You are on page 1of 5

Trabajo sobre Ibn Battuta Rihla

Jessica Korder

De 1206 a 1526 se instaura en el norte de India el sultanato de Delhi, que poseía gran poder y un

control eficaz sobre su territorio. Se puede decir que esta época es de paz relativa. Gracias a este

clímax, el hacer viajes se pudo hacer de forma más segura, lo que abrió nuevas rutas de comercio.

Es justamente en medio de este flujo mercantil incesante en el que, supuestamente, Ibn Battuta,

explorador y viajero marroquí inicio una travesía larga con el propósito de visitar la Meca, punto

considerado como uno de los cinco pilares del Islam y por lo tanto motivo de peregrinaje.

Durante esta travesía, Battuta escribe una bitácora o una especie de diario conocido como Ibn

Battuta Rihla, lo que significa “A través del Islam”, en el que describe las diferentes regiones que

visita. Se puede notar que en la parte atribuida a India, este viajero hace una extensa descripción

de las frutas, verduras y platos que se cocinan en esa región. Obviamente, el hombre necesita

comer para sobrevivir, es una de sus necesidades biológicas, pero, ¿puede ser que el acceso a la

comida dentro de un pueblo o civilización tenga repercusiones más allá o aparte de la

sobrevivencia en sí? Se expondrá la importancia de una fuente de alimentación en el desarrollo de

una civilización, para después analizar lo favorable que puede ser para el desarrollo de una

economía y un gobierno.

Primero, hay que recordar que los antepasados del ser humano vivían en tribus nómadas.

Estas se desplazaban de un lugar a otro en busca de comida. Durante ese periodo solo había dos

formas de conseguir alimento, recolectar o cazar, por lo que su trayectoria dependía del clima o

migraciones de animales salvaje. Esta forma de vida siguió siendo utilizada por ciertas tribus

durante un largo tiempo, por ejemplo las de procedencia mongólica, que habitaron las estepas de

Asia central. Su estilo de vida era totalmente nómada por las duras condiciones de vida de la
región. Hay que notar que, debido a la falta de alimentos, los mongoles no pudieron fundar una

civilización en si hasta la llegada de Genghis Kan (1162 D.C. - 1227 D.C.). Entre 10000 A.C. y

35000 A.C. hubo un cambio muy importante, ya que ciertas tribus empezaron a volverse

sedentarias. Debido a la necesidad de alimentos, normalmente se establecían en puntos con

acceso al agua. Este es el caso de una de las primeras civilizaciones en la historia de la

humanidad, la sumeria. Este pueblo se asentó en Mesopotamia alrededor del año 5000 A.C. cerca

de los ríos Tigris y Éufrates. Hay que recordar que el agua es fundamental para un pueblo, puesto

que significa la posibilidad de cultivar, además de, evidentemente, no morir de sed. Por lo tanto

el agua es un punto a considerar cuando se elige la localización de una ciudad, en este caso la

capital de los sumerios, Uruk. Expresa el texto de Battuta que el agua es un pilar importante en el

sultanato, puesto que el rio Sind es el primer tema que toca en cuanto a India se refiere:

“llegamos al río del Sind, conocido por Bany Ab, lo que significa << los cinco ríos >>, uno de los

mayores del mundo”. Hay que recordar que la certidumbre de una fuente de alimento permite una

mayor estabilidad en un pueblo, ya que éste puede crecer en número y hasta alimentar una mano

de obra extra, es decir a esclavos. Este es el caso de los egipcios, quienes después de aprender a

utilizar las crecientes del Nilo, obtuvieron una fuente de alimento impresionante. Esto les

permitió nutrir a una cantidad mayor de personas, a esclavos que fueron necesarios para la

edificación de monumentos importantes como las pirámides construidas entre 2700 A.C. y 2160

A.C. Podemos notar que en el caso de Egipto, las personas atribuían una gran importancia a la

agricultura, esto queda reflejado en el Gran Himno a Aton escrito alrededor de 1360 A.C.: “Que

provoca olas sobre las montañas/ como el Gran Verde/ Para inundar sus campos “. De hecho el

ejemplo de la potencia agrícola de Egipto es tan importante que Battuta compara la del Sultanato

con el superávit egipcio: “Se desborda en el estío y los campesinos de la comarca labran la tierra

luego de la inundación como hacen los egipcios tras el desbordamiento del Nilo”. A comparación
de otras civilizaciones, la gente en el sultanato hallaba comida con facilidad. Battuta hace

referencia a una planta llamada samaj, que crecía de forma silvestre y servía de alimento, muy

nutritivo para los desprovistos de riqueza: “es el sustento de los ascetas, de los que guardan

abstinencia, de los pobres y desgraciados”. El alimentar a la población no era un problema en el

sultanato. Al no tener que preocuparse constantemente por el alimento, nuevas actividades

pueden nacer en el seno de una cultura, por ejemplo el arte, la escritura, las ciencias entre otras.

