CORPORACION UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS FACULTAD DE EDUACION LICENCIATURA EN HUMANIDADES Y LENGUA CASTELLANA ACTUALIZACION PEDAGOGICA JUAN JOSE BARRIOS

SIERRA _____________________________________________________________________________ EL ROL DEL MAESTRO EN EL SIGLO XXI

Hoy en día cuando la juventud y los cambios en los estados de animo de niños y jóvenes son tan casuales, donde la moda, influye en sus costumbres, las tecnologías hacen parte de sus vidas y la cotidianidad de los medios de comunicación repercuten sus formas de ser, nace la pregunta, no solo a los padres que tiene la responsabilidad de levantar la vida y forjar la personalidad de estos futuros seres sociales, sino la nuestra como maestros, ¿estamos preparados para asumir nuestro rol de maestros en este siglo?

Hace muchos años, el papel del maestro era uno de los esenciales en la sociedad de nuestro país, su pensamiento y criterio hacían parte de las decisiones importantes dentro de cualquier sociedad, hoy en día, el maestro paso a representar un trabajador, que presta sus servicios y al cual no se le da el mismo respeto que en loas épocas de nuestros padre o abuelos. De aquí empieza nuestra preocupación, ¿estamos revestidos de esa autoridad que necesitamos para poder guiar la formación de nuestros jóvenes en la actualidad? Si y no, si porque existen maestros que esta autoridad se la ganan en una lucha de ideologías, en las que a través de su praxis le demuestran a los niños y jóvenes que pueden compartir mas que unas clases dentro de sus vidas en la escuela; y no por que aun existen aquellos compañeros que se pretenden, y no hacen, ganar esta autoridad con la regla y la fama de regido y exigente.

Después de ganar esta autoridad, con estrategias que atraigan a loas niños y jóvenes y no que los alejen, la otra pregunta es ¿estamos capacitados para enfrentar las nuevas tecnologías? Si lo quisiéramos, considero las tecnologías más que nuestras enemigas como en algún momento pretenden ser vistas, serian buenas estrategias para hacer de nuestra mutua formación un verdadero espacio de aprendizaje, guiados por nuestros conocimientos acompañados de nuevas formas de ver el conocimiento, herramienta que nos llevaría a mejorar la atracción de nuestros estudiantes hacia el aprendizaje.

Ahora no solo, la autoridad, o las tecnologías hacen parte de nuestro quehacer como maestros, nuestros jóvenes se diferencian de cualquier otra generación, porque como seres sociales adoptan nuevas formas y estilos de vida, es por ellos que ¿estamos listos para enfrentar la diversidad étnica, racial y sexual en nuestros estudiantes? Y estas diferencias por nombrar algunas, porque nuestros jóvenes a diferencias de otras generaciones perdieron el miedo al que dirán, su personalidad ha sido construida sobre cimientos sólidos y convicciones verdaderamente reales, ellos creen y están convencidos de sus estilo de vida y formas de pensar, no le temen al mundo, ni tampoco le temen al poder expresarse.

Finalmente ¿Cuál es nuestra posición frente a tanta responsabilidad que implica el ser maestro, hoy? La misión que hemos elegido para nuestras vidas es clara, debemos ser maestros por convicción, y vocación, son las herramientas que nos harán maestros capaces de enfrenta cualquier tipo de adversidad que nuestro camino pueda presentarse, el trabajo y la labor no es fácil, pero en la vida nada cualquier tipo de poder tiene su responsabilidad y nosotros como maestros tenemos en nuestras manos, el forjar vidas, que sean capaces de ser útiles a una sociedad.

Nuestra meta debe ser construir guías, hacia caminos llenos de éxitos; y darles herramientas a nuestros niños y jóvenes para la construcción personal de nuevas y prosperas sociedades.