You are on page 1of 2

RESOLUCIÓN TRABAJO FINAL DEL CURSO DE FILOSOFÍA MODERNA –

HEGEL: FENOMENOLOGÍA DEL ESPÍRITU.

Santiago García Cabrera.
Estudiante de Filosofía.
Universidad Nacional de Colombia.

Cuestión a resolver: Analizar un pasaje de las experiencias que hemos visto: Certeza
Sensible, Percepción, Entendimiento y Autoconciencia, a la luz del esquema de la
experiencia que Hegel elabora en la introducción a la Fenomenología.


El pasaje que voy a analizar, comprende desde el Párrafo 4 hasta el Párrafo 14 de la Certeza
Sensible.

Párrafo 4: El párrafo comienza con unas advertencias preliminares que hace Hegel, en las
que nos advierte que las anticipaciones hechas en los párrafos anteriores, para nosotros,
debemos ahora confirmarlas directamente en la experiencia de la Certeza Sensible, que es
donde realmente se juega el avance en las figuras.

Luego de esas advertencias preliminares, empieza realmente la experiencia de la
Conciencia en esta figura. La inmediatez, que es la verdad declarada de la Certeza Sensible
y lo que constituye la esencia o el puro ser, recae en el objeto, que en estos momentos es
solamente esto y no una cosa como tal; mientras que lo mediado o lo inesencial, recae en el
sujeto sensible, que en esta etapa es un este y no un yo. Y es que el este no tiene certeza de
sí, mientras que sí tiene certeza del esto simplemente porque el objeto es. El objeto es, así el
sujeto sepa o no sepa de él, mientras que el saber del sujeto no puede existir cuando el
objeto no está. Por eso lo esencial e inmediato recae en el objeto y no en el sujeto. Para
concluir, hay que decir que lo que se ha hecho en este párrafo, es la declaración de la
verdad de la Conciencia, la cual es la inmediatez del saber

Párrafo 5: En este párrafo nos encontramos con otra de las anticipaciones que hace Hegel
y con una de las claves de su esquema metodológico: que la prueba no se hace entre la
verdad declarada de la Conciencia y la realidad objetiva para confrontarlas y verificar, así,
quién tiene razón, o entre la verdad declarada y la sapiencia del Filósofo; sino que se hace
entre la verdad declarada de la Conciencia y la experiencia misma de la Conciencia. Y es
que si hiciera lo primero (Verdad Vs. Realidad), Hegel contradeciría su ontología de la
totalidad real-racional del mundo, al afirmar la existencia de una ruptura ontológica radical
entre sujeto/objeto. En suma, se dice en este párrafo que hay que considerar al objeto tal
como lo considera la Certeza Sensible, para saber si es tan esencial como ésta dice que es.

Párrafo 6: Empieza la prueba de la Conciencia. La pregunta sobre qué es el esto, es
presentada como el aquí y el ahora. Puesto que la verdad de la Certeza Sensible es la
inmediatez (el esto), tal inmediatez solo se puede alcanzar en las instantáneas y singulares
coordenadas espacio-temporales. A la pregunta sobre qué es el ahora, se responde que el
ahora es la noche, a lo cual se pide que se escriba tal respuesta. Al pasar un tiempo, ya es
de día, con lo cual el Filósofo pregunta de nuevo qué es el ahora, con lo cual la verdad que
ha escrito la Conciencia, ha quedado desvanecida.

Párrafo 7: La verdad de la inmediatez la Conciencia trata de mantenerla. Ahora ya no es la
inmediatez del objeto la que importa (pues tal verdad no se mantuvo), sino la inmediatez
del no-objeto. Para lo que veníamos tratando, la noche se ha conservado, pero como no-
noche; y lo mismo valdría para el día: se conservaría como no-día. Entonces, el ahora
como tal sí se conserva, pero se conserva como algo negativo en general. Pero entonces, al
ser la inmediatez de lo negativo en general, deja de ser inmediatez, pues ahora, para ser
inmediato, necesita que el objeto no sea. Hay un primer movimiento del esquema
hegeliano: se ha negado la verdad declarada.

Acá es donde aparece una de las acepciones más importantes en Hegel: el Universal, que se
irá desplegando a través del camino de la conciencia, ganando riqueza en su concepto, hasta
ser Universal Concreto. Sucede que este universal, a secas, es simplemente la negación
general; lo que es indiferente de ser esto o aquello. Así, pues, la Certeza Sensible declara
una nueva verdad: el universal, ya no la inmediatez. Es decir, se ha superado la verdad
declarada

Párrafo 8: La representación sensible se hace de cosas concretas y no de cuestiones
universales, pero aunque ello es así, siempre expresamos tal representación como un
universal. Por ejemplo, cuando vemos un árbol, vemos un árbol en concreto y no otro, pero
siempre decimos “árbol”, que es un concepto y, como tal, es una expresión que denota
universalidad. Este análisis, Hegel lo hace para nosotros, es decir, para los filósofos,
quienes no estamos inmersos directamente en la experiencia de la Conciencia.


Objeto: El esto, el aquí y el ahora.
Verdad: Inmediatez del saber.
Experiencia: Saber mediado negativamente por el universal.
Movimiento: La inmediatez recaerá en el sujeto y no en el objeto.

Este (Yo) Esto (Objeto)
1. Sabe lo singular del esto, y se sabe porque sabe el esto. Lo esencial, que es la inmediatez,
está en el objeto y no en el sujeto.