Esto es de gran interés puesto que conlleva a grandes descubrimientos, progresos que pueden

ayudar a crear armas más potentes, o métodos de cultivo y hasta tiempo para domesticar

animales. Esta idea es expuesta por Jared Diamond en el documental “Guns, Germs and Steel”.

Un ejemplo claro de esta situación son de nuevo los sumerios. Gracias al superávit proveniente

de las tierras fértiles cerca de los ríos antes mencionados pudieron especializarse en otras labores.

Por ejemplo, es sabido que a partir del cuarto milenio A.C. se empezaron a fabricar grandes

cantidades de vasijas en cerámicas, supuestamente producidas en masa por su apariencia austera,

se logró el manejo del bronce y se creó un invento de gran importancia en la guerra: la rueda. Por

último, un elemento fundamental en toda civilización, la aparición de la escritura en forma de

pictogramas. Esto quiere decir que al poseer un superávit alimenticio, un pueblo puede

especializarse en otras actividades que la agricultura. Al desarrollar nuevas armas puede

protegerse y expandirse. Al no estar bajo la presión de una falta de alimentos, el ser humano

puede domesticar animales de gran uso, ya sea como animales de carga o fuente de alimento. Hay

que resaltar que en el texto de Ibn Battuta Rihla, el autor describe la gran actividad burocrática de

la época así como los grandes prestamos que se podían obtener por parte de los comerciantes de

la región: “los comerciantes del Sin y la India comenzaron a dar prestamos” Estas fueron las

actividades que se pudieron desarrollar en India. Esto, sumado con nuevos métodos de cultura
puede provocar que una región tenga más comida que lo que puede consumir abriendo así la

posibilidad de exportar, es decir, de desarrollarse económicamente.

El segundo punto es el comercio de alimentos, que tiene gran importancia debido a que en un

mundo donde el viajar era sumamente peligroso, los alimentos del extranjero eran muy bien

recibidos. De hecho, el sultanato no sólo tenía gran abundancia de alimentos, sino variedad.

Como ya fue mencionado, Battuta hace una descripción de frutas y verduras regionales. Cita el

Mango, el Sakí, el Baki, el Tandu, el Yammun y la naranja dulce, entre otros. Por lo tanto, el

sultanato poseía una variedad interesante para comerciar, mas aun si el gobierno recaudaba

impuestos de esta actividad económica enriqueciéndose y desarrollándose económicamente. Sin

embargo, también ha habido civilizaciones muy prósperas en cuanto a comercio sin

necesariamente tener campos fértiles, Es el caso de los Fenicios, pueblo que era conocido por ser

de gente comerciante. Exportaban materias primas como la madera, así como objetos y piedras de

lujo. Sin embargo este pueblo paso la mayor parte de su historia siendo dominado o controlado

por otra civilización. Esta situación no sólo radica en posibles estrategias políticas para poder

continuar con la vida comercial de esta civilización sin miedo a periodos devastadores de guerra,

sino que va más allá. Hay que recordar que este pueblo no poseía tierras cultivables, por lo

mismo no se habían especializado en la agricultura, así que dependía de la importación de granos

y frutas de otras regiones. En otras palabras, la gran incapacidad que tenían para proporcionarse

por sí mismos sus alimentos, causaba una continua dependencia de otras civilizaciones, lo que a

la larga les impidió crecer como civilización, iniciar guerras (si no hay con qué nutrir a los

soldados no se puede declarar una guerra). Por lo tanto, al poseer una fuente importante de

alimento el sultanato de Delhi no sólo podía exportar sus alimentos y enriquecerse sino que

también podía controlar regiones que dependían de esta comida para subsistir. Obviamente no

tenía que temer por una falta de alimentos en época de guerra o mantener a su ejército.
En conclusión, el desarrollo de una fuente de alimento constante es muy importante para

el desarrollo de una civilización. No sólo es el claro hecho de que se necesitan de alimentos para

nutrir a la población, sino que también a la mano de obra, en aquella época esclavos, que

ayudaron a construir ciudades. En segundo lugar, al poder alimentarse con más facilidad, no es

necesario que un gobierno ponga tanto esfuerzo y trabajo en los campos, esto permite la

especialización en otras labores como la metalurgia, armas que permiten expandirse o evitar ser

invadidos. Asimismo hay que recordar que al poseer más alimentos de los que un pueblo necesita

es posible comerciar. Sabiendo que hay regiones donde el alimento es escaso, esto permite tener

cierto peso en otras civilizaciones y hasta aprovechar para instaurar cierto poder en unas. Además

el poseer fuentes de alimentos evita una dependencia de otros países, por lo tanto un riesgo menor

a ser invadidos y la posibilidad de mantener un ejército de buen tamaño. El sultanato de Delhi

poseía una gran agricultura y una variedad de frutas y verduras importantes. Esto no sólo lo hacía

independiente en cuanto a alimentación sino que también le permitía desviar parte de la mano de

obra en otras actividades. Los productos agrícolas de india también permitieron un comercio

importante con esta región, volviéndola más prospera y también aumentando su poder sobre

regiones que dependía de esta para obtener comida Es decir que el acceso a la comida permite

que un pueblo se especialice, crezca y perdure.