You are on page 1of 58

Francisco J. Jaén Maíz.

Programación Didáctica de guitarra.
1
1. Introducción.

1.1 . Presentación.

Programar significa organizar por anticipado la acción educativa de un determinado periodo
dentro de los objetivos establecidos. Esta definición realizada en un amplio sentido práctico tiene
una correspondencia en la realidad educativa bastante más compleja. Para acercarnos a ella
vamos a presentar el marco general donde se desarrollan sus características. El primer estadio es
el marco regulado por la legislación, en la que podemos encontrar las leyes, órdenes, decretos
etc., que se aprueban en los respectivos órganos competentes en materia educativa del Estado y
Autonomías. El segundo, es la adopción de dichas leyes por parte de los centros educativos por
medio de una serie de documentos tales como el proyecto educativo, el reglamento de
organización y funcionamiento y el proyecto de gestión, los cuales constituyen el Plan de Centro.
Este constituye las señas de identidad del conservatorio y expresa la educación que desea y va a
desarrollar en unas condiciones concretas, por lo que deberá contemplar los valores, los objetivos
y las prioridades de actuación, no limitándose solo a los aspectos curriculares, sino también a
aquellos otros que, desde un punto de vista cultural, hacen del conservatorio un elemento
dinamizador de la zona donde está ubicado. El tercer nivel se concreta a partir de una de las
atribuciones del Plan de Centro, que son los criterios generales para la elaboración de las
Programaciones Didácticas de las enseñanzas. El desarrollo o puntos principales de dichas
Programaciones Didácticas se detalla en el

DECRETO 361/2011, de 7 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Conservatorios
Elementales y de los Conservatorios Profesionales de Música.
Las programaciones didácticas.

1. Las programaciones didácticas son instrumentos específicos de planificación, desarrollo y evaluación de cada
materia, asignatura o, en su caso, ámbito del currículo establecido por la normativa vigente. Se atendrán a los criterios
generales recogidos en el proyecto educativo y tendrán en cuenta las necesidades y características del alumnado.
Serán elaboradas por los departamentos de coordinación didáctica, su aprobación corresponderá al Claustro de
Profesorado y se podrán actualizar o modificar, en su caso, tras los procesos de autoevaluación a que se refiere el
artículo 27.
2. Las programaciones didácticas de las enseñanzas encomendadas a los conservatorios elementales y a los
conservatorios profesionales de música incluirán, al menos, los siguientes aspectos:
a) Los objetivos, los contenidos y su distribución temporal y los criterios de evaluación, posibilitando la adaptación de
la secuenciación de contenidos a las características del conservatorio y del municipio en el que se encuentra.
b) La forma en que se incorporan los contenidos de carácter transversal al currículo.
c) La metodología que se va a aplicar.
d) Los procedimientos de evaluación del alumnado y los criterios de calificación, en consonancia con las orientaciones
metodológicas establecidas.
e) Las medidas de atención a la diversidad.
f) Los materiales y recursos didácticos que se vayan a utilizar, incluidos los libros para uso del alumnado.
g) Las actividades complementarias y extraescolares relacionadas con el currículo que se proponen realizar por los
departamentos de coordinación didáctica.
3. Las programaciones didácticas de las distintas materias, asignaturas y, en su caso, ámbitos que se impartan en el
conservatorio incluirán actividades que desarrollen la sensibilidad y estimulen el interés hacia distintos tipos de
manifestaciones artísticas y el hábito de la interpretación en público, así como la capacidad de expresarse
correctamente.
4. Las programaciones didácticas facilitarán la realización, por parte del alumnado, de trabajos monográficos
interdisciplinares u otros de naturaleza análoga que impliquen a varios departamentos de coordinación didáctica.
5. El profesorado desarrollará su actividad docente de acuerdo con las programaciones didácticas de las enseñanzas
que imparta.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
2

Resumiendo, es por tanto misión del Departamento Didáctico de la asignatura que se
imparte elaborar la programación didáctica, la cual va a ser usada por el profesor de dicha
asignatura encargado de su adaptación y desarrollo en clase. En nuestra Programación Didáctica
(en adelante PD) nos vamos a ceñir a este diseño al que hace referencia el Decreto 361/2011, que
se basa en la normativa citada anteriormente y a la que se pueda ir indicando a continuación para
el desarrollo de los siguientes puntos.

Esquema del desarrollo de una PD
1.2. Justificación.

Necesitamos justificar el porqué de varios aspectos de la PD. El primero de ellos es tener la
herramienta necesaria para el trabajo del docente en clase como es obvio. El segundo es la
elección del curso que hemos hecho, que en este caso es para el 2º curso del segundo ciclo de
Enseñanzas Básicas (en adelante EEBB) de guitarra. Dicho curso nos parece atractivo por los
siguientes motivos:
1. Ser el curso final de los estudios básicos de guitarra, donde se espera haber aportado al
alumno los aspectos reflejados en el Decreto 17/2009. En su Artículo 7 para las Enseñanzas
Básicas de Música:
a) Desarrollar la personalidad y sensibilidad del alumnado a través del aprendizaje de la
música.
b) Fomentar la creatividad musical y la capacidad de acción y transformación de los
conocimientos.
c) Favorecer el interés y una actitud positiva del alumnado, ante el hecho artístico
relacionado con la música.
2. Prepararse para afrontar nuevos retos y expectativas. Mismo Artículo:
d) Potenciar el desarrollo de sus posibilidades y prepararle para su incorporación a los
estudios profesionales de música.


1.3. Fundamentación legal.

En principio los dos grandes marcos legales en que fundamentamos la programación son la
LOE, Ley Orgánica de Educación 17/2007, de ámbito estatal vigente hasta la fecha y la LEA, Ley de
Educación de Andalucía, de ámbito autonómico para dicha Comunidad, por ser de la que tratamos
en nuestra programación. El resto de documentos los vamos a ir nombrando en los diferentes
apartados de la PD de forma que las propuestas que contienen se vean reflejadas en su aplicación
práctica. Asimismo, haremos referencia a ellos en la bibliografía que usamos para la elaboración
de este documento.

1.4. A quién va dirigida.

1 LEGISLACIÓN
•LEYES, DECRETOS,
ORDENES
2 CENTROS
EDUCATIVOS
•DOCUMENTOS
ORGANIZATIVOS
3 DEPARTAMENTOS
DIDÁCTICOS
•PROGRAMACIONES
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
3
El alumnado al que dirigimos esta PD tiene una serie de características particulares que
queremos destacar. Para ello vamos a emplear dos apartados: el conocimiento previo y las
características psicológicas.
1.4.1 Conocimiento previo.

Partimos de la base de que el alumno tiene 11 años de edad, proviene del curso anterior (en
caso de no haber accedido mediante una prueba de acceso), que ha promocionado con buenas
calificaciones y aprovechamiento en general de las asignaturas que conforman su currículo y que
no necesita recuperar ninguna de ellas. Más concretamente, dicho alumno ha cursado el primer
curso del segundo ciclo de EE.BB. de guitarra y también y simultáneamente las enseñanzas del
mismo curso de Lenguaje Musical, así como el primer curso de coro y también de agrupaciones
instrumentales. Con este bagaje cultural podemos decir que nos encontramos ante un alumnado
con cierta experiencia en las materias musicales y predispuesto al curso que comenzamos.

1.4.2. Características psicológicas.

Pasaremos a describir a continuación las características psicológicas afectivas y sociales del
alumnado, teniendo en cuenta la edad que tiene y su relación con el momento pedagógico en que
se encuentra. Para ello vamos a usar las ideas y estudios del psicólogo y zoólogo suizo Jean Piaget
(1896-1980), también conocida como teoría cognitiva. Dicha teoría promulga que la capacidad
cognoscitiva del individuo es el resultado de de su interacción con el medio, de su desarrollo
mental y por tanto de su aprendizaje. Para ello pasa a través de una serie de etapas, cada una de
ellas antesala de la siguiente que son: sensoriomotor (del nacimiento a los 2 años), preoperacional
(de los 3 a los 7 años), de las operaciones concretas (de los 7 a los 11 años) y de las operaciones
formales (de los 11 a los 14 años). Basándonos en las edades en que el alumnado realiza los
estudios nos ceñiremos y desarrollaremos las dos últimas etapas.

A. Características del desarrollo evolutivo de niños y niñas.

Como hemos apuntado anteriormente el alumnado al que hacemos referencia en esta PD está
atravesando la etapa final llamada de las operaciones concretas. Esta etapa se caracteriza por la
aparición de la lógica en relación a las habilidades matemáticas. Dicha lógica permite que el
individuo desarrolle conceptos como la clasificación pormenorizada de elementos (formas,
tamaños y colores) conforme a varias de sus características y la posterior seriación. También
permite que realice operaciones mentales de conservación de la materia aunque cambie el
recipiente en que se halla, la posibilidad de reversibilidad del pensamiento, y otras habilidades por
el estilo, lo cual es de tener en cuenta a la hora de plantear razonamientos abstractos en los que
intervengan dichas operaciones mentales.
En cuanto al concepto espacial también es capaz de asimilar las distancias reales entre los
objetos y hacer rotaciones mentales para situar desde la ubicación suya y del interlocutor otros
objetos. Esto tiene un valor importante ya que el profesor y el alumno trabajan con el sentido
visual y de las distancias, por ejemplo, a la hora de colocar una posición en el instrumento por
imitación.
Es destacable que el tipo de pensamiento en esta etapa se basa en extraer conclusiones, pero
necesita datos de los que partir, porque no posee aún un pensamiento abstracto, lo cual nos lleva
a pensar que sería factible orientarle a la hora de comenzar una propuesta nueva.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
4
Pero lo más relevante quizá del período que tratamos es posiblemente el desarrollo del
lenguaje y su relación social. En cuanto a lo primero, el alumno ha desarrollado la capacidad de la
fonación con las excepciones lógicas de especialista en los casos que así no fuese. Existen grandes
avances en la semántica y gramática, que deben verse aún más ampliados por el uso cotidiano de
términos específicamente musicales. En el terreno de lo segundo, el desarrollo de su personalidad,
la autoestima y relaciones con los demás comienza a tomar un papel preponderante. Necesita
colaborar, compartir y sentir el respaldo por parte de los demás. Ya no se centra en el
egocentrismo de etapas anteriores y aparecen los valores de las acciones buenas y malas como
referencias de algo necesario, lo cual contribuye a crear un comportamiento social y una ética
para el desarrollo de las clases tanto individuales como colectivas.

B. Características del desarrollo evolutivo en adolescentes.

También se hace necesario tratar la etapa siguiente de operaciones formales (de los 11 a los 14
años) por el motivo de que el paso entre una etapa y otra es un línea muy sutil a delimitar.
Muchos de los niños y niñas de esta edad se encuentran ya inmersos en una preadolescencia en la
que se aprecian cambios razonables en estatura, peso y caracteres sexuales secundarios, lo cual
hace que el individuo identifique las señas determinantes del sexo al que pertenecen. Su forma de
pensar puede ser considerada ya como abstracta o hipotético-deductiva, no precisando partir de
una base necesariamente concreta.
En el terreno de las relaciones sociales tienden a agruparse según grupos heterogéneos sin
líder fuerte, con valores muy arraigados y dependientes o perceptibles en la forma de hablar o de
vestir.

C. Psicología de la música.

Con respecto a la música, un niño pequeño no distingue dos interpretaciones como diferentes
de la misma canción si se cambia una nota o dos rítmica o melódicamente, en el caso que
mantengamos la misma letra. Pero desde que el alumno ingresa en las EE.BB. ya comienza a
hacerlo por la incorporación del pensamiento reversible, origen de muchos test de aptitud
musical. Para ello pondremos el ejemplo de un alumno que escucha varios sonidos de
instrumentos iguales y que es capaz de averiguar ciertos caracteres como orden de grave a agudo,
diferencias en el timbre, mayor duración en el sonido, etc.
Otra de las habilidades sería la de poder observar lo que Marilyn Pfederer definió como las
cinco leyes de la conservación musical. Identidad (reconocimiento de una melodía en la que no
cambian los ni los intervalos ni el ritmo), agrupamientos métricos (cambios en las figuras),
aumento y disminución (en las proporciones entre motivos), trasposición (cambios en la altura
pero no en el diseño melódico) y la inversión (no hay cambios en la melodía aunque cambie el
valor grave por el agudo).
Por su parte, Mary Louise Serafine parte de la idea de que la música es un fenómeno social y
cultural y defiende que cada uno de sus miembros adopta una postura diferente ante ella, siendo
oyente, creador o intérprete. Para ella, se piensa con sonidos que están combinados en un
contexto finito (tiempo) y el resultado depende del tipo de relación que tenga el sujeto con la
música, sea autor, espectador o intérprete. Para esta autora existen una serie de procesos de
cognición musical con un orden estructural de sucesión temporal. Dichos procesos serían:

1. Construcción idiomática, como la existencia del lenguaje de la tonalidad.
2. Cadena temática, que dota de unidad a todos los elementos.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
5
3. Modelo, como el tema del tema y variaciones en las formas musicales.
4. Frase, delimitación musical con sentido pleno.
Los procesos que no son temporales serían:
1. Abstracción o presencia de una estructura musical de forma habitual por lo que se
permite el reconocimiento del elemento en la obra.
2. Transformación o cambios producidos en la obra (de tonalidad, de dinámica, etc.)
3. Jerarquía de los elementos estructurales.
4. Conclusiones o fines, como las cadencias, intervalos no resueltos, etc.

Para Swanwick y Tillman el modo especulativo por el que el alumno puede experimentar
nuevas ideas contando con lo que ya sabe y el modo idiomático en el que se busca la propia
expresión del individuo serían los caracteres cognitivos más relevantes.
Para concluir este apartado, haremos mención brevemente a dos teorías que rigen la
psicología de la música como son la conductista y la social. En la primera de ellas el resultado de su
aplicación es dispar, puesto que se han obtenido resultados más positivos en la práctica
instrumental y en el lenguaje musical que en otras áreas. Su investigación se basa en la
consideración de la música como medio de aprendizaje hacia otras materias y la búsqueda de
medios para ello.
Referente a la segunda, la música está presente en todas las culturas. Cada grupo social
tiene su propia música y sus integrantes adoptan parámetros similares en su conducta, tanto en la
música per se como en su forma de hablar o vestir o los valores que los definen. Es de notar que
en dichos grupos sociales influyen factores como los derivados de la publicidad, los medios de
comunicación o las aportaciones de las instituciones, que han conseguido hacer llegar cada vez a
más gente todos los tipos de música. Jean Sloboda piensa que el desarrollo del proceso musical
depende de fórmulas de influencia social sobre los sujetos, de forma involuntaria por este y que
los períodos de aprendizaje del individuo están controlados socialmente en mayor o menor
medida.

1.4.3. Contexto sociocultural.

En cada centro docente existen unas particularidades propias que le definen e
individualizan diferenciándolo cualitativamente de otros centros homólogos. Es por ello que
consideramos que no podemos diseñar una programación universal para todos los tipos de
centros por ser cada uno diferentes en materia sociocultural. Lo que sí vamos a proponer es un
diseño base para un centro típico como una solución adaptable al máximo de las condiciones
indispensables. El centro al que va destinada nuestra PD es un conservatorio de tipo elemental o
profesional, localizado en zona urbana, que posee aulas para la impartición de las materias, con
una biblioteca de aula, mobiliario y recursos didácticos. Puede tener un auditorio para las
actuaciones o audiciones públicas, biblioteca y aula de audiovisuales, y servicio de copistería.
Como hemos reseñado antes, en su Proyecto Educativo se hace hincapié en la actividad cultural,
propiciando la participación del alumnado en actividades musicales dentro y fuera del centro.

1.5. Descripción y problemática de la asignatura.

La asignatura de guitarra es eminentemente práctica. En nuestra PD además la tratamos como
asignatura de tipo individual, siendo posible también la apreciación de la misma como asignatura
grupal (agrupaciones instrumentales). Lo más relevante es la función que posee, por una parte eje
vertebrador del currículo dentro del grado en que estamos actuando, ya que el resto de materias
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
6
sirven de complemento para el alumno. Para justificar esto recordaremos los objetivos generales
de grado para las enseñanzas instrumentales, que son (Orden 24 junio 2009):

1. Adoptar una correcta posición corporal en consonancia con la configuración del instrumento.
2. Conocer las características y posibilidades sonoras del instrumento, saber utilizarlas dentro de las exigencias del
nivel, así como desarrollar hábitos de cuidado y mantenimiento del mismo.
3. Adquirir una técnica básica que permita interpretar correctamente en público un repertorio integrado por obras
o piezas de diferentes estilos, entre las que se incluyan algunas de autores andaluces o de inspiración andaluza, de una
dificultad acorde con este nivel, como solista y como miembro de un grupo.
4. Adquirir y desarrollar hábitos de estudio básicos, correctos y eficaces.
5. Conocer la técnica y los recursos para el control de la afinación del instrumento, en los casos en que su
naturaleza así lo permita.
6. Despertar en el alumnado el aprecio y el respeto por el arte de la música a través del conocimiento de su
instrumento y de su literatura.
7. Concebir la práctica instrumental como un medio para formar personas íntegras que aprecien y disfruten de la
experiencia musical, incorporando estas vivencias a su propia cultura.

