You are on page 1of 5

Publicado en la Revista Adventista (Bs.As., Diciembre, 2002).

MICROCOSMOS DEL FIN
Dr. Alberto R. Treiyer
www.tagnet.org/distinctivemessages
La jornada había sido larga y muy dura. La más grande confrontación de Jesús con los dirigentes religiosos
de la ciudad de Jerusalén uedaba atrás. !l retirarse la gloria divina ue se encontraba velada ya no en una nube"
como en la antig#edad" sino en la carne humana $Juan %&'"%()" la casa de *ios en Jerusalén iba a uedar vacía de
la +resencia celestial $,at -.&./0.'). 1ero al comen2ar a subir +or la ladera de la monta3a de los olivos" los
discí+ulos se dieron vuelta y +udieron contem+lar una ve2 más una escena tan es+ectacular como lo era el
tem+lo de Jerusalén.
4*urante más de cuarenta a3os se habían +rodigado riue2as" trabajo y arte aruitectónico +ara enaltecer los
es+lendores y la grande2a de auel tem+lo. 5erodes el 6rande y hasta el mismo em+erador del mundo
contribuyeron con los tesoros de los judíos y con las riue2as romanas a engrandecer la magnificencia del
hermoso edificio. 7on este objeto habíanse im+ortado de 8oma enormes bloues de +reciado mármol" de
tama3o casi fabuloso9.
%
:o era de e;tra3ar ue aún los discí+ulos" cuyos sue3os se vinculaban a esa ciudad y a
Jesús como su futuro rey" se sintiesen orgullosos de semejantes construcciones.
4<,aestro" mira qué piedras y qué ediicios $,ar %.&% =Luc -%&>& 4adornado de hermosas +iedras y
dones9?)" atinó a decirle uno de ellos. 1ero los sentimientos del @e3or estaban muy lejos de la vanagloria
humana ue tanto agrada a los mortales. 1ara sor+resa de todos" Jesús le res+ondió& 4<ABes estos !randes
ediiciosC :o uedará piedra sobre piedra ue no sea derribadaD9 $,at %.&%0-).
Microcosmos antiguos
Las +alabras tan contrastantes de Jesús sobre el tem+lo de *ios y su ciudad culminaban" en cierta forma +ara
el Esrael antiguo" los tantos anuncios +roféticos ue desde la antiguedad *ios había enviado acerca del 4día del
@e3or9. Fse día de juicio los +rofetas lo antici+aron +ara con las ciudades de sus días" cuyos +ecados llegaban a
un +unto ue rebasaban la +aciencia divina. @us ruinas fueron microcosmos ilustrativos del juicio ue tendría
lugar" en el fin del mundo" en el macrocosmos global y +lanetario" cuando los mismos +ecados ue las habían
causado +asasen a ser la nota tónica del mundo entero.
Fsto entendían también los discí+ulos del @e3or. !l ser testigos de la venida del ,esías +rometido" +ensaban
ue si había todavía un d"a del #e$or +ara volver a destruir Jerusalén" debía ser el mismo día ue traería a Jesús
de los cielos +ara terminar con este mundo de +ecado. 1or eso le +reguntaron" momentos más tarde" 4Acuándo
serán estas cosas" y ué se3al habrá de tu venida" y del fin del mundoC9 $,at -(&.). G cuando más tarde Jesús
ascendió a los cielos" confirmando su +romesa de volver" volvieron a +reguntarle& <A8estituirás el reino a Esrael
en este tiem+oC9 $5ech %&H).
El día del Señor.
AFn ué consistía el 4día del @e3or9" según los antiguos +rofetasC Fn un día amargo" de ira"
-
de angustia"
.
de
castigo" vengan2a" ruina y desolación"
(
de tinieblas y oscuridad"
>
4de !uerra contra las ciudades uertes y las
altas torres9 $@of %&%(0%>I !m >&%/0-J). A*ebía su+onerse" en este conte;to dramático" ue *ios daba
entonces" rienda suelta a ca+richos +ersonales" como es usual entre los hombresC :o. 1ara ue nadie tuviera
%
F. 6. de Khite" %l &onlicto de los #i!los" +. -H.
-
F2 --&-(I Lam -&--.
