You are on page 1of 18

EDUCACIÓN

MUSICAL
Pautas para armonizar
e instrumentar un texto
práctica
INTRODUCCIÓN
El armonizar/instrumentar un texto es un recurso muy importante que nos permi-
te trabajar en el aula todos los bloques de contenidos de Música, principalmente
la expresión vocal e instrumental, partiendo de ellas podemos trabajar la expresión
corporal, la danza, artes y cultura... realizando de este modo un trabajo globalizado.
Estableciendo también conexiones con otras áreas de aprendizaje: Conocimiento del
medio, Lenguaje, Matemáticas... dependiendo del texto que escojamos.
Vista la importancia de la misma, recordar que las instrumentaciones que vamos a
desarrollar van dirigidas a alumnos de Primaria por lo que no deben ser muy com-
plicadas y extensas, es más, debemos buscar la sencillez. Aunque a veces te resulten
demasiado simples cada una de las voces por separado, ten en cuenta que lo com-
plicado para el niño es tocarlas todas a la vez, tiene que ser capaz de poder seguir la
suya sin mucho problema realizando de este modo una actividad que le es grata y
motivadora. Cuando es demasiado complicada, la actividad resulta todo lo contrario,
aburrida.
Pautas para armonizar e instrumentar un texto
3 EDUCACIÓN MUSICAL
1 PAUTAS PARA REALIZAR UNA INSTRUMENTACIÓN
Cada uno de los pasos que aquí se exponen son una serie de orientaciones que,
a medida que vayas realizando instrumentaciones, irás adaptando. Es bueno que
sigas una serie de pautas al principio para que tú luego, y a medida que hagas ins-
trumentaciones, las adaptes y encuentres la forma que te sea más cómoda.
Antes de explicar los diferentes pasos, comentar que cuando vayamos a armoni-
zar/instrumentar un texto deberemos intentar cuadrarlo, es decir, buscar estructu-
ras de igual duración basadas en la idea del 4. Por ejemplo, si un texto/poema tiene
cuatro frases o versos, podemos realizar cada dos frases 4 compases (2 cada una)
para que al fnal la duración sea de 8, o de 8 compases cada dos frases (siendo cada
frase de 4 compases, 16 al fnal).
Esta «cuadratura» de la música depende mucho del texto, cuando un texto tiene
el mismo o similar número de sílabas en cada una de sus frases o cada 2 o 3 frases,
el proceso es más sencillo que si las frases no son simétricas. En este último caso
deberemos utilizar fguras más cortas (menor duración) en las frases con mayor
número de sílabas y fguras más largas (mayor duración) en las frases con menor
número de sílabas.
Muchas veces por intentar cuadrar la música el resultado es discontinuo, con fra-
ses independientes, compases con excesivas fguras... ya que se ha primado este
aspecto frente al melódico o rítmico. Por lo que no debemos tampoco volvernos
locos con la idea de la cuadratura, hay que intentar buscar la igualdad en la du-
ración de las diferentes frases, pudiendo realizar estructuras de 3 en 3, de 6 en 6...
pero sobre todo que el resultado fnal sea muy natural y la armonización/instru-
mentación sea un conjunto.
PAUTAS
Antes de enumerar cada una de ellas, decir que el orden establecido es orientativo,
tú debes adaptarlo como te resulte más fácil y cómodo.
X Buscar los acentos de las palabras del texto
Serán los acentos del texto los que hagamos coincidir con los musicales, para eso
los marcaremos (ver ejemplo):
Caballito blanco,
llévame de aquí,
llévame hasta el pueblo
donde yo nací.
práctica
4 EDUCACIÓN MUSICAL
X Situar las líneas divisorias
Recordamos que la parte fuerte en la música suele ser la primera de cada compás
(en el caso del 4/4, 1.ª y 3.ª). Es en este punto y en el siguiente donde tendremos
en cuenta la idea de cuadrar la estructura.
