You are on page 1of 15

LA CIRCUNCISIÓN Y EL DIEZMO

Estimados amigos y hermanos en Cristo Jesús, La Paz de Dios sea con ustedes y sus
familias.

Este mensaje está orientado a todos los cristianos y amigos interesados en conocer
LA VERDAD SOBRE dos de los ritos más sobresalientes de las Santas Escrituras:
Hablamos de LA CIRCUNCISIÓN Y EL DIEZMO.

A través de las Santas Escrituras tendremos la oportunidad de conocer la verdad que


por muchos y por mucho tiempo ha sido ocultada, de modo que por el conocimiento
mismo de la Palabra de Dios, los cristianos verdaderos y los amigos interesados en
contar con argumentos bíblicos, podrán contender con relación a estos dos temas
importantes hoy en día.

I. ORIGEN DE LA CIRCUNCISIÓN Y EL DIEZMO

El origen de la circuncisión y el diezmo datan del tiempo de Abraham, cuando aún su


nombre todavía era Abram. En el libro de Génesis capítulo 14, las Santas Escrituras
muestran que se libró una gran batalla entre los reyes de Sinar, de Elasar, de Elam y
de los gentiles por un bando, contra los reyes de Sodoma, de Gomorra, de Adma, de
Zeboim y de Bela por el otro bando.

La batalla tomó lugar en el valle de Sidim que estaba lleno de petróleo (betún) en el
cual los reyes de Sodoma y Gomorra huyeron y claudicaron, y el resto huyeron a los
montes, siendo este bando derrotado. Y el bando de los cuatro reyes tomaron control
de las posesiones y haciendas que habían en Sodoma y Gomorra, tomando también
como cautivo a Lot, sobrino de Abram que moraba en Sodoma, así como a su
hacienda. Más hubo un morador de Sodoma que logró escapar en el tumulto, y pudo
llegar a Abram en su morada en el alcornocal de Mamre amorreo, que era hermano de
Escol y de Aner que tenían sociedad con Abram.

Abram decidido a salvar a su sobrino tomó y armó a sus siervos y criados, que eran
trescientos dieciocho y fue tras ellos hacia Dan a rescatar a su sobrino. Y en la noche,
por sorpresa, Abram y sus siervos y criados atacaron hiriendo a los captores de su
sobrino Lot, y los sacaron hasta Hoba al oeste de Damasco. Y Abram recobró a su
sobrino Lot, todos sus bienes y su hacienda, a las mujeres y al pueblo mismo. Luego
de la batalla por el rescate de su sobrino y del pueblo mismo, hasta el rey de Sodoma
fue y le recibió.

Entonces, a Abram se le apareció Melchîsedec, siendo desconocido su origen y linaje,


Rey de Salem, que significa Rey de Paz y que era la primera manifestación del Señor
Jesucristo (Hebreos 5:5-7) como sacerdote de lo alto y para siempre, sacó pan y vino
(fruto de la vid), y bendijo a Abram y éste le entregó a Melchîsedec los DIEZMOS DE
TODO.

Observemos que en ese momento de forma espontánea Abram entrega el DIEZMO al


Señor, diezmando también a Leví, quien recibiría los DIEZMOS en el PERIODO DE
LA LEY una vez que este rito se hubiese institucionalizado, por que LEVÍ estaba en los
lomos de su Abram cuando Melchîsedec le salió al encuentro (Hebreos 7:9-10).
Pero el Señor tenía un propósito con Abram y se le apareció diciéndole “YO SOY EL
DIOS TODO PODEROSO; ANDA DELANTE DE MÍ, Y SÉ PERFECTO” y le cambió
el nombre a “Abraham”, y le declaró la promesa en SENTIDO ESPIRITUAL que sería
padre de mucha gente entre los gentiles. Es necesario aclarar el SENTIDO
ESPIRITUAL el cual se cumple con nosotros los gentiles según la carne, pero en el
sentido LITERAL también se cumplió que de la SIMIENTE HUMANA también el Señor
le levantó una nación, una república, a Abraham, siendo ésta la república de ISRAEL,
misma que no recibió ni creyó en el Señor cuando vino como su redentor sino que más
bien lo crucificaron. A lo suyo vino y los suyos no le recibieron (Juan 1:11).

Pero volvamos a Abraham. En Génesis, en el capítulo 17, el Señor establece un


pacto con Abraham, y requiere a este su siervo que guarde el pacto, tanto Abraham
mismo, así como su simiente, por generaciones. Ordenó el Señor a Abraham que
como señal de su pacto, Abraham y la simiente de éste, y todo varón descendiente de
su simiente así como sus siervos y criados tendría que ser CIRCUNCIDADOS, con
total precisión indicándole que sería en el PREPUCIO. A partir de allí, todos, Abraham,
sus siervos, sus criados y su simiente, fueron CIRCUNCIDADOS y todo niño nacido
fue CIRCUNCIDADO a partir de los OCHO DÍAS DE NACIDO, así como todo varón
que fuere comprado como siervo o criado.

Advirtió el Señor que todo varón que se mantenga INCIRCUNCISO SERÍA CORTADO
DE SU PUEBLO, pues anularía su pacto.

Fue así que Abraham tomó a Ismael su hijo nacido de la sierva Agar, y a todos los
siervos nacidos en su casa, y a todos los comprados por su dinero, todo varón de la
casa de Abraham, y circuncidó la carne de su prepucio y de los demás en aquel
mismo día, como Dios había hablado con él.

COMENTARIO:

Podemos observar que tanto EL DIEZMO como LA CIRCUNCISIÓN están definidos


en el MISMO CONTEXTO DE TIEMPO y CUMPLIDOS FIELMENTE POR LA MISMA
PERSONA DE ABRAHAM. Por lo tanto, AMBOS RITOS EN EL CONTEXTO LITERAL
RESULTAN SER INSEPARABLES PUES NACIERON JUNTOS COMO UN
MANDAMIENTO DEL SEÑOR SOBRE UNA MISMA PERSONA Y SOBRE SU
SIMIENTE.

Esto nos lleva a concluir inequívocamente que si ambos ritos CIRCUNCISIÓN Y


DIEZMO tienen la MISMA NATURALEZA y EL MISMO ORIGEN, y AMBOS RITOS
SON INSEPARABLES entonces AMBOS DEBEN APLICARSE, CUMPLIRSE O
EXTINGUIRSE BAJO LAS MISMAS PREMISAS.

II. INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA CIRCUNCISIÓN Y EL DIEZMO: LEY MOSAICA

De la promesa del Señor conforme la carne, se levantó hijo de la simiente de


Abraham, siendo este hijo Isaac (Génesis 17:19), del cual nació Esaú y Jacob
(Génesis 25:26). Pero el Señor cambió el nombre de Jacob por el de Israel, luego que
Jacob había vencido al ángel (Génesis 32:28, 35:10). El nuevo nombre de Jacob pasó
a ser Israel.

De Israel (antes Jacob) nacieron doce hijos (Génesis 35:22), entre ellos Leví, los
cuales tuvieron gran descendencia constituyéndose en doce tribus, las que en su
conjunto formaron la nación que se conoció y aún se conoce como la República de
Israel.
Del libro de Genésis en los capítulos 37 al 50 y Éxodo 1 al 20, conocemos como se
formó el pueblo de Israel, desde que los hijos Israel (antes Jacob) vendieron a su
hermano menor José a los egipcios por envidia, y que José encontró gracia en ese
país, hasta ser la mano derecha del mismo Faraón, librando a su padre y sus
hermanos de la hambruna que afectó la región. José es quien en las Santas Escrituras
nos enseña que tenía el don de la revelación de los sueños ayudó a los egipcios a
sobrepasar el período de siete años de hambruna. De la gracia que José tuvo con
Faraón y principalmente por el respaldo y propósito de Jehová que su padre y sus
hermanos lograron trasladarse a Egipto sobreviviendo la hambruna antes referida. Fue
en Egipto que murió Israel (antes Jacob), pero sus doce hijos tuvieron amplia
descendencia en Egipto.

Esta descendencia fue tanta que los egipcios ya no deseaban convivir con los
israelitas que moraban en ese país. Fue así que los faraones egipcios comenzaron a
presionar, maltratar, matar, y oprimir al pueblo israelita tratando de someterlos, porque
tenía temor que su rápido crecimiento les volviera contra ellos y les despojaran del
poder y sus riquezas.

Fue en esta situación de opresión que el Señor escogió a Moisés para que fuese el
profeta que liberaría al pueblo israelita de su sumisión y esclavitud del rey faraón
(Éxodo Capítulo 3 y 6). El Señor habla a Moisés diciendo que había oído el gemido
de los hijos (simiente descendiente) de Israel (antes Jacob) que ya eran siervos de los
egipcios y que recordó su pacto con Abraham. Prometió el Señor sacar esa simiente,
ese pueblo descendiente de Abraham de la carga de Egipto, y liberarlos de la
servidumbre, y redimir con brazo extendido y con juicios grandes. Fue en allí que el
Señor, declaró explícitamente a Moisés que había tomado a ese pueblo como suyo, y
se les declaró como su Dios, bajo el bendito nombre de Jehová, agregando que los
llevaría a la tierra prometida, en tierras de Canaán la cual sería su heredad, en donde
moraron los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob (Israel) como peregrinos (Éxodo 6:5-
8).

Cuando Moisés se encuentra en el monte Sinaí, luego de sacar al pueblo de Israel


(nombre que recibe por ser descendientes de los doce hijos de Israel (antes Jacob)),
Jehová le entrega los primeros diez mandamientos, para su pueblo. Fue en el monte
Sinaí que el Señor le habla a su pueblo, descendencia directa de Abraham según la
carne, diciendo (Éxodo 20:2-6 y 20:23):

“Yo soy JEHOVA tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de siervos.
No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza
de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo
de la tierra: No te inclinarás á ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu
Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, sobre los
terceros y sobre los cuartos, á los que me aborrecen, Y que hago misericordia en
millares á los que me aman, y guardan mis mandamientos.”
“No hagáis conmigo dioses de plata, ni dioses de oro os haréis.”

En esta declaración el Señor adopta a este pueblo israelita como SU PUEBLO, por la
promesa en la carne hecha a Abraham cuatrocientos treinta años antes (Gálatas
3:17). Cabe mencionar que esta promesa en la carne fue rota por los israelitas (judíos)
moradores de Jerusalem la terrenal, cuando el Señor Jesucristo vino a ellos, y ellos no
le recibieron, sino que lo crucificaron cumpliéndose la Palabra de Dios (Juan 1:11),
por lo que el Señor se volvió a nosotros los gentiles cumpliendo también la promesa
espiritual en la cual, nosotros, sin ser del linaje ni de la sangre de Abraham, somos
adoptados en Espíritu como simiente de Abraham y circuncidados espiritualmente en
el corazón, siendo ahora israelitas espirituales y moradores de la Jerusalem la celestial
(Romanos 2:28-29 y 4:11).

Aunque esta historia es muy bien conocida, es importante resaltarla porque es partir
de allí que se establece el inicio de los mandamientos del Señor. En este libro de
Éxodo es donde se describen todos los hechos ocurridos desde la liberación del
pueblo de Israel de manos de los egipcios, forzados a través de las siete plagas
enviadas por el Señor, así como la travesía de este pueblo a través del desierto, lo
cual les costó cuarenta años por causa de su rebelión.

Mucha gente se deja llevar por las fábulas de las películas que hablan de los famosos
diez mandamientos (ver Éxodo Capítulo 20), las Santas Escrituras aclaran que en
realidad tales diez mandamientos solo constituyeron el inicio de una serie de
mandamientos, ordenanzas y ritos que luego tomó el nombre ampliamente conocido
como “La Ley Mosaica” o simplemente “La Ley”. Estos mandamientos están
ampliamente definidos en los libros de Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio y
Josué.

Por tanto, los mandamientos del Señor, o sea la Ley que Dios institucionalizó a través
de Moisés, su hermano Aarón y los sacerdotes de la tribu de Leví, hijo de Jacob, así
como Josué que sucedió a Moisés, luego que este gran profeta se encontrara con su
Señor, son innumerables.

En la descripción del libro de Éxodo, vemos que en sus capítulos posteriores así como
en Levíticos, Números, Deuteronomio y en Josué, el Señor por medio de Josué,
después que Moisés hubo muerto, dirige al pueblo hacia la tierra prometida Canaán.

Volviendo hacia el libro de Números capítulos 18 y 32, y en el libro de Josué


capítulos 12 y 23, el Señor indicó cómo se repartirían la tierra prometida del Canaán
entre las doce tribus de Israel. Repartió el Señor asignándole por heredad amplios
territorios a once de las tribus, excepto una, la tribu de Leví, a la cual perteneció
Moisés y Aarón. Dijo el Señor a Aarón que su tribu no tendría heredad en forma de
grandes territorios de tierra sino que el mismo Señor sería su heredad en medio de la
república de Israel. (Número 18:20 y 24).

