You are on page 1of 34

Serie: Los cuerpos y el retiro

El cuerpo físico y el retiro


Serie Los cuerpos y el retiro

08-04-2006
Hoy vamos a hablar del cuerpo físico y del retiro, la próxima del cuerpo emocional astral,
después del cuerpo mental y finalmente del alma en retiro, para que podamos estar más
preparados, para una interiorización delante de tanta dispersión, delante de tanto caos,
que se está presentando en la superficie del planeta.
Y hoy, a propósito del cuerpo físico, tenemos aquí algunas preguntas, y vamos a comenzar
por ellas, que nos ayudan a entrar en el tema.
Una persona pregunta como se forma el cuerpo físico. No es real hablar del cuerpo físico,
solo como materia densa y concreta. Porque la vida del cuerpo físico, y los movimientos del
cuerpo físico, dependen de contactos más importantes, y esto, a partir del momento, en
que el cuerpo físico es creado. El cuerpo físico, es creado, por una especie de aura
magnética, que es construida en los planos sutiles , en los planos internos, por un impulso
del espíritu, por un impulso de la mónada, entonces la mónada, da este impulso, y este
primer rayo de impulso, comienza a construir esta aura magnética, que es muy sutil, y que
para quien la ve con los planos internos, ella tiene una forma ovalada, y entra también ahí,
en esta formación de este cuerpo otro rayo, otro impulso que viene del nivel mental, y que
viene de los niveles intuitivos, y juntando esos dos impulsos de la mónada, y de ese nivel,
comienza a haber una formación de una forma individual, de un ovulo individual, y ahí
dentro entonces, comienza a aparecer o comienza a encarnar, aquello que llamamos de yo
superior, que es este centro luminoso que aparece ahí.
Entonces, el origen del cuerpo, fue un impulso del espíritu, después este impulso del plano
mental, del plano intuitivo, y ahí entonces, la formación de este núcleo individual. Este
núcleo individual, o este ovalo, como se puede llamar, que no es de materia densa, esto
comienza a crear una forma humana en el plano astral, y a partir de esta forma humana en
el plano astral, comienza a ser creada la forma física, la entidad física.
Y todo esto corresponde, a una cierta altura, a la formación de aquel feto en el útero
materno, mas, antes que aquel feto sea formado comienza todo esto. No es formado en el
útero. Cuando surge el feto, todo ya está pronto, delineado, y allí entonces, surge lo que
llamamos un ser humano, ahí dentro del útero.
En el momento en que aquel ser humano sale del útero, nace ese huevo áurico, o esta
forma que no es física aun, es pura, y sobre ella después de que el niño nació, comienza a
ser impresas las impresiones de la mente superior, de la mente inferior, todo de aquello
que creó la forma todo aquello que fue creando el ser. Y esas emanaciones del plano
mental, del plano intuitivo y de esos rayos, van dando una vibración, un colorido una
cualidad a aquella forma. Y ese trabajo es hecho hasta por alrededor de los siete años de
aquel cuerpo. Entonces, en el inicio, en esos siete años iniciales, aquello es hecho de una
sustancia mental unida con las sustancias cósmicas que entran allí, con los rayos cósmicos,
etcétera. Entonces es como si, hasta los siete años, hay un ser humano formado, mas, este
contenido, aun no es de el, aun no está recibiendo, de el, una cierta colaboración. Hasta
ahí, entra el karma hereditario. Esto es, hasta ahí entra el karma, de aquellos que
compusieron el feto, etc., mas, el karma individual, de la criatura, solo comienza a
descender, a realmente aparecer, después de toda esta preparación, después de estar todo
esto hecho. Entonces, no podríamos considerar hasta alrededor de los siete años a aquel
cuerpo como propio del individuo. Aquello está más ligado al individuo, cuando comienza a
recibir su propio karma, cuando comienza a unirse con ese individuo, que hasta aquel
momento, vivió de fuerzas cósmicas hereditarias, de influencias diversas.
Este cuerpo o este huevo áurico, aunque se individualice como una persona, no deja de
existir como huevo áurico, y el comienza de ahí en adelante, a imprimir en si mismo, a
tener impreso en el, todos sus pensamientos, todas las palabras, todas las acciones, todos
los sentimientos, de aquellos que fue generados y todo esto se va imprimiendo en este
huevo áurico. Muchos poderes, muchas fuerzas humanas, buenas, menos buenas,
negativas, todo va imprimiéndose en este huevo áurico.
Entonces en este huevo áurico, en este conjunto sutil, digamos que etérico pero que es
astral y mental también, ahí, está contenido tanto el ser divino, que encarno ahí, como el
ser humano que esta compuesto de tantas fuerzas, de muchas cosas.

Tenemos aquí otra pregunta: que pasa con el cuerpo en la hora de la muerte. Entonces,
uno pregunta lo que pasa al inicio de esa vida humana, y lo que pasa en el final.
Durante la encarnación, el átomo permanente, o el átomo simiente, que existe en los
planos sutiles, y que contribuye en la formación de ese cuerpo en cada vida, durante la
encarnación, este átomo permanente, se encuentra básicamente en el ventrículo izquierdo
del corazón. Esto todo en el plano etérico, en el nivel etérico del físico. Y, cuando debe
ocurrir la muerte, o la desencarnación, este átomo, que está en el ventrículo izquierdo del
corazón, sube, sube, y va para el cerebro. Entonces ahí comienza la desencarnación, y este
átomo permanente, o ese átomo simiente invisible, y etérico, sube del corazón para el
cerebro, a través de lo que llamamos el nervio vago, en el plano etérico. Es el nervio que va
desde el cerebro, en lo alto de la cabeza, hasta debajo del centro sacro, en la base de la
columna.
Cuando los vehículos superiores, esto es, el alma, el yo superior, el cuerpo causal, el cuerpo
mental, el cuerpo astral, dejan el cuerpo físico, salen de el, este átomo permanente los
acompaña. Los acompaña, sale, y aquí entonces el cuerpo físico comienza a estar
desvitalizado, comienza a perder aquella fuerza vital que el tenia. Y esto que sale, estos
elementos sutiles que salen, con el átomo permanente, continúan ligados con el cuerpo, a
través de una fuerza, de una energía vibrante, una especie de cordón, que tampoco es
físico, y este cordón continua ligado al corazón. Y es cuando este cordón se rompe, cuando
la mónada empuja, cuando todo es traído para arriba, este cordón se rompe, y el corazón
queda paralizado. Ese cordón, no se rompe, en cuanto todo lo que pasó en la vida, no
queda completamente impreso en el cuerpo astral.
Bien, esto no sucede así tranquilamente y naturalmente, científicamente, con todos, porque
para esta vida, para que todo esto que aconteció en esta vida, quede impreso en el cuerpo
astral, se necesita que este cordón no se rompa, y esto lleva, en ciertos casos muchas
horas, o normalmente, lleva hasta de dos a tres días para quedar completamente impreso.
Ahora, esto puede quedar completamente impreso si el individuo es sepultado, porque si es
sepultado, aquel hilo continúa ligado al cuerpo astral, y toda la historia de ese cuerpo, de
aquella vida en un sentido oculto, va siendo impreso en el cuerpo astral. Ahora, si un
individuo es cremado, antes de tres días, o, si se hace una autopsia, o si es todo cortado,
entonces ese hilo se rompe, y aquello que es la impresión, la recordación completa de
aquella vida no llega a imprimirse en el cuerpo astral, y el resultado de esto es que si esto
no se imprime totalmente en el cuerpo astral , por haberse cortado antes este cordón, y el
astral no alcanzó a imprimir todas las experiencias de esa vida, esto significa que el
individuo va a tener la tendencia de repetir en una vida siguiente, muchas experiencias que
no quedaron grabadas en el, y que el tiene la necesidad de repetir. Entonces, sería
importante que, si tenemos este conocimiento, que no hagamos una cremación ni ningún
acto de violencia, como es la cremación, antes de esos tres días, por lo menos, para que
esto quede aguardando para que esas impresiones queden registradas completamente en
el plano astral.
Esto, puede necesitar de tres días, otros necesitan menos, mas, si estamos estudiando el
cuerpo físico, y si estamos profundizando en este tema, tendríamos que tener esta cautela
de dejar instrucciones de no ser cremados antes de que todo esto pueda suceder, de que
esto pueda estar realmente terminado.

Y otra pregunta que hay aquí es: ¿que pasa con el cuerpo físico durante el sueño? ¿Que es
el sueño del cuerpo físico? Es justamente cuando el individuo, que esta hospedado en aquel
cuerpo, se disloca de este cuerpo y va a hacer su experiencia, su vida, fuera del cuerpo. Si
esto se desprende completamente, como sería natural, el cuerpo físico permanece
literalmente desprotegido. Entonces, lo que sucede naturalmente y lo que sería deseable,
esto es, que todo se retirase para tener un reposo, una renovación, mas, acarrea este
pequeño cuidado. El cuerpo físico queda sin protección, de forma que, quien tiene
conciencia de estas cosas, quien tiene celo por la salud, la armonía del cuerpo físico debe
cuidar del ambiente donde el cuerpo físico va a quedar desprotegido, porque esto,
psicológicamente y físicamente, facilita la salida de los cuerpos sutiles.
Los cuerpos sutiles salen despreocupados, si nosotros, conscientemente, tomamos todas
las precauciones para que el ambiente donde el cuerpo físico va a quedar, sea un ambiente
adecuado para el quedar ahí sin la protección de los cuerpos internos, sin la ligazón a la
que el está habituado a tener durante el día, para que el quede y continúe saludable.
Cuando nos estamos ocupando de estas cosas, entonces, tenemos un trabajo para hacer
en el dormitorio, donde el cuerpo estará reposando. Si este dormitorio, no tiene un astral
puro, un astral que no está envenenado, esto va a atraer seres que no son humanos, va a
atraer energías, fuerzas, que no son humanas, son otro tipo de fuerzas que existen en el
plano etérico y en el plano astral, y que van a actuar perjudicando el equilibrio de este
cuerpo que está ahí prácticamente desprotegido.
De forma que tendríamos que cuidar de estas cosas, no solo con nosotros, esto está ligado
a nuestro ambiente también, a nuestra cultura, digamos así, a nuestra educación, y
también al ambiente físico donde nos encontramos.
Sabemos que estas cosas no son muy usuales, las personas no le dan mucha importancia a
esto, y entonces cuando despiertan por la mañanas, o cuando despiertan después del
sueño, el cuerpo no está convenientemente restaurado, el ser no hizo todas las
experiencias con toda la libertad con la que tendría que haberlas hecho, en fin, y la vida no
se renueva después de las horas de sueño. Y es muy importante este cuidado con el cuerpo
físico, es muy importante, todo esto con relación a nuestra vida dentro del cuerpo físico, y a
nuestra salida durante el sueño, si queremos tener un cuerpo físico en orden, y realmente
equilibrado.
Porque el cuerpo físico teniendo todo este ritmo que el tiene, en cuanto el ser está
despierto, y está todo encarnado ahí, si no tiene un reposo, un descanso, el pasa a no
corresponder más a aquellas que son las necesidades del ser interno, el pasa a dejar de ser
aquel vehículo, aquel canal, para las energías del ser interno, las energías del yo superior
aquí en la vida física y en la vida externa.
Cuando un cuerpo físico está adormecido, si está completamente desocupado, no
tendríamos que tocarlo, y no tendríamos que perturbar ese silencio. Y esto es posible, que
este cuerpo físico esté completamente relajado e independiente de lo que está pasando
con los otros cuerpos, si está bien armonizado con el cuerpo astral, y si este consigue
desprenderse de el, totalmente. Estamos hablando de estos desprendimientos, pero
siempre considerando que el cordón está ligado, sino el individuo no tendría más vida.
Es parte de esos cuidados, cuando alguien está adormecido, que no lo despertemos de una
forma violenta, porque este cordón se puede romper. Según la forma en que este individuo
es despertado, o según lo que pasa con este individuo durante el sueño, este cordón se
puede romper, y ahí el individuo puede desencarnar, mientras estaba durmiendo.

El cuerpo astral, si fuera educado, según nuestros pensamientos, según lo que vamos
aprendiendo y aplicando en nuestra vida física, en nuestra vida de sentimientos, en nuestra
vida interna, el cuerpo astral se va educando, y así educado, no tiene solo, las funciones
que tiene como cuerpo astral, el puede conseguir la mejoría del cuerpo físico, mas, para
eso se necesita que esté educado, entrenado para que sea un elemento positivo para el
cuerpo físico. Y ese cuerpo astral entrenado, educado, tiene una vida astral, cuando se
desprende del cuerpo físico. Y cuando vuelve, el vuelve restaurado, vuelve armonizado,
alineado, y va trayendo una mejoría, un progreso para el cuerpo físico.
Sabemos que ciertas prácticas, no facilitan esta armonía entre el cuerpo físico y el astral.
Por ejemplo, comer carne, es algo que transmite, para el cuerpo físico, ciertas sustancias
psíquicas, que jamás van a permitir que el tenga una armonía con el cuerpo astral, al punto
de que todo esto suceda. Como también, los narcóticos, las drogas, todo esto, si lo usamos,
no vamos a pretender, que haya una armonía a punto que el astral pueda hacer su vida
completamente libre, y después trabajar el cuerpo físico. Porque, si este está impregnado
de sustancia física animal o de drogas, esto no se da de esta forma. Es como si el cuerpo no
estuviese suficientemente sutilizado, para recibir estos fluidos, y estas emanaciones.
Entonces es muy importante que tengamos estos datos, que conozcamos estas cosas.

Ahora, cuando hacemos un retiro, un retiro no necesita ser una cosa completamente formal
e igual para todos. Cuando hacemos un retiro, este es una forma de apartarnos, del propio
ritmo cotidiano, sea por unos momentos, sea por algunas horas, o sea por algunos días,
según nuestra disposición de hacer esto, y según el valor que le damos, y según también,
de las posibilidades kármicas.
Ahora, si nos apartamos del propio ritmo cotidiano, y estamos totalmente solos, si es
posible físicamente también, sea por un período largo o menos largo, dependiendo de la
cualidad de este ejercicio, podemos, estando en cuerpo físico, podemos ir experimentando,
ir tomando contacto, con esas realidades sutiles. Entonces, un retiro bien hecho, o una
persona que consiga hacer un retiro bien hecho, ella prácticamente está, en la misma
situación, o casi en la misma situación como si ella estuviera fuera del cuerpo.
En el retiro ella está bien en el cuerpo, bien alineada en el, mas, ella puede registrar todo lo
que registra también, cuando está fuera del cuerpo. Esto es un aspecto superior del retiro.
Y la gente no piensa mucho en ello, y hacen un retiro, así, para descansar, para relajarse,
para apartarse de las cosas y todo eso, mas, este es un punto muy fundamental del retiro.
Esto es, ir perfeccionando esa soledad, ese hecho de estar consigo, de estar solo, al punto
de que dentro del cuerpo, sin estar desencarnado, y sin estar adormecido, conseguir captar
todo aquello que podemos captar durante el sueño. Y esto es muy importante, porque
durante el sueño, estamos mucho más en contacto con fuerzas astrales, estamos mucho
más indefensos, dentro de estas cosas, que cuando estamos en el cuerpo. Entonces, en
cuanto estamos en el cuerpo, el nos está preservando de muchos contactos sutiles. Dentro
del cuerpo, estamos protegidos, de ciertos contactos astrales. Estar protegidos de esos
contactos astrales espurios, estar lúcidos dentro del cuerpo, esto es un gran beneficio que
el retiro nos puede proporcionar.

Ahora, esta práctica del retiro de esta forma, tendría que hacerse no por motivos egoístas,
no para huir de las cosas, no para salirnos de las cosas, para abandonar las cosas, porque
así no da ese resultado, sino para que podamos realmente, conscientemente, percibirnos
mejor, percibirnos mejor a nosotros mismos. El cuerpo físico en general, y nosotros, con el
relacionamiento normal que tenemos con el, no permite que nos conozcamos. Dentro del
cuerpo físico, vivimos engañados, no sabemos quien somos. Para que consigamos ir
encontrándonos, dentro de este cuerpo físico, para conseguir ir descubriendo que somos,
estando encarnados, necesitamos de este trabajo, necesitamos de esta actitud del cuerpo
físico. Mas, esto no es solo esta imposibilidad de conocernos en cuanto estamos dentro de
el. El es, fundamentalmente, una protección para nosotros, si estamos dentro del el, de una
forma correcta. Tenemos que tener este equilibrio en el cuerpo, para usufructuar
totalmente de esta encarnación en el.
Cuando hacemos un retiro correctamente, bien hecho, no solo posibilitamos que el ser
interior, que el yo superior, pueda dinamizar sus fuerzas, con mucho mas potencia, con
mucho mas libertad ,estando encarnados, como podemos hasta percibir este dinamismo
mayor, que sucede internamente. Y siempre que percibimos esto, que lo llegamos a
percibir, el cuerpo físico esta usufructuando de esto, recibiendo también, y pasando por un
proceso.
El cuerpo físico, pasando por ese proceso, teniendo la posibilidad de sentir, de percibir, en
su sensibilidad, este dinamismo del ser interior, ese cuerpo tiene la posibilidad de
transformarse. Ese cuerpo, no va a ser otro cuerpo, mas, el podría transformarse mucho, si
tuviera un contacto regular, con este dinamismo del yo interno, con esta vibración, del yo
interno. Y nosotros tenemos que trabajar estas cosas, conscientemente, si queremos estar
en un cuerpo físico que sea realmente, un vehículo, un canal de nuestra alma, de las
fuerzas superiores, y no estas cosas que acarreamos, hasta el resto de la vida, sin a veces
tener fuerzas para sobrellevarlas.

De modo que esto es muy importante cuando estudiamos este tema, cuando nos
aproximamos a este tema. La práctica del retiro no es un lujo, algo exótico, ni algo para
solo restaurarnos. La práctica del retiro, es parte o debería ser parte, del esquema de
nuestra vida en esta tierra. Desde el principio, Figueiras atrajo mucho a las personas para el
retiro, y ustedes ven, que es mínimo el número de personas que hacen un retiro con
relación al número de personas que frecuentan, o están en contacto con Figueiras, y que
usufructúan de esta práctica aquí adentro. Tal vez, después de este estudio que estamos
haciendo de los cuerpos, físico, astral, del mental y del alma en retiro, tal vez, tomemos
una mayor consciencia sobre ese trabajo, una consciencia más profunda, y que llevemos
esto con más responsabilidad.
Porque es muy importante para Figueiras, como centro espiritual, que ella sea usada
correctamente, que sea usada para las cosas principales, para lo cual ella fue creada.
Por que Figueiras no fue creada para la vida social, no fue creada para que la gente se
encuentre. Figueiras fue creada, con intenciones superiores, por encima de todo esto.
Ahora, si no usamos a Figueiras, para lo que fue creada, la vida externa de Figueiras se a
diluyendo en una banalidad de vida común.
Estoy diciendo esto en un momento en que hay seres de Figueiras muy empeñados en
hacer estas coligaciones. Mas, estas coligaciones, no son hechas solo individualmente. No
alcanza, que uno de nosotros esté trabajando esta ligazón. Tenemos que tener la
conciencia, de que esto es grupal, que esto es con todo, con todo el centro, con todo el
núcleo. Tenemos que ir tomando consciencia de estas cosas, en esas reuniones de
monasterio.
Es un trabajo individual también, y es un trabajo grupal, cuando nos reunimos conscientes
de estas cosas. Cuando aquí reunidos, tenemos consciencia de lo que estamos haciendo.
Entonces necesitamos, de esta reunión de monasterio en adelante, seleccionarnos, pensar,
reflexionar para donde vamos, que vamos a hacer, que venimos a hacer aquí, que
realmente este ciclo de los cuerpos y el retiro, sea un trabajo efectivo, real, de forma que
puedan venir a Figueiras por muchos motivos, mas, estar en Figueiras en la reunión de
monasterio, debe ser solo por este motivo. Estamos para esto, tenemos que estar
realmente, dentro de la energía de este ciclo, que no debe ser solo teórico, y que debe
crear una energía, para que estemos imbuidos por este amor por el retiro, que estemos
concentrados en esta finalidad, concentrados en esta meta, que es para que nuestros
cuerpos puedan corresponder, para que el cuerpo físico pueda responder, que el cuerpo
astral comience a responder, que el cuerpo mental comience a responder, para que el alma
pueda contar con estos cuerpos mucho mas de lo que ella cuenta. Que esos cuerpos,
realmente, perciban lo que el alma está queriendo, lo que esta viniendo del ama, que
capten la energía del alma. Entonces vamos a hacer de este ciclo un verdadero trabajo.

