You are on page 1of 3

NACIONALISMO Y REGIONALISMO

>> Reivindicación de derechos históricos


>> Cierta similitud con otros lugares de Europa
>> Cataluña y País Vasco: diferenciación lingüística y burguesía desarrollada

CATALUÑA:

 “Renaixenca “: movimiento cultural de carácter burgués -- > recuperar señas de identidad

 1882: asociación regionalista -- > autonomía y denuncias a la corrupción del sistema (ideario
republicano y progresista)
 1892: Unión Catalanista -- > Las Bases de Manresa: autogobierno y máximas competencias para
Cataluña (burguesía conservadora)
_
autonomía dentro del Estado
 1901: Lliga Regionalista (varios grupos) - defensa intereses económicos de Cataluña
- partido burgués, católico y conservador

 1906: E.Prat de la Riba publica “La nacionalidad catalana”

PAÍS VASCO

 Sabino Arana funda el PNV en 1895


 Radicalismo antiespañolista --- > separación de España (País Vasco-francés = Euskalerría)
 Integrismo religioso, exaltación étnica de lo vasco
 Defensa de la lengua y de las tradiciones culturales apología idealista de lo rural
 Ideológicamente conservador (fuerismo)
 Arraigo: clases medias y campesinado
 Sin apoyo de la alta burguesía ni de los obreros industriales (socialismo)
independentismo
 Siglo XX: moderación ideológica / Tendencias
Autonomía

GALICIA, VALENCIA, ANDALUCÍA

Corrientes autonomistas ligadas a la cultura que se desarrollarán a principios del s. XX

CANARIAS

Secundino Delgado y el PNC (1924)


E. PRAT DE LA RIBA (1870-1917)
Está considerado uno de los padres del nacionalismo catalán, que evolucionó desde el culturalismo de la
Renaixenca a la teorización y la práctica política. Impulsó la cultura y la lengua catalanas y logró elevar su
regionalismo a la categoría de teoría nacionalista.
Inicialmente, lideró el grupo de jóvenes intelectuales conservadores que se escindieron del Centre Catalá creado
por V. Almirall (progresista) para constituir la Unión Catalanista. Fijaron su programa en las Bases de Manresa
(1892) donde defienden una organización confederal para España y la soberanía de Cataluña en política interior.
En esos años colabora en diversas publicaciones hasta que funda el periódico La Veu de Catalunya, con la
intención de movilizar a la opinión pública en las elecciones. El Desastre del 98 afectó a los intereses de la
burguesía catalana, que al romper sus vínculos con los partidos dinásticos (conservador y liberal), favoreció la
creación de la Lliga Regionalista, grupo político conservador, que representaba a los sectores más importantes de
la burguesía y la industria catalanas (V. Almirall pensaba que la Lliga era la última evolución del carlismo
catalán). En las elecciones de 1901 la Lliga obtendría 4 diputados en Barcelona.
El asalto de los militares a La Veu de Catalunya y el rechazo a la Ley de Jurisdicciones impulsaron la integración
de diferentes fuerzas catalanistas en el movimiento Solidaridad Catalana (1907), liderado por la Lliga, que
obtendría 41 de los 44 escaños catalanes en las Cortes. Prat de la Riba representaba la tendencia conservadora del
movimiento. Desde 1913, año en que se crea la Mancomunidad interprovincial, el político catalán será su
presidente hasta su muerte, en 1917.
“La nacionalidad catalana”, publicada en 1906, constituye la base teórica y política de las aspiraciones de la
burguesía. En esta obra, Prat de la Riba da una visión del pasado catalán apoyada en la historiografía romántica
(suma de agravios de Castilla, y del estado liberal-burocrático, después). Su visión es conservadora, corporativa y
antiliberal, apoyada en el sufragio orgánico. La nación catalana queda definida por su lengua, cultura, arte,
costumbres e historia: entidad natural opuesta a la artificialidad del Estado. Rechaza el independentismo y aboga
por la federación de nacionalidades ibéricas con Portugal incluido. En esta federación, a Cataluña le
correspondería liderar la modernización del resto; regenerar el Estado, e incluso impulsar el imperialismo hacia el
exterior: transformar el Estado de la Restauración en instrumento de la burguesía expansionista.

SECUNDINO DELGADO (1871-1912)


Nació en S/C Tenerife en 1867. A los 14 años emigró a Cuba, pasando más tarde a EstadosUnidos, donde se unió
a los independentistas cubanos y fundó el periódico El Esclavo, de tendencia anarquista.
Al estallar la última rebelión independentista (1895) se trasladó a la isla para colaborar con los insurrectos, por lo
que se vio perseguido y tuvo que embarcar hacia Canarias donde permaneció unos nueve meses. Será a partir de
este momento cuando comience a ocuparse de la cuestión nacional canaria, aplicando la idea de”liberación de las
naciones oprimidas” que desarrollará en Caracas (tuvo que refugiarse allí huyendo de la orden de prisión del
general Weyler), desde el periódico “El Guanche”, difusor de sus ideas. En el discurso de El Guanche también
son habituales los ataques al caciquismo.
Pero la intervención militar de Estados Unidos en la guerra y la posterior derrota española, incidirán en la política
internacional venezolana, teniendo Secundino que abandonar el país. A finales de 1900 regresa a Canarias,
adhiriéndose a la recién constituída Asociación Obrera de Canarias, donde había tendencias anarquistas y
marxistas, aunque parte de sus dirigentes tendían al interclasismo. Desde allí promovió la creación de un partido
obrero que participara las elecciones, surgiendo así el Partido Popular Autonomista (PPA), que presenta un
concepto de nacionalismo bastante restrictivo, identificándolo con el nacionalismo del s. XIX y muy relacionado
con el romanticismo. El sistema caciquil imperante le impedirá lograr buenos resultados, aunque consigue un
concejal en S/C de Tenerife, fundando un nuevo periódico ¡Vacaguaré...!, nombre que más tarde dará título a un
libro autobiográfico que escribirá durante su estancia de meses en la Cárcel Modelo de Madrid (1902), donde
estuvo detenido por orden del entonces ministro de Guerra, general V. Weyler, acusado de conspirar contra el
régimen colonial español cuando estuvo en Cuba..
Tras unos años viajando por tierras americanas, en 1910 regresa a Canarias, falleciendo en 1912 a consecuencia de
una tisis pulmonar.
Secundino Delgado no fue nunca un ideólogo. Su obra escrita se limita a una serie de artículos, algunos poemas,
relatos literarios y una obra autobiográfica. En su pensamiento se haya presente una cierta influencia del
anarquismo, si bien éste no aparecerá igual de claro a lo largo de su vida. El propio Secundino hablará de
influencias de Pi y Margall. Otras características son: el romanticismo, siempre presente en sus textos y a veces,
cargado de pesimismo; el internacionalismo y la unión de liberación nacional con liberación social.
-- En 1924 se fundará en La Habana el Partido Nacionalista Canario, PNC, autoproclamándose heredero de Secundino Delgado; pero sus
propuestas capitalistas y burguesas poco tendrán que ver con su ideología, aun cuando propugnara la independencia --