Fue allí, a Aarón que el Señor establece el mandamiento a los sacerdotes, de la tribu
de Leví, en la República de Israel, para que reciban los diezmos de las once tribus
restantes, esto por su calidad de sacerdotes que servían al ministerio del tabernáculo
del testimonio. (Número 18:20 y 24). Asimismo, se establece que EL DIEZMO DE
LOS DIEZMOS, sería ofrecido a Jehová como ofrenda. (Número 18:26).

PERO ¿EN QUÉ CONSISTÍA EN REALIDAD EL DIEZMO?

Las Santas Escrituras nos aclaran en Levíticos 27:30 y Deuteronomio 14:22, 28 y


29, y 26:12 que el DIEZMO NO ERA ESTRICTAMENTE DINERO EN EFECTIVO,
SINO MAS BIEN EL PRODUCTO DE LA TIERRA, obtenido durante el año.
Claramente el Señor señala la obligación a las once tribus de la REPÚBLICA DE
ISRAEL de DIEZMAR todo producto de su simiente que RINDIERE EL CAMPO
CADA AÑO, Igualmente precisa que cada tres años las once tribus debía sacar todo
el DIEZMO DE SUS PRODUCTOS para guardarlo en sus ciudades en los alfolíes (que
eran como grandes silo o contenedores de granos) de modo QUE ABUNDARA
ALIMENTO EN LA REPÚBLICA DE ISRAEL que era la casa de Dios, como pueblo
escogido según la carne (Malaquías 3:10).
CON MAS PRECISIÓN, ¿CUÁL ERA SU FINALIDAD?

En Deuteronomio 14:29 y 16:12 el Señor reglamenta la finalidad de la DÉCIMA


PARTE DE LA PRODUCCIÓN DE LA TIERRA o DIEZMO, de modo que servirá para:

1) una menor porción para los levitas que ejercen el ministerio sacerdotal, que no
tienen ninguna heredad de tierras
2) la mayor porción para auxiliar a:
a. el extranjero
b. el huérfano
c. la viuda
d. menesteroso o mendigo

COMENTARIO:

Puede fácilmente observase que el propósito de Dios con su pueblo escogido, era
establecer un modelo de república en donde no hubiese pobreza ni desamparado. El
DIEZMO fue entonces una especie de IMPUESTO, correspondiente al 10% de la
producción de la tierra, sea agrícola o ganadera. No requería de dinero. Este impuesto
o DIEZMO vendría a ser el monto que conformaría el FONDO DE BIENESTAR
SOCIAL DE LA REPÚBLICA, el cual era ADMINISTRADO POR LOS SACERDOTES
LEVITAS, de ese país, siendo éstos responsable del buen uso de dicha abundancia.

DE LA CIRCUNCISIÓN

Desde los tiempos de Abraham toda su simiente en la carne estaba obligada a ser
circuncidada como sello que eran del pacto, del pueblo escogido de Dios. En libro de
Josué Capítulo 5 el Señor manda a á Josué hacer cuchillos afilados, para que
volviera a circuncidar la segunda vez al pueblo de la República de Israel, pues era
menester que tal sello de pueblo escogido tuviese presente en el prepucio de su
cuerpo.

La razón para circuncidar al pueblo de Israel de conformidad a los mandamientos


(LEY) de Dios era porque todo el pueblo que había salido de Egipto, los varones,
todos los hombres de guerra, habían muerto en el desierto por el camino, después que
salieron de Egipto. Es decir, en realidad todos los del pueblo que habían salido de
Egipto, estaban circuncidados más todo el pueblo que había nacido en el desierto por
el camino, después que salieron de Egipto, no estaban circuncidados.

Recordemos que esto fue así porque el pueblo de Israel anduvo por el desierto
cuarenta años, hasta que toda la gente de los hombres de guerra que habían salido de
Egipto, fue consumida, por cuanto no obedecieron á la voz de Dios por lo cual el Señor
les juró que no les dejaría ver la tierra prometida, de la cual el Señor había jurado á
sus padres que se las daría, tierra que fluye leche y miel.

Y los hijos de ellos, que él había hecho suceder en su lugar, Josué los circuncidó;
pues eran incircuncisos, porque no habían sido circuncidados por el camino.

COMENTARIO:

Podemos ver que los mandamientos que el Señor da a su pueblo escogido (República
de Israel) son formalmente estructurados a través de los primeros libros del Antiguo
Testamento en las Santas Escrituras, de modo que los mandamientos de
CIRCUNCIDARSE y DIEZMAR se institucionalizan ambos juntamente.
Por tanto todos los mandamientos y rituales son dados ÚNICAMENTE A LA
REPÚBLICA DE ISRAEL, en cuanto son el pueblo escogido de Dios según la carne.
Luego este pueblo se apartaría de Dios y obviamente de sus mandamientos,
terminando la Ley con el sacrificio del Señor Jesucristo cuando exclamó
“CONSUMADO ES…!”.

Es importante remarcar que además de la CIRCUNCISIÓN y el DIEZMO, otros


mandamientos también fueron institucionalizados en la LEY, como por ejemplo
algunos de ellos fueron:

• SACRIFICIO DEL CORDERITO para la expiación o perdón de pecados


(Recordemos que este rito proviene desde los tiempos de Abraham, y su
mayor expresión fue cuando el Señor le pidió a Abraham sacrificar su pequeño
hijo Isaac como muestra de fidelidad, Génesis 22:2).
• EL SACERDOCIO por relevo (los sacerdotes humanos tenían vida finita y tenía
que ser relevado cada año).
• GUARDAR EL SÁBADO (considerado el día de reposo dedicado al Señor).
• LA LEY DEL TALIÓN ojo por ojo, diente por diente (Ley material muy dura)
• PANES DE LA PROPOSICIÓN.

VII. MALAQUÍAS: EL SEÑOR MALDICE A LOS ASALARIADOS PERVERSOS DE


AYER Y DE HOY EN DÍA.

Prácticamente todos los libros de las Santas Escrituras escritas antes de la venida de
nuestro Señor Jesucristo, nos enseñan que el pueblo escogido de Dios según la
carne, se fue corrompiendo a tal grado que todo el pueblo, sus reyes y aún los
sacerdotes levitas no escaparon de la corrupción del pecado. A través de todos los
profetas, el Señor exhortaba, redargüía, amonestaba y hasta castigaba con saña a
este pueblo de Israel que se había vuelto rebelde y desobediente. Muchos profetas
como Isaías, Juan Bautista, Jeremías, Sofonías, Daniel, Malaquías y el resto de ellos
pronunciaron palabra de Dios que resultaron duras para ese pueblo duro de cerviz.

En muchas ocasiones el Señor comparó a ese pueblo como Gomorra y a sus


sacerdotes como príncipes de Sodoma, también les llamó rameras y hasta los maldijo
en múltiples ocasiones.