El cuerpo físico, que es nuestro tema de hoy, es un instrumento del alma. Un cuerpo físico
bien entrenado, un cuerpo físico bien educado, funciona llevado por el alma. El es
coordenado por el alma. Entonces, ese cuerpo coordenado por el alma, comienza a irradiar
para nuestra consciencia egoica, para nuestra conciencia más superficial, este cuerpo,
comienza a solicitar de esta personalidad no educada para estas cosas. El comienza a
solicitar de este núcleo egoico. El cuerpo físico es capaz de esto, si está con una ligazón
bien firme con el alma. O sea, el alma a través de el, está haciendo este trabajo. Y cuando
el alma consigue este dominio, sobre el cuerpo físico, entonces podemos decir, que el está
realmente colaborando, para el plan evolutivo, que está en armonía con la naturaleza en
modo general.
Ustedes ven que la conciencia de ustedes, puede tener un trabajo ya de ligazón con la
naturaleza, de armonía con ella, y el cuerpo físico no corresponder. El camina por ahí sin el
menor cuidado, distraído, como si la consciencia estuviese en una cosa, y el cuerpo físico
suelto. Esto no debería suceder, el cuerpo físico debe estar coligado con esto, porque es
parte de aquello que el emana, que irradia, con lo que hace, el es parte de ese trabajo del
alma. El trabajo del alma, en la materia, en el mundo externo, es completamente frustrado,
si el cuerpo no transmite y no acciona, de acuerdo con los impulsos que están viniendo del
alma.
Es claro que el cuerpo físico nunca va a ser el alma. La acción del cuerpo físico, no es ni la
sombra de la acción del alma. Mas, tendríamos que llevar a este cuerpo, a tener la máxima
fidelidad a esos impulsos que el recibe, y fiel al máximo a esas sugestiones que el está
recibiendo del nivel intuitivo, del nivel mental, si esos niveles estuvieran trabajados lo
suficiente para esto.
Tenemos que considerar al cuerpo físico como un portador, de algo que no es material,
porque si miramos para nuestro cuerpo, como si solo fuera carne, músculos, sangre, ojos,
prana, si miramos para el solo eso, el puede no responder. El continúa en un nivel en que
puede, al que está confinado. Mas, si lo tenemos como un receptáculo, un portador, como
la casa de algo interno, de algo que no es físico, de algo que no es el cuerpo, entonces,
esto trae otra vida para el propio cuerpo. Esto trae una posibilidad de que se de, esta
ligazón.

Nosotros hablamos de esto, porque el cuerpo físico es capaz de responder a esto. El cuerpo
físico, de todos los cuerpos del hombre, es el mejor estructurado, es el que llegó a una
mayor grado de perfección, y vean lo que hacemos de el. Mas, el trabajo que fue hecho
sobre el cuerpo físico por las Jerarquías dévicas, espirituales, por la energía del universo. El
trabajo que fue hecho sobre el cuerpo físico humano, lo llevó a ser esta máquina perfecta
que el es. Porque si el cuerpo está saludable el es una maquina perfecta, que nosotros ni
conocemos. El cerebro, por ejemplo ni sabemos aun cuales son todas las capacidades de
nuestro cerebro, no tenemos noción de lo que es capaz, porque la mayor parte de sus
células están adormecidas, no están despiertas. Es solo una mínima parte, la que esta
despierta.

¿Como podríamos despertar estas células? Porque es muy importante el cerebro, dentro del
cuerpo físico. Todo es importante, no hay nada que no sea importante en el cuerpo físico,
pero el cerebro, es fundamental para e l trabajo que nos disponemos a hacer con el cuerpo.
¿Como estas células cerebrales se van a poner en movimiento? Porque la mayoría está
adormecida. Y se ve, por la monotonía de la vida, por la repetición de las cosas, por la
forma en que la gente reitera, en actos, en cosas, en fallas, como es una repetición
continua la vida entera, hasta que a cierta altura se cansa y sale. Y abandona el cuerpo,
para nacer en otro, con la esperanza que pueda hacer alguna cosa aquí, dentro del plan
evolutivo.
Tenemos que tener esta dimensión, no de preocupación, mas, de intención, dentro de
nuestro cuerpo físico para que el empiece a responder. Y estas células del cerebro que
están adormecidas, se van removiendo, van respondiendo, y si vamos buscando una
información, buscando una orientación, una ayuda, una guía interna de aquel que está
dentro de nuestro cuerpo, entonces, este cerebro, va teniendo oportunidad de
desarrollarse.
Estas células, van teniendo oportunidades de despertar. Para que el cerebro pueda captar,
algo de nuevo, que el yo superior está queriendo imprimir en la conciencia, de la
personalidad, del ego, para que el yo superior pueda enviar esta cosa nueva, que el ser
está necesitando, precisa que el cerebro la imprima. Entonces, tenemos que estar con esta
intención, con esta búsqueda, que estas células adormecidas se vayan afinando con algo,
que aun no sucedió, mas, que va a suceder a la hora en que esas células comiencen a
moverse. Y que nuestra vitalidad, que nuestra fuerza, que nuestra intención, pase a mover
este proceso.

Lo mismo debe suceder con nuestro sistema glandular, con nuestras glándulas. Estas
también son muy importantes, para la expansión de nuestra consciencia, para un mayor
desarrollo de nuestra consciencia, porque estas glándulas están muy involucradas con todo
el proceso del plano físico. Tenemos glándulas en la cabeza, que están muy involucradas
con el proceso cerebral, con el desarrollo del cerebro. Entonces tenemos que tener este
mundo físico, en nuestra intención y ocuparnos realmente, de el.
Hoy, el cuerpo físico está experimentando muchas transformaciones, aunque no lo
percibamos porque no está aun reflejándose en la parte externa, en la parte densa del
cuerpo físico. Se está reflejando mas en la parte etérica, en la parte sutil de este cuerpo. Y
esa transformación, está sucediendo por causa del nuevo código genético, que está siendo
aplicado en muchos seres, en muchas consciencias. Entonces, está habiendo una
transformación, un cambio en nuestro cuerpo físico sutil, y esto se va reflejando en el
cuerpo físico denso, como vitalidad, como disposición, como armonía, y como un mayor
despertar, con una mayor ligazón con todo este proceso.
Y esas células del cuerpo son muy importantes para el plan evolutivo, porque estas células
físicas del cuerpo, tienen luz en su centro Y es muy importante que esta luz se irradie, que
esta luz se desprenda, porque mucho depende realmente de la expresión de esta luz, de las
células físicas.
Ya tenemos conocimiento suficiente, de la existencia del yo superior, del yo interno.
Tenemos noticias suficientes, de lo importante que es nuestra vida interior. Mas, tenemos
que hacer una ligazón de todo esto, que conocemos de la vida interior, de todo este
concepto que tenemos de nuestro ser interior, y ligarlo con nuestro cuerpo físico.
El cuerpo físico, por más que sea trabajado, nunca va a servir para viajes interplanetarios,
esto lo sabemos, y en esta etapa del desarrollo humano, en el cual nuestra conciencia,
nuestra alma y nuestros cuerpos sutiles, nuestros cuerpos internos, comienzan a tener la
posibilidad kármica y energética de hacer los contactos extraplanetarios hasta entrar en
contacto con otros mundos y otros planetas, tenemos que saber de antemano, que el
cuerpo físico, no es adecuado para esto. Mas, para hacer estas relaciones necesitamos del
cuerpo astral, del cuerpo causal, y del cuerpo mental, totalmente despiertos. Cuando
vamos suscitando las energías del cuerpo físico, estamos incluyendo en el la
responsabilidad de ponernos en contacto con ningún mundo. No vamos a esperar del
cuerpo, algo que el no puede hacer.
Y cuando estamos dentro del cuerpo físico, inconscientes de este trabajo, considerándonos
cuerpos físicos , estando ocupados todo el tiempo, solo con el cuerpo físico, solo con el vida
física, solo con los problemas físicos, que es la vida normal de las personas… Si estamos
solo ocupados con esto, jamás nos conoceremos, porque por más respuesta que de, el
cuerpo físico de su propia inteligencia, de su propio centro de consciencia, el cuerpo físico
no tiene condiciones de decirnos lo que somos. No se puede esperar esto del cuerpo. Es
una casa en la cual entramos. Mas, tendríamos que ser buenos habitantes de esta casa, un
correcto inquilino, un honesto inquilino dentro de esta casa.
El cuerpo físico, raramente percibe las energías sutiles. Se necesita que esté muy
adiestrado, muy educado, que esté muy armonizado, para poder percibir energías sutiles.
El cuerpo etérico, que lo mantiene integrado, el lo percibe, mas no siempre consigue
transmitir, para el cuerpo físico la energía sutil. Voy a explicar mejor. Si encontramos una
persona, su cuerpo físico tendría la condición de dar para nosotros la impresión, a través de
una vibración de lo que estamos encontrando, para poder tratar ese encuentro de una
forma correcta. ¿Cual es el cuerpo que indica esto? Se necesita hacer un trabajo sobre este
cuerpo, porque puede colaborar mucho. Este cuerpo, en el decorrer de la evoluciona, para
llegar a la perfección que tiene hoy, pasó por varios estados. Estos no fue desarrollado por
causa de la vida que llevamos, por las preocupaciones que tenemos, y por el trato que le
damos a la energía, a la energía del universo, al prana planetario, y para nuestro contacto,
con ese ser interno inmaterial que somos. Por lo tanto hoy el cuerpo físico, el cuerpo
material es el cuerpo más difícil de controlar. Podemos dominar un pensamiento, podemos
cambiar un sentimiento, podemos hasta un cierto punto, ser el coordinador de nuestros
cuerpos sutiles, mas, a veces, o casi siempre, el cuerpo físico no nos obedece. El no se deja
controlar demasiado. Y esto entró en la conciencia física, en la realidad física, y por lo tanto
todos los cuerpos están dentro de eso. Para que tengamos una idea, aun en un ser muy
avanzado, aunque un iniciado esté dentro de un cuerpo físico, ni el, consigue dominar
completamente este cuerpo físico, ni el consigue que tenga una determinada trayectoria.
A una cierta altura, cuando el iniciado es ya maduro, bastante dueño de si mismo, el cuerpo
físico hace lo que quiere, adolece como el quiere, sufre como el quiere, se desorganiza
como el quiere. El no acepta un total control en la situación a la que llegó. Realmente
tenemos que hacer un trabajo de regeneración. Este trabajo no es apenas alimentarnos, no
es apenas hacer ejercicios, es todo esto, todo es parte. Tenemos que recuperar este cuerpo,
tenemos que retomar, la confianza de este cuerpo. Por que el ya no tiene mas confianza en
nosotros, perdió la confianza, porque la mente hace que nos comportemos dentro de el en
forma inadecuada. Existe un poco de desorden en los cuerpos del hombre. Tenemos que
hacer realmente, un trabajo de recomposición de todo esto. Y como esto está en la
naturaleza del ser interior, como esto está en el camino del ser humano, como está en el
trabajo del ser humano dentro de los cuerpos, si concienciamos estas cosas, llegan las
ayudas para que esto suceda, llegan las ayudas para que el sistema nervioso, para que el
sistema glandular, respondan, y tenemos que encontrar este medio, tenemos que, a través
de esta ligazón con nuestro ser interno, y con la ligazón que las Jerarquías, que cuidan el
cuerpo, repito, la Jerarquía espiritual y la Jerarquía Dévica, repito, esto viene en
cooperación, viene en ayuda, mas, necesitamos estar realmente en esta sintonía, y tomar
esta decisión.
La pureza de la mente, lo que pensamos, es de la mayor importancia para ese trabajo. No
pasará nada, si nuestra mente está contaminada por malos pensamientos, por malas
intenciones. En fin, si nuestra mente no vibra de una forma positiva, es inútil siquiera
comenzar con este trabajo. Esto tiene que realmente, tener una consciencia de todo esto,
bien vivo, bien presente, y comenzar este trabajo, examinando como está nuestra mente,
como está funcionando, que pensamientos está nuestra mente, abrigando. Este es,
realmente, el primer paso.
Ahora, hecho esto, deberíamos estar atentos también, en lo que estamos haciendo. No es
solo que la mente esté en una determinada sintonía, en un determinado despertar, la
acción, debe corresponder a toda esta intención. Entonces estamos todo el tiempo
incluyendo, lo que esta pasando en la mente, lo que estamos creando con la mente, y la
acción que estamos haciendo, que gestos, como estamos usando nuestros sentidos,
nuestro cuerpo, que estamos haciendo de nuestra acción, con nuestros movimientos. Esto
tiene que estar consciente, en el inicio del trabajo, porque después todo esto se vuelve
natural. Todo se vuelve, no quiero decir automático, porque eso no es el principio, pero esto
a cierta altura, comienza a suceder por si, guiado por el ser interno, por aquello que esta
adentro.
En un centro como éste, en un lugar como este, todas nuestras acciones deberían tener
esto presente, porque ahí vamos con esto a ofrecer el vehículo físico, y ofrecer ese canal
que somos, para el plan evolutivo, y ahí es cuando el alma comienza realmente a fluir.

Tenemos que tener mucho cuidado para emprender esta tarea, sin apegarnos al cuerpo,
porque cualquier apego a el, va destruyendo este contacto puro, va destruyendo esta
forma del alma de fluir sobre el. Tendríamos que tratar al cuerpo como si fuera un objeto
muy precioso, como si fuese nuestra casa, pero sin crear apegos, ninguna forma de cuidado
excesivo, egoísta y de apego por el.
Si no tuviéramos todo esto presente, el cuerpo va quedando desvitalizado antes de tiempo,
porque todo cuerpo físico tiene un plazo para estar aquí, habitado por el alma. Esto está
establecido, antes de la formación del cuerpo, antes del cuerpo ser formado ya está
establecido su plazo, de acción, de trabajo aquí en la tierra. Y tenemos realmente, que usar
este tiempo, de una manera correcta y, trabajar con este cuerpo, para que el pueda
corresponder a esto que estamos haciendo dentro de el.
El cuerpo físico está siempre muy dispuesto a responder, el responde mucho, tiene una
consciencia, una inteligencia, mas, tenemos que estar ligados con eso, con esa inteligencia
de el, con ese núcleo, que podemos llamar átomo permanente, podemos llamarlo básico,
mas, tenemos que considerar ese núcleo consciente, dentro de nuestro cuerpo. Tenemos
que considerarlo. Hacer un contacto con esto. Colaborar con esto.

Este cuerpo, si no fuese tratado así, con el tiempo se va volviendo un gran obstáculo, para
lo que necesitamos hacer dentro de el. Va dando señales de cansancio, de indisposición, de
inercia, de lentitud, el no responde, se vuelve un gran obstáculo, si no hay este cambio en
nuestra consciencia con relación a el. Y así como nos preocupamos tanto, con la ropa que
está de moda, con la tintura del cabello, estas cosas que son una verdadera agresión al
cuerpo. Porque no sabemos, si el etérico de nuestro cuerpo está bien con ese color que
estamos usando. No sabemos lo que está siendo infiltrado para nuestro cuerpo, con esas
toxinas que están entrando por nuestro cabello.
Entonces, este cuerpo se torna un obstáculo, una cosa pesada, en lugar de ser una antena,
un transmisor, un instrumento para toda esta energía del alma, para toda está acción del
alma, aquí afuera. Cuando nuestro lado sutil, cuando nuestros cuerpos internos, sutiles,
salen, durante el sueño, o a veces salen también sin que la gente lo perciba, cuando están
despiertos. Para que salgan con una tarea, digamos así, se necesita que estemos tratando
al cuerpo físico de esta forma, porque ellos cada vez que vuelven, cada vez que entran,
ellos traen realmente una contribución para este cuerpo. Eso lo llamamos regeneración del
cuerpo, recomposición del cuerpo.
Dijimos al inicio que este cuerpo nos viene por herencia, entonces no hay ninguno de
nosotros que no tengamos que hacer este trabajo. Aun los que heredan un cuerpo menos
indisciplinado, o reciben un cuerpo mas indisciplinado. Recibimos un cuerpo que viene de
una línea hereditaria que desconocemos, que no tenemos nada que ver como consciencia.
Entonces tenemos que realmente asumir un trabajo de regeneración de este material.
Miren, no hay nadie que no necesite de este trabajo.
Ustedes ven, que hasta seres muy avanzados van a las altas montañas, ¿Por qué irían ahí?
Para que ahí el cuerpo físico sea un obstáculo menor. Porque el cuerpo físico, tiene sus
características positivas que podemos conocer. Por ejemplo, si vamos subiendo en altura, el
cuerpo va reaccionando diferente y si, kármicamente tenemos la posibilidad de estar en un
lugar mas elevado, mas alto, este cuerpo físico es más dócil, muy ayudado en ese
momento. ¿Porque para los trabajos espirituales nos subimos a las montañas? ¿Por qué?
Porque allá en las alturas, un poco más lejos de la vibración más densa de la tierra, y más
en contacto con los aires, con el mundo del aire etc. este cuerpo va reaccionando, se va
transformando. Y si tenemos todas estas premisas, todas estas propuestas delante de
nuestro cuerpo físico, el comienza a sintonizarse con fuerzas, o con fuegos del espacio. El
propio espacio lo incluye y el acepta esta inclusión, el hace este contacto, y nuestra
vitalidad, nuestra actividad, cambia completamente. Y, para que esto suceda, se necesita
que consintamos, que el cuerpo físico entre en esto, y que no destruyamos esa ligazón que
el cuerpo físico puede estar haciendo con el espacio.
Nosotros hacemos esta experiencia, cuando ejercitamos subiendo a un morro, a un lugar
más alto, recordemos como nos sentimos ahí, por la presencia mas próxima de ciertas
fuerzas , de ciertos niveles del espacio, que nuestro cuerpo etérico consigue percibir,
consigue absolver, y cuando descendemos perdemos la ligazón con todo esto, y estamos
tan densos como éramos. Cuando el cuerpo físico a través del etérico, podría ir haciendo
una sutilización, e ir correspondiendo más a todo esto que nos es presentado.

