You are on page 1of 158

Módulo comunicación no verbal y cultura

Unidad I: Fundamentos teóricos de la comunicación no verbal De la Interpretación a la Lectura Competente

El verdadero sentido de leer (o la interpretación) ha colmado largos procesos, unos traumáticos y de paciente aquejado de ánimo. Otras veces, desde la pedagogía tradicional y desde la evaluación misma, ha afectado su comprensión, desarrollo y práctica; en otros momentos, la lectura se ha desligado de la enseñanza-aprendizaje holística; otros, con el afán de "comunicar" sus metalenguajes han diseñado juegos de interpretación que impulsan -en los lectores- la dependencia y las técnicas desordenadas transformando a los sujetos en espontáneos para la interpretación y, además, siempre vigilados y protegidos constantemente por profesionales - de disciplinas distintas a la lingüística o a la semiótica-, los que a su vez, han negado variadas competencias para "pensar-actuar" el cómo confrontar el sentido del texto.

Reconocernos como lectores o interpretadores de letras, ejemplo, sobre un papel de libro, pared callejera o de baño, o pantalla de cine, televisión o computadora, o cualquier cuerpo de la cultura, no es detentar sentido en la lectura. Leer letras no es construir sentido, éste es mucho más. El sentido se construye en el interior del lector mismo quien es el que asume la responsabilidad de la interpretación. Si interpretamos es porque también- nos reconocemos como escritores y sería otro asunto aún tan complejo como su par, el ser lector. El escritor está cobijado en nosotros mismos como acechando vigilante y encantador deseoso por abandonar su penumbra - cómo actúa el lector nuestro.

Para desarrollar el verdadero sentido de leer, seleccionamos las formas de interpretar modos de leer- y las representaciones escrituras- individuales (propias, sociales-culturales), desde las cuales construimos signos-redes que aportan comprensiones, contenidos, formas y significaciones a los

textos. Las iconografías o producciones de escrituras transforman y expresan innumerables procesos mentales en los lectores-interpretadores, y ocasionan en ellos nuevas configuraciones, conceptos, imágenes y atributos. Leer construye nuevas formas imaginativas.

En el leer, el sentido interpretativo ocurre cuando representamos la cultura ideal y espiritual en material, en escritura. Esto es así porque los sujetos de las sociedades del conocimiento edifican sus pensamientos en el territorio de sus mismos actos sentimentales, económicos, industriales, artesanales, etc. La lectura enriquece la competencia social.

Leer no significa perdernos o deambularnos sin juicios y sin críticas en la

superficie del texto sino determinar posiciones personales en lo que vemos, en lo que sentimos, en lo que palpamos, y en lo que oímos. Esto es así, si lo personal es subjetivo y lo colectivo se erige objetivo; es cuando interpretamos-representamos los signos y abandonamos la superficie del texto mediante la construcción profunda de opiniones, comunicaciones y

modelos de lo que significa "comunitario"

así podemos crear la relación

... objetivo-subjetivo cada vez que enunciamos palabra o leemos para

orientarnos cognitivamente en el mundo. Leer no es hacer-leer lo obligatorio de la academia

...

nos parece que leer es

eso pero además tratar de leer los sentidos de nuestro entorno para pasar de lo superficial o literal[1] a lo inferencial [2] y desde ahí a lo crítico[3] ; de saber qué dicen (qué escritura tienen) los objetos y los sujetos en la amplitud de sus representaciones individuales, objetuales y comunitarias. Para la academia, leer es construir sentido y no buscarlo (el sentido no está puesto en los textos, lo que está en su lugar son los indicios, en forma de letras y en palabras, con sus respectivos contenidos y alusiones). Hay docentes que se equivocan enviando a sus alumnos a buscar el sentido del texto cuando eso no es posible: "busque ahí hermano que ahí está en los

textos, la información”. Si el alumno no responde tal cual dice el texto,

obtiene mala nota. Como vemos la invitación es contraria.

[1] Literalidad: lo obvio. Trabaja lectores que interpretan lo denotativo. Es una mera traducción por convención social y simbólica. Es la repetición de lo que veo. No se asume la imaginación para leer.

[2] Inferencial: la opción que tiene el lector para crear-plantear dudas al texto. Suponer, establecer riesgos en la interpretación, imaginar y sobre todo, hipotetizar el texto. Inferir es armar variadas direcciones de interpretación que puede utilizar el lector en este nivel. Inferir es darle al texto aspectos que no están explícitos para originar debate y argumentación. Ojo: no es inventar desde lo falso, sino hacer crisis con lo que nos da el texto.

[3] Crítico: es la postura que tomamos ante lo que el texto nos dice. Es el

nivel “ideal” que todo lector debe poseer. A través del uso que le damos al

texto, lo criticamos, lo relacionamos con otros textos (intertexto), le construimos sus aportes, lo clasificamos, le ubicamos su alcance, etcétera.

Los textos apenas dicen lo que el autor ha leído de su realidad

...

entonces

la lectura significa una búsqueda reconstructiva y reinterpretativa (resignificativa) de lo que otros han dicho y de los cuales tú -lector-, puedes

contribuir a decirlo mejor o peor

aunque creemos que siempre será mejor

... porque tranzas (¿trazas?) con el texto: dialogas, debates, niegas y afirmas.

Leer tampoco es leer sólo los diarios dominicales porque son los días en que podemos sentarnos tranquilos a leer descansando en casa. Si bien es cierto que hay una estrecha relación entre placer e interpretación, la lectura no requiere de lectores gastronómicos -gloto-nes- y ocasionales solamente, sino de sujetos que construyan a partir de que se reconocen portadores- referentes de ser lectores "nutritivos" y que se permitan el hacer y el ser, desde el reto de leer todos los días como si vivieran para enriquecerse, y para que cada vez que se encuentren con alguien (conmigo, ell@s, él/ella, nosotr@s) nos podamos brindar en la conversación del diario vivir

reinterpretado y argumentado

podamos brindar-nos-escuchar-nos

... (emisores-receptores) de lo no inclusive, es decir, de lo que no han dicho

los periódicos, los profesores, los medios y que, obviamente, no está ni implícito-explícito. Esta es una de las maneras exclusivas de formar sociedad del conocimiento: reduplicando, interpretando y creando saberes y

referentes

nuevos

en

función

de

la

comunidad

de

hablantes-lectores-

escritores-inventores.

El lector crítico dice: leer es tomar posición frente a los textos armados y configurados de complejos signos y códigos inclusive- indescifrables. Saber leer es interpretar el mundo registrado bajo códigos ¿imprecisos? ... lo que entendemos de esto es que a los malos escritores también es nuestro deber leerlos y además, saber qué dicen y hasta desembrollarles la argumentación; eso es tomar postura crítica y obstinada lo que nos llevaría a clasificar a los textos en malos, buenos, regulares, aburridos, etc. Es que nos hemos encontrado con amigos que dicen haber leído un libro o visto equis película y los inventarían de malos o buenos pero al preguntarles los

porqués, no "pueden" argumentar

comprendemos entonces que no

... "saben" interpretar el sentido de esos textos. ¿Se dejaron embrollar del texto? Creemos que sí porque no tienen autonomía y mucho menos pasión, las perdieron en la aventura de leer, por eso no tienen postura.

Sabemos también que leer por leer tampoco basta. Un artículo de Jorge

Orlando Melo acerca del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas Leer Libera,

dice que la "biblioteca Luis Ángel Arango es la más visitada del mundo"

en otro aparte dice que "

y

... el aumento de lectores en Sincelejo (de 30 mil a

... 300 mil), en Santa Marta (de 50 mil a 400 mil), Florencia o Buenaventura es mayor, proporcionalmente, que en Bogotá" [1]. Llenarse de orgullo por estas cifras puede ser ingenuo o en el peor de los casos una ficción para vivir de ella tal como comprendimos (como cuando supimos-leímos) el

bautizo de la ciudad de Bogotá como la Atenas Sudamericana, o la

Barranquilla del Puerto de Oro de Colombia

aún lo creemos. De pronto

... estas ciudades fueron orgullo de cultura y de industria respectivamente, ya que es el signo histórico que aún se mantiene izado, pero lo válido del ejemplo radica en su interpretación radical desde lo actual, lo crítico y lo real de la información. Algo así como un hermeneuta que lee desde el pasado para lo actual.

¿De qué nos sirven estas nomenclaturas que nos pintan de orgullo histórico cuando no construimos valores propios ni mejoramos nuestras actitudes y estrategias mentales, ni tampoco renovamos nuestras posturas ante los textos, y menos cuando el Estado no crea leyes arancelarias para importar del extranjero nuevos libros y nuevos

documentos

ni mucho menos creamos fuentes de financiación en

... becas o investigaciones referidas a la lectura en el plano de lo

nacional-industrial-cultural?

Vivimos de fachadas, como cuando compramos libros por comprar porque la carátula es bonita. Puede ser que esta elección estética funcione como moda y sea útil para ciertos sectores estratificados de la sociedad del conocimiento, pero siempre y cuando el libro adquirido bajo esta proxémica sirva para enriquecernos mentalmente y no para diseñar la biblioteca con colores acumulados. Pero tampoco arreglando estas carencias creemos que se pueda "aprestar" la

lectura

o eso llamado sentido (o la dirección que toma el

... entendimiento) para que podamos "entregarnos" a nosotros mismos en el viaje de la lectura.

Así que direccionar el sentido puede ser como establecer una aventura por medio de las letras-palabras-contenidos, de lo grande o pequeñas que sean, de cuáles ideas representan o de qué mentiras nos estén

contando

asegurar el sentido de leer tampoco se logra porque leo

... libros nuevos o porque leo en computadora o en periódicos

extranjeros

leer es poder manipular lo que leo y no dejar que la

... escritura haga conmigo lo que su albedrío ideológico quiera. Excepto cuando dejarnos "penetrar" o dejamos embriagarnos como ocurre con los poemas, con el sonido de una guitarra o con lo emocionante que puede llegar a ser una escena de teatro.

¿Por qué entonces no fructiferar la idea de que los textos científicos y argumentativos nos convenzan pero sin que nos permitan perder la conciencia? Hay lectores que prefieren temas novelescos por sobre los científicos, eso hay que respetarlo porque ambas primacías conllevan enriquecimientos humanistas pero con distintos fondos estéticos y lingüísticos.

La lectura por novelas, noticias, imágenes, artículos, ensayos, reseñas; informes de laboratorios, estadísticas, números, canciones,

poemas; leer cine, telenovelas, páginas de internet

es un derecho

... pleno pero también es comprar una membrecía en un gran club, el de la sobrevivencia en este mundo tan abundante de sellos, registros y señales multi-identitarias, globalizantes-mundos. Asumimos que leer (estrictamente) libros no es el fin del enriquecimiento personal y comunitario, creemos que también habría que contener aquí la lectura de imágenes, de cine, de la publicidad, de sujetos, de sus gestos y en general de todos los objetos que nos rodean. Leer textos es entrar en contacto con las pieles y los músculos de los sentidos de una cultura y una sociedad, de la vida tecnológica y de la vida cotidiana. Leer significa llevar a cabo la competencia interpretativa porque decodificamos (traducimos) signos-mundos, y porque nos preguntamos intrínsecamente: ¿Qué es? ¿Cómo es?, aquello que nos "toca" o palpa a partir y a través de la percepción, de eso que sentimos en nuestra sensibilidad. [1]

[1] Competencia es capacidad de hacer “algo” en contexto. Así, la C.

interpretativa asume la capacidad para saber cómo son los objetos, qué son, qué representan y cuáles son sus características. Trabaja a nivel denotativo lo que indica que desarrolla lo literal, lo descriptivo y lo real. Identifica, nociona, conceptualiza, caracteriza, define, nombra, dice. Dar cuenta de lo anterior es desarrollar la competencia interpretativa.

Leer signos-mundos significa hablar del "por qué son así" los textos,

entonces ocurre la argumentación

transformamos lo que vemos o

... sentimos con nuestros pre-saberes y le adjuntamos al signo-escritura (lo que observamos en forma de letra o palabra) nuevas texturas y sensaciones y así nos vamos enlazando a esa escritura con criterio. Argumentar[1] es ampliar y solidificar nuestra postura mental y es un hacer-ser inferentivo porque permite en nosotros robustecer los textos, es decir, derivar en estados distintos psicológicos y estéticos. Para la lectura, las competencias son básicas porque nos permiten ser capaces de leer, de comprender sin riesgos los contenidos y las formas de los textos.

Así, definimos a los textos como signos-objetos-mundos de la

sociedad

del conocimiento

y

de

la

cultura industrial y natural del

planeta. En este sentido, nos atrevemos a re-definir el texto no sólo como un libro sino también como palabra, como imagen o como la curvatura de una autopista, o como el gesto de la presentadora de

televisión que tanto nos fascina. Pero los textos son también,

las

tareas que coloca el profesor porque podemos derivar de ellas algunas críticas pre-evaluativas y puedo hasta neo-negociar el "sentido" de ellas porque "podría saber si nos sirven para" desarrollar a la comunidad donde vivimos. Y si pienso así, es que estoy en el lugar de la competenciapredictiva o propositiva[2] , porque

creemos que los textos "pueden servir para" modificar y enriquecer al lugar de nuestros afectos, a nuestra local-idad.

[1] Argumentar es elaborar debate, es hacer crisis en los textos a partir de los enunciados, de los contenidos, y de sus alcances. Es estar de acuerdo o no con lo que se lee. Retoma las razones y la lógica de lo que afirman los objetos informativos. Determina, infiere, precisa, analiza, sintetiza, comprende, relaciona.

[2]

La

C. propositiva

tiene

como fin

hacer cosas que sirvan

para

cumplir roles, eventos, acciones o tareas en los variados campos o disciplinas distinto al que se enuncia en el texto. Es como decir, que el

texto además de que sirve para informar, se puede usar para debatir, para encantar, para aburrir, etc. Idear, proponer, expresar, probar, diseñar, son algunas mediaciones verbales que le son propias a esta competencia.

Con la lectura de los textos, podemos conocer la infinitud del universo exterior y el interior para alcanzar altos niveles de tolerancia y de solidaridad más coherentes con la diferencia que nos marcan las obsoletas posturas de los medios errados, de los regímenes y de las

antipoéticas, es decir, de lo que es inexorable en el ser humano; de aquello (o de eso) que tiene candado (estamos sin llave, sin clave) y

que es peor que la ceguera o la mudez verdad de las cosas.

...

cuando queremos conocer la

¿Será que desarrollamos los anti-textos, cuando le cerramos a ellos sus ventanas y puertas de conocimiento? ¿Llevamos adentro de nosotros mismos las claves para formar sociedad-cultura del conocimiento? ¿Cuál es tu clave como lector? ¡No la busques más, constrúyela!

Competencias Literales, Inferenciales y Críticas

La lectura Literal se define como la decodificación en el texto de los sentidos que permanecen en la superficie del mismo. Es el sentido del texto que se observa de manera explícita. Sus sentidos, están ubicados en la "localidad" del texto de tal manera que es la llave para entrar a comprenderlo en primera instancia. Puedes empezar a aplicar esta lectura cuando en el texto observas palabras de significado desconocido, entonces te remites al diccionario; así mismo, reconoces objetos, eventos y situaciones, entre otros elementos, que son portadores de sentido y que te

proporcionan un significado más o menos allegado a lo que el texto quiere comunicarte.

La Lectura Inferencial se define como la actividad intelectual que elaboras sobre el texto otorgándole cualidades, hipótesis, conclusiones y comentarios que no están explícitos en él. En esta actividad, puedes acercarte a afirmar que el texto posee una comprensión global de tipo tal o cual, según tu criterio. También, aquí, debes reconocer las intenciones comunicativas del texto (afirmar, negar, debatir, manipular); debes decir cuál es el interlocutor y/o auditorio a quien es dirigido el texto (médico, administrador, financista, mercadotecnista, etc.); y por último el tipo de texto en cuestión: si es periodístico (una noticia, crónica, reportaje, etc.), científico (argumenta una fórmula matemática, biológica, nos hace conocer descubrimientos, etc.) y narrativo (un cuento, una historia, ficción), etc.

La lectura Crítica: Aquí, es cuando encuentras la intencionalidad del texto, es decir, la verdadera razón del texto en cuanto al propósito y a la finalidad del mismo. De igual manera, debes ubicar el intertexto: su contexto histórico, ideológico, estético, etc., si lo posee claro está; debes indicar cuál es.

Lectura crítica El lector comprende globalmente el texto, reconoce las intenciones de autor y la superestructura del texto. Toma postura frente a lo que dice el texto y lo integra con lo que él sabe. Es capaz de resumir el texto.

Lectura inferencial Aporte de los saberes previos del lector. El lector lee lo que NO está en el texto (aporta su 50% de interpretación). Hace inferencias. Reconoce el lenguaje figurado.

Lectura literal

Comprensión lectora básica. Decodificación de palabras y oraciones. El lector parafrasea: puede reconstruir lo que está superficialmente en el texto.

8

Para comprender qué es una investigación de campo, ver pag. 9 en la Guía de Actividades.

RECONOCIMIENTO UNIDAD UNO. Capítulo 1: FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS DEL CURSO.

Situaciones pedagógicas de RECONOCIMIENTO. Objetivo: Comprender el sentido de un Proyecto (de vida o de aula). LECTURA TRES “Ver, sentir, preguntar y organizar proyectos o informes de investigación”.

Una de las cualidades más humanas y sencillas que poseemos los seres humanos, es la manera cómo observamos. Y no se trata de observar el como vemos solamente, sino que implica la integración de sentir, de hacer, de tocar, de hablar, de degustar, de oír y de involucrar el cuerpo y el alma en un todo sensible.

Observar es sinónimo de poner toda la sensibilidad corporal y mental en un contexto social para auscultar y describir los objetos, fenómenos y sujetos

en acción. Consiste en “saber” qué siento, qué veo, pero de una manera

personal y válida cuyo resultado podrá parecerse al de otro sujeto quien

también observa. Observar es estar en el interior de lo que se ve.

Muchas culturas y sociedades han sido analizadas y explicadas, para luego ser comprendidas, por medio de la observación; ésta parece ser el modo metodológico de la investigación clásica, directo y claro para dar cuenta de fenómenos, eventos y signos que ocurren, que han ocurrido e inclusive que ocurrirán en una comunidad. Empecemos a definir en qué consiste este procedimiento de investigación útil para iniciar, procesar y concluir una investigación de campo8. Ante todo

es útil para escribir un proyecto y alcanzar medianamente su realización, y también sirve para que ese proyecto sea de utilidad en la vida profesional de alguien y pueda usarlo en campos sociales, comunicativos, educativos, y otros. ¿Para qué sirve escribir un proyecto? Para registrar y conservar lo que se observa y luego difundirlo en una comunidad de interés… comunicarlo,

darlo a conocer. En especial, y para este curso de COMUNICACIÓN NO VERBAL es fundamental saber lo que es un proyecto. La etnoeduación vive de realidades colectivas e individuales de una comunidad, ya sean ideales o

materiales, y que luego funcionan, si las consignas en textos (o proyectos) en dibujos o escritas-, para autoconocerse, para plantear empresas educativas que vayan en construcción de una identidad para formar cohesión y coherencia cultural. 11

¿Qué es coherencia y cohesión social o cultural? Son las maneras cómo los individuos comparten y producen sus lenguajes culturales cotidianos e históricos en forma de objetos, gestos, artesanías, arquitectura, herramientas, modos de pensar y otras riquezas con el fin de formar gentes con moral, valor ciudadano y espiritual entre todos los componentes de un

grupo social. Lo más sorprendente es que si se está de acuerdo con esta actitud ante la cultura y sociedad, entonces es probable que se forme el escalón para lograr la democracia o entendimiento local.

Así, un proyecto es una escritura que compromete a sus autores o escribientes con la comunidad. Pero también proyecto es, la forma educativa de hacer transformación y cambio social y cultural. ¿Cómo? Es que cuando se registran

los eventos o fenómenos culturales de una comunidad, se está haciendo historia y a la vez, se construye la cultura y entonces la educación de la comunidad valorará lo escrito en el proyecto para que así las nuevas

generaciones conozcan la “realidad” que otros han escrito y que han visto como valiosa comunicar. Para que un proyecto tenga validez, se hace necesario contemplar las siguientes condiciones operativas, que sumadas a las de campo, constituyen los caminos coherentes y metodológicos para iniciar un cambio, o construcción y transformación social y étnica:

• La recolección de la información, así como la escritura de lo que vas recogiendo mediante la observación- es clave para conformar el texto o proyecto y presentarlo en la comunidad. • Cuando tengas el anterior material puedes enriquecerlo con la entrevista a personas importantes y jerarcas de la comunidad con el fin de que te lo valoren y puedas pulirlo y así empezarás a socializarlo y hacerlo conocer por tu gente; después lo llenas de calidad con el análisis documental, es decir, tienes que confrontar tu texto con otros textos para analizar si lo que estás investigando otros ya lo han hecho o es nuevo, aunque puedes hacerlo si el proyecto

aunque existiera en otras partes, no importa porque en tu región es novedoso y

vale la pena. Dar a conocer a las autoridades jerárquicas de la comunidad con el fin de que conozcan la transparencia en la gestión cultural y etnoeducativa que realizas.

• Así, si la idea del proyecto es rechazada puedes pensar en otras ideas.

Discutirlo el por qué, el cómo puedes re-empezarlo o transformarlo. • Mantenerte alerta sobre los cambios que ocurren en tu comunidad ya que estos cambios pueden afectar tu texto.

• Llevar una libreta de campo para consignar (escribir) todo y si es posible,

dibujar todo lo que se ocurra y que sientas que sea importante para tu

proyecto. • Tienes que diseñar el proyecto así: implica tener en cuenta lo anterior, delimitar el campo de acción de las preguntas o dudas- y de lo que vas a investigar, antecedentes de lo que vas a investigar, libros que vas a utilizar, preguntas centrales y laterales sobre la 12 temática, personajes que vas a entrevistar, contextos (aulas, casas, campos, espacios, lugares donde creas que tu problema a investigar o temática esté), aspectos de interés de las personas que vayan a usar tus resultados si son profesionales, educadores, administrativos, etcétera. • Así mismo, la Descripción es básica para la escritura del proyecto: porque ella te pone en consideración los datos en detalle y luego en general. En detalle los organizas obteniendo conjuntos generales para luego formar reglas generales o particulares así: ideas, conceptos, frases que luego conformas

grandes aspectos que “dicen” o que “dibujan” normas reales en la comunidad.

En la descripción, están los sentimientos, las lógicas y las motivaciones; es una escritura práctica que revela orden y sentido a lo que observas. Ten fe que

describiendo le das carácter a tu texto-proyecto. • Algunas veces encontrarás dificultad para comprender un fenómeno en la comunidad la cual observas con detenimiento. Esta dificultad es tan compleja que necesitas traducirla a un lenguaje sencillo ¿verdad? • Pues, necesitarás Traducir para que tú y los demás participantes de la investigación comprendan con sentido y lógica los resultados. Traducir significa poner en consideración tus valores y tu percepción en los resultados, significa

usar tus habilidades etnoeducativas y comunicativas en función de los demás,

quienes te van a leer, te van a comprender y tú les vas a comunicar “lo que

ellos no ven” o lo que siempre han visto pero tú junto a la COMUNICACIÓN NO VERBAL, necesitas explicarlo, decirlo sencillamente, educativa y comunicativamente para que lo conozcan otros y las sociedades por venir. Traducir entonces es poner tus conocimientos y tu disciplina, tu saber etnoeducativo de la COMUNICACIÓN NO VERBAL, al servicio de las sociedades contemporáneas, ajenas y obvio, propias para educar. Es buscar y crear la mejor forma de decir las cosas, la mejor escritura o comunicación. Explicar es el otro paso que necesitamos para continuar con la escritura de nuestro proyecto de vida o de aula. Es el fin y no el contar lo que veo; es decir, es el para qué de la investigación. Es el cómo llego a considerar equis fenómeno que antes no lo veía así; es el construir y reconstruir lo que observo. De esta manera, la explicación me sirve para construir cultura, para llegar a transformarla. Explicar por tanto es comparar, oponer los datos (genéticos,

históricos, educativos, estéticos, etc.) de la investigación con otros datos ajenos para que así, la comunidad comprenda lo que somos y lo diferentes o iguales que somos con otras comunidades. • Y por último, la Interpretación que es el paso importante para lograr en definitiva la “seriedad” del texto proyecto. Consiste en ofrecer coherencia- cohesión a los resultados de forma natural y comprensible. Los recursos lingüísticos y literarios si hay que 13 utilizarlos para lograr comprensión, hay que usarlos. Se trabaja con la conciencia de los datos para que el uso que los usuarios del proyecto le vayan a dar, sientan como fundamental la información que se les brinda… interpretar es ponerse en los zapatos del otro. Es hablarle al otro, de la misma forma que me hablarían a mí. Para este cometido hay que tener en cuenta también que la información que presento debe ser leída y consumida por gentes que a lo mejor tienen distintos códigos idiomáticos a los míos, lo que significa elaborar un texto-discurso adecuado para esos posibles lectores.

De esta manera, escribir un proyecto de este modo te beneficiará a ti y a la comunidad. El proyecto sea de vida o de aula, no es algo distinto a un informe de investigación, es decir, informar tu investigación corresponde al diseño de

una perspectiva de tu percepción, o lo que es lo mismo, a la forma propia de observación. Observar entonces -y para concluir-, es la forma de escribir que has elaborado o elaborarás para dar a conocer tu mirada acerca del contexto y de sus fenómenos de la COMUNICACIÓN NO VERBAL que has estudiado. De hecho, tendrás que presentar unos resultados ya analizados y discutidos en la comunidad y con tus participantes que te han colaborado; las conclusiones con los hallazgos más importantes y significativos que también colocarás en el informe; éste es un estudio singular o particular sobre un hecho de la cultura. Por eso, colocarás allí, nuevos interrogantes, cuadros comparativos, resultados por analizar, curiosidades que dejaste de analizar, contextos que te gustaría investigar, comunicaciones no verbales que te faltaron incluir y mejoras de la investigación. También tus aciertos y problemas que conseguiste a lo largo de la investigación. De la misma manera, posibles espacios o contextos donde puedes desarrollar otras investigaciones de este tipo.

¿Qué hacen distinguir un Proyecto de Vida (PV) a un Proyecto de Aula

(PA)? El Proyecto de vida es un informe de investigación que se define como el contexto escrito (o texto) donde el YO individual es descrito como la fuente o principio de la observación y el ambiente natural es modificado y a la vez modifica al individuo. Es el individuo quien asume la escritura y a partir de

lo que observa va definiendo el entorno real con su opinión. Pero lo hace de tal manera que sus apreciaciones son contundentes, en la medida de que lo real se puede modificar desde su apreciación, o desde su mirada, o viceversa: en el sentido de que el entorno real le modifica su personalidad. Así va escribiendo su Informe de Investigación o su Proyecto de vida en la medida y en el transcurso de los resultados que va recolectando primero para después analizarlos e integrarlos al CUADERNILLO, objeto o producto final de este curso. Entonces el PV es un escrito que distingue las cualidades del individuo investigador que es un informador pero que va formando educando- a su comunidad, informando comunicando- también, acerca de lo que a él le ha parecido “hablar” o escribir sobre su comunidad; este es un rol funcional

principal del etnoeducador porque construye crítica, opinión y alienta a la comunidad a hacer lo mismo. Esta es una manera de construir cultura. A partir de una gestión individual, enseño a la comunidad a hacer lo mismo y el resultado, es posible, que sea considerar a un LÍDER.

Y el Proyecto de Aula es parecido porque surge también de un etnoeducador- pero se distingue del primero, en el sentido de que desarrolla la personalidad investigativa, creativa, cultural y profesional de todos sus participantes: tanto docentes o etnoeducadores como estudiantes o comunidad. En este proyecto hay libertad, igualdad y justicia porque todo lo que se hace es por medio del acuerdo entre los participantes. El etnoeducador del PA es un renovador de conceptos y un verdadero formador de principios liberales entre los participantes, en él se deposita un líder educativo, resignificador y proponente de gestiones culturales. Sabe inventar el aula y no

necesita de un cuarto o habitación de 4 x 4 para “enseñar”; el Proyecto de aula

no enseña unidireccional, sino multi y bidireccionalmente, es decir, es de doble

vía o de muchas vías-, porque todo lo que aparece como interesante o “pobre” en el “AULA” es consensuado o por acuerdo. Y lo que aparece es valioso y

tiene sentido para construir cultura y

educación.

.

Es ante todo un escritor de todo lo que observa: por eso pone en su texto todo

lo que siente él y su comunidad y lo convierte en tesoro para que las futuras generaciones vean y sientan como ellos, actualmente, observen y sientan.