En el libro de Malaquías tenemos un importante caso en el cual el Señor reprende con


mucha ira a los sacerdotes levitas que se había rebelado contra el Señor, apartándose
de la Ley y volviéndose a tradiciones paganas, y robándose el diezmo dejando
padecer a los pobres, las viudas, el extranjero, los huérfanos y los menesterosos
infringiendo desafiantemente el Poder y el Nombre Formidable de Jehová.

En Malaquías capítulo 1, el Señor reclama a este pueblo rebelde dónde su honra,


pues aún cuando le llamaran “Padre” le deshonraban, y le llamaban “Señor” dónde no
estaba el temor. Este reclamo era porque los sacerdotes y el pueblo en general
menospreciaban su nombre y todavía reclamaban en qué le habían menospreciado.
Esto es igual a lo que ocurre hoy en día que muchas congregaciones solo se dedican
a cantar y bailar canciones mundanas que en vano pronuncian el nombre de Dios pero
sus vestiduras están sucias pues aman el mundo y sus costumbres, y si un siervo del
Señor le aplica el juicio de la Palabra terminan justificándose a ellos mismos y mas
bien señalando al que le reprende que se trata de un fanático o radical y que no puede
juzgarlo, ignorando que quien juzga son los juicios de Dios que es su Santa Palabra.
Asimismo, este pueblo rebelde de ISRAEL menospreciaba la mesa del Señor, es
decir, su Ley. Esto también es común hoy en día. Un número inmenso de
congregaciones mundanas que se dicen cristianas no soportan que la Palabra de Dios
las amoneste ni exhorte, la cual es el Pan de Vida eterna, y aborrecen los
mandamientos de las Santas Escrituras que llaman a andar en santidad, negándose a
si mismo y aborreciendo al mundo.

Este pueblo de ISRAEL hacía sacrificio malo ante el Señor, pues para tal fin ofrecían
animalitos enfermos, cojos, ciegos o con defectos, y todavía se molestaban cuando se
les reclama que son prevaricadores del sacrificio al Señor. Hoy en día también
tenemos estos mismos príncipes de Sodoma y pueblos de Gomorra con las
congregaciones que predican su propio evangelio, saturado de filosofía, moralismo,
tradiciones, modas y culturas mundanas, donde solo es necesario “portarse bien”, y
le cantan basura al Señor como esos ritmos satánicos del mundo como reggeatón,
cumbia, merengue, balada o cualquier porquería con la que Satanás ha saturado el
mundo y al mismo mundo evangélico moderno, el cual es el mismo mundo, pero con
una faz de religiosidad mentirosa. Jamás se predica sobre el arrepentimiento
verdadero, sobre la voluntad del Señor que es nuestra santificación, que es
necesario orar en todo tiempo, pidiendo los dones espirituales y que nunca
caigamos en tentación, que el Señor demanda nuestro sacrificio permanente
manteniendo sujeta nuestra carne ante las tentaciones del mundo, lo cual solo
se logra con el Espíritu Santo. Jamás predican las epístolas de santidad del
Apóstol Pablo pues lo odian, y mejor se van al “evangelio de prosperidad”
usando el antiguo Testamento que en su forma literal ya no tiene valor para el
cristiano, y esto lo hacen para endulzar y embaucar a los que no buscan al
Señor para servirle y obtener tesoro en los cielos, sino a los que le buscan como
genio de la lámpara mágica para que le dé bienes materiales.

En este libro de Malaquías Capítulo 1, el Señor también le reclama a este pueblo de


ISRAEL y señala de maldito al engañador, o sea el sacerdote que predica mentira, y
que mantiene macho (pecador) en el rebaño de ovejas, y sacrifica cualquier cosa
dañada a Dios. Estos hijos de maldición también se encuentran hoy en día, puesto que
las congregaciones “modernas” que predican un “nuevo evangelio” que no es el del
Señor Jesucristo ni sus Santos Apóstoles (no los mercaderes que se autollaman
apóstoles cuando son mas bien apostatas) permiten que el pecado reine en su casa,
donde el predicador habla fábulas, cuentos, historias filosóficas, e interpretaciones
humanas del texto espiritual de las Santas Escrituras, haciendo del Evangelio
mercadería y farándula, donde ninguna diferencia hay entre sus miembros y el mundo.
En esas congregaciones reina el pecado, las “hermanas” visten, calzan y se empolvan
como el mundo, los “hermanos” en nada se distinguen de los mundanos, y se
permite hasta pecados de muerte como el adulterio y la fornicación. En ello se cumple
que estos sacerdotes modernos (pastores) consienten al macho (aquella persona que
no es oveja del Señor), y no importa porque para ello está el dinero que pagan por su
afiliación al club religioso.

Veamos de forma textual lo que el SEÑOR, en los capítulo 2 y 3 de Malaquías, LES


DICE A LOS SACERDOTES LEVITAS DE LA LEY y que espiritualmente le dice
también a los FALSOS PASTORES y ANATEMAS que se autollaman apóstoles

2:1 AHORA pues, OH SACERDOTES, Á VOSOTROS ES ESTE


MANDAMIENTO.
2:2 Si no oyereis, y si no se pusieren de acuerdo en dar gloria á mi nombre,
ha dicho Jehová de los ejércitos, enviaré maldición sobre vosotros, y
maldeciré vuestras bendiciones; y aun las he maldecido, porque no lo
ponéis en vuestro corazón.
2:3 He aquí, yo os daño la sementera, Y ESPARCIRÉ EL ESTIÉRCOL
SOBRE VUESTROS ROSTROS, EL ESTIÉRCOL DE VUESTRAS
SOLEMNIDADES, Y CON ÉL SERÉIS REMOVIDOS.
2:8 Mas vosotros OS HABÉIS APARTADO DEL CAMINO; HABÉIS HECHO
TROPEZAR Á MUCHOS EN LA LEY; habéis corrompido el pacto de Leví,
dice Jehová de los ejércitos.

En ese versículo el Señor también habla al pastor malo de hoy en día que se han
apartado de la Palabra Santa del Señor, aborreciendo las Santas Escrituras y diciendo
CON SUS HECHOS no es malo nada, Dios es amor, y con amor alcahueto tolerará
juntamente malo pecador y al justo… NO OS ENGAÑEÍS, DIOS NO PUEDE SER
BURLADO, TODO LO QUE EL HOMBRE SEMBRARE ESO MISMO TAMBIÉN
SEGARÁ EN EL DÍA DEL JUSTO JUICIO DE DIOS…

2:9 Por tanto, yo también os torné viles y bajos á todo el pueblo, según que
vosotros no habéis guardado mis caminos, y en la ley tenéis acepción de
personas.
3:5 Y llegarme he á vosotros á juicio; y seré pronto testigo contra los
hechiceros y adúlteros; y contra los que juran mentira, y los que
detienen el salario del jornalero, de la viuda, y del huérfano, y los que
hacen agravio al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de
los ejércitos.