El cuerpo emocional-astral y el retiro


Serie Los cuerpos y el retiro

13-05-2006

Hoy vamos a proseguir con la serie: Los cuerpos y el retiro. Vamos a ver el cuerpo
emocional-astral y el retiro.
Por retiro, entendemos un trabajo concentrado en los planos internos de la vida.
Bien, lo que entendemos por cuerpo: el cuerpo es un vehículo de manifestación en un
determinado nivel vibratorio. Si nosotros actuamos, existimos, en un determinado nivel
vibratorio, necesitamos ahí, un cuerpo. Si cambiamos de nivel, de plano de conciencia, para
actuar en ese otro plano, vamos a necesitar de otro cuerpo, adecuado para aquel nivel.
Tenemos cuerpos, como tantos son los niveles de consciencia en los que nos expresamos.
Estamos muy condicionados por nuestro cuerpo físico, que es este vehículo para estar aquí
en el mundo físico. Mas, para estar en otro mundo que no sea físico, este cuerpo no sirve.
Tenemos que dejar este cuerpo, y tomar otro, o usar otro, que pueda manifestarse allá.
Hasta ahora, la gran mayoría llegó a reconocer el cuerpo astral, y el cuerpo mental.
Algunos no tienen muy claro lo que es el cuerpo del alma, que veremos en la ultima reunión
de esta serie.
En cada gran raza humana, la humanidad, desarrolló un cuerpo. Las primeras razas
humanas, no tenían todos los cuerpos que hoy tienen. En cada raza, cada ciclo evolutivo, la
humanidad crea, un cuerpo mas avanzado, mas evolucionado.
En la raza lemuriana, en la Lemuria, fue que la humanidad desarrolló el cuerpo físico,
porque antes de la Lemuria, antes de que la humanidad tomara forma física, ella existía a
nivel sutiles con otros cuerpos, o si no tenía un cuerpo definido, ella se expresaba por un
conglomerado de energía o con una forma algo indefinida. Fue en la época de la Lemuria,
que la humanidad desarrolló el cuerpo físico, que se perfeccionó en los ciclos siguientes. Se
fue perfeccionando.
Fue solo en la Atlántida, que la humanidad comenzó a desarrollar el cuerpo astral-
emocional. Durante la época de la Atlántida, este cuerpo emocional, o este cuerpo astral,
llegó a un cierto desarrollo, y hoy, en la época actual, esta humanidad de hoy, está
desarrollando el cuerpo mental.
Una parte de la humanidad, no tiene ese cuerpo aun desarrollado, como se puede ver.
Entonces tiene el cuerpo astral muy prominente, mas, el mental no está desarrollado aun.
Entonces la humanidad esta atrasada, porque el cuerpo mental, a esta altura ya debería
estar desarrollado, y con cierta madurez mental. Porque en esta época, en esta etapa, sería
ya la hora de estar formándonos, bien conscientemente, el cuerpo espiritual, y no aun estar
trabajando el mental.
Entonces hoy deberíamos estar ya creando, bien conscientemente, este cuerpo espiritual
que hemos llamado cuerpo de luz. Que es aquel cuerpo que necesitamos para actuar en el
nivel espiritual.
Quien desarrolla la conciencia, a punto de saber que puede trabajar, que puede servir en el
nivel espiritual, este tiene que desarrollar el cuerpo de luz, porque sino, el no tiene un
cuerpo para funcionar en el nivel espiritual. Y así en adelante, necesitamos diferentes
cuerpos a medida que nos elevamos.

La humanidad se atrasó en ese trabajo, y muchos, aun continúan polarizados en el plano


físico, en el cuerpo físico, al punto de hasta confundirse con el cuerpo físico. Ustedes ven
que filósofos, instructores, de esta época, nos enseñan a decir “yo no soy mi cuerpo físico”
imagínense lo atrasado que estamos aún para estar diciendo esto. Aun nos identificamos
con el cuerpo físico. Alguien dice por ejemplo “yo soy viejo, yo soy joven, yo soy un niño”,
porque el se identifica con el cuerpo donde el está. Entonces, no estamos aun totalmente
liberados de la ilusión del cuerpo físico.
Para los que están fortaleciendo o perfeccionando el cuerpo del alma, la vida toma un
sentido completamente diferente, del sentido que encuentran en la vida, aquellos que
están aun polarizados en los cuerpos materiales. Entonces quien está polarizado en el
cuerpo físico, tiene un sentido de la vida, quien esta polarizado en el cuerpo emocional-
astral tiene otro sentido de la vida. No es la misma cosa.
Y quien está más focalizado en el mental, tiene aún otro sentido de la vida. Y tendríamos
que estar mucho mas focalizados en lo espiritual, para tener un sentido superior de la vida,
y no este sentido que la humanidad tiene, como demuestra en su vida.

Bueno, hoy vamos a ver el tema del cuerpo astral-emocional, que es nuestro instrumento
de acción, es nuestro cuerpo, para manifestarnos en el plano astral. No necesitamos del
cuerpo astral aquí, para estar en el plano físico, aquí necesitamos del físico. Mas, si
tuviéramos que actuar, servir o aprender algo en el plano astral, necesitamos de este
cuerpo astral-emocional y tendríamos que tener este cuerpo emocional, bien, y más
armonizado, de lo que normalmente lo tenemos. Porque si este cuerpo astral emocional, no
tiene cierta madurez, y no está armonizado, puede impedir por ejemplo, que tengamos
contactos intuitivos, que es lo que deberíamos estar buscando hoy.
Mas, todos tenemos este cuerpo muy activo, y tenemos que cuidar de el, para que sea
positivo y nos ayude a trabajar positivamente en el plano astral. Para que sea organizado,
al punto de no perturbar el equilibrio de nuestra vida física. De no verse envuelto con
nuestra acción física por ejemplo, a no ser para estar transmitiendo para esta vida física,
cosas positivas, como veremos.
Este cuerpo astral emocional debe ser muy controlado por nosotros, y debe ser muy bien
usado por nosotros, porque este cuerpo produce desechos.
Miren, estamos tan identificados con este cuerpo, que no alcanzamos a decir “yo deseo
esto”. Nosotros no deseamos nada, lo que desea es el cuerpo astral y nos confundimos con
esto. Confundimos aquella secreción de nuestro cuerpo astral, así como el físico tiene esa
secreción que es el sudor, el cuerpo astral tiene esa secreción que es el deseo. Y nos
confundimos con esa secreción del cuerpo astral emocional y decimos “yo deseo esto”. Ven
como necesitamos tener claro este asunto, para realmente no confundirnos.
La pasión, lo que llamamos pasión, también es un trabajo del cuerpo emocional, también es
una manifestación del cuerpo emocional.
Nuestra alma no tiene ni deseo ni pasión, nuestra alma tiene otros sentimientos. Tiene
otras metas. Si tenemos deseos o pasiones, somos emotivos, somos emocionales. Estamos
muy centrados en este cuerpo. Ahora, la vibración de este cuerpo, donde estamos
encarnados, la energía de este cuerpo, el valor de la energía de este cuerpo, varía según
nuestro nivel de conciencia.
Entonces, vean, que no necesitamos estar trabajando el emocional directamente, a no ser
que estemos adoleciendo, ahí necesitamos trabajar también el emocional también. Mas, si
no estamos adoleciendo, si estamos en una situación normal, no tenemos que estar
lidiando con nuestro cuerpo astral emocional, porque el varía nuestro estado y su vibración,
según nuestra consciencia.
Una persona inteligente entonces trabaja a conciencia, y no pierde tiempo con sus
emociones, con la secreción de su cuerpo astral emocional. Trabaja fielmente a conciencia,
trabaja tenazmente a conciencia. Y es una cuestión de tiempo, para que este cuerpo astral
emocional se ordene, o se transforme.

En la mayoría de los casos, este cuerpo se encuentra desarmonizado, en la mayoría de los


casos. Porque toda la vida externa, los sistemas, estos sistemas que la humanidad adopta,
de vida, todo esto desarmoniza el cuerpo astral, desarmoniza el cuerpo emocional. Y el,
hoy, necesita, precisa, ser alineado con los niveles más profundos de nuestro ser. Entonces
tenemos que trabajar, en el alineamiento de este cuerpo con los niveles más profundos.
Tenemos que trabajar, en la ligazón de este cuerpo de deseos, de emociones, tenemos que
trabajar la ligazón de este cuerpo, con el cuerpo siguiente, que es el mental.
Entonces, no necesito estar trabajando mi astral emocional directamente, si no quiero.
Trabajo mi mental. Procuro ubicar a mi mental en asuntos, en temas, en acciones, que sean
de orden superior, y con esto, indirectamente, yo voy alineando este cuerpo astral
emocional, con un nivel superior. Con el próximo nivel que viene después de el.
Ese cuerpo astral emocional, existe no solo en el reino humano, no son solo los hombres
que tienen cuerpo astral, los animales también lo tienen. Cosa que no tenemos demasiado
en cuentea, mas, ellos también tiene cuerpo astral. Y en algunos vegetales, existe también
un cuerpo astral en embrión, no en todos, mas, muchos vegetales ya tienen cuerpo astral.
Ciertos árboles, ciertas plantas, ya tiene cuerpo astral. Existe el astral de aquella planta, de
aquel árbol.
Entonces podemos trabajar con el otro reino en el plano astral, porque ellos también tienen
este cuerpo. Nuestro trabajo, nuestro servicio entonces se amplia. Porque digamos que
tenemos muchas tareas aquí en el plano físico, que tenemos el tiempo material todo
ocupado, y digamos, no puedo ayudar al reino animal o no tengo tiempo para ayudar al
reino vegetal. Si trabajamos en astral, en cuanto nos estamos moviendo aquí, nuestro
cuero astral puede estar trabajando en su plano, con el reino vegetal, con el plano animal,
con otro ser humano, porque existe este cuerpo, para que las cosas sucedan allá. Estaba
previsto, en el plano evolutivo, que todo esto sucediese en la época de la Atlántida, que
este cuerpo se desarrollase, sirviese y trabajase, que se fije en el plano astral bien
concientemente, mas, no sucedió, porque la humanidad en aquella época, pasó a lidiar con
ciertas fuerzas, que eran antagónicas a este proceso evolutivo, tanto así que hubo un
cataclismo y la Atlántida fue para el fondo de los mares. Porque la humanidad decidió, por
su libre albedrío, lidiar con fuerzas antagónicas. Y el resultado fue que no hubo, en esa
época, todo el desarrollo del cuerpo emocional astral, que era, para esa época, ya a
comenzar a hacer una fusión con el cuerpo mental, y nosotros en esta raza, en la raza
actual, ya podríamos tener este cuerpo astral ligado con el mental, de forma que nuestra
vida fuese menos conflictiva. Porque si esos dos cuerpos no son ligados, o si no están
fundiéndose, se corre el riesgo de que el mental quiera una cosa, y que el cuerpo astral
quiera otra. Porque el tiene su deseo, su sentimiento, y entonces el quiere otra. Vean que
desarticulación. Esto ya tendría que haber sucedido pero no sucedió. Y hoy, muchos tienen
el cuerpo astral emocional bien separado del mental. Tienen conflicto en ese sentido. El
mental le dice una cosa, la persona tiene una idea clara al respecto de algo, pero no lo
hace, porque el emocional no lo deja. El astral está en otra cosa, el astral no esta ligado con
aquello, porque sus cuerpos, aun no se fundieron. Esto nos da bastante trabajo.
Bien, lo que llamamos plano astral, o nivel astral, es ese plano de conciencia del universo,
donde circulan los deseos, los sentimientos, las reacciones emotivas, y este es un plano
muy mutable. Es un plano, que no es fijo. El es muy transformable, es un plano tan
transformable, que, las cosas que aparecen en el, son cosas que el deseo humano fabricó.
Entonces, digamos que un ser desea alguna cosa, quiere algo, el crea una forma, y en ese
plano astral, aquella forma se delinea, toma vida, y comienza a actuar. Vean que es un
plano, que en cierto sentido es muy confuso, porque si por ejemplo, comenzamos a ver en
el nivel astral, si nuestra visión se abre al mundo astral, al plano astral, tomamos ciertas
cosas como realidades, y no lo son, son formas creadas por los deseos humanos. Son
formas creadas por los instintos animales. Y eso, si alguna glándula nuestra se desarrolla y
comenzamos a ver, con los ojos internos, si vemos en el plano astral, vamos a ver cosas
creadas por el deseo humano, cosas que no existen, que están así como si fuera una
proyección en un cine, y vamos a tomar esto como realidad.
De forma que nuestro de lugar de búsqueda, de investigación, no es ni debe ser en el plano
astral, al menos que tengamos una idea bien clara de lo que estamos viendo allá. De lo que
estamos percibiendo allá.
Para que tengamos una idea, cuando hay ciertos contactos mediumnicos, porque el plexo
solar de un individuo puede entrar en movimiento y desarrollar mediumnidad, o por otras
razones. Entonces si un individuo tiene esta capacidad de contacto, y el encuentra a través
de esa capacidad, una de esas formas artificiales en el plano astral, creada por el deseo de
alguien, y el piensa que está en contacto con una persona, con un ser, y el puede no estar
en contacto con el ser, sino con una forma que fue creada allí, por el deseo de las personas.
Nuestros deseos crean muchas formas en el plano astral.
Si tenemos por ejemplo un deseo de tener un cuerpo físico diferente, lo vamos a crear a
este cuerpo allá en el plano astral, y alguien se puede comunicar con este cuerpo pensando
que se está comunicando con nosotros. Es bueno tener esto claro, para no engañarnos con
este plano, con todas estas situaciones.
Nosotros tenemos contacto con el plano astral bien naturalmente, porque cuando soñamos
en general, nuestra consciencia esta en el plano astral, principalmente cuando soñamos
con formas, con escenas, con colores, todo esto puede estar en el plano astral, entonces
nuestros sueños son en el plano astral en general. Existen sueños en otros planos, pero
normalmente soñamos en el astral.
Ciertas cosas que podemos ver con los ojos internos o con esta glándula, son también del
plano astral. Entonces estamos muy en contacto con esto. Ciertas experiencias subjetivas
que tenemos, ciertas personas que entran en ciertos estados emocionales, esos estados de
ánimos, todo esto pasa en el plano astral, en ese plano donde las cosas no son exactas, no
son ciertas. Y así, hay imágenes, historias, todo esto sucede ahí. Se crea ahí. Y no
tendríamos que estar muy involucrados con esto, porque puede ser completamente falso. A
veces las personas me escriben cartas diciendo que soñaron conmigo, ustedes imagínense,
lo que puede pasar.
Entonces, ese plano astral, ese nivel, tiene varios subniveles. El astral no es todo igual. Ese
plano no es todo igual, tiene varios subniveles. Y en sus niveles inferiores, esto es, en los
niveles mas próximos al físico, en aquellos niveles donde las cosas son muy nítidas,
parecen reales. Cuando más reales parecen en el astral, más ilusorio es, porque más cerca
del físico están.
Entonces, en esos niveles inferiores del astral, están aquellas fuerzas de la naturaleza, los
elementales, que crean formas. Crean formas de flores, de animales, crean diferentes
formas.
Y en esos niveles inferiores del plano astral, existen fragmentos de cuerpos astrales
humanos, que, durante la desencarnación, cuando el alma se retira, ellos quedan vacíos.
De forma que en el plano astral, podemos encontrar el desecho del cuerpo astral de alguien
que desencarnó, mas, el no está allí dentro. Es el cuerpo astral que aun no se desintegró. Y
si aquel cuerpo astral de un desencarnado, que está ya arriba, mas, su cuerpo esta aun
aquí, funcionado, es llenado por una fuerza negativa, inclusive que lo alimente, el comienza
a actuar en el plano astral, alimentado por una fuerza, que no es su antiguo ocupante, su
verdadero ocupante. De forma que ahí podemos ver todos los tipos de engaño que puede
haber, en esos contacto con el plano astral, principalmente en los contactos mediumnicos.
Porque alguien puede desencarnar del plano físico, luego desencarna del astral, va para el
mental, y el astral queda ahí, sin desintegrarse. Y si es prendido por otra fuerza, por una
fuerza extraña, y se comunica con la familia del desencarnado, ¿que le puede decir a ella?
Entonces vean, es muy importante que nos liberemos de este plano, es importante de
tomar la decisión de no quedarnos ahí, de estar en otro nivel de conciencia, en otro plano
de conciencia. Y para eso tenemos que reconocer nuestras emociones, nuestros deseos, a
las que les damos mucho valor, pero son cosas que realmente deberíamos repudiarlas,
porque no sabemos, si esas emociones, si nuestros deseos, si todo eso corresponde a
nuestro verdadero ser. Claro que no debe corresponder.
Entonces, en ese astral inferior, tenemos todas esas fuerzas involutivas, estas cosas
literalmente ilusorias, en fin, es un nivel de fantasmas.

Mas, hay también niveles del astral que no son tan bajos, que son intermediarios. No son, ni
este nivel infernal, ni tampoco es algo mejor. Es un nivel intermediario. En estos niveles
intermediarios, están los deseos, los sentimientos, del hombre normal, del hombre común.
Entonces, cuando alguien dice “tengo un gran sentimiento por ti”, ¡cuidado! Porque él está
interpretando aquello, que existe en el nivel intermediario astral, como si fuese de su alma,
como si fuese aquello que sería la energía del su alma.
En ese nivel intermediario, los deseos y los sentimientos, son positivos, no son negativos.
Ellos engañan aún más. Porque ahí vemos a una persona con un buen deseo, con un buen
sentimiento, y piensa que es del alma, pero no, es del nivel intermediario del plano astral.
Todas estas cosas, deseos, sentimientos, todo esto necesita ser conferido, el ser necesita
comparar esto, necesita comprobar que es esto, de donde viene. Porque podemos estar en
contacto con el nivel intermediario del cuerpo astral, y tener un buen sentimiento, un buen
deseo. Los buenos deseos mismos, que aquí en la tierra son tenidos como cosas del alma.
Y después vienen los niveles más elevados del plano astral, en estos niveles, los
sentimientos y los deseos, son más sutiles, como por ejemplo el altruismo. Las personas
altruista. Aquí en la tierra esto es un elogio, decir que una persona es altruista, y es aun así,
una cosa rara una persona altruista. Y eso es un sentimiento del plano astral. Solo que del
astral superior. El altruismo no es legítimo del ser, es del astral, solo que del astral mas
elevado. La abnegación también es del astral, personas abnegadas son personas que están
en el alto astral, en el mejor nivel del astral. El idealismo ya es un poquito más elevado que
otro ismo, mas, el idealismo también está en el astral, solo que este está en el límite con el
mental. El idealismo ya tiene aires de cosa mental, mas, también pertenece al plano astral.

Vean la necesidad que tenemos de tener un verdadero contacto con nuestro ser interior.
Porque idealismo, altruismo, buenos sentimientos, abnegación, todo esto es del astral, todo
eso es de ese plano. Miren como la humanidad está comprometida con este plano y no
percibe, no sabe, piensa que esas cosas son del alma. Estos son reflejos de las cosas del
alma. Más, reflejos del plano astral, del plano emocional, en la frontera ¿no?, con el mental.

Entonces, cuando en ciertas circunstancias, no podemos apoyar el idealismo de alguien,


pasamos por verdugos. El es un idealista, lo siento mucho, el está en el astral. Y si sabemos
lo que es la realidad, mas allá de aquella manifestación idealista, el idealismo es un buen
sentimiento, mas, es del astral.
¿Quien nos dirá que el alma de aquel individuo manifestaría aquel ideal? El es un gran
idealista mas, quizás su alma estaría manifestando otra cosa, si el no estuviese preso en
ese nivel, en ese plano.

