You are on page 1of 12

El enigmático B.

Traven

Atizó una de las leyendas literarias más duraderas del siglo pasado y dejó una decena de
novelas espléndidas y muchas preguntas hasta hoy sin respuesta.

En la primavera de 1919, durante la revolución bávara, el escritor anarquista Ret Marut


—rubio, de estatura media, nariz puntiaguda y ojos azules— fue acusado de alta
traición y condenado al fusilamiento, pero escapó: al parecer 2 guardias, inconformes
por el mal trato a los prisioneros, pelearon con su colegas, lo que Marut aprovechó para
huir y publicar encendidas filípicas en el periódico Der Zielbrennner (El Ladrillero)
hasta 1923, cuando desapareció sin que sus cofrades supieran de su paradero.

Cuarenta y seis años más tarde, en marzo de 1969, un hombre canoso de estatura media,
gruesos lentes que hacían resaltar sus ojos azules, cabellera cana y prótesis auditiva en
el oído derecho, que se decía ingeniero y se hacía llamar Traven Torsvan Croves,
entregó a una amiga el libro The creations of the sun and moon, escrito por B. Traven,
un novelista ya célebre en esa época por su vida misteriosa y su gran éxito de ventas. La
mujer, Bodil Chistensen, sabía que Torsvan —ya enfermo de muerte— era en realidad
el autor, pero no se atrevió a decir nada: tal era el respeto que inspiraba entre sus
amigos que nadie cuestionaba su afán de no ser identificado.

Ese mismo día Torsvan Croves, que usaba pantuflas de diferentes colores para
distinguirlas fácilmente, testó ante su abogado y un notario. Luego consagró los días a
escribir febrilmente hasta que las enfermedades (nefroesclerosis y un padecimiento
prostático) lo derrotaron el 26 de marzo. Su viuda, Rosa Elena Luján, afirma que antes
de morir confesó: “Ahora ya puedes decir a todos que yo soy Ret Marut, el anarquista
bávaro”. El acta de defunción consignó como Traven Torsvan Croves, pero también fue
conocido como Hal Croves; ingeniero Torsvan; y Mauricio Hal Traven. Pero el nombre
con el que pasó a la posteridad apareció en la portada de una decena de libros
publicados entre 1926 y 1960 y hasta hoy leídos por millones: B. Traven.

Viento Fuerte
Para el investigador Karl S. Guthke, autor de B. Traven: the life behind the legends,
deslindar verdad e imaginación en la biografía de Traven es imposible, ya que el placer
que el novelista hallaba en cultivar su anonimato y huir de la fama era casi el mismo
que obtenía fomentando el misterio. Pero algo se sabe: desde los 7 años de edad se ganó
la vida como bolero, repartidor de periódicos, mozo de lechero y de panadero. Poco
antes de cumplir los 12 años se hizo marino y recorrió los puertos del Pacífico. Se
vanagloriaba de haber asistido sólo 26 días a la escuela para educarse, después, en alta
mar.

El registro para extranjeros de la policía de Dusseldorf, asienta que el escritor declaró


en 1912 haber nacido el 25 de febrero de 1882 en San Francisco —hijo de un tal
William Marut, empresario, y Helene Ottarent— pero de nacionalidad inglesa; 2 años
después, cuando el kaiser decretó la movilización general para la guerra, el documento
fue para que el futuro escritor pasara como estadounidense.

Según desenterró el investigador Rolf Recknagel, Marut fue actor de segunda fila entre
1907 y 1915 y recorrió Alemania con diferentes compañías, generalmente a cargo de
papeles minúsculos, pero ocasionalmente encarnó héroes románticos y bailó en escena.
Tuvo un hijo con la actriz Elfriede Zielke: a ella le aseguró ser hijo de madre irlandesa y
padre inglés. Esa vez afirmó que había nacido en un barco y que su acta de nacimiento,
depositada en San Francisco, fue destruida durante el terremoto e incendio de 1906.

En 1915 Marut abandonó el teatro y se trasladó a Munich donde publicó Cartas a la


señorita S... Dos años más tarde comenzó a editar el periódico anarquista Der
Zielbrennner (El Ladrillero) y llamó la atención de los lectores. Se dijo que el apellido
Marut era polaco pero también que era un anagrama de traum (sueño) y armut (pobreza)
o bien una palabra indoaria que significa viento fuerte que despeja de nubes el cielo.

