You are on page 1of 9

I.

Resumen de los textos:
1. Paradigmas en competencia en la investigación cualitativa (Guba, E., & Lincoln, Y.,
2002): En el presente texto, se explica la conceptualización de “paradigma en
investigación” como el sistema básico de creencias o visión de mundo que guía al
investigador; todo paradigma respondería a tres preguntas básicas: la ontológica, la
epistemológica y la metodológica. Posteriormente se da cuenta de cuatro tipos de
paradigmas existentes en la investigación de las ciencias sociales (no únicamente en
ellas), el positivismo, el postpositivismo, la teoría crítica y el constructivismo. El
texto realiza una descripción de cada uno de ellos y posteriormente un análisis
comparativo respecto a distintos elementos, entre ellos las respuestas de las
preguntas básicas mencionadas anteriormente, distinguiendo así a los paradigmas de
la perspectiva heredada de los paradigmas de investigación alternativos. De esta
manera, se pretende generar un diálogo entre los mismos, en el cual se discutan las
diferencias y se complementen sus debilidades, para alcanzar así un paradigma más
informado, sofisticado y completo que los ya existentes.
Conceptos claves: Paradigma, positivismo, postpositivismo, teoría crítica,
constructivismo.

2. El problema del método científico en psicología (Yela, M., 1994): El texto pone en
cuestión la investigación a partir del método científico, entendiéndose este como el
camino para conocer la realidad a través de una razón sistemática, empírica y
experimental. El método científico se basaría en dos nociones fundamentales, la
comprobación sistemática (capacidad de que el fenómeno sea observado sistemática
y repetidamente) y la hipótesis (inventar explicaciones a partir de los fenómenos). A
partir de esto, el autor problematiza el método científico desde dos perspectivas, en
primer lugar desde sus límites generales, y en segundo lugar, desde sus límites en la
psicología. En cuanto a los límites generales, se postula la dificultad existente en la
separación de hechos y teorías, y la importancia del contexto del descubrimiento
(investigador-inventor) y del contexto de justificación (observación objetiva). Así,
el autor plantea la relevancia del origen de las preguntas que conllevan a
descubrimientos, los cuales no serían aislados, y a su vez, el peligro que conlleva la
fiabilidad del método científico que no podría ser infalible. Dentro de la psicología,
se pone en duda la coordinación de las experiencias privadas por la acción
significativa, la observación pública y la metaconducta.
Conceptos claves: método científico, comprobación sistemática, hipótesis,
contexto de descubrimiento/justificación, acción significativa.

3. Métodos de investigación en Psicología (Shaughnessy, J., Zechmeister, E. &
Zechmeister, J., 2007): En el presente texto se realiza una explicación del rol de los
psicólogos y la relación que tienen con la el desarrollo de teorías y conducción de
investigaciones psicológicas. Se plantea la utilización del método científico, el cual
posee un énfasis empírico en pos de comprender la conducta. Los autores plantean
la incidencia de diversos factores dentro de la investigación, tanto históricos y
socioculturales (aceptación social) como también morales (comportamiento ético) y
culturales (etnocentrismo). El texto enfatiza en la importancia del escepticismo
como cualidad del investigador a la hora de realizas aseveraciones sobre el
comportamiento y los procesos mentales y a su vez en la complejidad de los
reportes de los medios de comunicación sobre investigación. Por último se establece
un orden específico para iniciar una investigación (pregunta, hipótesis, evaluación)
y se rescata la importancia de la aproximación multimetódica entendiendo que
cualquier método o medida es imperfecta o completa si no resulta complementada
por otras perspectivas.
Conceptos claves: método científico, investigación psicológica, hipótesis,
contexto histórico/sociocultural/moral, aproximación multimetódica.