El nivel astral en el planeta tierra, como estamos percibiendo, es un nivel caótico. Y aquí en
el planeta tierra no sabemos donde termina el trabajo de las fuerzas involutivas y donde
comienza el idealismo humano. Hay gente que idealiza tener la casa propia, otro idealiza
tener cuenta en el banco, otro formarse en medicina, otro en ser economista. ¡Vean que
nivel! Y dicen que esto es del alma y lo toman como si fuera de ella. Es una humanidad
que, realmente, está presa en el astral aún, de un modo general. Con extensiones ya para
el plano mental y algunos, hasta con contactos con el alma, con el ser interior, como
veremos.
Entonces, el caos en el astral terrestre, y por lo tanto, en el mental terrestre también,
porque esto refleja en el mental, el caos esto está ahí, formado.
¿Ustedes pueden concebir, que un país que se dice de personas inteligentes, haga una
guerra para liberar al pueblo de otro país? ¡¿Ustedes conciben liberar a alguien con
guerra?! Bueno, esto es el idealismo nacional. Miren el nivel de todo esto. Tendríamos
realmente, que exorcizarnos de todo esto, para quedar limpios, mas nítidos, para estar
como una hoja en blanco, donde el alma o la mónada, pudiesen realmente imprimir su
voluntad, pudiese realmente mostrarnos cual es su voluntad. Y nuestra voluntad, viniendo
de niveles superiores, viniendo de la mónada o del alma, esta voluntad, no tiene las
mismas cualidades del altruismo, ni las cualidades de todos esos ismos positivos del plano
astral. Esas cualidades son bien otras, tienen otra energía.
Entonces no tendríamos realmente que engañarnos, con esas cualidad humanas, no estar
presos a esas cualidades humanas, que son cualidades, mas de ese nivel, engañosas. No
deberíamos estar presos en esto, porque si no, nuestro espacio interno, nuestra
consciencia, está ocupada, y no tiene lugar dentro de ella, para la realidad, para la voluntad
real del ser.
Este cuerpo astral, en un cierto sentido, también sustenta al cuerpo físico. No es un cuerpo
inútil y si la naturaleza lo hizo, si está en nuestra constitución interna y sutil, el debe servir
para algo. Este cuerpo astral, en un cierto sentido, sustenta a nuestro cuerpo físico. Este no
estaría integrado, no estaría vivo, no estaría funcionando correctamente, si no hubiese un
trabajo del cuerpo etérico, del cuerpo astral y del mental sobre el. Entonces el astral
emocional, está en cierto sentido, sustentando a nuestro cuerpo físico. Y este, hasta cierto
punto, es definido también por el. Tanto así, que si viésemos la imagen astral de alguien, el
cuerpo astral de alguien, nos encontraríamos con semejanzas entre los dos cuerpos, porque
hay realmente mucha ligazón.
Y ese cuerpo astral emocional, tiene influencia sobre el físico, al punto de ser una especie
de acumulador, de toda energía nerviosa de este cuerpo físico. Aquí comenzamos a ver,
que tenemos que estar bien con el cuerpo astral emocional, porque si ese este cuerpo no
está bien, no está armonioso, la energía nerviosa del cuerpo físico va a ser alterado. El
altera, principalmente el sistema nervioso.
De forma que, muchos se estarán preguntando, si este cuerpo es esto, para que estamos
estudiando este cuerpo, porque no seguimos adelante y estudiamos los cuerpos superiores.
No podemos saltar esta etapa, porque si este cuerpo no funciona correctamente, para
comenzar, nuestro sistema nervioso no va a estar bien, y si es así, no podremos contactar
ciertas cosas, que dependen también de nuestro estado nervioso.
Ese cuerpo astral puede separarse del físico en cualquier momento, y el físico continúa
vivo. El deja un hilo ligado al cuerpo físico, y tiene su actividad. Como por ejemplo en los
sueños, o también, si alguien entra en trance, el cuerpo astral sale, o el cuerpo astral está
fuera del físico, por eso el individuo está en trance.
Si una persona tiene un síncope, el cuerpo astral sale, está afuera. O cuando se toma
anestesia general, esta expulsa también al cuerpo astral. Queda ligada por un hilo, pero
ella sale del cuerpo con los anestésicos. Por eso tenemos que tener mucha cautela, que no
se si la medicina lo tiene, para tomar anestésicos solo en casos muy necesarios, solo
cuando no se puede hacer otra cosa, porque cualquier tipo de anestésico, expulsa el cuerpo
astral del cuerpo, y no sabemos en que estado de inseguridad, puede quedar la conciencia
física, cuando el astral está afuera.
Con eso, no queremos decir que no se pueda tomar anestésico, sino que se necesitaría que
antes, estuviéramos bien firmes en nuestros cuerpos, que hiciéramos un trabajo realmente
de concentración, de alineamiento. Y ese cuerpo astral, que puede salir del físico, y este
aun continúa viviendo, ese cuerpo, al salir, actúa también. Actúa, trabaja, hace. Ustedes
conocen por los libros del padre Pío. El salía y aparecía para personas en lugares distantes,
diferentes. El cuerpo astral del padre Pío salía y trabajaba normalmente, y el cuerpo físico,
muy disciplinado y con sus ligazones, continuaba funcionando normalmente.
Mas, el cuerpo astral del padre Pío, trabajaba continuamente en el nivel astral, y a veces,
hasta en el nivel físico también, porque tenía el poder de estar relativamente materializado,
y hasta de aparecer físicamente para muchas personas. Esto se daba también con Antonio
de Padua y con muchos personajes que conocemos de la historia.

El cuerpo astral de una persona evolucionada, bien educado, tiene consciencia del
ambiente donde se encuentra, entonces el tiene también consciencia de lo que debe y no
debe hacer, como cuerpo astral. Mas, para esto el individuo tiene que tener una cierta
evolución. Porque si es así, ese cuerpo, tiene consciencia de donde está, y de lo que está
haciendo. Y un cuerpo astral de un ser i evolucionado, puede hasta tomar ciertas
iniciativas, puede hasta hacer un cierto trabajo, si esta sintonizado con la consciencia del
ser.
Cuando nos apegamos a alguna cosa, y cuando este apego es muy fuerte, podemos crear,
aquello que se llama un cascarón astral. Un cascarón astral, es un termino relativamente
técnico (risas). Cascarón astral es una parte astral, una parte del cuerpo astral, que se
forma por nuestro apego, y como es un apego muy humano, muy bajo, muy emotivo, esto
no se introduce en el cuerpo astral, el lo rechazó. Porque el ya tenía una cierta consciencia,
una cierta evolución. Entonces, cuando ya estamos con el astral relativamente
evolucionados, si de repente, decaemos y creamos un deseo muy bajo, aquello crea un
pedazo de un cuerpo astral artificial y comienza a actuar. Porque aquello no puede
acompañar al cuerpo astral en su evolución mayor, en su evolución superior. Entonces,
cuando percibimos el trabajo que tenemos que hacer con este cuerpo, tenemos que cuidar
mucho nuestros deseos y nuestros sentimientos. Porque si tenemos un deseo o un
sentimiento, muy por debajo del nivel que ya conseguimos para nuestro cuerpo astral, esto
se transforma en un cascarón, y queda por ahí actuando. El no entra en nuestro cuerpo
astral, y claro, que todo esto crea karma. Porque quien creó esto, fue el deseo, nuestra
displicencia, nuestra distracción, que dejó que ocurriera esta creación.
Esta materia del plano astral, todo esto, es una materia muy plástica, que produce muchas
formas. Entonces, si estamos creando material en el plano astral, material que nuestro
cuerpo astral no va a absorber, algunos elementales de la naturaleza, que no son
evolucionados, toman este material plástico, y comienzan a crear pequeños sentimientos,
pequeños deseos, y esos deseos y sentimientos, comienzan a actuar sobre las otras
personas. Sobre los menos preparados, los mas indefensos. Y esto es creado por los
elementales, por los espíritus de la naturaleza del plano astral, con material que nosotros
creamos, y que no fue absorbido por nuestro cuerpo.

Bueno, cuando creamos un deseo o un sentimiento, los elementales de la naturaleza,


pueden tomarlo y modelar formas con el. Crear formas. Y esas formas, pueden ser
utilizadas, por espíritus poco evolucionados, o por fuerzas involutivas, y hacer el mal, o
hacer el bien, o atormentar a otros, o hasta ayudar a los otros en cosas mezquinas, ayudar
en cosas… sin valor ¿no? Y estos se van a engañar, pensando que están siendo ayudados
desde lo alto. No, está siendo modelado por los espíritus de la naturaleza, que están
actuando con material que creamos nosotros, con nuestros pequeños deseos y
sentimientos que pensamos que no tiene importancia. Y no es que no necesitamos
preocuparnos por eso, pensando que no nos va a afectar. No se si es así, porque si va a
tomar una forma y va a influir en otro, esto tiene que tener una importancia kármica
también.

El cuerpo mental y el retiro


Serie Los cuerpos y el retiro
10-06-2006

Prosiguiendo con el ciclo “Los cuerpos y el retiro”, hoy vamos a ver el cuerpo mental.
Muchos creen que tienen problemas emocionales, mas, en la realidad es que no están
usando suficientemente el cuerpo mental. Están muy habituados a ser emotivos, vienen de
muchas encarnaciones de emotividad, y no están habituados a usar ese cuerpo. Usan el
astral, usan el emocional.
Ahí están con problemas emocionales porque ya tendrían que haber trascendido ese nivel,
y ese nivel está perpetuándose en vez de recogerse, o de fundirse con el mental.
Entonces, mucha gente que cree que tiene problemas emocionales, que son muy sensibles,
es porque no usa el mental como debería. El cuerpo mental ya está pronto para ciertas
acciones, para ciertas decisiones mas firmes, y la persona sigue navegando en lo emotivo.
Entonces no es un problema emocional, sino falta de usar el mental como podría estar
usándolo. Y nosotros estamos desarrollando, en esta etapa de la evolución humana, la
evolución mental, de modo que este cuerpo, es muy importante.
Así como necesitamos del cuerpo físico, para actuar externamente, concretamente,
necesitamos del cuerpo mental, para ciertos trabajos. Necesitamos del mental por ejemplo,
para registrar nuestra vida interior, para que pueda pasar al consciente.
Entonces el mental que no es usado, que está siendo pospuesto, porque la persona prefiere
usar las reacciones emocionales, ella queda sin la posibilidad de ese registro. Puede tener
una vida interior relativamente desarrollada, o puede tener ya una acción interior, y nada
queda registrado porque el mental no es usado.
Y para que el mental registre, lo que pasa en el mundo interior, necesita ser usado. Mas,
usado no de esta forma vulgar, como es usado por casi todos, sino usado de una forma
superior, coherente con las necesidades de la evolución del alma. Porque el alma se esta
expresando dentro del individuo, tiene una vida dentro de el, y ella tiene necesidad que
esto quede registrado en la conciencia externa, para que el individuo con su razón, y con
sus actitudes pueda acompañar, esto que sucede con el alma allá adentro, y si este cuerpo
no es desarrollado el no registra eso, el individuo está lejos de lo que es la verdadera vida
de el, está lejos de lo que hace por dentro. ¿Perciben lo importante que es el cuerpo
menta? Lo mismo seria que tuviéramos un cuerpo físico que no responda a nuestras
necesidades, entonces no podríamos hablar, no podríamos escuchar, porque el cuerpo
físico no lo registra. Con el cuerpo mental pasa lo mismo, necesita ser desarrollado, para
poder usarlo. Usarlo, en el sentido de que a través de el, podamos registrar lo que pasa
dentro nuestro. Para que no estemos sabiendo que tenemos una vida interna, y no
sabemos lo que es, no sabemos lo que pasa, porque el mental no lo registra.
Es necesario que tengamos habilidad, para saber lo que es la acción del astral, lo que es la
acción del emocional -y ya vimos esto el mes anterior-, y lo que es la acción del mental,
para poder discernir cuando debemos usar la mente. Cuando el emocional debe callarse,
debe transformarse para dar lugar al mental, para que éste pueda estar, en esta acción.
Así como tenemos un cuerpo físico para expresarnos, en el mundo físico, para movernos,
tenemos un cuerpo mental, solo que este cuerpo, está en el plano mental, que no es visible
a los ojos físicos. Mas, ese plano mental, es un nivel de nuestra consciencia, donde
tenemos un cuerpo, y este cuerpo hoy, debe estar actuando normalmente. Somos una raza
mental, la quinta raza, que es nuestra raza, es una raza mental, no es emocional.
Deberíamos estar actuando, mentalmente, que es para comenzar, a través de este cuerpo
bien formado, desarrollado, habituado a trabajar, poder hacer el puente con la vida
superior. Nadie tiene vida superior si no tiene el mental haciendo puente con esto, de
muchas maneras.

En el plano mental de nuestra consciencia, tenemos tres capacidades principales, de


nuestro plano mental. Esto es, en el plano mental, es que tenemos la posibilidad de
conocer las cosas, no solo de ver, de tocar, de palpar y oír, sino de conocer. Con los
sentidos físicos no conocemos nada, sentimos, percibimos, vemos, pero no conocemos.
Conocer corresponde al plano mental, no es del plano físico. Entonces con el físico podemos
tocar un objeto, sostenerlo, pero si el mental no entra, no conocemos aquel objeto. De
forma que en el plano mental, es donde tenemos la facultad de conocer, que es donde está
este cuerpo.
La otra facultad que está en el plano mental es el de la voluntad. La voluntad está en el
mental. No tenemos que confundir deseo con voluntad. Deseo corresponde al plano astral
emocional. Voluntad no es deseo, es otra cosa, y es una característica del mental. El
emocional no tiene voluntad, el emocional tiene deseo. La voluntad es del mental.
Y la tercera cualidad del mental, es la actividad. Podemos ser muy activos en el plano
mental. Y la actividad en este plano es mucho mas amplia, tiene muchas más posibilidades
en cierto momentos, que en la actividad en el plano físico.
Estamos muy habituados a la actividad en el plano físico, pero la actividad en el mental,
puede tener mucho mas fuerza, mucho más profundidad, y mucho más repercusión. Lo que
falta, es la ligazón entre esos planos. Mas, una actividad mental, es muy superior y mucho
más fuerte que una actividad física. Y, muchas veces estamos con una actividad mental
gratuita, deficiente, inútil y estamos desgastando este cuerpo. Este cuerpo queda ubicando
energía en una actividad que para nada sirve, que es como funciona la mente común,
automáticamente.
El plano mental, donde está este cuerpo, es que tiene la facultad de conocer, de tener
voluntad, y de tener una actividad mucho más amplia que la actividad física. Y esas
cualidades, en nuestra consciencia, son vividas en el plano mental, porque en el plano
físico, no hay posibilidades de conocerlas, ni de tener voluntad. Tiene que venir del mental
para el físico, para que las cosa sucedan aquí.

Ahora, ese plano mental es un plano en varios subniveles. En ese plano podemos percibir
las cosas en ciertos niveles, que son considerados niveles de percepción inferiores, más
materiales de lo que propiamente abstractos, que tienen un sentido interno.
En este plano mental, tenemos la consciencia del alma. En el plano mental, es que
llegamos a tener consciencia del alma. No tenemos consciencia del alma en el plano astral.
En este plano, tenemos consciencia de cuerpos, sutiles, internos, no de alma. Para
comenzar a tener consciencia del alma, para comenzar a percibir al yo superior, al alma,
debemos que tener el mental desarrollado, porque es ahí que esa consciencia se establece.
Como, podemos tener, en el plano mental, una percepción superior, ¿que es una
percepción superior? Es percibir aquello que está por detrás de las cosas, que no vemos,
que no tocamos. Es otro tipo de percepción y eso está en el mental, en el mental superior. Y
es en esa consciencia, en ese plano es que tenemos ese cuerpo. Si ese cuerpo no está bien,
toda la consciencia de ese plano, queda muy limitada, y para algunos hasta prácticamente
desconocida. Ellos piensan que el plano mental son las cosas que piensan. Ellos no saben lo
que es, y no lo usan a través de este cuerpo, porque este cuerpo está en general tan
concentrado en las cosas externas, tan en función de cosas materiales, en cosas densas,
que este cuerpo acaba no funcionando donde el puede funcionar, y de donde el puede traer
muchas cosas que nos hacen falta en la actual tarea evolutiva.
Y así como el cuerpo físico, tiene una parte concreta. Porque el cuerpo físico, tiene sólidos,
líquidos, tiene una parte concreta. El cuerpo mental, también tiene una parte concreta.
Entonces tenemos un mental concreto, y uno que no lo es, solo que cuando nosotros
empleamos la palabra concreto, para el mental, no estamos queriendo decir concreto como
en el plano físico. Concreto no es solo lo que dice el diccionario, concreto es la actividad del
cuerpo mental concreto. Entonces, concreto es una palabra que usamos en los dos planos,
mas, no debería ser la misma, porque concreto en el plano físico es una cosa, y en el plano
mental necesita otra palabra, porque si no pensamos que es la misma cosa. Miren ustedes
que idiomas paupérrimos tenemos. Concreto para todo, y no tenemos otra palabra.
Así como el cuerpo físico tiene esta parte concreta, que son los huesos, los músculos, la
carne, todo esto, el cuerpo mental también tiene su parte concreta, y es aquella que
razona, es aquella que saca conclusiones, es aquella que res racional. Cuando estamos
siendo racionales, estamos usando la mente concreta. Entonces, si estamos penetrando el
nivel espiritual, racionalmente, no estamos en el nivel espiritual, pensamos que estamos.
Porque racional es cosa de la mente, del cuerpo mental. Nadie que tiene una experiencia
espiritual tiene una experiencia racional. ¿Comprende? Entonces, querer explicar una
experiencia espiritual, es imposible, porque la explicación y el racionalismo no son del nivel
espiritual. No hay una sola posibilidad de que podamos explicar cosa alguna del espiritual,
porque esto es una cualidad de la mente, esta es cualidad del cuerpo mental. Y ser racional
es la mente concreta, ser racional, racionalidad, la persona que razona, está usando la
mente concreta, es lo concreto, en el cuerpo mental. Es el concreto.
El racionalismo, es como un ladrillo aquí en el plano físico, en el mental ¿comprende?
Ahora, el plano mental no es solo esa parte concreta, esto es, racional, explicativo, que
define todo. Esto que define son los ladrillos en el plano mental, en el cuerpo mental. Este
cuerpo, tiene también la posibilidad de no ser tan concreto, y de ser también abstracto,
como nuestra mente. Ella puede ser concreta, cuando esta razonando, pero puede ser
abstracta, cuando está recogiendo algo, sin hacer ningún esfuerzo, y ella sabe, ahí, el lado
abstracto del cuerpo mental está ya despierto.
Entonces si su mente, recoge algo, real, verdadero, sin haberlo pensado, sin haberlo
razonado, ahí la mente abstracta está funcionando. Y quien no recoge esto, quien no es
capaz de pensar una cosa sin pensar, no tiene la mente abstracta activa, tiene solamente
la mente concreta activa.
Tenemos una tarea en el sentido de desarrollar nuestra mente abstracta, porque sin ese
nivel de la mente, donde la mente recoge, recibe, sabe, sin pensar, sin razonar, sin tener
una lógica. La lógica por ejemplo, que apreciamos tanto. Fulano es tan lógico… todo lo que
hace tiene tanta lógica. Entonces, este es un albañil en el plano mental, construye las cosas
con ladrillos en el plano mental. El te explica bien, es un albañil colocando todos los
ladrillos. Eso es la mente bien concreta, que no es abstracta, porque si la mente abstracta
recoge algo, no necesita construir tanto, no hay construcción en la mente abstracta.
Podemos estimular la mente concreta, como hacemos todo el tiempo, porque queremos
números, queremos datos, queremos horarios. Tenemos que usarla también a esta mente,
mas, no es solo eso, porque esta mente tiene también su lado abstracto, que, si no es
desarrollado queda embotado, y acabaremos nuestra vida haciendo cálculos, haciendo
proyectos, haciendo presupuestos, ¿he? estamos haciendo presupuestos el día entero.
Mente concreta, porque con la mente abstracta podría llegar al mismo resultado sin hacer
presupuesto alguno. Y ella tiene sus medios, tiene muchos medios, está en una región
entre la realidad y toda esa fantasía que es la vida explícita, la vida concreta.