Este versículo también aplica hoy en día porque mucho tienen preferencia con las
personas porque son las ovejas “gordas” que sostienen la “obra” (civil y personal) del
líder religioso, y que consienten a los adúlteros, fornicarios, mentirosos, y predican
mentira, que le roban el salario del hermano humilde haciéndolo trabajar de balde,
usando su tiempo, sudor y esfuerzo, bajo la falsa promesa de bendición de Dios,
misma que es imposible porque Dios no habita en casas hecha de manos de hombres
impíos.

¿CUÁNTOS HERMANOS HUMILDES HACEN TRABAJOS DE ALBAÑILERÍA,


ELECTRICIDAD, COCINA, PINTURA, ETC. PARA LA “OBRA” DEL SEÑOR Y DEL
PASTOR O APÓSTATA “APÓSTOL”, Y CUÁNTOS HERMANOS HUMILDES
DEJAN CON HAMBRE, DESNUDOS, SIN EDUCACIÓN Y SIN SALUD A SUS
NIÑOS POR CUMPLIR CON EL COMPROMISO DEL SUPUESTO “DIEZMO” QUE
IMPONEN CARGA PESADA INDEBIDA QUE NI CON UN DEDO TOCAN, CON
HAMBRE VORAZ MAS QUE CUALQUIER VERDUGO COBRADOR DE
IMPUESTOS DE ESTE MUNDO?

Igualmente, en los versículos anteriores el Señor rechaza a los hechiceros!!! Y cuáles


son estos hechiceros en las actuales congregaciones? Pues muchos anatemas que
hasta ponen nombres de blasfemia diciéndose hasta apóstoles y reclamando poder
para curar o sanar a las pobres personas insensatas y simples que no logran ver que
son solo brujos, herejes, curanderos poseídos por el espíritu de error y doctrina
satánica que nos advierten las Santas Escrituras (1 Timoteo 4:1), pues sus
“milagros” y “sanidades” son mentirosas, fraudulentas y hechas públicas como
cualquier circo, show, feria o festival burdo del mundo, mostrando una arrogancia
satánica totalmente contraria con la actitud de un siervo espiritual que no busca su
vana gloria entre los hombres de este mundo ni ama las salutaciones en las plazas o
televisión, ni viste ropas de moda y remuda, ni son conocidos de las gentes.

Mal 3:8 ¿Robará el hombre á Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y


dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Los diezmos y las primicias.
Mal 3:9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me
habéis robado.

En estos dos versículos de Malaquías Capítulo 3, el Señor claramente MALDICE A


LOS SACERDOTES QUE DEBIENDO ADMINISTRAR EL DIEZMO SE LO
ROBABAN, DEJANDO DESAMPARADO AL POBRE, AL MENESTEROSO, A LA
VIUDA, AL HUÉRFANO Y AL EXTRANJERO.

TAL MALDICIÓN TAMBIÉN ES, PARA LOS QUE NO SIENDO NACIDOS EN


ISRAEL, DEL GENTILICIO DE LOS JUDÍOS, NI PERTENECIENDO A LA TRIBU DE
LEVÍ NI EJERCIENDO EL SACERDOCIO LEVÍTICO, IMPONEN IMPUESTOS PARA
LA CONSTRUCCIÓN DE SUS TESOROS EN ESTA TIERRA, DEVORANDO A LAS
OVEJAS, COMO LOBOS RAPACES QUE SON, NO DEJANDO NI LOS HUESOS.

EL SEÑOR ATRAVÉS DEL PROFETA MIQUEAS LES DICE A ESTOS


“PASTORES” O “APÓSTOLES” PERVERSOS DE HOY EN DÍA, CON RESPECTO
A COMO DEVORAN A LAS OVEJAS:

Míqueas 3:1 Y DIJE: Oid ahora, príncipes de Jacob (Supuestos maestros y


doctos), y cabezas de la casa de Israel (que se llaman pastores): ¿No
pertenecía á vosotros saber el derecho (enseñar la Palabra de Dios con
rectitud)?
3:2 Que aborrecen lo bueno y aman lo malo, que les quitan su piel y su
carne de sobre los huesos;
3:3 Que comen asimismo la carne de mi pueblo, y les desuellan su piel de
sobre ellos, y les quebrantan sus huesos y los rompen, como para el
caldero, y como carnes en olla.
3:4 Entonces clamarán á Jehová y no les responderá; antes esconderá de
ellos su rostro en aquel tiempo, por cuanto hicieron malvadas obras.

COMENTARIO:

NOS RESULTA CLARO QUE LA MALDICIÓN CON LA QUE ESTOS PERVESOS


AMADORES DEL DINERO, HOSTIGAN, APRIETAN Y EXPRIMEN A LAS OVEJAS
ES MAS BIEN CONTRA ELLOS.

POR ELLO, SI USTED ES UNA DE LAS VÍCTIMAS DE ESTOS INDIVIDUOS


SIÉNTASE LIBRE, EN LA GRACIA DEL SEÑOR, DE NO VERSE OBLIGADA A
CUMPLIR CON ALGO QUE NO ESTÁ VIGENTE, ALGO QUE DIOS NO LO HA
INSTITUCIONALIZADO AHORA QUE ESTAMOS EN LA GRACIA Y MUCHO MENOS
PARA UN PAÍS DETERMINADO, COMO POR EJEMPLO NICARAGUA.

USTED NO GANA NADA CON DAR EL DIEZMO, PERO PIERDE LO POCO QUE
NECESITA Y EL SEÑOR LO ÚNICO QUE NOS PIDE ES: NUESTRO CORAZÓN Y
QUE NO PEQUEMOS MAS… DE TODO LO DEMÁS EL SEÑOR SE OCUPA… NO
SIGA ALIMENTANDO A ESTOS VIVIDORES, MUCHOS DE LOS CUALES SON
HASTA ATEOS QUE ANTE LA FALTA DE TRABAJO EN ESTE PAÍS SE DEDICAN A
ANDAR ENGAÑANADO A LA GENTE, PROMETIENDO “BENDICIONES”
MATERIALES A CAMBIO DE SU DINERO, PUES SON MERCADERES Y
EMBAUCADORES QUE NO SON CONOCIDOS DE DIOS. ALÉJESE DE ESTA
GENTE, Y NO TENGA MIEDO PUES LA MALDICIÓN DE MALAQUÍAS ES SOBRE
ESTOS ASALARIADOS QUE VEN AL LOBO Y EN LUGAR DE DEFENDER A LA
OVEJA SE VUELVEN SOCIO DEL LOBO Y JUNTAMENTE LE ROBAN TODO A LAS
OVEJAS, Y LO PEOR, LES ROBAN LA SALVACIÓN PUES LO QUE “ENSEÑAN” ES
MENTIRA QUE LLEVA A LA MUERTE ETERNA EN EL LAGO DE FUEGO.
III. ESTABLECIMIENTO DE NUEVO PACTO: ABROGACIÓN DE LEY MOSAICA
RITUAL