Huida macabra
Marut, reacio a que los lectores hurgaran en su vida alegó —como más tarde lo haría en
su avatar de B. Traven— que lo importante era la obra: “Siempre y en todo momento
preferiré que me orinen los perros. Y ése me parecerá un honor más grande que ser
meado por los lectores con cartas en que se pretende olfatear los agujeros en mi ropa
para clavarme un alfiler, pues nadie tiene la oportunidad de meterse en mi carne”.

Intrigaba a sus amigos y conocidos la procedencia del dinero para sufragar su empresa
editorial y el hecho de que, como extranjero, no tuviera dificultades con los censores
alemanes por sus escritos incendiarios contra el nacionalismo y la guerra. Pronto circuló
la versión de que Marut era hijo ilegítimo del káiser Guillermo II, aunque otra decía que
en realidad era su medio hermano y por consiguiente hijo ilegítimo de Fernando III. El
argumento era el enorme parecido entre los supuestos padres y Marut.

Una versión más afirmaba que su nombre real era Mauricio Rattenau, hijo ilegítimo del
magnate alemán Emil Rattenau y de una actriz irlandesa. Al amparo del progenitor —
poderosísimo en el régimen del káiser Guillermo II, pues manejaba la industria
telefónica y del aluminio— el niño Mauricio viajó por todo el mundo con su madre. A
la muerte del potentado, en 1916, heredó parte de la fortuna y —no se sabe por qué— se
separó de la madre y se volvió anarquista.

Según Gabriel Figueroa, quien fue gran amigo de Traven, el episodio de la detención y
el juicio durante la revolución bávara se lo contó de manera distinta: cuando los
soldados descubrieron a Marut lo esposaron y subieron a un camión cerrado para
llevarlo al paredón; pero el conductor, que era militante, dejó mal cerrado el vehículo.
Los prisioneros abrieron la puerta de una patada y se arrojaron en plena marcha pero en
la caída un preso se golpeó la cabeza y murió. Marut, horrorizado, arrastró el cadáver
hasta una zanja y ahí, escondido, forcejeó hasta liberarse de sus cadenas y escapar (ver
Conversaciones con Gabriel Figueroa, Contenido, Jul. 1993).

Muerto por decreto


Tras huir vivió a salto de mata hasta 1920, cuando informó a sus lectores que le habían
quitado sus tarjeta de alimentos y su casa y que todavía lo buscaban por alta traición.
Huyó a Austria, donde fue maestro de idiomas y posteriormente llegó a Inglaterra en
camino hacia Canadá. Según Guthke, en Londres el anarquista coleccionó identidades.
El Ministerio del Interior británico contó 6: Alberto Otto, Max Wienecke, Rex Marut y
Götz Ohly. Luego al parecer, solicitó sin éxito su registro como ciudadano
estadounidense al consulado general de Estados Unidos en Londres. En abril de 1924
—afirma Guthke— se embarcó en un buque tanque noruego en ruta a Tenerife como
paleador de carbón.

En realidad todavía se desconoce cuándo y cómo salió de Inglaterra ni qué escalas hizo
en el camino. Lo cierto es que llegó a México como Traven Torsvan Croves, nacido en
1890 hijo de Burton Torsvan y Dorothy Croves.

Ya transformado en Traven intentó vender relatos a revistas y editores de Estados


Unidos, que los rechazaron. Optó entonces por ofrecerlos a editoriales alemanas. Su
primer gran éxito fue El barco de los muertos (historia de un marino norteamericano,
1926) que narra la vida de un hombre sin documentos de indentificación, incapaz de
cambiar su suerte y al que nadie echa de menos.

En México tomó la decisión de adoptar una nueva identidad: el 26 de julio de 1924


anotó en su diario: “El bávaro de Munich ha muerto” y ocultó cualquier indicio que
pudiera vincularlo con Marut. Adoptó 2 nombres: Traven Torsvan (al que a veces
alteraba como B. Traven y B. T. Torsvan) y B. Traven. Radicó en Tampico, donde se
hizo pasar por ingeniero y fue motejado “El Gringo”. Trabajó en lapizca de algodón y
en los campos petroleros. Por las noches en su choza escribía cada vez que los
mosquitos se lo permitían.

