You are on page 1of 2

Binford. En busca del pasado.

EL REGISTRO ARQUEOLÓGICO ESTÁ EN EL PRESENTE: Sin embargo los hechos
observados en el por sí mismos no nos informan acerca del pasado.

La única forma de encontrarle sentido es entender como se modificaron y adquirieron las características que
vemos hoy RELACIONANDOLO LA ACTIVIDAD HUMANA Y LAS CONSECUENCIAS DE ESTAS
ACTIVIDADES.
DESAFÍO DE LA ARQUEOLOGÍA: Transcripción de la información contenida en los restos materiales
para la reconstrucción de la vida en el pasado. Y estudiar las condiciones que han hecho posible que esos
materiales hayan sobrevivido
El autor rechaza la idea del arqueólogo como un historiador con “desventaja” ya que no tiene registros escritos.
 HISTORIADORES: Trabajan con registros escritos
o Se pone en duda la honestidad y debe tenerse en cuneta la intencionalidad con la que se escribe el
registro escrito del pasado
 ARQUEÓLOGOS:
o Raramente se enfrentan con la dificultad de poner en duda la honestidad ya que aunque las cosas
materiales contengan información codificada, raramente son codificadas con propósitos de
engaño
 Un método utilizado es la “empatía”. Pensar que se hubiera hecho en determinada
situación para que dichos vestigios quedaran en ese lugar. Pero Binford plantea que más
importante es evaluar esas ideas, ya que hay que tener en cuenta que las circunstancias
podrían haber sido otras y por ello producirse los modelos encontrados en el registro
arqueológico. Sino solo se tendría un conjunto de “ideas”
Binford asegura que la arqueología debe adoptar los métodos de las ciencias naturales: Ya que son las únicas que
pueden ayudar para disponer observaciones actuales sobre materiales cuyo origen es inaccesible a través de la
observación.
Hay una necesidad de crecimiento equilibrado entre las técnicas que nos permiten hacer inferencias exactas
sobre el pasado y la realización de observaciones arqueológicas que nos proporcionan la interpretación.
ANALIZAR AL PRESENTE SIRVE AL PASADO:
El registro arqueológico es un fenómeno contemporáneo y hay necesidad de instrumentos teóricos que den
sentido a esos elementos:
1. Los nexos entre lo que encontramos y las condiciones de su producción sólo pueden estudiarse a partir de
pueblos actuales.

2. La arqueología experimental usa el presente para servir al pasado y proporcionar observaciones que nos
permitan interpretar el registro arqueológico.
 Comprende la recreación experimental de procesos que sabemos deben haber ocurrido en el pasado
para observar cuál habría sido el resultado arqueológico

 Los documentos históricos: El objeto de la investigación etno-arqueológica se centra en la búsqueda de
datos sobre la formación del registro arqueológico.
o Sirve para identificar los lugares de ocupación antigua y para informarnos de lo que allí
sucedía. Sin embargo se debe tener en cuenta que la palabra escrita no es el único
documento histórico que existe.
TENEMOS TRES IMPORTANTES CAMPOS DE INVESTIGACIÓN:
1. Estudio de los pueblos contemporáneos
2. Creación de situaciones experimentales
3. Uso de documentos históricos de diferentes clases.
LOS GRANDES INTERROGANTES DE LA ARQUEOLOGÍA
Si pretendemos adoptar una aproximación arqueológica importante poseer algún tipo de información sobre
rasgos fundamentales de la conducta de los antepasados:
Solo cuando hayamos comprendido que fue lo que pasó podremos empezar a preguntarnos porque pasó. Y
solamente la arqueología, dice Binford, está en condiciones de proporcionar información sobre tales
interrogantes.
1. Si los arqueólogos quieren comprender el pasado correctamente, tendrán que solucionar el problema de
separar los procesos de los comportamientos que llevaron a la formación de un depósito.
Tres grupos de problemas
1. El referido al momento en que surgen rasgos distintivos del hombre
2. El referido al origen de la agricultura con el sedentarismo que implicase
3. Referidos a los orígenes de la civilización: Esta es una problemática en la que la arqueología comienza a
relacionarse con la historia.
La arqueología se inicia en el pasado remoto, donde nuestro conocimiento sobre el comportamiento humano es casi
nulo y prosigue a lo largo de toda la evolución hasta la complejidad del mundo moderno.