Todo lo que parezca a él y a su grupo como sensitivo lo lleva al papel sea en escritura o en dibujos. El Etnógrafo del aula como se le conoce también- es un iluminador educativo porque refresca e inaugura caminos y rutas desconocidos y trata de romper desigualdades; es ético y democrático porque respeta a la comunidad y permite sólo involucrar aquello que tiene sentido para la comunidad y todo lo que su equipo de AULA recomienda. Entonces el Aula se considera el contexto - socialcultural- total de la comunidad, así la gente y el pueblo en suma participa de esta investigación. Entonces así, un CUADERNILLO puede resultar un TEXTO de verdadera sociología llena de impactos antropológicos, estéticos, lúdicos, cognitivos, y por supuesto educativos que de seguro favorecen a la comunidad.

Lo que se desea es que produzcas un texto que dé cuenta de tu actividad social y educativa con la COMUNICACIÓN NO VERBAL en el contexto social y cultural que elegiste, ya sea para proyectarte como profesional o para proyectar una comunidad de aula (educativa) con el conocimiento que te dan los signos NO VERBALES.

Componentes de la comunicación no verbal

En general, la comunicación es el intercambio de mensajes cuyos significados se basan en la existencia de un código o reglas de interpretación que comparten el emisor y el receptor del mensaje. La comunicación humana es compleja y múltiple por lo que compromete diversos ámbitos del conocimiento. Desde la perspectiva de la semiótica cultural, la comunicación humana se desarrolla mediante distintos sistemas de signos como las palabras, los gestos, las imágenes, los sonidos, los objetos, las distancias, los espacios, los olores, los sabores, las texturas y otras formas que van desde la moda hasta los rituales.

La comunicación expresa la conducta del ser humano y las condiciones de esa conducta que descansa en la persona. Las condiciones del comportamiento comunicativo son tanto de naturaleza psíquica como social. Es así como el sistema no verbal es importante para la psicología como ya dijimos en el protocolo- porque en cada persona la conducta con el lenguaje es diferente ya que también, el consciente e inconsciente son igualmente distintos en cada individuo

Componentes de la comunicación no verbal En general, la comunicación es el intercambio de mensajes cuyos

La comunicación no verbal es un subsistema adherido al mecanismo total de la comunicación, pero autónomamente es un conjunto de operaciones sígnicas que van más allá de las palabras dichas o escritas, para expresar consciente o inconscientemente ideas, valores, creencias, necesidades, deseos y emociones.

Sirve para añadir o matizar información al contenido o sentido de un enunciado verbal; también para especificar el contenido de un enunciado verbal;

confirmar, reforzar, debilitar, contradecir, camuflar; regular la interacción, subsanar las deficiencias verbales, favorecer las conversaciones simultáneas.

¿Qué componentes definen la COMUNICACIÓN NO VERBAL? Toda comunicación debe tener propósitos definidos de tal manera que una comunidad la pueda utilizar con criterios claros. Es la comunicación el punto de partida para manifestar lo interno del ser humano, de una comunidad o de un país. Cuando hablamos de los componentes que entran a formar parte de la comunicación no verbal, pensaremos en lo que Sebastiá Serrano dice (1994: 38-39): “La primera condición para que exista comunicación es la presencia de un emisor (o sistema emisor) y un receptor (o sistema receptor) (…) Emisor y receptor son pues los primeros elementos del proceso de comunicación. (…) que exista también un mensaje. Y para producir el mensaje es necesario un código conocido por los seres que se comunican. El proceso de producción del mensaje por el

emisor se denomina codificación y decodificación es el uso del código por el

receptor para interpretar el mensaje. (…) La importancia relativa de los

canales es función tanto de la especie de los seres que se comunican, como de las circunstancias precisas que condicionan la emisión de un mensaje. En el caso de las personas, los canales más usados son el auditivo y el visual. Para los animales de fácil desplazamiento en una selva,

por ejemplo, como aves o primates arborícolas, el canal auditivo les permite el control de la dispersión tanto en la luz como en la oscuridad. El canal olfativo ofrece la ventaja de signos que pueden persistir durante un cierto tiempo y que funcionan en ausencia del emisor. (…) Se precisa también, en estos casos, el uso de estrategias que favorezcan la memorización y esto implica poner los ojos en el mensaje para hacerlo fácilmente almacenable. La función poética del lenguaje probablemente tiene este origen. El lenguaje poético sería la estrategia más importante elaborada por diferentes culturas, orales, de la humanidad con el fin de almacenar la mayor cantidad de información. Es decir, de memorizar su concepción del mundo, sus

mitos, sus leyes, sus técnicas…”.

Y continúa: “Dado un canal, del tipo que sea, la producción de un mensaje

se hace de acuerdo con un código. El código hace pasar el contenido de la información de un emisor (un sistema emisor) a un receptor (sistema receptor) gracias a una transformación determinada, mediante un mensaje.

(…) En una situación comunicativa habitual de la vida cotidiana de las

personas confluye un haz de códigos de manera que las ejecuciones de

unos inciden sobre las de los otros (…).Existen unos elementos que forman

parte del proceso de comunicación y justamente ponen en contacto la relación y la transmisión, son el contexto y el feed-back (retroalimentación). El término contexto se refiere, en sentido amplio a la situación en que el mensaje es producido por el emisor e interpretado por el receptor. El

contexto incluye un conjunto de factores de tipo psicológico, sociológico y físico que configuran el entorno en que tiene lugar el acto (relación + transmisión) comunicativo, incluye el contacto, es decir, condiciones que hacen posible la comunicación, el referente, realidad objetiva a la que se refiere el mensaje el entorno ecológico, biológico, sociológico y psicológico de la relación.

El término contexto lo podemos utilizar como término vector resultante de la composición de dos vectores que tiene su origen en el mensaje y dirigido,

uno a los elementos que entran en relación y otro a la realidad. (…) la

contextualidad de acción se refiere a la relación entre el mensaje, el emisor y una realidad subyacente a ambos. Queremos decir que los fragmentos del mensaje no son sólo modelados por el contexto de una cierta realidad presupuesta, sino igualmente por la presencia de un emisor, un <<enunciador>>, un actor, el que hace con el receptor, actor también, que el proceso de comunicación sea una actividad. Esta presencia de los actores constituye precisamente la contextualidad de acción

Así finalmente, definiremos el esquema de comunicación como sigue: Emisor - receptor - mensaje - canal

Así finalmente, definiremos el esquema de comunicación como sigue: Emisor- receptor-mensaje-canal-referente-código. Todos estos factores cumplen funciones vitales y recurrentes tanto en el lenguaje verbal como en el no-verbal. Estas funciones son: para el emisor su función se denomina Emotiva, cuyo rol consiste en colocar en la comunicación signos de inicio, deseos de producir significados de acuerdo al contexto donde se halle; generalmente en su expresión deja ver y sentir las huellas de un YO,

Así finalmente, definiremos el esquema de comunicación como sigue: Emisor - receptor - mensaje - canal

Funciones del lenguaje

El receptor cumple con la función denominada Apelativa cuyo rol es llamar la atención de quien escucha o en este caso de la COMUNICACIÓN NO VERBAL quien ve, siente o huele. Sí porque un receptor puede estar oliendo, viendo o sintiendo (con el tacto) una expresión que se haga con la imagen, con un plato de comida o con una caricia. La función que hace énfasis en el circuito empleado para entablar la comunicación no-verbal, se denomina Fática… es decir la que en el mensaje, los signos cuestionan, preguntan y presentan significados a partir del canal.

Cuando el mensaje de la comunicación recae sobre el referente, la función seria Referencial y cumple con ser llamado los objetos, personas y cosas

que reposan en el ambiente. Es de lo que hablas, o pintas, o expresas en

un objeto

es cuando expresas el contexto. Cuando expresas el mensaje

... en el mismo mensaje, es decir, cuando te refieres al mismo mensaje, estás en la función Poética, pero cuando te refieres en la COMUNICACIÓN NO VERBAL al código la función se denomina Metacomunicativa.

La Kenésica De La Comunicación No Verbal

La COMUNICACIÓN NO VERBAL hace parte, como ya hemos afirmado, de la comunicación general y comparte estructural y funcionalmente un lugar con la comunicación verbal. En todo caso, la COMUNICACIÓN NO VERBAL es rica en elementos y se incorpora a los estudios de la cultura de forma compleja. Como hemos visto, la COMUNICACIÓN NO VERBAL maneja simbolizaciones, índices e iconos. Éstos son códigos o unidades mínimas de información textual, es decir, complementan la comunicación verbal pero también son unidades comunicativas de fuerte protagonismo cuando las comunidades los asumen como signos de transmisión de la cultura, así se comprendería que los sistemas culturales de una comunidad se construyen paulatinamente a través de estas unidades.

El proceso de adquisición de estas estrategias (símbolos, índices e iconos) es gradual y se va interiorizando en la medida que la cultura los va creando sea por necesidad o por creación, como hemos afirmado. Así, los gestos

por ejemplo, son signos índices que la comunidad incorpora y les va dando estatutos de socialización y educación para circularlos y darlos por creado. Los puede sancionar o validar según el significado o valor moral, económico, etcétera que les den en sus contextos particulares.

Este lenguaje de gestos por índices es el llamado lenguaje kinésico y es empíricamente demostrable su utilidad en la cultura. Un niño o un anciano en una comunidad, deben emplear sus competencias gestuales para pertenecer y sobrevivir en una comunidad, al igual que los adultos varones y hembras; deben, todos, corresponder a un parámetro de identidad y de distinción para entrar a formar parte de este lenguaje y concluir como portadores de creatividad para los fines que persiga la comunicación en la cultura.

Pero no sólo el gesto es anatómico, es también objetual arquitectónico. Mediante un lenguaje material también otorga significación a la cultura, veamos las siguientes imágenes y cómo las unidades Kinésicas dan carácter:

por ejemplo, son signos índices que la comunidad incorpora y les va dando estatutos de socialización
por ejemplo, son signos índices que la comunidad incorpora y les va dando estatutos de socialización

Como se ve en la imagen de arriba, es una edificación para vivir, es decir es un hogar, un lugar para vivienda. Las unidades kinésicas inscriben al objeto en un tipo de vivienda particular y no permite ser comprendido de

otra manera distinta a una

edificación hogar. En cambio, la de abajo, se

nota que es una edificación religiosa (una iglesia), es decir, un lugar que

por sus “componentes” y “formas” kinésicas se diferencia de su anterior y

tampoco admite duda como edificación para ritos religiosos.

Pero no sólo el gesto es anatómico como ya hemos dicho atrás, lo es también en la moda, las señales de tránsito y otros objetos de la vida cotidiana. Veamos estas imágenes:

por sus “componentes” y “formas” kinésicas se diferencia de su anterior y tampoco admite duda como
por sus “componentes” y “formas” kinésicas se diferencia de su anterior y tampoco admite duda como

y significa pare

por sus “componentes” y “formas” kinésicas se diferencia de su anterior y tampoco admite duda como

imagen:està en ingles

imagen: semaforo. sus colores significan :

rojo=pare amarillo=prevencion verde=avanzar

por sus “componentes” y “formas” kinésicas se diferencia de su anterior y tampoco admite duda como

Vemos la gran diferencia que hay entre estas dos herramientas: una se denomina llave inglesa que sirve para funcionar con tornillos: apretar, sacar, apretar; la otra imagen: es un martillo que sirve para: clavar clavos, sacar

clavos, golpear, etcétera. Ambas herramientas pertenecen a una clase de objetos herramientas de casa o taller- pero se distinguen por su función y cada una de sus funciones permite generar formas y contenidos kinésicos distintos. Cuando decimos funciones y contenidos nos referimos a las formas

que generan “apropiaciones” en la mano y en el cerebro de quien la usa, así

por lo tanto tendremos una ergonomía para agarrar uno y otro distintamente; estas distinciones permiten comprender que para cada herramienta hay un proceder.

En

el

caso

de

las

profesiones,

las

hay

también

distintas y generan

significaciones y comunicaciones precisas. Por ejemplo un docente o profesor quien con su pizarrón al fondo y su actitud muestra su papel de estar comunicando algo; un obrero con un taladro en mano, etc. Todos estos oficios se distinguen por su función y son visibles su significación y su comunicación en el instante en que los vemos. Téngase en cuenta su ropa, su actitud corporal, las herramientas que usan en sus oficios cotidianos, etc.

clavos, golpear, etcétera. Ambas herramientas pertenecen a una clase de objetos – herramientas de casa o
clavos, golpear, etcétera. Ambas herramientas pertenecen a una clase de objetos – herramientas de casa o

Estas unidades que nos permiten saber cómo usar, cómo comprender y

como están conformados los signos no verbales, se denominan “KINES” y

están ubicadas en el plano genético, biológico y psicológico de la cultura e historia social del individuo. Heredamos de la cultura, del medio social

donde nacemos prácticas, tradiciones y formas de “ver

el

mundo”

específicos que se distinguen de otros pueblos y sociedades.

Estos Kines están alojados en un repertorio, al igual que se hospeda el repertorio lingüístico cuando lo hemos creado: tenemos palabras, significados oraciones y expresiones en nuestro acervo lingüístico, de la misma manera poseemos un acervo no-verbal para usarlo cuando el contexto y la situación comunicativos así lo ameriten. Creamos palabras, modos para expresarlas, así mismo creamos gestos y formas para representarlos. Los kines están alineados, ordenados para ser enviados al exterior junto con la expresión NO VERBAL para que complementen la verbalidad o, en caso contrario, cumplan el rol de mensajes directos de tipo de COMUNICACIÓN NO VERBAL.

A veces no tenemos consciencia de qué acompaña a qué, si los signos no

verbales acompañan a la verbalidad (a las palabras) o viceversa. En todo

caso, ambos sistemas se apoyan para CREAR comunicación.

Hemos dicho atrás que los signos no verbales son un sistema articulado con forma y contenido- por su composición y además, contribuyen a crear sentido comprensión- en el sistema cultural de una comunidad. En este caso, los KINES son considerados un sistema paralingüístico porque va más allá de la palabra hablada, llega inclusive a reemplazarla… por eso

decimos: una imagen vale más que mil palabras. El cuerpo humano y la naturaleza misma son capaces de producir infinidad de kinesias y utilizarlas en los contextos que ameriten sus usuarios.

Se recomienda estudiar las competencias gestuales para dominar este

sistema de información, creación y producción constructiva de signos no

verbales. Esas competencias habría que precisarlas con el fin de conjuntar

y de explicar cuáles corresponden al inconsciente y cuáles al consciente,

dado que las primeras son causantes de “sorpresas” en la cultura porque

pueden ocasionar desajustes en la comunidad: chistes, burlas, conflictos,

que, en este caso, sí son y están en el orden y dominio de los usuarios para

el logro de los mensajes no-verbales y para crear cultura y orden social.

Se dice que el rostro puede producir unos 250.000 gestos distintos (Davis:

1984:77). Así, leer mensajes en el rostro es descubrir a los demás y a sí mismo en relación con ellos; es descubrir el “mundo ilimitado de kines”. Al hablar usamos la verbalidad, lo cual va acompañada de kinesia facial, manual, y corporal; lo extralingüístico se configura para dar sentido a los mensajes. El hablar con calma, mover las manos, adoptar una postura de paz cuando se habla acorde con el tema, y el manejo del rostro son pues kines que la COMUNICACIÓN NO VERBAL porta cada vez que hacemos uso de la comunicación.

Por otro lado, de hecho, la COMUNICACIÓN NO VERBAL es un sistema de comunicación que obliga a usar la conciencia entre los seres humanos, debido a que pertenecer a una comunidad, significa educarse ética, biológica, social y comunicativamente porque nuestros padres y nuestra

madre cultura nos dicen cómo hay que “aprender” y cómo hay que “enseñar”; igualmente aprendemos a ponernos de pie, cómo hablar, cómo caminar, qué mover, qué “gestualizar” y dónde y cuándo hacerlo. De hecho,

cuando nacemos es básico saber cómo aprender a cómo ayudarnos a andar, quién, inclusive, nos debe enseñar a caminar y hasta qué objetos pisar… Saber manejar conscientemente los signos no verbales es contribuir a la educación, es ser culto. Construir cultura a través de los signos no verbales, no significa saber más de las cosas y de sus signos, sino saber

de éstos, y cómo usarlos en los contextos de la vida, en nuestra cotidianidad.

El cuerpo no puede permanecer quieto ante el flujo de los mensajes y sus significados en

El cuerpo no puede permanecer quieto ante el flujo de los mensajes y sus significados en la comunicación. El entorno, el clima, el medio ambiente, los movimientos que también hace el receptor, juegan roles vitales para mostrar la efectividad de la COMUNICACIÓN NO VERBAL. Mentir, decir la verdad, a veces los gestos nos delatan; vivimos la experiencia de la expresión y el cuerpo con sus gestos es discurso. Esto quiere decir que la comunicación no es sólo palabra, es la importancia del uso de la no verbalidad.

También el cuerpo es mensaje, veamos: el cuerpo es idea cuando negamos o afirmamos con la
También el cuerpo es mensaje, veamos: el cuerpo es idea cuando
negamos o afirmamos con la cabeza o con los dedos. El cuerpo es
emotividad cuando damos un beso, es afectividad cuando abrazamos, es
sentimiento cuando observamos una pareja cogida de las manos; es
actitud cuando fruncimos el ceño o sonreímos [1] .

Capítulo 3: Alcances De La Comunicación No Verbal Y Su Relación Con La Cultura

Lección 7

Lección 9 La mirada y la sonrisa "expresión facial"

Características del sistema no verbal

Cuando se habla de sistema en la COMUNICACIÓN NO VERBAL queremos abarcar el proceso de comunicación relacionado con un riguroso orden, con una disciplina de las ciencias sociales, y, sobretodo, con características que se asocian y se relacionan entre kines. Sebastiá Serrano (1992: 83) menciona las siguientes características:

  • a) La

COMUNICACIÓN

NO

VERBAL

es

interdependiente

de

la

comunicación verbal.

 
  • b) Los

mensajes

de

la

COMUNICACIÓN

 

NO

VERBAL

tienen

más

significación que los verbales; las palabras a veces sobran.

c)

Cuando

hay

silencio,

o

cuando vemos una página en blanco, la

COMUNICACIÓN NO VERBAL es inevitable, porque siempre están los ojos, los labios y el rostro comunicando el vacío de la percepción. El contexto también apoya.

  • d) La función expresiva predomina en la COMUNICACIÓN NO VERBAL.

  • e) La COMUNICACIÓN NO VERBAL es distinta en cada cultura

Cuando se habla de sistema en la COMUNICACIÓN NO VERBAL queremos abarcar el proceso de comunicación relacionado con un riguroso orden, con una disciplina de las ciencias sociales, y, sobretodo, con características que se asocian y se relacionan entre kines. Sebastiá Serrano (1992: 83) menciona las siguientes características:

  • a) La

COMUNICACIÓN

 

NO

VERBAL

es

interdependiente

de

la

comunicación verbal.

 
  • b) Los

mensajes

de

la

COMUNICACIÓN

NO

VERBAL

tienen

más

significación que los verbales; las palabras a veces sobran.

 
  • c) Cuando

hay

silencio,

o

cuando

vemos

una

página

en

blanco,

la

COMUNICACIÓN NO VERBAL es inevitable, porque siempre están los ojos,

los labios y el rostro comunicando el vacío de la percepción. El contexto también apoya.

d) La función expresiva predomina en la COMUNICACIÓN NO VERBAL.

e) La COMUNICACIÓN NO VERBAL es distinta en cada cultura

f) Las respuestas gestuales a preguntas de la cultura de una comunidad como el saludo, despedidas, galanteos y gestos en el trabajo o en la escuela se convierten en ritos, llegan a ser obligatorios.

g) Las ceremonias religiosas, pedagógicas, políticas, comerciales y sexuales conforman un repertorio de muestras gestuales en la cultura de una comunidad.

h) El beso, la despedida, las muestras de cariño a los niños, el modo de llorar nuestros muertos, el hacer el amor, el estilo de pelar una fruta, el sentarse en el piso, taburete o silla, podrían ser elementos para una

taxonomía por hacer en la etnoeducación…

Lo anterior hay que asociarlo con el acto kinésico en un contexto donde se inscriban los gestos que da significado en la cultura. Es importante destacar la kinésica en el bus, taxi, en la sala, en la cocina, en la cama, en el aula, en la calle, en el campo, en la habitación, en la orilla de un río o mar, en la copa de un árbol, y entornos a los sitios en los cuales el contexto de una cultura significa.

Es normal, casi un deber, pensar antes de actuar; nos referimos a que cuando estemos en un lugar sepamos conscientemente cuales gestos usar. Así, por ejemplo, cuando llegamos a la iglesia nos persignamos o cuando llevamos puesto el sombrero y entramos a una casa nos lo quitamos como muestra de respeto.

De

esta

manera, el contexto

nos hace

producir kines de bienestar o de

 

malestar como experiencias comunicativas que salen del cuerpo prestas a

 

jugar

roles

comunicativos

de

importancia

cultural.

Es

así,

como

las

personas también significan en el contexto: las que recién conocemos las

tratamos con cautela, pero

las

conocidas les damos un

trato

lleno de

confianza.
confianza.

En el arte pictórico, las múltiples danzas, las literaturas y otras artes nos escenifican el carácter de sus diferencias gracias a que también poseen gestos dibujados, pintados, esculpidos, gestualizados y escritos, entre otros kines.

personas también significan en el contexto: las que recién conocemos las tratamos con cautela, pero las

Canasto de los indígenas Piapocos, pinta blanca encerrada en cuadrado negro: auri yavari o pata de

perro [1]

Los objetos físicos también comunican mensajes no Verbales

Los hay fríos y cálidos, unos lejanos y otros cercanos (proxémica); con formas y colores unos y otros afines, amables o agresivos a nuestras costumbres y tradiciones. Cada diferencia de objetos nos demuestra cómo los kines también se posan en los objetos marcándoles diferencias en su significación.

En el diseño industrial, el mango de la jarra (en el ejemplo visual) es un indicador de uso-agarre, ahí está la COMUNICACIÓN NO VERBAL

“hablando”. Obsérvese el botón de prender la cafetera en visible color rojo

ordenado proxémicamente para el dedo pulgar, la boca (orificio) por donde sale el líquido.

[1] Imagen tomada de la colección Geografía humana de Colombia, Tomo III volumen 2 Las artes

[1] Imagen tomada de la colección Geografía humana de Colombia, Tomo III volumen 2

Las artes plásticas occidentales son un arte que congela el gesto humano, pero parecería que no porque justo lo que nos está escenificando es la importancia del sujeto en la historia mediatizado por la capacidad y el talento para “dibujar” el gesto no verbal: la mirada o la actitud, la libertad o desnudez, la postura sedente en el vacío del espacio que se llena con su presencia kinésica.

[1] Imagen tomada de la colección Geografía humana de Colombia, Tomo III volumen 2 Las artes

Y en cuanto a las regiones, la COMUNICACIÓN NO VERBAL juega un rol distintivo en la cultura geográfica de Colombia: así, el territorio está marcado en kinesias que expresan y representan para los extraños que lo visitan un mensaje significativo y distintivo para cada grupo.

CARNAVAL DE BARRANQUILLA MUJER INDÍGENA CUNA HOMBRES EN LA MINAS DE SAL DE LA GUAJIRA El
CARNAVAL DE BARRANQUILLA MUJER INDÍGENA CUNA HOMBRES EN LA MINAS DE SAL DE LA GUAJIRA El

CARNAVAL DE BARRANQUILLA

MUJER INDÍGENA CUNA

CARNAVAL DE BARRANQUILLA MUJER INDÍGENA CUNA HOMBRES EN LA MINAS DE SAL DE LA GUAJIRA El

HOMBRES EN LA MINAS DE SAL DE LA GUAJIRA

El ser humano como algunos animales y ciertos objetos -y a veces sin explicación alguna- se arraigan en los territorios como si poseyeran un instinto kinésico, ese instinto es etológico y psicológico que se manifiesta en la cultura y su capacidad comunicativa es tan grande que da forma a una región, a una nación. Es así como en el territorio se dan relaciones sociales que dan fuerza para establecer fronteras y límites. Lo que queremos decir tiene que ver con el poder y el estatus que los individuos fundan en sus tierras como mecanismos de defensa e identidad con el espacio que habitan o con algún proyecto ideológico político.

Así mismo, en los espacios de la casa: la habitación matrimonial, la cocina, el estudio y la sala, los miembros empoderan espacios propios. Podemos

comprender el valor significativo que adquieren los objetos de acuerdo a la ubicación espacial, de acuerdo al poder que le imprime un individuo: el televisor de papá, el vaso del niño, la pala del campesino mayor, la olla de la negra matrona y la hamaca del abuelo.

“La proxémica es la disciplina que estudia el uso del espacio en las culturas y los procedimientos de delimitación territorial de naturaleza

comunicativa”. Antonio Muñoz Carrión Tomado de:

http://www.ucm.es/info/eurotheo/diccionario/C/comunicacion_corporal

Igualmente los grupos étnicos le imprimen significados particulares a cada espacio del lugar donde habitan, como la maloca:

comprender el valor significativo que adquieren los objetos de acuerdo a la ubicación espacial, de acuerdo

Organización del espacio interior de la Maloca YuKuna [1]

En este sentido, la COMUNICACIÓN NO VERBAL participa otorgando al contexto correlaciones de significado que la cultura, nuevamente va expresando de acuerdo a la comunidad que los usa. De acuerdo a la distribución que tienen los usuarios acerca del espacio y la relación proxémica que establecen con los objetos, de acuerdo a la carga emocional que le imprimen a éstos cuando los usan.

En cuanto a la apariencia física estamos de acuerdo que la kinésica y

 

proxémica también juegan en el sistema de comunicación extralingüístico un

 

papel fundamental en la cultura de una comunidad. Es así como el cuerpo es

sistema de signos: la belleza, la fealdad, ser alto o bajo, ser blanco o negro,

 

rubio o castaño, gordo o flaco, etcétera, son valoraciones que juega el

 

significado para persuadir, influir y modificar a los individuos. Esas diferencias

que hablan de una pluralidad en la cultura humana nos permiten comprender gran parte de nuestras creencias, aceptabilidades y formas de rechazo hacia

nuestros congéneres. En la vida urbana, sobretodo, las personas atractivas

 

son más favorables visualmente que las no atractivas; pueden conseguir

 

favores laborales, sexuales y políticos. Las mujeres hermosas son ejemplo de

ello.

 

[1] Imagen tomada de la colección Geografía humana de Colombia, Tomo VII,

volumen I

Página 7

Página 7
 

Página 8

Página 8

En el caso de la educación, un maestro que dicta su clase permitiéndoles a sus alumnos atractivos (físicamente hablando) la participación constante, recogerá afectos y respeto. Tradicionalmente hay profesores que les descargan desafectos y agresiones a estudiantes que son feos o que no preguntan alzando la mano o usando un gesto que él lee como descortés. Esto quiere decir que la COMUNICACIÓN NO VERBAL es una forma de comunicación muy importante y con mucho impacto en la sociedad y grupos humanos. Susan Sontag (1992: 45) dice que hay “una patología de la belleza cotidiana”; tener la cara limpia, uñas y cabello, la mujer transmite la pulcritud

desde muy temprana edad en oposición al varón; se pretende con esto ubicar a la COMUNICACIÓN NO VERBAL también como un sistema que evalúa el género.

El atractivo físico va abriendo caminos, rompiendo esquemas y haciendo de los mensajes una forma de aceptación o rechazo. Si estoy mal vestido la actitud del receptor hacia mí lo obligará a modificar su comportamiento comunicativo; exteriorizar, poner en el cuerpo externo mi ideal significa condicionar o encuadrar mis relaciones interpersonales. Así entonces, decimos que un hombre alto con respecto a uno bajo será mejor atendido; es que los mensajes de la COMUNICACIÓN NO VERBAL no se emiten solamente desde el cuerpo, desde los objetos, ni tampoco desde el mundo de la fauna y de la flora, sino también, desde los medios de comunicación que son los que envían estereotipos y con ellos configuraciones morfológicas del cuerpo y modas a través de revistas, televisión: telenovelas y reality show. De igual manera los comerciales a través de la radio, la televisión y la prensa “educan” indicándonos cómo debemos ser sanos y hábiles, cómo ser fuerte y poderoso y para ellas, cómo ser lindas y sumisas. ¿Los mass media nos hablan de cualidades indígenas, negras y gitanas para ser copiadas? ¿Por qué no?