De esto entresacamos lo siguiente:
 Los cinco primeros puntos de la Orden del 24 de junio/2009 nos comunican la importancia
que tiene para el instrumentista el conocimiento de todos los recursos propios tanto
técnicos de la asignatura como teóricos adquiridos con las otras asignaturas que completan
el currículo. El uso de dichos conocimientos está justificado en la interpretación musical
personal del individuo de cara a un público con un repertorio integrado por obras de
diversa índole en las actuaciones, como medio de comunicación y expresión propia. En
dicho repertorio también se pone de manifiesto una cultura general sobre las épocas y
estilos a lo largo de la historia, motivo por el que la signatura aporta al ámbito formativo
del alumno unos conocimientos complementarios y necesarios para la cultura general de
cualquier discente. Asimismo desarrolla los hábitos de socialización y respeto con los
demás compañeros si la interpretación es en el conjunto instrumental, o la responsabilidad
y el aprecio si hablamos de los hábitos de mantenimiento y cuidados del instrumento o las
horas que va a dedicar el alumno a estudiar el instrumento, ya que ello conlleva ajustar los
horarios para poder simultanear los estudios musicales con los obligatorios.
 Los puntos 6 y 7 nos sitúan en una visión más propia de la estética, sensibilidad y desarrollo
emocional y social del individuo, ya que en ellos es un factor principal la apreciación de
estas cualidades desde el prisma interpretativo, o sea desde el instrumento. No se trata de
que el resto de las asignaturas no tengan este componente, sino de que usemos el
instrumento para descubrir y potenciar estas capacidades en el alumno.

Con todo esto, para hacer un resumen de lo tratado y para concretar más la descripción de la
asignatura y su función diremos que:
 Las EEBB de guitarra y su curso 2º del segundo ciclo por ser el último de ellas contribuyen
desde el instrumento a crear unos principios técnicos básicos que pueden ser ampliados en
estudios posteriores más complejos.
 Crea unos hábitos de estudio eficaces.
 Interioriza conceptos musicales para acceder a otras enseñanzas más complejas.
 Fomenta el aprendizaje de la lectura musical para luego profundizar en el sentido estético
y permite desarrollar los mecanismos para expresar las ideas.
 Fomenta un medio atractivo para el discente de aprendizaje y cultura general,
interrelacionando los elementos de aprendizaje de varias enseñanzas, tanto musicales
como de régimen general.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
7
 Desarrolla la capacidad memorística y activa determinados mecanismos cognitivos.

Desde nuestro punto de vista y además de estas capacidades descritas, la asignatura de
guitarra aporta una serie de ventajas adicionales. Una de ellas es la existencia de repertorios
variados en épocas y estilos, desde la música antigua a las vanguardias y música contemporánea,
lo cual constituye una fuente de variedad dentro del repertorio del instrumento. Otra cuestión
interesante es el uso de las posibilidades expresivas del instrumento, las cuales han quedado
reflejadas a lo largo de la historia suficientemente. Su tímbrica particular y su especial sonoridad
la hacen un excelente instrumento para expresar las ideas de tendencias tan dispares como la
música de vanguardia, la música andaluza (en la que se identifica totalmente el sonido y el
sentimiento guitarrístico) o la de instrumentos del renacimiento y barroco con la que está tan
emparentada desde el nacimiento del propio instrumento. Añadir asimismo que el instrumentista
de guitarra puede continuar estudios superiores en varias especialidades y salidas profesionales y
que el instrumento en sí tiene otro atractivo añadido que es su facilidad de transporte y bajo coste
de mantenimiento en relación a otros instrumentos.

1. 6. Relación con los estudios de régimen general.

El régimen de general de estudios comprende varios niveles: Educación Infantil desde los 3 a
los 6 años, Educación Primaria de los 6 a los 12, Educación Secundaria Obligatoria de los 12 a los
16 y Bachillerato de los 16 a los 18. Por la edad de nuestro alumno simultanea estudios de EEBB
de música con las de Enseñanza Primaria, concretamente finaliza el tercer ciclo y el sexto curso de
dicha etapa. Para establecer las relaciones directas entre los dos regímenes veamos el siguiente
cuadro:

EDUCACIÓN PRIMARIA EDUCACIÓN SECUNDARIA UNIVERSIDAD
PRIMER
CICLO
SEGUNDO
CICLO
TERCER
CICLO
OBLIGATORIA
(E.S.O.)
BACHILLERATO ENSEÑANZAS
SUPERIORES DE
GRADO DE MÚSICA ENSEÑANZAS BÁSICAS DE
MÚSICA
ENSEÑANZAS PROFESIONALES
DE MÚSICA

Cuadro resumen de Enseñanzas Artísticas de Música y de Régimen General




Relación de edades y ciclos en ambos regímenes

En el nivel educativo en que encontramos a nuestro alumno y para establecer la relación
directa de los estudios de Régimen General con los de EEBB de música, el R. D. 1513/2006 que
regula la Educación Artística para la Educación Primaria nos dice lo siguiente:

EEBB de Música (de los 8
a los 12 años)
Segundo y tercer ciclo de
Enseñanzas Obligatorias
(de los 8 a los 12 años)
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
8
La enseñanza de la Educación artística en esta etapa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes
capacidades:
1. Indagar en las posibilidades del sonido, la imagen y el movimiento como elementos de representación y
comunicación y utilizarlas para expresar ideas y sentimientos, contribuyendo con ello al equilibrio afectivo y a la
relación con los demás.
2. Explorar y conocer materiales e instrumentos diversos y adquirir códigos y técnicas específicas de los diferentes
lenguajes artísticos para utilizarlos con fines expresivos y comunicativos.
3. Aplicar los conocimientos artísticos en la observación y el análisis de situaciones y objetos de la realidad cotidiana y
de diferentes manifestaciones del mundo del arte y la cultura para comprenderlos mejor y formar un gusto propio.
4. Mantener una actitud de búsqueda personal y colectiva, articulando la percepción, la imaginación, la indagación y la
sensibilidad y reflexionando a la hora de realizar y disfrutar de diferentes producciones artísticas.
6. Conocer y valorar diferentes manifestaciones artísticas del patrimonio cultural propio y de otros pueblos,
colaborando en la conservación y renovación de las formas de expresión locales y estimando el enriquecimiento que
supone el intercambio con personas de diferentes culturas que comparten un mismo entorno.
7. Desarrollar una relación de auto-confianza con la producción artística personal, respetando las creaciones propias y
las de los otros y sabiendo recibir y expresar críticas y opiniones.
8. Realizar producciones artísticas de forma cooperativa, asumiendo distintas funciones y colaborando en la resolución
de los problemas que se presenten para conseguir un producto final satisfactorio.
9. Conocer algunas de las profesiones de los ámbitos artísticos, interesándose por las características del trabajo de los
artistas y disfrutando como público en la observación de sus producciones.

Es por tanto un diseño de objetos claramente emparentado con el de los estudios de EEBB
y coincidente en varios aspectos:
 Relación con el medio artístico para fomentar la expresión, enriquecer la cultura y la
sensibilidad del individuo. Este planteamiento es del todo coincidente con uno de los
principales objetivos de las EEBB.
 Explorar e identificar los códigos artísticos (entendamos aquí las formas de comunicación
propias del arte) para adquirir un gusto y un conocimiento personal. Podríamos establecer
el vínculo con el objetivo del aprendizaje de la lectura de partituras como lenguaje musical
propio para comprender y profundizar más adelante en su comunicado estético.
 Conocer y valorar las obras del patrimonio cultural propio y de otros pueblos, lo cual
incluye las épocas, los estilos, las culturas y las tendencias que se han sucedido a nivel
global en la música, objeto asimismo de nuestra propuesta en la PD.
 Realizar proyectos artísticos en forma cooperativa, lo cual fomenta el espíritu de
colaboración entre individuos.
Para finalizar exponemos los contenidos de los bloques 3 y 4 del tercer ciclo de Educación
Primaria del citado decreto, con el mero comentario de la plena coincidencia de planteamientos a
excepción lógica de la práctica instrumental con la guitarra. Para mayor claridad están omitidos los
puntos dedicados a otras facetas artísticas no musicales.

Bloque 3. Escucha
- Audición activa y comentario de músicas de distintos estilos y culturas, del pasado y del presente, usadas en
diferentes contextos.
- Reconocimiento y clasificación de instrumentos acústicos y electrónicos, de diferentes registros de la voz y de las
agrupaciones vocales e instrumentales más comunes en la audición de piezas musicales.
- Identificación de formas musicales con repeticiones iguales y temas con variaciones.
- Grabación de la música interpretada en el aula.
- Búsqueda de información, en soporte papel y digital, sobre instrumentos, compositores intérpretes y eventos
musicales.
- Comentario y valoración de conciertos y representaciones musicales.
- Valoración e interés por la música de diferentes épocas y culturas.
- Identificación de agresiones acústicas y contribución activa a su disminución y al bienestar personal y colectivo.

Bloque 4. Interpretación y creación musical
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
9
- Exploración de las posibilidades sonoras y expresivas de diferentes instrumentos y dispositivos electrónicos al servicio
de la interpretación musical.
- Interpretación de piezas vocales e instrumentales de diferentes épocas y culturas para distintos agrupamientos con y
sin acompañamiento.
- Lectura e interpretación de canciones y piezas instrumentales en grado creciente de dificultad.

2. Objetivos generales.

Los objetivos son aquello que pretendemos enseñar. Existen dos tipos de objetivos: los
generales, propios de la PD y los didácticos o específicos propios de las Unidades Didácticas (en
adelante UD). En este punto nos vamos a ajustar a unos objetivos generales que vienen
determinados en principio por la especialidad y grado que tratamos y que están regulados por la
Orden del 24 junio/2009, ya que se trata de las Enseñanzas Básicas de Música. Estos objetivos en
relación a los instrumentos en general son:

1. Adoptar una correcta posición corporal en consonancia con la configuración del instrumento.
2. Conocer las características y posibilidades sonoras del instrumento, saber utilizarlas dentro de
las exigencias del nivel, así como desarrollar hábitos de cuidado y mantenimiento del mismo.
3. Adquirir una técnica básica que permita interpretar correctamente en público un repertorio
integrado por obras o piezas de diferentes estilos, entre las que se incluyan algunas de autores
andaluces o de inspiración andaluza, de una dificultad acorde con este nivel, como solista y como
miembro de un grupo.
4. Adquirir y desarrollar hábitos de estudio básicos, correctos y eficaces.
5. Conocer la técnica y los recursos para el control de la afinación del instrumento, en los casos en
que su naturaleza así lo permita.
6. Despertar en el alumnado el aprecio y el respeto por el arte de la música a través del
conocimiento de su instrumento y de su literatura.
7. Concebir la práctica instrumental como un medio para formar personas íntegras que aprecien y
disfruten de la experiencia musical, incorporando estas vivencias a su propia cultura.

Habría que hacer hincapié en una cuestión de bastante relevancia. Estamos tratando un a PD
que pertenece a un curso final de grado, por lo que se suponen prácticamente conseguidos estos
objetivos al finalizar dicho curso. Pero la realidad y el sentido común nos dicen que desde el
primer curso de las EEBB hay que adaptar los objetivos generales de grado a los niveles propios de
los cursos, dando forma a unos objetivos que deben ser secuenciados y distribuidos con criterio y
progresividad, hasta alcanzarlos en su totalidad al final del grado. Como ejemplo un objetivo
general sería el siguiente:

 Adoptar una correcta posición corporal en consonancia con la configuración del
instrumento.
El mismo objetivo en el primer curso del primer ciclo de EEBB quedaría redactado así:
 Observar y reproducir por imitación del profesor y alumnos de cursos superiores una
posición que permita respirar sin esfuerzo y que no entorpezca la colocación del
instrumento.
Igualmente para un alumno del segundo curso del primer ciclo del mismo grado:
 Aproximarse por imitación a la posición corporal precisa que permita respirar sin esfuerzo y
que no entorpezca la colocación del instrumento.
El mismo objetivo para el primer curso del segundo ciclo:
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
10
 Asumir e interiorizar la posición corporal precisa que permita respirar sin esfuerzo y que no
entorpezca la colocación del instrumento y la coordinación de ambas manos.
La misma funcionalidad llevaría hasta la consecución prevista en los objetivos generales de
grado antes expuestos. Pero realmente donde concretaremos estos será en las UD. En ellas la
fórmula que vamos a utilizar a la hora de adaptar dichos objetivos a los grados es preguntarnos
qué enseñar, cómo enseñarlo y cuándo enseñarlo, para definir totalmente el perfil preciso del
objetivo en cuestión. Sabido esto, tendremos para el curso que tratamos en nuestra PD los
siguientes objetivos generales:
1. Adoptar y mantener una correcta posición corporal en consonancia con la configuración
del instrumento, para aprovechar todas las posibilidades que nos ofrece la biomecánica
para estudiar sin esfuerzo mediante la concentración y relajación física y mental.
2. Conocer y emplear la sonoridad y la afinación propia del instrumento para utilizarla
convenientemente según la interpretación que ejecutemos, así como la conservación y
mantenimiento del mismo para preservarlo en óptimas condiciones para la interpretación.
3. Adquirir una técnica básica, incluyendo las propias del estudio en si, para interpretar obras
en público que nos acerquen a un repertorio formado por piezas propias del instrumento,
de épocas y estilos diferentes, entre los cuales podemos incluir las de autores de
inspiración andaluza como reconocimiento al patrimonio cultural de nuestra comunidad.
4. Formar personas íntegras que mediante un ejercicio como es la práctica musical sean
capaces de transmitir su cultura y sensibilidad como medio de expresión del individuo.

Además de los objetivos expuestos, dentro de las actividades del centro y sujeto a las normas
generales de conducta, el alumnado debe orientar su trabajo hacia un resultado final, o lo que es
lo mismo a una interpretación correcta. En ello influye el que las audiciones programadas para
fomentar las actuaciones públicas ayuden a tal fin, por la cantidad de situaciones variables que
presentan para el intérprete. También, con estas actuaciones se consigue fomentar la autocrítica y
la asistencia a actos culturales, despertando la inquietud y la afición personal como una propuesta
para el esparcimiento y el disfrute.

3. Contenidos.

Si los objetivos se expresan en infinitivo y corresponden al qué enseñar, el siguiente paso es el
contenido, que es lo que hay que aprender y se expresa en forma de sustantivo.

Los contenidos pueden ser de tres tipos: conceptuales, procedimentales y actitudinales.
A. Conceptuales. A su vez están divididos en :
 Hechos, como los datos, realidades que se asimilan por memorización (nombre de las
notas, número de obras compuestas por un compositor, etc.)
 Conceptos, como los conjuntos de hechos que necesitan de la abstracción para asimilarse
(sistemas de afinación).
 Principios o reglas inalterables (producción del sonido apoyando).
B. Procedimentales. Se denomina así al contenido que engloba una serie de acciones
ordenadas para llevar a cabo una tarea final. Normalmente es un acto que se aprende del
un modelo que propone el profesor y el alumno repite.
C. Actitudinales. Proporcionan una educación en valores, y se aprenden a través del ejemplo
la repetición de conductas y la observación. Requieren un tiempo determinado para su
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
11
interiorización como por ejemplo la afición al hecho musical, los valores personales como
el respeto hacia los compañeros o bien las normas propias de conducta del centro.

OBJETIVO CONTENIDO
Aprender la afinación de la
guitarra
Conocer las técnicas de la
mano derecha
Apreciar el sentido estético
del repertorio

Esquema de objetivos y contenidos

Para la presentación de los contenidos usaremos la programación de aula, pero nos ceñiremos
en los tres principios básicos que rigen los contenidos simplificándolos como conceptuales,
procedimentales y actitudinales sin más, de manera que tratemos este tema de manera más
global y comprensible. A continuación expondremos los contenidos propuestos por la
administración para nuestro instrumento dentro del grado que estamos tratando, haciendo
lectura de la Orden de 24 junio/2009:

Práctica de ejercicios de relajación y control muscular, que permitan adoptar una postura adecuada del cuerpo,
posibilitando la correcta colocación de la guitarra y la acción del conjunto brazo-antebrazo-muñeca-mano-dedos
izquierdos sobre el diapasón y la pulsación de los dedos de la mano derecha sobre las cuerdas, así como la
coordinación entre ambas. Desarrollo de la habilidad de cada mano y la sincronización de ambas. Principios básicos de
la digitación guitarrística y su desarrollo para poder expresar con mayor claridad las ideas y contenidos musicales.
Aplicación gradual de los recursos tímbricos y de proyección de sonido. Conocimientos básicos de los distintos recursos
de la guitarra. Entrenamiento permanente y progresivo de la memoria. Técnicas y hábitos correctos y eficaces de
estudio. Técnicas y recursos para el control de la afinación del instrumento. Aprendizaje de las diversas formas de
ataque en la mano derecha para conseguir progresivamente una calidad sonora adecuada a la realización de distintos
planos simultáneos. Aprendizaje de los cambios posicionales de la mano izquierda: deslizamientos, posiciones,
traslados longitudinales y transversales, etc.; para conseguir una mejor adaptación de los mismos durante la
interpretación. Desarrollo de una conducción clara de las voces en obras contrapuntísticas. Armónicos naturales.
Conocimiento y ejecución de las cejillas medias y completas. Práctica de la improvisación libre basada en efectos
tímbricos, agógicos, etc., y/o dirigida, sobre esquemas armónicos sencillos, motivos melódicos y rítmicos básicos.
Práctica de juegos musicales de imitación: con ritmos, con ritmos y velocidades diferentes, con sonidos al aire en la
guitarra y con cambios de intensidad. Conocimiento de obras propias del repertorio del instrumento a través de medios
audiovisuales. Lectura a vista de obras o fragmentos sencillos. Iniciación a la comprensión de las estructuras musicales
para llegar, a través de ello, a una interpretación consciente y no meramente intuitiva. Práctica de conjunto y/o con
medios audiovisuales. Realización de conciertos periódicos con las obras trabajadas. Práctica de ejercicios que
desarrollen la sensibilidad auditiva como premisa indispensable para la obtención de una buena calidad de sonido.
Trabajo de la dinámica, agógica y su relación con el fraseo y la textura musical. Ejercicios, estudios y obras que se
consideren útiles para el desarrollo conjunto de la capacidad musical y técnica del alumno o alumna. Fisiología,
evolución y construcción de la guitarra, para conocer, en un nivel básico, esta herramienta que permite adentrarse en
el campo musical de la interpretación musical. Distinción, mediante todo tipo de recursos, de algunos de los
instrumentos más representativos de cuerda pulsada del Renacimiento y del Barroco. Identificación de la articulación,
fraseo y digitaciones propias de la época.

