You are on page 1of 51

COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE

cial. Ot ra explicación recae en el modo de organización y orient ación del sist ema económico, en
el cual el hombre vive y se desarrolla como dueño de algún f act or product ivo –que le permit e
generar ingresos- y como consumidor. Est as act it udes se dan t ambién a nivel de grupos de indi-
viduos, t ales como empresas u organizaciones sociales, cuyos objet ivos sean solament e maximi-
zar la rent abilidad privada de su act ividad, sin cuidado explícit o del medio en el cual part icipan,
de no mediar –por mencionar algunas- regulación est at al o int ernacional.
En el mundo han exist ido t res modelos económicos de desarrollo que siguieron en mayor o me-
nor medida t odos los países; ést os son: (i) modelo de economía de mercado, donde las decisio-
nes de producción y consumo son t omadas de manera individual por empresas y consumidores
respect ivament e, (ii) modelo de economía cent ralment e planif icada, donde lasdecisionesde pro-
ducción y consumo son t omadas cent ralizadament e por una aut oridad, normalment e el Est ado;
y (iii) modelos mixt os, que son una combinación de los ant eriores, y que son f recuent es de ob-
servar en las economías cont emporáneas. Cada uno de ellos se organiza de manera dist int a y
provoca ef ect os dist int os t ambién sobre el ambient e.
Habit ualment e, se piensa que esla búsqueda de beneficios(t ambién ut ilidades o ganancias) lo que
causa la dest rucción ambient al y, en part icular, la contaminación. Se podría llegar a pensar que en
un modelo como el cent ralment e planif icado, que no est á motivado por la búsqueda de ut ilidades,
se llegaría a una sit uación en la que el medio ambient e no esdrást icament e af ect ado. No obst ant e,
la hist oria ha demost rado ot roshallazgos. En ef ect o, en paísesque pert enecieron a la ant igua Unión
Soviét ica, y que siguieron dicho modelo, el ambient e ha sido brut alment e af ect ado con consecuen-
cias de dramát ica destrucción ambient al, que son similares o mayores a los peores desast res ecoló-
gicos que se hayan vist o en los paísesque t ienen economías de mercado. (Field, 1995).
En est e sent ido, esint eresant e observar losnivelesde import ancia que el Inf orme Global del Me-
dioambient e (UNEP, 1997), le da a la cont aminación por sect ores geográf icos en el mundo (Figu-
ra 13.1). De allí se aprecia que mient ras para Nort eamérica la import ancia crít ica recae en la con-
t aminación del agua, del suelo y de la at mósf era, para Europa y la ex – URSSademás de est os
problemas se encuent ran la pérdida de biodiversidad y la degradación de zonas cost eras.
Figura 13.1. Preocupaciones Regionales: Importancia Relativa Dada a los Temas Medioambien-
tales por Regiones. UNEP, 1997.
247
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
246
de lograr un objet ivo det erminado de calidad ambient al, midiendo sólo los cost os para alcanzar-
lo y eligiendo aquella que minimice los cost os. Una vez emit idos los inf ormes t écnicos de los eco-
nomist as ambient ales, será t area de los t omadores de decisión ejecut ar o no la decisión.
13.2. ESTILOS Y MODELOS ECONÓMICOS DE DESARROLLO.
La Conf erencia Int ernacional sobre Medio Ambient e y Desarrollo de 1972, auspiciada y organizada
por el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambient e) en Est ocolmo, Suecia, mar-
ca el inicio de nuevosenf oquesde desarrollo en el mundo ent ero, que hasta ese moment o conside-
raban como objet ivos del mismo al crecimient o económico y a la equidad social. A medida que se
evidencia una necesidad crecient e de prot ección ambient al, ant e la degradación y sobre explot ación
de recursosnat uralespor ef ect osde la acción humana, surge un nuevo objet ivo del proceso de de-
sarrollo que enf atiza la sust ent abilidad en el uso de los recursos. En est e nuevo enf oque, llamado
Desarrollo Sust ent able, los t resobjet ivost ienen que ser int egradosent re sí, est o es, salvar incompa-
t ibilidades y conf lict os ent re ellos, sin que alguno deba supedit arse al ot ro. Ello supone una suert e
de planif icación del desarrollo, en la que la part icipación ef ect iva de los act ores es vit al y donde se
requiere adapt ar la ciencia y t ecnología a las necesidadeshumanas. En est e enf oque, no bast a que
losproyect osde inversión sean t écnicament e viablesy económicament e rent ables; esnecesario, ade-
más que result en socialment e deseables, es decir, que no deterioren la calidad de vida de la pobla-
ción. Se t rat a, en def init iva, de alcanzar el máximo bienest ar social (Aguilera, 1993).
Al incorporar el objet ivo de sust ent abilidad ambient al, se alcanza una nueva dimensión concept ual
en el logro del desarrollo, dado que se requiere considerar explícit ament e el ámbit o f ísico para lo-
grar los objet ivos del desarrollo. En el cort o plazo, los t res objet ivos son conf lict ivos ent re sí, dado
que no exist e crecimient o económico que no ut ilice el espacio y los recursos nat urales, o que no
af ect e la dist ribución del ingreso. En ot roscasos, privilegiar aspect osde equidad provoca cost osen
t érminosde crecimient o económico y uso del ambient e, cuando, por ejemplo, se implement an pro-
gramas subsidiados de creación de empleos direct os por part e del est ado, ant e sit uaciones de ex-
t rema pobreza y desempleo involunt ario en una recesión, lo que implica dist raer recursos que de
ot ra f orma se habrían dest inado a f ines product ivoso a saneamient o ambient al.
Por ot ro lado, lograr armonizar los t res objet ivos a nivel operat ivo no es f ácil, dado que ninguno
de ellos se encuent ra en un solo plano de medición: mient ras que el crecimient o económico se ex-
presa a t ravés de indicadores económicos, la sust ent abilidad ambient al lo hace a t ravés de indica-
doresf ísicos, y la equidad por medio de indicadoressociales. De manera que la ecuación aún no se
puede resolver en un común denominador; sin embargo, la economía ambient al ha est ado avan-
zando en est e camino de int egración y f ue proporcionando mediciones de cost o-ef ect ividad o de
cost o-benef icio cuando la inf ormación y los mét odos de evaluación y medición lo permit en.
Dado que el ambient e est á f ormado no sólo por el medio f ísico, t al como lo enf at izan muchos
cient ist as nat urales, sino t ambién por un component e sociocult ural, con acent o en el comport a-
mient o social del hombre t endient e a superar hechos donde su supervivencia pueda ser amena-
zada, cabría hacerse la pregunt a ¿por qué las personas act úan de manera dest ruct iva hacia el
ambient e? Una explicación recae en la propia responsabilidad y ét ica del hombre, que no se abs-
t iene de conduct as reñidas con la prot ección ambient al, lo cual depende en t érminos persona-
les, de su educación, f ormal e inf ormal, y de los principios y valores dominant es en el sist ema so-
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
vados de grupos de poder. Por ello, un sist ema económico y polít ico que promueva la t ut ela am-
bient al, deberá procurar diseñar mecanismos de t ransparencia y cont rol de gest ión en la asigna-
ción de los recursos, que minimicen la dest rucción ambient al y garant icen el uso sust ent able del
medio. El rol de los economist as ambient ales en t al sist ema, es proveer con el máximo de inf or-
mación para la t oma de decisiones que hacen los polít icos, de manera de objet ivizar al máximo
las implicancias posit ivas y negat ivas que t endrá det erminada polít ica ambient al sobre la econo-
mía y sobre los agent es económicos del sist ema.
13.3 . MINERÍA Y AMBIENTE.
La act ividad económica conocida como minería, consist e en explot ar recursos mineros para su
vent a en brut o o para ser t ransf ormados en product os de mayor valor agregado. Una clasif ica-
ción global de los minerales, los divide en minerales met álicos, no met álicos y combust ibles, co-
mo lo son respect ivament e el hierro, el salit re y el pet róleo. Los recursos mineros no son renova-
bles a escala humana, est o es, se deberá considerar que los yacimient os minerales son f init os y
cada uno de ellos est ará sujet o a agot amient o en algún moment o del t iempo (humano). No se
considera que a escala geof ísica, nuevos yacimient os serán descubiert os y aument arán el st ock
de recursos mineros disponibles para la act ividad económica.
Por ot ra part e, se sabe que los minerales no est án dist ribui-
dosunif ormement e a t ravésdel globo, exist iendo paísesmás
ricos en yacimient os de ciert os minerales que ot ros (" lot ería
geológica" ). Est e hecho ha provocado t ensionesent re países,
que se han t raducido en guerras reales o económicas para
apoderarse del cont rol del suminist ro. (But ler, 1994).
Para el t ema que nos int eresa, es import ant e not ar que la
act ividad minera primaria consist ent e en la ext racción de
minerales, es en sí misma una int ervención del ambient e,
por cuant o su explot ación produce cambios en ést e. La act i -
vidad minera secundaria, que es la t ransf ormación de los re-
cursos en product os –por ejemplo, f undición de minerales
met álicos- produce t ambién desechos t ant o al aire como a los cursos de agua, por el t ipo de pro-
ceso product ivo que se ejecut a, lo cual t iene como result ado que, normalment e en los alrededo-
res de las f aenas de ref inación, exist an elevados índices de cont aminación del aire.
En general, la minería es una indust ria alt ament e cont aminadora y genera grandes cambios en
el ambient e donde est os cent ros de explot ación y ref inación se encuent ran. (But ler, 1994). Para
las act ividades mineras localizadas en lugares cercanos a los yacimient os, alejados de las urbes, y
donde usualment e est a es la única act ividad de la región que muchas veces carece de ot ras ven-
t ajas comparat ivas (desiert os, zonas mont añosas, et c.), sus ef ect os cont aminadores no siempre
son direct ament e apreciados por la sociedad global. En ot ros casos, los enclaves mineros han lle-
gado a ser t an poderosos en t érminos económicos, que han generado ciudades muy bien dot a-
das cercanas a los yacimient os, pero han debido suf rir las consecuencias de una mala calidad del
aire que at ent a cont ra la salud de sus habit ant es, con enf ermedades t ípicament e mineras.
Finalment e, los procesos mineros de ref inación deben ut ilizar agua para generar sus product os,
249
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
248
Un caso part icular de dest rucción ambient al lo const it uye lo sucedido con el Mar de Aral a par-
t ir de la década del sesent a. Los ríos Amu Dar' ya y Syr Dar' ya, que son los principales af luent es
que aliment an dicho mar y que t ambién son las principales f uent es de agua de Uzbekist an,
Kyrgyzst an, Tajikist an, Turkmenist an y el sudest e de Kazakst an, comenzaron a ser int ensivamen-
t e ut ilizados para el riego de cult ivos, principalment e de algodón, lo que causó que el Mar de
Aral comenzara a encogerse a un t ercio de su volumen, se redujera su t amaño superf icial a la mi-
t ad, su nivel del agua bajara en cerca de 16 met ros y su nivel de salinidad se acercara al de los
océanos (UNEP, 1997).
Un nuevo punt o de vist a, plant eado por los est udiosos del t ema ambient al, ha sido que, más im-
port ant e que el modelo económico de desarrollo per sé, es la exist encia o no de incent ivos y có-
mo ést os est án est ruct urados, de manera que mot iven o no a las personas (product ores y consu-
midores) a generar o dest ruir o conservar el ambient e.
En general, los modelos de desarrollo han considerado a la nat uraleza como un recurso no f ini-
t o, al servicio del bienest ar económico, sin incorporar la sust ent abilidad de los recursos nat ura-
les en sus lineamient os. Con el surgimient o de la economía ambient al se int roduce explícit amen-
t e el debat e de la t ut ela ambient al en los modelos ant eriores, en la que el análisis incorpora los
límit es de los recursos, la producción limpia, y la prot ección ambient al.
La mayoría de las veces, las personas cont aminan porque es la f orma más cómoda de resolver el
problema cot idiano de eliminar los desechos que generan en su proceso de vida, y porque la f or-
ma –económica, social y cult ural- en que est án inst it ucionalment e organizadosse lospermit e. Pa-
ra los consumidores se t rat a en general de aguas sucias y basura, generada por el act o de consu-
m i r, mient ras que para los product ores se t rat a de residuos líquidos, sólidos y gaseosos, genera-
dos en el act o de producir. Est as act it udes no son sancionadas y los agent es económicos no perci-
ben el cost o que ellos le est án imponiendo a t erceras personas por el hecho de ut ilizar recursos
que son bienespúblicos. Lasinst it ucionespueden crear o no losincent ivosque direccionen lasde-
cisiones de losagent es económicos hacia acciones en cont ra o a f avor de la prot ección ambient al,
y hacia est ilos de vida más amigables con el medio en que habit an y del cual se aliment an.
En general, t ant o las empresas (públicas o privadas) como los habit ant es de un país, act úan en
la dirección en la que un sist ema de incent ivos los guíe. Si no exist en incent ivos que recompen-
sen el hecho de que una persona t rabaje más y mejor, dicha persona no t endrá int erés en au-
ment ar su product ividad. En los sist emas económicos cent ralment e planif icados usualment e no
se cuent a con un sist ema de incent ivos económico-legales que est imule t ant o a las empresas del
est ado como a sus habit ant es a act uar en una f orma en la que sus esf uerzos individuales sean
debidament e recompensados. En ausencia de incent ivos que premien un mejor comport amien-
t o de las empresas y las personas y asumiendo que cuidar el medioambient e es un buen compor-
t amient o, ést as no est arán inclinadas a prot eger la nat uraleza, sino que más bien a hacer uso in-
discriminado de ést a para conseguir sus objet ivos.
Finalment e, dado que las polít icas ambient ales af ect an t ant o al ent orno nat ural como a los ciu-
dadanos de un país, se inf iere que la t oma de decisiones sobre t al o cual uso del ambient e - en
lossist emasdemocrát icos- son con f recuencia result ado de un proceso polít ico, donde exist e con-
f lict o de int eresesy t ráf ico de inf luenciasque guían laspolít icashacia det erminadasaccionesque
no necesariament e benef ician los int ereses sociales del país como un t odo, sino los int ereses pri-
Fuent e: Enrique Limbrunner
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
1.8. MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA B L E
Los problemas ambient ales del planet a se agravan por la resist encia de los países más desarro-
lladose indust rializadosa cambiar el est ilo de desarrollo y asumir conduct asproduct ivasmássus-
t ent ables. Ello se manif iest a, por ejemplo, en la negat iva de f irmar el acuerdo de Kyot o, que es-
t ableció un plan para disminuir lasemisionescon ef ect o invernadero que gat illan loscambioscli-
mát icos, cuyosef ect osy est ragosya han dejado huellasdramát icasen la población, especialmen-
t e ent re los más pobres.
El dest acado y prest igioso economist a ambient al Herman Daly, ilust ra los problemas ambient a-
les del mundo empleando la int eresant e t eoría ecológica del “ mundo lleno” y de los cambios de
paradigma cient íf ico y de desarrollo:
“ Con una t asa const ant e de crecimient o, el mundo va a pasar de est ar medio lleno a est ar t otalmen-
t e lleno en un periodo igual: el mismo período que t omó para pasar de est ar lleno en un 1% a un
2%. Claro que el período se ha acort ado, con la engañosa aceleración. Si t omamosel porcent aje de
apropiación por part e de los seres humanos del product o neto de la f ot osínt esis de las plant as t e-
rrest res como un indicador de qué t an lleno est á el mundo de seres humanos y sus accesorios, en-
t onces podemos decir que est á lleno en un 40% porque usamos, direct a e indirectament e, alrede-
dor de un 40% de la producción net a primaria de la f ot osínt esisde lasplant as t errestres” .
“ El mundo ha pasado rápidament e de est ar relat ivament e vacío (lleno en un 10%) a relat iva-
ment e lleno (40%). Aunque 40% es menos de la mit ad, t iene sent ido pensar que est e porcent a-
je indica una relat iva llenura, porque ent onces el próximo período de duplicación nos llevará a
un 80%, una cif ra que represent a una llenura excesiva” .
Est e cambio ha sido más rápido que la velocidad con la que cambian los paradigmas económicos
f undament ales. De acuerdo con el f ísico Max Planck, un nuevo paradigma cient íf ico no t riunf a
porque convenza a la mayoría de sus oponent es, sino porque ést os event ualment e mueren. Aún
no ha habido t iempo de que los economist as del mundo vacío mueran, y mient ras t ant o han es-
t ado reproduciéndose (duplicándose) más rápido de lo que mueren, mant eniendo un est rict o
cont rol sobre su gremio. La est ruct ura disciplinaria del conocimient o en la economía moderna,
es mucho más rígida que la de la f ísica en el cambio de siglo, que era el modelo sobre el que ha-
blaba Planck. La economía del mundo lleno t odavía no ha sido acept ada como una t eoría aca-
démicament e legit ima, ni siquiera ha sido reconocida como un desaf ío” (Daly,1997: 52)
Est a realidad nos obliga a cambiar nuest ra visiones sobre el desarrollo y valores humanos, a cam-
biar de paradigma cient íf ico e inf luir en las generaciones act uales y f ut uras para que piensen y
act úen respet ando la vida nat ural y humana. En est e sent ido, a la educación y la escuela -act ivi-
dad e inst it ución base de la sociedad- se le present a est e hermoso y dif ícil desaf ío: socializar a los
niños y jóvenes en la sust ent abilidad del planet a y de la vida. La educación siempre ha sido por-
t adora de mensajes, de esperanzas nuevas, de valores humanos; siempre ha cont ribuido a mejo-
rar el mundo y la calidad de vida. Las ciencias, la hist oria, el lenguaje y la t ecnología, han sido
pedagógicament e t raducidos en el aula de clase para dar soport e sólido al desarrollo de niños y
jóvenes. La ciencia surgida en la época moderna, ha cont ribuido a inst alar un sujet o act ivo, libre
y responsable en la hist oria y en la sociedad. Lament ablement e, la educación no siempre logra
cumplir con sus objet ivos socializadores, ot ras f uerzas poderosas le impiden cumplir con dicha
25
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
24
Los proyect os educacionales en América Lat ina se enf rent an a dif erent es opciones epist emológi-
cas, que est án est rechament e vinculadas con las posibilidades de desarrollar capacidades en los
niños y jóvenes y pot enciar el desarrollo de los procesos económicos, sociales y cult urales.
1.7. TIPOS Y CRITERIOS DE SUSTENTA B I L I D A D
Según Guimaraes, se puede hablar de sust ent abilidad ecológica, ambient al, social y polít ica (Gui-
maraes, 1987: 32-35), las que al aut or def ine como se indica a de la siguient e manera:
Sustentabilidad ecológica. Se ref iere a la base f ísica del proceso de crecimient o y objet iva la man-
t ención del st ock de recursos nat urales incorporado a las act ividades product ivas. Al respect o, se
pueden ident if icar por lo menos dos crit erios para su operacionalización a t ravés de las polít icas
económicas públicas:
• Para el caso de los recursos nat urales renovables, la t asa de ut ilización debiera ser equiva-
lent e a la t asa de recomposición del recurso empleado en la producción.
• Para los recursos nat urales no renovables, la t asa de ut ilización debe ser equivalent e a la t a-
sa de sust it ución del recurso empleado en el proceso product ivo.
Sustentabilidad ambiental. Se ref iere a la capacidad de la nat uraleza para absorber y recomponer-
se de lasaccionesy agresionesant rópicas. Aquí t ambién exist en doscrit eriosde operacionalización:
• Las t asas de emisión de desechos provenient es de la act ividad económica deben equivaler a
las t asas de regeneración, las que a su vez son det erminadas por la capacidad de recupera-
ción del ecosist ema.
• Un segundo crit erio consist e en impulsar la reconversión indust rial, orient ada a reducir la en-
t ropía, privilegiando la conservación de energía y las f uent es renovables.
Sustentabilidad social. Se orient a al mejoramient o de la calidad de vida de la población. Se ba-
sa en la implement ación de crit erios de just icia dist ribut iva (dist ribución de bienes y servicios) y
de la universalización de la cobert ura de educación, salud, vivienda y seguridad social. Apunt a
especialment e a disminuir las enormes t asas de pobreza exist ent es en el mundo.
Sustentabilidad política. Se ref iere a la necesidad de crear espacios democrát icos que permit an
el desarrollo de la ciudadanía y la part icipación de las personas en los asunt os propios de la so-
ciedad. Aquí prevalece el crit erio de f ort alecer lasorganizacionessocialesy comunit ariasy de de-
mocrat izar la acción del Est ado.
Lassociedades modernasse encuent ran aún muy lejosde pract icar est osdif erentest iposy nivelesde
sust entabilidad, aunque algunas han avanzado más que ot ras. Se const at an avances, especialment e
en paíseseuropeosnórdicos. América Lat ina se encuent ra muy at rasada, con gravesproblemasde po-
breza, depredación de susecosist emase inest abilidad polít ica. La t emát ica ambient al se encuent ra en
una f ase incipient e, introducida sobre t odo por lasexigenciasde la globalización y export ación de sus
product os a mercados internacionales exigentes. A menudo, lo ambient al se limit a a estudios t écni-
cossobre impact os, dejando af uera la dimensión social y la prot ección de los ecosist emas.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
“ Est as int erconexiones son muy import ant es para visualizar la int erdependencia ent re equidad
y ef iciencia, y ent re valores e inst it uciones. Si, por ejemplo, se le niegan a muchas personas las
oport unidades sociales de la educación básica debido a una f alt a de acceso a escuelas, o si care-
cen de derechos económicos básicos debido a desigualdades masivas en la propiedad (ref orza-
das por la ausencia de polít icas para cont rarrest ar dichas sit uaciones, t ales como ref orma, agra-
ria, f acilidadesde microcrédit os, et cét era), losresult adosno se limit aran únicament e a la exist en-
cia de esa desigualdad, sino que abarcarán t ambién ot ros ef ect os limit ant es, vinculados a la na-
t uraleza de la expansión económica, el f lorecimient o de desarrollospolít icosy cult urales, e inclu-
sive las esperadas reducciones en las t asas de mort alidad y f ert ilidad - que se verían t odas alt e-
radas debido a la exist encia de desigualdades en mat eria de oport unidades educat ivas o econó-
micas” (Sen, 2002: 40-41).
La sociedades que niegan a sus ciudadanos el ac-
ceso a las oport unidades económicas, polít icas, so-
ciales y cult urales, ponen en peligro su cohesión e
int egración social y pueden ent rar rápidament e
en un proceso de degradación ambient al y huma-
na con consecuencias impredecibles. En est e sent i -
do, el lujo excesivo y la concent ración despropor-
cionada del ingreso mundial en una minoría de la
población, const it uye una realidad que at ent a
cont ra los principios ét icos de sust ent ación de la
vida humana y del planet a. En América Lat ina, mi-
llones de personas se encuent ran privadas de los
recursos y bienes element ales para sobrevivir. Los
derechos humanos han sido violados en la mayo-
ría de los países, aún subsist en miles de casos de
personas desaparecidas. El cont inent e es rico en
recursos nat urales, pero una mala dist ribución del
ingreso mant iene a millones de personas en la ex-
clusión y marginalidad. La democracia ha suf rido
int errupciones permanent es, sin lograr aún af ian-
zarse ni prof undizarse, impidiendo el surgimient o
de un ciudadano pleno de derechos y deberes. La corrupción se ha inst alado en muchos países,
deslegit imando la polít ica y las inst it uciones. Hambrunas y violencia present es en la vida cot idia-
na de dif erent es regiones, golpean la conciencia y sensibilidad de la opinión pública y, abren in-
t errogant es sobre el f ut uro inciert o de nuest ros pueblos, especialment e de la población más po-
bre y vulnerable. Por ot ra part e, la esperanza y las pot encialidades de desarrollo siguen t ambién
present es en la gent e y localidades, como un viejo sueño lat inoamericano. Las ut opías de desa-
rrollo de los pueblos son prof undament e ét icas.
Un modelo de desarrollo sust ent able debe basarse en valoresét icosambient ales: respet o a la na-
t uraleza y suspropiasleyesde conservación y reproducción; respet o a losderechoshumanos, res-
pet o a la libert ad; garant ía al acceso igualit ario a la educación, salud, inf raest ruct ura y recrea-
ción; derecho a part icipar democrát icament e y a decidir en los asunt os públicos f undament ales
que le conciernen como sujet o y ciudadano.
27
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
26
misión, como sucede act ualment e. Por lo mismo que es necesario redoblar los esf uerzos educa-
t ivos y pedagógicos para reposicionar el papel de la educación y del maest ro en la sociedad. Y
para ello se necesit an nuevos impulsos, nuevas ideas, nuevas visiones, nuevos ent usiasmos y pa-
radigmas pedagógicos.
El medio ambient e se sit úa ent re el f uncionamient o de los sist emasnat uralesy lossist emassociales,
se sit úa en el escenario mismo de la vida nat ural y social. No exist e el desarrollo ni la vida humana
sin el sust ent o de la nat uraleza. En el present e siglo XXI, ya no es posible ni sust ent able pensar en
un modelo de desarrollo desvinculado de lo ecológico y ambient al. Losprocesos product ivos deben
ser limpios, no sólo deben propender a disminuir el uso de recursosnat uralesy energét icos, sino que
deben reut ilizar residuos, disminuir el uso de energía, f oment ar el uso de energías renovables, cui-
dando en t odo moment o la biodiversidad y el proceso de reproducción normal de los ecosist emas.
El desarrollo debe superar el est recho concept o del “ crecimient o” o del mero “ product ivismo” ,
basado sólo en el f act or económico o en la ganancia. La calidad de vida no est á asociada a la acu-
mulación ilimit ada de riquezas o de bienes. Se requiere de bienes mat eriales indispensables pa-
ra vivir - los que le f alt an, por lo demás, a casi la mit ad de la población mundial -, pero junt o a
ello igualment e imprescindibles son los valores inmat eriales, relacionados con la libert ad, el pai-
saje, la belleza, la cult ura, la solidaridad, la convivencia humana, la amist ad.
1.9. ÉTICA AMBIENTA L
“ La capacidad real que t iene una persona para alcanzar logros, est á bajo la inf luencia de las
oport unidades económicas, las libert ades polít icas, las f acilidades sociales y las condiciones habi -
lit ant es de buena salud, educación básica, así como el alient o y cult ivo de iniciat ivas. Est as opor-
t unidades son, en gran part e, complement arias, y t ienden a ref orzarse en su alcance y ut ilidad
respect ivos. Es por est as int erconexiones que el ent e libre y sost enible emerge como medio de
desarrollo ef ect ivo” (Amart ya Sen, 2002: 38-39).
En losmodelosde desarrollo, se ha t endido hist óricament e a dualizar la libert ad con la igualdad.
Exist en enf oques económicos - los liberales o los neoliberales en boga en América Lat ina - que
enf at izan el valor supremo de la libert ad económica, especialment e de la propiedad individual,
desmereciendo la aspiración de millones de ciudadanos - que por lo general no disf rut an de es-
t e t ipo de libert ad - a oport unidadesde igualdad en el acceso a la educación, cult ura, salud y t ra-
bajo. Por lo mismo que con f recuencia, doct rinas económicas de cort e neoliberal niegan los de-
rechos polít icos (democracia), los derechos sociales (f unciones sociales del Est ado) y los ambien-
t ales(prot ección y regulación ambient al), argument ando que dichosvaloresat ent arían cont ra el
ejercicio de la libert ad y el f uncionamient o libre del mercado.
El desarrollo de la sociedad moderna requiere t ant o de la libert ad como de la igualdad. La liber-
t ad sin oport unidadesrealesde ejercicio esilusoria. La ét ica del desarrollo sust ent able se basa en
la búsqueda de armonía y equidad ent re los sist emas nat urales, el sist ema socioeconómico y el
medio ambient e. Est a ét ica exige de un comport amient o ciudadano responsable que abarca e
involucra a t odos los sect ores de la sociedad: a la dirigencia polít ica, a los empresarios, a las ins-
t it uciones est at ales, a las escuelas y universidades, a los prof esionales, t rabajadores, a las perso-
nas de t odas las edades, sexos, et nias y nacionalidades, en general, a los ciudadanos.
Fuente: Proyecto Ciudad de losNiños- Munic. de Rosario
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
14. GESTION SUSTENTABLE DE LOS RECURSOS
N AT U R A L E S
Mauricio Aguayo, Ricardo Barra, Daniel Fuent es, Raf ael Mendoza
y Mariela Valenzuela
R E S U M E N
En est e capít ulo se t rat an de manera muy sucint a los concept os mas relevant es que t ienen que
ver con la sust ent abilidad de los recursos nat urales, se hace un análisis de los principales recur-
sos y act ividades que requieren un manejo sust ent able de la f lora, f auna y las act ividades agrí-
colas y f orest ales.
Bajo un modelo de Desarrollo Sust ent able, las act ividades humanas impact an el ambient e y em-
plean los recursos nat urales de manera t al que no se sobrepase la capacidad de la nat uraleza de
regenerarse a sí misma. Ese es el concept o base de est e capít ulo que se art icula a t ravés de dis-
t int as concepciones de sust ent abilidad aplicadas a dist int as act ividades y medios ambient ales.