.
Esa %.&HssI %'&%HI Jer .J&>0LI Joel %&%HI !bd %-0%>.
(
Esa .(&/I H.&(I Jer (H&%JI (L&(I >J&-L0-/.
>
F2e .J&-0..
%
dudas acerca de la justicia de sus castigos" lo vemos convocando a su corte celestial +ara una investigación o
reuisitoria judicial ue +recede a su intervención $6én %/&-JssI @of %&%-I *an L&'0%J).
Fs más" no sólo los ángeles debían enterarse del +roceso ue *ios iniciaba contra la nación se3alada.
Mambién los habitantes de las ciudades ue iban a ser destruídas debían enterarse. 1or esta ra2ón" los mensajeros
ue *ios les enviaba +ara anunciar el castigo" +asaban a actuar" a su ve2" como re+orteros del juicio $Ns L&%0-I
/&%.I '&'I %J&-I %.&%-). G a +esar de tantas advertencias divinas" el día aciago cayó tantas veces en forma
ines+erada sobre los incrédulos" sobre 4los ue re+osan tranuilos sobre sus inmundicias" y +iensan& <el Fterno
ni hará bien ni malD9 $@of %&%-).
AOué es lo ue *ios castigaba en auellos +rototi+os +eue3os del día finalC Fse d"a del %terno" según
Esaías" debía abatir 4la altive' de los ojos del hombre9" y humillar 4la soberbia de los hombres9" +ara ue sólo el
@e3or fuese e;altado $Esa -&%%0%-I %(&%-0%.I Jer >J&-'0.-). *e allí ue la destrucción a+untaba mayormente a
los símbolos de la arro!ancia humana tal como se veían +atentados 4sobre toda torre alta" y sobre toda muralla
ortiicada9 de sus ciudades $Esa -&%>). P7uán vanos resultaban entonces tales escudos humanos detrás de los
cuales +rocuraban +ara+etarse" sin buscar refugio en el único lugar seguro ue *ios ofreceQ $@al -L&>I .%&%'0-.I
.H&L0/I '%).
@iendo ue la fragilidad y temor humanos acerca del futuro inducían a muchos a +ensar sólo en sí mismos a
e;+ensas del +obre" el juicio de tal día a+untaba también a sus 4!randes y (ermosas9 +ro+iedades injustamente
obtenidas.
H
La inmundicia moral e hi+ocresía es+iritual ue se escondía" en tales circunstancias" bajo el barni2
elegante de la abundancia material" tam+oco esca+aban a los ojos de los +rofetas $Esa -&%.0%(I cf. Ns (&%-0%().
:o todo iba a ser tinieblas y desolación" sin embargo" en el d"a del #e$or. !l derramar su juicio sobre las
ciudades malvadas" *ios no olvidó jamás a un remanente fiel al ue salvó $Esa %%&%%ssI %-I .J&-H"-'I Joel
.&%Hss). Mam+oco olvidaría a un resto ue guardase sus mandamientos en el fin del mundo cuando" según el
!+ocali+sis" *ios derramaría sobre toda la tierra" las +lagas ue consumarían su ira $!+oc %-&%LI %(&%-I %>&%I
%HI %L&%(). Fn otras +alabras" tanto en el microcosmos de los +ueblos antiguos como en el macrocosmos
+lanetario de hoy" el día del @e3or fue y sigue siendo un día contrastante" de desgracia +ara el mundo" +ero de
liberación y redención +ara el +ueblo de *ios.
Los juicios microcsmicos antici!an un juicio uni"ersal y #inal.