Por años dio en visitar la ciudad de México, donde se hospedaba en un hotelito del
centro, el Pánuco. Como sus libros se vendían bien en Alemania ya no tuvo que trabajar
como jornalero y en 1927 y 1928 se inscribió en cursillos de varano de 6 semanas que
impartía en la Universidad Nacional. Fue allí donde conoció a las hermanas Helga y
Bodil Christense, quienes según una versión 10 años después lo presentaron con Rosa
Elena Luján.
Identidades atribuidas
Entre 1928 y 1930 recorrió el sur de México y se sumó a expediciones por Chiapas en
las que se hacía pasar como fotógrafo noruego. Ahí se hizo amigo de indios y blancos
por igual.

Acostumbraba visitar fincas cafetaleras y madereras y mostraba gran interés por la


lengua y arqueología. Varios de sus relatos giran sobre las experiencias de un hombre
llamado Gales y su trato con los nativos. A su primera novela siguieron otras, también
en alemán: El Wobbly; El tesoro de la Sierra Madre (1927); Puente en la selva (1929)
y La rosa blanca (1929), que lo volvieron autor de culto en Europa. Entre los años 30 y
40 publicó lo que llamó “El ciclo de la caoba”: 6 novelas que relatan el trabajo de los
indígenas en los aserraderos.

Traven tenía varias direcciones donde recibía correspondencia: en el DF, en casa de


algunos amigos y en un apartado postal; y en Acapulco, en una casa que le rentaba una
tal María de la Luz Martínez. Según contó Gabriel Figueroa, viajaba mucho y tenía 20
pasaportes.

En 1923, con la llegada de los nazis al poder en Alemania, varios libros de B. Traven
fueron declarados indeseables y confiscados. Las protestas de Traven no surtieron
efecto y una de las editoriales alemanas que publicaban sus libros fue clausurada.

Por años, el escritor se negó a publicar en inglés, hasta que cedió en 1934, cuando
apareció la edición en ese idioma de El barco de la muerte a la que siguieron: El tesoro
de la Sierra Madre, Puente en la selva y La rebelión de los colgados.

Sus novelas ganaron lectores en Estados Unidos sólo en los años 60. A partir de
entonces comenzó el chismorreo (sobre todo en Europa), acerca de la verdadera
identidad de Traven; se decía que era el presidente Plutarco Elías Calles; el escritor Jack
London; un general de la revolución mexicana; un sobrino del último emperador
alemán; un soldado estadounidense; el naviero más rico del Pacífico; un prófugo de la
policía estadounidense; o mera invención de los editores. También afirman que había
muerto hacía muchos años o que era un explorador de la región ártica.

Reportero incómodo
En 1939 Esperanza López Mateos, hermana de Adolfo López Mateos, pidió por medio
de los editores estadounidenses los derechos para su primo Gabriel Figueroa produjera
Puente en la selva. Traven se negó. Doña Esperanza pidió entonces autorización para
traducir las novelas al español, lo cual también rechazó Traven. Sin permiso, la mujer
tradujo por su cuenta Puente en la selva. Lo hizo tan bien que Traven la tomó como
traductora, secretaria particular, agente literaria y a la postre devino propietaria de los
derechos de autor, lo cual suscitó la conseja de que ella era la novelista B. Traven, sólo
un seudónimo.

En 1948 John Huston filmó El tesoro de la Sierra Madre y Traven asistió al rodaje,
haciéndose pasar por Hal Croves, representante del escritor y autorizado para modificar
el guión y responder a cualquier pregunta sobre el texto. Cobraba 100 dólares por
semana.

El misterio se aguzó a fines de ese año, cuando el escritor y periodista Luis Spota
descubrió para sus lectores del semanario Mañana la identidad del enigmático
novelista: afirmó que se trataba del restaurantero Berick Traven Torsvan, radicado en
Acapulco. Spota descubrió una caja fuerte a nombre de Berick Traven Torsvan en el
Banco de México, luego varios apartados postales y finalmente la tarjeta de Traven
Torsvan en el registro nacional de extranjeros; también tuvo en sus manos la cédula de
identidad de Traven Torsvan en la que indicaba el domicilio de Acapulco.

