You are on page 1of 2

LA ÉTICA EN LOS TÍTULOS VALORES

Es de gran importancia iniciar este trabajo haciendo una mención específica de toda
la influencia y repercusión que ejercen los títulos valores en relación al dinamismo y
variabilidad de los fenómenos económicos dentro del desarrollo de una sociedad. Es así,
que entendemos la aplicación práctica del funcionamiento de los títulos valores como un
hecho de particular trascendencia en tanto elemento indispensable del actual mercado
comercial.
Sabemos, además, que los títulos valores no presentan características de ser
documentos ordinarios, sino que presentan la cualidad de estar señaladas única y
expresamente por la ley; esto debido al rol preponderante que tienen en cuanto
contenedores de un valor económico y monetario que, a la vez, se encuentra destinado a la
circulación en el mercado. Tal circulación sucede únicamente con la finalidad de facilitar
las operaciones o transacciones económicas, y es por tal motivo que nos interesamos en el
desarrollo de la relación “ética – título valor” debido a su realce e implicancia en el correcto
desarrollo del comercio, la industria y el servicio.
Partimos de la noción primera de definir el concepto de “transacción”, pues
consideramos que la problemática, en cuanto a la inconducta y la aplicación del título valor,
recae principalmente en el modo en que ésta se produce; y que, al tratarse estrictamente de
un tema de carácter valorativo, nos conlleva a utilizar su acepción más básica, la misma que
es entendida como un “trato, convenio o negocio”
1
. Es decir, que la manera o intención con
que se pretenda llevar a cabo tal convenio o negocio, influirá en el postrer efecto que
produzca un título valor para poder determinar si es éste correcto y no vulnera derechos
propios de la relación comercial tales como el de la propiedad y su ejercicio.
En tal sentido, para poder entender el contexto del indebido accionar de los agentes
cambiarios; nos referiremos, como pilar en contrafuerte a tales actitudes, a la relevancia del
conocido “Principio de buena fe”. Para Montoya, la buena fe “…se vincula con la
titularidad y la legitimación (…) y debe presidir las relaciones jurídicas en todos los casos.”
Además menciona que ésta “…funciona como norma general, la cual rige la circulación de

1
Diccionario la Real Academia Española, 22.ª Edición, publicada en 2001.
las cosas muebles posseso di buona fede vale titolo.”
2
Así, el autor afirma que el principio
de buena fe es de tal relevancia que debe encontrarse presente en todo tipo de relaciones
jurídicas, y que por tanto las relaciones comerciales no son excluyentes a estas. Es más, la
buena fe debe ser el cimiento de la verdadera manifestación de voluntad de las partes o
sujetos cambiarios para la plena obtención y cumplimiento de derechos u obligaciones.
Como podemos notar, la buena fe, es a más de un principio, un vínculo de confianza
entre dos partes, de forma tal que su incidencia en la correcta dación de los títulos valores
repercute en el desenvolvimiento de la actividad comercial como un agente de seguridad
jurídica y protección a los intereses de los sujetos intervinientes. Así podemos citar el caso
en el que “…la posesión de buena fe hace presumir la propiedad y, por tanto, la titularidad
del derecho incorporado”
3
. Del ejemplo anterior podemos apreciar, que la real aplicación
del principio de buena fe se ve materializada en el hecho de la garantía presumida por una
de las partes y en el hecho de que ésta se va a cumplir debido a la confianza generada entre
los intervinientes.
Entendemos que el principio de buena fe no es únicamente un factor de seguridad,
sino también un medio de prevención de posibles inconductas comerciales tales como el
descuido y desinterés en la verificación de la correcta realización de la transacción
comercial. En ese mismo sentido, menciona Calderón que mediante el principio de buena fe
además “…deben tomarse las precauciones para asegurarse que quien transmite tenga
poder de disposición del documento.
4

Por último, no podemos terminar este trabajo sin hacer, una vez más, mención de la
trascendencia práctica que tiene un mal uso de los títulos valores, su correspondiente
desvirtuación en el plano del fenómeno económico y la vulneración del derecho de
propiedad.

2
MONTOYA, Ulises “Comentarios a la Ley de Títulos Valores” Edit. Grijley. Séptima Edición, 2005. Pág. 30
3
MONTOYA, Ulises “Comentarios a la Ley de Títulos Valores” Edit. Grijley. Séptima Edición, 2005. Pág. 30
4
CALDERÓN, Ana “ Derecho Comercial” Edit. San Marcos, 2007. Pág. 55