La Riblia habla de sólo dos juicios universales" el del diluvio ue tuvo lugar hace unos (.JJJ a3os atrás $6en
H0/)" y el del fin del mundo ue tendrá lugar +ronto y +or fuego $- 1ed .&H0L"%J). !+arte de los %-J a3os de
+redicación de :oé" no tenemos mucha información acerca de cómo *ios +revino al mundo antediluviano de la
gran catástrofe ue iba a teber lugar en auel entonces. 7on res+ecto a la segunda tragedia universal ue nos
aguarda" sin embargo" tenemos no sólo el anuncio de los +rofetas" sino también los antici+os en miniatura de los
juicios ue *ios dio en lo +asado. Fn lugar de contem+lar en forma +asiva a los hombres" en es+era de la gran
destrucción final" vemos ue *ios interviene constantemente +ara frenar la maldad" y evitar ue la rebelión
humana alcance visos universales antes del tiem+o se3alado.
1or el hecho de limitar sus juicios" en tales ocasiones" a lugares es+ecíficos" dejando libres otros +ueblos" sus
castigos deben inter+retárselos como misericordiosos. *ebían des+ertar en los hombres el sentido del +eligro
ue corren" y la realidad del juicio ue les es+era. Fsto lo +ercibió el +rofeta cuando reconoció ue" 4cuando hay
juicios9 divinos 4en la tierra" los habitantes del mundo a+renden justicia9 $Esa -H&'). @e llenan otra ve2 las
iglesias" la gente se +regunta muchas cosas" y se vuelve más rece+tiva +ara escuchar el evangelio.
!hora bien" Acuáles son los instrumentos del castigo divinoC A@on siem+re la seuía" las tem+estades y las
+lagasC AEnterviene siem+re él" en forma directaC :o. !l no haber todavía una conflagración general y global
como la ue debía es+erarse +ara el fin del mundo" *ios usa a menudo" +ara castigar las ciudades o+resoras" a
otros +ueblos ue tam+oco lo reconocen" +ero cuyos +ecados no han sobre+asado aún los límites de la
misericordia divina
*e esta forma" el reino de !siria +asó a ser la 4vara9 del 4enojo9 del @e3or" aunue su rey ni siuiera +udo
imaginárselo $Es %J&>0L). Sna ve2 ue tales instrumentos malvados cum+len el designio de !uel ue +one y
uita reyes $*an (&%LI H&-J0-%)" *ios decide castigar igualmente 4la soberbia9 y 4la altive2 de sus ojos9 $Esa
H
4P!y de los ue juntan casa con casa" y a3aden heredad a heredad hasta ue no ueda lugarQ A5abitaréis vosotros solos
en la tierraC $Esa >&/0').
-
%J&%J0%(). 4A@e jacta el hacha ante el ue corta con ellaC A@e ensoberbece la sierra contra el ue la mueveC
P7omo si el bastón levantara al ue lo levantaI como si la vara al2ara a uien no es de maderaQ9 v. %>).
7uando los juicios de *ios se ejecutan a través de instrumentos crueles e inconscientes de cum+lir con la
voluntad divina" la *eidad sim+lemente juega el +a+el de !rbitro de todos los destinos. 8etira su círculo
+rotector de la ciudad condenada +ara dar libre acceso al destructor y enemigo +or e;celencia de @u creación.
!sí también ocurriría en el mundo entero" cuando los vientos de las +asiones humanas dejasen de ser retenidos
+or los cuatro ángeles ue *ios a+ostó sobre los cuatro ángulos de la tierra +ara detener la maldad global" y
demorar su destrucción final $!+oc L&%0.I véase *an L&-).
$E%isten to&a"'a microcosmos &el juicio #inal( en esta )!oca global*
ASn fin del mundo sin la nación de Esrael y sin su tem+loC Fsto no +odía caber en la mente de los discí+ulos.