4. La Estructura de las Revoluciones Científicas (T.S. Kuhn., 2004/1971): En el
capítulo “La anomalía y la emergencia de los descubrimientos científicos”, el autor
pretende dar cuenta sobre las distintas etapas en el proceso del descubrimiento
científico, como son, reconocimiento de la anomalía, exploración y ajuste del
paradigma. A través de distintos ejemplos, durante distintas épocas, refleja el
proceso de observación y conceptualización de los descubrimientos, así como
también la resistencia que oponen las distintas teorías y los paradigmas al ser
modificados a partir de la aparición sorpresiva de un nuevo elemento, y cómo a su
vez esto mismo se refleja en los procesos perceptivos del ser humano. El texto
enfatiza en el valor de los paradigmas especializados y sus expectativas, sin las
cuales los descubrimientos no podrían ser llevados a cabo, pues la anomalía solo
resaltaría contra el fondo proporcionado por éstas. En el segundo capítulo, se afirma
el carácter tanto destructivo como constructivo de los descubrimientos, ya que estos
se ven precedidos por la crisis fundamental de un paradigma, un fracaso de la teoría,
una inseguridad profesional, lo que a su vez llevará a la búsqueda de nuevas teorías.
Conceptos claves: descubrimientos, teorías, crisis, anomalías, herramientas.






















