You are on page 1of 48

DI SEÑADOR (OURENSE, 1950

)
Adolfo Domínguez

¿
Pero qué os creíais?
¡
Claro que sigo
diseñando!”
Q
ue el primer Premio Na-
cional de Moda se venía para Galicia es-
taba claro, lo que no sabíamos era la di-
rección exacta. Finalmente residirá en
Ourense junto a Adolfo Domínguez que
se lo “arrebató” a dos paisanos. El au-
tor de “arruga es bella” ha visto recono-
cida su aportación realizada a la indus-
tria de la moda durante los últimos 40
años. Un recorrido profesional caracte-
rizado por una mentalidad innovadora
en el uso de materiales y siluetas. Adol-
fo Domínguez fue pionero en desarro-
llar proyectos internacionales, desfilan-
do en la Pasarela de la Moda de París o
diseñando el vestuario de la serie nor-
teamericana Miami Vice. Este premio se
suma a los numerosos reconocimientos
ya obtenidos por Domínguez a lo largo
de su carrera. Destacan el ‘Lifetime Ac-
hievement’, otorgado al diseñador en la
Miami Fashion Week en reconocimien-
to a sus logros en el mundo de la moda
,y ‘La Aguja de Oro’ del Ministerio de
Cultura de España, como premio a su
aportación cultural y creación artística.
—Ha sido llegar y besar el santo.... ¿Có-
mo has recibido este galardón, el Pre-
mio Nacional de la Moda, que conce-
de el Ministerio de Industria, Energía
y Turismo?
—La verdad, es que estoy muy agra-
decido.
—¿Se trata de un premio especial por
estar nominado con otros dos gallegos,
Pili Carrera y Roberto Verino?
—Hubiese preferido ganar con ellos que
sobre ellos. No lo merecen menos que yo.
—¿Qué fue en lo pri-
mero que pensaste
cuando le entregaron
el galardón?
—Me acordé de mis pa-
dres, de los que recibí el
testigo en la pequeña
sastrería familiar que
teníamos en Ourense.
—Sin duda un gran momento para la
moda gallega… Primera edición del
Premio Nacional de Moda y tres ga-
llegos de cabeza a las nominaciones...
—Es que es un sector particularmente
vibrante en Galicia.
—Recibiste el premio de manos de do-
ña Letizia, que también lo ha elegido
en varias ocasiones…
—Ha sido un honor recibirlo de manos
de la princesa de Asturias. Espero que
reine muchos años. Las niñas no sueñan
con presidentes de la república, sueñan
con princesas, y creo que son la mitad
de la población. Los mitos estabilizan
sociedades.
—Cuarenta años de carrera dan para
mucho, si tuvieras que elegir un mo-
mento especial, ¿con cuál te quedarías?
—Creo que con la primera vez que hi-
ce un abrigo de alpaca. Me recordó a los
brazos de mi madre.
—¿Sigues algún blog de moda?
—El de mi sobrina Gala González.
—¿Continúas trabajando día a día en
el diseño?
—Sí, ¿qué os creíais? ¡Claro que sigo di-
señando!
—En los últimos años se han incorpo-
rado al proyecto familiar la tercera ge-
neración: tus hijas Adriana, Valeria y
Tiziana, directora del área de perfu-
mes, directora de eCommerce y direc-
tora creativa de U by Adolfo Domín-
guez, respectivamente. ¿Estás tranqui-
lo al saber que ellas tan implicadas?
—Considero que su reto es llevar la mar-
ca Adolfo Domínguez por todo el mun-
do.
—Quizás parte de la clave del éxito de
Adolfo Domínguez sea crear prendas
únicas pero a precios asequibles, no?
—Hay muchas claves, pero creo que
la principal es que so-
bre todo sean únicas y
bellas.
—¿Te ves trabajando
muchos años más o
prefieres dar el relevo
a la nueva generación?
—Me veo trabajando
mucho años más, pero también pen-
sando en dar relevo.
—En los tiempos que corren, ¿crees que
hay que reinventarse para sobrevivir?
—Siempre hay que reinventarse. Hoy
consiguiendo internacionalizarse, que
es lo que estamos haciendo.
—¿Siempre te vistes con prendas de
Adolfo Domínguez?
—Casi siempre, es una manera de tes-
tar lo que hago.
El autor de la frase “la arruga es bella” recibió hace unos días el Premio Nacional de
Moda. Aunque tiene intención de traspasar las riendas de la empresa a sus tres hijas,
de momento hay Adolfo Domínguez para rato. TEXTO: MARÍ A VI DAL FOTOS: BENI TO ORDÓÑEZ
Hubiese preferido ganar con
ellos [Pili Carrera y Roberto
Verino] que sobre ellos”
l o
hi al
2
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
¿DÓNDE TE DUCHAS?
Y a estas alturas de la lectura segu-
ro que muchos ya os estáis haciendo
la pregunta: ¿Y qué pasa con la du-
cha? La respuesta es que hay múlti-
ples opciones: desde una ducha por-
tátil que, ciertamente, suele ser bas-
tante precaria hasta la comodidad de
un camping (en muchos ya es nor-
mal ofrecer solo este servicio pagan-
do por él cantidades que pueden ir
desde los 2 a los 6 euros). Otras al-
ternativas pasan por utilizar como
bañera el mismísimo río (siempre
con jabón ecológico) o sacarle do-
ble partido a las duchas de las pla-
yas. Estas dos últimas opciones más
factibles cuando el tiempo acompa-
ña. Lección número tres: el baño, co-
mo en todos los sitios, siempre está
al fondo a la derecha.
¿Cuánto tiempo necesitas para ha-
cer un viaje en furgoneta? Sencilla-
mente el que tengas. 24 horas son
suficientes para dejar a un lado lo
cotidiano. Un solo fin de semana
puede convertirse en unas miniva-
caciones. Con un par de semanas
ya te has olvidado de todo. Con un
mes, has perdido la noción del tiem-
po. Lo cierto es que viajando en fur-
goneta la desconexión es total, ca-
da kilómetro cuenta y cada uno sa-
be más intenso que el anterior. ¡Nos
vemos en la carretera!




1
BAJO LAS ESTRE-
LLAS
Durmiendo en medio
de la naturaleza pue-
des encontrarte las
mejores noches es-
trelladas
2
PENSIÓN COM-
PLETA
Viajas sobre cuatro
ruedas y cocinas con
dos hornillos.
3
HOTEL CALIFOR-
NIA
¿En la cama de abajo
o en la de arriba? Nin-
guna tiene nada que
envidiar a una suite
de hotel.
4
UN ESTILO DE
VIDA
Y este es el le-
ma… HOME IS WHE-
RE I PARK MY VAN
2 3
3
FOTO: MARCOS MÍ GUEZ
Me estoy
metiendo caña
porque quiero
hacer carrera”
La revista de moda más
famosa de la televisión se ha revo-
lucionado con su nueva incorpo-
ración. Andrés Velencoso (Tossa
de Mar, Girona, 1978) se ha unido
al reparto de ‘B&B’ para alterar la
vida de Candela (Belén Rueda). El
modelo interpretará a Rubén, un
actor de fama mundial acosado
por los paparazzi que dará mucho
que hablar.
—¿Cómo ha sido la experiencia
de trabajar en ‘B&B’?
—Muy positiva. Me he quedado
con ganas de rodar más, pero aho-
ra estoy con los nervios del debut.
Creo que la televisión es un tram-
polín para que la gente te vea tra-
bajar y tampoco tenía que pensár-
melo mucho con este elenco de
actores.
—Interpretas a Rubén, un actor
en la cima de su carrera...
—Dicen que es el actor español
con más proyección internacio-
nal. Y cada vez que visita España
la gente quiere conocer cosas de
su vida, por eso tiene paparazzi
detrás. Eso no lo lleva muy bien
porque el chaval quiere llevar una
vida anónima.
—¿Te inspiraste en alguien co-
nocido?
—Te vienen actores a la cabeza, pe-
ro no existe ninguno con la edad
de Rubén, porque Javier Bardem
es más mayor y Mario Casas más
joven. Pero por ahí van los tiros...
—¿Va a dar que hablar tu relación
con Candela?
—En principio es profesional, aun-
que creo que todo el mundo ya sa-
be que va a pasar a ser sentimental.
—¿Cómo empieza todo?
—Cada vez que iba camino del
instituto, Rubén leía la columna
que tenía Candela en un periódi-
co gratuito y le parecía muy inte-
resante lo que ella escribía. Él es
reticente a hacer reportajes, pero
cuando la revista ‘B&B’ le propo-
ne hacer uno, pone como condi-
ción que lo haga Candela.
—Ambos sufren un accidente de
tráfico por culpa de los paparaz-
zi. ¿Has tenido esos problemas?
—No, a mí no me acosan de ese
modo. En la serie han intentado
no exagerarlo, porque puede pa-
sar, pero sí darle tensión a la es-
cena. Pueden ser muy agresivos,
sobre todo dependiendo de con
quién estés, aunque a mí eso no
me ha pasado.
—¿Y qué es lo más raro que han
hecho para seguirte?
—Nunca se me han colado en casa,
por ejemplo, pero son muy buenos
actores y cuando quieren disimu-
lar, saben esconderse bien.
—Conoces las redacciones de
las revistas de moda más impor-
tantes, ¿qué te ha parecido la de
‘B&B’?
—Había cosas que me chocaban
un pelín, pero está bastante lo-
grada.
—¿Y tu personaje va a continuar
en la segunda temporada?
—Sí, ya está confirmado.
—¿Te planteas hacer carrera?