14.1 CONCEPTO BÁSICO DEL MANEJO SUSTENTABLE DE LOS RECURSOS
N AT U R A L E S
14.1.1 EL DESARROLLO SUSTENTA B L E
El desarrollo o manejo sust ent able se ent iende como el desarrollo que permit e sat isf acer las ne-
cesidades present es sin compromet er la habilidad de las f ut uras generaciones para sat isf acer sus
propias necesidades (Haught on & Hunt er 1994). De est a f orma, sust ent abilidad es sinónimo de
moderación, de prudencia, ya que por un lado se t rat a de ut ilizar los recursos renovables a la
misma velocidad de su renovación y por ot ro, de consumir los no renovables con las limit aciones
que impone el considerarlosbienesde t oda la humanidad de dif ícil y lent o reemplazo. Así, espo-
sible explot ar un ciert o porcent aje de árboles o peces cada año sin agot ar el bosque ni reducir
la población de peces por debajo de alguna cant idad de base. De est a f orma, si el t ot al explot a-
do se mant iene dent ro de la capacidad que t enga la población de crecer y recuperarse, la act ivi -
dad puede cont inuar indef inidament e.
Por ot ro lado, el manejo sust ent able no es una idea nueva. Muchas cult uras a t ravés de la hist o-
ria humana han reconocido la necesidad de armonía ent re la nat uraleza, la sociedad y la econo-
mía. Lo que es nuevo, es la art iculación de est as ideas en el cont ext o de una sociedad global in-
dust rial y de inf ormación. El inf orme del Programa de lasNacionesUnidaspara el Medioambien-
t e GEO-2000 (PNUMA 2000), dest aca que el t iempo para una t ransición racional bien planif ica-
da hacia un sist ema sust ent able se est á acabando rápidament e y t odavía se cont inúa adopt ando
una polít ica de negociosconsumist a, lo que aument a la posibilidad de que nuest rossist emasglo-
bales se rompan y se derrumben. Cabe dest acar que el mundo ya se ha vist o enf rent ado a emer-
genciasde gran magnit ud en la escasez de agua dulce, dest rucción del bosque t ropical, ext inción
de especies, cont aminación del aire urbano y cambios climát icos.
257
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
14.1.2 EQUIDAD Y JUSTICIA
Los concept os de equidad y just icia son muy import ant es en las def iniciones de desarrollo sus-
t ent able. La equidad, por un lado, implica est ablecer una igualdad en el acceso a los recursos ya
sea a t ravésde polít icaseconómicascomo públicas, y la just icia por ot ro, implica que cada nación
debe t ener la oport unidad de desarrollarse de acuerdo a sus propios valores cult urales y socia-
les, sin negar a ot ras naciones el mismo derecho a su desarrollo (Haught on & Hunt er 1994).
14.1.3 CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO
La población mundial ha crecido en 2.000 millones en los últ imos 25 años y sigue aument ando
más rápidament e que en cualquier ot ra época. Se est ima que la población alcanzará los 10.000
millones para el año 2050. En consecuencia, cada persona impone ciert a demanda de recursos a
la Tierra, demanda que t iende a increment arse con la mayor riqueza, aument ando el consumo
per cápit a produciendo, por ejemplo, el agot amient o de los suminist ros de agua dulce, la degra-
dación de las t ierras de cult ivo, la sobreexplot ación de los recursos pesqueros, la baja en las re-
servas de pet róleo, y el t alado de los bosques más rápido de lo que se regeneran. Varios de es-
t os ejemplos de est os casos han sucedido y siguen sucediendo en naciones del cont inent e af rica-
no (Nebel & Wright 1999).
14.1.4 PROBLEMAS ACTUALES
Desde hace aproximadament e dossiglossabemosque la Tierra const it uye un sist ema cerrado con
recursos limit ados. A medida que los exploradores del planet a acabaron su t area de t razar los
mapas de las t ierras y las aguas, la gent e paulat inament e comprendió que no exist en nuevos re-
cursos. La visión de nuest rossist emashumanos, operant esen un ecosist ema mayor, escrucial pa-
ra lograr una relación sust ent able con el medio ambient e, y para garant izar a nuest ra especie la
supervivencia cont inuada en el planet a.
El calent amient o del planet a, el det erioro de la capa de ozono y los conf lict os a causa del t rans-
port e int ernacional de desechos peligrosos, son t odos problemas surgidos a raíz de nuest ros in-
t ent os por deshacernos de recursos más rápido de lo que los puede absorber el medio ambien-
t e (Goodland et al. 1997). En sínt esis, las consecuencias de las decisiones t omadas en una part e
del mundo af ect an direct a y rápidament e a la ot ra part e del mundo.
259
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE M EDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
258
La Comisión mundial de medio ambient e y desarrollo (1987) recomendó siet e pasos crít icos ne-
cesarios para revert ir rápidament e est as t endencias y asegurar una buena calidad de vida para
las personas alrededor del mundo:
1. Foment ar el crecimient o.
2. Cambiar la calidad del crecimient o.
3. Reunir necesidades y aspiraciones esenciales para t rabajos, comida, energía, agua e higieni-
zación.
4. Asegurar un nivel de población que sea sust ent able.
5. Conservar, ref orzar y mejorar los recursos básicos.
6. Reorient ar la t ecnología y la prevención de riesgos.
7. Incluir y combinar consideraciones del ambient e y de la economía en el proceso de la t oma
de decisiones.
No obst ant e, dos punt os claves merecen at ención. Primero, mient ras que el crecimient o es esen-
cial para sat isf acer las necesidades humanas básicas, el desarrollo sust ent able implica algo más
que crecimient o; ést e debe cambiar para hacerse menos int ensivo en el uso de mat erias primas
y energía. Segundo, un element o f undament al en cualquier est rat egia de desarrollo sust ent able
es la int egración de los aspect os económicos y ecológicos en la t oma de decisiones. Para est o la
Comisión del Inf orme Brundt land, apunt ó a que deben producirse cambios en las act it udes, ob-
jet ivos, acuerdos inst it ucionales, legislación, y en la part icipación pública en la t oma de decisio-
nes sobre el medio ambient e y los recursos (Mit chell 1999). La t abla 1 muest ra un conjunt o de
principios o direct rices que represent an el primer int ent o sist emát ico para ident if icar las caract e-
ríst icas de una sociedad que se desarrolle sust ent ablement e con su ent orno.
Tabla 1: Principiosde la Sustentabilidad de losRecursosNaturales(Tomado de Robinson et al. 1990)
A) PRINCIPIOSECOLÓGICOSY MEDIOAMBIENTALES
1. Prot eger la vida, prot egiendo los sist emas.
2. Prot eger y mejorar la biodiversidad.
3. Mant ener y mejorar la int egridad de los ecosist emasy recuperar aquellosdegradados.
4. Desarrollar e implement ar est rat egias adapt at ivas y prevent ivas para responder a la
amenaza del cambio ecológico global.
B) PRINCIPIOSSOCIOPOLÍTICOS
B1. Restricciones ambientales y ecológicas
1. Mant ener la act ividad humana por debajo de la capacidad de acogida t ot al del planet a.
2. Reconocer el cost o ambient al de la act ividad humana y reducir el uso de la energía y
mat erias primas necesarias por unidad de act ividad económica; reducir las emisiones
nocivas; descont aminar y rehabilit ar los ecosist emas degradados.
3. Asegurar la equidad sociopolít ica y económica en un proceso de t ransición a una so-
ciedad más sost enible.
4. Incorporar a losprocesospolít icosde t omasde decisioneslaspreocupacionesambien-
t ales de f orma más direct a.
5. Asegurar el increment o de la población implicada y la int erpret ación e implement a-
ción de los concept os asociados a la idea de desarrollo sust ent able.
6. Unir de una f orma más direct a la act ividad polít ica con la experiencia ambient al ac-
t ual mediant e una redist ribución del poder polít ico hacia jurisdiccionesprincipalmen-
t e ambient ales.
B2. Criterios sociopolíticos
1. Est ablecer un procedimient o abiert o y accesible para acercar la t oma de decisiones
gubernament ales a la población af ect ada.
2. Asegurar que la población no pasa escasez y que est á libre de presiones económicas.
3. Asegurar que la población puede part icipar de una f orma creat iva y direct a en lossis-
t emas económicos y polít icos.
4. Asegurar un nivel mínimo de igualdad y just icia social, mediant e un sist ema legal jus-
t o y abiert o, libre de represiones polít icas, con libert ad de religión, expresión y reu-
nión y con garant ías de acceso a la inf ormación y a la educación de calidad.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Tabla 2: Principales creencias y límites ecológicos propuestos en la Mesa Redonda de Manitoba
(1992) para manejar sustentablemente los RRNN.
14.2 LA SUSTENTABILIDAD DE LA EXPLOTACIÓN DE LA FLORA
Y FAUNA SILV E S T R E
14.2.1 LA PROBLEMÁTICA EN LA EXPLOTACIÓN DE LA FLORA
Y FAUNA SILV E S T R E
El hombre ha modif icado drást icament e su ent orno, desde la aparición misma de la sociedad hu-
mana ha explot ado los recursos nat urales. La f lora y f auna silvest res es aquella const it uida por es-
pecies nat ivas que se encuent ran libres en la nat uraleza. Por muchos milenios, nuest ros ant epasa-
dos lucharon const ant ement e por sobrevivir y crecer, una lucha que, en t érminos generales ha si-
do exit osa, ya que el Homo sapiens logro en const it uirse en la especie dominant e del planet a. Co-
mo result ado de est e proceso, el ent orno nat ural ha suf rido grandes alt eraciones, desde el drást i-
co descenso de laspoblacionesde algunasespeciesveget alesy animaleshast a la ext inción de ot ras.
Los seres humanos t enemos una larga list a de necesidades f undament ales que deben ser cubier -
t as para mant ener nuest ra f act ibilidad de exist encia. En lo básico, necesit amos aliment arnos,
prot egernos del f río, de la lluvia, enf ermedades et c., la list a y su complejidad crece y crece, en la
medida que pensamos en el hombre moderno, en un mundo habit ado por más de 6 mil millo-
nes de seres humanos con una t asa de crecimient o cada ves mas crecient e. Una part e import an-
t e de la act ividad humana, se dest ina a sat isf acer est as necesidades, marcando el sello de nues-
t ra hist oria y de nuest ro desarrollo como especie, signif icando est a una drást ica t ransf ormación
de su ent orno nat ural. 261
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
260
Por ot ro lado, el aument o de la ef icacia y la reut ilización de mat eriales juegan papeles import an-
t es para lograr el desarrollo sust ent able. Es así como algunas indust rias y compañías ya han em-
pezado a mejorar la calidad de vida de la población reduciendo t ant o el impact o ecológico como
la int ensidad de la explot ación de los recursos nat urales en pos de un desarrollo sust ent able.
14.1.5 CONSUMIR DE FORMA DIFERENTE
El consumo mundial aument ó en una proporción sin precedent es en el siglo XX. Los gast os de
consumo privados y públicos ascendieron a 24 billones de dólares en 1998, dos veces el nivel de
1975 y seis veces el de 1950 (Herrero 2000). El consumo en sí mismo no es malo, sino el nivel, los
pat rones y los ef ect os del consumo.
Para muchos en lospaísesen víasde desarrollo, losnivelesdel consumo y lospat ronesact ualesre-
sult an insost enibles. El impact o medioambient al y social se sient e t ant o en el ámbit o local como
mundial. Localment e, se observa un increment o de la cont aminación y un sent imient o crecient e
de alienación en las comunidades. Mundialment e, los cambios climát icos y la reducción de la ca-
pa de ozono const it uyen dos crudos recordat orios del impact o de los niveles de consumo. De es-
t a manera, el modo en que nos organicemos y est ablezcamos las paut as que dirijan nuest ras ac-
ciones, jugará un papel principal al est ablecer si nosdirigimoso no hacia caminosmássost enibles.
La part icipación pública puede:
• Ayudar a est ablecer buenos caminos para el desarrollo sust ent able.
• Mejorar el ent endimient o y las relaciones.
• Increment ar el ent usiasmo de part icipar, lo que lleva a una mejor implement ación de las de-
cisiones.
• Enriquecer la comunidad y desarrollar capit al social.
Como una f orma de aplicar las ideas plant eadas en el Inf orme Brundt land, en la Mesa Redonda
de Manit oba sobre el Medio Ambient e y la Economía (1992), se concluyó que el desarrollo sos-
t enible era una f ilosof ía general siendo def inida como un " desarrollo económicament e sost eni-
ble y ambient alment e sólido" . Las principales creencias de est a Mesa y la exist encia de límit es
ecológicos en la capacidad de sust ent abilidad de la Tierra para sost ener y asimilar el desarrollo
humano, se pueden apreciar en la t abla 2.
Principales creencias
Las naciones no pueden cont inuar desarrollándo-
se económicament e si no se prot ege el medio
ambient e.
Para que el desarrollo económico cont inúe es ne-
cesario realizar f uert es inversiones en iniciat ivas
ambient alment e import ant es.
Las necesidades de la generación del present e
t ienen que ser cubiert as sin compromet er las ne-
cesidades de las generaciones f ut uras.
Cent rar nuest ra at ención en las consecuencias
que van a t ener a largo plazo las decisiones eco-
nómicas y ambient ales que se t omen.
Límites ecológicos a la capacidad de la tierra
Producir más por menos, mediant e un uso más
ef icaz y ef ect ivo de los recursos.
Reutilización, reciclado y recuperación de efluentes.
Asegurar un alt o valor añadido mediant e proce-
sos de preocupación respet uosos con el medio
ambient e, t ant o en el sect or secundario como en
el t erciario.
Aument ar la product ividad mediant e la innova-
ción t ecnológica, polít ica, inst it ucional y social.
Recuperar y rehabilit ar los espacios degradados.
Conservar o sust it uir por ot roslosrecursosescasos.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
corporación de animales f oráneos produciendo un desequilibrio en los ecosist emas nat ivos debi-
do que, normalment e las especies int roducidas no t ienen predadores que disminuyan su nume-
ro y se t ransf orman f ácilment e en plagas. Est o da a lugar a una compet encia ent re las especies
aut óct onas y las int roducidas desplazando a las especies nat ivas de su propio hábit at y que al
quedar f uera de su ambient e, las pone en peligro de ext inción, Además est as especies int rodu-
cidas pueden t ransmit ir sus enf ermedades a las especies nat ivas.
Ot ro Fact or que han cont ribuido a reducir drást icament e las poblaciones f aunist icas, provienen
de la acción de la caza y pesca indiscriminada.
14.2.3 CONDICIONES BÁSICAS PARA LA SUSTENTABILIDAD
DE LA FLORA Y FA U N A .
Uno de los desaf íos es el poder conseguir la sust ent abilidad de la explot ación de la f lora y f au-
na, ya que no sabemos nada sobre lo que es o no import ant e para las generaciones f ut uras, re-
lacionado principalment e con la mant ención de la biodiversidad, no es posible conocer sus pre-
f erencias, t ampoco result a f ácil hacer supuest os plausibles sobre las alt ernat ivas t ecnológicas de
las que dispondrán los habit ant es del planet a en un f ut uro lejano y mucho menos, sobre el gra-
do de dependencia de susnivelesde bienest ar con respect o a algunosrecursosnat uralesque hoy
consideramos indispensables para mant ener nuest ro nivel de vida.
Para encaminarse en el proceso de la sust ent abilidad de la f lora y f auna y de los recursos nat u-
rales en general, una sociedad debe realizar lo siguient e:
• Mant ener la diversidad de ecosist emas, la diversidad de especies y diversidad genét ica.
• Mant ener la permanencia y equilibrio dinámico de los ecosist emas.
• Garant izar el f uncionamient o adecuado de los ciclos ecológicos.
• Adapt arse a los rit mos de la nat uraleza.
• Reaccionar adecuadament e a las caract eríst icas esenciales de la nat uraleza.
• Regirse por el crit erio de mínima pert urbación de la nat uraleza.
• Mant ener niveles adecuados de aust eridad.
14.2.4 DIVERSIDAD BIOLÓGICA Y LA IMPORTANCIA DE SU SUSTENTA B I L I D A D
La diversidad biológica o biodiversidad es la variedad de plant as, animales y microorganismos,
los genes que ellos cont ienen, y de los ecosist emas de los cuales ellos f orman part e.
Generalment e se considera la biodiversidad desde t res perspect ivas: genét ica, específ ica y ecosis-
t émica
• Diversidad genét ica es la variedad en la inf ormación genét ica de cada individuo dent ro de
una especie, ya sea est e animal, plant a o microorganismo.
• Diversidad específ ica es la variedad de especies biológicas.
• Diversidad ecosist émica es la variedad de hábit at s, comunidades y procesos ecológicos.
A pesar de reconocer el valor que t iene la biodiversidad para las act uales y f ut uras generaciones,
est amospropiciando una perdida de biodiversidad a t odoslosniveles. Algunasde lascausasf un-
dament ales de est a pérdida son las alt as t asas de crecimient o poblacional y de consumo de re- 263
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE M EDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
262
Recient ement e, el paso del progreso se ha acelerado, con un crecimient o exponencial de la po-
blación y del rit mo de explot ación de los recursos nat urales, adquiriendo ribet es dramát icos en
los últ imos 100 años. El crecimient o de la población humana conlleva a un increment o en la de-
manda de energía, aliment os y ot ros bienes de consumo.
Est e consumo desmedido o irracional de los recursos nat urales, en especial la sobreexplot ación
de la f lora y f auna silvest re puede af ect ar la calidad de vida y el est ado de conservación del me-
dio nat ural, cuest ionando seriament e la sust ent abilidad de la act ividad de explot ación como es
la caza, pesca y recolección.
Un ejemplo de Sust ent abilidad, es el que nos brinda la nat uraleza, que ha sabido int egrar el
comport amient o biológico de millones de especies de f lora y f auna, en un t odo coherent e; lo
que le ha permit ido garant izar su permanencia por miles de millones de años. Con el adveni-
mient o del ser humano los impact os en la nat uraleza ya no surgen únicament e a part ir de nece-
sidades biológicas, sino que abarcan t oda una serie de inst ancias que surgen e inf luyen en la so-
ciedad; por lo t ant o la sust ent abilidad debe abarcar t ant o aspect os nat urales como sociales.
No puede haber sust ent abilidad en una sociedad cuando se est án dest ruyendo o t erminando los
bienes de la nat uraleza. La sust ent abilidad exige que el uso de los bienes nat urales ocurra según
la lógica de la nat uraleza, o sea, hay que t rabajar con ella y no en su cont ra. Est o requiere a me-
nudo una lógica dist int a a la lógica que prevalece en nuest ro sist ema, que at iende más a reali-
dades económicas o geopolít icas que a realidades ecológicas. Para realizar est e cambio de lógi-
ca, es necesario apoyarse en la sabiduría de la nat uraleza.
14.2.2 DESTRUCCIÓN O MODIFICACIÓN DEL HÁBITAT: EXTINCIÓN DE ESPECIES
La nat uraleza posee un valor en sí y su derecho de exist ir no puede est ar det erminado por una es-
pecie recién llegada: el ser Humano. En la nat uraleza exist e un balance del cual depende la f un-
ción complet a de la t ierra, por lo t ant o, es necesario respet ar est e equilibrio, del que t ambién de-
pendemos los seres humanos, en est e sent ido la biodiversidad t ant o animal como veget al es vit al
para mant ener el equilibrio ecológico propio de la nat uraleza, como así t ambién, para asegurar la
subsist encia de la especie humana, aport ando nuevos y mejores recursos nut ricionales o varieda-
des de plant asmasresist ent esa f act oresambient alesdesf avorables. Sin embargo, el ser humano a
t ravésde susmúlt iples act ividadesha dest ruido y modif icado ext ensasáreasveget acionales, lo que
ha llevado a una desprot ección del suelo con el consiguient e aument o de los procesos de los pro-
cesos erosivos, como así t ambién, a una disminución o perdida de especies animales y veget ales.
Un hecho alarmant e es lo que sucede con el bosque t ropical, en el cual ha habido dos t ipos de
invasiones; primero, la de exploradores empuñando sus rif les y más t arde la de obreros y maqui-
nast alando árboles. El bosque t ropical represent a la part e mássignif icat iva de bosquesque que-
dan en el mundo, en el podemos encont rar alrededor de unas 1.500 variedades, 750 especies de
árboles, 125 especies de mamíf eros, 400 clases de aves y miles especies de insect os (Bright , 1991).
La ext inción de especies puede ser result ant e de un proceso nat ural, pues no t odas las poblacio-
nes de f lora y f auna pueden adapt arse a los cambios ambient ales, sin embargo, la act ividad hu-
mana es una de las causant es principales. El hombre ha realizado una explot ación irracional de
los bosques como mencionábamos ant eriorment e, especialment e a t ravés del cort e o quema de
árboles para reemplazarlos por variedades de crecimient o rápido (monocult ivos). Además la in-
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
sempeño son el balance hídrico, el f lujo y balance energét ico, el ciclaje de nut rient es y la regula-
ción biológica. Pero como est os ecosist emas part iculares no son aut orregulados, la agricult ura ac-
t ual depende mucho de f ert ilizant es químicos, pest icidas y de recursos energét icos no renovables,
como loscombust iblesf ósiles. Debido a est o y como consecuencia de una mayor int ensidad de ma-
nejo en la agricult ura para compensar las demandas crecient es de bienes, se han producido ef ec-
t os ambient ales indeseables. Sin embargo, la producción agrícola ha dañado la calidad ambient al
no siempre debido a la ut ilización de malas práct icas y t ecnologías, sino que t ambién debido a la
aplicación de polít icas y proyect os no adecuadament e diseñados (Zilberman et al, 1999).
El éxit o a cort o plazo de obt ención de mayores rendimient os agrícolas de ecosist emas homoge-
neizados ref uerza la idea de que el desarrollo humano es superior y en gran part e independien-
t e de los servicios de la nat uraleza (Folke et al, 2002). Exist e, por lo t ant o, un sesgo que nos ha-
ce ver la nat uraleza como un ent e que se puede dominar. Los ef ect os adversos de los pest icidas,
la cont aminación de aguas subt erráneas por químicos agrícolas, erosión del suelo, pérdida de
bosques y humedales para t ierras de cult ivo, ent re ot ros f enómenos, cont ribuye a la percepción
de que la producción agrícola ent ra necesariament e en conf lict o con la calidad ambient al (Zil -
berman et al, 1999). Sin embargo, se han realizado muchos esf uerzos para int egrar la conserva-
ción de la nat uraleza y la prot ección ambient al en la agricult ura (Zander y Kächele, 1999).
14.3.2 A G R I C U LTURA SUSTENTA B L E
La necesidad de una agricult ura sust ent able nace por losproblemasambient alesgeneradospor ella
y la preocupación de legar las condiciones necesarias de calidad de vida a las nuevasgeneraciones.
La sust ent abilidad en la agricult ura se ref iere,ent re ot ras cosas, a la habilidad de un t erreno de
mant ener niveles acept ables de producción durant e un largo período de t iempo. Est e período
no est á absolut ament e def inido, pero est á relacionado a f act ores como t asa de f ormación de
suelos, práct icas de manejo ut ilizadas y localización geográf ica (Lowrance et al, 1986). Es decir,
la sust ent abilidad es un concept o relat ivo que debe ser aplicado en un ambient e que suf re múl-
t iples cambios, los cuales est án ocurriendo a dif erent es escalas t emporales y espaciales (Loucks,
2000). Una de las consideraciones principales es si las act ividades agrícolas pueden producir los
aliment os en f orma ef icient e, a bajo cost o para el consumidor y que sea rent able para los pro-
duct ores, sin degradar los recursos nat urales. Para det erminar el sendero de desarrollo sust ent a-
ble en la relación ent re agricult ura y su ambient e nat ural, se necesit a un prof undo conocimien-
t o de est e sist ema complejo y su comport amient o bajo dif erent es condiciones socioeconómicas.
Para Alt ieri y Nicholls (2000), la sust ent abilidad es la medida de la habilidad de un agroecosist e-
ma para mant ener la producción en la presencia de repet idas rest ricciones ecológicas y presio-
nes socioeconómicas. Junt ar el cuidado de la nat uraleza con la ut ilización agrícola es un aspec-
t o complejo en el ámbit o del desarrollo de sist emas product ivos sust ent ables. Sin embargo, una
alt a product ividad no se cont rapone a la sust ent abilidad.
265
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
264
cursos nat urales, la exist encia de sist emas económicos y polít icas que no evalúan adecuadamen-
t e el ambient e y sus recursos, y la exist encia de sist emas legales e inst it ucionales que permit en
regímenes de explot ación que no son sost enibles. Los mecanismos de perdida de biodiversidad
más import ant es son la int roducción de especies, la sobreexplot ación de plant as y animales, la
perdida de hábit at s, la cont aminación del suelo, el agua y la at mósf era, el cambio climát ico glo-
bal, y act ividades como la agricult ura, la silvicult ura y la pesca indust rial, ent re ot ras.
Figura 1: diversos tipos de Anfibios (Bufo chilensis, a la izquierda) y al Sapo variegado (Bufo va-
riegatus) a la derecha, amenazados de extinción.
14.3 A G R I C U LTURA SUSTENTABLE
14.3.1 PROBLEMA AMBIENTAL DE LA AGRICULT U R A
El desarrollo social de las naciones depende de la generación, a part ir de los ecosist emas, de bie-
nes básicos como aliment os y f ibras. Est as necesidades son sat isf echas por la agricult ura, en un
mundo donde lasdemandashacia el sect or agrícola aument an const ant ement e dado el cont inuo
crecimient o de la población mundial. Al mismo t iempo, la sociedad espera de la indust ria agrí-
cola que genere benef icios económicos como empleos y pot encie el surgimient o de ot ras indus-
t rias relacionadas. El increment o en la producción agrícola puede provenir de innovaciones en
biot ecnología (mejoramient o de cult ivos y de la producción animal), del cult ivo más int enso de
las t ierras arables exist ent es y el cult ivo de nuevas t ierras, ent re ellas las marginales, que son las
más vulnerables (Lowrance et al, 1986). Para mant enerse product iva en el f ut uro, la agricult ura
act ual debe conservar la calidad del suelo, del agua y de ot ros recursos que le brinda el medio
ambient e y que est á ut ilizando. Asimismo, los agricult ores deben producir aliment os en f orma
más ef icient e y segura, debido al aument o de la compet encia global.
La agricult ura es el proceso de art if icialización del ecosist ema. El grado de art if icialización es la
magnit ud generada de la dif erencia ent re el est ado original del ecosist ema y su est ado t ransf or-
mado (Gast ó et al, 2002). Lo ant erior result a en que exist en dif erencias t ant o est ruct urales como
f uncionales ent re un ecosist ema nat ural y un agroecosist ema . El primero t iene aut orregulación de
nut rient es y energía, mient ras que en los agroecosist emas sus f unciones y est ruct ura est án det er-
minadast ant o por f act orespolít icos como socioeconómicosy el diseño y manejo se hace principal-
ment e con crit erioseconómicos. Losprocesosclavesen un agroecosist ema y que det erminan su de-
Agroecosistema: comuni dadesde plantasy animalesque interact úan con susambientesf ísicosy quími cosque han sido mo-
difi cadospor el ser humano para producir al iment os, fi bra, combust iblesy ot rosproductospara el consumo y procesamien-
to (Alt ieri, 2002).
Cuando se quema un f ragment o de carbón, su contenido de energía química no se reduce ni se increment a (primera ley).
Nos obstant e, la energía liberada se disipa en f orma de calor, humo y ceniza de manera tal que el ser humano ya no pue-
de ut ilizarla. Así, ésta se transf orma en energía inaccesible (segunda ley) (Van Hauwermeiren, 1998)
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
La sust ent abilidad se puede analizar t ant o a nivel de explot ación agropecuaria como a una es-
cala de sist ema, int egrando a las inst it uciones y los f act ores int ernacionales. Est a últ ima f orma es
máscompleja ya que incluye a una inf inidad de act oressocialesdispersos. En est e sent ido, la glo-
balización present a desaf íos import ant es en t érminos de alcanzar una sust ent abilidad agrícola
global. El debat e de cómo alcanzar la sust ent abilidad est á plagada de disput as f undament ales y
desacuerdos sobre qué element os de producción son acept ables y cuales no (Rigby y Cáceres,
2001). Exist en algunos mét odos agrícolas que son menos dañinos y además reciben menores in-
sumos, y que sin embargo, a menudo no son de menor product ividad. Es posible, por t ant o, re-
ducir los ef ect os ambient ales adversos sin socavar sus bases económicas (Gast ó et al, 1997).
Como result ado de las int eracciones que se producen en el sist ema, aquello que podría haberse
considerado como manejo sust ent able para un recurso individual, puede result ar en la práct ica
insost enible para un ecosist ema en conjunt o (Aguilar et al, 2002). Un sist ema agrícola no es una
serie de práct icas de producción que pueden ser evaluadas independient ement e una de ot ra, si-
no que est án int egradas y relacionadas. Es decir, un sist ema agrícola puede ut ilizar práct icas que
no son consist ent es con los objet ivos de la sust ent abilidad, pero aún así cuando son int egradas,
el sist ema complet o se vuelve sust ent able.
A pesar de que los product ores agrícolas valoran la calidad ambient al, ellos buscan en primer lu-
gar rent abilidad. Laspolít icasque reconozcan est e punt o f undament al pueden inducir a losagri -
cult ores a modif icar su comport amient o de t al f orma de mejorar la calidad ambient al adopt an-
do práct icas adecuadas. La disposición y capacidad de los consumidores para pagar o demandar
aliment os y f ibras es uno de los mayores det erminant es de los pat rones y magnit ud de la pro-
ducción agrícola (Zilberman et al, 1999).
