You are on page 1of 11

Tumen Mariano Bonilla Caamal.

Contado por Mariano Bonilla Caamal

In k’áat ka’aj a t’an ti’ teen u tsikbal Juan T’u’ul

Quiero que me platiques el cuento de Juan T’u’ul.

Ma’alob, nin ka’ajen in tsikblatech u tsikbalil Juan t’u’ul yéete ma chiich leti’e’ je’elo’ nika’ajen in tsikbaltech yo’olal le ma’ chiicho’.

Está bien te voy a platicar el cuento de Juan T’u’ul con doña Chiich. Mira, te platicaré la historia de doña Chiich.

Juntéen yaakile’ le ma chiicho’ bin u pak’ bu’ul, tu pak’aj le bu’ulo’ ka’aj jo’op’ u jóoya’tik yéetel u ja’il jaltun.Ku jóoya’tik le bu’ulo’.

Una vez, doña Chiich fue a sembrar frijol, sembró los frijoles y los regaba con el agua de la sarteneja, con esa agua los regaba.

Ja’alibe’ jump’éel k’iin ti’ le je’elo’ ma’ chiicho’ ka’aj binij te’ tu paach u pak’al bu’ul, le ka’aj k’uche’ ka jo’o’p’ u máan u xíimbal t u pak’al, u paach u pa’k’áal bu’ul ka’aj jtu yilike’ le bu’ulo’ ts’o’ok u láaj jóok’la’aja’, ba’ale’ tu jaanta’al tumeen Juan t’u’ul , tu jaanta’al le bu’ulo’ tumen le Juano’.

Entonces un día doña Chiich fue a ver su sembrado de frijoles. Cuando llegó empezó a recorrer toda la extensión de su sembrado y se dio cuenta que los frijoles estaban brotando, pero fueron comidos por Juan T’u’ul, estaba comiendo sus frijoles Juan.

Ka’aj jo’op’ u tukultik ma chiich, ka’aj jo’op’ u ya’alik ma chiiche’:

Empezó a preocuparse doña Chiich, empezó a decirse doña Chiich:

Bix ken in beetij? Le bu’ula’ in pak’maje’ tia’al in kuxtal.

Ka’aj jo’op’u tsikbaltike’ tu jaanta’al u pak’al bu’ul.

¿Qué voy a hacer? El frijol lo sembré para subsistir.

Por lo que empezó a comentar que le estaban comiendo su sembrado de frijoles.

Ka’aj ts’a’ab túun áantaj ti’ wáa consejo tumen uláak máako’ob ba’ax unaj u beetik le ma chiicho’. Ja’alibe’, le ma chiicho’ ts’o’ok u tso’olol ti’ tumeen le jala’acho’obo’ ba’ax unaj u u beetik, ka’aj a’alab ti’e’:

Por lo que recibió ayuda, empezaron a darle consejos a doña Chiich por otras personas de lo que podía hacer. Los adultos le aconsejaron lo que podía hacer, ellos le comentaron:

— Ka’aj u beete’ juntúul máak, pero de lokok.

Haz una persona pero de lokok, una persona de lokok o de cera.

Juntúul máak de lokok wáa de kib. Ka’aj tu kaxtaj kib, lokok. Tu xa’ak’taj beya’, Ka’aj jo’op’ u patik, u patik juntúul máak, tu beetaj u k’ab, tu beetaj pool, yich, u yook tuláakl juntúul máak. Ka’aj bine’, ka’aj tu wa’alkuntal le máak beya’ tu beel tu’ux ku taal le Juan t’u’ulo’, ka’aj tu ts’áaji’ tu wa’alkunsaj le máak beyo’.

Por lo que comenzó a buscar el materia l. Lo revolvió de esta manera, y comenzó a formarlo, comenzó hacer un humano, le hizo la cabeza, la cara, los pies, todas las partes de una persona. Después lo puso a esta persona de esta forma, en el camino donde entraba Juan t’u’ul, ahí lo puso, paró esa persona de esta manera.