El exclusivo autor negó todo y cuando Spota insinuó el pasado alemán de Traven éste
mandó sendas cartas al diario El Universal y el semanario Hoy en las que refutaba a
Spota, pero sólo consiguió acrecentar la fama del periodista y echar a perder el
incógnito de Torsvan. A partir de entonces debió esquivar a los reporteros y agentes
literarios empeñados en descubrir la verdad.

Única certeza
En 1951 murió Esperanza López Mateos, lo que ocasionó gran depresión en Traven,
que no se acostumbraba a la partida de la mujer. Dos años más tarde , durante la
filmación de la Rebelión de los colgados (dirigida por Emilio Fernández), Bill Miller, el
cineasta que haría la versión en inglés de la película, presentó a Rosa Elena Luján con el
guionista Croves (Traven) para que le ayudara en la traducción. Se enamoraron y al
cabo se casaron en 1957 en San Antonio. La Mujer conservó la custodia de las 2 hijas
del matrimonio anterior.

Los últimos 12 años del novelista fueron apacibles, consagrado a su nueva familia y a
escribir. Rosa Elena Luján fundó una agencia literaria, se encargó de administrar los
asuntos de Traven y tradujo del inglés Macario, El general, y Los pizcadores de
algodón.

Establecidos en una casa muy cercana al Ángel de la Independencia, en el D. F., Traven


tenías su estudio en el tercer piso, al que bautizó “El puente” que ambientó como un
barco. Gustaba de alimentar personalmente a sus perros, un chango y un perico.
También cultivaba plantas en latas. Sus amigos y familiares lo llamaban el skipper o
capitán y él adoptó la terminología náutica durante sus conversaciones.

Con la familia prefería hablar en inglés y durante las veladas en casa tocaba el piano y
el violín y recitaba poemas de Heine. A veces hablaba en francés, pero casi nunca en
alemán. Recuerda Rosa Elena Luján que el skipper siempre bajaba a la 7 de la noche,
tomaba un trago y hablaba de temas políticos y problemas de los hijos. Le gustaba cenar
en un ambiente formal.

Según Gabriel Figueroa, cuando la salud de Traven comenzó a deteriorarse, dejó de


admitir visitas en su casa, pero llamó 2 veces al fotógrafo. Durante la primera entrevista
charlaron de cosas insignificantes en presencia de Luján; en la segunda, Figueroa
recibió del escritor un encargo escalofriante en un papelito: “getme cianide”
(consígueme cianuro). Pero no hizo falta: al día siguiente murió. Fotógrafos y
periodistas se aportaron en la calle, ansiosos de recoger algún dato póstumo del
misterioso B. Traven, de quien sólo se conoce sin lugar a dudas la fecha de su muerte.

Fin

Tomado de la Revista Contenido, septiembre del 2003


Por: Manuel Vega Velázquez para compartirlo con sus amigos.
mvegav@msn.com
6 de diciembre del 2003.