II. Preguntas a los textos:
Respecto al texto de Guba y Lincoln (2002), tomando en cuenta los distintos
paradigmas descritos y explicados y teniendo presente la temporalidad de aquellos, en tanto
contexto histórico y sociocultural, cabe preguntarse, ¿Qué factores, específicamente
políticos y sociales, se encuentran atravesando tales paradigmas y cuál es su incidencia?
Esta pregunta surge al comprender que existen focos diferentes de la investigación en cada
paradigma, sobre todo en la relación sujeto-objeto se dan diferencias importantes que sin
duda deben ser afectadas por el contexto socio-político del/la investigador/a y la corriente
científica.
En cuanto a lo planteado por Yela (1994) sobre la metodología científica en sí y su
relación dentro de la psicología, se desprenden diferentes críticas que pueden afectar de
manera importante a la hora de realizar una investigación, sin embargo, también se da
cuenta de una separación tácita entre sujeto y objeto cuanto plantea la acción física
significativa y su intencionalidad hacia el objeto. El autor plantea que la conducta varía si
es que la significación varía, por lo que esta adquiriría un rol preponderante en los sujetos
estudiados, es por esto que debe cuestionarse, ¿De dónde vienen tales significaciones? Si
estas significaciones influencian la conducta, ¿Existe un nivel anterior que determine tales
significaciones y por ende a su vez las conductas? ¿Puede ser estudiado?
A partir de lo planteado por los autores Shaughnessy, J., Zechmeister, E. &
Zechmeister, J. (2007), es necesario cuestionar el concepto de “verdad” planteado en el
texto, ya que al momento de definir ciencia, se alude al proceso de búsqueda de una verdad.
¿Existe realmente una única verdad? ¿Bajo qué premisas se plantea esta verdad? Si el
mismo texto plantea la necesidad de una aproximación multimetódica, ¿No tendrá también
esa verdad un carácter diverso y múltiple, que surge de nuestras propias construcciones?
Finalmente, y en referencia a la lectura de Kuhn (2004/1971), surge la siguiente
pregunta referida a la relación teoría-anomalía. El autor plantea que mientras más compleja
y de mayor alcance es la teoría, mayor sensibilidad tiene esta de sufrir modificaciones en
respuesta a la aparición de anomalías. ¿Son entonces válidas las teorías como estructuras de
conocimientos? ¿Se dará entonces un camino circular entre la creación de una teoría, la
aparición de una anomalía y su posterior reestructuración? Si la respuesta es positiva,
entonces, ¿Estaremos en algún momento frente a un conocimiento verdadero y único?
III. Integración
A partir de la lectura de los cuatro textos, las clases expositivas y la propia reflexión, se
ha podido llevar a cabo una amplia visión de lo que ha sido la conceptualización de la
ciencia como esfera del conocimiento y actividad humana, y junto a ésta las diversas
formas de entrar a ella, es decir, de estudiarla a través de diferentes lentes, los cuales son
determinados por los paradigmas establecidos previamente en una investigación.
Entendiendo paradigmas como lo plantean Guba y Lincoln (2002), se establecería un
sistema básico de creencias que construirían una visión de mundo estableciendo un marco
de estudio de los distintos fenómenos posibles de conocer. Pero de dónde viene y se
establece este sistema de creencias es un punto fundamental a la hora de investigar y
construir conocimiento.
Es por esto que el método científico podría ser un arma de doble filo dentro de la
investigación, sobre todo en psicología. En primer lugar al basarse en la evidencia empírica,
la comprobación sistemática y la formulación de hipótesis, como plantea Yela (1994),
realiza una separación entre el sujeto que investiga y el objeto estudiado. Al realizarse esta
separación dentro de los primeros paradigmas de investigación, a saber el positivismo y el
postpositivismo según Guba y Lincoln (2002), se dejan fuera diferentes planos y niveles
que son relevantes tanto en el proceso como en los resultados de las diferentes
investigaciones, específicamente por la influencia que pueden tener en aquellas. Ciertos
niveles de influencia en la investigación que pueden ser dejados de lado en la utilización
del método científico, son los contextos en los que se desarrollan tanto el sistema básico de
creencias como el proceso investigativo. A partir de lo planteado por Shaughnessy, J.,
Zechmeister, E. Y Zechmeister, J. (2007), existen distintos planos que afectan la dirección
de la investigación y la construcción de conocimiento y teorías. Dentro de estos contextos
se comprende la importancia de una visión histórica sobre los procesos sociales y políticos
que se encuentran ocurriendo dentro de una sociedad en la cual se enmarca tal paradigma,
también, se hace menester poder ampliar la mirada hacia una línea sociocultural en donde
la posición y el rol que juega el investigador sea incluida de forma concreta dentro de la
investigación.
En segundo lugar, cobra importancia al tratarse de investigación en psicología el lugar
de la conciencia. Al producirse la separación entre sujeto y objeto dentro de la
investigación, se está quitando el espacio justamente a al fenómeno de la conciencia, a
partir del cual, según Yela (1994), es posible estudiar la conducta y los procesos mentales
del ser humano. La investigación en psicología se enfoca principalmente en el ser humano
y sus procesos mentales, es por esto que el método utilizado para adentrarse en la creación
de este tipo de conocimiento debe aunar tanto la perspectiva de la propia experiencia como