Ja’alibe’ Juane’, Juan t’u’ule’ ka’aj jo’op’ u taal tu yáak’abtale ka’aj jo’op’ u taal janal, ook janal bu’ul, le

Ni modos, Juan, cuando empezó a caer la noche, Juan T’u’ul vino a comer, entro a comer frijol,

ka’aj k’uche’ ku yilike’ wa’akbal juntúul maaki’, leti’e’ ma’ tu k’ajóoltaj le Juan tu’ulo’ wáa le máako’ de kib, ka’aj jo’op’ u ya’alik ti’e’ máako’:

cuando llegó vio que había una persona parada en el camino, él no pudo identificar que aquella persona era de cera, por lo que le empezó a decir a esa persona:

Tselabaj tin beel, tumeen tene’ nin ka’aj in kaxt in kuxtal. Wey yaan u muul in ta’e’ wey yaan u muul in wiixe’ - ku ya’alik Juan tu’ul.

Fuera de mi camino, porque yo estoy aquí para

buscar algo de comer, yo aquí naci y aquí crecí – dijo Juan T’u’ul.

Ja’alibe’ ma’ tu núukaj ti’ tumeen le máako’, pues tumeen el máako’ de kib. Ku ya’alik ti’ le máako’:

Pero no le contestó esa persona, porque él era de cera. Entonces le dijo a esa persona:

Tselabaj tin beel, tumen wáa ma’ ta luk’ul tin

Fuera de mi camino, porque si no quitas, te daré una patada - dijo Juan t'u'ul.

bee le’ kin koocha’tikech - ku ya’alik le Juan tu’ulo’.

Le máako’ ma’ táan u núukik, ka’aj tu kóojchajtaj ka’aj kóochabta’abe’ ti’ taak’ yook Juan tu’uli’, como tatak’kil le ki’bo’, taak’ij.

Aquella persona no contestaba, por tal motivo lo patearon, cuando lo pateó se pegó el pie de Juan T’u’ul, como estaba pegajoso la cera se pegó.

Ts’o’ok u taak’al beyo’ ku ya’alike’:

Cha’ in wook tumeen wáa ma’e’ kin koocha’tikech yéetel junláak’ u ts’iit in wooka’.

Después de que se pegó dijo:

Suelta mi pie, de lo contrario te patearé con el otro.

Tu kóocha’taj beya’ yéetel uláak’ junts’iit u yook, ti’ taak’i’. ku ya’alike’:

Lo pateo de esta forma con el otro pie y se le pegó, por lo que dijo:

Cha’a’e’ tumeen wáa ma’e’ kin lajikech.

Suéltalo, de lo contrario te voy a dar una bofetada.

Ka’aj tu lajaj le máako’ ti’ taak u k’aabi’ tumeen de kib.

Cha’aeni’ ka’aj xi’iken janal, tumeen tene’ nin ka’aj in kaxt in kuxtal.

Entonces le dio una bofetada al sujeto y se le pegaron las manos porque es de cera.

Su éltame para que vaya a comer, porque yo vengo a buscar mi alimento.

Chéen tu t’aan Juan.

Juan hablaba solo.

Wáa ma’ ta cha’ikene’ kin lajikech.

Si no me sueltas, te doy otra bofetada.

Ka’aj tu lajaje’ ka’aj taak’ Juan t’u’ul, bey yanila’. Ku ya’alik Juan t’u’ule’:

Al darle la bofetada Juan quedo pegado, así estaba. Por lo que Juan T’u’ul dijo:

Cha’aeni’, wáa ma’e’ kin t’éesnak’ tikech.

Suéltame de lo contrario te voy a dar u n panzazo.

Ka’aj tu t’éesnak’tal beya’, ka’aj taak’ u nak’ ti le kibo’. Chu’uk tumen bey le ki’bo’ ma’ páatchaj u bini’, ti’ taak’ le Juano’.

Y le dio un panzazo de esta manera, y se le pego la barriga en la cera. Y de esta forma fue atrapado por la cera, no se pudo marchar, se pegó Juan.

