You are on page 1of 10

auditoria

Auditoria de calidad






Integrantes: Alexis balboa
Francisco Parra
Milton Pino
Francisco Sánchez

Introducción:
El presente informe se dará a conocer el principio de la auditoria de una empresa su
desde su base que es la auditoria, auditoría interna y de calidad dando como se
componen y el proceso que se debe llevar a cabo para que la empresa salga exitosa
durante el proceso de prueba además las personas que están calificadas para
desarrollar este tipo de actividad, documentos que se deben tomar en cuenta para ella
y las personas que serán sometidas a esta actividad.



























Auditoria
La ley de Auditoría la define como “la actividad consistente en la revisión y verificación
de documentos contables, siempre que aquella tenga por objeto la emisión de un
informe que pueda tener efectos frente a terceros”. La auditoría surge para garantizar
la información financiera. La actividad de la auditoría existe tanto a nivel privado como
a nivel público, pero estas se diferencian de los personajes que intervienen en su
realización. Las especiales características de la auditoría exigen la descripción de sus
notas diferenciadoras como mejor instrumento de análisis de su concepto.
Dichas notas son:
 Función desarrollada por profesionales competentes e
independientes: esta nota exige que el auditor reúna una serie de
características de índole personal como titulación académica, experiencia
profesional, que sea competente y que actúe con independencia de criterio y
no se mueva por el interés propio ( independencia).
 De acuerdo con normas objetivas de trabajo: la auditoría exige la mayor
objetividad de criterios con el fin de evitar interpretaciones diversas,
homogeneizando así la actividad de los auditores. La objetividad y uniformidad
de criterios y medios, mediante la aplicación de normas generalmente
aceptadas por la profesión y emitidas por organismos nacionales e
internacionales.
 Consistente en el examen de la contabilidad y del sistema de control
interno de la empresa: el trabajo del auditor no se extiende solo a la
contabilidad sino también a aspectos relativos al sistema organizativo y de
control interno. Se entiende por control interno a aquellas medidas destinadas
a que la empresa funciones más eficientemente.
 Con el objetivo de emitir un informe donde se manifieste una opinión
técnica sobre si las cuentas anuales expresan razonablemente, en todos
sus aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación
financiera de dicha entidad, así como del resultado de sus
operaciones: La función de la auditoría no es tanto la constatación de la
exactitud de la contabilidad, sino de la razonabilidad de la misma de manera
que dicha información ofrezca la imagen fiel de la empresa y el auditor así lo
pueda expresar en su informe frente a terceros. El auditor no revisa todas las
operaciones sino que a raíz de una muestra realizada extrapola una serie de
conclusiones.
De acuerdo a principios de contabilidad generalmente aceptados y a la
legislación vigente aplicados uniformemente respecto al ejercicio anterior: la
normativa establece que son principios generalmente aceptados los establecidos en:
 - El código de Comercio y la restante legislación mercantil
 - El Plan General de Contabilidad.
 - Cualquier otra legislación que sea específicamente aplicable.


Cuando existan operaciones no contempladas en la normativa, el auditor
basará su opinión en normas contables facultativas emitidas por
organizaciones nacionales o internacionales siempre y cuando cumplan los 3
requisitos siguientes:
 - No sean contrarios a los principios y normas contables obligatorios
 - Hayan sido aceptadas con generalidad por los profesionales
 - Su aplicación permita la obtención de la imagen fiel del patrimonio, de la
situación financiera y de los resultados de la entidad.

Auditoría interna
Una de las herramientas fundamentales de la mejora continua en los sistemas de
gestión de la calidad, basados en ISO 9001, son las auditorías internas. Estas
auditorías deben realizarse para verificar que se cumplen los requisitos de la norma de
referencia y aquellos establecidos por la organización, así como para detectar los
posibles puntos de mejora para el desempeño del sistema.
La auditoría interna es un proceso mediante el cual se conoce en qué medida se
cumplen los requisitos de la misma. En el entorno de ISO 9001:2008 existen tres tipos
de requisitos a tener en cuenta: legales, propios de la norma ISO 9001:2008 y los
definidos en la documentación del sistema de gestión de la calidad. Una auditoría
interna debe ser:
 Un proceso sistemático: debe existir una metodología definida
(procedimiento) que facilite su realización y permita la comparación de
resultados de distintas auditorías.
 Un proceso independiente: el auditor debe ser objetivo e imparcial,
careciendo de intereses y participación en las áreas auditadas.
 Un proceso documentado: se debe disponer de los registros asociados a los
hallazgos y áreas verificadas durante la auditoría.
 Un proceso muestral: es necesaria la revisión de un número significativo (no
todos) de registros de cada una de las tareas a auditar.
Planificación auditoria  Definición de alcance y requisitos
a auditar
 Definición de equipo auditor
 Documentación a emplear
Ejecución auditoria  Revisión de requisitos
documentales
 Revisión de requisitos de
infraestructura
 Revisión de requisitos
operacionales
Informe de auditoria  Documentación de puntos fuertes
 Documentación de puntos débiles
o de mejora
 Documentación de no
conformidades