—¡Claro que me lo planteo! De he-
cho, estoy metiendo caña porque
quiero seguir con esta carrera. No
te ofrecen los papeles así como así;
a lo mejor te dan cameos o pape-
les pequeños. Para que me ofrecie-
ran un papel como el de la pelícu-
la Fin tuve que hacer tres o cuatro
castings. Y después he estado va-
rios años sin actuar, pero no por-
que yo no quisiera...
—No debe ser fácil compaginar-
lo con su trabajo de modelo, ¿no?
—Cuando grabamos la primera
temporada, la productora fue muy
flexible con mis horarios y me de-
jaban marcharme antes para com-
paginarlo con otros trabajos. Pero
en la segunda va a ser muy compli-
cado, por no decir imposible, so-
bre todo si me tengo que ir a Los
Ángeles a hacer una sesión de fo-
tos. Además, cuando te metes en
el papel no te queda energía, pe-
ro sarna con gusto no pica.
MODELO
Andrés Velencoso
Se acaba de estrenar en televisión con su papel en la serie
“B&B”. Asegura que está con los nervios del debut, pero
listo para dar mucho que hablar... MI GUEL ÁNGEL ALFONSO
de
pon res
10
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
minutos, la gente de esta joven em-
presa se plantan ahí, conducen por ti,
te aparcan el coche donde lo solicites
y te depositan en casa, sano y salvo y
sin multas ni accidentes. Práctico, sen-
cillo y necesario, como suelen ser las
grandes ideas.
El procedimiento es sencillo: reciben
la llamada, siempre en horario entre la
1 y las 4 de la mañana de viernes y sá-
bados, «aunque entre semana, entre
23.30 y 24 horas o si pactamos previa-
mente una hora de recogida en el ca-
so de bodas y demás, pues flexibiliza-
mos el horario. De hecho, ya tenemos
acuerdos con determinados estableci-
mientos, que nos llaman en caso de ne-
cesidad», explica Miguel Bautista, ge-
rente de Tempalia, empresa que pres-
ta este servicio. Si el lugar de recogida
está en el núcleo urbano, se desplaza
uno de los miembros del equipo hasta
allí en una bicicleta plegable que, pos-
teriormente, introducirá en el malete-
ro del vehículo a rescatar, «aunque si
es posible siempre preferimos ir dos en
un coche, aunque sea más costoso para
nosotros, pero es más seguro. Al fin y al
cabo te estás metiendo en el coche de un
desconocido», cuenta Bautista. Se pone
al volante y, totalmente sobrio, hace de
chófer en el coche del cliente, sortean-
do y superando todo tipo de controles
de alcoholemia y posibles incidencias
en la carretera. Una vez llegado a des-
tino, el vehículo se aparca adecuada-
mente y se da por concluido el servi-
cio. Todo, previa firma de un contrato
donde una de las partes se comprome-
te a conducir totalmente sobrio y con
el permiso reglamentario, y la otra ga-
rantiza tener el seguro y la ITV en re-
gla. Puede resultar algo más caro que
un taxi, pero de esta manera el usuario
se evita tener que acudir al día siguien-
te a recoger su coche (si es que recuerda
dónde lo dejó) y puede dormir tranqui-
lo sabiendo que este está a buen recau-
do en el garaje o en la puerta de casa.
Los precios varían según la distan-
cia: «En la ciudad cobramos diez eu-
ros. En las zonas pegadas al munici-
pio, quince; y ya en otros concellos, un
euro por kilómetro», expone Bautista,
que matiza un caso especial: «Si ya te
han parado en un control y tenemos
que ir a soplar para que no te inmo-
vilicen el coche, la tarifa asciende diez
euros más. Eso sí, garantizamos que
al soplar damos cero». Los conducto-
res cuentan con un permiso especial,
el B-TP, que permite transportar pasa-
jeros como cualquier vehículo de ser-
vicio público: «Nos hemos puesto lo
más legales posible, pero es una figu-
ra, la nuestra, que no está contempla-
da jurídicamente todavía».
La casuística es muy diversa: «Afor-
tunadamente no nos están llamando
personas que están realmente mal. Sue-
len conservar todavía ese punto de lu-
cidez que les permite llamarnos», ase-
gura el gerente. Las aventuras de es-
te grupo de guardianes de la noche
están plagadas de miles de anécdo-
tas, pero el secreto profesional impi-
de que estas se hagan públicas: «Ha-
ce un par de semanas tuvimos que pa-
sar dos controles consecutivos de al-
coholemia. Ahí es cuando el cliente se
da cuenta de lo rentable que le ha sa-
lido el cuento. Pero eso es lo de me-
nos, hay que pensar en el riesgo de ac-
cidentes. A veces esto es casi como un
servicio público», añade Bautista, que
reconoce que la idea surgió, precisa-
mente, en una noche en la que se fue
antes de tiempo el único de la pandi-
lla que no había bebido.
TIEMPO A LA VENTA
Esta iniciativa se engloba en un pro-
yecto más ambicioso llamado Tempa-
lia, cuyo lema es «Lo hacemos por ti» y
que se dedican a vender el más valio-
so bien que puede poseer el ciudada-
no del siglo XXI: «Vendemos tiempo.
Pensamos que si nos adaptamos bien
a las circunstancias actuales, si sobre-
vivimos, cuando esto mejore no irá de
miedo», razona Bautista, que estuvo
más de siete años trabajando en una
gestoría, «por eso me conozco la ad-
ministración». Y es que esa es una de
las tareas de las que se encargan, cual-
quier gestión administrativa, de esas
que nunca encuentra uno tiempo pa-
ra realizar, o llevar el coche al taller, a
la ITV, ir a por recetas médicas, a re-
cargar el móvil... «Todo lo que es incó-
modo realizar, lo hacemos nosotros».
FOTO: MARCOS MÍ GUEZ
ten den ci as
TEXTO: MARÍ A VI ÑAS
Un día estás en un
bar con unos amigos y de repen-
te uno de ellos dice: “Me voy,
que en media hora tengo que
amasar el pan”. La escena pue-
de parecer absurda para algu-
nos, pero no para estos aficio-
nados de la panadería. “Hacer
un pan con masa madre exige
paciencia y disciplina. A veces
hace falta una semana de pla-
nificación”, confiesa Jorge Gar-
cía, de 31 años. En Galicia crece
la fiebre del pan artesanal. Ellos
son jóvenes y hacen el proceso
a la antigua: sin máquinas ni le-
vadura industrial.
“Cuando empecé a hacer pan,
notaba que me faltaba un toque
de sabor y no entendía por qué
el pan no estaba fresco más tiem-
po. Me metí en foros de Inter-
net y descubrí que la respues-
ta a mis problemas era la ma-
sa madre”, cuenta el diseñador
Marcelo Aldunce. Dicen que es
el alma del pan, su esencia, el
ingrediente fundamental para
conseguir resultados exquisitos.
Es una levadura natural que re-
sulta de una mezcla de harina,
agua … y tiempo.
COMO UNA MASCOTA
“La masa madre es un cultivo
vivo que tienes que alimentar
como si fuera tu mascota”, ex-
plica Aldunce. “Es un ser vivo
que tienes que mimar. Darle ca-
lor, frío y alimento porque si no,
se muere”, completa Jorge Gar-
cía. Al ser algo vivo, hay que pre-
pararla, activarla o adormecerla
según cuando se quiera hacer el
pan. “A veces para revivirla te
hace falta un par de días o tres”,
apunta Millán Castro. Una vez
que la masa madre esté activa y
burbujeante, toca mezclar los in-
gredientes y empezar el trabajo
manual: “Algunos procesos son
muy largos”, explican. Hay, por
ejemplo, una técnica en la que se
amasa unos minuto, se deja que
la masa repose una hora, otros
minutos, otra hora y así duran-
te 3 o 4 horas.
Y es por eso que Marcelo Al-
dunce prefiere hacerlo mientras
ve la tele. Utiliza las pausas pu-
blicitarias para amasar y así “no
tienes la sensación de haber de-
dicado todo el día a hacer un
pan”. Porque este proceso no
se acaba en el amasado. Todavía
hay que hornear el pan (otra ho-
ra más) y esperar a que se enfríe.
“Hay panes, como el de brona,
que cuando lo sacas del horno
no lo puedes comer. Tienes que
esperar 24 horas más para que la
miga asiente”, cuenta Jorge Gar-
cía. Hechas las cuentas, hemos
tardado 5 días en hacer un pan.
¿Y compensa?, pregunto.
“Claro que compensa! Igual no
vale la pena económicamente,
pero tu paladar agradece y tiene
también el valor emocional de
comer algo que hiciste con tus
manos”, contesta el ingeniero in-
formático Jorge Rodríguez. Él y
su pareja hacen pan todas las se-
manas. “La panadería funciona
también como terapia”, expli-
ca Carolina Blanco, “el amasado
sirve para combatir el stress, el
olor te relaja y además es un ejer-
cicio para cultivar la paciencia”.
Asumen que son “frikis del pan”
y no se libran de las bromas de
los colegas: “Mi novia me dice
que quiero más a mi masa madre
que a ella”, cuentan entre risas.
Pero al final todos coinciden en
que este es un hobby muy útil y
recomendable. ¿Te invitan a una
cena y no sabes qué llevar? ¿Es-
tás harto de tirar el pan de ayer
que te quedó duro? ¿Quieres im-
presionar a tus suegros? ¿Buscas
una alimentación más sana? El
pan artesanal es la respuesta a
todos tus problemas.
El primer día se mezcla la
misma cantidad de harina y
agua. Se deja reposar en un
bote cerrado. Después de 24
horas se tira la mitad de masa
y se añade harina y agua hasta
que el bote vuelva a estar igual
de lleno que en el día anterior.
Se repite este proceso durante
2 o 3 días más. En el quinto
o sexto día la masa habrá
duplicado el volumen y tendrá
grandes burbujas y textura de
mouse. Está lista para el pan.