La persuasión entonces está presente en la COMUNICACIÓN NO VERBAL junto con el contenido de los mensajes que nos invoca la atracción sexual, la

autoafirmación, la autonegación, la identificación individual y grupal y la pertenencia a un espacio estatus o rol, así nos atrevemos a formarnos juicios a priori de una persona sólo por el mero hecho de la región de donde procede, o también si es amiga de fulanito de tal, o si antes nos la han presentado vía telefónica, o si tiene la piel negra o amarilla o posee ojos azules. Es así como la COMUNICACIÓN NO VERBAL juega un rol importante otorgándonos signos no verbales preconcebidos que actúan dándonos significación y configurándonos la comunicación y por ende construimos respuestas condicionadas y también estereotipadas.

Comunicación no verbal

autoafirmación, la autonegación, la identificación individual y grupal y la pertenencia a un espacio estatus o

La autoimagen es también un asunto psicocultural de la COMUNICACIÓN NO VERBAL; vernos a nosotros mismos con base en un ideal cultural, espiritual y estético dominante en la sociedad nos hace autosatisfacernos con nuestro propio cuerpo… todo esto nos lleva a considerar que las expresiones no verbales configuran nuestra cotidianidad y es un hecho que se da en todas las sociedades y culturas, pero que sabemos, en cada una es distinta y diversa.

De

otro

lado

en

cuanto al

rostro, se

ha

determinado por parte de los

semiólogos de la cultura como Lotman, Eco y Levi-Strauss entre otros, quienes dicen que es la zona más rica en significaciones no verbales; el rostro no es sólo un canal sino también un emisor, porque expresa mensajes con significados. El rostro dice si estoy sano o enfermo, si puedo hablarle a alguien o no, si abro o cierro una comunicación, si estoy en un velorio o en una fiesta. La cara es la primera fuente de información para construir juicios.

Y

en

el

rostro

se

construye

la

mirada como un “escenario” rico en

significaciones NO VERBALES de la COMUNICACIÓN NO VERBAL en el que

se esconden sentimientos, actitudes, emociones: hay miradas amorosas, inocentes, juguetonas, triviales, coquetas, sexuales, atrevidas, impertinentes, secretas, cómplices… que intensifican una relación interpersonal. Entonces el rostro puede ser máscara y es el ojo el centro de la COMUNICACIÓN NO VERBAL.

se esconden sentimientos, actitudes, emociones: hay miradas amorosas, inocentes, juguetonas, triviales, coquetas, sexuales, atrevidas, impertinentes, secretas

Los psicólogos y psiquiatras han reconocido hace ya mucho tiempo, que la forma de moverse de una persona proporciona indicaciones sobre su carácter, sus emociones y sus reacciones hacia la gente que lo rodea. Mucha gente, cuando se entera que la comunicación no verbal es una vía de comunicación, toma conciencia de sí misma y esto se convierte en un problema. Piénsese que puede significar para una persona consciente de la importancia de la comunicación no verbal para dar señales de sus sentimientos, cuando habla con un psicólogo al que atribuye una especial capacidad lectora de esas señales.

Uno puede enfrentarse ante la comunicación no verbal, al menos de tres formas (puede haber más). Uno puede intentar inhibir cada uno de la comunicación no verbal que, de acuerdo a su conocimiento o creencia, significan algo en la interacción que no quiere que se note o sepa. Este comportamiento supondría iniciar cada interacción con mucha tensión, o de una forma poco expresiva. Uno también puede sentirse liberado al reconocer cómo deja traslucir sus emociones, darse cuenta de que la gente conoce acerca de uno intuitivamente, mucho más de lo que uno mismo es capaz de decir en palabras acerca de cómo se siente. Y por último, uno

puede sentirse simplemente despreocupado, al tomar conciencia de que es inevitable comunicar algo, que ese algo se capta sobre todo, intuitivamente, y que en realidad nadie mantiene una interacción pendiente de fijarse en cada comportamiento no verbal y analizar su significado, a no ser que sea un movimiento realmente inusitado.

No esta tan desarrollada la investigación no verbal como para poder hacer afirmaciones claras en forma de recetas, respecto al significado emocional indudable de cada comportamiento no verbal, pero estos si dan señales y son expresión de intenciones emocionales, de ahí la importancia para un psicólogo de comprender su papel en la interacción.

El análisis de la comunicación no verbal requiere al menos tener en cuenta tres criterios básicos:

1.- Cada comportamiento no verbal está ineludiblemente asociado al conjunto de la comunicación de la persona. Incluso un solo gesto es interpretado en su conjunto, no como algo aislado por los miembros de la interacción. Si es un gesto único asume su significado en cuanto gesto y en un cuanto que no hay más gestos.

2.- La interpretación de los movimientos no verbales se debe hace en cuanto a su congruencia con la comunicación verbal. Normalmente la intención emocional se deja traslucir por los movimientos no verbales, e intuitivamente somos capaces de sentir la incongruencia entre estos y lo que verbalmente se nos dice. La comunicación no verbal necesita ser congruente con la comunicación verbal y viceversa, para que la comunicación total resulte comprensible y sincera.

3.- El último criterio de interpretación del sentido de la comunicación no

verbal, es la necesidad contexto comunicacional.

de situar cada comportamiento no verbal en su

No se pretende enseñara a interpretar la comunicación no verbal, sino a tomar conciencia de su importancia en la interacción. Todo el mundo tiende a interpretar lo que el otro ha querido realmente decir. El estudio de la

comunicación no verbal puede generar la sensación de que se está más capacitado para acertar. Con esto se puede ceder ante la tentación de interpretar cada gesto, e incluso se puede lograr captar pistas del comportamiento de los otros. Pero, cuidado, hay que ser consciente, que por mucho habilidad que se tenga en la observación de los otros, y un psicólogo debe desarrollarla al menos cuanto está trabajando, es necesario ser muy cauto en cualquier interpretación. La comunicación humana es extremadamente compleja (no tiene reglas fijas y simples), y en ausencia de reglas claras, todos tenemos tendencia a ver solamente lo que queremos ver, y prestar atención a lo que nos interesa. Esto no debe negar, que si después de la práctica y la experiencia, somos capaces de sentir intuiciones sobre las intenciones emocionales de alguien, nos dejemos llevar por esa intuición, sobre todo si somos capaces de especificar que movimientos corporales nos ha llevado a esa intuición.

Existen tres ámbitos de estudio de la comunicación no verbal: kinesia, paralingüística y proxémica. La kinesia se ocupa de la comunicación no verbal expresada a través de los movimientos del cuerpo. La paralingüística estudia el comportamiento no verbal expresado en la voz. La proxémica se encarga de estudiar el comportamiento no verbal relacionado con el espacio personal.

El estudio de los movimientos kinésicos se ha hecho aislando cada uno de los posibles ámbitos de comportamiento kinésico, y estudiando sus expresiones comunicaciones por separado. Así se las principales fuentes de comportamiento kinésico estudiadas han sido: la postura corporal, los gestos, la expresión facial, la mirada y la sonrisa.

Kinésica

Postura corporal

La postura es la disposición del cuerpo o sus partes en relación con un sistema de referencia que puede ser, bien la orientación de un elemento del cuerpo con otro elemento o con el cuerpo en su conjunto, bien en relación a otro cuerpo. En la interacción son

susceptibles de ser interpretadas las señales que provienen de la posición, de la orientación o del movimiento del cuerpo.

Las posiciones corporales se definen por la disposición del cuerpo a aceptar a otros en la interacción. Así se habla de posiciones más abiertas o más cerradas. Una posición abierta implica que brazos y piernas no separan a un interlocutor de otro, la posición cerrada implicaría utilizar las piernas, brazos o manos bien en forma de protección bien del propio cuerpo bien en forma sirva de barrera para que otro se introduzca en una interacción que mantenemos (por ejemplo son posiciones cerradas cruzarse de brazos, o sentarse para hablar con alguien, de forma que las piernas hagan una barrera que dificulte la entrada de otra persona, simbólicamente.). Como vemos la posición da señales que indican los dispuestos que estamos a recibir, a interaccionar, con los otros.

La orientación es el ángulo con el que el cuerpo está dirigido a los demás (uno puede ponerse frente a frente, en ángulo recto, o de espaldas). Cuánto más de frente se sitúa una persona hacia los demás, mayor será el nivel de implicación. Por otra parte se ha observado, que cuando las personas esperan competir, generalmente se sientan enfrente; si esperan cooperar, lo hacen una al lado de la otra, mientras que para conversar normalmente lo hacen en ángulo recto. El ángulo de la postura al sentarse puede disuadir la aproximación de otros, ya que, por ejemplo, éstos serán más recios a tener que pasar por encima de unas piernas estiradas para acercarse a una persona o introducirse en la conversación de dos personas o un grupo. El ángulo de orientación puede regular el grado de intimidad de una conversación. Por otra parte hay tendencia a mostrar una orientación directa

hacia el otro, no sólo cuando más nos agrada sino también cuando más amenazante no resultado. Por el contrario, nuestra orientación tiende a ser menos directa cuando tenemos intención de no continuar la interacción, cuando la persona no nos agrada o cuando la percibimos como alguien inferior o poco peligroso (ver más sobre orientación en proxémica).

El movimiento del cuerpo puede transmitir energía y dinamismo durante la interacción, si bien cuando este movimiento es incongruente con el contenido verbal o el contexto comunicacional, normalmente tiene el efecto de distraer la atención del interlocutor. En este sentido, un exceso de movimiento incongruente puede producir impresión de inquietud, o nerviosismo, mientras que la escasez de movimiento incongruente puede transmitir una impresión de excesiva formalidad.

Los gestos

El

gesto

es

el

movimiento

corporal

propio

de

las

articulaciones,

principalmente de los movimientos corporales realizados con las manos, brazos y cabeza. El gesto se diferencia de la gesticulación. La gesticulación es un movimiento anárquico, artificioso e inexpresivo.

Se han identificado o clasificado cinco tipos de gestos: a) gestos emblemáticos o emblemas, b) gestos ilustrativos o ilustradores, c) gestos que expresan estados emotivos o patógrafos, d) gestos reguladores de la interacción, y e) gestos de adaptación o adaptadores ..

a) Gestos emblemáticos o emblemas

:

Son señales emitidas

intencionalmente. Su significado es específico y muy claro, ya que el gesto representa una palabra o conjunto de palabras bien conocidas. Por lo tanto, son gestos traducibles directamente en palabras. Ejemplo serían

agitar la

mano

en

señal de despedida o

sacar el pulgar hacia arriba

indicando OK.

 

b) Gestos ilustrativos o ilustradores : Se producen durante la comunicación

verbal. Sirven para ilustrar lo que se está diciendo. Son gestos conscientes que varían en gran medida en función de la cultura. Son gestos unidos al lenguaje, pero a diferencia de los emblemas, no tiene un significado directamente traducible, la palabra a la que van unidos no les da su significado. Este tipo de gesto sirve a esa palabra no la significa. La forma de servirla reside en su capacidad para recalcar lo que se dice, enfatizar o imponer un ritmo a la palabra que esta por sí no tendría. Cualquier tipo de movimiento corporal que desempeña un papel auxiliar en la comunicación no verbal, es un ilustrador.

c) Gestos que expresan estados emotivos o patógrafos : Este tipo de gesto cumple un papel similar a los ilustradores y por ello se pueden confundir. Es similar en el sentido en que también acompañan a la palabra, y le confieren un mayor dinamismo. Pero difieren en que este tipo de gestos reflejan el estado emotivo de la persona, mientras que el ilustrador es emocionalmente neutro. En este sentido, el ilustrador constituye una forma de expresar cultural, mientras que el patógrafo es resultado del estado emocional del momento. A través de este tipo de gestos se expresan la ansiedad o tensión del momento, muecas de dolor, triunfo y alegría, etc.

  • d) Gestos reguladores de la interacción : Son movimientos producidos por

quién habla o por quién escucha, con la finalidad de regular las intervenciones en la interacción. Son signos para tomar el relevo en la conversación, que tienen también un importante papel al inicio o finalización de la interacción (p.e. darse la mano en el saludo o la despedida). Pueden ser utilizados para frenar o acelerar al interlocutor, indicar que debe continuar o darle a entender que debe ceder su turno de palabra. Los gestos reguladores más frecuentes son las indicaciones de cabeza y la mirada fija. Las inclinaciones rápidas de cabeza llevan el mensaje de apresurarse y acabar de hablar, mientras que las lentas piden que el interlocutor continúe e indican al oyente que le parece interesante y le gusta lo que se está diciendo.

  • e) Gestos de adaptación o adaptadores : Son gestos utilizados para manjar

emociones que no queremos expresar. Se utilizan cuando nuestra estado de ánimo es incompatible con la situación interaccional particular, de forma que tenemos no podemos expresar nuestras emociones reales directamente con la intensidad con la que realmente las sentimos. Ante esta situación se produce un situación incómoda, que necesitamos controlar, y es cuando aparece el gesto como una forma de adaptarnos a esa situación. Gestos de este tipo son pasarse los dedos por el cuello de la camisa cuando nos sentimos ahogados por la tensión de la situación, o cepillarnos el pelo cuando nos sentimos nerviosos.

Expresión facial

La expresión facial es el medio más rico e importante para expresar emociones y estados de ánimo, junto con la mirada. Principalmente, y aparte de la expresión de emociones, la expresión facial se utiliza para dos cosas: para regular la interacción, y para reforzar al receptor. No toda la comunicación que se transmite a través de la expresión facial es susceptible de ser percibida por el interlocutor conscientemente, sin embargo si se sabe que las impresiones que obtenemos de los otros están influidas también por los movimientos imperceptibles de la comunicación verbal del otro. Así observamos que tienen tanta importancia para la transmisión emocional y la captación de impresiones y juicios del otro, los movimientos faciales perceptibles (cambio de posición de las cejas, de los músculos faciales, de la boca, etc.) como de los imperceptibles (contracción pupilar, ligera sudoración). Por otra parte se trata de movimientos muy difíciles de controlar.

Los estudios realizados sobre como percibimos a los demás a partir de su expresión facial, han intentado describir los rasgos fisonómicos de algunas emociones. Estas investigaciones no han podido demostrar que existan movimientos característicos de los músculos fáciles específicos para cada

una de las emociones. Sin embargo si se ha podido concluir lo siguiente:

  • a) a) Para una misma mímica existe un amplio abanico de interpretaciones

que se confirman unas a otras de forma muy coherente.

  • b) b) Si para cada palabra del vocabulario de los sentimientos intentamos

encontrar una manifestación facial correspondiente, en algunos casos la encontramos muy fácilmente y en otros con gran dificultad.

  • c) c) Hay un número limitado de emociones que la mayoría de nosotros

puede reconocer con cierta fiabilidad.

La investigación ha determinado la existencia de seis expresiones faciales principales, las cuáles son indicadores de emociones como: alegría, tristeza, asco, enfado, temor e interés. Son prácticamente las únicas emociones que tienen probabilidad de ser reconocidas por la mayoría de nosotros cuando las vemos expresadas en los demás. Sin embargo la gente evalúa rasgos como la criminalidad en función de la expresión de la cara.

Por otra parte, la expresión facial sirve para comunicar otras muchas cosas no tan universales, y que dependen del contexto y del estado emocional de la interacción. Así se ha observado que la expresión facial la utilizamos para comunicar cosas como:

Estoy encantado de verte (rápido movimiento de subida y bajada de las cejas acompañado de una sonrisa) Expresar nuestro actual estado de ánimo Indicar atención hacia otros Nuestro disgusto por ver a alguien Qué estamos de broma (una deja levantada y una mueca en la boca) Qué estamos escuchando (cabeza inclinada de lado) Qué alguien ha dicho algo fuera de lugar, un reproche Sirven para reforzar la comunicación verbal (si una madre regaña a su hijo, con la expresión facial le informa de la intensidad y veracidad

de su enfado)

Queda claro que la función principal de la expresión facial es la expresión de emociones, pero además también comunicamos sobre la intensidad de las mismas. Pero la expresión facial también ha sido estudiada como medio de expresión de la personalidad, de las actitudes hacia los demás, la atracción sexual y el atractivo personal, el deseo de comunicarse o iniciar una interacción y el grado de expresividad durante la comunicación.

Expresión facial

Queda claro que la función principal de la expresión facial es la expresión de emociones, pero además también comunicamos sobre la intensidad de las mismas. Pero la expresión facial también ha sido estudiada como medio de expresión de la personalidad, de las actitudes hacia los demás, la atracción sexual y el atractivo personal, el deseo de comunicarse o iniciar una interacción y el grado de expresividad durante la comunicación.

La expresión facial está en continuo cambio durante la comunicación. Entre los cambios que las nuevas técnicas de investigación nos han permitido identificar podemos citar las denominadas expresiones faciales

„micromomentáneas‟. Su duración es de una fracción de segundo y suelen

reflejar los verdaderos sentimientos de una persona. Por ejemplo, una persona puede estar diciendo que está encantada de ver a alguien y quizá incluso sonría, pero su verdadera actitud se reflejará en una expresión

micromomentánea

La mirada se estudia aisladamente, aunque forma parte de la expresión facial por la gran importancia que tiene en la comunicación no verbal por si sola. Se le atribuyen un importantísimo papel en la percepción y expresión del mundo psicológico. La variedad de movimientos posibles que podemos

llevar a cabo con los ojos y su área próxima resulta ínfima si la comparamos con la de las expresiones faciales. Sin embargo, una elevación de cejas, por ejemplo, es un acto físico localizado, que nace y muere en un área física localizada. La mirada, aunque ubicada y originada en los ojos, no muere en ellos, va más allá. Esa capacidad de proyección es la que confiere tanta importancia a la mirada.

El estudio de la mirada contempla diferentes aspectos, entre los más relevantes se encuentran: la dilatación de las pupilas, el número de veces que se parpadea por minuto, el contacto ocular, la forma de mirar.

La mirada cumple varias funciones en la interacción, las más relevantes son estas:

a) Regula el acto comunicativo: con la mirada podemos indicar que el contenido de una interacción nos interesa, evitando el silencio.

b) Fuente de información: la mirada se utiliza para obtener información. Las personas miran mientras escuchan para obtener una información visual que complemente la información auditiva

c) Expresión de emociones: podemos leer el rostro de otra persona sin mirarla a los ojos, pero cuando los ojos se encuentran, no solamente sabemos cómo se siente el otro, sino que él sabe que nosotros conocemos su estado de ánimo. Asociamos diversos movimientos de los ojos con una amplia gama de expresiones humanas.

d)

Comunicadora

de

la

naturaleza

de

la

relación

interpersonal: al

encontrarse

las miradas

se dice

el

tipo de

relación que mantienen, del

mismo modo que la intención de que no se encuentren

La mirada se estudia aisladamente, aunque forma parte de la expresión facial por la gran importancia que tiene en la comunicación no verbal por

si sola. Se le atribuyen un importantísimo papel en la percepción y expresión del mundo psicológico. La variedad de movimientos posibles que podemos llevar a cabo con los ojos y su área próxima resulta ínfima si la comparamos con la de las expresiones faciales. Sin embargo, una elevación de cejas, por ejemplo, es un acto físico localizado, que nace y muere en un área física localizada. La mirada, aunque ubicada y originada en los ojos, no muere en ellos, va más allá. Esa capacidad de proyección es la que confiere tanta importancia a la mirada.

El estudio de la mirada contempla diferentes aspectos, entre los más relevantes se encuentran: la dilatación de las pupilas, el número de veces que se parpadea por minuto, el contacto ocular, la forma de mirar.

La mirada cumple varias funciones en la interacción, las más relevantes son estas:

a) Regula el acto comunicativo: con la mirada podemos indicar que el contenido de una interacción nos interesa, evitando el silencio.

b) Fuente de información: la mirada se utiliza para obtener información. Las personas miran mientras escuchan para obtener una información visual que complemente la información auditiva

c) Expresión de emociones: podemos leer el rostro de otra persona sin mirarla a los ojos, pero cuando los ojos se encuentran, no solamente sabemos cómo se siente el otro, sino que él sabe que nosotros conocemos su estado de ánimo. Asociamos diversos movimientos de los ojos con una amplia gama de expresiones humanas.

d) Comunicadora de la naturaleza

de

la

relación interpersonal: al

encontrarse las miradas se dice el tipo de relación que mantienen, del

mismo modo que la intención de que no se encuentren

La mirada

La dilatación de las pupilas es un indicador de interés y atractivo. Nuestras pupilas se dilatan cuando vemos algo interesante. Además nos gustan más las personas que tienen pupilas dilatadas que las que tienen pupilas contraídas. De esta forma no sólo se puede establecer la actitud de una persona hacia algo, ya que cuanto más favorable se la actitud mayor será la dilatación de las pupilas, sino que es posible evaluar los cambios de actitudes a través del tiempo mediante los cambios paralelos en las respuestas de las pupilas. La fiabilidad de estas medidas tiene que ver con el hecho de que no podemos controlar conscientemente la conducta de nuestras pupilas.

El número de veces que se parpadea por minuto está relacionado con la tranquilidad y el nerviosismo. Cuánto más parpadea una persona, más inquieta se siente.

El contacto ocular consiste en la mirada que una persona dirige a la mirada de otra. Aquí se estudian dos aspectos: la frecuencia con la que miramos al otro, y el mantenimiento del contacto ocular. El feedback es muy importante cuando dos personas hablan entre sí. Los que hablan necesitan tener la seguridad de que alguien los escucha, y los que escuchan necesitan sentir que su atención es tenida en cuenta y que el que habla se dirige directamente a ellos. Ambos requisitos se cumplen con un adecuado uso del contacto ocular. Por otra parte, la disposición de una persona a brindar oportunidades de contacto ocular suele revelar sus actitudes con respecto a ella. Las personas que se agradan mutuamente mantienen mucho más contacto mirar a los otros sólo fugaz y ocasionalmente impide recibir retroalimentación, reduce la credibilidad del emisor y da lugar a que se atribuyan a éste características negativas ocular, que las que no se gustan.

La frecuencia

con

la

que

miramos al otro

es

un

indicador de interés,

agrado o sinceridad. La evitación de la mirada o el

La frecuencia de la mirada al otro aumenta cuando:

cuando están muy separados entre sí

cuando están hablando de temas impersonales o sencillos

cuando está interesada por el otro y sus reacciones

cuando ama o le gusta la otra persona

cuando intenta dominar o influir al otro

si es extrovertido

si depende de la otra persona y ésta no da señal de respuesta

La frecuencia con la que miramos al otro disminuye cuando:

si están muy juntos

si están discutiendo un asunto íntimo o difícil

si no está interesada en las reacciones de la otra persona

si no le gusta la otra persona

si el que mira tiene un status superior

si es un introvertido

si padece ciertas formas de enfermedad mental

Por otra parte se mira más cuando se escucha que cuando se habla, pero además el contacto ocular indica el final de una intervención, como si la persona que habla le pasara el relevo a la otra.

La sonrisa

Normalmente la sonrisa se utiliza para expresar simpatía, alegría o felicidad. La sonrisa se puede utilizar para hacer que las situaciones de tensión sean más llevaderas. Una sonrisa atrae la sonrisa de los demás y es una forma de relajar la tensión. Por otra parte, la sonrisa tiene un efecto terapéutico. Se ha observado que cuando se le pedía a personas que se sentían deprimidas o pesimistas, que imitaran la sonrisa de los demás, declaraban sentirse más felices. La sonrisa está, además, influida por el poder que tiene lugar en una relación.

Aquí aparece un link para ir a esta dirección y ver sobre comunicación no verbal http://es.wikipedia.org/wiki/Comunicaci%C3%B3n_no_verbal de wikipedia.

COMUNICACIÓN NO VERBAL

Los psicólogos y psiquiatras han reconocido hace ya mucho tiempo, que la forma de moverse de una persona proporciona indicaciones sobre su carácter, sus emociones y sus reacciones hacia la gente que lo rodea. Mucha gente, cuando se entera que la comunicación no verbal es una vía de comunicación, toma conciencia de sí misma y esto se convierte en un problema. Piénsese que puede significar para una persona consciente de la importancia de la comunicación no verbal para dar señales de sus sentimientos, cuando habla con un psicólogo al que atribuye una especial capacidad lectora de esas señales.

Uno puede enfrentarse ante la comunicación no verbal, al menos de tres formas (puede haber más). Uno puede intentar inhibir cada uno de la comunicación no verbal que, de acuerdo a su conocimiento o creencia, significan algo en la interacción que no quiere que se note o sepa. Este comportamiento supondría iniciar cada interacción con mucha tensión, o de una forma poco expresiva. Uno también puede sentirse liberado al reconocer cómo deja traslucir sus emociones, darse cuenta de que la gente conoce acerca de uno intuitivamente, mucho más de lo que uno mismo es capaz de decir en palabras acerca de cómo se siente. Y por último, uno puede sentirse

simplemente despreocupado, al tomar conciencia de que es inevitable comunicar algo, que ese algo se capta sobre todo, intuitivamente, y que en realidad nadie mantiene una interacción pendiente de fijarse en cada comportamiento no verbal y analizar su significado, a no ser que sea un movimiento realmente inusitado.

No esta tan desarrollada la investigación no verbal como para poder hacer afirmaciones claras en forma de recetas, respecto al significado emocional indudable de cada comportamiento no verbal, pero estos si dan señales y son expresión de intenciones emocionales, de ahí la importancia para un psicólogo de comprender su papel en la interacción.

El análisis de la comunicación no cuenta tres criterios básicos:

verbal requiere al menos tener en

1.- Cada comportamiento no verbal está ineludiblemente asociado al conjunto de la comunicación de la persona. Incluso un solo gesto es interpretado en su conjunto, no como algo aislado por los miembros de la interacción. Si es un gesto único asume su significado en cuanto gesto y en un cuanto que no hay más gestos.

2.- La interpretación de los movimientos no verbales se debe hace en cuanto a su congruencia con la comunicación verbal. Normalmente la intención emocional se deja traslucir por los movimientos no verbales, e intuitivamente somos capaces de sentir la incongruencia entre estos y lo que verbalmente se nos dice. La comunicación no verbal necesita ser congruente con la comunicación verbal y viceversa, para que la comunicación total resulte comprensible y sincera.

3.- El último criterio de interpretación del sentido de la comunicación no verbal, es la necesidad de situar cada comportamiento no verbal en su contexto comunicacional.

No se pretende enseñara a interpretar la comunicación no verbal, sino a tomar conciencia de su importancia en la interacción. Todo el mundo tiende a

interpretar lo que el otro ha querido realmente decir. El estudio de la comunicación no verbal puede generar la sensación de que se está más capacitado para acertar. Con esto se puede ceder ante la tentación de interpretar cada gesto, e incluso se puede lograr captar pistas del comportamiento de los otros. Pero, cuidado, hay que ser consciente, que por mucho habilidad que se tenga en la observación de los otros, y un psicólogo debe desarrollarla al menos cuanto está trabajando, es necesario ser muy cauto en cualquier interpretación. La comunicación humana es extremadamente compleja (no tiene reglas fijas y simples), y en ausencia de reglas claras, todos tenemos tendencia a ver solamente lo que queremos ver, y prestar atención a lo que nos interesa. Esto no debe negar, que si después de la práctica y la experiencia, somos capaces de sentir intuiciones sobre las intenciones emocionales de alguien, nos dejemos llevar por esa intuición, sobre todo si somos capaces de especificar que movimientos corporales nos ha llevado a esa intuición.

Existen tres ámbitos de estudio de la comunicación no verbal: kinesia, paralingüística y proxémica. La kinesia se ocupa de la comunicación no verbal expresada a través de los movimientos del cuerpo. La paralingüística estudia el comportamiento no verbal expresado en la voz. La proxémica se encarga de estudiar el comportamiento no verbal relacionado con el espacio personal.

Postura corporal

Kinesia

El estudio de los movimientos kinésicos se ha hecho aislando cada uno de los posibles ámbitos de comportamiento kinésico, y estudiando sus expresiones comunicaciones por separado. Así se las principales fuentes de comportamiento kinésico estudiadas han sido: la postura corporal, los gestos, la expresión facial, la mirada y la sonrisa.

La postura es la disposición del cuerpo o sus partes en relación con un sistema de referencia que puede ser, bien la orientación de un elemento del cuerpo con otro elemento o con el cuerpo en su conjunto, bien en relación a otro cuerpo. En la interacción son susceptibles de ser interpretadas las señales que provienen de la posición, de la orientación o del movimiento del cuerpo.

Las posiciones corporales se definen por la disposición del cuerpo a aceptar a otros en la interacción. Así se habla de posiciones más abiertas o más cerradas. Una posición abierta implica que brazos y piernas no separan a un interlocutor de otro, la posición cerrada implicaría utilizar las piernas, brazos o manos bien en forma de protección bien del propio cuerpo bien en forma sirva de barrera para que otro se introduzca en una interacción que mantenemos (por ejemplo son posiciones cerradas cruzarse de brazos, o sentarse para hablar con alguien, de forma que las piernas hagan una barrera que dificulte la entrada de otra persona, simbólicamente.). Como vemos la posición da señales que indican los dispuestos que estamos a recibir, a interaccionar, con los otros.

