You are on page 1of 15

1

Introducción
La educación sexual es un proceso de información y formación integral que incluye
experiencias tales como explorarse, sentirse, conocerse, aceptarse, cuidarse, amarse, relacionarse
y disfrutar como hombre o mujer, y muchas otras manifestaciones a las que por el simple hecho
de estar viva cada persona decide, o no, experimentar.
El conjunto de todas estas experiencias es la sexualidad y no tiene que ver solamente con
la vida erótica del ser humano. La sexualidad es el resultado de todo un proceso de desarrollo bio-
psico-social que comienza con el nacimiento y termina al morir.
En la actualidad, la sociedad ha ido cambiando a través del tiempo. Debido al contexto en
el que estamos inmersos, para nuestro equipo, tenemos tres motivos por la cual queremos hablar,
concientizar a jóvenes de quince años, por medio de una plática para poder observar y analizar la
visión que tiene acerca de la sexualidad. Los tres motivos son:
 Que cada día comienzan a más temprana edad los juegos y relaciones sexuales entre los
jóvenes –requiriendo mayor información y formación antes de llegar a la adolescencia.
 Que muchas de las infecciones de transmisión sexual son adquiridas en la adolescencia y
no necesariamente por penetración.
 El alto número de embarazos no deseados durante la adolescencia, por consiguiente, un
gran número de mujeres que abandonan los estudios.
Mi sexualidad es mi responsabilidad lo que busca es informar, a los jóvenes del Instituto
Pedagógico José Vasconcelos, con información esencial para que ellos y como muchos más
adolescentes de hoy asuman su sexualidad de manera responsable y a partir de esto analizar qué
tanto saben acerca de la sexualidad.
















2
Índice

Introducción…………………………………………………………………………………….….…. 1

Síntesis & planteamiento del problema .……………………………………...………... 3

Propósitos & justificación.............................………………….………………………….. 4

Productos a alcanzar ……………………………………………………………………….……… 5

Marco Teórico……………………………………………………………………………………….… 6

La adolescencia …………………………………………………………………………….………..…………... 6

De niño a adolescente …………………………………………………………………………….……………. 6

Sexualidad y adolescencia…………………………………………………………………….………………. 7

Una etapa de cambios……………………………………………………………………….…….….………… 8

Intereses y conocimiento sexual………………………….……………….………………..……………… 9

Género………………………………………………………………………………………………..………………… 9
Identidad de género………………………………………………………………………………..…………... 10

Métodos anticonceptivos………………………………………………………………………..……………. 11

Embarazo……………………………………………………………………………………………………...….….. 12

Embarazo no deseado; Embarazo no planificado………………………………….……….…….. 13

Metodología……………………………………………………………………………………………… 14

Resultados & conclusiones………………………………………………………………………..14

Bibliografía………………………………………………………………………………………………. 15








3


Síntesis del proyecto

Se dará una plática sobre el tema de la sexualidad en la adolescencia con alumnos de
tercero de secundaria (escuela José Vasconcelos), y a partir de encuestas que se aplicarán a éstos,
abordaremos temas complementarios al tema central (como plan de vida, embarazos en la
adolescencia, ITS, métodos anticonceptivos, etc.…).




Planteamiento del problema
Mediante una observación en nuestro entorno, pudimos encontrar un problema social que
se da en jóvenes que están próximos a adquirir la mayoría de edad, el cual afecta muchos de sus
ámbitos, escolar, familiar y social. Muchos de los jóvenes entre 15 y 16 años de edad no están
informados sobre temas asociados con la sexualidad y toman decisiones erróneas con sus parejas
que afectan directamente a su vida, como lo es un embarazo, y esto podría desencadenar muchas
repercusiones para sus planes de vida.










4
Propósitos
 Trabajar en equipo de manera asertiva, poniendo en práctica nuestros conocimientos
adquiridos.
 Encuestar a los jóvenes de secundaría para conocer su nivel de conocimientos sobre
sexualidad.
 Analizar los resultados de las encuestas.
 Explicar a los jóvenes de secundaria más acerca de la sexualidad a esa edad.
 Lograr entre los jóvenes una concientización sobre la problemática de los
embarazados en la adolescencia, los métodos anticonceptivos, enfermedades de
transmisión sexual, dando lugar a una comunicación asertiva que otorgue a los jóvenes
una cultura de prevención y salud tanto reproductiva cómo sexual.