PASO A PASO
¿Cómo se hace
la masa madre?
Proceso Ingredientes
100 gr harina de candeal
200 gr de masa madre
20 gr de sal
450 ml de agua
1
2
3
4
5
6
Amasar
Mezclar la harina el sal y el
agua. Amasar todo (excepto
la masa madre) durante 3
minutos. El amasado debe ser
intenso para que se mezclen.
en todos los ingredientes.
Masa madre
Añadir la masa madre en ple-
na actividad y seguir amasan-
do. Se considera que la masa
madre está lista cuando ha
doblado dos veces y media.
Extender
Extender con el rodillo durante
3 minutos. Dejarlo con un gro-
sor de cerca de 1 centímetro y
repetir el proceso.
Bolear
Bolear y dejar reposar durante
5 minutos. Para hacerlo en el
formato tradicional se debe
dejar los bordes más bajos.
Fermentar
Marcar el pan con un cuchillo
o perforarlo con un palillo
largo en toda la superficie. Los
cortes con el cuchillo deben
ser de cerca de 2 centímetros.
jar el pan fermentar durante
30 minutos
Hornear
Hornear a 230 grados durante
25 minutos. Para que el pan
quede más jugoso se reco-
mienda poner una cazuela con
agua (medio vaso) dentro del
horno durante la cocción.
Los primeros
vaqueros eran
españoles
El vaquero, el comodín más
agradecido de todo el ar-
mario, siempre ha presu-
mido de su estirpe alemana
Levis Strauss. Pero el tejano
podría tener raíces españo-
las. En 1846, una empresa
guipuzcoana ya trabajaba
el denim. ¿Lucirían los es-
pañoles los primeros jeans?
Sira Quiroga
resucita el
turbante
El tiempo entre costuras es
más que un éxito televisi-
vo. Su protagonista se ha
convertido en una autén-
tica cazadora de tenden-
cias y, entre otras prendas,
ha recuperado el turbante,
un accesorio que culmina
con exotismo cualquier es-
tilismo.
El verano es
mejor con luces
en el jardín
Los ojeadores de tenden-
cias han puesto su objetivo
en una nueva práctica: la
decoración (e iluminación)
de exteriores. Las manuali-
dades han llegado a las te-
rrazas y jardines. Hay va-
rias alternativas en boga:
desde los muebles con luz
-banquetas, mesas u obje-
tos decorativos-, hasta el re-
ciclaje de las luces navide-
ñas, las guirnaldas de mil
colores y los farolillos case-
ros a base de tarros de cris-
tal y velas.
COSMÉTICA NATURAL En Naturavia, fábrica de Ribadavia,
se respeta la producción tanto como la piel. De sus ingredientes,
más del 95% son de origen ecológico TEXTO: YOLANDA GARCÍ A
Esta
cara
no tiene
cuento!
Si me encuentro a la Angeli-
na Jolie de Maléfica por la calle, de no-
che... no sé, llamaría rauda y veloz al
112. Ahí sigue la muy bruja acosando
al espejito espejito (hoy será el Ipad)
cada mañana: ¿Quién es la más be-
lla del reino? Querida, lo más in es lo
natural. No digo “ve por la vida con
taparrabos y vive literalmente del ai-
re”, que haber reales hailos. Si elegi-
mos la senda de la alimentación eco-
lógica, somos yoguis o practicamos
mindfullness, muy cool, sustituimos
el coche por la bici para ir al curre...
¿Por qué no indagamos también so-
bre qué echamos a nuestra piel? Mi-
remos el prospecto de nuestra crema
hidratante-nutritiva-regenerante-ali-
sante... ¡uf! Y veremos que la química
en la industria cosmética en general
está a la orden del día. ¡Acción! ¡En
Galicia está la solución! Les presento
a Naturavia, con Carla Varela (Leiro,
1981) y Pepe Sotelo, que fundaron la
marca en el 2009 convirtiéndose en la
primera certificada (IMO) en la región
y de las pocas en España.
EL SUEÑO DE UNA BIÓLOGA
Ella se especializó en Biología Mole-
cular pero su rumbo profesional de-
rivó en el campo, nunca mejor dicho,
de las plantas medicinales: “Siempre
me gustó ese mundo. En Santiago la
farmacéutica a la que le iba a comprar
los productos me hablaba de la mar-
ca Weleda, cuya base está en la agri-
cultura biodinámica, y empecé a inte-
resarme”. Le picó no una ortiga, que
no es tan mala como la pintan, sino
la curiosidad por la flora que ya tenía
en la sangre: “A los 18 mi madre me
regaló una enciclopedia de plantas.
Me decía que para el catarro, jenjibre
con limón, o para el dolor de barriga,
cerveza caliente con canela”. Por par-
te paterna, el abuelo Manolo le ayuda
alguna que otra vez a mejorar un pro-
ducto: “Por ejemplo, los geles se nos
resisten. Él, que es muy investigador,
me llama para decir que use colofo-
nia, un espesante, o fécula de maíz”.
Naturavia cuenta con una amplia
gama facial, corporal, aceites esen-
ciales... y la línea de rosa mosqueta
es una de las favoritas por el público.
Para niños con pieles atópicas reco-
mienda la de caléndula. Algún clien-
te se confundió como Dinio pensan-
do que aquello era una licorería o una
herboristería. “En Ribadavia no ven-
demos, solo fabricamos porque en el
2012 nos vimos desbordados”, aña-
de. Tiene tienda online, distribuyen
en más de 30 puntos de venta y han
dado el salto internacional hasta Po-
lonia o Portugal. Naturavia está mu-
dando web (la nueva es naturavia@na-
turaviacosmetica.com) e imagen corpo-
rativa: “El logo anterior era un tanto
hippyflower”.
¡Flower power! Y sin parabenos, ni
derivados del petróleo, ni perfumes
sintéticos. Belleza real y sin cuentos.
CARLA
VARELA EN LA
FÁBRI CA DE
NATURAVI A,
SI TUADA EN
RI BADAVI A.
FOTO: SANTI M. AMI L
za
l l e be
20
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
¡NOS LO CUENTA TODO!
Es el presentador total. Salta de un programa a otro y ha
conseguido las mayores audiencias incluso en bermudas. Dice
que es ingenuo, provocador e intenso. Así se confiesa para Yes
TEXTO: SANDRA FAGI NAS
de Jorge
Javier
Vázquez
abc
El
a de Amistad
—Se pueden tener amigos en ‘Sálvame’?
—Sí, sí que los tengo, vamos, lo raro sería no tenerlos des-
pués de cinco años con ellos.
—¿Pero has perdido a muchos colegas en el camino de
la fama?
—No, no. La verdad es que yo tengo un núcleo muy ce-
rrado de gente.
b de Badalona
—¿Cómo sobrevive un catalán a la literalidad madrileña?
¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra?
—Lo que más echo de menos es mi familia, pero la verdad
es que yo me siento muy de Madrid.
c de Carlota
—¿Qué significa Carlota Corredera en tu carrera? ¿Cómo
es vuestra relación? ¿Puedes definirla en una palabra?
—Yo tengo la suerte de que trabajo con directores que
no son estrictamente directores, son amigos, y con Car-
lota tengo una relación personal. Carlota es amiga. Es
una mujer muy intensa, y como yo también soy inten-
so, nos tenemos cogido mucho el punto, pero no cho-
camos entre nosotros.
de
pon res
21
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
de
pon res
22
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
d de Dinerito
—¿A quién no le hubieras pagado ni un du-
ro por la entrevista que te dio?
—Claro que he tenido malas experiencias,
pero gracias a todos los que vienen al pro-
grama hemos podido hacerlo. Así que a to-
dos les pagaría.
e de Envidia
—¿Por quién te cambiarías ahora mismo en
la profesión? ¿Qué es lo que te gustaría ha-
cer que no haces?
—Por nadie. Yo no soy una persona muy de
envidiar. ¿Sabes que pasa? Que lo bueno de
esta profesión es que te sorprende continua-
mente y te está ofreciendo cosas nuevas. Cuan-
do me dijeron que iba a hacer “Hay una cosa
que te quiero decir” me quedé a cuadros por-
que yo no pensé que ese programa iba a re-
sucitar y que iba a tener tanto éxito.
fde Falso
—¿Eres inocente o te has vuelto más descon-
fiado con el paso de los años.
—¡Huy! ¡Muy inocente, soy muy ingenuo!
¡Me creí hasta el romance de Ángela Porte-
ro y Sandro Rey!
g
de Generoso
—¿Quién es la persona que más te ha ayu-
dado a ‘sobrevivir’?
—Los productores, Adrián y Óscar, de la Fá-
brica de la Tele, me ayudaron mucho en mo-
mentos complicados, siempre han estado apo-
yándome.
h de “Hasta arriba”
—¿Qué es lo que más te saca de quicio de tu
trabajo? ¿Te has arrepentido de algo?
—Perder los nervios con un invitado. Pero
siempre que los he perdido ha sido por algo,
soy indulgente conmigo, no me castigo, no me
castigo. Intento aprender y no volver a come-
ter el mismo error. Pero paso de flagelarme.
i de Imagen
—¿De quién fue la idea de salir en bermu-
das en Supervivientes?
—Pues mira, fue mía. Estaba tan cansado de
salir igual. Carmen Rigalt me dijo ‘si lo ha-
ces porque piensas que te van a quedar bien
es una tontería porque eso no le queda bien
a nadie. Si lo haces por provocar está bien’. Y
dije: pues por provocar.
—¿Pero te agobia tu imagen? ¿Eres muy ob-
sesivo?