La orientación es el ángulo con el que el cuerpo está dirigido a los demás (uno puede ponerse frente a frente, en ángulo recto, o de espaldas). Cuánto más de frente se sitúa una persona hacia los demás, mayor será el nivel de implicación. Por otra parte se ha observado, que cuando las personas esperan competir, generalmente se sientan enfrente; si esperan cooperar, lo hacen una al lado de la otra, mientras que para conversar normalmente lo hacen en ángulo recto. El ángulo de la postura al sentarse puede disuadir la aproximación de otros, ya que, por ejemplo, éstos serán más recios a tener que pasar por encima de unas piernas estiradas para acercarse a una persona o introducirse en la conversación de dos personas o un grupo. El ángulo de orientación puede regular el grado de intimidad de una conversación. Por otra parte hay tendencia a mostrar una orientación directa hacia el otro, no sólo cuando más nos agrada sino también cuando más amenazante no resultado. Por el contrario, nuestra orientación tiende a ser menos directa cuando tenemos intención de no continuar la interacción, cuando la persona no nos agrada o cuando la percibimos como alguien inferior o poco peligroso (ver más sobre orientación en proxémica).

El movimiento del cuerpo puede transmitir energía y dinamismo durante la interacción, si bien cuando este movimiento es incongruente con el contenido verbal o el contexto comunicacional, normalmente tiene el efecto de distraer la atención del interlocutor. En este sentido, un exceso de movimiento incongruente puede producir impresión de inquietud, o nerviosismo, mientras que la escasez de movimiento incongruente puede transmitir una impresión de excesiva formalidad.

Los gestos

El

gesto

es

el

movimiento

corporal

propio de las articulaciones,

principalmente de los movimientos corporales realizados con las manos, brazos y cabeza. El gesto se diferencia de la gesticulación. La gesticulación es un movimiento anárquico, artificioso e inexpresivo.

Se

han

identificado

o

clasificado

cinco

tipos

de

gestos:

a)

gestos

emblemáticos o emblemas, b) gestos ilustrativos o ilustradores, c) gestos que expresan estados emotivos o patógrafos, d) gestos reguladores de la interacción, y e) gestos de adaptación o adaptadores.

  • a) Gestos emblemáticos o emblemas: Son señales emitidas intencionalmente. Su significado es específico y muy claro, ya que el gesto representa una palabra o conjunto de palabras bien conocidas. Por lo tanto, son gestos traducibles directamente en palabras. Ejemplo serían agitar la mano en señal de despedida o sacar el pulgar hacia arriba indicando OK.

  • b) Gestos ilustrativos o ilustradores: Se producen durante la comunicación verbal. Sirven para ilustrar lo que se está diciendo. Son gestos conscientes que varían en gran medida en función de la cultura. Son gestos unidos al lenguaje, pero a diferencia de los emblemas, no tiene un significado directamente traducible, la palabra a la que van unidos no les da su significado. Este tipo de gesto sirve a esa palabra no la significa. La forma de servirla reside en su capacidad para recalcar lo que se dice, enfatizar o imponer un ritmo a la palabra que esta por sí no tendría. Cualquier tipo de movimiento corporal que desempeña un papel auxiliar en la comunicación no verbal, es un ilustrador.

  • c) Gestos que expresan estados emotivos o patógrafos: Este tipo de gesto cumple un papel similar a los ilustradores y por ello se pueden confundir. Es similar en el sentido en que también acompañan a la palabra, y le confieren un mayor dinamismo. Pero difieren en que este tipo de gestos reflejan el estado emotivo de la persona, mientras que el ilustrador es emocionalmente neutro. En este sentido, el ilustrador

constituye una forma de expresar cultural, mientras que el patógrafo es resultado del estado emocional del momento. A través de este tipo de gestos se expresan la ansiedad o tensión del momento, muecas de dolor, triunfo y alegría, etc.

  • d) Gestos reguladores de la interacción: Son movimientos producidos por quién habla o por quién escucha, con la finalidad de regular las intervenciones en la interacción. Son signos para tomar el relevo en la conversación, que tienen también un importante papel al inicio o finalización de la interacción (p.e. darse la mano en el saludo o la despedida). Pueden ser utilizados para frenar o acelerar al interlocutor, indicar que debe continuar o darle a entender que debe ceder su turno de palabra. Los gestos reguladores más frecuentes son las indicaciones de cabeza y la mirada fija. Las inclinaciones rápidas de cabeza llevan el mensaje de apresurarse y acabar de hablar, mientras que las lentas piden que el interlocutor continúe e indican al oyente que le parece interesante y le gusta lo que se está diciendo.

  • e) Gestos de adaptación o adaptadores: Son gestos utilizados para manjar emociones que no queremos expresar. Se utilizan cuando nuestra estado de ánimo es incompatible con la situación interaccional particular, de forma que tenemos no podemos expresar nuestras emociones reales directamente con la intensidad con la que realmente las sentimos. Ante esta situación se produce un situación incómoda, que necesitamos controlar, y es cuando aparece el gesto como una forma de adaptarnos a esa situación. Gestos de este tipo son pasarse los dedos por el cuello de la camisa cuando nos sentimos ahogados por la tensión de la situación, o cepillarnos el pelo cuando nos sentimos nerviosos.

2) Expresión facial

La expresión facial es el medio más rico e importante para expresar emociones y estados de ánimo, junto con la mirada. Principalmente, y aparte de la expresión de emociones, la expresión facial se utiliza para dos cosas: para regular la interacción, y para reforzar al receptor. No toda la comunicación que se transmite a través de la expresión facial es susceptible de ser percibida por el interlocutor conscientemente, sin embargo si se sabe que las impresiones que obtenemos de los otros están influidas también por los movimientos imperceptibles de la comunicación verbal del otro. Así observamos que tienen tanta importancia para la transmisión emocional y la captación de impresiones y juicios del otro, los movimientos faciales perceptibles (cambio de posición de las cejas, de los músculos faciales, de la boca, etc.) como de los imperceptibles (contracción pupilar, ligera sudoración). Por otra parte se trata de movimientos muy difíciles de controlar.

Los estudios realizados sobre como percibimos a los demás a partir de su expresión facial, han intentado describir los rasgos fisonómicos de algunas emociones. Estas investigaciones no han podido demostrar que existan movimientos característicos de los músculos fáciles específicos para cada una de las emociones. Sin embargo si se ha podido concluir lo siguiente:

a)

a)

Para

una

misma

mímica

existe

un

amplio abanico de

interpretaciones que se confirman unas a otras de forma muy coherente.

b)

b)

Si para cada palabra del vocabulario de los sentimientos intentamos

c)

encontrar una manifestación facial correspondiente, en algunos casos la encontramos muy fácilmente y en otros con gran dificultad. c) Hay un número limitado de emociones que la mayoría de nosotros puede reconocer con cierta fiabilidad.

La investigación ha determinado la existencia de seis expresiones faciales principales, las cuáles son indicadores de emociones como: alegría, tristeza, asco, enfado, temor e interés. Son prácticamente las únicas emociones que tienen probabilidad de ser reconocidas por la mayoría de nosotros cuando las vemos expresadas en los demás. Sin embargo la gente evalúa rasgos como la criminalidad en función de la expresión de la cara.

Por otra parte, la expresión facial sirve para comunicar otras muchas cosas no tan universales, y que dependen del contexto y del estado emocional de la interacción. Así se ha observado que la expresión facial la utilizamos para comunicar cosas como:

  • - - Estoy encantado de verte (rápido movimiento de subida y bajada de las cejas acompañado de una sonrisa)

  • - Expresar nuestro actual estado de ánimo

-

  • - Indicar atención hacia otros

-

  • - Nuestro disgusto por ver a alguien

-

  • - - Qué estamos de broma (una deja levantada y una mueca en la boca)

  • - Qué estamos escuchando (cabeza inclinada de lado)

-

  • - Qué alguien ha dicho algo fuera de lugar, un reproche

-

  • - - Sirven para reforzar la comunicación verbal (si una madre regaña a su hijo, con la expresión facial le informa de la intensidad y veracidad de su enfado)

Queda claro que la función principal de la expresión facial es la expresión de emociones, pero además también comunicamos sobre la intensidad de las

mismas. Pero la expresión facial también ha sido estudiada como medio de expresión de la personalidad, de las actitudes hacia los demás, la atracción sexual y el atractivo personal, el deseo de comunicarse o iniciar una interacción y el grado de expresividad durante la comunicación.

La expresión facial está en continuo cambio durante la comunicación. Entre los cambios que las nuevas técnicas de investigación nos han permitido identificar podemos citar las denominadas expresiones faciales „micromomentáneas‟. Su duración es de una fracción de segundo y suelen reflejar los verdaderos sentimientos de una persona. Por ejemplo, una persona puede estar diciendo que está encantada de ver a alguien y quizá incluso sonría, pero su verdadera actitud se reflejará en una expresión micromomentánea.

La mirada todo esto ya está atrás ojo ponerlo allá

La mirada se estudia aisladamente, aunque forma parte de la expresión facial por la gran importancia que tiene en la comunicación no verbal por si sola. Se le atribuyen un importantísimo papel en la percepción y expresión del mundo psicológico. La variedad de movimientos posibles que podemos llevar a cabo con los ojos y su área próxima resulta ínfima si la comparamos con la de las expresiones faciales. Sin embargo, una elevación de cejas, por ejemplo, es un acto físico localizado, que nace y muere en un área física localizada. La mirada, aunque ubicada y originada en los ojos, no muere en ellos, va más allá. Esa capacidad de proyección es la que confiere tanta importancia a la mirada.

El estudio de la mirada contempla diferentes aspectos, entre los más relevantes se encuentran: la dilatación de las pupilas, el número de veces que se parpadea por minuto, el contacto ocular, la forma de mirar.

La mirada cumple varias funciones en la interacción, las más relevantes son estas:

  • a) Regula el acto comunicativo: con la mirada podemos indicar que el contenido de una interacción nos interesa, evitando el silencio.

  • b) Fuente de información: la mirada se utiliza para obtener información. Las personas miran mientras escuchan para obtener una información visual que complemente la información auditiva

  • c) Expresión de emociones: podemos leer el rostro de otra persona sin mirarla a los ojos, pero cuando los ojos se encuentran, no solamente sabemos cómo se siente el otro, sino que él sabe que nosotros conocemos su estado de ánimo. Asociamos diversos movimientos de los ojos con una amplia gama de expresiones humanas.

  • d) Comunicadora de la naturaleza de la relación interpersonal: al encontrarse las miradas se dice el tipo de relación que mantienen, del mismo modo que la intención de que no se encuentren.

La dilatación de las pupilas es un indicador de interés y atractivo. Nuestras pupilas se dilatan cuando vemos algo interesante. Además nos gustan más las personas que tienen pupilas dilatadas que las que tienen pupilas contraídas. De esta forma no sólo se puede establecer la actitud de una persona hacia algo, ya que cuanto más favorable se la actitud mayor será la dilatación de las pupilas, sino que es posible evaluar los cambios de actitudes a través del tiempo mediante los cambios paralelos en las respuestas de las pupilas. La fiabilidad de estas medidas tiene que ver con el hecho de que no podemos controlar conscientemente la conducta de nuestras pupilas.

El número de veces que se parpadea por minuto está relacionado con la tranquilidad y el nerviosismo. Cuánto más parpadea una persona, más inquieta se siente.

El contacto ocular consiste en la mirada que una persona dirige a la mirada de otra. Aquí se estudian dos aspectos: la frecuencia con la que miramos al otro, y el mantenimiento del contacto ocular. El feedback es muy importante cuando dos personas hablan entre sí. Los que hablan necesitan tener la seguridad de que alguien los escucha, y los que escuchan necesitan sentir que su atención es tenida en cuenta y que el que habla se dirige directamente a ellos. Ambos requisitos se cumplen con un adecuado uso del contacto ocular. Por otra parte, la disposición de una persona a brindar oportunidades de contacto ocular suele revelar sus actitudes con respecto a ella. Las personas que se agradan mutuamente mantienen mucho más contacto ocular, que las que no se gustan.

La frecuencia con la que miramos al otro es un indicador de interés, agrado o sinceridad. La evitación de la mirada o el mirar a los otros sólo fugaz y ocasionalmente impide recibir retroalimentación, reduce la credibilidad del emisor y da lugar a que se atribuyan a éste características negativas

La frecuencia de la mirada al otro aumenta cuando:

cuando están muy separados entre sí cuando están hablando de temas impersonales o sencillos cuando está interesada por el otro y sus reacciones cuando ama o le gusta la otra persona cuando intenta dominar o influir al otro si es extrovertido si depende de la otra persona y ésta no da señal de respuesta

La frecuencia con la que miramos al otro disminuye cuando:

Si están muy juntos Si están discutiendo un asunto íntimo o difícil Si no está interesada en las reacciones de la otra persona Si no le gusta la otra persona Si el que mira tiene un status superior Si es un introvertido Si padece ciertas formas de enfermedad mental

Por otra parte se mira más cuando se escucha que cuando se habla, pero además el contacto ocular indica el final de una intervención, como si la persona que habla le pasara el relevo a la otra.

El mantenimiento ocular se refiere a cuánto tiempo prolongamos el contacto de nuestra mirada con la de la otra persona. Las miradas prolongadas sin parpadear se usan cuando se intenta dominar, amenazar, intimidar o influir sobre otros. También las utilizan las personas que se agradan mucho, pero en este caso la frecuencia de parpadeo es mayor. Un prolongado contacto ocular se considera, generalmente como manifestación de superioridad (o al menos la sensación de que así es), falta de respeto, amenaza o actitud amenazante y ganas de insultar. Un contacto ocular poco prolongado suele ser interpretado como falta de atención, descortesía, falta de sinceridad, falta de honradez, inseguridad o timidez. El dejar de mirar a los ojos, bajando la vista suele ser tomado como signo de sumisión.

El contacto ocular forma parte de la forma de mirar al otro. La forma de mirar es una de las conductas más importantes para diferenciar a las personas de status alto, dominantes y poderosas, de aquellas de bajo status, sumisas y no poderosas. El interlocutor de menor poder mira más a la persona poderosa en general. La persona menos poderosa tiene más necesidad de vigilar la conducta del que tiene más poder. Esta vigilancia puede proporcionar al que tiene poco poder información referente a las actitudes de la persona de más poder., que puede utilizar para ajustar la suya propia. Por otra parte así puede mostrar que está pendiente del que tiene poder, de que le interesa lo que dice, y acepta su posición de status en la interacción.

La comunicación entre dos personas será más efectiva

cuando su

interacción contenga una proporción de contacto ocular que ambos consideren apropiada a la situación. Y en esto hay que considerar que los

resultados que hemos ofrecido sobre la mirada, pueden cambiar o ser matizadas en interacciones interculturales.

5.- La sonrisa

Normalmente la sonrisa se utiliza para expresar simpatía, alegría o felicidad. La sonrisa se puede utilizar para hacer que las situaciones de tensión sean más llevaderas. Una sonrisa atrae la sonrisa de los demás y es una forma de relajar la tensión. Por otra parte, la sonrisa tiene un efecto terapéutico. Se ha observado que cuando se le pedía a personas que se sentían deprimidas o pesimistas, que imitaran la sonrisa de los demás, declaraban sentirse más felices. La sonrisa está, además, influida por el poder que tiene lugar en una relación.

Paralingüística

El comportamiento lingüístico está determinado por dos factores: el código y el contenido que se pretende comunicar. Sin embargo estos dos factores no constituyen la totalidad del comportamiento ni verbal ni comunicativo. Existen variaciones lingüísticas, entre las que se puede citar la elección del idioma, la utilización de un lenguaje simple o elaborado, la elección de los tiempos verbales, etc., y existen, por otra lado, variaciones no lingüísticas como el ritmo, el tono y el volumen de la voz. Al estudio de las variaciones no lingüísticas se dedica la paralingüística.

El tono: La cualidad del tono que interesa aquí es el tono afectivo, esto es, la adecuación emocional del tono de voz utilizado en la conversación. El tono es un reflejo emocional, de forma que la excesiva emocionalidad ahoga la voz y, el tono se hace más agudo. Por lo tanto, el deslizamiento hacia los tonos agudos es síntoma de inhibición emocional.

El volumen: quién inicia una conversación en un estado de tensión mal adaptado a la situación, habla con un volumen de voz inapropiado. Cuando la voz surge en un volumen elevado, suele ser síntoma de que el interlocutor quiere imponerse en la conversación, y está relacionado con la intención de mostrar autoridad y dominio. El volumen bajo sintomatiza la intención de no quiere hacer el esfuerzo de ser oída, con lo que se asocia a personas introvertidas.

El ritmo:

El ritmo

se

refiere

a la fluidez verbal

con

que se expresa la

persona. Se ha estudiado en los medios psiquiátricos pues uno de los síntomas de la tendencia al repliegue neurótico o psicótico, de la ruptura con la realidad, es un ritmo de alocución átono, monótono, entrecortado o lento. En la vida normal el ritmo lento o entrecortado, revela un rechazo al contacto, un mantenerse a cubierto, un deseo de retirada, y frialdad en la interacción. El ritmo cálido, vivo, modulado, animado, está vinculado a la persona presta para el contacto y la conversación.

Uno de los ámbitos de estudio del paralenguaje más interesantes para la práctica del psicólogo se refiere a los estudios que entienden el paralenguaje

como una

manifestación

del estado

de

la interacción. Estos

estudios se

impulsaron

para

responder

al

problema

planteado

por

el

„efecto

del

experimentador‟.

Los estudios del efecto del experimentador se iniciaron en un estudio experimental en el que el investigador sospechó que algo especial estaba sucediendo en la interacción sujeto-experimentador. Junto con el proceso de instrucción y dirección, existía un sistema de comunicaciones encubiertas que influía sutilmente en la ejecución del sujeto al transmitirle las expectativas del experimentador. Los sujetos respondían a las expectativas comportándose de acuerdo con ellas y con otras características requeridas por la situación. Posteriores estudios concluyeron que, al establecer diferentes expectativas en los experimentadores, la ejecución de los sujetos podría alterarse en relación con esas expectativas, aún cuando la conducta manifiesta del experimentador no parecía diferir entre los diferentes experimentadores. Este sistema de comunicaciones ocultas parecía deberse a los canales paralingüísticos y no a los verbales. Por ejemplo, las alteraciones sutiles de énfasis en las instrucciones verbales, afectaban los resultados experimentales en la dirección esperada por el experimentador.

El

interés

por

la

interacción entre el experimentador y el sujeto

experimental se extendió rápidamente en el mundo especializado al estudio de otras díadas más comunes en la vida diaria. Los estudios se han centrado principalmente en dos tipos de relaciones: relaciones de afecto y relaciones de hostilidad. Y se han observado en dos díadas: doctor-paciente y madre-hijo.

En las díadas doctor-paciente se comprobó que los doctores cuyas voces se clasificaron como menos irritantes y más ansiosas tuvieron más éxito en tratar a nuevos pacientes alcohólicos. En las díadas madre-hijo, se comprobó que las madres cuyas voces se clasificaban con un alto nivel de ansiedad y enfado, recibían signos de irritabilidad de sus hijos, tales como gritos y trastornos en el acto de la separación.

Proxémica

Se

refiere

al

amplio

conjunto de comportamientos no verbales

relacionados con la utilización y estructuración del espacio inmediato de la persona. Hay dos principales ámbitos de estudios en la proxémica: a) estudios acerca del espacio personal, b) estudios sobre la conducta territorial humana.

Estudios acerca del espacio personal: El espacio personal se define como el espacio que nos rodea, al que no dejamos que otros entren a no ser que les invitemos a hacerlo o se den circunstancias especiales. Se extiende más hacia delante que hacia los lados, y mínimo en nuestras espaldas. El espacio personal se estudia desde dos enfoques: la proximidad física en la interacción, y el contacto personal.

Respecto a la proximidad existen diferencias no solo culturales, sino también situacionales y personales. En general, cada uno de nosotros dispone de una espacio personal alrededor, implícito, que cuando es roto por alguien en la interacción, nos produce incomodidad, sensación de amenaza y/o tensión, a no ser que se den circunstancias especiales que justifiquen la mayor proximidad o nosotros la hayamos demandado. Tendemos a aceptar una mayor proximidad de los otros, rompiendo nuestro espacio personal, en las aglomeraciones. Los enamorados y las personas que se gustan, aceptan un mayor grado de proximidad entre ambos. La proximidad física tiende a ser menor entre mujeres que entre hombres.

La orientación corporal se suele emplear como „barrera territorial‟ para

impedir violaciones del espacio personal. Si alguien no deseado viola el espacio personal de un grupo, los miembros del grupo se apartarán de él, pero seguirán manteniendo una orientación directa entre sí, como queriendo indicarle que su presencia no es grata y reanudarán sus posiciones anteriores tan pronto como tenga la sensatez de marcharse. Si el intruso decide quedarse, los miembros del grupo cambiarán de orientación para dejar aparte al intruso, mostrando así su

rechazo por la invasión. La gente suele evitar una orientación directa en los ascensores, en los transportes públicos o en otros lugares donde no se puede

mantener el espacio personal normal. Cuando la aglomeración es tan intensa que no se puede volver el cuerpo, se volverá la cabeza.

El contacto físico por otra parte, es más probable en unas situaciones que en otras. Es más probable cuando alguien da información o consejo que cuando lo recibe, al dar una orden más que al recibirla, al hacer una favor más que al agradecerlo, al intentar persuadir a alguien más que al ser persuadido, en una fiesta más que en el trabajo, al expresar entusiasmo más que al presenciarlo, al escuchar las preocupaciones de los demás que al expresarlas. El contacto suele ser iniciado con más frecuencia por los hombres que por las mujeres. En general, suele iniciar el contacto físico la persona que en la interacción tiene más status o tiene posición de dominio sobre el otro. Así es más probable que inicie el contacto el jefe hacia el empleado, el viejo hacia el joven, el médico hacia el paciente, que al revés. En general el contacto corporal fomenta el agrado mutuo, por lo que es un modo de promover reacciones favorables en los demás.

Un tipo de contacto físico muy frecuente son los apretones de manos. La mayoría de la gente prefiere un fuerte apretón de manos. El dar la mano débilmente suele asociarse en los hombres con afeminamiento y con debilidad de carácter. En las mujeres se acepta un apretón menos fuerte, pero cuando es demasiado débil se asocia con poca sinceridad o reticencia a la interacción. En este sentido, hay que tener en cuenta que el objeto de un apretón de manos es saludar o despedirse de alguien, o consolidar un acuerdo. Para que pueda cumplir su objetivo ha de ser muy positivo, cariñoso y cordial.

Las caricias con contactos corporales reservados para aquellos entre los que existe una relación muy íntima. En la vida cotidiana solemos sustituir las caricias físicas por caricias verbales. Estas caricias son muy importantes para mejorar las relaciones interpersonales, y son las más adecuadas entre desconocidos. Por otra parte, en general, dar una palmadita en la espalda es un gesto de aliento y apoyo. Pasar nuestro brazo por encima de los hombros de otra persona como gesto cordial o protector es una forma de indicarle que puede contar con nosotros.

Tocar también es una forma de llamar la atención, y se puede emplear para guiar o dirigir a otra persona hacia algún sitio.

Conducta territorial humana: Los estudios sobre el tipo de espacio que necesita la gente para vivir razonablemente, se ha observado que ciertos diseños de casas favorecen más que otros, las disputas entre vecinos. De este

tipo de estudios ha surgido el concepto de „espacio defendible‟, que es el

espacio que cada uno de nosotros necesita para vivir, y que defendemos contra toda intrusión, no deseada, por parte de otras personas. Si los pisos son demasiado pequeños, si están muy juntos o si hacen que la gente se aglomere en determinados puntos, llegará un momento en que surgirán tensiones que

pueden desembocar en hostilidad abierta y en conductas agresivas.

PSICOLOGÍA DE LA COMUNICACIÓN

INICIO ASIGNATURAS TEORÍA PRÁCTICAS DE AULA
INICIO
ASIGNATURAS
TEORÍA
PRÁCTICAS DE AULA

ASIGNATURA OBLIGATORIA

DE TERCER CURSO, EN PSICOLOGÍA

Tocar también es una forma de llamar la atención, y se puede emplear para guiar ohttp://www3.uji.es/~pinazo/comunica.html PSICOLOG Í A DE LA COMUNICACIÓN INICIO ASIGNATURAS TEORÍA PRÁCTICAS DE AULA BIBLIOGRAFÍA ASIGNATURA OBLIGATORIA DE TERCER CURSO, EN PSICOLOGÍA SI SILENCIO GUARDAS, COMUNICANDO ANDAS " id="pdf-obj-62-27" src="pdf-obj-62-27.jpg">

SI SILENCIO GUARDAS, COMUNICANDO ANDAS

PROGRAMA TEORÍA

TEMA 1: LA COMUNICACIÓN COMO TRANSMISIÓN DE INFORMACIÓN

  • 1. Modelo lineal de la comunicación

interpersonal

TEMA 2: ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN

PROGRAMA TEORÍA <a href=TEMA 1 : LA COMUNICACIÓN COMO TRANSMISIÓN DE INFORMACIÓN 1. Modelo lineal de la comunicación interpersonal TEMA 2 : ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN 1. Mejorar las habilidades de transmisión del emisor 2. Escuchar 3. Practicar feedback TEMA 3 : LA RELACI Ó N COMUNICACIÓN COMO EL ESTADO DE LA 1. Axiomas de la comunicación interpersonal TEMA 4 : TEORÍA GENERAL DE SISTEMAS 1. Definición de sistema 2. Características de los sistemas abiertos TEMA 5 : COMUNICACIÓN NO VERBAL 1. Kinesia 2. Paralingüística 3. Proxémica TEMA 6 : LA COMUNICACIÓN EN LA INTERACCIÓN SOCIAL 1. El nivel de control " id="pdf-obj-63-16" src="pdf-obj-63-16.jpg">
  • 1. Mejorar las habilidades de transmisión del emisor

  • 2. Escuchar

  • 3. Practicar feedback

TEMA 3: LA RELACIÓN

PROGRAMA TEORÍA <a href=TEMA 1 : LA COMUNICACIÓN COMO TRANSMISIÓN DE INFORMACIÓN 1. Modelo lineal de la comunicación interpersonal TEMA 2 : ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN 1. Mejorar las habilidades de transmisión del emisor 2. Escuchar 3. Practicar feedback TEMA 3 : LA RELACI Ó N COMUNICACIÓN COMO EL ESTADO DE LA 1. Axiomas de la comunicación interpersonal TEMA 4 : TEORÍA GENERAL DE SISTEMAS 1. Definición de sistema 2. Características de los sistemas abiertos TEMA 5 : COMUNICACIÓN NO VERBAL 1. Kinesia 2. Paralingüística 3. Proxémica TEMA 6 : LA COMUNICACIÓN EN LA INTERACCIÓN SOCIAL 1. El nivel de control " id="pdf-obj-63-30" src="pdf-obj-63-30.jpg">

COMUNICACIÓN COMO EL ESTADO DE LA

1. Axiomas de la comunicación interpersonal

TEMA 4: TEORÍA GENERAL DE SISTEMAS

  • 1. Definición de sistema

  • 2. Características de los sistemas abiertos

TEMA 5: COMUNICACIÓN NO VERBAL

  • 1. Kinesia

  • 2. Paralingüística

  • 3. Proxémica

PROGRAMA TEORÍA <a href=TEMA 1 : LA COMUNICACIÓN COMO TRANSMISIÓN DE INFORMACIÓN 1. Modelo lineal de la comunicación interpersonal TEMA 2 : ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN 1. Mejorar las habilidades de transmisión del emisor 2. Escuchar 3. Practicar feedback TEMA 3 : LA RELACI Ó N COMUNICACIÓN COMO EL ESTADO DE LA 1. Axiomas de la comunicación interpersonal TEMA 4 : TEORÍA GENERAL DE SISTEMAS 1. Definición de sistema 2. Características de los sistemas abiertos TEMA 5 : COMUNICACIÓN NO VERBAL 1. Kinesia 2. Paralingüística 3. Proxémica TEMA 6 : LA COMUNICACIÓN EN LA INTERACCIÓN SOCIAL 1. El nivel de control " id="pdf-obj-63-54" src="pdf-obj-63-54.jpg">

TEMA 6: LA COMUNICACIÓN EN LA INTERACCIÓN SOCIAL

  • 1. El nivel de control

  • 2. Influencia social

  • 3. Nivel de afiliación

2. Influencia social 3. Nivel de afiliación <a href=TEMA 7 : COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN 1. Comunicación formal 2. Comunicación informal 3. Métodos para estudiar la comunicación organizacional TEMA 8 : EL RUMOR 1. Condiciones para que surja el rumor 2. Actitudes de la audiencia ante el rumor TEMA 9 : COMUNICACIÓN DE MASAS 1. Naturaleza de la comunicación de masas 2. Funciones de la comunicación de masas 3. Efectos de la comunicación de masas PRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS SI CUENTAS LO QUE CREES, Y NO LO QUE ES ..... DE TU VOZ HACES FUELLE, Y UN RUMOR CRECER VES PROGRAMA PRÁCTICAS DE AULA COMUNICACIÓN NO VERBAL El objetivo es aprender a identificar los diferentes tipos de gestos, y comprender su función en la comunicación interpersonal " id="pdf-obj-64-6" src="pdf-obj-64-6.jpg">

TEMA 7: COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN

  • 1. Comunicación formal

  • 2. Comunicación informal

  • 3. Métodos para estudiar la comunicación organizacional

TEMA 8: EL RUMOR

  • 1. Condiciones para que surja el rumor

  • 2. Actitudes de la audiencia ante el rumor

TEMA 9: COMUNICACIÓN DE MASAS

  • 1. Naturaleza de la comunicación de masas

  • 2. Funciones de la comunicación de masas

  • 3. Efectos de la comunicación de masas

2. Influencia social 3. Nivel de afiliación <a href=TEMA 7 : COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN 1. Comunicación formal 2. Comunicación informal 3. Métodos para estudiar la comunicación organizacional TEMA 8 : EL RUMOR 1. Condiciones para que surja el rumor 2. Actitudes de la audiencia ante el rumor TEMA 9 : COMUNICACIÓN DE MASAS 1. Naturaleza de la comunicación de masas 2. Funciones de la comunicación de masas 3. Efectos de la comunicación de masas PRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS SI CUENTAS LO QUE CREES, Y NO LO QUE ES ..... DE TU VOZ HACES FUELLE, Y UN RUMOR CRECER VES PROGRAMA PRÁCTICAS DE AULA COMUNICACIÓN NO VERBAL El objetivo es aprender a identificar los diferentes tipos de gestos, y comprender su función en la comunicación interpersonal " id="pdf-obj-64-36" src="pdf-obj-64-36.jpg">
2. Influencia social 3. Nivel de afiliación <a href=TEMA 7 : COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN 1. Comunicación formal 2. Comunicación informal 3. Métodos para estudiar la comunicación organizacional TEMA 8 : EL RUMOR 1. Condiciones para que surja el rumor 2. Actitudes de la audiencia ante el rumor TEMA 9 : COMUNICACIÓN DE MASAS 1. Naturaleza de la comunicación de masas 2. Funciones de la comunicación de masas 3. Efectos de la comunicación de masas PRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS SI CUENTAS LO QUE CREES, Y NO LO QUE ES ..... DE TU VOZ HACES FUELLE, Y UN RUMOR CRECER VES PROGRAMA PRÁCTICAS DE AULA COMUNICACIÓN NO VERBAL El objetivo es aprender a identificar los diferentes tipos de gestos, y comprender su función en la comunicación interpersonal " id="pdf-obj-64-40" src="pdf-obj-64-40.jpg">
2. Influencia social 3. Nivel de afiliación <a href=TEMA 7 : COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN 1. Comunicación formal 2. Comunicación informal 3. Métodos para estudiar la comunicación organizacional TEMA 8 : EL RUMOR 1. Condiciones para que surja el rumor 2. Actitudes de la audiencia ante el rumor TEMA 9 : COMUNICACIÓN DE MASAS 1. Naturaleza de la comunicación de masas 2. Funciones de la comunicación de masas 3. Efectos de la comunicación de masas PRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS SI CUENTAS LO QUE CREES, Y NO LO QUE ES ..... DE TU VOZ HACES FUELLE, Y UN RUMOR CRECER VES PROGRAMA PRÁCTICAS DE AULA COMUNICACIÓN NO VERBAL El objetivo es aprender a identificar los diferentes tipos de gestos, y comprender su función en la comunicación interpersonal " id="pdf-obj-64-44" src="pdf-obj-64-44.jpg">

SI CUENTAS LO QUE CREES, Y NO LO QUE ES .....