Ts’o’ok u sáastale’ ka’aj bin ma chiich u xíimbalt u pach u pak’al bu’ul. Le ka’aj k’uch te’ tu paach u pak’al bu’ ulo’, ka’aj bin yilaj le Juane’, lúubij. Le Juano taak’al ti’ le kibo’:

Al amanecer fue doña Chiich a visitar su sembrado de frijol en la milpa, cuando fue a visitar a Juan, había caído. Juan se había pegado en la cera.

Tú Juan ya caíste, estabas prófugo Juan, caíste

- Teech Juan lúubech, in puuts’ulileche’ Juan lúubech ku ya’alik.

Ja’alibe’ ma’ chiich, ma’alob ts’o’ok a chukiken, ma’alob – ku ya’alik.

le dijo.

Ni modos doña Chiich, está bien ya me pescaste, ni modos — replicó.

Ka’aj éensa’ab Juan te’ kibo’, ka’aj bisa’abij:

Cuando bajaron a Juan de la cera, lo llevaron:

— Ba’ale’ ma’ chiich - ku ya’alik.

Pero doña Chiich — mencionó.

Pues ts’o’ok in lúubul. Yaan a jaantiken?

— Pues ya me atrapaste. ¿Me vas a comer?

Yaan in jaantikech óonsikil Juan kin in beetej.

— Te voy a comer, pipián de Juan voy a comer.

U óonsikil t’u’ul ken in beetej, óonsikilil Juan, taaj ki’, úuch in jaantej.  

Pipián de conejo voy a preparar, pipián de

Juan, está muy bueno, hace tiempo que no lo cómo.

Ma’alob ma chiich, ma’alob - ku ya’alik.

Está bien doña Chiich, está bien— mencionó.

Ja’alibe’ ka’aj k’ala’ab so’oy, k’a’al tu so’oy Juan beyo’, láaj orai ku bin cha’antbil tumen la áabiltsilo’obo’. Ti’ yaan Juani’ ti’ ku sutikjunbaj Juani’,k’ala’an so’oy, ku ya’alaj ti’e’:

Pues lo encerraron en el gallinero, fue encerrado Juan, a cada rato iban los nietos. Ahí estaba Juan, ahí estaba dando vueltas, estaba encerrado en el gallinero, y le dijeron:

Yaan túun in jantikech Juan, buka’aj ki’il a wóosikilil wale’.

Aaa ma’alob ma chiich- ku ya’alik - ma’alob yaan a jantiken - ku ya’alik.

Pues te voy a comer Juan, que rico será tu pipián.

Está bien doña chiich decía Me vas a comer— volvía a decir.

Pero dame la última posibilidad u

Pero ts’áaten u ts’ook u páajtalil wáa oportunidad antes a jaantiken.

oportunidad antes de que me comas.

Ma’alob, ma’alob Juan – ku ya’alik.

Está bien, está bien Juan contestó.

Ba’axtúun u ts’ook a oportunidad?

— ¿Y cuál es tu última oportunidad?

Eske t ene’ jats’uts in wóok’ot. Wáa ka’aj a wila’aj

— Lo que pasa es que yo bailo muy bonito, si

in wóok’ote’ ma chiich, jum, yaan u ki’imaktal a wool ts’o’kole’ ka jaantiken.

vieras como bailo doña Chiich, juum, vas a contentarte luego me comes.

Je’elo’ ma’alob Juan.

Está bien, Juan.

Tu chíimbal le k’iin walkila’ ka’aj a’alab ti’ Juane’ ka’aj jóok’ok:

Estaba yéndose la tarde, como esta hora cuando le dijeron a Juan que saliera:

Ma’ ta púuts’ul Juan’?

¿No te escapas Juan?

— Ma’ tin púuts’ul, ma’ tin puutsul – ku ya’alik.

— No me escapo, no me escapo — contestó.

Ts’o’okole’ ka jaantiken. Si ti’ kin óok’ot te’ela’.

— Luego me comes, además aquí voy a bailar.

Ma’ ta púuts’ul Juan?