Aunque en todo el Antiguo Testamento, los profeta dieron testimonio del que había
que venir, podemos observar que en el libro de Malaquías Capítulo 3 el Señor
manifiesta que Él, en su Hijo Unigénito, habría de venir y que delante de Él enviaba a
su mensajero, el profeta Juan Bautista. En este mismo libro, el Señor declara que Su
Hijo Unigénito establecería un nuevo pacto señalando que quién podría soportar su
poder en su venida, quién podría estar en pie cuando Él se muestre con su esplendor,
porque el Señor es fuego purificador por medio de Santo Espíritu, y que vendría afinar
y limpiar al verdadero pueblo de Dios, al pueblo Espiritual que es simiente espiritual de
Abraham, pues los israelitas en la carne se habían apartado de Dios y de su Palabra.

Cuando el Señor Jesucristo vino a este mundo, lo hizo porque nadie podía cumplir la
Ley ni ser justificado por la misma ni por otro medio (Romanos 3:10, 3:19, 3:20 y
3:23) sino por la Sangre del Señor Jesucristo (Romanos 8:1).

Pero el Señor no podía establecer un nuevo y mejor pacto que sustituyera al pacto
anterior establecido en el monte Sinaí, si alguien no cumplía cabalmente la Ley
mosaica y en este caso en el Señor Jesucristo tuvimos la esperanza que tal Ley con
todas sus obras (ritos) que engendra maldición (Gálatas 3:10 y 3:13) fuese cumplida
para que consecuentemente fuera abrogada y entonces viniera la gracia (Efesios
2:8).

Por ello el Señor dijo que debía cumplirse la Ley en Él mismo, para luego declararla
cumplida!!! (Juan 19:30), naciendo así EL NUEVO PACTO DE BENDICIÓN Y
ABROGANDO EL ANTERIOR PACTO DE MALDICIÓN QUE QUEDÓ FUERA DE
USO E INAPLICABLE (Mateo 26:28, Romanos 3:21, 3:27, 3:28, 1Corintios 11:25,
2Corintios 2:6, Hebreos 8:8 y 8:13) llevándose LA CIRCUNCISIÓN en la carne y EL
DIEZMO, de modo que ahora en la GRACIA ninguna potestad tiene la LEY
MOSAICA.

Fue en el Sacrificio del Señor Jesucristo que realmente Dios cumple a Abraham la
promesa del nuevo pacto, en el cual el Señor prometió levantarle simiente a Abraham,
siendo ahora que esa simiente no requiere ser nacido en la República de ISRAEL
según la carne, sino adoptados hijos de Dios en Espíritu (Efesios 1:5), para que
seamos israelitas (Romanos 2:29) e hijos de Abraham en Espíritu por la Justicia de
Fé, siendo herederos nosotros los gentiles juntamente con los israelitas si es que
creemos en el Señor como dicen las Escrituras (Romanos 4:12-16) y andamos en
obediencia (2Corintios 2:9, 1Pedro 1:14).

EN CONSECUENCIA TODAS LAS FORMAS RITUALES DE LA LEY MOSAICA


FENECIERON HACE CASI 2000 AÑOS, ASÍ QUE NI LA CIRCUNCISIÓN EN LA
CARNE PARA LOS ISRAELITAS NI EL DIEZMO PARA LOS SACERDOTES LEVITAS
DE LA REPÚBLICA DE ISRAEL SON DE LA GRACIA, SINO AHORA ES LA FE QUE
ES EN EL SEÑOR JESUCRISTO.

CUALQUIERA QUE PRACTICA LA CIRCUNCISIÓN Y/O EL DIEZMO ESTÁ MUY


PERDIDO EN SU CONOCIMIENTO DE LAS SANTAS ESCRITURAS, AUNQUE NO
CONOZCO A NINGÚN PASTOR QUE SE APLIQUE A SI MISMO O A SUS
MIEMBROS VARONES LA CIRCUNCISIÓN, NO OBSTANTE SÍ SOBRAN LOS QUE
APLICAN DIEZMOS Y DIEZMOS Y MAS DIEZMOS PERO EN DINERO CONTANTE
Y SONANTE!!!!
¿POR QUÉ SERÁ? FÁCIL RESPUESTA: EL AMOR AL DINERO… ASALARIADOS

IV. CIRCUNCISIÓN VERDADERA: CIRCUNCISIÓN ESPIRITUAL

A través del sacrificio del Señor se establece el NUEVO PACTO, O NUEVO


TESTAMENTO mediante el cual logramos entrar los gentiles (habitantes del plantea
que no nacieron en LA REPÚBLICA DE ISRAEL) dentro del propósito de Dios (Juan
10:16).

Siendo claro que la LEY FUE ABROGADA UNA VEZ QUE FUE CUMPLIDA POR EL
SEÑOR CUANDO VERTIÓ SU SANGRE Y DIO SU VIDA EN LA CRUZ, tanto el
DIEZMO como la CIRCUNCISIÓN FUERON ABOLIDAS.

En Gálatas 5:2 y 5:6, Romanos 3:30 , 1Corintios y Colosenses 3:11, el Señor nos
dice que la circuncisión no es nada, que no aprovecha en nada el circuncidarse o no,
pues lo que obra es la caridad que es en la fe del Señor, en el evangelio, el andar en
obediencia fiel a los mandamientos del Señor, puesto que Dios es por la fe, dada por
gracia, que justifica al judío (circunciso) y al gentil (incircunciso).

Nos aclara el Señor que la verdadera circuncisión como sello de adopción como hijos
de Dios, según la promesa en la fe hecha a Abraham es aquella que no es hecha de
manos de hombre con el despojamiento de carne, sino que consiste en el
despojamiento del cuerpo de los pecados de la carne (Colosenses 2:11), es decir, el
renunciar al mundo (Lucas14:26 y 33) , el negarnos a nuestra propia vida (Lucas
9:29, Juan 12:25, 15:19), el amar a Dios sobre todas las cosas (Marcos 12:30), el
cumplir sus mandamientos, y procurando nuestra santificación (2Corintios 7:1,
1Timoteo 4:3) andando conforme al Espíritu Santo (Filipenses 3:3). Porque es judío
verdadero aquél que lo es en el corazón, en su interior (Romanos 2:29), y se
constituye en ciudadano de la Jerusalén espiritual, cuya alabanza no es según criterio,
entender u opinión de hombre, sino conforme al ordenamiento y mandato del Señor
(Juan 7:38).