—No, no, nada. ¡Si yo iría a trabajar en chán-
dal! ¡Paso, paso! Me cuesta mucho ir a com-
prar ropa, soy bastante “desastrao”.
j
de Jorge Javier
—Defínete en dos palabras. Lo mejor y lo
peor.
—No, no, esa pregunta sí que me la salto, es
que me parece una bobada definirse a uno
mismo. Que lo hagan los demás.
k de Kriptonita
—¿De dónde sacas la energía cuando te que-
das sin fuerzas? ¿Has sido siempre muy vi-
tal?
—Tengo buen aguante físico, sí.
—Eres fajador... También a la hora de salir
—Sí, mis compañeros y mis amigos se ríen
mucho porque tengo mucho aguante físico,
pero cada vez me cuesta más recuperarme
con lo cual salgo menos.
l de Letizia
—¿Te gusta? ¿Se puede ser reina de clase
media?
—Sí, sí, me encanta. Es que no entiendo en
este punto de nuestra historia que no haya
otra reina como Letizia. Y la he defendido
desde el principio, sobre todo cuando escu-
chaba los argumentos de los antiLetizios por-
que me parecen tan clasistas.
ll de Llanto
— ¿Te ha conmovido alguno de tus colabo-
radores con su llanto? ¿Eres de los que llo-
ras a moco tendido?
—Muchísimo, todos, sí la verdad es que sí.
Y me encanta llorar con las pelis, lloro con
canciones, sí, sí. A mí me cuesta poco llorar.
m de Mayor
—¿Piensas mucho en el futuro?
—Sí, sí, de hecho hace unos días estaba en una
sala de espera leyendo la Revista de Ana Rosa
y leí una cosa con la que me siento muy iden-
tificado. Decía Ana Rosa, que uno tiene verda-
deros miedos cuando empieza a pensar que a
los seres que te rodean les pueda pasar algo.
n de Normal
—¿La tele puede transformar radicalmen-
te tu vida? ¿Cómo ha sido ese proceso en ti?
¿Necesitas agarrarte a la normalidad?
— La cambia, claro que la cambia. Pero sobre
todo cambia la percepción de la gente hacia
a ti. Y eso es complicado de llevar. A ti tam-
bién te cambia, evidentemente, te vuelves al-
go más desconfiado, menos espontáneo, pero
sobre todo la de la gente hacia a ti.
—¿Pero no crees que la imagen que trans-
mites tiene que ver mucho con cómo eres?
— Supongo que tengo mucho que ver, sí.
ñ de Ñoño que rima
con... Moño
—¿Qué prefieres una cursi educada o una
reinona basta?
—Una reinona basta... porque me entretie-
ne más.
o de Ombligo
—Te critican que te lo miras mucho. ¿Es ne-
cesario un punto de soberbia para no dejarte
arrastrar por las mezquindades del día a día?
–—Yo creo que es más bien timidez, pero ad-
mito que tenga a ratos punto de soberbia, mi
padre también me lo decía. Es una manera
de pegar el zapatazo...
p
de Partido
—¿A quién has votado en las últimas elec-
ciones?
—A Elena Valenciano.
q
de Querer
—¿Has querido más de lo que te han que-
rido?
—Sí, sí, yo he metido mucho la pata en ese
aspecto, pero ahora estoy curado y estoy fe-
liz. He querido a verdaderos idiotas, bueno,
eso era lo que yo creía que era querer, pero
no lo era.
—¿Estás arrepentido de eso?
—No, no [risas]. Arrepentido no, pero era
muy ingenuo.
rde Récord
—Has batido muchos récords de audiencia.
¿A eso se le puede llamar basura?
— No, se le puede llamar felicidad. Cuan-
do me dicen telebasura, demonio de la tele-
He querido
a verdaderos
idiotas”
CARLOTA
CORREDERA
DI RECTORA DEL
SÁLVAME DI ARI O
Una boda en el
cielo de Madrid
ra una tarde clásica de mi
infancia. Mediados de los
ochenta. Estaba sentada
en la bancada de la cocina
donde hacía siempre los deberes. Ese día mi padre se había
olvidado su calculadora en la mesa. Y yo la cogí prestada e
hice mis cuentas. Escribí 2000 menos 1974. Quería confir-
mar los años que tendría en el cambio de milenio. El resul-
tado era 26. Me imaginé tan mayor a esa edad que decidí
que para entonces tendría que estar ya licenciada, casada
y con hijos. Ese era mi objetivo. La pequeña Carlota habría
flipado si supiese entonces que iba a tardar una docena de
años más en vestirse de blanco y en plantearse seriamen-
te la maternidad. Y es que ella todavía no sabía que con las
cuestiones realmente importantes de poco sirve hacer pla-
nes y marcarse plazos.
Mañana 15 de junio hace un año que me casé con Car-
los. Fue un día maravilloso. Nuestra boda superó todas
mis expectativas y ensoñaciones infantiles. El día que co-
gí la calculadora estaba segura de que me casaría en Vi-
go, antes de los 26 y con una buena mariscada con vistas
a la Ría. Poco que ver con la realidad. Una ceremonia al
atardecer, en el cielo de Madrid, en la azotea del número
2 de la Gran Vía, flanqueados por el edificio Metrópolis
y el Círculo de Bellas Artes. Eso sí, con gaiteiros y alfom-
bra azul, en homenaje al oceáno Atlántico. El altar era un
jardín vertical con muchas flores y un verde brillante, el
color de las montañas de Cantabria, la tierra del novio.
Organizamos la boda en seis meses. Lejos de nuestras
familias. Los preparativos son una verdadera prueba de
amor para la pareja. Mil decisiones que tomar juntos. Mil
tareas que repartirse. Las noches que no caía rendida en
la cama durante esos meses me gustaba imaginar antes
de dormir cómo sería el momento en el que mi mirada se
encontrase con la de Carlos ya vestidos de novios. Y me
dormía con mariposas en el estómago. Qué bonito. Pero
hasta que el gran día llegó y sus ojos se encontraron con
los míos viví toda una montaña rusa de emociones.
Y me dormía con mariposas en el estómago.
Primero la ceremonia civil, la boda legal a ojos del Es-
tado. Fue en la plaza de Chamberí por la mañana. Tenía
previsto que ese momento fuese un puro trámite. Sin em-
bargo se respiraba tanto amor de nuestra gente dentro
de aquel salón de actos que no paré de llorar y de tem-
blar. Con el acta de matrimonio en mano, me separé de
mi ya marido por unas horas. “Nos vemos en el altar”,
nos dijimos. Y entonces comenzó una aventura que lle-
naría todas las páginas de este suplemento durante va-
rias semanas. Daré cuenta ahora de la versión corta. Car-
gadas como mulas, mi madre y yo nos dirigimos al hotel
Ada Palace, cerrado tristemente ha-
ce unas semanas. En una de sus sui-
tes monté mi cuartel general antes
de pasar entre sus paredes la noche
de bodas. El desfile de personas que
entraron y salieron de esa habitación
hasta que subí del brazo del padri-
no a la azotea fue infinito. En la suite
llegaron a coincidir solamente unas
veinte personas mientras yo me ma-
quillaba, peinaba, vestía, lloraba, me
hacían fotos, repasaba el guión de la
boda con Jorge Javier, venía mi her-
mano a que le hiciesen el nudo de la
corbata, le entregaba a mis dos me-
jores amigas solteras una réplica de
mi ramo de novia, mis hermanas uni-
versitarias de Santiago me leían una
carta entre lágrimas... Hubo un mo-
mento en que mi amigo Manuel Za-
morano, artífice de mi estilismo de
novia junto a mi codirector de Sálva-
me, Raúl Prieto, me dijo bajito al oí-
do: “Vamos a encerrarnos en la habi-
tación y te acabo de peinar y maqui-
llar a solas porque creo que te va a
dar un ataque de ansiedad”. Y así era.
Y después de horas y horas de jaleo,
la soledad junto a mi hermano, yo de
novia y él de padrino. Mi madre, ab-
solutamente radiante y bella, ya nos
esperaba en el cielo de Madrid junto
al novio. “Sonríe y mete barriga”, me
dijo mi amiga Almudena. Y así lo hi-
ce ante los 130 invitados, sobre la al-
fombra azul y al son de las gaitas de
“Alborada da Veiga”. Nunca olvidaré
la cara de Carlos al encontrarse nues-
tros ojos. El vídeo de la boda aún no
está montado. Es lo que pasa en ca-
sa del herrero. No hay prisa. Todo lo
que pasó ese gran día está grabado
para la eternidad en mi cabeza y en
mi corazón.
E
UNA AZOTEA DE
GRAN VÍA. La ce-
lebración de la bo-
da fue en el em-
blemático edificio
del número 2 de
Gran Vía, entre el
edificio Metrópolis
y el Círculo de Be-
llas Artes. El toque
gallego lo puso la
banda de gaitas
Alborada da Vei-
ga, y una alfombra
azul haciendo un
guiño al color del
Atlántico.
co
át i mi
26
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
CANGREJERAS DE PLÁSTICO Si te lo dicen hace
un par de años pensarías que te están tomando el pelo.
Pero no. Las míticas cangrejeras llegan para amoldarse
a tus looks. TEXTO: ANA I GLESI AS
De la playa...
a la
discoteca
Las llevaron puestas nues-
tros abuelos, nuestros padres y noso-
tras mismas cuando éramos pequeñas.
Lo recuerdo como si fuera ayer cuando
todo el mundo se las ponía y este vera-
no vuelven con intención de quedar-
se. Las cangrejeras o Jelly Sandals (co-
nocidas internacionalmente) fueron el
calzado de playa por excelencia duran-
te años, pero ahora llegan para dar el
salto a la calle y convertirse en la san-
dalia estrella de este verano.
¿QUIÉN NO LAS TUVO?
