You are on page 1of 3

ACTIVIDAD 1 UNIDAD 4

Caso
Usted se encuentra de paseo en la vereda la Envidia del municipio de San Luis (Ant), decidieron
hacer una caminata por la orilla del Rio San Luis, cuando de repente hay una explosión, pasados 2
min de la explosión se escuchaba gritos de una persona pidiendo ayuda, todos muy confundidos
buscaban la persona, a pocos metros de ustedes estaba tirado en el piso un niño de
aproximadamente 12 años, se veía muy lesionado, usted después de haber realizado una buena
valoración de la escena se comunica con él gritando que era lo que pasaba, el niño responde que
se había encontrado unas cositas en una bolsa y que la llevaba para su casa que quedaba cerca. Lo
primero que usted hizo fue calmar al niño diciéndole que usted lo iba ayudar, que se iba acercar a
él para ver en que le podía colaborar, que no se moviera.
Al tener contacto directo con el paciente usted encuentra.
1. Amputación de su mano izquierda.
2. Dolor intenso en el tobillo izquierdo.
3. Heridas de esquirlas en cara y tórax.

Respuestas:
• ¿Qué lesiones esperaría encontrar?
R: Se pueden encontrar los siguientes tipos de lesiones:
 Generalizadas: Debido a que la víctima se encontraba en contacto directo con el presunto
material explosivo puede haber presencia roturas capilares masivas, roturas alveolares,
hemorragias intracraneales, síncope (efecto vagal brusco) o por inhalación de gases
tóxicos, polvo y CO2.

 Torácicas y pulmonares: Las cuales son prácticamente constantes en todos los lesionados.
Las lesiones son el resultado de un impacto directo de las costillas en los pulmones. El área
que predomina son los lóbulos pulmonares inferiores, bordes anteriores y superficies
externas convexas, que finalmente conducen a un Sindrome de Dificultad Respiratoria
(SDR) o a una hemorragia intraalveolar con las consiguientes atelectasias,
bronconeumonía e infecciones.

 Abdominales: Se puede presentar como un trauma abdominal cerrado el cual se puede
manifestar inicialmente una hemorragia digestiva alta, acompañada de estallido de asas y
del estómago, con la consiguiente peritonitis.

 Cerebrales. Por desplazamiento brusco del líquido cefalorraquídeo y alteración de la
corteza cerebral, mediante la presencia de hemorragias intracraneales que aumentan la
presión interna, cefalalgia progresiva, estupor y coma con los signos propios de
focalización neurológica.

 Amputaciones traumáticas y lesiones esqueléticas: Las lesiones a las extremidades pueden
ser causadas por diferentes mecanismos. La cercanía inmediata a la explosión puede
causar atomización (desintegración) completa de una extremidad. A medida que la
distancia se aumente, pueden ocurrir lesiones de diferente intensidad por este
mecanismo. El trauma vascular de extremidades se enmarca en este mismo contexto y
debemos llamar la atención especialmente sobre las lesiones penetrantes (mecanismo
secundario), el trauma cerrado y las lesiones por aplastamiento. Finalmente queremos
insistir en que el pronóstico de la extremidad está dado más por la lesión de los tejidos
blandos que por el daño esquelético propiamente dicho.

 Auditivas. Su efecto se produce por las presiones positiva y negativa posteriores a la onda
expansiva en medio aéreo, principalmente las de longitud de onda baja o sonidos de tono
alto. Inicialmente se afecta el tímpano, produciéndose un hemotímpano, ruptura de la
membrana, lesión de la cadena de huesesillos (sordera de conducción) y luego el laberinto
y el órgano de Corti (sordera sensorial).

 Oculares. Debidas al aumento súbito de la presión intraocular, lo que puede traer como
resultado hemorragias subconjuntivales, edema o rotura de la córnea, hemorragia de la
cámara anterior, rotura de la raíz del iris, desprendimiento de la retina, entre otros e
incluso rotura completa del globo ocular.