Todas las veces que estamos razonando-cosa que es necesaria en este mundo concreto-
siempre que estamos pensando, reflexionando, concluyendo, elaborando. Siempre que
estamos usando todas estas cualidades que son muy necesarias, estamos usando la mente
concreta, la otra está quieta. Y si nos pasamos la vida, solo razonando, solo reflexionando,
solo pensando, vamos endureciendo, cada vez mas, nuestro cuerpo mental, en vez de ir
también soltando este cuerpo, para que el comience a invocar, de otras regiones, de otros
niveles, las soluciones para las cosas. Entonces, si usamos la mente solo para razonar, solo
para pensar, solo para reflexionar, solo para calcular, nuestra mente deja de transmitir
intuiciones, deja de mostrarnos aquello que ya está pronto en el nivel superior de nosotros.
Ella no tiene condiciones de hacer eso y ni el cuerpo mental de registrarlo, porque está
todo el tiempo condicionado a esos cálculos concretos.

Tenemos un trabajo con el cuerpo mental que es muy delicado. Tendríamos que, primero,
colocar nuestra mente en cosas que nosotros decidimos colocar, y no colocarla en cualquier
cosa. Si un individuo nos pone algo en nuestra mente, tenemos que decidir si vamos a
ubicar nuestra mente en ese asunto, o si lo vamos a pasar por alto, o si ni siquiera vamos a
meditar sobre este asunto. Tenemos que tener esto listo, porque si no, la mente no pasa de
su nivel concreto. Porque los asuntos que son colocados en ellas, en general, son concretos
y la mente no entrena otra cosa, no se adiestra para sus otras capacidades.
Y ella está tan habituada a ser esa calculadora, que cuando es colocada una cosa en ella,
comienza a calcular. En lugar de, como mente, penetrar en nuestra consciencia y buscar
allí, aquello. Esto es la mente que lo hace. Entonces, la mente en lugar de estar calculando,
ella penetra, responde de otra forma. Penetra, hasta que encuentra lo que está siendo
buscado, sin calcular nada. Y hay mentes que hacen esto, porque son mentes que ya
tuvieron cierto desarrollo, mas, están encarnadas en un cuerpo mental que no hace esto,
están encarnadas en un cuerpo mental que es lento, que es inerte, que es mal habituado.
Porque sabemos que al cuerpo mental, es un cuerpo también que hemos heredado ¿No?
Tenemos un cuerpo mental que corresponde a nuestras necesidades, pero este cuerpo
como cuerpo físico, es heredado. A cada encarnación el es reunido, con átomos, que la
mente recoge del reservorio general de los átomos mentales. Entonces puedo tener, una
vida menta, con una cierta evolución, y de repente me encuentro encarnado en un cuerpo
que tiene un cuerpo mental, no a la altura. Y el cuerpo mental, puede no corresponder a
aquello que es nuestra formación mental, que está en otro plano, que está en un plano
mental superior, o que está en el plano intuitivo. Mas, este plano mental está demasiado
concreto. En esta encarnación, está reunido con átomos que vienen de ciertas tendencias,
con ciertas herencias, y podemos tener un cuerpo mental que no corresponde a la mente.
Que no corresponde con aquello que tenemos en la mente y en el alma.
Tenemos un traba con el cuerpo mental, que es colocar -y miren que se necesita ser
insistente. Esto no es fácil-, colocar la mente en los asuntos que nuestra mente quiere
desarrollar.
Muchas veces la mente quiere pensar en el alma, y el cuerpo mental, se cansa, no
consigue, piensa en otra cosa, no entiende, no absorbe ¿Comprende? Tenemos un gran
trabajo con este cuerpo. Es la misma cosa que si encarnamos en un cuerpo físico, y a una
cierta altura nos damos cuenta que tenemos que hacer ejercicios físicos, para este nos
corresponda, sino no anda, no actúa, no gesticula con el ritmo que nosotros necesitamos,
entonces tiene que hacer ejercicios. Lo mismo con el mental. Con el cuerpo mental, cuando
tomamos consciencia de el, a veces necesitamos hacer este trabajo. Conozco personas que
dicen, “no consigo leer esos libros, yo quiero tanto, pero no consigo, me llego hasta
dormir”. Vean que cuerpo mental resistente. Un cuerpo mental que no corresponde, que no
responde a aquello que le esta pidiendo a el, la conciencia del individuo, su nivel superior.
Ese cuerpo mental, más allá de tener toda esta función aquí en esta vida física, porque es
un cuerpo transmisor de muchas cosas. El, es nuestro vehículo de expresión, en un cierto
plano. Entonces, necesitamos para estar ahí, activos, trabajando, necesitamos del cuerpo
mental. Sin el, no podemos estar en el mental planetario trabajando. No podemos estar
sirviendo, actuando. Necesitamos el cuerpo mental para eso.
La pureza del cuerpo mental, es muy básica para que todo eso pueda suceder. Si estamos
colocando el mental en ciertas cosas, el mental, como cuerpo, va quedando impuro. Es lo
mismo que si entráramos con el cuerpo físico, en un basural. ¿Como saldríamos de ahí? Si
colocamos a nuestro cuerpo mental en un basural mental, cuando sale da ahí está sucio,
sucio con lo que entró en contacto. Y el cuerpo mental, necesita estar de una cierta forma
limpio, puro, para que pueda ser una base, para que podamos percibir nuestra ascensión, y
para que el se pueda ir refinando, consiguiendo captar cosas, del plano mental superior, del
nivel intuitivo, y poder registrar, si el está limpio, las cosas del mundo espiritual.
Entonces, si tenemos un mental que está siempre pensando, en cosas que para nosotros,
para nuestra consciencia, no son puras, ese mental se está ensuciando. Como un vidrio
empañado, que no puede ni siquiera recibir o reflejar aquello que viene del plano superior.
Podemos tener una vida en otro plano, ideales, aspiraciones de otro plano, podemos hasta
estar viviendo eso, y el cuerpo mental no registrar, no grabar, no tener una limpidez
suficiente para eso.

Ustedes ven como las fuerzas involutivas, que actúan en el planeta, prepararon bien la
televisión, para mantener el mental de todo el mundo, lo mas sucio posible. Ahí, esos
cuerpos mentales, no consiguen registrar nada, de cosas superiores. Entonces, la vida de
un modo general, la vida normal, la vida común, es esa que conocemos. Es una cosa, que
no refleja absolutamente, la conciencia que la humanidad ya alcanzó, en cierto sentido.
Esa raza actual, la quinta raza, donde todos estamos, está desarrollando el cuerpo mental.
Nos ocupamos excesivamente del cuerpo físico, y perdemos la mayor parte de nuestro
tiempo, con nuestro cuerpo emocional. El cuerpo físico ya está preparado, es perfecto, ya
está listo para todo lo que el necesita hacer, y el cuerpo emocional es algo en lo que ni
deberíamos estar pensando más, porque esta raza, su trabajo, es el cuerpo mental. No es
ni el físico, ni el emocional. El físico, y el emocional, deben estar ya, en un punto, que nos
permita ocuparnos del mental. Cuidar del mental con más concentración, con más cuidado,
sin tanta interferencia del físico y del astral emocional.
Entonces esta raza, en un cierto sentid, está bastante atrasada, mas, vamos tomando
consciencia de esto, y vamos encontrando, o reencontrando, la finalidad de esta raza, los
principios de esta raza, y vamos cambiando esta situación.

El hombre a partir de la Atlántida, el vino manteniéndose en lo emocional, y con esto,


perdió un tiempo precioso, y hoy, muchas acciones aun son emotivas, son emocionales. La
mentalidad, es emocional. Entonces, perdimos tiempo, la raza, perdió el tiempo, y ahora, lo
tenemos que recuperar, tenemos que conducirnos, delante de nuestro propio desarrollo.

Cuando la razón adquiere cierto control sobre nuestros movimientos, sobre nuestros
deseos, y sobre nuestro pensamiento común… porque necesitamos de la razón para
comprender estar cosas. Tenemos que apelar para ella y la razón nos dirá si, es eso. Porque
ahí vamos a tratar al cuerpo mental, como un cuerpo que necesita ser entrenado en su
verdadera función, y el, como cuerpo, reconocer los padrones que su conciencia está
queriendo mostrar. Que su conciencia, su alma, su mente superior, está intentando aplicar.
Este cuerpo mental no siempre esta preparado para esto. Está preparado para
concentrarse en cosas concretas, no para estas cosas.
Si decimos por ejemplo, ponga su mente en este sistema de hidráulica. ¡Ah si! Hay muchas
mentes de hacer esto y hacerlo perfecto. Ahora, coloque su mente en la mónada.
¡Heeeeeeeeeeeeeeeeeee! coloque su mente en el centro de su ser...Y la persona pregunta
“¿que es eso del centro del ser? ¿Que es eso?” “Mire para adentro suyo” ¿Es simple no?
Mire para fuera, mire para adentro. Esto no necesita mucha explicación. Y pregunta:
“¿como hago para mirar para dentro de mí?” Vean lo que es el mental habituado con la
hidráulica, con la mecánica. Necesitamos realmente educar este cuerpo para estar
actualizados.

Existen tres cosas que atrofian el mental. Tres cosas que contribuyen para que el mental se
vaya atrofiando. Para que el mental piense solo en cosas concretas.
La primera cosa. Si un mental siente un determinado placer por ciertas cosas, alimentarlo,
alimentar este placer mental.
Otra cosa, si el mental es supersticioso, alimentar esto.
O si el mental es sentimentalista, si deja de ser lo que el es, para ir por el sentimentalismo.
Entonces con este placer mental de hacer las cosas, con la superstición de encontrar que
su realización metal es una realidad, y el sentimentalismo, este cuerpo va quedando
atrofiado.
Podemos tomar por ejemplo un libro, y descubrir que está leyendo por placer, ahí estamos
atrofiando nuestro cuerpo mental, porque detrás de ese placer por leerlo, es el cuerpo
mental el que decide el libro que el quiere leer. ¿Se da cuenta de lo que es el placer por la
lectura? Y esto es un gran elogio en este nivel mental de la humanidad. Necesitamos
encontrar placer en la lectura, en el momento en que esto pase, habría que cerrar el libro, y
luego volver a tomarlo y leerlo directamente, y no por placer. Porque si lo estamos leyendo
por placer, es lo mismo que estar tomando un café azucarado, ¡con bastante azúcar!
Entonces, estando leyendo un libro por placer, no estamos mas leyendo el libro. Es como si
hubiéramos echado tanto azúcar para sentir placer, que no estamos sintiendo el gusto del
café.
Tenemos que cuidarnos de ese asunto del placer porque eso atrofia el mental. Hacer las
cosas por placer, no solo leer, cualquier cosa que hagamos por placer. Hay gente que va al
psicoanalista para decir que no tiene mas placer en la vida, y en vez del psicoanalista decir
¡Optimo! ¡Entonces vamos finalmente a comenzar! El le va a dar remedios para que tenga
placer. El encuentra que la dolencia es no tener mas placer en la vida. ¿Perciben en que
mental tergiversado, en que mental estamos? ¡Donde se vio que, entre seres inteligentes
se busque tener placer en la vida! ¡Solo en la superficie de este planeta! Creo que ustedes
ya habrán percibido todo el trabajo que hay para hacer. El mental debe estar en las cosas
para aprender, para estudiar, para perfeccionarse, para asumir, en una cierta luz, no por
placer.
“Me gusta tanto esta música”. Entonces cambie de música, porque necesita una música
que lo despierte, en ciertas cosas, no en la que nos gusta. Necesitamos ser despertados por
la música, y ahí su mental, o en el caso, a veces el astral, su mental, no tiene que estar
preguntando si le gusta o no le gusta. El va a oír, por oír y ahí si, el va a tener un contacto
con la música, no porque le guste. Entonces el mental está muy viciado. Podemos no solo
ocuparnos de eso todo con el alineamiento.

En fin, yo se que es necesario mucho esfuerzo, mucha insistencia, mucha tenacidad, mucha
ayuda del primer rayo, para que podamos tomar nuestra mente y realmente colocarla
donde nosotros queremos, y no dejarla divagar, esto es muy difícil, mas, ese es el ejercicio.
Entonces, colocamos nuestra mente en el centro de nuestro ser, en aquello que sabemos
que está para ser hecho. En fin, usamos nuestra mente, tomamos nuestra mente, y la
usamos, y no dejamos que ella nos lleve de acá para allá.
A veces no estamos ni interesados en una cosa, mas, la mente ve aquello, y llama nuestra
atención para allá. El otro día, personas inteligentes, estaban discutiendo sobre marcas de
automóviles. ¡Estaban conversando sobre marcas de automóviles! Personas inteligentes.
¿Que quiere decir esto? Una mente, un cuerpo menta, que los llevó a eso y ellos lo
acompañaron, porque como una persona inteligente puede hablar mas que segundos de
marcas de automóviles. ¿Comprenden lo que es la mente? La mente nos lleva, y hacemos
algo que no esta a nuestra altura. La mente también tiene placer por ciertas
conversaciones, y la mente entra en la conversación y no hay nada en nosotros que impida,
estar en esa conversación, porque la mente está encontrando placer allí. Entonces, ya
dimos ejemplos en el físico, en el mental, para que trabajemos este cuerpo.

Este tema del cuerpo mental y el retiro, no está tratando de nuestro esfuerzo para tener
una existencia, para tener una vida, un trabajo simplemente espiritualizado, porque eso un
mental mediano, ya sabe que debe esta buscando esos caminos, mas, ese trabajo, del
cuerpo mental y el retiro, está llamando nuestra atención para expansiones de la
conciencia. Si vamos a hacer un retiro, o si nos vamos a retirar para una vida mental de un
cierto nivel, no estamos haciendo esto solo para tener una actividad espiritualizada, eso no
basta, lo que necesitamos, es que cuando colocamos la mente en retiro, y hasta la mente
en silencio, estamos haciendo eso en el sentido de ir expandiendo nuestra conciencia, y no
haciendo un trabajo solo con la mente. Porque si no, haríamos control mental, higiene
mental ¿he? Tenemos muchos trabajos con la mente.
Mas, la mente en retiro, la mente que se aparta de todo para volverse a cierto camino, para
hacer un cierto alineamiento, esto no es para calmar la mente, para hacer ejercicios de
concentración, que la gente hace ese trabajo al entrar e n retiro. Vamos a colocar la mente
en retiro, nos vamos a retirar para el plano mental, en el sentido de ampliar nuestra
conciencia.
Si necesitamos descansar mentalmente, si estamos cansados mentalmente, podemos
también hacer un retiro para eso, mas no es ese el retiro que estamos proponiendo.
El retiro propuesto es llevar la mente para este retiro, entrar en retiro con esta mente, con
este cuerpo mental, en el sentido, de ampliar nuestra conciencia. Esto no es ni un trabajo
de concentración. Para hacer esto no se necesita ir a un retiro. Se va a un retiro, para que
la mente, el cuerpo mental, participe activamente, de la expansión de nuestra conciencia.
Ahí entonces, cuando salimos del retiro, los otros cuerpos, el astral y el físico, están
realmente impregnados de otra energía, que fue la mente que transmitió para ellos.
¿Comprenden? Entonces vean la diferencia entre estar en silencio, y en estar en retiro, y
comenzar a tener manifestaciones fenoménicas de astralismo, psiquismo. Esta mente no va
a hacer esto. Esta mente va a canalizar lo que viene de los planos superiores, y vamos a
salir de un retiro, no con la mente tranquila y descansada, vamos a salir de un retiro, si la
mente entró realmente en retiro, vamos a salir, también con nuestro cuerpo astral
revigorizado, y también con nuestro cuerpo físico transformado. Transformado por la
energía del alma, que la mente trajo, que la mente canalizó. Porque, entre el cuerpo físico y
el astral, y los niveles espirituales, está la mente. si la mente no hace el puente, si la mente
no transmite, hacemos un retiro en el plano astral. Hacemos un retiro emocional, pero no
un retiro transformador. Para hacer un retiro transformador, no basta con silencio en el
entorno, con un entorno armonioso, para ayudar a nuestro cuerpo astral. El retiro incluye la
mente conectada con los otros niveles, porque es ella, la que va a traer de otros niveles,
para la persona en retiro, realmente, la energía del alma. La energía del alma puede claro,
llegar al cuerpo físico, mas, para llegar ahí, va a quedar muy contaminada con todo lo que
encuentra en el camino. O la energía del alma, si llega directamente en el cuerpo astral, va
a estar también muy contaminada. Esta energía tiene que atravesar la mente, porque es
ella la que tiene esa posibilidad de traer esa energía, por dentro de todos esos otros
cuerpos, hasta del físico.
¿Ustedes no escucharon hablar por la medicina material que la mente afecta al sistema
nervioso? ¿Que el sistema nervioso está muy ligado a la mente? Entonces, imagínense lo
que seria nuestro sistema nervioso, si la mente estuviese introduciendo en ella la energía
del alma. Imagínense lo nervioso que seriamos. Nerviosos en otro sentido, no en este como
somos.
El sistema nervioso, está totalmente coligado con esto. No sirve estar tratando del sistema
nervioso directamente, porque este es alimentado directamente por la mente. Ella pasa por
el emocional, pasa por el astral, por el etérico y llega a los nervios. Y depende con que, ella
llega ahí. Entonces, si la persona está “nerviosa”, necesita ver lo que esta haciendo con su
mente, con su cuerpo mental. Necesita recuperar este cuerpo, recolocarlo en su verdadera
función, y recolocar esa mente también, en su propio nivel.
Quien entra en ese trabajo, quien está consciente en ese trabajo, lo que está haciendo,
realmente, es prepararse para expansiones de conciencia.
Porque nosotros, en nuestro nivel racional, parece que estamos trabajando la mente por
tantos motivos que necesitamos trabajar. Mas, lo que está realmente sucediendo desde el
punto de vista del alma, del punto de vista del mundo interior, es que nos estamos
preparando, para expandir nuestra consciencia. Ella tiene necesidad de ser expandida,
dentro de nuestros cuerpos.
Nuestra conciencia, con todo el trabajo que ya tuvo, no puede estar aprisionada por los
cuerpos. Nuestra consciencia, no puede más tener los cuerpos como una prisión. No puede
tener el cuerpo mental, como una forma, el cuerpo mental colocó a la conciencia en una
forma. Está aprisionada por el emocional, por el astral, porque todas las emociones, todas
esas secreciones del astral, esta ensuciando la conciencia allí dentro. Tenemos que ver
realmente, ese asunto, desde el punto de vista del desarrollo de la conciencia, porque si no,
no vamos a conseguir concentrarnos directamente.
Yo creo que hay muy poca gente, que dice que se va a concentrar y lo consigue, porque el
trabajo de concentración es un trabajo material. El trabajo es expandir nuestra conciencia,
es colocar nuestra conciencia, dentro de los cuerpos, ahí si vamos a estar concentrados, y
ni nos daremos cuenta de que estamos concentrados.
Mas, si estamos trabajando en concentración con un cerebro que tienen abuelos de abuelos
que tomaban aguardiente, ¡como se va a poder concentrar! A partir de eso, tenemos que
hacer un trabajo en la conciencia, y la mente tiene que comprender este trabajo, tiene que
transmitir este trabajo. El cuerpo mental tiene que concordar con este trabajo, y ahí va
haciendo esto. Y con el tiempo, percibiremos que estamos más concentrados.
Cuando comenzamos a luchar con nuestra herencia. Nosotros vinimos de lo alto, y el
cuerpo mental, que es para eso, eso no se hace con el cuerpo físico, esto no se hace con el
emocional, esto se hace con el cuerpo mental. Entonces hay que tomar este cuerpo y
usarlo, pidiendo mucha ayuda, mucha luz, porque el responde.