¿No te escapas Juan?

— Ma’ tin púuuts’ul chiich, ma’ táan.

— No me escapo Chiich, no me escapo.

— Je’elo’ ma’alob.

Está bien.

ka’aj je’eb le so’oyo’, ka’aj taal le paalalo’obo’, Juane’ ka’aj jo’op’ u yóok’ot, tu yóok’ot le Juan t’u’ulo’. Tu yóok’ot beya’, tu yóok’ot Juan, tu p’íit le Juano’, tu yóok’ot. Le ma chiicho’ tu che’ej:

Cuando abrieron el gallinero, vinieron los niños y Juan empezó a bailar, bailaba Juan T’u’ul. Estaba bailando de esta forma, así bailaba Juan, brincaba Juan, bailaba. Doña Chiich se reia:

Jáajaja’, jáajaja’, jáajajaj’, jáajaja’ tu che’ej.

Jáajaja’, jáajaja’, jáajajaj’, jáajaja’ se reía.

Hasta tu wixikubaj ma chiich, tu wixikubaj ma chiich, ik il u cha’antik o yóok’ot Juan. Ku bin paachnaj beya’ ku ka’aj suut, ku bin paachnaj beya’ ku ka’aj suut, tu síit’ Juan. Ma’ chíiche’ tu papaxk’ab ki’imak yóol, tu cha’antik u yóok’ot Juan t’u’ul.

Hasta se orinaba doña Chiich de tanto reírse, se orinaba de tanta risa, por ver bailar a Juan. Se iba detrás de la casa y regresaba, estaba saltado Juan. Doña Chiich aplaudía, estaba contenta, por ver bailar a Juan T’u’ul.

Le ka’aj bin paach naj beya’ ma’ ka’aj suunaji’, púuts’ij, púuts’’ij. Le ka’aj bin Juan le ka’aj jo’op’ u máan kaxtbile’mina’an, binij.

Cuando se fue detrás de la casa no regresó, se escapó, se escapó. Cuando Juan se fue comenzaron a buscarlo, no lo encontraron, se había ido.

Ka’aj jo’op’ u yok’ol ma Chiich:

Tu tusajen le Juana’, tu tusajen, tu ya’alaj tene’ ma’ tu púuts’ul.

Entonces doña Chiich se puso a llorar:

Me engañó Juan, me engañó, me dijo que no se escapaba.

Bix túun ken beetej paalale’ex?

— ¿Y cómo le haremos niños?

— Pues p’uuts’ij, ma’ tu suut.

— Ni modos, ya se fue.

Ka ’aj jo’op’ u yo’k’ol ma chiich, tu yok’ol ma chiich. Ja’alibe’ Juane’ binij, náajchaji.

Doña Chiich se puso a llorar, se puso a llorar. De esta manera Juan se fue, se alejó.

Pero Juane’ u amigo juntúul koj, u amigo juntúul koj, ku ya’allik ti’ le kojo’.

Sin embargo Juan tenía a un amigo puma, se llevaba con u n puma, y le dijo:

— Yaan jump’éel chan báaxal in kaxtmaj.

Tengo un juego que hallé.

Ba’ax báaxalil?

¿Qué tipo de juego?

Ko’ox ka in we’estech.

— Vamos para que lo veas.

Ka’aj binej Juano’ yéetel u amigo koj, te’ so’oy tu’ux k’alab le Juano’, ti’ ook yéetel le kojo’. Ka’aj ook yéetel le kojo’ ku ya’alik ti’e’.

Juan y su amigo puma fueron al gallinero donde estaba encerrado, ahí entro con el puma. Cuando entró con el dijo:

Ma’ túun a wojeli’, jats’uts le chan báaxal je’el in kaxtmaja’.

Bix a wa’alik?

Lo que no sabes es que este juego que sé me está bonito.

¿De veras?

Jats’uts, ja’alibe’.

Está bonito, vas a ver que sí.

Bixtúun?

— ¿Y cómo es?