V. DIEZMO NO!!! OFRENDAS SÍ...

A partir del libro de Hechos, las Santas Escrituras dan testimonio que, luego que el
Señor Jesucristo ascendió a los cielos, al lugar SANTO donde le corresponde como
Dios, Rey y Señor nuestro, Él nos dejó al Espíritu Santo como nuestro consolador y
guía hacia toda justicia, y en Pentecostés los santos apóstoles escogidos del Señor
fueron llenos del Espíritu Santo y sus ojos espirituales fueron abiertos para recordar,
interpretar y entender correctamente todo recibieron muchos dones espirituales.

Es fácil ver que a partir del libro de Romanos donde comienza el evangelio para
nosotros los gentiles NUNCA SE ENSEÑA SOBRE LA URGENCIA Y EXISTENCIA
DE UN MANDAMIENTO QUE OBLIGUE A LAS OVEJAS DEL SEÑOR A SER
DESHOLLADAS NI TRASQUILADAS CON EL DIEZMO!!!.

Contrario a ello, el apóstol Pablo enseña a todo aquél que desee y procure ministerio
para el Señor que sea IMITADOR DEL APOSTOL PABLO COMO LO FUE ÉL DE
CRISTO (1 Corintios 11:1), en fidelidad, honor y verdad (1Tito 2:7) y los cristianos
sabemos el sufrimiento del apóstol por llevar la cruz de cristo, el evangelio a toda
criatura.

A pesar que de ser el más grande o uno de los más grandes apóstoles, Pablo NUNCA
EXIGIÓ AYUDA, MUCHO MENOS DIEZMOS, pues claramente sabía que la LEY fue
abolida por nuestro Señor Jesucristo. Incluso, la LEY que era para los judíos no les era
ya útil. SI PARA LOS JUDÍOS LA LEY YA HABÍA SIDO ABROGADA, CUANTO
MAS PARA NOSOTROS LOS GENTILES QUE NI SIQUIERA ESTUVIMOS ALGUNA
VEZ BAJO EL YUGO DE LA LEY PORQUE NO ÉRAMOS DESCENDIENTES DE
LAS DOCE TRIBUS DE ISRAEL…

VI. INTERPRETACIÓN ERRADA DEL DIEZMO POR CAUSA DEL AMOR AL


DINERO

Hoy en día, hay muchos amantes del dinero, que aman la maldad, porque el amor del
dinero es la raíz de todo los males, que han trastocado y desfigurado la verdad, la
Santa Palabra de Dios, el verdadero Evangelio (1Tito 6:10), y aman las dádivas que el
Satanás les da de este mundo, por que el Padre no está en ellos (1 Juan 2:15).

Y como no enseñan verdad, Satanás le da la fama, gloria y buen estatus en este


mundo (Lucas capítulo 4), y aún están engañados creyendo que adoran a Dios o
sabiendo en su interior que obran iniquidad pero no les importa. Estos hombres
engañadores usan algunos argumentos infundados que interpretan erradamente.
Entre estos argumentos infundados están lo siguientes:

1) “Somos real sacerdocio”

Esta gente no interpreta correctamente que cuando el Señor declara que los pastores
ESCOGIDOS DE DIOS (NO AQUELLOS FORMADOS POR SABIDURÍA DE
HOMBRE EN SUS INSTITUTOS, UNIVERSDIDADES O ESCUELAS TEOLÓGICAS)
son real sacerdocio se refiere que ahora, siendo abrogada la LEY, son sacerdotes
según la orden de Melchîsedec, REY de SALEM, que es REY DEL CIELO, por tanto,
siendo sacerdotes del REY de REYES que VIVE Y PERMANECE PARA SIEMPRE,
SON ENTONCES SACERDOTES REALES (1 Pedro 2:9).

En la Ley el sacerdocio era conocido como SACERDOCIO DE LOS LEVITAS, que


eran mortales y para el pueblo judío. Desde hace 2000 años el sumo sacerdote que
permanece para siempre, está en los cielos: JESUCRISTO, REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES!!!

Igualmente, en ese versículo que estos amantes del dinero utilizan, no terminan de
leer el texto que al final claramente dicta cuál es la función del sacerdocio real:
ANUNCIAR LAS VIRTUDES DE AQUEL QUE OS HA LLAMADO DE LAS
TINIEBLAS A LA LUZ ADMIRABLE.

1Pedro 2:9
“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo
adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de
las tinieblas á su luz admirable.”

EN NINGUN PARTE HABLA DE DIEZMOS NI SIQUIERA DE OFRENDAS…

2) El otro argumento que los amantes del dinero usan como argumento infundado es
que el Señor Jesucristo habló sobre el diezmo en el versículo 23:23 de Mateo.
Bueno, veamos lo que dice:

Mateo 23:23 Ay de vosotros, escribas y Fariseos, hipócritas! porque


diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejasteis lo que es lo más grave
de la ley, es á saber, el juicio y la misericordia y la fe: esto era menester
hacer, y no dejar lo otro.
Bueno, este versículo lo que hay es una REPRENSIÓN FUERTÍSIMA a los escribas y
fariseos, a quienes llama hipócritas y señalas que sí son buenos para CLAVAR
COMO ESTACA LA OBLIGACIÓN DEL DIEZMO A LAS OVEJAS, pero que ellos,
habían dejado el juicio que es la PALABRA DE DIOS, y no había MISERICORDIA ni
FE. En ningún momento el Señor se muestra preocupado por que se recoja el diezmo,
todo lo contrario, les enrostra que sí son buenos para martillar con el diezmo pero los
juicios del Señor han dejado.

Fácilmente puedo decirles que ESTE VERSÍCULO TAMBIÉN LES APLICA


CABALMENTE A ESTOS ESCRIBAS Y FARISEOS MODERNOS QUE SANGRAN A
LAS OVEJAS CON UN DIEZMO YA ABOLIDO, Y QUE APARTAN LA PALABRA
SANTA DE DIOS DE SUS CONGREGACIONES!!! AY DE ELLOS DICE EL
SEÑOR!!!.