@iendo ue en lo +asado" el día del Fterno había caído tanto sobre las naciones +aganas como sobre su +ro+io
+ueblo" +ensaron ue la ruina de Jerusalén coincidiría con la destrucción del mundo" confundiendo así el
microcosmos de sus días con el macrocosmos final. 1ero Jesús fue más allá de lo ue ellos +odían entrever a
través de sus +rejuicios nacionales" y con com+asión les me2cló los dos acontecimientos. 7uando sus ojos se
abrieran" +odrían entender ue la cercana destrucción de Jerusalén +or los romanos no iba a ser aún el fin de
todo" sino otro ejem+lo o símbolo de la destrucción del mundo $cf. % 7or %J&H"%%).
7abe hacerse ahora la siguiente +regunta. @iendo ue vivimos en el mundo en el ue se cum+len las se3ales
de re+ercusión universal ue los antiguos +rofetas y a+óstoles" y aún el 5ijo de *ios mismo anunciaron"
A+odríamos es+erar nuevos miniantici+os de la destrucción finalC @í. Jesús los antici+ó al describir en forma
es+ecífica la é+oca del fin. 4Niréis guerras y rumores de guerras9" anunció. 1ero advirtió& 4P7uidadoQ :os os
turbéis" +orue es necesario ue todo esto suceda" +ero a)n no es el in9 $,at -(&H).
Tue en el @. UU ue se dieron las +rimeras dos guerras mundiales ue conoció nuestro mundo" y muchos
creyeron ue se iniciaba el fin mismo" olvidando las +alabras +recisas del @e3or. @e reunieron los ejércitos de las
naciones de nuevo" hace a+enas una década" en torno a Era" y nuevamente comen2aron a circular versiones de
la llegada del !rmagedón" la última batalla del mundo de la ue habla el !+ocali+sis $!+oc %H&%H). 1ero no
debía es+erarse el fin aún. 4@e levantará nación contra nación" y reino contra reino9" continuó diciendo el @e3or.
45abrá +estes" hambres y terremotos en diversos lugares. G todo esto será principio de dolores9" es decir" juicios
antici+ados"
L
de mayor escala ue los ue tuvieron lugar en la antiguedad" +ero no todav"a el in mismo.
Fn tales manifestaciones limitadas de sus juicios" el @e3or busca des+ertar la conciencia de los +ueblos y de
las naciones a la realidad inminente del juicio ue les es+era" en donde ya no habrá más misericordia $!+oc %H).
/
!sí como en la antiguedad" y 4con infalible e;actitud" el Enfinito sigue llevando cuenta con las naciones.
,ientras ofrece su misericordia" y llama al arre+entimiento" esta cuenta +ermanece abiertaI +ero cuando las
cifras llegan a cierta cantidad ue *ios ha fijado" el ministerio de su ira comien'a. La cuenta se cierra. &esa la
paciencia divina. *a misericordia ya no intercede en avor de aquellas naciones9.
'
4!m+lia es la misericordia
ue se e;tiende hacia ellos" con llamados al arre+entimientoI +ero cuando la cul+a de ellos llega a cierto límite
ue *ios ha fijado" entonces la misericordia cesa sus intercesiones, y comien'a el ministerio de la ira9.
%J
L
7uando los juicios divinos son ejecutados +or entidades malignas" a menudo sufren también justos +or +ecadores. !sí"
según una tradición judía" Jeremías murió a+edreado +or anunciar la destrucción de Jerusalén +or los babilonios. *aniel y
sus tres amigos fueron llevados cautivos" junto con otros ue no +erecieron en la destrucción. @e a+lican también a los
inocentes ue sufrirían en tales circunstancias" las siguientes +alabras del @e3or& 4:o temáis a los ue matan el cuer+o" ue
no +ueden matar al alma. !ntes temed a !uel ue +uede destruir el alma y el cuer+o en el infierno9 $,at %J&-/).