Agregados de otras fuentes

Biografía breve
Ret Marut/B. Traven (¿-1969). Celoso ocultador de su identidad, Ret Marut/B. Traven
utilizó a lo largo de su vida decenas de seudónimos. Consecuente con su afirmación de
que un escritor no debería tener otra biografía que sus libros, permaneció oculta hasta su
muerte. Ret Marut aparece en la vida pública alemana con la publicación de la revista
Der Ziegelbrenner (El ladrillero) cuyos textos se recogen en este volumen. Su
compromiso antibelicista y revolucionario le llevó a tener un papel especialmente activo
en la República de los Consejos de Baviera. Derrotada la revolución por la coalición de
nacionalistas y socialdemócratas, Ret Marut es detenido por las guardas blancas. Una
casualidad propicia su huida. Dictada pena de muerte contra él, pasa un tiempo en la
clandestinidad hasta que decide abandonar Alemania. Se instala en el estado de Chiapas
(México), donde desarrolla una extensa obra literaria, bajo el seudónimo B. Traven, en
la que denuncia los estragos de la civilización capitalista sobre la cultura indígena.
Autor de algunas de las novelas inolvidables del S.XX (El barco de la muerte, El árbol
de los colgados, El puente en la selva o El tesoro de Sierra Madre, que inspiró la
película homónima de John Houston) sus obras contaron con cientos de miles de
apasionados lectores en todo el mundo, como Albert Einstein que, interrogado en cierta
ocasión acerca de qué libro se llevaría a una isla desierta, respondió que cualquiera, con
tal que fuese de Traven.
Biografía en la Enciclopedia Encarta
Bruno Traven (1890-1969), seudónimo de Traven Croves Torvan, novelista
estadounidense de origen escandinavo, nacionalizado mexicano.
Nacido en Chicago, Illinois (Estados Unidos), fue estibador en Nueva Orleans y en
1923 embarcó rumbo a México. Trabajó en Tampico, estado de Tamaulipas, en
compañías petroleras; allí escribió El barco de la muerte (1925), una novela
autobiográfica. En la ciudad de México estudió arqueología en la Universidad Nacional
Autónoma de México y se trasladó al sureste del país, en donde convivió con grupos
indígenas mayas.
Conocedor de la problemática nacional, escribió novelas dramáticas, algunas de las
cuales fueron llevadas al cine mexicano, como: Macario, La rebelión de los colgados,
La rosa blanca y Canasta de cuentos mexicanos. En Estados Unidos fue adaptada al cine
su novela El tesoro de la Sierra Madre, que dirigió en 1947 John Huston con la
participación del actor Humphrey Bogart. También escribió La carreta, Puente en la
selva, Aslan Norval y Estudio antropológico de Chiapas. Nacionalizado mexicano desde
1951, murió en la ciudad de México.

"Bruno Traven." Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2001. © 1993-2000 Microsoft


Corporation. Reservados todos los derechos.

Resumen y presentación del libro: En el estado más libre del mundo.

Ret Marut/B.Traven.
Alikornio ediciones. Barcelona 2000
ISBN: 84-931625-0-7 Septiembre 2000. 140 p., 9.46 €

En un periodo crucial de la historia europea (1914-1919), en Alemania se alza la voz de


un enigmático individuo, Ret Marut, que desde las páginas de la revista Der
Ziegelbrenner (El ladrillero) aparece como un alegato irreductible de la dignidad
humana contra la Patria, El Estado, la Economía, la Guerra, La Burguesía, la
Monarquía, la Socialdemocracia; es decir, contra las diferentes formas de
envilecimiento colectivo que alentaron la primera masacre del siglo XX en Europa. Sin
embargo, Der Ziegelbrenner fue y continua siendo un revulsivo contra la resignación y
la autocomplacencia que propician la degradación moral e intelectual en cualquier
tiempo. Con un estilo apremiante, propio de la urgencia de las circunstancias (la guerra,
primero; la revolución, después y, finalmente, la represión de las fuerzas reaccionarias),
la escritura de Ret Marut es, sobre todo, una premonición. Al hilo de los
acontecimientos de su tiempo, se revela el clima social y subjetivo que sería el terreno
abonado para que proliferase la peste nacionalista que culminaría en la apoteosis
criminal del nazismo. Irónico y airado, esperanzado y decepcionado, siempre
clandestino, Ret Marut fue simple y llanamente, lo que en el más estricto sentido de la
palabra podríamos decir un hombre libre.