DE TU VOZ HACES FUELLE, Y UN RUMOR CRECER VES

PROGRAMA PRÁCTICAS DE AULA

COMUNICACIÓN NO VERBAL

El objetivo es aprender a identificar los diferentes tipos de gestos, y comprender su función en la comunicación interpersonal

C omunicar pesadumbre, es como cargar los escombros de una herrumbre DIFERENCIAS EN LAS TEORÍAS DE

Comunicar pesadumbre, es como cargar los escombros de una herrumbre

DIFERENCIAS EN LAS TEORÍAS DE COMUNICACIÓN

El objetivo es reflexionar sobre las diferencias en las consecuencias sobre la comprensión de la comunicación, derivadas de las teorías de comunicación:

Teoría del proceso de la información, y Teoría de los sistemas de comunicación.

ANÁLISIS DE PATOLOGÍAS DE LA COMUNICACIÓN Y SU EFECTO EN EL DESARROLLO DE LA RELACIÓN

El objetivo de la práctica consiste en comprender el funcionamiento de la comunicación y sus efectos sobre patrones de comportamiento, a partir del análisis de los mismos desde la teoría sistémica de la comunicación.

C omunicar pesadumbre, es como cargar los escombros de una herrumbre DIFERENCIAS EN LAS TEORÍAS DE

Fácil es comunicarse con las tecnologías de gran alcance

COMUNICACIÓN ASERTIVA

El objetivo es la comprensión de las técnicas de comunicación asertivas, y de su utilidad en el entrenamiento de la competencia comunicativa.

ANÁLISIS INFLUENCIA SOCIAL

Análisis de las técnicas de influencia y persuasión utilizadas en el interrogatorio de prisioneros. El objetivo de la práctica es aprender a identificar los mecanismos de influencia que se desarrollan en la comunicación interpersonal.

Cuando con indio no entender, síntoma es los pelos

romper

Cuando con indio no entender, síntoma es los pelos romper COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN El objetivoPRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS " id="pdf-obj-66-6" src="pdf-obj-66-6.jpg">

COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN

El objetivo es analizar las características de la comunicación de una organización laboral, centrándonos en las diferencias entre la comunicación formal e informal

ANÁLISIS DE LA COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL

El objetivo de la práctica es aprender a utilizar las técnicas de análisis de la comunicación organizacional, en situaciones que simulan una experiencia organizacional real.

RUMOR

El objetivo es lograr la comprensión del funcionamiento de las leyes del rumor.

Cuando con indio no entender, síntoma es los pelos romper COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN El objetivoPRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS " id="pdf-obj-66-20" src="pdf-obj-66-20.jpg">

qué agobio, tanta información, ¡saturado estoy¡

COMUNICACIÓN DE MASAS

El objetivo de la práctica consiste en lograr la comprensión de los fenómenos de la influencia social en la comunicación de masas.

Cuando con indio no entender, síntoma es los pelos romper COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN El objetivoPRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS " id="pdf-obj-66-28" src="pdf-obj-66-28.jpg">
Cuando con indio no entender, síntoma es los pelos romper COMUNICACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN El objetivoPRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS " id="pdf-obj-66-32" src="pdf-obj-66-32.jpg">

UN GRUÑIDO ES UNA METÁFORA DE AMOR.

PUEDE SER EL INICIO DE UN CAMBIO EN LA RELACIÓN

BIBLIOGRAFIA

¿Quién tiene tiempo para leer?

UN GRUÑIDO ES UNA METÁFORA DE AMOR. PUEDE SER EL INICIO DE UN CAMBIO EN LA

ALLPORT, G.W. y POSTMAN, L. (1967). Psicología del Rumor. Buenos Aires. Psique.

BASSAT, L. (1994). El libro rojo de la publicidad. Folio

CEREZO, M. (1993). Guía del redactor publicitario. Método para el análisis y la creación. Cuadernos Octaedro.

CIALDINI, R.B. (1990). Influencia. Ciencia y Práctica. Ed. Servicio Universidad

DANZIGER, K. (1982). Comunicación Interpersonal. Ed. El manual moderno.

DURAND, J. (1985). Las Formas de la Comunicación. Barcelona. Mitre.

GOLDHABER, G.M. (1984). Comunicación Organizacional. Mejico. Diana.

HEWSTONE, M. et al. (1990). Introducción a la Psicología Social. Barcelona. Ariel.

KAGELMANN, H.J. y WENNINGER, G. (1986). PSICOLOGÍA de los medios de comunicación

KELLY, J.A. (1992). Entrenamiento en las Habilidades Sociales. Biblioteca de PSICOLOGÍA. Bilbao

MORAGAS, M. de (1993). Sociologia de la Comunicación de Masas. II. Estructura, FUNCIÓNes y efectos. GG Mass Media

MORALES, J.F. (Dir) (1994). PSICOLOGÍA Social. McGraw Hill.

HEWSTONE, M. et al. (1990). Introducción a la Psicología Social. Barcelona. Ariel. KAGELMANN, H.J. y WENNINGER,

Espero que para esto sí tengas tiempo

MUSITU, G., BERJANO, E., GARCIA, E., GARCIA, F., MARTINEZ, J. y ESTARELLES, R. (1987). Psicología de la Comunicación. Nau Llibres. Valencia.

MUSITU, G. (Dir) (1993). PSICOLOGÍA de la Comunicación Humana. Ed. Lumen. Buenos Aires.

ORTEGA, E. (1987). La Dirección Publicitaria. Madrid. ESIC.

PEIRO, J.M. (1990). Psicología de las Organizaciones. Madrid. UNED. (4ª Edición).

SAUERMANN, P. (1983). Psicología del Mercado. Barcelona. Herder.

SOLA POOL, I et al. (1973). Handbook of Communication. Chicago. Rand McNally.

FRITZEN, S. J. (1988): La ventana de Johari. Ed. Sal Terrae. Santander

VASQUEZ BRONFMAN, S. (1991): 'La Comunicación Potencia un nuevo Diseó Organizativo'. Alta Dirección, 158, pp. 71-84

WATZLAWICK, P., BEAVIN, J.H. y JACKSON, D.D. (1983). Teoria de la Comunicación Humana. Interacciones, Patologías y Paradojas. Barcelona. Herder.

WATZLAWICK, P., WEAKLAND, J.H. y FISCH, R. (1992). Cambio. Barcelona. Herder.

WINKIN, Y. (1984). La Nueva Comunicación. Barcelona. Kairos.

WOLF, M. (1991). La investigación de la Comunicación de Masas. Ed. Paidos

WRIGHT, Ch.R. (1989). Comunicación de Masas. Paidos Studio.

PEIRO, J.M. (1990). Psicología de las Organizaciones. Madrid. UNED. (4ª Edición). SAUERMANN, P. (1983). Psicología delPRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS CONTROL Y AFILIACIÓN, " id="pdf-obj-69-24" src="pdf-obj-69-24.jpg">
PEIRO, J.M. (1990). Psicología de las Organizaciones. Madrid. UNED. (4ª Edición). SAUERMANN, P. (1983). Psicología delPRINCIPIO DE TODO PRINCIPIO DE AQUÍ, NO MÁS CONTROL Y AFILIACIÓN, " id="pdf-obj-69-28" src="pdf-obj-69-28.jpg">

CONTROL Y AFILIACIÓN,

PARA ESO DICEN QUE USAMOS LA COMUNICACIÓN

ACTIVIDAD 1

  • 1. A partir de las temáticas expuestas en las lecturas haga un listado de signos

no verbales presentes en su comunidad: vestidos, arquitectura, utensilios, bailes, pintura corporal, etc., que sean parte de una comunicación no verbal

propia de su cultura. Así podrá desarrollar comprensión, creación y organización de signos no verbales y sus definiciones. (

  • 2. Elaborar un proyecto de investigación que se trabajará a lo largo del curso

en donde se escojan una o varios signos de la comunicación no verbal

presentes en su comunidad o en la comunidad que está estudiando, y justifique la importancia de investigar acerca de estos para la cultura.

  • 3. Tome la lista de signos no verbales encontrados en su comunidad realizada

en el capítulo anterior. Analícelos bajo las características que se establecen en las lecturas de este capítulo. Al frente de cada uno de los signos encontrados

en su comunidad identifique por lo menos tres de las características de la Comunicación no verbal presentes en las lecturas.

4. Haga

un ensayo

argumentativo

en

grupo

de

un mínimo

de

5

páginas

guiándose por las siguientes preguntas TRABAJO COLABORATIVO 1.

-¿Qué es la comunicación no verbal?

-¿Por qué es importante el lenguaje no verbal en la cultura?

-¿Cuáles son las principales características de la Comunicación no verbal?

-¿Qué tipos de comunicación no verbal existen?

-¿Qué es la Kinesis o kinética?

-¿Por qué resulta importante en una labor etnoeducativa el estudio de la comunicación no verbal?

Unidad II

La comunicación no verbal como construcción de la cultura. Ejemplificaciones

El gesto, un relato del cuerpo

Una de las formas, muy interesantes y prácticas, de comunicación que existen entre los humanos y también entre los animales es el gesto.

A través de este medio expresamos y también, como es obvio, manifestamos todo tipo de sentimientos, sensaciones, necesidades, actitudes, emociones, relaciones, e incluso, aspectos y roles determinantes

del cómo percibimos el “mundo” o la cultura a la cual pertenecemos. En

este sentido el gesto es una categoría expresiva del cuerpo que nos lleva a

conocer y a enfrentar las diferentes “realidades” que percibimos en un

medio socio-cultural. Este tipo de categorización permite entender el gesto como portador de una función semiótica que actúa diferentemente en cada contexto humano colectivo y también en cada cuerpo individual.

Veamos los siguientes gestos:

-¿Qué es la Kinesis o kinética? -¿Por qué resulta importante en una labor etnoeducativa el estudio
-¿Qué es la Kinesis o kinética? -¿Por qué resulta importante en una labor etnoeducativa el estudio

El gesto acompaña una realidad originaria de quien lo porta, su enunciación es determinada en el cuerpo del individuo como si fuera un signo que a su

vez determina un “algo” cognoscitivo y operativo. El conocimiento que porta

el sentido y la dirección que toma el gesto es el valor en el sintagma del

cuerpo, lo que da por descontado que el gesto es un campo sistemático y

semántico con propiedades organizadas que “hablan” acerca del “mundo”

cultural de los individuos. Aquí se exponen algunos gestos usados en el

contexto mundial y también caribeño. Se aplicación semiótica.

les examina mediante una

El gesto es semiótico y comunicativo

Por ser un tipo de código NO VERBAL, el gesto, es un suministrador de sentidos y un co-ayudador del mensaje que posee el emisor, ante el receptor. Cuando se está frente a alguien, hablándole sobre cualquier asunto, siempre, y casi siempre, nos vemos obligados como inconscientemente, en apoyar estrictamente lo V (verbal) ofreciéndole a nuestro interlocutor significados e información anexa con el gesto, como si las palabras que nos salen por la boca presentaran una insuficiencia semántica para completar el sentido de nuestros mensajes.

El Gesto no es más ni es menos que la palabra hablada, ambos son efectos y causas de la comunicación que posee un usuario. El gesto es preciso comprenderlo desde el fenómeno del signo como ya hemos dicho. Es un vehículo que designa un contenido en un movimiento corporal. Y en este sentido nos obliga a ubicarlo en un lenguaje preciso con un alto grado de comunicación. Es preciso plantearnos con urgencia muchas preguntas que nos lleven a responder ¿Por qué utilizamos el gesto en la conversación hablada?, ¿Es que, no nos podemos comunicar solamente con la palabra hablada? ¿Por qué el gesto a veces, reemplaza a la palabra?

El asunto nos dirige a la efectividad del gesto en otros discursos ya no sólo de vida cotidiana o de asuntos científicos, sino que nos transporta hacia el arte y el deporte, entre otros campos en donde ha tenido un desarrollo extraordinario y en donde ha sido explotado con fines estéticos o exquisitos logrando altos grados de significación y, por supuesto, de comprensión y comunicación.

El gesto en el arte

Ha sido llevado el gesto, a una categoría de arte universal a raíz de haber sido un gran acompañante comunicativo de la pantomima, de la mímica y de la poesía; y hay más: desde la oratoria. El gesto es una manera sígnica de relacionarse con el arte dramático. Prueba de ello, la estética del actor, litógrafo, bailarín y mimo francés, nacido en 1923 en Estrasburgo, Marcel Marceau, ha ido siempre acompañado del gesto como su principal herramienta para crear personajes y situaciones imaginarias y reales en su actividad mundialmente aplaudida y reconocida como mimo. Jamás este francés, ha utilizado la palabra verbal para comunicarse con su público encima de unas tablas. ¿Es que entonces el gesto, solamente puede ser efectivo cuando entra a ser utilizado con fines comunicativos en el seno del arte solamente? ¿No puede ser usado en otros discursos como medio y fin de una comunicación? ¿En la educación?

El poeta cuando canta sus versos mueve y “baila” con su cuerpo al son de

las imágenes estéticas que ha creado en el poema. Un poeta que coarte esta facultad semiótica que posee el gesto permitirá ambientar una poesía árida y poco funcional en cuanto a los valores primordiales de la literatura. La expresión extra-poética o estética del poema -como un valor funcional de la literatura- sería plana, mono-sensual, en cambio, usando el gesto en la representación del poema se tornaría poli-sensual, le entregaríamos al público un texto más rico en expresividad. Es así como lograríamos armonizar los sonidos de las palabras verbales del poema con los movimientos del cuerpo, llevando consigo una lectura equilibrada e integralista en donde los aspectos lingüísticos y estéticos se pueden conjuntar con grandes determinaciones para lograr un sentido, -igualmente integral- del poema. Con los elementos musicales que hay en los ritmos creativos que posee el poeta y de una manera inconsciente o consciente, son puestos en el canto poético, permitiríamos introducir un gesto cuya enunciación lograría crear aspectos rituales y culturales que Referenciémos a Jorge Luis Borges cuando cantó un poema a su llegada al aeropuerto El Dorado de Bogotá, en 1979. Dejó en el ambiente un signo imborrable, y que gracias a un manejo del contenido sistemático de la exposición del gesto poético, regaló un halo de belleza estética insuperable, más por la

gestualidad empleada que por la carga verbal expresada. Esa vez los periódicos y noticieros de televisión elogiaron su gran poder de representar el contenido del poema con los movimientos del cuerpo: en este caso, usó los brazos y las manos que jugaban en el aire con las palabras, acompañándolos con delicados movimientos de sus gruesos labios y con un sello muy determinante de sus ojos.

O qué decir de los cantantes del folclor vallenato; piénsese en Diomedes Díaz, quién utiliza la tarima como un espacio práctico para gestualizar su

folclor. La boca, -punto de enunciación del gesto facial- al expresar cada verso con la palabra, es re-semantizada de una manera sensual, casi pasional, sencillamente puede verse lo erótico de sus actuaciones; la boca es utilizada como un instrumento innovador para expresar deseo. Los gestos de Diomedes, son teatrales, aunque verídicos pero con un acento operístico; son gestos que se enuncian para expresar el sentimiento de los hombres enamorados hacia una mujer que espera ser amada porque así su cultura y sociedad se lo ha in-concientizado y de hecho se observa cómo los hombres costeños, son seres amorosos y hacen contacto con temas muy humanos como el “amor”, “pasión”, “sensibilidad” y sin embargo no se “pierde hombría”. “Sus brazos parecen que cobijan y aprietan”, como contó

una vez una muchacha que lloraba de alegría, en un concierto en los carnavales de Barranquilla al escuchar a Díaz. Y no solamente Díaz, sino muchos otros cantantes utilizan el gesto para reforzar y re-semantizar la palabra hablada, la cantada. Polo, Durán, Los Zuletas, Los López, Orozco, etc., son una muestra interminable. De esa manera le imprimen un carácter vivo y real al folclor costeño. Es más: imaginemos un cantor vallenato que no se mueva, ni siquiera sus brazos: sería terrible imaginarlo: es imposible. La presencia del gesto en el vallenato, es en este caso, como lo influyen en el proceso general de la exposición de un poema.

afirman expertos historiadores del vallenato, herencia del viejo Romancero Hispano, y algunos mencionan también al juglar.

En este sentido el gesto está asociado al mito. Pero también hay elementos africanos y en especial antillanos; su composición instrumental y melódica

es el tejido componencial que permite que el gesto en el vallenato sea muy variado y sui generis. La enfatización del lenguaje verbal, con el gesto, se hace patente con el verso de la canción “Bonita” de Diomedes Díaz: “oye Bonita cuando me estás mirando / yo siento que mi vida cubre todo tu

cuerpooo

...

/.”

Diomedes usa sus brazos y manos como si fuera un abogado

que está defendiendo su “verdad” ante la mujer amada. Es tanta la muestra

de amor que el contenido de las palabras se queda corto y hace uso,

entonces, del gesto para acompañar, para enfatizar su verdad de amor. Está como rogando o rezando el amor por ella.

Está claro que el contenido semántico que transporta el gesto está íntimamente ligado con la estructura semántica del género musical interpretado. Es así como podemos observar al Grupo de rock Kiss relacionado con los movimientos del cuerpo del cantante… parece que música considerada “pesada” genera gestos pesados. La melodía del rock

está emparentada con el gesto. Pensemos en una pieza clásica, digamos Wagner, interpretada dancísticamente por un par de bailarines, aquí el

gesto bien puede tomar la “forma” de la música y entonces, parecería que

hay algo de mimetismo entre el gesto y las bellas artes.

El gesto en el deporte

Existen otros discursos como el deporte, más exactamente el fútbol, en donde el comportamiento de los jugadores y árbitros está totalmente mediado o representado por el gesto. Así, un movimiento de un delantero en la defensa del equipo contrario es interpretado por éstos, como “peligroso” en la medida que el jugador puede llegar al gol, porque el delantero está en una posición óptima para anotar. El movimiento del cuerpo, especialmente de los pies que son las herramientas que conducen el balón, es el de mayor observación por parte de los jugadores de campo, jueces y público. Cuando en un encuentro de balompié, no hay faltas que suelen interrumpir el juego y provocar discusiones entre jugadores y jueces, el partido se realiza sólo con la base del lenguaje NO VERBAL, el del gesto;

pero existe

la

falta

y se origina

un

caos: el gesto

se

articula

al lenguaje

verbal.

La táctica de los equipos es asunto de un lenguaje secreto que comparten

los jugadores y que escenifican en el terreno de juego por medio de los gestos: de los movimientos sobre el campo de juego, sobre los laterales y el

centro; también “hacen teatro” para confundir al juez y “gastar” tiempo

revolcándose en la grama: fingen a través del gesto, el dolor. Un movimiento de un jugador corriendo sólo por la banda derecha sin balón, es signo de un gesto para que otros jugadores deban cumplir con otra misión:

atacar por la banda izquierda del terreno, o atacar por el centro. Los goles se celebran entre casi todos los 11 jugadores, unas veces con besos, con abrazos, con coreografías originales: acordémonos de Bebeto, jugador de Brasil, cuando en el Mundial de Fútbol USA 94, anotó un gol y lo celebró ante la tribuna homenajeando el nacimiento de su hijo que horas antes había nacido: sus brazos simularon cargar un bebé que lo mecía. Ahí en ese instante, Bebeto, estaba “mintiendo”, pero bajo la protección del gesto porque su representación era real, verdadera. Por otro lado, hay jueces que no permiten emplear el lenguaje V en el campo de juego y lo sancionan con tarjetas, excepto el capitán quien sí es el único que puede dirigirse a ellos en forma oral. Los jueces de línea con un gesto de bandera en mano alzada indican un fuera de lugar, una falta violenta o cualquier otra acción que el juez central no haya visto; es más: el juez central utiliza un pito o silbato para mencionar una falta y utiliza, además del sonido de éste, la mano y brazo dirigida hacia el lugar donde ocurrió la falta.

Pensemos en el Pibe Valderrama, el conjunto de todo su cuerpo al verlo jugar es una perfecta armonía gestual, es una figura que dibuja con belleza y técnica futbolística el empleo del cuerpo. Usa el lenguaje del cabello amarillo como “destello de luz”, de su correr corto, el de sus pases precisos, el del “camina como baila”, etc. Él no necesita hacer tantas “driblingsen el

juego. La sola presencia de ese “cuerpo” sobre el césped del estadio es una

imagen de respeto y admiración. Su gesto, es tan grande que enuncia un estilo latino, o si se quiere muy Caribe, muy colombiano. O Asprilla, o Fredy

Rincón, quienes a través de sus figuras en el campo de juego nos muestran

representando unas “gacelas” humanas de ébano corriendo.

El gesto en estos casos crea una estética muy colombiana y hace posible

comprender cómo el cuerpo es mensaje de una forma de “ver” el mundo.

Imagen muy nuestra y con rasgos posibles también de integrar una

identidad que involucra, como es obvio, una memoria cultural que atesora experiencias o fases del sentido que poseen los individuos con respecto a

ciertos aspectos epistemológicos, acerca de la “belleza” o de la

“perfección”. Acerca también, por qué no, de cómo ellos -los jugadores de fútbol colombianos- aman su propio cuerpo y lo usan para conseguir fines comunicativos.

Y qué decir del béisbol, en donde el lenguaje secreto de los gestos tiene una existencia interesante que lo asemeja a un argot del gesto. Veamos los juegos de Las Grandes Ligas: el diálogo de gestos que llevan a efecto el lanzador y el receptor al “trabajar” una bola “conveniente” para el bateador de turno. Es un diálogo secreto entre receptor y lanzador. Lo mismo sucede con la primera base y el paracortos, y si hay “hombre” enemigo en tercera base la situación del lanzador se pone “peligrosa” y tiene que recurrir a todo su inventario de “gestuabulario” para comunicarles a sus compañeros de equipo lo que él va lanzar de manera que, todos tienen que estar preparados, al lanzamiento de la pelota al plato.

El papel del lanzador, además de lanzar “buenas” bolas para ponchar a sus contrincantes, es también manejar con exactitud el lenguaje de los gestos:

puede y debe usar las cejas, los ojos de un lado a otro, los dedos (mediante un sub-lenguaje de micro-gestos que se enuncian el receptor y el lanzador), los brazos, las piernas, el chicle que masca de determinada manera, todo su cuerpo, etc. Además, con los dedos en determinada posición gestual, el lanzador, puede lanzar la bola en curva para provocar un foult o un hit, etc. Todos estos movimientos conducen a provocar una táctica escondida que los managers y jugadores emplean para ganar los juegos.

Existen otros deportes que también usan estos movimientos gestuales de un argot secreto, como el baloncesto, el boxeo, el balón volea, la caza y la pesca, e incluso, se dice que hay un lenguaje manipulador de gestos entre el torero y el toro que ambos comparten hacia un mismo fin: la muerte, pero el hombre siempre gana la mayoría de las veces. En el juego de cartas, cuando uno de los jugadores es tramposo, hace gala de cómplices que no están en la mesa del juego, para ganarlo, utilizando un gesto-argot secreto.

Existen otros deportes que también usan estos movimientos gestuales de un argot secreto, como el baloncesto,

El gesto es semiótico y comunicativo

Parece ser que el gesto como herramienta o instrumento semiótico que es, permite, ser usado para comunicar lo mismo que se desea decir con las palabras, pero dicho de otra manera, es decir, usando las formas típicas del gesto, usando la plástica del cuerpo para decir, usando signos diferentes a los hablados y que llevamos guardados en nuestra mente y que sabemos naturalmente que los poseemos.

Cada movimiento del cuerpo es significativo y esto permite innovar, de alguna manera nuestros actos cotidianos. Decir, no sólo es propiedad de la boca, sino también del cuerpo, éste habla y lo hace en cada sociedad diferentemente. Nuestra cultura nos ha enseñado a comunicarnos mediante la verbalidad; lo primero que enseñamos a nuestros hijos es a decir palabras y casi nunca nos apropiamos del gesto para enseñarle al niño el mundo que le rodea. La Escuela tampoco fomenta este código. Sin embargo el gesto está ahí, implícito en el diálogo, en la comunicación, en la palabra, como si fuera un hermanito menor de la verbalidad. ¡Cuánta potencia significativa, comunicativa y estética posee!

Si utilizáramos con mayor frecuencia el gesto en la vida cotidiana para nuestras conversaciones con el servicio doméstico, con nuestros hijos, con nuestra pareja, con el panadero, con el tendero, con el banquero, con el

maestro y los alumnos

la vida, estaremos seguros, se convertiría en una

... apasionante muestra de amor y de afecto por nosotros mismos: mover el cuerpo y contonearlo, mover los brazos, mover los dedos y las manos, las cejas, los ojos, los hombros, los labios, las orejas, los glúteos, las piernas, en fin, todo el cuerpo. Estamos seguros que así podríamos utilizar nuestro cuerpo con un fin afectuoso porque estaríamos y seríamos amos del relajamiento y del masaje corporal en el instante que expresamos nuestros mensajes; así, cuerpo, mensaje, gesto y comunicación son elementos para ejercitarnos estéticamente.