¿Qué factores han de tenerse en cuenta para la realización de las auditorías
internas?
Planificación: Las auditorías deben realizarse de tal forma que todos los procesos y
requisitos de ISO 9001 sean auditados al menos una vez al año. Habría que
considerar la posibilidad de auditar con mayor frecuencia los procesos clave para el
sistema o aquellos que tengan resultados peores en auditorías anteriores.
Elección de equipo auditor: La empresa debe definir en su procedimiento el perfil y
la capacitación (formación y experiencia) requerida para la realización de las auditorías
internas.
Documentación e impresos a emplear: La auditoría debe ser un proceso
documentado y, por lo tanto, es necesario definir previamente que formatos o
impresos van a ser utilizados durante la auditoría. Es interesante la utilización de
check-list de auditoría) y formatos para la redacción del informe.
Acciones correctivas: A partir de las no conformidades o incumplimientos detectados
en la auditoría, es necesario emprender acciones correctivas para eliminar las causas
de generación de estas no conformidades. Estas acciones deben ser establecidas por
la dirección responsable del área auditada.
Auditoria de la calidad: es un examen sistemático e independiente con el fin de
determinar si las actividades y los resultados relativos a la calidad satisfacen las
disposiciones preestablecidas y si estas disposiciones son aplicadas en forma efectiva
y son apropiadas para alcanzar los objetivos.
 Dicha Norma ISO 10.011 está compuesta de 3 partes: ejecución de la
auditoría, calificación de los auditores de calidad y gestión de programas de
auditoría, con lo cual se establecen condiciones y criterios para auditorías de la
calidad.
 La Norma es la base para las auditorías internas que se ejecutan en el marco
de la gestión de la calidad, es además la base para las llamadas auditorías de
proveedores o de clientes y sobre todo para las auditorías para la certificación.
Está claro que un auditor necesita una educación amplia en relación con los sistemas
de gestión de la calidad, las Normas o eventuales reglamentos necesarios para
implementarlos y las técnicas de auditoría y de conversación.
La auditoria de sistema de la calidad: es un examen sistemático e independiente con
el fin de determinar si las actividades y los resultados relativos a las calidad:
 Son apropiados para alcanzar los objetivos.
 Satisfacen los requisitos preestablecidos.
 Si son aplicados en forma efectiva.
La auditoria de la calidad se aplica típicamente a un sistema de gestión de la calidad o
a sus elementos, pero no se limita solo a ellos, se diferencia entre auditoría de
sistema, auditoría de proceso y auditoría de producto.

Las auditorias de calidad son ejecutadas por personas que no tienen vinculación
directa ni responsabilidad en los sectores auditados.
Uno de los objetivos de la auditoría es la evaluación de la necesidad de introducir
mejoras, una auditoría no debe de ser confundida con una actividad de inspección y
ensayo.
De acuerdo con la Norma la auditoría tiene determinados objetivos.
La auditoría interna de calidad tiene por objetivo evaluar el sistema de gestión de la
calidad de la propia empresa en base a una Norma vinculante preestablecida, al
hacerlo se verifica si el sistema de gestión de la calidad de la propia empresa satisface
continuamente los requisitos, y si se pueden poner en práctica instrucciones nuevas
en el marco de lo pretendido.
Deben de permitir o eventualmente mantener, un mejoramiento continuo de las
medidas relativas a la calidad en todos los sectores y departamentos de la empresa, y
la aceptación por parte del cliente o una certificación.
Se ejecutan en forma rutinaria una vez al año o ante una ocasión especial.
Cuando una auditoria es ejecutada por una persona en forma individual por un auditor
de calidad, o un equipo de auditor, toda la responsabilidad debe de estar en manos del
responsable de la auditoría de la calidad.
El auditor de calidad es responsable de:
 La ejecución eficiente de la auditoria.
 El registro de las comprobaciones hechas durante la auditoria.
 El tratamiento confidencial de las informaciones que deben de
mantenerse secretas.
 La confección de un informe con los resultados de la auditoria.
El auditor líder es responsable de:
 La elección del equipo de auditores.
 Plan de auditoría.
 Presentación del informe de auditoría.
Los auditores de calidad deben juzgar libremente y no tomar partido, se debería de
respetar y apoyar su independencia, sobre todo se deben de comprobar si se conocen
y están disponibles las instrucciones de procedimiento, documentos y demás
informaciones, si se les comprende y utilizar, y si estas instrucciones son suficientes
para alcanzar los objetivos relativos a la calidad preestablecidos para cada sector y
cada actividad.
En el caso de una auditoría interna, el cliente es la dirección de la empresa, que
determina el marco de la auditoria (Norma de gestión de la calidad, manual de gestión
de la calidad, etc.,) y recibe el informe de la auditoría.
La organización auditada coopera con el equipo de auditores, es informado por éste
de las comprobaciones de la auditoria y en base al informe de la auditoría, detalla y
establece las acciones correctivas.




