You are on page 1of 3

TITULO : INFERNUS

FECHA : 01/11/2009
TEMA : SD
• AGRADECER
• ORAR
• INTRODUCCION

• INFIERNO/INFERNUS/HADES/SEOL/TARTAROS/GEHENNA
• Tanto que decir del infierno

• La gente no cree en el infierno.
• Es un invento para asustar a los ignorantes.
• Quieren volver a la gente loca.
• Es un Dios sanguinario al mandarnos al infierno.
• Dios es amor por lo tanto no puede haber infierno.

• JESUS HABLO DEL INFIERNO MÁS QUE DE CUALQUIER OTRO
TEMA
• Lo que sabemos del I. es por la descripción de Jesús, nadie más ha hablado
tanto del I. que Jesús.
• DESCRIPCION
• Llanto y desesperación
MATEO 8:12
12
pero los que deberían estar en el reino, serán echados a la oscuridad de afuera. Entonces vendrán el
llanto y la desesperación.
MATEO 13:41
41
El Hijo del hombre mandará a sus ángeles a recoger de su reino a todos los que hacen pecar a otros, y
a los que practican el mal. 42Los echarán en el horno encendido, y vendrán el llanto y la desesperación.
• Fuego y sufrimiento
LUCAS 16:24
23
“Y mientras el rico sufría en el lugar adonde van los muertos, levantó los ojos y vio de lejos a
Abraham, y a Lázaro sentado a su lado.
24
Entonces gritó: ‘¡Padre Abraham, ten lástima de mí! Manda a Lázaro que moje la punta de su dedo en
agua y venga a refrescar mi lengua, porque estoy sufriendo mucho en este fuego.’
• Sin retorno
LUCAS 16:26
26
Aparte de esto, hay un gran abismo entre nosotros y ustedes; de modo que los que quieren pasar de
aquí allá, no pueden, ni de allá tampoco pueden pasar aquí.’
• Fuego eterno
MATEO 18:8
8
“Por eso, si tu mano o tu pie te hacen caer en pecado, córtatelos y échalos lejos de ti; es mejor que
entres en la vida manco o cojo, y no que con tus dos manos y tus dos pies seas arrojado al fuego eterno.
• Castigo eterno
MATEO 26:41
41
“Luego el Rey dirá a los que estén a su izquierda: ‘Apártense de mí, los que merecieron la
condenación; váyanse al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42Pues tuve hambre, y
ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; 43anduve como forastero, y no me
dieron alojamiento; sin ropa, y no me la dieron; estuve enfermo, y en la cárcel, y no vinieron a
visitarme.’ 44Entonces ellos le preguntarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o como
forastero, o falto de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?’ 45El Rey les contestará: ‘Les
aseguro que todo lo que no hicieron por una de estas personas más humildes, tampoco por mí lo
hicieron.’ 46Esos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”

• QUIEN VA AL INFIERNO?
1.- LOS QUE NO RECONOCEN A DIOS.
2 TESALON 1:8
8
Vendrá para castigar a los que no reconocen a Dios ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesús.
9
Estos serán castigados con destrucción eterna, y serán arrojados lejos de la presencia del Señor y de su
gloria y poder.
2.- LOS QUE NO TIENEN SU NOMBRE EN EL LIBRO DE LA VIDA
APOCALIPSIS 20:12
11
Vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado en él. Delante de su presencia desaparecieron
completamente la tierra y el cielo, y no se los volvió a ver por ninguna parte. 12Y vi los muertos,
grandes y pequeños, de pie delante del trono; y fueron abiertos los libros, y también otro libro, que es el
libro de la vida. Los muertos fueron juzgados de acuerdo con sus hechos y con lo que estaba escrito en
aquellos libros. 13El mar entregó sus muertos, y el reino de la muerte entregó los muertos que había en
él; y todos fueron juzgados, cada uno conforme a lo que había hecho. 14Luego el reino de la muerte fue
arrojado al lago de fuego. Este lago de fuego es la muerte segunda, 15y allí fueron arrojados los que no
tenían su nombre escrito en el libro de la vida.
3.- EN GENERAL TODOS LOS QUE PECAN
MATEO 5:29
29
“Así pues, si tu ojo derecho te hace caer en pecado, sácatelo y échalo lejos de ti; es mejor que pierdas
una sola parte de tu cuerpo, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. 30Y si tu mano derecha te
hace caer en pecado, córtatela y échala lejos de ti; es mejor que pierdas una sola parte de tu cuerpo, y
no que todo tu cuerpo vaya a parar al infierno.

• COMO EVITAR EL INFIERNO?
JUAN 5:24
24
“Les aseguro que quien presta atención a lo que yo digo y cree en el que
me envió, tiene vida eterna; y no será condenado, pues ya ha pasado de la
muerte a la vida. 25Les aseguro que viene la hora, y es ahora mismo,
cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oigan,
vivirán.
26
Porque así como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha hecho que
el Hijo tenga vida en sí mismo, 27y le ha dado autoridad para juzgar, por
cuanto que es el Hijo del hombre. 28No se admiren de esto, porque va a
llegar la hora en que todos los muertos oirán su voz 29y saldrán de las
tumbas. Los que hicieron el bien, resucitarán para tener vida; pero los que
hicieron el mal, resucitarán para ser condenados.

• LOS MUERTOS ESPIRITUALMENTE
• Los hombres en condición de muertos y los lleva a la resurrección.
• Es ahora mismo
• En este momento es un acto de Gracia.
• Escuchar la palabra,
• Creer en el padre y en el hijo
• Entonces no habrá condenación.

• Hasta el fin de toda la dispensación de la misericordia.
• los pecadores resucitarán de la muerte a la muerte
• en este otro momento es un acto de justicia.
• Los que hicieron el bien…
• Consiste en creer en el hijo para recibir una nueva naturaleza.
• No son buenas obras como caridad, amor, generosidad.
• Esta nueva naturaleza produce buenas obras.
• Los que hicieron el mal.
• Es decir, rechazar al hijo y aborrecer la luz.
• Cuando uno muere ya no hay oportunidad.
• Ya no hay esperanza.

ROMANOS 8:1
1
Así pues, ahora ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, 2porque la
ley del Espíritu que da vida en Cristo Jesús, te liberó de la ley del pecado y de la muerte.

DANIEL 12:1
1
‘En ese momento aparecerá Miguel, el gran ángel protector que defiende a tu pueblo.
‘Será un momento angustioso,
un momento como no ha habido otro
desde que existen las naciones.
Cuando ese momento llegue,
se salvarán todos los de tu pueblo
que tienen su nombre escrito en el libro.
2
Muchos de los que duermen en la tumba, despertarán:
unos para vivir eternamente,
y otros para la vergüenza y el horror eternos.