You are on page 1of 3

NETIQUETAS

Código de buena conducta en Internet


Es esencial para los usuarios reconocer su responsabilidad respecto del acceso a los servicios y
ordenadores vía Internet. Cada usuario es el último responsable de sus acciones cuando accede a
los servicios disponibles.

Internet o La Red no es una única red de ordenadores. Por el contrario, se compone de miles de
redes individuales que permiten el paso de información a su través. Cada una de estas subredes
utiliza una política y procedimientos particulares, por lo que acciones permitidas en una subred
pueden ser controladas o incluso prohibidas en otras subredes. Es responsabilidad de cada
usuario seguir las normas establecidas en cada subred, la mayoría de las cuales suelen
ser indicadas al comienzo de la comunicación.

El uso de la red (internet) es un privilegio que puede ser temporalmente revocado por una
conducta abusiva. En este sentido existe un especie de "código de buena conducta" que ha de ser
aceptado por los usuarios de Internet.

Este código, llamado Netiqueta en realidad no ha sido impuesto por nadie sino por el sentido
común. Las personas que llevan mucho tiempo navegando por la red han ido asumiendo unas
pautas de comportamiento que facilitan que el uso de la misma sea más fácil, rápido,
satisfactorio y respetuoso. Recordemos que Internet desde el principio se basa en la
"solidaridad informática", según la cual cada uno aporta gratuitamente lo que quiere a la red y
utiliza la información proporcionada por otros. Para que todo esto se pueda conseguir se han
aceptado ciertas normas de comportamiento.

Internet es una gran comunidad de personas, de seres humanos, que sin embargo está
mediatizada por máquinas, ordenadores, móviles y otros dispositivos, que al interconectarse
ponen en contacto a personas. Sin embargo, muchas veces, al entrar a Internet, los usuarios,
ocultos tras sus seudónimos, se olvidan de que están interactuando con personas, y de esta forma
dejan de utilizar ciertas normas respetuosas.

Cada comunidad tiene sus propias reglas culturales, normativas, educativas, reglas que influyen
en el comportamiento de las personas. Cuando un individuo ajeno a una comunidad pretende
integrarse en ella debe conocer previamente esas normas de comportamiento. Internet como
comunidad de personas también tiene ese conjunto de normas sociales, la Netiqueta. Este código
está en continua actualización y ampliación, ya que la Red es una comunidad en continuo
crecimiento y con continuas innovaciones.

Las netiquetas tratan sobre distintos usos de Internet, chat, correo electrónico, foros,
mensajería instantánea, diseño web, etc. Y combaten peligros en la red como el spam, el
engaño, los rumores, etc.

Las asociaciones de usuarios de Internet o internautas también apoyan medidas de


Netiqueta con el fin de hacer de la Red un lugar más amable y seguro. Respecto a la ética es
importante comprender que Internet es una comunidad tan humana como cualquier otra, y debes
respetar tu mismo código ético para otras situaciones sociales.

Cuando trabajamos en red no nos importa tanto que el usuario sea educado y agradable como que
se comporte educada y agradablemente. Esto puede parecer un convencionalismo pero es la
base de cualquier organización de red. Todos podemos tener muchos yoes distintos, muchas
identidades saltando de una red a otra. Las redes se arman y se desarman continuamente, así que
no nos importa en demasía cómo sea la gente, sino cómo se comporta en el espacio virtual que
compartimos.

Cada uno de estos espacios o comunidades desarrolla su propia netiqueta tanto en función de las
particularidades de la forma de comunicación como de la identidad de sus miembros. La netiqueta
es pues el conjunto de normas tácitas que permiten la inclusión en un grupo y su funcionamiento
valioso. Es, pues, necesario conocer las netiquetas para poder vivir en la red, disfrutando y
respetando.
Netiquetas generales
Dado que resulta imposible reproducir aquí el conjunto de normas de buen compartimiento en el
uso de la red, transcribiremos lo que se conoce como "Los diez mandamientos para la ética del
ordenador":

1. No utilizar el ordenador para dañar a otra persona.


2. No interferir en el trabajo de ordenador de otras personas.
3. No entrometerse en los archivos de otras personas.
4. No utilizar el ordenador para robar.
5. No usar el ordenador para dar falso testimonio.
6. No utilizar software por el que no ha pagado.
7. No utilizar recursos de otras personas sin autorización previa.
8. No apropiarse del trabajo intelectual de otras personas.
9. Pensar siempre en las consecuencias sociales de lo que escribe.
10. Utilizar el ordenador siempre con consideración y respeto.