Lascaract eríst icasque debería t ener un sist ema agrícola para ser sust ent able o las est rat egiaspara
su logro, deberían est ar basadasen una producción ef icient e y rent able con énf asisen mejores t éc-
nicas de manejo y conservación de suelos, agua, energía y recursos biológicos. Un uso o degrada-
ción de los recursos nat urales renovables menor o igual a su rit mo de reposición. Un aument o en
la biodiversidad de lossist emas product ivos y desarrollo de t ecnologías que t iendan a conservarla.
Una menor dependencia del uso de insumosext ernos(combust ibles f ósiles, plaguicidas, f ert ilizan-
t es sint ét icos, et c...). Un uso más ef icient e de la energía. Un mayor aprovechamient o de procesos
nat uralesen la producción agrícola (reciclaje de mat eria orgánica y nut rient es, f ijación de nit róge-
no, y relaciones depredador-presa). Una eliminación o disminución del daño al ambient e y/o a la
salud de agricult ores y consumidores. Un cont rol de plagas y enf ermedades basado principalmen-
t e en el uso de recursos locales sin agredir el medio ambient e. Un ajust e de los sist emas de cult ivo
a la product ividad pot encial y a las limit ant es f ísicas, económicas y sociocult urales de los agroeco-
sist emas. Y f inalment e, una t ecnología cult ural y socialment e acept able (Sarandón, 1998). Dos de
los recursos f undament ales con los cuales cuent a la agricult ura son el agua y el suelo. Para alcan-
zar niveles más alt os de sust ent abilidad de los sist emas renovables de recursos hídricos ut ilizados
en la agricult ura, se debe preservar y mejorar su capacidad de renovación y de producir cant idades
deseadas de agua y en calidades adecuadas (Loucks, 2000). Asimismo, el consumo de agua de rie-
go debe adapt arse a las rest ricciones del ambient e. En cuant o al suelo, una visión más int egrada
de la producción agrícola lo considera como un sist ema f rágil y complejo. Est o implica alejarse del
concept o de la calidad del suelo sólo en t érminos de su capacidad de generar alt os rendimient os.
Para prevenir la degradación y erosión del suelo, se requiere una int erpret ación más amplia de su
f ert ilidad, la cual no sólo debe considerar losaspect osquímicos, sino que t ambién f ísicosy biológi-
267
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
266
Los element os básicos de un agroecosist ema sust ent able son la conservación de los recursos re-
novables, la adapt ación del cult ivo al medio ambient e y el mant enimient o de niveles modera-
dos, pero sost enibles, de product ividad (Alt ieri, Nicholls, 2000). Con el f in de obt ener una pro-
ducción ganadera y de cult ivos sust ent able se deben manejar en f orma apropiada los recursos
suelo y agua, prot eger la biodiversidad, manejar en f orma int egrada las pest es y los nut rient es,
y ut ilizar el t errit orio en f orma múlt iple y ópt ima.
Para ent ender la sust ent abilidad es esencial comprender la perspect iva de sist emas. La visión sis-
t émica ent rega herramient aspara explorar lasint erconexionesent re la agricult ura y ot rosaspec-
t os del medio ambient e. En est e sent ido, la agricult ura sust ent able int egra t res objet ivos princi-
pales, la calidad ambient al, ganancias económicas y equidad social y económica. Una agricult u-
ra será sust ent able sólo si logra ser económicament e viable, ecológicament e adecuada, cult ural
y socialment e compat ible. Signif ica manejar de t al f orma los agroecosist emas, que las crecient es
necesidades de aliment os y mat erias primas de las generaciones f ut uras puedan ser cubiert as en
un medio ambient e sano.
Objetivo ecológico: la sust ent abilidad ecológica depende de la mant ención de sist emasde sopor-
t e de la vida y de un manejo adecuado de los recursos nat urales. La agricult ura sust ent able t ien-
de a ident if icarse más con est e objet ivo, caract erizándola por las práct icas que minimizan la de-
gradación ambient al. Pero los ot ros dos objet ivos son igualment e import ant es, debiéndose bus-
car un balance adecuado ent re ellos.
Objetivo económico: generalment e en la agricult ura se le ha dado másénf asisa los objet ivoseco-
nómicos de t al f orma de maximizar la rent abilidad, lo cual no necesariament e es lo ópt imo para
la sociedad en conjunt o. Por ejemplo, la sust ent abilidad microeconómica depende de la habilidad
del predio, como unidad económica base, de mant enerse en el negocio agrícola. Por su part e, la
sust ent abilidad macroeconómica est á cont rolada por f act ores como las polít icas f iscales y las t a-
sas de int erés que det erminan la viabilidad de los sist emas agrícolas (Lowrance et al, 1986).
Objetivo social: el sist ema agrícola es af ect ado por la sociedad y él a su vez af ect a a la sociedad
como un t odo. Los result ados posit ivos de la aplicación de los principios de la agricult ura sust en-
t able debe llegarle a t odos los sect ores de la sociedad, es decir, deben exist ir consideraciones de
equidad. Los ret ornos económicos deben ser más equit at ivos y se deben mejorar las condiciones
laborales, e impedir que se sigan perdiendo asent amient os humanos rurales.
Tabla 3 : Objetivos a alcanzar por una agricultura sustentable
ECOLÓGICOS SOCIALES ECONÓMICOS
Int egridad ecológica Empleo Rent abilidad a largo plazo
Biodiversidad Equidad Rendimient o de las inversiones
Fert ilidad del suelo Mult if uncionalidad t errit orial Ef iciencia
Calidad del agua Requerimient os locales Suplir demanda de product os
Balance energét ico Valores y t radiciones cult urales Indust ria agrícola compet it iva
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
La producción agrícola puede t ener impact osambient alesposit ivosy ut ilizar t ecnologíasque au-
ment en la product ividad, y por lo t ant o el pot encial de mejorar algunos indicadores de calidad
ambient al.
14.3.4 TIPOS DE AGRICULTURA SUSTENTA B L E
Exist e una gran het erogeneidad de la llamada " agricult ura sust ent able" . A cont inuación se pre-
sent a una list a no exhaust iva de los t ipos que se han def inido a lo largo de los años:
Sist emas modernos: son aquellos en los que se dan las caract eríst icas de un proceso de moderni-
zación, como la ut ilización de insumos de alt o rendimient o, basado en paquet es t ecnológicos
compat ibles con un manejo sost enible en el que los increment os de los rendimient os se sust en-
t an en t écnicas int ensivas, viables desde el punt o de vist a económico, ecológico y social.
A g ro e co l o g í a : se def ine como la aplicación de conceptosy principiosal diseño y manejo de agroeco-
sist emas sustent ables. Esel est udio holíst ico de losagroecosistemas, incluyendo t odos los element os
ambient alesy humanos (Alt ieri, 2002). El enf oque agroecológico considera a los ecosist emas agríco-
lascomo unidadesen lascualeslosciclosminerales, last ransformacionesde energía, losprocesosbio-
lógicos y las relaciones socioeconómicas son analizadas como un todo (Alt ieri, Nicholls, 2000). Incor-
pora fuert ement e concept osecológicosen el diseño y manejo de agroecosist emas. Est a aproximación
busca ent ender como los sist emas agrícolas t radicionales e indígenas se han adapt ado socialment e,
económicament e y t ecnológicament e, a lascondicioneslocales(Rigby y Cáceres, 1997).
Agricultura alternativa: enf oque de la agricultura que int ent a proporcionar un medio ambient e ba-
lanceado, rendimient o y f ert ilidad del suelo sost enidos y cont rol nat ural de plagas, mediant e el di-
seño de agroecosist emasdiversif icadosy el empleo de t ecnologíasaut o – sost enidas. Se incluyen las
rot aciones de cult ivos, el manejo int egrado de plagas (MIP), t écnicas conservacionist as de labranza
de suelo, ent re ot ros (Alt ieri, Nicholls, 2000). Se f undament an en la sust it ución de insumosquímicos
por ot rosorgánicos o biológicos, pero que no renuncian complet ament e al uso de los primeros.
Agricultura de bajo insumo: est e sist ema busca opt imizar el manejo y uso de insumos int ernos
de producción, como f ert ilizant es químicos y pest icidas (Rigby y Cáceres, 1997). Est o permit e una
baja pérdida de nut rient es hacia el agua y la at mósf era.
Agricultura biodinámica: est a aproximación t rabaja con lo que es vist o como la dimensión espi-
rit ual del ambient e t errest re. Se int ent a inf luir t ant o en los aspect os biológicos como met af ísicos
de un predio agrícola, como por ejemplo, adapt ándolo a rit mos nat urales como siembras duran-
t e f ases lunares.
Agricultura orgánica: busca ref lejar las int errelaciones que exist en ent re los seres vivos del cam-
po, la producción y el ambient e. Est á diseñada para t rabajar con procesos nat urales que conser-
van los recursos, mejoran la aut orregulación a t ravés de la diversidad, minimizan la producción
de residuos y el impact o ambient al, mient ras mant ienen la rent abilidad (Rigby y Cáceres, 1997).
Tot alment e excluyent e de insumos químicos, los cuales se sust it uyen por insumos biológicos y or-
gánicos, ojalá producidos dent ro de la misma explot ación agrícola, como el compost aje.
269
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
268
cos. Mant ener la f ert ilidad biológica implica ut ilizar práct icas de manejo que consideren el suelo
como una ent idad vivient e, donde varios micro y macroorganismos part icipan en procesos indis-
pensables para alcanzar sust ent abilidad a largo plazo (Rigby y Cáceres, 1997).
Cualquier alt ernat iva que solament e busque disminuir los ef ect os ambient ales producidos por la
agricult ura, sin t omar en consideración los problemas sociales y la f uerzas económicas que t ien-
den a perpet uar la sit uación, dif ícilment e t endrá éxit o (Rigby y Cáceres, 1997). La sust ent abilidad
agrícola implica una nueva f orma de producir, dif erent e a aquella conocida como " agricult ura
convencional" . Generalment e se ut iliza el t érmino de " convencional" como ant ónimo de agri-
cult ura sust ent able, sin embargo, no se puede hablar de dos t ipos de agricult ura. En realidad lo
que exist e son grados de sust ent abilidad. Un sist ema agrícola, que puede ser descrit o como con-
vencional, puede ser rent able en el largo plazo, siendo consist ent e con uno de los objet ivos de
la sust ent abilidad. Asimismo, un sist ema agrícola puede ser llamado sust ent able porque exist en
benef icios para el ambient e ecológico, sin embargo, sus práct icas específ icas de producción, si
son t omadas individualment e, podrían ser consideradas convencionales.
14.3.3 D I F I C U LTADES PARA MEDIR LA SUSTENTA B I L I D A D
La sust ent abilidad es un concept o cent rado en el ser humano que comprende múlt iples aspect os y
objet ivos de dif erent es grupos de int erés. El desarrollo sust ent able no es exact ament e medible, es
un compromiso ent re dif erent espart esde la sociedad, algunasde lascualest rat an de represent ar a
generacionesf ut urasde la humanidad (Zander y Kächele, 1999). Est a sit uación obedece a la f alt a de
comprensión de lo que signif ica una agricult ura sust ent able y a la ausencia de criterioscomunes pa-
ra evaluar, seleccionar y comparar tecnologíasen est e sent ido. Por lo t anto, se debe precisar máslos
requisit osnecesariose ident if icar losaspect osque at ent an cont ra est e logro. Est o permitirá evaluar
los cambios que habría que realizar en el cort o, mediano y largo plazo para alcanzar la sust ent abi-
lidad (Sarandón, 1998). Para Rigby y Cáceres(2001), sólo en ret rospect iva se pueden ident if icar real-
ment e las t écnicas sust ent ables. A pesar de que exist e un amplio consenso de que la aproximación
convencional a la agricult ura esinapropiada, hay dif erenciassignificativasen cuant o al tipo de prác-
t icas agrícolas que se deben desarrollar en orden a obt ener sust ent abilidad. En est e sentido, es ex-
t remadament e dif ícil det erminar si ciert aspráct icasagrícolasson sust ent ableso no. Por lo t anto, da-
do que el concept o de sustent abilidad implica múlt iples objet ivos, muchas veces conf lict ivos ent re
sí, y que no est án clarament e def inidos en t érminos de parámet ros medibles (Zander y Kächele,
1999), se han desarrollado muchosindicadores para est imarla en los sist emasagrícolas.
Ya que la sust ent abilidad se ref iere t ant o al ambient e no vivo como vivo, hay indicadores de am-
bost ipos. En cuant o a losprimeros, se pueden nombrar la ut ilización de energía y el grado de ero-
sión, mient ras que en el segundo t ipo se encuent ra el cont enido de mat eria orgánica en los sue-
los. Sin embargo, exist en pocos indicadores que ref lejen la calidad de los recursos vivos en áreas
agrícolament e ut ilizadas(Zander y Kächele, 1999). Un buen ejemplo son lospolinizadores, loscua-
lesson crucialesen el f uncionamient o de casi t odos los ecosist emast errest res, incluyendo a aque-
llos dominados por la agricult ura ya que son part e import ant e de la product ividad sust ent able a
t ravés de la reproducción veget al. Las abejas son los insect os polinizadores más valiosos para la
agricult ura, por lo mismo, pueden ser ut ilizadoscomo bioindicadoresde pest icidas(Kevan, 1999).
El problema es que muchos indicadores de agroecosist emas se miden individualment e, y puede
que uno muest re t endencia a la sust ent abilidad mient ras el rest o muest ra lo cont rario.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
El régimen de pert urbaciones en los bosques t emplados de Chile y Argent ina es amplio y eviden-
cia una gran diversidad de t ipos de pert urbaciones, ent re los que se cuent an: t erremot os y vul-
canismo, t orment as de vient o, deslizamient os de t ierra, inundaciones, incendios y plagas de her-
bívoros o pat ógenos (Donoso, 1993)
Figura 3. Claro en el bosque producido por
caída de árbolescomo consecuencia del vien-
to (Donoso y Lara, 1998)
14.4.3 FUNCIONES AMBIENTALES Y SOCIALES DEL BOSQUE
Los bosques albergan el 70% de los animales y plant as del mundo y proveen component es esen-
ciales como madera, medicament os, aliment os, agua y t rabajo, purif ican el aire que respiramos y
reducen la concent ración de gases de ef ect o invernadero en la at mósf era al absorber el dióxido de
carbono. Los bosques ayudan a f ilt rar la cont aminación de nuest ros lagos y ríos y const it uyen una
prot ección cont ra las inundaciones, los t orrent es de barro y la erosión (Proceso de Mot real, 2003)
Las f unciones ambient ales y sociales de los bosques ha sido ampliament e abordadas por nume-
rosos aut ores. En base a las publicaciones de Got t le y El-Hadji (1997) y Donoso y Lara (1998), po-
demos indicar algunas de est as f unciones más allá de la mera producción de madera.
Protección de los recursos hídricos. A t ravés de la int ercept ación de la precipit ación, inf ilt ración
del agua en el suelo, de la absorción por las raíces, de la evapot ranspiración, y del cont rol de es-
currimient o superf icial, el bosque regula la cant idad y calidad del agua de la cuencas hidrográ-
f icas y mant iene la humedad en su int erior generando microclimas.
Protección del suelo. La densa red de raíces mant iene f ijo el suelo prot egiéndolo cont ra la ero-
sión del vient o y el agua, el movimient o de t ierras (deslizamient os en masa y caída de rocas) y,
en climas f ríos, el riesgo de avalanchas. El bosque, al mejorar la capacidad de inf ilt ración y per-
colación del suelo, ejerce un ef ect o de amort iguación que prot ege cont ra las inundaciones y la
erosión de las riberas de los ríos.
Mantención del clima local y reducción del impacto de emisiones de gases. A t ravés del cont rol
de la vel oci dad del vi ent o y de l os f lujos de ai re, los bosques inf l uyen sobre l a circul aci ón local
del ai re. Pueden f i lt rar las masas de ai re y ret ener sólidos suspendi dos y cont aminant es. A t ra-
vés de la regulación del bal ance ent re oxígeno y di óxi do de carbono ejerce una acción sobre l a
cali dad del ai re y, a escala global, reducen l a concent ración de gases de ef ect o invernadero en
l a at mósf era.
271
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
270
Muchos de est os t ipos de agricult ura sust ent able compart en práct icas de manejo similares, no
siendo siempre f ácil cat egorizar la gest ión de los predios exclusivament e en alguno de ellos.
Aunque los responsables direct os de obt ener sist emas sust ent ables son los agricult ores y campe-
sinos, t ambién es responsabilidad de t oda la sociedad a t ravés de los dif erent es act ores e inst it u-
ciones que la conf orman.
14.4 LA SUSTENTABILIDAD EN EL MANEJO DE LOS BOSQUES
14.4.1 EL BOSQUE
El Bosque es, si duda, más que un conjunt o de árboles y ot ras especies veget ales y animales vi-
viendo junt as. Esa comunidad biót ica est a insert a en un medio ambient e f ísico con el cual man-
t ienen mut uasint eracciones. Est e conjunt o de organismosvivos, biocenosiso comunidad; de f ac-
t ores f ísicos, biot opo o medio f ísico; y de int eracciones, const it uyen la biogeocenosis o ecosist e-
ma f orest al, concept o f undament al en el manejo de los recursos nat urales (Donoso, 1993).
La explot ación f orest al alt era direct a e indirect ament e los f lujos biogeoquímicos. Según Arroyo
et al. (1995), los ef ect os direct os incluyen la salida de nut rient es en la madera cosechada, quema
de madera remanent e y escurrimient o. Los ef ect os indirect os se relacionan con la alt eración de
las comunidades microbianas en el suelo que part icipan direct ament e en el ciclaje de nut rient es.
14.4.2 RÉGIMEN DE PERT U R B A C I O N E S
Las pert urbaciones nat urales inf luyen sobre la est ruct ura vert ical –dist int os est rat os arbóreos, di-
f erencia de edades, presencia de árboles muert os y t roncos caídos- y espacial –grupos de espe-
cies dist ribuidos en parches- del bosque (f igura 2). El ef ect o depende de la escala, f recuencia y
t ipo de pert urbación. Las pert urbaciones de mediana int ensidad, como las producidas por t em-
porales de vient o e incendios leves (f igura 3), crean claros en el bosque que son colonizados por
la regeneración nat ural. Los t roncos muert os que deja un t emporal sirven de hábit at para ani-
males, hongos y microorganismos (Arroyo et al., 1995). De est a f orma, el bosque se dist ribuye en
parches que dif ieren en est ruct ura y composición, cont ribuyendo a una mayor diversidad de há-
bit at s y, en consecuencia, a una mayor diversidad de especies.
Figura 2. Estructura vertical y espacial
del bosque (Donoso, 1993)
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Figura 4: Efectosde la explotación forestal: 1) Ef ect o di-
rect o sobre la biodiversidad. 2) Ef ect osdirect o sobre pro-
cesos como el ciclaje de nut rient es. 3) Ef ect os indirect os
sobre ciclaje de nut rient es por alt eración de la biodiver-
sidad. 4) Ef ect os indirect o sobre la biodiversidad por al-
t eración el ciclaje del nut rient es. Ef ect osdirect os(5) e in-
direct os(6, 7) de la explot ación producen impact ossobre
el paisaje. 8) Ef ect os sobre el paisaje redundan en cam-
bios regionales. 9) Ef ect os regionales redundan en ef ec-
t osglobales (Arroyo et al., 1995).
14.4.5 BASES PARA UN MANEJO SUSTENTABLE DEL BOSQUE
El manejo de los recursos nat urales en el marco del desarrollo sust ent able exige, obligadamen-
t e, considerar el papel que juegan dos aspect os claves en el f uncionamient o del ecosist ema: a sa-
ber, la biodiversidad y los procesos ecológicos. La biodiversidad, que da origen a las int eraccio-
nesbiológicas, est a relacionada, direct a e indirect ament e, con la capacidad de losecosist emasde
reponerse a lasint ervencionesque supone el manejo. La conservación de la biodiversidad asegu-
ra la capacidad de adapt ación del ecosist ema ant e cambios en las condiciones ambient ales. A su
vez, la mant ención de los procesos ecológicos, t ales como ret ención y ciclaje de nut rient es, regu-
lación del ciclo hidrológico, son f undament ales para la sust ent abilidad del ecosist ema (PCBN,
1996; Arroyo et al., 1995, 1998)
El uso de los recursos f orest ales ha variado desde la explot ación indiscriminada, pasando por el
rendimient o sost enido -producción cont ínua de un recursos sin consideraciones ecológicas-, has-
t a la sust ent abilidad ecológica. El manejo de losrecursosnat uralesha est ado f uert ement e orien-
t ado hacia el usuario, asumiéndose que los recursos son ilimit ados y abundant es, con poca o nin-
guna consideración por la complejidad y variabilidad de los ecosist emas (Arroyo et al., 1995).
14.4.6 EL CONCEPTO DE SUSTENTABILIDAD EN EL MANEJO FORESTA L
Según Arroyo et al. (1998), en las primeras décadas del siglo XX, el t érmino " sust ent abilidad" se
usó para ref erirse a la capacidad de un sist ema nat ural de producir un det erminado " bien de
consumo" en cant idades similares durant e un período dado. Así nace el concept o de rendimien-
t o sost enido def iniéndose como el " manejo de un recurso para una máxima producción cont i-
nua, consist ent e con la mant ención de un st ock const ant e renovable" (Tivy and O’Hare, 1982; ci -
t ado por Arroyo et al., 1995); es decir, que la t asa de ext racción de un recurso no supere la t asa
de renovación (Arroyo et al., 1998). Bajo el concept o de rendimient o sost enido la producción de
recursos se logra a t ravés de t écnicas que maximizan la producción a cort o plazo, sin considerar
sus ef ect os en ot ros valores del bosque (PCBN, 1996; Arroyo et al., 1998).
Según la Societ y of American Forest ers 1993 (cit ado por el PCBN, 1996), la concepción del mane-
jo f orest al basada en la producción sost enida de un solo recurso ha ent rado en crisis en la últ i-
ma década, debido a t res dif icult ades principales: 273
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
272
Conservación del hábitat natural. El bosque of rece hábit at a la f lora y la f auna asegurando su
propia perpet uación mediant e el f uncionamient o de los procesos ecológicos. Debido a su t ama-
ño y su diversidad est ruct ural, se encuent ran más especies animales en el bosque que en cual-
quier ot ro ecosist ema.
Funciones sociales de los bosques. Apart e de est as f unciones f ísicas y biológicas direct ament e
prot ect oras, los bosques en general han ido adquiriendo crecient ement es f unciones recreat ivas
durant e lasúlt imascinco décadas. En la vecindad de lasciudades, han promovido el t urismo y los
lugares de reposo y curación, benef iciándose del ent orno f orest al; en las áreas boscosas de los
países desarrollados o en desarrollo, las residencias secundarias at raen nuevament e al hombre
hacia los bosques.
14.4.4 LA EXPLOTACIÓN DE LOS ECOSISTEMAS
Todos los sist ema f ísicos y nat urales t ransf orma la energía út il para sus procesos en energía de-
gradada. La misma cant idad de energía que necesit amospara nuest rasf uncionesvit alesse t rans-
f ormará f inalment e en calor por medio de la respiración. Las leyes de la t ermodinámica af irman
que la energía no se dest ruye (primer principio de la conservación de la energía) sólo se t rans-
f orma, a t ravés de un proceso irreversible, en energía cada vez menos ut ilizable; en ot ras pala-
bras, la energía se degrada y se disipa (segundo principio, la ent ropía) .
Los ecosist emas ret ardan el f lujo de energía procedent e del sol en su camino ent rópico de de-
gradación, dejando part e de esa energía disponible para su ut ilización. Los ecosist emas, a t ravés
del proceso de sucesión ecológica, est án progresivament e creciendo y aut oorganizandose hacia
grados de mayor complejidad e independencia de cambios y variaciones ext ernas (Parra, 1993).
En est as et apas sucesionales, part e del crecimient o es posible aprovecharlo -aquella part e que
present a el exceso de los individuos necesarios para mant ener la reproducción y el crecimient o
de la población-. Si el hombre se excede de est as limit aciones en la explot ación, la product ividad
y el rendimient o puede declinar, como se observa en casos de sobrepast oreo y sobreexplot ación
de bosque (Donoso, 1993).
Los ecosist emas más maduros y organizados inviert en t odos sus excedent es en su propio mant e-
nimient o, de f orma que est rict ament e no son explot ables sin que suf ran una alt eración en sus
procesos ecológicos. La explot ación debe obligadament e int ervenir ese proceso, desorganizan-
do el sist ema y rejuveneciéndolo, haciéndolo ret roceder hacia et apassucesionalesant eriores, au-
ment ando su t asa de renovación y sus excedent es explot ables, pero, al mismo t iempo, disminu-
yendo la diversidad y la est abilidad (Parra, 1993).
Desde el punt o de vist a ecológico, no exist e dif erencia ent re la explot ación nat ural y la pract ica-
da por el hombre. La explot ación de un recurso nat ural es esencialment e la apropiación de un
f lujo de energía. Cuando un depredador caza se apropia de un paquet e energét ico para mant e-
ner sus f unciones vit ales (Parra, 1993).
Agroecosist ema: comunidadesde plant asy animalesque int eractúan con susambi ent esfísicosy químicosque han sido mo-
dif icados por el ser humano para producir aliment os, f ibra, combusti blesy otrosproduct os para el consumo y procesamien-
t o (Alt ieri, 2002).
Cuando se quema un fragmento de carbón, su cont enido de energía química no se reduce ni se incrementa (primera ley).
Nos obst ant e, la energía liberada se disipa en forma de calor, humo y ceniza de manera t al que el ser humano ya no pue-
de ut ilizarla. Así, ést a se t ransforma en energía inaccesible (segunda ley) (Van Hauwermeiren, 1998)
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
" Lasprescripcionessilvícolasque emulan el régimen nat ural de pert urbacionesaminorarían ef ec-
t os en la biodiversidad y los procesos ecológicos. Por lo t ant o, el conocimient o de la nat uraleza
y diversidad de losregímenesde pert urbación esespecialment e relevant e en el manejo f orest al"
(Arroyo et al., 1998).
14.4.9 ÁREAS DE PRESERVA C I Ó N
La decisión de int ervenir el bosque, amparados en prescripciones de manejo f orest al ecológicamen-
t e sustent able, dependerá de la singularidad del t ipo f orest al, la valoración de distint os bienes, su
complejidad biológica, el estado de conocimient o y de su est ado de conservación (Arroyo et al., 1998)
Asumiendo que los ecosist emas f orest ales t ienen la capacidad de t olerar algún grado de int er-
vención, pero reconociendo que no sabemos con cert eza cuales son los límit es a los cuales dichas
int ervenciones pueden llegar, Arroyo et al. (1998) proponen " un compromiso de designar hábi-
t at s y ecosist emas en el paisaje f orest al para su t ot al preservación a f in de reducir la incert idum-
bre y evit ar posibles ext inciones" .
Las áreas de prot ección en los bosques manejado cont ribuirán a la conservación de la biodiver-
sidad en sus dist int os niveles, permit iendo el repoblamient o de la biot a en áreas int ervenidas,
adapt arse a los cambios climát icos, enf rent ar enf ermedades y plagas y promover el uso múlt iple
del bosque (Arroyo et al., 1995)
1 4 . 4 . 1 0 MANEJO ADAPTAT I V O
Debido a nuest ro limit ado conocimient o de las int eracción y procesos que operan en los ecosis-
t emas f orest ales y de los impact os que las int ervenciones, derivadas del manejo f orest al, provo-
can sobre est os mismos se requiere el diseño de nuevas f ormas de manejo, dif erent es a las que
se han usado con el objet ivo de producción a cort o plazo de alt os volúmenes de madera" (PCNB,
1996). En necesario que las práct icas de manejo " no sean concebidas como prescripciones f ijas,
sino como experiencias de manipulación de un ecosist ema ecológico complejo, asociado a un
programa periódico de revisión y evaluación de los ef ect os de la int ervención sobre la biot a y los
procesosecosist émicos" (Arroyo et al., 1998). En est e cont ext o nace el concept o de manejo adap-
t at ivo def inido como: un programa de diseño, implement ación, monit oreo, aprendizaje y ajust e
periódico de las f ormas de int ervención en f unción de los objet ivos def inidos. Tant o los objet i -
vos como las f ormas de manejo pueden cambiar en el t iempo" (PCBN, 1996).
El manejo adapt at ivo requiere que las prescripciones de manejo: a) se basen en el mejor conoci-
mient o cient íf ico disponible al moment o de realizar la int ervención; b) const it uyan proposiciones
nuevas, que of rezcan mejores expect at ivas para alcanzar la sust ent abilidad; c) sean aplicadas con
caut ela y ent endimient o de la complejidad de los sist emas ecológicos int ervenidos; y d) puedan
ser modif icadas a t ravés de un proceso sist emát ico de monit oreo y experiment ación (PCBN, 1996).
Un aspect o clave en el manejo adapt at ivo es la implement ación de programas monit oreo que
evalúen el cumplimient o de los objet ivos de manejo en el que se incluya variables no solament e
relacionadas con la regeneración de los árboles y la producción de madera, sino parámet ros que
midan el est ado y salud del ecosist ema en su globalidad (PCBN, 1996). 275
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
274
1) Las f ormas de manejo t radicionales no aseguran la mant ención de la int egridad del bosque
como ecosist ema, ni su sust ent abilidad a nivel regional, debido a que su enf oque est á res-
t ringido al manejo del bosque con una limit ada at ención a las ot ras escalas espaciales, como
cuencas hidrográf icas y el paisaje regional.