Nuestras madres nos obligaban a po-
nérnoslas y semejaban más una pro-
longación de nuestro pie que una pro-
tección contra las rocas, fanecas o las
mismísimas conchas de la orilla. Hi-
cieras lo que hicieses, ellas siempre te
acompañaban y solo se despegaban de
tu cuerpo con el cambio de estación y
la vuelta a la rutina. Así que, mientras
los pequeños de la casa se las enfun-
darán de nuevo cada mañana para tra-
bajar en sus laboriosos castillos de are-
na, los diseñadores de todo el mundo
se preparan para extrapolar el clási-
co calzado de la playa a la pasarela.
Fabricadas tradicionalmente en
plástico, incluida la hebilla, el nom-
bre fue puesto originalmente para
denominar el calzado que emplea-
ban los pescadores de cangrejos para
evitar el ataque de las medusas. Pero
este verano podrás encontrar can-
grejeras de todos los tipos y no para
dedicarte a la pesca. Desde su ver-
sión más clásica de plástico, como
en adaptaciones algo extravagantes
y atrevidas con cuero y tacón, el uso
que cada una le de dependerá del
material en el que las adquiera y de
cómo decida combinarlo, eso sí, sin
dejar indiferente a nadie. De hecho,
el diseño más clásico y el que todos
conocemos con tiras y hebilla se ha
reinventado esta temporada y vuel-
ve mucho más femenino y con un
toque sofisticado gracias a la pedre-
ría y las tachuelas que algunos dise-
ños han incrustado en sus modelos.
La opción del plástico es más fres-
co y juvenil y el diseño que incluye
tacón te permitirán darle un toque
más atrevido a cualquier outfit. Pero
si lo que buscas es una sandalia pla-
na para esos paseos de verano, esta
es la tuya. Son perfectas
para combatir
el calor
y no morir en el intento de esas lar-
gas caminatas «destrozapies». Inclu-
so, a pesar de que parecía una ten-
tación más que prohibida ahora po-
drás combinarla con calcetines y de-
cidir cuánto de atrevido será tu look.
El diseñador Phillip Lim fue uno
de los culpables en recuperar la ten-
dencia y son muchas ya las celebrities
que cuentan con ellas en su fondo de
armario. Aquí, firmas como Pull and
Bear, Zara o Stradivarius ya se han
encargado de sacar su propios mo-
delos, con colores, metálicos, brillan-
tes o estampados. Ideales para lucir
con faldas, vestidos o shorts la parte
más renovada de este calzado es que
algunos modelos se han prepa-
rado para pasar de la arena
al asfalto con un toque
más moderno sin
olvidar su lado más vintage. Ya sea
por dar rienda suelta a tu vena nos-
tálgica o por aportar dosis de colores
brillantes a tu look, las clásicas can-
grejeras de goma llegan este año pa-
ra regalarte una
imagen que te
devolverá a
la infancia.
va
l l e se
28
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
Pero qué
necesidad
había?
LOS “EPIC FAIL” DE LA MODA. Lo último es que los popes
del diseño nos dicen que hay que ponerse los calcetines deportivos
con sandalias. Pero antes hemos llevado cosas que, almas de
cántaro, eran lo peor del mundo. Pasen y vean la parada de los
monstruos fashion. TEXTO: TAMARA MONTERO
Bueno, que la gente anda
escandalizada porque Pablo Iglesias
compra las camisas en el Alcampo
—no, señora, no mire para otro lado
que todos sabemos que también tie-
ne ropa de marca blanca— y oigan,
resulta que el tío es un adelantado a
la industria de la moda. Porque los
amigos de lo fashion, que obviamen-
te tienen que estar quedándose sin
ideas, ahora nos sacan en los desfiles
y en los lookbooks —y en todas esas
cosas que usan para meternos por
los ojos lo que tenemos que poner-
nos para ser personas humanas del
siglo— que hay que llevar sandalias
con calcetines. Pero no calcetines de
dibujitos y de rayas de colores. No,
coleguis de lo fashion, hay que recu-
perar los blancos de dos rayas, o los
de raquetillas, o aquellos maravillo-
sos de la marca Mike, para ponérse-
los con sandalias de tacón. Es lo que
toca. Acabaremos haciéndolo por-
que esa gente tiene aparatos de con-
trol mental para obligarnos a hacer-
lo. Ya ha pasado antes. ¿O es que no
se acuerdan de los epic fails que se
han ido poniendo? Las hombreras,
por ejemplo. Y para estéticas revira-
das, la deportiva de los 80. Sí, les es-
toy hablando de ese instrumento de
tortura que era el chándal frusfrús,
también conocido como chándal de
táctel, con esos colores especialmente
pensados para provocar un despren-
dimiento de retina a dos kilómetros
de distancia. Con ese forro que se sa-
lía por los puños. Pues en los 80, to-
dos con el táctel. Que hubo ahí un
momento que intentaron que vol-
viese, pero se conoce que la máqui-
na de control mental no había pasa-
do la ITV porque gracias al cielo, se
frenó el asunto.
Hablo del chándal de táctel de los
80, pero los 90 y los dosmiles nos han
dejado auténticos engendros de la
moda. Como ese jersey que llevába-
mos todas –admítanlo, no tenemos
que avergonzarnos, nos habían lava-
do el cerebro- que no tenía mangas,
pero eh, las mangas no hacían falta.
Lo que hacía falta era llevar el cue-
llo vuelto. Entonces íbamos por ahí
con un jersey de sisas pero con cue-
llo vuelto que creaba unas corrien-
tes de temperatura que ni El Niño,
que los brazos se congelaban en cla-
se y por las noches, en las profundi-
dades de los pubs, nos torrábamos
gracias al efecto cuellovuelto.
¿TENIS CON TACONES?
Luego llegó el destape. Ni sisas, ni
cuellos vueltos, ni ná. Hubo un mo-
mento en que había que ir con ropa
que le faltaban cachos, especialmente
camisetas que eran toda una obra de
ingeniería y se aguantaban gracias a
un hilo dental que le ponían en la es-
palda. Y hubo un auténtico hijo de su
madre que se compró el aparato de
control mental edición deluxe y nos
convenció a todas de que para que
no se nos viesen las ropas interiores,
teníamos que comprarnos unos su-
jetadores que llevaban unas tiras de
plástico, silicona o lo que fuera eso.
Y nos dijo que la tira era invisible. Y
NOS LO CREÍAMOS. Íbamos por
ahí diciendo mira, llevo sujetador pe-
ro las tiras son invisibles. Y lo decía-
mos ante un espejo que demostraba
que la tira esa se podía ver desde la
estación espacial internacional, pero
que no, que no, que son invisibles.
¡Transparente no es invisible, señora!
Jaja, y se ríen de lo de las sanda-
lias con calcetines. ¿Pero es que no
se acuerdan de los tenis con tacones
que estaban tan de moda hace UN
AÑO? Tenis con tacones y con chán-
dal. Tenis con tacones, Dios. ¿Pero
que aberración es esa? Solo es com-
parable a... ¡las katiuskas con taco-
nes! En serio, existen, yo las he visto
y he conseguido no arrancarme los
ojos con una cuchara. Por favor, se-
ñores del control mental, por favor,
déjennos descansar un poco. Lo de
las sandalias con calcetines ya está,
el mal ya está hecho, pero apaguen
las microondas y déjennos volver
a la camiseta y los vaqueros. Has-
ta septiembre aunque sea, que no
pido más.
va
l l e se
30
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
LAS BLOGUERAS DE MODA PIDEN PASO En Internet
triunfan contenidos como: “Diez trucos para limpiar la plata”o
“Gana espacio en tu cocina”. Las webs sobre decoración son
legión. TEXTO: LORETO SI LVOSO
Ellas te dan
diez trucos para
limpiar la plata
Son las cinco de la tarde y
la camarera no deja de traer tapas de
pan con chorizo y cuencos de palo-
mitas a una mesa cubierta de cafés
con leche. Es la misma mezcla de es-
tilos que dominará la sesión fotográ-
fica, en el interior de la tienda Arti-
maña, en pleno ensanche compos-
telano. Cinco blogueras especializa-
das en decoración han aceptado la
llamada del YES para charlar sobre
cómo les va. Alicia Hermida (Una
mosca en la luna) ha venido desde
Vigo; Coralia Díaz (Petite Candela),
desde Lugo; Anabel Araújo (Acotío
Decó), de Pontevedra; y la coruñe-
sa Lorena Pose (Amor por la deco-
ración), ha volado esta mañana des-
de Madrid. Raquel Veira, coordina-
dora y editora de la revista on-
line DecoEsfera, es la única
que reside en Santiago, así
que actúa de anfitriona del
encuentro.
CINCO A LAS CINCO
”Sí, en Santiago es así”, afir-
ma Raquel, ante las caras de
asombro de las demás por la
profusión de pinchos de esta
terraza compostelana en una
soleada tarde del mes de ju-
nio. Empieza la charla. Sus
cifras de seguidores —que
se cuentan por miles— de-
jarían deslumbrado a cual-
quiera. Sin embargo, las cin-
co reconocen que las mamás
blogueras y las fashionistas
se llevan la palma. “La gente
tiene que estar ya aburrida
con tanta blogger de moda. Última-
mente solo se habla de ellas. Y hay
mogollón de mamás blogueras”, co-
mentan Raquel y Alicia. “No es que
nos hagan la competencia, porque el
contenido es diferente, pero es que
están muy de moda”, añade Coralia.