Esk lela’ yaan a wa’alik ti’ le so’oyaj, ka wa’alik

Es que le vas a decir al gallinero, le dices:

ti’e’: k’alajbaj so’oy, je’abaj so’oy, k’alajbaj so’oy, je’abaj so’oy, bix a wilik. Tene’ beey in beetiko’, tene’ kin wokoli’ kin jóok’oli’. Óokeni’.

ciérrate gallinero, ábrete gallinero, ciérrate gallinero, ábrete gallinero, ¿cómo lo ves?. Así le hago, entro y salgo. Entra.

Ba’ale’ komo ts’aaba’an le ja’ look túun ti’al u joychokoltalo’, tia’al u jaanta’al le Juan ka’aj púuts’o’, pues le ja’o’ p‘aatal tu look.

Como habían puesto agua para calentar para cocer a Juan, pero se había escapado, pues el agua seguía calentándose en el fuego.

Ja’allibe’ le kojo’ ka’aj jo’op’ u ya’alik beyo:

Entonces el puma empezó a decir:

K’alabaj so’oy, je’abaj so’oy.

Ciérrate gallinero, ábrete gallinero.

— Bix a wilik? Jats’uts le báaxalo’ masa’?

— ¿Cómo ves? E stá bonito este juego, ¿verdad?

Jats’uts Juan.

Está bonito Juan.

Be’elo’ beora kin jáan suuta’ ku ya’alik.

Entonces ahorita regreso dijo.

Ka’aj tu pátaj le kojo’. Ka’aj bin leti’.

Dejó al puma y él se marchó.

Beora kin suuta’ ku ya’alik.

— Ahorita regreso — mencionó.

Ma’alob.

Está bien.

Ka’aj binij, le kojo’ ku yokol tu jóok’ol:

Y

se fue, el puma entraba y salía.

K’alajbaj so’oy, je’abaj so’oy.

Ciérrate gallinero, ábrete gallinero.

Ma ka’aj tu’ubti’ le kojo’ ku ya’alike’:

De repente al puma se le olvidó:

K’alaba j so’oy, k’alabaj so’oy, k’alajbaj so’oy.

Ciérrate gallinero, ciérrate gallinero, ciérrate gallinero.

Ka’aj k’aal le so’oy tu jaajilo’.

Y

el gallinero se cerró de verdad.

Le ka’aj máan le paalalo’ob u yáabil le x - Chiicho’, le chan x - Chiicho’, ku ya’aliko’obe’:

Cuando cruzaron los nietos de doña Chiich,

dijeron:

Chiich, le Juane’, ts’o’ok u suut, ti’ yaan ti’ le so’oyo’, ko’oten a wilej, jach beey Juane’.

Chiich, Juan ya regresó, está dentro del

gallinero, vamos para que veas, creemos que es Juan.

Ka’aj bin ma chiich, ku ya’alike’:

Y

doña Chiich fue a verlo y dijo:

Paalale’ex ma’ Juani’, juntúul, juntúul ba’aba’al –

Niños no es Juan, es un animal feroz —

ku ya’alik - juntúul ba’aba’al yaani’, ma’ Juani. Taase’ex le chokoj ja’o’ ka’ak jóoychokoj ja’ate’ex ku ya’alik.

mencionó— es otro animal el que está ahí, no es Juan. Traigan el agua caliente para echárselo.

Je’el túun ku ch’uuya’al le ja’ tu look tia’al u jóoychokoj ja’ata’al Juano’. Ka’aj láala’ab yóok’ol koj, jóok’ yaalkab koj tu kachal tak le so’oyo’ ka’aj púuts’ij. Joots’ol yook koj, tu bin yáalkab:

Entonces fueron a buscar el agua que estaba en el fuego para echárselo a Juan. Lo derramaron en su espalda y salió corriendo, quebró el gallinero, se escapó. Corría con la espalda quemada.

Yaan in chukik le chan Juana kin jaantik ku

Voy a pescar a Juan para comérmelo — se

ya’alik – tumen tu tusajen – ku ya’alik - tu tusajen, je’ela’ ts’o’ok in jóoichokolja’ata’al ka’aj bini’.

dijo porque me engañó, me engañó, por su

culpa ya me echaron agua caliente en la espalda

 

luego se fue.