También el gesto permitiría mostrar a seres dotados de una inteligencia de uso de código especial. Hay culturas que reprimen el cuerpo y su potencial de mensajes, casos éstos, que están relacionados con los impulsos psico- genéticos de las conductas culturales. Hay una relación estrecha entre culturas evolucionadas con la promoción del gesto como signo conciente y socializado de vehículo de mensajes entre los individuos e involución cultural, a menor manejo del gesto del cuerpo.

  • publicidad comercial utiliza el gesto de una manera desbordante y

maestro y los alumnos la vida, estaremos seguros, se convertiría en una ... apasionante muestra de
explota esta facultad semiótica para el capital de sus inversiones económicas. Nos venden gestos de cordura,
explota esta facultad semiótica para el capital de sus inversiones
económicas. Nos venden gestos de cordura, de amor, de afecto, de
violencia, de paz, etc. Pensemos en el comercial el “Mundo Marlboro”, en
donde aparece visualmente -en una revista o T.V.- una pampa [1] con un sol
de seis de la tarde, unas vacas, un corral de caballos, y en la esquina del
recuadro, aparece un hombre “estereotipo del hombre varonil y vaquero”
(en close-up) [2] , (en el que se ve fumando el vaquero) echando humo por

la boca (pero nunca se muestra el cigarrillo) de forma placentera y se ve

muy tranquilo. Este gesto del vaquero: el estar tranquilo y disfrutar su

descanso (después de un día arduo de labores), en un mundo de estrés

llanero, es un artículo de primera necesidad para la compra; nos permiten

ver que

ahí hay una venta

y que

nos

están

conduciendo a comprar y a

enviciarnos. Nos venden gestos y muchas veces los compramos sin darnos

cuenta. Imagínense cuántos gestos compramos y no nos damos cuenta. Al

existir gracias a los mass-media. Son modelos del gesto que poco a poco y

sin

filtrarlos (sin

analizarlos) adelante

vamos

incorporando en

nuestra

existir gracias a los mass-media. Son modelos del gesto que poco a poco y sin filtrarlos

sociedad. La etnoeducación debe estar alerta a estos mensajes porque

vehiculan la transferencia de cultura ajena, sin crítica, a las redes de una comunidad que nunca los pidió por consenso para educarse.

Es en este sentido que entregamos nuestro cuerpo a formar parte de los

modelos de representación del gesto, pero “modelamos” gestos ajenos que

no nos pertenecen ni por tradición, ni por historia, ni por etnia, sino

exclusivamente porque somos susceptibles de facultar gestos que transportan significados que no poseemos, que nos hacen falta porque estamos y vivimos quizás- en un estado de carencia estética. Los mass- media son los encargados de hacernos el contacto respectivo para optar “inconsciente o concientemente” por estos gestos. Somos modelos de signos-gestos y los comunicamos. Y así vamos relatando cómo somos e inclusive, cómo pensamos.

[1] Pampa: extensión de tierra típica para criar ganados en Argentina, Paraguay y Brasil. Podría ser un llano.

La semiosis del gesto

Entonces las posibilidades comunicativas del relato que ofrece el gesto son innumerables. Decimos que el gesto existe mayormente cuando está la palabra verbal ausente. Sabemos qué relatos y qué sentimientos y actitudes pueden ser expresadas mediante el gesto; tiene tanta riqueza expresiva como la posee la palabra, sin embargo ésta coarta muchas veces el desarrollo de él. ¿Qué sería de un mundo humano, si se comunicara mayoritariamente con el gesto? ¿Hay un modelo de significación en el gesto?

Sí,

lo

hay

y

ya

lo hemos afirmado. La semiosis es un proceso de

significación que deja huella o impronta en la mente y en el cuerpo, deja el signo-gesto cada vez que es implantado en el cuerpo como un mensaje o una imagen que puede reproducirse cada vez que hay comunicación. La semiosis es un ejercicio infinito que todos hacemos porque todos poseemos la facultad del lenguaje. Para que haya semiosis debe haber signos. Y un signo es un modelocultural, o si se quiere -como dice Rolando Barthes- un relatocultural. Un signo es una casa donde se aloja y circunscribe el ser social. Con los signos no verbales se niega, afirma, se promete, se domina, etc., así, un gesto como signo que es, permite relatar actividades humanas y en muchos casos, como ya hemos afirmado muy arriba, construye

procesos de comunicación muy precisos. Un gesto como modelo de significación, registra lo abstracto y lo concreto de la vida humana.

Recordemos un signo “familiar” del gesto: el logotipo; pensemos en los

anuncios de imagen que hay en las puertas de los baños públicos: una

figurita femenina para las mujeres y otra figurita masculina para los varones. La competencia cultural y comunicativa que los individuos poseemos, funciona para indicarnos en cuál de ellos podemos entrar a efectuar nuestras necesidades fisiológicas, aunque también entramos a un

baño a satisfacer otras “necesidades” como el vernos el cabello,

maquillarnos, en fin.

Una semiosis del gesto es una operación que se juega al interior del signo- gesto y cuya implicación práctica nos lleva a considerarlo como “situación signo-gesto” en donde el contexto y los individuos lingüísticos y semióticos juegan, también, un papel determinante en la interpretación y son: el tú, el yo, el aquí, y el ahora. Todos estos acompañan al signo-gesto a comprender cómo suelen ser interpretados en la semiótica.

El signo-gesto, en la semiosis, es una entidad constituida por dos factores:

Un Vehículo-señal (vs.) de otro signo.

y por un Designado (D), que es a lo que el signo-gesto alude.

El gesto

permite observar cómo es la

cultura de los individuos. Porque

como código NO VERBAL posee un entramado sistema de significación.

Los comportamientos sociales y las tradiciones gestuales bien pueden conjuntarse y en-red-arse para ofrecer significados. De la manera como expresemos el cuerpo podemos significar lo que somos. El lenguaje NO VERBAL, es decir: el de los movimientos del cuerpo, y de las expresiones del rostro nos permiten saber cuáles son las circunstancias y los afectos de los individuos.

· sintácticos : son los elementos que componen un gesto así como el rostro, las cejas alzadas, la boca chueca, etc.; los semánticos que tienen

que ver con lo que significan: una boca chueca significa malestar, una ceja alzada signo de interés, etc.; y los pragmáticos que son las actitudes, sentimientos, intenciones comunicativas que coloca el emisor del gesto a un

receptor.

.

Hay aspectos del gesto que permiten ver al cuerpo como al eje primordial y protagónico porque hace nacer y evocar al homo-faber[1]. El incansable fabricador de imaginarios. El lenguaje del cuerpo se vuelve necesario y exclusivo, irreverente, artístico y misterioso. Es más: su código se torna argot, y en este sentido es secreto porque enuncia significados que otros no pueden interpretar; hay grupos profesionales en la sociedad que utilizan el gesto como un código estrictamente jergal: los choferes de auto-buses inter-ciudades, los pescadores, los homosexuales, las monjas y sacerdotes, profesores, curanderos, etc., cuando emplean el gesto desde el interior de sus grupos, los que están por fuera no entendemos sus contenidos.

También es claro ver y gozar el gesto como revelador de otras funciones emparentadas con la lengua oral. Hay idio-gestos o formas de gestos

individuales o

particulares,

en

oposición

al

socio-gesto

que

son,

obviamente, colectivos. De esta manera, bien puede jugar un papel muy

efectivo

en

la

comunicación

interlocutiva

una

psicosemiótica y una

sociosemiótica del gesto. Así, el gesto sirve para regulareldiálogo tanto visual (semiótico) como oral (lingüístico). Un gran porcentaje del sistema de significados del gesto, es puesto en las conversaciones orales. Miramos al

interlocutor de muchísimas maneras mientras le hablamos o le escuchamos. Levantamos las cejas, nos agarramos la naríz, nos peinamos

con los dedos, nos agarramos el órgano sexual (generalmente los varones y

no

en

todas las culturas como acabamos de

ver),

nos

tocamos y nos

acariciamos

nosotros

mismos

y

también

al

interlocutor cuando

establecemos comunicación. ¿Pero

porqué hacemos esto?

Lafunciónreguladora

en

el

gesto

permite

precisamente

regular

las

conversaciones. Éstas son tareas de investigación del gesto, que están por hacerse.

[1] El hombre hacedor de cosas, de objetos, el fabricante sea de instrumentos o de ideas; es el hombre creador.

Otros aspectos del gesto

La cultura y la sociedad utiliza el gesto para establecer la existencia de éstos en emblemas como el que acabamos de conocer y que son parte de la identidad del hombre del Caribe colombiano. Hay emblemas que llevamos prendidos a nosotros y que muy pocas veces reflexionamos sobre ellos; los llevamos puestos y diariamente los usamos en nuestras costumbres y tradiciones culturales. La permanencia del gesto en una región, en un país, en un continente, con una extensa presencia temporal y práctica humana, se hace emblema. Con ellos podemos ofender, agradar,

manipular y “relatar” la máscara que nos cubre lo más secreto que

atesoramos en nuestra inconsciencia.

Sin embargo, están presentes en todas las sociedades de todas las épocas como la primera muestra de signo humano sobre la especie que pobló la tierra. Primero fue el gesto, después la palabra hablada. Primero fue el cuerpo, después el cuerpo y palabra, lenguajes hermanados.

En

concordancia

con

el

panorama

de

las ciencias sociales, la

COMUNICACIÓN NO VERBAL encuentra su punto más alabador cuando se define como una disciplina estrechamente asociada a la cultura y en especial a la etnoeducación; permite identificarse como un campo de la epistemología que escenifica la tesis de que lo simbólico o lo sígnico- corresponde a una visión significativa y objetiva del mundo, pero también a

cómo los seres humanos y objetos, junto a los entornos divergentes, construimos la vida.

Símbolo-gía, indica-ción y significa-ción constituyen alternativamente funciones cognoscitivas, semióticas y estéticas que permiten comprender a la cultura como un sistema constructivo de significados sociales. Esto es así porque los humanos, en sentido estricto, viven alrededor de contenidos- formas que las tradiciones y las costumbres les proporcionan cada vez que tratan de significar, de comprenderse en la intercomunicación social e individual.

En realidad, la construcción formal de la cultura es un acto espiritual, intelectual en el que el pensamiento y los deseos del corazón se materializan en hechos concretos como el lenguaje no verbal por ejemplo. Entonces, es de esperarse que las leyes de una comunidad, así como sus imaginarios y sus acciones reales se expresen en envolturas simbólicas llamadas, sencillamente, signos.

El signo es el instrumento por medio del cual se comunica el contenido de un pensamiento y es, también, el instrumento en el que dicho contenido se constituye y define (Pardo: 1995: 28). La combinación de los signos es un

asunto que le da a la cultura la denominación “mecánica” y si es así, sus resultados son de tipo operativo, metodológico, continuativo y procesal. Se

desprende entonces de la cultura una dimensión “constructiva” que opera

mediante signos portadores de información de la comunidad.

En este sentido la COMUNICACIÓN NO VERBAL cuando funciona con el

carácter “constructivo” significa que la cultura no es estática sino movible,

cambiante, transformadora, productora y creativa sobre todo- a través de la historia y de la educación de los significados. Esta dimensión comprensiva nos aproxima a considerar que lo cultural es un sistema de correlaciones existentes entre objetos naturales y artificiales; así va formulando la cultura un universo inagotable y fenomenológico de sustancias heredadas de la historia de sus tradiciones y de sus costumbres

-de las gentes y de sus objetos- y a través de los signos no verbales que son los que representan a la cultura.

Se espera entonces comprender que la cultura como construcción es un proceso dialógico, abierto, dinámico y transformador; todo ello se efectúa a través de la significación que presentan los signos no verbales en la comunicación. Esos signos están en relación estética y semántica con el sistema de las tradiciones y costumbres, con el mundo imaginario de sus habitantes y con el complejo proceso de significar y de comunicar.

Las relaciones que establecen los signos en la comunidad son de

interpretación, denominación (identificación) y de mediación… es necesario

que cada acontecimiento de la cultura se construya teniendo como base a

lasemiosis, mecanismo éste que consiste en la producción, circulación y promoción de sentidos o significados.

La
La
-de las gentes y de sus objetos- y a través de los signos no verbales que

semiosis es el proceso por medio del cual, los signos NO VERBAL de

una cultura sobreviven en los contextos comunitarios educativos, porque su

típico

estado

de

ser

consiste

en

que

los

signos

no

verbales

viven

constantemente cambiando, transformando los signos fijos o tradicionales

por otros nuevos funcionales.

Así pues, toda relación entre humanos, entre humano y objeto, entre objetos y objetos, entre animales y objetos, y entre animales y seres humanos, al igual que todos ellos con la fauna, serán relaciones sígnicas, es decir representativas de una cultura dominada y operada bajo el carácter constructivo de la semiosis. ¡Claro! Para que haya cambio, transformación, creación y creatividad los signos no verbales han tenido que pasar por la semiosis. Veamos un ejemplo de cómo una época cambió un instrumento tan vital como la bicicleta, veamos sus cambios o semiosis:

Así, la COMUNICACIÓN NO VERBAL encuentra un piso básico para operar en las ciencias sociales como

Así, la COMUNICACIÓN NO VERBAL encuentra un piso básico para operar en las ciencias sociales como un campo semiótico que permite verdaderamente probar y desarrollar la tesis de que, en síntesis, este tipo de comunicación es un paradigma de los estudios culturales. Aquí, la educación de las etnias indígenas, afrocolombianas y metropolitanas hace la diferencia por la búsqueda de aprendizajes y de enseñanzas “propias” con lo cual se evidencia las propuestas de unas lógicas que pregonan el pensamiento cosmogónico que los funda.

La etnoeducación, como la educación formal, los estudios a distancia y los cursos virtuales -entre otras modalidades educacionales-, tienen que considerar que la cultura humana es un crisol compuesta de signos divergentes, que comparten aspectos en sus contenidos y formas, pero que cada forma educacional también, tiene su estilo propio de pedagogía, es decir: de aprender y de enseñar sus tradiciones y costumbres. Y no sólo en la socialización, en una labor en el campo o en el hogar, o en un aula de clase, sino en el concepto de lo que significa educar. Para esto, habría que romper con los objetivos de cómo se educa, revisar quién es el quién

receptor y emisor y los contenidos y sobre todo el para qué se educa. Aquí los pueblos pueden decidir cómo construir la cultura educativa, y así encontrar los fines pragmáticos y funcionales para edificar estructuras de acceso, de anexo y de identidad en la interculturalidad.

Es posible, entonces que

lo “nacional” se

resignifique trayendo

como

consecuencia una interculturalidad verdadera, es decir, una relación
consecuencia
una
interculturalidad
verdadera,
es
decir,
una
relación

interétnica negociada y respetada entre las “naciones étnicas”, entre sus

lenguas y economías participantes y otros aspectos de la cultura material e

inmaterial. ¿Qué mejor escenario que la etnoeduación para lograrlo en este

presente o en el futuro?

“Albert Einstein afirmó que <<el problema del futuro es que se acerca

demasiado rápido>> entonces, ¡andemos a su ritmo!, mientras Albert Camus solía decir que <<la mayor generosidad con el futuro es darlo todo

al presente>>, entonces ¡juntémonos y podría ser más fácil!”

...

Lo

que

queremos decir, es encontrar una educación plural, también constructiva como la cultura que permita abrir oportunidades. Es decir, una etnoeducación que resignifique el sistema de la cultura de grupos considerados marginados para objetivar bases sólidas entre los miembros de esas comunidades (indígena, afro,), quienes estarán representados por medio del uso de sus signos no verbales para con el fin de que nos susciten prácticas de transmisión de una generación a otra en el interior de una

escuela intercultural.

de Jaibaná Bastón La comunicación noverbal en el mundo indígena La COMUNICACIÓN NO VERBAL en el

de Jaibaná

de Jaibaná Bastón La comunicación noverbal en el mundo indígena La COMUNICACIÓN NO VERBAL en el

Bastón

La comunicación noverbal en el mundo indígena

La COMUNICACIÓN NO VERBAL en el mundo indígena marca la pauta

para el desarrollo de la antropología, de la comunicación en general y de la semiótica en el seno de los estudios de la cultura. Básicamente, los estudios de los grupos culturales tradicionales (o de los pueblos indígenas), han tenido que fortalecerse a partir de la inclusión e importancia de los

estudios etnoeducativos en el plano de lo “aborigen” y esto implica el cómo “penetro” esos grupos. El cómo “atravieso” un territorio simbólico distinto (al

mío) sin operar fisuras ni malestares -aunque de alguna manera se den-,

pero con posibilidades de “negociar” las “curas” entre los individuos como

componentes humanos (zoobotánicos y objetuales también) y constructores de cultura y emisores-receptores de una etnoeducación.

Es preciso, para “entrar” en el mundo simbólico de estos pueblos implementar una metodología de estudio que envuelva el desarrollo de la empatía como el primer recurso humano pero también procedimental para conocerlos, para disfrutarlos y sobre todo, apoyarlos en su evolución, aunque este último no sea en algunos casos- lo que “ellos” deseen.

La empatía no sólo es el pedir permiso sino el recoger los contenidos de los

signos con el fin de asociar y de tejer la comprensión de la cultura.

de Jaibaná Bastón La comunicación noverbal en el mundo indígena La COMUNICACIÓN NO VERBAL en el

Es en

suma,
suma,

comprendernos

en el dialogismo

y

en

medio de la relación entre

contrarios, es el principio de la interculturalidad.

Es así como la COMUNICACIÓN NO VERBAL ha servido de método y de herramienta para filtrarse

Es así como la COMUNICACIÓN NO VERBAL ha servido de método y de herramienta para filtrarse, no sólo cognitiva sino éticamente en la cosmogonía indígena. Conocer los signos NO VERBAL ha proporcionado al

“extranjero” las llaves para entrar con empatía al terreno del “otro” y de los

acontecimientos sociales: en el trabajo, en la escuela, en el hogar, en las fiestas y eventos.

En la imagen anterior, por ej., se marca el sentido de como los indígenas

han, a su vez, penetrado en el medio “occidental”. La postura de su ser, de

su cuerpo marca la no verbalidad con un mensaje de serenidad muy poco desarrollado en el mundo no étnico. Aquí el mensaje es claro: un cuerpo

tranquilo, un “estar” expectante, un “ser” escuchante y entonces la kinésica

es también clara. El dominio de sí mismo es un SIGNOS NO VERBALES que alcanza trazos espirituales, es decir, armonizando su ser interior con el

exterior

La imagen habla por sí sola, no es más que una “copia”. Aunque el mensaje kinésico

La imagen habla por sí sola, no es más que una “copia”. Aunque el mensaje

kinésico es también, igual a los anteriores, tranquilidad y serenidad, hay un

comportamiento NO VERBAL simulado, “escenificado”… es una imagen a la “buena” estética en el sentido de que muy bien puede competir con imágenes de modelos de la cultura occidental.

Para algunos pueblos indígenas, la vitalidad pragmática de las imágenes es el pan comunicativo de todos los días entre los usuarios de esas comunidades; entre los Embera por ejemplo, Astrid Ulloa nos presenta la recursividad y la comunicabilidad de los dibujos corporales que afirman

estar en manos de la COMUNICACIÓN NO VERBAL. Para la investigadora, elaborar imágenes en el cuerpo corresponde a un modo particular de ver el

mundo. Es así como, “Las representaciones adoptan varias formas:

gráficas, musicales, coreográficas, literarias, etc. Para analizar un caso

concreto, tomaré el dibujo como la manera de representar, a través de

formas en un plano bidimensional, ideas, y valores asociadas a imágenes”

(Ulloa: 1992:33). Aquí vemos algunos dibujos que corresponden a la fauna

y a la flora… la COMUNICACIÓN NO VERBAL se despliega como recurso

no sólo reproductor de la cultura material sino también como producción de creatividad o de construcción de comunicación cultural.

Pintura corporal emberà /DAMAPÀ/ PINTURA DE CULEBRA EL DISEÑO DE CULEBRA ES EXCLUSIVO JAIBANA Y PARA

Pintura corporal emberà

/DAMAPÀ/ PINTURA DE CULEBRA

EL DISEÑO DE CULEBRA ES EXCLUSIVO JAIBANA Y PARA Y PARA EL CANTO DE /JAI/

Pintura corporal emberà /DAMAPÀ/ PINTURA DE CULEBRA EL DISEÑO DE CULEBRA ES EXCLUSIVO JAIBANA Y PARA

Pintura corporal emberà

/BEDÀPA/ PINTURA DE PESCADO

Usada para los ayudantes del jaibana en las diferentes ceremonias

PINTURA CORPORAL EMBERÀ /zagarápá/ Pintura de hacha. Usada antiguamente para fiestas Entonces es en el cuerpo

PINTURA CORPORAL EMBERÀ

/zagarápá/ Pintura de hacha.

Usada antiguamente para fiestas

PINTURA CORPORAL EMBERÀ /zagarápá/ Pintura de hacha. Usada antiguamente para fiestas Entonces es en el cuerpo
PINTURA CORPORAL EMBERÀ /zagarápá/ Pintura de hacha. Usada antiguamente para fiestas Entonces es en el cuerpo

Entonces es en el cuerpo que los Embera dibujan la COMUNICACIÓN NO VERBAL (no solamente, claro) y permiten clasificarse y comprenderse. Es así que Astrid Ulloa nos permite comprenderlos a partir de una análisis de cuatro dimensiones así: la Perspectiva: “… consistente en determinar el tamaño de un dibujo en el cuerpo, es decir, se marcan como importantes los dibujos que son grandes y no aquellos por su ubicación…”; la Simultaneidad: “Cuando en un mismo dibujo cada objeto es tratado desde la perspectiva y proporciones distintas e independientes entre sí, se habla

de simultaneidad… este tipo de manejo espacial”; las Proporciones: ”las figuras humanas pueden aparecer más grandes que los tambos, al igual que los animales, como el fogón y las plantas”; y los Estereotipos:

“Cuando se dibujan seres humanos en temas como la familia, o casas parafigurar un pueblo, o árboles para dar la idea de paisaje, y cada uno de los elementos se representa bajo una misma forma, se considera que el dibujante ha recurrido al estereotipo”. (Ulloa: 1992:39-44).

Aquí vemos la implementación de la COMUNICACIÓN NO VERBAL en el cuerpo humano: observamos la competencia gráfica y la disposición del ser

humano por “portar” y por “transportar” los signos… representaciones con

sentidos culturales donde se involucran todos como seres simbólicos.

de simultaneidad… este tipo de manejo espacial”; las Proporciones : ”las figuras humanas pueden aparecer más

MOTIVOS UTILIZADOS POR LAS MUJERES EMBERÀ

de simultaneidad… este tipo de manejo espacial”; las Proporciones : ”las figuras humanas pueden aparecer más

O veamos la siguiente, elaborada en tela donde observamos la fauna y la flora significando y combinándose -en el sistema no verbal- como una comunicación que pone en el escenario de la cotidianidad los elementos como aquí- un “paisaje” que retrata a la comunidad Cuna, autora étnica de esta obra estética. Sus líneas amarillas, azules, rojas, simbolizan los laberintos de la selva, de los ríos, del peligro de las serpientes y el entorno en el que el hombre y la mujer se mueven y que son capaces de significar estilísticamente. En esta imagen están los elementos que Astrid Ulloa nos ino verbalita a reconocer en todos los dibujos indígenas. Fíjense por ejemplo los aspectos de Estereotipo, el de Perspectiva y Simultaneidad.

Apelar a la observación de los objetos de una comunidad, es ante todo, crear un sistema
Apelar a la observación de los objetos de una comunidad, es ante todo,
crear un sistema de entendimiento para leer comprensivamente lo que
posee de COMUNICACIÓN NO VERBAL un grupo.

Observamos como los Embera diseñan marcas simbólicas cuyo ingenio es excepcional ya que, en primera instancia:

     ” la COMUNICACIÓN NO VERBAL para cumplir fines rituales, económicos, festivos.
” la COMUNICACIÓN NO VERBAL para cumplir fines rituales,
económicos, festivos.
es el cuerpo [1] el destino comunicativo que proyectan,
segundo son dibujos NO VERBALES que se pueden categorizar en
clases, tipos, conjuntos.
tercero, señalizan algún tipo de comunicación como lo puede ser el
poder y/o la admiración que le imprimen por ejemplo al tigre, a la
serpiente, etcétera.
Y finalmente, estos dibujos vuelven al cuerpo que es el objeto de
mayor envergadura representacional de los Embera por ser fuerte y
sólido objeto de comunicación, que a su vez, mantiene la relación
estética y simbólica con el mundo , el territorio donde se “luce

En este sentido, el cuerpo es un territorio, una superficie, una proyectación que recae en un “objeto” no sólo material sino espiritual. Allí, son

escenificados los dibujos para señalizar un contacto (una relación) con la naturaleza zoológica, vegetativa, asociación que en todo caso puede ser mítica y funcional y de paso, estructura [1] la etnia indígena. Allí, son

puestos el poder, la trascendencia, la empatía con la naturaleza viva, allí se asientan no sólo contrastes sino un conjunto de visiones ancestrales, históricas y creativas para construir la importancia que el grupo le da a los actos reales e imaginarios y para mantener el equilibrio y la armonía con el mundo que habitan.

Así, la COMUNICACIÓN NO VERBAL va entregando en la cultura colombiana, aspectos inherentes a su gran creatividad y capacidad para construir signos NO VERBAL lo que significa que bien Colombia es un vitral de comunicaciones. En ese sentido, existen otras comunidades con referencias importantes acerca de la COMUNICACIÓN NO VERBAL: y nos referimos a la cultura negra en Colombia, ésta posee contenidos culturales en sus distintas estructuras políticas, artísticas, religiosas, económicas, entre otras. Mediante un sistema de colecciones precisan sus enlaces para generar, construir y ligar una cultura distinta de otras. Los aportes de la etnia afro o negra en Colombia y en preciso en el campo de la COMUNICACIÓN NO VERBAL, se nutrieron a partir del tránsito entre nudos geográficos, en el entablamento y colecciones míticas con otras etnias y como resultado crearon un sistema simbiótico.

[1] Estructurar significa aquí, organizar con coherencia los valores étnicos en unidades comunicativas: tales como el mito, la historia, el trabajo, los ritos, etc.

[1] Pensemos que el concepto de cuerpo no sólo es el que está compuesto por redes anatómicas, óseas, etcétera, sino que cuerpo es un territorio, un espacio y como tal por él, es posible construir ritos, ceremonias, carnavales, y obvio, ser objeto también de comunicación.

puestos el poder , la trascendencia , la empatía con la naturaleza viva , allí se

Los afros

Los Afros ganaron valor etnohistórico que generó folclor, arte, gastronomía, religión, formas de mercadeo y hasta una pedagogía muy particular . En todo caso, un sistema de signos no verbales y verbales para enfrentar el rechazo o la aceptación de lo blanco. Sistema NO VERBAL que satisface reglas contextuales que al cumplirse devienen objetos y componentes con el fin de definir su identidad. Es así como el discurso acerca del negro en Colombia se ha diseñado a la luz y sombra de la lucha de clases; la palabra negro es terror, pero es discurso mismo: es el túnel de un lenguaje que referencia mucha alegría, festividad y organización comunitaria que alcanza ribetes de ghetos en algunas regiones colombianas.

El discurso negro en Colombia, como texto de la cultura no verbal, es democrático y simbólico porque recoge lo material y lo espiritual de sus expresiones dejando índices gestuales y kinésicos para construir lo negro mismo.

Los afros Los Afros ganaron valor etnohistórico que generó folclor, arte, gastronomía, religión, formas de mercadeo
Estos eventos sucedieron antes de la República y conforman una imagen de un ente superior (lo

Estos eventos sucedieron antes de la República y conforman una imagen de un ente superior (lo blanco) en contraste con uno inferior: lo negro. Otro aspecto ejemplifica la presencia de la construcción afro en el mundo de la COMUNICACIÓN NO VERBAL: formas de caminar, de trabajar, de bailar e inclusive de escribir; son formas simbólicas que transforman la realidad y forman una red de experiencia humana que los signos no verbales enfrentan cara a cara con las cosas del mundo envolviendo formas artísticas, mitologías, etcétera.