Dado el volumen de todos estos contenidos se hace patente la necesidad de simplificarlos en
una serie de bloques tales como:
 Desarrollo de la sensibilidad auditiva para obtener una buena calidad de sonido.
 Lectura a vista de obras y fragmentos sencillos.
 Entrenamiento permanente y progresivo de la memoria.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
12
 Adquisición de hábitos de estudio que sean correctos y eficaces.
 Iniciación a la comprensión de estructuras musicales para llegar a una interpretación
consciente y no meramente intuitiva.
 Selección progresiva en cuanto a dificultad de ejercicios, estudios y obras del repertorio
que se consideren útiles para el desarrollo musical del alumno.

4. Metodología.

Llamamos metodología a la forma de impartir esos contenidos antes reseñados. La
metodología es también un aspecto amplio, que varios apartados que vamos a ir desarrollando a
continuación.

4.1. Organización del tiempo y del espacio.

La organización del tiempo se refiere a la distribución de las actividades según un orden para
dar lugar a aprendizajes significativos, o lo que es lo mismo, a la secuencia de esas actividades.
Para ello tendremos en cuenta que las sesiones se iniciarán o bien con un tema introductorio para
la UD nueva para el alumno (aprendizaje de una técnica no vista hasta el momento, p. ej.
ejecución del trémolo) o si ya es conocido el tema presentar una sesión de evaluación inicial para
verificar el estado de conocimiento por parte del alumno (revisión de las digitaciones o hábitos
posturales).

Por su parte, la distribución del espacio trata de la localización de un aula propia, evidente en
el caso de la organización de los espacios dentro del centro, ya que contamos por adelantado con
esta ubicación que además está equipada con espejo, estantes para material, biblioteca, sillas y
mesa para profesor, alzapiés, etc. Es relevante la iluminación del aula, de preferencia de tipo
natural por ventanales, como también lo es la higiene y cuidado del espacio por el personal
encargado de tal misión para hacer un espacio compartido agradable y saludable.
Una vez tenidos en cuenta estos puntos, las sesiones se realizarán individualmente y mediante
las UD destinadas a tal fin, las cuales están diseñadas conforme a todo lo descrito en los apartados
anteriores de objetivos y contenidos. Normalmente estas UD comienzan con un ejercicio de tipo
introductorio como calentamiento, estiramiento y técnica, abordando después en el grueso de la
clase las piezas que se proponen como repertorio para el alumno. Tras ello se dedica un tiempo de
repaso de obras conocidas o a preparar la siguiente sesión, con objeto de transmitir la información
necesaria para que el alumno pueda trabajar durante la semana en casa.

4.2. Principios metodológicos.
Las bases sobre las que asentamos el cómo enseñar se fundamentan en una serie de principios
dependiendo de su funcionalidad:

1. Primacía de los contenidos procedimentales, puesto que la principal justificación de la
teoría constructivista del aprendizaje lógica en nuestras enseñanzas, es que las cosas se
aprenden haciéndolas. En el curso en que nos basamos se supone al alumno preparado
cognoscitivamente para afrontar nuevos retos a través de la práctica de diferentes
recursos interpretativos que van a ir apareciendo en el repertorio. Es una buena ocasión
para aplicar esta primacía, y comprobar si el alumno puede intervenir activamente en el
aprendizaje
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
13
2. Unidad de teoría y práctica. Con lo que tampoco podemos dejar excesivamente a un lado
el aspecto teórico sino más bien ilustrarlo con aspectos prácticos que el alumno pueda
asimilar. Como ejemplo, en la explicación de una interpretación el profesor deberá ejecutar
las diferentes formas de expresión con el instrumento después de haber introducido un
breve comentario teórico al respecto. Otro ejemplo es la aplicación de lecturas rítmicas,
conceptos armónicos (ej. intervalos) o dinámicas en el estudio de las obras.
3. Fomentar la creatividad, mediante la práctica y el diseño de UD destinadas a tal fin. Todas
las personas están provistas de un potencial creativo dispuesto a desarrollarse, y en
relación a nuestro alumnado no solo es necesaria la formación partiendo de unos
principios preparados y concretados por el profesor, sino también permitir y aleccionar al
alumno en el campo improvisatorio, en la medida que sus posibilidades admiten. Para ello
hay una serie de recursos diseñados a tal fin sobre fórmulas rítmicas, melódicas, de
acompañamiento etc. que son susceptibles de ser aplicadas en clase.
4. Atención personalizada. Cada persona tiene unas capacidades diferentes y, por tanto,
necesita de una atención personalizada la cual se consigue en la clase de instrumento
individual. Este aspecto está marcado por varios puntos importantes. El primero, la
psicología del profesor tan importante a la hora de captar las intenciones, preferencias y
cualidades del alumno para lograr una buena comunicación entre ambos. Por su parte el
alumno consigue con esta atención ser objeto exclusivo de una comunicación en la que él
se siente parte fundamental de la clase, otorgándole prioridad en sus razonamientos y
actitudes, sin modelos impositivos por parte del discente.
5. La interdisciplinariedad, porque la relación entre los contenidos de otras materias y el
instrumento es la fórmula de aprendizaje más global y efectiva. Dentro de esta apartado
podemos hablar también de la globalización cultural del alumno, que implica el estado de
sus estudios de régimen general, su cultura en general o el estamento social y tipo de
familia al que pertenece.
6. Educación en valores, con un óptimo comportamiento en relación a contenidos
transversales que comprometen su desarrollo y su futuro profesional (tolerancia, igualdad
de sexos, educación por la paz, educación ambiental, etc.)

4.3. Métodos didácticos.

Llamamos métodos didácticos a los sistemas desarrollados de aprendizaje. Existen varios y los
posibles a emplear son:
 Método de proyectos. Plantea al alumno situaciones complejas para resolverlas por
medio de la imaginación y la creatividad. Está indicado en asignaturas teóricas y
teórico-prácticas, así como en las que necesitan de la improvisación y creación musical,
partiendo de que el alumnado tiene que globalizar, es decir, tener en cuenta los datos
provenientes de diferentes materias o niveles educativos. Los conocimientos no
provienen directamente del profesor sino que se este les enseña a manejar los que
tienen.
Como ejemplo podemos citar aplicación de conceptos del lenguaje musical o de la
teoría de la música en la obra que se está trabajando para entender un pasaje
rítmicamente difícil.
 Aprendizaje por descubrimiento. El alumnado extrae sus propias conclusiones a partir
del registro de datos y la observación, construyendo su propio aprendizaje. Hay que
destacar que el contenido no se da sino que se descubre, existiendo una etapa de
tanteo previa y otra de interiorización de la información descubierta. Un ejemplo sería
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
14
el descubrimiento de la pulsación adecuada para ejecutar un fragmento con
determinadas características tímbricas.
 Método científico. Parte del planteamiento de un problema, formulando una hipótesis.
A esto le sigue una prueba a través de un experimento. Las conclusiones extraídas de
ello se reajustan a la teoría inicial y se vuelve a presentar la hipótesis. Este método
tiene gran incidencia en la enseñanza debido a la continua interacción acción-reacción
de la teoría y la práctica. Como ejemplo podemos citar la adaptación de una digitación
en un pasaje por parte del alumno.

Como referencia de concreción, en las correspondientes UD se hará mención al tipo de
método que se va a emplear para desarrollar los conocimientos que se plantean.

4.4. Modelo de aprendizaje.

El modelo a tomar para el aprendizaje es el llamado modelo constructivista, el cual se basa en
la propiedad de ir añadiendo conocimientos de forma secuenciada y progresiva, de manera que lo
que vayamos a aprender depende también de lo ya aprendido y que también aumenta la
capacidad de conocimientos. Para ello:
 Propiciaremos situaciones que sean atrayentes para el alumno o que potencien su
natural motivación. Un alumno puede estar más atento o receptivo a determinadas
situaciones si conseguimos presentar el tema a tratar de forma que su personalidad se
vea reflejada y valorada mediante la clase de guitarra.
 Crearemos contextos de aprendizaje que les obliguen a tener presentes los contenidos
ya conocidos. En este apartado englobamos el manejo y aplicación de conocimientos
como la técnica general acumulada durante los cursos anteriores y su uso, los
conocimientos teóricos del lenguaje musical, el conocimiento de épocas o estilos, etc.
 La colaboración e interacción en el aula es sumamente importante puesto que de ella
se desprende el interés y motivación del alumno como motor de aprendizaje. Es por
tanto que el profesor no es él solo el centro de todo el proceso, sino la parte
coordinadora del mismo dejando al alumno la parte del papel que le corresponde en el
procedimiento cognoscitivo, relacionándose ambas partes de manera que cada una
aporta algo a la clase.

4.4. Profesorado.

El profesor de guitarra ha de desarrollar un sistema de aprendizaje basado en el interés y la
participación activa del alumnado. Para ello ha de valerse de una serie de recursos tales como:
 Estimular la participación del alumnado en clase, de manera que se valore la actitud y
también las actividades propuestas. Es importante la valoración asimismo del alumno
sobre su propio aprendizaje, reconociendo el valor de lo aprendido en clase.
 Fomentar el trabajo en grupo, no solo referido a asignaturas grupales en sí, sino como
medio de colaboración entre alumnos (preparación de audiciones, exposiciones de
temas acordados, etc.)
 Evitar las sanciones negativas ante el fracaso del alumno. Mediante una buena
educación en valores, el profesor distinguirá el éxito del fracaso sin necesidad de
implicar otras vías de carácter emocional, evitando las inseguridades o dudas de sus
discípulos y reforzando el respeto y la tolerancia.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
15
 Procurar que los discentes intervengan en el diseño de la PD, facilitándole los
materiales precisos. De esta forma el alumno se hace un esquema mental de lo que se
va a tratar, favoreciendo su motivación y conocimiento.
 Participar activamente en su evaluación, fomentando así el espíritu crítico y el miedo al
fracaso.
 Es de suma importancia la presentación de la información al alumno. Las grandes
cantidades de datos por parte del profesor no son necesarias en las explicaciones o
informaciones dadas en las sesiones, sino más bien la claridad de exposición y la
variedad en la aplicación de recursos, usando vías diferentes de comunicación
(audición, lectura de manuales sobre el tema, muestras de audiovisuales,
ejemplificación, etc.)
 Emplear estrategias de recuperación y empleo de los conocimientos anteriores para
montar sobre ellos los conocimientos nuevos, tanto si son de la asignatura de guitarra
como las del lenguaje musical.

4.5. Contextos de aprendizaje.

A. Motivación.
Existe una tendencia del alumnado, sobre todo en los estudios de EE.BB. a centralizar la
atención en la ejecución instrumental, dejando un poco de lado la parte no práctica de las
asignaturas. Sería conveniente ajustar esta descompensación mediante estrategias que hagan
al alumno no focalizar en exceso el desarrollo de la práctica instrumental sin tener en cuenta
cuestiones como pueden ser:
 Preparar de antemano un plan de ejecución de la UD en la que el alumno haga una
revisión de todos los contenidos conceptuales que necesite recordar o aplicar en
ella. De esta manera siempre tendremos una retroalimentación cognoscitiva que
refuerza la parte menos práctica.
 Cuando el alumno interviene en la selección de un repertorio adecuado y atractivo
para él también lo hace sobre una serie de características de interpretación y de
criterios históricos, motivo por el cual esto es óbice para que se interese por su
planteamiento y conocimiento teórico, preparando así el terreno de la práctica.

Además de esto, el alumno también depende en su motivación del contexto sociocultural y
el ambiente familiar en que se desenvuelve. En zonas urbanas muy desarrolladas, los contextos
culturales y la oportunidad de asistir a espectáculos o exposiciones son muchos y muy variados,
debido a la oferta cultural que apreciamos en núcleos con cierta densidad de población, lo cual
favorece la inserción de este tipo de actividades en la vida del alumno. También es interesante la
incorporación en agrupaciones musicales de diversa índole como grupos de pulso y púa,
formaciones de conjunto de guitarras, etc. los cuales desarrollan los conocimientos y los potencian
de manera eminentemente práctica. Respecto al nivel cultural familiar creemos que aún es más
relevante. Desde el hogar, la familia ha fomentado la incorporación del alumno a los estudios
reglados de música, otorgando un espacio en la agenda diaria a una disciplina artística, lo que
demuestra sensibilización y afán de cultura. También en este punto es necesario considerar si en
el hogar existen familiares músicos o relacionados con ella, lo cual es importante por ser un extra
de motivación para el discente.

B. Condicionantes del estudio.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
16
Llamamos así a las condiciones que son comunes para todas las materias y que las influyen
directamente. Podemos citar el lugar de estudio, los hábitos del mismo, organización del tiempo,
períodos de descanso y de ejercicio, etc.
Sobre el lugar de estudio diremos que es muy relevante en el nivel que estamos tratando
porque a la hora de preparar ejercicios o a la hora de tocar, el alumno debe tener una serie de
hábitos de estudio adecuados. Podemos citar como ejemplos la correcta elección del material de
estudio (silla recta sin brazos), la organización y preparación del material (archivadores,
estanterías clasificadas), la distribución del tiempo de estudio (asignaturas teóricas, práctica
instrumental, compaginación con estudios de régimen general), medios de estudio (audiovisuales,
nuevas tecnologías), iluminación y ventilación adecuada de la sala de estudio, etc.
Para la hora de la práctica, se establecerán en las pertinentes UD que se adjuntan el
desarrollo de los procedimientos y mecanismos que permitan al alumno aprovechar al máximo la
hora de estudio.

4. 7. Educación en valores.

Ley de Educación de Andalucía (Ley 17/2007). Artículo 39. Educación en valores.

Las actividades de las enseñanzas, en general, el desarrollo de la vida de los centros y el currículo tomarán en
consideración como elementos transversales el fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y de las libertades
fundamentales y los valores que preparan al alumnado para asumir una vida responsable en una sociedad libre y
democrática.

Tomando el tradicional concepto de temas transversales nos vamos a centrar en varios puntos
para el desarrollo de la educación en valores. Dichos puntos son:

A. Educación ambiental.
En nuestro tiempo, un fenómeno que ha despertado una gran atención es el impacto del ruido
sobre el ser humano. Al ser nuestra sociedad productora de un gran nivel del mismo, nos merece
especial atención reflejar en esta PD el efecto negativo de este hecho sobre la disciplina que
tratamos, atendiendo al carácter en que debemos desarrollar el estudio de la asignatura. Propiciar
por tanto la no contaminación sonora como medio de mejora de calidad de nuestro entorno y la
atención al silencio como medio de concentración para aprovechar las horas de estudio deben ser
misión del profesor, para facilitar el marco práctico imprescindible en que se desarrolla el
aprendizaje.

B. Educación para la salud.
Si importante es el entorno, tanto o más es el cuidado de nuestro cuerpo en relación a lo que
realizamos dentro de él. La práctica musical es una disciplina cuya principal herramienta es el uso
de nuestro cuerpo, de manera fragmentaria o global al emplear los miembros que inciden en la
ejecución instrumental, las capacidades mentales que nos permiten pensar y crear, las técnicas de
respiración y control mental asociadas a la ejecución, etc. todo ello conlleva un cuidado y
mantenimiento, partiendo del conocimiento de nuestro organismo, para mantener siempre un
nivel de salud y bienestar que nos ayude a realizar la práctica instrumental con garantías.
Para ello, una dieta sana y equilibrada y un descanso adecuado forman los pilares de la salud
del alumno de nuestro curso, porque debido a su edad y a su desarrollo éste necesita mantener
unas capacidades intelectuales y físicas que le permitan afrontar el cambio que se va a producir en
la adolescencia.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
17
C. Educación para la igualdad entre los sexos.
La enseñanza musical no está relacionada con el sexo del alumnado. En realidad, en nuestra
especialidad no existe diferenciación sexual a la hora de impartir los contenidos de la clase de
guitarra. Tanto la técnica como la interpretación son compatibles con ambos sexos, a diferencia de
lo que pueda ocurrir en otro tipo de asignaturas como la música vocal por ejemplo, en la cual no
queda más remedio que diferenciar los tipos de voces masculinas y femeninas por una cuestión de
tesitura y fisiología evidente.
Sin embargo sí convendría destacar y promover la figura y el papel que ha tenido la mujer
dentro de la guitarra en los últimos años. Desde principios del siglo XX se puede comprobar la
aparición de mujeres guitarristas que han sentado bases sólidas en el panorama musical. Se puede
hacer un recorrido por la biografía de algunas de ellas para conocer su rol, sus interpretaciones y
su legado que en ocasiones es bastante relevante en algunas escuelas.