Es importante señalar que en el contexto histórico, cuando el Señor todavía predicaba


en la República de ISRAEL, obviamente la LEY estaba vigente para los JUDÍOS y
tenían los JUDÍOS la obligación de diezmar… Hablamos de JUDÍOS, no gentiles!!!
Pero otra vez pregunto: donde se establece la obligación de diezmar a partir de la
epístolas a los Romanos en adelante??? EN NINGUNA PARTE!!!

3) El otro argumento infundado de los amantes del dinero es que ellos argumentan
que sin la plata de los DIEZMOS no es posible sostener la obra…

Al respecto hay que recordar que en su tiempo (porque ya no existen) el DIEZMO era
en producción de la tierra, NO ERA DINERO. Segundo que la obra del Señor son las
almas de las personas, cuan ceñidas estén en la Palabra y cuan santificada estén
consagradas a su Señor y Dios son los requisitos y parámetros con que el Señor
vendrá a medir el crecimiento de su obra.

La obra del Señor no son las obras civiles o físicas de los hombres pues el Señor no
habita en templos hechos de manos de hombres (Hechos 7:48) ni recibe alabanzas
de hombres sino del Espíritu (Juan 4:23).

Por tanto, muchos edificios finos, amplios y lujosos serán destruidos aquél día cuando
no quede piedra sobre piedra, porque el verdadero templo del Espíritu Santo es
nuestro cuerpo cuando ha sido santificado (1 Corintios 6:19). De que sirve una gran
casa de lujo donde hay de todo pero no habita el Señor, por eso el Señor les dice a
estos vanidosos:

Marcos 11:17 “Y les enseñaba diciendo: ¿No está escrito que mi casa, casa
de oración será llamada por todas las gentes? Más vosotros la habéis hecho
cueva de ladrones.”

Mateo 23:38 “He aquí vuestra casa os es dejada desierta.”

Apocalipsis 3:1 “…Yo conozco tus obras que tienes nombre que vives, y
estás muerto.”

SI LAS OVEJAS SON DE DIOS Y EL PASTOR ES PUESTO POR DIOS, NO DEJARÁ


EL SEÑOR PERECER A SU HIJOS, PUES ES UN PADRE BUENO, Y SI LOS
MALOS SABEN DAR COSAS BUENAS A SUS HIJOS CUANTO MAS EL SEÑOR
QUE ES BUENO Y SI LE SERVIMOS (Mateo 7:11 y Lucas 11:13)? POR TANTO, LO
ÚNICO QUE APLICA EN LA LA LEY DE LA FE Y LA GRACIA SON LAS OFRENDAS
DEL DADOR ALEGRE, VOLUNTARIO Y ESPONTÁNEO, SIN NECESIDAD QUE SE
APRIETE EL CUELLO…
V. PALABRAS FINALES

A pesar que ambos ritos, CIRCUNCISIÓN y DIEZMO tuvieron un MISMO ORIGEN, se


le exigieron a la MISMA PERSONA en un MISMO TIEMPO, fueron institucionalizadas
en una MISMA LEY, exigidas a un MISMO PUEBLO y consecuentemente tuvieron un
MISMO FINAL de ABOLICIÓN, algunas personas religiosas de hoy en día han
seleccionado con ESPECIAL INTERÉS y con la PINZA MAS AGUDA, el rito de su
PROPIO INTERÉS para poderse financiar sus PROPIAS ORGANIZACIONES,
EMPRESAS Y CLUBES RELIGIOSOS, particularmente para la construcciones de
IMPRESIONANTES OBRAS CIVILES en SUS TEMPLOS Y EN SUS CASAS O
MANSIONES, y para el ENRIQUECIMIENTO DE SUS LÍDERES RELIGIOSOS,
prometiendo abundante riqueza material en esta Tierra a los incautos que se les han
unido, y que han sido seducidos por la vanidad y codicia de grandeza, y otros por pura
necesidad terrenal pero nunca espiritual.

Por ello, como MANDAMIENTO DEL SEÑOR DE DENUNCIAR ESTAS MENTIRAS Y


ABUSOS que estos líderes religiosos hacen al torcer las Santas Escrituras, me es
oportuno aclarar que por líderes religiosos no estamos hablando de la verdadera
iglesia del Señor, aquella que está compuesta de todos los justos redimidos desde la
fundación del mundo y que están diseminados y esparcidos alrededor del planeta
Tierra, sino de aquellos que han encontrado su vida y solución a sus necesidades y
ambiciones a través de sus templos y de las pobres personas a las que trasquilan,
quebrantan, descarnan y deshuesan hasta hartarse, pues no deja nada al final.

Los verdaderos siervos del Señor saben que estos ritos ya no tienen validez.

Y porque denuncio estas barbaridades, porque Nuestro Apóstol San Pablo nos dice en
sus Epístola a los Gálatas que cualquiera que ande haciendo las obras de la Ley sea
“Maldito”, pues si hace una obra de la Ley (en estos tiempos que estamos en el
periodo de gracia) tiene que cumplirlas con todas y si fallaré en alguna de ellos sea
“Maldito” (Deuteronomio 27:26).

Veamos lo que nos dice:

Gálatas 3:10 Porque todos los que son de las obras de la ley, están bajo de
maldición. Porque escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas
las cosas que están escritas en el libro de la ley, para hacerlas.

Galatas 3:11 Mas por cuanto por la ley ninguno se justifica para con Dios, queda
manifiesto: Que el justo por la fe vivirá.

Y hermanos si están en una de tales congregaciones el Señor te dice en su Palabra:

Romanos 16:17 Y os ruego hermanos, que miréis los que causan disensiones y
escándalos contra la doctrina que vosotros habéis aprendido; y apartaos de ellos.

Romanos 16:18 Porque los tales no sirven al Señor nuestro Jesucristo, sino á sus
vientres; y con suaves palabras y bendiciones engañan los corazones de los
simples.

2 Corintios 6:17 Por lo cual Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y
no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,
2Co 6:18 Y seré á vosotros Padre, Y vosotros me seréis á mí hijos é hijas, dice el
Señor Todopoderoso.

Sal de allí y busca una congregación donde la Palabra de Dios sea la Suprema
Autoridad en dicho lugar, no doctrinas de Hombres.

Les anexo estos enlaces:

http://www.chick.com/es/reading/tracts/0518/0518_01.asp

http://www.chick.com/es/reading/tracts/5060/5060_01.asp

http://www.chick.com/es/reading/tracts/0541/0541_01.asp

Antes de despedirme les pido a los hermanos cristianos que oremos porque Dios
Omnipotente destruya esas obras del maligno y que reprenda a estos falsos
“Apóstoles”, que quizás enderecen su camino antes que sea demasiado tarde.

Que la Paz y gracia de Dios Padre de Nuestro Señor Jesucristo reine en todos
vuestros corazones.
Amén y Amén.