Estos eventos sucedieron antes de la República y conforman una imagen de un ente superior (lo

Los afrocolombianos, al igual que otras comunidades son interculturales, se relacionan y comparten experiencias con otras culturas afines a sus símbolos: buscan signos ancestrales y los proponen como formas de comunicación para “indicar” posturas políticas, por ejemplo. Los “niches[1] ” reciben signos no verbales de otras etnias y aportan saberes que en forma de SIGNOS NO VERBALES, también, van tejiendo construyendo- cultura. Es común entonces escuchar a los Raperos [2] hacer aportes a la cultura mediante “canciones” protestas, dichos o refranes en forma poética literaria y musical, así va "impregnado" el panorama de la cultura occidental

[1] Es una palabra que aún no se le conoce el origen, es cariñosa y afectuosa para con las negritudes quienes la viven como sinónimo de negro. No es palabra despectiva. Tiene connotaciones móviles tales como: ser bailador, alegre, de confianza.

[2] La palabra rapear es discursar, es hablar como cantando con poesía, generalmente con rima semántica. Los raperos se han extendido universalmente: parece que en la vieja ciudad de New Orleans, los negros iniciaron este movimiento más por necesidades escénicas o económicas que por política; sin embargo en África, las Antillas en América y

en regiones colombianas es un forma de “hacer presencia” en el arte de la música, de la

política y un modo de hacer gestión cultural, como ocurre en la ciudad de Medellín, y en

barrios como Ciudad Bolívar y Kennedy en Bogotá.

De ahí que las comunidades colombianas construyan signos que precisen identificar y apropiar ideales sociales, políticos, culturales, educativos, entre otros. En todo caso, esos sectores de la población se van distinguiendo particularmente por varias razones, las cuales obedecen a procesos históricos, ambientales o ecológicos, forzados socialmente o simplemente porque la presencia en esos territorios obedeció a afinidades socioantropológicas.

El campesino

Es así como el mundo campesino, como universo de significación, escenifica los SIGNOS NO VERBALES también con sumo conocimiento de su entorno. Pone en la cultura elementos simbólicos que transcienden en la historia colectiva e individual de sus individuos, objetos y en su relación con los animales y las plantas. En este grupo, que es quizá el más numeroso con respecto a los indígenas y a las negritudes-, abundan las relaciones simbólicas de tipo religiosas, en especial los altares que son escenarios de los ritos católicos, por ejemplo, como el siguiente:

Estos altares se encuentran dispuestos sobre los caminos, sobre las carreteras y sobre puentes, donde han

Estos altares se encuentran dispuestos sobre los caminos, sobre las carreteras y sobre puentes, donde han acaecidos “desastres” automovilísticos y donde es posible que ocurran; es posible encontrarlos,

en las entradas de las haciendas y fincas o en mitad del camino, vereda o

trocha. Parece que este tipo de “escenarios” rituales son de origen

campesino y tienen en la referencia católica, el sistema comunicativo que le da fuerza simbólica e identitaria a este sector de la población colombiana.

Hay un pensamiento mítico y místico que recae sobre lo real y en esto el campesino como las otras etnias colombianas poseen un “saber” que escenifican con instrumentos NO VERBAL. Una flor como una cruz

significan fuertemente un sentimiento de “seguridad” o de “protección” cuya comunidad convalida haciendo significativo el “objeto” ritual. Es así como

hay un consenso acerca de la validez también de los SIGNOS NO VERBALES- entre los individuos de la comunidad.

En este sentido, en regiones como Antioquia, Santander, Cauca, Valle, Boyacá, Cundinamarca, Tolima, Huila, Costa Atlántica y los Llanos Orientales conocen infinidad de signos que conjuntan sistemas de COMUNICACIÓN NO VERBAL. La tradición popular, la tradición oral, fiestas religiosas y ecológicas, iconografías numerosas y variadas constituyen el amplio referente que se despliega para darnos a entender que una Etnoeducación puede “recoger” estos indicios de SIGNOS NO

VERBALES para mostrar la vitalidad de los campesinos con este medio de comunicación cultural.

Siempre se ha dicho que, los campesinos colombianos, son el grupo más sabio en cuanto a la “lectura” que hacen del campo, de los siniestros ecológicos y de la comunidad nacional. Un ingeniero, arquitecto o político “tiene” –es su deber- que preguntar primero al campesino para después construir un oleoducto, un puente o de lanzar campañas se trate. Aunque la realidad nacional muestre a veces lo contrario- terminan siendo auscultados por el saber ancestral que poseen sobre sus campos y parcelas.

Aunque muchos campesinos tienen un bajo nivel de desarrollo tecnificado - lo que a su vez-, le da un bajo grado de desarrollo social, algunos se encuentran en estado tardío de evolución industrial y tecnológico aplicado al campo. Poseen una organización, en algunos casos tradicionales, además de la producción material de artesanías, de productos agrícolas y de otras manualidades le son indispensables para la sobrevivencia. Pero esto no le quita el saber ancestral que tienen del cosmos, de la historia colectiva trasmitida de generación en generación y de sus innumerables conocimientos, también, que tienen de la comunicación entre sus individuos, entre las relaciones que efectúan al interior y en los bordes con la fauna y la flora que tanto y muy bien conocen.

Muchos de nuestros campesinos vienen de los grupos mayoritarios

indígenas americanos como los Chibchas, aunque con tanto “desuso”

(como diría el poeta Nicolás Guillén entre mezclas y mezclas con los blancos y ante relaciones de transculturación) se fueron quedando sin

tierras y sin “identidad” definida y les quedó el destino de enfrentar el

campo con gestos de resocialización, de mendicidad y de retraso tecnoindustrial, social y sobre todo, educativo.

Sin embargo, sus territorios, unos en medio de las montañas, otros entre los llanos extensos, en las orillas de las costas y algunos en los desiertos, han conformado un grupo humano fuerte y combatiente contra los males de

las economías y las políticas liberales o conservadoras que provienen del estado miope en donde jamás les han preguntado si les conciernen o no un “tratado” extranjero para “mejorar” su presente y su futuro. A pesar de este panorama, han dejado huellas en muchísimos artefactos y artesanías, entre otros. La educación campesina ha sido quizá la que con mayor ahínco ha sido parte de la transmisión de signos a la cultura nacional; muchos refranes, objetos y formas han salido de ellos para llegar al mundo de las ciudades para contribuir a la educación nacional.

En las siguientes imágenes podemos hacer una lectura comprensiva de como el mundo campesino construye relatos vivos de comportamiento no verbal, para construir su cultura. Aquí vemos, la forma en que un campesino se resguarda para cazar aves y para vigilar a los ladrones de vainilla en su hacienda. Observe el objeto NO VERBAL arquitectónico- que ha construido para guardarse y para que no se percaten de su presencia humana; en este escenario que es un observatorio, se encuentra el sujeto agachado, armado y listo para intervenir. Es importante comprender cuáles son los signos no verbales que están escenificando la comunicación NO VERBAL. Tanto el objeto para esconderse como su comportamiento corporal. Hay en la imagen el tono de juego rol- entre la vida, la muerte, la seguridad y la sobrevivencia; además de un saber comunicativo. [1]

las economías y las políticas liberales o conservadoras que provienen del estado miope en donde jamás

[1] Imagen tomada de “Narraciones de El Soñador” , SEP, México, D.F.

1974

En las siguientes primera- imágenes encontramos la relación humana entre los jóvenes campesinos quienes con una actitud gestual de ambos-

dan a entender el galanteo y la coquetería. En la subsiguiente, observamos

la forma cómo huyen cuando deciden “casarse” o “arrejuntarse”, práctica

muy común entre el campesinado; el comportamiento no verbal es diciente y significa que lo están haciendo a escondidas. En esta misma imagen, se nota cómo atrás -o a lo lejos- (proxémica) los persiguen en el momento de la huída [1]

muy común entre el campesinado; el comportamiento no verbal es diciente y significa que lo están

Posteriormente, observen el comportamiento no verbal de cómo se pide una mano en el mundo maya (México). El novio y su padre, de pie, con sombrero en mano como señal de respeto, y los padres de la novia expectantes y prestos a escuchar la demanda y el pedido. La madre del novio, no interviene.

muy común entre el campesinado; el comportamiento no verbal es diciente y significa que lo están

En el siguiente caso, los campesinos, diseñan el entorno de una manera organizada para brindar, una costumbre típica para llegar a acuerdos y a compromisos en la economía, en la política, en la vida social, educativos, etcétera. Fijémonos en el comportamiento no verbal: forma de sentarse, rostros dirigidos al centro, las manos alzadas, el ambiente preparado

plácidamente…

[1] Ibíd. “El Soñador. Algunas prácticas campesinas fueron trasladas a la ciudad: el mercado y el

[1] Ibíd. “El Soñador.

[1] Ibíd. “El Soñador. Algunas prácticas campesinas fueron trasladas a la ciudad: el mercado y el
[1] Ibíd. “El Soñador. Algunas prácticas campesinas fueron trasladas a la ciudad: el mercado y el

Algunas prácticas campesinas fueron trasladas a la ciudad: el mercado y el transporte como se muestra en las imágenes 70 y 71. En la imagen 71, bien podríamos comprender la existencia de este transporte llamado comúnmente “zorra” tan útil para las clases populares y que se “fusionaentrando a la ciudad proveniente del mundo campesino. Es un signo no

verbal, que reconoce e identifica una manera de vivir, ya quizá, no un campesino sino un hombre urbano de clase popular y en especial a los recicladotes que tanto bien le hacen a las ciudades, a la industria y a la sociedad formando economías de subsistencia dignas de destacar por el carácter ecologista, creativo y transformador de productos desechadas y por la estética tan peculiarmente folclórica de sus enunciaciones.

Así mismo, el mundo campesino va aportando a la ciudad formas estéticas

que se reconocen mediante el conocimiento de los sistemas no verbales. Se comprende que la disposición de las frutas y verduras en los supermercados e hipermercados de la ciudad, copiaron del mundo

campesino esas “especializaciones” y “estéticas de la organización” de los

productos naturales. Para nadie es un secreto que el mundo campesino aportó signos no verbales que la ciudad acopló y acogió y volvió a rediseñar.

En este sentido, la vida de las gentes en la ciudad es muy compleja al igual que la de los otros grupos estudiados, tienen igualmente elementos de la COMUNICACIÓN NO VERBAL muy interesantes que se destacan y que son parte de la multiculturalidad [1] que en signos intervienen en el escenario múltiple de la urbe. Justamente, esta característica de la sociedad, la multiculturalidad llega a la ciudad porque las economías campesinas, indígenas y afroamericanas llegaron a la ciudad enriqueciendo el vitral de la economía urbana; el desplazamiento forzado y la expansión de la políticas

de mercado [1] fueron las que incitaron el “viaje” a las urbes y con ello

llegaron símbolos y significados que se fueron integrando la ciudad e inclusive han saltado hacia la internacionalización, lo que significa que los

SIGNOS NO VERBALES, bien

“escenificados”

y

en

contextos

internacionales propicios pueden borrar imágenes negativas -como el

narcotráfico- y emerger como signos no verbales positivos.

[1] Multiculturalidad como el concepto que conjunta variadas razas, etnias, comunicaciones, valores, etcétera que confluyen formandohttp://www.google.com.co/ multiculturalidad.cl Entonces las ciudades formaron espacios multiterritoriales [1] donde se caracterizan por la abundancia de mensajes y de comunicaciones enunciadas por la publicidad y su gran maquinaria consumista, por los grandes medios de comunicación (TV, radio, cine, revista, graffitis, mensajes visuales y otros), por la tecnología celular, computacional y satelital, elementos tan necesarios, que dan forma a la metropolización de las ciudades justamente por que en el uso de ellos subyace la distancia como diseño contemporáneo (se habla de megaciudades, de ciudades dormitorio [2] ) y los efectos de la polución (contaminación industrial proveniente de las fábricas y de los automóviles), el arte moderno en todas sus gamas y las tendencias rituales y estéticas contemporáneas (manifestaciones populares, parques naturales, recreativos, tecnológicos, temáticos, arte público). Sabemos que las ciudades, en medio de esta dimensión real que viven hoy en día, tienen una arquitectura diferente entre sí, y Colombia se da gusto mostrando estas distinciones; inclusive, al interior de las mismas hay diferencias que permiten comprenderlas como significativas en la COMUNICACIÓN NO VERBAL. Y ejemplos de COMUNICACIÓN NO " id="pdf-obj-105-2" src="pdf-obj-105-2.jpg">

[1] Multiculturalidad como el concepto que conjunta variadas razas, etnias, comunicaciones, valores, etcétera que confluyen formando unidades

mezcladas, sincréticas, híbridas donde el “modo de ver” al otro se dimensiona con el “todo” ético, respetuoso y sobre todo con la actitud de

“compartirse” mutuamente lo que se interrelaciona en la negociación de los

diferentes grupos implicados en la multiplicidad de relaciones. Para ampliar

el término en mención, véase http://www.google.com.co/ multiculturalidad.cl

Entonces las ciudades formaron espacios multiterritoriales[1] donde se caracterizan por la abundancia de mensajes y de comunicaciones enunciadas por la publicidad y su gran maquinaria consumista, por los grandes medios de comunicación (TV, radio, cine, revista, graffitis, mensajes visuales y otros), por la tecnología celular, computacional y satelital, elementos tan necesarios, que dan forma a la metropolización de las ciudades justamente por que en el uso de ellos subyace la distancia como diseño contemporáneo (se habla de megaciudades, de ciudades dormitorio[2] ) y los efectos de la polución (contaminación industrial proveniente de las fábricas y de los automóviles), el arte moderno en todas sus gamas y las tendencias rituales y estéticas contemporáneas (manifestaciones populares, parques naturales, recreativos, tecnológicos, temáticos, arte público).

Sabemos que las ciudades, en medio de esta dimensión real que viven hoy en día, tienen una arquitectura diferente entre sí, y Colombia se da gusto mostrando estas distinciones; inclusive, al interior de las mismas hay diferencias que permiten comprenderlas como significativas en la COMUNICACIÓN NO VERBAL. Y ejemplos de COMUNICACIÓN NO

VERBAL se dan cuando vemos los barrios altos, bajos, lejos del centro, cercanos a los límites y galeras de las ciudades; dan significación distinta cuando observamos barrios modernos con amplias avenidas y autopistas que dan idea de progreso y evolución, en contraste con otros barrios coloniales que dan el significado de ser tradicionales y atrasados o turísticos; otros muy pobres conformados por casas de cartón y todo ello habla de un lenguaje no-verbal que permite también obtener comunicación y significación como, asunto también de la COMUNICACIÓN NO VERBAL.

El gesto como el principal signo

VERBAL se dan cuando vemos los barrios altos, bajos, lejos del centro, cercanos a los límites
VERBAL se dan cuando vemos los barrios altos, bajos, lejos del centro, cercanos a los límites

En la vida urbana se juegan interpretaciones o lecturas NO VERBALES interesantes en cuanto que son sistemas de COMUNICACIÓN NO VERBAL que comunican ideas, sentimientos y mensajes de cómo son las ciudades o cómo es el “hombre” que las habita; entonces el arte público participa teniendo como referente a la COMUNICACIÓN NO VERBAL, permite opinar a su manera mediante la escultura y mantiene al gesto[1] como el principal signo

que critica y estimula la liberación de los sentidos. Esa es la función social del arte no verbal que se aplica en las urbes.

[1] Acordémonos que el gesto no sólo se define como un signo físico sino inmaterial, ético, actitudinal, etc. Es la forma, si se quiere, que adoptan los objetos: un rostro, una mano, en fin el cuerpo; pero también las cosas: los olores, los colores; las urbes en este caso, gestualizan un tipo de vida, es decir, le

dan forma a un estilo de vivir que posee el ser humano. Éste estilo es un lenguaje, es un gesto.

Desde esta perspectiva, entonces las ciudades no son sólo espacios para vivir y habitar sino también, megasignos espaciales donde se adquieren lenguajes nuevos, se transforman otros y siempre sus gentes, producen e innovan signos. Esta vitalidad comunicativa, permite distinguir las ciudades, en especial las colombianas, como divergentes y con caracteres multiculturales, lo que significa que también, la cultura se construye, se reconstruye y se intercomunica en función de las competencias ciudadanas [1] que dominan para autobeneficiarse y permitir la evolución histórica en la arquitectura, como argumento creativo para la identidad, aspecto de la etnoeducación.

Es así como la COMUNICACIÓN NO VERBAL adquiere nuevos valores semánticos e interpretativos, nuevas texturas como signos y potencializa el

saber y la educación de forma distinta a como se conoce en otros grupos sociales que no habitan en las ciudades. Por ello, la COMUNICACIÓN NO VERBAL se representa mediante signos distintos y propone otras

interpretaciones cuya esencia y “secretos” necesita de sujetos “muy”

educados que manejen competencias ideológicas [2] , cognitivas y estéticas, las cuales son necesarias para comprender los sentidos y

comunicaciones de los signos NO VERBAL.

Prueba de ello, es la anterior imagen [1] , que muestra un signo NO VERBAL diseñado

Prueba de ello, es la anterior imagen [1] , que muestra un signo NO VERBAL diseñado en escultura; se muestra un hombre que se erige hacia la altura majestuosa que la vista humana puede alcanzar, se muestra como

un rito contemporáneo cuya significación podría ser, la “grandeza” del mismo “hombre”; también se puede comprender el “vacío” desde cuya apertura se siente la sensación de “rapidez” y de “penetración” y de

“libertad” y de que cualquier ser humano puede pasar por allí y sentirse “grande”, como si la actitud de apertura tejiera sentimientos de filtración

sensorial, de sensibilidad ilimitada y liberalidad. Estos significados, pueden

desprenderse de esta escultura y terminan siendo “lecturas” y “escrituras”

de las ciudades modernas y son efectivamente signos NO VERBAL. Nos parece que el mensaje NO VERBAL es tan potentemente claro que nos dice

“siéntanse grandes que Uds. lo son”.

[1] Imagen tomada de Culturas Híbridas. Néstor García-Canclini. Edit Vergara, México, D-F: 2001.

[1] Es el saber hacer “algo” en el contexto urbano; saber comportarse es

saber leer sus monumentos, saber tomar un transporte urbano, saber cuál es el norte y el sur; saber responder éticamente ante otro sujeto con cortesía, etc.

[2] Capacidad de análisis, síntesis y abducción, entre otras habilidades que tiene por fin destapar el significado de los mensajes en los signos, en distintos niveles semánticos. Posee crítica y reinterpretación de los signos.

Así mismo, se puede afirmar que en las ciudades, la COMUNICACIÓN NO VERBAL ha necesitado de sujetos que la construyan permanentemente, es que ella en la cultura citadina, crece y crea signos nuevos, los innova y le da sentido a otros ya existentes. En este sentido, habrá gestos que se representan como si fueran textos informativos y que no solamente son originados por el cuerpo humano, sino por sus sujetos que se autorepresentan ya sea mediante significados proporcionados por la historia, por su pensamiento innovador y por la época de la modernidad, la cual comparten con fuerza y vitalidad comunicativa.

Lo que se quiere decir, es que en los niveles de significación de los
Lo
que se
quiere
decir,
es que
en
los niveles de significación de los

mensajes predominan discursos divergentes: sean religiosos, artísticos,

cotidianos, jurídicos, políticos, deportivos, etcétera. Sólo que algunos están

presentes con mayor jerarquía que otros, y éstos (los otros), permanecen

pero subtextualmente teniendo un comportamiento de baja actuación con

respecto a los primeros. Por eso es que a veces, lo que un observador de

SIGNOS NO VERBALES cree entender es muy diferente a lo que otro,

entiende, del mismo mensaje. Ese es el poder del lenguaje connotativo.

Es común, entonces, que subsistan signos NO VERBAL en la COMUNICACIÓN NO VERBAL de las ciudades, repletos de ambigüedad y con amplia carga connotativa, son signos que hacen vivir la cultura entre grupos distintos a los urbanos. Este comportamiento es igual en todas las culturas pero depende de la efectividad semántica y del significante de los signos, de los imaginarios y del compromiso de sus habitantes con los signos en términos de sus competencias y también, depende del servicio que los signos proporcionan para los contextos educativos, políticos, etcétera. Veamos los siguientes signos NO VERBAL de un ciudadano que bien puede ser urbano, indígena, campesino o afro y que bien pueden incluirse en una cartilla educativa y comunicativa:

En verdad estos signos o gestos manuales pueden ser usados en cualquier parte del país y

En verdad estos signos o gestos manuales pueden ser usados en cualquier parte del país y poseen el mismo significado y cumplen con la comunicación; otras veces, cumplen el rol de darles definición a los individuos en las conversaciones por ejemplo entre sordomudos, o entre gentes que necesitan comunicarse para ser comprendidos cuando las lenguas verbales no son afines. Mostrar con las dos manos la “forma de un

libro” es muy recursivo, como lo es unir las manos cerradas en forma de

puños para indicar fortaleza y así sucesivamente.

Con esto queda claro que el cuerpo humano sirve como herramienta, como

objeto y obvio- como

alfabeto

para crear no-verbalidad, para crear un

sistema perfecto de comunicación.

De otro lado, podemos también observar los grupos urbanos como los jóvenes punks que a través de su postura y vestimenta, utilizan accesorios y objetos para distinguirse de otros grupos. Son un grupo minoritario que

subsiste en la ciudad con opciones de vida alternativas a la establecida por la sociedad mayoritaria. En este sentido son capaces de formar un lenguaje con sus figuras que son escenificadas sobre sus cuerpos, como si formaran un “teatro” de colorido. Son un grupo, igualmente, fuerte y seguro porque en medio de la “normalidad” ciudadana, sobresalen con sus iconos,

símbolos e índices.

En

general,

lo

que

construyen

estos

grupos

contemporáneos

son

muchísimos mensajes que por sus influencias estéticas afirman un poder

simbólico y encuentran reconocimiento estructural en la sociedad.

O qué decir de la significación que sugieren estos dos modos de transporte urbano: la tradicional Chiva y Transmilenio. Indudable significación distinta que generan: la chiva da la idea de folclor, la otra de modernidad, una de tradición, y la otra de evolución y desarrollo. Veamos las imágenes [1]

simbólico y encuentran reconocimiento estructural en la sociedad. O qué decir de la significación que sugierenwww.villadeleyva.com , la de Transmilenio de http://www.lafm.com.co/fotos/transmilenio-pp_lafm.jpg " id="pdf-obj-111-6" src="pdf-obj-111-6.jpg">
simbólico y encuentran reconocimiento estructural en la sociedad. O qué decir de la significación que sugierenwww.villadeleyva.com , la de Transmilenio de http://www.lafm.com.co/fotos/transmilenio-pp_lafm.jpg " id="pdf-obj-111-8" src="pdf-obj-111-8.jpg">
simbólico y encuentran reconocimiento estructural en la sociedad. O qué decir de la significación que sugierenwww.villadeleyva.com , la de Transmilenio de http://www.lafm.com.co/fotos/transmilenio-pp_lafm.jpg " id="pdf-obj-111-10" src="pdf-obj-111-10.jpg">

[1] La chiva es tomada de www.villadeleyva.com, la de Transmilenio de http://www.lafm.com.co/fotos/transmilenio-pp_lafm.jpg

simbólico y encuentran reconocimiento estructural en la sociedad. O qué decir de la significación que sugierenwww.villadeleyva.com , la de Transmilenio de http://www.lafm.com.co/fotos/transmilenio-pp_lafm.jpg " id="pdf-obj-111-18" src="pdf-obj-111-18.jpg">

Observemos los collares, los botones sobre las chaquetas, el pronunciado color rojo y el maquillaje de los ojos, significan todos estos signos NO VERBALES, la idea de prepararse a “entrar” en la percepción –en el ojo comprensivo de quien los mira- de los receptores urbanos a una “obra” o a una “escena” casi violenta, casi Kitsch [1] .

Siguiendo esta misma línea de objetos NO VERBALES urbanos (aunque no solamente porque los hay en todas las culturas) tenemos los tatuajes.

Observemos los collares, los botones sobre las chaquetas, el pronunciado color rojo y el maquillaje de

La imaginería humana, que es el fundamento para una creatividad, tiene

en estas muestras el sentido recurrente del cuerpo como “papel”, como

superficie donde el gesto es escrito (si es que la escritura es dibujar) y ya

no nace desde él mismo. Aparece entonces la naciente escritura no como palabra (aunque puede aparecer) sino como signo que participa de un ideal de identidad, o como parte de un relato o narración tipo historieta (e inclusive con tipografía de tendencia astrológica como la imagen de la izquierda) que rebasa la misma imaginación para fundar nuevas creencias y nuevas formas de presentar el cuerpo como objeto de la COMUNICACIÓN NO VERBAL relacionado con las nuevas creaciones estéticas y simbólicas o con lo existente.

[1] Entiéndase lo Kitsch como sinónimos de mediocre, sin gusto estándar, rudo, ramplón, ridículo.

O veamos este tipo de signos, que son en efecto, muestra de creatividad y de representación mítica en el Carnaval de Barranquilla: la marimonda . Es su significación, erótica, sexuada y cargada, también, de humor, de color y

fiesta. Las carrozas

que

son muestras NO VERBAL de escenarios

andantes y “altares” rituales donde la fiesta estética nos hace soñar con

signos no-reales.

fiesta. Las carrozas que son muestras NO VERBAL de escenarios andantes y “altares” rituales dond e

O en las siguientes imágenes (92 y 93) veamos SIGNOS NO VERBALES,

donde la ciudad “diseña” rostros con distintos gestos, y actitudes

patológicas y depresivas, gestantes de otras actitudes y entonces el gesto adquiere connotaciones disímiles de tipo psicológicas. Se combinan la moral contemporánea con el conjunto de sistemas estéticos, cuasireligiosos [1] y artísticos: el gesto es indudable que es otro, es un signo que subterráneamente emerge para tocar el inconsciente de los individuos y formar el caos emocional y la ambigüedad del sentido se construye.

fiesta. Las carrozas que son muestras NO VERBAL de escenarios andantes y “altares” rituales dond e
fiesta. Las carrozas que son muestras NO VERBAL de escenarios andantes y “altares” rituales dond e

[1] Como mitos estéticos. Lo que piden los medios masivos que se

convierta el cuerpo humano, en cliché de modelo, en figura visual; en un

ser más “significante” que significado, se prima lo superficial y el sentido

de la vida contemporánea se obvia y pasa a un segundo plano; sin embargo, es la retórica de la vida plástica lo que se propone aquí.

Son modelos “poster” o de afiche en

los que

descompuesta

como

si

su

definición,

se

la figura humana se erige lograra comprendiendo la

multisignificación o las multicomptencias [1], en el sentido de que el ser se desdobla (¿se fragmenta? [2]) llevándolo a la comprensión como versátil, como generador y soporte de estéticas sin fin, ya que está inscrito en la creatividad porque las tecnologías lo permiten y lo permutan en objetos de “hombres” y de “mujeres” cada vez distintos, cada vez con múltiples significaciones.

multisignificación o las multicomptencias [1], en el sentido de que el ser se desdobla (¿se fragmenta?

Se multiplican las ideas, se comercializa el gesto y se vende, se mercantiliza para beneficio de la economía y de la sociedad capitalista. Las maniquíes capturan la urbe a través de las vitrinas y permanecen escondidos como aves nocturnas acechando la vida cosmopolita para fomentar la sociedad de los géneros elegantes y plásticos: unos signos no verbales que seducen hasta la histeria y el silencio como formas de soledad urbana. Como formas de comportamiento no verbal en las ciudades.

[1] Ver un listado de cuántas competencias existen (pueden existir) en El Concepto de Competencia III de Guillermo Bustamante Z., Alejandría-SOCOLPE, 2003. Bogotá D.C.

[2] Ver el concepto de fragmentación en Habermas, por ejemplo en La postmodernidad. Edit Antar. Barcelona. 1999. La fragmentación es una característica para reconocer los objetos contemporáneos como lenguaje

O esta otra (imagen 93): donde la vitalidad de la diversidad metropolitana y citadina juega roles que van más allá de los secretos interactivos del arte

callejero de esquina y ambulante, hasta la ideación la construcción- de la ley de los contrarios… Observemos cómo rivalizan la desnudez femenina y su encanto erótico fuertemente comercializado en el mismo conjunto espacial con el poder del vaticano. Dos iconos rivalizando en las calles como dos signos no verbales urbanos y contemporáneos. Potentemente

paradójicos pero que el habitante de la ciudad les permite dialogar con lúdica o con conocimiento de causa-efecto. Este tipo de lenguajes no verbales suelen despertar el sentido de libertad y democracia, pero también

el “atrevimiento” moral.

callejero de esquina y ambulante, hasta la ideación – la construcción- de la ley de los

Por supuesto que hay una crítica alta pero también una postura para despejar las dudas que la hipocresía de los poderes ha instaurado. Ése es el encanto de la comunicación no verbal en las ciudades modernas, la construcción de una cultura como escenario donde se dialogan con facilidad signos contrarios pero difíciles de soportarse por el concepto de la

moralidad vigentemente fuerte en la “vida de los objetos reales”.