D. Educación para la paz y la tolerancia.
En este apartado vamos a diferenciar dos vertientes: el efecto sobre las personas del entorno
inmediato y el que se proyecta sobre las diferentes culturas del mundo, desde la práctica o la
audición de obras. En la primera, el alumno debe considerar el respeto y tolerancia con sus
compañeros de aula, adoptando actitudes que permitan hacer prevalecer las normas de
comportamiento y la preeminencia de los valores y la educación cívica como camino de
convivencia pacífica. En la segunda, el proceso globalizador en el que se encuentra actualmente la
sociedad fomenta y permite que el acercamiento de las diferentes culturas sea ya un hecho
tangible. Es por eso, que uno de las herramientas más poderosas para comunicar y relacionar a
individuos de diferentes localizaciones del planeta ha sido siempre la música, por lo que nuestra
misión es potenciar y diversificar este medio de expresión de carácter universal.

E. Educación para el ocio.
Debido al aumento de tiempo libre es necesario inculcar al alumno el sentido del ocio. Para ello
nos valdremos de una propuesta de aprovechamiento del tiempo libre mediante actividades
lúdico-musicales extraescolares para favorecer su desarrollo personal y social y un crecimiento de
la cultura y el sentido estético. Dichas actividades se concretarían con la permanencia en una
determinada agrupación camerística, a ser posible con diferentes instrumentos (flauta, violín,
clarinete) que poseen un grado alto de compatibilidad con el sonido de la guitarra. También las
formaciones de pulso y púa dan cabida al guitarrista con un rol definido, así como la pertenecía a
algún tipo de asociación musical en la que el ambiente de la música aporte otra perspectiva
complementaria al de la docencia.

4. 8. TIC y fomento de la lectura.

Llamamos TIC a las Tecnologías de la Información y Comunicación. Su más relevante
exponente es Internet, herramienta fundamental en la búsqueda de información en la época en
que nos encontramos. Mediante un adecuado manejo de esta poderosa tecnología podemos
desarrollar un complemento excelente para el alumnado en materia de documentación visual y
sonora. Determinadas revistas digitales, actuaciones, videos por estilos y técnicas, artículos de
divulgación, etc. hacen de Internet un recurso imprescindible para la divulgación de la guitarra.
Nuestro alumno puede manejar datos referentes a compositores, obras de catálogo y repertorios,
intérpretes destacados, etc. de una forma organizada, rápida y sencilla, además con un volumen
importante de grabaciones y documentos sonoros de varias épocas y estilos.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
18

4. 9. Principios psicopedagógicos.

Existen cuatro fuentes o puntos de vista denominados “fuentes de currículo” que son vitales
para la decisión sobre los procesos del aprendizaje del qué, cómo y cuándo enseñar y evaluar.
Dichas fuentes son complementarias y alguna puede tener más incidencia que otra al tratar un
aspecto concreto de la programación. Nos referimos a:

1. La epistemología. Llamamos así a la disciplina elaborada por los especialistas en una
materia. Se basa en el análisis de la estructura de los contenidos de tipo científico y
cultural, diferenciando las asignaturas de una manera interna lógica. Esta fuente nos
proporciona criterios para la selección de los contenidos y su distribución temporal y
distingue conocimientos principales de otros secundarios con el fin de conseguir una
secuencia lógica en el aprendizaje. La secuencia a la que nos referimos no está basada solo
en la división de niveles en la asignatura, sino en la correcta aparición de los contenidos de
forma que se van a ir complementado a medida que adquieren conocimientos y se
interrelaciona con otras materias. Como ejemplo, en un primer curso del primer ciclo, el
alumno debe aprender por imitación por ejemplo un tipo de pulsación en la guitarra; en
un segundo curso del mismo ciclo este alumno interioriza el proceso y añade este
conocimiento a los que ya posee, en un curso superior lo usa como recurso, etc. siempre
que el mismo contenido vaya modificándose con el proceso constructivista.
Hemos de señalar asimismo que la mayoría de los contenidos de la programación de este
curso son de índole procedimental (ejercicios técnicos, estudios, memorización) y que son
los mismos procedimientos los que hacen llegar al alumno al concepto final.

2. La psicología. La edad del alumnado de este curso se encuentra entre lo que hemos
llamado antes en psicología de “operaciones concretas” y la de “operaciones formales”.
Referiremos pues lo dicho en el anterior apartado sobre la edad y psicología de alumnado y
añadiremos que el alumno comienza a situarse en un plano de atención al profesor más
presente, sin el típico egocentrismo de etapas anteriores en el que entendía la música
como algo práctico pero particular.
Descubre asimismo que su cuerpo es productor del sonido y que un adecuado manejo y
relajación de sus articulaciones proporciona resultados novedosos y placenteros. Esto nos
lleva a que cursar estudios musicales produce un conocimiento y una creatividad, es decir
una vertiente artística y científica, formadora de gran parte del carácter y personalidad en
una etapa compleja de desarrollo psicológico para el discente. La memorización y
repentización también cumplen una misión relevante: contribuyen a la capacidad de
atención y al desarrollo de la memoria.
En cuanto a su propia percepción del mundo, la inclusión de la música en su personalidad
hace que se vea resaltada su propia identidad, adscribiéndose a un tipo de expresión más
cómoda para él, al poder comunicar por medio del instrumento un tipo de emociones que
resultarían más complejas expresar por otros cauces.

3. La pedagogía. Llamamos así al conjunto de reglas, lecciones o ejercicios que nos ayudan a
enseñar una materia. La mayoría de los pedagogos (Orff, Kodaly, Willems, etc.) han ideado
sistemas pedagógicos desde diferentes puntos de vista. Se suele otorgar importancia a la
formación rítmica y melódica sin olvidar el aspecto creativo y práctico de la música,
aprovechando las inclinaciones naturales de la niñez (juegos, actividad, movimiento).
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
19
La mayoría de los métodos actuales usan los planteamientos del profesor Willems:
 El juego como planteamiento lúdico de las actividades.
 La libertad, dentro de unos límites, para el aprendizaje del alumno.
 La creatividad, basada en exploración y emisión.
 La imaginación, referida a la inventiva, la creación, la memorística, etc.
 La globalidad, o el desarrollo de los aspectos de maduración del sujeto (el lenguaje,
capacidad de abstracción, psicomotricidad, etc.)
 Unión de la música con otras artes.
 La práctica de todas las actividades como método de fijación.

Por su parte, el compositor y pedagogo suizo Émile J. Dalcroze compuso un método
pedagógico basándose en el cuerpo. No es un método de danza, sino que se basa en una
experimentación y preparación del alumno a través de su anatomía, por la que desarrolla aspectos
del ritmo, basándose en el solfeo en el ámbito melódico, la rítmica y la improvisación. Es pues un
método para el lenguaje musical basado en el movimiento, la percepción auditiva y la audición
interior.

Para el citado anteriormente Willems, lo fundamental de la enseñanza musical se basa en la
relación de los aspectos musicales y los psicológicos. Él une los elementos fundamentales de la
música con los de la naturaleza humana: carácter fisiológico del ritmo, afectividad de la melodía y
mentalidad de la armonía. En ellos crea unos lazos entre el orden natural y la música en el que
está basada la musicoterapia. En nuestro nivel, es muy factible la utilización de estas ideas,
usando la siguiente consideración:

 El ritmo es inherente y propio del ser humano, por lo que es posible establecer una
relación directa entre los conceptos de pulso y ritmo musical y los vitales de cada persona.
Un latido cardiaco es pulso, un crecimiento del cuerpo o la transición de la niñez a la
pubertad es un ritmo de acontecimientos. El alumno puede sentirse identificado con su
pertenencia al ritmo desde el momento que es consciente de este tipo de acontecimientos.
 Lo primero que se suele reconocer en un tema es su melodía, la cual ha tenido siempre un
significado afectivo en el individuo. Solo basta con preguntar por una ópera de Mozart o
una sonata de Beethoven para saber cuál es mediante el simple tarareo de la melodía.
Pero lo es también porque provoca un sentimiento concreto dependiendo del carácter.
Muchos de los estilos musicales que ejecutamos en nuestra asignatura se basan en
melodías, que hacen que el alumno sienta de manera diferente cada una de ellas.

 El aspecto más complejo es el de la armonía, ya que presupone una serie de habilidades
mentales previas que deben ser adquiridas como la simultaneidad y reconocimiento de
registros graves y agudos, la consonancia y la lógica matemática de los intervalos por
ejemplo. Por eso le atribuye Willems un carácter mental a la disciplina armónica y debe ser
expuesta solo con el desarrollo mental apropiado.

Otro importante exponente de la pedagogía, Carl Orff nos dice que la educación musical no se
basa en la formación de futuros músicos desde la técnica, sino desde lo integral, dando
importancia al trabajo grupal. Es importante desde el punto de vista de la tendencia del estudiante
a ejecutar con la mayor precisión y velocidad, desatendiendo la interpretación y subyugando la
expresividad a la técnica. También Orff da primacía al ritmo mediante el uso de las sílabas y las
palabras como herramienta, haciéndolo corresponder a los esquemas rítmicos musicales.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
20

Por último Zoltán Kodály, compositor húngaro es el principal aporte de la educación musical
actual. Su uso del solfeo relativo partiendo de posiciones relativas del “do” facilita el uso de las
claves y la lectura rítmica desde un principio. Pero el grueso de la disciplina de Kodály se basa en el
canto, en la canción popular y el floklore como medio más cercano. Es interesante que un alumno
de guitarra de nuestro nivel pueda interpretar un repertorio de música andaluza conociendo las
canciones populares del repertorio andaluz con el planteamiento que hemos mencionado.

4. La sociología. El alumno debe convertirse en un miembro activo de la sociedad, no solo
como profesional, sino como ciudadano. Es por ello que la selección del repertorio debe
contribuir a compatibilizar la educación musical con la obligatoria, de manera que no se
produzcan contradicciones entre los diferentes niveles de aprendizaje. Un ejemplo puede
ser mediante las explicaciones de los criterios de interpretación y recursos de las diferentes
épocas en las que también formamos al alumno en materias históricas que contribuyen a
su formación académica general, así como las normas de comportamiento le educan en
valores al igual que en otras disciplinas obligatorias.

4. 11. Metodología específica.

4. 11. 1. Obras, repertorio y bibliografía.

En este punto vamos a realizar una selección de repertorio, estudios y ejercicios didácticos que
nos servirán de ayuda en la realización de la clase práctica de guitarra. En principio vamos a
distinguir entre ejercicios o estudios de técnica y repertorio de obras por una parte, y métodos
progresivos y teóricos por otra. La misión de esta distinción obedece a que son dos herramientas
diferentes, una se usa como un medio (el estudio o ejercicio) y la otra es el resultado de la
aplicación de toda las habilidades adquiridas por el alumno (las obras o el repertorio).

El listado básico sería el siguiente:

Ejercicios técnicos y de mecanismos para ambas manos.

 MAURO GIULIANI. Studio per la chitarra, op. 1. Edición Artaria e Comp. Facsímil biblioteca
Boije.

Giuliani recopila en esta obra aspectos progresivos en relación a varias técnicas. La primera
parte consta de ejercicios para la mano derecha como modelos de mecanismos de dificultad
progresiva. La segunda parte contiene otros tantos para el movimiento de la mano izquierda.
La tercera parte está compuesta de ejercicios que fomentan la articulación y la expresión con
varias técnicas. En la cuarta parte nos ofrece estudios originales. Elegimos esta obra por
representar un referente imprescindible en la historia de la didáctica de la guitarra, con valor
actualizado hoy en día y con una utilidad práctica muy aceptable ya que los ejercicios pueden
ser secuenciados en función del nivel que pretendamos en el alumno.

 ABEL CARLEVARO. Serie didáctica para guitarra. Cuadernos 1 al 4. Editorial Barry.

Esta obra es un complemento práctico del volumen del mismo autor Escuela de la guitarra.
Exposición de la teoría instrumental. En estos cuadernos encontramos divididos por técnicas los
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
21
ejercicios de mecanismo para ambas manos de forma progresiva. El cuaderno 1 está dedicado a
las escalas diatónicas, el 2 a la técnica de la mano derecha, el 3 a la técnica de la mano izquierda y
el 4 a los ligados, el trino y movimientos de los dedos de la mano izquierda. Creemos que es un
compendio bastante exhaustivo de ejercicios para afianzar la técnica en general de manera
razonada. Recomendamos la lectura de capítulos de la obra expuesta donde se expone el
fundamento de la técnica y también en especial los cuadernos 2 y 3 por ser los más adecuados
para el alumno.

 EMILIO PUJOL. Escuela razonada de al guitarra. Volumen 2. Editorial Ricordi.

Pujol nos ofrece una enciclopedia de la guitarra en los cuatro volúmenes que componen esta
obra, centrando la atención minuciosamente en los aspectos técnicos que contienen. Nos
interesan las lecciones 34, 35 y 36 de la primera parte de este volumen que trabajan la
independencia y seguridad de los dedos de la mano izquierda. También los ejercicios de ligados 91
al 94.

Métodos didácticos y colecciones de estudios.

 DIONISIO AGUADO. Método de guitarra. Rev. Sainz de la Maza. Editorial Unión Musical
Española.

Dividido en varias partes, de la primera de ellas entresacaremos estudio 18, basado en la
independencia del pulgar. De la primera parte, estudiaremos los números 2 y 3 basados en
arpegios de tres dedos. De la segunda parte el número 5 para los arpegios de seis sonidos.

 FERNANDO SOR. 30 Estudios de guitarra. Arreglo de Sainz de la Maza. Editorial Unión
Musical Española.

Nos interesan de esta obra los estudios 1, 3, 6 y 8. Dichos estudios aúnan la capacidad técnica
con el espíritu romanticista del autor, creando una doble vertiente técnica y expresiva.

 FERDINANDO CARULLI. Studi per chitarra. Revisión de Ruggiero Chiesa. Editorial Suvini
Zerboni.

Las dos piezas de este método que proponemos son los rondós 28 y 29. La música que
contiene este método se ajusta perfectamente a la interpretación clasicista que consideramos
factible para el nivel de nuestro alumno.

 MATEO CARCASSI. 25 Etudes melodiques op. 60. Editorial Chanterelle.

Podemos recomendar los estudios 1, 3, 6 y 7 de esta nueva edición de la obra de Carcassi, los
cuales son de gran utilidad para la práctica de líneas melódicas. En dichos estudios trabajaremos
digitaciones de mano derecha y articulación de la melodía.

 LEO BROUWER. Etudes simples. 2ª serie. Editorial Max Eschig.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
22
De este autor seleccionamos los estudios 5, 6, 7 y 10. Trabajaremos los arpegios, la
independencia de los dedos de la mano izquierda, la velocidad y los cambios de posición. Además
es un excelente método para la introducción en el repertorio contemporáneo.

 ABEL CARLEVARO. Microestudios. Cuaderno 1. Editorial Chanterelle Verlag.

Siguiendo en la línea de la música contemporánea, los estudios de Carlevaro aportan una
nueva información sobre técnica y escritura musical. Elegimos del primer cuaderno los números 1,
2 y 3.

Obras.

Música antigua.

 MARCHE. J .S. Bach…………………………. J. M. Mourat, La guitare classique, volumen A nº
32.
 BOURRÉE. Graf Bergen……………………. J. M. Mourat, La guitare classique, volumen A nº
49.
 SARABANDE. L. Roncalli…………………… J. M. Mourat, La guitare classique, volumen A nº
51.
 NIEDERLÄNDISCHER
RUNDTANZ. H. Newsiedler………………. J. M. Mourat, La guitare classique, volumen A nº 61.

Clasicismo y romanticismo.

 PEQUEÑA PIEZA. W. A. Mozart………………………………. L. Sanz, La guitarra paso a paso vol.1
 MINUETO. F .Sor…………………………………………………….. L. Sanz, La guitarra paso a paso vol.1
 ANDANTINO. M. Carcassi………………………………………. L. Sanz, La guitarra paso a paso vol.1
 VALS. J. Viñas…………………………………………………………. L. Sanz, La guitarra paso a paso vol.1
 PASTORALE. M. Carcassi………………………………………… L. Sanz, La guitarra paso a paso vol.1
 ESTUDIO. F. Tárrega………………………………………………. L. Sanz, La guitarra paso a paso vol.1
 VALS. Anónimo………………………………………………………. J. M. Mourat, La guitare classique,
Volumen A nº 70.
Siglo XX.

 PIEZAS EN SOL. J .M. FERNÁNDEZ.
Preludio, cantábile y vals……………………………………………Piezas para guitarra. Editorial Piles.
 FOLK SONG. JOHN W. DUARTE…………………………………..Six easy pictures. Editorial Novello
&Company.
 NOCTURNE. A. TANSMAN…………………………………………..Douze pieces fáciles. Editorial Max
Eschig.
 ARTICULACIONES. FLORES CHAVIANO………………………. 15 piezas breves para guitarra.
Editorial EMEC.
 CAMINO. A. GARCÍA ABRIL…………………………………………Vademecum I. Editorial Real Musical.

 FANDANGUILLO. B. CALATAYUD…………………………………Tres piezas. Editorial UME.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
23
Otros.

 LA SALUD DEL GUITARRISTA. Virginia Azagra. Editorial ACORDES CONCERT.

Este volumen está dedicado a preservar la salud física del guitarrista mediante
recomendaciones y técnicas específicas de especialistas en biomecánica y fisioterapia. De su
lectura, el alumno puede entresacar aspectos que desarrollarán una forma más cómoda y eficaz
minimizando el riesgo de comprometer la salud en la ejecución instrumental.

 ESCUELA DE LA GUITARRA. EXPOSICIÓN DE LA TEORÍA INSTRUMENTAL. Abel Carlevaro.
Editorial BARRY.

La obra expuesta en este volumen de Carlevaro sintetiza todas las posibilidades técnicas para
el guitarrista de forma gradual, concisa y científica. Es un libro de suma utilidad para la
comprensión del funcionamiento de la técnica general de ambas manos.