/
&#" (J& 4La +rofecía del @alvador referente al juicio ue iba a caer sobre Jerusalén va a tener otro cum+limiento" y la
terrible desolaci+n del primero no ue m,s que un p,lido rele-o de lo que ser, el se!undo. Fn lo ue acaeció a la ciudad
escogida" podemos ver anunciada la condenaci+n de un mundo que rec(a'+ la misericordia de Dios y pisote+ su ley...,
consecuencias de (aber rec(a'ado la autoridad del &ielo... La historia de lo +asado" la interminable serie de alborotos"
conflictos y contiendas" <toda la armadura del guerrero en el tumulto de batalla" y los vestidos revolcados en sangreD $Esa
'&>)" Aué son y ué valen en com+aración con los horrores de auel día" cuando el Fs+íritu de *ios se a+arte del todo de
los im+íos y los deje abandonados a sus fieras +asiones y a merced de la sa3a satánicaC Fntonces el mundo verá" como
nunca los vio" los resultados del gobierno de @atanás9.
'
F. de Khite" Proetas y Reyes" +. -H'.
%J
*e la misma autora" en *P" .%/.
.
La anticipación profética de la destrucción del Centro del Comercio Mundial.
1rácticamente cien a3os antes ue cayesen los edificios más im+onentes del mundo el %% de @e+tiembre del
-JJ% en :ueva GorV" una vidente adventista lo vio y adelantó las ra2ones +or las ue *ios +ermitiría ue tal
desgracia cayese" en un marco euivalente al ue lo habían hecho en la antiguedad los mensajeros de *ios. Lo
suyo no tuvo nada ue ver con :ostradamus ni ningún otro agorero o futurista al ue la gente recurre hoy sin
+oder encontrar nada ue +ueda realmente orientarlos en relación con los sucesos acaecidos.
Mres a3os antes de la destrucción de la ciudad de @an Trancisco +or un terremoto en %'JH" F. de Khite
declaró ue no iba a +asar mucho tiem+o antes ue esa ciudad sufriese los juicios divinos"
%%
y anunció ue se
re+etirían 4en otras +artes las escenas de la calamidad de @an Trancisco... Los juicios ue ya han descendido9"
aclaró" 4son una advertencia" +ero no el in del casti!o ue vendrá sobre las ciudades im+ías9.
%-
Oue habría nuevos microcosmos de resonancia mundial se ve en la siguiente declaración de %'J%. 4Los
deleitables monumentos de la !rande'a de los (ombres se harán polvo aun antes que ven!a la )ltima !ran
destrucci+n sobre el mundo9.
%.
4Fstas or!ullosas estructuras se convertirán en ceni2a9. 4Las costosas
mansiones" maravillas arquitect+nicas" serán destruidas sin previo aviso9 como 4ilustración de cómo" en un
momento" los edificios de la tierra caerán en ruinas9.
%(
4Los hombres continuarán levantando costosos edificios ue valen millones9" fueron sus +alabrasI 4se dará
es+ecial atención a su belle2a aruitectónica y a la firme2a y solide2 con ue son construidos. 1ero el @e3or me
ha hecho saber ue a +esar de su insólita firme2a y su costo2a im+onencia" esos edificios correr,n la misma
suerte del templo de .erusalén9.
%>
Fn otras +alabras" no uedaría en ellos 4+iedra sobre +iedra9.
Fn este res+ecto debemos recordar ue cuando Jerusalén fue destruida" la gente" buscando el oro ue se
derritió +or el fuego y se infiltró en las rendijas" fue moviendo +iedra sobre +iedra ue hubiese uedado"
cum+liendo literalmente lo ue dijo el @e3or. 5ay ahora toneladas de oro se+ultadas en los escombros de esos
edificios de :ueva GorV" y están removiendo también todo" no solo +ara lim+iar el es+acio" sino +ara llegar
hasta esa im+resionante se+ultura.
Fn %'J(" la misma autora volvió a escribir& W@e me hi2o contem+lar una noche los edificios =de :ueva GorV?
ue" piso tras piso, se elevaban (acia el cielo. Fsos inmuebles ue eran la !loria de sus propietarios y
constructores eran !aranti'ados incombustibles. @e elevaban siempre m,s altos y los materiales más costosos
entraban en su construcción. *os propietarios no se pre!untaban c+mo pod"an !loriicar me-or a Dios. %l #e$or
estaba ausente de sus pensamientos. Go +ensaba& Pojalá ue las +ersonas ue em+lean así sus riue2as +udiesen
a+reciar su +roceder como *ios lo a+reciaQ *evantan ediicios ma!n"icos, pero el #oberano del /niverso s+lo
ve locura en sus planes e invenciones. 0o se esuer'an por !loriicar a Dios con todas las facultades de su
cora2ón y de su es+íritu. @e han olvidado de esto" ue es el +rimer deber del hombre.