Ja’alibe’ ka’aj jo’op’ u máan kaxtbil, tu máan kaxantbil Juan, ma’ tu kaxta’al. Ka’aj ilabil, ka’aj ilabe’ ku ya’alik ti’e’.

Entonces lo fue a buscar, estaban buscando a Juan, no lo hallaban. Cuando lo vieron le dijeron:

Juan, yaan in jantikech.

— Te voy a comer Juan.

— Ba’axten ka jaantiken, ma’ amigo’oni’? A wojel k -

— ¿Y por qué me vas a comer si somos amigos?

éet bisbai, jach ma’alob k - éet bisikbaj, ma’ unaj a jaantikeni’.

Sabes que somos cuates, nos llevamos bien, no deberías de comerme.

Unaj in jaantikech tumen teche’ jach ya’ab ta

Debería de comerte porque tú me has

tusilen, ta wa’alaj ten le so’oy, je’abaj so’oy, k’alabaj so’oy. Tene’ ka’aj tin wa’alaj k’alaba’e’ ka’aj k’aaleni’. Ka’aj taal ma chiiche’ ka’aj tu jóoi chokolja’aten, je’elo’ ilej joots’olen. Yaan in jaantikech.

engañado bastante, me dijiste que le dijera al gallinero: ábrete gallinero, ciérrate gallinero. Cuando yo mencioné: ciérrate no se volvió a ab rir, luego vino doña Chiich y me echó agua caliente en la espalda, mira como me dejó. Te voy a comer.

Jum, wáa ka’aj a wil jump’éel chan báaxal ts’o’ok

Juum, si vieras un juego que encontré, esta

in kaxtike’, jats’uts, yaanal sajkab, yaanal sajkabe’

bonito, es bajo la cueva, bajo la cueva, Como lo ve.

bix a wilik? weye’ le jats’uts le sajkaba’ . Ooken a wile j.

Aquí la cueva esta linda. Entra para que veas:

U machmaj le sajkab Juan beya’:

Juan sostenía la cueva de esta manera:

Ooken a wilej, ooken a wilej, lela’ leti’e’ ka’ana’ in láat’maj le ka’an beya’. Wáa ka cha’aik le sajkaba’ ku júutul le ka’ana’.

Entra para que veas, entra para que veas, este

es el cielo que sostengo. Si lo sueltas el cielo se cae.

Bix a wa’alik?

¿Tú crees?

Beyo’. Ts’o’okole’ yaan jump’éel chan báaxal xan te’ela’ ku ya’a lik — Jump’éel chan báaaxal.

— Así es. Además aquí hay un pequeño juguete

decíaun pequeño juguete.

Te’ ichil le sajkabtúuno’ yaan leti’e’, yaan le xuuxo’ob ch’uyen ch’uuyo’ob sajkab, te’ ichil le sajkabo’ yaan le xuuxo’ob beya’, pero yaan yik’el túun. Ku ya’alike’:

Entonces dentro de l a cueva había varios panales de avispa, dentro de la cueva estaban los panales llenos de avispas. Por lo que dijo:

— Lela’ jump’éel chan báaxal xan.

Este es un juego.

Bix a wa’alik Juan?

¿Estás seguro Juan?

— Leti’, wáa ka wilik tin xáantal ma’ tin suute’ ka

— Sí es, si ves que me tardo y no regreso lo

k’olik le chan báaxal beey jump’éel chan campanae’ – ku ya’alik.

golpeas este juguetito, es como una campana — dijo .

Ma’alob ku ya’alik.

Está bien — mencionó.

— Pero ma’ tin xantal beora ts’o’ok in suuta’.

— Pero no me tardo, enseguida regreso.

