Javier de Sáa Iglesias

Licenciado en CC Actividad Física y Deporte Escuela de waterpolo CN Pontevedra

Reglamento de Mini Waterpolo

Introducción.

El presente documento es un reglamento para una modalidad deportiva adaptada, el mini waterpolo. Esta modalidad es una adaptación del reglamento de waterpolo de la RFEN para aplicar en partidos de categorías Alevín y/o Escuelas de waterpolo (desde la temporada 2004/2005). El motivo de esta adaptación es conseguir una uniformidad en la enseñanzaaprendizaje del waterpolo en Galicia, pudiendo celebrar partidos o torneos de waterpolo en edades infantiles. La adaptación de los juegos deportivos colectivos a las características de los niños es un factor importante para facilitar su aprendizaje. El mini waterpolo consiste en unas adaptaciones del reglamento en cuanto a las dimensiones del espacio de juego, implementos (porterías, balón) o número de participantes, conservando las reglas fundamentales para que los niños se vayan familiarizando con este juego. Las modificaciones propuestas son las que se citan en los siguientes apartados.

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra

1

Reglamento de Mini Waterpolo

Reglamento de Mini Waterpolo.

1. Terreno de juego. Las dimensiones del terreno de juego son una de las principales modificaciones. Esta modificación será una reducción del espacio de juego, hasta las siguientes dimensiones: 12-15 m de largo x 10-12 m de ancho. Para conseguir estas dimensiones tenemos dos opciones: 1. A. Jugar a lo ancho de la piscina. Se colocarán las porterías en los laterales de la piscina y un lateral del campo de juego en uno de los fondos del vaso (imagen 1). Si la piscina es de 6 calles (en la mayoría de los casos), las porterías deberían ir apoyadas o ancladas a la pared. Si las porterías son con flotador, se reducirá excesivamente el largo del
Imagen 1.

terreno de juego.

En el caso de que la piscina sea de 8 calles sí se podrían utilizar porterías con flotador. El campo de juego se situará a un fondo, de forma que se pueda aprovechar la playa de la piscina para colocar las marcas (conos) y la mesa y pueda pasear un árbitro. Para ello debería jugarse en el fondo que tenga más espacio. Para solventar la falta de suelo al otro lateral, se pueden colocar las señales (roja, amarilla,...) con algún implemento (pull boy, aro de goma espuma, etc.) pegado con cinta. Para solucionar el problema del oto árbitro, se puede poner a los dos árbitros en el mismo lado o incluso arbitrar con uno solo.

1. B. Jugar a lo largo de la piscina. El campo de juego se instalará igual que para cualquier partido, con las siguientes adaptaciones: las líneas de fondo se colocarán a 5 m de cada pared (imagen 2). Otra posibilidad sería utilizar una pared en un fondo y el otro fondo a 10 m (imagen 3).

2

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra

Reglamento de Mini Waterpolo

Imagen 2.

Imagen 3.

El ancho de juego se reduce a 5 calles en lugar de 6 u 8. De ser así, el campo estaría “tirado” hacia un lado de la piscina. Incluso se podría mantener en 6 calles. La colocación de las marcas, árbitros y mesa se mantienen igual.

Todos estos cambios se ajustarán a las posibilidades materiales de cada piscina, por lo que habrá libertad de actuación, aunque siempre reduciendo las dimensiones. La zona de reentrada y los banquillos no sufrirán cambios.

Otro cambio importante será la eliminación de la señal verde (línea de 7 metros desde la línea de gol). El motivo es el siguiente: con el lanzamiento directo de falta se beneficia a los niños más fuertes y con mayor edad biológica. Si los porteros no son muy buenos, cualquier lanzamiento fuerte podrá ser gol. Los más fuertes aprovecharán para lanzar a portería, perjudicando el juego colectivo. El juego en equipo es uno de los objetivos a trabajar en estas edades. Por lo tanto, se mantendrán las señales blancas (línea de gol y línea del centro del campo), señales rojas (línea de 2 metros desde la línea de gol) y señales amarillas (línea de 4 metros desde la línea de gol); y se elimina la señal verde, y con ella la posibilidad de lanzamiento directo a portería al sacar una falta.

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra

3

Reglamento de Mini Waterpolo

2. Porterías. Se mismas podrán utilizar las

porterías,

aunque

utilizando un implemento que permita reducir su altura (imagen 4). Este implemento podrá
Imagen 4. Portería de waterpolo con implemento para reducir su altura.

construirse con una madera y unos enganches.

En una portería normal: “la anchura interior de la portería será de 3 metros. Cuando la profundidad del agua sea de 1,5 metros o mayor, la parte inferior del larguero estará situará a 0,90 m. de la superficie del agua. Cuando la profundidad del agua sea
Imagen 5. Portería de mini balonmano (Reglamento Mini Balonmano, RFEBM, Ed. Gymnos).

inferior a 1,50 metros, la parte inferior del larguero distará 2,40 metros del fondo de la piscina”.

La altura modificada quedará en 0,70 m de alto (independientemente de la profundidad). También se podrán utilizar porterías pequeñas, con las dimensiones reducidas, tanto en altura como en anchura, que serán 0,70 x 2,50 m.

