario tener instrumentos para que se logre la convergencia
entre el comportamiento individual y los objetivos deseados por la dirección.
5. La Contabilidad de Gestión debe adecuarse a la estrategia de la empresa, para facilitar
la congruencia de la actuación de los diferentes centros porque al implantar una
Contabilidad de Gestión, se debe tener en cuenta el contexto en el que opera ya sea
social y organizativo.
6. El diseño, implementación y la utilización de la Contabilidad de Gestión debe realizarse
considerando las características de la organización y de la cultura de las personas que
forman parte de ellas y su entorno. Donde la empresa establezca cuales son los cambios
que deben implementarse para adecuarse a las nuevas condiciones que se presenten.
7. Las empresas se mueven en entornos cada vez más dinámicos, por lo que se requiere
que se racionalice en sus estructuras organizativas, a su vez elaboren una estrategia
empresarial explícita, fomenten una mayor motivación individual, procedan a una
progresiva delegación y descentralización de responsabilidades, mejoren sus sistemas de
control económico - financieros mediante la introducción (o mejora) de la Contabilidad de
Gestión.
8. El logro de los objetivos globales de la empresa exige, a medida que su dimensión es
mayor, su división en diferentes objetivos para los correspondientes centros de
responsabilidad, pues sólo de esta manera se puede garantizar, a través de la vinculación
de la estrategia a la estructura organizativa, un proceso de toma de decisiones que sea
coherente con los objetivos globales. Donde todo gerente debe estar preparado para
realizar una adecuada toma de decisiones en cualquier nivel de la empresa, para esto
debe recopilar información previa de los costos.