la que procede de la observación pública, y es justamente esto, según el autor, lo que la
psicología en términos de ciencia positiva y a través del método científico no logra
resolver. Siguiendo con la importancia de la posición del investigador como sujeto dentro
del proceso investigativo, cabe agregar que el mismo autor incorpora un nuevo elemento
que es central. Al investigar se realiza una acción, la cual consecuentemente consigue
respuestas, sin embargo, estas respuestas no ocurren de manera aislada a la investigación,
están directamente ligadas a las preguntas realizadas, y son interpretadas de acuerdo a un
marco que termina constituyendo la cultura. Es por esto que el propio investigador
transforma la realidad y ésta lo transforma a él de manera intrínseca en el desarrollo de la
investigación y/o construcción del conocimiento.
Una tercera perspectiva para mirar y problematizar la metodología científica como
herramienta para acceder al conocimiento es la especificidad y el alcance que ésta tiene.
Kuhn (2004/1971) da cuenta de cómo la producción que surge a partir de este método se
afecta de manera recíproca con la realidad que se encuentra conociendo. Al ser cada vez
más específico pero a la vez de mayor alcance, más sensible se vuelve de ser afectado o de
encontrarse con una posible anomalía, la cual provocará una reestructuración o ajuste
dentro del mismo marco teórico que se encuentra utilizando al método científico como
herramienta. De esta forma no es posible realizar una separación lineal entre sujeto, método
y objeto de conocimiento de manera lineal. La relación entre estos tres elementos (y sin
duda muchos otros, como los mencionados anteriormente) no puede establecerse de manera
única, todos aquellos se ven influenciados y por ende transformados en un proceso
investigativo, y es justamente este uno de los niveles que no debe dejarse de lado, sino todo
lo contrario, ser aprovechado en la misma investigación. Es la misma modificación del
método o la herramienta la que permite el movimiento de la ciencia, el método científico
necesita ser afectado por crisis y descubrimientos durante la construcción de conocimiento
para que se produzcan cambios y así mismo la ciencia logre obtener un mayor alcance
dentro de su propio objetivo específico.
A partir de las diferentes críticas mencionadas anteriormente surgen a la vez elementos
positivos a considerar sobre tal metodología dentro de la investigación, como lo es la
fiabilidad, la rapidez y exactitud en la mayoría de las áreas en las que se utiliza, sobre todo
en las ciencias exactas. Realizando tal análisis crítico a partir de los autores estudiados,
puede llegarse a una síntesis sobre la globalidad de tal problemática. En una primera
instancia deben ser considerados los diferentes factores que rodean tanto al sujeto
investigador, al fenómeno y/o sujeto estudiado y a la relación entre ambos para realizar una
acabada mirada de lo que se quiere conocer. A esto debe sumársele la comprensión global
del proceso que adquieren las teorías y sus modificaciones a partir de anomalías, para así
poder estudiar de manera relacional las crisis y descubrimientos y no de manera unilateral o
lineal la investigación científica. Lo mismo debe ocurrir con la problemática de el
fenómeno de la conciencia planteada anteriormente, la separación sujeto-objeto no puede
ser tajante ni determinista, en toda investigación debiese darse el espacio de estudio para el
análisis de la presencia de la conciencia y la acción significativa dentro de lo que se desee
conocer.
Sin duda existen diferentes paradigmas los cuales realizan sus propias críticas a los
otros modelos que tratan de responder las tres preguntas, ontológicas, epistemológicas y
metodológicas. Y el conocimiento que se construya a partir de cada sistema de creencias
será diferente tanto en su proceso como en su resultado. Sin embargo, en cuanto al método
seleccionado para llevar a cabo lo que se propone cada paradigma debe ser revisado y
reestructurado por los diferentes sujetos que trabajan en el área. Tal como plantean
Shaughnessy, J., Zechmeister, E. Y Zechmeister, J. (2007), ningún paradigma es
totalmente perfecto o completo, todos dejan algún tipo de vacío relevante en la
investigación. Es por esto que la utilización de una aproximación multimetódica puede ser
la vía que permita la construcción de un conocimiento amplio, de mayor alcance y dentro
del cual los diferentes métodos puedan complementarse a modo de saldar las debilidades y
complementar las fortalezas.


Referencias:

Guba, E., & Lincoln, Y. (2002). Paradigmas en competencia en la investigación
cualitativa. En C. Denman& J.A. Haro (comps.), Por los rincones. Antología de métodos
cualitativos en la investigación social (pp.113-145). Hermosillo: El Colegio de Sonora.

Kuhn, T. S. (2004/1971). La anomalía y la emergencia de los descubrimientos científicos y
Las crisis y la emergencia de las teorías científicas. En La estructura de las revoluciones
científicas (pp. 92-111; pp. 112-127). México: Fondo de Cultura Económica.

Shaugnessy, J., Zechneister, E. &Zechneister, J. (2007).Introducción. En Métodos de
Investigación en Psicología (pp. 3-26). México: McGraw-Hill Interamericana Editores.

Yela, M. (1994). El problema del método científico en psicología. Anuario de Psicología,
60, 3-12.
















Facultad de Ciencias Sociales
Escuela de Psicología
Curso: Metodologías de investigación en psicología
Profesor/a: Ximena Faúndez













FICHA N°1







Lunes 2 de septiembre, 2013. Carla Ljubetic