La respuesta que va a dar en principio, como cuerpo mental, es comprender la razón de


ciertas cosas. Entonces, la razón de ciertas cosas no queda solo en el nivel intelectual. La
razón de las cosas, se imprime en el cuerpo mental. Y cuando la razón de algo se imprime
en el cuerpo mental, la mente realiza. No se realiza porque no quedó impreso en el mental,
quedó en el nivel intelectual, y el cuerpo mental esta atrás de otras cosas, el cuerpo mental
está disperso.
Necesitamos mucha luz, mucha luz interna, mucha luz del alma, de lo alto y ofrecer este
cuerpo mental para lo alto. Hacer este ofrecimiento para que desde lo alto respondan para
este cuerpo mental, y va a curar y a colocar este cuerpo en la vibración que necesita para
poder reaccionar, para poder responder, y ser entonces un transmisor de aquello que pasa
en nuestra mente. Porque no sirve de nada que las cosas pasen en nuestra mente, y no ser
transmitidas para los cuerpos inferiores, para sus acciones externas, porque el cuerpo
mental no está en el proceso, el cuerpo mental no está haciendo el trabajo de ellos.
Estamos usando de más, el emocional, estamos viciados en el emocional.
Entonces el retiro es una oportunidad para ocuparnos de este cuerpo, mas, el retiro, debe
estar dedicado a la expansión de nuestra conciencia, y estar en retiro, realmente, con todo
nuestro ser y no solo con la mente. La mente sola a veces no va. Se necesitan todos los
cuerpos, todo el ser unido, y ahí la mente va. Y salimos de un retiro realmente
revigorizados. Mas, sin que el mental haya sido incluido, que haya participado, así como el
cuerpo físico participó, el retiro es un mero descanso, un mero trabajo terapéutico físico.
Porque así como el cuerpo físico esta allí dentro de cierta propuesta, el astral emocional
debe estar allí con la misma propuesta y el cuerpo mental, debe estar allí con la misma
propuesta. Y este debe estar con un comportamiento equivalente al del cuerpo físico.
Cuando entramos en un cuarto para hacer un retiro, el cuerpo físico ¿sale del cuarto? No.
No es esa la propuesta. El se queda dentro del cuarto todo el tiempo. El mental también
tiene que estar dentro del cuarto. El astral tiene que estar dentro del cuarto. Esta es la
propuesta.
Ahora, cuando perdemos el control de nuestros cuerpos, por ejemplo si estamos
adormecidos, y estamos en otro plano, en otro nivel, el va a volver a su antiguo sistema, va
a donde el quiere, y nosotros lo traemos de vuelta. Esto es un trabajo con la mente en el
retiro. Traemos la mente dentro del retiro, junto con el cuerpo físico. No es la mente estar
ahí afuera, pensando en otra cosa, en cuanto nuestro cuerpo físico está en retiro. La mente
también tiene que estar ahí. Este es el trabajo del retiro, desde el punto de vista del cuerpo
mental. Ya vimos desde el punto de vista de cuerpo físico, vimos desde el punto de vista del
emocional astral, vimos desde el punto de vista del mental, y la próxima vez veremos el
retiro desde el punto de vista del alma.

El alma y el retiro
Serie Los cuerpos y el retiro

08-07-2006
Vamos a ver el tema, El alma y el retiro. El alma es un núcleo, nuestro, que está, entre la
vida del espíritu y la vida externa. Entonces, el alma no es espíritu ni materia. Es este
núcleo el que hace puente entre esos dos niveles, de forma que cuando estamos
encarnados, el alma es fundamental para colocarnos en contacto con niveles superiores y
para traer aquí para nuestra vida material, la energía superior.
El hombre no tiene mucha noción de lo que es el alma. Él lo llama yo superior, yo divino,
pero no sabe bien lo que es esto. Sin ese núcleo llamado alma, no habría comunicación
entre la materia y el espíritu, entre esos dos extremos de la vida, de la misma vida.
Y el alma humana, es traída a la existencia, cuando la mónada establece un contacto
suficiente con la materia, entonces de este contacto nace el alma, por lo tanto, el alma es
hija del espíritu con la materia.
Nosotros vamos a ocuparnos del alma humana, no vamos a ocuparnos del alma en los otros
reinos, que aun está en esencia, o en el reino animal, en formación. Vamos a ocuparnos del
alma ya en el reino humano, no vamos a ocuparnos de la formación, la trayectoria
completa del alma.
Entonces, el alma, este núcleo nuestro no es espíritu ni materia y nace de la relación entre
ellas. Es un principio intermedio, un núcleo intermedio, es una red de comunicación entre
esos dos planos. Tanto es mucho fundamental para un ser encarnado que está buscando el
contacto superior. Este núcleo, el alma, es una fuerza de atracción inimaginable, y cuando,
esta fuerza de atracción comienza a obrar, reúne todas las formas necesarias para que los
niveles divinos se puedan manifestar.
El alma humana tiene ciclos, y uno de los principales ciclos de ella, es cuando ella
desciende a la forma física, cuando ella está en la forma física, entonces ella pasa un ciclo
dentro de una forma física, y, en otro ciclo, es cuando ella sale de la forma física. Ella
necesita de estos dos ciclos para evolucionar. Necesita alternar estos dos ciclos. Necesita
estar en la forma física, haciendo ciertas experiencias, y necesita estar fuera de la forma
física, para estar haciendo otras experiencias, y para elaborar la experiencia hecha aquí.
Ahora, las almas cuando están encarnadas, ellas están indiferentes situaciones. Las almas
no están en situaciones iguales, hay almas que están encarnadas, buscando experiencias, y
esta es un tipo de alma encarnada en alguien que necesita de experiencia, que necesita
hacer y buscar experiencia. Es el alma la que necesita de eso. Otras almas, no están
encarnadas para buscar experiencias, ellas están encarnadas para, aprender a encontrar
una luz superior que esta allí en lo alto, y a través de la encarnación ella va contribuyendo
para que esta luz interior descienda. Esta es un alma completamente diferente de la otra y
está encarnada en un ser completamente diferente del otro. Uno, necesita hacer
experiencias, y el otro, esta en busca de Luz.
Y hay otro tipo de alma que no esta ni para hacer experiencia, ni para buscar la luz. Ella ya
maduró, creció, y está encarnada para servir. Entonces, son tipos diferentes de seres
humanos, si tienen esas almas dentro de ellos. Cada uno, está haciendo una cosa diferente.
Cuando el alma está buscando experiencia, entonces se llama a este tipo de personas,
extrovertidos y cuando el alma está buscando la luz superior, esta buscando instrucción, se
las llama introvertidas, como si eso fuera cualidades de las personas. Nada tiene que ver
con las personas esto. Ellas son extrovertidas o introvertidas, según lo que el alma está
haciendo, según la función del alma.
Entonces es claro que si el alma está buscando luz, si está buscando crecer, la persona no
puede ser extrovertida, imposible, ella tiene que ser introvertida.
Ahora, para aquellas almas que ya están al servicio, estos individuos aquí, no son ni
extrovertidos ni introvertidos. El alma está en el servicio. El alma está en servicio y esta
procurando introducir el amor sabiduría, y la actividad inteligente en todo lo que hace, en
todo lo que realiza.
Esta es otro tipo de alma, otro tipo de persona, que vive para introducir amor y sabiduría.
Tiene una actividad inteligente, en todo lo que hace en su vida. Y esas almas que están al
servicio, y por lo tanto, introduciendo el amor y la actividad inteligente en la vida, esas
almas, deben unirse a un plano físico, de una forma bien definida, para poder, transmitir,
esas energías, al plano físico. Esas que son evolucionadas, y que vienen para transmitir
amor sabiduría y actividad inteligente aquí, esas, tienen una tendencia, para la meditación
profunda. Meditación profunda, es un alma que aunque esté haciendo su camino y tenga
sus actividades, ella está en unión con otras almas, que están en el mismo grado que ella.
Meditación profunda del alma es esta meditación que ella hace con varias almas. Esas otras
almas que ella atrae para hacer esta meditación, son del mismo grado que ella.
Esto es, estas almas que pueden entrar en meditación profunda, cuando trabajan aquí,
estas almas, son las que ya consiguieron elevar los cuerpos, y a seguir los impulsos que
ella manda.
Entonces, cuando los cuerpos, o cuando la personalidad, el ego, no llega a percibir el
impulso del alma, cuando no llega a seguir, el impulso del alma, esta no puede entrar en
meditación profunda. Es un alma muy frustrada, porque es en la meditación profunda en la
que ella va realmente a evolucionar, y donde va a encontrar cosas que aun nunca encontró.
Las almas que se atraen, para hacer esto juntas, entonces estas almas crean un núcleo de
meditación, muy importante, muy fuerte, y esto produce un efecto muy importante en el
planeta. Esto, produce un alineamiento en el planeta, la meditación de estas almas. Esto se
llama meditación en grupo. Almas que se unen y se conectan juntas en los planos
superiores, y así se proponen elevar el planeta.
El cerebro y la mente humanos, deben estar en buenas condiciones de funcionamiento para
percibir estas cosas. El cerebro y la mente, pueden percibir esta meditación. Entonces,
cuando la mente, o el cerebro, perciben esta meditación, es ahí que la persona va a ver lo
que es la meditación. Lo que hizo antes, era un trabajo del ego, de la personalidad, de la
mente. Mas, la conciencia del ser va a percibir realmente el poder de la meditación, cuando
contacta este nivel, cuando contacta la propia alma, que está meditando.
El cerebro y la mente, captando esto, llevan a la personalidad, lleva al ser, al ser humano, a
identificarse con este nivel. Entonces, si nosotros mismos nos identificamos al nivel del
alma, es cuando ella comienza a meditar profundamente y cuando nuestro cerebro y
nuestra mente pueden tomar esto. Entonces nuestro cerebro y nuestra mente deben estar
muy en orden, para poder recoger esto, y para nosotros encarnados tener la experiencia de
la vida y la vivencia en esos niveles, entonces esa experiencia en esos niveles no es
ilusoria, a menos que el hombre imagine que la cree con su imaginación. Esto es muy real
porque esta es una experiencia del alma, que la mente y el cerebro están captando.
El alma cuando entra en esta fase de meditación, ella está buscando su núcleo interior. Ella
esta buscando su núcleo superior. Ella no esta haciendo esta meditación o este trabajo por
ninguna razón que la gente pueda imaginar o concebir. No existe ninguna razón terrestre
para esto. Ella esta buscando su núcleo interior a través de esta meditación, de esta
profunda concentración.
Esta alma necesita encontrar ese núcleo porque hay momentos cíclicos de la vida de ella
en que ciertos apoyos externos pueden faltar para ella. Porque todo esto esta coligado con
mecanismos de contactos. En aquellos momentos, en que faltan contactos para el alma, en
aquellos momentos que faltan ciertos apoyos para el alma, por cuestiones astrológicas, por
cuestiones que no conocemos aquí en la tierra, no estudiamos esta ciencia. Estudiamos una
astrología materialista de la personalidad, del ego. La astrología del alma no la conocemos,
y no es estudiado. Por la astrología del alma se sabría cuales son las fases, cuales son las
etapas en las que el ama necesita apoyo. El alma no está conectada con ciertas coyunturas
que le dan apoyo.
Cuando el alma encuentra, este otro núcleo, comienza a encontrar ese otro núcleo, cuando
llega a encontrar apoyo dentro de ella misma, en su núcleo superior de conciencia, en la
mónada, esto produce un individuo que tiene gran auto confianza, personas que son
realmente seguras. Esto es un proceso del alma que está reflejando aquí. O el individuo
conoce la calma interior, porque el alma está encontrando este núcleo, esta luz. Y, a
mediada que el individuo va encontrando esta calma interior, y va quedando muy confiado
de sí mismo, de su esencia, de su núcleo interno, aquí el ser humano, es realmente
competente, para servir al mundo. Entonces, ese servicio al mundo que todos buscamos,
no es estar alistado en él. Ese servicio al mundo, es un desarrollo del alma, son encuentros
del alma con ella misma, que produce en el ser, en el hombre, en los cuerpos o en la
personalidad donde ella está encarnada, esta capacidad de servir al mundo. Y esta
capacidad de servir no es por interés de llegar a algún lugar. Es el servicio por el servicio.
Por eso es que se dice, que en un grupo de servicio o en una red de servicio es
indispensable la búsqueda del contacto con el alma. Es indispensable que esos grupos, que
esas personas que sirven, que componen las redes de servicios, son personas que
necesitan, como primer instrumento de trabajo, la búsqueda de este contacto, este
alineamiento interno, sino pasa a ser un servicio externo material, una trabajo filantrópico,
de ayuda y nada mas que eso. Pero que no lleva auto confianza, cura interior para aquello
que toca. Por lo tanto, el alma a medida que evoluciona y que va encontrando su luz.
Trabaja su ser externo también, trabaja los cuerpos, el ego, indirectamente, haciendo su
propio trabajo.
Esas almas van desarrollando, van evolucionando, van expandiendo en su servicio y
cuando ellas comienzan a servir al mundo, cuando comienza la etapa de servir al mundo,
es ahí que la jerarquía espiritual del planeta, las observa. ¿Perciben lo que es nuestra vida
verdadera no? Que no tiene nada que ver con nuestra biografía aquí. Entonces, en este
momento la jerarquía observa esta alma, nota esta alma. Y cuando la jerarquía nota esta
alma, procura observar si la mente está clara. La mente es muy importante en estas cosas
del alma. La jerarquía observa la situación kármica del ser, esto es que karma el alma
consiguió organizar. Como el alma consiguió trabajar el karma. Esto es un trabajo del alma
y la jerarquía observa también en que grado aquel servicio, aquel trabajo esta sirviendo al
mundo, esta prestando al mundo. Todo esto es un proceso que tiene en la glándula pineal,
en lo alto de la cabeza, una especia de base. Estamos hablando de la a glándula pineal
porque estamos encarnados y queremos saber en el plano físico, en el cuerpo físico, cual es
la parte que corresponde a todo esto. Y es esta glándula. Por eso ella es relativamente
desconocida, porque la ciencia no esta preocupada por estas cosas, y, descubre muchas
cosas sobre esta glándula pero no su verdadera función que es, en el plano físico, ser la
base del anclaje de todo este proceso. Entonces si esta glándula pineal comienza a no ir
bien, este proceso en el plano físico esta un poco frustrado. Y esta glándula pineal como
base de este proceso, representa en el hombre la percepción espiritual. Percepción
espiritual tienen que ver con la glándula también, si no la percepción espiritual queda a
nivel del alma y el ser humano no participa. Es a través de esta glándula que participa de
esta percepción espiritual. Y a mediada que la glándula se desenvuelve en este camino es
que el hombre, que la consciencia humana va percibiendo este proceso. No es percibido por
la imaginación, ni la salida de cuerpo, o por varios tipos de estimulación. Es un proceso de
la glándula pineal. Y si no da todo lo que puede dar, este proceso en el ser humano queda
bastante escondido.
Todo ese trabajo del alma puede producir mudanzas fisiológicas en el hombre, mas, a
través de la pineal.
Entonces, vemos que, en lo alto de la cabeza, tenemos algo muy importante, físicamente,
muy importante. Y tal vez sea por eso que el cráneo es tan duro, porque precisa proteger
esto, necesita estar muy protegido, porque allí dentro, esta la fuente fundamental de
nuestras percepciones de ese nivel. Y, esto todo funcionando, hay mudanzas fisiológicas en
el cuerpo, y esos cambios, son a través de la secreción de esta glándula.
Para que esto pueda establecerse en nuestro proceso de seres encarnados. Para que
nuestra vida sobre la tierra sea esto, siga este proceso, necesitamos de un acierto dominio
mental. Esto es, nuestra mente, no puede estar vagando suelta. Es necesario tener un
cierto dominio mental. Es necesario que la mente esté relativamente dominada. Que no
esté siempre vagando, y es necesario, una cierta concentración en este proceso por parte
de la mente, por parte del corazón del ser, por parte del interés de la persona, interés del
hombre. Esto es necesario que exista, para que la pineal pueda hacer transformaciones
fisiológicas, y esas transformaciones son imprevisibles. Mas necesita mente, concentración,
de una cierta forma establecida, y un interés y atención para este asunto.
Entonces esta alma en retiro, es un alma que esta teniendo una oportunidad, de trabajar
esto libremente. Entonces, colocamos el cuerpo físico, el ser humano en retiro, para quedar
en las mejores condiciones posibles, para que el alma pueda establecer, profundizar,
confirmar ese proceso dentro de los cuerpos, dentro de la personalidad del ser.
Ahora, aquí sucede algo que es propia de la materia, que es propia de la situación humana,
esto es, la luz del alma refleja en la mente, y en el cuerpo etérico no es la luz del alma que
refleja. Lo que refleja en el cuerpo etérico es la energía de la materia, entonces este es un
proceso, que hay que vivir en dualidad, porque en la mente, el alma esta reflejando la luz y
en lo etérico, la materia esta colocando su energía. Y la energía de la materia, con la fuerza
del alma en la mente, crea en el ser humano, aquello que es llamado la dualidad. Y esa
dualidad, de una energía estar entrando por la mente y una energía opuesto entrando por
el etérico, crea una situación que se va a reflejar psicológicamente en el ser. Ahí es que hay
una persona dividida. ¿Y porque está dividida? Porque por la mente entra la energía
espiritual y por el etérico entra una energía material. No tiene nada que ver con él, con su
carácter, con su temperamento, esto es otra cosa.
Lo que importa para ese proceso, es la mente, porque es por ahí que entra la fuerza del
alma, y el etérico, que es por donde entran las fuerzas de la materia, que deben estar
resueltas, que deben ser transformadas. Es por eso que en la enseñanza espiritual se dice
que el cuerpo emocional no tiene la menor importancia. Ustedes habrán percibido que no
se habló aquí en ningún momento del cuerpo emocional, esto no existe. Esto no existe para
el proceso superior. Por eso es que en ciertos niveles de trabajo no nos ocupamos del plano
emocional, porque este es una ilusión. Surgió en el medio como un fantasma, entonces, no
nos ocupamos de esto en un trabajo profundo, en un trabajo maduro.
Esta naturaleza emocional del individuo, para efecto de este proceso del alma, en estas
condiciones, es considerada una cosa ilusoria. La naturaleza emocional astral del individuo.
Y hay gente que se toma en serio su naturaleza astral emocional. Esto no existe delante de
los procesos del ama, y delante de la evolución superior. El progreso de un ser humano se
mide, en la medida en que la deja de condicionase a su propio proceso emocional, porque
ese proceso emocional es un fantasma caminando por los mundos sutiles del individuo, es
un fantasma, no tiene existencia.
Entonces, la evolución de un individuo, la evolución de la consciencia de un individuo, se ve
en la mediad en que este no le da importancia a este proceso. Ese proceso existe. Es un
nivel del cuerpo que esta en contacto con la lata de basura del planeta y del universo. Es el
purgatorio del universo. De forma que, en la mediada en que proseguimos con nuestro
trabajo firme, independientemente de nuestra situación emocional, es ahí que está la
evolución del individuo. Para este efecto del contacto del relacionamiento con los procesos
del alma.
Bien, aquí es que está, cuando el individuo se siente feliz o cuando busca la felicidad, es un
individuo que está totalmente engañado, está totalmente fuera de la realidad, porque la
felicidad que busca está en lo que el emocional le puede ofrecer. Esta es la situación del
astral emocional, feliz o infeliz. Entonces cuando el individuo dice yo estoy muy feliz, o muy
infeliz, él esta en un nivel ilusorio, esta en un único nivel donde el alma no tiene nada que
hacer en ese proceso de implantar sus energías y de resolver realmente la dualidad
humana. Por eso es que cuando estudiamos este asunto otras veces, hicimos una
diferencia entre felicidad y alegría. Porque felicidad, es algo que no existe, solo existe en el
cuerpo astral. No hay nada que corresponda a la felicidad en los niveles superiores, es algo
del cuerpo astral, totalmente ilusorio. Y la alegría, que es una cualidad del alma, que está
haciendo este proceso bien conscientemente, y transmite esto para la consciencia del ser.
Entonces, una cosa es lo que llamamos felicidad, que está en un nivel que no existe,
aunque la persona lo perciba, esta percibiendo un fantasma. Porque esta felicidad se va con
la misma facilidad con la que vino. Esto no es para nada seguro.
Ahora, la alegría, que es una situación del alma, este sentimiento, no ancla en el cuerpo
astral, no ancla en el emocional. Alegría no es emocional, ancla en lo mental. Porque la
mente esta siendo el campo para esto. Y esta alegría es muy importante que sea
reconocida y que se instale porque es a través de la alegría profunda de estar viviendo este
proceso, de tener consciencia de este proceso, de saber de este proceso. Esto da alegría en
la mente, en el mental y esto va a preparar los cuerpos del ser para una experiencia mayor,
que viene después que es la experiencia de sentir que el alma está en el camino de la
monada, del espíritu. Es lo que se llama beatitud. De forma que en la mediada en que
estemos embriagados y engañados con la felicidad, estamos dejando de vivir la alegría, la
alegría pura, y no comenzamos el proceso de estar encaminándonos para la beatitud.
Estamos encaminándonos para comenzar a percibir esta relación, esta vivencia del alma
con la mónada.
El tibetano pasó un mantra para la humanidad. Un mantra para que la gente pueda sentir
los impulsos del alma, mas sentir los impulsos del alma en un nivel correcto y con alegría Él
dejó este mantra: "Debo ser sincero con mi yo interno”. Este es el mantra. “Debo ser
sincero con mi yo interno”.
Y este mantra, si dejamos que quede impreso, vivo, en nuestro íntimo, este mantra se
torna constante en nosotros. Entonces este mantra hace un trabajo eventualmente cuando
nosotros nos olvidamos de hacerlo. Porque un mantra, cuando es usado con cierta
convicción, y con sinceridad, este mantra se incorpora. Y continúa trabajando cuando nos
olvidamos del trabajo. ¿Comprenden el uso del mantra? Para quien esta buscando este
punto, para quien esta trabajando este nivel.
Esto tiene posibilidades, tiene fuerza para quedar permanentemente sonando dentro de
nosotros. Porque es una gran ayuda.
Esta raza humana, actualmente, ella está exactamente en la misma situación de aquel
“hijo pródigo”, es la misma situación. La raza humana, en este momento representa el hijo
prodigo que salió de casa, solo que la raza humana, no esta en el mismo punto que estaba
en tiempos atrás. Porque tiempo atrás, en las razas anteriores, la quinta, la raza humana
estaba fuera de casa, mas muy interesada en el mundo, muy interesada en las cosas
externas. El hijo prodigo aun estaba divirtiéndose. La actual situación de la raza humana no
es esa, la actual situación es que ella ya esta consciente de que necesita volver a casa.
Esta es la situación de la raza humana ahora.
Ahora, aunque esta raza humana esté muy distraída, no vamos a decir que no lo esta, ella
esta distraída sin embargo, de una forma que ya está insatisfecha con esa distracción.
La distracción que la raza humana continua buscando, y esa distracción que ella vive en
todo, detrás de las cosas materiales, toda esta distracción, todo esto, para ella ya esta
empezando a dejar de interesarle. No está más interesada en eso y esta queriendo volver a
casa con todo gusto. Y necesita hallar el camino. Porque ella ser divirtió de más. Y ahora,
ella va a tener que hacer un esfuerzo para encontrar este camino de vuelto.
Ustedes se dan cuenta porque estos ejercicios de alineamiento, de concentración, de
control, dan mucho trabajo. Da trabajo porque nos distraemos de mas, todo el tiempo hasta
ahora. Somos el hijo que salio de casa a divertirse, y ahora quiere volver. Esta ya decidido a
volver. Muchos están ya preparados para esta vuelta. Muchos están decididos, muchos
dijeron “voy a volver para casa y no quiero mas nada, no tengo nada que me retenga y
nada que me interese”. Este es un tipo hoy. Y esta el otro que esta muy descontento,
insatisfecho pero no toma ninguna providencia, porque él necesita vivir un poco más esa
insatisfacción. Necesita saber aun que lo que esta buscando no esta ahí mismo. Es por eso
que da trabajo.
Ahora, cuando ese ser está descontento en sus diversiones, y no esta encontrando el
camino de vuelta para casa, cuando no esta totalmente decidido, cuando no esta
totalmente en los caminos, comienza a acontecer manifestaciones de inseguridad, como
por ejemplo, miedo del futuro, con miedo de enfermarse, de no tener éxito, de no vencer
en la vida, de hacer las cosas erradas, este es un ser humano que esta queriendo volver
para casa, pero que no esta seguro del camino de vuelta. La inseguridad por el camino de
vuelta no ha entrado aun en los caminos totalmente para volver e ingresar de nuevo en
casa, entonces comienza con estas cosas del nivel de la personalidad.
Miedo del futuro, de enfermedades, del fracaso, e inseguridades varias. La verdad, todos
esos miedos que la personalidad tiene, no tiene ningún sentido, porque el alma no esta
coligada con estas cosas. No esta ligada con ningún tipo de miedo. El alma, a esta altura ya
no esta pretendiendo el propio destino, entonces no puede tener miedo de nada. Tenemos
miedo cuando somos egoístas, cuando estamos ocupándonos de nuestra vida humana
solamente, que es muy frágil, como vemos. El ama no está ocupándose de eso, no está
ocupándose de su destino, de sus cosas a esta altura. El alma esta procurando entrar en el
destino total, que no es el de ella, es el destino de todos, de todas las almas, el destino de
la vida, esto es en lo que el alma está. Y si no asumimos esta vuelta, si no asumimos este
camino que perdemos, cuando salimos para nuestras distracciones, si no asumimos este
camino quedamos presos de estos miedos.
Y existe un miedo que no sabemos lo que es. Se tiene todo, salud, bienes materiales, no
nos falta nada y tenemos miedo. Entonces, aquí necesita realmente una decisión de asumir
este proceso de vuelta para casa, es decir, tomarle el gusto. Trabajar este alineamiento con
todo lo que el emocional va a hacer, con todo lo que el cuerpo astral va a interferir,
debemos asumir este proceso, porque así estos miedos desaparecerán y la vuelta a casa se
va dando.
Vamos a responder dos preguntas al respecto. ¿Para donde van las almas cuando nos
dormimos?
Cuando el cuerpo reposa y el cerebro físico duerme finalmente el alma tiene la posibilidad
de concentrarse en su nivel. Ella no abandona el cuerpo, ella mantiene un hilo con el
cuerpo, mas, con el cuerpo en reposo, y el cerebro adormecido, tiene toda la posibilidad de
estar allá en su nivel. En su nivel, totalmente o casi totalmente en casa, manteniendo un
hilo con los planos materiales, mas ella está mucho más libre en el plano mental superior,
que es su casa, o en el plano intuitivo, para algunos ya es en el plano intuitivo. En cuanto
se duerme ella está en casa.
Ahora, esta persona dice que a veces percibo la presencia de mi alma nítidamente, y a
veces es como si no estuviese presente. Cual es la llave para una constante conexión. No
existe una constante conexión. Ningún ser humano tiene una conexión constante. No
puede ser así, porque hay momentos en que el alma está muy absorta en sus propios
procesos en otros planos. Y hay otros momentos en que ciertas energías que el alma emite,
no son absorbidas por nuestra parte consciente.
Entonces, aunque el trabajo del alma exista, ella, o esta en un nivel específico, en función
de todo el proceso, o nosotros no conseguimos captarlo, no estamos en sintonía en ese
momento para captarla. El alma tiene también sus mementos de contemplación, de
meditación. No tiene una vida toda por igual. Tiene un proceso en su nivel, y no siempre
nosotros tenemos las condiciones para acompañar este proceso. Si el alma esta vuelta
hacia la luz monádica, no tenemos condiciones de acompañar esto, ni nuestros cuerpos, ni
el mental, esta en condiciones de soportar esta energía. De forma que ahí, hay varios
mecanismos de defensa que son organizados por la naturaleza humana y para que los
cuerpos puedan hacer este proceso con salud, sin percances.
¿Cuál es la llave para esta permanente conexión? Tenemos que hacer lo que nos cabe, pero
sin esperar el resultado, sin esperar que haya una conexión, de una u otra manera.
Y ya sabemos que el trabajo es tener la mente controlada. Es estar usando la mente en
aquello que queremos realmente usar. Este es el cuidado que tenemos para que la mente
no esté dispersa. Esta son las llaves para vivir estas cosas.