 LA DIGITACIÓN GUITARRÍSTICA. Ricardo Barceló. Editorial REAL MUSICAL.

Los conceptos técnicos, la digitación, movimientos de ambas manos, etc. están descritos en
este libro que pueden ser usados como explicación de clase o como referencia de nuevas
posibilidades y recursos para la práctica de la guitarra.

4. 11. 2. Audiciones, recitales.

Las audiciones y recitales para alumnos, dentro de las EEBB cumplen una función primordial
en los siguientes aspectos a nivel general:

 Entender la práctica musical como una actividad divertida, para desarrollar la sensibilidad
artística y el enriquecimiento personal.
 Apreciar la importancia de la música como lenguaje artístico y medio de expresión.
 Participar en traslado del goce de de la música a otros.

Específicamente, los objetivos de dichas enseñanzas referentes a las audiciones y recitales
son:
 Enriquecer la relación afectiva con la música, compartiendo vivencias musicales fuera del
aula.
 Valorar el cuerpo y la mente para utilizar la técnica y poder concentrarse en la
interpretación.
 Tocar en público, con seguridad, dominio memorístico y de técnica adecuado y mostrar
una capacidad comunicativa para la expresión a través de la interpretación musical con los
reflejos necesarios para resolver las eventualidades que surgieran en la misma.

Por último, cuando el alumno asume el papel de público tenemos:

 Valorar el silencio como elemento indispensable para el desarrollo de la concentración.
 Escuchar música como hábito para desarrollar los propios criterios interpretativos.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
24
Para desarrollar estas premisas dispondremos de tres audiciones, una por cada trimestre, en
las que el alumnado puede ofrecer alguna de las piezas que han trabajado durante el curso. Es
pues una de las actividades con más peso dentro de la asignatura puesto que en esta se puede
advertir el grado de madurez musical, concentración, musicalidad e interés del alumnado.

4. 11. 3. Contenidos de las pruebas de acceso.

Dado que el curso que tratamos es el último de las EEBB y debido a que la continuación de
estudios por parte del alumno debe ser mediante una prueba que acredite el acceso a grado
profesional vamos a ofrecer los contenidos de la prueba de acceso a dicho grado. Para ello, nos
basamos en:

Orden del 16 de abril de 2008.

Artículo 4. Estructura y contenido de la prueba de acceso al primer curso de las enseñanzas profesionales de música.

La prueba de acceso al primer curso de las enseñanzas profesionales de música, para todas las especialidades
instrumentales, constará de los siguientes ejercicios:

a) Interpretación, en el instrumento de la especialidad a la que se opte, de tres obras pertenecientes a diversos
estilos, de las que una, como mínimo, deberá interpretarse de memoria. En el caso de la especialidad de
órgano, la prueba podrá realizarse en el Piano, y en el caso de los Instrumentos de cuerda pulsada del
Renacimiento y el Barroco, en la Guitarra.

b) Ejercicio para evaluar la capacidad auditiva del aspirante, así como sus conocimientos teóricos y prácticos del
lenguaje musical.

La dificultad que deben tener las obras interpretadas en estas pruebas de acceso se establecerá de acuerdo con la
relación de obras contenidas en el Anexo a la presente Orden. Los centros no podrán hacer pública otra relación de
obras de referencia distinta de las establecidas en dicho Anexo, así como tampoco una relación de obras obligadas
para la realización de la prueba.

Por tanto, para la selección de las obras a ejecutar en la prueba de acceso nos remitimos al
Anexo de la citada Orden donde podremos encontrar una relación de todas las propuestas.

4. 12 medidas de atención a la diversidad.

Como medidas de atención a la diversidad entenderemos aquellos procesos de enseñanza-
aprendizaje en los que se hace necesario ofrecer respuestas diferenciadas en función de la
diversidad de los receptores. En nuestras enseñanzas, la atención a la diversidad es fundamental,
ya que interviene un alto porcentaje de aptitud, sin negar la importancia del ambiente
sociocultural y familiar que incide en la motivación del alumnado.

Vamos a partir en principio de las actividades cotidianas para elaborar los datos que permitan
discernir como se manifiesta el alumnado y mediante la evaluación inicial o diagnóstica verificar
sus aptitudes y carencias. Dichas actividades, al ser una clase individual, permiten ser aplicadas
con más comodidad sobre el alumno, por lo que no es posible que haya dispersión del alumnado
con carencias o dificultad de aprendizaje.

De la Orden del 25 julio/2008 citamos lo siguiente.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
25
Los programas de adaptación curricular en su concepción y elaboración podrán ser de tres tipos:

a) Adaptaciones curriculares no significativas, cuando el desfase curricular con respecto al grupo de edad del
alumnado es poco importante. Afectará a los elementos del currículo que se consideren necesarios, metodología y
contenidos, pero sin modificar los objetivos de la etapa educativa ni los criterios de evaluación. Esta adaptación es la
más frecuente, debido a que suponemos al alumno integrado en su nivel, pudiendo adaptar o reforzar partes del
currículo (deficiencias técnicas, problemas con el lenguaje musical, conceptos difusos o no bien asimilados, etc.)
b) Adaptaciones curriculares significativas, cuando el desfase curricular con respecto al grupo de edad del
alumnado haga necesaria la modificación de los elementos del currículo, incluidos los objetivos de la etapa y los
criterios de evaluación. Si presentásemos esta deficiencia en un nivel tan avanzado del grado sería conveniente
valorar los conocimientos y habilidades del alumno a fondo, ya que no sería factible la incorporación de este a grado
profesional en un futuro, con la consecuente negatividad personal que supondría.

c) Adaptaciones curriculares para el alumnado con altas capacidades intelectuales.

Este punto se desarrollará en su lugar más adelante.

4. 13. La acción tutorial.

Ya que la tutoría y orientación del alumnado están formando parte activa de la función
docente se hace necesario describir las pautas para su desarrollo. En principio, en las EEBB se
incorpora el alumnado por primera vez al centro, lo cual supone una adaptación en materia de
horarios, profesorado y demás, que debidos a la corta edad de los discentes resulta tarea algo
compleja de organizar tutorialmente. En el punto en que encontramos a nuestro alumno ya
disponemos de autonomía suficiente para evitar inconvenientes de este tipo, por lo que se
centrará la atención en la prevención de dificultades de aprendizaje, la relación con el resto de
equipo docente y la familia, además de la adquisición de buenos hábitos de estudio.

El profesor de instrumento de conservatorio es el encargado de la tutoría. Las funciones
tutoriales más importantes que asume se concretan en tres campos: función mediadora,
orientadora y personalizadora. La función mediadora relaciona a todos los agentes implicados en
el proceso educativo: docentes, padres y alumnos, para promover la cooperación educativa y el
trabajo en equipo y tiene relación con la dimensión social de la educación. La función orientadora
sirve para motivar a los alumnos en la enseñanza desde la implicación dentro de su proyecto vital,
ya que al tener un carácter profesional se orienta hacia la realidad laboral. Por último, la función
personalizadora atiende a la diversidad de necesidades que presentan los alumnos y alumnas, la
cual es garantía de eficacia y calidad y debe prevenir las posibles dificultades y compensar
desigualdades que pudieran presentarse.

Las actividades tutoriales más destacables que el profesor tutor realiza son:

 Participar en el desarrollo del plan tutorial y actividades de orientación, con la
coordinación del jefe de estudios.
 Coordinar el proceso de evaluación de alumnos de su grupo.
 Orientar al alumno sobre sus posibilidades académicas y profesionales.
 Encauzar sus demandas e inquietudes y mediar en los problemas que se le planteen
ante el claustro y equipo directivo.
 Informar a la comunidad escolar de todo aquello que les concierna en relación con el
rendimiento y las actividades escolares.
 Facilitar la cooperación docente entre el profesorado y las familias.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
26

Dichas actividades se agrupan en seis apartados:

1. Actividades de evaluación. Se centran en preparar y coordinar las sesiones de evaluación e
informar verbalmente a los padres y por escrito sobre los resultados académicos de los
alumnos al menos una vez por trimestre. Asimismo, se contempla también la evaluación
inicial para investigar los antecedentes y detectar sus necesidades.

2. Actividades de orientación. Se trata de ayudar al alumno en lo académico y lo profesional,
orientando a este sobre las alternativas que ofrece el sistema educativo para que decida
cual le conviene más. Esta actividad previene el índice de abandonos de los conservatorios.

3. Actividades de funcionamiento y organización de grupo. En colaboración con la jefatura de
estudios, el tutor tratará de ordenar de la manera más eficiente y cómoda los exámenes,
evaluaciones, actividades complementarias, horarios y grupos.

4. Actividades de acogida e integración. Nos referimos al contacto y entrevistas que debe
existir entre los profesores del instrumento y los padres de los alumnos. En estas
entrevistas o reuniones se aplicarán varias normas: privacidad de los aspectos a tratar,
presencia simultánea o no de los padres y alumnos, mantención de una distancia
profesional con los mismos, etc.

5. Actividades de convivencia y participación. A través de actividades complementarias,
culturales y recreativas se ha demostrado que se refuerza la identificación con la
institución educativa desde la socialización como por ejemplo la convivencia y sus normas
básicas, derechos y deberes de los miembros de la comunidad escolar, demandas e
inquietudes de los alumnos, etc.

6. Actividades de refuerzo y apoyo. Tienen carácter personalizador y sirven para compensar
las desigualdades y problemas que puedan afectar por anticipado al alumnado en su
trayectoria educativa. Su punto de arranque es la evaluación inicial y la detección de
necesidades especiales: alumnos precoces o de ritmo más lento u otras que no tienen por
qué ser una desventaja si se toman las medidas oportunas dentro de las limitadas
posibilidades de los conservatorios. Podíamos citar por ejemplo las adaptaciones
curriculares, simultaneidad de dos especialidades, ampliación de matrícula, acceso
anticipado a grado profesional, desarrollo de las técnicas de estudio, etc.

Por otra parte, la orientación educativa se fundamenta en tres pilares: autoconocimiento,
conocimiento del medio y actitud planificadora.

 Autoconocimiento. Se refiere al equilibrio entre los deseos y las posibilidades de cada
cual, teniendo en cuenta los recursos de que dispone (personales, familiares, sociales),
la personalidad y la motivación. Debido a que la aptitud es algo innato en la persona,
no todo el mundo tiene la misma capacidad para la música. El hecho de que una
persona esté bien dotada para esta no implica que se tenga que dedicar
necesariamente a ella como profesional. La personalidad del músico necesita de
resistencia, constancia y energía, además de un carácter seguro y estable. Por tanto
hay que valorar la nada fácil personalidad cambiante de nuestro alumno y sus
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
27
capacidades como intuición, imaginación, capacidad de análisis, creatividad, etc. las
cuales son claves en un futuro profesional.
 Conocimiento del medio. Abarca las ofertas académicas y profesionales. Se consigue
mediante una búsqueda permanente y un contacto directo con el mundo profesional.
Muchos profesores del conservatorio son profesionales también de la interpretación,
cuya experiencia es enriquecedora para su alumnado. Pero conviene reseñar que
tampoco es solo la vertiente interpretativa la única a potenciar y desarrollar en el
alumno, prueba de ello es la gran cantidad de músicos frustrados. Sería conveniente
aprovechar la diversidad de especialidades que actualmente existen en el plan de
estudios de conservatorio e informar detalladamente al alumnado de las opciones
según las capacidades que se vayan observando en ellos.
 Planificación. Consiste en formular objetivos vitales y diseñar el itinerario que conduzca
a la elección profesional. Hay que tener también en cuenta además de los estudios
musicales los estudios que realiza el alumno de régimen general para poder incluirlos
en el diseño. Cada estudiante, como persona, tiene que construir su proyecto vital o el
porqué de su trabajo de aprendizaje. La música puede ser afición o profesión lo cual
exige diversos grados de implicación. Las decisiones sobre este proyecto vital se
empiezan a tomar en la adolescencia, etapa intermedia de nuestro alumnado y se hace
evidente el asesoramiento por parte del tutor sobre los aspectos que van a regir el
proyecto vital del alumno.

Por último se hace necesario hablar de la motivación. Es un factor que está enfatizado
mucho por los teóricos y docentes experimentados. La realidad es que tratar de educar a quien no
quiere aprender es tarea inútil y frustrante. Se necesita despertar en el interior del alumno una
motivación. Esta motivación depende de la curiosidad, de los estímulos, del entorno familiar, etc.
La curiosidad es propia del niño. El problema es que el educador pueda encontrar inhibición por
parte del alumno por prohibición o desprecio u otros motivos ajenos a la enseñanza. El
aprendizaje impuesto y obligatorio no tiene interés y destruye los contenidos musicales. Por otra
parte, los estímulos deben ser positivos para resultar efectivos. Según Aristóteles, el hombre se
mueve por el placer de aprender. Los castigos o amonestaciones no son producentes, por lo que la
evaluación debe ser constructiva aún cuando se insatisfactoria. La influencia del entorno social y
familiar es estímulo decisivo. Kodály y Suzuki implican directamente a los padres en el proceso
educativo de los más pequeños, ya que suelen ser ellos los que toman la iniciativa del aprendizaje
de la música para los hijos. En la adolescencia disminuye esta implicación, pero aumenta la de los
profesores, perdiéndose ya en los estudios superiores cuando el sujeto ha alcanzado su madurez.

5. Atención al ANEAE.

La atención al ANEAE (alumnado con necesidad específica de apoyo) se va a desarrollar en las
siguientes direcciones:

 Alumnos extranjeros.
 Alumnos superdotados.
 Alumnos con necesidades educativas especiales.

5.1 Alumnos extranjeros.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
28
Los dos problemas más destacados de este tipo de alumnado son la comprensión del idioma y
las tradiciones propias de su cultura. En cuanto a lo primero, debido al carácter procedimental de
nuestra enseñanza, en principio no debe resultar gran inconveniente. La imitación y la audición
serían las herramientas clave para diseñar un plan de comunicación alternativo al lenguaje
hablado, limitando el uso de términos concretos y específicamente técnicos que se usen. En
cuanto a su cultura, deberíamos preparar la integración aprovechando los conocimientos sobre
algunos aspectos del currículo (elementos del ritmo, escalas y sonoridades, estilos musicales de su
país…) para facilitar la tarea adaptativa.

5.2 Alumnado con altas capacidades intelectuales.

Se define a este alumnado como el que posee aptitudes excepcionales y por ello presenta
un rendimiento superior a la media. Para diseñar el tratamiento de este tipo de alumnado nos
ceñimos al:

ACUERDO de 4 de octubre de 2011, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan de Actuación
para la atención educativa al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo por presentar altas
capacidades intelectuales en Andalucía 2011-2013 (extracto del BOJA 17 octubre/2011).

El propósito de la identificación de este alumnado no es etiquetar sino ofrecerle una respuesta ajustada a
sus necesidades educativas. El hecho de que los alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales posean unas
aptitudes superiores no puede llevar a la conclusión de que no presentan ninguna necesidad específica de apoyo
educativo que condicione su proceso de aprendizaje. De hecho son necesidades de tipo curricular, social, emocional e
intelectual las que están afectando dicho proceso y que reclaman del sistema educativo una respuesta específica. A la
hora de determinar las necesidades específicas de apoyo educativo que pudiese presentar este alumnado, los Equipos
de Orientación Educativa, y los Departamentos de Orientación educativa, utilizarán como fuente de información los
diagnósticos y/o informes psicopedagógicos externos que, en su caso, pudiese aportar la familia.
Los destinatarios de este Plan son los alumnos y alumnas con necesidades específicas de apoyo educativo por
presentar altas capacidades intelectuales. Se considera que un alumno o alumna presenta «altas capacidades
intelectuales» cuando maneja y relaciona múltiples recursos cognitivos de tipo lógico, numérico, espacial, de memoria,
verbal y creativo, o bien destaca especialmente y de manera excepcional en el manejo de uno o varios de ellos.

En la intervención educativa con el alumnado de altas capacidades intelectuales se tendrán en cuenta los
siguientes principios:
- Identificación e intervención temprana. La intervención se llevará a cabo desde el momento en que es
detectada la necesidad para prevenir la aparición de dificultades y problemáticas posteriores.
- Flexibilización de la enseñanza, para adaptarse a las necesidades que presenta el alumno o alumna.
- Inserción en el currículo. La respuesta educativa se encuadrará fundamentalmente dentro del marco
curricular, sin perjuicio de que se puedan llevar a cabo otras actuaciones de tipo extracurricular.
- Personalización de la enseñanza. Las respuestas educativas y la atención que se dispense tendrán siempre
como referente las peculiaridades personales del alumno o alumna y su desarrollo.
- Inclusión. Se valora la diversidad del alumnado y se promueve la aceptación de las diferencias individuales.
- Visibilidad de género. Es necesario tener presente en el proceso de detección las diferencias significativas que
existen entre niños y niñas con altas capacidades intelectuales.
- Transversalidad de género. Este enfoque transversal supone la inclusión de la perspectiva de género en la
elaboración, desarrollo y seguimiento de todas las actuaciones que se desarrollen.
- Formación. Se realizarán campañas anuales de formación del profesorado para garantizar una atención
educativa adecuada a las necesidades que presenta este alumnado.
- Especialización. Se contará con asesoramiento especializado para la adopción de las medidas educativas
más adecuadas en la respuesta a las necesidades que este alumnado plantea.
- Coordinación de los diferentes profesionales implicados en la atención educativa al alumnado con altas
capacidades intelectuales.
- Colaboración. Se fomentará la colaboración entre los distintos agentes implicados en la educación de este
alumnado.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
29
Concretando más los aspectos que definen y enmarcan las condiciones del alumno
superdotado, podemos decir que partimos de la base de poderlo incorporar a un curso superior al
que le corresponde a su edad, siempre que la reducción de estos periodos no supere la mitad del
tiempo establecido con carácter general. No obstante, la Administración educativa puede precisar
y ajustar dicha norma en función de la atención específica del alumno.
Distinguiremos también el talento de las ANEAE. El talento es una predisposición
excepcional para una faceta artística o cognoscitiva y se trata de manera diferente al punto que
estamos desarrollando, bien con actividades de ampliación o similares para que el discente pueda
rendir según su capacidad.