 Neurológicas. Las alteraciones fundamentales corresponden al Sistema Nervioso Central,
con pérdida del conocimiento de duración variable, trastornos auditivos y del habla,
alteraciones visuales, olfatorias, etc. Luego de contusiones graves se puede presentar el
llamado "Sindrome de la guerra" con marcada adinamia, lenguaje monótono y lento,
reacciones tardías, apatía. Con relativa frecuencia pueden presentarse trastornos bulbares
con alteraciones cardiorespiratorias, paresias faciales, crisis epilelptiformes y excitación
psicomotora.

• ¿Cuál es la prioridad de atención de este paciente?
R: Se considera que este paciente cursa con heridas graves que requieren de atención médica
urgente por tanto se debe tratar de localizar ayuda de inmediato y proseguir con la atención.

• ¿Cuál sería el manejo adecuado de este paciente?

R: La primera acción a realizar siempre es verificar que el área sea segura antes de realizar
cualquier intervención, posteriormente se debe activar la línea de emergencias (Si no hay otra
persona en el lugar de los hechos de lo contrario esta orden se puede delegar) y tratar conseguir
un botiquín de primeros auxilios. Se debe guardar la calma ante el evento e intentar calmar al
paciente. Suspender la vía oral.
 Antes de realizar contacto con cualquier tipo de fluido corporal del herido, se deben
buscar elementos de bioseguridad. Evaluar los tipos de heridas que presenta el paciente.
Tomar signos vitales.
 Se debe evaluar la permeabilidad de la vía aérea: Inicialmente y por sospecha de lesión en
columna vertebral se debe realizar inmovilización de la víctima con objeto rígido (tablas,
cartones), mantener el cuello en la posición neutral. En el caso de que haya dificultad para
la fonación verificar presencia de cuerpo extraño o alguna lesión a nivel de la vía aérea.
 Posteriormente se debe valorar ventilación: Para esto se debe ver la expansión torácica
del paciente, escuchar la respiración y sentir el aire que sale (Nemotecnia también
conocida como VES o MES). Verificar si se trata de un patrón de respiración normal o
agónica.
 Se debe buscar hemorragias graves que puedan inestabilizar al paciente (incluyendo
hemorragias internas). En caso de identificar hemorragias tratar de detenerlas
inicialmente por presión directa por medio de una compresa o tela limpia haciendo
presión fuerte. Si no se dispone de estos implementos realizarla con mano con las debidas
normas de bioseguridad, esta puede ser sustituida con un vendaje de presión, cuando las
heridas son demasiado grandes. Simultáneamente se debe realizar elevación de la parte
afectada excepto cuando se sospeche lesión de columna vertebral o fracturas, (antes de
elevar la extremidad se debe inmovilizar). Se deben cubrir los apósitos con una venda de
rollo. En caso de que no se haya podido controlar la hemorragia se debe ejercer presión
indirecta comprimiendo con la yema de los dedos sobre la arteria braquial izquierda
contra la cara interna del tercio medio del brazo, simultáneamente ejerciendo presión
directa sobre la herida y elevación. Como último recurso se debe realizar un torniquete
utilizando una venda triangular doblada o una banda de tela de al menos 4 cm de ancho.
colocando e la venda cuatro dedos arriba de la herida al rededor del brazo izquierdo,
amarrando con un nudo simple, luego se coloca una vara y se hacen dos nudos mas sobre
la misma, posteriormente se deben girar lentamente hasta controlar la hemorragia. Se
debe soltar una vez cada 7 minutos y buscar el traslado inmediato de la victima.
 Proteger de la hipotermia para evitar mayores complicaciones, así mismo es importante
cubrir al paciente de los demás espectadores. Buscar varias lesiones o signos que pueden
complicar la condición del paciente como lo pueden ser objetos incrustados o equimosis
en regiones como el abdomen o la pelvis.