1
2
4
4
3
4
4
1
2
4
4
3
4
4
Ca-ba-lli-to blan-co,
llé-va-me-de_a-quí,
llé-va-me_hasta_el pue-blo
don-de yo na-cí.
Tanto este punto como el siguiente pueden hacerse a la par o a la inversa, a medi-
da que vamos pensando las fguras vamos colocando las líneas divisorias depen-
diendo del compás que hayamos elegido.
X Elegir compás y poner ritmo
Es en este paso donde puede haber muchas opciones, ya que podemos hacerlo
con un compás u otro dependiendo del ritmo que le pongamos (ver ejemplo).
Tendremos en cuenta la idea de utilizar fguras más largas donde haya menos síla-
bas y fguras más cortas donde haya un mayor número de sílabas, así como el uso
de los diferentes silencios musicales.
          
Ca- ba- lli- to blan- co, llé- va- me de_a- quí,
          
llé- va- me_has- ta_el pue- blo don- de yo na- cí.
             
Ca- ba- lli- to blan- co, llé- va- me de_a- quí,
            
llé- va- me_has- ta_el pue- blo don- de yo na- cí.
1
2
4
4
3
4
4
1
2
4
4
3
4
4
En 2/4
En 3/4
Pautas para armonizar e instrumentar un texto
5 EDUCACIÓN MUSICAL
X Poner la melodía
Una vez hecho el ritmo, hay que ponerle notas teniendo en cuenta:
„ El ciclo al que va dirigido, el 3.º nos da mucho más juego a la hora de instru-
mentar.
„ Las frases, en este caso cada dos versos sería una frase, el fnal de la 1.ª frase no
le daremos un carácter conclusivo sino más bien suspensivo, siendo al fnal de
la 2.ª frase donde lo haremos conclusivo.
„ La tonalidad en la que la queremos hacer, Do Mayor es la más frecuente, pu-
diendo utilizar también Fa y Sol Mayor, así como cualquier otra aunque en me-
nor medida.
„ No realizar grandes saltos y utilizar un ámbito no demasiado amplio para que
todos lo puedan cantar con facilidad (8.ª ó 9.ª como máximo).
„ El ritmo, si el ritmo es muy sencillo la melodía debe ser un poco más difícil, so-
bre todo si va encaminada al tercer ciclo (ver ejemplo).
X Armonizar la melodía
Debemos mirar qué acordes encajan mejor con la melodía creada, normalmente
con I, IV y V es sufciente, pudiendo emplear cualquier grado, además tendremos
en cuenta las frases (suspensiva, la 1.ª, y conclusiva, la 2.ª). El discurso armónico
será continuo; para ello podremos emplear diversas fórmulas, como comenzar en
tónica (I), acabar la primera frase en V o IV (o en I sin emplear la cadencia perfecta)
concluyendo en tónica (I), evitando que el discurso armónico empiece y acabe en
cada frase. Para ello es bueno recordar los tipos de cadencias:
práctica
6 EDUCACIÓN MUSICAL
Las cadencias pueden fnalizar o suspender la frase con más o menos fuerza:
„ Las principales cadencias conclusivas son las siguientes:
Cadencia perfecta
Reposa sobre el acorde de tónica (I), precedido por el acorde de dominante (V)
produciendo una sensación clara de fnal. V-I, ambos en estado fundamental.
Cadencia plagal
Reposa sobre el acorde de tónica (I), precedido por un acorde que no es de do-
minante, el más básico es el que va precedido de subdominante (IV). IV-I, ambos
en estado fundamental.
„ Las principales cadencias suspensivas son las siguientes:
Cadencia interrumpida o rota
Se forma con los acordes de dominante (Vº) en estado fundamental con otro
acorde distinto del de tónica, generalmente el de VIº grado, rompiendo de este
modo con el sentido musical de una manera inesperada.
Semicadencia
Consiste en un reposo menor sobre un grado distinto al de tónica, los grados
más característicos para este reposo son el Vº y el IVº, dominante y subdominan-
te, precedido por cualquier acorde de la tonalidad.