2) No incorporan adecuadament e una diversidad de benef icios y valores no ut ilit arios, adicio-
nales a la producción de madera, que la sociedad espera de los ecosist emas f orest ales.
3) Focaliza el manejo f orest al en una sola disciplina, ignorando la complejidad de los ecosist e-
mas y los f act ores sociales que def inen la int eracción hombre-ambient e.
14.4.7 S U S T E N TABILIDAD ECOLÓGICA
El concept o de rendimient o sost enido despiert a grandes incert idumbres respect o a la capacidad
de los ecosist emas f orest ales de sust ent ar, en el largo plazo, una producción cont inua de bienes
y servicios. Una manera de abordar est a incert idumbre es el manejo de los bosques bajo el prin-
cipio de la sust ent abilidad ecológica.
Sust ent abilidad ecológica se def ine como: " la mant ención en el t iempo del pot encial biológico
y f ísico de los ecosist emas f orest ales y acuát icos asociados para producir la misma cant idad y ca-
lidad de un amplio espect ro de bienesy servicios" (Franklin, 1993; cit adospor PCBN, 1993 y Arro-
yo et al. 1998).
Est o implica el abandono absolut o de la explo-
t ación indiscriminada y un alejamient o progresi-
vo del enf oque t radicional de rendimient o sos-
t enido en f avor de la sust ent abilidad ecológica,
reconociendo la import ancia de conservar la
biodiversidad, mant ener los procesos ecológicos
y considerar los valores alt ernat ivos del bosque
más allá de la ext racción de madera.
Según Arroyo et al. (1998), loselement osf unda-
ment ales para un manejo f orest al ecológica-
ment e sust ent able son (f igura 5):
14.4.8 MANEJO CON CRITERIOS ECOLÓGICOS
Un manejo ecológicament e sust ent able requiere adecuar sus prescipciones y práct icas de tal forma
que los principales procesos ecosist émicos se respet en y/o emulen (arroyo et al., 1998). Además, el
manejo debe enmarcarse en una planif icación del uso de losbosquesa nivel de paisaje (PCBN, 1996).
Losprocesosecológicosoperan en ampliasescalasespacialesy t emporales. Lasdinámicasdel eco-
sist emas est án sujet o a las condiciones del conjunt o de ecosist emas que lo envuelven. " Cada uno
de est os procesos deben ser est udiados y comprendidos en sus correspondient es escalas espacia-
les y t emporales para diseñar un manejo sust ent able" (Armest o 1995; cit ado por PCBN, 1998).
Figura 5: Componentesde la sustentabilidad ecoló-
gica aplicada al manejo de bosques(Arroyo, et al.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.
Aguilar C, Allende R, Barrera V. 2002. Modelos de simulación y sost enibilidad predial.
Aplicación en Carchi, Ecuador. En. Gast ó J, P. Rodrigo e I. Aránguiz. Ordenación Territ o-
rial, Desarrollo de Predios y Comunas Rurales. Facult ad de Agronomía e Ingeniería Fo-
rest al, Pont if icia Universidad Cat ólica de Chile. LOM Ediciones. Sant iago. Chile.
Alt ieri M, Nicholls CI. 2000. Agroecología, t eoría y práct ica para una agricult ura sust ent a-
ble. 1a Edición. PNUMA, México.
Alt ieri M. 2002. Agroecology: t he science of nat ural resource management f or poor f ar-
mers in marginal environment s. Agricult ure, Ecosyst ems and Environment 93: 1 -24
Armest o, J. J., J. Franklin, M. T. K. Arroyo y C. Smit h-Ramírez. El sist ema de Cosecha con
" Ret ención Variable" : Una Alt ernat iva de Manejo para Conciliar los Objet ivos de Con-
servación y Producción en los Bosques Nat ivos Chilenos. Silvicult ura de los Bosques Na-
t ivos de Chile. Edit orial Universit aria S.A., Sant iago, Chile.
Arroyo, M.T.K., C. Donoso, R. Murúa, E. Pisano, R. Schlat t er & I. Serey. 1995. Hacia un
Proyect o Forest al Ecológicament e Sust ent able: Concept os, Análisis y Recomendaciones.
Inf orme evacuado por la Comisión Cient íf ica Independient e del Proyect o Río Cóndor a
Bayside Lt d. EE.UU.
Arroyo, M. T. K., J. J. Armest o, R. Rozzi y A. Peñaloza. 1998. Bases de la Sust ent abilidad
Ecológica y sus Implicaciones para el Manejo y Conservación del Bosque Nat ivo en Chi-
le. En: C. Donoso y A. Lara (Eds.), Silvicult ura de los Bosques Nat ivos de Chile. Edit orial
Universit aria S.A., Sant iago, Chile.
Bright , M. (1991). " La def orest ación Tropical" . Parramon. Eds. España.
CMMAD (1987) Our Common Fut ure. The Brundt land Report , World Commission on En-
vironment and Development . Oxf ord Universit y Press.
CNUMAD (1992) Conf erencia de Naciones Unidas para el Medio Ambient e y Desarrollo,
Río 92, Tomo II, MOPTMA, Madrid.
Donoso, C.. 1993. Bosques Templados de Chile y Argent ina, Variación, Est ruct ura y Di -
námica. Edit orial Universit aria S.A., Sant iago, Chile.
Donoso, C. y A. Lara. 1998. Silvicult ura de losBosquesNat ivosde Chile. Edit orial Univer-
sit aria S.A., Sant iago, Chile.
Donoso F., D.. 2000. Ef ect o de la Fragment ación del Bosque Maulino sobre la Granivoría
de Semillas que Dif ieren en Tamaño. Memoria para opt ar al Tít ulo Prof esional de Médi-
co Vet erinario, Depart ament o de Ciencias Biológicas Animales, Facult ad de Ciencias Ve-
t erinarias y Pecuarias, Universidad de Chile, Sant iago, Chile.
277
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
276
1 4 . 4 . 1 1 EL SISTEMA DE COSECHA CON RETENCIÓN VARIABLE.
UNA ALT E R N AT I VA DE MANEJO SUSTENTA B L E .
El sist ema de cosecha con ret ención variable consist e en mant ener en el bosque manejado cier-
t os component es del bosque original que permit an post eriorment e recuperar part e de su com-
plejidad est ruct ural y de est a manera conservar la biodiversidad y la int egridad de los procesos
ecológicos. Según Armest o et al. (1998), est e sist ema t iene t res propósit os:
a) Mant ener en el área manejada pequeñas " islas" de hábit at original que f uncionen como re-
f ugio para algunas especie y procesos ecológicos.
b) Enriquecer el proceso de regeneración con element os est ruct urales, organismos y propágu-
los que f acilit en el repoblamient o.
c) Mant ener la conect ividad del paisaje f orest al
Exist e una gran variedad de element os est ruct urales que pueden ret enerse durant e la int erven-
ción del bosque t ales como: árboles de gran t amaño, árboles muert os en pie, t roncos caído que
provean condiciones de hábit at y sust rat os para una diversidad de organismo; zonas donde el
horizont e orgánico del suelo se mant enga inalt erado de t al manera que se conserven las comu-
nidades de hongos y microorganismos involucrados en el proceso de reciclaje de nut rient es (f i-
gura 6). La aplicación del sist ema de manejo con " ret ención variable" puede reducir los impac-
t os negat ivos de las act uales práct icas silvícolas, posibilit ando la incorporación de crit erios ecoló-
gicos al manejo de los bosque (Armest o et al., 1998),.
Aunque el desarrollo sust ent able puede
proporcionar una visión sobre el f ut uro,
no exist e siempre un camino claro para al-
canzarlo, inclusive si los medios y los f ines
est án ident if icados, ot ros hechos pueden
crear obst áculos para su realización. Sin
embargo, exist e consenso en que el sólo
crecimient o económico, sin mirar los as-
pect os ambient ales result a insost enible.
l ent ament e debemos cambiar nuest ras
concepciones individuales incidiendo de
est a f ormar en la gent e que nos rodea pa-
ra f inalment e inf luir en las decisiones po-
lít icas gubernament ales que permit an un
manejo o desarrollo sust ent able de los re-
cursos nat urales y garant icen a su vez un
medio libre de cont aminación. De est a f orma, el desarrollo sust ent able nosdesaf ía para que pen-
semos y act uemos t ant o a un nivel local como globalment e.
Figura 6. Variación de estructuras verticales para
distintos tipos forestales (Donoso, 1993).
CONTAMINACION

Se llama contaminación a la transmisión y difusión de humos o gases tóxicos a medios como la
atmósfera y el agua, como también a la presencia de polvos y gérmenes microbianos
provenientes de los desechos de la actividad del ser humano. En la actualidad, el resultado del
desarrollo y progreso tecnológico ha originado diversas formas de contaminación, las cuales
alteran el equilibrio físico y mental del ser humano. Debido a esto, la actual contaminación se
convierte en un problema más crítico que en épocas pasadas. A continuación enumeramos
algunos tipos de contaminación: atmosférica (del aire), de las aguas (ríos, lagos, mares,
océanos), de los suelos.
La óptima calidad de vida exige que el equilibrio de la naturaleza no sea modificado. El hombre
debe aprender que el ambiente no es algo que pueda manejar según su voluntad, sino que él
debe integrarse para tener una vida mejor. Un paso importante para mejorar el hábitat sería
lograr que el hombre cambio de actitud interna hacia su ambiente respetando sus valores y
derechos.

Conceptos de la contaminación
La acción y el efecto de introducir materias o formas de energía, o inducir condiciones en el
agua que, de modo directo o indirecto, impliquen una alteración perjudicial de su calidad en
relación con los usos posteriores o con su función ecológica.
El concepto de degradación del dominio público hidráulico a efectos de esta Ley, incluye las
alteraciones perjudiciales del entorno afecto a dicho dominio.

¿Qué es la contaminación Ambiental?
Se denomina contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier agente
(físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios agentes en lugares, formas y
concentraciones tales que sean o puedan ser nocivos para la salud, la seguridad o para el
bienestar de la población, o bien, que puedan ser perjudiciales para la vida vegetal o animal, o
impidan el uso normal de las propiedades y lugares de recreación y goce de los mismos. La
contaminación ambiental es también la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias
sólidas, liquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre que alteren desfavorablemente las
condiciones naturales del mismo, o que puedan afectar la salud, la higiene o el bienestar. A
medida que aumenta el poder del hombre sobre la naturaleza y aparecen nuevas necesidades
como consecuencia de la vida en sociedad, el medio ambiente que lo rodea se deteriora cada
vez más. El comportamiento social del hombre, que lo condujo a comunicarse por medio del
lenguaje, que posteriormente formó la cultura humana, le permitió diferenciarse de los demás
seres vivos. Pero mientras ellos se adaptan al medio ambiente para sobrevivir, el hombre
adapta y modifica ese mismo medio según sus necesidades.
El progreso tecnológico, por una parte y el acelerado crecimiento demográfico, por la otra,
producen la alteración del medio, llegando en algunos casos a atentar contra el equilibrio
biológico de la Tierra. No es que exista una incompatibilidad absoluta entre el desarrollo
tecnológico, el avance de la civilización y el mantenimiento del equilibrio ecológico, pero es
importante que el hombre sepa armonizarlos. Para ello es necesario que proteja los recursos
renovables y no renovables y que tome conciencia de que el saneamiento del ambiente es
fundamental para la vida sobre el planeta La contaminación es uno de los problemas
ambientales más importantes que afectan a nuestro mundo y surge cuando se produce un
desequilibrio, como resultado de la adición de cualquier sustancia al medio ambiente, en
cantidad tal, que cause efectos adversos en el hombre, en los animales, vegetales o materiales
expuestos a dosis que sobrepasen los niveles aceptables en la naturaleza. La contaminación
puede surgir a partir de ciertas manifestaciones de la naturaleza (fuentes naturales) o bien
debido a los diferentes procesos productivos del hombre (fuentes antropogénicas) que
conforman las actividades de la vida diaria. Las fuentes que generan contaminación de origen
antropogénico más importantes son: industriales (frigoríficos, mataderos y curtiembres,
actividad minera y petrolera), comerciales (envolturas y empaques), agrícolas (agroquímicos),
domiciliarias (envases, pañales, restos de jardinería) y fuentes móviles (gases de combustión
de vehículos). Como fuente de emisión se entiende el origen físico o geográfico donde se
produce una liberación contaminante al ambiente, ya sea al aire, al agua o al suelo.
Tradicionalmente el medio ambiente se ha dividido, para su estudio y su interpretación, en esos
tres componentes que son: aire, agua y suelo; sin embargo, esta división es meramente
teórica, ya que la mayoría de los contaminantes interactúan con más de uno de los elementos
del ambiente.

Causas de la contaminación ambiental
• Desechos sólidos domésticos
• Desechos sólidos industriales
• Exceso de fertilizante y productos químicos
• Tala
• Quema
• Basura
• Monóxido de carbono de los vehículos
• Desagües de aguas negras o contaminadas al mar o ríos

Contaminación ambiental según el contaminante
Contaminación química: refiere a cualquiera de las comentadas en los apartados anteriores,
en las que un determinado compuesto químico se introduce en el medio. Contaminación
radiactiva: es aquella derivada de la dispersión de materiales radiactivos, como el uranio
enriquecido, usados en instalaciones médicas o de investigación, reactores nucleares de
centrales energéticas, munición blindada con metal aleado con uranio, submarinos, satélites
artificiales, etc., y que se produce por un accidente, por el uso ó por la disposición final
deliberada de los residuos radiactivos. Contaminación térmica: refiere a la emisión de fluidos
a elevada temperatura; se puede producir en cursos de agua. El incremento de la temperatura
del medio disminuye la solubilidad del oxígeno en el agua. Contaminación acústica: es la
contaminación debida al ruido provocado por las actividades industriales, sociales y del
transporte, que puede provocar malestar, irritabilidad, insomnio, sordera parcial, etc.
Contaminación electromagnética: es la producida por las radiaciones del espectro
electromagnético que afectan a los equipos electrónicos y a los seres vivos. Contaminación
lumínica: refiere al brillo o resplandor de luz en el cielo nocturno producido por la reflexión y la
difusión de la luz artificial en los gases y en las partículas del aire por el uso de luminarias ó
excesos de iluminación, así como la intrusión de luz o de determinadas longitudes de onda del
espectro en lugares no deseados. Contaminación visual: se produce generalmente por
instalaciones industriales, edificios e infraestructuras que deterioran la estética del medio.

Efectos de la radiactividad
Los efectos de la radiactividad en los seres vivos son dañinos para su integridad física. Pueden
ser inmediatos o tardíos, según la dosis. Cuando el organismo humano recibe de golpe altas
dosis de radiación, puede sobrevenir la muerte. Cantidades altas recibidas en fracciones
pequeñas y espaciadas producen efectos tardíos, como la leucemia, cánceres, cataratas y
otros procesos degenerativos. Dosis bajas y espaciadas en el tiempo pueden producir efectos
tardíos o anormalidades en las próximas generaciones. El uso militar y comercial de la energía
nuclear representa un peligro inaceptable tanto por sus emisiones rutinarias de radiactividad y
los residuos que generan, como por el riesgo de accidente que su funcionamiento supone. Es
preciso abandonar la energía nuclear

Contaminación ambiental industrial
La apertura de galerías mineras que favorecen las infiltraciones de sal potasa, por ejemplo, en
el terreno; los gases tóxicos que se disuelven en el agua de las precipitaciones y la potencial
ruptura accidental de las canalizaciones de las industrias de transformación; los vertidos de
aguas con metales pesados, cadmio, plomo, arsénico y compuestos orgánicos de síntesis; el
almacenamiento deficiente de productos químicos; los gases de los escapes y aceites en la
carretera de los transportes; la polución térmica por agua caliente de las centrales nucleares; el
arrojo de desperdicios en el mar de los buques.

Residuos no biodegradables
Los desechos que en la actualidad han cobrado más relevancia son los derivados de la
Energía atómica. Los desechos radiactivos constituyen una amenaza para el hombre porque
no pueden ser eliminados; la única forma de salir de ellos es almacenándolos en depósitos
especiales, pero como la vida radiactiva de esos desechos es larga continúan siendo un
peligro. En la actualidad se piensa evacuar estos productos en pozos perforados en el suelo,
dentro de cajas de paredes fuertes de plomo, de modo que puedan ser incorporados a los
ciclos biológicos. Actualmente para la eliminación de basura se utiliza:.- El relleno sanitario:
enterrando la basura comprimida en grandes desniveles..- Incineración: este método es muy
útil, puede generar electricidad y calor, tiene la desventaja de que produce residuos
incombustibles y además contamina el aire..- Reciclaje: es el más conveniente, por este medio
se recuperan materiales como: el vidrio, el papel, el cartón, la chatarra y los envases de metal.
También se pueden producir a partir del reciclaje de la basura alimentos para animales y
abonos agrícolas, utilizando los desechos de origen orgánico previamente escogidos, como:
grasa, huesos, sangre.

Actividades económicas y contaminación ambiental
Las actividades económicas son parte esencial de la existencia de las sociedades, ellas
permiten la producción de riquezas, el trabajo de los individuos y generan los bienes y servicios
que garantizan su bienestar social. Las actividades económicas son cada día más complejas y
requieren del uso y tecnologías más avanzadas, con el objeto de mantener la productividad
competitiva en un mercado cada vez más exigente. En la actualidad, muchas actividades
económicas son fuente permanente de contaminación. De esta forma se nos presenta el
problema de la necesidad de mantener y ampliar nuestras actividades económicas por el
significado social que ellas tienen en la generación de riquezas; pero al mismo tiempo debemos
tomar conciencia sobre la contaminación ambiental que éstas causan, para buscar soluciones y
mantener el equilibrio ecológico y ambiental.



COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
11. C O N TAMINACIÓN DEL AIRE
1 1 . 1 . LA ATMÓSFERA, EL CLIMA Y LOS FENÓMENOS GLOBALES
11.1.1. LA AT M Ó S F E R A
La Tierra est á rodeada de una capa gaseosa, llamada at mósf era, cuyo espesor alcanza aproxima-
dament e 200 km. La at mósf era cont iene, en promedio, 78,1% (en volumen) de N
2
, 20,9% de O
2
,
0,93% de Argón, 0,033% de CO
2
, excluyendo el vapor de agua present e. Est e últ imo puede cons-
t it uir hast a un 7% del volumen t ot al. El rest o, menos de 0,02% del volumen t ot al de la at mósf e-
ra, est á const it uido por una mezcla de gases nobles (Ne, He, Kr, Xe), CH
4
, H
2
, N
2
O, CO, O
3
, NH
3
,
N O
2
, NO y SO
2
. En la at mósf era se dist inguen 4 capas, con dif erent es perf iles de concent ración:
• La t ropósf era (0-10 km desde la superf icie t errest re): La t emperat ura desciende con la alt u-
ra, llegando a alrededor de –60ºCa 10 km de alt ura.
• La est rat ósf era (10-50 km): El perf il de t emperat ura experiment a una f uert e inversión, au-
ment ando hast a cerca de los 0ºC. En est a capa el ozono experiment a un nivel máximo de
concent ración.
• La mesósf era (50-90 km): La t emperat ura vuelve a descender hast a llegar a valores inf erio-
res a –100ºCen su part e superior.
• La t ermósf era (90-200 km): Aquí la t emperat ura asciende hast a alcanzar niveles sobre
1.000ºC.
Las capas superiores de la at mósf era reciben la radiación solar ult raviolet a, dando origen a com-
plejas reacciones químicas en las que part icipan el oxígeno, el nit rógeno y el ozono. Dichas reac-
ciones permit en absorber una gran f racción de la radiación ult raviolet a, impidiendo su llegada
a la superf icie t errest re.
La t emperat ura global del planet a (del orden de 15oC), est á det erminada por un delicado balan-
ce ent re la radiación solar que llega a la Tierra y la energía net a que ella irradia al espacio. La ra-
diación t érmica emit ida por la superf icie t errest re es absorbida por aquellos gases at mosf éricos
que absorben ondas largas (CO
2
, CH
4
, N
2
O, H
2
O, O
3
), y re-emit ida hacia la superf icie, producien-
do un " ef ect o de invernadero" . Est os " gases invernadero" son los que mant ienen la t emperat u-
ra de la Tierra a los niveles que conocemos. Si dichos gases no exist ieran, la t emperat ura global
de la Tierra sería del orden de -18oC.
La at mósf era es un sist ema dinámico que cambia cont inuament e. A escala global, las masas de
aire circulan como result ado de la rot ación t errest re y de la radiación solar, dando origen a pa-
t rones de vient os, y cint urones de alt as y bajas presiones en dif erent es lat it udes.
11.1.2. EL CLIMA
El clima se ref iere a las condiciones at mosf éricas (principalment e, t emperat ura y precipit ación)
caract eríst icas o represent at ivas en un lugar det erminado. En general, se habla de clima cuando
nos ref erimos a períodos largos (varios años), mient ras que se habla de condiciones climát icas
(" est ado del t iempo" , " condiciones met eorológicas" ) para describir las condiciones de la at mós-
f era en períodos cort os (días, o semanas).
205
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
11.1.3. FENÓMENOS ATMOSFÉRICOS GLOBALES
En las últ imas décadas, se han acumulado dat os cient íf icos que indican que la Humanidad est á
amenazada por el peligro del calent amient o global de la Tierra, y el aument o de la radiación ul-
t raviolet a que llega a la superf icie t errest re. Est os peligros son serios, ya que la exist encia de la
vida en la Tierra es posible gracias a un delicado balance de f enómenos nat urales, que han sido
seriament e pert urbados por la act ividad humana.
a) El Calentamiento Global de la Tierra
Tal como se mencionó en párraf os ant eriores, la composición química de la at mósf era juega
un papel det erminant e en el balance t érmico, ya que ést a absorbe part e de la radiación so-
lar y de la energía radiada por la Tierra. Al aument ar la concent ración de los gases inverna-
dero (ie. CO
2
, CH
4
, N
2
O, H
2
O, O
3
, CFC), se const at a una t endencia al aument o de la t empera-
t ura t errest re, con las consiguient es alt eraciones climát icas.
En las últ imas décadas, la at ención ha est ado principalment e cent rada en las emisiones de
CO
2
, ya que est án direct ament e relacionadas con la generación de energía a part ir de com-
bust ibles f ósiles. El aument o de la act ividad indust rial genera un increment o de las necesi-
dadesenergét icasy, por consecuencia, acelera la t asa de emisión de CO
2
. La implement ación
de f uent es alt ernat ivas de energía (es decir, no basadas en la combust ión de mat erial orgá-
nico), medidas de conservación y aument o de ef iciencia energét ica, sumada a ext ensos pro-
gramas de ref orest ación, podrían revert ir la t endencia act ual.
b) Destrucción de la Capa de Ozono
El ozono (O
3
) present e en la est rat ósf era absorbe los rayos ult raviolet as. Aunque est á presen-
t e en pequeñas cant idades (del orden de 10-6 ppm), su presencia es vit al para la vida sobre la
Tierra, porque absorbe la radiación UV-B ent re 0,20 y 0,32 µm, que eslet al para losseres vivos.
La gravedad de est os ef ect os adversos sobre los seres humanos y t odas las ot ras f ormas de vi-
da expuest as a la radiación solar, depende de la concent ración de ozono en la est rat ósf era, ya
que ést e act úa como un verdadero escudo prot ect or cont ra las radiaciones ult raviolet a.
A su vez, la concent ración de O
3
en la at mósf era est á det erminada por el balance ent re los
complejos procesos f ísico-químicos de f ormación y dest rucción de ozono. Ciert os cont ami-
nant es at mosf éricos (por ejemplo, óxidos de nit rógeno, cloro, bromo), cat alizan las reaccio-
nes de dest rucción del ozono, y cada una de est as moléculas puede dest ruir miles de molé-
culas de O
3
ant es de perder su poder cat alít ico.
Gran part e de los cont aminant es gaseosos generados por el hombre son absorbidos por las
lluvias, o dest ruidos en reacciones de oxidación f ot olít ica que ocurren en la t ropósf era, an-
t es de que lleguen a la est rat ósf era. Ciert os compuest os organo-halogenados de bajo peso
molecular (llamados genéricament e cloro-f luoro-carbono (CFC); conocidos t ambién como
f reones) alt ament e est ables e insolubles en agua, alcanzan a llegar a la est rat ósf era donde
son dest ruidospor la radiación UV, generando radicaleslibresde cloro que dest ruyen el ozo-
no. En 1974, Molina y Rowland publicaron en la revist a Nat ure las primeras evidencias cien-
t íf icas del ef ect o dest ruct or de O
3
de los CFCusados en aerosoles. En ese ent onces, el consu-
207
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
206
El clima y las condiciones climát icas en dif erent es part es de la Tierra, dependen de las propieda-
des f ísicas y la composición química de la at mósf era, y del f lujo de energía solar que llega a la
superf icie t errest re. La cant idad de energía solar que alcanza la superf icie t errest re varía con la
lat it ud (dist ancia desde el ecuador), siendo mayor en la zona ecuat orial. Por lo t ant o, el aire de
la t ropósf era est á más calient e en el ecuador y más f río en los polos. Sobre el ecuador, el aire ca-
lient e posee una baja densidad y se eleva hast a alcanzar suf icient e alt ura, desde donde se mue-
ve en dirección hacia los polos. Al llegar a los polos, las masas de aire se enf rían y f luyen hacia la
superf icie debido a su mayor densidad. Al alcanzar la superf icie de las zonas polares, est as ma-
sas de aire f río circulan a baja alt ura en dirección al ecuador.
En general, exist en cint urones de baja presión a lo largo del ecuador y ent re las lat it udes 50º y
60º Nort e y Sur, como result ado de las columnas de aire ascendent es. Por su part e, exist en cint u-
rones de alt a presión ent re las lat it udes 25º y 30º Nort e y Sur, donde prevalecen masas de aire
descendent e. Los principales desiert os de la Tierra est án ubicados en aquellas zonas donde exis-
t en alt as presiones " at rapadas" ent re las bajas presiones del cint urón ecuat orial y de los dos cin-
t urones de baja presión.
A medida que avanzan hacia y desde los polos, las masas de aire suf ren la acción desviadora de
Coriolis, generando pat rones de circulación caract eríst icos en dif erent es regiones. Más aún, exis-
t en variaciones (diarias y est acionales) en la dist ribución de la radiación solar que alcanza la su-
perf icie t errest re.
Est os pat rones de circulación de las masas de aire en la t ropósf era t ienen un gran ef ect o sobre
la dist ribución de las precipit aciones sobre la superf icie. Los grandes f lujos de energía solar en la
zona ecuat orial, result an en la evaporación de enormes cant idades de agua desde la superf icie,
llegando a niveles cercanos a sat uración.
Cuando est as masas de aire húmedo se elevan y se enf rían, se produce la condensación del va-
por de agua, precipit ando en las cercanías del ecuador (clima t ropical). Una vez que dichas ma-
sasde aire se han movido 30º (lat it ud Nort e y Sur en dirección hacia lospolos) se ha perdido gran
part e de su humedad, lo que explica las bajas precipit aciones que se const at an en esas regiones
(clima seco, desért ico, semiárido).
Al seguir su viaje en dirección a lospolos, est asmasasde aire cálido comienzan a increment ar susni-
veles de humedad, generando precipit aciones a medida que se acercan a las zonas polares (lat it u-
des60º Nort e y Sur). Al llegar a lospolos, lasmasasde aire presentan bajoscont enidosde humedad.
Exist en dif erent es t ipos de clima, en base a dif erent es crit erios de clasif icación, ent re los cuales
f iguran: clima t ropical, subt ropical, subárt ico, árt ico, cont inent al húmedo, desért ico, et c. A esca-
la regional, las masas de aire que cruzan los océanos y cont inent es pueden t ener un signif icat i-
vo ef ect o sobre lospat ronesest acionalesde precipit acionesy t emperat uras. A nivel local, lascon-
diciones climát icas (microclimát icas) pueden variar drást icament e de un lugar a ot ro.
La t emperat ura y las precipit aciones juegan un import ant e papel en det erminar las condiciones
de vida exist ent es en una región, por lo que exist e una est recha relación ent re el clima y los t ipos
de especies vivient es. Más aún, las condiciones climát icas de un lugar son un f act or det erminant e
en la f orma como se t ransport an, dispersan y t ransf orman los cont aminant es at mosf éricos.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
11.2.2. C O N TAMINANTES AT M O S F É R I C O S
La cont aminación at mosf érica se def ine como la presencia de ciert as subst ancias y/o f ormas de
energía en el aire, en concent raciones, niveles o permanencia lo suf icient ement e alt os como pa-
ra const it uir un riesgo a la salud y a la calidad de vida de la población, y a la preservación de la
nat uraleza o a la conservación del pat rimonio ambient al. Dichos cont aminant es se clasif ican en:
• Contaminantes Primarios: Son aquellos que se emit en direct ament e a la at mósf era debido
a procesos nat urales o generados por la act ividad humana.
• Contaminantes Secundarios: Se generan a part ir de reacciones químicas que algunos cont a-
minant es primarios suf ren en la at mósf era.
Losprincipales cont aminant esat mosf éricos primarios, derivadosde la act ividad humana, incluyen:
• Part ículas at mosf éricas
• Compuest os de azuf re
• Compuest os de nit rógeno
• Óxidos de carbono
• Compuest os orgánicos
• Compuest os met álicos
• Ruido
• Radiaciones ionizant es
Ent re los cont aminant es secundarios, dest acan aquellos generados por reacciones f ot oquímicas
en la at mósf era, part icularment e en laszonasurbanas, donde loshidrocarburosvolát iles, losóxi-
dos de nit rógeno y el ozono reaccionan bajo condiciones de luz solar int ensa, generan una mez-
cla de cont aminant es agresivos denominada smog f ot oquímico.
