You are on page 1of 5

CONDICIONES DE SALUD EN LAS AMERICAS

Y SUS TENDENCIAS

La situación demográfica en las Américas sigue estando
caracterizada por una transición debida a las bajas tasas de
fecundidad y al descenso de las tasas de mortalidad. Como
resultado, hay un envejecimiento de la población en general, y la
“dependencia demográfica” de los jóvenes (0–14 años de edad) y de
los adultos mayores (60 y más años de edad) con respecto a la
población potencialmente activa o trabajadora (15–59 años de edad)
está disminuyendo.

El fenómeno de la migración al interior y entre los países afecta la
distribución de la población y tiene un impacto sobre la prestación de
los servicios de salud.

En el último cuarto de siglo, la esperanza de vida en la Región ha
aumentado en 7 años, de tal manera que la edad promedio actual es
de más de 70 años.

El perfil de mortalidad en la Región de las Américas se ha modificado
notablemente durante las últimas décadas. En casi todos los países,
las enfermedades transmisibles han dejado de ser las principales
causas de enfermedad y muerte y dicho lugar lo ocupan ahora los
padecimientos de tipo crónico degenerativo —las enfermedades del
aparato circulatorio, las neoplasias malignas, las enfermedades
respiratorias crónicas y la diabetes— así como las causas externas
tales como las lesiones debidas al tráfico y los homicidios.

Entre los factores que han contribuido a la modificación del perfil se
encuentran el envejecimiento de la población, el control y la
reducción de diversas enfermedades transmisibles, y el surgimiento
de otras como el VIH/sida.

En el campo de las enfermedades prevenibles por vacunación, los
países de la Región han marcado la pauta en la erradicación (viruela
y poliomielitis), la eliminación (transmisión endémica del sarampión)

1

Cada año se notifican cerca de un millón de casos por esta enfermedad. difteria. limitan la productividad y requieren de tratamientos costosos. diabetes y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica— ocasionan dos de cada tres muertes en la población general de América Latina y el Caribe.2 millones de personas infectadas por el VIH. Además de ocasionar muertes prematuras. la incidencia del padecimiento se está elevando en la Región. tétanos y enfermedades invasivas ocasionadas por Haemophilus influenzae tipo B y hepatitis B). en el Caribe se ha generalizado en toda la población. cáncer. la del Caribe ocupa el segundo lugar. con 220. Los padecimientos transmitidos por vectores. Aunados a la disposición genética y a la edad. Se estimó que. siguen comprometiendo la salud de una gran proporción de la población de la Región. Lo anterior conlleva un impacto económico significativo. estas enfermedades dan lugar a complicaciones y discapacidades. Los grupos más afectados por el VIH son los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres. De las 10 regiones del mundo con mayor prevalencia de la infección por el VIH. al final de 2005. en la Región había 3.000 nuevos casos notificados en 2005. los factores de riesgo que contribuyen a estos 2 . en particular la malaria. 60% de las cuales residían en América Latina y el Caribe. La cifra de casos de malaria notificados alcanzó su punto máximo al final de la década de 1990 y el padecimiento sigue siendo endémico en 21 naciones. Las enfermedades crónicas no transmisibles —padecimientos cardiovasculares. Se calcula que anualmente se presentan alrededor de 50 millones de casos nuevos de enfermedades de transmisión sexual en las Américas. el dengue y la enfermedad de Chagas. y casi la mitad de todas las defunciones en el grupo de edad de menos de 70 años. los trabajadores sexuales y los usuarios de drogas inyectables. Si bien el mal está concentrado en ciertas poblaciones del resto de la Región. Por otra parte. dado que dos tercios de esos casos ocurren en la población en edad de trabajar.y el control (tos ferina.