Tanto la cadencia perfecta como la plagal pierden su carácter conclusivo si bien
alguno de sus dos acordes se encuentra invertido, incluso si la voz superior no
termina con la tónica.
No es necesario marcar la armonía, incluso tampoco completar los acordes que
emplees, es decir, poner la 3.ª y la 5.ª de la fundamental.
Ca ba - lli - to - blan co - llé va - me - de a qui - llé va - -me has ta el - pue blo - don de - yo na cí -
Pautas para armonizar e instrumentar un texto
7 EDUCACIÓN MUSICAL
X Desarrollar la armonía
En primer lugar hay que pensar cuántas voces armónicas vamos a hacer (con dos
sería sufciente, máximo tres) y luego qué instrumentos vamos a emplear; en Pri-
maria usaremos los instrumentos de placas, que son:
„ Carillones: soprano y contralto, debido al pequeño tamaño es recomendable usar-
lo cuando ya se ha adquirido cierta destreza con los xilófonos y metalófonos.
„ Metalófonos: soprano, contralto y bajo, debido a su mayor duración los emplea-
remos para hacer notas largas, la nota pedal o el bordón.
„ Xilófonos: soprano, contralto y bajo, realizarán ostinatos o melodías ligeras.
En el entorno escolar normalmente sólo se usan los diatónicos, aunque como las pla-
cas son móviles, se pueden reemplazar algunas placas por otras con alteraciones, por
eso no es muy recomendable realizar instrumentaciones con muchas alteraciones.
Algo muy importante es saber la extensión de estos instrumentos, recordemos que
los carillones, tanto sopranos como contraltos, su extensión es de do a la (una 8.ª +
5.ª), igual que los xilófonos y metalófonos contraltos y bajos, mientras que los sopra-
nos tienen una extensión de 12.ª, de Do a Fa. Todos ellos en diferentes octavas, los
bajos suelen escribirse en clave de Fa aunque los utilizaremos en clave de Sol.
Respecto a las formas más sencillas de acompañamiento instrumental son la nota
pedal, el bordón y el ostinato:
„ La nota pedal es la más sencilla y común de todas, puede utilizarse en el bajo
o en el soprano indistintamente. Se forma con la dominante o con la tónica,
ambas con su 8.ª.
„ El bordón está formado por la tónica y la dominante, es idóneo para la armoniza-
ción instrumental y vocal. Se usa principalmente en el bajo. Puede ser:
Simple
Armónico
Alternado
Doble
Con cambio
de 8ª
Con cambio
de intervalo
Flotante
Con 5ª móvil
Con floreo
práctica
8 EDUCACIÓN MUSICAL
„ El ostinato, son fórmulas que se repiten durante toda o parte del fragmento mu-
sical. Son muy útiles en Primaria y muy apreciadas, tienen un gran efecto ar-
mónico, siendo fáciles de realizar y memorizar por parte de los niños. Se puede
emplear tanto a nivel armónico, como rítmico y melódico. Es frecuente sacarlos
de la propia línea melódica y pueden ser de 1 o más compases.
Es conveniente conocer todos los tipos de acompañamiento aunque luego tú
sólo utilices los que más fácil te resulten o realices notas largas sin utilizar ningu-
na de las fórmulas anteriores, recuerda que no es obligatorio su uso.
Xilófono contralto
Metalófono bajo
Ca ba - lli - to - blan co - llé va - me - de a qui -
Alto Xyl.
Bass Met.
llé va - me has - ta el - pue blo - don de - yo na cí -
Como vemos, la colocación de los instrumentos melódicos debe hacerse del más
agudo al más grave (de arriba-abajo), en este caso el metalófono grave va abajo. Si
bien debería escribirse en clave de fa no la utilizaremos porque difculta la lectura
por parte de los alumnos.