La COMUNICACIÓN NO VERBAL ejerce la democracia y entonces es opinión pública. Y he aquí el otro poder, el saber que la comunidad manifiesta para conseguir fines y respuestas ante la epistemología, ante la historia y por supuesto ante la estética y ante la ética dominante.

Lecturas Complementarias /están en la carpeta en pdf <a href=Sistemas de Comunicación no verbal Ejemplo de los sistemas de comunicacion ACTIVIDAD 2 Simultáneamente comience a realizar su trabajo de campo intensivo para desarrollar el proyecto de aula diseñado al principio de este curso. Éste proyecto tendrá un fin eminentemente educativo que beneficiará a su comunidad . Para tener en cuenta: Para realizar el trabajo de campo debe tener en cuenta los siguientes pasos: Trascripción : Haga una lista, dibuje y describa cada uno de los elementos elegidos de la comunicación no verbal presentes en su comunidad. " id="pdf-obj-116-2" src="pdf-obj-116-2.jpg">

Lecturas Complementarias /están en la carpeta en pdf

ACTIVIDAD 2

Simultáneamente comience a realizar su trabajo de campo intensivo para

desarrollar el proyecto de aula diseñado al principio

de

este curso. Éste

proyecto tendrá un fin eminentemente educativo que beneficiará a su comunidad .

Para tener en cuenta:

Para realizar el trabajo de campo debe tener en cuenta los siguientes pasos:

Trascripción: Haga una lista, dibuje y describa cada uno de los elementos elegidos de la comunicación no verbal presentes en su comunidad.

Re-escritura: Paralelamente al desarrollo del trabajo de campo analice los dibujos que ha llevado a cabo, escriba sus explicaciones, teniendo en cuenta las siguientes preguntas:

-¿Qué es lo que hace que estos signos pertenezcan a una Comunicación no verbal?

-¿En dónde se aplican estos signos no verbales?

-¿Quién o quiénes hacen uso de ellos?

-¿Cuándo se usa esta comunicación no verbal?

-¿CUAL ES LA IMPORTANCIA DE ESTOS SIGNOS NO VERBALES PARA LA CULTURA DE LA QUE HACEN PARTE?

Unidad II: LA COMUNICACIÓN NO VERBAL COMO CONSTRUCCIÓN DE LA CULTURA Y A TRAVÉS DE EJEMPLIFICACIONES

Capítulo 7: Presupuestos Conceptuales

Lección 19: La Tradición

Lección 20: Porque canción que se graba, esa es canción que se muere

Lección 21: Naturaleza Y Esencia De La Oralidad

La tradición

El hombre primitivo o troglodita que habitó en las cavernas, inició el proceso de comunicación con sus semejantes recurriendo a gestos, ademanes y actitudes, que en su conjunto constituían el mimo o la mimesis como la llamaron los griegos; posteriormente este proceso escaló un peldaño con la aparición de la voz humana o palabra hablada, no sin antes pasar por el grito o lenguaje inarticulado, en su largo proceso de conformación, para integrarse posteriormente con el mimo, y dar forma a la expresión dramática.

Entre estudiosos e intelectuales no existe ninguna duda acerca de la antecedencia que las formas orales (os-oris = boca) y habladas de la literatura, tienen en relación con las escritas y por ello, las fábulas son anteriores a las leyendas, de las cuales adquirimos conocimientos, leyéndolas. De ahí que Esopo, el antiguo fabulista griego del siglo VII a. C. no escribió, sino que únicamente habló sus fábulas, casi todas de animales, las cuales fueron transmitidas por tradición oral desde hace mucho tiempo, hasta cuando muchas de ellas fueron reescritas en verso por el poeta griego Babrio, hacia el siglo II y I a. C. y en latín por el poeta romano Fedro, en el siglo I d. C. las cuales fueron traducidas al castellano por Clara Campoamor. Pero esta forma de oralidad llevada a la escritura, tendría notable influjo en poetas posteriores, como La Fontaine ( s. XVII) y Samaniego e Iriarte ( s. XVIII).

Igualmente, grandes personajes de la historia universal, como Sócrates o Jesucristo, nunca escribieron y lo que enseñaron solo lo hablaron; sin embargo, todas sus enseñanzas se conocieron para la posteridad porque fueron escritas por sus discípulos y seguidores o por testigos de la época.

Por otra parte, es muy significativo el valor de supremacía que en la cultura clásica de Grecia se daba a las artes, en relación con las ciencias, lo cual se puede analizar teniendo en cuenta el papel asignado a las musas, esas especies de deidades juveniles que actuaban como protectoras y propiciadoras de las distintas ramas del conocimiento. De tal modo que a las artes literarias las protegían cinco musas mientras que las ciencias solamente contaban con dos [1].

La humanidad fue concibiendo desarrollos que muchos siglos después, permitieron consolidar la escritura como una herramienta de trascendencia en el desarrollo de la cultura, por la ventaja que representaba para la conservación de la memoria de los pueblos, mediante fijaciones objetivas de todo lo que producía el entendimiento humano. Así, los esfuerzos de los chinos y egipcios, vieron su culminación en el invento de Johann Gutemberg (1400), quien en 1450 inventó la imprenta, como arte de trasladar en forma masiva signos o imágenes a un soporte, mediante la

invención de los tipos móviles metálicos, lo cual permitió superar la elaboración manuscrita de libros, como hasta ahora se venía haciendo. A partir de este momento los conocimientos se condensaron por escrito y la literatura escrita se adueñó del mundo, proceso que mejoró con la invención de la máquina de escribir y posteriormente con la luz eléctrica.

[1]

Erato

(la

poesía

lírica y amorosa),

Polimnia

(la poesía

heroica

y

la

elocuencia), Calíope (para la épica), Melpómene (para la tragedia), Talía (para la comedia). Euterpe (para la música) y Terpsichore (de la danza). Mientras que para la historia actuaba Clío y para la Astronomía Urania.

La importancia y la fuerza adquirida por el arte de escribir en la época moderna, ha sido de tanta trascendencia, que hoy la historia y la literatura parecen inseparables de la palabra escrita y como careciendo de sentido sin ella. Aunque en los comienzos del siglo XXI, aún persisten en el mundo muchas culturas que ni están organizadas, ni se transmiten por medio de la escritura, sino por la oralidad, el pensamiento contemporáneo tiende a reducir su historia y su literatura a meras manifestaciones de un folclor, al cual se le mira con cierta condescendencia y no pocas veces se le menosprecia, desconociendo la fuerza y el valor de otras formas de manifestación.

El enfoque positivista de los estudios históricos, dominante en el panorama académico de todo el mundo hasta bien avanzado el siglo XX, concebía a la historia como una relación cronológica de hechos, o acopio de datos sin explicación, pues según esta forma de pensar y actuar, los hechos y los datos hablan por sí mismos y se explican solos.

Pero este paradigma, que ha dominado el panorama conceptual de la época moderna, tiende a cambiar, cuando la llamada Galaxia de Gutemberg [1] , ha sido aminorada por el auge de la galaxia de Marconi, pues después de tres siglos de dominio, el descubrimiento de la luz eléctrica, la lámpara incandescente, el telégrafo, el cinematógrafo, la radio y la televisión con todos sus derivados, se ha ido dando una reconversión desde la literatura escrita hacia la hablada. De esa manera, hoy nos vemos abocados cada vez más, a enfrentar una situación en la que los medios de comunicación de masa con una especie de venganza de la palabra hablada - que durante

siglos se mantuvo reprimida por el dominio de la escritura-, irrumpen en el escenario general de la sociedad, rescatando así la importancia de la oralidad cuando asociadas ambas galaxias, asistimos hoy a la nueva era de las comunicaciones masivas o mass media.

La predominancia de los medios orales y visuales de imagen móvil, de comunicación, como la televisión, la radio y el cine, con todos sus recursos auxiliares, como el disco, el magnetófono, el compact, el teléfono convencional , el celular, la multimedia y la Internet , han traído como consecuencia una reivindicación de la palabra hablada y el resurgimiento de las energías vocales humanas, después de ese largo periodo moderno en que fueron desvalorizadas por la opinión general y por los investigadores, historiadores y hasta por antropólogos y culturólogos.

[1] Expresión que ha sido utilizada para denominar la cadena de consecuencias lógicas derivadas para la cultura a partir de la invención de la imprenta, con la producción de material escrito, imprentas y bibliotecas.

Inclusive, la irrupción del computador, con sus dictáfonos e identificadores de voz y la Internet con todas sus aplicaciones al campo laboral e intelectual, lo mismo que a las comunicaciones, han llevado a pensar en una pronta desaparición de la escritura manuscrita, pues todas las formas y soportes materiales que hasta ahora se habían empleado, han sido descontinuados o entrado en desuso, lo cual lleva a creer, que en un futuro corto, los procesadores pueden reemplazar la escritura manual, más no el acto y la actividad de escribir en cuanto tal.

Señales del resurgimiento de la palabra hablada en todo el mundo, se pueden percibir en la crisis - y en algunos casos desaparición- de grandes periódicos y revistas de prestigio internacional, por el desbalance que se presenta entre el incremento de lectores virtuales a través de la Internet y la disminución del número de suscriptores o lectores en medio físico, que los lleva a mantener permanentes y novedosas estrategias de mercadeo, que les permitan conseguir o mantener sus lectores, y sostenerse en los mercados[1] .

Igualmente se manifiesta esa actitud, en una apatía generalizada de los jóvenes por la lectura y un marcado interés y florecimiento del arte de la canción, como medio de expresión de una forma de pensar, e incluso, de una visión del mundo, que ganó fuerza desde los años 50 del siglo XX, con el progreso de los medios magnéticos de difusión y aún se mantiene consolidada en nuestros días [2].

[1]. Dos ejemplos significativos en Colombia, hacen referencia a la desaparición reciente del Diario del Caribe y la crisis y venta del periódico El Espectador a un pulpo económico; así como otros diarios de provincia

Sin

embargo,

con

la

llegada

y

posicionamiento

de

los

medios

de

comunicación en la sociedad, lo que quedó prácticamente extraviado o malogrado, fue la presencia física, el peso específico, el volumen real, del cuerpo del cual sale la voz, situación que comporta una mediatización, la cual de alguna forma, implica su alienación, desencarnación y despersonalización, que aunque se percibe de modo confuso, de todas

maneras está presente en el inconsciente de emisores y receptores.

Frente a esta tendencia alienante, representada por el avasallamiento que significó la dominación de los medios, particularmente en el periodo que va de los años 60 a los 80, hoy cuando soplan aires de postmodernidad, parece aceptarse como indispensable el hecho de que la voz viva experimente el deseo y la necesidad de retomar la palabra para restablecer su fuerza y plenitud, como promesa de supervivencia de la renovación de la historia y la tradición de los pueblos, tan amenazadas por la actitud de los medios y la cuasi dictadura de la palabra escrita, imperante hasta ahora.

La fuerza de la oralidad, como testimonio vital de la presencia latente de la historia y de la cultura de los pueblos, es pues, un buen punto de partida para la investigación histórico-cultural, y para la recreación y producción literaria, especialmente en este país tan diverso, como es Colombia, en donde la fuerza de la oralidad, más que la de la palabra escrita, se constituye en fundamento de la conservación de la sociedad y la cultura de base que la identifica.

Las formas más representativas de la literatura y de la historia oral colombiana, es la que corresponde a las épocas y regiones en donde la mayoría de la población era ágrafa o analfabeta y no existía y no existían formas escritas de comunicación [1].

La preocupación fundamental del historiador de formación académica, ha girado en torno a la investigación basada en los documentos escritos, muebles o monumentales, como fuente de datos para la construcción del discurso histórico, e incluso, ha habido tendencia a establecer un antagonismo radical, entre palabra hablada y escrita[2], lo cual no deja de ser más que una tendencia basada en un modelo insuficiente y esquemático de la realidad histórica y cultural, que no puede ser vista solo desde la óptica del documento escrito, desdeñando todo el acervo y la riqueza informativa representada por el texto oral.

[1] Cfr, ABADÍA MORALES, Guillermo. La literatura oral y el correo de las brujas. En: Revista Colombiana de Folclor. No. p. 21.

[2] . HENAO DELGADO, Hernán y VILLEGAS VILLEGAS, Lucely. Estudios de localidades. Bogotá: ICFES, 1997, pp 33-35 y 85-96 y URIBE DE H., María Teresa. Los materiales de la memoria. En: La investigación cualitativa. Módulo 5 curso de Especialización en Ciencias Sociales. Bogotá: ICFES-INER, 1993 pp

15-77.

La frontera entre la

palabra hablada y la escrita ha sido siempre una

frontera permeable, pues entre ellas siempre habrá intercambio, propiciado por el hombre mismo, creador de las fronteras, que en la mayoría de las veces solo existen en su mente; y como señala el polígrafo mexicano, Alfonso Reyes:

“La naturaleza está hecha de vasos comunicantes y no hay que temer al

libre cambio en el orden del espíritu. Toda cultura es siempre abierta al cambio, pero al mismo tiempo resistente a él. Esta contradicción interna es

casi como una ley en el proceso de cambio cultural: La tierra no tiene

tabiques, mucho menos el pensamiento.”

Sin embargo, en la cultura occidental

-

la

que

más ha contribuido a

la

exagerada valoración de la escritura como fuente del discurso histórico y

literario y de la investigación, en detrimento de la palabra hablada-, parece haberse olvidado por completo esa interdependencia que se manifiesta en la historia general de la cultura, de su literatura y de su sensibilidad.

La voz, reprimida durante tanto tiempo, parece estar ahora comenzando a hacerse sentir en el hemisferio occidental, largamente fascinado por el hechizo de la escritura.

El texto, relato histórico y literario oral, tiene como característica primordial, el hecho de ser un texto con el cual se identifica todo un pueblo, cuando no es el último testimonio de una determinada cultura y vestigio de su memoria, que muchas veces cundo se transcribe, pierde la fuerza comunicativa original, como sucede con las canciones populares cuando se graban - que pasan a ser una nueva forma de oralidad mediatizada -.

EL TESORO ESPIRITUAL COLECTIVO

El tesoro espiritual colectivo, que representa el patrimonio acumulado de relatos orales, se encuentra amenazado, pues “cada anciano o narrador que se muere, es un libro que se cierra” [1] . Se hace indispensable por tanto, un conjunto de esfuerzos redoblados que contribuyan, no solo a su conservación utilizando los medios técnicos disponibles, sino también a imprimirles una nueva dinámica, lo cual implica inclusive, una redefinición del concepto de comunicación cultural, que reconozca el valor creativo de la palabra viva cuando lleva el sello identificador de su cultura de referencia, y al mismo tiempo comprometa una actitud diferente del investigador y del creador.

En la investigación histórica de las regiones del Caribe, así como en la creación literaria, hay muchos ejemplos significativos de ese cambio de actitud sugerido, en los cuales el investigador o el escritor se compenetran con el narrador oral y referenciados en textos escritos y estructuras formales y técnicas de la cultura oficial, logran la construcción de un discurso o una obra más vital y en sintonía con la realidad, que de ese modo, se siente reflejada en él.

[1] . Expresión de Manuel Zapata Olivella

A manera de ejemplos se pueden citar muchos casos como: la Historia Doblede la Costa , de Orlando Fals Borda; el estudio de Historia Local, adelantado por la Universidad de Cartagena con los auspicios de Colcultura, PNUD y PNR[1] y los estudios regionales hechos por el CORPES C.A. que concluyeron con el documento del Mapa Cultural del Caribe Colombiano, en el campo histórico y en literatura, la colosal obra de Gabriel García Márquez, uno de los escritores más leídos en todo el mundo, traducido a más de veinte idiomas, la cual se alimenta en la fuente primigenia de los relatos orales de sus abuelos y habitantes de Macondo.

Los tres primeros ejemplos, son clara muestra del papel que la oralidad puede jugar cuando se trata de hacer investigación para construir el discurso de la historia local y regional -especialmente la historia reciente- y no se dispone de fuentes escritas, porque estas no existen en el contexto de una cultura ágrafa que tiene las raíces de su memoria en las fuentes orales de testigos, protagonistas y co-protagonistas , que a fuerza de repetición y decantación, aún conservan viva la llama de sus recuerdos.

[1] . La metodología y experiencia de este estudio realizado en todo el país, fueron recogidas en el libro “Contra el caos de la desmemoriación”, Bogotá: PNUD-PNR-Colcultura, 1990.

En la creación literaria por su parte, el trabajo oral de contar la historia una y otra vez, para irla decantando y afinando, juega un papel clave en la calidad de la obra final. Al respecto, Gabriel García Márquez, dice que “Lo que más me gusta, es inventar la historia y contarla. Escribirla es lo más difícil y debería ser labor de otros, como ocurre en el cine”. Y sobre esto mismo, uno de sus amigos y confidentes, el periodista José Font Castro, comenta que: “La mayoría de sus libros han sido creados al lado de Mercedes y en cierto modo enriquecidos por ella, que a veces conserva más frescos algunos recuerdos de muchos de los dichos y de los mitos y leyendas que ambos escucharon de labios de las viejas en los días de su niñez”[1] .

Pero así como Gabo, muchos otros escritores contemporáneos, han cimentado los fundamentos de su obra a partir de la oralidad de su medio, que de alguna manera se ha visto recreada en cuentos, novelas, poesía, ensayo, canciones, obras teatrales y muchas otras formas de escritura.

Patrick Chamoiseau, un joven escritor de Martinica, premio Goncourt 1992,

con su novela Texaco y autor de una obra profundamente representativa de

la cultura caribeña o antillana, que él califica en parte, como “teatro contado”, se propone crear una obra literaria que contribuya a la

recuperación de los valores autóctonos de su cultura criolla; así lo demostró en su obra ÉlogedeCréolité (elogio del criollismo, de ahí que su producción literaria se enmarque en su contexto vivencial; permitiendo vislumbrar una especial sensibilidad por la riqueza que encierra y por todo lo que constituye la forma de vivir, de pensar, de actuar y de ver el mundo su pueblo. Igual tendencia encontramos en su compatriota Édouard Glissant, cuyas novelas se adentran en los caminos de la herencia caribeña y el guadalupeño Daniel Maximin, quien a través de su obra explora aspectos de la identidad negra.

[1] . Al respecto de la obra de García Márquez, como reflejo de la oralidad,

puede verse el artículo “Cien años de Soledad. Sorpresas y perpetuidad del realismo mágico”, de Pedro Acosta, publicado EL HERALDO Dominical,

Barranquilla, 7 de septiembre de 1997 p.p. 8-9

Chamoiseau, trabaja referenciado por eso que se ha concebido en el marco de la literatura francófona del Caribe, y acuñado bajo el término oralitura, para referirse a la expresión artística de la literatura oral, representada en los cuentos, proverbios, adivinanzas y relatos orales del pueblo; cuya elaboración implica un trabajo arduo que permita llegar al lector sin detrimento del sentimiento y la expresión criollas, por eso se revela fiel a sí mismo, a su concepción de la realidad de su pueblo y a la búsqueda de su identidad. Pero ante todo, en la obra de este joven autor, por su temática, estructura y lenguaje, se da una conjugación de la oralidad con las técnicas modernas de escritura, lo cual revela un camino a seguir en el proceso reivindicatorio de este mosaico cultural que es el Caribe[1] .

Otro caso interesante en el área del Caribe es el del sociólogo y poeta jamaiquino Linton Kwesi Johnson, quien a pesar de haberse trasladado a Inglaterra desde la edad de 11 años, y haber desarrollado su formación en el medio urbano londinés, ha desarrollado una significativa labor como poeta en cuya obre sobresale la influencia de la oralidad y la presencia de la música de su natal Jamaica. Johnson resalta el valor oral de la poesía y sus vínculos con la música. Su obra le ha permitido la grabación de varios discos y la participación en películas documentales.

[1]. CORTÉS R., Rosalía. De Solibó a Chamoiseau. De la oralitura a la literatura. En: EL ESPECTADOR, Magazín Dominical No. 683-16 de junio de 1996 pp 5-7.

El título de su obra principal es muy diciente respecto al significado que la oralidad tiene en ella: "Voces de los vivos y los muertos". Acerca de la influencia de la oralidad en su obra él mismo destaca que "mis poemas pueden verse como chatos en la hoja. Bueno, esto se debe a que realmente son poemas orales. Fueron escritos, en definitiva, para ser leídos en voz alta, en la comunidad". La misma ortografía inglesa de sus poemas apunta a denunciar su ligación con los usos coloquiales y la importancia concedida a la música popular, como puede observarse en el siguiente fragmento:

"Outta dis rock / shall come/ a greena riddium/ even more dread/ dan what/ de breeze of glory bread" (de este rock/ saldrá/ un ritmo aún más verde/ y meterá más miedo/ que aquel/ que provocó el soplo de la gloria).

La lógica seguida por Johnson en la estructuración de su obra, permite recordar que la conciencia oral es de naturaleza holística y como tal, adquiere capacidad organizativa del mundo como un todo. A diferencia de la escritura, en ella el saber es colectivo e integrador, no es exclusivo de una sola persona o de un grupo de personas; esto hace que el discurso oral, de alguna manera, no esté conformado por una textualidad de carácter conceptual que busque niveles de profundización y teorización abstracta, pues esta es más apropiada a la escritura. La oralidad es más bien anecdotizante, y se expone con sentido espontáneo y fluido, muchas veces adecuando el discurso a las cambiantes circunstancias.

Por estas razones, la oralidad se sostiene sobre lo real concreto y privilegia la memoria como uno de sus rasgos fundamentales; es dinámica e incesante, permanentemente se está enriqueciendo y cambiando, como el mar o el paisaje, no es como la fotografía, sino como la película, en permanente movimiento.

Los grandes narradores, no escriben, confían a su capacidad nemotécnica la permanencia y el flujo del discurso; igual ocurre con los grandes cantores, poetas populares, y otros creadores y depositarios de la tradición popular. Por eso, cuando ellos mueren, se va a la tumba un acervo de información y sabiduría, que si no se recogió mediante algún medio material, genera un vacío en la memoria colectiva.

Por otra parte, universalmente los mecanismos de aprendizaje de la oralidad, se fundamentan en la repetición y en la redundancia, como mecanismo de memorización, lo cual permite que el mensaje viaje de

generación en generación, mediante el canal de la tradición influyendo en su propia estructura, de tal manera que, como señala Walter Ong, “La redundancia mantiene eficazmente tanto al hablante como al oyente en la

misma sintonía. Las culturas orales estimulan la fluidez, el exceso y la

verbosidad”.

Pero cuando se trata de una oralidad mediatizada, como en el caso de la canción folclórica, intervienen algunos elementos complementarios, que como la consonancia, la duración y la particularidad vocal, que delatan estructuras previamente concebidas. Estas estructuras aparecen o se revelan como códigos fijos, con una significación especial. De tal manera que, como señala el mismo Ong, en su obra Oralidad y Escritura en la oralidad las fórmulas ayudan a aplicar el discurso rítmico y también ayudan a aplicar el discurso mnemotécnico, por derecho propio, como expresiones fijas que circulan de boca en boca y de oído en oído.

Naturaleza y esencia de la Oralidad

Hay medios en donde domina la voz, los hay también en donde domina la escritura. Y según estos dos modos, se construyen universos o mundos

culturales diferentes: El mundo engarzado en la oralidad, el otro en la escritura y de esa manera, sus habitantes decantan la experiencia vital, a partir de la tradición y la razón como soportes dando origen a los mitos, leyendas, cantos y cantares, coplería, relatos, narraciones, proverbios, dichos refranes y paremiología general por un lado y por el otro a la ciencia, la historia, la literatura y la filosofía.

Pero ambas formas, oral y escrita, tienen una frontera común, que es la realidad, por eso no pueden ser concebidos como dos compartimentos estancos y aislados, sin solución de continuidad, sino como dos modos de expresar o comunicar el mismo mundo concebido. Oralidad y escritura son, por tanto, dos visiones complementarias de la misma realidad, aun cuando cada una siga sus propias reglas y ritmos y por eso generan formas de la realidad cualitativamente diferentes

Lo que se conoce como tradición (de trado-tradere = entregar, trasmitir) oral u oralidad (de os-oris = boca), es decir, el conjunto de relatos trasmitidos de boca en boca a través de generaciones sucesivas, en un grupo social determinado - que en este caso actúa como cultura de referencia-, se basa en la voz y tiene como condición o característica la fugacidad del sonido en que se funda la palabra oral. Por eso se dice que la conciencia oral tiene matices agonísticos, es decir, es de público, y como en el caso de las competencias, requiere de escenarios en donde se interactúa con otros. No tiene sentido pues, el habla, la oralidad para sí mismos.

El

saber oral

y

el

discurso

que

lo

soporta,

es

por

tanto, de

carácter

colectivo, no exclusivo de una sola persona, como suele ocurrir con ciertos discursos escritos, aunque cada cultura, teniendo en cuenta sus mecanismos de funcionamiento, hace depositarios o portadores privilegiados a individuos especiales, que por su posición, reciben la misión

de su salvaguarda y utilización especiales.

de

ciertos discursos en ocasiones

En el discurso oral, por otro lado, prima lo anecdotizante y en él no existe

pretensión de teorizar la realidad o de trascendentalizarla,

pues

sus

características básicas son la espontaneidad, la fluidez y la rapidez con que se produce. Este discurso da primacía a la acción y al personaje en movimiento, como se refleja en los actos de narrar, contar o describir; y muchas veces, cuando estos actos se fijan en algún medio, salen de contexto y pierden el sentido originario que tendrían al estar en presencia de sus creadores o portavoces. Los niveles de abstracción -propios del pensamiento y el discurso escrito-, por tanto, no son su preocupación.

Por otro lado, el creador o compositor de discursos orales, especialmente de carácter primario, es alguien concreto, que parte de imágenes determinadas y específicas por eso para él, es muy importante el otro como interlocutor y destinatario

En el discurso oral se privilegia lo mnemónico, mediante lo cual, utilizando técnicas naturales, se aplican procedimientos de asociación mental para facilitar el recuerdo; la memoria es pues su primordial instrumento.

De tal modo que, el pensamiento soportado y expresado en la oralidad, se vuelve totalizador e incesante, es algo inacabado que permanentemente puede tener modificaciones y de esa manera, el discurso en cada ocasión adquiere formas diferentes, aunque la intención comunicativa sea siempre la misma Se trata por tanto, de un discurso que no toma fotografías para congelar la realidad de un hecho o momento sino que es como la superficie del mar, está en perpetuo movimiento.

La oralidad en su conjunto, como componente intangible de la cultura está conformada por un conjunto de textos, lenguajes, códigos e intercambios hablados, ligados a comportamientos más o menos estandarizados o codificados, cuya finalidad básica es mantener en el tiempo, una determinada concepción de la vida, la experiencia colectiva y una visión del mundo.

Vistos

de

otra

manera,

la

tradición oral comprende un conjunto de

elementos culturales, sin los cuales el individuo estaría abandonado a su propia soledad, a la ausencia de sí mismo y posiblemente al desespero

generado por el aislamiento y la ausencia, al carecer de elementos que le pongan en comunión con otros, con quienes se comparte el sentido de las cosas.

Gracias a la existencia de una tradición oral en las culturas de los pueblos, se han mantenido vivos y transmitidos en la memoria colectiva, mitos, leyendas, epopeyas e historias reales, así como la sabiduría popular que alimenta las raíces del mundo de la vida. En medio de la cultura escrita de la sociedad actual, esta tradición se mantiene mediante los cuenteros o cuenta cuentos, los relatos infantiles y cuentos populares, los cantos y cantares populares.

Estamos hablando naturalmente, de algunas culturas especiales del mundo contemporáneo, como la caribeña y la andina, tan impregnadas de oralidad, pues sin ella difícilmente subsistirían como cultura[1] . Culturas estas, que aunque posean de alguna manera la escritura, ésta no ha logrado los niveles de desarrollo requeridos para desplazar la oralidad, que ha alcanzado formas elevadas, más allá de las simples expresiones primarias, y ha construido particulares formas mediatizadas, como las canciones populares, lo cual le da mayor fuerza y consistencia como parámetro cultural.

Algunas de estas expresiones populares de la oralidad, que se mantienen vivas en el mundo hispanoamericano, son por ejemplo: el punto cubano, el galerón llanero, la guajira andaluza, el zapateao jarocho, la mejorana panameña, el punto canario o la décima colombiana. En todas ellas está vigente una forma de oralidad, que por ser tan local y específica, es decir, tan identitaria de una cultura ancestral, no ha caído en manos de los comercializadores de cultura o también sus creadores, con razones válidas se resisten a comercializarla.