Justificación

México registra altos porcentajes de embarazos en adolescentes y, según especialistas, el
problema seguirá si no se atiende la insuficiente educación sexual, la falta de disponibilidad de
métodos anticonceptivos, el que haya maestros poco preparados y gobiernos locales que
obstaculizan políticas públicas en la materia. Los expertos ponen especial énfasis en la resistencia
social y política para atender el problema y advierten la posibilidad de un grave retroceso al
respecto.
La falta de políticas de educación y salud sexual a edades más tempranas se refleja en la
problemática de los embarazos precoces. No existe realmente una educación sexual, se da poca
información y los jóvenes tienen acceso limitado a los medios que eviten un embarazo o que
impidan que el desarrollo embrionario concluya con un nacimiento. Los jóvenes no siempre están
informados, se sienten inmunes a las enfermedades y la desinformación también se da entre
adultos porque se considera que la educación sexual promoverá la promiscuidad y eso es
equivocado. Por consiguiente, faltan más campañas de información para que los jóvenes tengan
métodos de control natal accesibles y para que tengan una salud sexual aceptable.





5


Productos a alcanzar
Lograr una conversación educativa de forma amistosa con los estudiantes de secundaria, y
explicarles de una forma que ellos entiendan de lo que se les habla, así como despertar curiosidad
y ganas de aprender más de estos temas, sin que ellos sientan que “solo es una clase más”



Técnicas de trabajo
Investigación documental, resumen, síntesis, consulta de libros en la biblioteca escolar,
documentales.




Recursos
Laptop, material para la exposición, bibliografía sobre los temas.








6
Marco Teórico

1.1 La adolescencia
Algunos estudios sobre la adolescencia, las concepciones de los adultos sobre este periodo
y las representaciones de los propios implicados han venido configurando este etapa de la vida
como un momento especialmente afectado por cambio biológicos, cognitivos y afectivos. Cambios
que la convierten, aunque no necesariamente, en una época tormentosa y difícil.
La adolescencia es una edad de notables cambios físicos externos. Éstos comportan una
variación en la actividad física del adolescente, ya sea porque estén directamente relacionados
con la motricidad, como el aumento de la masa muscular, o por estarlo de manera indirecta, como
el aumento del volumen de los pechos en las niñas o el vello en la cara en la mayoría de los niños.
El primer aumento de masa muscular en los adolescentes va a llevar como consecuencia la
explosión de lo que se denominan las cualidades físicas básicas. Es el periodo del incremento
evolutivo de la fuerza, la velocidad y la resistencia. Esto corresponderá con el creciente interés del
adolescente por los deportes.
El periodo de la adolescencia es crítico para padres y educadores porque aparecen los
signos incontestables de las diferencias físicas entre los dos sexos, y no sólo a nivel de órganos
sexuales externos o por la manera de vestir, sino porque existen variaciones en el nivel de
realizaciones de la actividad motriz. Y es crítico por la actitud que han de tomar los padres y
educadores ante estas diferencias, que será necesario tratar desde la diversidad y no desde el
concepto equivocado de la supremacía de un sexo sobre el otro.
1.2 De niño a adolescente
Los primeros cambios externos que van a modificar el cuerpo del niño son los que se
originan por la maduración sexual, conocida también como el periodo de la pubertad. Será la
hipófisis la que generará una serie de hormonas que estimulan el desarrollo de los órganos
sexuales y ciertas partes del cuerpo. La edad en la que la glándula hipofisaria segregará este tipo
de glándula dependerá de factores biológicos y ambientales, por lo que es realmente difícil poder
establecer cuándo se inician dichos cambios. A modo indicativo, en la niña suelen comenzar entre
los ocho y doce años, y en el niño, entro los diez y los trece o catorce años.
El primer signo externo del inicio de la pubertad será el aumento de la estatura, que se
deberá principalmente a un crecimiento de las piernas, y será un periodo en el que el niño o la
niña presentarán una evidente desproporción entre la longitud de las piernas y del tronco. En la
niña, además, se observará que:

7
 Se ensanchan y redondean los contornos de la pelvis, y se insinúa el primer aumento de
volumen de las mamas, empezando por los pezones. Posteriormente aumentarán de
forma gradual, mientras crece el pelo en el pubis.
 Se producen cambios en los tejidos de los órganos genitales, lo que posibilitará el
crecimiento y la maduración de los tejidos externos e internos.
 Aparece la pilosidad axilar, y la menarquía (la regla) a los doce años, por término medio,
pues su aparición está influenciada por factores ambientales y hereditarios.
 Después de la menarquía se produce la madurez de los tejidos mamarios, conformando el
tejido graso, el contorno y el volumen.
 La pelvis continúa ensanchándose, y en ella se desarrollarán depósitos de tejidos grasos
que redondearán la cadera de la joven.
 Hasta la menarquía, el crecimiento de la niña es espectacular; después, hacia los trece o
catorce años, el ritmo de crecimiento disminuirá.
En los niños, el primer signo de cambio puberal y, lo que es lo mismo, de diferenciación
sexual, es el aumento de sus órganos sexuales. Paralelamente aparecerá el vello axilar;
después, el pubiano y el bigote. En otra fase posterior, cambiará el tono de la voz, que será
más grave por aumentar el tamaño de la laringe. Hacia los catorce años aparecen las
eyaculaciones con presencia de espermatozoides, aumenta la circunferencia torácica y
aparece pelo en el abdomen, tórax y extremidades.
Esos cambios, que se inician en la etapa puberal y que continúan en la adolescencia, no se
producen de la noche a la mañana, ya que el crecimiento es un proceso regular y muy
organizado. Gran parte de este crecimiento, que llevará al niño o a la niña a hacerse adultos es
el resultado de una información que reside de sus genes y que marcará los límites del
desarrollo.
2.1 Sexualidad y adolescencia
La sexualidad humana no supone exclusivamente la explicitación de los instintos
biológicos, ni tampoco es fruto de un aprendizaje social pasivo, sino que es el resultado de la
integración cognitiva entre el individuo y el medio ambiente. La naturaleza impone entre hombre
y mujer la única diferencia que ninguna cultura ha podido modificar, al menos masivamente: la
capacidad de la mujer para menstruar, gestar y lactar, facultad inexistente en el hombre.
Todas las personas nacemos capacitadas para manifestar una amplia variedad de
comportamientos sexuales, de lo que la cultura selecciona aquellos que considera normales,
tratando de imponerlos a través de la educación, la moral, la religión y las leyes vigentes.
La consecuencia de las relaciones entre las capacidades humanas y la regulación social da
lugar a un doble código de comportamiento: lo que públicamente reconocemos y lo que
realmente, en privado, hacemos sexualmente.


8
2.2 Una etapa de cambios
La adolescencia constituye una etapa amplia en la evolución humana que se caracteriza
por una serie de importantes y complejos cambios biofisiológicos, psicológicos, afectivos e
intelectuales que, en su conjunto conforman, como resultado de la interacción con el medio, la
identidad juvenil de género.
Una de las manifestaciones más tópicas, pero no por ello de menos importancia, la
constituye la aparición de la menarquía (primera menstruación) y de las primeras eyaculaciones
(emisión de semen), que se identifican erróneamente con la maduración sexual. No podemos
parangonar la capacidad para la reproducción con la madurez sexual, porque esta última significa
capacidad para disfrutar plenamente de la sexualidad, lo cual implica, fundamentalmente,
comunicación, afecto y placer.
Los cambio biofisiológicos implican la capacidad biológica para la reproducción, que dan
lugar a la producción cíclica de óvulos en la mujer y a la formación permanente de
espermatozoides en el varón. También implica la capacidad completa de respuesta sexual, es
decir, una serie de reacciones conductuales ante un estímulo sexual efectivo que se manifiesta
según las fases de deseo, excitación meseta, orgasmo y resolución.
Entre los cambios psicosexuales que se producen hemos de señalar la construcción del
nuevo esquema corporal y la orientación del deseo.
Los cambios físicos, referidos a los denominados caracteres sexuales secundarios, dan
lugar a una imagen de sí mismos diferente con referencia a un determinado modelo estético y de
belleza.
La orientación del deseo sexual supone la elección de objeto por los que una persona se
siente atraída: heterosexual, bisexual y homosexual. Ciertos sectores de la población sostiene
como deseables la primera de las orientaciones; sin embargo, no es lo común en todas las culturas
ni en todos los grupos humanos dentro de una misma sociedad.
Afectivamente, las primeras relaciones de pareja y enamoramiento constituyen un aspecto
clave en este periodo. Así mismo, la autoestima, como consecuencia de la aceptación de los
cambios físicos y de cómo nos perciben los demás, resulta fundamental.
El comportamiento sexual se diversifica notablemente. Desde un punto de vista
intelectual, la transición del estadio de las operaciones concretas al pensamiento formal y la
consolidación de éste permite explicar el despertar de la sexualidad de forma cualitativamente
distinta a otras etapas anteriores.
Este conjunto de manifestaciones sexuales no aparecen instintivamente y por razones
biológicas frente a una ausencia de sexualidad en etapas anteriores del desarrollo. La sexualidad
humana está presente en el ser humano desde el momento del nacimiento y se prolonga durante
toda su vida, aunque las manifestaciones sean diferentes en cada etapa.