Ten cuidado sobre todo con las posibles disonancias que se puedan producir entre
la línea melódica y la armonía, las notas de la melodía pueden pertenecer al acorde
o ser notas de paso.
Pautas para armonizar e instrumentar un texto
9 EDUCACIÓN MUSICAL
X Realizar la instrumentación
Teniendo la armonía toca el turno de elegir los instrumentos no melódicos que
acompañarán al resto, además del propio cuerpo como instrumento (palma, ro-
dillas, pitos, etc.) que podemos utilizarlo para Infantil o primer ciclo, dentro de la
escuela nos solemos encontrar con los llamados «instrumentos de pequeña per-
cusión», normalmente se cuenta con los siguientes instrumentos:
De metal
Triángulo: su larga duración la utilizaremos para notas largas o efectos deter-
minados (trémolos), no es muy aconsejable realizar pasajes de ritmos cortos.
Platos o platillos: pueden percutirse uno contra otro o con una baqueta,
pueden utilizarse para marcar el pulso.
Crótalos (chinchines): al igual que el triángulo no es muy aconsejable reali-
zar pasajes de ritmos cortos.
Cascabeles, las sonajas, pandereta sin parche, campanillas...
De madera
Caja china y las claves: nos permiten realizar ritmos más cortos como con-
trapunto a los anteriores, muy aconsejables.
Maracas, castañuelas, rascadores, matraca, etc.
De parche
Pandero, pandereta y bombo: son muy utilizados para realizar las partes
fuertes del compás.
El tambor o la caja: utilizados para marcar el resto de pulsaciones del compás.
Bongoes: permiten realizar ritmos rápidos.
NOTA: Se colocan en una línea melódica con
Una vez repasados de manera amplia los diferentes instrumentos sería bueno ele-
gir uno de cada familia produciendo de este modo una variedad de timbres que
enriquecerán la instrumentación.
La utilización de los ostinatos es muy conveniente en este punto porque facilitan
su ejecución y permiten cantar y tocar al mismo tiempo, ya que su memorización
es muy simple. Es bueno sacarlos de la propia melodía.
Al igual que los melódicos, los instrumentos rítmicos los colocaremos del más rít-
mico al menos rítmico (de arriba-abajo). Como mínimo pondremos 2, siendo 3 lo
más recomendable.
práctica
10 EDUCACIÓN MUSICAL
Xilófono contralto
Metalófono bajo
Maracas
Triángulo
Pandero
Ca ba - lli - to - blan co - llé va - me - de a qui -
llé va - me has - ta el - pue blo - don de - yo na cí -
Como vemos también podemos diferenciar los diferentes instrumentos rítmicos
con distintas formas de fguras (ver ejemplo), de este modo se facilita el segui-
miento de la partitura por parte del niño.
Otra posibilidad es utilizar el cuerpo como instrumento, puede ser un buen recur-
so para el 1.
er
ciclo, también puedes utilizarlo de forma combinada con el resto de
los instrumentos en el 2.º y 3.º. Las posibilidades que nos permite el cuerpo son
múltiples: palmas, pitos, rodillas, pies, golpes en la mesa, etc.
Pautas para armonizar e instrumentar un texto
11 EDUCACIÓN MUSICAL
X Realizar una introducción y una conclusión
Una vez elaborado el grueso de la armonización e instrumentación, elaboraremos
una introducción y una conclusión, que si bien no es obligatoria, hace que la can-
ción tenga una forma más completa. Para realizarlas utilizaremos la propia melodía
o el ritmo de la canción, pudiendo añadir un nuevo instrumento para su interpre-
tación, como la fauta de pico o los carillones (ver ejemplo).