Proceso de auditoría de calidad
En una empresa, mantener un nivel de calidad en los productos o servicios que ofrece,
resulta un beneficio tanto para ellos como para los clientes, pero a pesar de ello, son
muchas las empresas que ignoran este factor, y prefieren hacer la vista gorda,
produciendo masivamente y descuidando la calidad con la cual de fabrican sus
productos o se ofrecen sus servicio.
Por ello es que se comenzó a implementar, desde hace ya muchísimos años, una
actividad de control denominada auditoría de calidad. Este proceso de control es
llevado a cabo por un auditor externo de la empresa, ya que es importante que los
resultados de una auditoría sean completamente objetivos.
Son muchas las empresas que ignoran la importancia de cumplir con todos los
requisitos que una auditoria de calidad exige, ya que, como mencionamos, la mayoría
de ellas prefieren producir productos sin importar la calidad de los mismos, por ello
queremos explicar en este artículo, no solo de que se trata una auditoría sino también
la importancia de la misma en base a las consecuencias que puede llegar a traer un
resultado negativo.
En primer lugar, como bien hemos dicho, una auditoría de calidad es llevada a cabo
por una persona encargada por el gobierno, que se encuentra altamente capacitada
para este tipo de trabajo. Básicamente el mismo consiste en realizar un estudio previo
sobre una empresa "X" que se haya elegido para proceder con la auditoria de calidad
correspondiente en donde se realiza un informe detallando los recursos que la misma
utiliza para el proceso de sus actividades; el área comercial a la que se dedican; qué
tipo de productos industrializan y comercializan; los recursos humanos de los que
disponen, tanto los empleados operativos como los administradores, gestores y
ejecutivos; el ambiente laboral y las condiciones de trabajo en las cuales se
desarrollan las actividades correspondientes; los presupuestos de los que disponen,
entre muchos otros factores. En base a este análisis y evaluación realizado por el
auditor, se crea una especie de perfil acerca de la función que cumple la empresa y el
nivel operacional que posee, y una vez armado el perfil se procede a realizar la
auditoría de calidad.