9

2.3 Intereses y conocimiento sexual
La adolescencia tampoco supone el despertar instintivo de los intereses sexuales. Todos
elaboramos a lo largo de nuestro desarrollo un conjunto de explicaciones sobre cómo entendemos
la sexualidad en nosotros mismos y en los demás. Así, surge una serie de interrogantes acerca de
la misma. Los intereses sexuales de la adolescencia son muy extensos y reflejan en muchos de los
casos sus propias inquietudes ante la vivencia que experimentan de la sexualidad humana.
Los intereses sexuales de los adolescentes se ponen de manifiesto siempre que se
presenta una oportunidad para expresarlos y representan una gama muy amplia de temas que van
más allá de lo meramente biológico.
El conocimiento sexual no puede identificarse exclusivamente con los aspectos biológicos
de la sexualidad humana, ya que implica el conocimientos de nosotros mismo, de los demás
(identidad juvenil de género, imagen corporal, autoestimulación, ciclo de respuesta sexual) de las
relaciones interpersonales (enamoramiento, amor, afectividad, orientación del deseo sexual) y de
las instituciones (matrimonio, divorcio…) en cada contexto histórico y geográfico concreto.

3.1 Género
Desde que en 1949, Simone de Beauvoir desafiara en El segundo sexo el determinismo
biológico con la afirmación “No se nace mujer: llega una a serlo”, la distinción sexo/género se ha
evidenciado de tal manera que “sexo” podría definirse como aquello que expresa las diferencias
biológicas, mientras que “género” incluye una serie de categorías socialmente construidas.
El hecho de nacer hombre o mujer ya provoca una clara especificidad que viene dada por
la dimensión de género. Esto quiere decir que la repercusión de pertenecer a uno u otro sexo no
tienen que ver sólo con el aspecto biológico, sino también con el psicológico y con el sociológico.
La psicología explica el concepto de género como una dimensión específica que forma
parte de la realidad subjetiva del comportamiento humano (Ortega Raya, 2008).

Es complejo, por lo que puede ser analizado, por lo menos, desde tres perspectivas, que a
su vez actúan entre sí:
a) Biológica: El método de reproducción de la humanidad es sexuado, y en esa sexuación
intervienen una gran cantidad de factores genéticos, hormonales y neuronales.
b) Psicológica: La complejidad estructural del cerebro hace posible que el ser humano
trascienda el orden puramente biológico y genere otro orden, el psicológico. Una vez que se es
consciente del dimorfismo sexual, se genera la capacidad de reflexión como dimensión subjetiva

10
del género, que dota a éste de sentido haciéndolo fundamental para la representación,
interpretación y evaluación del mundo y del sí mismo, y regula las acciones. De alguna forma la
representación ha adquirido un carácter dualista; algo que por otra parte es muy característico del
pensamiento occidental.
c) Social: La dimensión de género se considera un criterio básico para la organización
social: reparto de responsabilidades familiares, laborales, roles, atributos psicológicos, actitudes
internas, etc.

Ester Barberá define el género como “...un conjunto de procesos, de naturaleza bio-psico-
social...”, cuyas características son:
a) Sexo y género están fuertemente vinculados. E. F. Keller escribe:
“... el género es una construcción psico-social de naturaleza relacional, que no se identifica
con la condición humana de nacer sexuado, aunque hunde sus raíces en ella, estableciéndose
entre ambos conceptos múltiples dependencias.”


3.2 Identidad de género
“La identidad se conforma por las significaciones culturales aprendidas y por las
creaciones que el sujeto realiza sobre su experiencia a partir de ellas, la complejidad cultural
impacta la complejidad de la identidad”. Lagarde, M. (1993, p.35)
La relación individuo sociedad se vivencia y expresa a través del comportamiento, de la
experiencia de vida y de las prácticas sociales donde la identidad es un elemento clave organizador
en las relaciones consigo mismo/a y con los otros/as, constituida primariamente con base a las
diferencias sexuales, se nos divide en polaridades opuestas o “complementarias”: varón y mujer, a
partir de las cuales se establecen las diferencias jerárquicas de género que nos escinde en:
masculino y femenino dentro de relaciones de Dominio/subordinación a las que subyace el poder.
La identidad se ha complejizado en la medida en que compleja y visible se ha hecho la
relación entre sexo, sociedad y género. Sobre todo, a raíz de los cambios sociales, económicos,
políticos y científico/técnicos y el impacto que en todos los órdenes de la vida social han tenido los
movimientos de las minorías y excluidos sociales (feministas, ecologistas, étnicos, las luchas de las
mujeres y de los gay por la liberación sexual y el reconocimiento como personas más allá de su
sexo o de sus preferencias sexuales) que han puesto en evidencia las tensiones, contradicciones y
conflictos de la identidad cultural y de género.