Y a vosotras, ¿cómo os va? ¿Esto da
para vivir? “Pues ya funcionamos co-
mo prescriptoras. Las marcas se po-
nen en contacto directamente con no-
sotras. Tenemos sponsors, patrocina-
dores y nos llaman continuamente
para eventos o inauguraciones”, ex-
plica Alicia. Ella es una de las vetera-
nas en este campo. Empezó hace sie-
te años y suma casi 32.000 seguido-
res entre todas las redes sociales en
las que está presente su blog: Twit-
ter, Facebook, Pinterest y un largo et-
cétera. “Para mí es importante publi-
citar solo aquellas cosas que me gus-
tan, porque sino, sería como venderte”,
aclara Coralia. Su blog, Petite Cande-
la, gira en torno a las velas caseras y
en él aparece de vez en cuando su hijo
Mario, de 10 años, haciendo manuali-
dades. Anabel Araújo reconoce que en
Acotío Decó “lo que más funciona son
los “antes y después” en una vivien-
da. “Mucha gente no sabe lo que pue-
de hacer con pequeños gestos, como
cambiar los tiradores de un mueble”.
La chica del pelo rosa es Lorena Pose,
otra de las veteranas. Se fue a vivir por
amor a Madrid y así fue como surgió
su “Amor por la Decoración”, que re-
cibe cerca de 3.000 visitas diarias. “Yo
sí tengo ingresos, pero lo compagino
con mi trabajo de grafista y fotógra-
fa”, cuenta. Raquel Veira tampoco se
plantea abandonar su puesto de pro-
fesora de secundaria. Esta licenciada
en Físicas le dedica cuatro horas dia-
rias a su labor en Decoesfera. “Es cu-
rioso pero el artículo mío que más éxi-
to tuvo fue uno en el que expliqué co-
mo funcionaba un reloj de agua que
regalaba el Colacao. Incluso acabó en
la portada de Menéame”.
6
palabras
mágicas
1
3
5
2
4
6
CUQUICOSA
Dícese de todo aquello que
sea “mono” y digno de su-
bir al blog. Da mucho juego
porque es aplicable a todo
tipo de objetos y personas.
DIY
El “Do It Yourself” (DIY) o
“Hazlo tú mismo” es muy
habitual. También son los
post que más visitas reci-
ben a lo largo del mes.
LOS “A y D”
Un clásico. Mostrar el
“Antes y Después” (A y D)
de una habitación tras ser
sometida a un estilismo de-
corativo, lo peta siempre.
BONITISMO
Preciosuras, bonitismos...
Las “decobloggers” solo
publican contenido cuando
algo les entusiasma, así
que los epítetos abundan.
TUNEO
Les llaman “tuneos” a las
restauraciones. En algunos
blogs, como “Amor por la
decoración”, realizan “tuto-
riales de restauración”.
INSPIRACIÓN
Abunda el aire chic y los
locales con encanto. Entre
los usuarios de Decoesfera,
arrasan, por ejemplo, los
“Enséñanos tu casa”.
Una mala foto es un
pecado mortal y el
diseño se cuida con
esmero. Los blogs de
decoración tienen
hasta lenguaje propio.
El barman
ejecutivo
del Vaová
compostelano
nos presenta
cuatro cócteles
elaborados
sobre la base del
vermú Petroni,
¡Sal a
la terraza!
TEXTO: J. LOJO
FOTOS: XOÁN A. SOLER
El mejor cóctel del
verano se hace con vermú
Cuando te sientas
ante uno de estos cócteles te dan
ganas de ponerte corbata, geme-
los y zapatos Oxford: los clási-
cos siempre están en la vanguar-
dia y, en verano, Diego Mosque-
ra saca sus creaciones a la terra-
za. Al mediodía, antes de la cena
o, contemplando una veranie-
ga puesta de sol, estas son sus
propuestas:
Negroni And St. Petroni
3 cl. de ginebra Platú. 2 cl. de
Campari. 5 cl. de vermú St Pe-
troni. 2 golpes de bitter de po-
melo y cereza; y 2 cl. de sifón.
“Es un cóctel aperitivo inspira-
do en el clásico combinado ita-
liano Negroni, adaptado al gus-
to español”.
Presidente St Petroni
3 cl de ron Platú; 5 cl. de vermúh
St Petroni; 0.5 cl. de curaçao rojo,
unas gotas de bitter de naranja;
y 3 cubos de algodón de cereza.
“Es una versión del cóctel clá-
sico Presidente, donde sustitui-
mos el azúcar o granadina, por
algodón de azúcar de cereza que
previamente hemos dado forma
de cubitos de hielo”.
Petroni Ruby
3 cl. de ginebra Platú; 4 cl. de ver-
mú Petroni; 3 cl. de zumo de po-
melo rojo; 2 cl. de sirope de rui-
barbo; gotas de bitter Angostura;
0.5 cl. de clara de huevo.
“Un cóctel como este queda pe-
fecto en copa vintage”.
Absinthium St Petroni
3 cl. de ron Platú, clavo y pimien-
ta infusionada. 5 c l. de vermú
St Petroni. 2 cl. de zumo de li-
ma. 1.5 cl. de sirope de almen-
dras. 0.5 cl. de absenta.
Con aires de cóctel tiki, inspi-
rado en el humo purificador de
los inciensos de las iglesias, y la
vinculación eclesiástica de Pe-
troni. Un cóctel que juega con la
planta ispiradora de artistas que
es la Artemises Absinthium, con
la que se elabora el Absenta y in-
grediente principal de todos los
vermús y con la almendra his-
tórica en Compostela.
1
DIEGO, CON EL PE-
TRONI RUBY. La
presentación en copa
vintage tiene mucha
importancia en este
vermú
2
DIEGO, CON EL AB-
SINTHIUM. Se
acompaña de un hu-
mo elaborado con al-
gunas de las hierbas
propias del vermú
1 2
pas
co de
38
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
DESCUBRIMOS LA MEJOR DIETA PARA TRABAJAR
Una alimentación adecuada al poco o mucho ejercicio que
se realice durante la jornada laboral permite aumentar
notablemente el rendimiento. TEXTO: ANA LORENZO
Cuanto mejor
comes,
más rindes
La pareja formada por la
comida y el trabajo forman un matri-
monio muy bien avenido, según un re-
ciente estudio publicado por la empre-
sa especializada en la gestión de la sa-
lud de los trabajadores Unipressalud,
que concluye que las personas que se
alimentan bien son más productivas
en su puesto de trabajo. Una afirma-
ción a la que incluso se puede poner
cifras, puesto que el rendimiento físico
puede caer hasta en un 30 % si el em-
pleado no ha llenado el buche conve-
nientemente. Y es que, si el estómago
está vacío, esto se traduce en una dis-
minución de los reflejos, falta de inte-
rés e incluso irritabilidad, lo que inci-
de directamente en el entorno laboral
y en la productividad.
Para que esto no ocurra, es impor-
tante tomar comidas en las que se rea-
lice una combinación adecuada de ali-
mentos, sobre todo en el desayuno,
que es el que aporta la energía sufi-
ciente para poder arrancar el día. La
endocrina del Complexo Hospitalario
Universitario de A Coruña (Chuac),
Teresa Martínez, explica que el cere-
bro se pone en marcha gracias a la glu-
cosa que aportan los alimentos, «y no
es que el desayuno sea la comida más
importante, es que no se puede saltar.
Si no desayunas significa que prolon-
gas de manera importante el ayuno de
la noche, por lo que el organismo pone
en funcionamiento unas hormonas que
pueden acabar provocando diabetes y
otras enfermedades. El cerebro necesi-
ta glucosa para trabajar, sobre todo por
las mañanas, que suele ser cuando se
realiza el trabajo en más intenso, tan-
to en adultos como en niños», insiste.
Los mismo opina Carlos Martínez, di-
rector del máster en Calidad Alimenta-
ria del IMF Bussines School, quien afir-
ma que «los directivos y trabajados que
desayunan bien, mejo-
ran su rendimiento la-
boral», por lo que
considera que
las empresas
deben pro-
mover el
bienestar nutricional de sus empleados,
y evitar los períodos prolongados sin
comer, «ya que estas medidas mejoran
la productividad empresarial».
SENTADO O EN MOVIMIENTO
Partiendo de la base de que la alimenta-
ción tiene que ser adecuada, otro aspecto
a tener en cuenta es la cantidad de comi-
da que hay que ingerir, siempre tenien-
do en cuenta el trabajo que se realice y
el desgaste físico que este puede produ-
cir. Es decir, no puede zampar lo mismo
una persona que se pasa ocho horas sen-
tada frente a un ordenador, que otro que
está cavando una finca o un deportista
profesional. «Los deportistas que comen
mal, tienen un mal rendimiento. La glu-
cosa es la fuente de energía más impor-
tante, porque además de poner en mar-
cha nuestro cerebro, también es la que
permite dar energía a a los músculos
con los que trabajan los deportistas. Por
eso, en su alimentación siempre hay pro-
ductos con muchos hidratos de carbono,
que tienen mucha glucosa, como el pan,
los cereales, las pastas, el arroz...», enu-
mera Teresa Martínez, que también in-
siste en que siempre hay que basarse en
la alimentación sana, «y no en esos pre-
parados de los gimnasios».
Además, a la hora de alimentarse ade-
cuadamente para el trabajo o el deporte
que se va a realizar durante el día, tam-
bién hay que tener en cuenta si el des-
gaste se va a realizar muy rápidamente,
o queremos que la fuerza nos llegue para
más horas. «Yo siempre digo que el orga-
nismo es como un automóvil y necesita
combustible para funcionar, cuando más
se consuma, más combustible necesita.
Además, no es lo mismo arrancar o su-
bir una cuestas, que es cuando más se ga-
solina se consume, que circular por una
autopista a velocidad constante», ejem-
plifica Martínez, quien apunta que pa-
ra conseguir tener fuerzas más tiempo
se puede añadir algo de grasa a comi-
das con hidratos de carbono, mientras
que, si lo que se requiere es un esfuerzo
intenso pero de poco tiempo se puede
apostar por frutas y verduras.