Apunte de la siguiente página web: www.geocities.com/Augusta/ 5130/elgenio.htm

El hombre que nadie conoció

Mucho después de que Shakespeare muriera, se puso en duda la autoría de sus obras.
Pero la carrera de B. Traven, novelista del siglo XX, estuvo totalmente envuelta en el
misterio. Una serie de libros radicales, antiautoritarios, obsesionados con la crueldad, la
soledad, el miedo, la superstición y la muerte, aparecieron en Alemania en la década de
1920. Se publicaron en español con los títulos El barco de la muerte, El puente en la
jungla, La rebelión de los colgados y EI tesoro de la Sierra Madre. Se sabe que el autor,
B. Traven, vivía en México, pero rehusó dar fotografías o material biográfico a sus
editores. La reticencia del autor sólo azuzó el apetito de periodistas e historiadores
literarios, pero sólo en 1990, 21 años después de su muerte, su viuda Rosa Elena Luján
reveló algunos datos que trajeron cierta luz a muchas partes oscuras de su secreto.
Según ella, el novelista fue Ret Marut, actor convertido en revolucionario, orillado a
huir en 1919 de Alemania al fracasar una rebelión en Munich. Con uno de sus muchos
seudónimos, Hal Groves, fue contratado por el director John Huston como asesor
técnico para filmar El tesoro de la Sierra Madre en 1947. En un pasaporte mexicano de
la década de 1950 figuró como Traven Torsvan, nacido el 3 de mayo de 1899 en
Chicago, de origen noruego. Al novelista también le gustaba decir que era hijo ilegítimo
del emperador Guillermo II. Como Ret Marut sólo puede ser rastreado hasta 1907, la
revelación de la señora Luján deja sin respuesta una pregunta debido a la inconsistencia
de los datos cronológicos: ¿quién era B. Traven antes de ser Ret Marut?

Referencia encontrada en:


http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/

03 de marzo de 1890.- Natalicio del escritor Bruno Traven.

LA ROSA BLANCA
Bruno Traven
Fragmentos

I.

En la República operaban veinte compañías petroleras, entre las cuales la Condor Oil
Company Inc, Ltd., S.A. no era la más poderosa ni la más rica, pero sí la más ambiciosa.
..................................................La lucha impía de todas las compañías petroleras en la
República, tenía una meta principal y ésta era apropiarse de todas las tierras que
presentarán aún la más leve posibilidad de producir petróleo algún día...La cuestión era
controlar todas las fuentes petrolíferas en el presente o en el futuro. La mayoría de las
compañías ponían
en juego más poder, dinero y astucia en la adquisición de tierras, que en la aplicación de
recursos científicos para la explotación hasta el límite de la capacidad de producción de
las que ya poseían..........................................

Una gran sección de los estados costeros del Noroeste, bien conocidos como ricos en
petróleo, eran poseídos, alquilados o controlados casi totalmente por la Condor Oil. Ese
vasto territorio era el mayor y más jugoso que la Condor había podido tragarse desde
que operaba en la República, y con la posesión de esa gran faja de tierra, la compañía
había dado un considerable paso hacia la meta que perseguía, y que era ser considerada
uno de los factores dominantes en el mercado

II.

Colindando y cortando en parte esa nueva posesión de la Condor, se hallaban las tierras
de una vieja hacienda llamada Rosa Blanca.

Rosa Blanca ocupaba más o menos mil hectáreas de tierra que producía maíz, frijol,
ajonjolí, chile... Además en ella se criaban caballos, mulas,... y algo más preciado,
buenos muchachos y muchachas indígenas.................................

...cualquier contacto entre don Jacinto y una compañía americana de petróleo, tenía
forzosamente que conducir a una tragedia inevitable,...............

III.

La tierra que rodeaba Rosa Blanca, había estado cubierta en parte por la selva y en parte
ocupada por ranchos, pueblecitos y colonias. La Condor Oil había adquirido aquel vasto
territorio cuando nadie sospechaba que contuviera petróleo, Había sido comprado o más
bien cambiado de dueño, no sólo mediante pequeñas cantidades de dinero, sino
poniendo en juego toda clase de combinaciones, corrompiendo a las autoridades,
cohechando políticos y acosando a otras compañías ...

Los propietarios auténticos, indios indefensos o campesinos mestizos en su mayoría,


vieron muy poco del dinero pagado por las compañías a cambio de sus tierras. Lo que la
compañía había gastado no era mucho, por término medio puede calcularse en menos de
medio dólar por acre, del cual los propietarios habían recibido diez centavos o un
poquito más......

SABÍAS QUE..
-Bruno Traven fue el seudónimo utilizado para firmar sus obras el novelista Traven
Torsvan Croves?

-Este escritor nació en Chicago, Illinois, E.U.A.?

-Parte de su juventud la pasó trabajando en los muelles de Nueva Orleans y en los


barcos que atracaban en dicho puerto?

