You are on page 1of 1

Universidad de las Fuerzas Armadas-ESPE

Control de la Calidad

Cristian Moreta M.
2014/04/29
Método Justo a Tiempo (JIT)
El método justo a tiempo (Just in Time) es un sistema de organización de la producción para las fábricas,
de origen japonés. Permite reducir el costo de la gestión y por pérdidas en almacenes debido a acciones
innecesarias. De esta forma, no se produce bajo suposiciones, sino sobre pedidos reales.
En las fábricas japonesas se estableció un ambiente adecuado para esta evolución desde el momento
en que dio a sus empleados la orden de que “eliminaran el desperdicio”. Los fundamentos del proceso
son:

 Recursos flexibles: La flexibilidad en los recursos, materializada en el empleo de trabajadores
versátiles y de máquinas multiuso, fue uno de los primeros elementos en ser ajustado. Surgió así la
idea de que un solo operario podía manejar varias máquinas, donde el principio y el final de la línea
están juntos, lo que redujo los desplazamientos de los empleados.
 Distribución en planta celular: Las células agrupan máquinas de diversos tipos para elaborar
piezas de forma similar o con requerimientos de procesamiento parecidos. La forma en que las
células se distribuyen facilita la producción simultánea de diferentes productos.
 Sistema Pull: Este sistema requiere invertir el habitual flujo proceso-información, se elabora un
programa que establece la labor a realizar para cada una de las estaciones de trabajo, cada una de
las cuales “empuja” posteriormente el trabajo ya realizado hasta la siguiente etapa.
 Producción en pequeños lotes: Producir en lotes pequeños resulta beneficioso desde dos
perspectivas. Por un lado, se necesita menos espacio y se inmovilizan menos recursos,. Por otro, la
reducción de los niveles de inventario hace que los procesos se vuelvan más interdependientes, lo
que permite detectar y resolver rápidamente los problemas.
 Reducción de los tiempos de fabricación y minimizado de los tiempos de entrega: Se trabaja
acorde a los tiempos de trabajo, nada más. Se reduce el tiempo de terminación (lead time) de un
producto, el cual está integrado por cuatro componentes: El tiempo de movimiento, El tiempo de
espera, El tiempo de adaptación de las máquinas y El tiempo de procesamiento.
 Minimizar el stock: Reducir el tamaño del stock también obliga a una muy buena relación con los
proveedores y subcontratistas, y además así ayuda a disminuir en gran medida los costes de
almacenamiento.
 Tolerancia cero a errores: Nada debe fabricarse sin la seguridad de poder hacerlo sin defectos,
pues los defectos tienen un coste importante y además con los defectos se tiene entregas tardías, y
por tanto se pierde el sentido de la filosofía JIT
 Cero paradas técnicas: Se busca que las máquinas no tengan averías, ni tiempos muertos en
recorridos, ni tiempos muertos en cambio de herramientas.
 Redes de proveedores: Disponer de una red de proveedores dignos de confianza es vital para el
sistema JIT. Es necesario que los proveedores cumplan con exigentes requerimientos de calidad, y
que se ubiquen en las proximidades de la empresa.
 Mejora continua: JIT es un sistema que persigue optimizar permanentemente los niveles de
inventario, los tiempos de adaptación, los niveles de calidad, etc. Por lo tanto, se puede decir que la
producción ajustada es un sistema que se encuentra en una situación de permanente evolución, esto
es, de mejora continua.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

1. El sistema JIT es una buena opción para pequeñas y medianas empresas ya que no implica grandes
inversiones, sino cambios y adaptaciones por parte de empleados y proveedores.
2. Aun si el sistema es implementado con éxito, no garantiza que no se presenten problemas, por lo
que el sistema debe mejorar continuamente.
3. De acuerdo a estudios, los costos de producción se reducen considerablemente con la reducción de
inventarios, parte del proceso del JIT


FUENTE BIBLIOGRAFICA
http://www.ub.edu/gidea/recursos/casseat/JIT_concepte_carac.pdf