You are on page 1of 1

El Libro de Mormón por supuesto que es inspirado e infalible

Cuando los mormones tocan a la puerta de su casa es común que lo inviten para que usted ore a Dios
para saber si el Libro de Mormón es verdadero. Los mormones aparentemente han determinado que el
contenido del Libro de Mormón es verdad.
Cuando usted les pregunta cómo llegaron a esa conclusión ellos responden que lo saben porque lo sienten
interiormente por medio de una sensación que ellos llaman "el ardor en el pecho" (D. y C. 9:8).
Ellos dicen que usted puede tener la misma experiencia si ora a Dios y le pregunta acerca del Libro de
Mormón. Para apoyar esta sugerencia le van a mostrar Santiago 1:5 que dice así: "Y si alguno de vosotros
tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada".
El cristiano debe señalar a los mormones que ellos están usando el versículo totalmente fuera de
contexto.
El significado de Santiago 1:5 está conectado con el contenido de los versículos anteriores que hablan del
propósito de las pruebas que confrontan los creyentes. Santiago en el versículo cinco anticipa que algunos
cristianos no tendrían la sabiduría necesaria para reconocer el propósito divino en las pruebas. Como
vemos, el versículo no tiene nada que ver con el Libro de Mormón o con la forma de saber si algo es
verdadero o no.
Ahora, supongamos por un momento que Santiago está hablando de sabiduría en general como afirman
los mormones. Aún si así fuera, hágale saber al mormón que sabiduría en la Biblia es la capacidad de
aplicar el conocimiento, no es el conocimiento mismo. Por estas razones no necesitamos orar acerca de
temas en los que Dios ya ha expresado su veredicto.
Por ejemplo, no tenemos necesidad de orar acerca de participar en una sesión espiritista. Dios ya ha dicho
que está prohibido, esto es en Deuteronomio 18:9-14.
De la misma manera, no necesitamos orar por el Corán (libro sagrado musulmán) o por las vedas
(escritos sagrados hindúes) porque el contenido de estos libros contradice la Biblia. Tampoco necesitamos
orar por el Libro de Mormón porque Dios ya ha condenado todos los evangelios que contradicen el
evangelio bíblico.
Los mormones sin duda predican otro evangelio y otro Jesús. Señalele al mormón que la oración no es el
medio a seguir para examinar las verdades religiosas. El apostól Pablo escribe bajo la inspiración del
Espíritu Santo en 1 Tesalonicenses 5:21 "Examinadlo todo, retened lo bueno".
En ninguna parte de la Biblia dice que debemos recibir sensaciones o sentimientos subjetivos para saber
si algo es verdad. Los Bereos en Hechos 17:10-12 creían en la oración, pero su barómetro para medir la
verdad no era la oración sino la palabra de Dios misma.