La mayoría de los cont aminant es at mosf éricos pueden af ect ar direct ament e la salud de las per-
sonas, ya que ingresan al organismo a t ravés del sist ema respirat orio o de la piel. En ot ros casos,
el cont aminant e es t ransport ado desde el aire al suelo o a los cuerpos hídricos, pudiendo af ec-
t ar su calidad y/o ingresar en la cadena t róf ica. El t ransport e de cont aminant es desde la at mós-
f era hacia la superf icie t errest re se produce por sediment ación de las part ículas del aire y/o por
absorción y arrast re de las lluvias.
A cont inuación se revisan brevement e las caract eríst icas de los principales agent es cont aminan-
t es at mosf éricos.
A) PARTÍCULASATMOSFÉRICAS
El mat erial part iculado exist ent e en el aire corresponde a part ículas sólidas y líquidas que se en-
cuent ran en suspensión en la at mósf era y cuyos t amaños oscilan ent re 2¥10-4 y 5¥102 µm. Est as
part ículas se encuent ran ampliament e repart idas en la at mósf era y f orman una suspensión est a-
ble en el aire. La composición química de las part ículas depende de su origen y, generalment e,
const it uyen una mezcla de subst ancias diversas, ent re las cuales se puede mencionar: silicat os,
209
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
208
mo de CFC-11 y CFC-12 en aplicaciones de aerosoles en USA era del orden de 200.000 t on/a-
ño. Como respuest a, en 1979 la Agencia de Prot ección Ambient al de EEUU (EPA) prohibió el
uso de esos CFCen aerosoles no esenciales.
El " agujero de ozono" sobre la Ant árt ica, que aparece en la primavera Aust ral a nivel del
vórt ice polar, ilust ra la gravedad de la sit uación. Chile y Argent ina son part icularment e af ec-
t ados por t al f enómeno, const at ándose bajas concent raciones de ozono sobre su t errit orio
aust ral durant e dicho período. Los ef ect os de largo plazo de est os f enómenos aún son im-
predecibles, aunque su gravedad est á f uera de dudas.
A dif erencia de t odos los ot ros cont aminant es at mosf éricos, los CFCno se generan nat ural-
ment e, sino que son sint et izados indust rialment e y son ut ilizados, principalment e, para la
f ormación de aerosoles y como ref rigerant es. En 1987 se f irmó el acuerdo de Mont real que
rest ringe la f abricación y uso de subst ancias que dest ruyen la capa de ozono.
11.2. C O N TAMINACIÓN AT M O S F É R I C A
La cont aminación at mosf érica revist e gran import ancia, debido a su enorme impact o direct o so-
bre la salud humana. Cada persona adult a respira 15-28 m
3
/día de aire y posee una superf icie al -
veolar en sus pulmones de alrededor de 65 m
2
. La mayoría de los cont aminant es present es en el
aire puede encont rar f ácilment e su camino hacia la sangre, debido a que la t ransf erencia de ma-
t eria a t ravés de la pared de los capilares pulmonares es muy poco select iva.
11.2.1. FUENTES
Las principales f uent es de emisión de cont aminant es at mosf éricos se pueden clasif icar en Fuen-
t es Fijas y Fuent e Móviles.
• Fuentes Fijas: Son aquellas que operan en un punt o f ijo, es decir, el f oco de emisión no se
desplaza en f orma aut ónoma en el t iempo (chimeneas indust riales y domést icas, calderas,
hornos, et c.). Las inst alaciones domést icas se caract erizan por su pequeña pot encia y su gran
dispersión geográf ica, mient ras que las f uent es indust riales se encuent ran concent radas en
pequeñas zonas bien def inidas. Los combust ibles más usados son: leña, carbón, gas licuado,
pet róleo, kerosene y gas nat ural.
• FuentesMóviles: Son lasque pueden desplazarse en f orma autónoma,
emit iendo cont aminant esen su t rayect oria (ej. automóviles, t renes, ca-
miones, buses, aviones, barcos, et c.). La mayor part e de lossistemasde
transport e act ual obt iene su energía por medio de la combust ión de
diversosproduct os, lo que origina dif erent escompuest osque son emi-
t idos a la at mósfera. Los mot ores de combust ión interna const it uyen
una de lasprincipalesf uentesemisorasde cont aminantesat mosf éricos,
t alescomo monóxido de carbono, hidrocarburos, aldehídos, óxidosde
nit rógeno, dióxido de azuf re, partículasen suspensión (humos), plomo
y derivados. La proporción en que se emiten est oscont aminant es, depende de una serie de fact o-
res, ent re ellos: t ipo de motor, combustible usado, y est ado de mantención del vehículo.
Fuent e: Elaboración propia
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
El SO
2
es un gas que no se inf lama, no es explosivo y es incoloro. En el aire, el SO
2
se oxida par -
cialment e en SO
3
y, en presencia de humedades alt as, se t ransf orma en ácido sulf úrico y sus sa-
les de sulf at o, por medio de procesos f ot oquímicos at mosf éricos. Est os compuest os de azuf re se
absorben en el agua de la at mósf era increment ando su nivel de acidez. La lluvia ácida puede
af ect ar negat ivament e los ecosist emas t errest res y acuát icos. Además, la at mósf era corrosiva ge-
nerada bajo dichascondiciones, af ect a una gran variedad de mat erialest alescomo el acero, zinc,
cobre, aluminio y carbonat o de calcio (caliza, dolomit a, mármol y mort ero).
Finalment e, ent re loscompuest osde azuf re de relevancia ambient al, se encuent ran el sulf uro de
hidrógeno (H
2
S) y los mercapt anos. El H
2
Sse produce a part ir de la reacción del azuf re con el hi-
drógeno, en procesos indust riales o nat urales. Además, se genera como subproduct o en la bio-
degradación anaeróbica, en presencia de sulf at os. El H
2
St iene un f uert e olor a huevo podrido,
que es det ect ado por el ser humano a muy bajos niveles de concent ración (del orden de 6
mg/m
3
). A concent racionesmayores, esalt ament e t óxico y explosivo, por lo que susemisionesde-
ben mant enerse bajo est rict o cont rol. Por su part e, los mercapt anos (CH
3
S, C
2
H
5
S) t ambién po-
seen caract eríst icasodoríf erasy se generan t ant o en procesosindust riales(ej. producción de pul-
pa sulf at ada) como nat urales (ej. degradación anaeróbica de mat erial prot eico). A bajas concen-
t raciones, no present an ef ect os t óxicos. Una vez que se emit en a la at mósf era, est os compuest os
sulf urados se oxidan en presencia de oxígeno y luz solar.
C) ÓXIDOS DE NITROGENO (NOx)
Los t res óxidos de nit rógeno que se encuent ran comúnment e en la at mósf era son: óxido nit roso
(N
2
O), óxido nít rico (NO) y dióxido de nit rógeno (NO
2
). Est os se denominan genéricament e NOX.
El N
2
O es un gas relat ivament e poco react ivo, y es un component e t raza de la at mósf era " nat u-
ral" . El NO es un gas incoloro e inodoro; mient ras que el NO2 es caf é-rojizo (color de la at mós-
f era vist o f recuent ement e sobre áreas urbanas) y t iene un olor desagradable.
Los óxidos de nit rógeno son producidos direct a e indirect ament e por procesos de combust ión a
alt as t emperat uras. En dichos procesos el N
2
present e en el aire se oxida para f ormar principal -
ment e NO, el que se t ransf orma en NO
2
mediant e reaccionesf ot oquímicas. En laszonasurbanas,
las concent raciones máximas de NO
X
coinciden con los volúmenes máximos de t ráf ico. Los gases
de escape de los mot ores de aut omóviles son ricos en NO y pobres en NO
2
. Generalment e, una
pequeña f racción del t ot al de NO
X
est á present e como NO
2
. Durant e la mezcla inicial del aire con
los gases de escape calient es, se oxida part e del NO f ormando NO
2
.
Las reacciones químicas de los compuest os nit rogenados en la at mósf era, son muy import ant es
en el cont ext o de los procesos de t ransf ormación que ocurren en ese medio. El NO
X
en la at mós-
f era, est á sujet o a complejasreaccionesf ot oquímicas, en presencia de luz solar int ensa, generan-
do ozono y ot ros cont aminant es secundarios.
Finalmente, gran parte del dióxido de nit rógeno at mosférico se conviert e en ácido nítrico y salesde ni-
t rat o. Las salesde nit rato forman material particulado y/o sediment an o son arrast radaspor la lluvia.
Apart e de las f uent es ant ropogénicas, los NO
X
se f orman a part ir de las reacciones ent re el N
2
y
el O
2
del aire en la alt a est rat ósf era.
211
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
210
carbonat os, sulf at os, cloruros, nit rat os, óxidos, met ales, carbón, alquit rán, resinas, polen, hon-
gos, bact erias, et c. Muchas provienen de procesos nat urales y son t ransport adas debido a la ac-
ción del vient o; por ejemplo, las cenizas derivadas de los incendios y erupciones volcánicas, la ac-
ción del vient o sobre los océanos y la t urbulencia del mar que genera aerosoles, el polvo de los
suelos secos sin cobert ura veget al, el polen, et c. Además, las part ículas son originadas por una
gran gama de procesos t ecnológicos, t ales como la combust ión de madera y de combust ibles f ó-
siles, y el procesamient o de mat erial sólido (reducción de t amaño, secado, t ransport e, et c.).
Las part ículas menores de 0,1 µm son, generalment e, iones y núcleos de condensación genera-
dos en los procesos de combust ión, act ividad volcánica, evaporación del agua de mar pulveriza-
da, ionesmet álicosabsorbidosen lasgot asde agua de la at mósf era, et c. Ent re est asdest acan los
hidrocarburos aromát icos alt ament e condensados, generados debido a la combust ión incomple-
t a de leña, carbón o derivados del pet róleo. Est os y ot ros compuest os t óxicos const it uyen un se-
rio riesgo para la salud humana, ya que pueden ent rar con f acilidad al sist ema pulmonar.
Las part ículas sólidas ent re 0,1 y 10 µm son aerosoles f ormados en procesos nat urales y ant ropo-
génicos. Est e mat erial part iculado se encuent ra disperso en la at mósf era y puede mant enerse
suspendido por largo t iempo, debido a su baja velocidad de sediment ación. En las zonas urba-
nas, est e t ipo de mat erial part iculado puede t ener un alt o cont enido de sulf at os, nit rat os, f ierro,
plomo e hidrocarburos aromát icos.
Las part ículas sólidas de mayor t amaño, ent re 10 y 500 µm, t ienen una velocidad de sediment a-
ción mayor y permanecen menos t iempo en la at mósf era. Est e polvo grueso, cont iene principal-
ment e: silicat os, sulf at os, cloruros, nit rat os, f ierro, calcio, aluminio, manganeso, plomo, zinc,
magnesio y cobre. También se encuent ra la presencia de compuest os orgánicos generados por la
combust ión incomplet a del carbón y derivados del pet róleo. Est as part ículas son eliminadas por
ret ención y arrast re con las got as de lluvia.
Los hidrocarburos aromát icos policíclicos (HAP) const it uyen un import ant e grupo de cont ami-
nant es at mosf éricos y se encuent ran present es en los humos generados por los procesos de com-
bust ión incomplet a, t ant o en f uent es nat urales como humanas (ej erupciones volcánicas, incen-
dios f orest ales y agrícolas, procesos de combust ión indust riales y domést icos, mot ores de los au-
t omóviles, et c). La combust ión del t abaco de los cigarrillos y de la leña, const it uye una de las
principales f uent es de HAP en los ambient es int eriores. Exist en más de 100 compuest os HAP di-
f erent es, aún cuando se reconoce que sólo 17 de ellos son de preocupación, debido a su nivel de
t oxicidad. El benzo-a-pireno es el más t óxico de los HAPident if icados hast a ahora.
B) COMPUESTOS DE AZUFRE
El dióxido de azuf re (SO
2
) y el t rióxido de azuf re (SO
3
) son los principales óxidos de azuf re pre-
sent es en la at mósf era. La principal f uent e ant ropogénica de óxido de azuf re es la combust ión
de combust iblesf ósilesricosen azuf re (ej. carbón, pet róleo combust ible (f uel oil), diesel) y repre-
sent a cerca de un t ercio del t ot al del SO
2
at mosf érico. Ot ras act ividades indust riales relevant es
son las ref inerías de pet róleo y las f undiciones de minerales sulf urados. Alrededor de un 93% de
t odas las emisiones de SO
2
generadas por el hombre provienen del hemisf erio nort e, donde se
concent ra la mayor part e de la act ividad indust rial.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
cia. De est a manera, el decibel es usado para describir niveles
de presión, pot encia o int ensidad sonora.
Los valores de NPS se encuent ran en el rango 10-140 dB. El
umbral del dolor corresponde a 140 dB (ej. el sonido de un
mot or a propulsión ubicado a una dist ancia de 25 m). Los ca-
miones y ot ras maquinarias pesadas generan NPSdel orden
de 90-110 dB, mient ras que una bibliot eca t ípica present a 40
dB. La propagación del sonido en el aire depende del t ipo de
f uent e sonora, de las condiciones at mosf éricas (dirección del
vient o, presión y t emperat ura) y del medio donde se propa-
ga. La onda acúst ica emit ida suf re pérdidas de energía en su
propagación, at enuación por el aire, ref lexión, absorción y
dif racción debido a obst áculos, et c. A medida que la onda se
aleja de la f uent e emisora, su NPSdecrece.
H) RADIACIONESIONIZANTES
Aquí se incluyen los rayos X, las part ículas a y b, y los rayos g, que se caract erizan por su poder
para ionizar la mat eria que encuent ra a su paso. Aún cuando exist en f uent es de radiact ividad
nat urales, las principales emisiones provienen de f uent es ant ropogénicas, debido al uso y proce-
samient o de mat eriales radiact ivos. Las cent rales nucleares y las f ábricas de mat erial bélico, son
los principales usuarios de mat eriales radiact ivos. Sin embargo, los usos dif usos, t ales como en
medicina, inst rument os de laborat orio y análisis químicos, son los principales responsables de
emisiones no cont roladas de radiaciones ionizant es.
I) CONTAMINANTESHALOGENADOS
Exist en varios cont aminant es at mosf éricos que cont ienen halógenos, principalment e cloro, que
t ienen gran import ancia ambient al.
• Compuestos cloro-fluoro-carbonados (CFC): son compuest os halogenados que poseen uno o
dos át omos de carbono. Son muy volát iles, muy est ables e insolubles, que se ut ilizan como
ref rigerant es y f ormadores de espuma y aerosoles. Su relevancia ambient al radica en su im-
pact o negat ivo sobre la capa de ozono est rat osf érico.
• Cloro gaseoso (Cl2): es un gas pesado, de color amarillent o, con un f uert e olor caract eríst i-
co, que se ut iliza ampliament e en dif erent es aplicaciones indust riales. Es alt ament e oxidan-
t e, y se ut iliza como germicida en la pot abilización de agua. Produce f uert es irrit aciones en
las mucosas del sist ema respirat orio.
• Ácido clorhídrico (HCl): es un cont aminant e que se emi t e, normalment e, en l os procesos de
combust ión de plást icos clorados u ot ros compuest os organoclorados. Es muy corrosi vo e
i r r i t a n t e .
• Ácido Fluorhídrico (HF): esun cont aminant e gaseoso derivado de diversasactividadesindust ria-
213
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
212
D) HIDROCARBUROSVOLÁTILES
Además de los hidrocarburos de alt o peso molecular, present es en el mat erial part iculado, exis-
t e un amplio rango de compuest os orgánicos volát iles, dest acándose aquellos que poseen ent re
1 y 4 át omos de carbono, ya que se encuent ran en est ado gaseoso, bajo condiciones ambient a-
les normales. Su import ancia ambient al radica en su part icipación en las reacciones de oxidación
f ot oquímica. En dichas reacciones, los hidrocarburos se t ransf orman en radicales libres, generán-
dose derivados aldehídos y ot ros compuest os oxidados, como por ejemplo: f ormaldehído, acro-
leína, acet aldehído y nit rat o de peroxiacet ilo.
E) OXIDANTESFOTOQUÍMICOS
Cuando losóxidosde nit rógeno y loshidrocarburosse ponen en cont act o en presencia de luz so-
lar int ensa, t iene lugar un conjunt o de reacciones químicas complejas que generan cont aminan-
t es secundarios, conocidos como smog f ot oquímico.
El ozono es uno de los oxidant es f ot oquímicos más abundant es, y se genera por la reacción en-
t re el O
2
y el oxígeno at ómico (O), en presencia de un cat alizador (M) que est abiliza la molécu-
la de ozono: El ozono se consume en la reacción con el NO para f ormar NO
2
:
F) ÓXIDOSDECARBONO
Los óxidos de carbono est án constit uidos por el dióxido de carbono (CO
2
) y el monóxido de carbo-
no (CO). El CO
2
generalment e no se considera como cont aminant e at mosf érico, debido a que esun
componente nat ural de la at mósf era, donde juega un import ant e papel en el ef ect o invernadero.
Por su part e, el CO es un cont aminant e que proviene, principalment e, de la combust ión incom-
plet a de cualquier t ipo de combust ible. También esproducido en grandescant idadespor muchas
f uent es nat urales: a part ir de gases volcánicos, incendios f orest ales, oxidación del met ano am-
bient al, disociación del CO
2
en la part e superior de la at mósf era, et c. Los aut omóviles con mot o-
res de combust ión int erna son una de las principales f uent es de emisión de monóxido de carbo-
no en las zonas urbanas. Las chimeneas, las calderas, los calent adores de agua, est uf as y ot ros
aparat osdomést icosque queman combust ible, t ambién son f uent esimport ant esde CO, t ant o al
aire libre como en ambient es int eriores (en est e últ imo caso, el humo de cigarrillo puede ser una
f uent e adicional signif icat iva).
G) RUIDO
El sonido represent a la propagación de ondas de presión audibles a t ravés de un medio elást ico.
El ruido es un sonido indeseable, cuya int ensidad, f recuencia y duración, const it uyen una moles-
t ia para laspersonas af ect adas. El oído humano, t ransf orma est asondasde presión en señal acús-
t ica, con un umbral mínimo del orden de 20 mPa. El nivel de presión sonora (NPS) es una medida
de la presión acúst ica (expresada en Decibelios, dB). El Decibel (dB) esla unidad adimensional usa-
da para expresar el logarit mo de la razón ent re una cant idad medida y una cant idad de ref eren-
Fuente: Elaboración propia
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
ciones locales de alt a est abilidad at mosf érica y una pobre capacidad de dispersión de los
cont aminant es.
b) Absorción Debido a la Lluvia: Los component es de mayor solubilidad en agua, serán elimi -
nados por las lluvias y t ransf eridos al suelo y a los cuerpos acuát icos. La lluvia ácida (pH 4-6),
f ormada debido a la absorción de óxidos de azuf re y nit rógeno, puede af ect ar seriament e
las t ierras f orest ales y de cult ivo; y los cuerpos de agua lacust re, al bajar el pH del suelo, in-
hibiendo o dest ruyendo los microorganismos y la f lora exist ent e. En ciert os casos, dichos
ef ect os t ranscienden las f ront eras nacionales; por ejemplo, las emisiones de SO
x
y NO
x
pro-
venient es de las cent rales t ermoeléct ricas brit ánicas (en base a carbón mineral) han t enido
ef ect os desast rosos sobre los bosques y t errenos agrícolas escandinavos, debido a la lluvia
ácida generada. Por su part e, la lluvia ácida t iene poco ef ect o sobre la vida marít ima, debi-
do a la alt a capacidad de aut orregulación del pH que t iene el agua de mar.
c) Transformaciones Fotoquímicas: Losprocesosf ot oquímicosat mosf éricost ransf orman loscon-
t aminant es volát iles a t ravés de una compleja cadena de reacciones f ot oquímicas. Tal como
se describió en seccionesant eriores, dichasreaccionespueden dar origen a cont aminant esse-
cundarios nocivos, part icularment e en áreas urbanas con alt os niveles de cont aminación.
11.3. C O N TAMINACIÓN EN AMBIENTES INTERIORES
Los hábit os de vida modernos demuest ran que durant e gran part e de nuest ro t iempo est amos
en ambient es int eriores, por ejemplo, dent ro del hogar, en una of icina o local comercial, en la
f ábrica o en la escuela, et c. El aire de dichos lugares puede llegar a est ar mucho más cont amina-
do que el aire ext erior, debido a la exist encia de f uent es cont aminant es int ernas y a la f alt a de
vent ilación adecuada.
A modo de ejemplo, en la act ividad hogareña se ut ilizan combust ibles diversos para cocinar, cale-
f accionar el ambient e y calent ar agua; se ut ilizan aerosoles y biocidas volát iles, se emit en humos
de cigarrillos, et c. lo que puede producir un serio det erioro de la calidad del aire int radomiciliario.
Loscont aminant est ípicosque se generan en est os ambient escerradosson similaresa losque pro-
ducen en las dif erent es act ividades indust riales causant es de la cont aminación del aire ext erior:
11.3.1. M ATERIAL PA RT I C U L A D O
Provenient e del humo de los cigarrillos, la combust ión de leña, carbón, paraf ina y ot ros combus-
t ibles, en las act ividades de cocina y calef acción, polvo que se resuspende durant e el aseo, aero-
soles de art ículos de t ocador y aplicaciones de biocidas, et c. Los compuest os aromát icos policícli -
cos, const it uyen un import ant e f act or de riesgo a la salud en los ambient es conf inados, debido
a las alt as concent raciones que pueden alcanzar product o de la combust ión de leña, t abaco u
ot ros combust ibles f recuent ement e ut ilizados en dichos ambient es.
215
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
214
lesespecíf icas, t ales como la producción de aluminio, de f ert ilizant es f osf at ados y de ciert os ti-
pos de cement os. Se ha demost rado que causa perjuicios graves y extensos a la veget ación.
• Bifenilos policlorados (PCB): Son un grupo de compuest os di-f enólicos, con dif erent es con-
t enidos de cloro (exist en 209 combinaciones posibles). A pesar de que su est ado normal es
líquido, se pueden encont rar present es en los humos derivados de la combust ión incomple-
t a de polímeros clorados. Son muy t óxicos y de baja biodegradabilidad, por lo que persist en
en el ambient e por largo t iempo.
• Dioxinas y furanos: Const it uyen una f amilia de compuest os aromát icos clorados t ricíclicos,
con un alt ísimo pot encial t óxico. Las dioxinas se dif erencian de los f uranos en la cant idad de
át omos de oxígeno present es en la molécula (uno en los f uranos, dos en las dioxinas). Se co-
nocen un t ot al de 75 isómeros de dioxinas, llamadas genéricament e policlorodibenzo-para-
dioxinas (PCDD), y 135 isómeros de f uranos, llamados policlorodibenzof uranos (PCDF). Son
muy poco solublesen agua y son poco volát iles. Su emisión a la at mósf era proviene de la com-
bust ión incomplet a de compuest osorgánicosclorados(ej. plást icosclorados, lignina clorada).
J) METALESPESADOS
Los met ales pesados se encuent ran en la at mósf era como mat erial part iculado. Algunos met ales,
t ales como el mercurio y el t et raet ilo de plomo, poseen una alt a presión de vapor, por lo que pue-
den present arse en est ado gaseoso. En est e grupo de cont aminant es se incluyen además, al cad-
mio, cromo, cobre, zinc y arsénico. En general, son persist ent esy bioacumulablesen losseresvivos.
K) METANO
El met ano (CH
4
) se encuent ra present e nat uralment e en la at mósf era, y se genera a part ir de los
procesosbiológicosanaeróbicos. Ello ocurre en lossediment osde loscuerposde agua superf icia-
les, pant anos, en los int est inos de los rumiant es y en ot ros medios anóxicos. Los vert ederos de
residuosbiodegradablesemit en met ano, generado por la acción de bact eriasanaeróbicas. El me-
t ano se oxida en la at mósf era a CO
2
.
11. 2.3. TRANSPORTE Y DESTINO DE LOS CONTAMINANTES AT M O S F É R I C O S
La calidad del aire local depende de las cant idades de cont aminant es at mosf éricos que se emi-
t en y de lascondicionesclimát icasexist ent es. En ef ect o, una vez emit idosa la at mósf era, loscon-
t aminant es son t ransport ados y dispersados por el movimient o de la masa at mosf érica, absorbi-
dos por el agua present e en el aire, u oxidados por el oxígeno y la luz. Est os mecanismos f ísicos
y químicos ayudan a eliminar t ales compuest os.
a) Dispersión Física: Losvient ospermit en la dispersión de losgases, arrast rándolosen dirección
horizont al y vert ical. El proceso de dispersión est á f uert ement e condicionado por las condi-
ciones climát icas que det erminan el movimient o de las masas de aire (ej. perf il vert ical de
t emperat ura, dirección y velocidad de los vient os). Las inversiones t érmicas generan condi-
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
11.5. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
De Nevers, N. 1998. " Ingeniería de Cont rol de la Cont aminación del Aire" McGraw-Hill
Int eramericana Edit ores S.A. (México).
Eri ckson, J. 1992. " El Ef ect o Invernadero: El desast re de mañana, hoy" . McGraw-Hil l
Int erameri cana de España S.A. (Madri d).
H e n r y, J.G., Heinke, G.W. 1999. " Ingeniería Ambient al" . Prent ice Hall Hispanoamericana
S.A. (México).
Robert s All ey, E. & Associat es Inc. 2001. " Manual de Cont rol de la Calidad del Aire" .
Tomos I y II. McGraw-Hill Int eramericana Edit ores S.A. (México).
217
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
216
11.3.2. MONÓXIDO DE CARBONO
Es generado durant e la combust ión del t abaco y de los combust ibles de cocina y calef acción. La
combust ión incomplet a de dichoscombust ibles, en condicionesde mala vent ilación, puede t ener
ef ect os let ales sobre las personas expuest as. Por ejemplo, la combust ión de carbón en braseros
o el f uncionamient o de mot ores de combust ión int erna (dent ro de un garage) pueden ocasionar
int oxicaciones con serias consecuencias.
11.3.3. COMPUESTOS ORGÁNICOS VOLÁTILES
Se incluyen aquí t odosloscompuest osorgánicos que se emit en debido al uso de solvent es orgáni-
cos(ej. para limpieza), adhesivos, pest icidas, pint uras, muebles nuevosque cont ienen resinasf enó-
licas, et c., a la combust ión de leña, carbón, kerosene, et c., y al consumo de cigarrillos. En part icu-
l a r, lasemisionesde benceno, f ormaldehído, acroleína, acet aldehído y f enolesderivadosde la com-
bust ión del t abaco, leña y ot ros combust ibles, pueden const it uir un serio riesgo para la salud.
11.3.4. C O N TAMINANTES ALERGENOS
Est os son component es del mat erial part iculado que pueden producir reacciones alérgicas u
ot ras respuest as en los individuos expuest os. Incluyen cont aminant es de origen biológico, t ales
como el polen, bact erias, virus, hongos, ácaros del polvo, pelo de animales, rest os de insect os, al-
gas, rest os de insect os, et c., o de origen químico (ej. det ergent es).
11.4. AIRE LIMPIO
La gran concent ración urbana y las alt as emisiones de cont aminant es at mosf éricos, ha generado
sit uaciones de crisis ambient al en muchos países del mundo. Por ejemplo, se ha demost rado que
cada año, la cont aminación del aire en América Lat ina causa miles de muert es premat uras, billo-
nes de dólares en cost os médicos y grandes pérdidas en la producción. En la act ualidad, el Ban-
co Mundial est á impulsando un programa de Aire Limpio en Ciudades de América Lat ina, inclui-
da la ciudad de Buenos Aires, enf ocado a revert ir el det erioro de la calidad del aire urbano, que
esel result ado de la crecient e urbanización, aument o del t ransport e vehicular y de la producción
indust rial. Est e programa incluye medidas para racionalizar el uso del t ransport e, incent ivar el
uso de biciclet as, cont rolar las emisiones de las f uent es f ijas y móviles, increment ar la cobert ura
veget al y la arborización, mot ivar el uso de f uent es energét icas alt ernat ivas y t ecnologías menos
cont aminant es, cambiar los hábit os de la población que generen cont aminación del aire, et c.
Para que t ales medidas t engan éxit o, es necesario cont ar con incent ivos adecuados y un marco
legal ef ect ivo que f ije los est ándares de calidad de aire, est ablezca normas de emisión para los
cont aminant es at mosf éricos claves y f acilit e una adecuada f iscalización. Además, se debe educar
a la población para que implement e buenaspráct icasen el uso de combust iblesen el hogar, ase-
gure una adecuada vent ilación de los ambient es conf inados, evit e el consumo de t abaco en in-
t eriores y t ome medidas para evit ar la acumulación de humedad y la prolif eración de cont ami-
nant es biológicos.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
10. EL AGUA Y EL AMBIENTE ACUÁTICO
10.1. I N T R O D U C C I Ó N
El agua es un recurso est rat égico en un mundo que est á cambiando de manera muy rápida. El
agua dulce, en part icular, est ruct ura el paisaje f ísico, es la base de la caract eríst icas climát icas, y
t iene una gran inf luencia en los pat rones de crecimient o económico y demográf ico. Mient ras
más crecen las poblaciones humanas, mayores son los requerimient os y demandas de est e recur -
so. El agua es, lit eralment e, la f uent e de vida en la t ierra. El 70% del cuerpo humano es agua.