,ientras ue esas altas construcciones se levantaban" sus +ro+ietarios se re!oci-aban con or!ullo, por tener
suiciente dinero para satisacer sus ambiciones y e1itar la envidia de sus vecinos. /na !ran parte del dinero así
em+leado (ab"a sido obtenido in-ustamente, e1plotando al pobre. 2lvidaban que en el cielo toda transacci+n
comercial es anotada, que todo acto in-usto y todo ne!ocio raudulento son re!istrados. %l tiempo vendr,
cuando los (ombres lle!ar,n en el raude y la insolencia a un punto que el #e$or no les permitir, sobrepasar y
entonces aprender,n que la paciencia de .e(ov, tiene l"mite.
4La siguiente escena ue +asó delante de mí fué una alarma de incendio. *os (ombres miraban a esos altos
ediicios" ue ju2gaban incombustibles" y dec"an 34est,n peectamente se!urosW =muchos murieron +orue los
instaron a volver a subir diciendo ue los edificios estaban seguros?, pero esos ediicios ueron consumidos
como sustancia resinosa. *as bombas contra incendio no pudieron impedir su destrucci+n. *os bomberos no
pod"an (acer uncionar sus m,quinas. ,e fué dicho ue cuando llegue el día del @e3or si no ocurre algún
cambio en el cora2ón de ciertos (ombres or!ullosos llenos de ambici+n" ellos com+robarán ue la mano otrora
+oderosa +ara salvar" lo será igualmente +ara destruir. :inguna fuer2a terrenal +uede sujetar la mano de *ios.
%%
F. 6. de Khite" %ventos de los 5ltimos D"as" %%L.
%-
6bid" %%/.
%.
6bid" %%>. Ssando la misma e;+resión" los diarios describieron los atentados contra las dos torres gemelas de :ueva
GorV. Béase 7larín" %L de octubre& 4Fl ícono má;imo del ca+italismo mundial" reducido a polvo9.
%(
6bid.
%>
6bid.
(
:o hay materiales ca+aces de +reservar de la ruina a un edificio cuando llegue el tiem+o fijado +or *ios +ara
casti!ar el desconocimiento de sus leyes y el e!o"smo de los ambiciososW.
%H
Fn %'JH" F. de Khite volvió a tener otra visión de terror" +ero en donde no se le indicó el nombre de la
ciudad a la ue fue llevada. A@e habrá debido esto a la desatinada reacción de algunos +redicadores ue" luego
de su descri+ción acerca de :ueva GorV" comen2aron a decir ue esa ciudad iba a ser destruída +or un
maremoto" tergiversando así sus declaracionesC
%L
5oy" casi %JJ a3os des+ués" asombra ver la similitud de esa
otra visión con lo ue ocurrió realmente en la destrucción del 7entro del 7omercio ,undial.
4Fstaba en una ciudad sin saber cuál" y escuché una e;+resión tras otra. ,e levanté rá+idamente de la cama"
y ví desde mi ventana !randes bolas de ue!o. *e ellas sal"an c(ispas, en la orma de dardos" y los ediicios
estaban siendo consumidos. %n muy pocos minutos el bloque entero de ediicios estaba cayendo" y los gritos y
gemidos de lamento llegaban distintamente a mis oídos. 6rité" estando levantada" +ara saber ué +asaba" Adónde
estoyC" y Adónde está nuestra familiaC Fntonces des+erté. 1ero no +odía contar dónde estaba" +orue estaba en
otro lugar fuera de mi hogar9 $%% ,8" '%/).