Alma, terapia y retiro


Serie Los cuerpos y el retiro
9-07-2006

Una persona pregunta porque, algunas veces, estamos en el plano astral, o también en el
mental concreto cuando dormimos. Es porque cuando están despiertos, están muy ligados
con las cosas emocionales y mentales. Esa ligazón que hacemos durante el día la
mantenemos cuando el cuerpo duerme. Si durante su vida de despierto, no se involucra
emocionalmente ni mentalmente con las cosas, y procura estar en un nivel mas profundo,
mas personal, cuando el cuerpo duerme pasa rápidamente por el plano astral y por el plano
mental y no se queda ahí soñando. Depende de sus ligazones de cuando está despierto.

Otra persona pregunta, si ciertas almas encarnan para hacer experiencias, otras para
buscar la luz, y otras al servicio, si en una misma encarnación se puede pasar por
diferentes etapas con el alma. Si en la misma encarnación, el alma puede estar en más de
una etapa.
Esas etapas, cada una de ellas, son varias encarnaciones. No es una sola. Pueda haber una
encarnación u otra en la cual estemos en una situación intermediaria. Que el alma esté
saliendo de su fase de experiencia y entrando en la fase de la búsqueda de la luz. Puede
ser una encarnación intermediaria en la que pasen aún las dos cosas. Y puede ser un alma
que busca la luz y ya está buscando servir. Son encarnaciones intermediarias.

Y que pasa cuando el alma es absorbida por la mónada. Si es así, vamos a vivir con la
consciencia de la mónada. Esto es muy raro, entre las personas encarnadas. Generalmente,
cuando el alma va a ser absorbida por la mónada, esta ya va a hacer su trayecto cósmico, y
en general deja de encarnar.
Ahora, puede encarnar por servicio. Mas, decir que la mónada encarna, es un modo de
hablar.
Porque ella envía un hilo para la encarnación. No encarna exactamente. Quien encarna es
el alma. Y si ella ya absorbió el alma, ella está en su plano con un hilo ligado aquí. Porque
los cuerpos materiales, el mental, el físicos, y el emocional, no soportarían la energía de la
mónada directamente. Esta energía está ya con la vibración del fuego cósmico, y esto es
muy fuerte para la materia humana, mental, emocional y etérico físico. De forma que si el
alma ya fue absorbida, rarísimamente la mónada encarna, y si sucediera es por un hilo.

Muy bien, en los estudios que tenemos hecho sobre el alma, tenemos que considerar
algunos puntos básicos. Ya vimos que el alma, es un núcleo entre la vida del espíritu, y la
vida externa de la personalidad, y esta alma, nos da señales, que muchas veces reflejan en
la mente, y se imprimen en el cerebro, mas, no siempre. Cuando sucede que el alma
manda una señal que la mente imprima y que el cerebro registre, es una gran oportunidad
de evolución, porque percibimos claramente lo que el alma quiere, lo que está indicando.
Mas, muchas veces la mente y el cerebro, no están entrenados a volverse para el alma,
entonces el alma da señales, pero ellos no lo registran. Porque para sintonizarnos con el
alma, buscarla, procurar esta concentración, significa una mudanza de vibración. Porque si
su mente esta vuelta para el interior, ella vibra de un modo, y si está vuelta para afuera
vibra de otro modo. Y si ella se habitúa a estar solo para afuera, cuando el alma envía la
señal, no lo registra porque no esta habituada con este contacto.
Por eso no siempre la mente y el cerebro registran, por no estar habituados a la búsqueda
en esa profundidad, y ahí el alma señaliza de otras maneras, con hechos, con situaciones,
que ella manda.
Y vemos, si observamos las situaciones que se crean, y que nos son enviadas, en ciertos
momentos, que podemos percibir ahí las influencia del alma. Porque a veces son
situaciones muy claras y no siempre de acuerdo con lo que nuestra mente dice, no siempre
de acuerdo con nuestro temperamento humano. Mas, por lo que la situación presenta de
positivo y de evolutivo, vemos que allí tiene la influencia del alma. Muchas veces armamos
una situación, y sucede algo que desarma esa situación. Esto puede ser una acción del
alma. Ella no consiguió imprimir en nuestra comprensión, o si lo imprimió, no la seguimos. Y
muchas veces no seguimos una cosa y el alma entiende que debe evitar aquello, y pasa
algo que disuelve lo que hicimos con nuestro libre albedrío. El alma no hace esto para
ejercer poder. Lo hace pensando en la evolución total del ser. Porque no conocemos todas
nuestras encarnaciones, nuestro ritmo evolutivo, y no sabemos hacia donde vamos a parar.
No conocemos nuestro destino único.
Cuando el alma contraría alguna voluntad del libre albedrío es porque eso esta yendo en
contra del destino ya organizado. Mas, las señales del alma, a través de las situaciones que
suceden, o a través de la mudanza de una situación, que no fuimos nosotros que la
provocamos, aquello puede ser un impulso del alma, una señal del alma muy claro.
Siempre que el alma manda una señal de alguna manera, y nosotros desobedecemos esta
señal, no la seguimos, comienza una desarmonía en el alma. El alma comienza a estar
desarmonizada, porque sus impulsos a su voluntad, que no es una voluntad personal, es
una voluntad que esta recibiendo de un nivel más alto, una voluntad profunda del ser, que
ella está reconociendo y manifestando.
Entonces ella queda un poco debilitada en su armonía. Y cuando esto pasa, por nuestra
desobediencia, el control de ella sobre los cuerpos, se rompe. Entonces si ella no está muy
armonizada dentro de sí misma, no consigue un total control de los cuerpos, y estos
comienzan a actuar a su voluntad (libre albedrío).
Y nuestras relaciones con los demás seres, comienzan a estar tensas, sin motivo aparente,
sin que se comprenda porque, comenzamos a estar tensos, por cualquier cosa que el otro
diga o haga, no nos agrada, hay una cierta tensión. Esto es porque el alma no consiguió
controlar ciertas cosas y entró en un estado de principio de desarmonía.
Y es por eso, que por causa del hombre, de la presencia humana, que el planeta y toda la
creación en todos los reinos está corrompiéndose. Porque el hombre está corrompiendo
todo, por falta de este control de las almas sobre los cuerpos.
El contacto con el alma, es aquella única alegría para la cual el ser humano fue creado.
Alegría, no tiene nada que ver con risas, como vimos. Es aquel estado para el que fuimos
creados. El ser humano no fue creado para estar triste. El ser humano no fue creado para
estar aburrido. Fue creado para la alegría, mas, necesita aprender a alinearse con eso,
porque el tiene todos los elementos, todas las cualidades, el tiene todo, para transmitir esa
alegría. Y esa alegría, existe en el alma.
Aquellos errores o aquellas fallas, que mantenemos escondidas dentro de nosotros, y que
hacemos mucho esfuerzo para mantener escondidas de los demás, esas cosas que
guardamos escondidas, esto hiere más al alma que los errores explícitos. Entonces, si
fallamos y queda explícito, esto desarmoniza al alma, mas, si insistimos en una falla
escondiendo y ocultando esto, esto hiere al alma.
Es por eso que en las disciplinas antiguas, se usaba la confesión. Y esta era tenida como
secreta. Estaba prohibido revelar lo que se oía en confesión. Y la confesión era justamente,
para que el individuo pudiera exteriorizar lo que escondía. Porque ahí comienza un
tratamiento, una cura del alma, dependiendo de lo que sucede durante esta práctica, y
después.
Lo que se llama confesión, fue sustituido por la terapia. Mas, sucede que ésta, no es
siempre espiritual. Porque quien hacer la terapia, no siempre conoce el valor de aquello que
esta sucediendo, como antiguamente, mucho antes, en el pasado, se sabía, el valor de una
confesión.
Así como es una gracia, encontrar quien nos oiga, sin revertir sobre nosotros sus
reacciones, sus pensamientos, sus críticas, es una gracia también, encontrar un buen
terapeuta. Porque el es, el que consigue saber lo que el alma necesita, para el poder tratar
el mental del individuo, el astral, el emocional, y hasta del etérico físico del individuo. Y el
necesita saber, cual es la meta de aquella alma, y no estar ajustando a la persona a
diferentes situaciones o a otra finalidad que persigue.
La terapia espiritual sería muy útil y es una verdadera gracia, cuando se encuentra esta
posibilidad de que suceda.
Los apegos humanos y los apegos materiales, impiden el progreso del alma, e impiden al
alma de ejercer las virtudes. Entonces, una terapia correcta, sería para ayudar al individuo,
para liberarse de sus apegos, sean ellos cuales fueran.
Ahora, cuando el individuo se libera, de ciertos apegos básicos, groseros, entonces la
terapia, ahí ya no se llama más terapia, se llama de otra forma, es otro trabajo, pero
prosigue, continúa, y se comienzan a tratar los aspectos espirituales del individuo.
No es muy común, encontrar a alguien que pueda proseguir este trayecto con nosotros,
porque a la hora de pasar de los aspectos terapéuticos, a los espirituales, se necesitaría
que el terapeuta ya estuviera haciendo su camino un punto adelante del paciente que está
tratando.¿Si no que estría haciendo?
Entonces, se necesita una continuidad de trabajo. El punto crítico es cuando se pasa de la
terapia, para un trabajo espiritual. Cuando se hace esta transición.
Cuando conseguimos llegar a este punto de transición, esto es, cuando la terapia ya surtió
su efecto, cuando la personalidad, ya está mas ordenada, mas unida, y está
comunicándose con el alma, la continuación de este trabajo no es mas en el mismo plano.
Ya no se está tratando solo de la personalidad, o sólo del alma. Lo que sigue a esto,
después que se hace la terapia, y después que comenzamos a ocuparnos de esta
transición, es otro proceso, porque el individuo ahí no debe, eventualmente, continuar
focalizando personalidad y alma y la unión entre las dos.
Comienza a tener necesidad de ser alma, mónada y regente. Ahí es donde cambia el
proceso. Ahí, a esa altura. Por eso no se llama mas terapia, a cierta altura del trabajo, es
considerada no solo el alma, sino también la mónada, o el espíritu.
Y dependiendo del progreso de aquel trabajo, se va a comenzar a considerar al regente,
que es un núcleo aún mas profundo.
Si en un trabajo, estamos considerando al ego, a la personalidad, al alma, a la mónada y al
regente, el alma puede evolucionar más rápidamente, porque al ser invocada la luz de la
mónada, y al ser invocada la conciencia del regente, esto lleva al alma a ampliarse, la lleva
a incluir, y a manifestar esos aspectos.