Una persona comienza a sent ir sed después de perder solo 1% de líquido corporal y corre peli -
gro de muert e si la pérdida de líquido se aproxima al 10% (Gleick, 1996). El ser humano puede
sobrevivir sólo unos pocos días sin agua dulce.
A lo largo de la hist oria, la f uent e de agua ha signif icado el núcleo, el punt o de encuent ro, de
convivencia y comunicación de los pueblos. El agua ha sido un f act or crucial para el desarrollo
de las civilizaciones. Asimismo, su empleo en la agricult ura hizo posible el desarrollo de las ciu-
dades, porque permit ió la producción de aliment os, f avoreciendo la evolución social y cult ural.
Los pueblos se han asent ado desde la más remot a ant igüedad junt o a las f uent es nat urales de
est e recurso, ya sean ríos, lagos o mares. Las primeras grandes civilizaciones se est ablecieron en
sus cercanías. Desde siempre, los ejes f luviales han of recido a los grupos sociales unas condicio-
nes apropiadas para el est ablecimient o de f ocos de civilización.
La agricult ura, la hidroelect ricidad, la posibilidad de comunicaciones o de t ransport e han sido
siempre opciones para el desarrollo en las dif erent es cult uras. El Nilo como cent ro de la civiliza-
ción egipcia, el Tigris y el Euf rat es f lanqueando el Imperio de los mesopot ámicos, el Hoang-ho
como punt o de part ida de la cult ura milenaria en China, el mar Medit erráneo bañando las cos-
t as del Imperio griego y más t arde del romano, son claros ejemplos de su import ancia del agua
como eje est ruct urant e de cualquier t errit orio (Marcén et al., 2001).
El agua t iene caract eríst icas que le conf ieren una serie de part icularidades, a saber:
• Es un recurso nat ural único y escaso, esencial para la vida en la t ierra.
• Solo un pequeño porcent aje del agua exist ent e en la t ierra est á disponible para las act ivida-
des humanas.
• El conjunt o de t odaslasaguasat mosf éricas, superf icialesy subt erráneasconst it uye una unidad.
• El f uncionamient o de est a unidad a t ravés del ciclo hidrológico lleva consigo f act ores de in-
cert idumbre.
• El agua como recurso nat ural t iene una serie de caract eríst icas que lo ubican como un bien
mixt o ent re los bienes públicos.
Act ualment e, agua limpia suf icient e y hábit at s acuát icos saludables, son recursos nat urales esca-
sos. Comprender la capacidad de los ecosist emas acuát icos para responder a las presiones que le
impone la sociedad y sus limit aciones para adapt arse a t ales desaf íos, es una t area vit al para la
est abilidad de la sociedad en el largo plazo. Est os son problemas que las ciencias básicas y apli -
cadas deben priorizar a nivel de invest igación y f ormación de recursos humanos, ya que ellas re-
f lejan necesidades regionales, nacionales y globales que deben ser sat isf echas en un t iempo pru-
dencial.
177
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Est o corresponde a menos de 40.000 kilómet ros cúbicos de agua; es decir, menos de la décima
part e del t ot al originalment e evaporado de los mares. Lo que es más, est a cif ra es t an sólo una
media anual, que no t oma en consideración las f luct uaciones est acionales y ot ras. El f lujo medio
de agua en los cont inent es habit ados, es t an sólo de alrededor de un t ercio de la cif ra t ot al, y el
rest o del agua desaparece en f orma de inundaciones ant es de poder ut ilizar. Así, la disponibili-
dad regular de agua se aproxima a los 14.000 kilómet ros cúbicos. Est o sigue siendo una cant idad
enorme de agua. Por supuest o, cuant o más " avanzadas" se t orna la humanidad, más cant idad
de agua se va requiriendo.
El agua dulce mundialment e disponible no est á equit at ivament e dist ribuida en el mundo, ni en
t odas las est aciones del año, ni de año a año. En algunos casos el agua no est á donde la quere-
mos, ni en cant idad suf icient e. En ot ros casos, t enemos demasiada agua y cuando no hace f alt a.
La t abla 10.2 muest ra los t reint a principales ríos del mundo de los 4 corresponden al Sudaméri-
ca, y que indican la import ancia de est e recurso en la región.
Tabla 10.2. Los 30 ríos más largos del mundo ranqueados de acuerdo a la media anual de des-
carga medida en su desembocadura.
Fuent e: Welcome (1985)
179
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
178
10.2. DISPONIBILIDAD DE AGUA
Un 70% de la superf icie de la t ierra esagua, pero la mayor part e de ést a esoceánica. En volumen,
sólo el 3% de t oda el agua del mundo esagua dulce, y en su mayor part e no se halla generalmen-
t e disponible. Unast res cuart aspart esde t oda el agua dulce se halla inaccesible, en f orma de cas-
quet es de hielo y glaciares sit uados en zonas polares muy alejadas de la mayor part e de los cen-
t ros de población; sólo un 1% es agua dulce superf icial f ácilment e accesible (Figura 10.1).
Figura 10.1. Disponibilidad de agua en el mun-
do. (Modificado de Hinrichsen, D., et al.,1998).
Ést a es primordialment e el agua que se en-
cuent ra en los lagos y ríos y a poca prof undi-
dad en el suelo, de donde puede ext raerse sin
mayor cost o. Sólo esa cant idad de agua se re-
nueva habit ualment e con la lluvia y las neva-
das y es, por t ant o, un recurso sost enible (Ve r
Tabla 10.1. UN, 1997). En t ot al, sólo un cent é-
simo del uno por cient o del suminist ro t ot al
de agua del mundo se considera f ácilment e
accesible para uso humano (Lef ort , 1996).
Tabla 10.1. Distribución aproximada del agua en el planeta y tiempo medio de renovación.
Aunque el sol hace que se evaporen casi 500 millones de kilómet ros cúbicos de agua de los ma-
res al año, se debe considerar el agua ut ilizable como la proporción de esa agua evaporada que
va a parar a t ierra f irme y acaba en los ríos y lagos.
COMPARTIMENTO VOLUMEN (KM
3
X106) TIEMPO DERENOVACIÓN
Océanos 1348,000 Unos 3000 años
Hielo 27,820 Muy largo
Aguas subt erráneas 8,060 Unos 300 años
Aguas epicont inent ales 0,230
Lagos de agua dulce 0,130 De 1 a 100 años
Lagos salados 0,100 De 10 a 1000 años
Ríos 0,001 De 12 a 20 días
At mósf era 0,010 De 9 a 19 días
Descarga Area de Largo Ranqueo
N° Río Continente País media Drenaje Km por largo
1000 m
3
s
-1
1000 Km
2
1 Amazonas S. América Brasil 212.2 5711 6437 2
2 Congo/Zaire Af rica Zaire 39.7 3968 4700 8
3 Yangt ze Asia China 21.8 1920 5980 4
4 Brahnaput ra Asia Bangladesh 19.8 924 2900 31
5 Ganges Asia India 18.7 1047 2506 48
6 Yenisei Asia Rusia 17.4 2560 5540 5
7 Mississippi/Missouri N. América USA 17.3 3184 6020 3
8 Orinoco S. América Venezuela 17.0 870 2151 60
9 Lena Asia Rusia 15.5 2396 4400 10
10 Paraná S. América Argent ina 14.9 2278 3998 18
11 St . Lawrence N. América Canadá 14.1 1274 4000 16
12 Irrawaddy Asia Burma 13.5 424 2100 63
13 Ob Asia Rusia 12.5 2455 5410 6
14 Mekong Asia Thailandia 11.0 793 4000 16
15 Amur Asia Rusia 11.0 1822 4444 9
16 Tocant ins S. América Brasil 10.02 896 2700 38
17 Mackenzie N. América Canadá 7.9 1784 4241 13
18 Magdalena S. América Colombia 7.5 238 1600 -
19 Columbia N. América Canadá 7.3 660 1954 76
20 Zambezi Af rica M o z a m b i q u e 7.1 1280 3500 14
21 Danuvio Europa Rumania 6.2 806 2850 34
22 Niger Af rica Nigeria 6.1 1100 4200 14
23 Indus Asia Pakist án 5.6 916 2900 31
24 Yukon N. América Canadá 5.1 921 2654 44
25 Pechora Europa Rusia 4.1 322 1809 88
26 Uruguay S. América Uruguay 3.9 230 1612 -
27 Kolyma Asia Rusia 3.8 637 2513 47
28 Sankai Asia China 3.6 117 1957 74
29 Gt odavari Asia India 3.6 294 1440 -
30 Dvina Europa Rusia 3.5 355 726 -
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Tabla 10.3. Disponibilidad Total de Agua en Países de Sudamérica.
Fuent e: Est imación de Belyaev, Inst it ut e of Geography, USSR(1987); d: Est imación de WRI (1994)
Por ejemplo, las siguient escif ras ilust ran respect o de la dist ribución del agua dulce en el planet a:
- Trescuart aspart esde lasprecipit acionesanuales, caen en zonasque cont ienen menosde un
t ercio de la población mundial.
- Más de la mit ad de la escorrent ía global t iene lugar en Asia y Sudamérica (31% y 25%, res-
pect ivament e) (Gleick, P., 1993).
- La cant idad de agua dulce renovable disponible anualment e per cápit a, varía desde más de
600.000 met ros cúbicos en Islandia a sólo 75 met ros cúbicos por persona en Kuwait (al
año1995).
- La India, recibe el 90% de las precipit aciones durant e la est ación de los monzones en el ve-
rano, desde junio a sept iembre. En los ocho meses rest ant es, el país recibe apenas unas go-
t as de lluvia.
En un número crecient e de lugares, los habit ant es est án ext rayendo agua de ríos, lagos y f uen-
t essubt erráneasmásrápidament e de lo que demora en renovarse. El número de habit ant escon-
t inúa aument ando rápidament e, pero la Tierra no t iene ahora más agua que 2.000 años at rás,
cuando exist ía menos del 3% de la población act ual. En la act ualidad 31 países, habit ados por
casi el 8% de la población mundial, se ven f rent e a déf icit crónicos de agua dulce. Para el año
2025 se prevé que 48 paísesenf rent arán est e déf icit , que af ect ará a másde 2.800 millonesde ha-
bit ant es, es decir casi el 35% de la población mundial proyect ada.
Un mundo escaso de agua es un mundo inherent ement e inest able. Casi 100 países compart en 13
grandesríosy lagos. Másde 200 sist emashidrográf icosat raviesan f ront erasint ernacionales(Pos-
t el, 1997). Es posible que surjan conf lict os, especialment e donde los países con poblaciones rápi -
dament e crecient es y t ierra arable limit ada chocan por t ener acceso a los recursos hídricos com-
part idos.
181
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
180
10.3. EL CICLO HIDROLÓGICO
El conjunt o de t odas las aguas at mosf éricas, superf iciales y subt erráneas, const it uye una unidad.
Est a unidad se visualiza más f ácilment e a nivel de sist emas hídricos, como cuencas hidrográf icas.
A escala cont inent al, la unidad abarca t odo el ciclo hidrológico. Est o implica que t odo lo que
af ect a una part e del ciclo hidrológico repercut e en el rest o del ciclo.
Como se ha indicado, sólo una f racción pequeñísima del agua dulce circula en el planet a y se re-
nueva const ant ement e a t ravés del Ciclo Hidrológico o Ciclo del Agua (Figura 10.2).
Figura 10.2. El Ciclo hidrológico
Est e ciclo hidrológico de la Tierra cont inuament e t ransf iere agua dulce de los océanos a la t ierra
y de vuelt a al mar. En est e ciclo, por la energía solar, el agua se evapora de la superf icie de la Tie-
rra a la at mósf era, de donde cae en f orma de lluvia o nieve. Part e de est a precipit ación vuelve a
evaporarse dent ro de la at mósf era. Ot ra part e comienza el viaje de vuelt a al mar a t ravés de
arroyos, ríos y lagos. Y aún ot ra part e se inf ilt ra dent ro del suelo y se conviert e en humedad del
suelo o en agua de superf icie. Las plant as incorporan la humedad del suelo en sus t ejidos y la li-
beran en la at mósf era en el proceso de evapot ranspiración. Gran part e del agua subt erránea f i-
nalment e vuelve a pasar al caudal de las aguas de superf icie.
Como se indicó, el agua se present a en f orma irregular en el t iempo y en el espacio lo cual com-
plica los procesos de gest ión de los sist emas hídricos. El manejo de los ext remos con que se pre-
sent a el agua, sequías o inundaciones, se const it uye en un f act or esencial. El volumen de agua
exist ent e es una cant idad a nivel de la t ierra práct icament e const ant e y; por lo t ant o, no amplia-
ble por la volunt ad del hombre. La " hidrosf era ut ilizable" cont iene más agua de la que poda-
mos necesit ar en un f ut uro inmediat o. Algunas act ividades product ivas (minería, ref inerías de
pet róleo) son part icularment e sedient as, y la irrigación agrícola se encuent ra a la cabeza ent re
los principales consumidores. En la Tabla 10.3 se present a la disponibilidad de agua en países de
Sudamérica.
País Renovación Anual de Año Fuente
Recursos Hídricos (km
3
/ año de Estimación de Estimación
Argent ina 994.0 1976 d
Bolivia 300.0 1987 b
Brazil 6950.0 1987 b
Chile 468.0 1975 d
Colombia 1070.0 1987 b
Ecuador 314.0 1987 b
Guyana 241.0 1971 d
Paraguay 314.0 1987 b
Peru 40.0 1987 b
Suriname 200.0 1987 b
Uruguay 124.0 1965 d
Venezuela 1317.0 1970 d
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Los países en desarrollo dedican casi t oda el agua disponible a la agricult ura. La India, por ejem-
plo, ut iliza 90% del agua para la agricult ura y sólo 7% para la indust ria y 3% para uso domést i-
co (ES, 1994). Cuant o más alt o es el nivel de desarrollo, más agua se ut iliza para f ines domést i-
cos e indust riales y menos para la agricult ura.
La Tabla 10.4, resume el caso para Argent ina. Es import ant e observar que el agua subt erránea
represent a el 30% del abast ecimient o para usos consunt ivos, siendo especialment e import ant e
para las act ividades pecuarias e indust riales (BIRF, FAO-AQUASTAT).
Tabla 10.4. Uso Consuntivo del Agua a Nivel Nacional en Argentina.
Fuente: BIRF, FA O - A Q U A STAT
10.4. CONSECUENCIAS DEL USO EXCESIVO Y DE LA CONTA M I N A C I Ó N
Se est ima que en 1996 la población humana del mundo est aba usando 54% del agua dulce ac-
cesible cont enida en los ríos, lagos y acuíf eros subt erráneos. Según proyecciones conservadoras,
est e porcent aje ascenderá por lo menos al 70% en 2025, si se t iene en cuent a sólo el crecimien-
t o de la población y mucho más si el consumo per cápit a cont inúa aument ando al rit mo act ual
(Holmes, 1996). A medida que la humanidad ext rae una proporción crecient e de la t ot alidad del
agua, va quedando menos para mant ener los ecosist emas vit ales de los que t ambién depende la
humanidad. En práct icament e t odas las regiones del mundo, el uso descuidado de los recursos
hídricos est á dañando el medio ambient e nat ural. (Abramovit z,1996). Ejemplos:
• La const rucción de represas es la act ividad que mayor ef ect o ha t enido en los sist emas de
agua dulce. Desde la década de los años cincuent a la cant idad de grandes represas ha au-
ment ado siet e veces; act ualment e, est as est ruct uras ret ienen el 14% de t oda la escorrent ía
del mundo.
• Debido a la const rucción de represas, canales o desvíos de agua, cerca del 60% de los 227
ríos más grandes del mundo est án ligera o f uert ement e f ragment ado.
• La desviación de las aguasdel río Nilo, ha causado la cont racción del f ért il delt a del Nilo. De 47
especies comercialesde peces, 30 se han ext inguido o están práct icament e ext int as. Laspesque-
ríasdel delt a que en un t iempo mant enían a másde un millón de personashan sido aniquiladas
• El lago Chad, en la región del Sahel, en Áf rica, que abarcaba 25.000 kilómet ros cuadrados,
ha quedado reducido a sólo 2.000 kilómet ros cuadrados en los t res decenios últ imos, a cau-
sa de las sequías periódicas y las desviaciones en gran escala del agua para el riego. Las ricas
pesquerías del lago de una época se han venido complet ament e abajo
183
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE M EDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
182
10.3.1. EL USO DE LOS RECURSOS HÍDRICOS
El agua como recurso nat ural t iene una serie de caract eríst icas que lo ubican como un bien mix-
t o ent re los bienes públicos. Ent re est as caract eríst icas se encuent ra el hecho de no ser f ácilmen-
t e divisible ni present ar limit es discret os, como ot ros bienes muebles e inmuebles, que permit an
su apropiación privada en f orma absolut a. Est o se complica aún máspor incert idumbresde abas-
t ecimient o y calidad y por el rol múlt iple del recurso en t érminos ambient ales, económicos y so-
ciales. Est o ha hecho que t radicionalment e los sist emas de gest ión y asignación de aguas desa-
rrollaran est ruct uras complejas con vist as a asegurar t ant o los derechos privados, f undament ales
para la inversión, como los element os de cont rol público, f undament ales para el cont rol de ex-
t ernalidades y prevención de monopolios.
El uso del agua (Figura 10.3) puede ser agrupado en: usos consunt ivos y no consunt ivos. El uso
consunt ivo ot orga al t it ular la f acult ad de ext raer el caudal a que t iene derecho desde un cuer-
po de agua det erminado y consumirlo t ot alment e. Los principales usos consunt ivos correspon-
den, mayorit ariament e, el uso agrícola, para riego o irrigación.
Figura 10.3. Diversos Usos del agua
Fuent e: De izq. a derecha (1y2) Elaboración propia. (3) Enrique Limbrunner
Ot ro uso consunt ivo import ant e es el domést ico. Al respect o, se debe considerar que, aunque
proporcionalment e la cant idad de agua requerida para consumo domést ico no es grande, su ca-
lidad debe ser alt a. Ot ra caract eríst ica import ant e relacionada con el consumo domést ico, muni -
cipal e indust rial es que, generalment e, su aument o implica una mayor producción de aguas re-
siduales. Est o es especialment e import ant e en países que no cuent an con plant as de t rat amien-
t o ni procesos de reciclaje.
Los usos no consunt ivos dan derecho a un t it ular a ext raer el caudal en un punt o det erminado y
devolverlo en ot ro punt o, t ambién det erminado, mant eniendo la oport unidad, caudal y calidad.
El uso no consunt ivo más común corresponde a la generación de energía eléct rica.
Mundialment e, de las t res cat egorías corrient es del uso de agua dulce, para la (agricult ura, la in-
dust ria y el uso domést ico) la agricult ura es la que domina. En el plano mundial, la agricult ura
represent a un 69% de t odas las ext racciones anuales de agua; la indust ria, un 23%, y el uso do-
mést ico, un 8% (Engelman & Leroy, 1993).
TIPO DEUSO SUPERFICIAL SUBTERRÁNEA TOTAL (%)
Riego 18,000 6,000 24,000 70.6
Ganadero 1,000 2,000 3,000 8.8
Municipal 3,500 1,000 4,500 13.2
Indust rial 1,500 1,000 2,500 7.4
Total 24,000 10,000 34,000 100.0
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
10.5. CARACTERÍSTICAS FÍSICAS, QUÍMICAS Y BIOLÓGICAS DE LAS AGUAS
El agua sobre el planet a Tierra se encuent ra en est ado sólido, líquido y gaseoso. Posee un doble
ef ect o sobre la vida, con sus propiedades f ísicas en cuant o al medio en el cual los organismos se
desarrollan, y sus propiedades químicas las cuales condicionan la vida. Ent re algunas propieda-
des f ísicas, químicas y biológicas del agua, que poseen gran import ancia para el desarrollo de la
vida, cabe dest acar las siguient es:
10.5.1. PROPIEDADES FÍSICAS
• Const ant e dieléct rica más alt a ent re los líquidos, lo que f acilit a las reacciones químicas nece-
sarias para el desarrollo de la vida.
• Elevado calor específ ico, que at enúa la t ransf erencia de calor amort iguando cambios brus-
cos de t emperat ura.
• Elevado calor lat ent e de f usión, que dif icult a la f usión del hielo, ya que se requiere una gran
cant idad de energía para f undirlo.
• La gravedad específ ica del agua es 775 veces mayor que la del aire (a 0˚Cy a 760 µm de Hg),
lo cual permit e que losorganismosacuát icosrequieran menosest ruct urasde soport e que los
t errest res.
• El hecho que la densidad máxima del agua exist a a una t emperat ura de 3,98˚C(al nivel del
mar), permit e que la congelación comience desde la superf icie del lago hacia el f ondo. A
presiones mayores, la t emperat ura de máxima densidad disminuye (1/10 por cada 10 at mós-
f eras). En lagos prof undos se encuent ran f recuent es t emperat uras inf eriores a 4˚C, sin que
se observe una est rat if icación est able.
• La viscosidad tiene gran import ancia en det erminar la velocidad de sediment ación de part ículas
suspendidas incluyendo el planct on. La viscosidad disminuye con increment osde t emperat ura.
• La t ensión superf icial es muy elevada en las int erf ases agua-aire como en las int erf ases sóli-
do-gas, const it uyendo un biot opo part icular (neust on).
• La elevada t ransparencia const it uye un f act or det erminant e por la t ransmisión de la radiación so-
l a r, que esen part e ref lejada y absorbida dependiendo de la longit ud de onda que la componen.
• El color del agua puede ser de relevancia en cuant o es indicador de la presencia de sust an-
cias, part ículas y organismos en cant idades elevadas.
10.5.2. PROPIEDADES QUÍMICAS
• El oxígeno disuelt o (O
2
) present a dif erent es niveles de sat uración en f unción de la t empera-
t ura, de la presión at mosf érica y de la humedad del aire. A t emperat urasbajasla solubilidad
de oxígeno es mayor que a t emperat uras elevadas.
• El balance ent re el anhídrido carbónico y el bicarbonat o, t iene la capacidad de regular el pH
de una solución acuosa en t orno a valores neut ros (ef ect o t ampón), siempre que haya una
disponibilidad de bicarbonat o en solución.
• El calcio y el magnesio, son component es esenciales para las plant as. Además part icipan en
el equilibrio carbonat o-bicarbonat o, que regula el pH.
• El sulf at o present e en t odas las aguas en pequeñas o grandes cant idades, est á sujet o a f e-
nómenos de reducción en aguas anóxicas o hipóxicas, dando origen a ácido sulf hídrico por
act ividad microbiana. 185
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
184
• Pese a los t rabajos de limpieza, el río Rin ha perdido 8 de sus 44 especies de peces. Ot ras 25
especies son ahora raras o est án en peligro de ext inción
• El est ado de Calif ornia, en los Est ados Unidos, ha perdido más del 90% de las zonas pant a-
nosas. Como result ado, casi dost erciosde lospecesnat ivosse han ext inguido, o est án en pe-
ligro o amenazados de ext inción o en declinación.
Puest o que la agricult ura ut iliza casi el 70% del agua ext raída en t odo el mundo de ríos, lagos y
acuíf eros subt erráneos para uso humano, el increment o de la ef iciencia de regadío en la agricul-
t ura es lo que mayores posibilidades of rece para la conservación del agua. El riego por got eo es
una de las t écnicas que reduce el consumo de agua de un 40% a 60%, en comparación con los
sist emas de riego por gravedad.
También variospaísescanalizan lasaguasservidasurbanast rat adasde lospueblosy ciudadesha-
cia las f incas cercanas donde se cult ivan hort alizas y f rut ales. Act ualment e, por lo menos, medio
millón de hect áreas de 15 países se riegan con aguas servidas urbanas t rat adas, generalment e
denominadas " aguas pardas" . Israel t iene el programa de aguas pardas más ambicioso de t odos
los países. Casi t odas las aguas servidas de Israel se depuran y vuelven a ut ilizarse para regar
20.000 hect áreas de t ierras de labranza (Post el, 1997).
Ot ras t écnicas de t rat amient o nat ural del agua, como la que hace uso de los pant anos (humeda-
les), puede ser una posibilidad en lugar de los sist emas modernos de t rat amient o del agua que
son demasiado cost osos para las zonas urbanas pobres de los países en desarrollo.
La indust ria t ambién hace uso int ensivo del agua. (Tabla 10.5). Así, por ejemplo, para f abricar
una t onelada de acero pueden consumirse hast a 300 t oneladas de agua. En los países desarro-
lladoslasindust riasusan ent re la mit ad y last rescuart aspart esde t oda el agua ext raída, en com-
paración con el promedio mundial de aproximadament e la cuart a part e.
Tabla 10.5. Demandas de agua para la industria
DEMANDA (LITROS) PRODUCTO OBTENIDO
3,500 lit ros para 1 t on de cement o
250,000 lit ros para1 t on de acero
220,000 a 380,000 lit ros para1 t on de papel
500 lit ros para1 kg de cebada
1,800 lit ros para1 kg de azúcar
550 lit ros para1 kg de lana
250 lit ros para 1 kg de papel
1,400 lit ros para1 kg de caucho sint ét ico
400 lit ros para1 kg de acero
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Figura 10.4. Cinco factores que influencian y determinan la calidad del agua
Tabla 10.6. Clases de calidad del agua en sistemas continentales.
Fuente: Ant eproyect o de Normas de Calidad para la Prot ección de las AguasContinentales Superf iciales. Repúbl ica de Chi-
le, Ministerio Secretaría General de la Presidencia de la República
a) Excepcional: Indica un agua de mejor calidad que la clase 1, que por su ext raordinaria pure-
za y escasez, f orma part e del pat rimonio ambient al de la República. Est a calidad es adecua-
da t ambién para la conservación de las comunidades acuát icas y demás usos def inidos.
b) Clase 1: Muy buena calidad. Indica un agua apt a para la prot ección y conservación de las co-
munidades acuát icas, para el riego irrest rict o y para losusoscomprendidosen las clases 2 y 3.
c) Clase 2: Buena calidad. Indica un agua apt a para el desarrollo de la acuicult ura, de la pesca
deport iva y recreat iva, y para los usos comprendidos en la clase 3.
d) Clase 3: Regular calidad. Indica un agua adecuada para bebida de animales y para riego res-
t ringido.
Así, acorde a lasconcent racionesencont radasse clasif ica la calidad de agua y se def ine su pot en-
cialidad de uso. La calidad f isico-química del agua es un inst rument o imprescindible para det er-
minar la calidad del agua en loscaucesf luviales. Esla manera máscomún para ident if icar y cuan-
t if icar muchas caract eríst icas del agua y la posible aparición de cont aminant es. En la mayor par- 187
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
186
• La solubilidad en el agua del hierro y el manganeso escondicionada por losnivelesde oxígeno di-
suelt o, presentando concent racionesmáselevadasen el agua en condicionesde anoxia o hipoxia.
• El f ósf oro y el nit rógeno, junt o con el carbono e hidrógeno, son considerados los const it u-
yent esmásimport ant esde losorganismosvivos. Por susbajasconcent raciones, el f ósf oro ge-
neralment e corresponde al f act or limit ant e para la product ividad acuát ica.
• Los silicat os son component es esenciales de las diat omeas, y puede const it uir un f act or limi-
t ant e para la product ividad pelágica cuando sus concent raciones son bajas.
• El f ósf oro est á present e en las aguas y sediment o lacust re en diversas f ormas: f osf at o solu-
ble como ort of osf at o; f osf at o ácido soluble pref erent ement e como f osf at o f érrico o de cal-
cio; f osf at o soluble orgánico (coloidal) como compuest os orgánicos que cont ienen f ósf oro;
como f osf at o orgánico part iculado, asociado a mat eria orgánica present es en suspensión.
• El nit rógeno se encuent ra present e en las f ormas de nit rat o, nit rit o y amonio. El amonio es
el principal product o de la descomposición de las prot eínas animales y veget ales.
• Los sist emasacuát icos cont ienen subst ancias orgánicas en suspensión y en solución, de origen
aut óct ono o alóct ono. También se encuent ran f ormando part e de los sediment os del f ondo.
10.5.3. PROPIEDADES BIOLÓGICAS
• La composición del agua cont iene en solución y en suspensión subst ancias inorgánicas que
permit en en combinación con la energía solar, la producción de f ormas orgánicas organiza-
das veget ales, las que a su vez permit e la presencia de f ormas orgánicas organizadas anima-
les, est ableciéndose así en los ecosist emas acuát icos las cadenas t róf icas.
• Est a producción orgánica est á sujet a a procesos de degradación por organismos descompone-
dores, cuyo product o f inal es nuevament e la presencia en el agua, de sust ancias inorgánicas.
10.6. LA CALIDAD DE LAS AGUAS Y SUS USOS POTENCIALES
Los usos que pueda t ener el agua est án det erminados por la calidad de ést a. Así, de acuerdo a
su calidad puede permit ir un uso para pot abilización, para riego, para bebida animal, et c. Est o
signif ica que acorde a las caract eríst icas o propiedades f ísicoquímicas del cuerpo o masa de agua
(Calidad), se le asociarán det erminados usos. Por est o es t an import ant e cont ar con agua no con-
t aminada. La calidad del agua es un concept o relat ivo y complejo, dif ícil de def inir en t érminos
absolut os puest o que se det ermina en f unción de usos específ icos. De est a f orma, la calidad del
agua puede asimilarse como: la capacidad de un cuerpo de agua para soport ar apropiadamen-
t e usos benéf icos. Ent endiendo los usos benéf icos como los modos en que se ut iliza el agua por
humanos o vida silvest re; ya sea como bebida o hábit at .