La cla-
ve está en
la glucosa que
es la fuente de
energía más
importante.
Hay muchos
alimentos que
tienen mucha:
el pan, los ce-
reales, la pas-
ta, el arroz...”
(o eso dicen)
so
r i o cu
39
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
1
Ven y cuéntame
tu película
FLORENCIA
TURISMO DE CINE Es la nueva tendencia viajera: pisar los
escenarios de nuestras películas favoritas. La belleza de Florencia
es muy fotogénica. TEXTO ELENA MÉNDEZ
Hannibal Lecter estuvo
aquí y dejó su huella sangrienta. La dul-
ce Lucy consiguió su habitación con vis-
tas al Ponte Vecchio y conoció el amor.
El huérfano Luca aprendió a apreciar
la cultura más exquisita tras tropezar
con Mussolini.
La belleza de Florencia está fuera
de toda duda, sus calles empedradas
y sus edificios majestuosos la convier-
ten en escenario ideal para inspirar
a los genios colocados detrás de la
cámara. El turismo de cine, una de
las ultimas tendencias del sector, en-
cuentra en la piu bella una aliada sin
precio. Los amantes del séptimo ar-
te que recorren el mundo buscando
los escenarios reales de sus películas
de culto, tienen ya en Florencia uno
de sus puntos de encuentro. Ridley
Scott, James Ivory o Franco Zeferell
han inmortalizado sus rincones. Los
buscamos.
TRIPAS FUERA
¿Tripas dentro o tripas fuera? Esta es
la macabra elección que Hannibal Lec-
ter propone al inspector Pazzi antes
de colgarlo desde el balcón de la Sa-
la dei Gigli del Palacio Vecchio. Su ca-
dáver se balancea junto a la escultu-
ra que reproduce el David de Miguel
Ángel y la sangre mancha las piedras
de la Piazza de la Signoria. Una de la
más bellas de la ciudad.
El escalofrío que recorrió todas las
salas de cine del mundo ante semejan-
te escena de Ridley Scott todavía se
deja sentir al anochecer en esta pre-
ciosa plaza florentina. En ella se pue-
de admirar la Logia dei Lanzi, tam-
bién llamada Logia della Signoria,
un pequeño museo al aire libre con
esculturas como el Rapto de las Sa-
binas o Perseo con la cabeza de Me-
dusa, entre cuyas sombras se adivi-
na a Anthony Hopkins.
Aunque el Mercado del Jabalí con
la fuente del “porcellino” recuerda a
los cerdos que aparecen en la película
con el fin de devorar al doctor y sus
oscuras arcadas nos llevan a la memo-
ria la angustiosa persecución, lo cier-
to es que a plena luz del día el mer-
cadillo no se presenta tan siniestro.
La vecina Piazza della Repubblica
y sus soportales también fueron elegi-
dos para recrear crímenes terribles en-
tre nieblas, pero a media tarde y entre
muchedumbres de turistas parece más
bien el sitio ideal para tomar una cer-
veza después de un cansado día tras
los pasos del temible Hannibal. Ya nos
lo merecemos
out
j es vi a
40
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
1
EL PONTE VE-
CHIO Y EL AR-
NO. Este símbolo
de Florencia es el
fondo perfecto pa-
ra el romanticis-
mo, aunque tam-
bién puede ser te-
nebroso.
2
PI AZZA DE
LA SIGNORIA.
Terribles críme-
nes con Hanníbal
Lecter y románti-
co desmayo con
Lucy. La precio-
sa plaza da mu-
cho juego.
3
UNA HABITA-
CIÓN CON VIS-
TAS. James Ivory
(1985) Maggie
Smi th, Hel ena
Bonham Carter,
Denholm Elliott,
Julian Sands.
4
HANNIBAL.
Ridley Scott
(2001) Anthony
Hopkins y Julian-
ne Moore.
2
3
4
SÍNDROME DE STENDHAL
La pensión Bertolini donde James
Ivory filmó Una habitación con vistas
en 1986 es hoy el lujoso Hotel Degli
Orafi, en Lungarno degli Archibu-
sieri, 4 . Las vistas sobre el río Arno
y el Ponte Vecchio nos harán sentir,
igual que a la joven Lucy, subyugados
por la belleza. Aunque no suenen las
mandolinas, el síndrome de Stendhal
nos podrá acelerar el pulso y tal vez,
como la protagonista, suframos un
desmayo en, otra vez, la Piazza de-
lla Signoria, al presenciar una pelea.
Para seguir sus pasos debemos visi-
tar la basílica de la Santa Croce con
sus frescos de artistas como Giotto,
Brunelleschi o Donatello y deleitarnos
en el espectacular interior de Santa
María Novella con sus vigas de ma-
dera a la vista. El romántico tour in-
cluye la postración ante la cúpula del
Duomo, que en el film es un plano re-
currente, y por supuesto, las vistas
del Arno que presiden la habitación
que los Emerson les ceden a Lucy y
a la prima solterona que la acompa-
ña en su viaje.
La magnífica Galería de los Uffi-
zi no puede quedar fuera de nues-
tro recorrido turístico cinematográ-
fico. Aquí tomaban su te el grupo de
ladies inglesas que protagonizaron Te
con Musolinni del director Franco Ze-
ferell. Ojalá nos topemos con alguna
de las damas inglesas y nos sirvan de
guías. Quedaremos deslumbrados al
recorrer los corredores de la famosa
galería repletos de estatuas griegas
y romanas.
Seguiremos los pasos del joven Lu-
ca, un huérfano tomado bajo la pro-
tección del grupo, y admiraremos la
magnífica Piazza del Duomo y San-
ta María dei Fiori. La vista conjunta
de la Catedral, el Campanile de Giot-
to y el Battistero di San Giovanni es
la imagen más famosa de Florencia.
UNA ÓPERA
La ópera, omnipresente en Italia,
también tiene su vínculo dramáti-
co con la ciudad. Así, en la famo-
sa aria O mio babbino caro de la ópe-
ra Gianni Schicchi de Puccini la diva
canta: «e se l’amassi indarno, an-
drei sul Ponte Vecchio, ma per but-
tarmi in Arno! (¡Y si le amase en va-
no, iría al Ponte Vecchio, pero para
arrojarme al Arno!) »
Este puente, símbolo del romanticis-
mo que impregna toda Florencia, está
jalonado por casas colgantes que en
los siglos XV y XVI estuvieron ocu-
padas por carniceros y matarifes, pe-
ro cuando la corte se mudó al Pala-
cio Pitti, Fernando I ordenó cerrar las
tiendas por el mal olor. Desde enton-
ces las tiendas han sido ocupadas por
joyeros y orfebres. Hoy en día aco-
ge los joyeros más caros. Todo lujo.
Pero termina la película, llega la
hora de encender la luz y volver a la
realidad de los euros. Desde la esta-
ción de Santa María la Novella via-
jaremos hasta Milán, en asientos sin
asignar que es más barato, para vo-
lar desde allí en low cost hasta San-
tiago. ¡De cine!
Los novios siguen
las tendencias por los
blog y las revistas»
1
La mesa imperial es una alterna-
tiva que me gusta especialmente.
Este formato aporta un aire más na-
tural y fresco, ideal para las bodas en
el campo. Para la decoración se puede
jugar con propuestas muy diferentes
y creativas. Una gran mesa alargada
debajo de unos árboles con una ilu-
minación tenue y un montón de flores
silvestres a lo largo de la misma, crea
un ambiente realmente mágico. Por
otro lado, los invitados pueden inte-
ractuar con más facilidad y no verse
abocados a un grupo reducido y ce-
rrado de 8 o 10 personas en una me-
sa redonda durante dos o tres horas.
2
La tarta tradicional está totalmen-
te demodé. Yo siempre propon-
go la tarta de fondant de pisos para
la puesta en escena de ese momento
tradicional del corte y para las foto-
grafías (muchos novios descartan la
parte del ritual de la tarta). Su función
es meramente decorativa, esta tarta
no se utiliza para ofrecer de postre a
los invitados. En general, los novios
eligen un postre con una presenta-
ción muy cuidada que finalmente es
la que llega a la mesa.
3
El color blanco en sus diferentes
matices, blanco roto o crudo, si-
gue siendo sin duda el color elegi-
do por la mayoría de las novias. La
pincelada de color se utiliza para los
complementos.
4
Lo peor de un reportaje de bo-
das son los típicos posados que
anulan por completo la naturalidad
y frescura de los novios. Las fotos es-
pontáneas transmiten vida y emocio-
nes que es el fin de un reportaje foto-
gráfico de ese día tan especial.
5
El mundo nupcial está marcado
por nuevas tendencias que los no-
vios siguen muy de cerca a través de
los blog y las revistas especializadas.
Existe una fuente de información ina-
gotable para crear una boda a medi-
da de cada novio. Dentro de estas
tendencias destacaría detalles vin-
tage, el aire provenzal, en definitiva
que cada detalle parezca casual pa-
ra conseguir un resultado natural y
muy chic .
Rebeca Senra
REBECA SENRA BODAS&EVENTOS (www. rebecasenra. com)
Saben qué estilo
de boda quieren, pero
es bueno asesorarse»
1
La utilización de una mesa im-
perial resulta muy recomenda-
ble por su gran amplitud y para no
dividir a un cierto grupo de invi-
tados. La mesa redonda ha gana-
do muchos adeptos en los últimos
años, ya que resulta de gran como-
didad pues facilita la conversación,
así como la cercanía con otras me-
sas. Aunque si tengo que decantar-
me por una forma u otra, el siste-
ma combinado es el más atractivo
visualmente.