Auditoría de calidad: inspecciones
El auditor realiza una visita “sorpresa” a las instalaciones de la empresa en cuestión,
para corroborar que toda la información recopilada mediante la cual se realizo el perfil
laboral y empresarial de dicha entidad sea correcta. El auditor suele detenerse en
cada uno de los sectores que abarca la empresa evaluando si realmente se cumplen
todas las condiciones que la ley impone para los determinados procesos industriales y
empresariales. Los métodos que utiliza un auditor para poder realizar la auditoria de
calidad en una manera más directa, suele ser el interactuar con el personal empleado,
entrevistándolos acerca de la actividad que desarrollan en la empresa, los recursos
que utilizan para hacerlo y por supuesto el nivel de conformidad y disconformidad que
poseen en su área de trabajo. Los auditores también realizan una inspección profunda
a los equipos y maquinaria que se manejan en la empresa para determinar si los
mismos se encuentran en un estado aceptable para poder llevar a cabo un trabajo
eficiente y con la menor tasa de riesgo de provocar diferentes accidentes laborales.
También se suele entrevistar a los administradores y gestores correspondientes a
cada área administrativa y de gestión correspondiente a la empresa. Los mismos
deberán otorgarle al auditor toda la información que él precise y desee para poder
realizar el informe correspondiente a la auditoría de calidad, por lo que aquí se
presenta un factor fundamental en una empresa: siempre tener al día los documentos
más importantes que la conforman, especialmente cuando se trata de los documentos
correspondientes al área de administración fiscal y contable.
Queremos destacar que si bien los responsables directos de una empresa son los
altos ejecutivos, los auditores suelen ignorarlos mientras llevan a cabo la auditoría de
calidad, ya que los mismos suelen delegar todos los trabajos al sector de
administración, lo que indica que no es necesario entrevistarse con ello, de todos
modos, eso quedara a criterio del auditor, ya que en caso de algún inconveniente que
se presente, quienes deberán responder son precisamente los ejecutivos. Una vez
terminada la auditoria de calidad, se procede a analizar y comparar los informes
realizados previamente con los informes resultantes de la misma. En el caso de que se
presente más de un 40% de diferencias o fallas que indiquen un incumplimiento con
las normas establecidas, la empresa tendrá un plazo de seis meses para regularizar
su situación, de lo contrario se procederá con la clausura de la misma. Si se presenta
más de un 40% de incumplimientos, el organismo responsable de las auditorias de
calidad, directamente cerrará y clausurará el establecimiento hasta que se decidan
tomar las medidas correspondientes y se pueda reabrir. Como podemos suponer, el
hecho de que la auditoría de calidad nos indique que la empresa cumple con todas las
normas, la única consecuencia que tendrá será acceder a diferentes beneficios, como
subvenciones y otras consideraciones, que pueden ser más que favorables a la hora
de cumplir con todos los objetivos que la misma se plantea.




Informe de auditoría interna
La auditoría interna de las empresas es definida como el control desarrollado como
instrumento de la propia gestión y consiste en la valoración de las actividades
comprendiendo el análisis de los sistemas de control interno y de todas las
operaciones financieras, como también, las disposiciones legales que resulten
correspondientes, con el objetivo de un mejoramiento en el control de la economía, la
eficiencia y la eficacia en la utilización de todos los recursos disponibles. En la mayoría
de las empresas, las nuevas exigencias con las que cuenta la auditoría interna, suelen
realizarse para lograr un fortalecimiento en los procesos y las actividades que se
lleven a cabo en una organización. En palabras más sencillas, la auditoría interna es
un instrumento que posee la propia administración de la empresa, encargada de la
valoración independiente de todas sus actividades.
Es por ello que la auditoría interna debe trabajarse como una actividad concebida para
aumentar el valor y mejorar todos los tipos de operaciones que lleve a cabo una
empresa, así como también, a contribuir al cumplimiento de las metas planteadas. Los
servicios que brinda una auditoría interna, comprenden el examen objetivo de las
evidencias correspondientes efectuadas por los auditores internos, para de esta forma,
poder proporcionar una conclusión que resulte independiente y que permita clasificar
el cumplimiento de todas las políticas y los requerimientos legales con los que cuenta
cualquier tipo de empresa.


En toda empresa que se encuentra debidamente organizada es necesario que se cree
un programa sistemático de revisión y valoración que sirva para comprobar que las
responsabilidades que son delegadas han sido correctamente encausadas y que los
procedimientos preestablecidos, han sido realizados de la misma forma en que estaba
previsto. Además, es fundamental que en una auditoria interna, se haga una revisión
periódica por algún empleado calificado para que pueda determinar que el sistema
utilizado para el control interno sea el adecuado, y por medio de pruebas constantes,
determine que los mismos han resultado operativamente eficientes y efectivos. En el
caso de que se presente alguna falla o cambio en las condiciones existentes y que los
mismos sean causantes de que el sistema de control interno sea inefectivo, el mismo
debe ser reparado inmediatamente, realizando los cambios que resulten necesarios
para las nuevas situaciones en las que se encuentra la compañía. Es importante que
insistamos en que con la independencia de supervisión que ejerza la persona
encargada de llevar a cabo la auditoría interna, sobre el cumplimiento de aquellas
responsabilidades que han sido delegadas, es parte importante de su responsabilidad
la obtención de pruebas que comprueben la exactitud de la situación financiera en la
que se encuentra la empresa debido a esta delegación de responsabilidades.






Conclusión
Es importante destacar el hecho de que sea cual sea la rama de nuestra empresa,
siempre se puede implementar este sistema de gestión de la calidad, el cual ayudará y
beneficiará tanto tecnológicamente como económicamente, ayudará en los procesos, y
en las mejoras y sobre todo nos beneficiará al permitirnos ser una empresa reconocida
en el mercado por nuestra calidad y nuestro avances tecnológicos y humanos.