-Traven se embarcó y llegó a Tampico, Tamaulipas en 1923?

-Durante su estancia en Tamaulipas trabajó en las compañías petroleras dándose cuenta


de la forma en que éstas se apropiaban de las tierras que presumiblemente eran
yacimientos petrolíferos?

- En la ciudad de México estudió arqueología debido a su interés por la cultura maya y


poco después por la vida y costumbres de los grupos indígenas del sureste, con quienes
convivió largo tiempo?

-Esa convivencia, tanto en la zona petrolera como en la indígena del sureste le


permitieron conocer la problemática originada por la explotación, la ignorancia y la
pobreza?

-La observación y el análisis de las situaciones vividas tanto en las compañías petroleras
como en las regiones indígenas le proporcionaron el material para escribir sus obras?

-Su pluma describió con entera objetividad diferentes aspectos de la vida, costumbres y
pensamiento del mundo indígena, como en "Macario" y "Canastitas en serie"?

-Bruno Traven decidió nacionalizarse mexicano (1951), como resultado del amor y
respeto que nuestro país había despertado en él?

-Entre sus obras más conocidas se pueden citar: "La Rosa Blanca", "La Rebelión de los
Colgados", "Puente en la Selva", "Canasta de Cuentos Mexicanos", "Macario", El
Tesoro de la Sierra Madre", etc.?

-Algunas de sus obras han sido llevadas a la pantalla cinematográfica?


LEE Y DISFRUTA:
Las obras de Bruno Traven. En este mes de marzo te recomendamos: "La Rosa Blanca".

LA ROSA BLANCA
Bruno Traven
Fragmentos

I. En la República operaban veinte compañías petroleras, entre las cuales la Condor Oil
Company Inc, Ltd., S.A. no era la más poderosa ni la más rica, pero sí la más ambiciosa.

..................................................La lucha impía de todas las compañías petroleras en la


República, tenía una meta principal y ésta era apropiarse de todas las tierras que
presentarán aún la más leve posibilidad de producir petróleo algún día... La cuestión era
controlar todas las fuentes petrolíferas en el presente o en el futuro. La mayoría de las
compañías ponían en juego más poder, dinero y astucia en la adquisición de tierras, que
en la aplicación de recursos científicos para la explotación hasta el límite de la
capacidad de producción de las que ya poseían..........................................

Una gran sección de los estados costeros del Noroeste, bien conocidos como ricos en
petróleo, eran poseídos, alquilados o controlados casi totalmente por la Condor Oil. Ese
vasto territorio era el mayor y más jugoso que la Condor había podido tragarse desde
que operaba en la República, y con la posesión de esa gran faja de tierra, la compañía
había dado un considerable paso hacia la meta que perseguía, y que era ser considerada
uno de los factores dominantes en el mercado.

II. Colindando y cortando en parte esa nueva posesión de la Condor, se hallaban las
tierras de una vieja hacienda llamada Rosa Blanca.

Rosa Blanca ocupaba más o menos mil hectáreas de tierra que producía maíz, frijol,
ajonjolí, chile... Además en ella se criaban caballos, mulas,... y algo más preciado,
buenos muchachos y muchachas indígenas.................................

...cualquier contacto entre don Jacinto y una compañía americana de petróleo, tenía
forzosamente que conducir a una tragedia inevitable,...............

III. La tierra que rodeaba Rosa Blanca, había estado cubierta en parte por la selva y en
parte ocupada por ranchos, pueblecitos y colonias. La Condor Oil había adquirido aquel
vasto territorio cuando nadie sospechaba que contuviera petróleo, Había sido comprado
o más bien cambiado de dueño, no sólo mediante pequeñas cantidades de dinero, sino
poniendo en juego toda clase de combinaciones, corrompiendo a las autoridades,
cohechando políticos y acosando a otras compañías ...
Los propietarios auténticos, indios indefensos o campesinos mestizos en su mayoría,
vieron muy poco del dinero pagado por las compañías a cambio de sus tierras. Lo que la
compañía había gastado no era mucho, por término medio puede calcularse en menos de
medio dólar por acre, del cual los propietarios habían recibido diez centavos o un
poquito más......