La Figura 10.4, resume est e plant eamient o al int egrar los cinco f act ores principales que inf luen-
cian y det erminan la int egridad (calidad) de los recursos acuát icos superf iciales, donde las varia-
bles f ísico-químicas y los f act ores biót icos ocupan un papel f undament al.
La manera más sencilla de est imar la calidad del agua consist e en la def inición de valores o ran-
gos para ciert as variables f ísicas, químicas o biológicas, que se consideran admisibles o deseables
según el uso a que se dest ine. Corresponde al cumplimient o de det erminados valores en f unción
de dist int os usos, (ver Tabla 10.6) que muest ra ejemplos de variables comúnment e ut ilizadas pa-
ra def inir la Calidad del Agua en sist emas cont inent ales (grupo parcial).
GRUPO DECOMPUESTOS UNIDAD CLASEDE CLASE1. CLASE2. CLASE3.
O ELEMENTOS EXEPCIÓN
INDICADORESFÍSICOSY QUÍMICOS
1. Conduct ividad eléct rica µS/cm <600 750 1500 2250
2. DBO
5
mg/L <2 5 10 20
3. Color aparent e Pt -Co <16 20 100 <100
4. Oxígeno Disuelt o
1
mg/L >7.5 7.5 5.5 5
5. pH
2
Unidad 6,5 - 8,5 6,5 - 8,5 6,5 - 8,5 6,5 - 8,5
6. RAS
3
- <2,4 3 6 9
7. Sólidos disuelt os mg/L <400 500 1000 1500
8. Sólidos suspendidos mg/L <24 30 50 80
9. Temperat ura
4
∆TºC <0,5 1,5 1,5 3
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
comúnment e unas 70.000 sust ancias químicas dif erent es. Se est ima que t odos los años se int rodu-
cen 1.000 compuest osnuevos. Muchos de ellos llegan a losríos, lagos y acuíf eros subt erráneos. Va-
rias sust ancias químicas sint ét icas, como loshidrocarburos halogenados, las dioxinas y los cloros or-
gánicoscomo el DDT y los PCB (dif enilos policlorinados) tienen larga vida y son sumament e t óxicos
en el ambient e. No se descomponen f ácilment e en losprocesosnat uralesy t ienden, por tant o, a acu-
mularse en la cadena aliment aria biológica hast a que llegan a present ar riesgosa la salud humana.
10.7. LA CUENCA HIDROGRÁFICA COMO ECOSISTEMA Y UNIDAD
DE REFERENCIA PARA LA GESTIÓN DE LAS AGUAS
La cuenca hidrográf ica (Figura 10.5) es una unidad t errit orial f ormada por un río (lago o laguna)
con sus ef luent es y por un área colect ora de las aguas (el área de drenaje). En la cuenca est án
cont enidos los recursos nat urales básicos para múlt iples act ividades humanas, como el agua, el
suelo, la veget ación, la f auna. Todos ellos mant ienen una cont inua y part icular int eracción con
los aprovechamient os y desarrollos product ivos del hombre.
El " Oxf f ord English Diccionary" def ine la cuenca (wat ershed) como " una delgada y elevada f ranja
de t ierra que separa dos cuencas de drenaje" (a narrow elevat ed t ract of land separat ing t wo dra-
naige basins" ) o " la delgada línea que divide las aguas que f luyen hacia dos ríos dif erent es" (t he
t hin line dividing t he wat ers f lowing int o t wo dif f erent rivers" ). Una cuenca, por lo t ant o, es el lí-
mit e de un área o cuenca de drenaje. En las dosdécadas desde Mar del Plat a, sin embargo, el t ér-
mino cuenca (" wat ershed" ) ha llegado a signif icar la cuenca o área de drenaje en sí mismo, o el
" cat chment " (la capt ación o el área de capt ación) del sist ema f luvial o río. En est e document o, al
igual como lo asume Heat hcot e (1999), se emplea el t érmino cuenca (wat ershed" ) como la cuenca
de drenaje: un área de t ierra dent ro de la cual f luyen las aguas hacia un único sist ema f luvial.
Figura 10.5. Esquema general de una cuenca hidrográfica
Por ot ra part e, el ecosist ema es una unidad f uncional básica de la nat uraleza que incluye t ant o
los organismos y su ent orno no vivo, cada uno de ellos int eract uando con el ot ro e inf luencián-
dose ent re ellos y sus propiedades, siendo ambos necesarios para la mant ención y desarrollo de
los sist emas. El ecosist ema es la unidad concept ual y práct ica de organización y de est udio de los
sist emas y recursos nat urales. Una cuenca hidrográf ica es un ecosist ema que según sea el caso
podrá o no t ener la presencia del hombre, sus act ividades y su inf luencia.
189
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
188
t e de las normat ivas ambient ales para agua, se han def inido est ándares de calidad para det er-
minados usos (i.e., abast ecimient o de agua pot able, recreación, vida acuát ica), así como la f re-
cuencia de muest reos y las t écnicas analít icas de aplicación.
10.6.1. C O N TAMINACIÓN ACUÁTICA
Uno de los mayores impact os sobre el agua se relaciona con la cont aminación, que aunque no
af ect a la disponibilidad de agua (cant idad), limit a su uso por alt eración de su calidad. La cont a-
minación se puede producir en f orma general, por dos t ipos de f uent es; aquellas conocidas co-
mo f uent es punt uales, es decir, con una ent rada ident if icable y cuant if icable, que corresponde
al t ipo de cont aminación producido por los ef luent es indust riales y urbanos y las llamadas f uen-
t esno punt ualeso dif usas, donde no se puede ident if icar la ent rada hacia el sist ema recept or (t í-
picament e la producida por act ividades agrícolas) y su cuant if icación es muy dif ícil desde el pun-
t o de vist a experiment al (Vighi, 1989).
La act ividad agrícola t iende a la ut ilización, masiva y crecient e, de f ert ilizant es y pest icidas, los
que se incorporan al ciclo hidrológico en f orma de cont aminación dif usa, que en muchos casos
no es degradable. Son procesos de lent a evolución y complejo cont rol, cuyas consecuencias pue-
den generar conf lict osa largo plazo. Lasaguasde riego t ransport an una part e import ant e de las
sust ancias químicas ut ilizadas en la agricult ura (f ert ilizant es, pest icidas, plaguicidas, et c.), algu-
nas de ellas muy t óxicas, que vía la escorrent ía superf icial o a t ravés de las aguas subt erráneas,
alcanzan ríos, lagos o mares.
Losprocesosde erosión acelerada, provocadospor lasact ividadesagrícolas, silvícolas, minero-ex-
t ract ivas, const rucción y ot ras act ividades def orest adoras, t ambién generan problemas de cont a-
minación que se relacionan, principalment e, con el t ransport e de sediment os y compuest os quí-
micos asociados a las mat rices sediment arias.
La agricult ura es el sect or que más cont aminación produce, más aún que las indust rias y las des-
cargas civiles. En casi t odos los países donde se usan f ert ilizant es agrícolas y plaguicidas, se han
cont aminado acuíf eros subt erráneos y el agua de superf icie. Los desechos animales son ot ra
f uent e de cont aminación persist ent e en algunas zonas. Cuando el agua se devuelve a los ríos y
arroyos después de haber sido ut ilizada para el riego, est á generalment e degradada por el ex-
ceso de nut rient es, salinidad, agent es pat ógenos y sediment os que suelen dejarla inservible pa-
ra cualquier ot ro uso post erior, a menos de t rat arla, incurriendo en un alt o cost o.
En Europa, más de la mit ad de los lagos son eut róf icos a causa de la sobrecarga de nut rient es
agrícolas y desde descargas urbanas (WHO, 1997). La eut rof ización es un proceso que ocurre
cuando un exceso de nut rient es est imula el crecimient o de algas, las que, cuando se mueren y
descomponen, quit an oxígeno al agua.
Además, cont aminant es at mosf éricos como el dióxido sulf uroso y los óxidos de nit rógeno, que
se combinan en la at mósf era para f ormar lluvia ácida, han t enido amplios ef ect os en los ecosis-
t emas de agua dulce y t errest res. La lluvia ácida hace bajar el pH de los ríos y corrient es de agua.
Ent re los peores cont aminant es se cuent an las sust ancias químicas sint ét icas. En el mundo se usan
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
La diversidad cult ural humana t ambién puede considerarse como part e de la biodiversidad (Ty l e r-
M i l l e r, 1994). Al igual que la diversidad genét ica o de especies, algunos at ribut os de las cult uras
humanas (por ejemplo, el nomadismo o la rot ación de los cult ivos) corresponden a soluciones a
losproblemas de las supervivencia en det erminados ambient es. Por ot ra part e, al igual que ot ros
aspect os de la biodiversidad, la diversidad cult ural ayuda a loshumanosa adapt arse a la variación
del ent orno. La diversidad cult ural se manif iest a por la diversidad del lenguaje, de las creencias
religiosas, las práct icas del manejo de la t ierra, el art e, la música, la est ruct ura social, la selección
de los cult ivos, la diet a y en t odo número concebible de ot ros at ribut os de la sociedad humana.
Lospueblosindígenas son losprincipales agent es de la diversidad cult ural del mundo. Susdif eren-
t es f ormas de exist encia varían considerablement e de un lugar a ot ro. De las aproximadament e
6.000 cult uras que exist en en el mundo, de 4.000 a 5.000 son indígenas. Cerca de los t res cuart os
de las 6.000 lenguas exist ent es son habladas por pueblos indígenas. Muchas de las regiones de la
másint ensa diversidad biológica de la Tierra son habit adaspor pueblosindígenas. Los" 17 biológi-
cos" , esdecir, los17 países que albergan másde dost erceraspart es de los recursosbiológicosde la
Tierra, son t ambién los t errit orios t radicionales de la mayoría de los pueblos indígenas (est os paí-
ses son: Aust ralia, Brasil, China, Colombia, el Ecuador, los Est ados Unidos de América, Filipinas, la
India, Indonesia, Madagascar, Malasia, México, Papua Nueva Guinea, el Perú, la República Demo-
crát ica del Congo, Sudáf rica y Ve n e z u e l a ) .
Cuando se examina dist ribución de los pue-
blos indígenas en el planet a, se observa que
exist e una clara correlación ent re las regiones
de int ensa diversidad biológica y las regiones
de gran diversidad cult ural. Est a relación es
part icularment e marcada en las zonas de sel-
va t ropical, ent re ellas lasque exist en a lo lar-
go del Amazonas y en la América Cent ral,
Áf rica, el Asia sudorient al, Filipinas, Nueva
Guinea e Indonesia. De losnueve paísesen los
que se habla el 60% de laslenguas, seisalber-
gan t ambién cant idades excepcionales de es-
pecies veget ales y animales que sólo se en-
cuent ran en est os lugares.
Es reconocido mundialment e que la diversi-
dad biológica no se puede conservar sin la diversidad cult ural, y que la seguridad a largo plazo
de losaliment osy lasmedicinasdepende del mant enimient o de est a relación compleja (Tyler-Mi-
ller, 1994). También es cada vez más evident e que la diversidad cult ural es t an import ant e para
la evolución de la civilización como la biodiversidad lo es para evolución biológica; en est e con-
t ext o, la promoción de cult urashomogéneasa t ravésde la globalización plant ea una grave ame-
naza a la supervivencia humana.
81
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
80
4.4. DIVERSIDAD BIOLÓGICA Y CULT U R A L
El t érmino biodiversidad se emplea para ref erirse a la t ot alidad de los genes, las especies y los
ecosist emasde una región (Wilson, 1988). La riqueza de la vida en la Tierra esel result ado de mi -
llones de años de evolución biológica. A lo largo del t iempo surgieron cult uras humanas que se
adapt aron al ent orno local, descubriendo, usando y modif icando los recursos biót icos locales.
Muchosámbit osque ahora parecen " nat urales" llevan la marca de mileniosde ocupación huma-
na, cult ivo de plant as y recolección de recursos. La biodiversidad f ue modelada además por la
domest icación e hibridación de variedades locales de cult ivos y animales de cría. En t érminos ge-
nerales, la biodiversidad puede dividirse en t res cat egorías jerarquizadas: genes, especies y eco-
sist emas, que describen dif erent es aspect os de los sist emas vivient es y que los cient íf icos cuant i-
f ican de dif erent es maneras (Magurran, 1989):
Diversidad genét ica: Se ent iende la variación de los genes dent ro de las especies. Est o incluye a
dif erent es poblaciones de una misma especie o la variación genét ica dent ro de una misma po-
blación. Hast a hace poco, lasmedidasde la diversidad genét ica se aplicaban principalment e a las
especies y poblaciones domest icadas, conservadas en zoológicos o jardines bot ánicos, pero las
t écnicas se aplican cada vez más a las especies silvest res.
Diversidad de especies: Se ent iende la variedad de especies exist ent es en una región. Esa diver-
sidad puede medirse de muchasmanerasy loscient íf icosno se han puest o de acuerdo sobre cuál
es el mét odo más adecuado. El número de especies de una región, la denominada " riqueza de
especies" , es una medida que a menudo se ut iliza, pero una medida más precisa corresponde a
la " diversidad t axonómica" , t oma en consideración la est recha relación exist ent e ent re unas es-
pecies y ot ras. A modo de ejemplo, una isla en la que hay dos especies de aves y una especie de
lagart os t iene mayor diversidad t axonómica que una isla en la que hay t res especies de aves pe-
ro ninguna de lagart os. Por lo t ant o, aún cuando haya másespeciesde escarabajost errest resque
de t odas las ot ras especies combinadas, ellos no inf luyen sobre la diversidad de las especies por-
que est án relacionados muy est rechament e. Asimismo es mucho mayor el número de las espe-
cies que viven en ambient es t errest res que en ambient es marinos, pero las especies t errest res es-
t án más est rechament e vinculadas ent re sí que las especies oceánicas, por lo cual la diversidad es
mayor en los ecosist emas marít imos que lo que sugeriría un cont eo est rict o de las especies.
Diversidad de los ecosist emas: Ést a es más dif ícil de medir que la de las especies o la diversidad
genét ica, porque los límit es o f ront eras de las comunidades biológicas, asociaciones de especies
y de losecosist emas, no est án bien def inidas. Sin embargo, en la medida en que se ut ilice un con-
junt o de crit erios coherent e para def inir las comunidades y los ecosist emas, podrá cuant if icarse
su número y dist ribución.
Además de la diversidad de los ecosist emas, pueden ser import ant es muchas ot ras expresiones
de la biodiversidad. Ent re ellas est án la abundancia relat iva de especies, la est ruct ura de edades
de las poblaciones, la est ruct ura de las comunidades en una región, la variación de la composi-
ción y la est ruct ura de las comunidades a lo largo del t iempo y hast a procesos ecológicos t ales
como la depredación, el parasit ismo y el mut ualismo (Gast on, 1996). En f orma más general, pa-
ra alcanzar met as específ icas de manejo o de polít icas, suele ser import ant e examinar no sólo la
diversidad de composición de genes, especies y ecosist emas, sino t ambién la diversidad de la es-
t ruct ura y las f unciones de los ecosist emas.
Fuente: Secretaría de Tu r i sm o
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
17. LA INSTITUCIONALIDAD AMBIENTAL NACIONAL
E INTERNACIONAL.
17.1. ORIGEN Y CONTENIDO DEL TÉRMINO SUSTENTA B L E .
Tras la aparición del Inf orme sobre Nuestro Futuro Común, (1987-1988) coordinado por Gro Har-
lem Brundt land en el marco de las Naciones Unidas, se f ue poniendo de moda el objet ivo del
" Desarrollo Sust ent able" , ent endiendo por aquel que permit e " sat isf acer nuest ras necesidades
act uales sin compromet er la capacidad de las generaciones f ut uras para sat isf acer las suyas" . A
la vez que se ext endía la preocupación por la " sust ent abilidad" , se subrayaba implícit ament e,
con ello, la insost enibilidad del modelo económico hacia el que nos ha conducido la civilización
indust rial. Sin embargo, t al preocupación no se ha t raducido en la reconsideración y la reconver-
sión operat iva de est e modelo hacia el nuevo propósit o. Ello no es ajeno al hecho de que el éxi-
t o de est a nueva t erminología, se debió, en buena medida, al halo de ambigüedad que la acom-
pañaba: se t rat a de enunciar un deseo t an general como el ant es indicado sin precisar mucho su
cont enido ni el modo de llevarlo a la práct ica.
A principios de la década de los set ent a, el Primer Informe del Club de Roma sobre los Límit es
del Crecimient o, junt o con ot ras publicaciones y acont ecimient os, pusieron en t ela de juicio la
viabilidad del crecimient o como objet ivo económico planet ario. Maurice St rong acuñó el t érmi-
no " Ecodesarrollo" y más t arde Ignacio Sachs (consult or de Naciones Unidas en t emas de Medio
Ambient e y Desarrollo) desarrolló el concept o, como t érmino de compromiso que buscaba con-
ciliar el aument o de la producción que t an perent oriament e reclamaban los países del Tercer
Mundo, con el respet o a los ecosist emas necesarios para mant ener las condiciones de habit abili-
dad en la Tierra. Est e t érmino empezó a ut ilizarse en loscírculosint ernacionalesrelacionadoscon
el " medioambient e" y el " desarrollo" , dando lugar más adelant e a la declaración en su día lla-
mada La Declaración de Cocoyoc (1974), por haberse elaborado en un seminario promovido por
las Naciones Unidas al más alt o nivel, con la part icipación de Sachs, que t uvo lugar en 1974, en
Méjico. El president e de Méjico, Echevarría, suscribió y present ó a la prensa las resoluciones de
Cocoyoc, que hacían suyo el t érmino " ecodesarrollo" . Unos días más t arde, el jef e de la diploma-
cia nort eamericana Henry Kissinger manif est ó su desaprobación del t ext o enviando un t elegra-
ma al president e del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambient e; así la palabra
" ecodesarrollo" quedó vet ada en est os f oros. La palabra, sería más t arde por la de " desarrollo
sust ent able" , que los economist as más convencionales podían acept ar sin recelo, al conf undirse
con el " desarrollo aut osust ent able" (self sust ained growt h), int roducido t iempo at rás por Ros-
t ow y barajado prof undament e por los economist as que se ocupaban del desarrollo.
Predominó así la f unción ret órica del t érmino " desarrollo sust ent able" subrayado por algunos
aut ores (Dixón, J.A y Fallo, L.A, 1991), que explican su acept ación generalizada: " la sust ent abi-
lidad parece ser acept ada como un t érmino mediador diseñado para t ender un puent e sobre el
golf o que separa a los " desarrollist as" de los " ambient alist as" .
Part iendo de losconcept osant eriores, para el desarrollo sust ent able o para una ciudad de principios
de sust ent able, implica que se involucra y busca opcionesexplorat oriaspara losusosde losrecursos,
elección de las t ecnologías, cambios est ruct urales de sist ema, y sobre t odo, de los modelos de con-
sumo que produciría un result ado por lo menos limpio y just o en la calidad de los niveles de vida.
Operación semejant e podría ser el esquema en el plano regional, que signif ica ident if icación de las
331
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
17.2.3. DIMENSIÓN SOCIAL.
La dimensión social de la sust ent abilidad recalca en que los seres humanos son los inst rument os,
losbenef iciariose incluso lasvíct imasde losprocesosde desarrollo. Desde est a concepción se pri-
man los objet ivos que van orient ados al mant enimient o de la cohesión y est abilidad social y cul-
t ural de los sist emas humanos. (Jiménez, 2000)
17.3. GRANDES EVENTOS INTERNACIONALES
17.3.1. CREACIÓN DEL PROGRAMA EL HOMBRE Y LA BIOSFERA (MAB). 1971
Nacido en el seno de La UNESCO en 1970, el MAB t iene sus orígenes en las recomendaciones de
la Conf erencia sobre la Biosf era, organizada por la UNESCO ent re el 9 y el 19 de noviembre en
París, 1968. Part iciparon t reint a países, los cuales enviaron represent ant es u observadores, al
igual que diversos Organismos Int ernacionales, t ales como la Organización de las Naciones Uni-
das para la Agricult ura y la Aliment ación (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la
Unión Int ernacional para la Conservación de la Nat uraleza y los Recursos Nat urales (UICN).
Queda claro que la creación del MAB se debió a la gran necesidad de coordinar losest udioscien-
t íf icosque increment arán el conocimient o de la est ruct ura y f uncionamient o de la biósf era, y au-
ment aran nuest ra capacidad para aplicar sist emas de gest ión que minimizaran los riesgos am-
bient ales en su relación con la humanidad. Se consideró que sus proyect os, de caráct er int ergu-
bernament al, est arían cent rados en el est udio general de la est ruct ura y f uncionamient o de la
biósf era y de sus relaciones ecológicas; en las observaciones y la invest igación sist emát ica de los
cambios provocados por la humanidad, en la biósf era y sus recursos, en los ef ect os globales de
esos cambios sobre la propia especie humana, y en las act ividades de enseñanza e inf ormación
sobre esos problemas.
El plant eamient o de est os t rabajos requiere de esf uerzos a largo plazo y de caráct er int erdisci-
plinario, coordinado a escala mundial, en que part icipen los gobiernos, los cuales permit an la es-
pecialización de personal, y así, de est e modo, aument ar el número de inst it uciones dedicadas a
la observación e invest igación de los procesos nat urales.
17.3.2. ESTOCOLMO. 1972
A) ANTECEDENTES: EL INFORME FOUNEX.
La Conf erencia de las Naciones Unidas sobre Medio Humano, es precedida por un amplio proce-
so de ref lexión, en la que dest acamos la Reunión de expert os celebrada en Founex, Suiza, del 4
al 12 de Junio de 1971. En dicha conf erencia se recogieron inf ormes que abordaban la proble-
mát ica ambient al y las posibles alt ernat ivas resolut ivas a t ales problemas. El Inf orme Founex re-
copila de f orma clara y precisa dichos inf ormes.
La preocupación principal del Inf orme Founex, f ue el reconocimient o de la desigualdad ent re
Crecimient o y Progreso, ent endiéndose est e últ imo como una mejora de las condiciones de vida
y por consiguient e de la Calidad de Vida.
333
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
332
vinculaciones ent re la dot ación del recurso, desarrollo de las act ividades, capacidad asimilat iva, es-
t ado ambient al, progreso económico, comodidadesy calidad de losnivelesde vida (Suju et al, 1997)
Tomando en cuent a que la Unión de la Conservación, (Programa del Medio Ambient e de las Na-
ciones Unidas y del f oro Mundial para la Conservación de la Nat uraleza) indicaba que " el desa-
rrollo sust ent able implica mejora de la calidad de vida dent ro de los límit es del ecosist ema" . Si-
guiendo la misma t rayect oria ant erior, el Consejo Int ernacional de Iniciat ivas Ambient ales Loca-
les (ICLEI) propuso en los t érminos lo siguient e: " el desarrollo sust ent able es aquel que of rece
servicios ambient ales, sociales y económicos básicos a t odos los miembros de una comunidad, sin
poner en peligro la vialidad de los ent ornos nat urales, const ruidos y sociales, de los que depen-
de el of recimient o de est os servicios" (Rueda,1998)
De est a manera, veint e añosdespuésde que el Inf orme del Club de Roma preparado por Meadows
(1971) sobre loslímit esdel crecimient o, pusiera en ent redicho lasnocionesde crecimient o y desarro-
llo ut ilizadasen economía, est amosasist iendo ahora a un renovado af án de hacerlas" sust ent ables" .
El det erioro planet ario y las perspect ivas de enderezarlo, son bast ant es peores que las de hace
veint e años, pero los aut ores de los ant eriores inf ormes, para evit ar que se les t ilde de cat ast ro-
f ist as, se sient en obligados a est as alt uras a escudarse en la conf usa dist inción ent re el crecimien-
t o y el desarrollo económico, para advert ir que " pese a exist ir límit es en el crecimient o, no t iene
por qué haberlos en el desarrollo" (Meadows, D.H y D.L., 1991).
17.2. ASPECTOS MULTIDIMENSIONALES DE LA SUSTENTA B I L I D A D .
17.2.1. DIMENSIÓN ECOLÓGICA.
Bajo la perspect iva ecológica, la sust ent abilidad se f undament a en el mant enimient o de la est a-
bilidad dinámica del ecosist ema global, garant izando la int egridad de losecosist emasque sopor-
t an la vida y las act ividades humanas y propiciando, a la vez, la f lexibilidad, la resilencia y la
adapt abilidad dinámica necesaria para af ront ar los cambios ambient ales (cont aminación, des-
t rucción de recursos, perdida de biodiversidad, et c).
Los principios básicos de est a perspect iva emanan de crit erios element ales para conservar rique-
za nat ural y asegurar la capacidad de aut o reproducción y aut odepuración del medio ambient e,
mant eniendo las act ividades humanas para la sat isf acción de sus necesidades crecient es sin so-
brepasar la capacidad de carga de los ecosist emas. (Jiménez, 2000)
17.2.2. DIMENSIÓN ECONÓMICA.
Desde el punt o de vist a de la economía t radicional, la ecuación de la sust ent abilidad se ent ien-
de especialment e cent rada en mant ener el proceso del desarrollo económico por vías opt imas
hacia la maximización del bienest ar humano, t eniendo en cuent a las rest ricciones impuest as por
la disponibilidad del capit al nat ural. Est a perspect iva económica de la sust ent abilidad est á basa-
da en el concept o de «rent a sust ent able», propuest o por Hicks (1946), como el máximo f lujo de
ingresos que pueden ser generados mant eniendo el capit al o los st ock de act ivos que permit en
la obt ención de esos benef icios.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
El mayor logro de la Conf erencia es dicho reconocimient o ecológico del planet a, en el que se ra-
t if icaba que " (...)el hombre es a la vez obra y art íf ice del medio que lo rodea(…), con una acción
sobre el mismo que se ha acrecent ado gracias a la rápida aceleración de la ciencia y de la t ecno-
logía(…), hast a el punt o que los dos aspect os del medio humano, el nat ural y el art if icial, son
esenciales para su bienest ar"
(Declaración de la Conf erencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano. Punt o 1)
D) RESULTADOS DE LA CONFERENCIA DE ESTOCOLMO
• Declaración sobre Medio Humano.
Fue el document o más signif icat ivo que t uvo la Conf erencia de Est ocolmo. En él, se hace
const ancia de la part icipación que t iene el hombre en el medio que lo rodea, at endiendo no
sólo a la part e nat ural del t érmino " Medio" , sino incorporando la preocupación por el pa-
t rimonio hist órico y cult ural del hombre.
A lo largo de la Declaración sobre el Medio Humano, se hace un recorrido sobre los princi-
pales problemas que asolan el planet a (cont aminación at mosf érica, de suelo y agua, dese-
quilibrios ecológicos, y como consecuencia pérdida de biodiversidad, grandes desigualdades
sociales, et c) y enconsecuencia, impulsa a los países indust rializados a que, sin renunciar a
sus polít icas de crecimient o, orient en sus líneas de desarrollo al est udio de las f uent es gene-
radoras de impact os y a disminuir las grandes dif erencias exist ent es ent re países desarrolla-
dos y en vías de desarrollo.
• Creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambient e (PNUMA).
Bajo la necesidad de la creación de un órgano int ernacional que considerara la necesidad del
est udio de losproblemasambient ales, se creó en 1973 el Programa de lasNacionesUnidas pa-
ra el Medio Ambient e. Dicho Programa se percibía desde un marco int ernacional, donde la ne-
cesidad de una est recha colaboración ent re t odos los países se hacía pat ent e y donde las dis-
t int as polít icas ambient ales est uvieran enf ocadas en resolver los apremiant es problemas que
present aba el mundo.
La creación del PNUMA present aba los siguient es objet ivos:
• " La present ación de una asist encia t écnica a los gobiernos, para la adapt ación de medidas
relat ivas al medio ambient e.
• Una ayuda para la f ormación del personal especializado.
• Todas la f ormas de ayuda requeridas, incluidas la ayuda f inanciera, para ref orzar las inst it u-
ciones nacionales y regionales.
• Los medios requeridos para apoyar los programas de inf ormación y de educación en mat e-
ria de medio ambient e."
Así, la principal razón del PNUMA es la de f avorecer la coordinación ent re las organizacio-
nesnacionalese int ernacionalesy de animarlospara que le den al medio ambient e la impor-
t ancia que se merece.
• Diseño del Programa Int ernacional de Educación Ambient al (PIEA).
335
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
334
Respect ivament e, los países indust rializados con gran crecimient o económico y desarrollo social,
present an o son los causant es de los mayores problemas ambient ales con los que cuent a act ual-
ment e el planet a. Así se dejó const ancia que los peligros locales, regionales e incluso nacionales
rebasan las f ront eras y amenazan a la t ot alidad del mundo.
En est e sent ido, se dejó present e que losact ualesmodelos económicosnosllevaron a sit uacionesde
grandesdesequilibrios, que se ref lejan luego en la vulnerabilidad de lospaísesen víasde desarrollo.
B) INFORMESPREPARATORIOSA LA CONFERENCIA DEESTOCOLMO
Esreconocible que a lo largo de los dist int os inf ormesant eriores a la Conf erencia de Est ocolmo, se
empezaran a aplicar concept osque hast a ent onces est aban f uera de la t rayect oria seguida para la
resolución de los conf lict os ambient ales y sociales. La incorporación de la dimensión ét ica a la di-
mensión Social y Económica, se hizo pat ent e con la ut ilización del t érmino " Solidaridad Unif orme" .