Las dimensiones deberán ser las mismas en todas las piscinas. Justificación: si se utilizan las porterías grandes de waterpolo, los porteros lo tendrán muy complicado para parar. Será muy difícil que lleguen a las esquinas superiores de la portería, y sobre todo desde el centro de la misma. También tendrán dificultades para detener los balones que vayan por alto. Esto provocará un desánimo y frustración en los jugadores que jueguen de portero, haciendo que pierdan interés. Por otra parte, será demasiado fácil para los lanzadores, que abusarán del lanzamiento a portería.

4

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra

Reglamento de Mini Waterpolo

3. La pelota. Se jugará con un balón pequeño, de waterpolo femenino: “circunferencia del balón entre 0,65 y 0,67 metros” (talla 4).

4. Los gorros. No sufren modificación alguna.

5. Duración. Se jugarán 4 cuartos de 5 minutos de juego efectivo cada uno de ellos, con descansos de 2, 5 y 2 minutos respectivamente. En este caso, se detendrá el cronómetro siguiendo el reglamento de waterpolo.

6. El marcador. En los partidos de categorías inferiores suele ocurrir que se enfrentan equipos de muy distinto nivel. Puede darse el caso de que en un equipo jueguen niños de 12 años que llevan 2 años jugando a waterpolo y en el otro jueguen niños de 10 años que acaban de empezar. La diferencia será enorme, reflejándose en el marcador de forma abultada (por ejemplo, quedando 15-1). Para evitar la desmotivación y el desánimo de los que empiezan (uno de los motivos de abandono de la práctica deportiva) y el exceso de confianza de los ganadores, propongo puntuar los partidos como “sets”. Es decir, cada uno de los 4 cuartos del partido valdrá un punto, que será para el equipo que consiga más goles en dicho cuarto. En caso de empate, no habrá punto para ninguno. De esta forma, el resultado más abultado posible en un partido de mini waterpolo será de 4-0.

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra

5

Reglamento de Mini Waterpolo

Ejemplo: 1er cuarto Azules Blancos 7 2 2º cuarto Azules Blancos 8 0

1er cuarto Azules Blancos 1 0

2º cuarto Azules Blancos 1 0

Final Azules Blancos 2 0

7. Los jugadores. Cada equipo estará formado por un portero y 4 jugadores de campo. Además de éstos jugadores podrá haber hasta 5 jugadores en el banquillo (si hay más jugadores, algunos estarán mucho tiempo sin jugar). En total podrá haber hasta 10 jugadores inscritos. El principal motivo de reducir de 7 a 5 los jugadores de campo es la dificultad para contar con niños que practiquen este deporte. Otro motivo importante es el siguiente: cuanto menor sea el número de jugadores implicados en el juego, mayor será la posibilidad de que cada uno participe en el mismo y durante más tiempo. Así, atendiendo a la siguiente relación entre el espacio de juego y el número de jugadores, obtenemos que en un partido de waterpolo, a cada jugador le corresponden unos 50 m2. Espacio de juego: 25 x 12 m = 300 m2 Jugadores de campo: 6 Resultado: 300 / 6 = 50 m2/jugador.

6

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra

Reglamento de Mini Waterpolo

Reduciendo las dimensiones del espacio de juego según la regla 1, corresponderían unos 37.5 m2/jugador. Espacio de juego: 15 x 10 m = 150 m2 Jugadores de campo: 4 Resultado: 150 / 4 = 37.5 m2/jugador.

Por otra parte, en cada partido actuarán al menos 2 porteros distintos y un máximo de 4 por equipo. En estas edades se trata de que prueben todos los puestos y no de comenzar la especialización. Para sustituir al portero habrá que esperar al descanso entre cuartos, por lo que cada portero deberá jugar al menos un cuarto entero. Los equipos podrán ser mixtos (niños y niñas). Cada niño debe jugar como mínimo un cuarto entero de partido y como máximo 3 cuartos. Ningún niño jugará un partido completo y ningún niño se quedará todo el partido en el banquillo. Las sustituciones se harán igual que en waterpolo. Hay que promover el juego de este deporte, por lo que lo importante es que todos jueguen y se diviertan. En estas categorías debemos quitar importancia al resultado y dársela a la formación de los jugadores.

8. Los árbitros. Teniendo en cuenta la dificultad de contar con árbitros para los partidos oficiales de waterpolo, y para solventar el problema que surge en el apartado 1. A., los partidos de mini waterpolo los arbitrará un solo árbitro. Éste podrá estar acompañado por uno o dos auxiliares de mesa. De esta forma también se ahorrarán gastos de arbitraje. El árbitro, al contrario que en waterpolo, será dialogante. Explicará a los jugadores las decisiones que éstos no comprendan. Será flexible en las sanciones de faltas ordinarias, pero estricto a la hora de sancionar malos comportamientos: insultos, agresiones, etc. Debemos promover el juego limpio.

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra

7

Reglamento de Mini Waterpolo

9. Tiempos muertos. Cada entrenador podrá solicitar un tiempo muerto en cada partido, cuando su equipo esté en posesión del balón. La duración será de un minuto. Se aprovecharán para dar instrucciones a los jugadores o para que descansen. El motivo de reducir el número de tiempos muertos es que en categorías inferiores se debería dejar pensar a los niños, que tomen sus propias decisiones, y evitar el protagonismo de los entrenadores durante el encuentro.

10. Otras reglas. El resto del juego seguirá el reglamento de waterpolo de la RFEN.

8

Javier de Sáa Iglesias

Escuela de waterpolo CN Pontevedra