Ma’ ka’aj tu cha’ak’abtal, ka’aj p’áat le kojo’ u láat’ le’ sajkabo’, ka’aj puuts’ Juan. Bin Juan u ta’akubaj tu ka’atéen. Yaake’ ku y’ubik le kojo’ ts’o’ok u ka’anal nuka’aj júutul le sajkabo’, ka’aj tu ya’alaje’ :

Luego soltó el techo, para que el puma lo

sostuviera, y Juan se escapó. Se fue Juan a esconderse de nuevo. Caundo el puma sentió cansancio y estaba a punto de caerse la cueva, se dijo:

Pa’atik in péeksik le chan campana’.

Voy a mover la campana.

Ma’ chan campanai’ juntúul xuux. Ka’aj tu péeksaj le

Aunque no era una campana, era un panal de avispas. Cuando movió el panal de avispas

xuux beya ’, ka’aj chi’ichiba’ab le kojo’. Jóok’ yáalkab, ka’aj juut sajakabe’ je’el túun ku bino’ kojo’:

 

Yaan in jaantik Juan, ts’o’ok u tusiken, ts’o’ok u ka’a tusiken le Juana’.

picaron al puma. Él salió corriendo, la cueva se cayó, el puma salió huyendo:

Voy a comer a Juan, ya me engañó, este Juan me mintió de nuevo.

Ka’aj tu ka’a yilaj:

Cuando lo vio de nuevo:

Ba’ax ka beetik Juan?

¿Qué haces Juan?

Nin ka’aj in bis su’uk ku ya’alik nin ka’aj in bis su’uk.

Ba’ax ti’a’altech su’uk?

Estoy llevando zacate contestó estoy llevando zacate.

¿Para qué quieres zacate?

Tia’al in beetik in wotoch. Jáan kuchej.

Para que yo haga mi casa. ¿Me ayudas cargarlo?

Ma’, yaan in jaantikech.

— No, te voy a comer.

— Ma’, ma’ jáan kuchej su’ukaj.

— No, carga un momento esta carga de zacate.

Ma’ ka’aj tu k’axaj junkúuch su’uk tu pu’uch le kojo’ ka’aj jo’op’ u bino’ob.

Y de esta forma le amarró una carga de zacate en la espalda del puma.

Ts’o’ok in ka’anal, áanteni’ ku ya’alik.

Ya me cansé, ayúdame — mencionó.

Ka’aj tu k’axaj tu pu’uch le kojo’, ka’aj jo’op’ u bino’ob, yéetel tu bino’obe’ ka’aj tu t’abaj. T’aba’ab

Cuando amarró el zacate en el lomo del puma, comenzaron a caminar, mientras caminaban lo

le su’uk ti le kojo’, ka’aj chu’uj le koj tu ka’atéeno’. Ka’aj, áalkabnaj Juane’ ma’ jaanta’abi’.

encendió. Prendió el zacate al puma, y se quemó el puma de nuevo. Juan se echó a corre y no fue atrapado.

Úujc haj bey tu máan kaxtbilo’, tak ka’aj kaxta’abi’, ku ya’alal ti’e’:

Pasó el tiempo para poder encontrarlo de nuevo, cuando lo encontraron le dijeron:

Bejlae’ yaan túun in jantikech Juan.

Hoy si te voy a comer Juan,

Ma’ jaantiken.

— No me vas comer.

— Ba’ax ma’ in jaantikech? Ts’o’ok a seen tusiken.

¿Por qué no he de comerte si me has engañado mucho?

— Ma’. Yaan jump’éel chan báaxal ts’o’ok in kaxtik.

No, encontré un nuevo juego.

Ba’ax báaxalil?

¿Qué tipo de juego?

Ma je’ela’, ko’oten a wilej.

— Aquí esta, ven a verlo.

Jump’éel maata xa’an túun beya’ ka’anal le xa’ano’:

Es una mata de huano, que estaba alto:

Ilawilej, ilawil bix kin in beetik - ku ya’alik — Tene’ weey kin báaxal sáansmale’, walkila kin na’akal te báaxalo’. Ilawila’ilej.

Ku na’akal te k’ab le xa’an beya’, ku na’akali’, ku ka’antale’ ku ka’a éemel, ku na’akale’ ku ka’a éemel.