de nueva cuenta. el número de enfermedades bucodentales sigue siendo elevado en comparación con otras partes del mundo.000 nacidos vivos— sobre todo por causas como el aborto. los defectos de refracción. 3 . los niveles altos de colesterol. de los adultos y de los adolescentes. La salud oral sigue siendo un aspecto crítico de la salud pública en las Américas. La OMS estimó que en 2006 hubo 280. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que de los 16. el sobrepeso y la obesidad. la retinopatía diabética y el glaucoma. el tabaquismo y el consumo inmoderado de alcohol. debido a su contribución a la morbilidad total. medidos en años de vida perdidos ajustados según la discapacidad. los elevados costos de tratamiento y el incremento en las inequidades en salud oral.2 millones de nacimientos notificados en las Américas en 2003. La salud sexual y reproductiva comprende básicamente la salud maternoinfantil.000 muertes perinatales. hubo 22. dos tercios de la incidencia de los padecimientos oculares —en particular la ceguera y la discapacidad visual— pueden atribuirse a condiciones tratables tales como las cataratas. a lo cual también contribuyeron los servicios de salud oral de baja calidad. la preeclampsia y las hemorragias. la inactividad física. las diferencias son notables: el riesgo de muerte perinatal en América Latina y el Caribe triplica al de Canadá y los Estados Unidos de América. Si bien la prevalencia de la caries dental en la Región se redujo entre 35% y 85% a partir de 1995.680 muertes maternas —con una tasa de 140 por cada 100. así como su limitada cobertura. En América Latina y el Caribe.padecimientos incluyen una mala nutrición. Los problemas de salud mental representan la cuarta parte de la carga de enfermedad total en las Américas. otros factores son la hipertensión arterial.

enfermedades crónicas. La combinación de los problemas de nutrición con la inactividad física da lugar a un gran incremento en el número de enfermedades crónicas no transmisibles. de la mala nutrición. la proporción más grande reside en los países más pobres. así como las enfermedades crónicas no transmisibles en los adultos. Las deficiencias de micronutrientes —vitamina A. en gran medida. La creciente tendencia que se observa en los niños a tener un peso mayor del recomendado los coloca en riesgo de padecer. así como el medio más importante y prevenible de transmisión del VIH de la madre al hijo. son el resultado. la mala nutrición y la inactividad física. tales como el consumo inmoderado de alcohol. vitamina B12. por último. donde una de cada tres mujeres menores de 19 años de edad ha tenido un hijo. Otro gran problema que afecta la salud de los jóvenes es la violencia: el homicidio representa una de las principales causas de muerte entre los jóvenes de 10 a 19 años de edad. De los 161 millones de jóvenes de la Región. 4 . zinc. y.La salud sexual y reproductiva se vincula directamente con las altas tasas de alumbramiento entre las adolescentes de América Latina y el Caribe. que constituyen un problema en todos los países de la Región. La desnutrición infantil. el tabaquismo y el consumo de sustancias ilícitas. la creciente prevalencia de sobrepeso y obesidad. con el tiempo. Los jóvenes que tienen entre 10 y 24 años de edad constituyen 28% de la población en América Latina y el Caribe. folatos y yodo— aún son una preocupación en materia de salud pública que afecta considerablemente el desarrollo humano y la productividad económica. La lactancia materna es la práctica más importante para reducir la morbilidad y la mortalidad de los infantes. La salud de los jóvenes se ve afectada por sus estilos de vida.

El reto para los sistemas de salud y para los encargados de formular las políticas sanitarias será el de garantizar que aquellos que vivan más de 60 años puedan celebrar no solo su longevidad. y las enfermedades ocupacionales. la cisticercosis. sino el hecho de encontrarse en buena salud y activos. llegarán a los 60 años de edad. los problemas que se derivan del embarazo y el parto. tendrán la misma cantidad de habitantes de 60 años y de 15 años de edad. En este grupo se pueden incluir las helmintiasis intestinales. La falta de análisis epidemiológicos uniformes sobre discapacidad en las Américas. la enfermedad de Chagas y la oncocercosis. con excepción de cinco. Las causas más comunes son los trastornos degenerativos debidos a la edad. las esquistosomiasis. Las enfermedades desatendidas —infecciosas o parasitarias— que afectan a millones de personas pobres en América Latina y el Caribe son una manifestación evidente de las desigualdades prevalecientes en salud. para mediados del siglo XXI todos los países de la Región. 5 . La reducción de las enfermedades infecciosas. así como de las tasas de mortalidad infantil y de los menores de 5 años. El panorama en las Américas es complejo y se requiere del apoyo de todos para lograr el impacto y mejorar la calidad de vida de todos los que la integramos. y algunos países tendrán el doble de adultos mayores que de jóvenes. las enfermedades crónicas. los accidentes. la filariasis linfática. la leptospirosis. y dos de cada cinco cumplirán 80 años. la leishmaniasis. Más de tres de cada cuatro individuos nacidos en América Latina y el Caribe hoy en día. se han traducido en una mayor longevidad.A pesar de que el envejecimiento de la población varía considerablemente en las Américas. complica la valoración.