• Solidaridad f rent e a las generaciones f ut uras (ant e las cuales somos deposit arios del capit al
que represent a la nat uraleza y del pat rimonio cult ural que nos han legado generaciones pa-
sadas) a las cuales no debemos dejar una carga demasiado pesada de rest auración del me-
dio como result ado de nuest ra negligencia.
• Solidaridad ent re los ciudadanos de un mismo país.
• Solidaridad ent re países, a f in de impedir que la cont aminación at raviese las f ront eras, que
se produzcan def ormaciones nef ast as en los int ercambios comerciales y que surjan nuevos
desequilibrios económicos y sociocult urales.
• Solidaridad t ambién para prot eger, cuidar y hacer f ruct if icar el pat rimonio común e hist óri-
co de la humanidad." (Sachs, 1986)
C) CONFERENCIA DEESTOCOLMO.
Celebrada ent re los días 5 al 16 de junio de 1972, t uvo lugar en Est ocolmo la Conf erencia de las
Naciones Unidas sobre el Medio Humano. En est e encuent ro, est uvieron present es 113 est ados,
junt o con la asist encia de observadores de más de 400 Organizaciones Int ergubernament ales y
no gubernament ales.
Los debat es de la Conf erencia de Est ocolmo f ueron precedidos por la publicación de un inf orme
of icioso, elaborado por más de un cent enar de cient íf icos de t odo el mundo, y de cuya redacción
f inal se responsabilizaron René Dubos y Barbara Ward, denominado; " Una sola Tierra: El cuida-
do y conservación de un pequeño planet a" . Se publicó en diez lenguas y f ue puest o a disposi-
ción de t odos los delegados.
Las deliberaciones de la Conf erencia se desarrollaron en t res comit és:
• Sobre las necesidades sociales y cult urales de planif icar la prot ección ambient al.
• Sobre los recursos nat urales
• Sobre los medios a emplear int ernacionalment e para luchar cont ra la cont aminación.
La Conf erencia aprobó una declaración f inal de 26 principios y 103 recomendaciones, con una
proclamación inicial de lo que podría llamarse una visión ecológica del mundo.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Con est os ant ecedent es, se plant ea la necesidad de una ref lexión int ernacional sobre las relacio-
nes desarrollo- medio ambient e, donde se t oma en cuent a no sólo a las generaciones present es
sino t ambién a las f ut uras.
En la Cumbre de la Tierra, act uó como Secret ario de la conf erencia Maurice St rong, cuyas pala-
bras f ueron:
" La Reunión Cumbre para la Tierra deberá sent ar las bases ent erament e nuevas en las relaciones
exist ent es ent re los ricos y los pobres, el Nort e y el Sur, en las que se incluirán un at aque concer -
t ado cont ra la pobreza como prioridad cent ral para el siglo XXI. Ello es t an imperat ivo ahora pa-
ra nuest ra seguridad ambient al así como lo es por los mot ivos morales y humanit arios. Es lo mí-
nimo que debemos a las generaciones f ut uras de quienes hemos t omado prest ado un f rágil pla-
net a llamado Tierra"
A) DECLARACIÓN DERÍO.
Dent ro de los result ados más import ant es t ras la celebración de la Cumbre de la Tierra, se en-
cuent ra la Declaración de Río, que cont iene 27 principios int errelacionados en los que se ponen
las bases para conseguir el desarrollo sust ent able al igual que se clarif ican responsabilidades gu-
bernament ales y locales.
La Declaración de Río es un document o orient at ivo hacia donde la sociedad debería marchar pa-
ra conseguir unas met as det erminadas en pro de las generaciones venideras.
Ent re sus principios, reproducimos el número 7, por ser el que hace ref erencia a la responsabili-
dad de los Gobiernos y de los Est ados y su responsabilidad f rent e a países en vía de desarrollo.
" Los Est ados deberán cooperar con espírit u de solidaridad mundial para conservar, prot eger y
rest ablecer la salud y la int egridad del ecosist ema de la Tierra. En vist a de que han cont ribuido
en dist int a medida a la degradación del medio ambient e mundial, los Est ados t ienen responsa-
bilidadescomunespero dif erent es. Lospaísesdesarrolladosreconocen la responsabilidad que les
cabe en la búsqueda int ernacional del desarrollo sost enible, en vist a de las presiones que sus so-
ciedades ejercen en el medio ambient e mundial y de las t ecnologías y los recursos f inancieros de
que disponen."
B) ACUERDOSINTERNACIONALES:
• Convenio Diversidad Biológica
Rat if icado por más de 183 países, ent ró en vigor el 29 de diciembre de 1993. El Convenio
obliga a t odos los países f irmant es a prot eger los animales y veget ales al igual que sus hábi -
t at s. En enero del 2000, f ue rat if icado por 17 países el Prot ocolo de Cart agena sobre Biose-
guridad. El objet ivo es reducir los riesgos de los movimient os animales a t ravés de las f ron-
t eras. Act ualment e se est á discut iendo sobre los benef icios o perjuicios que implica el com-
part ir mat erial genét ico de un país a ot ro.
• Convenio Marco Cambio Climát ico
Ent ró en vigor el 21 de marzo de 1994. Cont iene 165 f irmas. La mayoría de los países indus-
337
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
336
Dent ro del marco del PNUMA, se abordó la t area de diseñar algún programa de Educación
Ambient al que abarcara a t odos los países, desarrollados y en vías de desarrollo, y que sir-
viera de ref erencia para las acciones educat ivas regionales y locales.
En respuest a a la Recomendación 96 de la Conf erencia de Est ocolmo:
" ... Se recomienda que el Secret ario General, los Organismos de Naciones Unidas, part icular-
ment e la UNESCO y las demás inst it uciones int ernacionales int eresadas t omen, previa con-
sult a y de común acuerdo, las medidas necesarias para est ablecer un programa educat ivo in-
t ernacional de enseñanza int erdisciplinar escolar y ext raescolar sobre el medio ambient e,
que cubra t odos los grados de enseñanza y que vaya dirigido a t odos (...), con el f in de de-
sarrollar los conocimient os y suscit ar acciones simples que les permit an (...), en la medida de
sus posibilidades (...), administ rar y (...) prot eger su medio ambient e"
(Conf erencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambient e Humano. Est ocolmo 1972. Relat iva
al Programa Int ernacional de la Educación Ambient al)
...la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cult ura) y
el PNMA pusieron en marcha el Programa Int ernacional de Educación Ambient al en 1975.
17.3.3. CUMBRE DE RÍO DE JANEIRO. 1992
También denominada Cumbre de la Tierra a la conf erencia de las Naciones Unidas sobre el Me-
dio Ambient e y el Desarrollo (CNUMAD), celebrada en Río de Janeiro (Brasil) en el mes de junio
de 1992. La Cumbre reunió a represent ant es gubernament ales de 160 países y en ella se plant ea
por primera vez la capacidad de int egrar el desarrollo y la prot ección ambient al.
Los modelos de desarrollo económicos impuest os por un mundo cada vez más globalizado, hi-
cieron ent rar al planet a en una crisis ambient al y social de dimensiones desconocidas:
• Una excesiva concent ración de la riqueza. El 20% másrico de la población dispone del 82,7%
del ingreso, mient ras que el 20% más pobre, dispone t an sólo del 1,4%. Est o signif ica que
los ingresos de los más ricos son 150 veces superiores a los del 20% más pobres. (Programa
para las Naciones Unidas para el Desarrollo, en su Inf orme Humano 1992)
• Prof undas injust icias sociales: cerca de 1.200 mill. de personasen el mundo disponen de hast a
un equivalent e de US$ 1 por día para sat isf acer t odas susnecesidades; de 800 a 1.000 millones
est án expuest osal hambre; cerca de 2.500 millones de personas no disponen de serviciossani-
t arios básicos; un analf abet ismo que alcanza a cerca de 1.000 millones de personas, et c.
• Un alarmant e agot amient o y deterioro de los recursos nat uralesy de los sist emassust ent adores
de vida en el planet a, generadospor lasact ividadeshumanas. La comunidad int ernacional reco-
noce cient íf icament e la disminución de la capa de ozono, el calent amient o global, disminución
de biodiversidad, cont aminación del agua pot able y salada del planet a, pérdida de hábit at s, et c.
• Pérdida de Ident idad Cult ural. Desaparición de numerosas et nias y pueblos ancest rales por
la invasión o uso de sus t errit orios.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSI COS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
A) REQUISITOSPARA ENTRADA EN VIGOR.
El impediment o para que el Prot ocolo de Kiot o ent re en vigor, no es t an sólo el número de rat i-
f icaciones al Convenio, sino que los países rat if icant es sean cont aminadores que superen el 55%
de las emisiones de CO
2
mundiales.
Est os países deben de est ar incluidos en el Anexo I del prot ocolo (países indust rializados). El pro-
t ocolo ent rará en vigor 90 días después del cumplimient o de est os crit erios.
A la f echa de 11 de diciembre de 2001, 83 part icipant es f irmaron y 46 rat if icaron el prot ocolo. A
noviembre del 2002 t odavía no se consiguió la t ot al rat if icación para cumplir con el 55% de CO
2
B) EL ACUERDO DE BONN.
En 2001, 108 paísesllegaron a un acuerdo global que incluía normasy procedimient ossobre f on-
dos, t raspaso de t ecnología, capacit ación, adapt ación a los impact os del cambio climát ico, et c.
Se creó un paquet e de f ondosque incluía compromisosde la Unión Europea, Nueva Zelanda, No-
ruega y Suiza para conceder a los países en vías de desarrollo 410 millones de dólares por año
para 2005 con una revisión de los f ondos en 2008.
Los punt os más import ant es que se est ablecieron en el Acuerdo de Bonn incluyen:
• Impulsar el uso de las energías renovables limpias, bajo el t érmino de " Desarrollo Limpio" .
• Frenar el uso de la Energía Nuclear en los países indust rializados.
• Normas f act ibles para el comercio de emisiones.
• Medidas de cumplimient o que incluyan consecuencias, de obligado cumplimient o para
aquellos países que no alcancen sus compromisos.
C) PAÍSESPRIORITARIOSPARA LA RATIFICACIÓN DELPROTOCOLO
En orden descendent e de países emisores de CO
2
, se encuent ra la list a de los 27 países cuya ra-
t if icación del prot ocolo de kiot o esesencial para garant izar que el acuerdo ent re en vigor. Si bien
est os países no deben quedar f uera, ya que podrían ser culpados de paralizar los esf uerzos glo-
bales para combat ir un problema a nivel int ernacional de gran import ancia social:
La Comunidad Europea y sus 15 Est ados Miembros (2002): (Alemania, Reino Unido, It alia, Fran-
cia, España, Holanda, Bélgica, Grecia, Suecia, Aust ria, Finlandia, Dinamarca, Port ugal, Irlanda, Lu-
xemburgo) Federación Rusa, Japón, Canadá, Polonia, Rumania, República Checa, Bulgaria, Hun-
gría, Eslovaquia, Suiza, Est onia, Noruega.
Los Est ados Unidos, quedaron excluidos f uera de la list a de los países cont aminant es, debido a la
oposición al Prot ocolo de Kiot o por part e del president e Bush, ya que lo consideraban pernicioso
a sus int ereses económicos. Aust ralia y Canadá se muest ran part idarios a las decisiones t omadas
por los Est ados Unidos y declararon que no rat if icarían el t rat ado hast a que EE.UU no lo hiciera.
339
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBI ENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
338
t rializados no alcanzaron la met a volunt aria de reducir sus emisiones de gases invernadero
a los niveles de 1990 para el año 2000.
• Convenio Desert if icación.
Ent ró en vigor en diciembre de 1996. La desert if icación o degradación de las t ierras, af ect a
el sust ent o de 900 millonesde personas, especialment e en Áf rica. Hast a el año 2002, 179 paí-
ses se han unido a la Convención. Act ualment e los recursos disponibles para la ejecución son
limit ados.
• Programa 21
Sección I. Dimensiones Socioeconómicas
Sección II. Conservación y Gest ión Ambient al
Sección III. Fort alecimient o de Grupos
Sección IV. Medidas de Ejecución
17.3.4. PROTOCOLO DE KYOTO. 1997
El acuerdo ambient al f irmado en la ciudad japonesa de Kiot o en 1997, exige que los paísesindus-
t rializados reduzcan sus emisiones de gases causant es del calent amient o global, en un promedio
del 5% ent re los años 2008 y 2012, medidos sobre la base de las emisiones regist radas en 1990.
Los países se compromet ieron con una reducción porcent ual dependiendo con la producción de
cont aminant es. Est o permit e que los países pert enecient es al Prot ocolo de Kiot o reduzcan las
emisiones de origen, benef iciándose de los mecanismos f lexibles, (Comercio de emisiones, Desa-
rrollo Limpio y la Aplicación Conjunt a) como t ambién el est udio de los bosques y los cult ivos co-
mo sumideros de Carbono.
Cuadro elaborado por WWF/Adena
Si alguno de los grandes emisores de CO
2
como son la Unión Europea, Rusia, y Japón no rat if i-
can, sería imposible que el t rat ado ent rara en vigor, independient ement e de la rat if icación de
cualquier ot ro país.
El 55% de emisionesde CO
2
podría superarse de variasmaneras. En la t abla 16.1 se describen t res
posibilidades mínimas para superar el límit e est ablecido y así de est e modo ent rar en vigor el
Prot ocolo.
Tabla 17.1. Posibilidades para la entrada en vigor del Protocolo de Kioto.
A la f echa de Noviembre del año 2002, rat if icaron, como aparece en la t abla 17.2, los siguient es
países :
Tabla 17.2. Ratificación de países
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
17.3.5. CUMBRE DE JOHANNESBURGO
Desarrollada en Johannesburgo (Sudáf rica) ent re el 26 de agost o y el 4 de sept iembre se celebró la
Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustent able. Desde cualquier punt o de vist a que se valore la Cum-
bre, ést a ha generado un int erés muy considerable. Un cent enar de dirigent es mundiales t omaron
la palabra y, en t ot al, másde 22.000 personaspart iciparon en ella; ent re esaspersonashabía másde
10.000 delegados, 8.000 representant es de ONG y de la sociedad civil y, 4.000 periodist as.
En Johannesburgo, el Sr. Kof i Annan, Secret ario General de las Naciones, resumió los progresos
que esperaba ver en los cinco dif erent es campos:
• El Agua y el Saneamient o: poner el agua al alcance de por lo menos 1.000 millones de per-
sonas que carecen de agua apt a para el consumo y proveer de saneamient o adecuado a
2.000 millones de personas.
• La Energía: dar acceso de energía a 2.000 millones de personas que carecen de servicios mo-
dernos de energía: promover las energías renovables; reducir el consumo excesivo.
• La Salud: Abordar los ef ect os de los mat eriales t óxicos y peligrosos; reducir la cont aminación
del aire, que mat a a 3 millones de personas t odos los años, y la incidencia del paludismo y
enf ermedades vinculadas a la no pot abilización del agua.
• Product ividad Agrícola: t rabajar para revert ir la degradación de t ierras, que af ect a aproxi-
madament e a dos t ercios de las t ierras agrícolas del mundo.
• Diversidad Biológica y Ordenación de los Recursos: revert ir los procesos que han dest ruido
aproximadament e la mit ad de la selva pluvial y los manglares de la t ierra, los cuales amena-
zan al 70 % de los arrecif es de coral y est án diezmando las pesquerías.
Sin embargo, grandesgruposecologist as, ONG´sy, act ivist aslocalessint ieron decepcionespor las
pocas repercusiones y conclusiones que había generado la Cumbre de Johannesburgo, llegándo-
la a t achar de " f racaso casi absolut o" .
• Losacuerdosse redujeron a DeclaracionesPolít icasy a Planesde Acción, llenasde buenasin-
t enciones sobre las problemát icas present adas ant eriorment e.
• Los Document os aprobados en la Cumbre no cont ienen compromisos concret os, ni f ondos
nuevos ni adicionales, por lo que podría hablarse de " f racaso" .
• Desde la Conf erencia de Río (diez años después), han ido dist anciándose las dif erencias so-
ciales, aument ó la pobreza en el mundo, el planet a est á más cont aminado, et c. Los grupos
ecologist as creen que ya est á bien de declaraciones t eórica.
• El gobierno de George W. Bush se negó a rat if icar el prot ocolo de Kiot o -ya que est e perju-
dicaba sus int ereses económicos- y, el Convenio sobre la Biodiversidad. EEUU, dedica menos
del 0,10% de su PIB a la ayuda of icial al desarrollo.
341
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
340
Aust ralia y Canadá, están en negociacionespara una f ut ura rat ificación, debido a lasgrandespresionesmundiales(noviem-
bre 2002)
% de la emisiones
del Anexo I CO
2
de 1990 % acumulativo
Opción A
República Checa + Rumania 2,481 2,481
UE+ Rusia + Japón 50,177 52,658
Canadá 3,332 55,990
Opción B
República Checa + Rumania 2,481 2,481
UE+ Rusia + Japón 50,177 52,658
Polonia 3,022 55,680
Opción C
República Checa + Rumania 2,481 2,481
UE+ Rusia + Japón 50,177 52,658
Bulgaria 0,605 53,263
Hungría 0,522 53,785
Eslovaquia 0,425 54,210
Suiza 0,318 54,528
Est onia 0,275 54,803
Noruega 0,259 55,062
List a elaborada por WWF/Adena
PAÍSES ESTADO DERATIFICACIÓN
República Checa 15 de noviembre 2001
Rumania 19 de marzo de 2001
Unión Europea 31 de mayo de 2002
Japón 4 de junio de 2002
Rusia En la cumbre de Johannesburgo (2002) af irmó que rat if icaría
el prot ocolo ant es de un año.
Canadá El primer minist ro Canadiense Jean Chret ien anunció que present aría
" ant es de f in del 2002" un proyect o de ley para la rat if icación.
China El Jef e de Gobierno Zhu Rongji anunció la rat if icación en
Johannesburgo.
List a elaborada por WWF/Adena. Act ualizada por aut or
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
17.4 ORGANIZACIONES DEDICADAS A TEMAS AMBIENTALES
17.4.1. ORGANIZACIONES INTERNACIONALES
Tabla 17.4. Organizaciones Internacionales dedicadas a temas ambientales
343
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
342
Tabla 17.3. Cronología de hitos medioambientales
Fuent e: El Aut or
1967 • Se Adopt ó la Primera Direct iva Ambient al, 67/548, t it ulada como " empaquet ado y et iquet ado
de sust ancia peligrosas" .
1971 • Primer Inf orme del Club de Roma. Se pusieron en t ela de juicio la viabilidad del crecimient o
como objet ivo planet ario.
• Creación del Programa El Hombre y la Biosf era (MAB). 1971
1972 • ECCumbre de París, llamada en la comisión para producir un Programa de Acción Ambient al.
• Conf erencia de Est ocolmo sobre " Medio Ambient e Humano" . Indira Ghandi " No hay más
cont aminación que la pobreza"
1973 • Formación Cent ro de la Comisión Europea del Ambient e y el Consumo
• Primer Programa de acción Ambient al (1973-76).Environment Act ion Progranme, EAP
1977 • Segundo Programa de Acción Ambient al (1977-81).
1983 • Tercer Programa de Acción Ambient al (1982-86).
1987 • Año Europeo del Medio Ambient e.
• Se redact ó una act a sobre " Los requerimient os para la prot ección del medio Ambient e deberían ser un
component e de las polít icas de la comunidad"
• Cuart o Programa de Acción Ambient al (1987-92).
• La Comisión Mundial sobre Medio Ambient e y Desarrollo de las Naciones Unidas (CMMAD), emit ió el
Inf orme Brunt land. Nuest ro Fut uro común, popularizó la idea del " desarrollo sust ent able
1991 • Creación por la Comisión Europea de un Grupo de Expert os en Medio Ambient e Urbano, t ras la
publicación del Libro Verde sobre Medio Ambient e Urbano
1992 • Quint o programa de Acción Ambient al (1992-2000)
• Conf erencia de las Naciones Unidas en Medio Ambient e y Desarrollo. Rio de Janeiro, Brasil.
• Junio 1992- Cumbre de la Tierra; La Comunidad Europea se compromet ió a aplicar el Programa 21.
• Agenda 21
• LIFEI 1992-95
• Trat ado de Mast rich. Da a las Acciones Medio Ambient ales el St at us dent ro de la polít ica de la Unión
Europea. (art iculo 130r).
1994 • Creación del Inf orme Dobris. Est ablecimient o f ormal de la Agencia Medioambient al Europea en
Copenhagen (European Environment Agency, EEA).
• Primera Conf erencia Europea de Ciudades y Poblaciones Sost enibles. Celebrado en Aaborg
(Dinamarca). Cart a de Aalborg.
1996 • LIFEII 1996-99.
• Conf erencia de Lisboa, sept iembre 1996. Segunda Conf erencia Europea sobre Ciudades Sost enibles.
• Conf erencia de Est ambul
1997 • Prot ocolo de Kiot o. Exige que los países indust rializados reduzcan sus emisiones de gases
cont aminant es en un promedio de 5% por cient o ent re los años 2008 y 2012.
1998 • Consejo Europeo de Cardif f
1999 • El Trat ado de Amst erdam. Hace de la polít ica ambient al un objet ivo polít ico imprescindible dent ro de
la Unión Europea.
• Consejo Europeo de Helsinki.
2000 • Tercera Conf erencia Europea sobre ciudades y municipios sost enibles. (Conf erencia de Hannover).
Declaración de Hannover.
• Valoración Global del Quint o Programa de Acción Ambient al
• LIFEIII 2000-04.
2002 • Conf erenia de Johanesburgo
LASORGANIZACIONESINTERNACIONALESDEDICADASA TEMASAMBIENTALES
ORGANISMOS DENTRO DEL SISTEMA DE NACIONES UNIDAS
- Agencias especializadas de Naciones Unidas
UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la ciencia y la Cult ura)
FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricult ura y la Aliment ación)
OMS (Organización Mundial de la Salud)
OIT (Organización Int ernacional del Trabajo)
OMM (Organización Met eorológica Mundial)
OMI (Organización Marít ima Int ernacional)
ONUDI (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Indust rial)
- Comisiones Económicas Regionales de las Naciones Unidas
CEPE (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa)
CEPAL Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Lat ina)
CESAP (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Asia y el Pacíf ico)
CEPA (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Áf rica)
CEPAO (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Asia Occident al)
- Otros Organismos y programas de las Naciones Unidas
OIEA (Organismo Int ernacional de la Energía At ómica)
PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambient e)
ORGANISMOSINTERGUBERNAMENTALESFUERA DELA NACIONESUNIDAS
Consejo de Europa
UE (Unión Europea)
OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos)
ORGANIZACIONESINTERNACIONALESNO GUBERNAMENTALES
U I CN (Unión Int ernacional para la Conservación de la nat uraleza y de los Recursos Nat urales)
WWF (Fondo Mundial para la vida Silvest re)
FEEA (Fundación Europea para la Educación Ambient al en el Medio Rural y Urbano)
CITES (Convención Int ernacional de Tráf ico de Espacies Silvest res)
Greenpeace
Fondo Pat rimonio Nat ural Europeo
Programa de Educación Ambient al Urbano " Móvil Verde"
Amigos de la Tierra
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Figura 17.1. Organización Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable
345
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
344
17.4.2. ORGANIZACIONES NACIONALES
El proceso que comenzó con la Conf erencia de Naciones Unidas para el Medio Ambient e y Desa-
rrollo (CNUMAD) celebrada en Río de Janeiro en 1992, inf luenció en la ref orma de la Const it ución
Nacional Argent ina, en 1994, donde expresament e se incluyó el art ículo 41 que est ablece que:
" Todos los habit ant es gozan del derecho a una ambient e sano, equilibrado, apt o para el desa-
rrollo humano y para que las act ividades product ivas sat isf agan las necesidades present es sin
compromet er las generaciones f ut uras; y t ienen el deber de preservarlo. El daño ambient al ge-
nerará priorit ariament e la obligación de recomponer, según lo est ablezca la ley. Las aut oridades
proveerán a la prot ección de est e derecho, a la ut ilización racional de los recursos nat urales, a la
preservación del pat rimonio nat ural y cult ural y de la diversidad biológica, y a la inf ormación y
educación ambient ales.
Corresponde a la nación dict ar las normas que cont engan los presupuest os mínimos de prot ec-
ción, y a las provincias las necesarias para complement arlas, sin que aquellas alt eren las jurisdic-
ciones locales. " Se prohibe el ingreso al t errit orio nacional de residuos act ual o pot encialment e
peligrosos, y a los radiact ivos" .
Const it ución Nacional, Art ículo 41.
Est e art ículo ref leja las acciones que a part ir de 1991 el Sect or Público Nacional desarrolló con la
creación de la Secret aría de Recursos Nat urales y Desarrollo Sust ent able (SRNyDS) (Decret o
2419/91) para responder a las demandas nacionales y la Unidad de Medio Ambient e en 1991,
convert ida a part ir de enero de 1997 en Dirección Nacional de Asunt os Ambient ales del Minist e-
rio de Relaciones Ext eriores, Comercio Int ernacional y Cult o (MRECIyC) para at ender las deman-
das int ernacionales.
El Organismo Ambient al Nacional deberá mant ener el accionar vinculado a la conservación y me-
joramient o de los recursos nat urales y del ambient e en general, y cont ribuir a la gest ión de la
sust ent abilidad ambient al de las polít icas en desarrollo, que garant icen un mejor horizont e de
calidad de vida a las poblaciones act uales y f ut uras.
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
Así, dándole un enf oque jurídico por Sobrino (1990), decimos que las ONG son " .... aquellas aso-
ciaciones, f undaciones e inst it uciones privadas, f rut o de la iniciat iva privada o mixt a, con exclu-
sión de t odo acuerdo int ergubernament al, const it uidasde manera duradera, espont ánea y libre,
por personas, privadas o públicas, f ísicas o jurídicas, de dif erent es nacionalidades que, expresan-
do una solidaridad t ransnacional, persiguen sin espírit u de lucro un objet ivo de int erés int erna-
cional y han sido creadas de conf ormidad con el derecho int erno de un Est ado" .
17.5.2. FINALIDAD DE LAS ONG´S
La Agenda 21, dent ro de sus resoluciones, incit aba a la part icipación y la t oma de decisiones de
aquellos grupos, los cuales represent aban a la comunidad local, regional y/o nacional. Dent ro
de est os grupos se encont raban las ONG´s a las que t ambién se les pedía:
• Sensibilización de la sociedad civil a t ravés de la t ransf erencia de conocimient os.
• Análisis de la sit uación local, nacional, regional relat iva al desarrollo sust ent able, desde la
perspect iva de los dif erent es act ores de la sociedad.
• Fort alecimient o de la capacidad de la sociedad civil, para f ormular polít icas, programas y
proyect os para el desarrollo sust ent able.
• Creación de mecanismos de f inanciamient o de iniciat ivas de la sociedad civil.
347
COLECCI ÓN EDUCAR PARA EL AMBIENTE • CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTA BLE
346
Tabla 17.5. Acuerdos Importantes Firmados por Argentina
Conf erencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambient e y Desarrollo (RIO' 92)
Convención de lasNacionesUnidasde Lucha cont ra la Desert if icación en losPaísesaf ec-
t ados por Sequía Grave o Desert if icación, en part icular en Af rica (UNCCD)
Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climát ico (UNFCCC)
Convención relat iva a los Humedales de Import ancia Int ernacional especialment e
como Hábit at de Aves Acuát icas (RAMSAR)
Convención sobre la Conservación de las Especies Migrat orias de Animales (CMS)
Convención sobre la Prot ección del Pat rimonio Mundial, Cult ural y Nat ural
Convención sobre el Comercio Int ernacional de las Especies Amenazadas de
Fauna y Flora Silvest re (CITES)
Convenio de Basilea sobre el Cont rol de los Movimient os Transf ront erizos de los Dese-
chos Peligrosos y su Eliminación
Convenio de Rot t erdam sobre el Procedimient o de Consent imient o previo Fundamen-
t ado aplicable a ciert os Plaguicidas y Product os Químicos Peligrosos objet o de Comer-
cio Int ernacional
Convenio de Viena para la Prot ección de la Capa de Ozono
Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB)
Cumbre de Sant a Cruz de la Sierra sobre Desarrollo Sost enible
Declaración de la Conf erencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambient e (Est o-
colmo' 72)
Prot ocolo de Mont real relat ivo a Sust ancias Agot adoras de la Capa de Ozono
Convenio para el Manejo y Conservación de la Vicuña
Convención Int ernacional para la Regulación de la Caza de las Ballenas (Comisión Balle-
nera Int ernacional)
17.5. ONG´S Y MEDIO AMBIENTE
17.5.1. DEFINICIÓN DE LAS ONG´S
La def inición del concept o ONG est á llena de int errogant es y discusión. El simple hecho de de-
nominarse OrganizacionesNo Gubernament alesaf ianza un enf oque negat ivo y est recho, ya que
las siglas dicen lo que no son las ONG y no ref leja su verdadera nat uraleza. (Caballero, 1999).
La def inición de Barbe (1995) las clasif ica como " asociaciones o grupos, const it uidos de modo
permanent e por part iculares (individuos o colect ivos) de diversos países (mínimo t res), que t ie-
nen objet ivos no lucrat ivos de alcance int ernacional" .