Antes de hacer un retiro, antes de entrar para un retiro, podríamos pasar un período,
imaginando este trabajo, haciendo este trabajo, porque si entramos en retiro considerando
toda esta línea de trabajo, toda esa perspectiva, el retiro va a tener otro valor. En aquella
energía de retiro, en aquella situación del individuo en retiro, va a haber un progreso, y va a
comenzar a entrar en ese retiro, otras energías que vienen de adentro del propio individuo,
de los núcleos internos del individuo.
Y así, el retiro en si, sería una apertura del ser para lo alto, una apertura del ser para las
energías de lo alto, para la gracia.
Mas, para eso se necesita que la persona llegue preparada para el retiro, que tenga esta
consciencia, que tenga presente este proceso y que no entre en retiro para ordenar estas
cosas, ni para alinear los cuerpos, porque esto lo puede hacer en la vida, en el día a día, y
si entramos en retiro es para abrirse para esta gracia. Entonces, cuanto mas inmóvil,
inmóvil en todos los niveles, estamos en el retiro mas, podemos estar en condiciones de
absorber esta gracia.
Porque esta gracia es muy sutil, muy leve, estas no son cosas que los cuerpos sientan, no
son señales fuertes. Esto es muy sutil. Entonces, si un individuo entra en retiro y si en el
retiro ocupa su mente, su cuerpo astral, en su alineamiento, en su reclusión, en su
autocontrol, es muy bueno que suceda. Mas, si entra en retiro con todo esto ya hecho, hay
otro tipo de retiro otro nivel de retiro.
Ustedes habrán observado que generalmente los locales de retiros son muy estrechos, muy
pequeños, muy limitados, que es exactamente para que el individuo no tenga que ocuparse
de nada. Que tenga que ocuparse de lo mínimo necesario. Tendría que estar libre,
despejado, para recibir la gracia.
Hay gente que va a ser retiro y sale a pasear, va a caminar, después vuelve. En fin, son
diferentes tipos de retiro. Dependen del estado del individuo. Depende de lo que el
individuo necesita en aquel momento.
Un retiro tanto puede ser un período de distensión, de reposo, de alineamiento, de
purificación, etcétera, dependiendo de lo que necesite, y puede ser un período de una
verdadera gracia.
Porque son momentos, son períodos en los cuales, premeditadamente, nos desligamos de
todo y estamos disponibles para esta gracia. Estamos disponibles para que esto pueda
descender sobre nosotros.
Lo que desciende sobre nosotros en un retiro, y que estamos llamando gracia, es por
ejemplo, la paz, la fuerza y el coraje, para trascender ciertas dificultades humanas. Estas
son las gracias que pueden suceder allí. Ser fortificado para eso. Ciertas dificultades, que
vienen de la propia condición humana. Estuvimos vimos ayer la dualidad humana natural,
la dualidad inicial humana. Entonces, ciertas dificultades que vienen de la propia condición
humana que todos tenemos, que es esta dualidad, y la fragilidad, que viene de ciertas
enfermedades que aun no se revelaron, que no sucedieron.
Entonces la gracia del alma puede cambiar estas situaciones. Puede curar, sanar todo esto.
Y el retiro es una gran oportunidad, porque en el retiro, si no tenemos que lavar ropa, no
tenemos que limpiar pisos, no tenemos que tomar aire, no tenemos que hacer comida. Si
tenemos solo el retiro para hacer, estamos completamente disponibles para esta gracia,
disponibles para lo que quiera que sea que viene de lo alto. Ahora, todo esto no debe hacer
que nos creemos una ilusión con respecto al retiro. Que vamos a tener muchos sueños,
visiones, todo esto es muy leve, todo esto es casi imperceptible. El ser necesita estar muy
tranquilo, muy libre, y principalmente libre de expectativas, si no ni llega a percibir lo que
está sucediendo con el, de tan sutil que es. Es tan sutil que el cuerpo emocional del
individuo puede entrar y salir y pensar que no sucedió nada… porque esto es más sutil que
el astral, es más sutil que lo que tiene como emociones.
Ahora, todo esto, resuelve una cierta cuestión, que el ser encarnado tiene en diferentes
proporciones, que es la angustia, la expectativa, o el miedo delante de la muerte, delante
de la perspectiva de la muerte.
Ciertos seres que están enfermos, y con ciertas enfermedades que la medicina llama
incurables. Lo llama así la medicina, porque para la cura no hay nada incurable.
Digamos que esta con una enfermedad incurable. Si ellos hicieran retiros periódicos,
organizados, aunque no haya una finalidad concreta para hacerlos, pero que sean hechos
verdaderamente, estos seres se van preparando para la muerte, sin que haya ningún curso
para ellos, sin leer ningún libro, ellos se van preparando para eso, para este pasaje.
Cuando tenemos un sector de retiros, y cuando tenemos lugares de retiro, tendríamos que
tener conciencia de lo que tenemos en las manos, y ayudarnos para que esos lugares y
esas oportunidades sean realmente aprovechados. Y que no sean oportunidades de
descanso, de reposo para que el individuo duerma, etc. que esto tenga un valor para el
individuo, y que tenga un valor también para la propia estructura que está allí para apoyar
el retiro.

Estamos en una situación del alma, en el que sintetizamos los elementos del mundo
material, y los elementos del mundo espiritual. Y en retiro, vamos aprendiendo a lidiar con
esos dos elementos juntos, y a no entrar en retiro y rechazar toda la parte material. La
parte material tiene que estar equilibrada, armonizada y fundida con la otra.
Si un alma consiguió un cierto control sobre los cuerpos, y si los cuerpos están
respondiendo, si su ego está respondiendo a eso, la mónada, comienza a revestir al alma
con una cierta energía, y el alma comienza a manifestar aquí afuera, o comienza a crear
aquí afuera, cosas de una energía especial, que no es exactamente del alma, mas, el
espíritu, la mónada, comienza a usarla para manifestar estas cosas. Entonces el espíritu, la
mónada, ahí está usando al alma, para manifestar una parte de su energía.
Como el alma está encarnada en el cuerpo físico, el cuerpo físico emocional y astral,
participan de esa situación, entonces la actividad del espíritu junto al alma, esto va a ir en
beneficio de los cuerpos, si el alma está encarnada.
Ese proceso sucede, cuando nos abrimos a aquello que es verdadero para nosotros, no la
mentira. Cuando nos abrimos para aquello que para nosotros es verdad. No cuando
negamos la verdad, o cuando dejamos la verdad a la distancia, para que no nos incomode.
Cuando realmente nos abrimos para la verdad… y nos abrimos para la belleza también. No
tendríamos que estar indiferentes antes las cosas que no están bien arregladas, que no
están limpias, que no están bellas. Esto es una indiferencia que no ayuda al alma.
Entonces, la belleza, mantener algo armonioso, procurar manifestar la belleza en todo lo
que hacemos, por donde nosotros pasemos, es tan importante como querer la verdad. Se
necesita cultivar estas cosas, se necesita educación en ese sentido. Se necesita que
tengamos esto muy presente para dar nuestra contribución, para que este mundo
corresponda a ciertas bellezas naturales que el presenta.
Ustedes saben que donde llega el hombre, se acaba la belleza natural. Y tendríamos que
educarnos, y en nuestro propio ambiente, que no es natural, que es artificial hecho por
nosotros, aun ahí, debe haber belleza, orden y armonía. Esto es tan importante en la vida,
como es la verdad. Es una sola cosa.
Y tenemos que tener esto muy presente, siempre presente, para que este proceso tenga
libre acceso en nosotros.
Y aquello que es nuestro sentido del bien. Porque todos nosotros tenemos un sentido del
bien. Dicen que no existe el bien y el mal, mas, todos nosotros querámoslo o no, tenemos
un sentido de lo que es bueno y de lo que no lo es. Y tenemos que seguir este sentido. Si
una cosa no es buena, tenemos que tomar una actitud delante de eso, una decisión con
nosotros. Entre nosotros y aquello. Y es necesaria una aspiración al infinito, una aspiración
para ampliar la consciencia. No una aspiración para cosas muy próximas, materiales,
utilitarias. Resolver todas estas cosas, convivir con ellas, mas, tener una aspiración vuelta
para algo lejano, misterioso, infinito, que no sabemos lo que es. Infinito, en fin. Aspirar a
esto y no tener miedo a aquello que es desconocido, que no sabemos lo que es.
Mediante esto, mediante estas actitudes, estos comportamientos, es que vamos
comprendiendo y percibiendo, los aspectos mas espirituales del alma. Antes, percibíamos
los impulsos del alma, en una situación por ejemplo, o percibíamos la presencia del alma,
para resolver alguna cosa a su manera. Mas, necesitamos también aprender a percibir el
aspecto espiritual del alma, el aspecto del alma que no lidia con el mundo, que no lidia con
la materia, que lidia con las cosas superiores que ella está buscando. Tenemos una
percepción capaz de percibir esto. Tenemos esto en nuestro ser. Tenemos esto en nuestros
cuerpos. No tanto como en niveles más profundo, mas esto, es posible. Percibir, comenzar
a percibir, esta sutileza del alma, para que no dificultemos el trabajo del alma en nosotros.
El alma, no fue producida en la hora en que el cuerpo fue fecundado. El alma no comenzó
en aquel momento, y el alma tampoco entró en la encarnación en aquel momento. Un alma
ya está coligada con este proceso encarnatorio, mucho antes de la fecundación. Un alma
fue creada, fuera del tiempo y del espacio. Un alma, ya tiene centenas de encarnaciones.
Entonces ella no comenzó en la hora en que nacimos físicamente.
Si en aquel nacimiento físico, está participando un alma que tuvo muchas encarnaciones,
es obvio que aquel ser va a ser mas experimentado, va a ser eventualmente mas
desapegado. Y si tiene menos encarnaciones, menos experiencias, aquel ser va a ser más
apegado, va a hacer una vida diferente.
Percibimos a una cierta altura, que no podemos entender ciertos aspectos de nuestra
propia existencia, solo con nuestra razón humana, solo con nuestro raciocinio. A veces
suceden cosas en nuestra vida, que con nuestra razón por mas desarrollada que sea, ella
no comprende. Entonces vean la diferencia entre no estar comprendiendo algo por la razón
y saber que todo lo que pasa es porque tiene que pasar. Para que podamos establecer un
equilibrio entre esas cosas, tenemos que tener al alma muy presente.
Entonces, con nuestra razón, con nuestra preparación, con nuestra inteligencia, con
nuestra cultura, con todo lo que aprendimos, con todo esto desarrollado, hay ciertas cosas
de nuestra existencia y de nuestra experiencia, que no podemos comprender. Y si
consiguiésemos comprender, sería un paso evolutivo muchas veces.
Nuestro relacionamiento con aquello que es incomprensible, quien cuida de este
relacionamiento, es el alma, debe ser el ella la que cuide esto. Ella va enviando
gradualmente la comprensión por cualquier cosa, sea lo que fuera. Cuando nuestra razón
niega una cosa, nuestra razón legítima, honestamente, sinceramente negamos una cosa,
sinceramente no comprendemos algo, esto no quiere decir que lo vamos a ignorar para
siempre, porque nuestra alma, puede hacernos comprender cualquier cosa, aún aquello
que nuestra razón niega sinceramente, aún aquello, nuestra alma puede hacernos
comprender. Vean que posibilidades tenemos de realmente estar en paz, de estar en
armonía, en ligazón saludable, en armonía mismo, con todo. Si no fuese así, sería imposible
vivir en un planeta como este, y seria imposible ser parte de una humanidad como esta. Si
no tenemos un alma que nos haga comprender, profundamente todo aquello que la razón
no consigue comprender.
Digamos que una persona, no crea mentalmente, humanamente, en la reencarnación. Si
ella no cree en la reencarnación, es imposible comprender ciertas cosas de la vida, que solo
se explican por la reencarnación. Mismo esto, tan concreto, que ciertas cosas no se
comprenden fuera del concepto de reencarnación, eso también el alma puede hacernos
comprender. Ella tiene poder, para hacernos comprender, hasta para quien no cree en la
encarnación. Sin tener la explicación y la lógica que la doctrina de la reencarnación tiene,
mismo sin eso, el alma tiene el poder de hacernos entender. Vean que estamos en la
oscuridad, en ciertas cosas, porque realmente, no percibimos aun, cual es el camino de la
luz, de la comprensión de todas estas cosa.

El sacrificio del ego, y la abnegación por aquello que son las tareas, por aquello que son
nuestras ocupaciones… Porque todos nosotros tenemos ocupaciones, recibimos una tarea,
y aquello está ligado con nosotros, no porque no haya otro para cumplir esa tarea. Continúa
ligado para darnos oportunidad eternamente para cumplir esta tarea. No podemos decir
que no la cumplimos porque ella se apartó. Ella no se aparta, aunque no la cumplamos,
porque ella es la oportunidad para que podamos responder al plano evolutivo. Y esta
abnegación y este sacrificio, esto es, colocarnos por encima de lo que estamos sintiendo,
por encima de lo que somos, colocar la tarea de la vida, por encima de todas nuestras
posibilidades, de todas nuestras limitaciones. Porque alguien puede decir que no puede
cumplir una tarea porque es muy limitado, que no es adecuado. Estas son ilusiones de la
mente, porque si una tarea nos fue dada, es porque nosotros tenemos que evolucionar a
través de aquella tarea, y aquella tarea tiene que evolucionar a través de nosotros, a través
de l ese contacto con ella. Y ese sacrificio nuestro delante de por esta tarea. Porque hay
seres que reciben tareas, que ellos piensan que no pueden cumplir, que piensan que no son
adecuados para cumplirlas. Hay gente que piensa, que su aspecto físico no es compatible
con ciertas tareas que necesitaban de otro aspecto físico. ¡Vean como la mente es
engañadora, vean como la mente engaña al individuo! Porque si ella recibió la tarea, es con
ese aspecto físico, con aquel nivel mental, con aquella capacidad emocional, con aquella
fuerza física, que ella tiene, que esa tarea tiene que ser cumplida, que esta tarea tiene que
ser desarrollada. Porque si no sería otra tarea, otro grado de tarea.
El sacrificio de si, el no discutir cuando la tarea es clara. Y esta abnegación por la tarea, es
esencial para que este proceso quede conciente, que esté bien cerca de nosotros, y para
que estemos siguiendo este proceso con alegría. Porque cuando hacemos algo por
obediencia, mas, sin comprender por que, esto puede darnos una cierta seguridad, mas no
alegría.
Todo aquello que nos cabe hacer para nosotros, es un motivo de alegría, mas, para eso
tenemos que estar sacrificando ciertos aspectos superficiales nuestros, ciertas coyunturas
aparentes de nuestro ser, para estar abnegadamente construyendo y haciendo aquello.

La mente distorsiona aquello que no es el objetivo de ella. De forma que, una menta
bastante hábil, puede convencernos, que no tenemos las cualidades para asumir ciertas
tareas. Es nuestra mente la que nos esta diciendo esto. Porque si esa tarea viene a nuestro
encuentro, con o sin cualidades, somos nosotros los adecuados para hacerla, en este
momento del planeta, en este momento de la humanidad, en este momento nuestro, y en
el momento de la tarea.
Es muy importante tener resuelto este punto, porque si no, todo ese proceso de la toma de
consciencia de la presencia del alma, no puede comenzar. Porque el alma no puede hacer
presión, cuando se trata de un desarrollo normal del individuo. El alma, como ya vimos, ella
va a actuar con su poder, contrariamente a nuestro libre albedrío, cuando aquello va a
comprometer una serie de encarnaciones nuestras. Ahí es que el alma, que ve más, debe
salvar al ser, a este individuo, y a este ego también. Porque para crear un ego evolucionado
son trabajos de siglos y siglos. Para crear una personalidad armoniosa, una personalidad
obediente, consciente, estos son siglos de trabajo, en el átomo permanente de la
personalidad. De forma que después de siglos de trabajo, un alma no va a dejar, que el
libere albedrío humano eche todo a perder.
Vean entonces que tenemos una protección íntima, tenemos algo que preserva nuestra
esencia. Tenemos algo que nos protege, principalmente de aquello que no nos damos
cuenta que precisamos ser protegidos.

Bien, en un retiro, en un recogimiento, tenemos oportunidad de abrirnos para estas cosas.


Tenemos oportunidad de comenzar a sentir ciertas cosas delicadas, que en cuanto nuestra
mente esta ocupada con cosas concretas, prácticas, de este mundo. De las que se tiene
que ocupar porque para eso es la mente concreta, para eso está encarnada, mas, esto no
debe hacer que el resto quede perjudicado. No es necesario que la mayor parte quede
perjudicada.

En el silencio, en el recogimiento en la soledad, en la simplicidad que está en torno,


tenemos grandes oportunidades. Necesitaríamos rever nuestro sector de retiros aquí.
Necesitaríamos trabajar para que esto se desarrolle, para que esto se profundice, para que
allí, en esos lugares o en ese sector, se cree un canal, un canal de una energía mas
presente. Porque quien llega ahí, entra en este canal, y queda mas próximo de una cierta
energía.
Aquí existe un trabajo entre el sector de retiros y el sector reinos, muy unidos. Porque aquí,
el ambiente, los reinos alrededor, son parte de este trabajo, en ciertas áreas de Figueiras.
Aquí se necesita un trabajo muy consciente, muy unido.
Ahora, las cosas comienzan a mudar en el ambiente, cuando el alma humana necesita de
la mudanza. No van a cambiar solo para estar de otra forma. Van a cambiar, en función de
quien esta usando esos lugares, de lo que esta pasando en esos lugares. Entonces
secretaria, sector de retiros, sector reinos, todo esto tiene que unirse para transformar esta
actividad aquí, en algo realmente espiritual y no en una especie de época de distensión o
de purificación o de armonización, o de tratamiento. Porque se puede prescribir a una
persona para hacer un retiro, como un tratamiento de salud, mas, no tendríamos que
limitarnos a esos aspectos del retiro. Tendríamos que tener una visión del retiro mucho más
amplia de la que tenemos actualmente, y valorizar esta actividad aquí en Figueiras.