11
La identidad connota un proceso multidimensional de interrelaciones, codeterminaciones
e interdependencias que pone en cuestionamiento la identidad como categoría absoluta,
esencialista y cerrada. (Lagarde, 1993)
Lagarde, M. (1993, p.14) afirma que “la Identidad se refiere a la mismidad, a la unidad y
persistencia de la individualidad de una persona como respuesta a la pregunta ¿Quién soy yo? es
la experiencia del sujeto en torno a su ser y a su existir... consiste en saber quién es cada quién.
Nos movemos a partir de creencias sobre lo que somos, de dogmas elaborados previamente.
Somos fantasmas fosilizados de nosotros/as mismos/as. Por eso el gran misterio de cada cual
reside en descifrar quién es. Y, lo más difícil de ser mirado y develado es descubrir quien se oculta
tras los fantasmas y los retratos, tras las creencias del Yo.”
Fuller, N. (1997) por su parte, define la identidad como el conjunto de representaciones
del yo por el cual el sujeto comprueba que es siempre igual a sí mismo y diferente de los otros,
afirma que es recreada a diario a través de la actuación cotidiana y del relato de sí mismo. Además
es una construcción histórica que cada persona va reajustando a lo largo de las diferentes etapas
de su vida y de acuerdo al contexto en que actúa.
Serret, E. (1992) citada por Alberti Manzanares, P. (1994) precisa que la identidad no es un dato
sino una construcción que se debe a la intervención de factores diversos de orden cultural que
organizan significaciones diversas en una estructura simbólica.

4 Métodos anticonceptivos
Existe una variedad de métodos anticonceptivos. Esos métodos pueden dividirse en
hormonales y no hormonales.
4.1 Métodos anticonceptivos hormonales
Los métodos anticonceptivos hormonales son sumamente eficaces, aunque algunos
requieren uso correcto y sistemático por parte de las mujeres. También son seguros. Sin embargo,
dado que las hormonas pueden tener efectos en diversos sistemas del cuerpo, se debe prestar
atención especial a los efectos secundarios y a las cuestiones de seguridad.
Todos los tipos de anticonceptivos hormonales previenen el embarazo mediante dos
mecanismos principales. La inhibición total o parcial de la ovulación es uno de los mecanismos de
acción. Las hormonas que contienen estos anticonceptivos actúan en el cerebro. Hacen que el
hipotálamo y la glándula pituitaria reduzcan la producción de las hormonas necesarias para el
desarrollo folicular y la ovulación. Los anticonceptivos combinados orales e inyectables y los
inyectables sólo de progestina inhiben sistemáticamente la ovulación.
Todos los anticonceptivos hormonales también tienen efectos en el endometrio y lo hacen
más delgado. Teóricamente, esto podría reducir las probabilidades de que un óvulo fecundado se

12
implante. Es posible que los cambios del endometrio desempeñen una función en la prevención
del embarazo con métodos como los implantes y las píldoras sólo de progestina, que no impiden la
ovulación en todos los ciclos, pero no se han notificado pruebas científicas acerca de este efecto.

4.2 Métodos anticonceptivos no hormonales
Los métodos no hormonales incluyen los métodos de barrera, como los condones
masculinos, condones femeninos, diafragmas, capuchones cervicouterinos y espermicidas. Otros
métodos no hormonales son el método de amenorrea de la lactancia (MELA), la abstinencia
periódica y el coito interrumpido.
Todos los métodos de barrera dependen del cliente. Para que sean eficaces, deben usarse
en forma correcta y sistemática. El uso correcto y sistemático requiere motivación, aptitud y con
frecuencia, comunicación entre compañeros.
Se ha demostrado que el condón masculino de látex es el único método anticonceptivo
que protege contra la transmisión de casi todos los tipos de ITS. Esto incluye un alto grado de
protección contra la infección por el VIH.