5.2 Alumnos con necesidades educativas especiales.

El máximo exponente de la atención a la diversidad es el alumnado con necesidades
educativas especiales. Este tipo de alumno, presenta trastornos en su conducta graves o bien
algún tipo de discapacidad, lo cual lleva a tomar medidas especiales en al adaptación de recursos
materiales o de los elementos del currículo.

Es evidente que la aptitud del individuo no está en relación con la discapacidad que sufra y
tenemos numerosos ejemplos de compositores o intérpretes discapacitados, pero es habitual
considerar que el sujeto no va a responder igual a los estímulos musicales que un individuo
capacitado plenamente.

Esto realmente no es así, ya que la música es una respuesta altamente gratificante para la
persona gracias a la sensibilidad. Tal consideración es así que podemos afirmar que la música
puede paliar la discapacidad ayudando en los procesos de integración, comunicación y
estimulación ayudando a asumir los problemas del individuo.

Dadas las características de nuestra disciplina no consideramos que nuestra PD la existencia de
alumnado con discapacidad intelectual, pero sí con la física. De esta manera tendremos que
diseñar las medidas oportunas para solventar o adaptar la situación de cada problema
dependiendo en gran medida de la discapacidad que tratemos.

6. Evaluación

Los tres factores que definen la evaluación son qué, cómo y cuándo evaluar. Los podemos
comparar con la cognición, los procedimientos y los valores. Para ello también tendremos en
cuenta considerar si existe una madurez personal y musical que le permita afrontar estudios
posteriores. El qué evaluar nos remite a los criterios de evaluación, el cómo a las pruebas,
instrumentos o herramientas de evaluación y el cuándo, a la temporalización.




Estadios de la evaluación
QUÉ EVALUAR: CRITERIOS
•aptitud, comprensión,
comportamiento...
CÓMO EVALUAR:
PROCEDIMIENTOS
•diarios escolares,
observación sistemática...
CUÁNDO EVALUAR:
TEMPORALIZACIÓN
•evaluaciones temporales.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
30

6 .1 Criterios de evaluación.

Para elaborar los criterios de evaluación o el qué evaluar nos basamos en los aprendizajes:

 Aptitud mostrada ante la asignatura.
 Comprensión y aplicación de lo aprendido en la práctica.
 La actitud referente al interés, ayuda a los demás, comportamiento social, etc.

En el currículo oficial aparecen los criterios de evaluación. Nos centraremos en la:

ORDEN de 24 de junio de 2009, por la que se establece la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del
alumnado de las enseñanzas elementales de danza y música en Andalucía.

Artículo 3. Criterios de evaluación.
1. De conformidad con lo establecido en el artículo 15.4 de los Decretos 16/2009, de 20 de enero, y 17/2009, de 20 de
enero, el profesorado evaluará tanto el aprendizaje del alumnado como los procesos de enseñanza. En todo caso, los
criterios de evaluación de las materias serán referente fundamental para valorar el grado de consecución de los
objetivos.
2. Los centros docentes deberán especificar en su proyecto educativo los procedimientos y criterios de evaluación
comunes que ayuden al profesorado a valorar el grado de adquisición de los objetivos generales de estas enseñanzas y
faciliten la toma de decisión más adecuada en cada momento del proceso evaluador.
3. A los efectos de lo previsto en la presente Orden, deberá entenderse por criterios de evaluación comunes el conjunto
de acuerdos incluidos en el proyecto educativo que concretan y adaptan al contexto del centro docente los criterios
generales de evaluación establecidos en los Decretos 16/2009, de 20 de enero, y 17/2009, de 20 de enero, en la
presente Orden y en la demás normativa que resulte de aplicación.
4. El alumnado tiene derecho a ser evaluado conforme a criterios de plena objetividad, así como a conocer los
resultados de sus aprendizajes, para que la información que se obtenga, a través de los procedimientos informales y
formales de evaluación, tenga valor informativo y lo comprometa en la mejora de su educación.
5. Los centros docentes harán públicos los criterios de evaluación comunes y los propios de cada materia que se
aplicarán para la evaluación de los aprendizajes, la promoción del alumnado y la obtención de la titulación.
6. Los proyectos educativos de los centros docentes establecerán el sistema de participación del alumnado y de sus
padres, madres o tutores legales en el desarrollo del proceso de evaluación.

También la información aportada por:

ORDEN de 24 de junio de 2009, por la que se desarrolla el currículo de las enseñanzas elementales de música en
Andalucía.

Criterios de evaluación de los instrumentos.

1. Mostrar una actitud receptiva y positiva en clase, como medio básico para asumir todos los procesos del
aprendizaje. Mediante este criterio, se observará la disposición y atención de los alumnos y alumnas a los contenidos
que se impartan en clase por los profesores y profesoras.
2. Leer, interpretar y transmitir adecuadamente textos musicales de su nivel, a través de su instrumento, con fluidez y
comprensión. Con este criterio de evaluación se trata de comprobar si los alumnos y alumnas adquieren y desarrollan
la capacidad para desenvolverse con progresiva autonomía en la lectura e interpretación de textos musicales
adecuados a su nivel. En estas situaciones se comprobará si establecen relaciones entre los distintos aspectos de la
interpretación y la idea musical que se pretende exponer.
3. Dominar los procesos técnicos básicos adecuados a su nivel con el instrumento de manera que permitan exponer
con libertad creativa el discurso musical. Mediante este criterio se valorará el desarrollo de implantación de los
procesos técnicos que permitan un normal desenvolvimiento del alumno o alumna en el entorno creativo.
4. Memorizar correctamente piezas apropiadas a su nivel. Con este criterio de evaluación se pretende comprobar el
desarrollo de la memoria sin abandonar la progresión en la aplicación de los conocimientos teórico-prácticos
expresivos del lenguaje musical a través de la interpretación de textos musicales.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
31
5. Interpretar obras musicales de acuerdo con criterios básicos de estilo. Con este criterio de evaluación se pretende
comprobar la progresión del alumno o alumna para utilizar los recursos expresivos propios de cada época, a fin de
ofrecer una interpretación del texto musical creíble y coherente. Se trata de verificar si el alumno o alumna
comprende la obra musical globalmente como un todo, regido por pautas estéticas básicas.
6. Adoptar una posición, movimientos, actitud corporal e integración con el instrumento correctos y adecuados. A
través de este criterio se valorará la interacción con el instrumento, la capacidad de adaptación al mismo y a los
movimientos necesarios para expresar la música a través de él con libertad y fluidez.
7. Comprender y recrear con posterioridad a una audición, los rasgos característicos sonoros básicos de las obras
escuchadas. Con este criterio se pretende evaluar la progresión dentro de los procesos mentales de comprensión,
abstracción y capacidad de síntesis musical de los alumnos y alumnas dentro de los procesos auditivo-reflexivos. Este
criterio es fundamental para realizar el proceso de aprendizaje, especialmente a edades tempranas, cuando los
alumnos o alumnas aprenden por imitación.
8. Conocer, describir e interpretar con los criterios de estilo adecuados, algunas obras significativas del patrimonio
musical culto y popular de Andalucía o, en su caso, de inspiración andaluza.
Con este criterio se pretende, concretamente, la aplicación de los anteriores a la interpretación y conocimiento de
obras de autores andaluces o inspiración andaluza. En el estudio, la descripción y la interpretación de estas obras, se
comprobará la aplicación por parte de los alumnos y las alumnas, de los criterios estilísticos básicos de la música
andaluza en el contexto de la historia de la música.
9. Mostrar en clase, mediante la interpretación de los ejercicios, estudios y obras programados, la capacidad de
planificación y trabajo autónomo en casa. Con este criterio de evaluación se pretende verificar en el alumnado el
asentamiento de actitudes como la constancia, la atención continuada, la valoración del esfuerzo para la consecución
de unos fines y la capacidad de organización del estudio. Estos últimos son, sin duda, fundamentales para el progreso
musical.
10. Interpretar adecuadamente en público las obras trabajadas en clase y representativas de su nivel. Se trata, con
este criterio, de comprobar la capacidad de puesta en escena, por parte de los alumnos y alumnas, para interpretar las
obras trabajadas en clase. Mediante este criterio se verificará si se ha producido la toma de conciencia del proceso
comunicativo y socializador en el que debe basarse la interpretación. De esta forma, el alumnado, valorará
positivamente el estudio como medio para alcanzar estos fines concretos que se demostrarán en la actuación.
11. Actuar con una correcta integración dentro de un grupo y manifestar la capacidad reflexiva y de adaptación,
durante el proceso interpretativo del acto musical. Este criterio de evaluación presta atención al desarrollo de la
capacidad auditiva del alumno o alumna para adaptar sus criterios y parámetros interpretativos a los de sus
compañeros o compañeras, con el fin de obtener un resultado común óptimo y unificado.

Al igual que propusimos en los objetivos, al ser un curso final de grado se supone que los
criterios mediante los que estamos evaluando completarán perfectamente dichos objetivos
propuestos, es decir, que todos los criterios aquí reflejados por el currículo oficial se pueden
utilizar y deben reflejar el estado del progreso alcanzado hasta ahora por el alumno. Para
concretarlos y definirlos más, hemos optado por una serie de fichas personales del alumno que
llamaremos de indicadores de logros. Esquematizando dichos indicadores por referentes
(memoria, técnica, conocimientos, etc.) podremos tener una visión más particular de lo
conseguido por el discente. Dicha ficha de indicadores sería esta:













NOMBRE DEL ALUMNO………………………………………………………………………………………………….
CURSO/GRADO………………………………………………………………………………………………………………

CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE LA ASIGNATURA DE GUITARRA. INDICADORES DE LOGRO.

1. Tiene actitud receptiva en clase SI NO
2. Dominio y comprensión escrita SI NO
3. Domina la técnica de su nivel
y la posición-movimientos SI NO
4. Memoriza bien SI NO
5. Interpreta según estilo y nivel SI NO
6. Comprende los rasgos del estilo SI NO
7. Trabaja en casa SI NO
8. Interpreta en público SI NO










Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
32




6 .2 Procedimientos de evaluación.

Se trata del cómo evaluar. Para ello se deben tener en cuenta varios procedimientos,
escogiendo en cada momento el que nos sea más factible, proporcionándonos diversa información
bajo diferentes puntos de vista. Dada la naturaleza de nuestra asignatura, dichos procedimientos
englobarían la observación diaria y sistemática, o por ejemplo la grabación y comentario de las
audiciones realizadas.

Al evaluar debemos tener en cuenta el triple sentido de los contenidos, evitando evaluar
los de tipo conceptual solamente, dejando de mano los procedimientos y las actitudes. La forma
más aceptable sería buscar la calidad y no la cantidad de elementos en las estrategias educativas.

Algunas de las propuestas serían las siguientes:

 Observación sistemática, diaria y directa.
 Diarios escolares, donde se registra el trabajo de clase.
 Entrevistas de tipo formal entre alumno y profesor, en las cuales se intercambian
reflexiones y opiniones, o bien informales a partir de conversaciones casuales del día a día.
 En general, cualquier actividad de evaluación que permita establecer relaciones, identificar
semejanzas y diferencias, elaborar ideas, etc. como la deducción de la forma de interpretar
una obra a partir de lo aprendido desde otra.

6 .3 Temporalización de la evaluación.

A. EVALUACIÓN DIAGNÓSTICA.

Nos permite conocer cual es la situación inicial del alumno desde el punto de partida de unos
objetivos bien definidos. Se hace necesario conocer su nivel de desarrollo y los conocimientos
específicos que el alumno posee. La usaremos al principio del aprendizaje y se basa en la
observación y pruebas de diferente naturaleza que comprueben el estado del conocimiento del
alumno desde el punto de partida y sus carencias.

B. EVALUACIÓN FORMATIVA.

Llamamos así a la evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje. Emplearemos la
observación sistemática diaria para registrar la situación momentánea del aprendizaje. Una vez
registrados los datos se aplicarán mecanismos para la corrección.

C. EVALUACIÓN SUMATIVA.

En este último eslabón se determina si se alcanzaron o no los objetivos propuestos, por lo que
podremos medir el resultado final del aprendizaje. El éxito o fracaso de los dicentes no es tan solo
lo que atañe a este tipo de evaluación, sino todo el proceso educativo completo.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
33

7. Recursos materiales.

Para elegir una serie de recursos materiales que son necesarios para preparar el proceso de
enseñanza-aprendizaje hemos de tener en cuenta que estos nacen de la naturaleza de los
contenidos, los cuales nos posibilitan los objetivos propuestos. Estos materiales deben ser acordes
con la edad del alumnado, ser asequibles económica y técnicamente y además:

 Tener en cuenta que los recursos tan sólo son medios, herramientas para optimizar el
proceso enseñanza-aprendizaje.
 Es necesaria la intervención siempre de la figura del docente, no existiendo
antagonismo entre el recurso y el mismo.
 Deben estar acordes con la programación, ya que por sí mismos no son nada.
 No se deben considerar recursos los materiales fungibles ni el mobiliario.

En esta PD vamos a considerar algunos recursos necesarios. Son:

1. Materiales curriculares. Llamamos así a los relacionados con el currículo, tanto del alumno
como el profesor. Por ejemplo, esta PD.
2. Recursos materiales. Facilitan la enseñanza-aprendizaje. Por ejemplo, los métodos del
instrumento, publicaciones didácticas específicas, etc. Incluimos aquí también los
audiovisuales como grabaciones de audio, DVD, etc. y los informáticos como los programas
de edición de partituras y secuenciadores. Dentro de estos recursos estableceremos unas
prioridades en cuanto a su naturaleza, ya que no tiene la misma aplicación un recurso en
unas disciplinas que en otras. Añadir también que el recurso material debe responder a
una necesidad y a la vez fomentar la creatividad y el aprendizaje, además de ser rentable,
ya que ningún recurso de por si es la panacea de la educación.

Los recursos que deben considerarse imprescindibles son los de uso común en cualquier
centro docente: fotocopiadoras, proyectores y retroproyectores, video y equipos de audio y
multimedia. Es conveniente decir que este tipo de recursos necesitan ser estudiados en cuanto
a la cantidad y uso de ellos en las aulas, con lo que se puede evitar el conflicto de coincidencias
de profesores con el material en caso de que no haya disponibilidad suficiente. Una forma de
solucionarlo es registrar un orden de uso en un listado del profesorado que tiene acceso a los
equipos y medios que hemos citado.

Otro punto a tener en cuenta es la combinación de varios recursos junto con las
explicaciones del profesor (p. ej. partitura y audiovisual juntos en la audición), de manera que
se pueda abordar el tema propuesto desde varios puntos de vista, haciendo la explicación más
amena y enriquecedora.

Para este curso y esta PD hemos querido seleccionar esta gama de recursos materiales:

a) Materiales curriculares. Emplearemos todos los decretos, ordenes y similares que la
Administración pública ha publicado con arreglo a nuestra especialidad y nivel que han sido
reflejados en los diversos puntos de este texto. Asimismo, usaremos como base la citada
PD.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
34
b) Materiales impresos. Usaremos los volúmenes y partituras expuestos en el apartado de
Metodología específica. El alumno debe poseer dos copias de cada obra o estudio con
arreglo a poder anotar en una de ellas las indicaciones que el profesor considere
interesantes para el aprendizaje.
c) Medios audiovisuales. Se pueden incluir en este apartado algunas grabaciones de las
piezas, o en su defecto, relacionadas con el estilo que se propone en el repertorio del
alumno para este curso. Aquí, la relación de medios es amplísima, debido al auge de las
nuevas tecnologías (internet, desarrollo de los audiovisuales y aparatos de telefonía).
Como ejemplo de audiovisuales:

 THE SEGOVIA COLLECTION, VOL. 7. MCA CLASSICS. Grabación MCD 42073.
Colección de estudios clásico-románticos grabados por Andrés Segovia.

 PORTRAIT. AUDIVIS. Grabación E8623.
Colección de piezas del renacimiento y barroco con instrumentos originales
grabadas por Hopkinson Smith.

 300 YEARS OF GUITAR MASTERPIECES. VOXBOX3. Grabación CD3X 3007.
Colección de piezas de varias épocas y estilos realizada por Manuel Barrueco.

 DAVID RUSSELL PLAYS BAROQUE MUSIC. GHA. Grabación 126.006.
Piezas de Bach, Haendel y Scarlatti transcritas e interpretadas por David Russell.

 ROBERTO AUSSEL PLAYS 20th CENTURY MUSIC. GHA. Grabación 126.007.
Piezas de música del siglo XX interpretadas por Roberto Aussel.

 EFFORTLESS GUITAR. VIDEO DIDÁCTICO.
Grabación de William Kanengiser sobre la técnica de la guitarra clásica para tocar
sin esfuerzo.

 A GIFT AN A LIFE. VIDEO DOCUMENTAL.
Documental basado en la carrera y biografía de Manuel Barrueco.

 LA GUITARRA.
Programa de RNE dedicado al mundo de la guitarra.