Xilófono contralto
Metalófono bajo
Maracas
Triángulo
Pandero
INTRODUCCIÓN
con flauta de pico
práctica
12 EDUCACIÓN MUSICAL
Xilófono contralto
Metalófono bajo
Maracas
Triángulo
Pandero
Ca
VOZ SOLO
ba - lli - to - blan co - llé va - me - de a qui -
llé va - me has - ta el - pue blo - don de - yo na cí -
Pautas para armonizar e instrumentar un texto
13 EDUCACIÓN MUSICAL
CONCLUSIÓN
con flauta de pico
X Presentación final
Para concluir sólo nos falta el señalar algunos detalles que pondrán la «guinda» a
nuestra instrumentación. Éstos pueden ser los siguientes:
„ Recordar el ciclo al cual va dirigida la canción.
„ Marcar y colocar la direccionalidad de las plicas (abajo-izquierda; arriba-derecha).
„ Añadir matices, podemos utilizar diferentes intensidades, pudiendo resaltar
ciertas frases (si van entre exclamaciones), usar reguladores, etc.
„ Señalar las respiraciones.
„ Utilizar términos referidos al movimiento, como ritardandos, accelarandos, etc.
„ Las articulaciones, si queremos que sea ligado, picado, picado–ligado, etc.
„ Indicar el tempo o velocidad, lo pondremos a la izquierda justo encima del pri-
mer compás. Utilizaremos uno lento si la canción e instrumentación es complica-
da y uno rápido si es demasiado fácil, aumentando de este modo su difcultad.
„ El autor de la armonización (en este caso tu nombre), lo situaremos al lado con-
trario del tempo, a la derecha.
„ Buscar un título basado en el propio texto de la canción, intentaremos que sea
llamativo y motivador para los alumnos.
Todo esto intentando que las notas de las distintas voces coincidan, con una letra
clara y entendible, no olvides que, en este caso y al igual que en la cocina, una
buena presentación es muy importante.
práctica
14 EDUCACIÓN MUSICAL
X Para 3.º ciclo
Allegro
Allegro
Arreglo: P.L.A.
-CABALLITO BLANCO-
Xilófono contralto
Metalófono bajo
Maracas
Triángulo
Pandero
Introducción
con flauta de pico
Ca ba - lli - to - blan co - llé va - me - de a qui -
Pautas para armonizar e instrumentar un texto
15 EDUCACIÓN MUSICAL
llé va - me has - ta el - pue blo - don de - yo na cí -
CONCLUSIÓN
con flauta de pico
diminuendo
2
práctica
16 EDUCACIÓN MUSICAL
CONCLUSIÓN
Saber hacer una instrumentación/armonización de un texto o poema determinado es
algo muy importante para la práctica musical en la escuela, nos permite realizar adapta-
ciones, trabajar temas que nos interesan, además de ser un punto de partida para traba-
jar de forma globalizada los contenidos del área de Artística, en especial los de Música.
Una práctica continuada de instrumentaciones os permitirá crear un hábito de traba-
jo que os será muy útil a la hora de la oposición. En principio intenta trabajar todos los
tipos de armonización y diferentes instrumentos; luego escoge de la propia práctica
los que te resulten más fáciles de aplicar, al fnal casi siempre utilizarás los mismos, no
te preocupes, no pasa nada, sólo tienes que realizar una.
BIBLIOGRAFÍA
BIBLIOGRAFÍA REFERIDA
ACOSTA SÁNCHEZ, J. (1979): Historia y cultura del pueblo andaluz. Barcelona: Anagrama.
ACQUARONI, J. L. (1980): Andalucía más que nacionalidad. Barcelona: Noguer.
AGUADO, J.: Diálogos Andaluces. Melilla: El autor.
ALCALÁ VENCESLADA, A. (1980): Vocabulario andaluz. Madrid: Gredos.
ARROYO VALERO, L. (1989): Cancionero de Valverde del Camino. Valverde del Camino: Gráfcas
Fernández.
AUMENTE, J. (1978): La cuestión nacional andaluza y los intereses de clase. Madrid: Mañara.
VV.AA. (1989): Alcazaba, El Teatro Romano y Castillo de Gibralfaro. Cuaderno para el alumno.
Málaga: Ayuntamiento.
práctica
18 EDUCACIÓN MUSICAL