Re#le%iones ine"itables.
Los diarios se han referido a las dos torres gemelas ue cayeron junto con otros edificios inmensos como un
símbolo del 4+oder humano9" del 4+oder económico9" ue fue abatido. @e dio en medio del centro económico
mundial" y afectó tremendamente los mercados mundiales.
%/
La ciudad de :ueva GorV" según todos admiten" no
será nunca más la misma. !unue destruida +or manos +erversas y asesinas" nadie ue crea realmente en *ios
+uede dejar de +reguntarse sobre la ra2ón +or la ue *ios +ermitió tal acto de barbarie.
,ás de %JJ.JJJ homose;uales desfilan +or :ueva GorV todos los a3os. (.(.JJJ mueren anualmente en los
FF.SS solamente +or el cigarrillo $%.-JJ +or día)" sin ue se tomen medidas adecuadas +ara evitarlo. 7ientos de
miles más mueren +or miseria económica en el resto del mundo" mientras ue +ocos hombres dis+onen de la
mayor riue2a acumulada del +laneta y viven en la abudancia y des+ilfarro. A5abría *ios de mantener
indefinidamente su +rotección sobre un estado de violencia y rebelión tan grandes como la ue se dan en esa
4ca+ital economica del mundo9C
Llama la atención también ue en esa misma ciudad" a+enas un a3o antes" los má;imos re+resentantes de
todos los +aíses del mundo se dieron cita +or +rimera ve2 en tal magnitud. %>J +residentes de los +rinci+ales
+aíses del mundo +osaron +ara una foto" +regonando la +a2" uno de los objetivos +rimordiales de las :aciones
Snidas. 7on el mismo fin" se estableció un organismo ue se reunió también" a+enas una semana antes también
en :ueva GorV" rotulado 48eligiones Snidas9. Modos hablan y +arecen uerer la +a2 mundial. @e auguraba un
nuevo milenio ue" P+or finQ" gracias a los avances de la civili2ación y la globali2ación" iba a ser de +a2. 1ero en
lugar de +a2 rea+arece" re+entinamente" el flagelo de la guerra y de la destrucción.
A:o será este el momento al ue se refirió el a+óstol 1ablo" acerca del fin del mundo" cuando todo lo ue
ocurriese tendría una dimensión universalC !unue todavía no es el fin" Auién +uede negar ue sea el +reludio
de los eventos finalesC 41orue vosotros sabéis bien9" declaró el a+óstol" 4ue el día del @e3or vendrá como un
ladrón en la noche. &uando di!an3 78Pa' y se!uridad9:, entonces vendr, sobre ellos repentina destrucci+n"
como los dolores a la mujer encinta" y no esca+arán. 1ero vosotros" hermanos" no estáis en tinieblas" +ara ue
auel día os sor+renda como un ladrón... 1or tanto" no durmamos como los demás" sino vigilemos y seamos
sobrios... 1orue no nos ha +uesto *ios +ara ira" sino +ara alcan2ar salvación +or medio de nuestro @e3or
Jesucristo9 $% Mes >&-0').
4! causa del aumento de la maldad9" dijo Jesús en esa tarde de anuncios +roféticos a sus discí+ulos
asombrados" 4el amor de muchos se enfriará9 $,at -(&%-). 4Fn la tierra las naciones estarán en angustia"
+er+lejas... Los hombres desfallecerán +or el temor y la ansiedad de lo ue vendrá sobre la tierra9 $Luc -%&->0
-H). 1ero vosotros" 4cuando estas cosas em+iecen a suceder" cobrad ánimo" y levantad vuestra cabe2a" +orue
vuestra redención está cerca9 $v. -/).
%H
.;" -/J0%.
%L
7arta %LH" %'J..
%/
Clarín, 21 de Octubre, 2001: WFstá en juego nuestro futuro económico. !tacando dos grandes símbolos del
mundo financiero" como las Morres 6emelas" los terroristas han intentado golpear nuestra confianza en el sistema
económico mundial...W.
>