You are on page 1of 3

RETENCION EN LA FUENTE A TITULO DE IVA EN PAGO O ABONO EN

CUENTA A TRABAJADORES INDEPENDIENTES

A raíz de los cambios que han sucedido en materia de retención en la fuente a
título de renta (retefuente) a los trabajadores independientes ha surgido la
inquietud sobre la retención en la fuente a título de IVA (reteiva), en el sentido
de, si se hace o no esta retención, bien sea siendo grande contribuyente a
régimen común y al simplificado o régimen común al simplificado.

Pues bien, en primer lugar la norma que comienza a modificar esta retención es
la ley 1429 de 2.010 en su artículo 15 que dice: “Aplicación de retención en la
fuente pera independientes. A las personas independientes que tengan un solo
contrato de prestación de servicios que no exceda de trescientos (300) UVT.,
se les aplicará las mismas tasas de retención dé los asalariados estipuladas en
la tabla de retención en la fuente contenida en el Articulo 383 modificado por la
ley 1111 de 2006. (Subraya fuera de texto)

Para el efecto, en el momento de suscribir el respectivo contrato de prestación
de servicios, el contratista deberá mediante declaración escrita manifestar al
contratante la aplicación de la retención en la fuente establecida por esta
norma y que solamente es beneficiario de un contrato de prestación de
servicios durante el respectivo año no superior al equivalente a trescientas
(300) UVT”.

En primer término la norma era imperativa; es decir, no había opción a decidir
si se aplicaba o no, pues al decir “se les aplicará” lo establecía de esa forma y
para ello también ordenaba que el contratista debía entregar una declaración,
lo cual tampoco permitía al contratista optar por solicitar se le aplique esta
forma de retención o la “tradicional”.

Es claro que era una norma vinculante de manera obligatoria y para efectos de
retención en la fuente a título de renta, pues el artículo 383 del E.T. trata de
eso.

Luego el artículo 173 de la ley 1450 de 2.011 (Plan Nacional de Desarrollo)
establece: “Aplicación de retención en la fuente para trabajadores
independientes. A los trabajadores independientes que tengan contratos de
prestación de servicios al año, que no exceda a trescientos (300) UVT
mensuales, se les aplicará la misma tasa de retención de los asalariados
estipulada en la tabla de retención en la fuente contenida en el Artículo 383 del
E.T., modificado por la Ley 1111 de 2006.

Esta norma no estaba sujeta a reglamentación alguna. La facultad
reglamentaria del ejecutivo está dada por la Constitución Nacional y puede ser
expresa o no. Cuando lo es, se debe reglamentar para aplicar; pero cuando no,
la ley se aplica.

Así las cosas la ley tiene vigencia desde el 17 de junio del presente año y no
estaba condicionada a nada; con ello, el inciso segundo del artículo 15 de la ley
1429 de 2.010 era derogado implícitamente, por tanto no era necesario solicitar
documento alguno al contratista para aplicarlo ni él estaba en la obligación de
entregarlo.

Ahora, el decreto reglamentario 3590 del 28 de septiembre del año en curso
establece un procedimiento, un documento obligatorio que deben entregar los
contratistas con una serie de requisitos como paso previo al pago o abono en
cuenta. El decreto es imperativo y, a mi modo de ver, no permite al contratante
ni al contratista tomar como opcional la “tradicional” forma de hacer la
retención a los trabajadores independientes, sino que sujeta el pago o abono
en cuenta al cumplimiento de tales condiciones. Aquí deberá primar lo
consagrado en el artículo 83 de la Constitución Nacional en materia de buena
fe.

Como se aprecia las normativas señaladas son para efectos de retención en la
fuente a título de renta.

La pregunta es: ¿Si no hay base para hacer retención en la fuente a título de
renta se hace o no, retención en la fuente a título de IVA?.

La respuesta está en el decreto 782 de 1.996 que en su artículo 1°, reza: “Para
efectos de la aplicación de la retención en la fuente a título del IVA, se
tendrán en cuenta las mismas cuantías mínimas no sujetas a retención
en la fuente a título del impuesto sobre la renta por los conceptos de
servicios y de otros ingresos tributarios”. (Negrillas y subrayas fuera de texto)
Lo anterior significaría que si al darle cumplimiento al artículo 173 de la ley
1450 de 2.011 y su Decreto Reglamentario 3590 de 2.011, no hay base para
practicar retención en la fuente a título de renta, tampoco se deberá efectuar
retención en la fuente a título de IVA en ninguno de los casos.




GUSTAVO ADOLFO LOPEZ DIAZ

Contador Público. Especialista en Revisoría Fiscal, Especialista en Gerencia
Tributaria y Auditoria de Impuestos – Universidad Libre de Cali. Ex - Gerente de
ACTIVOS LTDA – Pasto, Gerente de la COOPERATIVA DE CONTADORES
PUBLICOS - CONTACOOP, Gerente del CENTRO DE FORMACIÓN
PERMANENTE SUMMA y MULTISUMMA. Revisor Fiscal Nacional de la
Federación Colombiana de Colegios de Contadores Públicos - FCCCP, Revisor
Fiscal Nacional de la Federación Nacional de Estudiantes de Contaduría Pública
– FENECOP. Docente I.U. CESMAG - Pasto
tavolodi@hotmail.com