El condón femenino es una funda de plástico holgada con un anillo flexible en cada
extremo. Uno de los anillos está en el extremo cerrado de la funda y cuando se inserta, sirve de
soporte en el cuello uterino. El anillo exterior forma el borde externo del dispositivo y se mantiene
fuera de la vagina después de ser insertado, lo cual protege los labios y la base del pene durante el
acto sexual. Este diseño puede hacer reducir el riesgo de transmisión de organismos causantes de
ITS que se encuentren en úlceras de los genitales externos.


5.0 Embarazo
Es la gestación o proceso de crecimiento y desarrollo de un nuevo individuo en el seno
materno. Abarca desde el momento de la concepción hasta el nacimiento pasando por la etapa de
embrión y feto. En el ser humano la duración media es de 269 días (cerca de 10 meses lunares o 9
meses-calendario).


5.1 Complicaciones

13
Aborto espontáneo; enfermedad trofoblástica (mola hidatiforme, mola invasora y
coriocarcinoma); embarazo ectópico (trompas, ovarios, cavidad abdominal, cuello o cuerno
uterino);isoinmunización materno-fetal; enfermedad hipertensiva del embarazo (incluida
eclampsia y preeclampsia); diabetes gestacional; enfermedades intercurrentes que complican la
gestación; ruptura uterina; placenta previa; desprendimiento prematuro de la placenta; oligo o
polihidramnios; patologías del cordón umbilical; m) ruptura prematura de membranas; infección
amniótica.
5.2 Embarazo no deseado; Embarazo no planificado
El embarazo no planificado es aquel que interviene dentro del plan de vida sin haberlo
contemplado antes, a diferencia del embarazo no deseado, que es en el que la pareja mira con
desagrado o rechazo esta situación, ya que no son capaces o dados a la idea de un nuevo ser en
sus vidas.
Estos traen posibles consecuencias como matrimonios forzados, abortos, mortalidad
materna como infantil, rechazo por la familia, rechazo de la pareja, etc.















14

Metodología esto es parte de la metodología y se llama procedimiento
Ante todo, lo principal era encontrar un problema social, y se escogió uno acerca de los embarazos
en la adolescencia así como sus problemáticas. Después se delimito cierta edad para tratarlo con
los jóvenes con los que entraríamos en contacto, así mismo, desglosamos varios temas que tienen
que ver con la sexualidad, etc.
Después de poco tiempo, durante la investigación nos encontramos con una interrogativa que
remarco el problema, era que a los jóvenes no se les estaba impartiendo ningún tipo de educación
sobre estos temas.
Así que realizamos encuestas para ver el nivel de conocimientos que tienen los muchachos de
secundaria y así poder evaluarlos. Ya aplicadas estas encuestas detectamos en que parte del tema
estaban menos conocedores y también poder resolverles algunas dudas que tuvieran.

Resultados y Conclusiones
De acuerdo con los resultados de las entrevistas aplicadas a los jóvenes y las dudas
resueltas en el taller sobre sexualidad, pudimos darnos cuenta que a los jóvenes de esta edad
(entre 15 y 16 años) no se les está impartiendo educación sobre sexualidad o que no lo están
comprendiendo de manera satisfactoria, por lo menos dentro de este plantel educativo.
Es importante señalar, que dentro de los estándares de la población de menores de edad
existe un gran número de casos de embarazo, y que de acuerdo a una de las problemáticas
expuestas en la introducción del proyecto, podríamos inducir que dentro de las instituciones de
educación secundaria en México, a los jóvenes no se les está impartiendo educación sobre su
sexualidad; y que una gran mayoría no toma esta en cuenta para sus planes de vida
Durante la plática que se les dio a los muchachos nos dimos cuenta que curiosidad no les
falta, lo que les falta es personal calificado en estos temas que les ayuden a comprenderlos.




Bibliografía


15
Gispert. C. (1997) Psicología infantil y juvenil. Barcelona, España.
Ortega Raya, J. (2008). Simon de beauvoir su aportación a la discusión sobre el género. Barcelona,
España.
Lagarde, M. (1993). La amplitud del universo del sujeto es la amplitud de su identidad.
Dr. Julio Frenk Mora, D. E. (2002). Introducción a los métodos. Salud .
Zita West. (2010) Acupuntura en el embarazo y el parto. Elsevier. Barcelona, España.
http://guiajuvenil.com/educacion-sexual/mexico-registra-altos-porcentajes-de-embarazos-en-
adolesce.html