2
Después de diez años organizan-
do bodas hemos visto fantásticas
tartas. La influencia de otros países
y la apertura en el mercado de tien-
das especializadas inclina a casi to-
das las parejas, al margen de poner
un postre en el menú, a elegir una
tarta fondant… lo que la hace ya un
imprescindible en cualquier boda.
3
El blanco ha sido el tono domi-
nante de los vestidos de novia
de toda la vida, pero poco a poco se
fueron incorporando matices cro-
máticos hasta tener a nuestro alcan-
ce el color que se desee. ¿Por qué?
Cada vez hay más bodas civiles. Es-
to hace que las novias no tengan que
«etiquetarse» y den rienda suelta
a la hora de elegir un vestido más
acorde a su personalidad y la temá-
tica de la boda.
4
Cada vez los novios demandan
más la fotografía espontánea,
que huye de los posados a los que
estábamos acostumbrados, y pro-
porciona un estilo mucho más fres-
co, más natural, más vivo. No obs-
tante, los posados han cambiado
también y se realizan antes o des-
pués, lo que se llama pre-boda o
post-boda.
5
Esta parte es tan libre como com-
pleja. Cuando hablan por prime-
ra vez con nosotras traen definido
muy bien el estilo que quieren, pe-
ro la viabilidad y todos los elemen-
tos que envuelven a la boda a veces
chocan. Está claro que todas las pa-
rejas quieren salirse de lo conven-
cional y jugar con nuevas ideas para
decorar su boda. Darle el toque que
quieran definirla debe estar siempre
asesorado por profesionales.
Marilé Fernández
MARI LÉ EVENTOS (www. mar i l eeventos. com)
HABLAN LAS WEDDING PLANNER GALLEGAS:
1
¿Mesa imperial
o mesa
redonda?
2
¿Tarta
tradicional o
tarta fondant?
3
¿Novias de
blanco impoluto
o en color?
4
¿Fotos con
posado o
espontáneas?
5
¿Decoración
romántica o
boho chic?
TEXTO: ANTÍ A URGORRI
da
bo de
44
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014
LA ETERNA MERIENDA
Soy de los que persigue a su hijo con un plátano en la mano.
Por eso el día que vi al defensa del Barcelona zampárselo en un
bocado sentí envidia de su progenitor. TEXTO: TONI SI LVA
Quiero ser
el padre de
Dani Alves
Discrepo de
la Real Academia Española cuan-
do define «padre» como «varón o
macho que ha engendrado». Es cier-
to en un alto porcentaje, pero se les
escapan las adopciones y los niños
gestados en una infidelidad femeni-
na. Sea como fuere, hace tiempo que
manejo una definición de «padre»
que abarca todos los casos. La mía
dice «Varón que persigue a un niño
en un parque infantil con medio plá-
tano en la mano». Porque quien más
quien menos así se ha visto en algún
momento de su vida. Corretear de-
trás del hijo/a suplicándole que al-
terne un columpio con un bocado a
la merienda. Pero casi siempre ocu-
rre lo mismo: el plátano sigue ente-
ro en nuestra mano como una antor-
cha olímpica después de que el infan-
te haya corrido los 10.000 metros en-
tre toboganes y balancines.
Lo del plátano tiene sus variantes.
Una muy de moda es el pan de mol-
de con jamón cocido troceado con
los dedos del progenitor (obligarles
a morder el sándwich resta opcio-
nes para que se acerque). O también
los trozos de manzana cortados con
cuchillo (absténganse padres de hi-
jos hiperactivos). Suena mal pero yo
soy de los del plátano. El parque pro-
voca desgaste y este se combate con
grandes dosis de potasio. Su color es
también una referencia cuando el ni-
ño te pierde de vista. Alzas al cielo la
fruta y él distinguirá rápidamente el
amarillo chillón mientras a tu alrede-
dor otros padres empiezan a señalar-
te como «la estatua de la Libertad».
Cuando estudié Química leí que
el potasio se absorbía de forma muy
lenta. Pero puedo dar fe de que esa
absorción es realmente veloz compa-
rada con el ritmo con que mi hijo se
come el plátano. Le he llegado a im-
plorar de rodillas. Le he ofrecido ju-
guetes. Le he explicado incluso que
el plátano ayuda al equilibrio osmó-
tico entre las células y el fluido in-
tersticial, y que hay potasio en el 2,4
% de la corteza terrestre. Pero claro,
Mario tiene tres años e igual...
Por eso me emocioné el día que pre-
sencié la gran jugada de Dani Alves
en El Madrigal. Cuando iba a sacar
un córner reparó en que alguien le ha-
bía lanzado un plátano a pocos me-
tros. La escena es harto conocida. El
jugador del Barça se agachó y mien-
tras retrocedía abrió el plátano
—sin violencias, dejó la piel de
una sola pieza— y se lo zampó
en un segundo. Todo el mun-
do habló entonces de racis-
mo y la forma inteligente
de responder. Pero yo solo
ardía en deseos de tener un
hijo como Dani Alves, un hijo
que hiciera desaparecer un plá-
tano por arte de un solo bo-
cado. Imaginé entonces
la infancia de Alves,
con su padre en el
parque despertando
envidias entre el resto
de papás y mamás. Tras
aquel partido, Dani expli-
có su acción diciendo que ha-
bía que dar una lección «a los re-
trasados». Se interpretó que se
refería a los racistas. Pero a mí
siempre me quedó la duda de
si aludía a los que se retrasan a la
hora de comer un plátano. Como mi
hijo, que sigue obligándome a correr
tras él con la banana en la mano co-
mo si fuese el testigo de una carrera
de relevos. A veces huyendo de mí el
pobre tropieza y acaba por los sue-
los con la cara llena de barro. Enton-
ces me da por pensar en la ley de la
compensación y que, si bien no me
ha salido un hijo que devore el plá-
tano como Dani Alves, a lo mejor la
tierra que se acaba de tragar perte-
nece a ese 2,4 % de la corteza terres-
tre cargada de potasio.
I LUSTRACI ÓN: PAULI NO VI LOSOA
14 DE JUNIO DEL 2014
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
45
de pa
dres
1
BONANZA TÉR-
MICA.
Esta vivienda de
madera consigue
abaratar costes a
la hora de calentar
los 100 metros de
superficie
2
CONFORTABI-
LIDAD.
Un material co-
mo la madera des-
prende confort y
actúa como un
aislante total
3
DISTRIBUCIÓN.
La cocina ac-
túa como el eje
distribuidor de la
casa. Como una is-
la que esconde en
su trasera el baño.
4
NOMBRE ASDF
ASDF.
Tusa verem locri-
bus Harumquos
modit laut etur
as eum il arcip-
sam, ullaudiorrum
que sent que inci-
llo vole
5
UN MATERIAL
NOBLE.
El 90 % de la ca-
sa es madera. Solo
una base de hor-
migón que la aísla
y sustenta
Las fans
no me
agobian”
1
En «El club...»
haces de
profesor de volei,
pero lo tuyo es el
kárate, ¿no?
Sí. Es lo bueno de es-
to, que por los perso-
najes que te tocan, tie-
nes que aprender otras
cosas. En este caso he
estado recibiendo cla-
ses de volei. El kárate
es muy importante pa-
ra mí, me relaja y es lo
que más me ha ayuda-
do a afrontar este traba-
jo tan competitivo.
2
¿Es tu primera
visita a Vigo?
Casi. Lo conocía de pa-
sada, pero esta vez tam-
poco tenía mucho tiem-
po. Mi objetivo fue dis-
frutar de mi estancia y
comer todo el pulpo y
el marisco que pude.
3
En tu próxima
película vas
a trabajar con tu
hermano, Aitor
Luna. ¿De qué va la
cosa?
Se llama To kill time y
hacemos de dos psicó-
patas, pero no puedo
contar mucho más. So-
lo que estoy disfrutan-
do de este personaje y
de esta película desde
antes de empezar el ro-
daje. Antonio Hernán-
dez, el director, es un
genio.
4
Como actor has
crecido en la tele
y después de este
filme volverás como
protagonista en
«Bajo sospecha»
Sí, estoy muy ilusio-
nado con este proyec-
to que empiezo el mes
que viene en el que ha-
go de un detective que
llega a un pueblo para
investigar la desapari-
ción de una niña. A mí
personalmente me en-
canta investigar, pero
en la naturaleza. Al-
gún día me iré a vivir
a la montaña.
5
Desfilaste
en Cibeles.
¿Hasta qué punto
te interesa la
moda? ¿Le dedicas
mucho tiempo a tu
aspecto?
Pues la verdad es que
no mucho. Ja, ja, ja, ja.
Aquello de desfilar
fue algo anecdótico.
Lo hice en su
momento porque
era una experiencia,
pero no me interesa
demasiado.
6
¿Te quedan
buenas
amistades de «El
internado»? ¿Sigues
teniendo relación
con Martín Rivas,
por ejemplo?
Martín es un gran ami-
go y con Blanca Suárez
acabo de rodar Perdien-
do el norte. Sí, nos lleva-
mos todos my bien.
7
¿Cuál es tu
sueño con
relación a la
profesión que has
elegido?
Trabajar. Eso es un sue-
ño.
8
¿ Cómo llevas
en tu vida diaria
el fenómeno de las
fans?
Ni bien ni mal, es lo que
toca. No me agobian.
Yon González
ACTOR (GUI PÚZCOA, 1986)
Yon González es uno de los bollos de la nueva hornada que está
renovando el cine español. El actor que saltó a la fama con «El
internado» estuvo en Vigo rodando el filme para adolescentes «El
club de los incomprendidos» TEXTO: BEGOÑA R. SOTELI NO
ma
t i úl
48
Ya Es Sábado La Voz de Galicia
14 DE JUNIO DEL 2014