Ven a verlo, mira como lo hago — le dijoaquí juego todos los días, a estas horas me subo a jugar, mira.

Se subía en la mata de huano de esta forma, se subía, se elevaba y volvía a bajar, subía y bajaba.

Letie’ wáa túun le báaxalo’?

¿Y este es el nuevo juego?

— Juum, jats’uts ba’al, beora kan a wila’.

— Juum, está muy bonito, ahora lo vas a ver.

Ma’alob - ku ya’alik.

Está bien contestó.

Ku na’akal túun beya’, ku ya’alik ti’e’:

Se subía así, y le decía:

Sats’ajbaj xa’an, sats’ajbaj xa’an.

Estírate huano, estírate huano.

Ku sa ts’ikubaj le xa’an beya’, ku sats’ikubaj le xa’ano’.

El huano se estiraba asi, se estirab a el huano.

Sats’abaj xa’an.

Estírate huano.

Ku sats’ikubaj xa’an.

Se estiraba el huano.

Mots’ajbaj xa’an.

Encógete huano.

Ku ka’amotsikubaj le xa’ano’.

Se encogía el huano.

Sats’abaj xa’an.

Estírate huano.

Ku ka’asats’ikubaj.

Se estiraba.

Mots’abaj xa’an.

Estírate huano.

Ku na’akal tu yéemel le xa’an beya’.

Bix a wilik? Masa’ jats’uts, kuxtúun ka’aj na’akakechi’? Na’akeni’.

El huano bajaba y subía.

¿Cómo ves? Verdad que estEa chévere, ¿Qué tal si te subes? Sube.

Je’el wáa in kanike’?

¿Será que aprenda?

Je’ele’, na’akeni’.

Si, sube.

Le ka’aj na’ak Juan, le ka’aj na’ak Juane’ ka’aj jo’op’ u ya’alik xan, osea ka’aj jo’op’ u ya’alik koj beyo’:

Y se subió, cuando se subió Juan empezó a decir también, o sea empezó el puma a decir:

Sats’abaj xa’an, motsajbaj x a’an.

Estírate huano, encógete huano.

Mientras tu ya’alik beyo’, ka’aj leti’, ka’aj jo’op’u sats’ikubaj le xa’ano’, tu sats’ikubaj le xa’ano’, beora bix túun? Tu’ub ti’ koje’ bix ken un ya’alike’ ka’aj u mots’ubaj le xa’ano’. Xáanxij ka’aj k’a’aj ti’. Ka’aj tu ya’alaj ti’e’:

Mientras decía eso, el huano comenzó a estirarse, se estiraba el huano, ¿Y ahora como qué? Se le olvidó al puma que iba a decir para que el huano se encogiera. Pasó un buen rato hasta que se acordó. Por lo que le dijo:

Motsab aj xa’an, motsajbaj xa’an.

Encógete huano, encógete huano.

Jujump’íitile’ ka’aj jo’op’ u bin u motsikubaj, tu motsikubai’, hasta ka’aj tu motsajubai le xa’ano’ ka’aj tu pulajubaj koj. Ku ya’alike’:

De poco en poco el huano se fue encogiendo, se encogía, hasta que se encogió el huano y el puma se bajo, y mencionó:

Yaan in jaantik le Juan kin in kaxtej.

Cuando encuentre a Juan, lo voy a comer.

Hasta ka’aj kaxta’ab túun le Juano’, ka’aj jaanta’ab tumen koj. Beeytúun ts’o’okik ti’ le kojo’, ma’ chiich yéetel Juan. Jaanta’ab tumen koj. Tik k - iliktúune’ ka’aj ts’o’ok le, le ma chiich yéetel le juano’.

Hasta que un día fue encontrado Juan por el puma y se lo comió. De esta forma termina el cuento de doña Chiich, Juan y el Puma. A Juan se lo comió el puma. Y así terminaron doña Chiich y Juan.

Seen uts, yuum bo’otik don Mariano.

Está muy bien, gracias don Mariano.