Netiquetas específicas
Además de estos diez mandamientos generales de uso del ordenador en la red, existen una serie
de netiquetas específicas para el desenvolvimiento en los foros:

1. No se lance a intervenir en las discusiones nada más llegar: la prudencia manda observar
en silencio unos días para ver el tono general de los mensajes, así como las meteduras de pata de
otros novatos como usted. Esto se suele denominar lurk, o "acechar", y es una práctica que le
ahorrara más de un momento embarazoso. (También se denomina Lukers, viene de looker, en
tono cariñoso, a los que simplemente ven pasar los mensajes por su pantalla pero nunca
participan.). De la misma manera, cuando sea usted uno de los veteranos o habituales, tenga
paciencia con los novatos y con las personas que cometen alguna equivocación. Trate a
los demás tal como quiere que lo traten... porque, tarde o temprano, podrá usted cometer un
error.

2. Evite las guerras de insultos, descalificaciones personales y todo tipo de agresiones.


La experiencia demuestra que nunca llevan a nada, y resultan muy molestas para el resto del
grupo. Una advertencia: algunas personas se divierten tendiendo trampas y cebos para iniciar una
de estas guerras. No se deje provocar: sólo conseguirá dar una satisfacción al infractor y aburrir al
resto del grupo.

3. No se sienta obligado a responder con un comentario personal a todos y cada uno de


los mensajes. Ni siquiera se sienta tentado. Por desgracia, parece ser que en cada lista de correo
hay una persona que ya lo hace, y responde a cada mensaje con comentarios tipo "ja ja" o "estoy
completamente de acuerdo" (sin aportar nada más). Suelen ser personas que tienen firmas de
siete líneas y citan los mensajes enteros. Internet es más o menos reciente, pero sin duda algún
día habrá sicólogos que estudien este tipo de fenómenos. Entre tanto, no sea usted uno de ellos.
Este tipo de personas acaban siendo bastante molestas para el resto de los receptores de la lista.

4. No cite mensajes completos para responderlos, como máximo un par de líneas. Piense que
su interlocutor sabrá bien lo que el mismo le dijo, no tiene que recordárselo. Cuando cite a otra
persona, borre cualquier cosa que no sea directamente aplicable a su respuesta. Edite lo citado
reduciéndolo a un mínimo, sólo para proveer contexto a la respuesta. A nadie le gusta leer un
mensaje largo tres o cuatro veces.

5. Redacte sus mensajes de manera concisa, e incluya sólo aquellos temas que sean de
interés para el grupo en general. Si tiene que añadir algo que sólo concierna a uno de los
miembros de la lista, es mucho mejor que utilice el correo privado.

6. Procure que sus mensajes tengan un formato agradable a la vista y fácilmente


legible: deje una línea en blanco entre párrafos, no escriba frases excesivamente largas, y relea
los mensajes antes de enviarlos para evitar errores de tecleado y faltas de ortografía.

7. No envíe mensajes completos en mayúsculas, en la comunidad virtual esto se interpreta


como ESTAR GRITANDO. Las mayúsculas se utilizan sólo para resaltar una palabra o idea en
concreto. Escribir líneas y párrafos enteros en mayúscula es de pésima educación.
8. Sea moderado en el uso de los recursos tipográficos (cursivas, negritas, subrayados,
tamaños), piense que son muy útiles cuando se emplean oportunamente, pero pierden dicha
utilidad y resultan cansinos y molestos si se abusa de ellos.

9. Si tiene la desgracia de recibir algún mensaje que pueda resultar insultante o amenazador, por
cualquier motivo, no responda en caliente. Probablemente, si lo piensa bien llegue a la
conclusión de que lo mejor es hacer caso omiso. En caso contrario, contacte con el administrador
de la lista desde la que se ha enviado el mensaje e infórmele para que tome las medidas
oportunas.

10. Sea cortés con los administradores y los moderadores, y colabore siempre que le sea
posible. Tenga en cuenta que son usuarios que han aceptado esa función de manera voluntaria y
desinteresada, y que no perciben remuneración alguna por su trabajo, a veces duro.

Tomado de:
http://comunidad.multiforos.es/viewtopic.php?t=1144&sid=c3fdc807c1e6e161930285bca696d42d
Consultado el 14 de octubre de 2007
Enviado por Evelyn Izquierdo el 20 de marzo de 2008 para su uso en los cursos BaeL.