Como ejemplo de medios informáticos:
 SIBELIUS 7.
Editor y secuenciador de música.
 GUITAR PRO 6.
Editor y secuenciador de música especialmente diseñado para la guitarra.
 CUBASE SX.
Grabador digital.
 REPRODUCTOR MULTIMEDIA VLC.
Reproductor para multimedia con posibilidad de reproducción ralentizada
graduable de velocidad.
 guitarra.artepulsado.com y www.guitarraclasicadelcamp.com
Páginas web dedicadas a la guitarra con foros, artículos, partituras, etc.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
35

8. Listado de Unidades Didácticas.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 1 1: : R RE EV VI IS SI IÓ ÓN N D DE E T TÉ ÉC CN NI IC CA AS S. .

1. Contextualización.

Al comenzar un curso nuevo se hace necesario comprobar el grado de madurez del alumnado
y para evaluar los conocimientos de este antes de abordar nuevos temas. Por ello, dedicamos la
primera UD a revisar el estado de la técnica general del alumno. Dicha UD nos servirá como
evaluación inicial del alumno.

2. Objetivos didácticos.

La base para diseñar los objetivos de esta UD será la exposición de objetivos generales
expuesta en esta PD. De ellos, hacemos referencia explícita a los números 1, 2 y 3, los cuales se
refieren a la técnica básica, la afinación y la posición general.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Revisión de conceptos técnicos diversos ya aprendidos para verificar su
comprensión.

B. Procedimentales.

 Revisión de la consecución de una buena posición del cuerpo y del instrumento.
 Revisión de las técnicas de afinación del instrumento.
 Revisión de las técnicas de estudio eficaces.

C. Actitudinales.

 Conciencia de la importancia de la revisión para el futuro del curso que se comienza.
 Voluntad del alumno por mejorar los puntos necesarios tras la revisión.

4. Metodología.

Aplicaremos el método de aprendizaje por descubrimiento de forma que el alumno sea el
encargado de evaluar y presentar los datos que considere mejorables al profesor. De esta forma el
propio alumno comienza en el punto en el que necesita basar su nuevo aprendizaje y aquí es
donde comienza la misión del docente.

Una vez realizado lo anterior, el profesor deberá decidir qué principios debe asimilar el alumno
con respecto a sus resultados expuestos.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
36

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez solo para el inicio del curso, es decir que debe ser la primera de las UD
que se traten y no es necesario presentarla de nuevo. Se desarrollará a lo largo de la primera clase
del curso empleando todo el tiempo de la misma en ella.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Recordar y aplicar los principios de posición del cuerpo y del instrumento.
 Verificar los principios y métodos de afinación del instrumento.
 Ejecutar estudios de cursos anteriores para comprobar el estado de la técnica en
general y la interpretación y adoptar las medidas de corrección pertinentes.

7. Recursos materiales.

 Guitarra, atril, alzapié, diapasón y partitura de estudios de cursos anteriores.

8. Criterios de evaluación.

 Capacidad de selección de la posición ideal para el guitarrista.
 Mantenimiento de esta posición durante el estudio, relajando la misma en los
períodos de descanso.
 Verificación y planteamiento de corrección de técnicas en caso de ser necesario.
 Capacidad de análisis estructural e interpretación de los diferentes estilos por parte
del alumno.

U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 2 2: : E EL L U US SO O D DE EL L P PU UL LG GA AR R D DE ER RE EC CH HO O. .

1. Contextualización.

Por ser uno de los principales puntos en el sonido del guitarrista, el uso del pulgar de la mano
derecha debe ser revisado y ampliado convenientemente. Vamos a tratar de incidir en este tema
con esta UD que pretende trabajar la calidad del toque con mano derecha.


2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el aprendizaje de las diversas formas de
ataque en el pulgar de la mano derecha para conseguir progresivamente una calidad sonora
adecuada a la realización de distintos planos simultáneos. Trataremos en su desarrollo los
siguientes puntos: pulsación, timbre y relación con la interpretación.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
37
3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Revisión del concepto de ataque.
 Formas de ataque del pulgar derecho.

B. Procedimentales.

 Movimiento del pulgar derecho.
 El apoyado y el tirando del pulgar derecho.
 El papel del pulgar en la textura musical.
 Timbres producidos con yema y uña y su utilidad interpretativa.

C. Actitudinales.

 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Aplicaremos el método de aprendizaje por descubrimiento de forma que el alumno sea el
encargado de evaluar y presentar los datos que considere mejorables al profesor. Como se supone
una base adquirida en el nivel en que nos hallamos, la misión del docente consiste en exponer la
técnica y ejemplificar las explicaciones.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la segunda clase del curso empleando la
clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica.
Posteriormente se incorporará a la técnica general del alumno, siendo revisada cuando la
situación lo requiera.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Recordar y aplicar los principios de la pulsación con pulgar.
 Ejercitar por imitación diversas formas de ataque con el pulgar: apoyado, tirando,
con yema y con uña, etc. para obtener una referencia clara de la sonoridad de cada
una de ellas con objeto de poder usarlas a conveniencia y con destreza en la
interpretación.
 Ejecutar ejercicios, estudios o fragmentos musicales donde el pulgar sea el
protagonista de la ejecución o definitorio en alguna de las voces.

7. Recursos materiales.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
38
 Serie didáctica para guitarra. Cuaderno 2: la técnica de la mano derecha. ABEL
CARLEVARO. Páginas 41 y 42.
 Escuela de guitarra. DIONISIO AGUADO. Estudio nº18 de la primera parte.

8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida con el pulgar.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 3 3: : L LA AS S E ES SC CA AL LA AS S. .


1. Contextualización.

Las escalas es uno de los puntos básicos en la técnica guitarrística. El uso y ejecución correcta
de las escalas permite al alumno interpretar los fragmentos melódicos de una pieza, además de
conseguir un equilibrio en la pulsación y conocer el aspecto melódico-armónico delas tonalidades
musicales.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el aprendizaje de las diversas formas de
ataque con los dedos de la mano derecha para ejecutar escalas y su correspondiente aplicación
práctica en las situaciones que lo requieran, además del conocimiento de las posiciones del
diapasón en las que se hallan las notas de cada escala.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Revisión del concepto de escala, tonalidad, cambio de posición.
 Formas de ataque en las escalas: apoyando, tirando.

B. Procedimentales.

 Aprendizaje de diversas combinaciones de digitación para adaptarlas a la situación
de cada escala: pulgar-índice en notas graves, índice-medio, índice-anular, índice-
medio-anular, etc.
 Aplicación de la dinámica para el aprendizaje de la escala como aporte expresivo.
 Aplicación de la velocidad y la adición de notas progresiva en la práctica de las
escalas.
 Posibilidad de seleccionar diferentes digitaciones en ambas manos, con ayuda del
profesor.

D. Actitudinales.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
39

 Valoración de los progresos como método de aprendizaje.
 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Aplicaremos el método de aprendizaje por descubrimiento de forma que el alumno sea el
encargado de evaluar y presentar los datos que considere mejorables al profesor. Como se supone
una base adquirida en el nivel en que nos hallamos, la misión del docente consiste en exponer la
técnica y ejemplificar las explicaciones.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la tercera clase del curso empleando la
clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica.
Posteriormente se incorporará a la técnica general del alumno, siendo revisada cuando la
situación lo requiera.


6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Establecer digitaciones para mano derecha en pasajes con cuerdas al aire, como
ejercicio preparatorio. Algunos ejemplos son:

Cuerdas 4ª, 5ª y 6ª. Escalas con i-m, p-i o p-m.
Cuerdas 1ª, 2ª y 3ª. Escalas con i-m, m-i, i-a u otras similares.

 Seleccionar escalas diatónicas en primera posición y usar las digitaciones propuestas
anteriormente. Posteriormente, usar también las que usan cambios de posición.
 Ejecutar ejercicios, estudios o fragmentos musicales donde las escalas sean
determinantes para la ejecución de los mismos.

7. Recursos materiales.

 Serie didáctica para guitarra. Cuaderno 1: escalas diatónicas. ABEL CARLEVARO.
 Escuela de guitarra. DIONISIO AGUADO. Escalas mayores y menores de la segunda
parte.
 25 Etudes melodiques op. 60. MATEO CARCASSI: estudio 1.


8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
40
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 4 4: : L LÍ ÍN NE EA AS S M ME EL LÓ ÓD DI IC CA AS S Y Y A AR RM MO ON NÍ ÍA A. .


1. Contextualización.

La interpretación de piezas con diferentes líneas melódicas es un tema importante y complejo
dentro de la interpretación guitarrística. En todas las épocas existe una diferente forma de
abordar el aspecto melódico y armónico de las obras, por lo que se hace patente un estudio de las
líneas melódicas que componen una pieza.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el aprendizaje de las relaciones que
conforman las líneas melódicas y armonía de las piezas para conseguir una interpretación acorde
con la época y el estilo que trabajamos.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Concepto de línea melódica horizontal. Ejemplos sencillos.
 Concepto de armonía vertical. Ejemplos sencillos.

B. Procedimentales.

 Tocar independientemente las líneas de una composición con varias voces para
apreciar su contenido. Puede ser necesaria la ayuda del profesor, quien puede
interpretar la otra parte.
 Seleccionar la técnica precisa para interpretar el conjunto de voces de la obra.

E. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de introducción a la interpretación.
 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Un buen método para aplicarlo a esta unidad es el método de proyectos. Plantea al alumno
situaciones complejas para resolverlas por medio de la imaginación y la creatividad.
El alumnado tiene que globalizar, es decir, tener en cuenta los datos provenientes de diferentes
materias o niveles educativos. Los conocimientos no provienen directamente del profesor sino
que se este les enseña a manejar los que tienen.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
41
5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la cuarta clase del curso empleando la clase
completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica. Posteriormente se
incorporará a la técnica general del alumno, siendo revisada cuando la situación lo requiera.


6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Selección de un fragmento musical que contenga diferentes líneas melódicas.
 Hacer una pequeña introducción por parte del profesor sobre época, estilo, etc. para
que el alumno se sitúe en el contexto musical.
 Seleccionar los recursos técnicos y tímbricos dentro de las posibilidades del alumno
y de su nivel para ejecutar la práctica. Como ejemplo: digitaciones de mano derecha
e izquierda, articulación legato o staccato, destaque de melodías, etc.

7. Recursos materiales.

 MICROESTUDIOS. A. Carlevaro. Ejercicios preliminares 1, 2 y 6. Para el estudio de dos
voces en estilo contrapuntístico.
 MINUETO. F. Sor. Para el estudio de armonías verticales.


8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 5 5: : L LO OS S A AR RP PE EG GI IO OS S. .

1. Contextualización.

Una de las técnicas más importantes en la guitarra es el estudio de los arpegios. En cualquier
época o estilo hallaremos pasajes o estudios que los contemplan, bien como material
compositivo, bien como recurso expresivo.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el repaso y mejora de la técnica de los
arpegios para su uso general técnico.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
42
3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Repaso de los tipos de arpegios.
 Concepto de fijación de las articulaciones que no actúan en el arpegio.

B. Procedimentales.

 Colocación correcta de la mano derecha en la ejecución del arpegio.
 Adopción del recurso de fijación de las falanges que no intervienen.
 Práctica con cuerdas al aire de diferentes tipos de arpegios.
 Coordinación con la mano izquierda.

C. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de introducción a la interpretación.
 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Un buen método para aplicarlo a esta unidad es el de aprendizaje por descubrimiento. El
alumnado extrae sus propias conclusiones a partir del registro de datos y la observación,
construyendo su propio aprendizaje. Hay que destacar que el contenido no se da sino que se
descubre, existiendo una etapa de tanteo previa y otra de interiorización de la información
descubierta.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la quinta clase del curso empleando la clase
completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica. Posteriormente se
incorporará a la técnica general del alumno, siendo revisada cuando la situación lo requiera.


6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Selección de un ejercicio preparatorio que contenga arpegios para trabajarlos al
principio con la mano derecha sola.
 Hacer una pequeña introducción por parte del profesor sobre la fórmula a emplear
para el estudio. Asimismo presentará los recursos técnicos dentro de las
posibilidades del alumno y de su nivel para ejecutar la práctica. Como ejemplo:
posibles digitaciones de mano derecha e izquierda, velocidad apropiada para la
práctica, etc.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
43
7. Recursos materiales.

 STUDI PER CHITARRA, Op. 1. Mauro Giuliani. Ejercicios que mantienen la posición en
la mano izquierda varios compases y ejecutan arpegios con la derecha. Se pueden
elegir varios dependiendo del nivel de dificultad o el tipo de arpegio a trabajar.
 MÉTODO DE GUITARRA, D. Aguado. Estudios 2 y 3 de la primera parte con cambios
en a mano derecha.
 ETUDES SIMPLES, Leo Brouwer. 2ª serie nº 5. El estudio expuesto es una
combinación rítmica de arpegios y ritmos afrocubanos dentro de la estética
contemporánea.

8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 6 6: : L LA AS S N NO OT TA AS S S SI IM MU UL LT TÁ ÁN NE EA AS S. .

1. Contextualización.

Para el estudio de la siguiente técnica nos basaremos en diferentes tipos de notas simultáneas
que podemos producir. Esta técnica es relevante en el estudio de la técnica por su amplio uso
dentro del repertorio.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el repaso y mejora de la técnica de las
notas simultáneas para su uso general técnico.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Concepto básico de contrapunto de dos voces.
*

 Concepto básico de acorde.
*


B. Procedimentales.

 Colocación correcta de la mano derecha en la ejecución de notas simultáneas.
 Práctica con cuerdas al aire de diferentes tipos denotas simultáneas: p-i, p-m, p-i-m,
p-i-m-a, etc.

*
Solo a efectos informativos ya que el nivel del alumno es básico en materia de armonía.
*

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
44
 Coordinación de esta habilidad con la mano izquierda por medio de estudios o
ejercicios.

D. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de introducción a la interpretación.
 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Un buen método para aplicarlo a esta unidad es el de aprendizaje por descubrimiento. El
alumnado extrae sus propias conclusiones a partir del registro de datos y la observación,
construyendo su propio aprendizaje. Hay que destacar que el contenido no se da sino que se
descubre, existiendo una etapa de tanteo previa y otra de interiorización de la información
descubierta.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la sexta clase del curso empleando la clase
completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica. Posteriormente se
incorporará a la técnica general del alumno, siendo revisada cuando la situación lo requiera.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Selección de un ejercicio preparatorio que contenga notas simultáneas para
trabajarlos al principio con la mano derecha sola.
 Hacer una pequeña introducción por parte del profesor sobre la fórmula a emplear
para el estudio. Asimismo presentará los recursos técnicos dentro de las
posibilidades del alumno y de su nivel para ejecutar la práctica. Como ejemplo:
posibles digitaciones de mano derecha e izquierda, velocidad apropiada para la
práctica, etc.

7. Recursos materiales.

 30 ESTUDIOS DE GUITARRA, F. Sor. Estudio nº 1. Es un buen ejemplo del uso de las
notas simultáneas en la melodía y los acordes.
 CAMINO, A. G. ABRIL. Pieza basada en acordes básicamente para trabajar el plaqué
dentro de la estética contemporánea.

8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
45



U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 7 7: : L LE EC CT TU UR RA A D DE E N NO OT TA AS S A AG GU UD DA AS S. .

1. Contextualización.

Una de las dificultades serias que plantea el estudio de la guitarra es la lectura de las notas en
posiciones agudas del diapasón. Para intentar paliar ese inconveniente desarrollamos una UD
específica.
2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el repaso y mejora de la lectura de notas
para su uso general técnico.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Repaso del concepto de equísonos.
 Que se define como desplazamiento y traslado y su utilidad.
 Que se define por posición y por cambio de posición en la mano izquierda.

B. Procedimentales.

 Repaso y ampliación de escalas en diferentes tonalidades hasta el traste XII usando
los desplazamientos, cambios de posición y traslados.
 Práctica de lectura a vista con fragmentos cortos en diferentes posiciones.
 Coordinación de esta habilidad con la mano derecha por medio de estudios o
ejercicios.

E. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de mejora de la lectura.
 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

La combinación del método de proyectos y el de aprendizaje por descubrimiento son una
buena manera de plantear la UD, ya que el alumno puede trabajar las digitaciones desde la
perspectiva del uso creativo que pueda darle a estas en un futuro, para la improvisación por
ejemplo y desde la utilidad práctica como herramienta de lectura.

5. Temporalización.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
46
Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la séptima clase del curso empleando la
clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica.
Posteriormente se incorporará a la técnica general del alumno, siendo revisada cuando la
situación lo requiera.
6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Selección de un ejercicio preparatorio que contenga notas en dos posiciones del
diapasón, una aguda y una grave.
 Hacer una pequeña introducción por parte del profesor sobre la fórmula a emplear
para el estudio. Asimismo presentará los recursos técnicos dentro de las
posibilidades del alumno y de su nivel para ejecutar la práctica.

7. Recursos materiales.

 SERIE DIDÁCTICA PARA GUITARRA, A. Carlevaro. Cuaderno nº 1. Selección de escalas
diatónicas mayores y menores.
 Ejemplos prácticos del profesor con fragmentos cortos.

8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 8 8: : R RE EC CU UR RS SO OS S E EX XP PR RE ES SI IV VO OS S ( (I I) ). .

1. Contextualización.

En esta UD plantearemos la conexión que existe entre la técnica y los recursos expresivos. La
primera parte hace referencia a los recursos expresivos de la articulación: legato-staccato.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el conocimiento y aplicación de los
citados recursos en la interpretación de estudios y obras de diferentes épocas y estilos.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Qué es un sonido legato o staccato.
 Qué fragmentos o estilos concretos adoptan uno u otro tratamiento expresivo.
 Qué técnicas podemos emplear para producirlos.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
47

B. Procedimentales.

 Ejecución de técnicas: sonidos legato y staccato en una cuerda y en varias cuerdas
con ejemplos prácticos.
 Repaso de las técnicas de pulsación apoyado y tirando y del ligado técnico.
Ejercicios prácticos sobre fragmentos.

C. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de mejora de la interpretación.
 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

La combinación del método de proyectos y el de aprendizaje por descubrimiento son una
buena manera de plantear la UD, ya que el alumno puede trabajar estas técnicas desde la
perspectiva del uso creativo que pueda darle a estas en un futuro, para la improvisación por
ejemplo, y desde la expresividad como herramienta comunicativa.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la octava clase del curso empleando la
clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica. Debido a su
carácter expresivo se adoptará como recurso interpretativo.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Selección de un fragmento melódico conocido sobre el que estudiar los recursos
citados de varias formas diferentes. Por ejemplo: coro de esclavos de Nabucco de
Verdi.
 Hacer una pequeña introducción por parte del profesor sobre la fórmula a emplear
para el estudio y las posibles ejecuciones que resultan de la aplicación de los
recursos. Asimismo presentará estos recursos dentro de las posibilidades del alumno
y de su nivel para ejecutar la práctica.
 Audición de interpretaciones grabadas.

7. Recursos materiales.

 Melodía del coro de esclavos de Nabucco de Verdi.
 15 PIEZAS BREVES, Flores Chaviano. Pieza nº 1: Articulaciones.
 PIEZAS EN SOL, J. M. Fernández. Cantábile.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
48
8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.

U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 9 9: : R RE EC CU UR RS SO OS S E EX XP PR RE ES SI IV VO OS S ( (I II I) ). .

1. Contextualización.

El tema de esta unidad es el uso de los recursos expresivos. Para esta segunda parte usaremos
los recursos referidos a tímbrica y dinámica aplicadas a la interpretación.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el conocimiento y aplicación de los
citados recursos en la interpretación de estudios y obras de diferentes épocas y estilos.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Qué es la dinámica. Grafías de la dinámica.
 Qué tipos de timbre son más usuales en el instrumento. Escritura del timbre.
 Qué técnicas podemos emplear para producirlos: destaque con uña, toque de yema
sola, pulsación apoyada, tirando, etc.

B. Procedimentales.

 Ejecución de sonidos piano y forte, en gradación crescendo y decrescendo sobre
melodías, arpegios, acordes, etc.
 Ejecución de fragmentos melódicos con diferentes timbres: sul tasto, sul ponte, etc.

C. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de mejora de la interpretación.
 Aplicación práctica de la técnica para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

La combinación del método de proyectos y el de aprendizaje por descubrimiento son una
buena manera de plantear la UD, ya que el alumno puede trabajar estas técnicas desde la
perspectiva de la interpretación añadiendo color, variedad y contrastes a la interpretación.

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
49
5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la novena clase del curso empleando la
clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica. Debido a su
carácter expresivo se adoptará como recurso interpretativo.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Selección de un pasaje o fragmento de una obra o estudio donde podamos aplicar
los efectos de la dinámica.
 Selección de un fragmento de una obra o un estudio donde podamos aplicar
diferentes colores tímbricos.
 Explicación por parte del profesor de las diferentes grafías o notaciones que
expresan la dinámica de la pieza y de las posibilidades tímbricas del instrumento.
 Audición de interpretaciones grabadas.

7. Recursos materiales.

 Un fragmento de una obra o estudio de cada período: barroco-renacimiento, clásico-
romántico y música contemporánea.
 Grabaciones de cada época o estilo de las anteriormente reseñadas en la relación de
medios audiovisuales.

8. Criterios de evaluación.

 Precisión de la técnica adquirida.
 Expresividad conseguida en la interpretación.
 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.



U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 1 10 0: : T TÉ ÉC CN NI IC CA AS S D DE E C CA AL LE EN NT TA AM MI IE EN NT TO O Y Y E ES ST TI IR RA AM MI IE EN NT TO O. .

1. Contextualización.

Como en todas las disciplinas musicales, el factor físico juega un papel importantísimo en el
desarrollo del músico. Queremos dedicarle por ello un espacio a la preparación de la sesión de
estudio mediante ejercicios y técnicas de calentamiento y estiramiento muscular.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el conocimiento y desarrollo de las
técnicas de calentamiento y estiramiento muscular para la aplicación diaria en las sesiones de
estudio con el fin de evitar lesiones por sobreuso y mejorar el rendimiento físico del alumno.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
50

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Funcionamiento básico del músculo: grupos agonistas y antagonistas y su relación
con el movimiento en la técnica guitarrística.
 Relajación física. Estados de relajación física.
 Concepto de fijación muscular.

B. Procedimentales.

 Aprendizaje de técnicas de estiramiento sin instrumento de los principales
segmentos del brazo.
 Selección de ejercicios de calentamiento y su distribución temporal en el estudio
diario.

C. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de mejora física y técnica del intérprete.
 Aplicación práctica de los recursos expuestos para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Para el desarrollo de esta UD usaremos el método científico como base. Parte del
planteamiento de un problema, formulando una hipótesis. A esto le sigue una prueba a través de
un experimento (en este caso la prueba es la apreciación de la mejoría en el tono muscular con
determinado tipo de ejercicio). Las conclusiones extraídas de ello se reajustan a la teoría inicial y
se vuelve a presentar la hipótesis.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la décima clase del curso empleando la
clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica. Debido a su
carácter preparatorio es de uso recomendado antes de cualquier sesión de estudio.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Presentación de los diferentes tipos de ejercicios de calentamiento y estiramiento
muscular adaptados al nivel del alumno.
 Selección de ejercicios técnicos sencillos para comenzar el calentamiento antes de la
sesión.
 Ejecución de una sesión de práctica y vuelta a los ejercicios de estiramiento para
prevenir lesiones.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
51

7. Recursos materiales.

 Una lámina que reproduzca los ejercicios de estiramiento citados. Nosotros hemos
optado por la sección “Anexo I. Estiramiento para guitarristas” del libro LA SALUD
DEL GUITARRISTA de V. Azagra.
 Un estudio para cada mano de los citados en las relaciones anteriores para el
calentamiento.
 La obra a trabajar en la sesión.

8. Criterios de evaluación.

 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.
 Adquisición de hábitos de estudio eficaces.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 1 11 1: : T TÉ ÉC CN NI IC CA AS S D DE E E ES ST TU UD DI IO O. .

1. Contextualización.

Para optimizar al máximo el estudio de la guitarra no sólo basta con mejorar el aspecto
técnico, sino que deberemos tener en cuenta la calidad del tiempo empleado mediante unas
técnicas que aprovechen y optimicen el esfuerzo. Por ello nos centraremos en alguna de las
técnicas útiles para el estudio de la guitarra.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el conocimiento y desarrollo de las
técnicas de estudio diarias con el objeto de mejorar el rendimiento del alumno.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Qué hábitos posturales son correctos.
 Qué es relajación física y mental y cómo conseguirla.
 Métodos para la concentración.

B. Procedimentales.

 Adopción de una buena posición para el estudio.
 Práctica de ejercicios de relajación física y mental.
 Análisis técnico de una pieza para distribuir el trabajo a realizar.

C. Actitudinales.

 Valoración de los progresos como método de mejora de estudio del intérprete.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
52
 Aplicación práctica de los recursos expuestos para la ejecución de obras o estudios.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Para el desarrollo de la UD usaremos el método de aprendizaje por descubrimiento. En el, el
alumno extrae sus propias conclusiones a partir del registro de datos y la observación,
construyendo su propio aprendizaje. Hay que destacar que el contenido no se da sino que se
descubre, existiendo una etapa de tanteo previa y otra de interiorización de la información
descubierta.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la undécima clase del curso empleando la
clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica. Debido a su
carácter preparatorio es de uso recomendado antes de cualquier sesión de estudio.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Revisión postural para evitar posibles inconveniencias a la hora del estudio. Es
recomendable repasar la UD dedicada al calentamiento y estiramiento muscular.
 Explicación y práctica de fórmulas para el control mental. Las más importantes son
las referidas a la relajación física y mental y a la concentración. Para la primera, el
profesor pondrá ejemplos de cómo se siente un cuerpo tenso haciendo que el
alumno experimente esa tensión en su propio cuerpo, para luego ir explicando cómo
podemos relajar la musculatura. En la relajación mental y concentración se
expondrán diferentes técnicas como la concentración en la sensación táctil,
centrarse en el presente para evitar pensamientos inútiles, el uso de la respiración
como herramienta de relax, etc.
 Aparte de lo citado hay que hacer un análisis técnico de la pieza para distribuir el
trabajo que debemos realizar sobre ella. Para ello se comenzará con una lectura
general seguido de una revisión de los fragmentos técnicos más complejos para su
estudio aparte si fuese necesario.

7. Recursos materiales.

 La obra o estudio a trabajar en la sesión.

8. Criterios de evaluación.

 Uso de la técnica aprendida en el estudio diario del alumno.
 Mejora del rendimiento con la técnica aprendida.

U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 1 12 2: : L LA A A AF FI IN NA AC CI IÓ ÓN N D DE E L LA A G GU UI IT TA AR RR RA A. .

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
53
1. Contextualización.

La naturaleza de nuestro instrumento hace patente la necesidad de mantener la afinación bajo
control y de aprender las técnicas para su ejecución. Centra la atención de esta UD pues, la
afinación de la guitarra y sus técnicas.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el conocimiento y aplicación de las
técnicas de afinación de la guitarra para conseguir un óptimo resultado acústico y musical.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Concepto de altura absoluta y altura musical fija de una nota.
 Concepto de unísono y sus localizaciones en la guitarra.
 Revisión de la altura musical fija de las cuerdas al aire de la guitarra.

B. Procedimentales.

 Comparación de dos sonidos para averiguar cuál de los dos es más agudo o grave.
 Aprendizaje del sistema de afinación por unísonos.
 Aprendizaje del sistema de afinación por octavas.

C. Actitudinales.

 Valoración de los métodos expuestos como ayuda en la afinación de la guitarra.
 Aplicación práctica de los recursos expuestos para la afinación como principal paso
anterior al estudio.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Para el desarrollo de la UD usaremos el método científico, por el cual el alumno parte de una
hipótesis, en este caso que una cuerda está desafinada. Posteriormente el alumno desarrolla
experiencias por las cuales termina descubriendo cual es la altura óptima de la cuerda mediante
ensayo y error hasta que la práctica le hace sistematizar el método de afinación.

5. Temporalización.

Esta unidad debe tomarse como principio de la sesión debido a su carácter preparatorio.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
54
 Comparación de dos notas al unísono de dos cuerdas diferentes para comprobar la
altura. Partiremos de una de ellas ya afinada previamente con un diapasón, por
ejemplo la 5ª cuerda al aire en la y la sexta en el quinto traste.
 Comparación de dos notas a la octava como el la de la quinta cuerda al aire y el la de
la tercera cuerda pisada en el segundo traste.
 Escucha atenta de los sonidos producidos y selección del ajuste a hacer en la cuerda
que esté desafinada.

7. Recursos materiales.

 Un diapasón en la a 440 hz.
 Una guitarra.

8. Criterios de evaluación.

 Uso de la técnica aprendida antes de preparar el estudio diario.
 Utilidad de la afinación como método para desarrollar el oído y la musicalidad del
intérprete.
 Valoración de los métodos aprendidos como premisa fundamental para obtener
sonidos con una óptima musicalidad.

U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 1 13 3: : L LO OS S A AR RM MÓ ÓN NI IC CO OS S N NA AT TU UR RA AL LE ES S. .


1. Contextualización.

La siguiente UD la dedicaremos al estudio de los armónicos naturales, explicando su forma de
ejecución y su utilidad dentro de los recursos guitarrísticos.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD están basados en el conocimiento de la técnica de
producción de los armónicos naturales, así como su situación y altura.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Qué es un armónico natural.
 Qué posiciones tienen los principales armónicos naturales.
 Formas de grafía de los armónicos naturales.

B. Procedimentales.

 Colocación de la mano izquierda sobre las divisiones del traste para ejecutar los
armónicos naturales.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
55
 Forma de ataque de la mano derecha sobre la cuerda.

C. Actitudinales.

 Valoración del método expuesto para la consecución del armónico natural.
 Aplicación práctica del recurso de los armónicos como medio expresivo.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Para el desarrollo de la UD usaremos el método de aprendizaje por descubrimiento, previa
explicación técnica del profesor.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la decimotercera clase del curso
empleando la clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Explicación y ejemplificación de la técnica de producción de armónicos naturales por
parte del profesor. Es conveniente comenzar por los armónicos más claros como los
del traste XII.
 Imitación por parte del alumno.
 Lectura de armónicos naturales en material impreso para reconocer sus grafías y
formas de escritura.

7. Recursos materiales.

 Apéndice de los sonidos armónicos, Método de guitarra. D. Aguado.

8. Criterios de evaluación.

 Uso de la técnica de los armónicos naturales en la ejecución instrumental.
 Utilidad de los sonidos armónicos como recurso tímbrico y expresivo.
 Valoración de la técnica aprendida.

U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 1 14 4: : L LE EC CT TU UR RA A A A V VI IS ST TA A Y Y M ME EM MO OR RI IZ ZA AC CI IÓ ÓN N. .

1. Contextualización.

La siguiente UD la dedicaremos a la práctica de la lectura a vista y a las técnicas para
memorizar fragmentos musicales. Es una de las UD más importantes ya que de estos dos factores
depende en gran medida la forma primera de abordar un estudio u obra para guitarra.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
56

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD son los siguientes:

 Reconocimiento a vista de las posiciones de las notas y su grafía en la partitura, como
herramienta de lectura musical previa al estudio.
 Adaptación, en las posibilidades de nivel del alumno, de digitaciones o recursos a tal fin
para acomodar dichas notas al carácter expresivo de la pieza.
 Aprender fórmulas para memorizar fragmentos musicales con efectividad y
comprensión.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Revisión de las posiciones de las notas en el diapasón.
 Revisión de las principales técnicas referentes a la digitación de mano izquierda:
traslado longitudinal y transversal, cambio de posición, etc.
 Conceptos básicos de frase, período, motivo, etc.

B. Procedimentales.

 Lectura a vista de pequeños fragmentos musicales.
 Adaptación o planteamiento de nuevas digitaciones por parte del alumno.
 Memorización de fragmentos musicales breves.

C. Actitudinales.

 Valoración de los métodos expuestos para fundamentar el estudio de las obras.
 Aplicación práctica de los recursos expuestos.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Para el desarrollo de la UD usaremos el método de proyectos y el método de aprendizaje por
descubrimiento, previa explicación técnica del profesor.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la decimocuarta clase del curso empleando
la clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
57
 Ejecución de fragmentos de escalas y pequeños acordes en dos posiciones del
diapasón, manteniendo la misma altura de las notas.
 Sobre estas escalas o acordes, probar varias digitaciones: con cuerdas al aire, en
una sola cuerda, en varias cuerdas, etc.
 Señalar sobre una obra escrita los fragmentos que pueden ser considerados como
motivos, frases o períodos y tocarlos intentando comprender su relación en el
contexto de la obra.
 Memorizar estos fragmentos atendiendo a su afinidad motívica o rítmica como
base para ejercitar la memoria.

7. Recursos materiales.

 Una obra o estudio de un curso anterior que sea de dificultad fácil, para ejercitar los
puntos antes descritos.

8. Criterios de evaluación.


 Destreza en la lectura a vista.
 Habilidad técnica del alumno para solventar las digitaciones de varias formas.
 Capacidad de oír y comprensión de los rasgos distintivos de los fragmentos y que los
relacionan con otros fragmentos de la obra.
 Valoración de los recursos como elemento de estudio primigenio.


U UN NI ID DA AD D D DI ID DÁ ÁC CT TI IC CA A N Nº º 1 15 5: : L LA A C CE EJ JA A. .

1. Contextualización.

La siguiente UD la dedicaremos a la revisión y ampliación del recurso técnico conocido como
ceja y a sus variantes.

2. Objetivos didácticos.

Los objetivos didácticos de esta UD son los siguientes:

 Uso de la ceja como recurso técnico.

3. Contenidos.

A. Conceptuales.

 Repaso del concepto de ceja. Tipos de ceja.

B. Procedimentales.

 Posicionamiento y ejecución de cejillas, medias cejas y ceja completa.
Francisco J. Jaén Maíz.
Programación Didáctica de guitarra.
58
 Uso de la ceja como recurso del transporte de un fragmento.

C. Actitudinales.

 Valoración del recurso técnico presentado.
 Aplicación práctica de la ceja como recurso técnico.
 Atención y desarrollo de la experiencia por parte del alumno.

4. Metodología.

Para el desarrollo de la UD usaremos el método de aprendizaje por descubrimiento, previa
explicación técnica del profesor.

5. Temporalización.

Esta UD tiene validez y se desarrollará a lo largo de la decimoquinta clase del curso empleando
la clase completa en ella, primero tratando la explicación y luego aplicando la práctica.

6. Actividades.

Las principales actividades que se realizarán para desarrollar la UD son:

 Revisión de la colocación de la ceja para comprobar su eficacia técnica por parte del
alumno.
 Explicación y comprobación de las posibilidades de digitar con ceja pasajes
musicales.
 Experimentar el transporte de un fragmento u acorde con el desplazamiento de una
ceja.

7. Recursos materiales.

 Una obra o estudio que esté digitado con cejas.

8. Criterios de evaluación.

 Correcta posición de la ceja.
 Calidad del sonido producida.
 Valoración de los recursos como elemento técnico básico en la guitarra.